Mostrando entradas con la etiqueta narcotraficante. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta narcotraficante. Mostrar todas las entradas

jueves, 7 de febrero de 2019

Jurado del Chapo seguirá con las deliberaciones el lunes, piden testimonio de "Chupeta"

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El jurado del juicio de Joaquín Guzmán Loera continúa las liberaciones de manera muy pausada, haciendo revisión de testimonios completos y estudiando detalles minuciosamente. A última hora de la jornada de este jueves, el panel envió una nota al juez a través de la cual solicitaron los testimonios del ex narcotraficante colombiano, y testigo cooperante del gobierno, Juan Carlos Ramírez Abadía, alias "Chupeta", relacionados con los envíos de cocaína denominados como "Las Juanitas", aunado a las hojas de contabilidad que el ex líder del cártel del Valle del Norte elaboró para llevar las cuentas de los cargamentos y gastos de su organización criminal.
La defensa dijo no estar de acuerdo con que se entregue todo el material, por lo que el juez instruyó que presenten las sugerencias de la información que se suministrará a los jurados tanto para los defensores como la fiscalía lo antes posible.

El jurado también pidió al juez no sesionar el viernes, lo cual fue aceptado. 

Hasta el momento, el panel de jurados ha solicitado revisar nuevamente seis testimonios de cooperantes que testificaron en el juicio, a saber: Jesús el Rey Zambada, Vicentillo Zambada, Dámaso López, Jorge Cifuentes, Alex Cifuentes y Juan Carlos Ramírez Abadía.

Guzmán es acusado de traficar más de 150 toneladas de cocaína y enfrenta una pena de cadena perpetua.




miércoles, 19 de diciembre de 2018

Conoce la conversación que sostuvo el Chapo Guzmán con el gemelo de Chicago, Pedro Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La defensa de Joaquín el Chapo Guzmán intentó generar dudas sobre la veracidad de las grabaciones de conversaciones telefónicas que habría sostenido el acusado con  los gemelosPedro y Margarito Flores en noviembre de 2008, en las cuales se escucha al supuesto líder del cártel de Sinaloa conversar sobre el pago de un cargamento de 20 kilos de heroína que habría enviado desde México a Chicago. Los registros de las llamadas fueron aceptadas como evidencias en las cortes de Chicago y Nueva York. 

En la estrategia de los abogados defensores del Chapo para descalificar al testigo del gobierno sostuvieron que la voz que aparecía en la grabación dada a conocer por la fiscalía no era la misma de la recogida en una entrevista realizada por el actor Sean Penn en la publicación de Rolling Stones.  De hecho, el abogado William Purpura hizo que se pasara un pequeño segmento de la mencionada pieza y pidió al testigo comparar las voces. Cuando le preguntó si le parecían la misma voz Flores dijo "No realmente".

Seguidamente Purpura cuestionó a Flores acusándolo de manipular las grabaciones y que dichas pruebas no habían sido controladas por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos. Flores explicó que nunca bajó los archivos a su computadora sino que le había entregado los equipos directamente a los agentes del gobierno estadounidense.

Flores inició su testimonio el día martes respondiendo un enorme cuestionario al fiscalAdam Felds, quien preguntó sobre los inicios del testigo en el mundo del narcotráfico, las conexiones de sus familia (hermanos y padre) con las drogas en su natal Chicago.

Flores se entregó a las autoridades de Estados Unidos en 2008 en México y acordó colaborar con la justicia grabando con un equipo que compró en  RadioShack las conversaciones telefónicas y reuniones que sostuvo con los líderes del cártel de Sinaloa, incluyendo al Chapo, a su hijo Alfredillo Guzmán,  entre otros.

Durante el testimonio de Flores quien se refiere a Guzmán como “The Man” describió las grabaciones hechas y en especial se dedicó a explicar la conversación que había tenido con el Chapo y con Alexander Cifuentes Villa.

He aquí la conversación sostenida y que la defensa trató de marcar la duda de la veracidad de la voz del Chapo, sugiriendo que el testigo habría manipulado la voz.

Conversación 1 











Conversación 2









miércoles, 5 de diciembre de 2018

Juicio Chapo Guzmán: Testigo de la fiscalía asegura que Guzmán tenía un fusil AK-47 enchapado en oro con piedras preciosas

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El testigo de la fiscalía y ex abogado del cártel del Norte del Valle, Germán Rosero aseguró haber visto a Joaquín el Chapo Guzmán portando un fusil AK-47 enchapado en oro y con incrustaciones de  piedras preciosas. El ex narcotraficante, quien testificó ante el jurado de Nueva York, sostuvo que se había reunido entre 6 ó 8 veces con el acusado y que los encuentros eran en las montañas, en ranchos que no eran muy lujosos.
Rosero informó al jurado que se había conversado con Guzmán a finales de febrero de 2002 fue a verlo en una casa finca en Culiacán y que ese encuentro se había dado gracias a los oficios de Alfredo Vasquez que era uno de los hombres de Guzmán que ahora está en prisión. Comentó que desconocía de quién era propiedad donde se reunieron.

"Ese rancho tiene una puerta de madera muy bonita" y se encuentra en las montañas en la sierra, en el llamado "Triángulo dorado", conformado por los estados de Sinaloa, Durango y Chihuaha. El encuentro fue en una palapa, término usado para describir a una enramada. 

Señaló que él estaba cumpliendo una orden de Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez para que hablara de envíos de cocaína y le dijeron que Guzmán era muy efectivo en el transporte de drogas desde México a Estados Unidos. Rosero dijo que le había comunicado al acusado que querían enviar unos 2 mil kilos de cocaína por lanchas rápidas y que la droga fuera recibida en la playa.

Acotó que en ese momento, se había ordenado desde Colombia que la droga del cártel del Norte del Valle solo fuera llevada a México y no Estados Unidos "Solo hablamos de la intención y que luego haríamos el envío".

Hubo otras reuniones y conversaciones teléfonos con Guzmán y contó que luego se habían mandado exitosamente algunos de los cargamentos. En julio de 2002 llegó exitosamente la droga a México.

Rosero alias "Barbas" aseguró que en otra de esas ocasiones  que se juntó con Guzmán fue en el rancho de los hermanos Beltrán Leyva. En ocasiones el acusado vestía traje camuflado.


Resaltó que en 2002 llevó a cabo algunos negocios con "El Chapo" y, en específico, hizo mención a tres envíos, los cuales oscilaban entre 3.600 y 5 mil kilos, cada uno. Indicó que por las 10 o 12 toneladas enviadas, se habría pagado una suma que iba entre los 80 y 90 millones de dólares.

El testigo explicó que a un envío de cocaína en julio de 2002 a Colombia, se le bajó el precio, porque de los 2 mil kilos que debía contener, 600 no estaban reoxidados, lo que indicaba que la droga no tenía el 100 por ciento de pureza. Entonces, el costo del kilo pasó de 6 mil dólares a 5.500.

Por otra parte, Rosero hizo mención a que dentro de los roles que cumplía para la organización le tocaba enviar el dinero de las drogas a Colombia. Los dólares americanos se enviaban en avión Cessna propiedad del "Chapo", y según la explicación fue construido con fibra de carbón que le permitía pasar desapercibido por los satélites.

El avión viajaba según el testigo el subida sobre unas pistas de tierra construidas en la montaña y para despegar el piloto ubicaba la aeronave en bajada, lo cual le permitía lograr mayor seguridad.

Secuestro ordenado por el Chapo

Durante el interrogatorio de la fiscalía, Germán Rosero confirmó que  en ciudad de México 'el Chapo' Guzmán había ordenado el secuestro de dos hombre del cártel del Norte del Valle liderado por Juan Carlos Ramírez Aladía. "Por un error del 'Gordo' ordenaron el secuestro de Juan Carlos Ortiz Escobar 'Cuchilla' y de Sergio Ramírez 'Pechuga'.


El juicio continúa el jueves con la declaración de agentes de la DEA y personas que hacen parte de grupos de investigación.

sábado, 2 de abril de 2016

Narcosobrinos podrían llegar a un acuerdo de culpabilidad con la fiscalía

@maibortpetit
Por Maibort Petit

En la ciudad de Nueva York, el 97 por ciento de los acusados que cometen delitos relacionados con tráfico de drogas se declaran culpables de los cargos que se les imputan y llegan acuerdos con el gobierno federal para reducir sus condenas. Sólo un 3 % de los inculpados va a juicio y -por lo general- recibe sentencias más severas.

En 2013, los acusados por narcotráfico que decidieron ir a juicio (un total de 747 reos) recibieron condenas superiores a los 16 años de cárcel y los que se declararon culpables (24.018 procesados) fueron condenados a 5 años y 4 meses de prisión apróximadamente según el informe de HRW correspondiente al 2014.


Acuerdo de culpabilidad de los narcosobrinos

En la audiencia que tuvo lugar el 17 de diciembre de 2015, los sobrinos de la actual pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y de Franqui Francisco Flores de Freitas se declararon no culpables. Desde ese día sus defensores se encuentran revisando las evidencias usadas por la parte acusadora para procesar a los dos familiares de Nicolás Maduro y Cilia Flores. En el documento de acusación, el fiscal Preet Bharara solicitó a la justicia estadounidense una sentencia de cadena perpetua. 


Fiscal acusador de los Flores, Preet Bharara

Fuentes ligadas al caso han asegurado que los abogados de ambos acusados habrían recomendado "por el mejor interés de sus clientes", llegar a un acuerdo con los fiscales federales para declararse culpables o sin disputa (nolo contendere) a cambio de la eliminación de uno o más cargos y de la reducción de algunos cargos graves. Este acuerdo de culpabilidad se produciría en la próxima etapa del proceso judicial que se realiza actualmente. Tras el acuerdo, la parte acusadora recomendaría "una sentencia específica aceptable para la defensa que beneficiaría a los acusados (Los primos Flores)"

¿Un caso más de arreglo entre la fiscalía y los acusados ?

El caso de Efraín Antonio Campo Flores y de Franqui Francisco Flores de Freitas podría concluir como miles de acusaciones que pasan por los concurridos tribunales penales de la ciudad de Nueva York, donde los jueces  y los fiscales  se sienten presionados por la alta demanda de mover los casos rápidamente a través del sistema y proponen acuerdos beneficiosos a los procesados. 
Los primos Flores podrían declararse culpables en cualquier
fase del proceso judicial para bajar los años de condena.

Los juicios penales pueden tomar días, semanas o incluso meses, mientras que las declaraciones de culpabilidad a menudo se pueden arreglar en cuestión de minutos. Además, los resultados de cualquier juicio son generalmente imprevisible, mientras que los acuerdos de culpabilidad con el fiscal proporcionan tanto la parte acusadora como a la defensa, con un cierto grado de control sobre el resultado que definitivamente puede beneficiar más al procesado. Este sería el escenario más favorable para los primos Flores.


De acuerdo al anuario del Departamento de Justicia de los EEUU, más del 97% de las condenas provienen de acuerdos negociados, lo que significa que solo un 3 % de los casos criminales terminan en un juicio. En los tribunales neoyorquinos, buena parte de los acuerdos suceden después de la lectura de cargos o antes de la audiencia preliminar.  Durante este tiempo, los fiscales y abogados defensores hacen su negociación y se produce las ofertas con conocimiento de causa y aceptación.  No obstante, no hay ninguna regla para seguir este tipo de mecanismo, y según la ley, los acuerdos de culpabilidad pueden ocurrir en cualquier fase del proceso, inclusive durante el juicio o al final del mismo.

En muchos casos, los acusados se declaran No Culpables tras la lectura de cargos, como es el caso de Efraín Antonio Campo Flores y de Franqui Francisco Flores de Freitas y luego que los abogados conocen y discuten con sus clientes las evidencias que soportan la acusación de la fiscalía, les recomiendan llegar a un acuerdo de culpabilidad.

Los primos Flores tendrán una audiencia previa al juicio, el próximo miércoles 6 de abril a las 3 PM. El procedimiento judicial de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela se encuentra en la fase de descubrimiento. 

Negociación de cargos y negociación de Sentencia


Los procedimientos para la negociación de los cargos incluye la llamada negociación frase que es un método usado por el fiscal para recomendar una sentencia más leve para los cargos específicos, si el acusado se declara culpable o no se opone a ellos. 

O, cuando los fiscales están de acuerdo en dejar caer algunos cargos o reducir algunos por un delito menos grave, a cambio de una declaración de culpabilidad por parte del demandado.

Declararse No culpable para proteger los derechos constitucionales


De acuerdo a lo explicado por la abogada Marcia G. Guevara-Trejo, por lo general, "el acusado se declara no culpable en la lectura de cargos, no para obtener tiempo adicional, sino para proteger sus derechos constitucionales y revisar con sus defensores las diferentes teorías del crimen del cual se le acusa"

Abogada Marcia G. Guevara-Trejo

"Es poco común que el acusado se declare culpable tras la lectura de cargos al menos que las partes hayan acordado previamente esta disposición" asegura la abogada Guevara-Trejo,  quien está admitida en la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.


Guevara-Trejo  recuerda que la lectura de cargos ( Arraignment en inglés) es la etapa del proceso penal en el cual el juez hace conocer  al acusado los cargos que se le imputan  le  entrega de la copia y se le pregunta si se declara culpable o no culpable. Usualmente, el acusado se declara no culpable, aunque se sepa de antemano que  se declarara culpable al final del proceso acota.

Las leyes federales del procedimiento penal establecen que el acusado tiene la opción de introducir una defensa, objeción u petición  previas al juicio. Esto es lo que se denomina las mociones previas al juicio, (pre-trial motions). La moción más conocida es la moción para suprimir evidencia explica la abogada Marcia Guevara.


En el caso de Efraín Antonio Campo Flores y de Franqui Francisco Flores de Freitas existen más de 25 GB de evidencias usadas por la fiscalía para soportar la acusación.  

La abogada Marcia Guevara explica que las mociones que haga la defensa pueden afectar las evidencias.

..."En caso de que -por ejemplo- los agentes representantes de las autoridades hayan tomado bienes u obtenido declaraciones como evidencias y el abogado esté convencido de que existen razones suficientes para suprimir la evidencia, entonces se podría introducir una moción para suprimir esa evidencia. En caso de que la corte decida declarar con lugar la moción, dicha evidencia no podrá ser utilizada en el juicio.  En caso de que el juez declare sin lugar la moción, dicha evidencia será utilizada en el juicio".



jueves, 19 de enero de 2012

El narcoterrorista ministro de la Defensa de Hugo Chávez

Por Maibort Petit

El cáncer que consume a Venezuela entró en una etapa  de metástasis que abarca todas las instancias del poder controlador de Hugo Chávez. 
Además de todos los desvaríos que se han venido comentiendo a lo largo de 13 años de destrucción chavista, y que han acabado con el país, Chávez decidió estrenar el 2012 apelando a la lista de sus funcionarios más delincuentes, entre ellos, uno militar acusado por el gobierno de los Estados Unidos de estar involucrado con el narcotráfico.
El general, Henry Rangel Silva, “flamante” nuevo ministro de Defensa en Venezuela es un delincuente buscando internacionalmente por sus probados vínculos con el narcotrático. 
El nombramiento de Rangel ha causado revuelo en al comunidad internacional, que ha empezado a especular sobre las verdaderas razones por las cuales, Hugo Chávez ha nombrado a uno de los más serviles y delincuentes miembros de las corrompidas Fuerzas Armadas Bolivarianas como ministro de la Defensa.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló en 2008, los bienes de ahora narcoministro, que para aquel entonces era director del servicio de inteligencia venezolano, tras acusarlo de sostener vínculos con la guerrilla colombiana de las FARC y el tráfico de drogas.
Como es bien sabido, Rangel Silva fue ascendido  en el 2010, a general en jefe por Chávez,  el máximo grado militar en Venezuela, poco después que declarara que los militares estaban "casados" con la revolución, a quien juraban "lealtad completa". Chávez premió el sevilismo, la decadencia y la baja moral de este militar quien, juntos a sus aliados, terminó de enterrar la poca la institucionalidad que quedaba en las fuerza castrense venezolanas.

El ministro,  acusando de narcotráficante y de terrorista, le sigue la línea a Chávez, y trata de enconcharse en un cargo para evitar caer en manos de la justicia internacional, que  luego de rastreos e investigaciones, descubrió que está involucrado comn cárteles de la droga y con los terroristas de las FARC.

Fue patético el discurso de Chávez  en la toma de posesión. 13 años de mentiras, de vulgaridad, de robo y de destrucción covierten al actual mandatario de Venezuela en el peor presidente que haya tenido el país en el siglo XX.
Y es que la mal llamada revolución representa, junto a sus delincuentes defensores, un cáncer que ha acabado hasta con la esperanza del venezolano de ver un cambio positivo en su día día. Muchos no entienden las consencuecias que traerá para el país el desgobierno de Hugo Chávez y sus cómplices, y prefieren mantenerse al margen....pero como dice el dicho, la ignorancia no exime al individuo de sus responsabilidades...así es que pagarán el día que la cordura regrese a estas tierras pisoteadas.

martes, 5 de abril de 2011

Santos, Chávez, Makled y los Estados Unidos

Por Maibort Petit  

Definitivamente la entrevista realizada por Casto Ocando (presentada en exclusiva en Univision,  el  domingo 3 de abril) al narcotraficante  Walid Makled García, terminó de encender el polvorín en la Casa de Nariño, y ha puesto en jaque al presidente Juan Manuel Santos, quien en menos de 10 días, tendrá   que decidir si cumple con la palabra empeñada a mejor amigo, Hugo Chávez, o procede   con la solicitud hecha por los tribunales de los Estados Unidos para juzgar al tercer narco más buscado del mundo, e investigar  las denuncias que vinculan a importantes miembros del régimen de Caracas con las poderosas redes de droga del continente.


Santos tendrá que hacer  una compleja  jugada diplomática para evitar que el traslado de un reo, ligado al narcotráfico, se convierta en una tormenta política que puede tocar los intereses económicos y geopolíticos de Colombia.  Y es que Walid Makled no es un narcotraficante cualquiera, Hugo Chávez no es un vecino ni un aliado político convencional, y los intereses que mueven a los Estados Unidos están ligados a aspectos que van más allá de un simple juicio contra los criminales de las drogas.


Todos, a estas alturas del juego,  saben que Makled tiene información que compromete al menos 40 altos oficiales del gobierno de Hugo Chávez, además de diputados activos, gobernadores oficialistas, familiares del presidente y personajes muy cercanos al círculo político del Palacio de Miraflores. Serian nefastas para Colombia, y quedaría como un antecedente peligroso, que se compruebe a futuro que existe un narco-estado en Venezuela y que el gobierno colombiano no colaboró  para sacar a flote la verdad. 

Santos sabe el peso político que tendrá “cumplir la palabra empeñada a su nuevo mejor amigo “ y debe estar claro que el envío de Makled a Venezuela incluiría el entierro de las denuncias contra el gobierno de Chávez, que por su gravedad y alcance deben tener inquietos a los miembros de las fuerzas militares.  Queda claro que la justicia en Venezuela es absolutamente dependiente del presidente, y que es en Miraflores y no en los tribunales donde se deciden los casos que afectan a la revolución y a sus corruptos miembros.

Es obvio que Chávez bloquearía cualquier investigación, y como en otras oportunidades ha ocurrido, un levantamiento de presos comunes en las cárceles le podría fin a las denuncias y al denunciante.   Mientras la oposición ha empezado a pedir un juicio público, los personajes del gobierno no han dado una señal coherente de lo podría ocurrir cuando llegue el narco a su suelo patrio.


Makled ha asegurado que pagó sobornos a funcionarios y allegados al gobierno venezolano para realizar, sin problemas, varios de los negocios que manejaba y dijo tener pruebas de los pagos, ante lo cual Chávez ha dicho, que las denuncias son parte de un complot contra su gobierno, en el que estaría implicado Estados Unidos, asimismo ha asegurado que la oposición está utilizando a Makled para descalificar su administración y sus planes para combatir las drogas.

Firaz El Aissami, hermano del ministro de Interior y Justicia; Hugo Carvajal, director de la Dirección de Inteligencia Militar; Mota Domínguez, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana; Néstor Reverol, director de la Oficina Nacional Antidrogas; Luis Felipe Acosta Carles, ex gobernador de Carabobo; Ramón Rodríguez Chacín, ex ministro, y Félix Antonio Velásquez, exjefe de la Guarnición de Bolívar, entre otros funcionarios del régimen señalados no le perdonarían al jefe de la revolución que permita que procedan las investigaciones en su contra.


Con los Estados Unidos, Santos tiene una agenda de intereses, que van desde lo comercial hasta el geopolítico.  Es tan espinosa la decisión que en Colombia ya se especula que el jefe de Estado colombiano se reuniría con su homólogo norteamericano, Barack Obama  en la Casa Blanca el jueves 7 de abril. Santos es inteligente y está informado sobre la importancia que tiene Makled  para Estados Unidos,  y el valor de las pruebas que el narco prometió y que ayudarían a desenmascarar una supuesta relación de dirigentes chavistas con la mafia de las drogas  y la guerrilla colombiana. 



El 9 de abril, sin embargo, es la Cumbre entre Santos y Chávez, (suspendida la pasada semana a raíz de la imposibilidad del mandatario venezolano de llegar  Cartagena). La cancillería venezolana ha hecho hincapié que el caso Makled es fundamental en la agenda.


Si la política internacional colombiana mantiene su línea seria, probablemente Santos podría extraditar a Makled a los Estados Unidos, donde hay un sistema judicial más equilibrado, y donde seguramente, se realizaría una investigación sigilosa de las denuncias  y las pruebas que  el capo ha hecho, y que envuelven  negocios fraudulentos, relaciones con narcotraficantes y el gobierno de Venezuela.  



No obstante, la decisión final, según la canciller colombiana María Ángela Holguín, se dará a conocer  “muy posiblemente” antes que finalice el plazo del 15 de abril de 2011. 


Holguín dijo que la determinación que tome el gobierno colombiano “será una decisión respetuosa del Estado de Derecho y de las leyes colombianas y se hará en cualquier momento de aquí al 15 de abril”.
Santos ya había adelantado al inicio de este escándalo,  que cumplirá con su palabra de entregarlo a la justicia venezolana.

"Yo le di mi palabra al presidente Chávez de que una vez se surtan los trámites jurídicos, a los cuales estamos obligados, nosotros le entregaríamos a este individuo a las autoridades venezolanas. Yo siempre he creído que la palabra hay que cumplirla y la voy a cumplir."

Muchos creen que la estrategia de Santos, en cuanto a Venezuela, ha sido la de generar confianza y que, aunque Santos considera a Estados Unidos un aliado estratégico, el mandatario colombiano no le está apostando a esta sola relación.  El jefe de la Casa de Nariño entiende que la petición hecha por EE.UU. es válida,    pese a que Obama demostró en su gira que no tiene una agenda fluida con Colombia y que no es un socio estratégico. 



También existe en problema de la tardanza en la aprobación del TLC entre EE.UU y Colombia, aunque desde ayer se empezó a mover nuevamente el tema en el Congreso Norteamericano.

Igualmente,  Santos sostuvo hace unos meses, una reunión con el representante republicano estadounidense Connie Mack, quien le pidió enviar a Makled a suelo norteamericano.  Mack, que sería un aliado importante para Colombia y sus intereses con el gobierno de Obama, calificó a Makled como "importante para la seguridad regional".


Los congresistas   estadounidenses dijeron que  sería visto negativamente en el Congreso de Norteamericano que Colombia entregue el  narcotraficante a Venezuela.

Makled alias “El Turco”, fue capturado el 19 de agosto de 2010 en el caserío de Los Patios, en las afueras de la ciudad de Cúcuta, ubicada a corta distancia de la frontera con Venezuela.

Hace tres semanas, la Corte Suprema de Justicia de Colombia avaló su extradición y dejó en manos del gobierno la decisión sobre el país al que será enviado el venezolano.

Por su parte, la Policía colombiana lo considera como uno de los presuntos responsables del asesinato del narcotraficante colombiano Wílber Varela, alias “Jabón”, cometido en enero de 2008 en Venezuela, en tanto, la Fiscalía General de Venezuela solicitó el pasado viernes, a un tribunal local, la extradición de Makled desde Colombia.

Makled es conocido como ‘El Arabe’  y en los círculos sociales de Venezuela es  llamado seudo empresario que acumuló una fortuna, llegando  a administrar y ser poseer de la línea  aérea Aeropostal, y  a acumular una riqueza representada en una empresa de transportes terrestre, cercana a 400 tracto-camiones, gracias a sus conexiones con los militares y funcionarios civiles ligados a Chávez. 

Datos de la última entrevista televisiva 

En la entrevista hecha por Casto Ocando, Makled dijo que Venezuela es un "narcoestado", con zonas desde donde "salen aviones cargados con cocaína" hacia Honduras, México y EE.UU. a la vez que reiteró que sus denuncias sobre la  implicación directa de militares de alto rango venezolanos en operaciones de tráfico de drogas.

Aseguró  que desde San Fernando de Apure, salen diariamente cinco o seis aviones cargados con cocaína hacia Honduras", de ahí hacia México, y de México hacia EE.UU. Y que es clara la relación entre las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el Ejército venezolano".

El capo comentó haber tenido estrechas  conexiones con diputados oficialistas de la Asamblea Nacional y del partido del presidente venezolano y denunció haber entregado dos millones de dólares para el funcionamiento.

Con los militares, dijo que sostuvo relaciones  cercanas y de colaboración: "De generales de división a generales de brigada. Había como una nominita, como de un millón de dólares", una nómina que incluía "cuarenta generales, pero hay muchos más -precisó-, coroneles, mayores..."


No obstante, Mackled explicó que durante los años que hizo negocios con el Gobierno venezolano jamás conoció a Chávez. "Al presidente (Chávez) no (lo conocí), pero sí a familiares de él, sí muy cercanos a él".


También se refirió a los laboratorios para la producción de cocaína que se hallan situados en San Fernando de Apure, algo que, dijo, "no es un secreto", igual que funcionan en Maracaibo, en territorio venezolano, y que "son resguardados por el Gobierno venezolano".


En cuanto a las acusaciones de difamación y mentira vertidas contra él por el Gobierno venezolano, el presunto narcotraficante dijo que estas quedan refutadas con las pruebas que ha aportado sobre este asunto.

"Te estoy sacando pruebas. Cómo es que yo tenía el puerto más importante de Venezuela? Cómo es que yo tenía la concesión de un aeropuerto internacional? Cómo es que se me otorgaron los permisos? Quién los otorgó? Fue el Gobierno, para yo poder operar", señaló Mackled.

En ese contexto dijo que tiene "muchas cosas y pruebas contundentes" para hacer caer al gobierno de Chávez. Agregó que sus denuncias son el resultado de las amenazas de muerte que ha recibido en Venezuela: "Por eso es que estoy haciendo todas estas denuncias. Si llega a pasar algo... No Venezuela, sino todo el mundo, sepa lo que está pasando".

No quiso responder a la pregunta de si mantuvo o no relaciones en Venezuela con algún grupo terrorista como Hezbolá, pero indicó que existen operaciones en el país suramericano de esta organización.
"Yo lo que tengo entendido es que ellos laboran en Venezuela, verdad?, hacen dinero y todo ese dinero lo mandan para el Medio Oriente", precisó.


Desmentidos y acciones

Walid Makled habría desmentido a su abogado Miguel Ramírez, quien informó que su defendido quiere ser extraditado a Venezuela. Según Ramírez el temor que tiene su defendido es que no se adelante el proceso de sus hermanos hasta tanto no llegue a Venezuela.

No obstante,  periodista Casto Ocando ha asegurado que Makled le dijo que desea ser enviado a Estados Unidos y le indicó que se encuentra en reuniones con voceros norteamericanos en Bogotá.

.

Oposición venezolana se moviliza

Diego Arria, férreo opositor del Hugo Chávez,  solicitó al presidente Santos que la extradición del presunto narcotraficante, Walid Makled se produzca a una jurisdicción con garantías procesales confiables y él sabe que la de Venezuela, dichas garantías no existen.

En una carta Arria asevera que cumplir con su promesa sería "inexcusable", pues considera que Venezuela está comprometida con una de las redes criminales más poderosas del narcotráfico, es decir, las FARC. Ante eso, "no puede aducir ignorancia".


Por su parte, diputado opositor venezolano, Miguel Ángel Rodríguez ha declarado que ante la inminente la extradición de Makled a Venezuela, debe crearse  una comisión calificada de veedores para un juicio que "debe arrojar respuestas creíbles para los venezolanos". 


Señaló que prefiere que el juicio arroje que son falsas las declaraciones hasta ahora dadas por el presunto capo de la droga, porque los venezolanos tendrían la tranquilidad de no estar bajo la influencia de un "narco-Estado". 


Otro parlamentario opositor, Henry Ramos Allup, sostuvo que está seguro de la cercanía de Makled con funcionarios venezolanos. “Walid Makled así como su hermano Abdala, quien fue candidato a la Alcaldía de Valencia en 2008, no han podido amasar una fortuna como la que tienen sin la complicidad de funcionarios de este gobierno”.

Los 10 días que le quedan a Santos de plazo, serán días de especulaciones, de negociaciones, de encuentros y de propuestas. Las cartas están echadas, las supuestas pruebas listas para hacerse públicas y la comunidad internacional está atenta a este escándalo que salpica a Hugo Chávez y su círculo de poder. En tanto que Santos tiene  prohibido equivocarse y dejar a los colombianos libre de sospechas.