Mostrando entradas con la etiqueta juez paul crotty. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta juez paul crotty. Mostrar todas las entradas

lunes, 20 de febrero de 2017

Retrasan sentencia por narcotráfico de sobrinos del presidente Nicolás Maduro

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Motivado a que el juez Paul Crotty aprobó la solicitud de la defensa de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas para que otorgara un plazo de dos semanas para responder a las mociones posteriores al juicio de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, la lectura de la sentencia de los dos sujetos hallados culpables por un jurado de conspirar para traficar y distribuir 800 kilos de cocaína desde Venezuela a los Estados Unidos quedó suspendida hasta nuevo aviso.
El 18 de noviembre de 2016, cuando el jurado emitió el veredicto de culpabilidad de los dos sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela informó a las partes que la sentencia sería leída el 7 de marzo de 2017. No obstante, el juez Crotty decidió otorgarle a la defensa de los dos convictos por narcotráfico, dos semanas para que preparen las respuestas de las mociones del gobierno estadounidense sobre el caso.

La defensa de Campo y Flores tendrán así hasta el 6 de marzo de 2017 para entregar a la corte las respuestas a los movimientos entregados por la fiscalía, donde se descalifica y se pide la negación de la petición de los defensores de que se haga un nuevo juicio.

David Rody, abogado de Flores de Freitas dijo al juez que había contactado a la fiscalía para pedirle su opinión al respecto y aseguró que los fiscales no se había opuesto al cambio del calendario procesal.

No será sino hasta la segunda semana de marzo que se conocerá la fecha para la lectura de la sentencia de los dos sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Coacusados y mencionados en el juicio de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maiborpetit

Este jueves se realizará la octava audiencia de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos 800 kilos de cocaína.

Efraín Antonio Campos Flores (30) y Franqui Francisco Flores de Freitas (31) fueron arrestados el 10 de noviembre de 2015 en el restaurante del hotel Servotel, ubicado a unos 10 minutos del aeropuerto internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, cuando intentaban finiquitar el primer  envío de una serie de cargamentos de drogas que tendrían como destino final a los Estados Unidos y obtener de manos del narcotraficante mexicano 11 millones de dólares que usarían -según declaraciones de los acusados- para pagar la campaña de la primera dama Cilia Flores a un curul de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Los dos imputados fueron arrestados por la fuerzas antinarcóticos de la Policía de Haití y fueron entregados en la custodia de la Agencia Antidrogas norteamericana  (DEA) el mismo día del arresto, para ser trasladados posteriormente a la ciudad de Nueva York donde enfrentan dos cargos:

1) Conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, y (2)de fabricar o distribuir cocaína, a sabiendas y con la intención de que se sería importada a los Estados Unidos, en violación del Título 21, del Código de Estados Unidos, Secciones 952 (a), 959 (a), y 963. 


El juicio de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro comenzó el pasado 7 de noviembre cuando el jurado compuesto por 12 personas, 7 mujeres y 5 hombres empezaron a recibir las evidencias obtenidas por el gobierno a través de sus informantes confidenciales y la recuperada de los teléfonos celulares, correos electrónicos y reportes de testigos cooperantes y fuentes encubiertas.

El juez de la causa, Paul Crotty ha instruido a los miembros del jurado para que mantengan lealtad a las leyes, prohibiendo opinar sobre los hechos que conforman la carga de la prueba con terceros y mantener una actitud imparcial sobre las evidencias.

Los jurados, una mayoría de ciudadanos afroamericanos, seguidos por blancos, latinos y asiáticos, se someterán este jueves a la revisión de la documentación presentada y se les permitirá deliberar para producir el veredicto final que sorteará la suerte de estos dos hombres otrora poderosos.

Crotty informó a los jurados que en el caso  de Campo Flores y Flores de Freitas involucra a otras personas (coacusadas o mencionadas) que no estarán presentes en las audiencias entre quienes se encuentran contactos de los imputados y personas que participaron en la frustrada operación de tráfico de drogas. 

La siguiente lista de individuos  fue la mencionada por el juez Crotty como asociados a la supuesta conspiración. Destacan en ella los miembros de la tripulación del avión YV-2030 en el que los acusados viajaron a Haití y a Honduras, y quienes serían los pilotos responsables de llevar el primer cargamento de cocaína desde la rampa presidencial 4, del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía hasta el aeropuerto de la isla de Roatán en Honduras.

Ellos son:

-Roberto de Jesús Soto García (Preso actualmente en Honduras a la espera de la deportación a los EEUU)
-Cilia Flores ( Primera Dama de Venezuela)
-Pablo Rafael Urbano Pérez
-Pedro Miguel Rodríguez González
-Marco Tulio Uzcategui Contreras
-Jesfran Josnel Moreno Sojo
-César Orlando Daza Cardona
-Ruben Paredes C
-Ruben Lugo 
-Mohhamed Abulzazza
-Mohamad Khalil, Abdul Razzak Yanez

Y las siguientes personas que fueron tratadas con apodos:
Chicho, Gordo, El Flaco, Pepero

martes, 8 de noviembre de 2016

Segundo día de audiencia del juicio de Narcosobrinos: Defensa vs. testigos y agentes de la DEA

Por Maibort Petit
@maibortpetit
El segundo día del juicio de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fue dominado por la agresiva estrategia de la defensa, enmarcada en la tres aspectos fundamentales: 1) Acabar con la credibilidad de los informantes confidenciales CS1, CS2 y CW1 ante los miembros del jurado; 2) Acabar con la credibilidad de los agentes de la DEA, y hacerlos ver como burócratas "incapaces de mantener la objetividad en una investigación que fracasó por la incompetencia de las personas involucradas" y 3) fue el gobierno de los Estados Unidos el que elaboró un plan meticuloso para atrapar a dos peces gordos ( los sobrinos de la primera dama venezolana) animados por intereses políticos y monetarios. 


En la jornada de hoy sólo testificó el agente especial de la DEA, Sandalio González. El abogado de Campo Flores, Randall Jackson apuntó las baterías contra el agente encargado de llevar a cabo gran parte de la operación que finalizó con la captura de los dos hombres en Haití . 

Lo primero que hizo Jackson fue poner en duda la información suministrada por las fuentes de la DEA, señalando que los ahora criminales convictos, José Santos Peña (CS-1) y José Santos R(CS-1) habían recibido millones de dólares del gobierno americano para hacer una investigación diseñada para tentar a los dos sobrinos de la primera dama.  El abogado dijo que la DEA paga grandes incentivos aquellos informantes que les suministran datos que les permiten capturar "peces gordos", y sin duda alguna "los sobrinos de Cilia Flores son unos de ellos".

Comentó -frente al jurado- que González había intimidado a los dos acusados, al momento de hacerles el interrogatorio en el avión que los trasladaba desde Haití a Nueva York. Recordó que los dos imputados "estaban temblando de miedo" y él se aprovechó para presionarlos y hacerlos hablar, amenazándolos con penas de por vida si no colaboraban con el gobierno americano.


Dijo que es costumbre de la DEA hacer que los acusados procedan de inmediato con la declaración de culpabilidad para llegar a la cooperación de los involucrados, "pero cuando fracasan en los primeros intentos de llegar a un acuerdo entonces se empeñan en que acusado testifique", presionándolo para que confiesen el crimen que supuestamente cometieron. En ese sentido, dijo que González presionó a  sus clientes para que testificaran en su contra sabiendo que los dos acusados no tenían la capacidad de cometer dicho delito. 


El agente de la DEA negó todos los señalamientos del abogado defensor de Campo Flores, y, por el contrario, dijo que los acusados habían declarado de manera voluntaria, que sus notas reflejaban lo que habían dicho ambos imputados y que no grabó los interrogatorios por  un asunto "únicamente de seguridad".

Jackson también confrontó la relación de González con CW-1, "El Sentado". Dijo que este testigo cooperante había mentido al gobierno de los EEUU, después de haber llegado a un acuerdo de cooperación. 

Comentó que "El Sentado" hizo negocios de drogas entre el verano y el otoño de 2015, justo después de haber llegado a un acuerdo con el gobierno de los EEUU para cooperar  y evitar ser extraditado y juzgado en tribunales americanos.

La defensa puso en tela de juicio la seriedad de la DEA en la escogencia de sus fuentes confidenciales, y catalogó como "un fracaso" el hecho que la agencia antinarcóticos de los EEUU no haga un seguimiento a sus informantes, incluyendo una prueba rutinaria de drogas, el uso del polígrafo y la averiguación de sus cuentas bancarias o propiedades.   

Sandalio González dijo que eso no estaba contemplado en los procedimientos de la agencia, y que no había suficientes especialista para realizar exámenes de polígrafo, ya que los que habían estaban muy ocupados. Igualmente advirtió que la DEA no tiene presupuesto para tal fin.

Jackson acusó a González de haber establecido una relación de amistad con el informante CS-1, José Santos Peña con lo cual perdió la objetividad en el trabajo realizado para capturar a Campo y a Flores. De hecho resaltó que el agente de la DEA le habia enviado saludos en el Día de Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo, y que además le había prometido ayudarlo cuando los fiscales del gobierno lo encauzaron por haber cometido serios crímenes, entre los haber mentido a las autoridades federales.

El Defensor de Campo Flores insistió que la DEA instruyó a sus informantes sobre cómo conseguir las evidencias para encauzar a los dos acusados por un crimen federal, destacando que fue CS-1 quien siempre trajo a colación en las conversaciones que la droga iba a ser llevada a los EEUU.

Los sobrinos presidenciales se mostraron al público vestidos de ropa civil. Con corbata y sweaters elegantes, con el cabello bien cortado y afeitados de manera impecable. Campo Flores, como ya es costumbre, sonreía y conversaba muy animado con su abogado John Zach. Por su parte, Flores de Freitas siguió pensativo y reservado, sólo sonrió cuando saludó a su mujer sentada en las bancas de la sala, y a otra señora cuya relación con el acusado no logramos averiguar.

Las esposas de los sobrinos de la pareja presidencial lucían elegantes, con hermosas carteras de marca, y ropas finas bien combinadas. 

Los abogados se presentaron como un equipo ganador, nada inusual en este tipo de casos, que por su repercusión mediática ofrecen a la oportunidad a los abogados de querer aparentar ganadores en cada una de sus presentaciones frente al jurado y la prensa. El asunto es que el caso de los Flores es criminal, y será el jurado, luego de analizar las evidencias que presentó la fiscalía, el que decida si los dos hombres son culpables de conspirar para traficar droga a los EEUU y de conspirar para manufacturar y distribuir dicha droga en territorio estadounidense.

jueves, 27 de octubre de 2016

Esta sería la hoja del veredicto del jurado en el caso de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Atendiendo a la agilización de los procedimientos, solicitada por el Juez Paul Crotty, para que se produzca el juicio en el tiempo estipulado en el calendario procesal aprobado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York en el caso de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, este jueves se introdujo la forma  que utilizarán los miembros del jurado para dar su veredicto final.

En el documento se lee el cargo 1 por el cual se les juzga a los dos hombres venezolanos, acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos 800 kilos de cocaína. Es de hacer notar que las leyes norteamericanas plantean el delito sobre una cantidad superior a los 5 kilos, es por ello que no aparece en la acusación ni en la forma del veredicto el monto exacto del envío, que en los documentos de la fiscalía se especifica eran 800 kilos de cocaína de alta pureza.

El veredicto debe ser unánime, es decir, todos los miembros del jurado deben estar de acuerdo con la decisión que vayan a tomar luego de revisar las evidencias presentadas por la fiscalía, que muestren las pruebas suficientes para declarar a los acusados No culpables o Culpables. En los casos criminales se exige que el jurado emita una decisión de unanimidad para los cargos impuestos. 

Luego que el jurado emite el veredicto final, el juez establece la sentencia a la que hubiere lugar. Si los acusados son encontrados culpables de los delitos de violación de las leyes antinarcóticos de los EEUU por lo general se produce la lectura de la sentencia en un período menor a los 90 días. 



martes, 25 de octubre de 2016

Gobierno de EEUU instruye al jurado para emitir un veredicto unánime en el caso de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El gobierno de los Estados Unidos presentó  a la corte del Distrito Sur de Nueva York  una serie de instrucciones para los miembros del jurado que actuarán en el juicio contra los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, acusados de haber violado las leyes antinarcóticos estadounidenses.



Un documento de 52 páginas, fue sometido a consideración del juez Paul Crotty por el fiscal del caso Preet Bharara. Allí se plantea, de conformidad con la Regla 30 de las Reglas Federales de Procedimiento Penal, las instrucciones habituales para que jurado pueda cumplir con su rol en un caso calificado -única y exclusivamente- como una acusación de carácter criminal que envuelve la violación a las leyes antinarcóticos de los Estados Unidos. 

El fiscal Bharara establece que se incluyan las siguientes materias:

a. Funciones de la corte y el jurado
b. Declaración de la corte y de la defensa de no evidencia
c. Reglas de evidencia y objeciones
d. Pruebas y Presunción de inocencia
e. Duda razonable
f. El gobierno es tratado como cualquier otra parte
g. Definiciones y ejemplos de directa o circunstancial evidencial 
h. Credibilidad de los testigos 
i. Interés en el resultado
j. Derecho a ver exposiciones y tener testimonio Leer durante las deliberaciones
k. Juramento como miembros del jurado
l. El castigo no debe ser considerado por el jurado
m. Veredicto de culpabilidad o inocencia debe ser unánime
n. Deberes del jefe del jurado y Retorno de la Forma veredicto

El documento de la fiscalía aclara que Campos Flores y Flores de Freitas están formalmente acusados del cargo de (1)conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, y (2)de fabricar o distribuir cocaína a sabiendas y con la intención de que se sería importada a los Estados Unidos, en violación del Título 21, del Código de Estados Unidos, Secciones 952 (a), 959 (a), y 963.

Bharara señala que los miembros del jurado deben saber que hay dos acusados en este caso y que cada acusado debe ser tratado por separado, por lo que se debe emitir un veredicto por separado sobre cada acusado.

En el documento, el fiscal informa a los jurados que al llegar al veredicto, se debe tener en cuenta que la culpa es personal e individual. Por lo que el veredicto de culpable o inocente debe basarse únicamente en la evidencia acerca de cada acusado.

Primer Cargo: elementos del delito

Para sostener la carga de la prueba con respecto a la acusación de conspiración contenida en el documento emanado del Gran Jurado, el gobierno debe probar -más allá de toda duda razonable- los siguientes elementos:

En primer cargo: la existencia de una conspiración, a partir de agosto de 2015 hasta alrededor de noviembre de 2015. Esto significa que durante ese tiempo, se produjo un acuerdo o entendimiento entre dos o más personas para:
(i) Importar una sustancia controlada a los Estados Unidos o 
(ii) la producción o distribución de una sustancia controlada, a sabiendas y con la intención de que al menos alguna de esas sustancias controladas sería importada a los Estados Unidos.

Segundo: que el acusado consideró cometer el delito relacionado con la acusación de manera consciente e intencionada y que con ese conocimiento se unió a la conspiración.

Para probar el cargo de la existencia de la conspiración el Gobierno debe probar -más allá de toda duda razonable-  la existencia de la conspiración. 

¿Qué es una conspiración? 

Una conspiración es una especie de asociación criminal o una combinación en base a un acuerdo de dos o más personas para unirse para lograr algún propósito ilegal. Aquí, el propósito o los objetos de la conspiración ilegal son:

(1) La importación de una sustancia controlada a los Estados Unidos 
(2) La fabricación o distribución de una sustancia controlada, a sabiendas y con la intención de que al menos alguna de esas sustancias controladas sería importada a los Estados Unidos.

Por esencia, el delito de conspiración es un acuerdo ilegal o la comprensión entre dos o más personas para lograr algún propósito fuera de la ley. Este acuerdo o entendimiento deben ser entre dos o más individuos que no operan al amparo del dirección del Gobierno en el momento del acuerdo. 

El documento explica a los jurados que el éxito final de la conspiración, o la comisión real del crimen que es el objeto de la conspiración, no es necesario. El caso de conspiración se refiere a una ofensa enteramente distinta y separada de la operación de importación o la distribución o fabricación de una sustancia controlada.

En las conclusiones, el fiscal señala que la función de los miembros del jurado es evaluar la evidencia en este caso y determinar la culpabilidad o no culpabilidad de los acusados ​​con respecto a cada cargo en la acusación.

Explica que el veredicto debe estar basado únicamente en la evidencia y que los jurados están obligados a seguir las instrucciones establecidas por la ley.

El veredicto debe representar el juicio ponderado de cada miembro del jurado. Con el fin de emitir un veredicto, es necesario que cada miembro del jurado esté de acuerdo con ello. El veredicto debe ser unánime.

Es su deber, como miembros del jurado, consultar con los otros miembros, para deliberar con el fin de llegar a un acuerdo, sin violencia.  

Dice que en el curso de sus deliberaciones,  los miembros no deben dudar en volver a examinar sus propios puntos de vista, y cambiar una opinión, si está convencido que la misma es errónea. 





viernes, 21 de octubre de 2016

Defensa pide eliminar del juicio declaraciones hechas por los acusados sobre elecciones parlamentarias venezolanas del 2015

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los abogados de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas pidieron a la corte- a través de una moción previa al juicio -impedir la admisión de las declaraciones hechas por los acusados al informante confidencial (CS-1) de la DEA en un encuentro que se sostuvo en Caracas con el 23 de octubre de 2015 y que se relacionan con el financiamiento de la campaña electoral de Cilia Flores a las elecciones parlamentarias celebradas el 6 de diciembre de 2015.

Según los abogados de los primos Flores "esas declaraciones fueron instigadas por los informantes confidenciales del Gobierno, e implican las relaciones internacionales entre los Estados Unidos y Venezuela en relación con las elecciones parlamentarias venezolanas". 

Los abogados insisten que las declaraciones politizadas no tienen valor probatorio y que representan un alto riesgo de confusión para los miembros del jurado, lo que puede causar la voluntad sesgada, lo cual es de gran perjuicio a los demandados. 

Los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas argumentaron en el memorando que "las declaraciones deben ser excluidas porque el gobierno sabía de antemano que los acusados eran familiares del presidente y la primera dama de Venezuela antes de enviar a CS-1 y CS-2 a Caracas a finales de octubre de 2015".

Recalcaron que los investigadores de la DEA estaban llevando a cabo la operación que reflejaba que los acusados eran descritos como sobrinos del presidente venezolano, y que supuestamente estaban participando activamente en el tráfico de drogas.

Señalan que en el momento que CS-1 y CS-2 fueron a Caracas se tenían previstas las elecciones parlamentarias para diciembre de 2015. Esas elecciones fueron discutidas entre los acusados, CS-1 y CS-2 durante las conversaciones grabadas en secreto.

En concreto, al 23 de octubre de 2015  hubo una reunión en la cual CS-1 planteó el tema de la próxima elecciones con los demandados, declarando: "Te voy a enviar un cheque muy grande para tu madre. . . porque en este momento la campaña es más importante, y porque si gana la campaña ... esto va a seguir trabajando."

Según los abogados de los sobrinos presidenciales, la declaración de CS-1 instigado una discusión sobre la participación de los Estados Unidos en la venezolana elecciones fue deliberada. Aclaran que Campo-Flores dijo al informante que "necesitaban el dinero porque los Estados Unidos nos están golpeando duro con dinero. ¿Lo entiendes? La oposición está recibiendo una infusión de una gran cantidad de dinero y por lo tanto, también nosotros, es por eso que estamos en guerra con ellos. "

Más adelante en la conversación, CS- se refiere a la "guerra interna con los estadounidenses." A lo que Campo Flores declaró: "Los EEUU están en guerra con todo el mundo, pero  aquí no dejamos entrar a nadie. . . Nosotros estamos en guerra con Estados Unidos. . . con Colombia. . . con la oposición. "

Los abogados aclaran que esas referencias a la "guerra" por parte de Campos Flores bajo la dirección de CS-1 puede generar la percepción no solo en Venezuela, sino también en otros lugares, que Estados Unidos interfiere en el asuntos políticos de Venezuela.

Los defensores dice que Campos Flores parecía estar diciendo a CS-1 que los Estados Unidos estaba canalizado dinero para el partido de oposición en Venezuela, que se considera interferencia con la soberanía de Venezuela. Esta creencia está conectada en su totalidad con la relación hostil entre los dos países.

Los abogados argumentan ante el juez Paul Crotty que "Dado que estas declaraciones no son más que la charla ociosa de política, la misma es irrelevante para la acusación de conspiración que es por lo que se está procesando a los acusados. Según ellos, estas declaraciones son propensas a llevar a un estado de confusión al jurado, lo que crea perjuicio de los acusados.

Aseguran que cualquier valor probatorio de las declaraciones se empequeñece  por el riesgo de confusión que pueden generar en los miembros del jurado "porque requerirá que el jurado debe desentrañar la relación complicada y tensa  que existe entre los Estados Unidos y Venezuela".

Afirman que hay una historia bien documentada enconada entre los Estados Unidos y el gobierno de Venezuela, comenzando con el ascenso al poder de Hugo Chávez. La amarga relación ha planteado numerosas disputas fácticas sobre la interferencia de cada país en el asuntos internos del otro. 

Manifiestan que las declaraciones de CS-1 o Campo Flores señalando que los Estados Unidos y Venezuela están en "guerra" va a afectar a los demandados "ya que hará sonar frente a los miembros del jurado que los demandados son combatientes enemigos de los Estados Unidos". 

Los tribunales deben excluir esas declaraciones ya que las mismas inflamarían la idea frente al jurado que los acusados son enemigos políticos de los Estados Unidos. 

Dice que si bien no existe una prohibición general en contra de la introducción de pruebas relacionada política y con el conflicto exterior, el Segundo Circuito ha dejado claro en otros casos criminales que "el valor probatorio de dichas pruebas debe sopesarse cuidadosamente frente a sus efectos perjudiciales". 

Dicho de otra manera, "la creencia de que Estados Unidos interfiere en la política venezolana es totalmente irrelevante para determinar si los acusados estaban consciente e intencionadamente involucrados en una conspiración de narcóticos. 

La defensa criticó que el gobierno haya indicado que se propone introducir estas pruebas solamente con un mínimo valor probatorio, sin considerar que ese supuesto valor probatorio será abrumado por el perjuicio que representa para los acusados que "sean vistos por el jurado ​​como combatientes enemigos de los Estados Unidos". 

Asimismo, los abogados sostienen que el gobierno pretende generar la imagen de "mala conducta por parte de los demandados". Como ejemplo colocan en la solicitud a la corte una parte de la transcripción de una conversación, cuyo estrato es el siguiente: 

CS-2: En México [U / I] ...// [U / I]
CAMPO: Voy a [U / I] para usted. // [U / I]
CAMPO: Se les puso en la cárcel por aquí.
CS-2: Una orden de [U / I] enviar ...
CAMPO: No, aquí ...
CS-2: ... [U / I].
CAMPO: ... que los envíe a la cárcel durante quince años.
CS-2: [U / I] para mí [U / I] ...
CAMPO: [U / I].
CS-2: ... [U / I].
CAMPO: [Risas]
CS-2: [U / I]. [Risas]

Los abogados acotan que "como se desprende de la transcripción, la casi totalidad de la conversación es ininteligible  y por lo tanto, no tiene valor probatorio. Sin embargo, las pocas palabras traducidas con intercalados conllevan un alto riesgo de perjuicio injusto para los demandados".

Parece ser que el Gobierno interpreta esta declaración para sugerir que los demandados y el gobierno venezolano encarcelan a su oposición política. Esta interpretación está hecha enteramente sin el apoyo de la transcripción real, que no ofrece ninguna orientación en cuanto a lo que en realidad se hace referencia, y sólo por esta razón, debe excluirse. 

Aseguran que la conversación, si es admitida, constituiría un elemento altamente perjudicial para los acusados, ya que no tiene conexión con este caso en absoluto. 


Defensa de sobrinos de Cilia Flores piden al juez excluir las pruebas que muestran la riqueza de la que gozaban los acusados antes de ser detenidos

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los defensores de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas solicitaron a través de moción de carácter previo a la corte que se excluya de las pruebas el estado financiero o estilo de vida de los acusados apelando a las Reglas Federales de Evidencia 401-404.


Los abogados señalan que la corte debe excluir las pruebas y los argumentos que pretenden demostrar indebidamente que los acusados ​​poseen riqueza o un estilo de vida apoyado a través de un ingreso ilegítimo. 

Los demandados creen que el Gobierno ofrecerá como evidencia para probar la riqueza de ambos procesados imágenes provenientes casi exclusivamente de los teléfonos celulares en posesión de los demandados en el momento de su detención en los que aparecen los primos Flores cerca de varios vehículos y propiedades. 

Campos Flores y Flores de Freitas piden que el gobierno argumente la evidencia según la cual ambos pagaban su estilo de vida más allá de sus ingresos legítimos. El gobierno de los EEUU pretende probar que los acusados ​​se mantenían a sí mismos a través de medios ilegítimos.

De acuerdo a los abogados de los sobrinos presidenciales cualquier pruebas y argumentos en relación a estos aspectos constituye una clara violación de las Reglas 401, 402, 403 y 404 debido a que el gobierno no tiene capacidad para sentar una base adecuada para probar dicha evidencia

Señalan que el Gobierno no puede poner otro fundamento que demuestre que: 

(a) Los acusados ​​poseían cualquiera de estos elementos; 
(B) estos elementos no fueron un regalo o herencia, pero que fueron comprados por los demandados; 
(C) los acusados ​​no tienen múltiples fuentes de legítima ingresos; y (d) los demandados han estado ligados al tráfico de drogas con el fin de adquirir uno o más de estos elementos.

Debido a que el Gobierno no puede sentar una base para cualquier, por no hablar de todo, de estos predicados necesarios, esta evidencia y los argumentos deben ser excluidas como irrelevantes y
injustamente perjudicial.

La defensa señala que la corte debe excluir las pruebas irrelevantes y injustamente perjudicial antes del juicio y que el tribunal tiene "discrecionalidad para decidir si una decisión previa al juicio en la evidencia puede ser hecha antes del juicio. 


jueves, 20 de octubre de 2016

¿Qué ocurrió con las citaciones enviadas a los contactos de los sobrinos de Cilia Flores para comparecer frente al Gran Jurado?

Las tres personas citadas a declarar frente al Gran Jurado pueden hacerlo de manera remota. Esos individuos tiene propiedades en los EEUU, con lo cual se crea un vínculo de obligatoriedad.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El pasado 6 de octubre, el gobierno de los Estados Unidos envió tres citaciones a ciudadanos venezolanos residenciados en Caracas para testificar frente al Gran Jurado de Nueva York, sobre el caso por el cual están siendo procesados los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Las citaciones fueron enviadas por correo electrónico a las direcciones que aparecían en la cuenta de email de los dos acusados. La defensa pidió al la corte que fueran anuladas esas citación, sin embargo, el 13 de octubre de 2016, el juez Paul Crotty ordenó a los fiscales Emil J. Bove III y Brendan F. Quigley enviar las solicitudes de comparecencia a través de un alguacil, pero no anuló las acciones de la fiscalía. Las citas estaban prevista para este viernes 21 de octubre a las 12 del medio día en un edificio federal ubicado en Manhattan.


Dos de las tres personas citadas estuvieron con Campos Flores y Flores de Freitas en el vuelo charter que llevó a los dos acusados de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína a los EEUU, desde Caracas hasta Puerto Príncipe, donde ambos sujetos fueron detenidos por la policía antidrogas de Haití, a petición de las autoridades del Distrito Sur de Nueva York.

Al conocer la existencia de dichas citaciones, los abogados de los primos Flores enviaron una carta al juez Paul Crotty para pedirle que declarara nulos los emplazamientos "que de manera impropia había enviado el gobierno a los contactos de sus clientes, haciendo un uso ilegal del poder de citación del Gran Jurado".

Los abogados de los dos sobrinos presidenciales exigieron a la corte que se pronunciara sobre lo que consideraban "un exabrupto por parte de la fiscalía" señalando que los argumentos usados por el gobierno  -para enviar dichas citaciones- carecían de soporte legal y eran, por tanto, una violación expresa a la norma.

Uno de los aspectos que fue más criticado por los defensores de los Flores fue la vía usada por el gobierno para enviar las citas. Dijeron en la carta que "si bien el gobierno dice que la trasmisión de invitaciones para testificar por correo electrónico es una práctica común, el asunto no es legalmente aceptable y por lo tanto es erróneo". Los 6 abogados defensores citaron la Regla 17 para recordarle al fiscal que "dichas citaciones debían haber sido enviadas personalmente, de la mano de un alguacil del gobierno americano". 

El juez Crotty dio la razón a la defensa en relación al método usado para enviar las convocatorias pero no calificó dichas citaciones de nulas o ilegales. Autorizó a la fiscalía para que las hiciera llegar por medio de un funcionario de la embajada americana en Caracas.

Pero además de la vía usada por el gobierno  para el envió las citaciones, los abogados defensores acusaron a los fiscales de haber enviado mensajes de correo electrónico engañosos a las personas que no se encuentran en los Estados Unidos. 

Argumentaron que el Gobierno no tiene autoridad para acosar a los contactos de los acusados ​​con citaciones emitidas por el Gran Jurado del Distrito de Nueva York y afirmaron -además- que no se les debe permitir engañar a los ciudadanos de una nación extranjera sobre el supuesto que tienen que viajar a los Estados Unidos bajo la falsa autoridad.

Igualmente dijeron que no se podía permitir que el Gobierno estuviese enviando un correo electrónico al azar a varios ciudadanos de un país soberano, en violación de las Reglas Federales, e incluso, de las propias reglas de procedimiento del Departamento de Justicia. 

Recordó  que los extranjeros que residen fuera de norteamérica no están sujetos al poder de citación de los Estados Unidos, y que su asistencia sólo puede obtenerse de forma voluntaria. La obtención de los testimonios de los extranjeros es a menudo un asunto delicado, y se debe tener cuidado para evitar ofender a la soberanía del país extranjero, en este caso Venezuela.

Los abogados defensores recordaron que la obtención de pruebas fuera de los Estados Unidos implica consideraciones desconocidas para muchos de los fiscales estadounidenses y que la mayoría de los problemas asociados con la recolección de evidencias internacionales giran en torno al concepto de soberanía. 

-La otra nación puede considerar el esfuerzo de un investigador o un fiscal estadounidense para investigar un crimen o reunir pruebas dentro de sus fronteras como una violación de la soberanía. Incluso tales actos, aparentemente inocuos como una llamada telefónica, una carta, o una visita no autorizada a un testigo en el extranjero pueden caer dentro de esta estenosis. Una violación de la soberanía puede generar protestas diplomáticas y dar lugar a la denegación de acceso a las pruebas o incluso la detención del agente o asistente del Fiscal de los Estados Unidos que actúa en el extranjero, sostuvieron los abogados.

Los acusados dijeron que no estaban tratando de sofocar las citaciones sino que buscaban la intervención de la Corte en relación con el uso ilegal y abusivo del poder del Gran Jurado.

Sostuvieron que los acusados ​tienen un legítimo interés en la prevención del acoso de sus contactos ubicados en Venezuela. De acuerdo a los sobrinos de Cilia Flores, la conducta del gobierno norteamericano es inaceptable y sus argumentos no hacen otra cosa que justificar la acción engañosa, razón por la cual pidieron a la corte actuar para que el Gobierno cese y desista del uso incorrecto de los emplazamientos.


El gobierno justifica su acción

El Gobierno norteamericano, por su parte, sostuvo que las tres citaciones para testificar frente al Gran Jurado que fueron enviadas a terceros "no tienen motivaciones políticas, tal cual como los demandados afirmaron falsamente". 

La fiscalía dijo que los dos acusados ​​no tiene legitimidad para impugnar las citaciones que hace el gobierno. En una carta fechada el 12 de octubre, el fiscal Preet Bharara dijo que la transmisión de citaciones vía e-mail es una práctica común en su despacho y aseguró que las citaciones que se hicieron a los testigos que acudieron a la audiencia de prueba celebrada el 8 y 9 de septiembre de 2016 convocada para suprimir las evidencias, fueron hechas vía email.

La fiscalía afirmó que no es ilegal el uso de los contactos de los acusados para enviar las citas, aunque advirtió que los terceros tienen la libertad de objetar el método usado por el Gobierno para convocarlos. Asimismo, sostuvo que se le nombrará un abogado a esas personas citadas, a la vez que reveló que los testigos tienen la posibilidad de hacer la testificación de forma remota si fuere apropiado.

El fiscal dijo que el Gobierno va a discutir  los procedimientos usados en la convocatoria de terceras partes con los abogados de los acusados, sino -en todo caso- con los representantes legales de las personas citadas para testificar.

Bharara dejó claro que las primeras tres citaciones fueron emitidas para un propósito adecuado y advirtió que mientras el Gobierno está preparando todos los elementos para el juicio, continúa haciendo investigaciones criminales relacionadas con el caso. 

No debería ser una sorpresa para los acusados ​​que esas investigaciones se están realizando aclaró el fiscal.

El gobierno está dispuesto hacer una declaración complementaria que describe las pruebas en la creencia que los terceros tienen vínculos con el caso.

Las personas identificadas por los acusados como "cómplices" durante sus confesiones son objeto de interés para el gobierno, al igual otros individuos adicionales que se han identificado y que se cree puedan poseer la información pertinente a las investigaciones penales en curso.



miércoles, 19 de octubre de 2016

Juez Paul Crotty niega solicitud de la defensa de los Flores a incorporar las preguntas adicionales a miembros de jurado

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El juez del Distrito Sur de Nueva York, Paul Crotty negó la solicitud formulada por los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas de incorporar cuatro preguntas adicionales al cuestionario inicial que se le hará a los potenciales miembros del jurado según se dió a conocer en la tarde de este miércoles 19 de octubre.

El Juez Crotty dijo que las preguntas estarían más apropiadas para hacerlas en el procedimiento conocido como Voir Dire y que en todo caso, "será la corte la que haga las mismas, con una modificación razonable  de las mismas y en un momento apropiado".

Los abogados de ambos acusados solicitaron hacer primeramente dos preguntas adicionales y luego pidieron incorporar 2 más ya que según ellos las interrogantes "aumentan en gran medida la eficiencia del proceso de selección del jurado y ayuda a asegurar que los derechos de los acusados ​​están protegidos". 

Las preguntas son las siguientes:

1. Este caso se refiere a las alegaciones de que dos individuos, que son miembros de la familia del Presidente y la Primera Dama de Venezuela, han participado en una conspiración de tráfico de estupefacientes. Estos dos individuos, los acusados ​​en este caso, son inocentes.

Por favor, conteste lo siguiente a continuación:
 A. ¿Usted ha leído o escuchado algo sobre este caso? Si

Por lo tanto, podría esto afectar  su capacidad de ser imparcial?

 B. ¿Tiene algún conocimiento u opiniones acerca del país: Venezuela y / o de su gobierno que impactaría su capacidad de ser imparcial?

2. Una gran parte de la evidencia en este caso serán traducciones en inglés de documentos en idioma español y grabaciones de conversaciones en español:

 A. ¿Tiene alguna dificultad para leer Inglés que haría difícil que usted pueda leer un extenso número de traducciones en Inglés?

 B. ¿Sería difícil para que usted que pueda dejar de lado su propia
comprensión del español y seguir una instrucción que se encuentren
sólo las traducciones en inglés, incluso si difieren de su comprensión del español?

2. Gran parte de las pruebas de este caso serán  traducciones desde el español al inglés, documentos escritos y conversaciones grabadas:

 A. ¿Le cuesta leer el idioma inglés de tal manera que le dificulte
la lectura de numerosas traducciones al inglés?

B. ¿Le Costaría y estaría dispuesto a seguir las instrucciones y aceptar las traducciones al inglés a pesar de que usted pueda haber entendido algo diferente en español?

Corte aprueba solicitud de la defensa de sobrinos de Cilia Flores de obtener dos recusaciones adicionales

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El juez Paul Crotty aprobó la solicitud hecha por los abogados de la defensa de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas de obtener dos recusaciones sin causa adicionales a las establecidas en la ley, y con las que podrían vetar a miembros del jurado que no demuestren absoluta parcialidad en el caso.

Campos Flores y Flores de Freitas están siendo acusados por el gobierno de los Estados Unidos de conspirar para traficar y distribuir 800 kilos de cocaína de alta pureza a suelo norteamericano. El juicio de los dos hombres, apresados en Haití el 10 de noviembre de 2015, se iniciará el 7 de noviembre de 2016.

El juez Crotty informó que le otorgaba a los demandados las dos recusaciones sin causa adicionales. "Los desafíos que se ejercerán en las seis rondas; una en cada ronda será para el gobierno y dos en cada ronda para los acusados" dijo el magistrado.

Asimismo Crotty advirtió que las recusaciones se deben utilizar en cada ronda y aquellos que no sean utilizados se perderán.

Las recusaciones adicionales 

La defensa solicitó al tribunal este lunes 17 de octubre de 2016, que permitiera a los dos acusados ejercer dos desafíos perentorios adicionales en la selección del jurado, argumentando que la petición es el interés de la justicia.

Los abogados hicieron la petición basados en la Regla Federal de Procedimiento Penal 24, que dispone que los acusado ​​tienen en conjunto 10 recusaciones sin causa cuando se les acusa de un crimen con una pena de prisión superior  un año.

La carta está firmada por los abogados de Campos Flores: Randall W. Jackson, John T. Zach y Joanna Wright del bufete Boies, Schiller y Flexner LLP y por los representantes de Flores de Freitas: David M. Rody, Michael D. Mann y Elizabeth A. Espinosa de Sidley Austin LLP.

Los defensores de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro señalaron en su petición que la corte debía permitir las recusaciones sin causa adicionales a los dos acusados. "los tribunales han otorgado desafíos perentorios adicionales en casos donde los acusados ​​pueden mostrar que el caso implica complejidad, matiz, o amplia publicidad, lo que justifica recusaciones sin causa adicionales". 

La fiscalía se había opuesto a esta solicitud a través de una carta enviada por el fiscal Preet Bharara al tribunal en la noche de este martes 18 de octubre.




martes, 18 de octubre de 2016

Fiscalía se opone a que la corte le otorgue a "narcosobrinos" dos recusaciones adicionales para descalificar a posibles jurados

Por Maibort Petit
@maibortpetit


El gobierno de los Estados se opuso este martes a la solicitud hecha por los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas de que se les otorgue dos recusaciones sin causa adicionales.  La defensa de los dos sujetos pidió el lunes 17 de octubre al juez Paul Crotty, dos desafíos extras para poder descalificar a  miembros del jurado que no garanticen imparcialidad en sus funciones. Ver aquí.

El una carta enviada al juez Paul Crotty, el fiscal Preet Bharara recuerda que los argumentos usados por la defensa de los Flores para pedir las recusaciones sin causa adicionales o desafíos imperativos no se corresponden a lo establecido en la  Regla Federal de Procedimiento Penal 24 (b) (2), la cual  establece que en los casos que no son capitales "El acusado o los acusados ​​tienen en conjunto 10 recusaciones sin causa". 

Agrega que la Regla 24 le da la discreción Corte para que otorgue recusaciones sin causa adicional. No obstante, "en este caso no hay ninguna razón para hacerlo. Aquí, sólo hay dos acusados, ambos jugaron papeles similares en la conspiración por la cual están siendo juzgados, y han tenido una defensa conjunta desde sus detenciones".

Sostiene Bharara que la concesión de recusaciones sin causa adicionales  se ha dado en casos donde los acusados ​​tenían diferentes roles y diferentes posibles estrategias de defensas. "En los casos donde los abogados defensores podían predecir que probablemente no serían capaces de ponerse de acuerdo en conjunto sobre el ejercicio de todas de las recusaciones".

La fiscalía asegura que si bien el caso de los Flores ha recibido atención de los medios, se pueden abordar de manera adecuada, a través de otras vías, como por ejemplo, al pedir a panel que diga si han oído algo sobre el caso y, de ser así, sí eso afectaría a su capacidad de ser justo e imparcial en el juicio, pero en ningún momento otorgando recusaciones sin causa adicionales.

jueves, 13 de octubre de 2016

Abogado de Flores de Freitas denuncia trato deplorable contra de su cliente en la celda de aislamiento

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Durante la comparecencia ante el tribunal de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas se conoció que  este último se mantiene aún en una celda de aislamiento del Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, y será este viernes  14 de octubre, cuando se conozcan las razones que llevaron al Oficina de Prisiones aislar al procesado.

La defensa de Flores de Freitas denunció ante el juez Crotty que su cliente está en condiciones deplorables. "Debe beber agua de un lavamanos, comer con las manos porque no le dan utensilios y desde que está recluido en la celda de seguridad. sólo ha tomado dos duchas".

Los abogados denunciaron que Flores de Freitas tiene 24 horas diarias de luz, por lo cual no ha podido dormir, y que se encontraba en pésimas condiciones.

De hecho, pudimos observar a Flores de Freitas bastante desencajado. Estaba con la barba y el cabello crecido, tenía ojeras, llevaba puesto su uniforme azul de prisionero, pero una camiseta visible color naranja y se veía acongojado y somnoliento. 

Los dos sobrinos de la pareja presidencial venezolana no sonrieron hoy a los presentes.  Por el contrario, lucían cabizbajos y alicaídos Los defensores, sin embargo, mantuvieron una actitud retadora y trataron de llamar la atención del juez a su causa. 

David Rody, abogado de Flores de Freitas solicitó a Crotty poner fin al aislamiento de su cliente de inmediato y pidió a la fiscalía una explicación sobre ese maltrato. 

Rody señaló que se había pedido -expresamente- que los dos acusados no fueran separados el uno del otro. Sin embargo han sido apartados en dos oportunidades.

El defensor dijo que Flores de Freitas era un recluso que no había cometido infracciones, muy callado y con buena conducta. "El se porta bien, no es un tipo de persona que quebranta reglas, y considero que no es justo que este en esa celda confinado".

El juez ordenó a la fiscalía informar este viernes a la corte la razón por la cual  la Oficina de Prisiones (BOP) envió al acusado a una celda de seguridad de la la Unidad de Vivienda Especial (SHU, por sus siglas en inglés) desde el pasado 6 de octubre.

De acuerdo a una misiva enviada por la Fiscalía a la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Flores de Freitas sólo estaría allí hasta el 11 de octubre.  No obstante, no se sabe por qué aún se mantiene aislado.  El gobierno dejó saber que informarán al tribunal una vez sepan las causas, aunque discutieron sobre una supuesta preocupación por la seguridad del acusado.

De acuerdo al manual de prisiones, el régimen de aislamiento es una forma de privación de libertad en el que un preso está aislado de cualquier contacto humano, a menudo con la excepción de los miembros del personal de la prisión.

Se emplea principalmente como una forma de castigo más allá del encarcelamiento de un prisionero, por lo general motivado violaciones de las normas de la prisión. Sin embargo, también se utiliza como una medida adicional de protección para los internos vulnerables. 

En el caso de los presos con alto riesgo de suicidio, puede ser utilizado para impedir el acceso a los elementos que podrían permitir al prisionero a la autolesión.

La comunicación dice que la Oficina de Prisiones -previó a un problema de seguridad del acusado con otras personas - decidió confinar a Flores de Freitas y a otros presos a celdas separadas. 

Los defensores de los sobrinos presidenciales informaron a los fiscales del gobierno la novedad el 9 de octubre.

De acuerdo  a una carta de la Fiscalía se conoció que el gobierno se comunicó con la Oficina de Prisiones para informarse acerca de la situación de seguridad de Flores y otras personas, y pidió que se separaran todos los presos involucrados en el incidente sobre el cual no dan detalles. 

La defensa de los Flores expresó al día siguiente su preocupación por la separación de los acusados. El gobierno y la Oficina de Prisiones tomaron medidas para tratar de evitar que los dos sujetos fueran separados sin dejar de tomar en cuenta el problema de seguridad. 

Dice la carta que la Fiscalía fue informada del evento el sábado en la tarde por los abogados defensores, cuando Flores de Freitas ya había sido enviado a la celda de seguridad.

La comunicación destaca que el gobierno transmitió las preocupaciones de los abogados de los Flores de Freitas a la Oficina de Prisiones. Igualmente señala que Flores de Freitas sería retirado de la celda de seguridad para el final del día martes.