Mostrando entradas con la etiqueta libertad de expresión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta libertad de expresión. Mostrar todas las entradas

viernes, 4 de junio de 2021

Los peligrosos pasos del periodista Miguel Ángel Rodríguez

Por Maibort Petit

   Desde que logró convertirse en una estrella de la televisión y de la política venezolana, tras su huella en televisión y en radio con el programa -La Entrevista- desde 2003 hasta 2019, Miguel Ángel Rodríguez irrumpe en el mundo digital y sigue “jugando con fuego”, exponiendo temas extremadamente incómodos para la dictadura de Nicolás Maduro, Hoy lo hemos citado a un duro cuestionario, para que nos responda lo que siempre le preguntó a sus polémicos invitados: ¿Por qué hace lo que hace?
MP- Perdón por la ironía. ¿No tuviste una buena infancia, como para que te veamos regularmente tan irritado en la radio y la televisión?

MAR- No, todo lo contrario. Tuve tan buena infancia y tanto disfruté del amor de mis padres y mis hermanos, así como de los viajes en familia a bellos sitios de Venezuela, que cuando comenzó la división, porque desde el poder sembraron el odio social, racial, económico, político; fui cobrando niveles de irritación que, como sabes, me convirtieron en un tipo indomable para el régimen.

MP – Pero sé que durante años, no fueron pocos los periodistas que te criticaron porque no guardabas los requisitos de la imparcialidad y la neutralidad. ¿Acaso no desfiguraste la función del Periodista?

MAR – No la desfiguré. La reivindiqué frente a los regímenes opresores que quieren robarle los derechos a la sociedad. Y aunque parezca una tontería recordarlo, yo trabajo como comunicador social, y es a la sociedad a la que le debo prestar el servicio de informar, y de analizar lo que ocurre, responsablemente, para que en libertad pueda decidir sobre su futuro. Pero cuando unos gobernantes se disponen a destruir esa libertad, primero quieren aniquilar a los periodistas y sustituirlos por órganos de propaganda y culto a la personalidad. Allí incluso me voy al libro de nuestro código de ética, que nos demanda defender el régimen de libertades y el sistema democrático. Así que yo respeto a mis detractores, pero lo que hago es cumplir con mi deber, conforme con nuestro propio mandato ético.

MP – ¿Entonces eres un censor, que decide como si se tratase de una entidad superior, quién tiene derecho y quién no? Porque uno ve tus trabajos de entrevistador, incluso ahora como director de un medio digital, y políticos, o no políticos, los entrevistados son siempre adversarios al gobierno.

MAR – Esa es una gran pregunta, porque una cosa es que ya te expliqué por qué no puedo, éticamente ser imparcial respecto de la dictadura en Venezuela, y otra cosa es que yo no haya dado oportunidad a sus representantes, a expresar su opinión en todos mis programas de radio, televisión, y en las entrevistas por vías digitales. Lo que ocurre es que desde cierto tiempo en Radio Caracas Televisión, cuando los representantes de la dictadura comenzaron a recibir, cara a cara, preguntas y pruebas documentales, en vivo, frente a centenares de miles de seguidores todos los días, optaron por rechazar todas las invitaciones que les hacía. Pero te digo Maibort, fui el periodista y conduje el programa, que en los peores momentos de confrontación política, más entrevistó a parlamentarios, ministros y demás representantes de eso que llaman revolución bolivariana. Incluso un diputado, que ahora es presidente de la dictadura, Nicolás Maduro, fue de los que en más oportunidades asistió a mi programa. Luego Hugo Chávez les prohibió asistir, y se desaparecieron. Fue su decisión.

MP- ¿No será porque cuando todavía iban a tus programas, luego te veían complaciente con sus enemigos políticos, con la gente de la oposición?

MAR- Todo lo contrario Maibort. Te cuento un poco el origen de la temporada de mayor éxito de “LA ENTREVISTA”. En Radio Caracas Radio me pidieron producir y dirigir un programa de debates en el año 2003. Pero tal era el odio que se tenían los adversarios políticos, que nadie quería sentarse en un mismo programa con un oponente. Entonces, como yo tenía muy bien aprendidos los argumentos de lado y lado, inventé un programa llamado “CONTRABALANZA”, y aquello fue un verdadero éxito radiofónico, que pronto fue a parar en la televisión. Y el éxito estribó siempre en que era tan rudo con los del gobierno, como con los de la oposición. Pero tan riguroso en los cuestionarios, que incluso en la calle me preguntaban varias cosas: que si me había vuelto loco, que si no tenía miedo, que si no temía por mi familia, de todo.

MP – He escuchado que por tu culpa se aceleró la clausura de Radio Caracas Televisión, y que te valiste de la popularidad que te dio el canal, para hacerte diputado. ¿Cuál es tu opinión sobre esos comentarios?

MAR – Que duelen, por injustos, aunque algunas cosas parecieran verdad. Por ejemplo, cuando cerraron por segunda vez, ya definitivamente, las transmisiones de RCTV por suscripción, quien era Ministro de Transporte y Comunicaciones, además Director del órgano regulatorio de los medios radioeléctricos en Venezuela – Conatel – Diosdado Cabello, declaró que con esa medida le quitaban de encima a un loco que todas las mañanas parecía beber un frasco de veneno para hacerle daño a los venezolanos. Se refería a mí. Y también pidió que me abrieran un caso en la Fiscalía porque supuestamente mis comentarios eran una incitación a rebelión militar, instigación a delinquir, delitos contra la seguridad de la nación y conspiración. Eso lo deberían tener en cuenta también quienes quieren convertirme de víctima a victimario.

Un Periodista metido en las “golpizas del parlamento chavista”
   Nuestro entrevistado, fue también parlamentario entre los años 2010 y 2015, en una Asamblea Nacional dominada por una mayoría chavista. Sin embargo, presidió allí una de las comisiones permanentes, la de Cultura, y siguió en las mismas temáticas que le habían hecho popular en los medios audiovisuales de Venezuela. ¿Qué buscaba en el campo de la política?

MP – Desviaste el rumbo. De admirado u odiado periodista, pasaste a ser parte de la fauna política que no termina del todo bien vista en Venezuela, y mira el desprestigio en que incluso ahora andan las fuerzas de la oposición. ¿qué sentido tuvo eso?

MAR – Primero, resistir, porque estoy seguro de que el proceso que inició Diosdado Cabello en mi contra, persiguió que huyera al exilio, y sé que los cargos eran muy peligrosos porque podían en un juicio viciado, como tantos otros, condenarme a 30 años de cárcel. Pero aunque ya habían cerrado mis centros de trabajo, la política fue un escenario, como dicen por ahí, para seguirle ladrando más fuerte a la bestia y en su propia cueva. Pero hubo otro objetivo que noblemente me tracé, aunque con muy poco éxito, y fue el de usar la influencia que tenía sobre el liderazgo político opositor para que desde mi condición de independiente, pudiera ayudar a unirlos más, con el pegamento de los más elevados motivos de lucha, los de la libertad de Venezuela, y ponerle fin a la importancia privilegiada que le daban a los intereses de los partidos. Pero en eso, muy poco pude hacer.

MP – Estoy entendiendo que confiesas haber fracasado como político.

MAR – Depende del cristal con que se mire: quienes por mi gran popularidad creían que sería tan fuerte como diputado como para acabar con el gobierno de Hugo Chávez, no quedaron satisfechos. Quienes pensaban que por ser un periodista respetado e influyente me iban a hacer caso los líderes de los partidos, tampoco quedaron satisfechos.

MP – ¿Y de ese salto a la política, hay algo de lo que te sientas satisfecho?

MAR – Pues si, Maibort, aunque los públicos a veces sean muy crueles y olvidadizos. Me siento muy satisfecho de haber sido de los pocos diputados que dieron la cara para hablar de los vínculos del narcotráfico con algunas instancias del gobierno chavista, de haber dado la cara para denunciar la corrupción financiera transnacional con la que se usó el mercado negro de divisas y la emisión de bonos de deuda de gobiernos amigos de Hugo Chávez, no solo para destruir a Petróleos de Venezuela, sino también a las familias venezolanas, que hoy están destruidas y dispersas por todo el mundo. Yo di la cara, a pesar de las peores amenazas a mi persona y a mi familia.

MP – ¿De qué sirvió todo eso que me estás contando? Allí está Maduro en el poder, y allí está la oposición pulverizada. También fracasaste.

MAR – Me estás provocando, y mira que en eso tengo mucha experticia. Así que voy a caer en tu plan. Solo te respondo que también están ahí los procesos que por narcotráfico y lavado de dinero, sustentan sanciones contra el gobierno de Maduro. Creo que además con recursos de mi formación periodística, contribuyeron mis esfuerzos, también los de otros colegas, como tú por cierto, a abrirle los ojos al mundo. Y mira, luego de salir de la diputación, como quiera que continué en Radio Caracas Radio hasta 2019, cuando la dictadura también clausuró sus transmisiones, y desde ese mismo año al frente de un sistema de comunicaciones digitales de gran alcance, Caraota Digital, desde Venezuela o en cualquier parte del mundo donde me encuentre, sigo contando la historia, entrevistando a quienes tienen más detalles, editorializando responsablemente, que para eso valen mis más de 33 años de experiencia, y dando la cara, mucho más, porque ahora la tragedia que vive Venezuela, es una amenaza en muchos países del hemisferio, que han sido sociedades libres y donde ahora el encanto de serpientes de la transnacional totalitaria y antidemocrática, asociada con el crimen organizado, quiere hacer de las suyas.

MP -¿No crees que deberías descansar un poco y dejar que las nuevas generaciones se ocupen? Mira que ya pasas los 55 años y quizás puedas hallar otro modo más calmado de ayudar.

MAR – No te burles de mi. No tengo merma de energía. Pero tienes razón en lo de hallar una mejor forma de aumentar la efectividad del quehacer periodístico a favor de la libertad, tanto de Venezuela, como de toda Latinoamérica, Europa e incluso nuestro gran aliado, Estados Unidos. En eso tienes razón. Gracias por el consejo. Aunque no te contaré si ya ando en algo de eso.

MP – ¿Te molestaste porque te enfrenté con cosas que para muchas personas son verdad?

MAR – Soy un periodista muy comprometido, mi experiencia en los medios me permite tener habilidades para crear siempre nuevos formatos de ejercer mi profesión, estoy centrado en la defensa de la libertad y los derechos humanos, abriéndole los ojos a quienes aún están engañados con los perpetradores de crímenes que los gobiernan, me estoy adecuando a los ecosistemas informativos digitales con la seguridad de que tendré éxito. ¿Dime por qué me iría a molestar? Muchas de esas críticas, aunque a veces fueran despiadadas, me han dado pistas de asuntos por resolver. Es así.

   Miguel Ángel Rodríguez publica varios contenidos de escrutinio a los proyectos totalitaristas en sus micros de Caraota Digital, La Pura Verdad, Desclasificado y un podcast con un joven y exitoso periodista digital, Luis Olavarrieta, cuyo nombre es Todo o Nada. Cualquiera diría que para bien o para mal, a “este tipo” hay que juzgarle los pasos. Por ahora pareciera que son peligrosos, para él, y para quienes ha escrutado desde su tribuna periodística.

miércoles, 29 de enero de 2020

¿ Busca CITGO silenciar casos de corrupción para evitar conflictos mayores?

  Desde Venezuela Política reiteramos nuestra firme decisión de denunciar los hechos irregulares que afecten el patrimonio venezolano sin importar quiénes sean los protagonistas.


   La filial de PDVSA en suelo estadounidense, CITGO, es una corporación de utilidad pública porque forma parte del conglomerado de empresas creadas y manejadas por la República Bolivariana de Venezuela, por tanto, al ser una entidad cuyo beneficio o interés es colectivo —en este caso de los ciudadanos venezolanos— es objeto de escrutinio por parte de las agencias de contabilidad y control del Estado venezolano y de la prensa de denuncia. Repetimos, CITGO Petroleum Corporation es una refinería, transportadora y comercializadora de combustibles, lubricantes, petroquímicos y otros productos industriales con sede en los Estados Unidos, pero propiedad mayoritaria de Petróleos de Venezuela S.A., es decir, es una empresa estatal venezolana.

  Sin embargo, es necesario acotar que a raíz de las sanciones impuestas por EE. UU. a PDVSA y al régimen de Nicolás Maduro, las cuales implican limitaciones en las operaciones de la industria petrolera venezolana, en el caso de CITGO existe una excepción debido a que el gobierno de Donald Trump entregó la administración de dicha corporación al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente interino de Venezuela más de 50 países. Haciendo uso de tal potestad, Guaidó —mediante acuerdo del Poder Legislativo— designó una junta directiva conformada por diez miembros en los directorios de PDV Holding, CITGO Holding y CITGO Petroleum, las tres filiales de PDVSA en Estados Unidos.

  Al momento de la designación de las juntas directivas, el presidente (e) Juan Guaidó, dijo: "La nueva directiva estará conformada por venezolanos capaces, libres de corrupción", a la vez que aseguró que se trataba de un "anuncio histórico" y que se iniciaba el "rescate" de la industria petrolera del país.

  A la cabeza del equipo directivo de PDV Holding Inc., fue designada Luisa Palacios, una mujer proveniente del sector privado que se desempeña (ba) para el momento de su nombramiento, como jefe de Mercados Emergentes e Investigación Latinoamericana en la consultora estadounidense Medley Global Advisors. Hay que acotar que PDV Holding Inc., es la compañía que ejerce como propietaria de CITGO.  Junto a Palacios, conforman la directiva de PDV Holding Inc está integrada por Edgar Rincón, Oswaldo Núñez, Fernando Vera, Elio Tortolera y Andrés Padilla. La designación de la Asamblea Nacional igualmente ubica a Palacios y a Rincón en la dirección de la Junta Directiva de CITGO Holding Inc, acompañados por Ángel Olmeta, Oswaldo Núñez, Javier Troconis y Rick Esser, mientras que en CITGO Petroleum Corporation: Luisa Palacios, Edgar Rincón, Luis Urdaneta, Ángel Olmeta, Andrés Padilla y Rick Esser.  Cuando estos nombramientos ocurrieron, no hubo explicación acerca del proceso de selección, ni de quién o quiénes propusieron a los candidatos.

Los cambios con la nueva directiva

   Es de resaltar que las antiguas directivas de CITGO designadas por la PDVSA controlada por el fallecido Hugo Chávez y Nicolás Maduro, tuvieron como impronta la corrupción, la entrega de cientos de contratos a empresas fantasmas a cambio del pago de millonarios sobornos a los funcionarios que tenían la responsabilidad de las negociaciones. De esto sobran los ejemplos, pues basta nombrar entre muchísimos casos, el de José Manuel González Testino y sus empresas, Modesto Díaz y su empresa Caribbean Style Inc., Samark López y Yakima, para entender cómo desde la filial de PDVSA en EE. UU. —con la participación de empleados y funcionarios de alto nivel ejecutivo— se violaba la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero de los Estados Unidos, al instituirse el cobro comisiones como una práctica común a la hora de asignar los contratos.

   Es por ello que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tiene la lupa puesta sobre CITGO, pues son muy serios los señalamientos acerca de la falta de control en la empresa, lo cual permitió la comisión de gran cantidad de delitos que en la actualidad son investigados. Se trata de una serie de casos denunciados, que daban cuenta de sujetos y entidades que actuaron irregularmente en desmedro del patrimonio venezolano valiéndose del territorio estadounidense para cometerlos. En muchos de estos casos, los responsables han admitido su culpa y en otros los fiscales federales trabajan para determinar la responsabilidad de los mismos.

Silencio sobre la corrupción de CITGO

   Para toda corporación es fundamental mantener una buena imagen y, por ello, procuran evitar a toda costa evitar los escándalos en la prensa. Mostrarse ante el público como una firma transparente y alejada de los malos manejos es vital. Mantenerse limpios Mantener es, pues, una práctica que beneficia a la empresa y aminora las crisis.

    En el caso de las empresas privadas son varias las herramientas, mecanismos y prácticas que facilitan el mantenerse lejos del escrutinio periodístico, evitando así que los ojos de la prensa husmeen en sus acciones o decisiones internas. El panorama es otro cuando se trata de corporaciones estatales, pues sencillamente se trata de entes de interés público. El asunto, por tanto, cambia. Es el caso de CITGO, perteneciente al estado venezolano y, por ello, es —debe serlo—foco de atención no solamente de la prensa, sino también de los organismos de control. Sus actos deben ser rigurosamente supervisados y las denuncias que sobre ella surjan deben y tienen que ser investigados por la Asamblea Nacional y entidades contraloras de Venezuela.

   Desde Venezuela Política seguiremos informando sobre la corrupción pública de PDVSA y de CITGO, sobre el abuso de poder en el gobierno venezolano —sea este del de Nicolás Maduro o el de Juan Guaidó— y sobre aquellos contratistas que se han beneficiado de sus contactos en estas empresas estatales, cualesquiera sean los años en que los delitos se hayan cometido, así como a aquellos funcionarios públicos, o empleados —venezolanos, estadounidenses o de cualquier nacionalidad— que con su actuación hayan permitido la comisión de violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. Denunciaremos a quien sea —esté o no apadrinando— cuando haya obviado, silenciado, permitido, ocultado información, aprobado negociaciones o cualquier acto irregular.

  ¿Por qué lo hacemos y lo seguiremos haciendo? Porque CITGO y PDVSA son entidades fundamentales para el país y son objeto de gran interés público y porque el pueblo venezolano, debe estar al tanto de estas historias en desarrollo. 

  Para ser claros, la información publicada en estas páginas no representa ninguna campaña personal contra los funcionarios públicos de PDVSA y CITGO, ni contra los ejecutivos de la corporación venezolana en Houston, ni contra los contratistas beneficiados de la corrupción permitida o autorizada por aquellos personeros que poseen poder en la toma de decisiones. No. La información publicada en este portal es el fruto de información cuidadosamente investigada y verificada de forma independiente, gran parte de la cual ya es de registro público. Las fuentes cultivadas por años de trabajo en el periodismo de investigación independiente nos permiten tener acceso a información veraz sobre la corrupción de la industria petrolera venezolana.

  Venezuela Política ha informado y continuará informando de manera neutral y profesional, siguiendo los estándares generalmente aceptados de la industria para verificar (y volver a verificar) antes de publicar su información.

  Venezuela Política y su editora están constitucionalmente protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

    Del mismo modo, la Ley de Derechos Civiles de Nueva York § 74 (que codifica el llamado “privilegio de informe justo”) establece, en la parte pertinente, que “[una] acción civil no puede mantenerse (...) para la publicación de un informe justo y verdadero de cualquier procedimiento judicial”. En particular, los tribunales han sostenido que "[c] omisiones que esencialmente resumen o reafirman las alegaciones de un alegato presentado en una acción son el tipo de declaraciones que caen dentro del privilegio del § 74". Lan Sang v. Ming Hai, 951 F. Supp. 2d 504, 521 (S.D.N.Y.2013).

    Los tribunales de Nueva York han aplicado recientemente esta ley para desestimar demandas por difamación contra abogados [y representantes de los medios] por escribir sobre procedimientos judiciales. Ver, por ejemplo, Katz v. Lester Schwab; Rakofsky v. Wash. Post. Tanto Florida como Nueva York reconocen una forma del "privilegio de informe justo".

    La ley de Nueva York también prevé sanciones (incluidos los honorarios de los abogados) contra las partes y los abogados por realizar presentaciones frívolas. Ver, por ejemplo, 22 NYCRR 130-1.1; NY CPLR 8303-a.

   En este sentido, dejamos sentado que Venezuela Política respalda sus informes con documentos y citas de fuentes vinculadas directamente con la industria petrolera (PDVSA y CITGO).

  Las publicaciones de Venezuela Política están protegidas por privilegios calificados, lo que significa que los artículos de este blog e informes de investigación son discursos protegidos a menos que se pueda demostrar que se publicaron declaraciones difamatorias intencionalmente, imprudentemente o con malicia, odio, rencor o resentimiento. Este no es el caso con las investigaciones dadas a conocer donde se exponen casos denunciados de corrupción y abuso de poder.

A manera de aclaratoria

  Por lo expuesto en estas líneas, la señora Luisa Palacios debe entender que CITGO es una empresa de interés público y que la sociedad venezolana tiene el derecho de conocer si los funcionarios y ejecutivos a cargo de la gerencia de esta empresa del estado venezolano han cumplido con las leyes de Estados Unidos, así como con el deber que tienen de administrar el dinero público con transparencia y honestidad.

  No se puede ordenar en una empresa de interés público silenciar las denuncias de corrupción, acosar, presionar y amenazar a los empleados de manera aleatoria e irresponsable, acusándolos equivocadamente de difundir la información sobre actos de corrupción que se filtra a la prensa. No se puede actuar de esta forma, argumentando que la divulgación de las denuncias de corrupción no le conviene al negocio de la corporación, en lugar de tomar acciones contundentes para combatir dicha corrupción y las malas prácticas.

  Lo pertinente es investigar y retirar a los funcionarios del ejercicio de sus cargos cuando estén señalados de cometer actos irregulares vinculados a las denuncias de sus cargos hasta tanto se aclare su situación. Lo prudente es optimizar los mecanismos de control y las normas para la entrega de contratos, cumplir con las reglas de transparencia de la corporación y vigilar que CITGO sea una empresa que lucha contra las malas prácticas.

Presiones de los abogados

  En Venezuela Política hemos conocido por diversas fuentes que Judith Colbert, Consejera General de CITGO (General Counsel) y Cristina Espinosa Rodríguez, abogada externa de Hogan Lovells, así como también el abogado externo, Michael Gottlieb ejercen presiones sobre empleados para que confiesen quién filtra la información al "blogger"(Venezuela Política/Maibort Petit). Los abogados que sirven a Palacio también buscan los culpables de la filtración fuera de la corporación, haciendo denuncias infundadas  y absolutamente falsas y paranoicas sobre esta "blogger".

   Todo indica que CITGO quiere el silencio de sus empleados y está dispuesto a pagar por ello, de modo que sigan en el olvido los casos de corrupción y otras violaciones a leyes federales. Cuando se observa el modus operandi de algunos miembros de la directiva actual necesariamente nos hacemos unas preguntas: ¿Por qué quieren callar?, ¿Quién autorizó a la junta directiva de Guaidó a ocultar la verdad? ¿Qué del daño hecho a Venezuela por empleados, directores y terceras personas, así como por dueños de entidades intermediarias (Shell Companies), durante más de 10 años?, ¿Por qué la señora Luisa Palacios no ha acometido las acciones para identificar a los responsables de las transacciones irregulares de la empresa?, ¿Cuáles son las intenciones o es que no hay intenciones?, ¿Por qué no se hace mayor énfasis en tratar de recuperar estos activos de la empresa (más de 8 billones en compras fraudulentas), ni de identificar y llevar a los responsables a la justicia?, ¿Por qué, con una actitud pasiva se sigue protegiendo a los cómplices de Nelson Martínez, asegurándole sus empleos en CITGO?, ¿Qué ocurrió en la reunión (diciembre 2019) con los miembros de la Asamblea Nacional en la sede de CITGO, Houston?, ¿Por qué no se ha producido el conocimiento del informe que ilustre el manejo de la corporación?, ¿Por qué no se ha sustituído del panel de las empresas de contratan con CITGO aquellas corporaciones que han sido señaladas de haber cometido irregulares con PDVSA, Bariven y CITGO?, ¿Trafigura?, ¿Mercuria?, ¿Vitol?, ¿Lukoil Pan American?, ¿Petrochina?, ¿Aquinor Marketing & Trading?. Sin muchas las preguntas sin respuestas.

A modo de recordatorio

Con el objetivo de refrescar la memoria, traemos de nuevo algunas de nuestras reseñas en las que hemos dado cuenta de las irregularidades o denuncias formuladas por terceros acerca de manejos turbios ocurrido en el seno de CITGO.

  Por ejemplo, en fecha 10 de enero del presente año 2020, referimos que la ex-vicepresidenta de Recursos Humanos de CITGO Petroleum Corporation, Marisol Gómez de Vergara, había denunciado las presuntas prácticas fraudulentas y corruptas llevadas a cabo bajo la administración de Nelson Martínez, José Pereira y Gustavo Cárdenas, ante Luisa Palacios, a quien hizo llegar una serie de documentos que así lo probarían. Entre estos papeles, se encontraba un informe remitido a Asdrúbal Chávez en noviembre de 2018, momento para el cual este ejercía la presidencia de la empresa.

  Informamos en ese entonces que Gómez remitió a Palacios un correo electrónico el 3 de mayo de 2019, en el que refería un caso de retaliación en su contra. Explicó allí que durante su ejercicio como vicepresidenta de RRHH denunció varias veces la retaliación de que era objeto desde marzo de 2017 en razón de su negativa “en múltiples ocasiones de formar parte de transacciones ilegales dentro de la dinámica corrupta y delictiva mantenida por Nelson Martínez y su equipo de trabajo [la cual se] venía practicando dentro de la empresa”. Para sustentar sus afirmaciones, Gómez le entregó a Palacios una serie de documentos que demostrarían, según su visión, “los hechos, retaliaciones, y nombres de personas responsables aún activas en CITGO y las acciones que me ha correspondido asumir”.

  Tales documentos eran una carta que ilustraba el escenario y retaliaciones de la gerencia en su contra; un informe confidencial para la gerencia de CITGO donde se reportaban formalmente las retaliaciones en su contra cometidas por Nelson Martínez, José Pereira, y Gustavo Cárdenas; un informe a la Gerencia de CITGO sobre hechos de fraude, conductas no éticas, y maltratos contra empleados honestos que cumplieron con su deber al reportar casos de corrupción en la filial; un conjunto de correos electrónicos que supuestamente evidenciaban el abuso de poder y las violaciones de derechos a los trabajadores por parte de Judith Colbert, “actual consultora legal de CITGO, al bloquear arbitraria e ilegalmente la investigación sobre las retaliaciones en mi contra ordenada por la gerencia de CITGO” (...) "Respecto al último punto, refirió que Colbert en contra de las políticas y procedimientos internos de CITGO, ordenó a Cristina Hernández, abogada de Logan terminar la investigación interna contratada por la gerencia de la empresa, “una acción no ética nunca registrada en la empresa” con el presunto propósito de ocultar los resultados de la averiguación a la nueva junta de directiva que Luisa Palacios preside. Instó a dicha directiva a determinar si tal acción ilegal fue ejecutada en coalición con Glenn Hilman, Rick Esser y las gerentes de recursos humanos, Germain Tuner y Trina García" 

  Reiteró a Palacios las denuncias formuladas anteriormente ante Asdrúbal Chávez, relativas a actividades inapropiadas en las funciones de compensación, contratación; violación de las leyes federales, laborales y de inmigración de los Estados Unidos a través de prácticas implementadas por Nelson Martínez, José Pereira y Gustavo Cárdenas; violación de los controles internos, fraude de compras, conflicto de intereses, contratos de suministro y comercialización contra el interés de CITGO y PDVSA; operaciones ilegales y poco éticas en recursos humanos, adquisiciones, suministro y comercialización, así como en otras áreas, implementadas supuestamente por Nelson Martínez, coludido con José Pereira, José Luis Zambrano y Gustavo Cárdenas; la contratación por parte de Martínez de los servicios de consultoría de GFC Consultores LLC para trabajar en Recursos Humanos y otras áreas, aun cuando no habían sido solicitados por ninguna de las vicepresidencias de negocios ni estaban incluidos en el presupuesto, siendo que dicha compañía era propiedad de un pariente de Martínez; cambios irregulares en el fondo de pensiones con el objetivo de obtener de obtener una jubilación millonaria aun cuando no reunía las condiciones para ello[1].

   En mayo de 2019, dimos a conocer que CITGO Petroleum Corporation supuestamente habría pagado millones de dólares a la empresa Yakima Trading Corporation, propiedad de Samark López Bello, tal como consta en la demanda que Marisol Gómez en la Corte del Condado de Harris, en Texas. El monto pagado habría ascendido a USD 2.378.534, aun cual dicha empresa está sancionada por la OFAC desde 2017 por sus vinculaciones con el narcotráfico, lavado de dinero, entre otros delitos atribuidos al exvicepresidente y actual Ministro de Industria venezolano, Tareck Zaidan El Aissami[2].

  Del mismo modo, hemos denunciado las consecuencias para CITGO que la actuación torpe o indebida de las autoridades de la filial petrolera —la actual y las anteriores—han significado para la que se considera el principal activo del estado venezolano en el extranjero en el caso de los bonos PDVSA 2020[3].

   Dimos a conocer que los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro a través de la empresa de maletín Caribbean Style Inc., registrada en el estado Texas, con el objetivo de triangular y pagar los gastos de viaje, logística de sus agentes, así como de propaganda política de sus gobiernos en Estados Unidos, los cuales fueron cargados a cuenta CITGO[4]. En este sentido, informamos como la citada firma sirvió para CITGO pagara los gastos de viaje y viáticos de la entonces canciller Delcy Rodríguez, de los representantes diplomáticos de la Misión Permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, del personal del Consulado venezolano en Nueva York y de la costosa propaganda del régimen en la Gran Manzana[5].

Seguiremos informando...


Citas

[1] Venezuela Política. “Informe revela presuntas prácticas fraudulentas y corruptas cometidas en CITGO”. 10 de enero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/01/informe-revela-presuntas-practicas.html

[2] Venezuela Política. “La empresa de Samark López y Tareck El Aissami obtuvo contratos con CITGO y PDV USA violando la normativa interna de la petrolera”. 21 de mayo de 2019. https://www.maibortpetit.info/2019/05/conoce-todos-los-detalles-de-los.html

[3] Venezuela Política. “El incierto destino de CITGO: Los bonos de la discordia (III)”. 21 de octubre de 2019. https://www.maibortpetit.info/2019/10/el-incierto-destino-de-citgo-los-bonos.html

[4] Venezuela Política. “Caribbean Style: La empresa con el chavismo se promocionó en EE. UU. a expensas de CITGO”. 6 de octubre de 2019. https://www.maibortpetit.info/2019/10/caribbean-style-la-empresa-con-el.html

[5] Venezuela Política. “CITGO usó empresa de maletín para cubrir gastos de los viajes de Delcy Rodríguez en NYC y la propaganda política del régimen de Maduro”. 19 de octubre de 2019. https://www.maibortpetit.info/2019/10/citgo-uso-empresa-de-maletin-para.html