Mostrando entradas con la etiqueta lavado de cerebro en Venezuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lavado de cerebro en Venezuela. Mostrar todas las entradas

lunes, 25 de octubre de 2021

El adoctrinamiento de niños y adolescentes, una práctica del totalitarismo implementada por el chavismo en los 20 años de su “revolución bolivariana”

  El modelado del pensamiento comienza desde muy temprana edad, cuando el sector más vulnerable de la sociedad, los niños, es víctima del proceso de ideologización a través de distintas vías.

Por Maibort Petit

   Los regímenes totalitarios requieren de un pueblo inerte, sumiso, obediente y, sobre todo, no cuestionador, algo difícil de lograr en una sociedad acostumbrada a la libertad que brinda la democracia, por lo que, entonces, deben recurrir a la aplicación de distintos métodos destinados al cambiar y moldear el pensamiento de los ciudadanos a sus intereses. El lavado de cerebro aplica en la población adulta, mientras el adoctrinamiento es la fórmula en el caso del sector más vulnerable de la sociedad: los niños.
   El régimen surgido en diciembre de 1998 con la elección de Hugo Chávez Frías como presidente de Venezuela no fue ajeno a este tipo de procedimientos, aunque su primer paso al instalarse en el poder fue arrasar con la institucionalidad a través de la instauración de una Asamblea Nacional Constituyente que redactó una nueva Constitución y procedió a dar los primeros pasos en la demolición de las instituciones fundamentales del país, o mejor, de la democracia, de sus cimientos. En ese trámite transcurrió la primera de sus administraciones, teniendo en el golpe de estado del 11 de abril de 2002, la justificación para acelerar el proceso y dar al traste y de forma definitiva con la meritocracia como valor y camino para avanzar y crecer, para sustituirlo por la incondicionalidad en desmedro de que se reúnan las condiciones para ocupar posiciones.
  Ya en su segundo mandato se afianzó la acción dirigida a la transformación del hombre, para convertirlo de ciudadano democrático a militante socialista, una tarea que debía iniciar desde la primera edad. Durante mucho tiempo circuló insistentemente la especie de que el gobierno planeaba instaurar la patria potestad estatal mediante la nueva la Ley Orgánica de Educación que discutía la Asamblea Nacional. No era esto algo difícil de creer, toda vez que el gobierno desde 2006 actuaba a su antojo en razón de que el Poder Legislativo Nacional estaba en absoluto dominio chavista al haberse retirado la oposición de los comicios parlamentarios que tuvieron lugar el 4 de diciembre de 2005.
   Regímenes totalitarios como el de la Alemania nazi y la Unión Soviética de Stalin pusieron en práctica este tipo de control sobre los hijos de la población de sus países, implementando la patria potestad en manos del Estado. La sociedad civil venezolana —aun para ese entonces con capacidad de maniobrar y accionar— se movilizó y tuvo éxito. El ministro de Educación para época, Héctor Navarro, salió al paso y negó que esto formara parte del proyecto de ley que se discutiría en el Poder Legislativo y aseguró que tal rumor era sólo el producto “una campaña basada en mentiras”.
   Aseguró el ministro Navarro que la especie de que la nueva ley despojaría de la patria potestad a la familia de los menores se difundió a través de emisoras de Miami, cuyas transmisiones sostenían que "el régimen iba a concentrar a los niños en círculos infantiles desde los tres hasta los 20 años''. Subrayó que la patria potestad "no es de ámbito educativo'', sino que era un asunto recogido en la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente[1].

  Pero haya sido cierto o no que el régimen de Chávez haya pretendido implementar la patria potestad estatal, no cabe dudas sobre su firme intención de adoctrinar a los menores.

“Con mis hijos no te metas”

   Uno de esos primeros intentos de Chávez fue el Decreto Presidencial 1011 de octubre del referido año, con el cual se modificaba parcialmente el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente al instituirse los supervisores itinerantes con amplias facultades sobre las escuelas y que se erigía como una amenaza a la educación privada. Además, permitía la participación de maestros cubanos en los planes de alfabetización que instrumentaba el gobierno[2].
   La respuesta de la sociedad civil fue contundente y se popularizó a través del lema “Con mis hijos no te metas” y el gobierno se vio obligado a desistir de su implementación.

La resolución 058

   No quiere decir que no se haya habido intentos del gobierno chavista para cambiar el sistema educativo, su politización y su intervención.

  Según decir de algunos, desde 1999 en dieciocho ocasiones se intentó dicha intervención de las escuelas hasta que en 2012 el asunto se recogió en la Resolución 058 del Ministerio del poder Popular para la Educación, mediante la cual se establece el Consejo Educativo. Esta medida derogaba la Resolución 751 vigente desde el 10 de noviembre de 1986, la 114 del 19 de febrero de 1987 y la 1.675 del 31 de octubre de 1997 Esta resolución 751 versaba sobre la Comunidad Educativa “como una institución democrática y participativa, a los fines de contribuir al desarrollo de la gestión educativa; formada por educadores, padres o representantes y alumnos de cada Plantel, previendo de forma optativa la participación de otras personas vinculadas con el desarrollo de la Comunidad en general, tal como lo establecían los artículos 1 y 2 de la mencionada resolución”.

  Estos integrantes de la Comunidad Educativa se organizaban a través de el Consejo Consultivo, los Docentes, la Sociedad de Padres y Representantes y la Organización Estudiantil. Al derogarse la resolución 751, se suprimían entonces dichos órganos que daban funcionamiento a la Comunidad Educativa.
   La Comunidad Educativa de acuerdo a la Ley Orgánica de Educación de 2009 definía la Comunidad Educativa como “(…) un espacio democrático, de carácter social comunitario, organizado, participativo, cooperativo, protagónico y solidario. Sus integrantes actuarán en el proceso de educación ciudadana de acuerdo con lo establecido en la Constitución de la República, leyes y demás normas que rigen el Sistema Educativo. A tales efectos: 1. La comunidad educativa está conformada por padres, madres, representantes, responsables, estudiantes, docentes, trabajadores administrativos y trabajadoras administrativas, obreros y obreras de las instituciones y centros educativos, desde la educación inicial hasta la educación media general y media técnica y todas las modalidades del subsistema de educación básica.

“También podrán formar parte de la comunidad educativa las personas naturales y jurídicas, voceros y voceras de las diferentes organizaciones comunitarias vinculadas con las instituciones y centros educativos”.

  La Ley Orgánica de Educación promulgada por el chavismo modificaba, como puede verse la constitución de la Comunidad Educativa que, hasta entonces, como vimos líneas arriba estaba integrada únicamente por “educadores, padres o representantes y alumnos”.
   La Resolución Nº DM/058 que se publicó el 16 de octubre de 2012 en la Gaceta Oficial Nº 40.029 estableció los Consejos Educativos, los cuales serían las únicas instancias de organización de la Comunidad Educativa y que se definían como (…) la instancia ejecutiva, de carácter social, democrática, responsable y corresponsable de la gestión de las políticas públicas educativas en articulación inter e intrainstitucional y con otras organizaciones sociales en las instituciones educativas. Ella es concebida como el conjunto de colectivos sociales vinculados con los centros educativos en el marco constitucional y en las competencias del Estado Docente. Sus integrantes actuarán en el proceso educativo de acuerdo con lo establecido en las leyes que rigen el Sistema Educativo Venezolano, fundamentado en la doctrina de nuestro Libertador Simón Bolívar”.

  Los Consejos Educativos estarían integrados “padres, madres, representantes, responsables, estudiantes, docentes, trabajadoras y trabajadores administrativos, obreros y obreras de las instituciones educativas, desde la educación inicial hasta la educación media general y media técnica y todas las modalidades del subsistema de educación básica. También podrán formar parte de la comunidad educativa las personas naturales y jurídicas, voceros y voceras de las diferentes organizaciones comunitarias vinculadas con las instituciones educativas”.
   Quedaba, por tanto, diluido y desarticulado el papel fundamental y protagónico que los padres, representantes o responsables tenían en el proceso educativo de los niño y adolescentes[3].

   La iniciativa gubernamental encendió las alarmas de la sociedad civil venezolana que vio en la resolución la intención de politizar la educación, como advirtió Olatz Isasi, Coordinadora Académica del Centro de Derechos Humanos de la UCAB, quien subraya que, si bien en apariencia no violaba el derecho a la educación, sí abría espacios para dicha politización.

  Isasi destacó que, en uno de sus considerandos, la resolución señalaba que “los ambientes escolares son espacios abiertos los 365 días del año para la enseñanza y el aprendizaje, la práctica democrática y la transformación de la estructura institucional necesaria para el desarrollo del poder popular”, mientras que el Poder Popular tiene como uno de sus fines, “(…) construir las bases de la sociedad socialista, democrática, de derecho y de justicia”, haciéndose repetidas referencias a los consejos comunales y a los colectivos sociales como miembros de los comités del Consejo Educativo con injerencia en planificación, ejecución, seguimiento, control, supervisión y evaluación dentro de las instituciones educativas.

   En tal sentido, la experta alertaba de la posibilidad de que la escuela se convirtiera en un espacio de ideologización que atenta contra “el necesario pluralismo que garantiza la educación de calidad, descrita tanto en el artículo 26 párrafo 2 de la Declaración de los Derechos Humanos como en Art. 102 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”[4].

  El Observatorio Educativo de Venezuela advirtió que para la formulación de la Resolución 058 no se convocó un proceso formal de consulta pública sobre el contenido de la misma[5].

  La sociedad estaba clara en que el objetivo de la Resolución 058 sólo era el adoctrinamiento socialista[6].

La letra cambiada

  Pero los decretos, reformas legislativas y las resoluciones administrativas no han sido los únicos mecanismos implementados por el chavismo para concretar su objetivo de adoctrinamiento de los niños y adolescentes venezolanos, sino también mediante el contenido de los textos de estudio y de los currículos educativos.

   La tergiversación de la historia, la magnificación de la figura de Hugo Chávez y la minimización del periodo democrático comprendido entre 1958 y 1998, son también parte de la estrategia de ideologizar a los menores.

   La exministra de educación, Maryann Hanson, lo dijo sin cortapisas: "Sabemos, y todo el mundo sabe, que la educación es el aparato de reproducción del Estado. Nosotros estamos intentando crear un Estado socialista y tenemos que reproducir la ideología de un Estado socialista", mientras implementaba el reparto de 5 millones de ejemplares de la Constitución de 1999 “ilustrada” en las escuelas públicas.

  Otro ministro del despacho que tampoco tuvo empachó en admitir el hecho fue Aristóbulo Istúriz, quien manifestó que efectivamente el gobierno procuraba utilizar la educación como vehículo de adoctrinamiento. “Estamos ideologizando y qué”, desafió Istúriz cuando fue consultado al respecto.

  Una versión de la carta magna que de acuerdo a la ONG Asamblea de la Educación inició el proceso ideologización a través de los textos con que se forman los niños venezolanos. La “Colección Bicentenario” que recoge materias sobre Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Lenguaje y Matemáticas igualmente fue usada con tal objetivo. La revisión de los textos de Ciencias Sociales permitió constatar, por ejemplo, que 20 páginas condensaron el haber de 9 presidentes venezolanos, mientras que Hugo Chávez se le dedican 26 páginas e, incluso, se lo iguala al libertador Simón Bolívar

  Libros que cantan odas a Hugo Chávez ensalzado prácticamente como héroe nacional, enaltecen las políticas gubernamentales del chavismo y sobredimensionan la “revolución” a nivel de campaña libertaria.

  Analistas como Daniel Lansberg-Rodríguez catalogaron tal acción como la mediocretización e ideologización de la educación pública venezolana. "Con el pasar de los años, los libros escolares lucen cada vez más como panfletos políticos en vez de otorgarles a los jóvenes, herramientas mediante las cuales puedan crear sus propias convicciones como ser pensante e independiente"[7].

Con Maduro el adoctrinamiento continúa

   El adoctrinamiento de infantes y adolescentes no es una actividad que habría desaparecido con la muerte de Chávez, sino que se mantiene y se profundiza en el régimen de Nicolás Maduro a quien en septiembre de 2020 fue denunciado por la organización Prensa Sin Mordaza de haber conformado campos de concentración destinados al adoctrinamiento de niños.

  Se trata, según los denunciantes de "campos de juventud revolucionaria" en los que se les inculca a los menores el pensamiento político comunista y militar del finado Hugo Chávez.

   La denuncia que estuvo acompañada de un video, señala que uno de estos supuestos campamentos está ubicado en las afueras de Valencia, estado Carabobo. Allí, los niños y preadolescentes serían entrenados para "dar una batalla contra el imperio Yankee".

  En el referido video[8] es posible ver el testimonio de un menor de estos campos en el que habla de la "lucha revolucionaria y la batalla contra Estados Unidos"[9].

  El niño dice que en el campo “le han dado una gran formación ideológica, algo muy importante para la juventud. Y, bueno, estoy aquí para eso, para una formación y ser un gran futuro de Venezuela, un joven más que ponga un granito de arena para Venezuela, para que sea una potencia, para invertir aquí un potencial en Venezuela”.

 Le preguntan de qué se trata la formación ideológica y el menor indica que se trata del aprendizaje del “pensamiento de Chávez, algo que nos inculcó, algo muy importante, no nos adoctrinó, ni nos puso, ni nos dijo, nos formó.

  Advierte que parte de las enseñanzas que recibe versa sobre que "EEUU no quiere que haiga (sic) jóvenes formados, porque saben que le vamos a dar la batalla, le da miedo, les duele, no les gusta, porque saben que un joven se les para y les da miedo, porque les recuerda a Chávez. Chávez le da la lucha como la vamos a dar los jóvenes que vamos a defender a Venezuela, como vamos a defender nuestra patria y seguiremos teniendo patria”.

REFERENCIAS

[1] El Nuevo Herald. “Ministro: no peligra la patria potestad de los padres”. 13 de agosto de 2009. https://www.elnuevoherald.com/noticias/america-latina/venezuela-es/article1998044.html



[2] Latin American Studies. El Nuevo Herald. “Chávez insiste que el Decreto 1011 va”. 2 de abril de 2001. http://www.latinamericanstudies.org/venezuela/decreto-1011.htm



[3] Redalyc. Cuestiones Jurídicas. “Resolución 058 mediante la cual se establece la normativa y procedimiento para el funcionamiento del Consejo Educativo: contenido e implicaciones”. https://www.redalyc.org/pdf/1275/127532358003.pdf



[4] UCAB. “Análisis de la Resolución 058 del Ministerio de Educación desde un enfoque de derechos humanos”. http://w2.ucab.edu.ve/tl_files/CDH/Lineastematicas/Analisis%20de%20la%20Resolucion%20058%20del%20Ministerio%20de%20Educacion%20def.pdf



[5] Observatorio Educativo. “La resolución 058 y el derecho a la educación”. https://observatorioeducativo.org/2012/10/25/la-resolucion-058-y-el-derecho-a-la-educacion/



[6] Venezuela Awareness. “La larga lucha del ‘con mis hijos no te metas’”. 18 de noviembre de 2012. https://www.venezuelaawareness.com/2012/11/la-larga-lucha-del-con-mis-hijos-no-te-metas/



[7] La Segunda Online. “Concientizacion escolar en Venezuela: ‘¡Con mis hijos no te metas!’". 19 de octubre de 2013. http://www.lasegunda.com/Noticias/Internacional/2013/10/886859/concientizacion-escolar-en-venezuela-con-mis-hijos-no-te-metas






[9] NTN24. “Régimen de Maduro concentra niños en campos de adoctrinamiento”. 13 de septiembre de 2020. https://www.ntn24.com/america-latina/venezuela/regimen-de-maduro-concentra-ninos-en-campos-de-adoctrinamiento-125885

















viernes, 8 de noviembre de 2019

Doble rasero: La acomodaticia política del Foro de Sao Paulo frente Latinoamérica y el Caribe

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Un particular análisis se llevó a cabo durante el XXV Encuentro del Foro de São Paulo que tuvo lugar en  Caracas entre el 25 y el 28 de julio del presente año 2019, donde se evaluó el panorama político, social y económico de cada nación Latinoamericana y del Caribe —así como de algunos países europeos y del Medio Oriente—, donde situaciones y circunstancias similares se abordaron de diferente manera atendiendo a la tendencia ideológica del gobierno del país evaluado.

De este modo, donde la izquierda es oposición los asistentes al FSP denunciaron la existencia de presos políticos, mientras que en aquellos donde gobierna la “derecha” —como denominan a las administraciones que no son de su mismo signo— no se emitió pronunciamiento alguno, a pesar de las múltiples y reiteradas denuncias sobre esta materia. Igualmente, las protestas y revueltas se constituyen en demandas populares en las naciones gobernadas por los segundos, mientras que en los primeros son simplemente movimientos desestabilizadores e intentos de golpe de estado. También se pide el pronunciamiento de las Naciones Unidas respecto a algunas circunstancias y países, pero se condena los informes de algunas instancia del organismos, en otros, tal es el caso del  Alta comisionada para los DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, sobre Venezuela.

Es decir, se evidenció un doble rasero a la hora de emitir el análisis que quedó de manifiesto en las resoluciones adoptadas.

En la cita en la que bajo el lema “Por la Paz, la Soberanía y la Prosperidad de los Pueblos: ¡Unidad, Lucha, Batalla y Victoria!”, los asistentes llevaron a cabo reuniones de grupos de afrodescendientes, jóvenes, mujeres,  parlamentarios, pueblos originarios, así como de las secretarías regionales andino amazónica, cono sur y mesoamérica y el caribe.

Entre las actividades desarrolladas estuvieron distintas reuniones con los “partidos políticos amigos” de Asia, África y Oriente Medio, así como encuentros temáticos sobre asuntos como la economía mundial, debates de intelectuales, artistas y movimientos sociales; un taller de comunicación.

También se realizó el II Diálogo con las plataformas, articulaciones y redes del movimiento social y popular; el Seminario sobre las experiencias y perspectivas de los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe; y las plenarias del XXV Encuentro.

La memoria del encuentro[1] recoge una serie de resoluciones adoptadas con relación a países y diversas situaciones que a continuación presentamos.

Manos fuera de Venezuela

El Foro de Sao Paulo rechazó categóricamente el informe sobre la situación de los Derechos Humanos en Venezuela, realizado por la Alta comisionada para los DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, “por su falta de rigor metodológico que no refleja en lo absoluto la realidad venezolana, con un enfoque sesgado y parcializado a favor de la extrema derecha opositora y por no tomar en cuenta las denuncias realizadas por un sector de las víctimas de la violencia”.

Sostienen que dicho informe obvió los supuestos esfuerzos realizados por el gobierno venezolano para garantizar los derechos humanos del pueblo y por ignorar también el informe de Alfred de Zayas, Relator independiente del Consejo de DDHH de la ONU, quien recomendó llevar al gobierno de los EE. UU. a la Corte Penal Internacional por los presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos contra Venezuela a través de medidas coercitivas unilaterales.

El FSP acordó dedicar una jornada de solidaridad con Venezuela el próximo 12 de octubre del 2019 en los países de América y el Caribe e, igualmente, realizar actos, mítines, conferencias de prensa, asambleas o cualquier tipo de manifestación en apoyo al pueblo venezolano con la consigna: “Manos fuera de Venezuela”.

Sobre Argentina

En virtud de la proximidad que tenían las elecciones en Argentina para la fecha del encuentro, el Foro de Sao Paulo refirió la importancia de estos comicios que definirían el signo político del gobierno de la nación. En tal sentido, se pronunciaron en contra de la “continuidad de una gestión que ha retomado el camino de la profundización de políticas neoliberales y de carácter neocolonial y antidemocráticas, desde que accedió al gobierno Mauricio Macri”.

Según el FSP, tales políticas sumieron al pueblo argentino en una “profunda depresión económica, con muy altos niveles de exclusión, pobreza y desocupación, siendo el principal motor de la desintegración regional”.

Agregan que la unidad latinoamericana es el único camino para lograr la autonomía política y económica, así como el desarrollo sustentable con justicia social.

El FSP condenó la existencia de presos políticos y la persecución judicial a la cual, supuestamente,  el gobierno de Macri sometió a los miembros del anterior gobierno, así como a otros dirigentes políticos y sociales. Igualmente manifestaron su preocupación por la modificación del sistema de escrutinios en medios del proceso electoral que, desde su punto de vista, genera incertidumbre y afecta la legitimidad del árbitro electoral.

“Condenamos también, la política del gobierno de Mauricio Macri respecto de la situación colonial de las Islas Malvinas, de falta de reclamo y decidida entrega de la soberanía, agravada sustantivamente a partir del Acuerdo de 2016 entre las cancillerías británicas y argentina, relevando la condición de gobierno pro-imperialista”.

Por último, el Foro de Sao Paulo estima que los acuerdos con el FMI afectan al pueblo argentino al condicionar el desarrollo de la economía a la industria. Condenaron la desaparición de programas sociales instaurados por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

A la par que se manifestaron contra el gobierno de Mauricio Macri, manifestaron su abierto respaldo a las candidaturas de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Caso boliviano

Seguidamente se hace mención a Bolivia y a los 13 años del “proceso de cambio” que generó una restructuración social, económica, político-institucional y geopolítica; al supuesto saqueo de las riquezas bolivianas por más 500 años de colonización, capitalismo-colonial que se recrudecieron en los 20 años de aplicación del Consenso de Washington “por parte de los gobiernos neoliberales”; a la nacionalización de los hidrocarburos, decretada el 1º de mayo de 2006, la cual  permitió un modelo de generación de excedentes y redistribución de la riqueza que mejoraron “ostensiblemente las condiciones de vida de todos los bolivianos y bolivianas”; a que desde 2006 se consolidó y expandió el modelo económico social productivo que en la actualidad comienza “a dar sus primeras cosechas: reducción de la extrema pobreza, erradicación del analfabetismo, reducción del desempleo, disminución de las desigualdades sociales, protección de los sectores más vulnerables de la población como la niñez, las mujeres y las personas de la tercera edad, así como las transferencias económicas a los sectores más vulnerables mediante una serie de bonos que permiten saldar la deuda social”.

En tal sentido se resolvió que en virtud de que las elecciones del 20 de octubre definirían el signo político del gobierno en Bolivia para el siglo XXI, y en tal sentido el XXV Foro de Sao Paulo acordó “Respaldar la candidatura del hermano Evo Morales Ayma a la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia; por ser unos de los representantes más fidedignos de la Patria Grande, de unidad de los pueblos y naciones indígena originario campesinas de América Latina y el Caribe; y por ende del pueblo boliviano en su conjunto”.

Apoyo a Lula Da Silva

Se expresó el apoyo al fundador del Foro de Sao Paulo, el expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, catalogado por esa instancia como un preso político.

Sostienen que Lula da Silva paga prisión injustamente, ilegalmente y sin base en pruebas y se insiste en que es un “Perseguido por la justicia brasileña con una acción encabezada por el entonces juez de primera instancia, Sérgio Moro, que fue premiado con el Ministerio de Justicia de Jair Bolsonaro, principal beneficiado con su prisión”.

El FSP estima que el exmandatario es inocente y su condena por el supuesto delito de corrupción no fue comprobado, sino que es el resultado de una maniobra para judicializar la política e impedirle ganar nuevamente presidencia de Brasil y que de esa manera retorne “el Estado de Derecho y el Orden Democrático quebrantado en el país desde el Golpe de Estado en 2016”.

Aseveran que el objetivo de esta situación es implementar un proyecto autoritario y antipopular que reste derechos a los trabajadores y refuerce los privilegios de las elites.

El Foro de Sao Paulo resolvió seguir manifestando plena solidaridad con Lula da Silva, pues su defensa “está intrínsecamente vinculada a la defensa de la democracia en Brasil, América Latina y el Caribe”.

Exigen la inmediata libertad de Luiz Inácio Lula da Silva y promueven su candidatura al Premio Nobel de la Paz. “Proponemos a todos los países que están organizados en este Foro de Sao Paulo promover la constitución de comités por la libertad de Lula”. Igualmente se promueven una serie de acciones para exigir la libertad del líder brasileño.

Solidaridad con Chile

El caso siguiente fue el de Chile, con cuyo pueblo el FSP manifestó su solidaridad dado que “enfrenta una agresiva agenda del gobierno encabezado por Sebastián Piñera, la cual busca garantizar en breve plazo mayores utilidades para el gran empresariado, todo esto a costa de retroceder en derechos sociales y laborales tanto históricos como recientemente conquistados”.

Denunciaron un supuesto hostigamiento y violación a los Derechos Humanos del pueblo Mapuche, al que se persiste en criminalizar, así como represión a la juventud y al movimiento estudiantil, y las políticas discriminatorias y racistas contra migrantes. Según el FSP todas estas actitudes son expresión del carácter de su actual gobierno.

Igualmente, acusan a Sebastián Piñera de mantener una ofensiva en conjunto con Estados Unidos y otros “gobiernos de derecha” para que se abandone el compromiso firmado por Chile como país garante del acuerdo de paz en Colombia, “guardando silencio ante el masivo y selectivo asesinato de excombatientes y dirigentes y dirigentas sociales en dicho país, también ha encabezado peligrosas provocaciones injerencistas como el fracasado intento organizado desde Cúcuta para violar la soberanía territorial de Venezuela”.

Acordaron promover en la cumbre APEC y la reunión de la COP25 en Chile, la necesidad de la paz y de modelos de desarrollo sustentables con el medioambiente, soberanos y de superación del neoliberalismo.

“Finamente, y pronto a cumplirse 50 años del triunfo de Salvador Allende junto a la Unidad Popular en Chile, respaldamos las iniciativas que permitan destacar su ejemplo unitario, creativo y transformador como aporte a la actual lucha por la soberanía, justicia social y respeto a la autodeterminación de nuestros pueblos”.

Genocidio en Colombia

El FSP alerta que, según ellos, existe una escalada de persecución, violencia y asesinatos de excombatientes, líderes sociales, populares y de las organizaciones gremiales, intelectuales, docentes, defensores de Derechos Humanos y de la Naturaleza, defensores de LGBTI, indígenas, afrodescendientes, líderes de la oposición en Colombia y, en tal sentido, expresa su más enérgico repudio y reitera su condena a estos episodios.

Aseguran que la mayoría de las víctimas de las acciones anteriormente denunciadas, son dirigentes “que luchan por la sustitución de cultivos ilícitos; quienes resisten y se oponen a los proyectos minero energéticos de las corporaciones multinacionales extractivistas; quienes luchan por la restitución de tierras aprobadas en el Acuerdo de Paz; miembros de los pueblos originarios defensores de sus derechos ancestrales y de los Bienes Comunes; así como de opositores políticos”.

Acusan al gobierno de Iván Duque de entorpecer la implementación del acuerdo final surgido del proceso de paz, en lugar de consagrarse a su cumplimiento. Sostienen que funcionarios públicos de alto nivel y algunos medios de comunicación minimizan y justifican las “violaciones y crímenes con aseveraciones tales como ‘cobro de cuentas’, ‘líos de faldas’, o falsas sospechas, lo cual coadyuva encubrir la responsabilidad y la omisión de la acción del Estado para proteger la vida de lideresas y líderes sociales amenazados”.

Por lo antes expuesto el Foro de Sao Paulo instó al gobierno a cumplir el mandato constitucional de proteger la vida de todas las personas residentes en Colombia, especialmente de los líderes de procesos sociales y ambientales.

Asimismo denuncian el incumplimiento del “Acuerdo para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera en Colombia”; piden renovar el mandato de la Segunda Misión de Verificación de las Naciones Unidas y que el gobierno colombiano mantenga y respete las instancias nacionales e internacionales de seguimiento al cumplimiento y verificación de los acuerdos; exigen el cese inmediato del hostigamiento, actividades de inteligencia, amenazas y ataques contra las organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos, por parte del Estado y sus organismos de seguridad; igualmente solicitan el cumplimiento de las garantías de seguridad para el ejercicio político, el desmonte del paramilitarismo y convocar al pacto nacional para sacar las armas de la política.

Solidarios con Cuba

Respecto a Cuba, el Foro de Sao Paulo refieren que el “imperialismo estadounidense” mediante la aplicación de la “obsoleta política monroista y macartista”, incrementa la guerra económica y subversiva contra la isla con el objetivo de derrotar a la revolución.

Catalogan el bloqueo económico, comercial y financiero aplicado al gobierno cubano de criminal e ilegal en procura de “la asfixia económica, la penuria del pueblo cubano y daña a terceros con su carácter extraterritorial”. Al mismo tiempo lo denuncian como el principal obstáculo al desarrollo económico y social del país, constituyéndose en una flagrante y masiva violación de los Derechos Humanos de los cubanos y de las normas y los principios del derecho internacional.

Refieren que Estados Unidos ahora trata de imponer el Título III de la Ley Helms Burton que desconoce el derecho de todo Estado a nacionalizar sus recursos,” con el absurdo reclamo en tribunales estadounidenses de tierras que antes estaban en manos de latifundistas, malversadores, torturadores y asesinos”.

Los delegados al XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo se sumaron a la “Campaña Manos Fuera de Cuba” y llamaron a un movilización de los partidos de izquierda, movimientos sociales y populares, de solidaridad, personalidades, parlamentos, gobiernos, organizaciones obreras, campesinas, de jóvenes, estudiantes y mujeres, así como a los graduados en Cuba, intelectuales y medios de comunicación para que se incorporen a acciones públicas de alto impacto mediático con carácter permanente e intensivo para “condenar la actual escalada agresiva del imperialismo yanqui contra el pueblo cubano”.

Ofensiva reaccionaria en Ecuador

El Foro de Sao Paulo denuncia que en Ecuador opera una ofensiva reaccionaria implementada —según aseguran— mediante la utilización de las instituciones jurídicas, proscribiendo así a sectores progresistas.

“Este mecanismo novedoso dedicado a perseguir a los líderes de izquierda en el Ecuador, vino a remplazar a los golpes de estado militares, digitados desde el norte y a los métodos bélicos de intervencionismo. Es peligroso, ya que disfrazado con un ropaje jurídico e institucionalista, simula ser la restauración de la República y el combate a la corrupción, ambos discursos recurrentes de las derechas. Mientras las dictaduras atentaban contra la vida y la integridad física, éste nuevo mecanismo sofisticado atenta contra la honra, la dignidad y la libertad de los líderes del progresismo por lo que resolvemos”.

Ante este panorama que dibuja el FSP, condenan la persecución a través de todas las formas que utiliza el gobierno en contra de los dirigentes; repudian la utilización del lawfare, la persecución judicial y la judicialización de la política como mecanismos dirigidos por las fuerzas conservadas en contra de los dirigentes progresistas y de izquierda en Ecuador; reafirman la importancia de la integración regional para denunciar y enfrentar esta ofensiva neoliberal, encubierta con legalismos e institucionalidad; se solidarizan con las organizaciones y sectores afectados por la implementación de políticas antipopulares resultado del acuerdo con el FMI que vulnera derechos;  condenan la entrega de Julian Assange, la persecución al activista de Ola Bini, permitir la presencia militar en territorio ecuatoriano vulnerando normativas nacionales e internacionales vigentes; exigen que el gobierno del Ecuador y los organismos de defensa de los derechos humanos establezcan acciones que garanticen la integridad de Jorge Glas ante la crisis penitenciaria que está atravesando el país; se solidarizan con Rafael Correa, con Jorge Glas, con Ricardo Patiño, y con todos los líderes víctimas de la persecución judicial dirigida por las oligarquías conservadoras.

Situación en El Salvador

El Foro de Sao Paulo respaldó el FMLN y las luchas del pueblo salvadoreño en defensa de las conquistas sociales que supuestamente están siendo desmanteladas por la “política neoliberal” del nuevo gobierno.

Reconocen la unidad revolucionaria y convicción democrática del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional en la lucha que ha iniciado y permanecen atentos a las actividades del actual gobierno de El Salvador que buscan desmantelar los programas sociales y destruir el sistema de derechos y de justicia social alcanzado por los gobiernos FMLN.

Rechazan la política exterior de El Salvador “alineada al imperio, y la militarización de su territorio en detrimento de la soberanía y el respeto a la autodeterminación del pueblo”; asimismo se solidarizan con el FMLN, cuyos dirigentes son víctimas actualmente de persecución política por parte de la derecha local al servicio de los Estados Unidos, parar deslegitimarles utilizando inclusive la manipulación de la vía judicial.

Guatemala

El Foro de Sao Paulo rechaza el gobierno derechista de Jimmy Morales que “responde a los intereses de la oligarquía y del imperialismo norteamericano” y manifiesta su preocupación ante el drama de la migración permanente de connacionales y de hermanos centroamericanos.

Denuncian que el acuerdo migratorio con el gobierno de Estados Unidos viola flagrantemente la soberanía nacional, los derechos de los pueblos y de los migrantes y pone al estado guatemalteco a disposición de la política intervencionista del gobierno de EE. UU. en la región.

El FSP llama “a las fuerzas progresistas, democráticas y revolucionarias guatemaltecas” a la unidad en torno a la defensa de la soberanía nacional y de los legítimos derechos de los pueblos pues este acuerdo agudizará las violaciones a los derechos humanos, el crimen organizado, la trata de personas, la vulnerabilidad especialmente de los derechos de la niñez y las mujeres y el incremento de la pobreza y pobreza extrema.

Honduras

El Foro de Sao Paulo sostiene que el pueblo de Honduras “tiene contra la pared al criminal régimen de Juan Orlando Hernández, testaferro de los intereses militares y extractivistas de los Estados Unidos”.

El FSP saluda la lucha social por la defensa de la salud y la educación que mantiene un paro nacional en contra de las intenciones privatizadoras del Fondo Monetario Internacional.

Sostienen que el pueblo de Honduras ha ganado dos veces las elecciones generales, pero “los Estados Unidos han apoyado la imposición del actual régimen poniendo a su disposición su aparataje mediático mundial, sus recursos económicos y militares concentrados en su Base Militar de Ocupación en territorio hondureño, así como a su ministerio de colonias la Organización de los Estados Americanos (OEA) que no sólo ha callado ante los delitos electorales, sino que también sirve para limpiarle la cara a un gobierno con descarados casos de corrupción y vinculación con el narcotráfico”.

Apoyo a la revolución sandinista

Felicitan al pueblo nicaragüense, al Frente Sandinista de Liberación Nacional y al gobierno por la celebración del 40 aniversario del triunfo de la revolución sandinista y respaldan los esfuerzos de Daniel Ortega por la consolidación de la paz y la continuidad de las transformaciones sociales.

Condenan el intervencionismo del imperialismo norteamericano puesto de manifiesto con el supuesto un intento de golpe y en la agresión económica a través de las sanciones.

Gobierno neofascista en Paraguay

El FSP denuncia la subordinación del gobierno “neofascista” de Abdo Benítez, conjuntamente con el de Mauricio Macri y Bolsonaro al imperialismo, profundizado con el alineamiento incondicional a la iniciativa de EE. UU. que engloba a Argentina, Brasil y Paraguay en la llamada Triple frontera posterior a la reunión de cancilleres con Mike Pompeo en Buenos Aires.

Según el FSP esto constituye “un grupo antiterrorista conjunto, bajo control directo norteamericano con el objetivo de supuestamente de combatir y neutralizar operaciones terroristas en la región”, lo cual se traduce en un germen de un verdadero Plan Cóndor Subregional.

Perú

El Foro de Sao Paulo respalda al pueblo del Valle del Zambo (Provincia de Islay, en Arequipa, Perú) en su enfrentamiento a la agresión policial del gobierno de Martín Vizcarra en procura de preservar sus tierras, sus cultivos, el agua y su territorio ante la explotación minera irresponsable.

Independencia de Puerto Rico

El Foro de Sao Paulo rechaza el argumento del  gobierno de los Estados Unidos que expresa que la soberanía de Puerto Rico reside exclusivamente en su Congreso.

Sostienen que la presencia de EE. UU. en la isla constituye un peligro para la soberanía y seguridad de todos los países del hemisferio por su situación geoestratégica y área utilizable para invadir países de la región.

Por tanto, el FSP resolvió reiterar su apoyo y solidaridad al ejercicio de la autodeterminación y el  derecho a la independencia de la nación puertorriqueña, al tiempo que respalda las gestiones para elevar el caso de Puerto Rico ante la Asamblea General de las Naciones Unidas con la celeridad que amerita.

Manifiestan si solidaridad con las protestas que desembocaron en la renuncia del “administrador colonial, Ricardo Rosselló, y muchos de sus funcionarios más cercanos” manifestadas en medio de una profunda crisis económica e institucional que le imprime singular pertenencia a la lucha más que centenaria del pueblo puertorriqueño por su autodeterminación e independencia.

Rumbo al cuarto gobierno izquierdista en Uruguay

Para el Foro de Sao Pauli resulta fundamental que en Uruguay gane la fórmula de Daniel Martínez y Graciela Villar para dar continuidad al gobierno de izquierda y progresista.

Aseguran que en 15 años de gobierno del Frente Amplio se fortaleció la agenda de los derechos en la nación suramericana. “Se democratizo el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Se amplió en estos años la asistencia sanitaria, permitiendo la incorporación de la totalidad de la población. Se ha invertido cifras récord en educación, multiplicando las matriculas de la educación media y universitaria. A través de políticas sociales se ha logrado contemplar las principales carencias de las personas más vulnerables”.

Libertades en Cataluña y el estado español

Los partidos políticos participantes en el XXV Encuentro del Foro de São Paulo resolvieron reconocer y apoyar los procesos de radicalidad democrática, el derecho de autodeterminación de los pueblos y, por su mismo carácter internacionalista, todos los procesos de emancipación nacional y social que se expresan de manera pacífica y democrática.

Este apoyo surge a propósito del “proceso de radicalidad democrática que ha iniciado el pueblo de Cataluña con el objetivo de ejercer su derecho a la autodeterminación y decidir su futuro político, profundizar en el sistema democrático y la justicia social”.

Denuncian la represión y la vulneración de derechos civiles ejercida por parte del estado español que conlleva la existencia de presos políticos, exiliados y la judicialización de la política.

Instan al estado español a garantizar la libertad, los derechos civiles, políticos y sociales, y a reconocer el derecho a la autodeterminación también como instrumento para la prevención de conflictos y que se establezca un marco de diálogo democrático entre las instituciones españolas y catalanas.

País Vasco

El FSP instó al gobierno español en manos de Pedro Sánchez “a acabar con el sufrimiento”  de los familiares de los presos políticos en el País Vasco, reagrupándolos y liberando a los que padecen enfermedades incurables y a los mayores de 65 años, “como primeras medidas de una agenda que permita la excarcelación temprana de todos los presos, para así poder superar todas las consecuencias del conflicto”.

Palestina

El Foro de Sao Paulo reafirma su solidaridad con el pueblo palestino, rechaza la ocupación ilegal israelí y denuncia que las acciones del Estado de Israel trastocan cualquier proceso de paz.

Se pronuncian porque Palestina obtenga el reconocimiento como miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas.

Sobre República Saharaui

El Foro de Sao Paulo declaró su apoyo irrestricto a la lucha del pueblo saharaui por su libertad, soberanía e independencia nacional, bajo la dirección de su representante legítimo, el Frente Polisario y del gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática.

Siria libre

Del mismo modo, se condenó la que estiman es una agresión sistemática a la República Árabe Siria por parte del gobierno de los EE. UU. y la OTAN.

El FSP denuncia la intención de Israel de anexarse las Alturas del Golán en violación al derecho internacional vigente.



[1] Foro de Sao Paulo. “Memoria del XXV Encuentro del Foro de São Paulo – 25 al 28 de julio de 2019 – Caracas, Venezuela”. 27 de agosto de 2019.  https://forodesaopaulo.org/memoria-del-xxv-encuentro-del-foro-de-sao-paulo-25-al-28-de-julio-de-2019-caracas-venezuela/