Mostrando entradas con la etiqueta juicio del chapo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta juicio del chapo. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de noviembre de 2018

Juicio del Joaquín "El Chapo" Guzmán: En la primera sesión de elección del jurado se entrevistaron 45 personas de las cuales 17 fueron descartadas

La seguridad estuvo restringida. En la sala además del acusado estuvieron sus abogados, los fiscales y los agentes de seguridad y 5 periodistas. Las medidas buscan garantizar el anonimato y salvaguarda de los jurados.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Durante el primer día  de selección del jurado que decidirá el destino de Joaquín "El Chapo" Guzmán, fueron presentados en corte 45 prospectos de los cuales 17 fueron descartados, incluyendo uno que no se presentó.  Los 28 preseleccionados seguirán bajo escrutinio. En la sección del martes se considerarán otros candidatos del grupo de más de 100 ciudadanos norteamericanos convocados para servir en el juicio considerado en más importante y costosos de toda la historia   judicial de los Estados Unidos.

La sesión empezó a las 9:30 AM y culminó a las 5:30 PM con dos recesos. Cada persona fue evaluada individualmente y tuvo que  responder las preguntas del juez y las dudas de los abogados defensores y los fiscales.

En la mañana fueron descartados 6 y en la tarde 11 por diversas razones, entre ellas razones financieras. Vale destacar que los ciudadanos norteamericanos están obligados por ley a servir como jurados en los juicios estatales y federales. En el caso del "Chapo" la corte pagará por cada día de servicio USD 50,00.

En "Chapo" sin uniforme de presidiario

El acusado, Joaquín Guzmán Loera estuvo presente en la sala, vestido con un traje azul oscuro, una camisa blanca con cuello ancho, dos de los botones estaba abiertos, un cinturón marrón y zapatos al estilo discoteca de los años setenta. Lucía relajado y se sonrió en varias oportunidades, tomó notas y conversaba frecuentemente con sus abogados sin prestar mucha atención a los prospectos de jurado, con quienes no intentó cruzar la mirada.

La regla en Estados Unidos señala que los acusados no deben vestir el uniforme de la cárcel durante la selección del jurado ni en los días que dura el juicio, que el caso de Guzmán se podría extender por más de 4 meses. La razón de esa medida es que evitar que los jurados puedan tener una percepción negativa que contribuya a una presunción de culpabilidad si ven al acusado vestido como prisionero.

Los jurados primeramente fueron llevados en grupos. En la mañana fueron 19, y en la tarde, 20 y luego 20 más. El juez les hacía preguntas reguntas básicas sobre la carga de la prueba, la presunción de inocencia, evidencias y advertencias sobre las responsabilidades como jurados. Una vez que salían de la sala, eran llamados uno a uno, escoltados por los mariscales de la corte para hacerles preguntas específicas, relacionadas con sus opiniones sobre la legalización de la marihuana; qué información tenían sobre el acusado, su fluidez con el español; y sus puntos de vista sobre la policía y los testigos cooperantes.

Una buena parte de los entrevistados dijo que el nombre del Chapo les resultaba familiar, y otros dijeron que sabían que el acusado se había escapado de la cárcel.

Otros dijeron que habían escuchado de una entrevista que le había hecho el actor Sean Penn.

Michael Jackson

Llamó la atención uno de los candidatos que dijo ser un imitador profesional del "Rey del Pop", Michael Jackson. Cuando se le entrevistó, dijo que podría tener problemas para cumplir con el calendario del juicio porque tenía que hacer ensayos porque tenía prevista una gira de presentaciones en marzo de 2019. Sobre este particular, la fiscalía dijo que temía por su seguridad ya que no debía haber muchos personificados de Michael Jackson, no obstante el juez Brian Cogan dijo que sí había muchos y que para él eso no representaba una excusa, por tanto el hombre de unos 30 años se mantienen en el grupo de prospectos. El hombre dijo además que no podría sobrevivir con un pago diario de US$ 50,00.

En la sala hubo varios chistes en relación al joven que imita a Michael Jackson, e inclusive hicieron referencia al caso legal contra la fallecida celebridad. Uno de los abogados de Guzmán, Eduardo Balarezo pidió que mostrara su "moonwalk".

Kate Del Castillo

Una mujer blanca afirmó que conocía del caso porque veía las novelas con su abuela y supo que tenía que ver algo la actriz mexicana, Kate Del Castillo, y si había escuchado sobre el señor Guzmán. 

Serie Narcos de Netflix

Otra dama asiática fue descartada cuando dijo que había visto la serie de televisión Narcos de Netflix y cuando aparecían esas imágenes en su mente, podía imaginarse al "Chapo". Por esa razón fue excusada.

Desde Medellín de Pablo Escobar 

Otro hombre aseguró que nació y se crió en Medellín y que había escuchado muchas historias de narcos, trayendo a colación el nombre del célebre capo colombiano, Pablo Escobar. El nombre sigue en la lista como posible jurado.
   
Miedo a ser perseguidas

Una mujer blanca, mayor, alegó que tenía miedo y se sentía insegura a ser perseguida junto a su familia por servir como jurado en el juicio de Guzmán. Comentó al juez que había leído que a los jurados de este caso los iban a perseguir los miembros de los cárteles. 

El juez Cogan le advirtió que eso no era cierto, no obstante la excusó de inmediato.

A última hora de la tarde, otra joven confesó tener miedo de ser jurado en ese juicio porque había conversado del tema con sus compañeros de trabajo y le habían aconsejado que no sirviera puesto que ese caso era un asunto peligroso.


Sandwich "El Chapo"

Uno de los prospectos causó risas en la sala cuando el juez leyó que en las respuestas de su cuestionario el hombre blanco aseveró que sabía que el Chapo era un narcotraficante mexicano, y que en un Deli (cafetería) cerca de su trabajo había un sandwich que se llamada "El Chapo" y que era delicioso. Mientras el abogado de Guzmán, Eduardo Balarezo se reía estrepitosamente de lo que parecía un chiste, el otro defensor, William Purpura le preguntó si ese sandwich tenía algo falso, a lo que el candidato respondió que no, que era una "rosquilla" con "lox" (salmón ahumado con queso crema), alcaparras y algún ingrediente "picante" y que no sabía por qué lo llamaban "El Chapo" pero que era exquisito. Ese candidato llevaba cabellos rizados desteñido y tenía una apariencia jocosa aunque una mirada triste.

Los cuestionarios

Los cuestionarios a los posibles jurados fueron enviados por correos, entre las preguntas generales destaca una que pedía la opinión sobre la legalización de la marihuana. 

Otras preguntas que se incluyeron están relacionadas con el entendimiento sobre la presunción de inocencia, sí sabían que una acusación no significaba que el acusado fuera culpable; si tenían una mente abierta y si no habían hecho una investigación sobre Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Uno de los prospectos confesó que había hecho una búsqueda en Wikipedia sobre Guzmán y de inmediato fue descartado.

La apertura del juicio

Los argumentos de apertura del juicio de Joaquín "El Chapo" Guzmán serán presentados por la fiscalía y el gobierno, el 13 de noviembre de 2018 y posteriormente, se procederá con la presentación de la enorme lista de testigos que tiene el gobierno para demostrar la culpabilidad del acusado.

Guzmán enfrenta 11 acusaciones que incluye trafico y distribución de drogas, posesión de armas, lavado de dinero, conspiración para asesinar y, el más grave, haber liderado y operado una empresa criminal. La acusación describe que los crímenes de Guzmán se habrían realizado entre 1989 y 2014, tiempo en el cual, habría exportado a los Estados Unidos más de 154.626 kilos de cocaína, y toneladas de heroína, matanfetaminas. 

Los fiscales dicen que Guzmán habría ganado más de 14 mil millones de dólares. 

Guzmán enfrenta una sentencia de cadena perpetua.

lunes, 29 de octubre de 2018

Defensa del Chapo Guzmán insiste en que se está violando el derecho a un juicio justo

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La defensa de Joaquín "El Chapo" Guzmán advirtió este lunes (en un nuevo documento) que al acusado se le está violando el debido proceso, puesto que el gobierno de los Estados Unidos entregó a los defensores un paquete de información y evidencias masivo que requiere tiempo para ser evaluado y preparado. Ante lo consideran una injusticia, los litigantes solicitaron al juez Bryan Cogan que considere una prórroga para el inicio del juicio previsto para el 5 de noviembre de 2018.

En el documento, la defensa expresa la oposición del acusado a la moción del gobierno para que se continúe con el calendario procesal, tal cual está pautado.

Guzmán Loera, a través del abogado Eduardo Balarezo, argumenta que la fiscalía entregó a los defensores una cantidad masiva de información (más de 14,000 páginas) entre las cuales se encuentran "17 nuevas conspiraciones de asesinato que pretenden ser imputadas y antes las cuales se debe crear una estrategia para su defensa".

Dice el documento que "si bien el gobierno insulta a la defensa solicitando la continuación del juicio, los fiscales han sido muy lentos en entender que la razón central de los defensores para pedir una prórroga es que las condiciones actuales Guzmán no puede obtener un juicio justo".

La fiscalía explicó en su moción que es falso que haya "emboscado a la defensa", ya que los fiscales habían informado desde hace unos meses que estarían divulgado detalles de las acusaciones en el  llamado material 3.500 y otros recursos adicionales que incluyen las evidencias que se usarán en el juicio.

Los abogados de Guzmán admiten que sabían que la información se produciría pero otra cosa es en realidad tener esa enorme cantidad de documentos y revisarlos para prepararse para la defensa.

Dice que Guzmán no está "fingiendo sorpresa" de que el gobierno haya divulgado el material § 3500. Claramente, el acusado sabía que eso ocurriría. Sin embargo, "una vez que se produjo el material, se hizo evidente que 1 mes no era suficiente para revisar y digerir la información para poder usarla de manera efectiva"

La defensa advierte en relación a las 17 presuntas víctimas adicionales, que Guzmán tampoco "está fingiendo sorpresa de que se hayan revelado más víctimas". Lo que sucede -explica- es que nadie esperaba que "el gobierno casi duplicara el número de supuestas conspiraciones de asesinato que pretendía perseguir".

El gobierno se burla de la defensa al afirmar que "siempre habría sido evidente para los practicantes criminales con experiencia" que el material § 3500 estaría en inglés. En ese sentido, los defensores aseguran que los fiscales no comprenden "o no tiene en cuenta" que Guzmán tiene derecho a revisar el material de la sección 3500 en idioma inglés, "algo que no puede hacer sin la ayuda del equipo de abogados". 

Reiteran que cada una de las 14 mil páginas entregadas debe ser revisada con el acusado, lo cual es un proceso laborioso y lento.

La defensa señala que pesar de que el gobierno no procederá en varios cargos y violaciones (6 en total), si avanzará en 11 cargos y 29 violaciones relacionadas con eventos que abarcan un período de 25 años y que ocurrieron en el extranjero. 

Asimismo se quejan que el gobierno haya eliminado dos categorías de víctimas de conspiración de asesinato y haya agregado otras 17 víctimas nombradas. En efecto, "el alcance de las acusaciones contra el Guzmán pasó de excesivamente exagerado a simplemente excesivo".

Aclaran que Guzmán "no hace presentaciones imcompletas o incorrecta de los hechos, ni insinuaciones; no está haciendo afirmaciones extraviadas; no se está involucrando en una retórica exagerada; no está haciendo afirmaciones falsas; No está lanzando aspersiones; No está engañando a la Corte con fotografías del material producido; y no le está pidiendo al gobierno que explique la evidencia antes del juicio".

Afirman que que pide Guzmán es simplemente poder defenderse y tener un juicio justo. Lo que está ocurriendo no es consistente con las garantías constitucionales de debido proceso.

Añaden que la Constitución no tiene una escala móvil del debido proceso basada en la identidad del acusado o las acusaciones en su contra.  "Guzmán merece al debido proceso al igual que otro acusado".



miércoles, 24 de octubre de 2018

Defensa del "Chapo" Guzmán solicita nueva audiencia y que el juicio se extienda a principios de 2019

Hasta el momento, el gobierno ha identificado al menos 132 testigos a los que espera llamar en el juicio del ex líder del cartel de Sinaloa.

Por Maibort Petit
@maibortpetit


La defensa de Joaquín Guzmán Loera solicitó a la corte del Distrito este de Nueva York que el juicio previsto para iniciarse el 5 de noviembre de 2018 continúe hasta principios de 2019, para lo cual argumentan que los abogados requieren más tiempo para revisar los materiales. 

En una moción entregada al juez Bryan Cogan, los defensores de Guzmán, Eduardo Balarezo y William Purpura, destacan que el acusado pide que la Corte permita que su defensa tenga al menos un día completo después de que cada colaborador testifique en un intento directo de asimilar efectivamente el voluminoso material de la sección 3500 y preparar interrogatorio.

Asimismo, Guzmán pide al juez que apruebe una continuación de al menos 2 semanas después de la selección de un jurado, así como la divulgación por parte del gobierno de su orden proyectada de testigos y identificación de aquellos a los que el gobierno no puede llamar. 

De esta manera, la defensa no perderá tiempo preparándose para los testigos que no pueden ser llamados, acotan los abogados en el documento entregado este martes al tribunal.

Continuar con el juicio 

No obstante a una serie de obstáculo, la defensa de Guzmán pide continuar con el juicio de Guzmán. 

El abogado Eduardo Balarezo advirtió que "les preocupa mucho que la capacidad para defender vigorosamente a Guzmán disminuya, en gran medida, por el corto período de tiempo que les han dado para revisar las enormes cantidades de información entregadas recientemente por el gobierno".

Balarezo afirmó que la defensa  quiere "poder defenderlo adecuadamente y que él [Guzmán] tenga un juicio justo. Nada mas. Nada menos."

En el documento entregado al juez Bryan Cogan dice que buena parte de la información está en inglés y que se requiere que la misma sea traducida al español para que pueda ser leída por el acusado.

La defensa resalta que desde que el gobierno de México extraditó a Guzmán el  19 de enero de 2017, la fiscalía ha estado produciendo un extenso material que forma parte de la etapa de descubrimiento[suministro de pruebas].

Esta es una investigación enorme que abarca el período de 1985 a 2015 e involucra a múltiples países, cientos de individuos y numerosas agencias de aplicación de la ley. La cantidad de  evidencias entregada es asombrosa: más de 330,000 páginas de documentos y decenas de miles de comunicaciones grabadas. 

En la moción los abogados dicen que si bien el tribunal puede haber presidido casos más voluminosos que el de Guzmán, "esos casos seguramente han sido asuntos civiles donde el descubrimiento se completa y todos los testigos son  identificados mucho antes de que comience el juicio. Rara vez se ha tratado un asunto criminal de esta magnitud, y mucho menos con más de 14,000 páginas de información crítica de boca de cooperadores no identificados previamente que se produjeron de manera tardía en el proceso. Igualmente, se espera que se produzca más evidencias de tres cooperadores adicionales sin nombre".

La defensa critica la forma en que el gobierno produjo los archivos PDF, ya que según los abogados, "hace que sea imposible utilizar un software de traducción para facilitar la proceso". 

Recuerdan que Guzmán tiene el derecho constitucional de revisar las pruebas y ayudar a los abogados en su defensa. "El proceso de darle la oportunidad de hacerlo por sí mismo toma una cantidad extraordinariamente grande de tiempo"acotan los litigantes.

El documento de mociones dice que el 3 de julio de 2018 después de que se suponía que se había producido la mayor parte del descubrimiento de la Regla 16 el gobierno produjo inesperadamente más de 82 gigabytes de datos, incluidas más de 117,000 grabaciones. 

Comentan que esta producción tardía requirió una continuación de prueba de dos meses, que estuvo programada para el 5 de septiembre de 2018. 

No obstante, advierten, el 5 de julio de 2018, la fiscalía produjo de EE. UU.  produjo y entregó el llamado material 3500 que incluye la información de los testigos policiales. "Entre el 5 de septiembre y 5 de octubre produjo material complementario de la sección 3500 para agentes de la ley. Estas producciones se refieren al material para 116 testigos y consta de 1,373 archivos individuales y más de 15,000 páginas".

Asimismo, dice el documento el 5 de octubre de 2018, los fiscales entregaron los materiales 3500 de 13 colaboradores que no habían sido identificados previamente. "Esa producción consistió en aproximadamente 1,061 archivos individuales y más de 14,000 páginas". 

Los abogados insisten que debido al gran volumen de material producido sólo de los cooperadores, la defensa se vió obligada a imprimir el material impreso a través de una empresa de impresión aprobado por el gobierno.  Esa compañía produjo copias impresas de la producción el 22 de octubre de 2018, más de dos semanas después de que el gobierno inicialmente "entregó" el material en discos.

La defensa destaca que los fiscales han informado que entregarán más materiales 3500 de al menos tres testigos adicionales no identificados.

Los abogados informan que Guzmán tuvo acceso a una parte de  ese material el cual pudo ser revisado por el acusado "en su celta y a su ritmo", pero que hay una documentación correspondiente a la sección 3500 que el demandado no puede evaluar solo porque no lee inglés.

Entre las dificultades enumeradas en las mociones destaca en hecho que hay una orden de Protección de los materiales de la  corte, razón por la cual la defensa pudo tener el material impreso por el proveedor de su elección, sino que estuvo obligado a utilizar un proveedor aprobado por el gobierno.

Aseguran que por ahora desconocen cuánto material involucrará el caso, ya que se está hablando de testimonios de los cooperantes que se refieren a eventos que ocurrieron durante un período de 30 años. 

En promedio, "cada cooperador ha sido interrogado más de 20 veces por numerosos fiscales y múltiples agencias de aplicación de la ley. Cada sesión generó típicamente un informe detallado de la investigación que van desde unas pocas páginas hasta más de 90 páginas. Esto no incluye cientos de páginas de jurados anteriores y testimonios de juicios o cientos de páginas de notas manuscritas a veces ilegibles" afirman los abogados.

Reglas en la cárcel para el "Chapo" y sus abogados

Para complicar aún más las cosas alega la defensa el gobierno y el Centro Correccional Metropolitano (MCC) han establecido una sala de visita legal específica para uso de Guzmán. Esa habitación tiene aproximadamente cinco pies por diez pies, está dividida en dos por una pared de cemento y una malla de metal / ventana de plexiglás. En el lado del abogado hay un bloque de cemento que mide aproximadamente dos pies por dos pies que contiene un cajón de metal que se desliza en el lado del preso de la sala de visitas. El cajón está destinado a facilitar la transferencia de documentos de un lado a otro y se instaló porque el Tribunal rechazó las visitas de contacto con Guzmán. La configuración de la computadora en el MCC para ver las evidencias implica una conexión HDMI en el lado del abogado de la sala de visitas y una pantalla en el lado de Guzmán para que este pueda ver los documentos. 

En en ese sentido denuncian que la defensa "tiene que confiar en una computadora portátil provista por el gobierno para la revisión de documentos porque está prohibido traer su propio ordenador". Esta "sala de visitas legales" no contiene mesa para que la defensa pueda extender los documentos o incluso escribir. La sala es tan pequeña que a lo sumo solo tres miembros del equipo de defensa pueden estar dentro al mismo tiempo e incluso entonces, no hay espacio para moverse. 

Debido a las reglas impuestas por el gobierno y aprobadas por la Corte, y sin perjuicio de los "ajustes" hechos por el gobierno, los aspectos logísticos para que los abogados y Guzmán revisen las evidencias que contiene el expediente (descubrimiento) y el material de la sección 3500 ha sido completamente abismal. El equipo de defensa está visitando al acusado durante al menos 6 horas por día, 7 días a la semana para revisar los documentos. Sin embargo, esto no es insuficiente para prepararse para el juicio.

Derecho a la defensa

Los abogados recuerdan que el acusado tiene derecho a una defensa justa, y las leyes de los Estados Unidos permiten que el demandado pueda confrontar e interrogar a los testigos, "esto ha sido reconocido como esencial para el debido proceso". Los abogados dicen que "no han tenido tiempo para revisar el material y preparar un contrainterrogatorio efectivo. Aunque el Tribunal tiene discreción para conceder tal receso, su negativa a conceder una continuación razonable es un error reversible".


El caso contra Guzmán involucra alegatos de una conspiración de 25 años cuyos supuestos delitos ocurrieron principalmente en el extranjero, donde las investigaciones han estado en curso durante décadas y donde los cooperadores se han ofrecido al gobierno durante muchos años. Algunos de los colaboradores han testificado  docenas de veces. La gran cantidad de material que se debe revisar hace que sea imposible que la defensa esté preparada para interrogar efectivamente a los testigos que cooperaron, alegan los litigantes en el documento.


Debido a que el testimonio de los colaboradores será la pieza central del caso del gobierno, los defensores tienen la obligación ética de leer y asimilar la totalidad de las más de 14,000 páginas de material 3500 de cooperación entregado recientemente  para estar efectivamente preparados para el juicio, acotan. 

Alegan que la defensa tiene el deber y la obligación de compartir y revisar el material con Guzmán y que las condiciones impuestas por el tribunal y el gobierno al acusado hacen que sea "casi imposible" revisar adecuadamente el material con el acusado.

Tal como está, se espera que la defensa no solo lea decenas de miles de páginas de evidencias recién entregadas, "pero también para darle sentido, digerirlo y prepararse para interrogar a los testigos clave que se identificaron recientemente". 

Los tres abogados litigantes del Guzmán tienen más de 70 años de experiencia combinada en defensa criminal y han par ticipado   en docenas de juicios federales, incluidos casos de crimen organizado, casos de narcotráfico y capital en todo el país. Igualmente, han juzgado innumerables casos en los tribunales estatales. No obstante admiten con toda la experiencia combinada, los defensores nunca han experimentado, ni conocen a través de numerosos contactos, ningún caso en el que un volumen tan grande de información crítica para la preparación de la defensa haya sido revelada tan tarde en el proceso. 

Señalan que la situación es tal que, en ausencia de una continuación, el abogado defensor se verá obligado a solicitar que el tribunal suspenda los procedimientos después de que cada cooperador testifique "por el tiempo que pueda determinar que se requiere razonablemente para el examen" del material 3500 para su uso. 

Informan que por ahora saben que al menos 16 cooperantes testificarán contra Guzmán y lo conectarán a varias transacciones de narcóticos, actos violentos y otros delitos. "Estos testigos colaboradores son la pieza central del caso del gobierno". 

Los abogados explican al juez que si bien tienen experiencia y se han estado preparando para el juicio "es simplemente imposible para un abogado cumplir con sus obligaciones éticas y el estándar constitucional de representación efectiva dada la gran cantidad de información que se debe procesar en tan poco tiempo y también para usar de manera efectiva".

Citan varias jurisprudencias que señala que un tribunal abusa de su discreción y viola el debido proceso, al participar en "una insistencia miope en la rapidez ante una solicitud justificable de demora". La decisión debe basarse en los hechos y circunstancias del caso. En el caso de Guzmán las circunstancias son simplemente sin precedentes. "No se puede esperar que los abogados revisen y entiendan decenas de miles de páginas de material de la sección 3500 y se preparen para exámenes cruzados efectivos con dos semanas".

Finalmente, dados los fallos anteriores de la Corte, no se puede esperar que la defensa esté preparada para defenderse al mismo tiempo contra un número desconocido de conspiraciones de homicidios distintos. Obligando a Guzmán y a sus abogados a ir a juicio en las circunstancias actuales, "hará que el derecho a defender con abogado sea una formalidad vacía".

El juez Bryan Cogan no había respondido a esta solicitud de los abogados del ex líder del cártel de Sinaloa antes del cierre de esta nota. Seguiremos informando.




miércoles, 19 de septiembre de 2018

Fiscalía alega que nuevo abogado de "El Chapo" Guzmán conversó con uno de los testigos cooperantes del caso

La defensa de "El Chapo" podría solicitar un nuevo aplazamiento del juicio aunque la fiscalía se opuso a esa posibilidad.

Por Maibort Petit
@maibortepetit

La fiscalía solicitó a la corte del Distrito Este de Nueva York realizar una audiencia curcio para que examinar el nuevo abogado de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias "El Chapo", Jeffrey Lichtman quien según los fiscales sostuvo un encuentro en 2007 con uno de los testigos cooperantes que testificará durante su juicio.
En una de las comunicaciones enviadas por los fiscales al juez Brian M. Cogan se piden datos adicionales que aclaren la posible relación de abogado-cliente de un testigo cooperante con Jeffrey Lichtman.

Según el gobierno, existe información que debe ser aclarada con respeto a la representación del abogado Lichtman con el testigo cooperante CW # 1 (cuya identidad no ha sido revelada públicamente) y que según el expediente fue visitado por Lichtman  en la cárcel en dos oportunidades para discutir los términos del contrato para su defensa.

Dicen los fiscales que existe una nota diplomática donde uno de los abogados del ahora testigo cooperante solicitó información sobre su caso en los Estados Unidos durante  su arresto, que incluía una descripción de las acusaciones pendientes y un resumen del expediente. El abogado en el exterior le recomendó a su cliente que fuera  Lichtman quien se desempeñara como su representante en los Estados Unidos, y en septiembre de 2007,  Lichtman viajó y pasó varios días esperando el permiso para visitar CW # 1 en prisión. 

En el documento de la fiscalía se señala que Lichtman visitó CW # 1 dos veces durante aquel tiempo. En una ocasión -dice- Lichtman y CW # 1 se reunieron en un pequeño cubículo donde hablaron por teléfono durante aproximadamente una hora. La segunda reunión entre CW # 1 y Lichtman duró alrededor de dos horas y estuvieron en una sala de conferencias de la prisión en presencia de varios oficiales de correccionales. 

Los fiscales  dicen que durante las dos reuniones con CW # 1 habló en términos generales con Lichtman sobre la acusación que el gobierno norteamericano tenía en su contra según la cual es responsable de haber introducido a los Estados Unidos toneladas de cocaína  y varios otros cargos. 

Aunque no se ha dado a conocer el nombre del testigo, los documentos informan que la identidad de CW#1 fue revelada previamente a la corte y las partes interesadas.


De acuerdo a lo expresado por la fiscalía, Lichtman dijo en el 2007 que defendería CW # 1 enérgicamente, pero que si el acusado iba a juicio, probablemente perdería y sería sentenciado a la máxima pena permitida bajo el Tratado de los Estados Unidos. 

Agrega que CW # 1 informó a Lichtman que quería cooperar y que  tenía "buena información" para proporcionar al gobierno norteamericano pero  que CW # 1 no entró en detalles específicos ni proporcionó nombres de coconspiradores. 

Según CW # 1, Lichtman estuvo de acuerdo con el siguiente enfoque: Si el gobierno de los Estados Unidos ofrecía un buen acuerdo para declararse culpable, considerarían esta opción, pero si no, estarían preparados para ir a juicio. Lichtman le dijo a CW # 1 que necesitaba un pago inicial por sus servicios y los de su equipo legal, y CW # 1 instruyó a Lichtman para que discutiera los detalles con su abogado local.

Posteriormente, con el permiso de CW # 1,  Lichtman y el otro abogado establecieron una reunión con las Fiscalías de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York y el Distrito Sur de Nueva York. "Es entendimiento de CW # 1 que Lichtman representó sus intereses en esta reunión con el gobierno de los Estados Unidos como su defensor".

De acuerdo con CW # 1, el abogado local  informó a CW # 1 que las reuniones con Lichtman en los Estados Unidos fueron bien, pero que su caso probablemente iría a juicio. CW # 1 quedó insatisfecho con esta noticia y decidió contratar a otro defensor. Los fiscales aseguran que CW # 1 decidió cambiar su representante legal.

En el documento se argumenta que CW # 1 consideró a Lichtman como su abogado, a pesar de la falta de un informe completo. "Discutieron las tarifas y se hizo un pago para que Lichtman comenzara a trabajar en su caso" acotan.


Asimismo, señalan que CW#1 indicó que estaría dispuesto a renunciar a este conflicto de intereses, y que prefería que Lichtman no realice su contrainterrogatorio en el juicio. 

La Fiscalía destaca que contraria a la afirmación hecha por Lichtman en la carta enviada la Corte el 13 de septiembre de 2018, en conversaciones separadas con tres Fiscales Federales Auxiliares diferentes,  Lichtman afirmó que no iba a contrainterrogar a CW # 1.

Lichtman niega parte del informe de fiscalía

En una carta de Lichtman al juez Cogan afirma que hay errores en el reporte del gobierno sobre su relación con el testigo cooperante #1 y que no quiere que el tribunal realice una audiencia para discutir ese tema. En ese sentido, aclaró que enviaría a un abogado adjunto a realizar los interrogatorios del mencionado testigo.

Lichtman aclaró que no viajó  en septiembre de 2008 para reunirse con CW # 1 sino que esperó varios días para obtener permiso para visitarlo en prisión. "Como se corroboró en mis registros de viaje me reuní con CW # 1 a principios de noviembre de 2007 y me fui a casa al día siguiente. Permiso para la visita desde la prisión me fue concedido antes de irme en el viaje".

Lichtman dice que no hablo dos veces con CW # 1 en ese viaje. Admitió que como sólo tenía una ventana pequeña para verlo antes de viajar al aeropuerto, se reunió con él una vez en la prisión. "No hablé con CW # 1 en un pequeño cubículo por teléfono durante aproximadamente una hora, ya que no hablo su idioma. Requerí un intérprete para hablarle y por lo tanto, la única vez que conversé con él fue en una sala de reuniones de la prisión con mi traductor y varios funcionarios de correccionales que estuvieron presentes". 

Manifestó que jamás  le dijo a CW # l que era probable que perdiera en el juicio. "Nunca le digo algo así a un cliente potencial,  sobre todo teniendo en cuenta que todavía tenía que ver una sola pieza de evidencia en el caso".

Negó que le hayan pagado para comenzar a trabajar en el caso de CW # 1 después de esta reunión o en cualquier momento. "Me pagaron semanas antes de mi visita, solo por el tiempo que pasé viajando hacia y desde la prisión en cuál CW # 1 se localizó, para discutir la representación posible. "El calendario de estos pagos se corrobora en mis registros bancarios a partir de octubre de 2007".

Finalmente dijo que no recordaba haber sostenido una reunión con fiscales del Distrito Este y del Distrito Sur de Nueva York en nombre de CW # 1 después de haberlo visitarlo y que espera que  el gobierno corrobore al menos esta afirmación fáctica en su carta. 

Acotó que nunca ingresó a una representación oficial del referido caso ni solicitó parte de las evidencias al gobierno como abogado de CW # 1. Por lo tanto, nunca hubo ninguna razón para que CW # 1 "cambiara de abogado" como se señala en la declaración del gobierno.

La audiencia curcio

El gobierno de los Estados Unidos solicitó una audiencia curcio para evaluar el conflicto de intereses que se presenta con Litchman y el testigo cooperante. 

En un oficio, firmado por el fiscal federal Richard P. Donoghue, se explica que de acuerdo a lo ordenado por ese tribunal en la conferencia efectuada el 14 de agosto de 2018 se presenta la siguiente agenda:

1) Una audiencia Curcio que fue discutida por las partes el 29 de agosto de 2018, el 10 de septiembre de 2018, y el 13 de septiembre de 2018.  para conocer los detalles respecto a la representación del demandado por parte del abogado Jeffrey Lichtman.

Por su parte, Guzmán Loera solicitó la confirmación del cronograma de prueba a la corte. Los fiscales expresan sus dudas sí la defensa tiene la intención de buscar otro aplazamiento de
el juicio. De ser así, el gobierno se opone a cualquier prórroga adicional de dicho juicio.

Este jueves 20 de septiembre se realizará una audiencia donde el juez decidirá sobre estos temas.


lunes, 16 de julio de 2018

Juicio de "El Chapo" Guzmán se iniciará en noviembre de 2018

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El juicio del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán comenzará el 5 de noviembre de 2018, dos meses después de lo programado inicialmente, dictaminó este lunes el juez del Distrito Este de Nueva York, Brian Cogan.
El magistrado aprobó la prórroga  luego que los defensores del líder del Cártel de Sinaloa solicitaran cinco meses adicionales para revisar las pruebas, alegando que los fiscales federales encargados del caso les habían echado en "camión de arena" con la entrega de evidencias de manera tardía. 

La fiscalía neoyorquina habían pedido a la corte un mes prórroga.

El juez Cogan acordó la demora de dos meses y dijo que la selección del jurado en el caso de Guzmán comenzará ahora el 5 de noviembre de 2018.

Cogan aseguró que el aplazamiento se debe a las "voluminosas" evidencias entregadas por los fiscales el 3 de julio de 2018.

En el mismo orden, prohibió a los fiscales presentar pruebas en el juicio que no revelaron al equipo de la defensa antes del 26 de junio de 2018.

Cogan también tiene que decidir si el juicio permanecerá en Brooklyn o se mudará a la corte federal de Manhattan, como lo solicitaron los abogados de "El Chapo", alegando que es más fácil transportar a su cliente desde su celda en Manhattan.

Guzmán fue extraditado desde México a Estados Unidos en enero de 2017 para enfrentar cargos por narcotráfico, conspiración y lavado de dinero.