Mostrando entradas con la etiqueta juicio narcosobrinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta juicio narcosobrinos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de octubre de 2016

Conoce las preguntas propuestas por el fiscal Preet Bharara a los miembros del jurado del caso de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El gobierno de los EEUU presentó a la Corte del Distrito Sur de Nueva York un cuestionario para los jurados que emitirán el veredicto del caso de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Las preguntas buscan despejar cualquier signo que pueda poner en tela de juicio la objetividad e imparcialidad de los miembros evaluadores de las evidencias, con las cuales la fiscalía pretende probar la culpabilidad de los dos hombres acusados de haber violado las leyes antinarcóticos norteamericanas. 

Basado en la Regla 24 (a) de las Reglas Federales de Procedimiento Penal, el fiscal Preet Bharara sometió a consideración del juez Paul Crotty un examen a los posibles miembros del jurado. 

Bharara señala que el cuestionario permitirá dilucidar cualquier hecho o circunstancia particular, que pueda influir en los miembros del jurado a favor o en contra de cualquiera de las partes de la querella, sea esta el Gobierno o los demandados.

El documento de 22 páginas, destaca -primeramente- los cargos por los cuales están siendo procesados los dos sujetos de nacionalidad venezolana. Dice:"Se trata de un caso criminal. Campos Flores y Flores de Freitas han sido acusados -​​individualmente- tras una acusación emitida por el Gran Jurado de este Distrito de violar las leyes antinarcóticos de los EEUU ".

Señala que"los demandados ​​han sido acusados ​​de conspirar para importar cinco kilogramos o más de cocaína a los Estados Unidos y también de conspirar para fabricar o distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, a sabiendas y con la intención de que sería importada a los Estados Unidos. Los demandados se han declarado No culpables de los cargos hechos por el Gobierno". 

Prosigue con las siguientes preguntas:

1.¿Algún miembro del jurado tiene algún conocimiento personal de los cargos que se han descrito?

2. ¿Algún miembro del jurado tiene problemas de audición o visión, o cualquier otro problema médico, el cual le impida prestar toda su atención a las evidencias en este juicio? Algún miembro del jurado toma cualquier medicamento que le pueda impedir prestar toda su atención a toda la evidencia en este juicio?

3. ¿Algún miembro del jurado tienen alguna dificultad para leer o entender Inglés en cualquier nivel?

4. ¿Alguno de ustedes tiene alguna creencias religiosas, filosóficas o de otro tipo que le permiten dar un veredicto de culpabilidad en un caso criminal?

El conocimiento del caso de los participantes

5. Los acusados ​​en este caso son Efraín Antonio Campos Flores, y Franqui Francisco Flores de Freitas.  ¿Alguna miembro del jurado conoce a uno o los dos demandados, o tuvo algún trato, directa o indirectamente con los acusados, o con cualquier pariente, amigo o asociado de los demandados?

6. ¿Es de su conocimiento si alguno de sus familiares, amigos, socios, o los empleadores saben quiénes son los acusados?

7. Campo Flores está representado por los abogados: Randall Jackson, John Zach, y Joanna Wright, de la firma de abogados Boies, Schiller, y Flexner LLP. ¿Alguno de ustedes conoce a Jackson, Zach, o Wright? ¿Tiene algún miembro del jurado trato o negocio con los abogados de la firma Boies, Schiller y Flexner?

8. Flores de Freitas está representado por  David Rody, Michael Mann, y  Elizabeth Espinosa de la firma de abogados Sidley Austin LLP. ¿Alguno de ustedes conoce a Rody, Mann, o Espinosa? ¿Tiene algún miembro del jurado trato o negocio con los abogados de la firma Sidley Austin?

9. Los Estados Unidos, denominado aquí como el Gobierno, está representado, como en todos los casos ante esta Corte, por el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara. La realización del juicio estará a cargo de los fiscales federales adjuntos Emil J. Bove y Brendan F. Quigley. Ellos estarán asistidos por el agente especial de la DEA, Sandalio González, y por Peter Calabrese, un especialista y asistente legal de la Oficina del Fiscal de EE.UU. ¿Alguno de ustedes conoce a Bharara, Bove, Quigley, el agente especial González o Calabrese? ¿Sabe usted si alguno de los miembros de su familia o sus amigos cercanos han tenido alguna relación con alguna de estas personas?

10. Ahora voy a leer una lista de nombres de personas que pueden ser mencionados durante el juicio, o que pueden ser testigos en este caso:
[Los nombres que serán suministrados próximamente]

11. ¿Alguno de ustedes conoce alguna de esas personas? ¿Ha tenido algún trato, directa o indirectamente, con cualquiera de ellos? Conoce si alguno de sus familiares, amigos o compañeros han tenido algún trato con ellos?

El conocimiento de las ubicaciones

12. Los eventos  relacionados en este caso tuvieron lugar en y alrededor de estos lugares:

[lista a ser suministrada próximamente]

¿Alguno de ustedes está familiarizados con estos lugares?

13. Los acusados ​​son miembros de la familia del Presidente y la Primera Dama de Venezuela. ¿Tiene algún conocimiento u opinión sobre Venezuela y/o su gobierno que podría afectar su capacidad de ser imparcial en el juicio?

14. ¿Hay algún miembro del jurado que conozca, o tenga cualquier forma de asociación profesional, de negocios, o social, directa o indirecta, con algún miembro del gobierno de Venezuela?

15. Este caso trata de hechos ocurridos fuera de los Estados Unidos. La ley de los EEUU establece que las personas que violan las leyes fuera de los Estados Unidos podrá ser procesadas en los tribunales norteamericanos cuando éstas hayan cometido violaciones de las leyes federales que protegen a los estadounidenses. ¿Afectaría su capacidad para servir como jurado imparcial y para evaluar las evidencias de este caso, el hecho que el delito incriminado se llevó a cabo en su totalidad fuera de los Estados Unidos?

Relación con el Gobierno

16. ¿Hay algún miembro del jurado, que por su trabajo o por razones personales tengan alguna relación familiar, parental o de amistad cercana con la policía o sus parientes, el sistema de justicia o los tribunales? ¿En calidad de qué? ¿Ha tenido algún miembro del jurado contacto con alguien en la ley, la policía, el sistema de justicia o de los tribunales que podrían influir en su capacidad de evaluar este caso?

17. ¿Hay algún miembro del jurado que tenga alguna forma de asociación profesional, de negocios, o social, directa o indirecta, con cualquier miembro del personal de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York?

18. ¿Hay algún miembro del jurado que tenga cualquier forma de asociación profesional, de negocios, o social, directa o indirecta, con cualquier miembro de la la Oficina Antidrogas Americana (Drug Enforcement Administration) comúnmente conocida como la DEA?

19. ¿Algún miembro de su familia, ya sea como individuo o en el curso de su negocio, tiene actualmente una acción legal o disputa con Estados Unidos o con cualquiera de los departamentos, organismos o empleados de los Estados Unidos, incluyendo el Servicio de Impuestos internos? ¿Ha tenido algún interés jurídico, financiero, u otro en el resultado de una disputa, por ejemplo? ¿Usted o algún miembro de su familia, ha tenido tal controversia en cuanto al dinero que se le debe por el Gobierno o alguna deuda  que usted haya contraído con el Gobierno?

20. ¿Algún miembro del jurado, ya sea a través de cualquier experiencia que haya tenido o cualquier cosa que haya visto o leído, desarrolló alguna predisposición o prejuicio u otros sentimientos a favor o en contra de los Estados Unidos, del Departamento de Justicia, de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito sur de Nueva York, o de la DEA?

Servicio de Jurado 

21. ¿Alguna vez ha servido como jurado en un juicio en un tribunal? Si es así, en qué tribunal sirvió y sí se trataba de un caso civil o criminal? ¿Qué tipo de caso era? Sin decirnos cuál fue el veredicto,  informe si el jurado pudo llegar a un veredicto?

22. ¿Alguna vez ha servido como miembro de un jurado investigador, ya sea federal, estatal, del condado o tribunal de la ciudad? Si es así, ¿cuándo y dónde?

Capacidad para dar un veredicto justo

23. Como se puede deducir, durante el juicio, se escucharán pruebas relativas a drogas ilegales. ¿El hecho de que el delito planteado en este caso consiste en drogas ilegales, específicamente cocaína,  diga sí el asunto de drogas ilegales puede afectar su capacidad de dar un veredicto justo?

24. ¿Alguno de ustedes creen que no debería ser un delito que una persona posea, importe o venda cocaína, o que no deben ser aplicadas las leyes que penalizan la posesión, importación y venta de cocaína ilegal?

25. ¿Alguno de ustedes tiene opinión sobre el cumplimiento de las leyes federales de drogas, o en concreto, las leyes relativas a la cocaína, lo cual podrían impedir que usted sea justo e imparcial en este caso?

26. ¿Alguno de ustedes tiene algún miembro de su familia que haya presionado, solicitado, o trabajado de cualquier otra forma a favor o en contra de las leyes o reglamentos relacionados con las drogas, incluyendo la cocaína? Si es así,  diga cuándo y qué hizo?

27. ¿Algún miembro del jurado ha estado involucrado, como acusado, víctima, o de cualquier otra manera, en un caso relacionado con drogas ilegales?

28. ¿Algún pariente o amigo de cualquier miembro del jurado, ha estado asociado o involucrado como acusado, víctima, o de cualquier otro modo, en un caso relacionado con drogas ilegales?

29. ¿Algún miembro del jurado ha tenido alguna experiencia personal con las drogas, incluyendo la cocaína, que hacen que sea difícil para él o ella ser imparcial?

30. ¿Algún miembro del jurado, pariente o amigo cercano del jurado o asociado de alguna manera, ha sido tratado por una adicción a las drogas?

Puntos de vista sobre ciertos testigos, técnicas de investigación y pruebas

31. Este caso incluirán testigos encargados de hacer cumplir la ley. ¿Alguno de ustedes es más propensos a creer que un testigo de este tipo puede testificar simplemente porque es un miembro de una agencia que aplica la ley? ¿Alguno de ustedes es menos propensos a creer que un testigo puede testificar simplemente porque es un miembro de una agencia de aplicación de la ley?

32. Es posible que en este caso se escuchen testimonios relacionados con las operaciones de represión encubierta en la que las personas que trabajan para el gobierno se hacen pasar por traficantes de droga. Es importante aclarar que tales operaciones encubiertas son perfectamente legales y son a menudo una herramienta necesaria para la aplicación de la ley. ¿Alguno de ustedes tiene algún sentimientos sobre este tipo de operaciones, o sobre el uso de las pruebas o información obtenida a partir de este tipo de operaciones, que haría más difícil para que usted pueda dar un veredicto justo e imparcial? ¿Tienen usted algún sesgo a favor o en contra del Gobierno debido que las evidencias se obtuvieron de esta manera?

33. Algunas de las pruebas admitidas en el juicio pueden venir de las búsquedas realizadas por los agentes de la ley, inclusive de los teléfonos celulares de los acusados. Ese tipo de búsquedas son legales y las evidencias obtenidas a partir de esas búsquedas son admisible en este caso. ¿Alguno de ustedes tienen fuertes sentimientos acerca de las búsquedas realizadas por los agentes del orden o de la utilización de las pruebas obtenidas a partir de ese tipo de procedimientos que afectarían su capacidad de ser justo e imparcial en este caso?

34. Algunas de las evidencias en este juicio se presentarán en forma de conversaciones grabadas, así como mensajes de texto y mensajes de correo electrónico. Ese tipo de comunicaciones se obtienen adecuadamente por el Gobierno y es adecuado que este tipo de prueba sea introducido en el juicio para su consideración. ¿Alguno de ustedes tiene algún sentimiento u opinión acerca de la utilización de las pruebas obtenidas de conversaciones grabadas por los agentes de la ley que podrían afectar su capacidad para ser justos en este caso?

35. Algunas de las conversaciones grabadas pueden estar en español, el jurado recibirá las traducciones al inglés de esas grabaciones. ¿Algún miembro del jurado habla o no entiende español? Tendría algún miembro del jurado dificultad para seguir instrucciones, incluso si entiende el idioma español, en confiar en las traducciones en inglés, inclusive si esa traducción se diferencia de su comprensión del testimonio en español?

36. Algunas de las evidencias en este juicio se pueden presentar en forma de declaraciones que los acusados ​​hicieron después de su arresto. Estas declaraciones fueron obtenidas adecuadamente por el Gobierno y se consideran válidas como prueba para ser introducidas en el juicio. ¿Alguno de ustedes tiene alguna sentimiento u opiniones sobre el uso de tales declaraciones por las cuales se podrían afectar su capacidad para ser justos en este caso?

37. ¿Cualquier persona tiene alguna expectativa sobre los tipos de pruebas que el Gobierno debería presentar en este proceso penal, o en un proceso penal de manera general?

38. ¿Alguno de ustedes no está en disposición de seguir mis instrucciones en lo que se refiere a que el Gobierno utilice cualquier técnica de investigación particular, para presentar sus evidencias para procesar a los acusados de un crimen?

39. Es posible que el jurado escuche testimonios en este caso de un testigo cooperante(es), es decir, un testigo(s) que en un tiempo estuvo involucrado en actividades ilegales, pero que ahora se ha declarado culpable de crímenes y da testimonio en nombre del Gobierno con la esperanza de recibir una sentencia menor. El uso de tales testigos cooperantes es perfectamente legal y es a menudo una herramienta necesaria para la aplicación de la ley. ¿Alguno de ustedes tiene experiencia o tiene algún sentimiento sobre el uso de testigos cooperantes en general, o el uso de pruebas o información obtenida por los testigos cooperantes, por lo cual se le haría difícil dar un veredicto justo e imparcial? ¿Tiene algún sesgo a favor o en contra del Gobierno debido a que obtiene evidencias de esta manera?

40. Los demandados son acusados ​​de actuar con otros terceros en la comisión de los presuntos delitos. Esas otras personas no están en juicio en este caso. El usuario no puede extraer ninguna inferencia, favorable o desfavorable, hacia el Gobierno o el acusado de ese hecho. Tampoco puede especular acerca de la razón por la que las otras personas no están siendo procesadas en este momento. ¿Hay algún miembro del jurado que crea que no puede respetar estas instrucciones, o que por esta razón tendría dificultades para emitir un veredicto justo e imparcial?

La experiencia como testigo, el acusado, o víctimas del crimen

41. ¿Alguno de ustedes, o sus familiares o amigos cercanos, han participado alguna vez o han aparecido como testigos en una investigación presentada en un Gran Jurado federal o estatal, o por un comité del Congreso o asamblea legislativa, por la autoridad de concesión de licencias, o una agencia gubernamental? ¿Usted o alguien cercano a usted ha cuestionado algún asunto hecho por una agencia de aplicación de la ley en ese sentido?

42. ¿Alguna vez ha sido un testigo o un reclamante en ninguna audiencia o juicio?

43. ¿Usted o algún miembro de su familia está ahora bajo citación judicial. Tiene conocimiento que algún allegado puede ser citado en cualquier caso?
Maibort petit, maibort petit, maibort petit
44. ¿Algún miembro de su familia, o cualquiera de sus amigos cercanos ha sido alguna vez acusado de un delito? [Si cualquier posible miembro del jurado contesta afirmativamente, la Corte solicitará respetuosamente investigar para conocer las circunstancias de cada crimen.]
Maibort petit, maibort petit, maibort petit
45. ¿Algún miembro del jurado ha sido alguna vez víctima de un crimen? [Si cualquier miembro del jurado contesta afirmativamente, la Corte solicita respetuosamente investigar para conocer las circunstancias de cada crimen.]

46. ​​¿Ha sido usted o alguno de su familia o amigos cercanos objeto de una investigación o acusación por parte del Gran Jurado federal o estatal, o por un comité del Congreso?

47. ¿Algún miembro del jurado ha estudiado o practicado la ley o trabajado para cualquier despacho de abogados?

Principios básicos legales
Maibort petit, maibort petit, maibort petit
48. Según la ley, el jurado  es quien decide sobre los hechos y es la Corte la que aplica la ley. Las dos zonas están separadas y son distintas. Al final del caso, voy a dar instrucciones al jurado sobre la ley. No se requiere a los miembros del jurado para aceptar y aplicar la ley. Si usted está en el jurado, debe aceptar la ley como va a ser explicada, incluso si no está de acuerdo con la aplicación de la ley. ¿Alguno de ustedes creen que tendría alguna dificultad para seguir esta instrucción?
Maibort petit, maibort petit, maibort petit
49. En virtud de la ley, el acusado se presume  inocente y no puede ser encontrado culpable de los delitos imputados en la acusación a menos que un jurado, después de haber escuchado toda las evidencias en el caso, decida por unanimidad que las evidencias demuestran la culpa del demandado más allá de una duda razonable. ¿Alguno de ustedes tienen dificultades para aceptar y aplicar este Estado de derecho?

50. Para que el jurado pueda emitir un veredicto de culpabilidad de cualquier cargo, la parte acusadora debe probar -más allá de toda duda razonable- todos y cada uno de los elemento del delito que se está considerando. Una persona acusada de un delito no tiene que probar que él o ella no es culpable. ¿Alguno de ustedes tienen dificultades para aceptar y aplicar este estado de derecho?

51. Como juez también instruyo al jurado que debe tener en cuenta que el gobierno ha asumido la carga de la prueba, y debe tener en cuenta cada cargo de la acusación por separado, y debe tener en cuenta a cada acusado por separado. ¿Hay alguien que siente que él o ella no puede evaluar cada cargo o cada acusado por separado?

52. Como voy a explicar con más detalle en la conclusión del juicio, los demandados son acusados ​​de participar en una conspiración, que es un acuerdo para cometer un crimen. Ponerse de acuerdo para cometer un crimen es sí un crimen. Es el propio acuerdo lo que está prohibido, no importa si los acusados ​​o sus co-conspiradores en realidad completaron los crímenes que eran objetos de la conspiración cargada. ¿Hay algún miembro del jurado que cree que la ley no debe prohibir por separado los acuerdos de cometer delitos, a diferencia de la comisión de los mismos delitos, incluso si el delito subyacente no se ha completado con éxito?

53. Otro aspecto de una conspiración, que usted aprenderá con mayor detalle si es seleccionado para formar parte de este jurado, es que los acusados ​​y sus co-conspiradores no tienen que tener la capacidad de alcanzar el objetivo de la conspiración en el momento que se hace el acuerdo. En su lugar, los acusados ​​y sus co-conspiradores sólo necesitan a sabiendas y voluntariamente entrar en ese acuerdo. ¿Hay algún miembro del jurado  que siente que la ley no debería prohibir que alguien se pongan de acuerdo para cometer un crimen que no necesariamente puede ser capaz de cometer en el momento que se une a la conspiración?

54. Usted está obligado por ley a tomar su decisión basada solamente en la evidencia o la falta de evidencia presentada en la Corte, y no sobre la base de la conjetura, la sospecha, la simpatía, o el prejuicio. ¿Alguno de ustedes tienen dificultades para aceptar y aplicar este Estado de derecho?

55. Un acusado en un caso criminal tiene derecho a declarar y el derecho a no declarar. Si un acusado no testifica, el jurado no puede extraer ninguna inferencia contra él o ella sobre la base de esa decisión. El hecho de que un acusado decide no testificar no podrá entrar en la deliberación del jurado en absoluto. Si tiene alguna dificultad para aceptar este principio legal, por favor, levanten la mano.

56. En virtud de la ley, lo relacionado con la pena en el caso, corresponde al tribunal, es decir,  la cuestión del posible castigo no debe entrar en las deliberaciones  del jurado. La responsabilidad de los jurados es la de emitir un veredicto sobre si el ente acusador ha demostrado la culpabilidad de los demandados más allá de toda duda razonable. ¿Alguno de ustedes no puede aceptar que la instrucción?

57. ¿Alguno de ustedes creen que nuestro sistema de justicia penal favorece indebidamente la acusación o la defensa?

58. No es un deber agradable encontrar a otra persona culpable de haber cometido un crimen. ¿Alguno de ustedes sienten que, aunque la evidencia estableció la culpabilidad de un acusado más allá de toda duda razonable, podría no ser capaz de dar un veredicto de culpabilidad contra el acusado por razones no relacionadas con la ley y la evidencia, incluyendo cualquiera de índole religiosa, filosófica, u otras creencias?

59. En la alternativa, si el gobierno no logra demostrar la culpabilidad del acusado más allá de toda duda razonable, ¿hay algún miembro del jurado que siente que él o ella no podría dar un veredicto de no culpable con respecto a la parte demandada?

60. Con estas preguntas se ha tratado de dirigir su atención a las posibles razones por las cuales usted no podría ser capaz de sentarse como miembro de un jurado justo e imparcial. Aparte de cualquiera de las cuestiones previas, algún miembro del jurado tiene la más mínima duda en su mente, por la razón que sea, de que él o ella no será capaz de servir a conciencia, de manera justa, y de manera imparcial en este caso, y de hacer un verdadero y justo veredicto sin temor, favor, simpatía, ni prejuicios, y de acuerdo con la ley tal como se le explicará?

lunes, 24 de octubre de 2016

Defensa presiona a la fiscalía para que entregue materiales en español que usará en el juicio de los Narcosobrinos

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Luego de haber aceptado el plazo otorgado por la corte para que el gobierno de los EEUU entregue a la defensa de ​​Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas los materiales traducidos al español que la fiscalía presentará en el juicio de los dos acusados de haber violado las leyes antinarcóticos norteamericanas, los abogados de ambos acusados pidieron al juez Paúl Crotty que obligue a los fiscales hacer "la entrega de las traducciones pendientes antes de lo previsto", porque de lo contrario no tendrán tiempo de preparar la estrategia para defender el caso.




En la audiencia celebrada el 13 de octubre, los abogados de los dos sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, acordaron frente al juez que sería el 28 de octubre de 2016 la fecha para el gobierno consignará las traducciones de los materiales pendientes que tiene la intención de utilizar en el juicio. El 20 de octubre -sin embargo- los acusados advirtieron que los documentos traducidos por expertos del idioma español al inglés ha sido insuficiente y es por ello que están preocupados de que sea una producción voluminosa la que la fiscalía entregue éste viernes, con lo cual temen que no tengan el tiempo suficiente para analizar los materiales traducidos.


Los defensores señalaron en una misiva fechada el 20 de octubre que -hasta esa fecha- no tenían idea de qué pruebas en el idioma español "el gobierno tiene la intención de presentar en el juicio, y que la fiscalía no les ha proporcionado una versión final de las traducciones". 

En base a esa preocupación, los abogados confiesan que no saben si tendrán tiempo de para tratar de impedir que una parte de ese material se introduzca en el juicio por lo que solicitaron acelerar el proceso. 

No es procedente la petición dice la fiscalía

En respuesta a la solicitud, la fiscalía respondió que no hay razón para justificar tal solicitud porque la defensa había aceptado la fecha del 28 de octubre para la entrega de dichos materiales. Adicionalmente, el gobierno asegura que un mes antes del juicio, el 26 de septiembre de 2016, se entregó casi la totalidad de las traducciones al inglés de las pruebas de lengua española y que el gobierno usará en el juicio.

La fiscalía sostiene que no hay ninguna razón para concluir que "los demandados no han podido preparar la estrategia de defensa porque el gobierno no logró satisfacer la entrega de las traducciones de los materiales que conforman las pruebas".

Asimismo, afirma que la defensa posee los borradores de las traducciones preparadas por el gobierno y que fueron entregadas en el paquete del 1 de julio de 2016, para que trabajaran las mociones previas al juicio. La fiscalía pone como ejemplo, la traducción al idioma inglés "de la reunión en la que los acusados ​​proporcionaron una muestra kilogramo de cocaína". 

La fiscalía dice la defensa presentó el 20 de octubre una carta donde presentaron una moción "para excluir diversas declaraciones de los informantes confidenciales y los acusados ​​en las grabaciones".

Recuerda que el gobierno se comprometió a cumplir con el calendario establecido en la conferencia del día 13 de de octubre de 2016, incluyendo la entrega de pruebas que el gobierno debe consignar las traducciones de las evidencias en lengua española que usarán el el 28 de octubre.

El Gobierno  argumenta que la defensa no presentó ningún tipo de objeción al juez cuando se aprobó el calendario, ni señaló que no tendría un tiempo razonable para analizar los materiales antes del juicio.

Asimismo se advierte que la fiscalía le proporcionó a  los acusados ​​la mayor parte del material 3500 de este caso a principios de septiembre de 2016. 

Para aclarar los documentos que estarían pendiente, el gobierno informa que a la defensa que usará los siguientes elementos en el juicio:

(I) las grabaciones en lengua española y las comunicaciones electrónicas que actualmente espera ofrecer en este caso; 
(Ii) los archivos específicos sobre los cuales cada uno de los expertos en lengua española van a declarar  y 
(iii) las pruebas electrónicas obtenidas a partir de los teléfonos de los acusados y ​​que actualmente el gobierno espera usar en el juicio. 

viernes, 14 de octubre de 2016

Abogados de sobrinos de Cilia Flores llevarán el caso hasta el final

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Unos 15 minutos antes de la cita llegamos a la sala 14C de la corte. La puerta estaba cerrada. Randall Jackson, uno de los abogados de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana estaba al frente esperando. Lo saludé y le pedí que me diera datos sobre los pasos a seguir luego que la corte negó las mociones para suprimir las evidencias del gobierno. ¿Van a llegar a un acuerdo de culpabilidad? pregunté. A lo que me respondió que la negación de las mociones "son parte del procedimiento, y que el caso sigue hasta el final". Traté de sacarle más información pero no fue posible, John Zach, el otro abogado del equipo, le hizo señas para que se dirigiera al lado norte del pasillo y Jackson se marchó. A los pocos minutos la puerta se abrió y todos entramos al salón. Esta vez no había otros visitantes, solo la prensa, los abogados y una joven estudiante colombiana que dijo estaba haciendo su tarea de periodismo.


A las 4:10 pm empezó la sesión. Los sobrinos presidenciales aparecieron en la sala con caras atribuladas. Esta vez, Efraín Antonio Campos Flores no llegó sonriente como de costumbre. No saludó a los periodistas. Llevaba su uniforme azul y mostraba en su rostro una angustia inusual. Seguidamente apareció Franqui Francisco Flores de Freitas... se le veía contrito y con un aire consternado que era difícil de ocultar. En todo momento esquivó la mirada, tenía el cabello y la barba visiblemente crecida. Vestía una camiseta anaranjada arrugada que le sobresalía por debajo de su uniforme. Ambos se sentaron al lado de sus abogados a la espera del juez.

Al empezar la sesión se habló de los cambios que se introdujeron en la acusación formal del caso. El fiscal amplió los tiempos en los que se desarrolló la investigación. Según la  acusación original se señalaba que el delito de conspiración se había hecho en octubre 2015, mientras que el cambio asegura que fue en agosto de 2015.

Siguiendo el protocolo que rige en estos casos, el juez Crotty preguntó nuevamente a Campos Flores y Flores de Freitas sí habían leído la acusación sustitutiva presentada por el gobierno y ambos dijeron que sí. De inmediato les preguntó si se declaraban culpables o inocentes de los cargos por los cuales estaban siendo procesados. Ambos afirmaron que se declaraban "NO CULPABLES". 

La audencia curcio que no se dio


La cita de este jueves 13 de octubre en la Corte del Distrito Sur de Nueva York tenía como objetivo -inicial- realizar el interrogatorio a los dos acusados (lo que se conoce como Audiencia Curcio), basado en los últimos elementos sobre tema del pago de la defensa de ambos acusados por parte del empresario chavista Wilmer Ruperti

La fiscalía había solicitado interrogar a los Flores y dejar claro sí entienden que existe un potencial conflicto de intereses cuando un tercero paga la defensa de los dos co-acusados, ya que el benefactor puede influir en las decisiones que tomen los abogados, de acuerdo con sus intereses, que no necesariamente son los intereses de los procesados. Asimismo, el gobierno buscaba que ambos acusados renunciaran al derecho de ser representados por abogados libres de conflictos, tal cual lo establece la Constitución norteamericana.

La fiscalía había añadido -además- que las declaraciones de Wilmer Ruperti al diario The Wall Street Journal le habían agregado al tema del pago de la defensa un elemento adicional, por ello consideraba conveniente aclarar los términos del potencial conflicto de intereses que se agudizaba con la posición política expresada públicamente por el benefactor de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana. 

La defensa se opuso rotundamente  a esta solicitud por considerar que en la primera audiencia curcio -celebrada el 12 de mayo de 2016- los acusados ya habían renunciado al derecho a una defensa libre de conflicto de intereses y habían aceptado seguir con sus actuales abogados. Para aquella fecha -confesaron  ante el juez- ya sabían el nombre de la persona que generosamente paga las abultadas facturas de los dos bufetes que los representan.

El juez Crotty se plegó a la negativa de la defensa de no ahondar más sobre este asunto. En la sesión decidió abortar la propuesta de la fiscalía y dejar los cuestionarios preparados por el gobierno de lado. El magistrado dijo que era suficiente con las respuestas que los dos acusados habían dado en mayo e instó a pasar el próximo punto de la agenda. 

Los fiscales adjuntos del caso Emil J. Bove III y Brendan F. Quigley respondieron que la información era requerida, no obstante, aceptaron la decisión del tribunal. 

El juicio


El juez prosiguió con una consulta sobre el calendario procesal, ratificando una vez más que el juez se iniciaría el 7 de noviembre de 2016. Se empezará con la elección del jurado que estará conformado por personas idóneas para atender el caso. 

El juez Crotty reiteró su interés en acelerar el caso de los sobrinos presidenciales, ya que las prórrogas han  atrasado en exceso el proceso. El gobierno pidió que el juicio tome unos 10 días hábiles pero el juez dijo que esa propuesta no era realista por los numerosos días de fiesta que aparecen en el mes de noviembre. 

La defensa y la fiscalía estuvieron de acuerdo con que las última audiencia previa se haga entre los días 2 ó 3 de noviembre  y que el juicio será el 7 de noviembre. Se prevé seleccionar los jurados en un universo de unas 60 personas. 

Citaciones por correo son ilegales

Seguidamente, uno de los abogados de Campo Flores pidió al juez que cancele las citaciones que la fiscalía envió por correo electrónico varios contactos de los acusados para que testifiquen frente al Gran Jurado en Nueva York, argumentando que las personas que recibieron los mensajes estaban confundidos y no sabían qué hacer. Reiteró  que es ilegal haber enviado esas citaciones por correo electrónico y que la actitud de la fiscalía es de acoso a los acusados y sus contactos. 

La fiscalía dijo que ese despacho lleva varias investigaciones paralelas y las tres personas citadas hasta el momento son parte importante de esas averiguaciones.  Aclaró que las citaciones basadas en datos y documentos encontrados en los teléfonos de los acusados son usuales en estos procesos. Dijeron que esas personas tiene propiedades en los EEUU.

El juez Crotty dijo que el mecanismo establecido por la ley para hacer citaciones a ciudadanos extranjeros que no están residenciados en los Estados Unidos debe ser a través de un alguacil, razón por la cual solicitó expresamente que se procesa a enviar dichas citaciones por la vía ordinaria, que es personal y con oficiales del gobierno. 

Seguidamente el juez se refirió a las mociones solicitadas por la defensa y que fueron negadas por la corte. Se les dio hasta el 20 de octubre para entregar las conclusiones sobre ese tema. 

Confinamiento de Flores de Freitas

El abogado David Rody pidió la palabra para denunciar que su cliente se encuentra en condiciones deplorables en la celda de confinamiento . "Debe beber agua de un lavamanos, comer con las manos porque no le dan utensilios y desde que está recluido en la celda de seguridad (7 días) sólo ha tomado dos duchas".

Rody denunció que en la celda de seguridad Flores de Freitas pasa 24 horas diarias con la luz prendida, por lo cual no ha podido dormir bien, "Se encuentra en pésimas condiciones" dijo.

El defensor solicitó al juez Crotty poner fin al aislamiento de su cliente de inmediato y pidió a la fiscalía una explicación sobre ese maltrato. Ni los abogados ni los fiscales sabían exactamente lo que había ocurrido en la prisión y qué llevó  a las autoridades a tomar la decisión de aislar a uno de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana. Las dos partes hablaron de preocupaciones por su seguridad, y la fiscalía recordó que Flores de Freitas fue aislado con otros presos y colocados todos en las mismas condiciones.

Rody señaló que la defensa había pedido -expresamente- que los dos acusados no fueran separados el uno del otro. Sin embargo han sido apartados en dos oportunidades.

El defensor dijo que Flores de Freitas era un recluso que no había cometido infracciones, muy callado y con buena conducta. "El se porta bien, no es un tipo de persona que quebranta reglas, y considero que no es justo que este en esa celda confinado".

El juez ordenó a la fiscalía informar este viernes a la corte la razón por la cual la Oficina de Prisiones (BOP) envió al acusado a una celda de seguridad de la la Unidad de Vivienda Especial (SHU, por sus siglas en inglés) desde el pasado 6 de octubre y por qué hasta este jueves 13 de octubre no había sido regresado a su celda ordinaria.

En la mañana de este viernes se informó que el recluso Flores de Freitas había sido sacado de la celda de seguridad y enviado a su prisión ordinaria con su primo.

El juez puso fin a la sesión recordando el interés del tribunal de acelerar el proceso. El juicio será el 7 de noviembre. Igualmente confirmó que la defensa haya recibido por parte del gobierno y revisado los 3500 documentos entregados para el juicio y manifestó que el gobierno presentaría dos expertos en idioma español para el manejo de la información del expediente.





jueves, 13 de octubre de 2016

Caso Flores: Los tres ciudadanos venezolanos citados a declarar ante el Gran Jurado de Nueva York poseen varias propiedades en los EEUU

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los tres ciudadanos venezolanos que fueron citados a testificar ante en Gran Jurado de Nueva York, en relación al caso de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, poseen varias propiedades en los Estados Unidos, según se conoció hoy en la audiencia que se llevó a cabo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

La fiscalía envió a principios de este mes tres citaciones -vía correo electrónico- a personas que estuvieron en contacto con los acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos, 800 kilos de cocaína. Los datos sobre esas personas fueron obtenidos en dos celulares confiscados a los  primos Flores al momento de su arresto en Puerto Príncipe, el 10 de noviembre de 2015.

Durante la audiencia, la defensa de Campos Flores y Flores de Freitas pidió al juez que eliminara dichas citaciones por considerar que las mismas habían sido enviadas de manera ilegal. Las tres invitaciones a comparecer ante el Gran Jurado el 21 de octubre de 2016, fueron trasmitidas por correo electrónico, lo cual se considera fuera del marco legal. 

En relación a esta petición de la defensa, el juez Paul Crotty solicitó información a la fiscalía, y recordó que las comunicaciones para extranjeros invitados a comparecer en tribunales estadounidenses, deben ser enviadas personalmente por un alguacil del gobierno, por lo que instó a los fiscales a proceder de inmediato a corregir el envío de tales citaciones por la vía correcta.  

Los fiscales  Emil J. Bove III y Brendan F. Quigley se comprometieron hacer los reenvíos de las tres citaciones a través de un oficial y advirtieron que la comparecencia de los testigos es importante para el desarrollo de la investigación que está en proceso en estos momentos.

El juez le dió curso a las citaciones, y manifestó no intervenir en el desarrollo de las investigaciones que realiza en los actuales momentos el gobierno para ampliar el marco del caso que encauza a los dos familiares directos de la primera dama venezolana Cilia Flores. 




miércoles, 5 de octubre de 2016

Fiscalía revela que investigación contra sobrinos de Nicolás Maduro se inició en agosto de 2015

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La fiscalía de Nueva York realizó un cambio a la acusación contra los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas que fue aprobada por el Gran Jurado en octubre de 2015. En un documento firmado por el fiscal Preet Bharara se informa a la corte del Distrito Sur que las investigaciones que llevaron a la captura de los dos sujetos, el 10 de noviembre del pasado año se inició a mediados de agosto de 2015.



El fiscal Bharara entregó al juez Crotty una acusación formal relevante, con una modificación en el marco temporal de la conspiración de los dos acusados, que se amplió a dos meses, alegando que la fecha de inicio fue en o alrededor de agosto 2015.

Bharara sostiene que la acusación formal relevante no agrega otros elementos al caso, sólo la ampliación del tiempo de conspiración de los acusados. Esto se basa en la regla 2008, aunque -aclara- que el gobierno no está obligado a demostrar la comisión de todo acto en cumplimiento de la conspiración, dice el informe.


sábado, 1 de octubre de 2016

¿Cuáles son los siguientes pasos procesales en el caso criminal que se le sigue a los sobrinos de Cilia Flores?

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Son muchas los lectores que han expresado su confusión en relación a cuáles son los pasos que siguen en el caso criminal que se le sigue en los Estados Unidos a  los sobrinos de la pareja presidencia venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Luego de la entrega de memorandos por parte de la defensa y de la fiscalía, ocurrida el lunes 26 de septiembre y dadas a conocer en este blog, prosigue la respuesta del juez Paul Crotty a las solicitudes de las dos partes en querella. 

Si bien existe un calendario que estipula el inicio del juicio para el 7 de noviembre de 2016, es normal que el juez de la causa se tome su tiempo para responder las peticiones de la defensa de suprimir las evidencias que posee la fiscalía de Nueva York, y que obviamente comprometen a los dos acusados de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos.

Por lo general, el juez de distrito tiene 90 días de plazo para entregar la respuesta a los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas. La decisión se basa en el criterio que el magistrado obtiene de los interrogatorios a los 9 testigos del gobierno que fueron interrogados durante la audiencia de supresión de evidencias celebrada el 8 y 9 de septiembre. 

En los casos criminales -sin embargo- los magistrados tratan de hacerlo lo antes posible.

El juez Crotty debe sopesar la petición de los defensores y revisar si dichas mociones fueron logradas apegadas o no a la ley, y si el gobierno, en este caso, los agentes de la DEA y sus informantes, violaron las reglas. Crotty deberá emitir un veredicto que proteja los derechos de los acusados y que se apreste al cumplimiento de la norma constitucional.  

La Corte puede tomar el tiempo que considere conveniente para conceder o denegar la supresión de una prueba. El tiempo que toma el juez suele depender del calendario procesal, del receso o de los días de fiesta. Según el abogado litigante, James P Kelaher los jueces federales tratan de apurar la decisión para que las partes en conflicto se preparen para el juicio.

Robert Morrison, abogado de amplia trayectoria, dice que no hay un plazo fijo para que el juez emita su decisión sobre las mociones, ya que los jueces son autónomos.

Las mociones previas al juicio

La defensa de Campos Flores y Flores de Freitas solicitó al tribunal lo que se conoce como mociones previas al juicio. Este tipo de movimiento equivale a retirar los cargos o eliminar las pruebas, aclarar los desafíos constitucionales e -inclusive- una propuesta de un proyecto de ley de particulares.

La defensa apuesta a que el juez Crotty admita suprimir varias mociones, entre las cuales las más importantes son: 

1) Confesiones dadas por los acusados a los agentes de la DEA durante el vuelo que los trasladó desde Puerto Príncipe hasta Nueva York el día 10 de noviembre de 2015, cuando fueron arrestados.

2) Las imágenes y grabaciones de la reunión realizada en Caracas donde Campos Flores manipuló un ladrillo (el kilo de cocaína) para mostrar la calidad del producto que querían traficar a los Estados Unidos.

3) Los testimonios de los informantes confidenciales de la DEA,

4)Los testimonios de la reunión sostenida por los acusados con el informante CW-1 asesinado en Honduras en diciembre de 2015,

5) La fotografía del encuentro de CW-1 con los acusados en Honduras.

6) Las grabaciones de los encuentros de los acusados y los informantes en Caracas, Honduras y Haití.

La defensa busca -a como dé lugar- que el juez impida que el gobierno use esas evidencias durante el juicio, ya que las mismas prueban el delito por el cual se está juzgando a los primos Flores.

El fiscal general de Nueva York, Preet Bharara ha sostenido reiteradamente en la documentación entregada al juez Crotty que la corte debe negar la petición de los acusados, porque la argumentación usada por la defensa no se ajusta a los hechos, y además, se aleja a lo establecido en las leyes norteamericanas.

La defensa tiene derecho a una respuesta final por escrito, que en buena parte de los casos parecidos al de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, se otorga a 10 días de la presentación de los memorandos. No obstante, no hay una regla de tiempo y es el juez quien tiene la última palabra.

Todos los expertos que he consultado a lo largo de los 10 meses que llevo cubriendo este caso me han asegurado que la defensa toma la decisión de ir o no a juicio, cuando tenga la respuesta del juez y sepa con exactitud, cuáles son las pruebas que se mantendrán en la querella. 

Por lo general, los abogados hacen un balance, y luego recomiendan a sus clientes la vía más beneficiosas que puede ser: 1) Cambiar la declaración de "no culpable" a "culpable" y con ello negociar con la fiscalía una sentencia menor o, 2) Ir a juicio y tratar de convencer al jurado de la inocencia de los acusados. Ir a juicio equivale a obtener una sentencia más severa. Es por ello que en los casos de narcotráfico el 97 % de los acusados se declara culpable en cualquier parte del proceso y solo un 3 % va a juicio.

Algunos acusados se declaran culpables y buscan un acuerdo con el fiscal que les permite negociar los cargos y disminuir sustancialmente los años de cárcel y las multas. Los acusados tienen el derecho a discutir con la fiscalía la negociación del acuerdo de culpabilidad y buscar el mejor escenario para su sentencia.


Vale recordar que en el sistema de justicia norteamericano, el acusado es inocente hasta que el acusador demuestre lo contrario. El gobierno tiene el deber de probar la culpabilidad del acusado más allá de una duda  razonable, usando para ello todos los elementos para comprobar el delito.

Durante el juicio, el jurado evaluará los elementos presentados por el gobierno para probar que los acusados cometieron el delito y tras esa evaluación se emitirá un veredicto que puede ser "culpable" o
"no culpable" luego del cual terminará el caso.



Si los acusados son condenado -bien sea porque se declaran culpables del delito, o porque son encontrados culpables después de un juicio- la sentencia se llevará a cabo unos setenta y cinco días más tarde si el acusado está bajo custodia, o cerca de noventa días más tarde, si el demandado está fuera de la custodia.


De considerar que hubo violación a los derechos constitucionales de los demandados, la defensa puede solicitar ante el tribunal de apelaciones correspondiente que se haga una revisión del caso y de llegar aprobarse la petición, el proceso podría empezar nuevamente. En algunos casos, luego de la revisión del proceso por parte de los jueces de apelaciones algunos casos han sido desestimados y los acusados han sido puestos en libertad. 


viernes, 30 de septiembre de 2016

¿ Es de origen legítimo el dinero que usa Wilmer Ruperti para pagar la defensa de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El fiscal general de Nueva York, Preet Bharara descubrió en el mes de abril de 2016 que era una sola persona la que pagaba la costosa defensa de los sobrinos de Cilia Flores, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, acusados por los Estados Unidos de conspirar para transportar 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos. El nombre del empresario chavista Wilmer Ruperti pasó al conocimiento del diligente funcionario y generó varias interrogantes. 

Preet Bharara fiscal de Nueva York
 foto cortesía de http://www.nydailynews.com/
Lo primero que hizo Bharara fue solicitar a la corte la realización de una audiencia curcio, para tratar en ella lo relacionado al conflicto de intereses que ocurre cuando un solo individuo paga los abogados de dos acusados. Bharara advirtió que los primos Flores debían entender las consecuencias de ese hecho. En aquella comunicación, el fiscal estaba blindado en caso, ya que de llevarse a cabo el juicio y de ser condenados los sobrinos presidenciales, los defensores podían acudir a una corte de apelaciones para denunciar que los derechos constitucionales de los defendidos habían sido violados por no advertirles sobre el conflicto.

Una fuente de la fiscalía nos comentó que vendrían nuevos pasos sobre el tema del pago de la defensa, luego de aquella audiencia realizada el 12 de mayo de 2016,  cuando los Flores respondieron al cuestionario del gobierno y donde ambos acusados confesaron al juez Paul Crotty que Sí conocían quién les pagaba la defensa.

martes, 27 de septiembre de 2016

Defensa exige a la corte que se eliminen las evidencias presentadas por el gobierno para acusar a sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Los abogados defensores de los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas solicitaron al juez Paul Crotty que elimine las pruebas presentadas por el gobierno de los Estados Unidos para acusar a sus clientes, en especial, pidieron la supresión de los interrogatorios hechos por la DEA en el avión, las imágenes del kilo de cocaína manipulado por Campos Flores y todas las grabaciones hechas por los informantes confidenciales.



En un documento de 33 páginas, el equipo de 6 abogados de los sobrinos presidenciales asegura que el testimonio de los testigos del gobierno, interrogados en la audiencia de supresión de evidencias, dejó claro que la investigación del caso se llevó a cabo -casi en su totalidad- por los informantes "que mostraron un nivel sin precedentes de engaño y una conducta ilegal durante la operación."


Los abogados sostienen que las entrevistas posteriores a la detención en este caso "se realizaron de manera descuidada, después de un final precipitado y investigación fallida".

Agregaron que no hay registros de las entrevistas posteriores a la detención y que el único agente que hablaba español en el vuelo de Haití a Nueva York,  reconoció sus limitaciones de sus registros escritos a mano y de su memoria. 

La defensa asegura que la supresión de la evidencia es necesaria dadas las graves violaciones constitucionales que se presentan en esta investigación. "La Corte debe otorgar la supresión de mociones pedidas por los acusados ".

Insisten que la supresión de dichas evidencias es necesaria porque el gobierno no ha podido demostrar que las declaraciones realizadas a bordo del avión fueron hechas de manera voluntaria.

Señalan que el gobierno no ha demostrado satisfactoriamente que las declaraciones posteriores a la detención se hicieron"libre de intimidación, coacción o engaño".


-Debido a las declaraciones  hechas por los acusados -posteriores a la detención-  no eran el "producto de una elección libre y sin restricciones el debido proceso exige que se supriman dichas declaraciones.

Igualmente, los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas insistieron que los demandados son hombres jóvenes, tenían 29 y 30 años de edad en el momento de su detención, que no tenían antecedentes penales y no tenían experiencia previa con el sistema legal de los Estados Unidos. 


- Después de haber sido engañado deliberadamente por los Estados Unidos para que fueran a Haití, los acusados ​​se encontraban lejos de sus casa y no estaban familiarizados con el sistema legal en el que se encontraban. Los acusados ​​no son operadores sofisticados o con experiencia, y las circunstancias de su detención  los hizo más propensos a sentirse aterrorizados y humillados por las autoridades.

La DEA participó en la detención


Los defensores de los Flores reiteran que a pesar que la policía de Haití sabía que los acusados no eran peligrosos, sin embargo, la detención -prevista con estrecha coordinación de la DEA, incluyeron a 8 o más funcionarios haitianos fuertemente armados, con máscaras y uniformes militares.  Como consecuencia de este espectáculo de fuerza totalmente innecesario, las circunstancias de las detenciones fueron incuestionablemente y -excesivamente -estresantes- y emocionalmente dolorosas para los demandados. 


Los abogados reiteraron que las autoridades de Haití actuaron con arreglo a una petición de, y en estrecha coordinación con la DEA. Igualmente sostienen que los agentes que los apresaron, estaban fuertemente armados y no tenían marcas en la parte delantera de sus uniformes que indicaban que eran de la policía. 

Señalaron además que no hay prueba que los policías les hubiesen dicho a los demandados la razón de su detención en español. 

En relación a este aspecto, el oficial de la policía de Haití que testificó en la audiencia de supresión de pruebas repitió en varias oportunidades que su superior, quien habla perfectamente español,. fue el encargado de informar a los dos acusados la causa del arresto y los procedimientos que se iban a seguir.

La defensa vuelve a repetir que los acusados temían que estaban siendo secuestrados y que morían de miedo cuando -durante su detención- fueron separados inmediatamente, llevados a  unas instalaciones policiales, donde permanecieron retenidos, durante horas, sin comida ni agua ni comunicación significativa con respecto a su situación. 

Más adelante subrayan que las circunstancias traumáticas de arresto y detención de los demandados los pusieron en un estado extremadamente emocional, lo que contribuyó significativamente al entorno altamente coercitivo que persistió a lo largo de su posterior interrogatorio, que lo obligó hacer una renuncia voluntaria de su derecho a no declarar en contra de sí mismos.

La foto del avión 

El memorando de la defensa dice que el gobierno introdujo una foto tomada ostensiblemente en el aeropuerto con algunos agentes que acompañan a los acusados ​​en frente de un avión.  A pesar de que los oficiales de la foto tienen marcas diciendo "policía" en el frente de sus uniformes y cascos, no se parecen a los agentes que detuvieron a los acusados. 


Los demandados fueron interrogados mientras estaban esposados en un pequeño avión privado. Durante el interrogatorio, los acusados ​​fueron aislados de la familia, los amigos y los abogados. Reseñan que el testimonio del agente estableció que los acusados ​​no fueron ni siquiera informados por qué estaban siendo transportados a los Estados Unidos hasta la interrogación ya había comenzado. 

A pesar de pedir la oportunidad de hacer una llamada telefónica a Venezuela tras su detención por las autoridades de Haití, no se permitió a los demandados ni ponerse en contacto con los funcionarios consulares ni ponerse en contacto con sus familias dice el informe. Sin embargo, en el testimonio de los agentes de la DEA en la audiencia de supresión se informó que se les ofreció hacer una llamada y que Campos Flores se comunicó con su familia en Caracas. 


La defensa sostiene que la DEA quería que los demandados estuvieran aisladas para evitar que alertaran a las autoridades de Venezuela, quienes podría entonces intentar interferir con la expulsión del gobierno de Haití y entregarlos en custodia a la DEA.

La DEA tenía todos los incentivos para evitar que los demandados tuvieran cualquier  contacto con sus familias o funcionarios consulares, acotan.

Este aislamiento hizo mucho más fácil para los agentes del gobierno tratar de obligar a la cooperación de los demandados, afirman los abogados. Más adelante sostienen que aunque los agentes de la DEA negaron que era su intención,  los 5  testimonios en este sentido, simplemente  no hace creíble dicha afirmación.


Señalan que los informantes no son creíbles, ya que CS1 usó cocaína  y servicio de prostitutas. 


Pidieron al tribunal declinar la invitación del gobierno para encontrar que los dispositivos de los informantes se desactivaron al azar cuando "CS-1 fue capaz de llegar a la opinión de que el acusado carecía de experiencia y las conversaciones clave que demuestran la falta de capacidad y experiencia se produjeron cuando el informante tenían sus dispositivos desactivados".

En la audiencia de supresión el testigo CS-1 (alias el Mexicano) dijo que él desactivaba el dispositivo cuando pensaba que la reunión había concluido. Ese mismo argumento lo sostuvo CS-3 en sus testimonio frente al  juez.


Los defensores pretenden que el juez Crotty elimine todas las grabaciones ya que las mismas están hecha en constatada mala fe de los informantes. 

Los abogados aseguran que en reunión previa a la audiencia, el gobierno ofreció una serie de justificaciones para explicar la destrucción de las pruebas de la primera reunión que ahora han demostrado ser falsa por parte del CW-1. 

El Gobierno también ofreció una serie de explicaciones sobre las actividades de CS-1 y CS-2 que han sido ahora fatalmente socavados por su perjurio y la actividad delictiva durante el curso de la investigación.

Por ejemplo, el Gobierno argumentó que ningún aparato de control podría llevar a efecto CW-1 antes de la primera reunión debido a la poca antelación y a la distancia.  En la audiencia, sin embargo, el agente Sandalio González admitió que: (1) CW-1 ya tenía suficientes equipos de grabación para registrar la reunión, ya que tenía un teléfono celular que había utilizado anteriormente para grabar una otras operaciones y (2) la única justificación real de la incapacidad de CW-1 de llevar un equipo adicional o un agente para controlar la reunión fue que era sábado.


El Gobierno también argumentó que la capacidad de CW-1 para grabar la reunión inicial se vio obstaculizada por el hecho de que no había habido tiempo suficiente para entrenarlo y que estaba en una silla de ruedas. No obstante, sostiene la defensa: "Las fuentes confidenciales profesionales empleadas por la DEA están generalmente formados para utilizar los dispositivos de grabación y por lo general, con el tiempo, les es cómodo utilizarlos para grabar reuniones con objetivos de investigación. 


"CW-1, por el contrario, no recibió tal formación, y tenía poca experiencia en ese punto con las reuniones grabadas de forma consensuada. El hecho de que estaba en silla de ruedas agravaba los riesgos asociados con la fabricación de tales grabaciones", asegura los abogados de los primos Flores. 


El memorando dice que el testimonio en la audiencia demostró que esta justificación  -usada por el gobierno- también era falsa. "El agente especial Corcoran declaró que la formación de un informante de utilizar un aparato de control de la DEA podría tomar menos de diez minutos y nunca había tomado más de una hora". 


En cuanto a CS-1 y CS-2, en su sesión inicial de información, el gobierno justifica las diferencias en las grabaciones y la reunión que no fue registrada con la sugerencia de que las grabaciones que faltan pueden ser el resultado de las "limitaciones de almacenamiento" y la idea de que "loa dispositivos no siempre funcionan según lo previsto por la DEA", acotan los defensores.


Señalan que durante la audiencia, sin embargo, no hubo evidencia de que las limitaciones de almacenamiento llevaron a cualquier punto de corte de  las grabaciones o que haya habido un mal funcionamiento, "la explicación real era simplemente que los informantes habían tomado decisiones deliberadas para no grabar la totalidad de sus interacciones con los demandados". Por las razones ya discutidas, las justificaciones de los informantes para hacerlo deben ser rechazadas.


Concluyen asegurando que el Tribunal de Justicia debe: 
(1) suprimir las declaraciones posteriores a la detención hechas por los acusados; 
(2) suprimir las grabaciones realizadas por los informantes confidenciales; y 
(3) eliminar las imágenes del supuesto ladrillo de "cocaína" y toda referencia a ella.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Fiscalía de Nueva York denuncia fuertes contradicciones en declaraciones de sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La fiscalía de Nueva York advirtió a la corte que existen fuertes contradicciones en las declaraciones hechas por los sobrinos de Cilia Flores, Efraín Antonio Campos Flores y  Franqui Francisco Flores de Freitas después de su arresto el 10 de noviembre de 2015; las entregadas por sus abogados a la corte federal el 2 de Julio de 2016, y las grabaciones que posee el gobierno sobre las reuniones celebradas en Honduras, Haití y Caracas.

En un documento entregado por el fiscal Preet Bharara en julio de 2016, se señala que el caso Flores es estrictamente una acusación por tráfico de drogas, que incluye dos demandados que fueron arrestados por fuerzas de seguridad foránea y entregados a la DEA una vez que fueron reseñados en la policía de Puerto Príncipe, y expulsados de territorio haitiano. Por esta razón –sostiene- que las afirmaciones hechas por un funcionario público venezolano, son inexactas porque parten de la falsa premisa que los demandados fueron “secuestrados” en Haití. Es inadmisible que esta falsa declaración se pretenda usar como estrategia de defensa, acota.

Bharara expresa en el documento que es improcedente la tesis del secuestro expuesta por la defensa, ya que está suficientemente sustentado, probado y verificado que fueron las fuerzas del orden de la Oficina de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Estupefaciente de Haití ("BLTS") las que entraron en el restaurante del hotel donde se hizo la reunión de los acusados con un testigo confidencial de la DEA. Los agentes haitianos se identificaron plenamente y se llevaron a los acusados en custodia apegados a las leyes de ese país, reza el informe.
Entre las contradicciones planteadas resaltan las siguientes:

1) Situación financiera de los dos demandados: Antes de ser arrestados, los acusados informaron en varias oportunidades que poseían propiedades en Venezuela y Panamá, que habían hecho negocios donde ganaron miles de millones de dólares con el petróleo,  que poseían una flota de vehículos, un carro de lujo Ferrari, consumían productos costosos, vivían rodeados de lujo y estaban en capacidad de viajar a varios países en jets privados.

Contrariamente, cuando fueron interrogados por los agentes de la DEA durante el trayecto del vuelo Haití-Nueva York y luego de haber leído, entendido y firmado los derechos Miranda, los acusados informaron que entraron al negocio del narcotráfico porque querían dinero, porque no tenían a su nombre ni siquiera 10 mil dólares y porque esperaban ganar 20 millones de dólares con el envío, para luego dedicarse a otras actividades lícitas, e inclusive, mudarse a los EEUU. 

Asimismo señala que Franqui Francisco Flores de Freitas dijo no tener capacidad financiera para costear un abogado privado en Noviembre de 2015 en la corte de Nueva York, para luego pasar a ser representado por defensores privados. Lo mismo ocurrió en abril de 2016 con Campos Flores.

2) Es la primera vez que están involucrados en el negocio del narcotráfico: 

Durante los encuentros con los testigos confidenciales, Efraín Antonio Campos Flores dijo que la cocaína era de su propiedad y por ello él estaba costeando los costes del operativo de llevar la droga desde Caracas hasta Honduras, llegando a pagar inclusive $900 mil dólares en efectivo al testigo cooperante CW-1 en un encuentro que tuvo lugar en Honduras en octubre de 2015. 

Asimismo, Campos Flores informó que había hecho negocios ligados al narcotráfico con los franceses, que tenía contactos directos con los grupos de la Farc, que eran los que le proveían el producto y que personalmente manejaría los envíos de la droga desde Caracas.

No obstante, dice el informe, en las declaraciones consignadas a la corte el 2 de Julio de 2015, donde se solicitan la eliminación de las evidencias en las que el gobierno basa su acusación, los dos acusados aseguran que nunca se habían involucrado con el narcotráfico, que no conocían cómo era la apariencia de la cocaína, no sabían cómo funcionaba el negocio por dentro, ni cómo conseguir la droga, ni cómo transportarla. También dijeron que tenían medios para trasladar la droga desde el centro de origen hacia los Estados Unidos porque nunca antes habían trabajado en narcotráfico y no poseían la infraestructura para hacerlo, eran unos novatos sin experiencia. 

Preet Bharara califica de inverosímil lo expuesto en la declaración jurada de los acusados, en la cual acusan al gobierno de los Estados Unidos de haberles tendido una trampa para culparlos por razones de política internacional. 

Las contradicciones están clara y reflejan que hay dos versiones que buscan generar un clima de victimización a favor de los demandados.