Mostrando entradas con la etiqueta inteligencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inteligencia. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de enero de 2021

Conozca los bloques de contención que usa el régimen para evitar que el pueblo se levante en su contra

 El control social es estratégico para evitar el desbordamiento de la sociedad.

Por Maibort Petit

   Existe todo un sistema de dominio mediante el cual el gobierno chavista control y manipula al pueblo venezolano, de manera de evitar que este se enfrente al régimen y lo saque del poder. Para ello se vale de cinco bloques de contención que actúan en su favor y, desde todos los flancos, sirven de diques que frenan cualquier intento de desbordamiento.

   Quien sostiene esto es Eduardo E. Hurtado, ex-integrante de la Fuerza Aérea Venezolana y veterano de guerra del Ejército de Estados Unidos quien formó parte de una unidad especial de inteligencia geoespacial. Hurtado es Licenciado en Seguridad Estratégica y Gerencia de la Protección, y también es Licenciado en Tecnología Electrónica, con una Maestría en Administración Empresarial (MBA). 

   En su libro “La franquicia cubana: una dictadura científica”, explica cómo los hermanos Castro desarrollaron una metodología en conjunción con el gobierno de Rusia para implementarlo en Latinoamérica, logrando la manipulación de las masas con el fin de perpetuarse en el poder de manera indefinidamente.

  Según Eduardo Hurtado, la dictadura científica “es un proyecto que tiende a modificarse según la geopolítica del país y que apunta al uso de métodos psicológicos y físicos para lograr el completo adoctrinamiento de sus ciudadanos volviéndolos a todos sumisos y resignados ante el dictador. Para lograr ese adoctrinamiento se ejecutan un conjunto de técnicas y estrategias perfectamente estudiadas y que se van reajustando según la reacción de los ciudadanos, para ello se usa la ingeniería social, la cual hace un solapamiento con la programación neurolingüística, la inteligencia emocional y el lenguaje corporal”.

  Para influir y modificar el comportamiento de la sociedad del país que haya comprado la franquicia, se valen de la ingeniería social y el resultado, en el caso de Venezuela, es que los ciudadanos comenzaron a ver como “indeseable” a quien difiera del gobierno socialista. La ingeniería social es común en los regímenes autoritarios que imponen sus creencias políticas a la ciudadanía, obligándola a creer que su propuesta es la única salida a todos los males.

  Refiere Hurtado que el gobierno cubano vende un paquete de asesoría que él a ha denominado “Franquicia Cubana”, la cual comprende la aplicación de técnicas de ingeniería social, así como temas en materia de invasión, inteligencia, espionaje, contrainteligencia, narcotráfico, lavado de dinero, psicología, torturas entre otros procedimientos. Esta franquicia la vendieron e implementaron con éxito en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y México. Así se vendió a Hugo Chávez como el mesías, quien comenzó pregonando la “igualdad social” en razón de que el término socialismo no era bien visto en el país.

   El gobierno venezolano construyó la “big data” que le permite medir el comportamiento de la masa, a través del denominado “carnet de la patria” el cual no es otra cosa que un mecanismo de control social.

Los bloques de contención

  Sostiene Eduardo Hurtado que para que un sistema de dominio estratégico sea perfecto, es necesario crear niveles de control y manipulación en los que existe una combinación entre el uso de la fuerza, la demagogia, la inteligencia y el populismo.

 Estrategias éstas que el gobierno venezolano aplica a modo de laboratorio de guerra psicológica, al tiempo que analiza los resultados y establece maniobras de acuerdo a las reacciones.

  Refiere que el pueblo en crisis lucha mientras espera una intervención interna de las Fuerzas Armadas, las cuales no terminan de reaccionar a favor de la constitución y el interés nacional. Entretanto, el pueblo sigue en su lucha en contra de una dictadura, pero se agota física y mentalmente cada día más.

  Explica que existen cinco 5 muros o bloques de contención que permiten contrarrestar a la población enardecida. Estos bloques deben cumplir con al menos tres pasos fundamentales para ser exitosos, a saber: 1) Crear una coalición organizada con múltiples líderes de las fuerzas de oposición; 2) estudiar el modus operandi del dictador para así conocer sus debilidades y fortalezas; 3) planificar de manera estratégica las acciones basadas en las debilidades del estado dictador.

  La experiencia cubana es utilizada para sacar de combate a cualquier líder emergente que trate de organizar una rebelión.

  A los cinco bloques que hasta ahora se conocen, se espera que se adicionen los estudiantes universitarios, quienes serán endulzados con estrategias populistas de parte de los alcaldes y gobernadores donde estén ubicadas las principales sus universidades. Una forma de lograr esto puede ser ayudar a rescatar las deterioradas sedes de estas casas de estudios superiores. Para el gobierno es fundamental poner a los estudiantes, toda vez que sabe que son ellos quienes encienden las protestas contra la dictadura.

  Como ejemplo de esto último, Eduardo Hurtado pone como ejemplo el caso de Ricardo Sánchez Mujica, quien fue uno de los líderes de la Universidad Central de Venezuela que luchó en contra del gobierno y, luego, terminó de aliado de la dictadura.

  Hurtado indica que el primer bloque de contención lo conforman: El pueblo simpatizante con el gobierno; el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); la Policía Nacional y algunas Policías Municipales; la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB);  el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); los Servicios de Inteligencia y Contrainteligencia; los Círculos Bolivarianos; la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

  Entretanto, el segundo bloque de contención lo integran: los colectivos (La Piedrita/Fuerzas Revolucionarias Bolivarianas); los grupos de guerrilla (Tupamaros); los milicianos; los presidiarios; la Guardia Nacional Bolivariana-Infiltrados (Falso personal portando uniforme de la Guardia Nacional); el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); los servicios de Inteligencia y Contrainteligencia: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

  En el tercer bloque de contención están una serie de grupos que son financiados en dólares: Grupo Avispas Negras (Fuerzas Especiales de Cuba); Euskadi Ta Askatasuna Española (ETA); Hezbollah; Al-Qaeda; Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN); las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); los carteles narcotraficantes; Hamas (Palestino).

  El cuarto bloque de contención #4, igualmente pagados en dólares, lo integran: el Comité de Seguridad del Estado Ruso (KGB); el G2 Cubano; el Ministerio de Seguridad del Estado de China (MSS); el reemplazo estratégico (Agentes pasivos); el servicio de espionaje activo; los miembros significativos de las Fuerzas Armadas Bolivarianas; los miembros significativos de la política venezolana.

  Por su parte, el quinto bloque de contención (también financiado en dólares)  lo conforman: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); el Tribunal Supremo de Justicia; los ministerios estratégicos; la Organización de Naciones Unidas (ONU); las Altas Comisiones para los Derechos Humanos; la Organización de los Estados Americanos (OEA); las altas personalidades políticas extranjeras (cómplices); el Consejo Nacional Electoral (CNE); la fuente de inteligencia abierta (OSINT- Open Source Intelligence).

Sobre la MUD

  Apunta Eduardo Hurtado que en lo atinente a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se encuentra presente en casi todas las barreras de defensa del estado venezolano.

  Se trata, pues, de un engaño al país que extiende de manera sustantiva el periodo de vida del gobierno, un tiempo que es necesario para consagrar el plan psicológico de control de masa y para pacificar las protestas cuando éstas se salgan de control y representen peligro al régimen. Serán esos momentos en que entrarán en modo de negociación con el gobierno haciendo creer que ellos son los salvadores.

  Es decir, con la MUD el pueblo acude a un organismo estratégicamente infiltrado que detiene su furia con falsas promesas de democracia y paz, así como con mensajes de no a la violencia dirigidos a enfriar los ánimos de la población que ansía cambios.

  Estima Eduardo Hurtado como un hecho positivo, el hecho de que, con todos los acontecimientos ocurridos, la ciudadanía ya ha identificado la traición de todos los dobles agentes de la política.

Sobre la OSINT

 Igualmente, Hurtado destaca el caso de la fuente abierta de inteligencia, el cual es un ejército que no se ve, pero que controla las redes sociales y se encarga de desacreditar cualquier fuente de información confiable.

Son los encargados de investigar, sabotear, confundir, hackear, etc.

  Explica que existe una sala situacional en diferentes lugares de Venezuela y en el extranjero, donde se dedican diariamente a crear o desvirtuar/sabotear noticias a favor del régimen.

 Esta fuente abierta de inteligencia crea fuentes de información opositoras al estado, de modo de dar la impresión de credibilidad en la población y para que la gente sienta confianza en estos medios de información que luego usaran en determinados momentos para sembrar las noticias que ellos quieran manipular en momentos de crisis.

 Estas salas situacionales también se encargan de sabotear a quienes traten de herir el sistema castrista a través de las redes sociales.