Mostrando entradas con la etiqueta primero justicia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta primero justicia. Mostrar todas las entradas

lunes, 3 de agosto de 2020

Bonistas aseguran en la corte de NY que Francisco Rodríguez, y los diputados Rafael Guzmán y Julio Borges, aseguraron que la emisión de bonos PDVSA 2020 no requería de la autorización de la Asamblea Nacional

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Una declaración jurada del representante de uno de los fondos de inversión que participó en el intercambio de deuda de los bonos 2017 a los PDVSA 2020, sostiene que la decisión de participar en la operación [que se realizó en octubre de 2016], se basó en conclusiones derivadas de las opiniones favorables del economista, Francisco Rodríguez [Torino Capital], y los diputados de Primero Justicia, Rafael Guzmán y Julio Borges. La comunicación de Xin Xu, de Ashmore Group del Reino Unido, forma parte de los documentos presentados por los tenedores de las notas 2020, [garantizadas por el 50.1 por ciento de las acciones de CITGO], que fueron demandados por los representantes del gobierno interino de Venezuela, quienes pidieron al tribunal federal de Nueva York, declarar los referidos instrumentos financieros "inválidos, ilegales y nulos por no contar con la autorización de la Asamblea Nacional".
  En la declaración de Xin Xu, residenciado en Londres y empleados de Ashmore Group, que posee algunos bonos PDVSA 2020 desde el 2016, se agregan una serie de comunicaciones que prueban las diligencias que hizo el fondo antes de participar en la oferta de intercambio de deuda de los bonos 2017 por los Bonos PDVSA 2020, garantizado por las acciones de CITGO.

     Esta demanda fue interpuesta por el gobierno interino en octubre de 2019, contra MUFG Union Bank y GLAS American LLC.

   Xu, quien trabaja para Ashmore desde octubre 2008 y maneja la cartera de los bonos soberanos y deudas de PDVSA desde 2012,  sostiene que PDVSA no pagó los bonos  PDVSA 2020 desde mayo 2019.

  Entre las responsabilidades de Xu estaba monitorear la situación política, económica y social que experimentaba Venezuela al momento de hacer la operación, para lo cual visitó a Venezuela.

  Xu explica en su declaración que a principios  de septiembre 2016, como parte de su trabajo de monitoreo, visitó Venezuela con otros individuos que trabajan para fondos de manejos de inversiones. "el viaje fue organizado por Francisco Rodríguez, un analista de Torino Capital".

  Xu advierte que Francisco Rodríguez los acompañó en todo el viaje. Xu describe a Rodríguez "como un economista venezolano con un amplio conocimiento de lo que ocurre en Venezuela".

  Dijo que durante su estancia en Venezuela "se reunieron con oficiales del gobierno, figuras políticas de la oposición, abogados, economistas y expertos conocedores de la situación política, legal, de negocios y de economía del país".

  Al momento de ese viaje, dijo, Ashmore Funds era el tenedor beneficiario de los bonos 2017,  "no había ningún pronunciamiento oficial relacionado con el intento de PDVSA de ofrecer un intercambio de las notas. Aunque Xu dice que había una especulación sobre el posible cambio que podría envolver una nueva deuda asegurada por las acciones de CITGO Holding Inc".

  Xu argumentó que "cuando estaba en Caracas tuvo una reunión con Rafael Guzmán, abogado de la Asamblea Nacional y miembro de Primero Justicia. Para ese momento, Guzmán era el presidente de la Subcomisión de Finanzas y Políticas Públicas, luego pasó a ser presidente de la Comisión de Finanzas".

  Xu, y el resto de los representantes de los tenedores de bonos, conversaron con Guzmán acerca del posible cambio de la deuda. Según explica, "Guzmán declaró que de acuerdo a la ley venezolana la deuda de PDVSA no tenía que ser aprobada por la Asamblea Nacional. Guzmán advirtió que PDVSA puede usar los activos en el exterior, incluyendo los de  CITGO Holding para garantizar la deuda sin aprobación del parlamento".

  "Guzmán declaró que era su opinión personal, y que sabía que era la interpretación mayoritaria, que Xu entendió, que era de la Asamblea Nacional".

  El testigo sostuvo que "en ninguna reunión en Venezuela, nadie sugirió que la nueva deuda  de PDVSA con la garantía de las acciones de CITGO era ilegal e inválida si no era aprobada por la Asamblea Nacional".

  Luego de su regreso a Londres, Xu dijo que "Francisco Rodríguez, el 16 de septiembre de 2016, dijo que representantes de la oposición aseguraban que no había dudas sobre la legalidad de los bonos de PDVSA eran intercambiados, no requerían de la autorización de la Asamblea Nacional".

  Sostiene que "el 16 de septiembre de 2016, PDVSA anunció el cambio de deuda que de las notas 2017 para ofertar las notas 2020 aseguradas por el 50.1 por ciento de las acciones de CITGO Holding".

  En su declaración jurada, Xu sostiene que "en septiembre de 2016, se enteró que había una preocupación en el mercado sobre la posibilidad que PDVSA iba haber un default la deuda pendiente". 

  Ashmore consideró un default de la deuda  de las notas 2017. En ese tiempo, las notas 2017 estaban activas y fue cuando se tomó la decisión y entendió que las notas 2017 iban a ser pagadas.

  Xu supo que previo al cierre de la oferta de intercambio de las Notas, el 28 de octubre de 2016, algunos diputados opositores expresaron que las Bonos 2020 no debían estar asegurados con las acciones de CITGO, y otros, hablaban que la Asamblea Nacional debía aprobar dicha deuda.

  Asimismo, planteó que luego entendió que hubo una resolución de la Asamblea Nacional concerniente a la oferta de intercambio de deuda del 27 de septiembre de 2016. "La resolución parlamentaria incluyó un llamado al presidente de PDVSA para que testificara en el parlamento, en la misma se rechazaba categóricamente que se garantizaran con las acciones de CITGO Holding". 

  Argumentó que se le informó que "el Parlamento habían pedido a la Fiscalía General de Venezuela una investigación de la transacción y a PDVSA que presentara el Plan de Deuda de la Asamblea Nacional. Esa resolución no declaró el intercambio de deuda ilegal ni inválido".

  Un día después de la resolución, Xu dijo que había recibido un reporte de Francisco Rodríguez con consistentes explicaciones sobre la resolución. 

  En la comunicación de Rodríguez, éste sostenía que la Resolución no declaraba la operación no era ilegal, y no criticaba el plano legal. Sostuvo que la resolución no era vinculante. Además señaló que la operación es claramente legal de acuerdo a los términos de la ley venezolana, citando el artículo 105 de la Ley Orgánica de la Ley de Financiamiento de la Administración Pública requiere que la Asamblea Nacional apruebe los bonos que usan los activos del estado como colateral, el artículo 101 de la misma ley expresa excepciones  de esos requerimientos para PDVSA.

  Rodríguez aseguró que había hablado con los líderes de la oposición un día antes, incluyendo a los senior y ellos estuvieron de acuerdo que la operación era legal y que no requería de la autorización de la Asamblea Nacional. 

  "Rodríguez dijo además que desde su punto de vista, no tenía sentido que un hipotético nuevo gobierno no podría repudiar la oferta de intercambio de deuda porque era legalmente binding en Estados Unidos".

 "Francisco Rodríguez sostuvo en un email separado que la Resolución de la Asamblea fue publicada y que Julio Borges confirmó su opinión que, la deuda de PDVSA, no requería la aprobación de la Asamblea Nacional. Esto cuando Borges, actual comisionado de Asuntos Exteriores del gobierno interino de Juan Guaidó, era el presidente de la Asamblea Nacional en  2017".

  "La Resolución y los reportes de Francisco Rodríguez reafirmaron a Ashmore que la oferta de intercambio de deuda  no estaba sujeta a ser legitimada bajo la ley venezolana y basados en las conversaciones con los analistas, se acordó invertir en las notas" acota.

  Xu admitió que sabía que algunos analistas decían que había riesgo en las notas PDVSA 2020 pero no que eran inválidas.

  El 26 de octubre de 2016, comunicó que la deuda de PDVSA no requería la aprobación de la Asamblea Nacional al CEO de Ashmore y al CIO, Mark Coombs.

  Para ese momento, el intercambio de la deuda de las notas 2020 se haría por las leyes del Estado de Nueva York, y PDVSA informó que había un acuerdo.

  También hubo una circular de Hogan Lovells US LLP, que era el que iba a representar a PDVSA en la oferta en Nueva York.  "Esa circular no representaba riesgo y que la deuda era inválida por la ley de Venezuela".

  Xu supo que PDVSA, PDVSA Petróleo S,A y PDV Holding, INC, estaban representados en la operación de la oferta de intercambio de deuda, y que el bufete, Hogan Lovells no había identificado ningún riesgo legal, validez sobre la transacción.

  Igualmente, Ashmore hizo due diligence. "Como parte de la misma, Charlotte Henderson, abogado de Ashmore, habló con el consejero de PDVSA en Hogan Lovells sobre la operación, y Henderson no había investigado si los bonos 2020 cumplian con la ley venezolana".

  Incluye la declaración una referencia de una comunicación de Xu con Oscar Stephens de Hogan Lovells a Henderson, que dice que la transacción se regía bajo la ley de Nueva York, y el agente colateral se regía por la ley que hacía la operación legal.

  Basado en los elementos expuestos, Ashmore participó en el intercambio de deuda que fue cerrado el 28 de octubre de 2016. Advierte que Ashmore retuvo algunas bonos 2017 que no entraron en la oferta de los bonos 2020. Esas notas 2017 fueron pagadas en su totalidad.

  Xu aseguró que nadie en Ashmore creía que para el tiempo de la operación de los bonos, la transacción violaba ninguna provisión de la ley venezolana, y que había ningún riesgo sobre las notas o que eran inválidas. Si hubiesen sido advertidos por PDVSA o sus subsidiarias o por algún consejero legal que había un riesgo, o que eran  inválidas, no hubiesen participado en el intercambio.









viernes, 8 de mayo de 2020

Primero Justicia a Juan Guaidó: La legitimidad, el liderazgo y la confianza, solo se construyen con la verdad y la transparencia.



La Junta de Dirección Nacional de Primero Justicia, teniendo en cuenta la grave crisis que vive el país, se dirige al pueblo de Venezuela para hacer de conocimiento público sus principales preocupaciones sobre la situación actual y las propuestas que orientan su lucha en esta coyuntura:

 1.Si la coalición política no hace de su razón de ser el salir de la dictadura, pone en riesgo la unidad y su legitimidad frente a Venezuela y el mundo.

 Nuestro fin supremo es la salvación del pueblo venezolano. Para ello, Primero Justicia siempre ha sido garante de la Unidad. Nunca dejaremos de apostar por mejores formas de Unidad en el seno del pueblo de Venezuela. Una Unidad que, en las actuales circunstancias, nos impulsa a cuidarla no callando nuestros puntos de vista y a exigir con firmeza renovados mecanismos de consenso en la toma de decisiones entre los partidos, dentro y fuera de la Asamblea Nacional.

El Parlamento venezolano está en el centro de la lucha por democratizar al país. Sin la Asamblea Nacional no existe la legitimidad de la Presidencia (e) de la República ni respaldo internacional.

   Primero Justicia ha apoyado la Presidencia (e) de la República y el proceso de cambio político iniciado en enero de 2019. En este sentido, seguiremos siendo fieles creyentes de que la razón de ser de la Presidencia (e) de la República es, más que el ejercicio de un gobierno en sentido estricto o la creación de una burocracia volcada sobre sí misma, lograr una transición democrática a través de elecciones presidenciales libres y transparentes.

2.La legitimidad, el liderazgo y la confianza, solo se construyen con la verdad y la transparencia.

 Primero Justicia rechaza y condena públicamente los recientes sucesos acontecidos en varios lugares del litoral venezolano. Son acciones, como lo sucedido el 30 de abril de 2019, que terminan frustrando a nuestro pueblo y destrozando la confianza entre quienes luchamos por el cambio político.

 Pensamos que las armas de la República solo pueden ser empuñadas por los soldados de la República, bajo la Constitución y la ley. Tenemos años rechazando de modo total la injerencia cubana en nuestro país, e igualmente rechazamos radicalmente la contratación de grupos ilegales.

  Como venezolanos demandamos la verdad de lo ocurrido y Pedimos al Presidente (e) Juan Guaidó que adopte las siguientes medidas:

* Destituir inmediatamente a los funcionarios que -en nombre de la Presidencia (e) de la República- se vincularon con estos actores de grupos ilegales.

* Replantear los mecanismos de toma de decisiones en la oposición y replantear el rol del Centro de Gobierno, para que se respete verdaderamente la Unidad y se vuelva a colocar el foco de la lucha política en la salida de Maduro del poder. Nos preocupa que las energías se coloquen en la creación de una casta burocrática y no en el cambio político.

*Adelantar una investigación independiente por parte de la Asamblea Nacional para que sea posible establecer responsabilidades. No es suficiente señalar que la operación de grupos ilegales estaba infiltrada por los servicios de inteligencia del régimen de Maduro.

Finalmente, expresamos que seguiremos velando por el respeto de los derechos humanos, en especial de los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

3.A los ciudadanos en uniforme, que también anhelan una Venezuela digna y soberana.

 A los soldados de la República, hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y a sus familias, les reiteramos que los acompañamos en sus sufrimientos. Somos conscientes de que, como venezolanos, padecen hambre y dolor de patria. Somos conscientes de que hay cientos de soldados presos y torturados por ser leales a la Constitución. Valoramos el rol insustituible que debe jugar la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el proceso de democratización de Venezuela. Soñamos con una Fuerza Armada que tenga como único norte las funciones establecidas en el artículo 328 de la Constitución.

 4. El mundo libre nos acompaña, no perdamos ese apoyo por acciones sin sentido.

5. Nuestro pueblo espera cada momento por un futuro mejor

 La naturaleza gangsteril del régimen de Maduro y la profundidad de la crisis humanitaria hacen que hoy Venezuela sea una amenaza mundial contra la paz entre las naciones libres. La lucha por la democratización de Venezuela es primariamente una responsabilidad de los venezolanos, pero debe ser necesariamente acompañada por el mundo libre. Por eso, en Primero Justicia agradecemos la solidaridad de los aliados internacionales, especialmente del Grupo de Lima, los Estados Unidos y de la Unión Europea.

  Venezuela es el país peor preparado de América Latina y uno de los peores del mundo como ha sido señalado por el índice Global de Seguridad en la Salud para enfrentar la Pandemia del CORONAVIRUS, y así lo corroboramos los venezolanos en el día a día: escasez de gasolina, destrucción de los servicios públicos, salarios y pensiones de hambre, carestía de medicinas y alimentos, etc. Maduro ha hecho más vulnerable a la familia venezolana ante la doble amenaza de salud pública y de destrucción económica que representa el virus. Por eso, en Primero Justicia seguimos trabajando por aliviar el sufrimiento de los venezolanos con propuestas como los 100$ al 100% de las familias durante la Pandemia del CORONAVIRUS y el Fondo Por la Vida para fortalecer nuestro sistema de salud, el comercio informal y a la pequeña empresa. Pero siempre apuntando a la raíz última del problema: el ejercicio del poder por parte de la dictadura.

 6. Maduro, el cambio es irreversible. No hay modo de sostener el caos que ha creado, así como decenas de conflictos diarios producto de la escasez de gasolina, la destrucción de los servicios públicos y los salarios y pensiones de hambre, se harán lamentablemente cada vez mas frecuentes y, sumadas a la terrible situación económica y a los efectos de la Pandemia del Coronavirus, hundirán a Venezuela en más caos y anarquía. Lo hacemos responsable ante Dios y las naciones del mundo de la muerte, destrucción y pobreza que sufren los venezolanos.

7. A los venezolanos, la libertad y la justicia vencerán.

 Al dictador Maduro, Primero Justicia le advierte que, si su régimen insiste bloquear los caminos para una transición democrática que conlleve a la celebración de elecciones presidenciales libres, las
 manifestaciones de violencia ,
  
A todos los venezolanos de todos los rincones de la patria y del mundo entero: les reiteramos que ustedes son nuestra razón de lucha. Continuaremos trabajando incansablemente al servicio de la Unidad hasta alcanzar la democracia en Venezuela y superar el sufrimiento de las penurias económicas que nos aquejan. Sacrificios como la muerte de Fernando Albán, la prisión de Juan Requesens así como de todos los presos políticos, el exilio y la persecución no serán en vano. Vemos el futuro con optimismo. Maduro y sus delincuentes no lograrán salirse con la suya por mucho tiempo más.  

  Unidos en torno a la justicia y a la Constitución, alcanzaremos la libertad.

En Caracas, a los ocho (08) días del mes de mayo de 2020.