Mostrando entradas con la etiqueta jeffrey Epstein. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta jeffrey Epstein. Mostrar todas las entradas

miércoles, 12 de enero de 2022

El Príncipe Andrés tendría que hacerle frente a un juicio por abuso sexual a menores en la Gran Manzana

   El juez Lewis Kaplan negó la moción del príncipe Andrew para desestimar la demanda de Virginia Giuffre en su contra. 

Por Maibort Petit

   La decisión de un juez de Nueva York obligará al Príncipe Andrés, hijo de la Reina Isabel de Inglaterra, hacerle frente a un juicio por una demanda civil por abuso sexual presentada por una de las mujeres que acusó a de Jeffrey Epstein, y al miembro de la realeza de haberla abusado cuando tenía 17 años. 

   El juez de Manhattan, Lewis Kaplan dictaminó este miércoles que el juicio puede seguir su curso en la Corte de Nueva York.

    En una decisión de 46 páginas, Kaplan “negó en todos los aspectos” los numerosos intentos de la realeza de desestimar la demanda de Virginia Roberts Giuffre en su contra.

  Los abogados del Príncipe Andrés habían argumentado que el acuerdo de conciliación de 2009 entre Giuffre y Epstein lo protegía de cualquier responsabilidad derivada de las acusaciones de mujer.

   El juez  Kaplan insistió en que el acuerdo de $500,000 de Giuffre con Epstein era demasiado “ambiguo” para cubrir a Duque de York, razonando que Epstein probablemente sólo había buscado protegerse a sí mismo.

  El magistrado también desestimó la sugerencia "sin mérito" del Príncipe Andrés, que ha argumentado que la denuncia de Giuffre debía ser "más definitiva" ya que la misma es ambigua.

  Kaplan señaló cómo la demanda de Giuffre alega que Andrew “participó en actos sexuales con” ella “sin su consentimiento, sabiendo su edad y sabiendo que era una víctima de tráfico sexual que se vio obligada a participar en esos actos”.

  El magistrado sostuvo en su fallo que la queja de Giuffre no es ni 'ininteligible' ni 'vaga' como advierte la realeza sino que la demanda de la mujer tiene alegaciones  detalladas que de ser ciertas, serían “reprensibles”.

  El juez advirtió que  Giuffre “Alega incidentes discretos de abuso sexual en circunstancias particulares en tres lugares identificables. señala a quién atribuye ese abuso sexual”.

  La decisión que tomó el juez Kaplan obligaría al Príncipe Andrés hacer frente a un juicio en su contra en la corte federal de Manhattan, programado para finales de este año.

  De acuerdo a la demanda interpuesta por Giuffre, el difunto financiero Jeffrey Epstein la traficó y la obligó a tener relaciones sexuales con sus amigos, incluido el Príncipe Andrés, y que la realeza sabía que ella era menor de edad (17) en ese momento. 

   La mujer alega que el Duque de York abusó sexualmente de ella en la isla privada de Epstein en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, en su mansión en Manhattan y en la casa de su exnovia Ghislaine Maxwell en Londres.

   El juez Kaplan estableció un calendario que establece hasta el 14 de julio de 2022 para que el Príncipe Andrés responda las preguntas sobre el caso bajo juramento, luego de un fallo emitido por el tribunal el año pasado. 

  De no resolverse el caso con los trámites previos, el Duque de York podría enfrentar una fecha de juicio en el último trimestre de 2022.

   La abogada de Giuffre, Sigrid McCawley, dijo en un comunicado que el fallo del juez es "otro paso importante en la heroica y decidida búsqueda de justicia de Virginia como sobreviviente del tráfico sexual".

  La demanda civil se deriva de las acusaciones que unas supuestas víctimas hicieron contra Epstein, un millonario que abusaba de menores y que habría creado una red de tráfico sexual que incluía a sus influyentes amigos. 

   El gobierno de los Estados Unidos acusó a Epstein de llevar a cabo un esquema de décadas de abuso sexual de niñas menores de edad, llevándolas en aviones privados a sus propiedades en Florida, Nueva York, Nuevo México y las Islas Vírgenes de EE. UU.

  Epstein se declaró culpable en 2008 de cargos estatales de prostitución y en julio de 2019 fue acusado de cargos federales de tráfico sexual.  El depravado se suicidó en prisión en 2019 antes de que pudiera ser juzgado.

   Por su parte, Ghislaine Maxwell, su ex novia y ex-empleada, fue declara culpable en diciembre por cinco cargos federales, incluido el tráfico sexual de menores y conspiración.

  Giuffre no pudo testificar contra Ghislaine Maxwell porque los fiscales consideraban que su relato no era fácil de probar, y porque los hechos por ella alegados fueron cuando tenía 17 años, que en Nueva York es la edad del consentimiento.

  Giuffre alegó que Andrew, Epstein y Maxwell “la obligaron a participar en actos sexuales mediante amenazas expresas o implícitas”, y ella “temía morir o sufrir lesiones físicas” si desobedecía.

  Después de la decisión, otro de los abogados de Giuffre, David Boies, dijo que la acusadora estaba "complacida" de que "ahora se tomarán pruebas sobre sus reclamos contra él".

 “Ella espera una determinación judicial de los méritos de esos reclamos”, dijo en un comunicado.

martes, 11 de enero de 2022

Fiscales ofrecieron retirar cargos por perjurio contra Ghislaine Maxwell a cambio de que no haya otro juicio

 Por Maibort Petit

   Los fiscales federales aseguraron ante el tribunal que estaban dispuestos a retirarle los cargos pendiente por perjurio a la socialité británica, Ghislaine Maxwell si no se va nuevamente a juicio, es decir, que la ex-novia y ex-empleada de Jeffrey Epstein podría evitar una nueva acusación si acepta que su sentencia por delitos de tráfico sexual de menores se realice este año y no se insiste en buscar la nulidad de juicio que concluyó en diciembre de 2021.

  El gobierno envió una comunicación a la juez del Distrito Sur de Nueva York, Alison Nathan este lunes. Ante la inusual oferta de los fiscales, la defensa de Maxwell dijo que los cargos por perjurio deben ser postergados hasta que el tribunal falle sobre la solicitud de un nuevo juicio debido a las denuncias de Scotty David, uno de los jurados que presuntamente cometió delitos de perjurio y prejuicio.

  Scotty David reveló a la prensa inglesa que había influido en la opinión de otros miembros del jurado durante las deliberaciones de una semana, al relatar que fue abusado sexualmente cuando era niño. Tras narrar su historia, los jurados que no estaban convencidos con las evidencias (testimonios) de las acusadoras de Maxwell fueron persuadidos y finalmente cambiaron su opinión para declarar culpable a la acusada.

   David afirmó que no se le preguntó sobre su historial de abuso sexual durante el proceso de selección del jurado. Pero, de hecho, a todos los posibles miembros del jurado se les hicieron múltiples preguntas sobre sus experiencias pasadas con el abuso sexual y se les advirtió que sus respuestas podrían tenerse en cuenta para determinar su capacidad para ser imparciales.

   Ghislaine Maxwell, de 60 años, fue declarada culpable en diciembre  de haber reclutado adolescentes entre 1994 y 2004 para que el delincuente Jeffrey Epstein las abusara sexualmente. 

  Los dos cargos de perjurio a los que se refieren los fiscales se encuentran en un caso por separado que se basa en la acusación  en que Maxwell supuestamente mintió bajo juramento en una declaración jurada que dio en 2016 en un caso de difamación presentado en su contra por la acusadora de Jeffrey Epstein, Virginia Roberts Giuffre, en el Distrito Sur de Nueva York.

    Maxwell ha negado todos los cargos desde el inicio de su proceso, y sus abogados han afirmado que la mujer s se convirtió en el chivo expiatorio de los fiscales debido a que no lograron enjuiciar a  Epstein por delitos sexuales debido a que el millonario se suicidó en la cárcel de Manhattan antes del juicio.

   Los abogados de Maxwell solicitaron a la juez Nathan que declara nulo el juicio en el que el jurado la halló culpable de 5 de los 6 delitos por los cuales fue enjuiciada la socialité británica.

  El miembro del jurado afirmó que no se le preguntó sobre su historial de abuso sexual durante el proceso de selección del jurado. Pero, de hecho, a los posibles miembros del jurado se les hicieron múltiples preguntas sobre sus experiencias pasadas con el abuso sexual y se les advirtió que sus respuestas podrían tenerse en cuenta para determinar su capacidad para ser imparciales.

  En la petición para que se declare un juicio nulo, la defensa argumenta que el jurado mintió ante el panel que seleccionaba los miembros del jurado, al ocultar sus antecedentes relacionados con abuso sexual, con lo cual comprometió todo el proceso.

   El gobierno de Estados Unidos apoyó la decisión del tribunal de investigar los hechos alegados en la prensa, incluyendo el ofrecimiento de servicio de representación legal para el miembro del jurado que podría ser señalado de  delitos de perjurio y prejuicio. Igualmente, los fiscales han pedido a la juez Nathan que dije la fecha de la condena para la primavera.

  La juez Nathan aún no ha dado respuesta a la petición de la defensa pero se comprometió a realizar una investigación sobre la posible mala conducta del jurado.

  Los fiscales advirtieron que en caso de que “ denieguen las mociones posteriores al juicio de la acusada, el gobierno está preparado para desestimar los cargos de perjurio por separado en el momento de la sentencia, a la luz de los importantes intereses de las víctimas en cerrar este asunto y evitar el trauma de testificar nuevamente”.

   A todas luces se observa que los fiscales no quieren ir nuevamente a juicio, aunque expertos han señalado que es muy posible que el argumento de la defensa pueda conllevar a la que la juez Nathan decida anular el juicio y evitar que sea la corte de Apelaciones la que declare el derecho a un nuevo proceso.

  Ghislaine Maxwell enfrenta dos cargos por presuntamente mentir bajo juramento en una declaración jurada que dio en 2016 en un caso de difamación presentado en su contra por la acusadora de Jeffrey Epstein, Virginia Roberts Giuffre, en el Distrito Sur de Nueva York

  Maxwell enfrenta una condena máxima de hasta 65 años de prisión.

jueves, 6 de enero de 2022

Por posible perjurio y prejuicio de dos miembros del jurado, tribunal podría declarar nulo el juicio de Ghislaine Maxwell

Por Maibort Petit

  El veredicto de culpabilidad de Ghislaine Maxwell podría ser anulado y su caso se volvería a juzgar después de las revelaciones de dos miembros del jurado sobre experiencias personales de abuso sexual en su infancia. La Juez Alison Nathan abrió una investigación a solicitud de los fiscales por posible prejuicio y perjurio.
   Una semana después de que Ghislaine Maxwell fuera declarada culpable de tráfico sexual, dos miembros del jurado del caso dijeron a los medios que influyeron en el jurado al compartir sus propias experiencias de abuso sexual durante las deliberaciones.
  Los dos jurados habrían mentido en los cuestionarios al no revelar que habían sido objeto de abuso sexual. Este aspecto comprometía su imparcialidad para actuar en el juicio. Todo el tema está bajo investigación y el tribunal podría declarar el juicio nulo.

  Ghislaine Maxwell, una socialité británica y colaboradora desde hace mucho tiempo del delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein, fue condenada por cinco de los seis cargos en su contra el 29 de diciembre después de cinco días de deliberación.

  Un miembro del jurado, Scotty David dijo al periódico The Independent y a la agencia Reuters que usó su experiencia personal de abuso para calmar las dudas que otros miembros del jurado tenían sobre algunos de los testimonios de los acusadores. Ese hecho puede ser calificado como mala conducta.

   Un segundo miembro del jurado le dijo a The New York Times que compartieron una experiencia personal de abuso sexual que "pareció ayudar a dar forma a las discusiones del jurado". Esta confesión compromete enormemente la imparcialidad del jurado y llevaría a un nuevo juicio.

  Los fiscales presentaron una carta el miércoles solicitando una investigación sobre los comentarios, según registros de la corte. Por su parte, los abogados de Ghislaine Maxwell enviaron dos cartas a la juez Alison Nathan pidieron un nuevo juicio. La magistrada abrió una investigación.

  Expertos han señalado que los comentarios de los miembros del jurado a los medios de comunicación fueron devastadores para la acusación y probablemente podrían significar que el caso tendría que ser juzgado de nuevo. Por ahora, todo está en las manos de la juez  Nathan.

   El abogado penalista John M. Smith dijo que las revelaciones hechas por los dos miembros del jurado a la prensa compromete el veredicto de Maxwell y que existen altas probabilidad que el tribunal debe hacer un nuevo juicio, puesto que la conducta de dos jurados da a la defensa el derecho a la anulación del veredicto.

Sostiene que las revelaciones de los dos miembros del jurado conllevan a una mala conducta. Lo primero que se debe constatar es que se cometió perjurio ya que ambos habrían mentido bajo juramento, por lo que el tribunal puede abrir una investigación y penalizar por los delitos.

Asimismo, las opiniones de los dos jurados comprometen la obligatoriedad de que el jurado debe ser imparcial, ya que la justicia así lo exige. Al tener opiniones preconcebidas sobre el crimen que se juzga, y de haber influenciado en el resto de los miembros del panel conlleva a una grave falta que podría llevar a una anulación del juicio por prejuicio de las dos personas que hablaron a la prensa sobre sus experiencias personales. 

Uno de los aspectos fundamentales en este caso, y que a todas luces falló, fue la selección del jurado porque si la defensa hubiese conocido esas experiencias los dos jurados no hubiesen sido escogidos, porque ambos comprometían la imparcialidad requerida en las personas que fueron seleccionadas para el jurado.

En los cuestionarios que llenaron los potenciales jurados se les si ellos o algún miembro de sus familias fueron víctimas de abuso sexual. De haber respondido afirmativamente a la pregunta los dos jurados no hubiesen podido ser seleccionados.

El jurado 50, David dijo a Reuters que "revisó" el cuestionario y no recordaba si le preguntaron sobre experiencias personales de abuso sexual, pero dijo que habría respondido honestamente.

Han existido casos en los que los miembros del jurado podrían haber mentido  para formar parte de un jurado de un caso que tiene notoriedad ante la opinión pública. Igualmente, si alguna de las personas ha sido víctima del mismo crimen y en su interior busca venganza.  

Si la defensa hubiese conocido que los dos jurados fueron víctimas de abuso sexual, no hubiesen sido seleccionados, y es éste punto el que le permite ahora a los abogados de Maxwell pedir la nulidad del juicio y tener una alta probabilidad de ganar un fallo a su favor.

Un aspecto que hay que tomar en cuenta es que los fiscales federales del caso Maxwell reaccionaron de inmediato a los comentarios de los jurados y solicitaron una investigación porque tienen el deber ético de señalar a la corte las preocupaciones de un posible prejuicio.

En los documentos de la corte, los fiscales también pidieron que se nombrara un abogado para uno de los jurados, David que habría cometido delito de perjurio y prejuicio.

Por lo general, cuando algún miembro del jurado dicen y hacen todo tipo de cosas que son inapropiadas se investiga, pero los fiscales no le nombran abogados. Uno de los ejemplos que se puede tomar en cuenta en este caso son los miembros del juicio del notorio exlíder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán que confesaron a los medios que no cumplieron con las instrucciones del tribunal, estuvieron revisando la prensa durante el juicio y no cumplieron con la norma establecida por el tribunal. A ninguno de esos jurados se les designó un defensor.

   El hecho de que los fiscales piensen que David necesita un abogado sugiere que creen que pudo haber actuado de manera criminal al cometer perjurio.

   "No es aceptable que los dos miembros del jurado hayan usado sus experiencias personales para convencer al jurado de emitir un veredicto de culpabilidad", sostiene Smith.

     Es decir, si sus revelaciones se toman como verdad, entonces confesaron que cometieron delito de perjurio y prejuicio por haber ocultado su condición y además usar su experiencia  para tergiversar o influir directamente en la opinión de los otros miembros del panel de jurados cuando éstos manifestaron que tenían muchas dudas sobre los testimonios de las mujeres que acusaban a Maxwell, ya que sus historias no eran del todo creíbles. 

   David reveló a  Reuters y The Independent que habló sobre sus propias experiencias para mostrar que los recuerdos de abuso sexual pueden ser claros en algunos aspectos y confusos en otros y tras su explicación los convenció de declarar culpable a la acusada.

"Sé lo que pasó cuando fui abusado sexualmente. Recuerdo el color de la alfombra, las paredes. Algo de eso se puede reproducir como un video", dijo David a The Independent. "Pero no puedo recordar todos los detalles. Hay algunas cosas que van juntas".

   Después de compartir eso, agregó, algunos miembros del jurado "pudieron aclarar el aspecto de la memoria del abuso sexual".

   Si no se reveló, como Rahmani cree que es probable que sea el caso, y David convenció a los otros miembros del jurado para que condenaran, eso significaría que sus comentarios causaron un daño real a Maxwell, que es necesario para demostrar prejuicios.




martes, 28 de diciembre de 2021

Juicio de Ghislaine Maxwell sin veredicto: Jurado delibera en horario extendido ante el temor del omicrón

   El número de casos positivos de covid en la ciudad de Nueva York se han incrementado de manera alarmante. Hasta este martes no se logró un veredicto unánime.

Por Maibort Petit

   La preocupación de una anulación del juicio de Ghislaine Maxwell por el aumento de los casos de covid en Nueva York obligó a la juez, Alison Nathan a instruir a los miembros del jurado a que deben realizar las deliberaciones en un horario ampliado de una hora extra y con la exigencia que deberán trabajar para llegar a un veredicto, inclusive el fin de semana de Año Nuevo.

  Las autoridades de la ciudad de Nueva York informaron este martes que suman 128 mil casos positivos de la variante omicrón de COVID-19  en los últimos 5 días. Ante la alarma, la juez Nathan dijo que le preocupaba que la pandemia pudiera causar un juicio nulo en el caso de Maxwell si los miembros del jurado o los participantes tuvieran que ponerse en cuarentena.

  Ghislaine Maxwell está acusada por el gobierno de los Estados Unidos de delitos de abuso y tráfico sexual de menores en relación al caso de Jeffrey Epstein.

  Nathan advirtió a los miembros del jurado que deben sentarse todos los días hasta que llegue a un veredicto debido al aumento de casos de Omicrón.

  La juez Nathan también había solicitado que los miembros del jurado se quedaran hasta las 6 pm todos los días, pero los jurados rechazaron la solicitud y pidieron reunirse solo hasta las 5 pm, lo que fue aceptado por la magistrada.

  En el tribunal se mantiene un protocolo de COVID-19 que incluye el uso de máscaras N-95 y KN-95 y el distanciamiento social. 

  Nathan explicó que todos los que acuden al tribunal deben cumplir con las medidas para garantizar que no se anule el juicio en caso de un brote de COVID-19 entre los jurados y el resto de los participantes en el juicio.

  La juez también revirtió la orden que dio la semana pasada, que estipulaba que los miembros del jurado no tendrían que deliberar el jueves y el viernes debido a las festividades del Año Nuevo, pero este martes presionó severamente al jurado al señalar que se podrían incluir deliberaciones de fin de semana si no se llegaba a un veredicto para entonces.

  Los miembros del jurado comenzaron a deliberar sobre el futuro de Ghislaine Maxwell el 21 de diciembre.

  Los fiscales han acusado a Maxwell y al fallecido millonario Jeffrey Epstein de traficar con menores de edad y de abusar sexualmente de ellas. Las acusaciones se centran en eventos ocurridos entre 1997 y 2004 cuando las acusadoras tenían 14 años unas y 17 otras.

Maxwell se ha declarado inocente de los cargos.

El juicio de la socialité británica duró tres semanas.  

  Los fiscales llamaron a 24 testigos en 10 días, incluidas las cuatro víctimas enumeradas en la acusación contra Maxwell, que tenían tan solo 14 años cuando Epstein los abusó sexualmente. Dos acusadoras testificaron bajo los seudónimos "Jane" y "Kate"; una tercera, Carolyn, usó su nombre de pila; y la última, Annie Farmer, fue identificada por su nombre completo. Las mujeres describieron a Maxwell como el principal cómplice del financiero que las reclutó en su círculo sexual de adolescentes, las preparó y facilitó el abuso en sus hogares en todo el mundo.

  Los fiscales trabajaron la narrativa de la relación sentimental y de complicidad que tenían Epstein (quien se suicidó en la cárcel en 2019) y Maxwell, donde se destacaba el lujo y los supuestos abusos a menores de edad que provenían de hogares rotos o cuyas familias tenían problemas económicos. También destacaron el presunto código de silencio impuesto a sus empleados.
   
   La defensa por su parte ha advertido que los fiscales están acusando a Maxwell de los supuestos delitos de Epstein y que la socialité británica es un chivo expiatorio del gobierno que no puedo procesar criminalmente a Epstein porque éste se suicidó en la cárcel. 
   
  Asimismo ha sostenido que las cuatro mujeres que acusan a Maxwell no mencionaron su nombre cuando agentes del FBI las entrevistaron por horas en 2007. Sostiene la defensa que el juicio se basa en falsos testimonios, en mentiras y que la fiscalía no tiene evidencias para probar más allá de la duda razonable la culpabilidad de la acusada. 
   
  De ser hallada culpable de los seis cargos, Maxwell enfrenta una condena máxima de 70 años de prisión. 

 

Siguen deliberaciones del jurado de Ghislaine Maxwell a pesar de las advertencias por el aumento de casos de omicrón en NYC

Por Maibort Petit

  Este martes en la tarde, el jurado del juicio de Ghislaine Maxwell, acusada de delitos sexuales con menores vinculados al depredador sexual, Jeffrey Epstein, continúo con las deliberación a pesar de las advertencias de la juez Alison Nathan que señaló que la variante del coronavirus Omicrón podría alterar el calendarios del proceso.

  La jueza de distrito de los Estados Unidos, Alison Nathan, pidió a los jurados que extendieran las deliberaciones diarias hasta las 6 PM, citando una creciente amenaza de Omicrón en la ciudad de Nueva York.

"Simplemente estamos en un escenario diferente con respecto a la pandemia de lo que estábamos hace solo una semana y ahora nos enfrentamos a un riesgo alto y creciente de que los miembros del jurado y / o los participantes del juicio deban ponerse en cuarentena, interrumpiendo así el juicio (y) poniendo en riesgo nuestro capacidad para completar esta prueba", advirtió la magistrada. 

  Nathan sugirió extender las deliberaciones por una hora le da al jurado más tiempo cada día para continuar participando en sus discusiones.

  La magistrada afirmó que volvería a examinar el tema en horas de tarde de este martes si fuera necesario, sugiriendo que podrían producirse más cambios en la programación si el jurado no llega a un veredicto pronto.

  El jurado se encuentra en deliberaciones desde el lunes 20 de diciembre, luego que se produjo la entrega de los argumentos finales los fiscales y la defensa de Maxwell.

 En el transcurso del juicio que duró dos semanas, los fiscales presentaron 24 testigos, incluyendo cuatro mujeres que aseguran ser víctimas de Jeffrey Epstein y de la acusada. 

   El jurado de seis hombres y seis mujeres que sopesan los cargos de tráfico sexual y otros delitos. Durante las deliberaciones también se solicitó el testimonio de Kate, otra acusadora de Maxwell, quien subió al estrado el 6 de diciembre.

  Los abogados defensores pidieron a la juez Alison Nathan de que consideraran a Kate y a otra acusadora, Annie Farmer,  sólo como testigos y no como víctimas, de los presuntos crímenes de Maxwell.

   La juez dictaminó que el jurado puede considerar el testimonio de las mujeres sobre la pareja al analizar sí Ghislaine Maxwell es culpable de los delitos relacionados con dos presuntas víctimas, Jane y Carolyn. Esas acusadoras testificaron que tenían 14 años cuando supuestamente se cometió el abuso de Maxwell y Epstein.


   Al despedir al jurado, la juez Nathan les pidió que se mantuvieran a salvo durante los días festivos, y alertó sobre la variante de Covid Omicrón "los necesito a todos aquí y saludables el lunes. Así que, por favor, cuídense y tomen precauciones ".



   Maxwell enfrenta una sentencia máxima de 70 años de prisión si es declarada culpable de los seis cargos. 

   La socialité británica se declaró inocente de los cargos que alegan que sedujo, traficaba y transportó a menores de edad para que fueran abusadas por el millonario que se suicidó en la cárcel antes de ser juzgado, Jeffrey Epstein entre los años 1994 a 2004. Maxwell enfrenta cargos de perjurio por supuestamente mentir sobre su presunta conducta bajo juramento.

  La defensa argumenta que los fiscales del gobierno tienen a Ghislaine Maxwell como chivo expiatorio injustamente, ya que no lograron enjuiciar Epstein porque se suicidó en 2019 mientras esperaba el juicio por tráfico sexual de menores.

miércoles, 22 de diciembre de 2021

Deliberaciones del juicio de Ghislaine Maxwell se reinician el lunes 27 de diciembre

Por Maibort Petit

   Los miembros del jurado del juicio de Ghislaine Maxwell acordaron no continuar las deliberaciones este jueves y viernes, y a través de una nota comunicaron a la juez, Alison Nathan que regresarán al tribunal el lunes 27 de diciembre para continuar el trabajo que se les ha encomendado que debe concluir con un veredicto unánime que establezca si la Fiscalía neoyorquina logró probar, más allá de la duda razonable, si la socialité británica es culpable de los seis delitos por los que es procesada.

   El jurado se encuentra en deliberaciones desde el lunes, luego que se produjo la entrega de los argumentos finales los fiscales y la defensa de Maxwell.

 En el transcurso del juicio que duró dos semanas, los fiscales presentaron 24 testigos, incluyendo cuatro mujeres que aseguran ser víctimas de Jeffrey Epstein y de la acusada. 

  En el segundo día completo de deliberaciones, el jurado pidió revisar el testimonio del ex gerente de la casa de Jeffrey Epstein, Juan Alessi, quien trabajó en su mansión de Palm Beach, Florida, de 1990 a 2002.

  El mayordomo subió al estrado el 2 de diciembre y describió a Maxwell como un microgestor que tenía una canasta de mimbre llena de juguetes sexuales. Sus acusadores testificaron que Epstein usó los juguetes para abusar sexualmente de ellos.

   El jurado de seis hombres y seis mujeres que sopesan los cargos de tráfico sexual y otros delitos. Durante las deliberaciones también se solicitó el testimonio de Kate, otra acusadora de Maxwell, quien subió al estrado el 6 de diciembre.

  Los abogados defensores pidieron a la juez Alison Nathan de que consideraran a Kate y a otra acusadora, Annie Farmer,  sólo como testigos y no como víctimas, de los presuntos crímenes de Maxwell.

   La juez dictaminó que el jurado puede considerar el testimonio de las mujeres sobre la pareja al analizar sí Ghislaine Maxwell es culpable de los delitos relacionados con dos presuntas víctimas, Jane y Carolyn. Esas acusadoras testificaron que tenían 14 años cuando supuestamente se cometió el abuso de Maxwell y Epstein.

   Al despedir al jurado, la juez Nathan les pidió que se mantuvieran a salvo durante los días festivos, y alertó sobre la variante de Covid Omicrón "los necesito a todos aquí y saludables el lunes. Así que, por favor, cuídense y tomen precauciones ".

   Maxwell enfrenta una sentencia máxima de 70 años de prisión si es declarada culpable de los seis cargos. 

   La socialité británica se declaró inocente de los cargos que alegan que sedujo, traficaba y transportó a menores de edad para que fueran abusadas por el millonario que se suicidó en la cárcel antes de ser juzgado, Jeffrey Epstein entre los años 1994 a 2004. Maxwell enfrenta cargos de perjurio por supuestamente mentir sobre su presunta conducta bajo juramento.

  La defensa argumenta que los fiscales del gobierno tienen a Ghislaine Maxwell como chivo expiatorio injustamente, ya que no lograron enjuiciar Epstein porque se suicidó en 2019 mientras esperaba el juicio por tráfico sexual de menores.

martes, 21 de diciembre de 2021

Jurado del juicio de Ghislaine Maxwell basa sus deliberaciones en los testimonios de las cuatro mujeres que la acusan

Por Maibort Petit

   En la segunda jornada de deliberaciones en el juicio de la Socialité, Ghislaine Maxwell el jurado continuó revisando evidencias bajo las instrucciones de la juez, Alison Nathan. En horas de la mañana, gracias a una nota enviada a la magistrada se supo que se están evaluando el testimonio de las supuestas víctimas de Jeffrey Epstein y la acusada que es, en esencia, en lo que se basa la acusación.

  Ghislaine Maxwell está acusada de formar parte de la empresa criminal encabezada por el multimillonario, Epstein encargada de reclutar menores de edad para ser abusadas por el magnate, quien se suicidó antes de ser enjuiciado.

  Maxwell se declaró no culpable de los seis cargos, que incluyen tráfico sexual de menores, transportar a un menor con la intención de participar en actividades sexuales delictivas, tentar a un menor a viajar para participar en actos sexuales ilegales, tres cargos relacionados de conspiración.

  Si es declarada culpable de los seis cargos, la mujer de 59 años enfrenta hasta 70 años de prisión.

    El jurado solicitó a la juez Nathan las transcripciones de los testimonios de "Jane", Annie Farmer y Carolyn, tres de las cuatro mujeres que declararon que fueron supuestamente abusadas sexualmente por Jeffrey Epstein y que acusaron a Maxwell de haber facilitado el proceso, e inclusive de haber participado en algunos actos sexuales.

  Las cuatro supuestas víctimas que testificaron en el juicio de Ghislaine Maxwell dijeron haber sido abusadas sexualmente en varias oportunidades y en diferentes países.  La primera en testificar fue una que usó como nombre ficticio "Jane", y aseguró que Maxwell coordinaba los masajes sexuales con Epstein para lo cual las preparaba y en ocasiones se unía a los actos sexuales. 

Otra de las mujeres que testificó fue Carolyn quien sostuvo que Maxwell le tocó los senos, las caderas y las nalgas cuando tenía 14 años testificó que cuando tenía 14 años, y que supuestamente le dijo que "tenía un gran cuerpo para Epstein y sus amigos". 

El testimonio de Carolyn es una pieza clave en la acusación contra Maxwell en el cargo relacionado con tráfico sexual infantil, que es el más grave de todos los cargos.

  Otra de las testigos usó el nombre de "Kate". La mujer testificó que Maxwell la invitó y le indicó cómo darle un masaje sexual a Epstein. Aseguró que Maxwell hablaba a menudo de temas sexuales con ella y le pidió a Kate que invitara a otras chicas jóvenes para satisfacer los deseos sexuales de Epstein.

Una revisión de las evidencias del FBI

  En horas de la tarde, el jurado nuevamente envió una nota a la juez Nathan para pedirle las notas tomadas por agentes del FBI durante una entrevista que le hicieron a Carolyn en 2007 y que refleja que la mujer no mencionó a Maxwell en ningún momento. 

  La juez  explicó que dicha entrevista no forma parte de las evidencias, y que por ende no será tomada en cuenta. Sin embargo, se recordó que algunos extractos de las notas del FBI fueron leídas en el expediente durante el contrainterrogatorio de Carolyn.

   Vale la pena destacar que la defensa hizo hincapié en esas declaraciones que aparecen registradas en las notas del FBI, y advirtieron al jurado que las mismas contradecían en testimonio de Carolyn y que lo hacían inconsistente ya que la supuesta víctima no mencionó a Maxwell en esa entrevista de 2007.

  "La señorita Maxwell no era el tema de discusión en ese momento", testificó Carolyn en la corte. "Lo único en lo que estuvo involucrada la señorita Maxwell fue en acariciar y tocar mis senos y mis nalgas y por eso mi alma está rota y también mi corazón" dice exactamente la transcripción del testimonio. 

    Antes de concluir la jornada de este martes, el jurado preguntó si se podía considerar como evidencia el testimonio de la cuarta mujer que acusó a Maxwell, Annie Farmer para sustentar los cargos de conspiración para atraer a una menor a viajar para participar en actos sexuales  y conspiración para transportar a una menor para participar en actos sexuales puesto que la supuesta víctima de Epstein dijo que ella había viajado con la pareja. 

Ante la pregunta, la juez Nathan ordenó al jurado considerar el testimonio de Farmer, a pesar que esa actividad sexual no es considerada ilegal porque la mujer estaba en la edad de consentimiento cuando ocurrieron los hechos.

Mañana miércoles continuarán las deliberaciones del jurado desde las 9:00 AM





jueves, 16 de diciembre de 2021

Día 11 del juicio de Ghislaine Maxwell: La defensa inició la presentación de los testigos que buscan contrarrestar la narrativa de la fiscalía

   El juicio se reinició este jueves por la mañana después de tres días de descanso debido a conflictos de programación y otras razones.

Por Maibort Petit

  Tal como estaba previsto, la defensa de la socialité británica, Ghislaine Maxwell inició este jueves la segunda fase del juicio con la presentación de los primeros testigos de una lista de 35 personas que declararán para tratar de convencer al jurado que la acusada es un chivo expiatorio de los fiscales neoyorquinos que no pudieron enjuiciar al millonario, Jeffrey Epstein porque éste se quitó la vida en la cárcel antes que iniciara el proceso, donde se le acusaba de haber liderado una empresa criminal piramidal que abusaba de niñas y jóvenes en su intento de satisfacerse sexualmente.

Imágenes suministradas por la oficina de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

    Ghislaine Maxwell ha negado todos los cargos en su contra y la defensa ha sostenido reiteradamente que las mujeres que la acusan ( cuatro en total) han sido víctimas de lapsos de "memoria, manipulación y dinero".

La asistente personal de Epstein 

   La primera mujer que subió al estrado a testificar a favor de Maxwell fue Cimberly Espinosa, una ex-asistente ejecutiva de Epstein de 1996 a 2003. 

   La testigo señaló que trabajó con Ghislaine Maxwell prácticamente todos los días,  y que "la admiraba mucho".

 Espinosa afirmó que nunca vio a Maxwell involucrarse inapropiadamente con niñas menores de edad. 

    Entre las actividades laborales de Espinosa hacía para Epstein, estaba realizar las reservaciones de masajes tanto para Epstein como para Maxwell, pero advirtió que quienes los hacían eran profesionales. 

      A Espinosa le preguntaron sobre Jane, una de las acusadoras que sustentaba el caso contra Maxwell, y la testigo confirmó que conoció a la niña en la oficina de Epstein. Sostuvo que había adivinado que la joven tenía "unos 18 años" y pensaba que estaba en "una relación amorosa" con Epstein.

    De hecho, Espinosa dijo que la madre de Jane, una de las acusadoras de Maxwell, le había dicho que la joven "era la ahijada de Jeffrey".

   La supuestas víctima de Epstein, identificada con el seudónimo de Jane, testificó la semana pasada y sostuvo que le había dado masajes a Epstein que posteriormente se convirtieron en encuentros sexuales cuando tenía 14 años. 

   Jane acusó a Maxwell de "instruirla" sobre cómo le gustaba a Epstein que le dieran masajes y, a veces, de participar en los encuentros sexuales.

   Espinosa afirmó en el interrogatorio de la fiscalía que nunca había estado en la mansión de Epstein en Florida, donde tuvieron lugar muchos de los supuestos encuentros sexuales.

   La testigo afirmó que al inicio Epstein y Maxwell eran pareja, y ella pensaba que eran una pareja era muy coqueta, pero luego, con el tiempo, se alejaron, e inclusive, eran distantes cuando Maxwell salía con otros hombres. También aseguró que Epstein le ordenó que le enviara flores a Celina Midelfart, durante el tiempo que salía con Maxwell.

   Espinosa dijo que cuando se separaron Maxwell tuvo una relación con el empresario multimillonario estadounidense, Ted Waitt. Asimismo, sostuvo que Epstein sostuvo relaciones con otras mujeres que visitaban su oficina en Manhattan, como por ejemplo, la autora británica de libros infantiles Shelley Lewis y otra de sus asociadas, Gwendolyn Beck.

    La testigo repitió en varias  oportunidades que aprendió mucho de su relación con Maxwell y que inclusive, se divirtió trabajando para ella, a pesar de ser una jefa "exigente" en su trabajo como administradora de las propiedades de Epstein.

    Entre las tareas que realizaba Maxwell como empleada de Epstein estaba la organización de los viajes del magnate, administrar las casas abastecidas y mantener disponibles las comidas favoritas en las casas de Nueva York y Florida.

  Entre otros aspectos, Espinosa dijo que Epstein era un hombre generoso que pagó la matrícula de los hijos de sus empleados, y que incluso, en ocasiones entregó boletos gratis para ver "El Rey León" en Broadway a todo su personal.

    Cuando se le preguntó a Espinosa si alguna vez vio a Maxwell o Epstein "involucrados en alguna mala conducta" la mujer respondió "Nunca".

  Una vez que el abogado defensor de Maxwell, Christian Everdell terminó su interrogatorio, la fiscal federal adjunta Lara Pomerantz trató de convencer al jurado de que Espinosa era una testigo irrelevante preguntándole solo si alguna vez había trabajado en alguna de las casas de Epstein.

Una psicólogo

   En la segunda parte de la jornada, testificó la Dra. Elizabeth Loftus, profesora de psicología en la Universidad de California, Irvine, que explicó al jurado el proceso que viven las personas cuando sufren un trauma, suelen tener a posteriori recuerdos de eventos traumáticos, como los descritos por los acusadores de Maxwell, que a menudo se reconstruyen ellas mismas. Su investigación sugiere que las víctimas no recuperar esos recuerdos.

  Loftus sostuvo que las personas que sufrieron un trauma, que recuerdan recuerdos "con frecuencia nos recuerdan a nosotros mismos de una manera mejor de lo que tal vez sea exacto". 

   Asimismo, advirtió que la cobertura de los medios puede actuar como "una fuente de sugerencia posterior al evento traumático".

    Loftus explicó que los llamados "recuerdos periféricos" de un evento traumático pueden olvidarse, los "recuerdos centrales" del evento pueden, de hecho, hacerse más fuertes.

        En la presentación de la Dra. Loftus se informó al jurado que la profesional ha participado en más de 300 juicios de defensa criminal, en representación de clientes de alto perfil como Harvey Weinstein y  OJ Simpson

Demasiado frágil para testificar

   Ghislaine Maxwell, a través de un portavoz, ha informado que no tomará el stand para declarar en su propia defensa, porque su salud había empeorado y se siente demasiado frágil para testificar, según publicó el periódico Mirror del Reino Unido.

   La familia y sus abogados han denunciado en repetidas ocasiones que la tratan mal mientras está detenida y la mantienen en condiciones inhumanas, incluso han suplicando a las Naciones Unidas y al Fiscal General de los Estados Unidos para que intervenga y vigile las situación de su reclusión.

   En una declaración de la defensa se argumenta que Maxwell recibe malos tratos en la cárcel porque el gobierno necesita un chivo expiatorio por los delitos cometidos por Epstein, el exnovio y socio comercial de Ghislaine.

   Epstein fue condenado por delitos sexuales en el estado de Florida en 2008, pero murió por suicidio en la cárcel en 2019 mientras esperaba el juicio por cargos federales de tráfico sexual.

   Maxwell fue arrestada en Estados Unidos en julio de 2020 y enfrenta cargos de tráfico sexual y perjurio. Si es declarada culpable de los seis delitos que le imputan podría enfrentar una condena de 80 años en prisión.


sábado, 11 de diciembre de 2021

Décimo día de juicio: Annie Farmer asegura que Ghislaine Maxwell le dio un masaje y frotó sus senos en el rancho de Jeffrey Epstein

   La cuarta acusadora de Maxwell dijo que el magnate se metió en su cama para abrazarla y frotar su cuerpo contra ella cuando sólo tenía 16 años.

Por Maibort Petit

   Durante el décimo día de juicio de Ghislaine Maxwell acusada de cargos de tráfico sexual en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, la cuarta de sus acusadoras, Annie Farmer, describió cómo la demandada desde el primer día en que la conoció, mantuvo una actitud de acoso sexual contra ella.


   La jornada del viernes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York se inició con el llamado que la fiscalía hizo a la mujer, para que contara al jurado los pormenores de su experiencia con la demandada y Jeffrey Epstein.

   Se trata de la única de las presuntas víctimas acusadoras de Maxwell y el finado Jeffrey Epstein que asume su identidad en este juicio.

¿Ve a alguien en esta sala del tribunal que alguna vez le haya dado un masaje? — preguntó la fiscal Lara Pomerantz.

— Sí, lo hago —contestó Farmer— Está usando un suéter marrón y sentada al otro lado de la habitación, a la derecha.

— Dejemos que el registro refleje que el testigo ha identificado a la acusada —subrayó Pomerantz.

— ¿Qué edad tenías cuando la Sra. Maxwell te dio un masaje?

— Tenía 16 años.

   Con anterioridad a la subida de Farmer a rendir declaración, la juez Alison Nathan manifestó a los miembros del jurado que se espera que la testigo acusadora cuente su experiencia sobre el contacto sexual que tuvo con Epstein y Maxwell en Nuevo México. Les advirtió que no debían considerar el contacto en Nuevo México como "actividad sexual ilegal", pues así lo establecen las leyes de esa entidad.

  La testigo acusadora, que en la actualidad cuenta con 42 años de edad y se desempeña como psicóloga inició sus declaraciones presentándose al jurado y a la corte: “Mi nombre es Annie Farmer”, le dijo a la sala entretanto subía al estrado para luego, en detalle, deletrear su nombre en voz alta a efectos del registro de la audiencia.

   Contó que conoció a Epstein y a Maxwell cuando tenía 16 años, en la primavera de 1996, cuando creyó que el magnate financiero podía ayudarla a pagar su educación universitaria. Detalló que lo conoció a través de su hermana María en Nueva York, donde esta se desempeñaba como artista y estudiante de postgrado y trabajaba para el financiero. El encuentro fue en una exhibición de arte durante la cual el magnate manifestó interés en una de sus obras. Epstein luego de este primer encuentro, habría ofrecido ayudar a Annie Farmer a ingresar a la universidad.

¿Llegó un momento en que conociste a Epstein en ese viaje? —preguntó la fiscal Lara Pomerantz.

— Sí —contestó Annie Farmer.

¿Cuántas veces viste a Epstein en ese viaje? —volvió a preguntar la fiscal.

— Dos veces diferentes que recuerdo.

   Los hechos en Nuevo México, en el rancho propiedad de Epstein, le resultaron sumamente incómodos —dijo— porque ya en una ocasión anterior en Nueva York, cuando estuvieron en un cine, Jeffrey Epstein le había tomado la mano —el magnate se sentó entre las dos hermanas—y se la había acariciado contra su voluntad y sin que María Farmer lo notara.

— Me senté junto a Epstein... [mi hermana] estaba sentada a su otro lado —explicó la testigo acusadora.

  La fiscal le pidió explicar qué sucedió después y, entonces refirió: “Las luces se apagaron y en algún momento él se acercó y puso su mano en el reposabrazos en el asiento y comenzó a tomar mi mano y a acariciarla.

— Él estaba sosteniendo mi mano y entrelazando su mano con la mía —refirió— Estaba frotando la suela de mi zapato y frotando la planta de mi pie y mi pierna. Yo estaba muy sorprendida y muy nerviosa.

  Explicó que percibió que cuando Epstein interactuaba con su hermana asumía otro comportamiento, pero tan pronto dejaba de hablar con María, volvía a tocarla a ella.

  Consultada acerca de por qué no contó nada a su hermana de lo sucedido, dijo que porque “estaba muy confundida por lo que había sucedido y sabía que ella era muy protectora, y si él había hecho algo que me incomodaba… él era su jefe, podría perder su trabajo y sería malo para ella".

   Después vino el viaje a Nuevo México, cuando Epstein le pagó el pasaje en un vuelo comercial. Contó que no quería ir dada su experiencia anterior, pero razonó en aquel entonces que el magnate seguramente no se atrevería a nada más en razón de que en el rancho estaría también Ghislaine Maxwell, la pareja romántica del financiero. Por ello, dijo, aceptó viajar al rancho. Además, se suponía que era una actividad de un programa educativo al que asistirían otras jóvenes. Pero al llegar se dio cuenta que era la única que había asistido.

   La llevaron de compras y le regalaron unas botas vaqueras de más de USD 100. También la invitaron al cine y aunque no quería ir al principio, accedió dada la presencia de Maxwell.

Pero las cosas no habrían sucedido según sus supuestos.

— Fue muy similar a la primera vez que fui al cine con Epstein —dijo— Inmediatamente comenzó a tomar mi mano y acariciarla y frotar mi pie y mi brazo.

   Cuando se le pidió describir esto, dijo: “Yo diría que fue muy similar, pero diría que fue más descarado, él no se detuvo".

  Después refirió cuando regresaron al rancho: “Regresamos a la residencia y se decidió que le daría a Epstein un masaje en los pies.

— Maxwell quería mostrarme cómo frotarle el pie, porque eso era algo que ella pensó que debería aprender a hacer. Me sentí muy incómoda, no quería tocar su pie. Quería detenerme y esperaba que terminara rápidamente —refirió.
  Después, Ghislaine Maxwell le pidió que se dejara dar un masaje y que se desnudara antes del mismo. Luego, durante el masaje, Maxwell le pidió que se volteara y comenzó a frotar sus senos.

Los hechos habrían ocurrido así:

— Ella bajó la sábana y expuso mis senos. Ella comenzó a frotarme el pecho y la parte superior de los brazos— explicó.

¿Maxwell te dio un masaje? —preguntó Pomerantz.

— Sí. Puso una mesa en la habitación donde me estaba quedando. Era una camilla de masaje estándar que era portátil, se puede extender y tiene un patrón en la parte superior.

¿Qué estabas vistiendo? —preguntó la fiscal.

— Nada —contestó Farmer.

¿Por qué no vestías nada?

— Ella me dijo que me desnudara.

¿Qué pasó durante el masaje?

— Ella comenzó a frotar mi cuerpo y frotarme la espalda y las piernas y ella estaba hablando trivialmente, y en algún momento durante el masaje me hizo dar la vuelta para que me tumbara de espaldas —explicó la testigo acusadora.

Y entonces refirió:

— Ella bajó mi sábana, expuso mi pecho y me frotó el pecho y la parte superior de mis senos. Cuando bajó la sábana, me sentí un poco congelada, ya que no tenía sentido para mí que eso sucediera. Me sorprendió.

  Dijo que, aunque Epstein no estaba en el lugar, ella sentía que estaba cerca y observaba.
  Dijo que, después, específicamente al día siguiente, cuando ya se encontraba en cama, Jeffrey Epstein abrió la puerta de la habitación y, “en broma”, le dijo que quería un "abrazo". Entonces, el magnate se metió en su cama y "presionó su cuerpo en mí".

  La testigo acusadora dijo al jurado que mientras esto sucedía, ella se sentía "congelada del miedo".

  Para evadir la situación, dijo que tenía que usar el baño para así lograr alejarse de Epstein. "Quería estar allí el tiempo suficiente para que, con suerte, toda esta situación terminara".

— Solo quería que terminara el fin de semana.

Refirió:

— Pensé que me habían traído allí por una serie de razones: pensé que ambos estaban interesados en mí como estudiante y todas estas experiencias me hicieron sentir que tenían intereses muy diferentes en mí y estaba desorientado y quería terminar con eso —dijo al jurado.

La defensa ataca

  La abogada defensora, Laura Menninger, interrogó a Annie Farmer sobre sus recuerdos de su tiempo en Nuevo México con Epstein y Maxwell en 1996. La defensa en todo momento ha intentado demostrar que los recuerdos de las acusadoras se han corrompido con los años y por diversos intereses.

  La abogada se refirió al diario que Farmer mantenía cuando era adolescente y en el que hacía referencia sobre su viaje a Nueva York, oportunidad en la que conoció a Jeffrey Epstein, pero le observó que en dicho diario no existe mención alguna a su viaje a Nuevo México.

  Llevó el interrogatorio en dirección a que, en varias oportunidades, Farmer le refiriera al jurado que, durante el primer encuentro de la mujer con Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell no había estado presente.

  Laura Menninger interrogó a Annie Farmer sobre si su relato del viaje a Nuevo México no era más bien un "recuerdo reconstruido", a lo que la mujer reconoció que, efectivamente, había buscado varias veces en Internet y había hablado con amigos acerca de otros hechos que ocurrieron en el momento de su viaje con el objeto de refrescar su memoria sobre exactamente cuándo tuvo lugar el viaje.

   La defensa ha insistido en que las acusaciones de las cuatro mujeres contra su cliente, han estado motivados por el dinero de un fondo de compensación para las víctimas de Epstein. Annie Farmer recibió USD 1.5 millones, según le dijo a dijo a los fiscales.

Otros testigos

  La fiscalía también llamó a declarar a la madre de Annie Farmer y al exnovio de esta en la escuela secundaria con el objeto de corroborar el testimonio de la acusadora.

  Janice Swain, la madre, contó que habló con Jeffrey Epstein antes de que su hija se fuera de viaje y este le aseguró que unas dos docenas de estudiantes visitarían su rancho en esa ocasión.

  Agregó que Epstein le dijo que su "esposa", Ghislaine Maxwell, estaría presente y acompañaría a las jóvenes que asistieran.

   David Mulligan, el exnovio, recordó que Annie Farmer le contó acerca de su viaje a Nuevo México y cuando Ghislaine Maxwell supuestamente le tocó los senos durante un masaje a la edad de 16 años.

   Luego de estos testimonios que se produjeron en horas de la mañana, la fiscalía anunció un descanso por 10 días.
  
   Ghislaine Maxwell se declaró inocente de ocho cargos en su contra.

   Durante las últimas dos semanas, los fiscales trataron de presentarla como cómplice de Epstein, un delincuente sexual, llamándolos "socios en el crimen" que había construido "un esquema piramidal de abuso".

    Epstein fue condenado por delitos sexuales estatales en Florida en 2008, pero se suicidó en la cárcel en 2019 mientras esperaba el juicio por cargos federales de tráfico sexual.

 

jueves, 9 de diciembre de 2021

Noveno día de juicio: Suspendida audiencia por enfermedad repentina de abogado de Ghislaine Maxwell

  Nada hace creer que se trate de un caso de Covid-19, según la juez, quien espera que el proceso se pueda reanudar este viernes.

Por Maibort Petit

   Cuando en el noveno día de juicio contra Ghislaine Maxwell en el Corte del Distrito Sur de Nueva York por tráfico sexual se encontraba declarando como testigo Tracy Chapell, una empleada de FedEx, la juez de la causa, Alison Nathan, decidió suspender la sesión en razón al malestar que comenzó a sentir uno de los abogados de la demandada.
   Uno de los abogados de Maxwell comenzó a sentirse enfermo —no se informó la identidad— por lo que la fiscalía y la defensa se reunieron en recinto aparte y discutieron por largo rato, volvieron a la sala para informar a la juez de lo acontecido.

   La magistrada tomó la decisión de suspender en razón de que el abogado enfermo necesitaba atención médica. Dijo que esperaba que la audiencia pueda reanudarse este viernes.

"No tenemos ninguna razón para creer que esté relacionado con el Covid", agregó la juez Nathan antes de dejar ir al jurado.

  El testimonio de Chapell se refería a los envíos que se producción desde la dirección de Jeffrey Epstein en Nueva York a una de las acusadoras de Maxwell en Palm Beach. Esto habría ocurrido a principios de la década de 2000.
   Se trata de la “Carolyn” una de las presuntas víctimas del magnate financiero, quien refirió haber recibido unos paquetes con lencería y otros regalos entre los que se encontraba un libro de "masajes para tontos", así como entradas para un concierto de rock.

  Para le fecha en que se produjeron los envíos, “Carolyn” era una adolescente que, según atestiguó ante el tribunal, le dio más de cien masajes a Epstein en un periodo de cuatro años y por los cuales recibía una paga de entre USD 300 y USD 400 por cada uno.

  La acción ocurrió después de que “Carolyn” le suministró su dirección a Ghislaine Maxwell "porque Jeffrey Epstein quería enviarme algunos artículos".

  La defensa de Maxwell consiguió que Tracy Chapell reconociera que ninguna de las facturas que se mostraron en el tribunal incluía a su representada como remitente de ninguno de los paquetes remitidos a “Carolyn”.

  Igualmente, quedó en suspenso el esperado testimonio de la otra acusadora de Ghislaine Maxwell, “Annie”, la cuarta de las supuestas víctimas de la pareja.
  Se creía que la sesión de este jueves pudiera ser la última de esta semana, pero otras razones, puesto que la fiscalía había manifestado que tomaría un descanso en virtud de los adelantos que ha experimentado el proceso judicial.

  Ghislaine Maxwell, de 59 años de edad, enfrenta cargos por Conspiración para atraer a menores a viajar para participar en actos sexuales ilegales; Seducir a un menor de edad para que viaje y participe en actos sexuales ilegales; Conspiración para transportar a un menor con la intención de participar en una actividad sexual delictiva; Transporte de un menor con la intención de participar en una actividad sexual delictiva; tráfico sexual de menores; y conspiración de tráfico sexual.

  También, Maxwell enfrenta dos cargos de perjurio, en razón de que la fiscalía sostiene que mintió bajo juramento cuando emitió declaraciones sobre el caso de Virginia Giuffre. Estos cargos serán abordados en juicio aparte.
  Maxwell y sus abogados sostienen que sólo es una más víctima del finado Jeffrey Epstein, condenado por tráfico de menores, pero sus acusadoras y los fiscales la consideran como una socia criminal del magnate.

  Ghislaine Maxwell, es una socialité, hija menor del multimillonario Robert Maxwell a cuya muerte ocurrida en 1991, se mudó a los Estados Unidos. Allí conoció a Jeffrey Epstein con quien se relacionó sentimentalmente, un nexo que habría variado al de asistente, confidente y socia.

  Si el jurado determina que Ghislaine Maxwell es culpable de los cargos de que se le acusa, podría ser sentenciada hasta por 70 años de prisión. Para ello, durante este proceso judicial deberá comprobarse que, efectivamente, dirigía una empresa de tráfico sexual en beneficio propio y de Epstein.