jueves, 3 de septiembre de 2020

Corte del Sur de la Florida autoriza participación de co-abogado en el proceso contra Carmelo Urdaneta Aquí

Por Maibort Petit

   El 31 de agosto de 2020, Victoria R. Morris de la firma de abogados Kobre & Kim LLP, solicitó a la Corte del Distrito Sur de la Florida dictar una orden que permita a Robin William Allen George Rathmell, comparecer ante dicho tribunal en nombre del demandado, Carmelo Urdaneta Aquí, para todos los fines relacionados con los procedimientos al caso Nº 1:18-cr-20685-KMW donde se le acusa de delitos de corrupción y lavado de dinero.

   Carmelo Urdaneta Aquí es acusado de formar parte de una trama en la que participaron: Francisco Guruceaga, José Vicente Amparan Croquer alias "Chente", Abraham Edgardo Ortega, Gustavo Adolfo Hernández Frieri, Hugo Andre Ramalho Gois, Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara y Mario Enrique Bonilla Vallera. En este caso también son señalados Raúl Gorrín y los hijos de Cilia Flores.

   Los abogados de Urdaneta Aquí hicieron la solicitud, sustentándose en la Regla Local 4 (b) de las Reglas Especiales que Rigen la Admisión y el Ejercicio de los Abogados del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, la solicitante propuso la admisión pro hac vice de Robin William Allen George Rathmell, con el propósito de comparecer como co-abogado en nombre del demandado.

  Se expuso que Robin William Allen George Rathmell no está autorizado para ejercer en el Distrito Sur de Florida, es miembro acreditado de los colegios de abogados de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Noveno Circuito y de las Cortes de Distrito de los Estados Unidos para el Sur y Distritos del este de Nueva York. Ha sido admitido como consultor legal especial en el Distrito de Columbia.

 A su vez, Victoria R. Morris, es miembro acreditado del Colegio de Abogados de Florida y del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, mantiene una oficina en dicha entidad para el ejercicio de la abogacía y está autorizada a presentar su solicitud a través del sistema de archivo electrónico del Tribunal. Movant consiente en ser designado como miembro del Colegio de Abogados de Tribunal del Distrito Sur de la Florida con quien la corte y la representación legal contraria, pueden comunicarse con respecto a la conducción del caso.

  El juez del Distrito Sur de Florida, Kathleem M. Williams, otorgó la Moción de Comparecencia que permite a Robin William Allen George Rathmell, comparecer y participar en el proceso en nombre del demandado Carmelo Urdaneta Aquí.

  

Lo que puede revelar Carmelo Urdaneta Aquí en corte de la Florida sobre la corrupción en PDVSA

 Se cree que el ex-asesor legal de la estatal petrolera, podría suministrar valiosa información sobre el círculo de Nicolás Maduro.

Por Maibort Petit

  Desde su llegada territorio de los Estados Unidos, la expectativa se incrementa día a día ante las posibles revelaciones que el ex-asesor legal de Petróleos de Venezuela S.A., Carmelo Urdaneta Aquí, pudiera hacer acerca de los niveles de corrupción imperantes en la petrolera estatal venezolana. Por lo pronto, el exfuncionario del Ministerio de Energía y Petróleo habría comenzado a dar detalles sobre el refinado esquema de lavado de dinero que permitió esquilmar más de USD 1.200 millones a PDVSA.

  El fraude fue descubierto gracias a una investigación encubierta desarrollada por la Fuerza de Tarea de Delincuencia Organizada y Control de Drogas (OCDETF), la cual se conoció como “Money Flight” a partir de la información suministrada por una Fuente Confidencial (CS, por las siglas en inglés de Confidential Source), quien, en 2016, le dijo a las autoridades de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional en Miami (HSI) que operadores financieros venezolanos lo contactaron con la intención de lavar USD 78 millones provenientes de operaciones irregulares cometidas a la luz del sistema de control cambiario que rige en Venezuela con PDVSA como instrumento de legitimación. La operación se realizaría entre la petrolera y una firma de maletín, Rantor Capital.

  Los protagonistas de la trama, conocido como los “bolichicos”, jóvenes hechos millonarios a través de negociaciones fraudulentas llevadas a cabo en connivencia con funcionarios del chavismo, terminaron legitimando USD 1.200 millones de los cuales una parte se convertiría en sobornos a los funcionarios de PDVSA que facilitaban los contratos.

  Desde entonces, quien suministró los datos de la operación, se convirtió en CS y continuó aportando información a las autoridades estadounidenses.

  Urdaneta Aquí huyó de Venezuela hace pocos días a territorio colombiano, donde agentes federales estadounidenses lo recibieron en la frontera y lo llevaron a Florida, donde enfrentará los cargos de que se le acusa en el Corte del Distrito Sur.

 Se espera que Urdaneta podría suministrar valiosa información a los fiscales estadounidenses con relación al círculo de Nicolás Maduro y los empresarios que se han enriquecido gracias a la corrupción imperante en Venezuela.

Los actores del fraude

  Aunque en esta entrega nos concentraremos en las actividades de Carmelo Urdaneta Aquí, debemos suministrar informar quiénes lo acompañaron en sus negocios irregulares.

  Así tenemos que, aparte del ex asesor legal del Ministerio de Petróleo y Minería, Carmelo Urdaneta Aquí, participaron en la trama el venezolano Francisco Convit Guruceaga, quien actuaba con el Conspirador 2.

  José Vicente Amparan Croquer, alias "Chente", es blanqueador de dinero venezolano que estaba asociado con los Conspiradores 5 y 6, así como con la “Compañía europea 1” en España, una entidad de blanqueo de capitales que opera bajo el camuflaje de una firma de inversión inmobiliaria. Amparan Croquer igualmente está relacionado con la "Institución Financiera Europea 1", ubicada en Malta, firma de inversión privada usada para lavar dinero.

  Luego tenemos a Abraham Edgardo Ortega, venezolano y exdirector ejecutivo de Finanzas de PDVSA.

  Otro involucrado es Gustavo Adolfo Hernández Frieri, colombiano naturalizado estadounidense, un lavador de dinero profesional que utiliza sus firmas financieras, Global Security Advisors (GSA) y Global Strategic Investments, en Miami, para lavar dinero con inversiones de fondos mutuos falsos.

  Hugo Andre Ramalho Gois, un blanqueador de dinero portugués asociado con Amparan Croquer.

  12. Matthías Krull, banquero alemán y residente panameño, representante de un gran banco suizo, especializado en clientes venezolanos. Actuaba asociado con Conspirador 7 y otros que, además, gestionaba las actividades "bancarias" de numerosos funcionarios y cleptócratas venezolanos.

   Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara, uruguayo que integra un grupo propietario de al menos un banco estadounidense que facilita el lavado de dinero y está asociado con Gustavo Adolfo Hernández Frieri.

  Los Conspiradores, identificados del 1 al 9, son algunos de los miembros adicionales de la trama que no fueron acusados y entre los que se incluyen exfuncionarios de PDVSA, socios de Convit Gurruceaga y lavadores de dinero profesionales de terceros.

Los Funcionarios Venezolanos, identificados del 1 al 3, son funcionarios extranjeros.

Un sistema corrupto que permite el fraude

  A través de la declaración jurada, presentada el 23 de julio de 2018 por el Agente Especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, Homeland Security Investigations), Georges F. Fernández, ante la Corte del Distrito Sur de Florida con relación al caso Nº 10-MJ-03119-Torres en el que los Estados Unidos de América demandan a Francisco Guruceaga y otros, se conoce cuál fue la participación de Urdaneta Urdaneta en la supuesta operación de lavado de dinero.

    Los hechos narrados por Fernández acerca de la investigación desarrollada por HSI, se estableció que existe una causa probable de que los demandados hayan conspirado para lavar instrumentos monetarios, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h), y hayan realizado viajes y utilizado instalaciones de comercio interestatal y extranjero para promover actividades de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1952.

   En específico, la declaración de Fernández se emitió en apoyo de una denuncia penal en la que se acusa a Carmelo Urdaneta Aquí, a Francisco Guruceaga, a José Vicente Amparan Croquer alias "Chente", a Abraham Edgardo Ortega, a Gustavo Adolfo Hernández Frieri, a Hugo Andre Ramalho Gois, a Matthias Krull, a Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara, de la comisión de los citados delitos.

   En principio se explica cómo el sistema de control de cambio que rige en Venezuela se convirtió en una fuente de irregularidades, toda vez que el diferencial entre la tasa fija y la real es tan extremadamente grande, que permite el fraude y el abuso. Se indica, en este sentido, que las estimaciones para la época ubicaban el fraude cambiario en unos USD 20.000 millones de bolívares anuales.

  Luego de una serie de consideraciones acerca del sistema venezolano, el papel de PDVSA en los fraudes y el alto nivel corrupción existentes en el país, se especifica que el caso en cuestión inició en diciembre de 2014, cuando el esquema de cambio de moneda permitió desfalcar alrededor de USD 600 millones de PDVSA, provenientes del soborno y el fraude. Los demandados procuraron a CS para lavar una parte de dichos fondos. Posteriormente, en mayo de 2015, la conspiración se había duplicado, es decir, alcanzaba los USD 1.200 millones desfalcados de PDVSA.

   Los hechos de la conspiración establecidos a continuación están evidenciados por comunicaciones y documentos electrónicos, registros gubernamentales, registros financieros, grabaciones de conversaciones telefónicas y reuniones en persona y declaraciones de CS.Convit & Urdaneta se acercan a la CS.

El papel de Urdaneta Aquí en la trama

  El documento de la corte refiere que la conspiración establecidos está evidenciada con comunicaciones y documentos electrónicos, registros gubernamentales y financieros, grabaciones de conversaciones telefónicas y reuniones en persona y declaraciones de CS con los demandados.

  Así, se conoció que, en 2014, Carmelo Urdaneta Aquí y Francisco Convit Gurruceaga establecieron contacto con CS para ofertarle USD 100 millones a un tipo de cambio favorable de bolívares y sin que la Fuente Confidencial tuviera que afrontar los bolívares, propuesta que aceptó en razón de que tenía clientes en Venezuela a quienes vender los dólares. Por negocios anteriores, CS sabía que los dólares provenían de contratos de intercambio con PDVSA.

  En enero de 2015, Convit, Urdaneta y CS continuaron discutiendo los términos de la operación a través de chats de BlackBerry Messenger (BBM). El primero retrasó la entrega del contrato de divisas a CS, lo cual no le preocupó porque los fondos provenían de una empresa regulada de gestión de activos, "Institución Financiera Europea 1", que la CS podría explicar banco receptor la negociación.

  La Fuente Confidencial instruyó a Convit Gurruceaga que transfiriera los fondos de la Institución Financiera Europea 1 a una cuenta perteneciente a un fideicomiso, del cual la CS era el beneficiario final. Para el 12 de febrero de 2015, CS había recibido aproximadamente 78,8 millones de euros en el citado fideicomiso en cuatro transferencias bancarias separadas a partir del 14 de enero de 2015.

  El 6 de febrero de 2015, CS le pidió con carácter urgente el contrato de divisas entre él y la Institución Financiera Europea 1, a objeto de presentarla ante el departamento de cumplimiento del banco. Convit le remitió un contrato falso entre una empresa fantasma de Hong Kong, Eaton Global Services Limited, y el fideicomiso de CS, con una firma falsificada en nombre del fideicomisario. El negocio de la empresa fantasma era la concesión de préstamos a PDVSA.

  Cuando el 9 de febrero de 2015, CS dijo que no podía usar el contrato falso, Convit y Urdaneta le aseguraron que dicho contrato no había sido utilizado ni entregado a ningún banco. La Fuente Confidencial pidió los contratos de intercambio subyacentes originales y quedaron que Urdaneta le entregaría en Venezuela las copias físicas que poseía. Para ese momento Urdaneta Aquí explicó que los había obtenido de “Conspirador 1”, un exfuncionario de PDVSA.


Toda esta documentación la proporcionó CS a las autoridades de HSI-Miami y revelan el origen de los fondos de PDVSA y la naturaleza del esquema.


Para el mes de abril de 2015, la Fuente Confidencial comenzó a hacer pagos en efectivo en Venezuela en la dirección de Carmelo Urdaneta Aquí y Conspirador 1, así como Oficial Venezolano 1 que totalizaron USD 1 millón.  En total, CS realizó transacciones por 15 millones de euros durante el verano de 2015, incluidas varias transacciones electrónicas en dólares bajo la dirección de los demandados. Esto ocurrió hasta que CS se negó a realizar más pagos. Convit y Urdaneta presionaron y, en noviembre de 2015, convocaron a una reunión en la oficina de Francisco Convit en Venezuela en la que también participó José Vicente Amparan Croquer. La reunión se llevó a cabo con tono amenazante de Convit quien, incluso, tenía una pistola sobre la mesa y un pastor alemán con un collar de choque al lado, sobre el que dijo que no siempre lo podía controlar.


Amparan informó a CS que el contrato de empresa conjunta falso se había entregado a los bancos de la Institución Financiera Europea 1 en Canadá y Malta, por lo que era imposible reemplazarlo por un contrato simple de forex y que se necesitaban contratos falsos adicionales. CS solicitó devolver los fondos de PDVSA y revertir las transacciones, pero le dijeron que eso era imposible.


Desde febrero de 2016, la Fuente Confidencial comenzó a grabar las conversaciones con los demandados y otros conspiradores.


De esto modo quedó evidenciado que CS trabó en Carmelo Urdaneta Aquí, Abraham Edgardo Ortega y Conspirador 1 para contabilizar y distribuir los fondos de PDVSA para ellos mismos y otros y, además, que Amparan fue suministró los contratos falsos adicionales necesarios para la operación.


Una de estas grabaciones, registrada el 19 de febrero de 2016, cuando CS se quejó por no haber recibido los documentos adicionales de Amparan, Carmelo Urdaneta se comprometió a “fastidiar” a Convit, a Amparan y a Conspirador 1, sobre los contratos. Urdaneta Aquí dijo que estaban siendo “golpeados” por la “asamblea” en referencia a funcionarios venezolanos corruptos.


El registro de otra reunión que tuvo lugar el 7 de marzo de 2016 entre Carmelo Urdaneta Aquí y la Fuente Confidencial se hablo del recibo y gasto de los fondos de PDVSA hasta la fecha, a saber, más de USD 78 millones. Se estableció cuánto pertenecía a Conspirador 1 (USD 14.540.725) y otros gastos, incluidos los pagos al Funcionario Venezolano, quien había autorizado el contrato de préstamo subyacente de PDVSA. Urdaneta estuvo de acuerdo y, seguidamente discutieron el plan de Amparan para hacer nuevos contratos falsos que justificaran la transacción. Urdaneta Aquí estaba preocupado de que se dejaran rastros de las cuentas. A esta reunión se unió Conspirador 1 y revisó con Carmelo Urdaneta una hoja de cálculo con los pagos y gastos en efectivo creados por CS.


Otra reunión habida el 9 de marzo de 2016, sirvió para que Urdaneta Aquí y Amparan ejecutaran el plan para reemplazar el falso acuerdo de empresa conjunta con nuevos documentos.


Un apartamento como instrumento de lavado


El registro de una llamada ocurrida el 12 de mayo de 2016 entre CS y Carmelo Urdaneta Aquí, se conversó un encuentro previo de la Fuente Confidencial con Amparan en la que pautaron el plan de lavado de bonos en mora.


Urdaneta hizo referencia a la compra de un costoso apartamento en Miami por el cual ya había pagado un importante depósito y cuya negociación, por presión del desarrollador, debía cerrarse en 60 días. Urdaneta acordó enviar a CS la notificación del desarrollador.


Después, Urdaneta Aquí remitió a CS una imagen de un correo electrónico del 10 de mayo de 2016 del desarrollador de Porsche Design Tower en Miami, informándole del próximo cierre de la unidad. Dado que en el correo electrónico se advertía de que tomar el título de una empresa o fideicomiso podía generar requisitos de informes del FinCEN, algo que preocupaba a Urdaneta Aquí. Discutió formas de minimizar el riesgo y sugirió formar una nueva empresa con su esposa como beneficiaria final.


Otra llamada grabada con Carmelo Urdaneta el 17 de mayo de 2016, este discutió la transferencia del condominio de Miami con la equidad del pago inicial de Urdaneta a Amparan como una tarifa por los servicios de lavado de este último. Amparan y CS discutieron usar el condominio de Miami como tarifa y seguir adelante con el plan de lavado de bonos en incumplimiento.


Este apartamento, valorado en USD 8 millones, fue confiscado por las autoridades de Estados Unidos en 2018[1].


Los bonos


Un chat de BBM del 21 de noviembre de 2016, refiere que José Vicente Amparan Croquer informó los detalles de una compra fraudulenta adicional de bonos para lavar los fondos de PDVSA de Carmelo Urdaneta, lo cual se llevaría a cabo a través de un corredor de bolsa del Reino Unido, que vendrí a ser la "Institución Financiera Europea 2".


El registro de una reunión el 1 de marzo de 2017, refiere que CS se reunió con Carmelo Urdaneta, José Vicenete Amaparan Croquer, los conspiradores 5 y 10, y Hugo Andre Ramalho Gois, en las oficinas de la Compañía Europea 1 en Madrid, España. Antes de la reunión, Urdaneta advirtió a CS que no debería preocuparse por el falso contratista de empresas conjuntas sino por los Estados Unidos. Con esta reunión, Urdaneta Aquí quería tranquilizar a CS sobre la participación de Amparan Croquer.


El 26 de abril de 2017, Gois y de Urdaneta Aquí, compró una U.K. GILT de 5 millones de libras. El 20 de junio de 2017, el CS, a solicitud del Gois, ordenó a su banco que "entregara gratuitamente" el GILT a una cuenta abierta para el CS en la Institución Financiera Europea 2, en la cual la Fuente Confidencial supervisaría una operación de cambio del GILT por un bono sin valor por separado, de modo que los fondos pudieran finalmente transferirse y ocultarse para Carmelo Urdaneta. Luego siguieron discutiendo el movimiento de los fondos de PDVSA de Carmelo Urdaneta hasta 2018.


 


 



[1] Efecto Cocuyo. “Un apartamento en la torre Porsche, entre los bienes incautados en la Operación Fuga de Dinero”. 20 de agosto de 2018. https://efectococuyo.com/politica/un-apartamento-en-la-torre-porsche-entre-los-bienes-incautados-en-la-operacion-fuga-de-dinero/


ÁLEX SAAB SE EQUIVOCÓ: ACUSÓ AL IMPERIO DE "TORTURARLO" SIN EVIDENCIAS

NO SÓLO SON MISILES: LO QUE HAY DETRÁS DE LOS PLANES DE IRÁN

EL INDIGNANTE USO DE LOS "INDULTOS "... Y LAS RENUNCIAS A VOLUNTAD POPULAR

CITGO anunció la jubilación (renuncia) de su controlador corporativo

Por Maibort Petit

 CITGO Petroleum Corporation anunció que Barry Treas, controlador corporativo, se jubilará y que Bob Shoemaker, actual Gerente de Presupuestos y Análisis de Desempeño, lo sustituirá a partir del 30 de septiembre de 2020. Desde 2018, tres funcionarios han ocupado ese cargo primordial para la transparencia de la gestión de la filial de PDVSA en Estados Unidos.

  Barry Treas fue designado en el puesto en 2019, para sustituir a Theresa Mitchells que ocupaba dicha posición desde 2018. Una fuente interna de CITGO advirtió a Venezuela Política que "Ninguno de los tres ejecutivos tiene la certificación requerida para el cargo que es "Certified Public Accountant" (CPA)". No obstante, otra fuente cercana a la directiva de corporación informó que "de acuerdo a la interpretación formal, esta certificación no es obligante, para ocupar el caso".

 Agrega la misma fuente que "El Señor Shoemaker posee una amplísima experiencia profesional y académica que lo respalda, lo cual puede verificarse en su perfil de LinkedIn".

Un cargo clave

  La posición de controlador corporativo es clave porque sus experticias permite descubrir los hechos de corrupción en la corporación, que a su vez pueden llevar al bloqueo de empresas proveedoras que no cumplan con los requisitos legale ni las normas internas de CITGO. El fiel cumplimiento de esta función por un profesional capaz, evita que se produzcan procesos ilícitos de licitaciones, facturaciones con sobreprecios, pagos duplicados, facturación de empresas fantasmas, uso de compañías de maletín o para firmas que buscan esconder a los beneficiarios reales.

  Un controlador corporativo profesional y apto para el cargo, está obligado a revisar y verificar los controles preventivos, incluyendo los controles para el proceso de identificacion y verificacion de proveedores (vendor due diligence) y bloqueo de entidades que pertenezcan a miembros de organizaciones criminales y que se otorguen contratos a delincuentes.

  Los controladores corporativos deberían detectar y reportar ante la junta directiva y el Departamento legal de CITGO, las transacciones fraudulentas, los pagos ilegales autorizados por funcionarios corruptos, incluyendo los de contratistas y abogados en EE. UU. y fuera del país que hayan violado las leyes de transparencia y las normas de la empresa.

  Igualmente, los profesionales preparados para cumplir con esta función pueden reportar falsos estados financieros, utilidades ficticias para lograr beneficios a los funcionarios de turno, y evitar que la corporación viole por esas vía las leyes federales de los Estados Unidos y que se efectúe un desfalco contra los accionistas  de CITGO, que es el pueblo de Venezuela.

  Theresa Mitchels, (empleada de confianza de Gustavo Cárdenas), fue removida del puesto en febrero de 2019, cuando asumió el control de CITGO la junta directiva designada por Juan Guaidó. Desde ese momento, se designó en el cargo a Barry Treas, "por recomendación de Rick Esser y Curtis Rowe", según informaron a Venezuela Política fuentes internas de la corporación.

  "Barry Treas trabajó por más de una década en Departamento de Informática de CITGO", y de acuerdo a varias fuentes internas "Treas no tenía la experiencia ni experticia técnica contable para ocupar la posición de controlador corporativo por lo cual renunció".

  De acuerdo a las mismas fuentes consultadas, "Bob Showmaker, no tiene un certificado (CPA) (Por sus siglas en inglés Certified Public Accountant).

  En un comunicado de CITGO, se señala que "Shoemaker se unió a CITGO en 1999 y ha ocupado varios puestos de creciente responsabilidad desde entonces, incluido el de Gerente de Arquitectura de Sistemas Financieros, Gerente de Análisis Financiero y Comercial, y su función actual como Gerente de Presupuestos y Análisis de Desempeño. Bob tiene una licenciatura en contabilidad de la University of Central Missouri y una maestría en administración de empresas de la Pennsylvania State University".




 


miércoles, 2 de septiembre de 2020

Tres posibles móviles del sicariato del contratista de PDVSA, Leonardo Santilli

 La camioneta en la se encontraba Santilli estaba blindada en todas las puertas, con excepción del techo que fue por donde entraron los ocho tiros que acabaron con su vida.

Por Maibort Petit

   Hasta este miércoles se manejan tres móviles del asesinato por encargo del contratista de PDVSA que fue acusado de delitos de lavado de dinero por el gobierno de Estados Unidos, Leonardo Santilli, ocurriendo este martes 1 de septiembre en Lecherías, estado Anzoátegui. 

  Fuentes vinculadas al caso informaron a Venezuela Política que hasta el momento se manejan las siguientes hipótesis:

1) El occiso tenía bajo su nombre y control un monto de dinero que pertenecía a un grupo de exfuncionarios de Petróleos Venezuela,  encabezados por Pedro León. Había una enorme presión sobre Santilli para que regresara los fondos que, al parecer, son los que fueron congelados por el gobierno de los Estados Unidos.

2) Santilli formaba parte de una sociedad que posee una mina de oro en el Callao, y un grupo de delincuentes que ejercen control en la zona estaba extorsionando a los asociados para que pagaran una vacuna.

3) Había sido amenazado por sus socios porque se habían enterado que estaba en proceso de negociación con las autoridades de los Estados Unidos para entregar información que comprometía a otros miembros que participaron en el esquema de corrupción que es acusado ante la Corte del Distrito Sur de la Florida.

  El excontratista se transportaba en una camioneta blindada en las puertas con excepción del techo, que fue justamente por donde entraron los 8 disparos que pusieron fin de a su vida. Los asesinos conocían las condiciones del vehículo.

 Santilli era natural de Maracaibo, estado Zulia, casado y con tres hijas.

El caso de lavado de dinero en EE. UU.

    Leonardo Santilli, un ciudadano italo-venezolano, habría participado en un esquema de lavado de dinero proveniente de contratos con sobreprecio de Petróleos de Venezuela y sus subsidiarias, de acuerdo a los documentos federales de la Corte del Distrito Sur de la Florida.

  Santilli es acusado de tres cargos: 1) Conspiración para cometer delitos de lavado de dinero; 2) Instrumentos para lavado de dinero y transacciones monetarias ilegales cometidas entre los años 2014 hasta 2017.

  En la acusación, aparece un declaración del agente de investigación del Homeland Security Investigation  (HSI) Shauna L. Willard, encargado de hacer la investigación de lavado de activos contra el demandado, quien es acusado de haber violado el Código de los Estados Unidos, en su Título 18.

  Leonardo Santilli es el dueño de las empresas venezolana Constructora Cosaco Co. y PLD Inversiones C.A. y las firmas estadounidenses SGP Group Corp.,  (registrada en  el Sur de Miami)  y A&M Support Inc. (registrada en en Weston, Florida). 

La trama de corrupción

  A finales de 2017, el gobierno federal abrió una investigación sobre corrupción en PDVSA y sus empresas filiales por lavado de dinero, corrupción en bancos y compras de inmuebles en el Miami,  Florida. Durante en curso de las investigaciones, las autoridades identificaron $1.000 millones en pagos de PDVSA y sus filiales a unas cuentas de banco de contratistas venezolanos en el Sur de la Florida.

  La investigación reveló una enorme escala de corrupción que envolvía contratos con sobreprecio.  Todos los casos seguían el siguiente esquema: Los funcionarios de PDVSA aprobaban contratos  con sobreprecios (4 ó 5 veces más que el precio de mercado), el contratista pagaban sobornos a los oficiales de PDVSA, a los del gobierno de Venezuela o a los militares, que ayudaban a obtener los contratos.A su vez, los contratistas pagaban los sobornos por medio de testaferros o empresas de maletín para esconder la naturaleza de la transacción y el delito como tal.

  Los investigadores lograron obtener los récords de las cuentas bancarias de las empresas de Leonardo Santilli, correos electrónicos, contratos de las compañías con PDVSA y sus subsidiarias y hojas de contabilidad donde se llevaba control del pago de los sobornos.

  La acusación señala que el acusado recibió contratos corruptos de Petrocedeño, Petropiar, Bariven, Petrolera Sinovensa, Petromonagas por un total de$146.600.000.

  Los registros bancarios mostraban que las compañías de Santilli compraban bienes (repuestos, partes y equipos) a las empresas establecidas en Estados Unidos para las empresas subsidiarias de PDVSA, usando una tercera parte en de lo que recibía. El dinero restante lo transfería a su familia, a su cuenta personal y a otras cuentas corporativas, compañías de maletín y a varios individuos venezolanos que no tenían conexión con el acusado o sus empresas.

  Santilli usó cuentas en el Banco Mercantil. Uno de los ejemplos que aparece en la acusación fue hecho el 16 de septiembre de 2016. Una de las empresas de Santilli obtuvo una orden de compra de Petropiar por $9.300.000 para comprar 10 hawkjaws por apróximadamente $2.500.000. De acuerdo a la orden de Petropiar, las empresas de Santilli cobraron a la petrolera cuatro veces más el precio. La empresa manufacturera de los hawkjaws indicó que había hecho los envíos directo a PDVSA.

  Otra transacción descrita corresponde a Petrocedeño en diciembre de 2015, para comprar nueve válvulas floating por apróximadamente $5.500.000. El costo de las mismas en el mercado eran de $1.100.000. y el acusado le cobró a la petrolera cinco veces más el precio de las mismas.

  Otra transacción ocurrió en octubre de 2015, el acusado compró para Sinovensa 55 bidones de aceite por apróximadamente $9.200.000. El costo de los bidones era de $2.000.000.

  En febrero de 2015, el acusado recibió un correo electrónico de uno de los asociados de su empresa, con una hoja de contabilidad donde aparecen los pagos de los sobornos, los nombres de los beneficiarios, las fechas y los montos.

  En la hoja aparece registrado que en el 22 de diciembre de 2014 el acusado pagó a  Finadco Overseas Corporation unos  $101.270 y el beneficiario era un ex-funcionario de Petrocedeño. La transacción se hizo a una cuenta de banco en Curazao desde una cuenta de un banco de Miami.

  En enero de 2015, se transfirieron $100.000 a AJG Suministros y Servicios Integrales a beneficio de un funcionario de Petropiar. Los fondos pasaron de una cuenta a otra en los Estados Unidos.

  Uno de los testigos cooperantes de este caso, quien está asociado a Santilli, tenía acceso a las hojas de contabilidad de los sobornos pagados por el acusado. Se usaban apodos, uno de ellos "Leo" para el pago de coimas del acusado y "Viejo" en referencia a un funcionario senior de PDVSA. Las hojas reflejan pagos por $1.8 millones en beneficio del funcionario de PDVSA, incluyendo un monto extra de $345.000. para la compra de una casa en la isla de Margarita en Venezuela. El dinero para la compra de la casa del oficial corrupto se le envió el 16 de mayo de 2016 desde una cuenta bancaria de Miami a una en Curazao.

  Asimismo, aparecen reflejados otros gastos del acusado, que incluyen pagos a funcionarios de las subsidiarias de PDVSA, catalogadas como comisiones. Hay 72 pagos por, aproximadamente, $7.2 millones a beneficio de varios individuos. El testigo cooperante identificó a algunos de esos beneficiarios como funcionarios de las subsidiarias de  PDVSA que entregaron los contratos.

 En los récords, aparece una transacción de $168.000 que fue entregada al funcionario (2) que era el exgerente de Petropiar. Se le pagó a través de la transferencia a favor de Inversiones Jeur y el primer nombre. La operación se hizo desde un banco de Estados Unidos a una cuenta de Inversiones Jeur en Panamá el 19 de agosto  de 2015. En ese período se pagaron aproximadamente $850.000 pagos a esa misma empresas desde cuentas de Miami.

  También pagó $1.4 millones en la compra de una casa para un funcionario del Departamento de Procura de Petrocedeño. Primero se hizo un pago de $1.000.000. de una cuenta de banco en Miami a una de un individuo venezolano, (el 1 de marzo de 2016) y el resto lo hizo a través de una empresa fantasma.

  El testigo identificó un pago de $15 mil a un funcionario de Petrocedeño que ahora colabora con la justicia (CW3), quien confirmó que recibió pagos de sobornos por parte del acusado por ayudarlo a obtener los contratos.

 Otro testigo (CW4), quien era funcionario del departamento de Procura de Petrocedeño, dijo que había recibido $220.000 en sobornos por parte del acusado para que se le otorgaran los contratos a sus compañías. Las transacciones se hicieron en dos pagos en noviembre y diciembre de 2015 a una cuenta fuera de Estados Unidos.

  Otro testigo en este caso, (CW5), quien era funcionario del Departamento legal de Petrocedeño, acordó recibir sobornos del acusado por haber otorgado contratos de las subsidiarias de PDVSA a las empresas de Santilli por el orden de $201.180, en enero de 2015.

  El acusado transfirió grandes montos de dinero recibidos de PDVSA a su cuenta personal, entre los cuales destaca uno hecho el 13 de febrero de 2017 de $5.000.000, de una cuenta de HSBC Private Bank a una cuenta a nombre de una empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas controlada por su familia.

  El 8 de agosto de 2017, hizo otra operación para transferir $5.000.000  a la misma cuenta en las Islas Vírgenes Británicas.

   En total las autoridades de los Estados Unidos lograron intervenir 17 cuentas bancarias pertenecientes al acusado y sus asociados y se lograron congelar $44.7 millones.