miércoles, 2 de septiembre de 2015

Los deportados colombianos de Nicolás Maduro

El presidente Nicolás Maduro decidió deportar a cientos de colombianos humildes del territorio venezolano. Lo hizo por una razón personal,  que no es otra que proteger a sus cómplices, y  que quiso arropar con el argumento de un supuesto ataque de paramilitares y la trillada acusación del magnicidio. 

Nadie sabe a ciencia cierta cuántos son los que corrieron con la suerte de abandonar sus humildes pertenencias y huir del terror del régimen madurista, que utilizando las abominables técnicas nazis colocó letras en las casas de los aterrados desposeídos. 

Hay imágenes dantescas que nos recuerdan la tragedia de la II Guerra Mundial. Los esbirros del régimen de paso, dándoselas de poderosos con los pobladores de las zonas en conflicto, hasta se atrevieron a violar sexualmente a niñas y mujeres, tal como lo denunció la Procuraduría General de Colombia la procuradora Ilva Myriam Hoyos, quien visitó varios albergues en Cúcuta.  

La ONU -de hecho- ha contabilizado unas 10 mil personas que han sido echada del Venezuela desde el inicio del Estado de excepción. No obstante, lo que más llama la atención de toda esta situación es el desparpajo de los jerarcas del gobierno chavistas frente a la razón de fondo que movió a Maduro y su combo a tomar la decisión de cerrar la frontera y perseguir a los habitantes de las zonas cercanas a los linderos con Cúcuta.
Todos los bien informados aseguran que el arrebato de Maduro se debió única y exclusivamente a la extradición ordenada por el gobierno de Colombia de dos presuntos narcotraficantes vinculados al poderoso Cártel de los Soles, cuyas cabezas son militares del alto rango del gobierno chavista, entre los que destaca la del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Y es que los rumores detallados por la prensa apuntan que los colombianos Gersaín Viáfara Mina y Oscar Hernando  Giraldo Gómez son acusados en Estados Unidos de ser operadores ligados al cártel de drogas vinculado al gobierno venezolano.

De hecho, la prensa de Miami, el diario El Nuevo Herald va más allá y asegura que  entre las figuras del chavismo bajo investigación en los Estados Unidos se encuentran además de Diosdado Cabello, su hermano José David Cabello, el general Hugo Carvajal y el gobernador del Aragua, Tarek El Aissami.

Ese medio señala que el gobierno de Maduro presionó al de Juan Manuel Santos con las deportaciones masivas e inhumanas para obligar a Colombia a parar las extradiciones de Viáfara y de Giraldo, así como de otros narcotraficantes ligados al Cártel de los Soles.

El cuento de Maduro sobre los paramilitares nadie lo creyó, especialmente cuando se supo que el supuesto incidente de paramilitares no fue otra cosa que una pelea entre las bandas criminales integradas por militares venezolanos.

Y mientras Nicolás Maduro pasea por Asia en una búsqueda desesperada de préstamos de emergencia, los pobres colombianos viven horrores al ser despojados de sus viviendas, de sus familias y de sus pocas pertenencias, dejándolos en un total abandono y sin un futuro cercano.

Por su parte expertos colombianos han empezado a discutir sí las violaciones de los derechos humanos de los desplazados y las arbitrariedades cometidas por los militares venezolanos y por el gobierno podrían entrar en los requerimientos para ser calificado como delito de Lesa Humanidad. 

Estudiosos del vecino país  han afirmado que las conductas ocurridas en la frontera colombo-venezolana se pueden encuadrar como delitos de lesa humanidad, motivado a que es una violación sistemática de los derechos de la población civil por parte del gobierno de Venezuela con la única justificación de que se trata de colombianos. 

Si bien es cierto que el Estado tiene una soberanía y derecho para decidir quién entra o sale de su territorio,  las deportaciones de Maduro tiene un carácter arbitrario, son hechas vejando a la población civil, discriminándolas  y maltratándola.

Abogados han asegurado que el caso de los deportados sí se podría configurar la violación a los derechos humanos debido a que proceden por el solo hecho de ser colombianos, sin ni siquiera mirar el estado migratorio de las víctimas. 

Algunas voces colombianas ha identificado que se han deportado a personas que estaban legalmente en Venezuela, que llevaban más de 40 años viviendo en el país.  El régimen ha violado el derecho de la unidad familiar y a la propiedad privada.

No obstante,  hay pocas esperanzas que el gobierno de Colombia proceda a llevar el caso a la Corte, motivado -entre otras cosas- a los compromisos  que el presidente Juan Manuel Santos  ha adquirido con el régimen chavista que a lo largo de estos años de revolución. Sólo las voces independientes y algunas organizaciones no gubernamentales podrían empujar la demanda, que a estas alturas y con las complejidades de los organismos internacionales probablemente sería boicoteada como otras tantas iniciativas que se han intentado llevar a las instancias hemisféricas para buscar castigos a los abusos del régimen venezolano.










martes, 16 de junio de 2015

Venezuela: ¿colapso pacífico o sangriento?


Un artículo publicado por elestimulo.com agrupa en 10 puntos los factores que se perfilan para pronosticar cómo podría ser la inminente caída del régimen políticos surgido desde 1999 y que ha convertido a Venezuela en uno de los países más violentos del mundo, con una economía en descalabro y una sociedad enferma de miedo, clientelismo y desesperanza.

A continuación publicamos el artículo del portal


La pregunta real, por lo tanto es, si la sustitución de este gobierno será pacífica y ordenada, o caótica y sangrienta, como en el Maidan de Ucrania.

1. La preocupación del mundo

Ninguna persona sensata en el mundo se pregunta hoy día si Maduro va a ganar las elecciones de diciembre. Basta ver las estadísticas sobre la destrucción de la economía y las preferencias de sufragio, para entender que la derrota electoral de Maduro-Cabello-Arreaza es inevitable. La pregunta real, por lo tanto es, si la sustitución de este gobierno será pacífica y ordenada, o caótica y sangrienta, como en el Maidan de Ucrania.

2. Cabello en el consultorio de Lula

El 10 de junio del presente, Diosdado Cabello, el verdadero hombre fuerte del régimen, viajó en plan de emergencia al “Instituto Lula” en Sao Paolo. Ahí pidió al decano de la socialdemocracia latinoamericana un kit de supervivencia política, para escapar de la muerte electoral preanunciada.

Quería un remedio rápido contra la creciente orfandad global del gobierno por los “derechos humanos”, reforzada por las (coordenadas) cábalas mundiales de Felipe González y la (malinformada) declaración del Premio Nobel de la Paz y Arzobispo emérito, Desmond Tutu, sobre el “silencio ensordecedor” oficial latinoamericano ante “los presos de conciencia de Venezuela”; quiso también recetas electorales para evitar la catástrofe de diciembre.

3. Brasil muestra la tarjeta roja

En ausencia de un proyecto nacional propio de la troika y ante posibles fallas predictivas del pajarito de Miraflores, era una opción lógica ir con Lula. Lógica, porque Lula es una de las dos eminencias históricas, cuyos confesionarios son frecuentados regularmente por Maduro y Cabello. Existía, sin embargo, un problema. Lula ya había planteado la estrategia de salvación del proceso venezolano en febrero de 2014, en visperas de las negociaciones con la oposición.

Públicamente había abogado por la gran alianza nacional con la burguesía y negociaciones con Capriles, para aislar a los radicales. Pero, en su momento, los iluminati de Miraflores no le hicieron caso. De hecho, implementaron la propuesta del confesionario alternativo y de fuerzas sectaristas y corruptas internas, con los resultados desastrosas que vemos ahora.

Llegado marzo, 2014, se acabó el “jogo bonito”. Lula se desesperó y criticó  abiertamente el sectarismo abusivo y suicida de Maduro-Cabello.  Un año después (mayo 2015), Brasil perdió la paciencia con la ignorante y arrogante cúpula “chavista” y le sacó la tarjeta roja: pasó de una posición pro-Maduro a una política abiertamente injerencista, instrumentada mediante declaraciones del canciller, de la Presidenta y del Senado. La sumisa y silenciosa aceptación de ese intervencionismo reveló el extremo debilitamiento de la troika.

Después de haber acusado al imperialismo gringo de causar el desastre en Venezuela, seguido por las acusaciones contra el rancio sub-imperialismo español, Miraflores carecía de fuerza, para aplicar la estratagema de los diablos externos a Itamaraty. Por eso, y después de la humillante derrota  en la Cumbre de las Américas, al hombre fuerte del régimen no le quedó de otra que emprender el “paseo al Canossa brasileiro”.

4. La causa política de la crisis terminal

Trágicamente, el Presidente Chávez dejó su obra en una configuración improvisada y de incertidumbre, que prefiguraba el colapso actual. Por las circunstancias históricas de la “Revolución Bolivariana” su construcción había sido vertical: el líder, basándose en los militares, el petróleo y las masas, conduciría la transición nacional.

Pero, cuando por default llegaron al poder el activista maoista Nicolás Maduro y el apparachik anti-comunista Diosdado Cabello, el delicado equilibro de los cuatro vectores de poder se rompió. Ni el activista de izquierda, ni el subteniente de derecha tenían los dotes, que el proyecto desarrollista de Hugo Chávez requería. Puestos a la cabeza de un poderoso aparato estatal vertical, sin contrapesos en la conciencia y organización del pueblo, arruinaron en menos de tres años a la revolución, la nación y al pueblo.

5. La causa económica de la crisis terminal

Para agravar la catástrofe, la troika no sólo heredó un elaborado sistema de dominación política vertical, sino también económica. Cuando en la economía monoexportadora rentista venezolana, Fidel le recomendó a Hugo Chávez -después del fallido golpe de Estado-  el bloqueo de la fuga de capitales mediante el control de divisas, se concentró todo el poder económico del país en una sóla variable: el dólar.

El dólar se convirtió en rey de la economía, es decir, en la madre de todos los precios relativos; y, a quién lo manejaba, lo volvía amo del destino económico de la nación. Tal medida fue temporalmente necesaria para defender la revolución. Pero, al transcurrir el tiempo, la medicina preventiva se convirtió en toxina y destruyó todo el tejido productivo y distributivo del país. Ante el autismo de la troika que, en lugar de gobernar,  mira paralizada —como el conejo ante la serpiente—  al caos que ha producido, la revolución ha dejado de ser el gran vehículo del progreso. Los parámetros cuantitativos de esta involución son desgarradores.

6. La dimensión del desastre

El Producto Interno Bruto (GDP) cayó en 2014 un 4% y para este año se espera una caída de 7.5%. Las reservas internacionales están en su nivel más bajo (($17.5 Mrd) desde el golpe de Estado petrolero del 2003. La inflación en 2013 alcanzó el 56%, en 2014 el 68% y para este año llegará probablemente a 120-175% (HSBC). Los aumentos del salario mínimo 2014-2015, no cubrieron las pérdidas inflacionarias, lo que repercutió en un dramático deterioro de la calidad de vida de las clases populares.

La tasa de pobreza estuvo en 1999 en 49%; en 2009 bajó a 33,5%, y en 2013 subió a 38,2%. Para 2015 se calcula en  alrededor del 55% (Cesar Gallo). Ante los salarios simbólicos que se pagan, hay una extrema fuga de cerebros de las universidades, de PdVSA y de empresas privadas. El sueño de la sustitución de importaciones quedó en el olvido. Ni en el campo, ni en la industria se ha reducido la extrema dependencia de las importaciones que caracterizó a los años prerevolucionarios.

La industria nacional trabaja al 50% de su capacidad instalada (V. Alvarez); alrededor del 70% de los alimentos y medicinas se importan y los inmensos fondos crediticios chinos no se invierten en el aparato productivo, sino para financiar el consumo nacional. Por ordenes de su presidente Nelson Merentes, el Banco Central (BCV), ha dejado de publicar las estadísticas de la escasez e inflación, desde hace cinco meses.

Ante la escasez de divisas, el suministro de dólares al sector privado se ha reducido en un 70% durante el último año, mientras que la depreciación de la moneda se calcula en 60%. La posibilidad de un default a inicios de 2016 es real, si no se consigue nuevos prestamos externos.

7. Al abismo – The walking dead

Sin ideas, ética e iniciativa, ni en lo nacional, ni en lo internacional, el desgobierno no se atreve a atacar el problema destructivo fundamental de la economía nacional: el precio del dólar y su absurdo sistema de segmentación que genera oportunidades de arbitrage sin fin. Este cáncer se tenía que haber removido hace tres años.

Ahora el oficialismo ya no lo puede controlar y el paroxismo se acerca: La troika ha perdido el apoyo de las masas que la hace, correctamente, responsable del desastre. El 74% de los venezolanos opina que, en términos generales, el país está mal o pésimo y sólo un 20% piensa que mejorará. El 76% evalúa negativamente la gestión de Maduro y el 45% quieren un gobierno de unidad nacional inmediatamente, para solucionar la crisis del país. Pero, un gobierno de unidad nacional requiere una negociación entre ambas partes, cuando la troika se ha quedado sin poder de negociación, salvo, las bayonetas.

8. La solución sandinista y el neofascismo estadounidense

El último poder de negociación oficialista es la fuerza militar. La troika podría tratar de negociar un gobierno de emergencia nacional con la oposición, en el cual el control de la Fuerza Armada quedaría en manos del “chavismo”, mientras que las muy dolorosas medidas de sanación económica inevitablemente tendrán que adecuarse a la lógica de la economía de mercado (de la oposición), con cierta protección de las clases populares y medias. Esta fue la solución del Frente Sandinista en 1990, cuando se perdieron las elecciones nacionales.

Existen, sin embargo, dos obstáculos a tal solución. No está nada claro, si Washington aceptaría tal solución institucional de la crisis. Es muy probable, que el neofascismo estadounidense y su cínico presidente prefieren un escenario tipo Maidan que podría abrir la puerta a la separación del Zulia y Esequiba. El segundo obstáculo es la maraña de intereses entre políticos, empresarios y militares, que tiene tres años llevando el país hacia el despeñadero, pensando sólo en sus intereses particulares.

Esa camarilla en el poder no acepta consejos ni razones. No tiene sentido pretender asesorarla. Para las fuerzas patrióticas que quieren impedir la solución sangrienta de Maidan hay una sóla tarea:  organizar el poder para sustituirla, sin hacerle el juego a la oligarquía y a Washington.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Mega fraude electoral “a la venezolana” se repetiría en elecciones presidenciales de Bolivia 2014



Gracias a la manipulación y el abultamiento del padrón electoral, la sumisión de todos los poderes al Ejecutivo, y el manejo del proceso comicial por parte de las empresas Smartmatic ( Venezuela) y NEC(Argentina), Evo Morales tendría asegurado el resultado electoral en la consulta electoral de Octubre 2014.


Por Maibort Petit  


Ya hemos dicho hasta la saciedad que los regímenes de corte neodictatorial de América Latina, arropados bajo el manto del Socialismo del Siglo XXI, utilizan las elecciones como mecanismo de legitimación. Este tipo de gobierno, que buscan perpetuarse en el poder, han venido usando las mismas trampas para burlarse de la voluntad popular, de las leyes y de los arrodillados organismos internacionales.


Para las elecciones presidenciales del 2014, Evo Morales copiará nuevamente los métodos de trampa electoral de sus pares socialistas, que les ha permitido burlar todos los obstáculos y quedarse en el poder a punta de marañas.

La primera trampa  que hizo Evo Morales ( por tercera vez consecutiva) fue ordenar al Tribunal Constitucional de Bolivia, cuyos miembros responde a su voluntad, que aprobaran una reforma a la Carta Magna que le permitiera reelegirse, tal como lo hizo Hugo Chávez, Rafael Correa y Daniel Ortega. Sin ningún problema, el poder judicial de Morales le facilitó la tercera reelección, violando todo lo establecido en las leyes de la República.

Posteriormente, y haciendo uso de su absoluto control del poder, Morales se anticipó a los mismos calendarios y plazos electorales previstos por el Tribunal Supremo Electoral de ese país, fijando las elecciones para el 5 de octubre  de 2014, dejando claro que el Ejecutivo es el quien decide y el resto de los poderes solo obedecen.

Mega fraude “a la venezolana”

Si bien el abuso de autoridad y la imposición de un poder sobre los otros es un ejercicio absolutamente antidemocrático y de cáracter netamente  autoritario, vale destacar que ese evento pasa a ser insignificante a la hora de ennumerar las multiples irregularidades que se ejecutan en el régimen de Evo Morales, y que son meras copias de las ya aplicadas en la  Venezuela de Hugo Chávez y de su súbdito sustituto, Nicolás Maduro, y en los otros gobiernos socialistas de la región.

Las elecciones fijadas por Morales para el 5 de Octubre están plagadas de elementos que juntos, constituyen un mega fraude electoral. Este evento que no es nuevo en el país del altiplano, puesto que ya se habían cometido enormes irregularidades en los comicios del 2009.

Varios medios de comunicación bolivianos han reseñado detalles de la alteración del padrón biométrico de Bolivia en el año 2009, usando como base un informe preparado por el profesor, Fernando Bazúa, quien se desempeña como investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) llamado: "La Danza de las Cifras".

Este investigador explica como se produjo la alteración del padrón electoral del 2009. Para mayor detalles al respecto leer el estudio:http://cd1.eju.tv/wp-content/uploads/2014/02/Estudio-del-padron-biometrico-de-Fernando-Bazua-5.pdf 

Las técnicas usadas por Morales para robarse las elecciones no son nuevas. Tan como hemos dicho, esa fórmula ha sido usada por todos los seudo dictadores de los países aliados al modelo chavista, y cuya meta única es perpeturse en el poder.

El primer paso de este plan es la manipulación del padrón electoral, lo que le permite agregar votos al ganador, sin que dichos votos se correspondan con personas de carne y hueso. En Venezuela, el padrón biométrico no se ajusta a la verdadera demografía del país, sino a las necesidades que tenga el partido PSUV para declararse victorioso en cualquier comicio convocado para legitimarse.

En Bolivia, se ha producido la alteración del padrón biométrico usando las exitosas técnicas, que incluyen, entre otras cosas, la expedición de cédulas de identidad, por parte de miembros del Movimiento al Socialismo, y desde la misma sede del partido, para evitar equivocaciones.
  
Es decir, los funcionarios de Evo Morales son los encargados de hacer y entregar los documentos de identidad requeridos para ejercer el voto, todo esto sin ningún tipo de fiscalización.

La oposición democrática ha denunciado ese hecho, asegurando que en las casas del partido de gobierno entregan cédulas de identidad, lo cual es considerado “normal” por el régimen. Sobre esta irregularidad se expresó la Comunidad Europea señalando que el sistema esta lleno de vicios, pero en el país del altiplano, poco importa lo que digan los organismo internacionales.

La empresa responsable de ejecutar la manipulación del padrón electoral boliviano, no podía ser otra que  la chavista  Smartmatic, que entre otras cosas, ha sido acusada de cometer fraudes electorales en Venezuela, en Perú, Ecuador, Filipinas , México y otros países  donde ha contratado sus servicios.  

El mecanismo utilizado por estos expertos en fraudes electorales radica en el abultamiento del padrón biométrico, generando el número de votos que el régimen requiere para ganar las elecciones comodamente.

El registro de votantes de Bolivia fue abiertamente manipulado desde el año 2009. En el mes de septiembre de ese año, el padrón creció en un 94 por ciento en su totalidad, lo que refleja que existen aproximadamente 2 millones de nuevos votantes fantasmas.  Con esos nuevos votantes, Evo Morales, ganará  los comicios por un porcentaje mayor  a la mitad de la totalidad de electores,  para así evitar, por ejemplo,  las quejas que se produjeron en el caso venezolano, cuando el opositor, Henrique Capriles Radonski denunció fraude en abril de 2013.

Al igual que en Venezuela, el régimen de Evo Morales utiliza las empresas y los métodos para crear las bases de una ingeniería de fraude electoral que le aseguran el éxito electoral del gobierno en cada consulta.

Padrón del 2009 es el mismo del 2014
Las graves irregularidades del padrón electoral correspondiente al 2009, no fueron subsanadas y el régimen usará ese mismo empadronamiento para el proceso comicial del 2014, por lo cual se proyecta que en Bolivia se cometerá un mega fraude electoral al estilo venezolano. 
Con estos mecanismos electorales mañosos, y sin la verdadera voluntad política de los veedores internacionales, todo parece indicar que América Latina seguirá sufriendo el perverso y corrompido Socialismo del Siglo XXI, las neodictaduras seguirán a sus anchas. Mientras tanto, la democracia habrá pérdido una de sus más importantes batallas en la region y seguirá amenazada 

jueves, 30 de enero de 2014

Chaplin: Cómo Hugo Chávez transformó la democracia en un Estado Mafioso


Por Maibort Petit   

Para incitar las crítica y la discusión sobre la verdadera herencia que Hugo Chávez le dejó a Venezuela y los países aliados al proyecto político socialista, el catedrático newyorkino, Ari Chaplin escribió un agudo análisis que deja al desnudo lo que se conoce como Chavismo.

Ari Chaplin es profesor de Historia de América Latina en varias universidades de la ciudad del Nueva York. En sus últimos trabajos de investigación se ha dedicado a estudiar el fenómeno del terrorismo, logrando convertirse en un experto en el tema. En su nuevo libro, Chaplin toca el fenómeno político que ha experimentado Venezuela en los últimos 15 años y que, a su juicio, ha dejado el peor de los resultados que ese país ha tenido a lo largo de su historia contemporánea. 

Chaplin plantea en El Legado de Chávez  como el gobierno encabezado por el militar de izquierda, fallecido el pasado 2 de marzo de 2013, transformó el sistema democrático que existió hasta la última década del siglo XX, en un Estado Mafioso, controlado por una sola mano y donde no existen libertades, ni respeto a los derechos humanos ni a las leyes. 

El análisis de Chaplin revela la estructura del  llamado nuevo autoritarismo, encarnado por  Hugo Chávez y sus seguidores. El libro detalla el camino que Chávez tomó para transformar las antiguas instituciones democráticas venezolanas en un simple ápice de su poder personal. 

De acuerdo a Chaplin, Chávez representó  la figura de un hombre fuerte capaz de ser sobre impuesta sobre las leyes, la constitución y la cultura política de la sociedad venezolana .

Chaplin hace un cuidadoso estudio, en el que se derrama una dosis crítica sobre la realidad política venezolana en la era del llamado Socialismo del Siglo XXI. El libro repasa los momentos que surgen con la implementación del proyecto político autoritario, escondido bajo los subterfugios de las trampas democráticas que ha usado el régimen desde el año 2000 para mantener su legitimidad ante la comunidad internacional. 

El catedrático señala que el chavismo ha requerido una constante legitimación, para lo cual se han realizado masivas elecciones amañadas, que le otorgan siempre la victoria.

En una estructura diseñada para entender la compleja situación en Venezuela , Chaplin comienza su libro con el concepto paradigmático de bolivarianismo . Este es un término que fue usado por caudillo fallecido para definir su proyecto político, con el  que buscaba reeditar la hazaña que Simón Bolívar logró en el siglo XIX.

Dice que Chávez trató de distorsionar la concepción política del Libertador, para adaptarla a su propio modelo. Logró, no solamente crear un engaño antihistórico,  sino que tuvo un gran éxito en transmitirle a las masas ignorantes una falsa idea de Bolívar. El resultado final no pudo ser peor, puesto que el grueso de los venezolanos  perdieron la concepción de su propia historia y adoptaron una versión tergiversada de su actual realidad política, económica y social.

Chaplin afirma en su libro,  que fueron efectivas las políticas usadas por Chávez para controlar los medios de comunicación y la educación. A pesar de la negativa de una parte de la sociedad, el régimen chavista consiguió manipular la mente de los pobres y ponerlos a favor de un modelo político absolutamente perverso y empobrecedor. 

En materia de política exterior, señala, ha creado un bloque de estados Latinoamericanos de izquierda, unidos por un virulento antiamericanismo y un anticapitalismo. Chávez utilizó los medios de comunicación y las políticas populistas, los subsidios, el clientelismo , la corrupción y la distribución directa de la riqueza entre los pobres para derrotar a la clase media, al empresariado y a la oposición política.

En el primer capítulo , Chaplin destaca los cambios sufridos en las relaciones entre el Estado, el sector militar y la élite de Iglesia católica desde que Chávez llegó al poder . También describe el proceso de cubanización que ha sufrido Venezuela desde el inicio del régimen, como resultado de los acuerdos firmados por Chávez y los hermanos Castro.

Chaplin recuerda la vieja teoría utilizada por muchos dictadores, que buscan unir fuerzas internas que beneficien a su proyecto personal mediante la creación de enemigos externos imaginarios . 

Dice que Chávez se dedicó a demonizar a los Estados Unidos e Israel, acusando a ambos países de ser los autores de conspiraciones,magnicidios, golpes de Estado que en  la realidad nunca existieron pero que le trajeron resultados políticos visibles.

En otro aparte del libro, Chaplin toca el tema de la ideología anticapitalista  de Chávez, heredada del dictador, Fidel Castro. Esa bandera le sirvió al polémico militar para engrosar apoyos de la izquierda rancia internacional que vio en el líder venezolano una tabla de salvación.


Su proyecto de socialismo del siglo XXI arrastró a otros  gobiernos populistas de  la región, como el Evo Morales, en Bolivia , Rafael Correa, en Ecuador y Daniel Ortega en Nicaragua .

En el segundo capítulo, el autor hace referencia a las secciones claves que apoyaron las políticas económicas impuestas por Chávez. La extraña combinación de política comunitaria, socialistas, populistas, las expropiaciones  a la propiedad privada , y la nacionalización de las industrias marcó la estrategia económica del gobierno durante una década y media.

Chávez utilizó los recursos generados por la estatal petrolera, PDVSA para financiar su proyecto personal autoritario. Con los fondos públicos de los venezolanos, ha subsidiado a sus aliados extranjeros, como Cuba, Ecuador , Bolivia, Argentina, Nicaragua, y ha pagado el silencio y la complicidad de otros.

Asegura que sin ningún remordimiento, Chávez expropió la propiedad privada, y destruyó el  aparato productivo nacional. Como consecuencias de estas políticas , Venezuela sufre de una alta inflación, la escasez y grave crisis económica.


En el tercer y último capítulo de su libro, el autor examina la política exterior de Hugo Chávez y  los métodos utilizados por el fallecido gobernante para expandir su ideología en América Latina. La creación del ALBA ( Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América ) es uno de los signos más claros de la exportación de proyecto personalista de Chávez entre sus vecinos .

Mención especial recibe el tema de Irán en este libro. El autor asegura que los acuerdos firmados entre Venezuela e Irán superaron las expectativas de las propias autoridades iraníes de la época.

Vale destacar que Hugo Chávez fortaleció las relaciones con Irán desde la llegada al poder de Mahmoud Ahmadinejad en el 2006. Los acuerdos siguen vigentes y se refuerzan durante el régimen de Nicolás Maduro.

 Acuerdos militares , energético , educativo, tecnológico e industrial utilizado para construir un puente entre Irán y América Latina. Chávez se convirtió en la mano derecha de Ahmadinejad en la región. Gracias a estas alianzas , Venezuela comenzó una etapa que consiste en apoyar el terrorismo internacional , que sirve de apoyo a grupos rebeldes como Hezbollah , Hamas y otros.

El autor parte de las ideas de otros analistas de éxito para probar su tesis. De acuerdo con la cual , Hugo Chávez y Venezuela se convirtieron en un Estado autoritario gobernado por una mafia relacionada con el tráfico de drogas y el terrorismo internacional. Esa mafia controla todos los ámbitos de la vida política y económica  del país sudamericano.

La pregunta que surge después de leer el libro es, sin duda, cómo el legado de Hugo Chávez va a sobrevivir a su muerte. Chávez fue astuto en imponer su modelo autoritario. Fue capaz de utilizar todos los elementos disponibles en la democracia para destruir las instituciones y poner fin a las libertades civiles. Las formas por él impuestas  permitieron un cambio hacia las formas más brutales de intimidación contra la población y la elite política opositora.

Chaplin deja una reflexión que dispara la discusión en el ámbito universitario de los Estados Unidos y es que Los líderes del mundo, que luchan por mantener la democracia, han ignorado en gran medida los logros de líderes como Hugo Chávez y sus seguidores en sus esfuerzos para transformar el sistema democrático representativo a un estado de un autoritario controlado por mafias .

jueves, 27 de septiembre de 2012

De Florida a Nueva Orleans a votar por una Venezuela Libre



Por Maibort Petit 
Muchos de los venezolanos que por diversas razones vivimos en la Florida, estamos haciendo todo lo posible, para atravesar los 1.350 kilometros que el régimen de Hugo Chávez nos ha impuesto para ejercer el derecho ciudadano de votar en las próximas elecciones presidencial que tendrán lugar el 7 de Octubre de 2012, y en la cual nos jugaremos el futuro de muchas generaciones.

La comunidad venezolana en Miami se está trasladando en masas. Muchos han decidido tomar el autobús y pasar unas 14 horas sentados para llegar al centro de votación más grande que tiene el país. Otros han tomado la iniciativa de ir en us propios carros y los más afortunados viajarán por avión.

El Centro de Convenciones albergará una enorme masa de personas que votará por el progreso de Venezuela, que el los últimos 14 años ha estado sumergida en un caos, conducido por Hugo Chávez, un militar alocado, corrupto, delincuente e irresponsable que pretende quedarse en el poder hasta su muerte.

Para los que aún están dudando en ir, les recomendamos pensar en las generaciones futuras. Venezuela necesita de tu voto para sacar a Chávez del poder....
Nos vemos en una de las 26 mesas de votación en el Centro de Convenciones Ernest N. Morial, las colas serán largas pero seguramente divertidas....
Visita la página http://www.aerovotar.com para que te informes más sobre las alternativas que aún existen. 

La organización de la oposición desmonta la trampa chavista

Por Maibort Petit
Todo lo que está a nuestra vista nos muestra que el encanto de Hugo Chávez se esfumó. Trás 14 años en el poder, el desgastado caudillo luce inferior ante la juventud, energía y la esperanza que ha despertado Henrique Capriles Radosky en la población venezolana.
Y es que sí a la calle nos remitimos, no queda ninguna duda que el “Flaquito” está fuerte en las preferencias de los venezolanos, que buscamos desesperadamente una salida al caos que vive nuestro país.
No hay que ser experto para observar que el joven gobernador tiene todas las posibildades de ganar las elecciones, sí las mismas se desarrollan dentro de un clima de honestidad, transparencia y legalidad. 
El viejo y enfermo líder no puede creer lo que sus ojos ven. Aquel clamor popular ha desaparecido, a pesar de los cientos de dólares de la renta petrolera que invirtió en comprar el apoyo de las masas. Su ambición de gobernar el país, ha sido trastocada por los pésimos resultados de su administración, que ha dejado cientos de miles de muertos producto de la inseguridad, una infraestructura destruida, miles de damnificados, unas fuerzas armadas totalmente corrompidas, una Pdvsa endeudada, y un sin número de problemas que todos conocemos y vivimos a diario.
Venezuela tendrá un nuevo presidente, y un futuro diferente sí el resultado de las elecciones se respeta. En muchos lugares, se ha corrido la voz de la mega trampa que Chávez y sus cómplices pondrían en ejecución desde la noche del 6 de octubre.  Las irregularidades existentes en el padrón electoral, la genuflexión de las autoridades electorales, el abuso en el uso de los recursos, y los medios oficiales por parte de Hugo Chávez, persisten como amenaza latente, aunque la MUD y el mismo, Capriles Radonsky se ha encargado de asegurar que a pesar de ello, la oposición triunfará sin discusión el 7 de octubre.
Chávez por su parte, insiste en que ganará y que sí bien no gana, volverá al poder en seis meses, ante el fracaso del gobierno de oposición. Con cada palabra, el seudocaudillo deja escapar su frustración ante la inminente pérdida de las elecciones. 
Como era de esperarse, Chávez y sus cómplices han ideado estrategias que les han funcionado en otros procesos electorales, que van desde la aplicación del miedo como método para aterrar a los votantes, hasta la utilización -única y exclusiva- de oficiales afectos al proceso para intervenir al momento que se produzcan los conflictos ante el inminente triunfo de la oposición. 
Los agentes oficialistas estarán resguardando todos los centros de votación, especialmente aquellos donde pueda haber mayor peligro. Para la actuación de ese día, el gobierno ha designado al personal militar con mayor experiencia y que hayan pasado las pruebas de afiliación política con el régimen de Hugo Chávez. Los “escogidos” serán colocados en los centros de votación donde hay más electores opositores. Esos “agentes” han sido entrenados para atacar aquellos que manifiesten su descontento ante cualquier irregularidad que se vaya acometer en los centros de votación. Junto a los efectivos chavistas, estarán miembros de la Milicia Nacional Bolivariana para defender la postura del régimen ante el temido escenario.
Por otro lado, el mismo Capriles ha descartado el fraude electrónico, ya que los testigos de la oposición en cada centro de votación trabajarán los conteos de votos manualmente. La manipulación de los resultados electorales por los expertos informáticos pagados por el régimen, se hará, esta vez, más dificil. 
Capriles también ha dicho en varias oportunidades que siempre ha ganado elecciones con todo en contra, y está vez pareciera que no serán diferentes los resultados. Para lograr la victoria, Capriles cuenta con la mayoría de los venezolanos y con un ejército de ciudadanos civiles organizados para defender el voto de cada uno de los electores.
La clave para superar la trampa de Hugo Chávez es la organización y unión de la oposición para recontar con mucho cuidado y manualmente los resultados de cada centro, y trasmitir la información al centro de totalización. Frente a este factor, se pondrá a los rectores del CNE, que responden a las órdenes de Hugo Chávez, contra la espada y la pared.
Tibisay Lucena tendrá que anunciar al país el nombre del nuevo presidente de Venezuela que no será precisamente él de su Comandante y jefe inmediato...
Compren café porque la jornada del 7 de Octubre amenaza con ser una de las más largas de nuestra historia....

lunes, 27 de agosto de 2012

Las muertes de Amuay pesan sobre Chávez


Por Maibort Petit

El drama humano se une a la polémica en el catastrófico incendio ocurrido en las instalaciones de la Refinería Amuay y de cuya responsabilidad, el gobierno de Hugo Chávez trata de huir despavoridamente.

La muerte de civiles y militares que se encontraban laborando en la refinería de Amuay, perteneciente al Complejo Paraguaná tras en incendio ha generado una polémica discusión frente a la cual el gobierno no sale muy bien parado.

Chávez intenta disminuir el golpe que producirá ese nefasto accidente en su campaña electoral. Ni las promesas de pensiones de por vidas a los familiares de las víctimas supera el sinsabor que ha dejado este incendio, que según muchos conocedores, había sido anunciado.

Todo parece indicar que la falta de mantenimiento de las instalaciones, la ausencia de políticas de seguridad industrial y la ineficiencia del gobierno son las causas de la tragedia.

Muchos coinciden que el gobierno no ha sido capaz, ni siquiera, de contar los muertos y los heridos de esta explosión. 

Hasta ahora se cuentan 48 fallecidos y cientos de heridos, más un número indefinido de desaparecidos como resultado del incendio que se inició el pasado sábado y que aún continúa, tras la explosión del tercer tanque de almacenamiento de combustible.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez se ha limitado a decir que fue motivado por una fuga de gas y que en dos días se resolvería el problema. No obstante, en el informe presentado en el 2011, Ramírez reconoce los problemas de mantenimiento en las instalaciones de Amuay por supuestas razones técnicas y económicas.

Los trabajadores de PDVSA coinciden que la empresa no invirtió en matenimiento, ni en seguridad, ni hizo ningún esfuerzo por mantener los estándares internacionales. 

El bochornoso y lamentable accidente ha puesto al gobierno contra el piso. Esta tragedia, unida a las otras que se están produciendo en diferentes lugares del país por las lluvias, han dejado clara la ineficiencia del gobierno a lo largo de los 14 años de ejercicio.

El vicepresidente, Elías Jaua dijo que el gobierno asume la responsabilidad pero no supo explicar por qué no se habían tomado las medidas necesarias para evitar que se siguieran produciendo accidentes.

En los últimos 10 años, en la Refinería Amuay se han producido 79 accidentes graves con más de 19 muertos. Ahora hay que sumarle la totalidad de los fallecidos en el incendio cuya cifra se desconoce. El ministro Rafael Ramírez también admitió en su informe anual que había un incumplimiento en las paradas obligatorias en Amuay. De 9 sólo se realizaron 2.

PDVSA asegura haber invertido US$6.000 millones en mantenimiento en los últimos 3 años, en tanto la oposición sostiene que el flujo de caja de la empresa petrolera es usado para financiar los planes populistas de Hugo Chávez.