martes, 9 de abril de 2019


PDVSA sigue operando con su Flota Propia o Controlada mediante alquileres de barcos a largo plazo.


Por Maibort Petit

Petróleos de Venezuela (PDVSA) sigue operando con su Flota Propia o Controlada mediante alquileres de barcos cargueros a largo plazo. A continuación se mostrarán los barcos que se encuentran activos burlando las sanciones impuestas por el Departamento del  Tesoro de los Estados Unidos

.

1. CLARITY: Cargando en CDN 130 Kbls de GSP95 y 120 Kbls de de Diesel Oil con destino El Palito.

2. DIGNITY: Fondeado en estación de piloto Guaranao para proceder a BGD para descargar 70 Kbls de GSP95, 90 Kbls de GSP91 y 70 Kbls de Diesel Oil.

3. HONESTY: Fondeado en lastre en Amuay. Autorizado por sus armadores para hacer operaciones. Sin asignación de viaje.

4. QUEEN  ZENOBIA: Cargando en Jose 70 Kbls de C3 y 90 Kbls de NC4 con destino a ELG-LSN. 

5. AFRA HAWTHORN: Finalizó carga en Amuay de 180 Kbls de Slop (Light Cracked Material) con destino Amuay STS (barco a barco) con el VICTORY I. En toma de combustible.

6. CARABOBO: Fondeado en Amuay para descargar en operación STS (barco a barco) con el AYACUCHO 600 Kbls de Santa Bárbara  y 400 Kbls de Anaco Wax.



7. AYACUCHO: Fondeado en Amuay para cargar en operación STS (barco a barco) con el Carabobo 550 Kbls de Santa Bárbara  y 400 Kbls de Anaco Wax. 

8. AFRAMAX RIVER: Amadrinado en Amuay STS (barco a barco) con el M/T Ottoman Sincerity descargando  500 Kbls de crudo Boscán
.
9. EUROPRIDE Cargando en PLC 600kbls de Recón con destino a El Palito.

10. EUROSEA: Descargando en El Palito 300 Kbls de crudo RECON, en tránsito 49kbls de Pedernales.

11. ADAMAS I: Buque OFF HIRE fondeado en Amuay. Esperando autorización de Capitán de Puerto de Las Piedras para poder realizar Operaciones debido a fallas presentadas por el buque con los generadores.

12 FELICITY: Finalizó operaciones de carga en Güiria con la gabarra Inmaculada de 18 Kbls de Pedernales. Esperando inicio de operaciones de 340 Kbls de Corocoro a través de la gabarra Inmaculada con destino AMY STS (barco a barco). El Armador está solicitando permiso OPL en Curazao para realizar cambio de Bandera, autorizado por la VP de C&S. 



13. ICE ENERGY: Descargando en Cardón 3000 Kbls de VGO 1.2% S y 70 Kbls de Fuel Oil 1.9%S; en tránsito 30 kbls Fuel Oil 1.9%S con destino Amuay. El Armador está solicitando permiso OPL en Curazao para cambio de Bandera, autorizado por la VP de C&S. 



14. MORNING GLORY: Cargando en LSN 400 Kbls de BCF 22 con destino a Amuay STS (barco a barco).

15. LUISA  CACERES  DE ARISMENDI: Navegando con destino a CRN para descargar 120 Kbls de GSP95 y 150 Kbls de GSP91. 



16. NEGRA  HIPOLITA: Cargando en Amuay 40 kbls de GSP95, 20 kbls de GSP91, 23 kbls de Diesel Oil y 60 kbls de Jet Fuel. 



17. NEW PAROS: Fondeado con carga de 700 Kbls de Special Hamaca Blend en Amuay STS (barco a barco). Sin confirmación operacional del STS (barco a barco). 



18. PARAMACONI: Fondeado en Jose para descargar en el TAECJAA 512 Kbls de HVN. Espera de instrucciones de atraque por parte del terminal. 



19. PERICLES: Fondeado en BGD para cargar 500 Kbls de crudo Boscan con destino Amuay STS (barco a barco). Espera de instrucciones de atraque por parte del terminal. 



20. PETION: Fondeado en CDN para cargar 500 Kbls de Fuel Oil Diluent con destino a Amuay. En espera de instrucciones de atraque por parte del terminal. 



21. SANDINO: Reentregado a sus armadores. OFF HIRE dique programado. 



22. TESEO: Fondeado con 500 Kbls de Boscan en BGD destino Amuay STS. Sin confirmación de estimado de iniciar descarga del buque debido a que posee certificado P&I vencido. 



23. THEODOROS IV: Fondeado en lastre en Amuay. Sin asignación de viaje. 

24. YARE: Fondeado con 800 Kbls de DCO en Amuay. Programado para STS (barco a barco). Sin confirmación de estimado de iniciar descarga del buque debido a que posee certificado P&I vencido. 



Crónica del desespero de una ciudad apagada: Maracaibo

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Luce extraño estar vivo y deambular por las calles como si se estuviera muerto. Y es que una ciudad que siempre fue conocida y famosa por su alta temperatura, con un pueblo alegre y dicharachero, se transformó de pronto en un infierno fantasmagórico y horripilante. Así andamos aquí en Maracaibo, no sólo como consecuencia de los apagones —que ya ni sabemos cuántos van—sino porque pareciera que todos los males del planeta se juntaron en esta tierra que le ha dado a Venezuela toda su riqueza, dice Andrés Valero, un amigo que conocí hace años en Caracas y que el caos de la revolución chavista-madurista terminó "sembrando" en la capital del estado Zulia. Chateé con él, y su apesadumbrado relato me obligó a trasmitir su mensaje. He aquí la historia.

Perdidos entre las sombras 

Hace ya un buen rato que no se de ti, bueno, en realidad de casi nadie que no esté próximo a mí. La incomunicación en Maracaibo es casi absoluta. Cuando crees que has visto todo resulta que hay otro evento que te sorprende y te recuerda que el ser humano nunca deja de aprender. Salí a la calle porque me sentía encerrado en las cuatro paredes calenturientas y grises en las que se ha convertido mi casa. Sí. Mi hogar, ese que antes estaba lleno de luz y de alegría ahora es un templo de silencio y nostalgia.
Caminé por la 5 de julio, una avenida que siempre se caracterizó por la algarabía —y también hay que decirlo, por el caos— con gente que escuchaba música a todo volumen, en donde los muchachos siempre andaban por la calle, en la que los vendedores y el tráfico generado por los abusos de los choferes que paraban sus carros (por puestos) y autobuses a donde mejor les pareciera conformaban el panorama diario que se replicaba en cada calle y avenida de la ciudad. Eso ya no existe, amiga. Esa y casi todas las calles de Maracaibo, ahora son vías tenebrosas, tristes y polvorientas. Con basura por doquier, descuidadas y con pocas almas deambulando por las aceras destruidas por la dejadez de una mafia que se convirtió en gobierno y que destruyó a la ciudad, el estado, el país.
Comprar comida en el Zulia no sólo requiere de dinero —los billetes de 5, 10 y 20 bolívares del recientemente creado cono monetario al que el gobierno llamó irónicamente “soberano” ya son historia pues no los quiere recibir ningún comerciante ni establecimiento y, en su lugar, los de la misma denominación, pero del dólar estadounidense, ahora son los más aceptados y requeridos— sino que necesitas de una energía vital que yo creo que ya no poseo. Ir a comprar alimentos en la actualidad no es una búsqueda de la satisfacción de una necesidad, sino un reto para la creatividad y la fe de las personas. Te enfrentas a la hiperinflación, a la escasez de productos, (la mayoría son hechos en Turquía y sobre los cuales no hay información creíble sobre los ingredientes reales). Cuando compras comida en Maracaibo, te enfrentas a lo peor de un ser humano que busca de manera "depredadora" sacar el mejor provecho de esta hora menguada que vivimos los venezolanos. Los pocos que tienen mercancía (comida o medicinas) andan buscando sacar de los bolsillos quebrados de la gente "ganancias que superan el mil por ciento".

En mi recorrido por el espanto y la frustración, logré conseguir algunas verduras para comer y un pollo, luego de hacer una cola bajo el implacable sol y con un calor que te quema la piel —comenta Andrés, con una tristeza que se trasmite por el teclado.
Pagué por los víveres una verdadera fortuna. En otra época hubiese podido comprar un apartamento o un carro con el dinero que gasté en unas unas papas, zanahorias, lechugas y un pollo flaco y pellejudo. 
Otro problema que tenemos en el Zulia (y creo que en casi toda Venezuela) es la diferencia de precios existente entre el hecho de adquirir los productos con efectivo o a través de un punto de venta. Es que no contar con los billetes requeridos que permiten acceder a mejores precios, hay que comprarlo por un precio que es entre 125 y 300 por ciento más alto que su valor nominal. Los cajeros automáticos de los bancos sólo dan un mil bolívares (a veces 3 mil) —eso cuando lo dispensan, pues ahora suelen ser solamente un mecanismo de consulta— lo cual obviamente no te alcanza ni para comprar ni un pan campesino pequeño. Si por el contrario, tienes tarjeta de débito, entonces te toca rogarle a Dios que te permita comprar algo, porque como no hay electricidad, no hay teléfono, no hay punto de venta. Lo peor de este asunto son las colas que se hacen para pagar cuando en algún negocio se corre con suerte de que funcione el punto porque cuentan con una planta eléctrica o porque la visita al local coincida con el horario en el que el gobierno ha decidido enviar electricidad. Allí, en cada abasto, en cada establecimiento comercial, deben convivir a diario la impaciencia de la gente con la paciencia de los encargados de las tiendas encargados de hacer las transacciones de compra-venta en estas menguadas condiciones.

Basura y mal olor

Cansado de mendigar precios, sudado, pegajoso y agotado por el calor, decidí regresar a casa con mi minúscula "bolsita de mercado". 
Caminar en Maracaibo también se ha convertido en un reto a mis creencias. La esperanza y la fe deben enfrentarse a diario con imágenes en las que mendigos, indígenas hambrientos y la gente que deambula anda como zombies por las desoladas calles, te roban el aliento. Es como si de pronto todos nos hubiésemos convertido en protagonistas de aquella película protagonizada por Brad Pitt, “Guerra Mundial Z”, dirigida por Marc Foster. ¡Tú tienes que ver sus caras! Pálidas, con miradas apagadas por el hambre y la desesperanza, flacos... huesudos. Muchos hemos perdido mucho peso (yo voy por 23 kilos, parezco un esqueleto recubierto de piel).


La gente anda mal vestida —con chivas como decimos aquí— con zapatos rotos y usados hasta el cansancio, despeinados. Las mujeres —que antes andaban impecables con sus cabelleras coloridas y de peluquería— en su gran mayoría pasaron a llevar su pelo canoso, descuidado y despeinado. Un tinte “Alfaparf Alta Moda”, cuesta en oferta Bs. 15.000 el tubito, y el más barato, "Magicolor", lo consigues —con suerte— en Bs. 12.000, me había comentado ya con anterioridad otra amiga y que Alberto corrobora —desde su visión masculina del asunto— argumentando que “como comprenderás, cubrir las canas requiere mucho dinero que la gran mayoría no tiene”. Así tenemos, que las cabelleras blancas, descuidadas, han pasado a formar parte de la imagen que los habitantes de este ahora pueblo fantasmal exhibe en cada jornada que amanece.

La montaña de basura 

Caminando vi a un grupo de hombres quemando la basura, porque la compañía de aseo urbano no pasa desde hace mucho tiempo. Maracaibo tiene mal olor. El aire está contaminado, el calor pudre la basura y hace que el tufo de los desperdicios inunde con su hediondez el ambiente ya desolador que vemos a diario, ahora con el añadido del hedor que te revuelve el estómago. El humo por la quema de desechos que irrita los ojos de los pobladores, sirve para justificar y disimular los ojos rojos por el llanto que los zulianos ahogan cada día al constatar la triste realidad que los circunda y desespera.
Para colmo de males, con los sudores empedernidos y la falta de agua y jabón para bañarse, estamos sufriendo de enfermedades en la piel, que van desde sarna (algunos afortunados), sarpullidos, micosis, parásitos y otras que ni tienen nombres científicos. Ni hablarte del gentío que sufre de hongos, caspa, ladillas, piojos, candidiasis, herpes, urticaria, tiñas del cuerpo, acarosis, piodermitis, etc. Lo que te diga sobre este asunto es una mera aproximación. No hay palabras para describir la gravedad de la crisis de salud en Maracaibo (y toda Venezuela).

La contaminación y la falta de higiene porque no hay agua, hace que todos olamos mal, andemos sudorosos, pegostosos.


La inseguridad y los colectivos

Además de lo que te estoy describiendo, hay malandros pendientes de quien compra para robarles las bolsas, entonces hay que caminar con ocho ojos para evitar los asaltos o que te maten por un pedazo de carne o unas verduras. Los colectivos del régimen tienen tomada Maracaibo, están en todos los lugares con sus motos y sus armas de alto calibre dispuestos atacar a quienes se les ocurra manifestar. Omar Prieto, el gobernador del Zulia, ha representado una verdadera desgracia para este pueblo. Usa sus bandas delincuenciales armadas para callar a la población, para matarla, para someterla a su voluntad. He visto en los últimos días, a parte de los grupos terroristas patrullando las calles con sus armas, acompañados por unos helicópteros que vigilan desde lo alto. Son tan degenerados que hasta se atreven a lanzar bombas desde el aire a los muchachos que protestan por la falta de servicios.

El transporte público es un caos

Te preguntarás, ¿por qué no agarro un taxi o manejo para ir al supermercado? Te adelanto las dos respuestas por si tienes las interrogantes en tu cabeza. Los taxis ya casi no existen, son puros cacharros viejos, destartalados que cuando aparecen, "te quieren quitar hasta un riñón por la carrera". ¿Mi carro? No tiene batería, ni cauchos, ni frenos, le faltan las bujías, el radiador, y tiene problemas en el motor. Además, aunque el Zulia es un estado productor, la gasolina es un producto escaso que ya casi no se consigue por estos lares.

Y ¿ Las “chirrincheras o perreras”?

Estoy muy viejo para eso. Estoy flaco, fuera de forma y sin energía para ensayar el riesgo de tener que saltar para encaramarme en uno de esos vehículos. Ese "tipo de transporte" es única y exclusivamente para los más jóvenes y avezados.



Apagón, Apagón, "Maldito apagón"

Llegando a casa me consigo con un nuevo apagón. Bueno, no sé si es un apagón o racionamiento, pero lo que sea, se está cumpliendo a cabalidad (en lo único que el régimen es eficiente es en quitarle los servicios de electricidad, agua, transporte, teléfono e internet a los ciudadanos).  A estas alturas te confieso que no sé cuántas horas hemos pasado sin luz en Maracaibo.  Aquí poco se sabe si son días o semanas. La vida se volvió de pronto una penumbra permanente. Realmente no sabemos cuándo pasamos a un nuevo capítulo de esta novela de terror que estamos protagonizando los venezolanos.


Indescriptible 

En la casa no sólo falta luz, tampoco hay agua ni gas. Los apagones quemaron el televisor y un aire acondicionado. Sí, amiga. Para estar en el infierno no se necesita morirse, ni haber tenido una vida llena de malas acciones. Maracaibo se convirtió en el infierno. Cuando veía cómo los artistas y la religión pintaban el infierno con unas llamas y un calor atormentante, pensé que exageraban. Ahora creo que esas imágenes se quedan tímidas sofocante realidad que e viven en esta tierra. Con el clima de Maracaibo, con temperaturas que rondan entre los 37 a 40 grados centígrados, es difícil mantenerse vivo. No sólo es el calor, si no la humedad, los mosquitos, los zancudos y las enfermedades.

Por el calor y la delincuencia, en Maracaibo tampoco se duerme. La alta temperatura y el hampa, no permiten que uno cierre los ojos y descanse con tranquilidad. Muchos han arrastrados los colchones afuera de sus casas con la esperanza de agarrar un poco de aire fresco en las noches, pero el miedo de ser picado por arañas, alacranes o cualquier bicho, aunado a al pánico de ser atacado o asesinado por el hampa (tampoco se cuenta con la policía), hacen que las noches sean un total desespero, peores que los días.

La incertidumbre

Comunicarse en Venezuela es casi imposible. Las compañías de telefonía celular no pueden prestar servicios por los apagones. La empresa estatal Cantv, tampoco, pues la desidia del gobierno acabó con lo poco que quedaba de ella. Comunicarse por Digitel es un milagro. Estoy intentando pasarte este mensaje pero no sé si llegará. A veces intento por el teléfono de mi hermana que es de Movilnet que, por cierto, ya tiene por política que no podamos ni siquiera hacer llamadas, y el deseo de comunicarme contigo —o con cualquiera— solamente se convierte en una frustración más. Para que haya señal y se conecten datos es como si ocurriera un milagro. La odisea para cargar el teléfono da material para una película per se, en ese caso todo depende de los negocios que en ocasiones instalan plantas eléctricas y que sus dueños permitan que recarguemos "por caridad" o por algún trueque o dólares. A veces toca recargar los celulares en los carros, pero como la gasolina es un tesoro, "no por el precio, sino por la escasez", entonces la posibilidad de comunicarse es cada vez más incierta.

Sin noticias

Andrés describió escenas dantescas. Me dijo que las noticias son un lujo. "Saber algo aquí, tener una noticia en la que se pueda confiar y creer,, es cuestión del cielo. Hace ya ocho días de que mi hermana María y los niños se fueron a Perú. Salieron en medio de una escena de una película de guerra, pues lo hicieron en la madrugada y teníamos que alumbrarlos con linternas para que se vistieran y sacaran las maletas para meterlas en un carro viejo que los vino a buscar para llevarlos a Colombia, desde donde salieron. Por eso ahora la soledad se siente más grande en esta casa donde la algarabía de los niños es sólo un recuerdo. Al parecer nos vamos quedando más solos en este país cuyas calles parecen las de una ciudad acabada, en guerra, sin luz, sin agua, con colas para para comprar comida y gasolina —los que tienen carro pues el mío sigue dañado, como ya te dije— esto es la desolación. Cada vez estamos más solos y sin noticias. No me abandones tú también, por favor. Dime qué está pasando para enterarme si en algún momento restablecen la electricidad y puedo recargar el teléfono y leer tu respuesta.

Dime, ¿cómo mantenemos la esperanza?, ¿qué hacemos para seguir adelante?

lunes, 8 de abril de 2019

PDVSA cedió el control de parte del Terminal de Embarque Puerto Miranda a Pequiven

Por Maibort Petit
@maibortpetit


En 2014 Petróleos de Venezuela S.A. a través de su Comité Ejecutivo otorgó en comodato parte del Terminal de Embarque Puerto Miranda ubicado en la costa oriental del Lago de Maracaibo, estado Zulia, a la empresa Pequiven, supuestamente para construir allí unos tanques de almacenamiento de nafta.

La decisión

Del 11 de agosto de 2014, Álvaro Ledo Nass, secretario de la Secretaría General de Entes Corporativos de Petróleos de Venezuela S.A., remitió una comunicación con carácter confidencial al para entonces vicepresidente de la estatal, Eulogio Del Pino, para informarle la decisión de adoptada por el Comité Ejecutivo de la corporación durante la reunión 2014-32 del 11 de agosto de 2014 de otorgar en comodato a Pequiven un área de 0,06 kilómetros cuadrados del Terminal de Embarque Puerto Miranda para la construcción de unos tanques de almacenamiento de nafta que serían operados y mantenidos por la petroquímica.

La comunicación explicaba que en dicho terminal existían unos equipos desincorporados desde el año 1975, los cuales estaban asociados al manejo de líquidos del gas natural.

El comodato tendría un plazo de quince años, de acuerdo a lo previsto en el artículo 62 de la Ley Orgánica de Bienes Públicos.

El Comité Ejecutivo decidió dar inicio al proceso administrativo para elaborar un acuerdo de servicios que iba a permitir a PDVSA Producción Occidente recobrar las operaciones portuarias asociadas a la descarga de nafta utilizando las factibilidades del Terminal de Embarque Puerto Miranda.

Igualmente, el Comité Ejecutivo de PDVSA autorizó al director ejecutivo de producción occidente en ese momento, Adelso Molero, a suscribir la documentación necesaria para materializar la decisión. Adelso Molero fue acusado por corrupción en noviembre de 2017 cuando era directivo de PDVSA Servicios y actualmente se encuentra residenciado en Madrid, España.

La comunicación se remitió con copia a Rafael Ramírez (presidente); Asdrúbal Chávez y Víctor Aular (vicepresidentes); y a Adelso Molero (director ejecutivo de producción occidente).


Estados Unidos: Venezuela fracasó en la lucha contra las drogas

El informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR) asegura que el gobierno de Nicolás Maduro no ha tomado medidas contra los individuos y las empresas que el Departamento del tesoro designó como narcotraficantes, los cuales juegan un papel importante en el narcotráfico internacional.

Por Maibort Petit
@maibortpetit
 De acuerdo con el Informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR, por sus siglas en inglés) Venezuela —al igual que Bolivia— fracasó en la lucha contra el narcotráfico, pues los gobiernos de estos países no cumplieron con los tratados internacionales antinarcóticos que establecen las pautas que las distintas naciones del orbe deben seguir para combatir este flagelo.

El INCCRS es elaborado anualmente por el Departamento de Estado de los Estados Unidos para presentarlo ante el Congreso y este año identificó a diecisiete países de la región, entre un grupo de 22, bien como productores o punto de tránsito de drogas.
Estados Unidos evalúa cada año los esfuerzos y políticas implementadas por los distintos países, dirigidos a reducir la producción, el tráfico y uso de drogas ilícitas. Igualmente se analiza la labor que cada gobierno adelanta para contrarrestar la legitimación de capitales provenientes del narcotráfico.

La administración de Donald Trump fue enfática en el informe al asegurar que durante 2018, el gobierno venezolano no realizó esfuerzos demostrables para combatir las actividades de tráfico ilegal de drogas, ni para enjuiciar a los funcionarios corruptos o presuntos narcotraficantes incursos en narcotráfico.

En entre los funcionarios supuestamente incursos en actividades de narcotráfico, el gobierno estadounidense destaca a aquellos que han sido sancionados por EE. UU. “La administración de Maduro demostró una completa falta de voluntad de implementar los cambios de política tan necesarios para hacer cumplir las leyes existentes en materia de narcotráfico. Esto creó un alto nivel de impunidad en razón de la falta de transparencia y los altos niveles de corrupción”.

Sostiene el informe que Venezuela sigue perfilándose como un importante país de tránsito de drogas, constituyéndose como una de las rutas preferidas por los traficantes en el hemisferio occidental, especialmente para el comercio de la cocaína.

Se indica que en 2018, la porosa frontera entre Venezuela y Colombia, así como el débil sistema judicial débil, la casi inexistente cooperación internacional para el control de drogas y el entorno permisivo y corrupto, proporcionaron las condiciones ideales para llevar a cabo operaciones de narcotráfico y violencia asociada a esta actividad.

Precisa que no existen datos suficientes que permitan determinar las tendencias actuales del consumo de drogas en Venezuela, pues la Oficina Nacional Antinarcóticos, (ONA) no ha publicado ninguna estadística desde 2015.

El informe del Departamento de Estado de Estados Unidos subraya que las fronteras ofrecieron un ambiente permisivo a los grupos terroristas conocidos involucrados en el tráfico de drogas, incluyendo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Se asevera —como ya se apuntó— que el gobierno de Nicolás Maduro no tomó medidas contra individuos y empresas designados como narcotraficantes por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, los cuales juegan un papel importante en el narcotráfico internacional.

El informe dice que en Venezuela el cultivo limitado de coca ocurre a lo largo de la frontera con Colombia, indicándose que los precursores químicos utilizados para la producción de la cocaína son traficados por el territorio venezolano, pero se desconoce la cantidad.

En 2018, las autoridades venezolanas no dieron a conocer estadísticas sobre incautaciones de laboratorios de drogas o precursores químicos.

Logros, políticas y tendencias del control de drogas en Venezuela

Señala el informe, en primer término, que en materia de desarrollo institucional, durante 2013, la ONA implementó el “Programa Nacional Antidrogas, Plan para 2015-2019”, el cual tenía por objetivo reducir el consumo de drogas y aumentar las actividades de prevención.
En ese entonces, la referida agencia antidrogas venezolana informó haber trabajado estrechamente con la sociedad civil para brindar capacitación en educación antidrogas y programación atlética en diferentes áreas del país, de manera de aumentar la conciencia y prevenir consumo.

En mayo de 2014, Venezuela firmó un acuerdo internacional con Rusia para cooperar en la lucha contra las drogas y, en tal sentido, anunció operaciones conjuntas entre la Fiscalía Federal Rusa y la ONA.

Asimismo, la Ley Orgánica de Drogas de 2010 incrementó las penas por narcotráfico y otorgó a ONA la autoridad para confiscar los activos de individuos relacionados con el tráfico de drogas.

Pero en opinión de los redactores del informe, las pocas estadísticas que se conocen dificultan la evaluación de las incautaciones llevadas a cabo en 2018.

Se indica que el 4 de febrero, la ONA informó que desde 2005 había incautado 658 toneladas métricas (TM) de drogas, destruyó 284 laboratorios, incautó 37 aviones y cerró 481 pistas de aterrizaje ilegales. Adicionalmente, el 28 de septiembre, el presidente de ONA, Juan Grillo, dijo a los medios de comunicación que ese despacho había incautado más de 22 TM de drogas en 2018, y agregó que el gobierno incautó un 35 por ciento más de marihuana en comparación con 2017. Sin embargo, durante un conferencia de prensa que tuvo lugar el 25 de octubre, el fiscal general sancionado por la OFAC, Tarek William Saab, compartió que desde agosto de 2017, el gobierno había incautado casi 20 TM de drogas (7.2 TM de cocaína, 12 TM de marihuana y otras sustancias ilícitas). Saab también afirmó que Venezuela había incautado 23 aviones, cerraron 14 pistas de aterrizaje ilegales y detuvieron a 49 personas vinculadas al tráfico de drogas.

Como puede observarse, las cifras ofrecidas por uno y otro organismo son diferentes.

Reducción de la oferta

El INCSR refiere que Venezuela sigue siendo un importante país de tránsito para los envíos de cocaína por vía aérea, terrestre y marítima, destacando que la mayoría de los vuelos sospechosos de tráfico de drogas salen de estados venezolanos que lindan con Colombia, principalmente el estado Zulia.

El tráfico por transporte marítimo incluye el uso de grandes contenedores de carga, embarcaciones de pesca y embarcaciones rápidas.

La gran mayoría de las drogas ilícitas que transitaron por Venezuela en 2018 estaban destinadas al área del Caribe, Centroamérica, Estados Unidos, África Occidental y Europa.

Se enfatiza que las organizaciones colombianas de narcotraficantes, incluidas las FARC, el ELN y otros grupos delictivos, facilitan el envío de drogas ilícitas a través de Venezuela.

Aunque el gobierno venezolano informa ocasionalmente sobre incautaciones, arrestos y destrucción de drogas y pistas de aterrizaje al público, Venezuela no es miembro del Sistema de Cooperación Situacional que suministra información de los países a los Estados Unidos. Agrega que las autoridades venezolanas tampoco comparten pruebas sobre la destrucción de drogas ilícitas con funcionarios de los Estados Unidos.

Información pública, prevención y tratamiento.

En el informe se indica que el consumo de drogas ilícitas dentro de Venezuela —especialmente el cannabis y la cocaína— siguió siendo un problema en 2018, pero los datos estadísticos recientes no están disponibles.

Se cita que la ONA implementó un Sistema nacional de tratamiento en 2013 que formaba parte de un programa para tratar el trastorno derivado del uso de drogas y estupefacientes. Este sistema se sustentaba en la atención profesional dirigida a la desintoxicación y la reinserción social de quienes lo padecen.

El programa comprendía tres niveles, a saber el Centro de Orientación de la Familia, el Centro Especializado de Prevención y Asistencia Integral, y la Comunidad Terapéutica Socialista.

La corrupción

El Informe de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos advierte que aunque el gobierno de Maduro no exhibe oficialmente el fomento y facilitación de la producción o distribución de drogas ilícitas como una cuestión de política pública, la corrupción se presenta como un problema imperante en la administración facilita el movimiento de las organizaciones de tráfico de drogas ilícitas.

Se hace mención al hecho de que dos sobrinos de la primera dama Cilia Flores, a saber Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, fueron arrestados en Puerto Príncipe, Haití, en noviembre de 2015 y expulsados a los Estados Unidos en donde en diciembre de 2017, fueron sentenciados por un tribunal federal a pagar 18 años en prisión a raíz de sus condenas por cargos de narcotráfico.

Asimismo, el Departamento del Tesoro ha impuesto sanciones a al menos 22 personas y 27 empresas a las que designó como traficantes de narcóticos de acuerdo con lo establecido en la Ley de Designación de los Impulsores Narcóticos.

Tales designaciones incluyen a oficiales y exoficiales venezolanos: el general Hugo Carvajal, el general Henry Rangel Silva y Ramón Rodríguez Chacín, en 2008. Freddy Bernal Rosales y Amilicar Jesús Figueroa, mayor general Cliver Alcalá Cordones y Ramón Isidro Madriz, en 2011. El entonces vicepresidente Tareck El Aissami y Samarak López, en 2017. Pedro Luís Martín y dos de sus asociados en 2018.

A pesar de las sanciones, el gobierno de Maduro no tomó medida alguna contra estos funcionarios, así como tampoco contra otros miembros de esa administración y militares con vínculos conocidos con las FARC o los carteles mexicanos en 2018.

Por el contrario, el gobierno de Maduro catalogó a las sanciones como un “complot extranjero para desestabilizar a nuestro gobierno”.

Objetivos nacionales, cooperación bilateral e iniciativas políticas de los Estados Unidos

Desde el año 2005, la cooperación en el control de drogas entre Venezuela y los Estados Unidos ha sido limitada e inconsistente. En esa ocasión Venezuela se negó a firmar un Memorando de Entendimiento entre ambos países para mejorar la cooperación antidroga.

Los Estados Unidos y Venezuela continúan ejerciendo un acuerdo bilateral marítimo de 1991 que permite a cada país abordar buques de bandera opuesta que sean sospechosos de tráfico ilícito de drogas en aguas internacionales.

Esta es la difícil situación que padecen los refugiados políticos nicaragüenses en Costa Rica

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Pese a la disposición de la nación receptora, una serie de circunstancias dificultan la regularización de los solicitantes de asilo provenientes del país gobernado por Daniel Ortega, por lo que se impone una solución concertada entre los países de la región, en particular, y la comunidad internacional, en general, para hacer frente a la problemática.


Un documento elaborado por la plataforma digital de información y análisis Panóptico Nicaragüense denominado "Refugiados Políticos nicaragüenses en Costa Rica: problemas y propuesta de acción'', da cuenta de la problemática que enfrentan decenas de miles de perseguidos de Nicaragua refugiados en el territorio de Costa Rica, quienes han huido en razón de las persistentes y sistemáticas violaciones a los derechos humanos que se vive en Nicaragua.

La investigación desarrollada in situ permitió constatar la realidad que padecen desde su arribo a Costa Rica pese a la buena voluntad manifestada por el gobierno de esa nación, en primer lugar por el hecho de que el estatus de refugiado se ha otorgado a muy pocas de estas personas, lo cual les impide disfrutar de los derechos inherentes a dicha condición de refugiados y, por ende, hacer frente a la precaria condición migratoria que presentan, asociada con apremios humanitarios fundamentales, tales como comida, techo y salud, así como la necesidad de regularizar la situación laboral.

El equipo que desarrolló la investigación plantea una serie de posibles soluciones que requieren del apoyo de la comunidad internacional, del gobierno de Costa Rica, de organizaciones no gubernamentales y organizaciones de refugiados nicaragüenses.

La problemática de los refugiados

El informe refiere que de acuerdo a datos de la Dirección General de Migración y Extranjería costarricense, la crisis en Nicaragua surgida desde el mes de abril de 2018, dio pie a que 42 mil 400 nicaragüenses solicitaran refugio en la nación vecina a comienzos de febrero del 2019.

Se indica que a 23 mil 100 de estas personas se les concedió carnet de solicitante de refugio —quedan pendientes por atender un poco más de 19 mil— de los cuales 4 mil 990 recibieron permisos de trabajo. Es de hacer notar que el referido carnet solamente regulariza de manera temporal la permanencia en territorio costarricense mediante el estatus de solicitante de refugio, pero no concede ningún derecho adicional.

Se espera que para el próximo mes de mayo se inicie la fase de resolución de esta situación y se decida en consecuencia el otorgamiento, o no, de la condición de refugiados a los solicitantes, lo cual ya supone el surgimiento de nuevos problemas.

Se advierte que al desconocerse con precisión la magnitud de los nicaragüenses que se vieron forzados a huir de Nicaragua a consecuencia de la represión, la salida e ingreso de las personas se produjo de manera irregular, a lo que se agrega el hecho de que no todos presentaron solicitud de refugio. Esto ocurrió —según los investigadores— por la falta de información y de recursos, por el temor a proporcionar datos personales por motivos de seguridad, al desaliento ante lo prolongado de los plazos o por considerar que el estatus de solicitante de refugio representa más bien una pérdida de tiempo y de recursos de los que carecen y que no resuelve los problemas más apremiantes que padecen.

El reporte hace referencia al procedimiento implementado por la Dirección General de Migración de Costa Rica para solicitar el estatus de refugiado, siendo que, en primer término, el interesado presenta una solicitud directa o por vía telefónica —la llamada tiene un costo de 4 dólares, como mínimo— y se le programa una cita de preadmisibilidad para varios meses después. Al asistir a la entrevista reciben el carnet de solicitante de refugio y se les asigna otra cita para la sesión de elegibilidad.

Luego de tres meses de la primera entrevista el interesado puede presentarse para solicitar un permiso de trabajo, lo que supone que entre el ingreso a Costa Rica, la presentación de la solicitud y la recepción de un permiso laboral, transcurren más de tres meses.

Tal situación —advierte el informe— ocasiona otro problema de carácter humanitario, toda vez que el solicitante de refugio y su familia se mantienen en una situación que les impide la obtención de un empleo que les permita cubrir los gastos de vivienda, alimentación, salud mediante en in ingreso regular. Se acota que esta situación se hace menos patente gracias a la ayuda de organizaciones no gubernamentales costarricenses, por el apoyo de familiares y amigos, la colaboración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la solidaridad de nicaragüenses residentes en Estados Unidos. Pero esta ayuda no es suficiente, ni adecuada, ni ordenada, ni sostenible, ni digna, alertan los investigadores al tiempo que agregan que, además, ya está en proceso de agotamiento.
Acceder a un empleo —es el criterio con mayor consenso— podría mitigar parte del problema humanitario de los solicitantes de refugio, aunque se tiene claro que el ser portadores de un permiso de trabajo, no asegura la obtención de dicho empleo. Pero es un principio de solución.

Al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también advierte de esta situación de los refugiados por la “…la dificultad de gozar efectivamente de sus derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho a la salud, a la vivienda, a la educación y al trabajo”.

A todo esto se agrega lo denunciado con relación al irrespeto al principio de no devolución, pues hay personas que han sido rechazadas y devueltas a territorio nicaragüense a través de la frontera, sin analizar las necesidades de protección internacional o situaciones de vulnerabilidad. Especial atención merece el caso de los niños y adolescentes por su condición de vulnerabilidad.

Otro asunto al que hace mención el informe, es la necesidad de atender con premura el acceso a la educación en condiciones materiales, pedagógicas y psicológicas apropiadas, esto en razón de que traumas, deserción escolar, bajo rendimiento y otras secuelas, demandan un enfoque particularizado.

Resalta el reporte que las circunstancias irregulares y los apuros de migrantes “históricos” se sobreponen y traslapan con la problemática específica de los perseguidos políticos, haciendo aún más compleja la situación.

Acotan que las expectativas de las negociaciones en Nicaragua no permiten vislumbrar en el corto plazo condiciones para un retorno seguro de los perseguidos pues, al contrario, “la crisis socioeconómica augura mayores flujos. De ahí que deba adoptarse una perspectiva de largo plazo”.

Causas de la problemática

Entre las causas de la situación reinantes, el informe indica, en primer lugar, la permanencia en Nicaragua de un régimen señalado por organizaciones internacionales de violar sistemática, masiva y gravemente los derechos humanos de la población.

En tal sentido, advierten que mientras no se produzcan soluciones creíbles y duraderas, el problema persistirá y puede tender a agravarse con el deterioro progresivo de la situación económica y social del país.

En segundo lugar, se refiere que el territorio costarricense es habitual destino de migrantes nicaragüenses por razones económicas, al tiempo que es territorio de tránsito de migrantes de otras nacionalidades que se desplazan con rumbo norte. Costa Rica, subrayan, no estaba preparada institucionalmente, ni cuantitativa ni cualitativamente, para atender una oleada de perseguidos políticos de semejante magnitud.

Y es que las dependencias de migración costarricenses no contaban con los recursos humanos y materiales necesarios para atender con agilidad la avalancha de solicitudes a que han tenido que hacer frente.

De hecho, la Dirección General de Migración reveló que “…en 2016 solicitaban refugio 1.696 personas del Triángulo Norte de Centroamérica (38% del total) y 1.423 de Venezuela (32%) …dada la precariedad de recursos ante el incremento de las solicitudes este procedimiento puede ser prolongado”, siendo que esta descripción corresponde a dos años antes de la avalancha de perseguidos políticos.

Por otra parte, los perseguidos tienen una composición muy distinta a los flujos de migrantes nicaragüenses que habitualmente recibe Costa Rica —trabajadores de menor calificación— mientras que ahora arriban estudiantes, pequeños empresarios, campesinos, madres y padres de familia con hijos menores, asalariados, trabajadores de la economía informal, artesanos, profesionales de distintas áreas. Se trataba de personas que no tenían una intención inicial de emigrar, sino que debieron huir en condiciones precarias en extremo, abandonando abruptamente sus ocupaciones y dejando familias en desamparo.

Los albergues existentes en Costa Rica están habilitados para migrantes de paso y no para perseguidos políticos, por lo que con las oleadas de refugiados se han quedado vacíos.

“La falta de reconocimiento de esta calidad distinta es una de las causas: Se trata de un problema de naturaleza política, con consecuencias migratorias, y no un hecho migratorio. Admitir la naturaleza política del problema y la definición de perseguidos políticos es, sin duda, el punto de partida para abordar el problema en su real dimensión. Y las soluciones”.

Se deja sentado que el gobierno de Costa Rica instituyó una política de puertas abiertas a los perseguidos y adoptado medidas constructivas, pero restricciones fiscales y un entorno político y social complejo —incluidos algunos brotes de xenofobia— se convierten en realidades que obstaculizan poner el tema en la agenda nacional o internacional.

En tercer término, el informe enumera entre las causas del problema la dispersión territorial de los perseguidos políticos, la fragmentación en grupos territoriales, gremiales y políticos, y la desconexión entre los mismos, lo cual dificulta una interlocución que facilite abordar la situación de manera integrada.

Como cuarta causa, el informe hace referencia a la comunidad internacional, la cual, presumiblemente, carece de información suficiente. En este sentido, manifiestan que los pronunciamientos sobre Nicaragua formulados por la Unión Europa, la OEA y los Estados Unidos, salvo alguna referencia de orden político, obvian mencionar la problemática real que padecen los perseguidos políticos refugiados en Costa Rica. “De lo contrario no se explica cómo, habiendo niñas y niños en condición precaria, UNICEF está ausente”.

También la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se encuentra ausente aun cuando existen necesidades de sanitarias. “Hay necesidades de adiestramiento y de mecanismos para abrir oportunidades de empleo, y OIT está ausente. Hay un grueso número de mujeres, y UNIFEM está ausente. La acción del PNUD no es notoria. En fin, el Programa Mundial de Alimentos, la Unión Europea, USAID y donantes bilaterales están ausentes”.

Las propuestas de solución

El informe de Panóptico Nicaragüense plantea una serie de pautas que podrían significar una posible solución al problema.

La primera de las propuestas es reconocer que se trata de un problema de naturaleza política, con manifestaciones migratorias, humanitarias y de derechos humanos que no se está resolviendo.

Luego agregan que tal reconocimiento no corresponde únicamente al gobierno de Costa Rica, pues el asunto va más allá del estado y de la sociedad costarricense. “Se trata de una problemática que requiere compromiso y acción de la comunidad internacional”.

En tal sentido, se hacen eco del llamado de la CIDH en octubre de 2018 a los estados de la región y a la comunidad internacional a objeto de que se implemente una respuesta regional e internacional basada en la responsabilidad compartida y el respeto y garantía de los derechos humanos de estas personas, “a efectos de que el Estado costarricense cuente con los recursos necesarios para responder adecuada y efectivamente ante esta situación humanitaria de emergencia”.

Acogen la recomendación N° 7 de la CIDH de implementar una estrategia coordinada de alcance regional e internacional “basada en la responsabilidad compartida y en el abordaje desde un enfoque de derechos humanos para dar respuesta a la rápida y masiva situación de personas que se están viendo forzadas a migrar de Nicaragua, para lo que se requiere fortalecer la asistencia técnica y financiera al Estado costarricense. Asimismo, es necesario fortalecer a las comunidades que acogen a las personas migrantes y sus familiares”.

La comunidad internacional coordinadamente con las autoridades de Costa Rica y la comunidad nicaragüense de refugiados, pueden actuar en materia de asistencia humanitaria; asegurar atención adecuada a la población más vulnerable, en particular los niños y adolescentes, con énfasis en salud y educación; oportunidades de continuar los estudios y otorgar subvenciones a estudiantes de nivel técnico y profesional; instaurar un programa de apoyo a la generación de autoempleo o emprendimientos; generar competencias laborales mediante el adiestramiento en actividades de menor complejidad tales como zapatería, panadería, alimentos, etc.; apoyo a iniciativas público-privadas que contribuyan a colocaciones laborales; promoción de modalidades de asociación; campañas de información y comunicación vía tradicional y digital.

Asimismo, subrayan la “existencia de un mercado nostálgico compuesto por centenares de miles de residentes nicaragüenses [lo cual] ofrece la posibilidad de generar oportunidades de empleo sin afectar a la fuerza de trabajo costarricense. Instituciones multilaterales como el [Banco Interamericano de Desarrollo] BID podrían emprender un estudio para cuantificar y caracterizar las potencialidades de este mercado nostálgico, que podría dar lugar a inversiones, actividad económica y empleo”.

Recomiendan al gobierno de Costa Rica acortar los plazos y procedimientos para la atención a los solicitantes de refugio; flexibilizar los criterios para el otorgamiento de estatus de refugiado; considerar la adopción de la definición ampliada del estatus de refugiado contenida en la Declaración de Cartagena; establecer alternativas migratorias.

En materia de derechos económicos, sociales y culturales el informe recomienda asegurar que las autoridades policiales en frontera preserven el principio de no devolución; considerar la pronta vigencia de una normativa que permita otorgar el permiso laboral en paralelo al reconocimiento del estatus de solicitante de refugio; considerar la pronta vigencia de modalidades de protección complementaria; garantizar el acceso a la educación, seguridad social y salud de los perseguidos políticos desde el momento en que presentan su solicitud del reconocimiento de la condición de refugiado.

En materia laboral, el reporte llama a revisar y flexibilizar la lista taxativa de ocupaciones a las que se pueden dedicar los solicitantes de refugio; promover iniciativas público-privadas para la generación de oportunidades de empleo; promover iniciativas de emprendimiento y autoempleo; impulsar iniciativas de formación y capacitación profesional; promover una estrategia para aprovechar las potencialidades del mercado nostálgico.

Finalmente, el informe de Panóptico Nicaragüense recuerda que es necesario solicitar a la Comisión Interamericana de Derechos humanos atender su disposición a continuar trabajando “en la elaboración de un informe sobre la situación de personas nicaragüenses que se han visto forzadas a huir de su país, Nicaragua, sobre la base de la información recibida en su visita de trabajo a Costa Rica, así como de sus mecanismos de monitoreo y del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI)”.

viernes, 5 de abril de 2019

Hermano del presidente de Honduras acusado por EE. UU. de delitos de narcotráfico irá juicio en NY

La fiscalía estadounidense sostiene que Hernández Alvarado tuvo acceso a los laboratorios de cocaína en Honduras y Colombia y que los paquetes de la droga tenían la marca “TH” equivalente a “Tony Hernández”.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Juan Antonio Hernández Alvarado, alias “Tony Hernández”, exdiputado del Congreso y hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se declaró no culpable de delitos de conspiración para traficar cocaína a los Estados Unidos y  posesión de armas de fuego. El juez del Distrito Sur de Nueva York, P. Kevin Castel fijó el inicio del juicio para 30 de septiembre de 2019.
Juan Antonio Hernández Alvarado fue arrestado en Miami, Florida el 26 de noviembre de 2018, tras una orden de captura liberada por las autoridades norteamericanas. 

La acusación federal contra Hernández Alvarado dice que el acusado habría participado con organizaciones criminales de narcotráfico que operaron en Honduras desde 2004 hasta 2016 para traer droga a los Estados Unidos.

Los documentos destacan que por más de una década, varios carteles de narcotráfico trabajaron en conjunto con prominentes funcionarios públicos y otras personas, incluyendo a políticos y policías de Honduras, para recibir múltiples toneladas de cocaína enviadas a Honduras desde Colombia, vía marítima y aérea, para  luego ser transportadas hasta Guatemala y desde allí a Estados Unidos.

Los carteles de la droga pagaron sobornos a oficiales del Congreso nacional y a oficiales públicos, así como a funcionarios de la policía de ese país centroamericano, dice la demanda.
Juan Antonio Hernández Alvarado es un ex miembro del Congreso Nacional, hermano del actual presidente de Honduras y un narcotraficante de gran escala que trabajó con otros narcotraficantes de Colombia, México y Honduras para importar cocaína a Estados Unidos.

La acusación dice que desde 2004 hasta 2016, Hernández Alvarado ha estado vinculado a actividades de narcotráfico y participó en  el procesamiento, recibimiento, transporte y distribución de múltiples toneladas de cocaína que llegaban a Honduras en aviones, lanchas rápidas, y al menos en una ocasión, en submarinos. 

La fiscalía estadounidense sostiene que Hernández Alvarado tuvo acceso a los laboratorios de cocaína en Honduras y Colombia y que los paquetes de la droga tenían la marca “TH” equivalente a “Tony Hernández”. Al acusado también se le acusa de participar en la coordinación y al mismo tiempo, en la entrega de armamento pesado (ametralladoras y rifles) a los miembros de la policía y a los traficantes de drogas para asegurar los envíos de cocaína que eran transportados a Honduras. 

Paralelo a las actividades de tráfico de drogas, Hernández Alvarado y otros conspiradores, sobornaron a los oficiales con información sensible para proteger los envíos de drogas y solicitaron altos montos de dinero en coimas a grandes narcotraficantes "a nombre de uno de los político más importantes de Honduras".

En febrero de 2014 en Honduras, Juan Antonio Hernández se reunió con Devis Leonel Rivera Maradiaga, el ex líder del cártel de los Cachiros, una violenta organización criminal. La reunión fue organizada por ex miembro de la policía Nacional de Honduras. En esa reunión, que fue grabada en audio y video,  el acusado acordó tramitar con el gobierno presidido por su hermano, Juan Hernández Alvarado, los pagos que le adeudaban a una o más empresas de Rivera Maradiaga que usaban el cártel de los Cachiros para lavar dinero proveniente del narcotráfico. Rivera Maradiaga le pagó a Hernández Alvarado USD 50.000, 00 por ese encuentro.

La fiscalía estadounidense acusa a Hernández Alvarado y a otros, de haber violado el Título 21 del Código de Estados Unidos en las secciones 952(a) y 960 (1). Asimismo, se le acusa de violar el título 18 relativo a posesión de armas de fuego, y de hacer declaraciones falsas a las autoridades.

La demanda dice que Hernández Alvarado en octubre de 2016 mintió ante la Corte del Distrito Sur de Florida. El acusado declaró falsamente y de una manera tramposa presentó declaraciones falsas durante una entrevista que le hicieron los representantes del gobierno de Estados Unidos, de la Agencia Antidrogas DEA e investigadores de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, que realizaba la investigación en su contra.  En esa entrevista -dicen los documentos federales- el acusado dio falsa información, incluyendo una declaración que decía que "nunca había recibido dinero de parte de narcotraficantes para ningún objetivo y que nunca ofreció apoyo ni asistencia a ningún narcotraficante bajo ninguna vía".

Calendario procesal

Juan Antonio Hernández Alvarado fue presentado en la corte del Distrito Sur de Nueva York, el pasado 29 de marzo de 2019. El juez acordó un calendario para la preparación del juicio. Quedó fijada para el 10 de mayo de 2019, la presentación de las mociones del caso. El 6 de mayo se esperan las respuestas del acusado y las de la fiscalía para el 28 de mayo.

El juicio se iniciará con la selección del jurado el 30 de septiembre de 2019. Habrá una conferencia previa al juicio el 27 de junio. 

Juan Antonio Hernández Alvarado está representado por el abogado, Omar Malone y los fiscales de este caso son Matthew Laroche, Emil Bove III. 


jueves, 4 de abril de 2019

Denuncian que sobrino de Tarek William Saab se desempeña como "sapo" y "gestor" en el Palacio de Justicia de Anzoátegui

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El sobrino de Tarek William Saab Halabi, Amir Nakur Saab estaría actuando como "sapo" [soplón] en el Palacio de Justicia de Anzoátegui y, a la vez, realizaría "gestiones" con los usuarios que requieren resolver asuntos en el Ministerio Público de esa zona del país a cambio de pagos irregulares, dice una denuncia en nuestro poder.

Los denunciantes cuyos nombres permanecerán anónimos por su integridad física y seguridad— aseguran además que Amir Nakur Saab estaría "siendo preparado para asumir un cargo apadrinado por el fiscal Séptimo del Ministerio Público en la zona del Tigre, Jairo Gil".

La denuncia sostiene que "en un principio, Amir Nakur Saab (un joven de mediana estatura, de tez blanca, bigotes escasos, de aproximadamente unos 25 años) decía que era un pasante de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (UGMA) única Universidad que dicta la Cátedra de Derecho en la zona Sur del Estado Anzoátegui".

"Amir Nakur Saab suele pasearse dentro del Palacio de Justicia como Pedro por su casa, hasta en mono deportivo, típico de un joven, pero nada típico para el sitio de trabajo. Lo hemos visto con varios fiscales del Ministerio Público, entre los cuales señalan al Fiscal 4to. Julio Aguilar", acotan. 

Sostienen que "Saab es abogado recién graduado de la UGMA, hijo de la señora Iman Esperanza Saab Halabi (hermana de Tarek W. Saab) y de quien fuera (es) presidente de la Cámara Municipal del Consejo Municipal del Municipio Simón Rodríguez Assad Nakur. Este último ocupó la posición durante los gobiernos locales de Ernesto  Paraqueima y Carlos Hernández".

Aseguran los denunciantes que "Amir Nakur Saab es el sobrino predilecto  de Tarek William Saab Halabi" y "el protector" y actúa como "el sapo" del tío dentro de las dependencias del Ministerio Público en la Zona.

Afirman que "muchas personas acuden a Amin Nakur Saab cuando hay problemas serios que resolver y este los soluciona "solamente llamando a su tío o hablando directamente con los distintos fiscales a nivel nacional utilizando el nombre de su tío Saab".

Asimismo, la denuncia dice que "Amir Nakur Saab lo están preparando para ocupar el cargo de Fiscal Superior".

Agrega la denuncia que "están obligando a los fiscales y auxiliares a hacer en sus estados de What's App alusiones a su tío Saab, bajo amenazas".

Alegan que hay muchos profesionales en Venezuela que han sido relegados, para darle paso dentro de las Instituciones Públicas a mediocres, mafias y mercantilistas. 

Sostienen que la mayoría de los casos en el Ministerio Público se resuelven a punta de dólares (lechugas como lo llaman en el argot tribunalicio) y todos se manejan por un libreto y bajo las directrices de los más altos cargos. "Como siempre, no existe independencia ni autonomía y siguen las mafias de los políticos manipulando y manejando todo bajo la mirada complaciente del colectivo que calla por complicidad o por miedo".