viernes, 8 de julio de 2016

El adoctrinamiento chavista y la reconstrucción de la identidad del venezolano

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Ya son casi 18 años de repetición de un mensaje que, gracias a la utilización de varias técnicas probadas por su eficiencia, ha logrado calar en el cerebro del colectivo. Si bien no es la totalidad de la sociedad, el chavismo —desde sus inicios— apuntó su artillería seudo-ideológica a los sectores más vulnerables de la población y, hoy en día, ha logrado recoger sus frutos. 

Usando viejas tácticas, el chavismo ofreció no sólo el concepto de una supuesta integración y participación directa del poder, sino que convirtió la figura del líder en la de un dios, un padre que amaba a sus hijos y les ofrecía protección y un lugar en la nueva Venezuela a cambio de la entrega de sus almas a la revolución. 


A través de discursos maratónicos, programas de radio y televisión, libros, adoctrinamiento en las escuelas, cursos de ideologización para la juventud, programas especiales, entrenamientos y dirigentes que repiten el mismo mensaje, el chavismo logró convencer a muchos de que en el "Comandante" y en el PSUV podrían encontrar todo lo que anhelaban para sus vidas.

Hugo Chávez, gracias a sus cualidades histriónicas y su enorme capacidad de comunicación, consiguió persuadir a una parte de la sociedad venezolana para que le entregaran su fe y su voluntad. Los convenció de que había dos Venezuela, y que una de ellas conformada por escuálidos, derechistas, fascistas, oligárquicos, etc., representa el obstáculo para la consolidación de la mejor revolución del mundo. Y como si de una secta se tratara, el modelo seudo doctrinario empujado por Chávez y sus acólitos, sembró el odio social como herramienta para manipular, dividir y triunfar. 

El líder se presentó como la salvación, el único capaz de amar a Venezuela y por tanto era indispensable para la paz, el progreso y la felicidad del pueblo. Asimismo, convenció a muchos de que la entrega debía ser total y que, de ser necesario, deberían morir por su causa.

Como la promesa de amor no es permanente, entonces recurrió al miedo que es, sin duda alguna, un “gran motivador”. 

Aquellos que osen desertar de la revolución, obtendrán como castigo el fin. Sin la revolución vendrá el caos. Así, una parte de la población se transformó en una especie de rebaño paranoico, radical, entregado, fiel y capaz de sostener hasta lo insostenible.
El chavismo logró impregnar en sus seguidores el sentimiento de culpa, con los que los obligaba a monitorear hasta sus más íntimos pensamientos, hasta que consiguió que se desfiguraran, a tal punto que no pudieran reconocerse. 
Muchos venezolanos nos preguntamos, ¿cómo es posible que a estas alturas, cuando la tragedia y la miseria se muestran a lo ancho y largo de Venezuela, exista gente que permanece fiel a un proyecto político tan destructor como el chavismo? ¿Qué le pasó a la gente en Venezuela, qué tipo de transformación se produjo en aquellos que se entregaron al chavismo inducidos por la búsqueda de fe, amor y de soluciones fáciles?

El adoctrinamiento

Justamente discutíamos en un chat de WhatsApp, qué se puede hacer para reeducar a la población que permanece sumisa al régimen, evidentemente adoctrinada. Ese grupo grande al que Chávez logró convertir en sus adláteres, para quienes sigue siendo un operador que superó la figura de Dios, una especie de fuerza omnipotente capaz de generar sentimientos y deseos que ningún otro jefe de Estado había logrado hasta el presente. Chávez logró romper en parte de la población el sentido propio de cohesión psíquica, a tal grado, de que muchos se sintieron y, se sienten aún, unidos al líder por una relación de pertenencia que se expresó de manera clara cuando el caudillo falleció.

El perverso modelo de adoctrinamiento incluyó el manejo de las presiones, ser inexorables, ser humillados de vez en cuando, controlar lo que ven, leen, escuchan y entienden. De allí que fuera y siga siendo incesante la repetición del mensaje a través de los discursos del líder (vivo y fallecido) diciendo lo mismo una y otra vez, hasta lograr generar pequeños compromisos que con el tiempo se convirtieron en una entrega casi total de la mente, los deseos y las acciones.

Es tal grado el nivel de dicho adoctrinamiento que a pesar de las trágicas circunstancias que vive el país actualmente, aún se encuentran personas que se niegan a renunciar a la revolución y aunque están viviendo en un infierno, creen que viven en la gloria y culpan a los otros (a la derecha) de los desmanes del sistema.

El miedo como método de control

El chavismo logró inculcar el miedo en la población y mantener el control de sus seguidores por muchos años. La teoría del control del pensamiento, el adoctrinamiento o, en muchos casos, lavado de cerebro, se imponen a la hora de buscar una explicación racional a la irracionalidad del comportamiento del venezolano que vio en el chavismo la solución mágica a sus problemas.

El adoctrinamiento tiene efectos conocidos, tanto sociales como psicológicos que operan dentro de estos conjuntos como son la pérdida de la identidad individual, la sumisión, la conformidad y renunciación al pensamiento independiente que operan bajo la presión mutua, siguiendo las líneas de la difusión de la responsabilidad individual y el pensamiento colectivo.

Elevación de Chávez a los altares y exaltación del chavismo 

La reforma del pensamiento, adoctrinamiento o reeducación, se lleva a cabo mediante la aplicación de algunas técnicas de persuasión, bien coercitivamente o no, para cambiar las creencias, conducta, pensamiento y comportamiento de una persona o grupo, de modo de poder ejercer sobre ella o ellos, control, bien político, religioso, moral, o de cualquier otro tipo.
Sin duda alguna existen elementos que definen este tipo de patologías en muchos venezolanos. 
La transformación de la psiquis

La llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela y con él la instauración de su corriente política y de comportamiento en el país, el chavismo transformó la psiquis colectiva. El daño es tan profundo que 3 años después de su muerte, los seguidores aceptan ciegamente todo lo que se dice e impone desde la cúpula del poder oficialista. La desaparición física de Chávez fortaleció más aún el culto su figura, que actualmente es venerada. Muchos de los seguidores han sobrepasado los linderos de la admiración y respeto, para caer en el terreno de la adoración y la idolatría.


Control del pensamiento

Las personas, el ser humano, poseen formas de pensamiento y actuación condicionadas bien por su propia condición genética, como por el entorno, al servir la familia, la escuela y la sociedad, en general, como moldeadores o modeladores, de dicha manera de actuar y de pensar.  Es aspecto fue usado por el régimen para sembrarse en la mente de las clases más vulnerables.

La alteración de este pensamiento y conducta mediante diferentes técnicas o métodos supone la transformación de las posiciones y creencias para encarrilarlas, por decirlo coloquialmente, en las pautas y doctrina que impone una corriente ideológica o religión.

Adoctrinamiento como política de Estado

Tal como lo hemos sostenido, el chavismo desde su llegada al poder instauró una política de adoctrinamiento, incluso, admitida y anunciada en cierta ocasión por Francisco Sexto, cuando estaba a la cabeza del Ministerio de Cultura. 

Es política de Estado la alienación del pueblo venezolano a una sola idea política, la chavista, que se materializa en la reforma educativa, la repetición de consignas en cuarteles, escuelas, UBCH, patrullas y cuanto grupo social —es prolífico el oficialismo creando asociaciones de todo tipo— hasta el punto de unificar y convertir en uno solo el mensaje que se emite desde estas instituciones y colectivos.

¿Oponerse? ¿Objetar? Muchos de los que lo han intentado están en el exilio y si permanecen en el país son objeto de persecución y hostigamiento. Otros se encuentran tras las rejas. 96 presos políticos y miles de detenidos por protestar pueden dar cuenta de esto. 
Así en el mejor de los casos, pues otros con menos “suerte”, simplemente reposan en el cementerio.

Cuarteles y escuelas bajo control

Por ejemplo, la educación militar que tanto Chávez como su sucesor, Nicolás Maduro, instauraron en las escuelas desde el preescolar hasta el bachillerato tiene el avieso propósito de uniformar el pensamiento de los niños y jóvenes venezolanos. 


Según lo expuesto por el gobierno "la educación militar debe ser bolivariana, nacionalista, socialista y antiimperialista e incorporar las bases doctrinarias, filosóficas e ideológicas del pensamiento y acción de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora y del comandante supremo Hugo Chávez Frías".

Los cursos de “Formación socialista” que el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, imparte a su militancia para que después se conviertan en agentes multiplicadores de la doctrina chavista en los barrios y comunidades, sólo buscan enseñar y reforzar las líneas de pensamiento que la cúpula partidista quiere imponer al pueblo venezolano. No hay más que escuchar a cualquier dirigente de un consejo comunal o comuna para comprobar la uniformidad del pensamiento y del mensaje.

La presencia cubana en Venezuela, aparte del pregonado servicio social y médico con que el gobierno justifica su presencia en el país, tiene por finalidad lo que en otros tiempos habría sido inverosímil llegarlo siquiera a pensar o suponer: la colonización.

Guerrilla colombiana de su cuenta en Venezuela

Y si esto es grave de por sí, verdaderamente escandaloso resulta el que la guerrilla colombiana  procubana del Ejército de Liberación Nacional, ELN, tenga presencia en las escuelas públicas del país para adoctrinar con la anuencia del gobierno. Este grupo terrorista distribuye en los centros educativos —entre otros documentos y fascículos— a los niños y jóvenes la revista Antorcha Elena, una publicación de propaganda de su doctrina criminal.

El presidente del Colegio de Profesores Seccional Táchira, Javier Tarazona, denunció que "el Estado venezolano es cómplice de la guerrilla colombiana y de los grupos irregulares para que operen aquí. El Estado los protege, es complaciente".

Con respecto al reparto de propaganda guerrillera refiere que con estas entregas "deforman a nuestros estudiantes y ciudadanos, así como también ponen en riesgo que algún día no muy lejano recluten a nuestros niños, niñas y adolescentes para formar parte de esas agrupaciones revolucionarias".

Para remate, en el estado Táchira gobernado por militar chavista retirado José Vielma Mora, opera la emisora radial del ELN, “La Insurgente Estéreo”, con la anuencia del mandatario regional.

De nada han valido las denuncias que al respecto ha hecho Colegio de Profesores de la entidad. Los guerrilleros siguen haciendo apología del terrorismo que practica a través de las ondas hertzianas. 

Culto a Chávez, a Cuba y al comunismo

La difusión del mensaje chavista, de exaltación de la figura de Hugo Chávez ha llegado a niveles tóxicos, la perorata del supuesto legado del “comandante supremo” inunda cada rincón de las escuelas, liceos y centros de educación superior bajo el control gubernamental, así como las reuniones vecinales, de los consejos comunales y colectivos de todo tipo.

Tal política de intoxicación ideológica se extiende a la difusión de líderes que son completamente ajenos a la realidad venezolana, como el "Che" Guevara y Fidel Castro


Con expresiones como “El Che luchó en Cuba” o “Cuba sí, yanquis no”, los textos de enseñanza de lectura dirigidos a los pequeños instruyen sobre el uso de las letras “Ch” y “Y”, respectivamente.
El calendario escolar ahora refleja una celebración que hace 17 años era impensable, pues ahora para los estudiantes el 8 de octubre es el Día  del Guerrillero Heroico, en honor a Ernesto “Che” Guevara.

Libros y canaimitas: instrumentos de ideologización

El grito "¡Chávez vive!" emitido por los maestros y profesores en los salones de clase es respondido por el alumnado con un "¡La patria sigue", una consigna que repetida día a día va inoculándose en cada muchacho venezolano con un solo objetivo: el adoctrinamiento.

Todo esto a pesar de que la Ley Orgánica de Educación prohíbe expresamente el proselitismo político dentro de las instituciones educativas y los textos de enseñanza escolar. En la citada legislación se exige, por el contrario, la educación "libre, plural y democrática", pero esto es simple letra muerta.

Una lección obligada de aprender en cada aula venezolana es la biografía de Hugo Chávez, una página que ha venido tergiversar y descontextualizar la historia contemporánea.

Y es que denominado “comandante supremo” es equiparado  —según lo expuesto en la semblanza— y muchas veces supera y llegan a ubicarlo por encima de la figura del Libertador Simón Bolívar.

Por ejemplo, una página de los libros distribuidos contiene una supuesta conversación sostenida entre Hugo Chávez y el Bolívar, en la que el último prácticamente se convierte en un mero precursor de la independencia y se exalta al primero como el verdadero libertador del país. 

Allí Simón Bolívar le dice a Hugo Chávez: “Yo te acompaño en tu sueño de libertad, que fue también el mío”. Esta versión oficial indica que la independencia de Venezuela es obra innegable de Chávez por haber sacado al país de las garras de la que llamada “tiranía imperialista”.

Del mismo modo la biografía de Chávez expone: “Hugo se quema las pestañas estudiando y lo hace con un fusil en una mano y con Bolívar en la otra, las dos armas que utilizará para sus luchas futuras”.

Los textos escolares donde se exalta a Chávez, el chavismo, el comunismo y al régimen cubano, son distribuidos por el gobierno venezolano a más de seis millones de niños en las escuelas públicas venezolanas.

El nivel de adoctrinamiento impartido en las escuelas y liceos venezolanos ha llegado al extremo de que querer explicar las operaciones matemáticas a través de problemas donde tiene más protagonismo el asunto ideológico que la propia enseñanza de los procedimientos de cálculo. La Colección Bicentenario expone, al parecer de manera deliberada, conceptos y antivalores propios de la ideología oficialista.

De este modo, la educación venezolana ha dejado de responder a los criterios pedagógicos y académicos para someterse a los del proselitismo político e ideológico del chavismo y el comunismo.

Cual bomba de tiempo que seguramente está destinada a explotar en el cerebro de los niños y jóvenes venezolanos, el gobierno entrega vanagloriándose hasta el cansancio de ello, unas minicomputadoras bautizadas con el nombre de “canaimitas”, las cuales vienen cargadas de munición ideológica de exaltación a Hugo Chávez, el chavismo, el proceso revolucionario, Cuba, el comunismo, así como del proceso de militarización de la sociedad.

El enfermizo proceso de adoctrinamiento no descuida ningún detalle, pues hasta las calcomanías que se reparten entre los pequeños para que identifiquen sus libros y cuadernos, llevan impresa la imagen de Hugo Chávez.

Sólo a él se le reconoce como presidente de la república, el resto fue borrado de la historia. Se le idolatra y se le otorga una supremacía por encima de cualquier otro venezolano. El chavismo borró de un plumazo a todos los héroes de la patria y anuló la figura de quienes descansan en el Panteón Nacional.

La confrontación es una lección subyacente en los textos escolares: la “gran batalla”, el conflicto, la disputa y el lenguaje confrontacional que caracterizó a Chávez se refleja en cada página de los textos escolares. 

Decadencia y deterioro de la educación y las escuelas

Otro elemento que atenta contra objetivo de alcanzar una educación de calidad y, por el contrario, promueve la decadencia, es el ínfimo presupuesto que el gobierno venezolano destina a la infraestructura escolar —mantenimiento de escuelas y liceos existentes y la construcción de nuevos planteles—, al igual que los nulos recursos destinados a la dotación bibliotecas y laboratorios.

Las escuelas se están cayendo, hay filtraciones en los salones de clases, sus techos y paredes se desploman al piso. La situación ha llegado a tal extremo que no en pocas ocasiones la prensa ha reseñado a maestros impartiendo clases debajo de un árbol, bien por no tener donde hacerlo o por evitar que los salones que tienen se vengan encima de los muchachos.

Aparte de las referidas “cartillas doctrinales” que el gobierno entrega a los estudiantes bajo el nombre de textos escolares, las bibliotecas hace años no reciben nuevos libros. Todas las bibliotecas públicas del país están desactualizadas.

Los laboratorios de Física, Biología y Química en los que los muchachos se familiarizaban y experimentaban, son cosa del pasado. Los estudiantes en la época del socialismo del siglo XXI no saben lo que es un tubo de ensayo y mucho menos un microscopio.

Lo que si reina en las escuelas es la mediocridad, tanto de los cuadros directivos, como de los maestros que, sometidos a sueldos de hambre, han descuidado, o mejor, dejado en el olvido, la actualización académica.

Literalmente hablando, los bachilleres egresados en tiempos de revolución son simplemente unos analfabetas funcionales.

También en las universidades

Aquello de que las universidades son centros formadores de pensamiento crítico no opera para los centros de educación superior bajo el control del chavismo, entre ellos, la Universidad Bolivariana de Venezuela, UBV.

Financiada con recursos del Estado, pertenecientes a todos los venezolanos, la UBV opera como un simple plantel de adoctrinamiento donde la diversidad del pensamiento humano es desconocida por el alumnado. 

En las aulas de esa casa de estudio lo que se impone es un agresivo programa destinado a inocular en los muchachos el pensamiento único, la lealtad al gobierno, el marxismo y el comunismo.

Las doctrinas de Adam Smith son absolutamente desconocidas en la UBV y, muy probablemente, los estudiantes ni siquiera deben saber quién era.

Cualquiera que haya egresado de una universidad autónoma puede dar fe de cómo en ellas se imparte todo tipo de pensamiento. Nunca se le ocurrió a los gobernantes anteriores a Chávez, pretender someter a las universidades a un pensamiento único.

Muy por el contrario, en las universidades de tiempos de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez, Jaime Lusinchi, Luis Herrera o Rafael Caldera, se daba a conocer a diestra y siniestra el pensamiento marxista. Muchos de los que han gobernado en los últimos 17 años también son testigos de ello.

No solamente los alumnos son adoctrinados en la UBV, también los profesores. Previo a la contratación del personal docente este es sometido a cursos que lejos de impartir los principios pedagógicos, se dedican a bombardear con propaganda chavista a los futuros profesores. 

Profesor que corra el riesgo de fomentar la crítica y hacer observaciones al gobierno y a la ideología socialista, corre el riesgo de quedarse sin empleo y, lo peor, de ser sometido a persecución, acoso y hostigamiento.

Asimismo la educación en las aulas es monitoreada, incluso por estudiantes que operan como espías y quienes denuncian cualquier intento de los profesores de objetar las políticas de gobierno o de exponer otras tesis distintas u opuestas al pensamiento comunista.

En la UBV, como en el resto de las universidades dependientes del estado, impera la doctrina del filósofo marxista Louis Althusser, según el cual toda educación es necesariamente transmisora de ideologías y lo importante es asegurarse de que se transmita la ideología liberadora, y no la burguesa.

Grave y patético

Resulta sumamente grave que ni siquiera una carrera como la medicina referida a la vida misma del ser humano, sea objeto de respeto por el chavismo.

La creación del programa Medicina Integral Comunitaria, es un ejemplo patético de ello.

Diametralmente opuesta a la Medicina tradicional, la formación médica chavista concebida para para la atención primaria y la prevención de enfermedades en comunidades, egresa a “profesionales” que, según han denunciado la Academia Nacional de Medicina, médicos y profesores de las universidades autónomas, no están preparados para atender a la población.

No pasan por los hospitales y ni siquiera hacen la práctica rural.

Ciencia ficción

Sin embargo no todos son partidarios de la efectividad del lavado de cerebro o control mental. Muchos admiten el adoctrinamiento, pero estiman que el cambio absoluto del pensamiento y conducta de la manera como los defensores del lavado de cerebro lo pregonan, es imposible.

Sostienen que un régimen puede manipular y adoctrinar a través de propaganda y el sistema educativo, pero advierten que el adulto cuenta con suficiente autonomía individual para resistir dichos intentos de hacer cambiar su pensamiento.

Aseguran que difícilmente la manipulación y el adoctrinamiento convencerán a una persona adulta para lo que no esté predispuesto ya aceptar. Creen que la inclinación previa a una determinada idea o concepto priva a la hora de aceptar como ciertas las doctrinas y propaganda a través de las que se les somete mediante el adoctrinamiento.

La observación a realizar aquí irá en torno a que no solamente los adultos están siendo sometidos a este bombardeo ideológico, sino también los niños y los adolescentes, donde sí es determinante la formación que reciban. Un  ejemplo de lo que puede lograrse con el adoctrinamiento y el lavado de cerebro lo pueden encontrar en un trabajo publicado la semana pasada en este blog, titulado Crónica de una chavista en Nueva York, ejemplo de la juventud con lavado cerebral.  La nota relata una entrevista que sostuve con una joven adoctrinada a lo largo de casi 18 años de revolución. Los resultados están a la vista, el chavismo además de adoctrinar a los venezolanos, ha producido un grave efecto en la infancia y la juventud venezolana, afianzando la cultura del clientelismo, de la flojera, de la pereza mental, la mediocridad, el conformismo, la abulia, la viveza y el facilismo que caracteriza al hombre nuevo con el sello del Socialismo del siglo XXI. 

Los que nos sentimos comprometidos con Venezuela debemos aportar nuestros mejores talentos para contribuir con la reeducación de la población afectada por los años de adoctrinamiento. Hay que revertir el daño y buscar alternativas efectivas para transformar los valores de la sociedad, aún estamos a tiempo....

martes, 5 de julio de 2016

Abogados de sobrinos de Cilia Flores acusan a EEUU de destruir pruebas que exculpan a sus defendidos

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los abogados defensores de los sobrinos de Cilia Flores acusaron al gobierno de los Estados Unidos de destruir pruebas importantes, de manera deliberada, para culpar a Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas del tráfico de narcóticos a los Estados Unidos de acuerdo a un informe preliminar presentado a la corte del Distrito Sur de Nueva York este viernes 01 de julio.

En el documento los defensores de los primos Flores aseguran que las grabaciones realizadas por los informantes confidenciales, pagados por el gobierno norteamericano, "están irremediablemente manchadas por la conducta impropia de los informantes"

Los abogados piden al juez suprimir esas grabaciones por considerar que las mismas violan las garantías procesales de los acusados. "Es axiomático cuando las personas que trabajan en nombre del Gobierno destruyen deliberadamente pruebas importantes" asegura Randall W. Jackson abogado de los primos Flores.
Agrega que: "Aquí no sólo hubo una destrucción de pruebas, sino que las mismas fueron alteradas por informantes pagados por el gobierno, que operan fuera del país y fuera de cualquier limitación impuesta por la formación, la ética o la rendición de cuentas por parte de los agentes de la administración de Control de Drogas (DEA)". 

En el documento, Jackson señala que el registro de descubrimiento indica que los informantes destruyeron grabaciones de audio y vídeo durante las reuniones cruciales con los demandados, o estratégicamente desactivaron sus dispositivos de grabación en los momentos críticos con el fin de eliminar de los registros de conversaciones "aquellas que no se ajustaban a la narrativa que los informantes querían establecer para probar las embarcaciones de droga".

La defensa sostiene que "Ambas acciones indebidas, tenían como objetivo, eliminar del registro las conversaciones que resultaran prueba exculpatoria a favor de los demandados".

Más adelante, el informe preliminar asegura que en el caso de los Flores, el impacto del despojo intencional de las pruebas es enorme, debido a que prácticamente, todo el caso en contra de los demandados se apoya en el cuerpo de grabaciones que fueron hechas por los informantes. 

-En este caso, no hubo incautaciones de cocaína, ninguna búsqueda de lugares donde se almacenan o se entregan los narcóticos, no hay registros ni embargos de buques u otros vehículos utilizados para la exportación de narcóticos, y ningún acto de violencia, argumenta la defensa asegura Jackson

Sostiene que durante una reunión con los demandados, los informantes confidenciales obtuvieron una cantidad de una "sustancia desconocida" -que el Gobierno afirma era cocaína- y que ahora ha sido destruida. Sobre la muestra obtenida no se pudo completar ninguna prueba conocida para probar la naturaleza de la misma.

La defensa de los sobrinos de Cilia Flores asegura que la supuesta muestra de "cocaína" es la única sustancia controlada que pretendía ser usada como prueba durante el curso de la presente investigación.
Por las razones expuestas en el informe, y en base a los actos de expoliación (destrucción) de la sustancia por parte de los informantes confidenciales del gobierno, los acusados ​​Efrain Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas buscan la eliminación de varias piezas usadas por el gobierno como evidencia, a saber:

(1) los testimonio  obtenidos en la primera reunión entre los acusados ​​y los informantes confidenciales, que tuvo lugar el 4 de octubre de, 2015; 
(2) las grabaciones de audio y vídeo de las sesiones posteriores de los acusados ​​con los informantes; 
(3) todos los testimonios al respecto, incluyendo las imágenes de la pantalla de un ladrillo que pretender ser presentado como cocaína, durante una reunión entre los acusados ​​y los informantes, el 25 de octubre de 2015. 

Los demandados solicitan la eliminación de estas tres categorías de pruebas en el juicio, o, como alternativa,  que la corte haga una audiencia de prueba para evidenciar  la mala fe de los informantes confidenciales.


domingo, 3 de julio de 2016

Dos hijos de Cilia Flores aparecen referenciados en interrogatorio hecho por la DEA a primos Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Cumpliendo con el calendario procesal, ratificado el 31 de mayo de 2016, los dos escritorios jurídicos que defienden a los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas solicitaron a la corte la supresión de tres evidencias que aparecen del expediente presentado por la Fiscalía para acusar a los primos Flores de delitos de narcotráfico y, que la defensa considera que fueron obtenidas de manera ilegal.  

La Corte recibió el pliego de solicitud de supresión de evidencias el 1 de julio y la fiscalía tiene hasta el 22 de julio para responder a la petición de los abogados de los primos Flores, quienes fueron arrestados en Haití el 10 de noviembre de 2015, acusados de conspirar para traficar a los EEUU 800 kilos de cocaína de alta pureza.

Los dos bufetes defensores pidieron al juez que se suprimiera como evidencias las declaraciones hechas a los dos acusados luego de ser detenidos, y que tuvieron lugar en el avión que condujo a los sobrinos de Cilia Flores desde Puerto Príncipe hasta Nueva York donde se encuentran a la espera de un juicio.

Los abogados también solicitaron que se suprima del expediente la presentación inicial de los acusados ante el juez Cott, porque la misma se hizo fuera de calendario. Es decir, los Flores debieron ser presentados en la instancia judicial más cercana al lugar del arresto, que en este caso fue Haití y por consiguiente la corte más cercana debió haber sido Puerto Rico. La defensa dice -además- que en lugar de las 48 horas reglamentarias, en este caso se produjo a las 57 horas.

La fiscalía debe dar las respuestas a las mociones introducidas por la defensa, tal cual lo establece el calendario aprobado por las partes el 12 de mayo durante la última presentación de los acusados ante el juez Paul Crotty.

Estrategia

Cuando los dos acusados fueron arrestado por las fuerzas pertenecientes  a la policía  Nacional de Haití, ellos se encontraban en un hotel cercano al aeropuerto con el hombre clave que serviría a los sobrinos de Cilia Flores como contacto para cuadrar el envío de la cocaína a los Estados Unidos, vía Honduras. 

En las declaraciones anexas al expediente, Franqui Francisco Flores de Freitas señala que la reunión con "la persona" empezó a las 9 AM y que apróximadamente a las 9:45 AM el hombre con la quién se reunían salió de la habitación para ir al baño y que al cabo de  pocos minutos aparecieron unos 20 hombres armados, vestidos de negro militar y con pasamontañas, sin signos que los identificaran como miembros de las fuerzas del orden.

Ese grupo comando los llevó del hotel a una casa cercana donde fueron separados en habitaciones diferentes. Al cabo de un tiempo, los dos acusados fueron llevados a una estación de política donde se les tomaron las huellas dactilares y las fotografías respectivas.

Luego de ese evento, fueron llevados al aeropuerto donde abordaron el avión que los trasladó a Nueva York. Estaban en compañía de agentes de la DEA, entre quienes destacan los agentes especiales Sandalio González y Kimojha Brooks.

Eliminar la prueba clave 

La defensa requiere eliminar las declaraciones que se hicieron en el avión ya que las mismas conllevan a la supuesta confesión de la comisión del delito. En las declaraciones de Franqui Francisco Flores de Freitas se señala claramente que cuando Efraín Campos Flores aceptó hablar con los agentes, él decidió decir la verdad, y cooperar.  Una vez hecha la declaración, Campos Flores pidió a su primo Flores de Freitas cooperar para evitar males mayores.

En los anexos presentados por la defensa no se especifica cuál es la verdad de la que habla Campos Flores. No obstante, hay un elemento que llama la atención: Los agentes de la DEA preguntaron específicamente a los acusados si ellos trabajaban con dos hijos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores. 




Cuando a Campos Flores y Flores de Freitas se les pide establecer la relación que tienen con esos dos hombres (los hijos de Cilia Flores), ellos señalan que son sus primos pero que no trabajan con ellos. 

En ningún momento aparece en la confesión de los primos Flores los nombres de terceros involucrados en el caso. Sólo aparecen referencias.


Por otro lado, la defensa quiere que el gobierno revele quién fueron los testigos encubiertos. Se supone que la persona con la cual se reunieron los primos Flores en la habitación del hotel de Puerto Príncipe era un agente encubierto de la DEA.

La acusación 

En el pliego de acusación formal presentado al Gran Jurado, se relata las andanzas de los acusados en Caracas, Haití y Honduras. Y ciertamente se asegura que las reuniones fueron documentadas, es decir, grabadas y por ello forman parte de las evidencias. 

La confesión de Efraín Campos Flores principalmente y luego la de su primo Flores de Freitas es la clave del meollo que la defensa quiere eliminar. Para suprimir esta evidencia, que es contundente para el gobierno, la defensa argumentó que la misma fue lograda en base a métodos que violan la ley. Dijo que se violó el debido proceso y lo establecido en la Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Argumentaron que la confesión se hizo antes de haberse producido la lectura de la Advertencia de los derechos y la renuncia voluntaria e inteligente a los mismos, conocida como Miranda. Este documento informa a los acusados su derecho a permanecer en silencio, a tener un abogado que lo represente y que esté presente en el interrogatorio. 

Los agentes de la DEA que operaron en este caso, le hicieron firmar a ambos acusados los derechos Miranda, según puede apreciarse en el anexo B del informe.  El documento de lectura de derechos dice que fue leído a las 7:35 PM del día 10 de noviembre de 2015 en un lugar codificado como LEAR, con la firma de dos testigos que estamparon sus firmas a las 7:37 PM.

Las confesiones de los acusados

Para el gobierno, la confesión de los imputados de haber participado en la operación es fundamental para sostener la acusación, y la misma arroja pistas claras sobre la organización criminal a la que supuestamente pertenecen los dos jóvenes.

El 22 de julio en horas de la noche podremos conocer los argumentos de la Fiscalía de Nueva York a cargo de Preet Bharara sobre este aspecto.  

Por ahora quedan muchas interrogantes sobre las preguntas específicas hechas a los acusados sobre sus dos primos, que son hijos de Cilia Flores, y la respuestas que ellos dieron....

Seguiremos informando... 

***
Cuando el ex abogado público de Campos Flores, Kafahni Nkrumahs tomó el caso el 17 de diciembre de 2015,  dijo que el número de evidencias era tal que su despacho iba a requerir no sólo tiempo extra, sino traductores especializados en español y en argot venezolano para trabajar todo el material. Confesó que muchas de las pruebas estaban en ese idioma que él no manejaba.




sábado, 2 de julio de 2016

Conoce cómo fue el arresto de los sobrinos de Cilia Flores en Haití

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La defensa de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efrain Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas solicitó a la corte que suprimiera una serie de evidencias presentadas por el gobierno para acusar a los demandados de haber violado las leyes antinarcóticos de los Estados Unidos. 

En una extensa explicación sometida a consideración del Juez Paúl Crotty, los defensores de los primos Flores piden suprimir varias de las pruebas, entre las cuales señalan específicamente las declaraciones posteriores a la detención de los acusados por parte de los agentes de la DEA, ya que las mismas violan sus derechos garantizados bajo la Quinta Enmienda y las Reglas Federales de Procedimiento Penal.

La defensa expone en un informe que esas declaraciones deben ser suprimidas por tres motivos:


  • En primer lugar, la declaración de  Efraín Antonio Campo Flores se obtuvo a través de un procedimiento de interrogación deliberada del tipo prohibido por  la regla Missouri v. Seibert (2004), y Oregon v. Elstad, (1985).
  • En segundo lugar,  las declaraciones de los dos acusados no se dieron con conocimiento de causa, ni de manera inteligente y voluntariamente. Todo lo contrario, los acusados ​​fueron sometidos a una prueba terrible antes de hacer las declaraciones. 
Los abogados sostienen que los acusados se encontraban en una reunión en un hotel en Port-au-Prince, Haití,  cuando fueron "secuestrados" por más de una docena de hombres fuertemente armados, enmascarados que se negaron a hablar con ellos  y a identificarse. Vestían ropa de estilo militar sin insignias. Los demandados fueron esposados, y llevados a lugares desconocidos, y los mantuvieron en soledad, sin comida ni agua durante muchas horas. 


Asimismo sostienen que los acusados, como familiares de prominentes políticos venezolanos, conocían  personalmente a muchas personas que habían sido secuestradas (y algunas asesinadas), por esa experiencia-dicen- creían que habían sido secuestrados y temían por sus vidas. 

Con el tiempo, los acusados ​​fueron entregados a otro grupo de hombres no identificados que los encadenaron de pies y manos, y los cargaron en un avión a un lugar no revelado. Durante el vuelo, los hombres se identificaron como agentes de la DEA y dijeron a los demandados que estaban acusados de haber conspirado contra los Estados Unidos, y que estaban siendo llevado a Nueva York para ser juzgado, y probablemente estarían atrapados allí por el resto de sus vidas. 

Los abogados sostienen además que los agentes de la DEA le dijeron a los primos Flores que, a menos que cooperaran con la justicia, nunca más volverían a ver sus familias. En ese momento, los demandados hablaban poco o nada de Inglés y no tenía familiaridad con el sistema legal de los Estados Unidos o el concepto de derechos de Miranda. 

En el relato sostienen que los acusados habían pasado todo el día temiendo por sus vidas, se les dijo que eran propensos a morir en una prisión estadounidense sin volver a ver a sus familias. Ambos no había comido ni bebido agua desde la noche anterior. 

En pocas palabras -dice la solicitud- en el momento de sus interrogatorios, los acusados estaban cansado, fatigados y sus declaraciones posteriores deben ser suprimida como un claro ejemplo que las mismas fueron dadas bajo la ignorancia de la ley y que se hicieron de manera involuntaria, lo que se constituye en una franca violación de la cláusula del debido proceso.

En tercer lugar, el derecho del acusado a la presentación precipitada había sido violado porque no había ninguna emergencia u otra exigencia que justifica el retraso de 57 horas en su presentación a un magistrado.

Los abogados exigen al juez Crotty que dichas declaraciones se deben ser suprimidas debido a que las mismas fueron provocadas por los agentes luego de seis horas de detención, en dichos estados se debe suprimir la evidencia, según lo establece 18 USC § 3501 (c).

Los acusados solicitan que sus declaraciones posteriores a la detención sean suprimidas, con carácter subsidiario, para que se les brinde la oportunidad de aportar datos adicionales, en apoyo de estas afirmaciones en una audiencia de prueba, acota el documento.


En el informe de 29 páginas presentado por la defensa ante el juez Crotty se señala además lo siguiente: 

Los demandados

1. Efraín Antonio Campo Flores
El Sr. Campo Flores de 29 años de edad es ciudadano de Venezuela. Antes de los acontecimientos que condujeron a su expulsión de Haití a los Estados Unidos, era un empresario que no tuvo vínculos con Estados Unidos, ni ningún conocimiento o afiliación con el tráfico de drogas ilegales.

El Sr. Campo Flores  nunca ha sido detenido ni acusado de ningún delito en los Estados Unidos, ni en Venezuela, o en cualquier otro país antes de su actual encarcelamiento. Él no está familiarizado con el sistema de justicia de los Estados Unidos. En el momento de los hechos descritos en este informe, el Sr. Campo Flores no hablaba inglés fluído.

2. Franqui Francisco Flores de Freitas

El Sr. Flores de Freitas de 30 años de edad, es ciudadano de Venezuela. Antes de su secuestro y expulsión de Haití a los Estados Unidos,  era copropietario y gerente de una empresa de distribución de alimentos local que suministra los alimentos refrigerados y congelados a los restaurantes y supermercados en Caracas, Venezuela. Aparte de su actual encarcelamiento, el Sr. Flores de Freitas no tiene prácticamente ninguna conexión con los Estados Unidos, sólo visitó el país  una vez en su vida y no tuvo vínculos empresariales o económicos  con norteamérica, asimismo, no tiene ninguna experiencia ni el conocimiento del sistema de justicia de EE.UU. 

Igualmente, no tiene ninguna experiencia con los sistemas legales o penales de justicia en Venezuela, nunca fue detenido o acusado, ni condenados por ningún delito allí  ni en ningún lugar. Flores de Freitas no entiende el idioma inglés, a pesar de que ha comenzado a aprender algunas palabras mientras que ha está encarcelado en espera de juicio. 

El Sr. Flores de Freitas es el primo de su co-acusado, Efraín Antonio Campo Flores. Tal como lo confirmó el Sr. Flores de Freitas cuando se le preguntó por los agentes que lo detuvieron, tanto él como el Sr. Campo Flores dijeron estar relacionados con la primera dama de Venezuela, Cilia Flores: Sr. Flores de Freitas y el Sr. Campo Flores son sus sobrinos. El Sr. Campo Flores vivía con su tía durante un tiempo cuando era un niño y por eso también se refiere a veces a sí mismo como su hijastro.

B. Los cargos

El 4 de noviembre de 2015, un gran jurado federal en este Distrito aprobó una acusación contra de los señores Campo Flores y Flores de Freitas por conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos; y la producción o intención de distribución de cocaína, a sabiendas de que dicha sustancia sería ilegalmente importada a los Estados Unidos.  

Fueron secuestrados  por la DEA y transportados a los Estados Unidos

En el documento de la defensa se señala que los primos Flores fueron secuestrados por la DEA y transportados a los Estados Unidos. Los demandados fueron arrestados el 10 de noviembre de 2015. Esa mañana, los demandados volaron desde Caracas, Venezuela a Puerto Príncipe, Haití, para sostener  una reunión que se estableció para comenzar a las 09 a.m.  A alrededor de las 9:45 de la mañana, unos 20 hombres fuertemente armados con rifles de asalto, pistolas y granadas entraron en la habitación donde se realizaba el encuentro. Estaban vestidos con ropa de estilo militar y llevaban pasamontañas que cubrían sus rostros. Ellos no tenían ninguna identificación visible o insignia en la ropa y no se identificaron ni dijeron cuáles eran sus intenciones. Los demandados creyeron que los hombres eran malhechores y que posiblemente trabajaban para uno de los carteles de la droga o alguna banda, y pensaron que estaban siendo secuestrados y temían que los mataran.

Asustados y extraviados

Cuando el señor Flores de Freitas intentó resistir, los agentes sacaron sus armas, les apuntaron a la cabeza, y le pidieron que cooperara. En este punto, los demandados estaban aterrorizados. Sabían que muchas otras personas habían sido secuestradas para luego pedir rescate; de hecho, el Sr. Flores de Freitas sabía que unos 15  individuos habían sido secuestrados y algunos habían sido asesinados por sus captores. Teniendo en cuenta su relación con el presidente y la primera dama de Venezuela, ellos temían que pudieran sufrir un destino similar. 

Apresados y llevados a un lugar desconocido

Los acusados fueron esposados por los hombres ​​y los llevaron a una casa normal, sin marcar una corta distancia. Una vez en la casa, los acusados ​​fueron separados el uno del otro, esposados, y obligados a guardar silencio.  No se les dio comida ni agua. Después de ser detenido de esta manera durante varias horas, los acusados aún esposados -fueron transportados a lo que parecía ser una estación de policía, donde les tomaron las huellas digitales por policías uniformados y  fotografías tomadas por un oficial que utilizó lo que parecía ser su teléfono celular personal. 

Los oficiales no respondieron a las preguntas acerca de lo que estaba ocurriendo, y le negaron los demandados la posibilidad de realizar una llamada telefónica. 

El silencio de los oficiales dejó a los demandados aún más convencido de que estaban siendo secuestrados y que la policía no pudo (o no quiso) ayudarles. 

Los agentes de la DEA aparecieron más tarde para supervisar el proceso y transportaron a los demandados a los Estados Unidos.

Después de completado este proceso, los acusados ​​fueron conducidos al aeropuerto, donde un avión estaba esperando en la pista. Cerca de seis hombres estaban al lado del avión. Al igual que los hombres que los habían secuestrado, los nuevos hombres estaban vestidos de civil y no tenían ninguna insignia o identificación en su ropa. 

Los hombres que estaban en el avión tampoco se identificaron, no dijeron para quién trabajaban, o explicaron lo que querían con los acusados. Los hombres del avión le colocaron ​​a los demandados unas  nuevas esposas, y también les obligaron a usar un asiento de seguridad alrededor de la cintura y grilletes en sus pies, todo lo que llevaban en el subsiguiente vuelo a Nueva York. 

Después que el avión estaba en el aire por un tiempo, uno de los hombres se identificó a sí mismo y a sus colegas como agentes policiales y agentes de la DEA.

El agente González habló con los demandados, y ellos respondieron, sólo en español. Les informó que habían sido acusados ​​de conspirar contra los Estados Unidos y se enfrentaban a penas de prisión de diez años a cadena perpetua. 

El agente le dijo a los demandados que si no cooperaban, podrían pasar el resto de sus vidas en una prisión de Estados Unidos y tal vez nunca más ver a sus familias.  Uno de los agentes le dijo al Sr. Campo Flores que eso sería bien porque sus hijos no lo necesitan de todos modos. Al hablar con el señor Flores de Freitas, uno de los agentes se rieron de él y le dijo que estaba en "graves problemas." 

En el momento de esta conversación, los acusado no sabía nada del sistema de justicia de los Estados Unidos o sus derechos. No sabían que tenían el derecho a permanecer en silencio, consultar con un abogado antes del interrogatorio, y tener un abogado proporcionado por el gobierno sin costo alguno si no podía pagarse uno, tampoco tenían experiencia con el sistema de justicia de los Estados Unidos. Los acusados  se dejaron ​​llevar  por la palabra de los agentes que les dijeron que si no cooperaban,  enfrentarían prisión de por vida. 

Los agentes de la DEA no leyeron o proporcionaron a los demandados la explicación escrita de sus derechos antes de comenzar a hablar con los demandados. 

Poco después, que los agentes le dijeron que podría pasar el resto de su vida en una prisión de EE.UU. si no cooperaba, el Sr. Campo Flores accedió a hablar con los agentes. Lo llevaron a la parte delantera del compartimento de pasajeros lejos del Sr. Flores de Freitas y hablaron con él, por una o dos horas. 

Al cuestionar el Sr. Campo Flores, sin embargo, los agentes emplean un proceso de interrogación de dos pasos no permisible. 
Los agentes no informaron al Sr. Campo Flores sobre sus derechos antes de hacerle preguntas acerca de la supuesta conspiración. 

Durante este interrogatorio, se le preguntó acerca de las reuniones que había asistido y declaraciones que había hecho en relación con la supuesta conspiración. Los agentes también pidieron información al Campo Flores acerca de los roles de los distintos individuos  que participaron en la supuesta conspiración y que estaban implicados en el tráfico de narcóticos en Venezuela. 

 Los agentes también cuestionaron  a Campo Flores sobre la participación de su familia en la política venezolana y le dijeron que no iba a verlos por muchos años y que sus hijos pequeños crecerían sin él. 

Bromearon que los niños de Campo de Flores no lo necesitaban en casa de todos modos. 

Campos Flores estaba llorando y temblando, al hablar con los agentes. Sólo después del interrogatorio a Campo Flores sobre estos temas, los agentes les presentaron un formulario con los derechos establecidos en la ley. 

Después que Campo Flores firmó el formulario, los agentes lo interrogaron de nuevo en muchos de los mismos temas de los que habían hablado antes de firmar el documento. 

Hacia la mitad del vuelo,  Flores de Freitas pidió un poco de agua, y uno de los agentes se la dio. Fue la primera vez que se le había dado algo de beber desde 09 a.m. esa mañana.

Del mismo modo, Flores de Freitas no se le dio ningún alimento durante todo el curso de su detención, aunque un agente que estaba abriendo una bolsa de patatas fritas le preguntó a Flores de Freitas si quería.

Mientras que dos de los agentes estaban cuestionando a Campo Flores, el gente Kimojha Brooks comenzó a hablar con el señor Flores de Freitas en español.  Brooks cuestionó a  Flores de Freitas y siguió haciendo advertencias acerca de su familia, incluyendo a su hijo de 7 años de edad. 

Todo va a estar bien 

Durante la conversación, otro agente de apellido González aseguró en repetidas ocasiones a Flores de Freitas que "todo va a estar bien" y se comprometió a ayudarlo.  Creyendo en esas garantías, Flores de Freitas continuó a hablando con los agentes y respondiendo a sus preguntas; los agentes hablaron con él hasta que el avión comenzó a prepararse para aterrizar. 

D. La presentación en el Distrito Sur de Nueva York

El jueves 12 de noviembre de 2015, casi 57 horas después de  ser detenidos,  los acusados ​​fueron llevados ante el juez James L. Cott para su presentación en esta materia. 

Los argumentos establecidos por los abogados para solicitar la supresión de las evidencias se basa en la  Quinta Enmienda de la Constitución que establece que Una persona no será obligada en ninguna causa criminal a ser testigo contra sí mismo. 

Los abogados sostienen que para los estados de privación de libertad  de un acusado que sea admisible en el juicio, el Gobierno debe demostrar  una preponderancia de la evidencias:
 (1) "que el acusado fue informado de sus derechos constitucionales en virtud de la ley Miranda;" 
 (2) "que el acusado, a sabiendas de las consecuencias, renunció de manera inteligente, y voluntariamente los derechos;. ". 
(3) que las declaraciones posteriores del acusado fueron con conocimiento de la ley, y de manera  voluntaria es decir, eran realmente el producto de elección libre.

"En ese contexto,"saber" significa con plena conciencia de la naturaleza del derecho de ser abandonado y las consecuencias de su abandono, y "voluntario" significa que por elección deliberada, libre de intimidación, coacción o engaño.

 Al evaluar si las opciones del acusado fueron a sabiendas, inteligente y voluntaria, la Corte debe llevar a cabo una evaluación cuidadosa de la totalidad de todas las circunstancias que rodean, incluyendo las características del acusado, las condiciones de interrogatorio y la conducta de cumplimiento de la ley.

La defensa sostienen que los derechos de los primos Flores fueron violados porque no fueron presentados ante el juez en las próximas 48 horas. Se hizo a las 57 horas de su detención. En tal sentido, argumentan que las Reglas Federales de Procedimiento Penal dicen que una persona detenida fuera de los Estados Unidos debe tomar el acusado sin demora innecesaria ante un juez.

- El remedio para no presentar el acusado con prontitud es la supresión de cualquier declaración obtenida por la policía durante la detención previa a la presentación de la parte demandada, a menos que: (1) la declaración se hiciera dentro de las seis horas de detención del acusado ; o (2) en el intervalo total entre la detención y la presentación sea razonable en tiempo, teniendo en cuenta los medios de transporte y la distancia que hay que recorrer para ir al juez de primera instancia, tales disponible más cercano u otro funcionario.

Los abogados aseguran que el Gobierno no puede mostrar (1) que Campo Flores recibió adecuada advertencias de sus derechos antes de su interrogatorio; (2) que las renuncias de los acusados ​​y las declaraciones de custodia se les dio a sabiendas, de forma inteligente, y de forma voluntaria; y (3) que el Gobierno cumplió con su obligación de tomar la parte demandada sin demora innecesaria ante un juez. Por tanto, las declaraciones posteriores a la detención de los acusados ​​deben ser suprimidas.

Las declaraciones después del arresto de Campo de Flores deben ser suprimida como ser el producto de un deliberado procedimiento de interrogación de dos pasos dice el documento.

Campo Flores no recibió advertencias sobre sus derechos de manera adecuadas antes del inicio del interrogatorio hecho por el gobierno durante el vuelo desde Haití a Nueva York. En su lugar, los agentes involucrados en un interrogatorio deliberado de dos pasos: cuestionaron a Campo Flores antes de leerle sus derechos, a continuación, le dieron las advertencias y lo convencieron que repitiera sus declaraciones anteriores, sin amonestación. 


Aquí, el interrogatorio de preaviso fue claramente elaborado para obtener declaraciones que eran pertinentes a las alegaciones fundamentales del gobierno contra los demandados.  Entre otras cosas, los agentes cuestionaron a Campo Flores sobre varias reuniones a las que asistió y declaraciones que él había efectuado en relación con la presunta conspiración y  el papel de varios individuos de esa conspiración, asegura la solicitud.

También le hicieron varias preguntas sobre la participación de Flores de Freitas, su primo,  en los acontecimientos que condujeron a su detención.  Campo Flores también se le mostraron varias fotografías y le pidió identificar a las personas que aparecían en ellas.  Los agentes señalaron a otros individuos específicos que estaban involucrados en el tráfico de narcóticos en Venezuela y más aún, cuestionaron al acusado sobre su familia y su participación en la política venezolana. 

El informe señala además que los interrogatorios a los acusados se hicieron un medio ambiente inquisitorial consistente y no fueron significativamente separados en el tiempo.

El siguiente paso es examinar la duración del tiempo entre los interrogatorios anteriores y posteriores al alerta. Un intervalo corto entre los interrogatorios pre y post  ilustra la deliberación de la estrategia de dos pasos argumentan los abogados.

En este caso, esencialmente no hubo ruptura entre los interrogatorios anteriores y posteriores de alerta. El agente cuestionó  a Campo Flores sobre los temas descritos anteriormente, le dijo que debería cooperar, se administra la advertencia de la ley, y luego revisado muchos de los mismos temas.  Por otra parte, no había absolutamente ningún cambio en el ambiente inquisitorial. Más bien, Campo Flores permaneció esposado y con grilletes en un avión todo el tiempo. 

Lo que es más, la evidencia disponible apoya ampliamente la constatación de deliberación en virtud de la prueba articulada en Seibert. las declaraciones de Campo Flores deben ser suprimidas en virtud de Seibert y Oregon v. Elstad. 

El documento dice que los demandados solicitan respetuosamente a la corte celebrar una audiencia de prueba a la que se puede confirmar la intencionalidad de la técnica de dos pasos en los interrogatorios y el grado de corrupción derivada de la declaración de  Campo de Flores a las siguientes declaraciones de Flores de Freitas por parte de los agentes, lo cual puede ser comprobado. 

Piden una audiencia de prueba

Los abogados pidieron una audiencia de pruebas para corroborar que los agentes de la DEA no le leyeron los derechos a los acusados, aunque  el gobierno afirma lo contrario, por lo tanto crea un conflicto. 

Esa diferencia -dice- no puede resolverse correctamente  en una audiencia de prueba. Y si el gobierno no logra demostrar que se les dio a las advertencias, se requiere la supresión de las declaraciones de arresto para su uso en el caso del gobierno en jefe.



Abogados de los sobrinos de Cilia Flores piden al gobierno de EEUU divulgar la identidad de los testigos confidenciales usados en la acusación de la DEA

@maibortpetit
Por Maibort Petit

Los abogados defensores de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas  solicitaron al gobierno de los Estados Unidos la divulgación de información y pruebas que afecten significativamente la culpabilidad o inocencia de sus clientes. 

Los abogados basan su petición en lo estipulado en el caso Brady V Maryland, estudiado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en el que se dictaminó que la supresión de evidencias favorables a un acusado viola el debido proceso. 
Después de Brady, el fiscal debe revelar pruebas o información que pueda demostrar la inocencia del acusado o permitir a la defensa impugnar de manera más eficaz la credibilidad de los testigos del gobierno. La evidencia serviría para reducir la sentencia del acusado y la misma también debe ser revelada por el fiscal.

En una comunicación firmada por el abogado  Randall W. Jackson
se solicita que en base a lo estipulado por dicha jurisprudencia, que se proceda de inmediato a facilitar la identidad de los informantes confidenciales que se usan para acusar a los sobrinos de Cilia Flores de delitos de narcotráfico. 

Según el documento, los acusados ​​Efrain Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas tenían puestos de trabajo legítimos y vivían  en paz con su familias en su país de origen de Venezuela, cuando fueron recogidos y dirigidos por una operación antinarcóticos de la DEA conocida como "picadura" en las cuales privaron -posiblemente- razones de política internacional.

Dice que los operativos se llevaron a cabo por medio del pago de informantes confidenciales que se encuentran en varios países de
Latinoamericana y que estaban trabajando para la dirección de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA).

"La manera en que los informantes de la DEA realizaron los operativos en su intento por atraer a estos dos hombres jóvenes en el comercio internacional de drogas no es legal, dice, y argumenta que esto se dió "a pesar de la falta de antecedentes penales de los dos acusados, la falta de conocimiento o experiencia en el tráfico de drogas, y la falta de capacidad para transportar cantidades de drogas".

Los procedimientos usados plantean para los abogados de los primos Flores muchas preguntas sin respuesta  por lo cual se pide la divulgación de toda la información que tiene  gobierno y que tiende a exculpar a los acusados ​​en estas circunstancias y acuse a los informantes que intentaron atraparlos".

Los defensores de los Flores piden al tribunal obligar al gobierno de los Estados Unidos a:

(1) Comunicar de inmediato toda la información complementaria cualquiera sea  según lo dispuesto en Brady v. Maryland, EE.UU. 83 373 (1963),  incluyendo las pruebas usada por el gobierno para arrestarlos y los elementos usados para imputarles los delitos.

(2) Revelar la identidad de la informantes confidenciales del gobierno

(3) Dar a conocer todo el material de destitución de conformidad con lo establecido en la jurisprudencia Giglio v. Estados Unidos, 405 EE.UU. 150 (1972), por lo menos 90 días antes del juicio, por lo que los demandados y sus defensores tengan tiempo suficiente para hacer un uso eficaz de la misma en el juicio.


viernes, 1 de julio de 2016

Crónica de una chavista en Nueva York, ejemplo de la juventud con lavado cerebral

@maibort petit
Por Maibort Petit


Supe de ella gracias a un amigo de la infancia, que como yo, salió huyendo de Venezuela. Recién bajaba del avión y ya empezaba a quejarse de las "atrocidades" del imperio. "Hay mucho frío, la gente es anti-parabólica". Mi amigo aguardaba por ella pacientemente en la sala de espera del vuelo proveniente de Caracas de la línea Dynamic Airways. Era la primera vez que Joana visitaba Nueva York. Antes había estado 4 veces en Cuba, una vez y por escasos días en Bolivia y Ecuador. Tiene 26 años pero se ve más adulta. Se graduó en la Universidad Bolivariana de Venezuela, UBV, en Estudios Jurídicos y desde que se recibió sirve a la revolución con los ojos cerrados. Repite a su andar una de las frases que aprendió de su comandante, Hugo Chávez: "Sin educación, sin cultura revolucionaria, no hay revolución posible". Así me lo repitió en el encuentro que tuvo lugar en el corazón de Manhattan días después de su arribo a la Gran Manzana. Cuando la vi por primera vez, Joana —me dijo— se enteró que no era del todo cierto lo que había escuchado desde que tenía 9 años y solía acompañar a su mamá a los mítines de  Chávez en Casalta, donde nació y se crió rodeada de la pobreza y la violencia que caracteriza la popular zona residencial caraqueña.

Llegando al imperio "mismo"
Mi amigo salió con ella en su carro desde el JFK vía Queens. Me llamó por teléfono y me dijo: "La tengo, ya le comenté y me dijo que sí, aunque tiene miedo". Al enterarme que una joven crecida y formada en la revolución venía a Nueva York le pedí a mi pana que me concertara una conversación con ella, sólo para indagar y confirmar las hipótesis que me había hecho a lo largo de los últimos años. Sí, quería verificar hasta dónde llega el daño en una generación que ha sido objeto por más de 17 años de una estrategia de ideologización y lavado de cerebro, cuyo objetivo fundamental es, precisamente, "crear un nuevo hombre", dócil y maleable a los caprichos de los jefes de la revolución.


En encuentro


Habíamos cuadrado la entrevista a pocos días de su arribo pero no pudimos concretar un día y una hora, entre otras cosas, por los compromisos de mi trabajo, las responsabilidades de ser mamá y los eventos que inundan las agendas de los que vivimos en esta metrópolis que no duerme. Finalmente el día llegó y tuve oportunidad de conversar con la joven hecha en revolución, sellada con la marca que el Chavismo le ha imprimido en los últimos años a una parte de la juventud venezolana. Con una representante de una parte de la población que a cambio de favores y algunas limosnas del Estado, le entregó el alma al caudillo, y fue objeto de un lavado de cerebro que convirtió a parte de los venezolanos en una masa abúlica, entregada a una ideología fracasada, una doctrina cuyas consecuencias han destruído sociedades completas y las ha sumergido en un letargo, que en algunos casos, ha generado su propia destrucción.

Face to face...

Hola, Joana es mi nombre, me dijo al darme la mano. "Soy chavista de pura sepa y nada podrá cambiar ese sentimiento de amor que tengo hacia el comandante Chávez y hacia el actual presidente Nicolás Maduro. Acepté conversar contigo porque creo que es una oportunidad para dejarle saber al mundo que sí hay convicción revolucionaria en la juventud venezolana".

Nos sentamos y pedimos un café. Mi amigo estaba nervioso, Joana tenía la mirada perdida y tenía dudas si le convenía hablar con una periodista, que además es "escuálida".

A pesar de su arrogancia inicial, me di cuenta que sus palabras eran su escudo protector. Le pregunté si realmente quería conversar y me dijo que sí. Prendí mi grabadora, mientras José, un talentoso fotógrafo que me acompañó, encendía su cámara para empezar una sesión de fotografías que complementaria este encuentro.

Conocimos al líder, al padre de la revolución

Empezó por contarme que cuando tenía 9 años conoció a Hugo Chávez, en su barriada al oeste de Caracas. "Era como un sueño hecho realidad, ahí lo tenía frente a mí, me abrazó y me levantó la mano. Mi mamá se sintió orgullosa y sus ojos brillaban. Era la primera vez que veíamos al comandante en persona. Él venía acompañado de una multitud ruidosa y alegre. Cuando preguntó qué necesitábamos, le dijimos que una casa propia y fue cuando nos juró que nos daría una vivienda. Y lo hizo", acotó.

Joana se lanzó a hablar sobre sus recuerdos alegres de la revolución bolivariana. Me contó que se sentía feliz cuando era niña, creía que su futuro estaba hecho. Una vez culminó el liceo se registró en la Universidad Bolivariana de Venezuela. “Estudié Estudios Jurídicos" confesó orgullosa. "Mi primer voto fue para el comandante Hugo Chávez. Lo admiro más allá de mis sentidos. Es una fascinación y no me canso de estudiar su legado. Fui a muchas de sus marchas, no era del grupo que recibía pagos o el kit para acudir a los mítines del presidente. Iba porque lo llevaba en mi corazón, él es el modelo que inspira a buena parte de la juventud venezolana”.

— Luego de estudiar en la UBV encontré trabajo con el gobierno. No lo podía creer. Ya era una profesional y me tocó trabajar aplicando la ley, monitorear que se cumpliera y trabajar en las penalizaciones para aquellos que las violaran. Trabajar como abogada para la revolución fue un premio a mi esfuerzo.

Le pregunté: ¿Qué estás haciendo aquí, en Nueva York, si tu corazón ama la revolución y tu espíritu y persona pertenece a ella? ¿Por qué no te quedaste a disfrutar de las maravillas de la revolución?

Respiró profundo y de pronto empezó a llorar. Un vaso de agua sirvió para calmarla. Se secó las lágrimas que —según ella— eran por la nostalgia que le producen los bellos recuerdos junto a Chávez. Así no más se aprestó a contestar. "Quise venir para ver el mundo. Mi mamá y todos allá me decían que los gringos eran malas personas, que trataban muy mal a los venezolanos, sobre todos a aquellos que tienen mi colorcito" (Joana es morena de cabello lacio y negro). “Ahora que llegué y que empecé a conocer gente, a ver cómo se mueve esto me doy cuenta que las advertencias que me dieron antes de salir de Caracas no se ajustan a la realidad del todo. Allá exageran. La gente aquí -por ahora- es chévere y me ha tratado muy bien”.

Eso por un lado, sentenció- por el otro, la situación de la violencia en Venezuela, la inflación y la falta de alimentos son otras de la razones por las cuales decidí salir a buscar opciones. Quería conocer y ver qué puedo hacer -momentáneamente- para ayudar a mi familia económicamente, ya que se encuentra en la situación difícil. 

¿Qué piensas hacer? ¿Te quedas en el imperio o te regresas a Caracas? ¿Te gusta cómo se vive allá con la revolución o aquí con el capitalismo salvaje? 

Respiró y confesó: “Mi familia vive mal. Esto que estamos viviendo no es lo que Chávez había soñado. Creímos y seguimos creyendo en Chávez y su modelo. Pero muchos de quienes heredaron el legado del comandante han tergiversado todo, unos que no estaban comprometidos con la revolución, se robaron el dinero y otros, de la derecha, aprovecharon los dólares del Estado para enriquecerse. Fueron muchos los traidores de los postulados del Comandante. Aunque están triste por mi ausencia, mi mamá me dijo que si conseguía oportunidades de crecer aquí en EEUU, que pensara en quedarme un tiempo. Eso sí me pidió que me cuide mucho.

-Y ¿Cómo cambiaron tan rápido de idea? Apenas tres semanas y ya te piden que te quedes? ¿ Qué pasó con lo que habían creído en los últimos 17 años?

No han cambiado de idea. No. Sólo quieren que yo busque una oportunidad para resolver el problema del dinero mientras se recupera la revolución y los precios del petróleo mejoran. Ellos no quieren que yo me quede aquí permanentemente. De hecho, yo tampoco me quiero quedar en los Estados Unidos porque no comulgo con este sistema, es un asunto temporal. Cuando llegué a Nueva York, le comenté a mi familia que nada de lo que me habían dicho era verdad, que la gente aquí no me discriminaba por mi color, y en general creyeron que estaba enloquecida”.

-O sea ¿Vas aprovecharte de este sistema mientras se recupera el otro?

-No lo había visto así, pero si tu lo planteas, pues si. EEUU se ha aprovechado bastante de Venezuela, ha robado nuestros recursos, ha destruido nuestra economía y ha apoyado a los golpistas de la derecha para que sacaran del poder al comandante y al presidente Maduro. Así es que no es descabellado que  yo venga aquí a buscar unos dólares para solventar una situación que es circunstancial.

-¿Crees que la revolución es sostenible en el tiempo?

-Por supuesto. Esto que está pasando es circunstancial. Una vez que se produzca el equilibrio de los precios del petróleo y se aplique la ley a los que la han violado y se sancione a los culpables todo va a mejorar.

_¿Cuando estudiaste en la universidad, en algún momento estudiaste algo sobre el sistema económico mundial? 

-Si. Estudié derecho internacional, aprendí cómo el capitalismo se convirtió en un un sistema atroz, asesino, inhumano. Por eso estoy comprometida con el socialismo, es el mejor sistema del mundo, la mejor salida a la crisis. En el socialismo la gente es feliz, y todos somos iguales. El socialismo hay que perfeccionarlo porque las fallas que tienen se deben a los ataques de los enemigos.

-No entiendo cuando dices que te quedas para buscar dólares para ayudar a tu familia que está pasando necesidades allá y a la vez crees que el socialismo es la salida. Te puedes explicar mejor.

-Es fácil de entender. El socialismo es la salida pero está golpeado en este momento porque los enemigos de la revolución trataron de destruir el legado del comandante. Pero nosotros vamos a trabajar para reconstruirlo. Durante la crisis del sistema, yo decidí venir aquí, para ganarme unos dólares. Solo eso. Probablemente tú no me entiendas porque eres escuálida, y fuiste enajenada y eso te hace perder la sensibilidad social, el capitalismo es individualista.

-¿Conoces a Nicolás Maduro? ¿Cuál es tu opinión sobre él? 

-Sí lo conocí, es un gran ser humano. Es dulce. Creo que es una víctima de las circunstancias, y de algunos que lo rodean y no me queda la menor duda que él fue una buena elección del Comandante.

Y así se fue...

Joana es una joven hecha en revolución. A la medida del modelo instaurando desde 1999.  En sus palabras se aprecia la contradicción, los huecos dejados por un sistema educativo de adoctrinamiento, con graves deficiencias. Joana es chavista pero vino a buscar dólares a Nueva York, a disfrutar de los placeres del capitalismo mientras se resuelve la revolución.

Ya han pasado tres meses de este encuentro que me dejó un sabor amargo en el alma. Aún Joana vive en Queens, ahora tiene novio, y aunque le han conseguido varias "chambas" no ha pegado en ninguna. Es duro acostumbrarse al ritmo del trabajo de los neoyorkinos. "No para y yo me siento agotada" me dijo la última vez que la vi. Cuando le dije que publicaría próximamente la entrevista me pidió que no publicara sus fotos, ni su apellido. "Eso porque algún día volveré y no quiero que me acusen de traidora de la revolución por el hecho de haber hablado con una periodista".
Eso -le dije- se llama miedo...a lo que me respondió "Sí miedo a ser señalada de no cumplir con los principios de nuestra revolución que es la mejor del mundo".