miércoles, 27 de julio de 2011

Maibort Petit: Venezuela e Irán: Una mezcla peligrosa para la estabilidad de América

Las relaciones de Irán con Venezuela datan de más de 60 años. En la primera etapa, se limitaron a aspectos migratorios, representación diplomática y  efímeros encuentros.  Tras la llegada al poder de Hugo Chávez, se aplicaron nuevos conceptos que perseguían intereses específicos que transformaron por completo la  política exterior venezolana.

Chávez cambió la lista de los aliados tradicionales del país suramericano y se convirtió en la cabeza del antiimperialismo, y socio político y comercial de Cuba, Irán, Siria y otras naciones que enemigas de los EE.UU. e Israel.

Empujado por los acuerdos con Fidel Castro, Chávez llegó al poder en 1999, tras haber ganado las elecciones del 6 de diciembre de 1998, con una agenda oculta para los venezolanos.

La sociedad, ciertamente estaba agotada por la ausencia de respuestas satisfactorias de la antigua elite política dominante, y decidió apostar a un cambio, dándole el soporte electoral al militar socialista, que mintió ante sus electores y desarrolló un proyecto político con el cual, los venezolanos, nunca estuvieron de acuerdo.

La política exterior  del país petrolero había mantenido una línea tradicional, similar a la de muchos países de la región. Históricamente, Venezuela fue aliado de los EEUU, incluyendo en las épocas de las otras dictaduras que existieron en los siglos XIX y XX. Si bien no mantuvo una posición reaccionaria ante los países del Medio Oriente, siempre fue un soporte para occidente, y mantuvo una línea dura de condena al terrorismo. No obstante, con la llegada al poder de Chávez, Venezuela se convirtió en la antítesis de su propia historia, transformando radicalmente su línea de intereses, y estableciendo alianzas estratégicas que comprometen la soberanía del país y el futuro de sus habitantes, y colocando a su pueblo en la desconocida área del terrorismo internacional y de la lucha armada, junto a las peores organizaciones terroristas del planetas como las FARC, Hezbollah, Hamas, entre otras.

Chávez tejió con Irán una hermandad desde su primer encuentro con  Mahmoud Admadinejad, ejecutando una agenda elaborada desde Cuba y que, lamentablemente para las naciones amantes de la paz del hemisferio,  ha dado sus frutos. El gobierno iraní consiguió en el jefe de Estado venezolano un aliado incondicional para su causa y ha aprovechado cada una de las oportunidades que se le han presentado.

En el 2006, se empezó a materializar la alianza entre Cuba, Siria y Venezuela para votar en contra de la Resolución de la Agencia de Energía Atómica del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en contra de Irán por el desarrollo de un programa nuclear.

Para el año 2007, Hugo Chávez visitó Teherán y desde allá, las dos naciones declararon una alianza en contra de los Estados Unidos. Desde esa fecha,  Admadinejad dio inicio a una serie de acciones diplomáticas, que incluyeron visitas a Caracas, desde donde se empezó a tender un programa de estrecha colaboración con Nicaragua, Bolivia, Ecuador y el fortalecimiento de las ya existentes con Argentina, Uruguay y Brasil.

El apoyo de Venezuela, no se limitó a lo diplomático en las grandes fotos internacionales, sino que alcanzó un apoyo directo desde el punto de vista político, incluyendo declaraciones públicas a favor de Admadinejad cuando los ciudadanos iraníes denunciaron fraude en las elecciones. Chávez, para la época, apoyó las acciones acometidas por el régimen iraní contra la disidencia, que fue torturada, asesinada y colocada en las tras las rejas.

Además de las declaraciones de amistad y solidaridad, el gobierno de Hugo Chávez estableció una serie de convenios de cooperación, que incluyeron el aspecto nuclear. Entre los memorados firmados por los dos países se encuentran el desarrollo de tecnología, cooperación militar, finanzas, banca, exploración y refinación de petróleo y gas, explotación de minerales e investigación agrícola.

Desde el 2008, ambos países se encuentran desarrollando una agenda común. Las dos naciones pusieron en marcha un memorando de cooperación militar, a través del cual se iniciaron los intercambios en esa materia, y que le permitieron a Irán comercializar pertrechos militares hacia Venezuela y sus socios. Igualmente, se incluyó  en el vio de consejeros y entrenadores de Guardia revolucionaria Iraní iraníes para asesorar a las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela.

Investigaciones desarrolladas en los EEUU también indican los acuerdos incluyen envió a Venezuela de miembros de los grupos irregulares terroristas Hezbollah y Hamas.

Venezuela es un país rico en petróleo, pero además posee minerales diversos entre los cuales se encuentra en Uranio. Según reportes, las reservas de uranio superan las 50 mil toneladas. Es público y oficial que técnicos iraníes están a cargo de las minas de uranio venezolanas desde el 2008.

Gracias a la ayuda de Chávez, Irán también pudo penetrar  Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Argentina, entre otros.

Las relaciones abarcaron el plano financiero, extremadamente útil para Irán. Desde el 2008 se oficializó la alianza con la inauguración del Banco Internacional de Desarrollo, C.A (BID)  que pasó a ser una subsidiaria independiente del Banco de Desarrollo de Exportación de Irán.

Venezuela fue penetrada en todos sus puntos cardinales por iraníes. Fábricas de tractores, bicicletas, carros, pequeñas bodegas, constructoras de viviendas, asesores militares, restaurantes, salas de fiesta y pequeños puntos comerciales se empezaron hacer corrientes en el país suramericano.

Luego empezó a ser noticia las fábricas de armas, que si bien no aparecen claramente establecidas  en los convenios firmados por las dos naciones, se empezaron a ejecutar de manera secreta y acelerada desde el 2010.

Existen contadas evidencias sobre las irregularidades que existen en el intercambio comercial entre Venezuela e Irán. De hecho, se ha hecho público como autoridades de puertos de varios países, han denunciado que debajo de  la etiqueta de tractores iraníes hechos en Venezuela, se han encontrado cargas de explosivos y armamento.

Para nadie es un secreto que tanto Hugo Chávez como sus más cercanos funcionarios han establecido alianzas con el terrorismo y el narcotráfico y el lavado de dinero. El más reciente y escandaloso evento fue el del narcotraficante Walid Makled, quien bajo la sombra de la revolución bolivariana y con la ayuda de generales y ministros chavistas, forjó un emporio económico a través de la comercialización de la droga.

El gobierno de Estados Unidos, en la oficina de GAO ( U.S. Government Accountability) tiene varios casos abiertos sobre el tránsito de drogas desde Venezuela a diversos países del mundo, por la ruta África. Lamentablemente, no se han tomado las medidas necesarias para frenar este flagelo.

Informaciones reciente señalan que Hezbollah está al frente de las operaciones de comercialización de narcóticos en varios países de América Latina, y utiliza suelo venezolano, cubano y boliviano para consolidar los envíos. 

Asimismo, Venezuela ha  aliviado a Irán la enorme preocupación que existía por los problemas de tránsito en aeropuertos internacionales. Gracias a la Revolución de Hugo Chávez y al absoluto control que tiene el militar de izquierda en todos los poderes de Venezuela, los agentes de Hezbollah, Hamas y sus aliados han logrado conseguir pasaportes venezolanos y cambiar sus identidades.

El informe de la GAO sostiene que el actual Ministro del Interior, Tarek El Aissami estuvo a cargo de una operación de nacionalización de miembros del Hezbollah y Hamas, cuando era el jefe de la oficina de Identificación y Extranjería venezolana conocida como la ONIDEX.

Algunos de los ciudadanos árabes, que portan pasaportes venezolanos, aparecen en las listas de terroristas más buscados, como es el caso, por ejemplo, de venezolano libanes, Ghazi Nasr al Din quien se encuentra en  la lista OFAC de los Estados Unidos denunciado por ingresar en el sistema financiero norteamericano recursos para Hezbollah. 

Irán busca a toda marcha desarrollar su capacidad misilística y ampliar su tecnología nuclear para fines bélicos. Para lograr sus objetivos, se trazó como meta penetrar los países que resultaron vulnerables y con liderazgos megalómanos y enfermos, para convertirlos en fichas del peligroso juego que está construyendo Irán contra Israel y occidente.

Irá,  también se ha servido de la anomia de otros países del primer mundo, que si bien conocen los alcances de sus planes, se han hecho de la vista gorda, dejando actuar a sus anchas a la Republica islamista. Definitivamente, Irán  ha sido eficiente en la propagación de su causa en los países pobres del hemisferio.

Irán logró penetrar el sistema financiero de la región, hacerse de los mecanismos para mover el dinero, para lavar recursos provenientes del narcotráfico, usando todos los mecanismos fraudulentos que si bien son penados, no parecieran ser eficientemente supervisados.

Muchos gobiernos del hemisferio han actuado muy cómodamente frente a este problema, otros tratan de obviar el asunto que amenaza la paz mundial. Todo ese desinterés es aprovechado por Irán que se ha empeñado en comprar  apoyos en Latinoamérica.

Muchos creen que el Estado de Israel  es el único que este amenazado en la carrera armamentista de la República  islámica. Lamentablemente, las consecuencias se verán en un futuro no muy lejano.

La alianza de Venezuela con Irán además de contribuir acrecentar el conflicto en la región, convierte a Irán en más fuerte, y le permite estar más cercano a los Estados Unidos de América.  

Venezuela resultó ser el perfecto socio que Irán necesitaba para desarrollar sus planes bélicos. El país petrolero, sumido en la corrupción, el desgobierno, la inseguridad, el hambre y la miseria del socialismo, se convierte en el terreno fértil para ser utilizado como comodín para llegar a occidente. Si bien Hugo Chávez destruyó las instituciones del país y trastocó el sistema financiero con sus políticas nacionalistas- socialistas, Venezuela aun forma parte del sistema financiero internacional lo cual es utilizado por Irán para lograr sus objetivos.

Irán hizo un cálculo preciso sobre quienes podrían colaborar en sus planes, y fue capaz de hilar- de una manera eficiente y eficaz -su estrategia para penetrar occidente a través de los enemigos más vulnerables de los Estados Unidos e Israel.

El liderazgo de Hugo Chávez (coordinado por Fidel Castro) y su influencia en países subordinados al proyecto político socialista cubano-venezolano: Rafael Correa, Daniel Ortega, Evo Morales y Cristina Fernández, entre otros, ayudó a ejecutar el plan de conquista iraní hacia América Latina.     

Mientras Irán y Venezuela avanzan, el resto prefiere el silencio cómplice. Sin duda alguna, vienen tiempos difíciles para la región…



viernes, 22 de julio de 2011

Irán penetró a Latinoamérica por medio de una exitosa estrategia diplomática y un rico plan de inversiones

 Por Maibort Petit

 Por Maibort Petit
Los esfuerzos hechos por el gobierno de Admadinejad, en el desarrollo de una agenda diplomática y de inversiones,  ha dado excelentes frutos al país islámico, que ha logrado insertarse en el sistema económico internacionales, ampliando los mercados para colocar sus productos, logrando más adeptos para su causa política, consolidando alianzas comerciales y  satisfaciendo los enormes requerimientos que la industria nuclear necesita para su desarrollo.

Las consecuencias  que traerá para las Américas, un Irán poderoso y apoyado,  pareciera no preocuparles a muchos gobiernos de Occidente, que ven en la República Islámica una amenaza solamente para Israel.  

La consolidación de una sociedad entre Irán, Venezuela, Cuba, Brasil, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, México y Argentina representa un peligro latente para el hemisferio y han generado el terreno propicio para la lucha armada en la región.

El tema de la presencia de Irán en América Latina es objeto de discusión entre los miembros de los comités del Congreso norteamericano, y de preocupación, en varios círculos de los Estados Unidos que consideran que no se ha puesto en marcha una verdadera política que permita frenar los planes iraníes de posicionarse geopolíticamente en el  hemisferio y fortalecer su influencia en la región.

Desde la pasada semana, se iniciaron una serie de gestiones que buscaban una respuesta por parte del Departamento de Estado. Basados en una serie de evidencias, un grupo de representantes pidió al gobierno federal, mayor información sobre los supuestos avances que en materia diplomática hizo Venezuela, para lograr zanjar el conflicto que existe entre Argentina e Irán, por los sucesos terroristas de 1992-1994. 

El objetivo de las gestiones hechas desde Caracas sería lograr un mejoramiento de relaciones entre ambos países y darle paso a  una nueva fase, que incluye grandes planes de inversión en suelo argentino, por parte de la República Islámica iraní.
Las  polémicas denuncias salpicaron al mundo político en Argentina y dieron más elementos para la investigación en otros países, que empiezan a observar el vertiginoso fortalecimiento de Irán en América Latina, gracias a los esfuerzos desplegados por varios jefes de Estado adeptos a la causa islámica, entre los que destacan: Hugo Chávez (Venezuela), Fidel Castro (Cuba) y el ex presidente, Lula Da Silva (Brasil).

Últimos acontecimientos

La presidenta del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso de los Estados Unidos, Ileana Ros-Lehtinen, junto a Connie Mark y David Rivera enviaron una carta a Hilary Clinton, Secretaria de Estado, donde aseguraron que en el 2007 el presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad le habría pedido a Hugo Chávez “interceder” con el entonces, presidente Néstor Kirchner “para cambiar la política de Argentina y  para permitirle a Irán tener acceso a tecnología argentina en materia nuclear”.

Los congresistas republicanos expresaron su preocupación sobre posibles intentos de Irán para involucrar a la Argentina en temas nucleares, utilizando a Venezuela como mediador, denuncia que pidieron, sea investigada.

Dicha solicitud, generó solamente un declaración del  Subsecretario de Estado, Arturo Valenzuela, quien rechaza las denuncias de Ros Lehtinen y  reitera “que ese despacho no cree que existan vínculos entre Irán y Argentina en materia nuclear, ni pruebas que Venezuela este sirviendo de mediador entre los dos países para tratar el controversial asunto”.  

El funcionario del gobierno de Obama dice que: “No hay pruebas para apoyar el argumento de que Venezuela sirve de interlocutor entre Irán y Argentina en asuntos nucleares, o de que Argentina esté dando acceso a Irán a su tecnología nuclear”.

El gobierno norteamericano aseguró que la Argentina “siempre ha mantenido una posición constructiva en la Agencia Internacional de Energía Atómica con respecto al programa nuclear de Irán”. 

No obstante, advierte que el Departamento de Estado seguirá “al tanto” de los pasos que da Irán en el continente americano “vigilando esas relaciones de cerca”.

Por su parte, Clinton ha dicho públicamente que entre sus expectativas está que los países del hemisferio cumplan con sus obligaciones  y responsabilidades internacionales, especialmente las relacionadas con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y las sanciones contra Irán. 

David Rivera contraataca

Cuando parecía que el asunto quedaba calmado por el cruce de misivas, el Congresista de la Florida, David Rivera volvió a pedir explicaciones sobre el tema al Departamento de Estado, “de manera directa y responsable” criticando que como respuesta “sólo se obtuvo un comentario del subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos de América Latina,  Arturo Valenzuela, quien calificó nuestra demanda de infundada y exagerada”.

Rivera señaló que “el Departamento de Estado debe llevar a cabo una verdadera investigación sobre este asunto o responsabilizarse por no hacerlo”, y puntualizó que sí Valenzuela “puede sentirse cómodo ignorando un pedido de miembros del Congreso porque pronto estará dejando su puesto, nosotros esperamos una respuesta de su sucesor, así como también de la secretaria de Estado, Hilary Clinton.
Surgen elementos que avivan el debate y despiertan suspicacia

Aunque los congresistas no lograron el objetivo de abrir una investigación, se consiguió avivar el debate sobre el tema. Fuentes ligadas al gobierno federal y -que pidieron mantenerse en el anonimato-, informaron a varios periódicos que “el Departamento de Estado habría recibido información sobre la existencia de proyectos económicos y vínculos financieros entre Irán, Venezuela y Argentina”.
Se ventiló en la prensa norteamericana que existen curiosas transferencias de dinero, por montos que suman cerca de $300 millones, vinculados a proyectos agrícolas que en papel habrían sido emprendidos en Venezuela, en asociación  con los gobiernos de Irán y de Argentina y que no fueron concluidos. Esas transferencias supuestamente serían para pagar las negociaciones desde Irán hacia Argentina.

Irán y Argentina ¿amigos?

Desde los años 1980, Irán y Argentina sostuvieron un programa de colaboración nuclear que fue cancelado por el gobierno del ex presidente, argentino Carlos Menem,  a raíz de los ataques terroristas que ocurrieron  en 1992 y 199,  contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la embajada de Israel en Buenos Aires, y en el que fueron sido involucrados agentes iraníes y miembros del grupo terrorista islámico Hezbollah.

Desde aquella fecha se abrió una investigación que se cursa en los tribunales argentinos. Actualmente, dicha investigación está a cargo del Fiscal, Alberto Nisman quien públicamente ha  acusado al actual ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi, al ex presidente Alí Rafsanjaniy el ex canciller Alí Akbar Velayati y a otros cinco funcionarios, de ser los responsables de esos atentados terroristas.

Aniversario de AMIA

Esta semana se conmemoró un nuevo aniversario del atentado en la Asociación Mutual Judía Argentina  (AMIA) en 1994,  donde murieron 85 personas inocentes, por lo cual se realizaron eventos en Argentina y en sus misiones diplomáticas. El gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, aprovechó la oportunidad para condenar todas las acciones terroristas de esa naturaleza y reiterar su compromiso con la comunidad judía de ese país. 

La justicia argentina, por su parte, pidió a Irán mayor cooperación entregando a los acusados para ser procesados. 

En respuesta el gobierno de Irán dijo estar dispuesto a iniciar “un diálogo constructivo y a cooperar con el gobierno argentino para que se haga toda la luz en el marco de la ley y del respeto mutuo para ayudar a evitar que la investigación judicial continúe por un camino errado”, según indica un comunicado del gobierno iraní.

La propuesta de dicha colaboración fue aplaudida por el canciller Héctor Timerman que calificó de “positivo el ofrecimiento de Irán” afirmando que, de concretarse, “sería, sin duda,  un avance inédito y muy positivo porque la ley y la justicia son el único camino para combatir el terrorismo”.

¿Argentina e Irán en franca cercanía desde el 2010?

Como ya se ha dicho, tras los sucesos terroristas ocurridos en Buenos Aires en 1992 y 1994, Argentina se alejó de Irán política y diplomáticamente. No obstante, se conocen algunos acontecimientos que permiten observar que desde el 2010 se abrió la ventana para el restablecimiento de las relaciones entre los dos países.

En la reunión de Mercosur, celebrada en agosto de 2010, la presidenta, Cristina Fernández conjuntamente con el entonces presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula Da Silva, dio los primeros indicios de querer suavizar la posición argentina con Irán.

Para la época, Fernández aplaudió los esfuerzos para resolver la disputa, y se mostró confiada en las declaraciones de Teherán para promover el diálogo entre las dos naciones.

En los meses sucesivos, las diplomacias implicadas acometieron unas primeras tareas, entre las cuales se encontró la designación del Ministro de Relaciones exteriores, Héctor Timerman para adelantar las conversaciones con el régimen iraní, según asegura un artículo publicado por Shlomo Papirblat en Buenos Aires.

Asimismo, se hizo público un reporte   firmado por Pepe Eliaschev, un periodista investigador, que afirma que “el gobierno de Fernández se alistó  para congelar las investigaciones sobre los sucesos terroristas atribuidos a Irán en 1992 y 1994, y como prestación se renovarían y mejorarían relaciones e intercambio comercial entre los dos países, poniendo en marcha un plan de inversiones $1.2 millones”.

La oferta fue hecha por medio del presidente sirio Bashar Asad y el canciller Walid Moallem. Los tres funcionarios se reunieron en Siria en enero 23 de 2011, bajo el auspicio del presidente Mahmoud Ahmadinejad. 

Dicha reunión fue confirmada por un oficio del despacho del canciller iraní firmado por  Ali Akbar Salehí, enviado a Teherán, “luego de las conversaciones que sostuvieron con su homólogo argentino, Timermann, en encuentro en Siria, el 23 y el 24 de enero de 2011”.

Por otro lado, en un reporte firmado por Ramy Wurgaft, publicado en el Diario El Mundo de España, el 26 de marzo de 2011,  se asegura que “Motivado a que la investigación sobre los atentados contra la embajada de Israel y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) no conduce a ninguna parte, el gobierno de Fernández tiene previsto replantearse las relaciones con Irán”.

Wurgaft va más allá, y asegura que existe un documento que circula en varias sedes diplomáticas argentinas, según el cual, “La Casa Rosada estaría dispuesta a suspender de facto las pesquisas en torno a ciertas figuras del régimen iraní, que estuvieron implicadas en los atentados terroristas y reitera la tesis según la cual, el “olvido de la investigación judicial” supondría para Argentina un importante caudal de inversiones, sustentadas en la boyante industria petrolífera de Irán”.

El objetivo de la negociación acordada en el encuentro, sería que Argentina renuncie a llevar ante la Justicia a Ahmad Vahidi, supuestamente uno de los principales organizadores de los atentados. Este punto en particular, aparece en un informe del canciller Salehí donde este asegura que ya había acordado no procesar a los autores intelectuales del atentado y que la investigación se usaría como “fachada para mantener las apariencias frente a la comunidad judía”.
Por otro lado, se han hecho algunas declaraciones en Buenos Aires que denuncian el acercamiento entre Irán y el gobierno de Fernández.

El juez federal argentino, Daniel Rafecas en una entrevista dijo que estaba convencido de que desde la embajada de Irán en Argentina se financia con mucho dinero a muchas agrupaciones y  acusó al gobierno y el dirigente social kirchnerista Luis D’Elía de estar al tanto de ellos y de apoyarlas”.
 
Refecas dijo que se han se han  identificado a por lo menos una docena de personas  que reciben dinero  para “insultar al Estado de Israel y solidarizarse con Palestina”, sin que ni siquiera sepan dónde queda Israel o Palestina”.

El juez dio más detalles al respecto, señalando que el mencionado dirigente, sostuvo un encuentro personal con presidente, Mahmoud Ahmadinejad en Irán  según denunció en su despacho, una de las sobrevivientes de la Plaza de Mayo, Sara Rus.

Las polémicas declaraciones de Rafecas las realizó en la Sociedad Hebraica Argentina y fueron publicadas por la Agencia Judía de Noticias a inicios del 2011, según informa el portal Iton Gadol.

La prensa de Buenos Aires ha publicado también algunas fotos donde aparece el dirigente Luis D’Elias con el embajador iraní, Alí Pakdaman en actos gubernamentales. Las reseñas también involucran a otros funcionarios del gobierno de Fernández como Carlos Tomada y Gabriel Mariotto.

Dos caras del gobierno de Fernández

Paralela a las denuncias de acercamiento entre los dos gobiernos, Cristina Fernández ha mantenido una agenda de encuentros regulares con Israel y con organizaciones judías en el país. El mismo Timerman ha sostenido encuentros con dirigentes judíos donde promete luchar por la búsqueda  de justicia en la causa AMIA, haciendo llamados a la población para que mantenga viva la presión sobre la justicia.

Fernández, Chávez, Estados Unidos e Irán

Desde la llegada al poder del presidente venezolano, Hugo Chávez se produjo una hermandad con el gobierno de Argentina, primero bajo el mando de Néstor Kirchner y luego con Cristina Fernández. 

 Además de los diversos convenios se han firmado entre las dos naciones,  los Kirchner han dado muestras de admiración por Chávez y por su proyecto político socialista, a la vez que lo han apoyado en los foros internacionales y le han servido de soportes en varias iniciativas. 

La cercanía es tal que, Hugo Chávez ha sido protagonistas desde el suelo argentino de varios eventos de carácter político antiestadounidense. Estos eventos sin embargo no han contado con la presencia de Fernández directamente, quien paralela a la amistad y extremada cercanía que tiene con el régimen de Caracas, desde el 2007, ha lanzado duras acusaciones al gobierno de Estados Unidos, a pesar de haber manifestado simpatías por el presidente Obama a su llegada.

Argentina fue siempre  un aliado permanente de los Estados Unidos y ha colaborado con las propuestas norteamericanas en varios foros internacionales. No obstante a la históricas buenas relaciones, ha habido eventos que han puesto tensas la diplomacia entre Argentina y EEUU, la última ocurrió el 10 de febrero de 2011, cuando un avión de la fuerza aérea de los Estados Unidos aterrizó en Ezeiza cargado de armas y elementos militares que iban a ser usados por personal de ese país en ejercicios con policías federales, como parte de un acuerdo firmado entre los dos gobiernos.

Sin embargo, al ser inspeccionada la carga por la Aduana se detectaron presuntas incongruencias entre el material que había informado la embajada de Estados Unidos y lo que realmente llegaba. Entonces, empezó un operativo liderado por el propio canciller Héctor Timerman, en el que se abrió a la fuerza el cargamento. La Aduana se incautó de equipos de transmisión, medicamentos y partes de armas.
Obama consideró dicho evento como un “incidente serio”,  aunque no fue un aspecto decisivo que género un conflicto diplomático de envergadura. 

No obstante, Fernández marcó distancia con EEUU cuando Obama no incluyó a Argentina en su gira por Latinoamérica. La jefa de Estado argentino acusó al gobierno norteamericano de incumplir  con las expectativas…”Hay una sensación de oportunidad perdida, aunque nadie esperaba un príncipe en un corcel blanco”.

La mano que mece la cuna

Motivado a la cercanía de Hugo Chávez con Cristina Fernández, los expertos creen que dentro del marco de asesorías y de colaboración que existe entre Argentina y Venezuela podría haberse incluido un plan de acercamiento  con uno de los principales socios del presidente venezolano, Mahmoud Admadinejad.

Chávez ha servido de lazo conductor entre el presidente iraní y otros jefes de Estado en la región, como Evo Morales, Daniel Ortega y Rafael Correa entre otros. 
Los logros que a través de la diplomacia  ha logrado Chávez a favor de Admadinejad son evidentes, y pueden medirse en la serie de acuerdos y memorándums que se han firmado entre los socios latinoamericanos del presidente venezolano e Irán. 

El enorme flujo de recursos económicos con que cuenta Irán hace que las propuestas de inversión sean extremadamente atractivas para los países pobres del hemisferio, que buscan dinero para contrarrestar sus abultados déficits fiscales. 

Asimismo, el flagelo de la corrupción que se encuentra presente en todas las elites políticas dirigentes, hace factible que se vea con simpatía los recursos provenientes de un país, cuyas causas y enemigos han sido ajenos históricamente a la idiosincrasia latinoamericana, sin embargo, los cambios que se han generado desde el punto de vista ideológico y político en América Latina incluyen nuevas caras, nuevos socios y el desarrollo de un proyecto político socialista que ha logrado conquistar a las masas depauperadas que lucen decepcionadas del modelo democrático y capitalista. 

Irán compra apoyos  y seduce gobiernos 

Irán decidió conquistar América, tal como lo hizo con algunos países europeos que le dieron la bienvenida a sus inversiones, sin que a muchos gobiernos les  importase los riesgos que trae consigo ser socio de un país que soporta y exporta el terrorismo.

La ruta de las inversiones que ha hecho Irán en la última década seguramente no es un dolor de cabeza exclusivo de Israel.  El dinero fresco iraní ha hecho claudicar a más de un presidente, y ha generado una agenda de diplomacias paralelas y secretas que tienen en jaque a más de un país en Europa. 

 Muchos gobiernos aceptan  sociedades secretas con Irán, y tímidamente tratan de pasar desapercibidos  para quedar bien con Dios y con el Diablo. Por un lado se enriquecen y consiguen financiamiento para proyectos y por otro, tratan de quedar bien en los foros internacionales o en los conflictos geopolíticos que existen entre Irán e Israel, y obviamente con los Estados Unidos. 

 Aun se sigue esperando los resultados de las investigaciones. Los republicanos en los Estados Unidos aseguran que no dejaran este asunto en los archivos y que insistirán en que se le punga la lupa a la presencia de Irán en el continente. 

Roger Noriega es una de las voces que asegura no callara, y ha anunciado que seguirá sus averiguaciones en torno a las actividades que encabeza Irán y los grupos terroristas en Latinoamérica y en las fronteras de los EEUU.

Mientras Irán avanza y sus negocios crecen, muchos gobiernos de la región persiguen las inversiones, abren sus puertas a las causas islámicas y permiten que los pueblos se involucren en una lucha que anteriormente era lejana. La agenda sobre el polémico asunto sigue abierta en el Comité de Asuntos Exteriores del Congreso, vamos a ver quién tiene la próxima palabra.

viernes, 8 de julio de 2011

Venezuela es el centro de operaciones de Hezbollah

 Por Maibort Petit

El gobierno de Hugo Chavez le abrió las puertas a la organización terrorista Hezbollah y le permitio convertir a la Isla de Margarita en elcentro de entrenamiento mas grande en el continente americano, según se desprende de la exposición realizada por Roger Noriega, ex secretarios de Asuntos Hemisfericos del Departamento de Estados de los Estados Unidos ante los miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso de los EE.UU.

Noriega dijo que Hezbollah ha ampliado su influencia en el hemisferio americano, gracias a la colaboración del gobierno de  Hugo  Chávez. Desde hace seis años, funcionarios del régimen de Chávez  han conformado dos centros de operaciones, uno, manejado por líderes de dicha organización terrorista y sus colaboradores, y otro, conformado por un   cuadro operativo Qods.

Los dos grupos trabajan buscando recursos para financiar sus actividades, a través del lavando dinero y acciones criminales. También se dedican al  proselitismo, narcóticos, reclutamiento y entrenamiento.

El ex funcionario asegura que durante varios años de investigaciones, se logró detectar 80 células operativas en 12 países de la región, empezando por Brasil y Venezuela y culminando en el Cono Sur.

 Hezbollah está proveyendo armas y explosivos y opera en el tráfico de drogas en la frontera de los Estados Unidos y México. Hay registros que oficiales mexicanos donde se reconocen la existencia de esas operaciones.

Dijo que el Congreso y los americanos tienen el derecho de conocer los términos en que el gobierno Federal trabaja los asuntos de seguridad en la frontera de México.

Dijo que Hezbollah tiene un claro modus operandi: “Primero infiltran su gente y establecen mezquitas y centros islámicos en la región, y luego actúan”.

Sus investigaciones reportan que Hezbollah ha ampliado enormemente su influencia en la región, legitimando su causa y avanzando con su violencia con la llamada  guerra santa o Jihad, al frente de nuestras puertas.

Igualmente- señaló-  hay soportes sobre los recaudos de fondos por la vía de actividades comerciales y criminales, que le han permitido desarrollar sus actividades en el hemisferio.

Desafortunadamente las actividades de Hezbollah no son nuevas en el continente. Ya participaron en la explosión de la embajada de Israel en Argentina en 1992; y en el Centro Comunitario Judío de Buenos Aires en 1994. Ahora Hezbollah ha crecido en varios países de la región gracias al soporte de Hugo Chávez.

Acotó que el gobierno de Venezuela ha colaborado estrechamente con las FARC y con Hezbollah entregándole armas, ha cooperado con Irán dándole soporte político, financiando actividades de toda índole para las organizaciones terroristas Hamas y Palestina Islámica Jihad.

La isla de Margarita en Venezuela, se ha convertido en el área donde convergen las tres principales células de la región: Brasil, Argentina y Uruguay convergen en Sur América. “Venezuela es el mayor centro de operaciones de Hezbollah en el continente”.

Dijo que la cabeza principal de Hezbollah es Ghazi Atef Salameh Nassereddine Abu Ali, nacido en el Líbano pero nacionalizado como venezolano hace 10 años, y actualmente en es diplomático número 2 en Siria. Junto a sus dos hermanos coordina la célula de Hezbollah en Venezuela y coordina actividades de lavado de dinero, reclutamiento y entrenamiento. Gracias a su trabajo Hezbollah ha aumentado su influencia en la región.

Noriega recordó que Nassereddine estuvo en la lista negra del Departamento del Tesoro en junio de 2008 por recaudar dinero para Hezbollah. Después del testimonio ofrecido ante  el Comité de Asuntos Exteriores el pasado mes, los oficiales del Departamento de Estado que no estaban al tanto de las operaciones que  este grupo terrorista está ejecutando a lo largo y ancho de Venezuela.

Usando su estatus diplomático, Nassereddine ha consolidado las relaciones “oficiales” de Hezbollah en el Medio Oriente, primero en el Líbano y luego en Siria. Su hermano Abdallah Nassereddine mantiene relaciones con la comunidad islámica a través de la Organización multinacional conocida como Federación de Asociaciones  Árabe y americanas, conocida en ingles por sus siglas FEARAB. Esta asociación está afiliada  a las de Sur América y el caribe y sus reuniones suelen hacerse en Sao Paolo o Buenos Aires.

 El más joven de los hermanos, Oday Nassereddine ha establecido la base de operaciones y los centros de entrenamiento en la Isla de Margarita y ha reclutado adeptos a través de los Círculos Bolivarianos de Barquisimeto, que son los seguidores radicales de Hugo Chávez, aseguró el ex funcionario.

El individuo que está al frente del otro grupo paralelo a l Hezbollah llamado Qods Force es Mohsen Rabbani, un iraní buscado en Argentina por su participación en los hechos terroristas de 1992 y 1994.

Para aquella época, Rabbani tenía credenciales  como encargado de Cultura de la Embajada de Irán en Buenos Aires. Las relaciones cultivadas en aquellos tiempos son usadas ahora los operativos de reclutamiento en la región, para enviarlos a los campos de entrenamiento en Venezuela e Irán.

Rabbani está en la lista de buscados de la Interpol, sin embargo, viaja periódicamente por la región, en Marzo del 2011 estuvo en Venezuela, y en septiembre del 2010 en Brasil, donde él y su hermano que reside en Brasil reclutan a docenas de sus seguidores para la causa radical.
De acuerdo con la inteligencia brasilera, al menos 20 celulas operativos de Hezbollah , Al Qaeda y Jihad Islámica, usan a Brasil como centro de sus actividades terroristas.

Dos de los pupilos argentinos de Rabbani operan actualmente en Chile: Sheik Karim Abdul Paz, que estudio con Rabbani en Qom, actualmente es el Imam de un centro cultural islámico en Santiago y Sheik Suhail Assad es  Profesor de la Universidad de  Santiago. Ambos simpatizan con la causa de Hezbollah.

Manifestó que Suhail viaja frecuentemente a América Central y Suramérica para sostener reuniones en los Centros Musulmanes locales.

Dos semanas atrás, oficiales del Departamento de Estado le dijeron al Congreso que las actividades de Hezbollah en el hemisferio occidental estaban confinadas a recaudar fondos, lamentablemente para los EEUU, Hezbollah se está moviendo en América y sus actividades representan un grave y creciente amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, confesó Noriega.

En su exposición aseguró que un miembro de ese grupo terrorista quiso detonar un tanque de explosivo en el Aeropuerto Internacional de Nueva York JFK, ese terrorista se reunió con Mohsen Rabbani en Irán, y fue arrestado en la ruta de Venezuela cuando planeada abordar un vuelo de Teherán.

Sheik Khaled Razek y Tak el-Din, a Sunni dos radicales de Sao Paulo Guarulhos mosque fue vinculado a un miembro designado del Departamento del Tesoro en el grupo que provee un significante financiamiento y soporte logístico a Hezbollah en el Líbano.

En la pasada primavera, dos miembros los comandos iraníes de Hezbollah condujeron un campamento de entrenamiento terrorista en la isla de Margarita reuniendo a varias personas de varios países de la región.

Las autoridades colombianas le reportaron personalmente que Hezbollah opera  las áreas tomadas por las FARC.

En varias oportunidades, el narcotraficante Walid Makled dirigió  varios negocios con las células operativas de Hezbollah y el diplomático venezolano,  Ghazi Nassereddine confirmó, en una entrevista televisada en abril 3, que Hezbollah condujo una recaudación de fondos y opera laboratorios de cocaína en Venezuela con la protección del gobierno de Hugo Chávez.

Hugo Chávez fue el anfitrión de una reunión de terroristas de líderes de Hamas Khaled Meshal), Hezbollah (llamado el jefe de operaciones, Palestina Islámica Jihad (Secretario General de  Ramadan Abdullah Mohammad Shallah) en Caracas, en agosto 22, 2010. Esa reunión fue organizada y sugerida por Irán y los arreglos estuvieron a cargo de  Nassereddine. En esa misma fecha fueron organizadas otras actividades terroristas en Caracas.

También se refirió a las operaciones de la línea aérea venezolana  Conviasa que mantienen vuelos regulares entre Caracas- Damasco- Teherán. “Las redes de Hezbollah usan esos vuelos y los ferris para trasladar a los reclutas, la carga fuera y dentro de la región”, aseguró.

Motivado al apoyo oficial de algunos gobiernos de América Latina: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros,  y la vista permisiva de otros que permiten la presencia de Hezbollah en la región, esta red terrorista ha logrado incrementar su la influencia y tomar posiciones privilegiadas que amenazan a los EE.UU.

 Manifestó que Hugo Chávez podría reducir el riesgo de que el apoyo del país a Hezbollah,  “pero desgraciadamente la red terrorista ha hecho metástasis en las Américas”.

Aseguró que  Hezbollah  constituye una clara amenaza para la seguridad del territorio de los EE.UU. Ellos tienen la motivación, y han estado aumentando constantemente su capacidad de actuar. Además de la actividad operativa terrorista, Hezbollah también se encuentra inmerso en  actividades delictivas en toda la región - desde la trata de armas, drogas y personas - todo lo cual amenaza nuestra seguridad.

El objetivo más tentador para Hezbollah en la región es Brasil, una de las diez economías más grandes del mundo  con una población estimada de un millón de musulmanes.

La implicación más amplia de Seguridad Nacional de EE.UU. es que Hezbollah - a través de Irán y Venezuela - se ha comprometido los Estados Unidos en una estrategia ofensiva de la guerra asimétrica Es el objetivo de ganar la batalla mental de desgaste y la batalla de la legitimidad moral - especialmente con los jóvenes en América Latina.

Concluyó advirtiendo que “A menos que el gobierno de EEUU reconozca que existe una amenaza responda con esfuerzos coherentes, nuestra capacidad para proteger nuestros intereses y nuestra patria será gradual y peligrosamente disminuida”.

miércoles, 6 de julio de 2011

El “cáncer” de Chávez


Relanzar la figura de Hugo Chávez en el ámbito nacional, de cara a las elecciones presidenciales del 2012, y frente a un panorama internacional nada halagador, representaba un reto para los asesores de imagen del desgastado caudillo, quien luego de 12 años de estar el poder, sólo puede exhibir un caos económico, político y social sin parangón en la estropeada historia contemporánea de Venezuela. 


Ayer…

Chávez ha sido capaz de todo. Desde su penosa aparición en la vida pública de los venezolanos, en aquel fallido golpe de Estado del 4 de febrero de 1992, hasta su llegada a Miraflores a través de las elecciones en 1998, este militar de izquierda ha utilizado todas las técnicas existentes para hacerse notar, para manipular, burlarse de las elites políticas de la época y para imponerse en el escenario nacional e internacional, contrayéndose un liderazgo pagado con la renta petrolera para lograr sus objetivos oscuros.

Desde el inicio, Chávez ha  jugado con la buena fe de la sociedad venezolana, y  ha utilizado las  debilidades y malformaciones culturales, políticas e institucionales de la Venezuela de finales del siglo XX, para imponerse como la deidad del siglo XXI, infalible e invulnerable.

Una vez que asumió en poder, echó por tierra lo que quedaba de institucionalidad, destruyendo a su paso todo lo que encontró, y medio construyendo, de manera torpe pero consistente, un modelo de sociedad que no comulga con los intereses de los venezolanos, ni con su idiosincrasia.
Durante 12 largos años, la sociedad venezolana ha sido sometida a una especie de pesadilla mediática y verbal, que ha logrado trágicos frutos. 

Los enormes logros de Hugo Chávez –lamentable- no se pueden exhibir en lo económico, en lo educativo, lo social, ni en salud ni en avances tecnológicos. No. Los grandes alcances de la “revolución chavista” se miden en los niveles de odio que se han engendrado en la sociedad, en el incremento del clientelismo, en la manipulación de las capas bajas de la población que han sido víctimas de las tretas sicológicas comunistas. Chávez ha sembrado en la mente del colectivo paradigma de una anti sociedad donde no existen valores, ni ética, ni responsabilidad social ni honestidad. Persisten dos Venezuela encerradas en un solo territorio abrumado por la incertidumbre de un futuro incierto. 

Las viejas técnicas decimonónicas de manipulación de masas, reforzadas por los nefastos gobiernos totalitarios y autoritarios del siglo XX, fueron usadas magistralmente por Chávez para sembrar dependencia y sumisión, en la mente de una parte de la sociedad que carece de educación y de cultura. 

En base de la manipulación de los pobres,  la división de la clase media, la “extirpación” de oposición, la corrupción, la amenaza, la expropiación, la persecución y la imposición del miedo y el terror- como herramientas políticas- Chávez logró controlar el poder y gobernar a su antojo. Su temperamento, su disposición, su ambición y su megalomanía lo empujaron por perversos caminos que le garantizaban una “gloria internacional”.   

A lo largo el trayecto, Chávez ha dejado ver sus flaquezas y sus debilidades, especialmente en aquellas oportunidades en las que las exigencias son superiores a su talento. Chávez ha dejado escapar su miedo y cobardía en algunas circunstancias en las que el caudillo ha preferido “enconcharse” o mantenerse en silencio, para pasar la marea.
El caudillo sabe de sobre que tiene un impresionante talento como manipulador, y que ha logrado con éxito trasformar fracasos en victorias políticas. Esta vez, no es diferente. 

La enfermedad como escudo salvador 

Chávez se ha atrevido -nuevamente- a capitalizar a su favor, la lástima del pueblo. “Su terrible enfermedad” es usada como herramienta para neutralizar la enorme lista de desafueros que se ha cometido su gobierno. Desesperadamente busca apagar las pasiones de sus demonios, llamando a una unidad que “únicamente él” puede garantizar. 

Venezuela esta entrampada y frente a un abismo. Este es el resultado por la irresponsabilidad de una sociedad que lo aplaudió y lo dejó actuar a sus anchas. Para buscar una salida nos toca ponernos creativos, utilizar los mejores talentos e imponer la cordura como único elemento para sobrevivir al cáncer social que Chávez inyectó -sin vacilaciones- al país y que lo mantienen en estado moribundo, y al borde del abismo.   

viernes, 1 de julio de 2011

La Revolución de Chávez en las “manos de Dios”



 Por Maibort Petit 

        A pesar de sus prolongadas y férreas peleas con la religión,  Hugo Chávez y sus seguidores le entregaron a “Dios” la continuidad de la revolución. Y es que la enfermedad “inesperada” de Hugo Chávez compromete  el futuro de un proyecto político que, entre otros males, sufre las secuelas generadas por la omnipresencia del líder todopoderoso que copó la escena nacional e internacional y que secuestró todos los poderes públicos de la otrora democracia venezolana.

        De nada valió en manejo de campañas de desinformación, de marketing político, y los videos que, grabados con alguna torpeza, intenta convencer a los  venezolanos y al mundo que Hugo Chávez está en capacidad de gobernar al país desde La Habana. 

    Lamentablemente, el panorama que se vive  Venezuela está muy lejos de parecerse al que Chávez, Fidel y sus otros de sus socios pudieran desear para garantizar el mantenimiento de un sistema de gobierno implantado desde 1999.  

    Las consecuencias de un régimen personalista se están sintiendo en Venezuela, que tras la ausencia del caudillo, se convirtió en un país paralizado por completo. 

      El cáncer que padece Hugo Chávez hizo metástasis en el chavismo que ha dado pruebas fehacientes de su enorme  incapacidad para gobernar a un país infectado con problemas de toda naturaleza, y que parece sucumbir ante los desafíos que se heredan de unas de las más nefastas administraciones que haya tenido Venezuela desde de independencia.

      Los cuadros chavistas no han reaccionado aun ante la grave enfermedad de su Comandante. ”El Invulnerable” luce agotado, preso de un mal que le dejará secuelas, y que le niega toda la posibilidad de volver con éxito a ponerse al frente  de un gobierno que con él o sin él, se encuentra absolutamente descontrolado e incapaz de dar respuesta satisfactorias, a una ciudadanía cada vez más impaciente  y  dispuesta a producir un cambio que le permita, de alguna manera, rescatar algunos de sus derechos.   

       La cúpula de poder en Venezuela sufre de anomia. La noticia del cáncer los ha dejado huérfanos, y ha desatado los demonios ocultos en los nada “filántropos revolucionarios” que ven más cerca ahora, el camino de  ponerle las manos a lo poco que queda de la famosa gallina de los huevos de oro, pero que no encuentra la vía para actuar sin “despertar” los demonios de sus compañeros de partido.

       Las peleas entre las facciones chavista han contribuido a agudizar la depresión y la crisis interna que sufre el caudillo. Chávez apela a Dios para salvarse de su mal, y se entrega, sin complejo alguno, a la “medicina cubana” que si bien los hermanos Castros la han vendido como “el milagro de la Revolución Comunista de Cuba”, se encuentra en una etapa de decadencia, con un atraso tecnológico palpable.

        El caudillo de Sabaneta quedó enredado en sus propias trampas, y acosados por las “karmas” se refugia en los brazos de su adoptivo padre que ve con preocupación que su “hijo” tiene los días contados, y que con la enfermedad del otrora “dueño de la hacienda venezolana”, sucumbe a su vez la sostenibilidad del miserable  régimen castrista que ha sobrevivido en la última décadas gracias a “benevolencia y la corrupción” de Hugo Chávez. 


        Los venezolanos no habían imaginado este nuevo capítulo de la historia del país.  Tanto las jaurías chavista que empiezan a saborear el poder desde varios flancos, como los mismos opositores, no estaban preparados para el reto que representa la caída de un régimen autoritario por la enfermedad del máximo jefe. Inmovilizados, los jefes del chavismo aun no consiguen hilvanar una acción definitiva que asemeje a un “cierto control de la situación”. 

        El miedo es libre, y se siente en un  ambiente donde huele a traición, y donde se desempolvan candidatos moribundos “expertos en maniobras políticas”, que mantienen contactos con personajillos de la elite destituida a finales del siglo pasado, capaces de todo por recuperar su espacio en la escena. Muchos son “ los espíritus soliviantados”  que  “prometen”  a los desconcertados chavistas servir de puente para evitar que el “aluvión” se los lleve a todos por igual en la movediza e inestable situación que vive la sociedad venezolana.


        La crisis carcelaria, la inseguridad, el problema  eléctrico, la escasez de productos de la cesta básica, el pésimo estado en que se encuentran los hospitales, las escuelas, las vías, el transporte público,  hacen que el panorama se convierta en una fotografía segura de caos e ingobernabilidad.

       La ausencia del líder manipulador y altanero dejó a la revolución desnuda. Pareciera que el tiempo de “esplendor revolucionario” quedó atrás, y las graves consecuencias de las políticas de Hugo Chávez empiezan asfixiar repentinamente. La escena nacional luce patética y descontrolada. ¿El internacional? Peor aún, los castigos por violar sanciones y por haberse aliado a los peores gobiernos del mundo no se hacen esperar. PDVSA ya ha sido sancionada por los EE.UU y EU por ayudar al régimen de la República Islámica de Irán a violar las resoluciones del Consejo de Seguridad. 


    Chávez arrastró a Venezuela al barranco del terrorismo internacional, al establecer alianzas y convenios estratégicos con Estados forajidos,  y con las principales organizaciones terroristas del planeta como Hezbollah, ETA, Euskadi Ta Askatasuna, FARC, Hamas, Frente Popular de Liberación de Palestina, Aj-Jihadm entre otros. Las sanciones por tan maléficas asociaciones han tardado pero vienen seguras. La próxima semana, Venezuela ocupará nuevamente los titulares de la prensa mundial, esta vez, no por las discursos y las confesiones del líder moribundo encuevado  en La Habana, sino por las medidas que en contra de Venezuela se tomarán en el Congreso de los Estados Unidos por los vínculos del gobierno de Hugo Chávez con el grupo terrorista Hezbollah y su estrecha colaboración con  Mahmoud Ahmadinejad, quien ha utilizado empresas y bancos del Estado venezolano para hacer sus negocios en territorio prohibido y acceder a las materias primas como el “polvo amarillo” que le permiten hacerse de armas nucleares que amenazan a Occidente.

  Pareciera que el cáncer de Chávez se expandió por toda Venezuela y que dicho mal puso bajo tierra los megalómanos objetivos del paliducho paciente, que ruega a Dios que lo mantenga con vida hasta que el cuerpo aguante.