Mostrando entradas con la etiqueta corrupción Eulogio del Pino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta corrupción Eulogio del Pino. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de abril de 2020

Los fondos que se previeron para recuperar el Parque termoeléctrico de PDVSA

  En 2016 se le advirtió al entonces presidente de la estatal petrolera que una inversión de USD 1.573,9 millones se requería para instalar y activar una serie de equipos y plantas termoeléctricas ya adquiridos, los cuales aportarían 2.227,3 MW de generación eléctrica al país.


Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Un punto de cuenta emitido en junio de 2016, revela que el expresidente de Petróleos de Venezuela S.A. y exministro del Poder Popular para el Petróleo, Eulogio Del Pino, aprobó buscar financiamiento por USD 1.573,9 millones para instalar parque termoeléctrico de PDVSA ya adquirido por PDVSA y que sólo aguarda por ser instalado. Se buscaba con esto culminar al denominado Plan de Autosuficiencia Eléctrica (PAE) de la petrolera y, de esta manera, apalancar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

  La propuesta presentada por la Dirección de Enlace del Sector Eléctrico destacaba que los 2.227,3 MW que estos equipos tenían capacidad de regenerar, podían incorporarse al SEN en un lapso de tres años. Desde el citado despacho se instó al ministro y presidente de PDVSA a buscar los recursos para proceder a la instalación e instruir a los entes de la empresa pertinentes, a que establecieran en sus presupuestos partidas dirigidas a la preservación de dichos equipos.

  Sin embargo pocas o nulas son las noticias que acerca de la concreción de tales planes y, muestra de ello, es la grave crisis eléctrica que atraviesa en la actualidad Venezuela, sin que las medidas paliativas anunciadas por las autoridades competentes y el gobierno, vislumbren una solución definitiva a este problema que amenaza con agudizarse día a día.

   El informe final de la Comisión Mixta para el estudio de la crisis eléctrica en el país de la Asamblea Nacional[1] advierte que los proyectos contratados por PDVSA entre los años 2004 y 2016 para proveer el servicio responsabilidad de Corpoelec, así como los trabajos adelantados para cubrir las necesidades de energía propias de la empresa a través del PAE, no se reflejan con exactitud de costos  e inversión en los informes financieros de la estatal petrolera.

  El informe cita que el periodista César Batiz, quien presentó ante el Poder Legislativo Nacional los resultados de un trabajo de investigación que se publicó en el diario Últimas Noticias el 18 de septiembre de 2011 sobre la compra de equipos eléctricos por parte de Bariven, informó que PDVSA colocó órdenes de compra para la compra de equipos eléctricos por USD 767 millones “con claros indicios de sobreprecio”.

  Los parlamentarios, en virtud de la opacidad de los informes financieros de PDVSA y ante la presunción de la existencia de contratos con sobreprecios recomendó a la Comisión Permanente de Contraloría de la AN investigar exhaustivamente los contratos suscritos entre PDVSA y todas las empresas que suministraron equipamiento eléctrico en el lapso 2009-2016.

  En este blog hemos informamos que “las plantas termoeléctricas administradas por Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), con capacidad de generar nominalmente un total de 2.871 MW, solamente generan en la actualidad 775 MW, quedando indisponibles 2.096 MW. En manos de la empresa petrolera se encuentran 31 plantas, de las cuales sólo once tienen a la fecha capacidad de generación, quedando las restantes 20 indisponibles para prestar el servicio a la colectividad venezolana. La reactivación del parque termoeléctrico solamente en la región central del país conllevaría una inversión de USD 1.423 millones que permitirían recuperar 3.140 MW de generación eléctrica en cinco años”[2].

El punto de cuenta

El 27 de julio de 2016, Antón Castillo, director de Enlace del Sector Eléctrico Petróleos de Venezuela S.A. remitió al para la fecha ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de la corporación, Eulogio Del Pino, el punto de cuenta identificado con el N° DESE-PC-2016-006, para informarle acerca del parque de generación termoeléctrica adquirido por PDVSA, el cual requería de recursos financieros, bien para instalarse o para concluir su instalación, de manera de dar por concluido el Proyecto de Autosuficiencia Eléctrica de la empresa y así apalancar el Sistema Eléctrico Nacional.

Los antecedentes y la situación al momento

  En el documento se explica que PDVSA cuenta con un parque termoeléctrico de generación en ciclos combinados y ciclos abiertos que al momento de dirigir la comunicación, se encontraban unos en proceso de instalación y otros por instalar.

 Se indicó que la situación parálisis de dichos procesos de instalación se debía a la situación financiera que atravesaba la corporación debido a la caída de los precios del petróleo, requiriéndose gestionar el financiamiento necesario para su culminación.

  Castillo explicó a Del Pino que parte de estos equipos se habían utilizado como repuestos para mantener la operatividad de máquinas en PDVSA y de la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec.

  Se recordó en el punto de cuenta que en el objetivo 3.1.13.2 del Plan de La Patria se establece "Diversificar la matriz de insumos para la Generación Eléctrica favoreciendo el uso del gas natural", mientras que en el 3.1.13.4 se llama a "Impulsar el uso de tecnologías más eficientes para la generación eléctrica, a través de los cierres de los ciclos combinados en las plantas térmicas".

  El documento expone la situación reinante al momento en que Antón Castillo se comunicaba con Eulogio Del Pino, detallando que no se había completado el Plan de Autosuficiencia Eléctrica de PDVSA en razón de la situación financiera antes descrita.

  Agregaba que, para la fecha, el país enfrentaba el peor periodo de sequía de los últimos años, llevando la cota del embalse del Guri de la Central Hidroeléctrica “Simón Bolívar” en el estado homónimo a su nivel mínimo histórico de 241,5 MSNM, llegando a 1,5 metros de la zona de colapso.

  En razón de que PDVSA poseía equipos con una capacidad generadora de 2.227,3 MW que solamente estaba pendiente por instalar y de que la recuperación del Guri tomaría entre dos y tres años dependiendo de la hidrología, de la administración del embalse, así como de la capacidad termoeléctrica disponible para el momento, se podía proceder a instalar en dicho periodo el parque termoeléctrico de la estatal.

 Se advertía que la “creciente demanda de energía eléctrica producto de la democratización de bienes y servicios, así como la creación de los 14 motores estratégicos para diversificar el aparato productivo”, debía ser servida.


Los proyectos en ejecución

  Se remitió a Del Pino una tabla que mostraban los proyectos en ejecución para la fecha y el estado en el que se encontraban, subrayándose una vez más que los mismos estaban en capacidad aportar, a través de las serie de turbogeneradores de que se disponía, 2.227,3 MW ISO al Sistema Eléctrico Nacional.

  Se especificó que la culminación de estos trabajos —instalación de los equipos— requería una inversión que se estimaba en USD 1.573,9 millones, es decir USD 0,707 MMUS$/MW.

  Así, para el Ciclo Combinado Alberto Lovera, ubicado en el estado Anzoátegui, con capacidad de generación de 150 MW ISO, la cual no requería combustible y cuyos trabajos presentaban un 29 por ciento de avance, se precisaba financiamiento para completar la Ingeniería, Procura y Construcción (IPC), la cantidad de USD 220. Se estimaban 24 meses para culminar la obra.

  Para el Centro de Generación Jose, también en el estado Anzoátegui, con capacidad de generación de 232 MW ISO, que requería gas para su funcionamiento y que presentaba un 71 por ciento de avance, se necesitaba financiamiento por el orden de los USD 90 millones para completar el IPC. Se estimaban 24 meses para culminar la obra.

  Entretanto, el Centro de Generación Bare (Anzoátegui), con capacidad para generar 128 MW ISO a base de gas, la cual presentaba un 24 por ciento de avance, requería una inversión de USD 30 millones para completar el IPC. Se estimaban 24 meses para culminar la obra.

  Para la Planta Guanapa (Barinas 1), ubicada en el estado Barinas, con capacidad de generación de 50 MW ISO, la cual requiere para su funcionamiento combustible diésel, con un avance 96 por ciento, se necesitaba financiamiento para concluir actividades pendientes en paquete 2 por USD 12,2 millones. Se estimaban 4 meses para culminar los trabajos.

  Para el Ciclo Abierto de Planta del Este (3x32.6 MW), ubicada en el estado Carabobo, con capacidad para generar 97,8 MW ISO a base de gas, con un 40 por ciento de avance en las obras, se requerían USD 68 millones para culminar el contrato financiado por Bandes. Se calculaba que la obra podía ser terminada en 12 meses.

 Para el Ciclo Abierto Segunda Máquina de Ezequiel Zamora, ubicada en el estado Guárico, con capacidad generadora de 175 MW ISO a base de gas, con un 62 por ciento de avance en la obra, se requerían USD 60 millones. Se calculaba que la obra podía terminar en 16 meses.

  Para el Ciclo Abierto Juan Manuel Valdez en el estado Sucre, con capacidad para generar 350 MW ISO a base de gas, con un 80 por ciento de avance en los trabajos, se necesitaban USD 65 millones, Estos trabajos estaban requiriendo financiamiento parcial. Se estimaba que los trabajos podrían terminarse en 8 meses.

  Para el Ciclo Abierto de Bachaquero y la Red de Transmisión asociada, ubicado en el estado Zulia, con capacidad para generar 350 MW ISO, a base de gas, con 39 por ciento de avance en las obras, se requerían USD 285 millones. Esta era una obra otorgada pendiente por financiamiento que se estimaba podía culminarse en agosto de 2018.

  Para el Cierre del Ciclo Combinado de la Planta Bachaquero en el estado Zulia, con capacidad para generar 160 MW ISO, la cual no requería combustible para su funcionamiento, y que presentaba un 43 por ciento de avance en la obra, había que conseguir financiamiento por USD 200 millones. Se estimaban 24 meses para culminar la obra.

  Para las Turbinas de Gas en Punta Gorda (4 x 32,5 MW)   en el estado Zulia, con capacidad de generación de 130 MW ISO a base de gas, con 14 por ciento de avance en los trabajos, se requería conseguir financiamiento por USD 143,4 millones. Se estimaban 24 meses para terminar los trabajos.

Para las Turbinas de Gas en Pueblo Viejo (5 x 32,5 MW), ubicadas en el estado Zulia, con capacidad para generar 162,5 MW ISO a base de gas, con 19 por ciento de avance en los trabajos, se requería conseguir el financiamiento por USD 179,3 millones. Se estimaba que en 24 meses podía terminarse la obra.

Para la Ampliación de la Planta Bajo Grande (2x58 Mw) en el estado Zulia, con capacidad para generar 126 MW ISO, la cual requiere diésel para funcionar, con 18 por ciento de avance. Es una obra otorgada que está pendiente por un financiamiento de USD 115 millones. Se estimaba podía culminarse en 18 meses.

Para la ampliación de la Planta San Timoteo (2x58 Mw) en el estado Zulia, con capacidad para generar 126 MW ISO a partir de diésel, con 16 por ciento de avance en los trabajo. Obra otorgada pendiente por financiamiento por USD 106 millones. Se estimaba que podía culminarse en 18 meses.

Las conclusiones del punto de cuenta

  La exposición del punto de cuenta presentado a Eulogio Del Pino destacaba la disposición de PDVSA de equipos con capacidad para generar 2.227,3 MW que requieren de una inversión estimada de USD 1.573,9 millones para culminar la instalación de los mismos en un periodo estimado de 30 meses.

De estos equipos, una parte está en capacidad de generar 300 MW sin necesidad de consumir combustible, por cuanto utilizan los gases de escape de las turbinas de ciclo abierto. Esto representa un ahorro de 10.000,00 BD de diésel o de 80 MMPCND de gas.

De los equipos, otro grupo es capaz de generar  1.625,3 MW utilizado gas como combustible.

Otra parte de los equipo puede generar 302 MW utilizando Diésel como combustible para luego migrar a gas cuando esté disponible, por ser equipos de generación duales.

Se precisa que la instalación del equipamiento existente se complete el Plan de Autosuficiencia de PDVSA y el excedente apalancará el Sistema Eléctrico Nacional, con lo cual se minimiza el uso de la energía hidroeléctrica. Esto coadyuvaría a recuperación del embalse del Guri, el cual llegó en el año 2016 a la cota más baja en su historia como consecuencia del fenómeno climático El Niño.

Se le informó a Del Pino que se necesitaba elaborar un Plan de Ejecución Jerarquizado conjuntamente con los negocios, con un período de ejecución de tres años, cuya implementación sería ajustada de acuerdo a como concrete el financiamiento.

La propuesta presentada por Antón Castillo resultó aprobada por el presidente de PDVSA Eulogio Del Pino.

Insertar Imagen parque termoeléctrico PAE 4


[1] Transparencia. Asamblea Nacional. Comisión Mixta para el estudio de la crisis eléctrica en el país. Informe final. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2017/02/Informe-CMECEP.pdf

[2] Venezuela Política. “Capacidad de generación de plantas termoeléctricas administradas por PDVSA es de 2.871 MW pero sólo se generan 775 MW”. 9 de octubre de 2018. http://maibortpetit.blogspot.com/2018/10/capacidad-de-generacion-de-plantas.html

viernes, 15 de febrero de 2019

Conoce todos los detalles de la demanda que obliga a Rafael Ramírez a pagas USD 1.400 millones

Harvest Natural Resources Inc. y HNR Energia BV a interpusieron en febrero de 2018 una demanda civil en contra Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino y sus intermediarios.

Por Maibort Petit
@maibortpetit
Tras una larga espera y no respuesta por parte del expresidente de Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez Carreño una juez federal de Houston ordenó al exfuncionario del régimen de Nicolás Maduro el pago de una compensación de unos 1.400 millones de dólares como resultado de una demanda de fraude interpuesta por la empresa Harvest Natural Resources.
La jueza de distrito Lee Rosenthal dió a conocer el fallo tras no conocerse la respuesta de Ramírez Carreño en la demanda. Esta es la primera vez que el expresidente de PDVSA es demandado en los Estados Unidos en un caso civil.
Los documentos federales señalan que hubo solicitud de Ramírez, a través de terceros, de solicitar a la empresa Harvest sobornos de 10 millones de dólares para permitir que la compañía vendiera sus activos desde 2012. Harvest alegó que la política fraudulenta usada por Ramírez condujo a pérdidas de unos 472 millones. 

La juez Rosenthal otorgó inicialmente en diciembre una compensación de 472 millones a la empresa Harvest, pero el falló la triplico.
Juan José García Mendoza: 
El presunto extorsionador de Harvest Natural Resources INC

Ante la Corte del Distrito Sur de Texas, División Houston, la empresa estadunidense demando civilmente a Juan García Mendoza y sus empresas, entre otros, por supuestamente haberle exigido USD 10 millones para que el gobierno venezolano autorizara la venta de sus activos en el país.

Múltiples fueron los obstáculos que Harvest Natural Resources INC[1] y HNR Energia BV enfrentaron para vender su participación accionaria en la empresa mixta Petrodelta que mantenían en sociedad con la Corporación Venezolana del Petróleo S.A. conformada el 11 de septiembre de 2007, pero el hecho más significativo denunciado por los propietarios de dichas compañías, fueron los supuestos intentos de extorsión de que habrían sido objeto por parte de funcionarios gubernamentales y representares de estos para que accedieran a pagar un soborno de USD 10 millones para que, finalmente, la alta directiva de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y el Ministerio de Energía y Petróleo dieran el visto bueno y aprobación a la venta de sus activos en el país. La ley venezolana exige la autorización del despacho del Ejecutivo Nacional a los accionistas privados en empresas mixtas que quieran vender sus papeles a un tercero. Del denunciado proceso extorsivo, la empresa estadunidense acusa a Juan José García Mendoza, un asesor petrolero que, presuntamente, actuó en connivencia con altos jerarcas de la estatal petrolera y del gobierno para que las referidas empresas cedieran a las presiones y terminaran pagando la coima exigida.

Ante el tribunal Harvest exige ser resarcida en tres veces el valor de lo perdido por las acciones de los demandados. Argumenta que en los años 2013 y 2014, inició sendos procesos de venta de sus activos en Venezuela, la primera vez por USD 725 millones y la segunda por USD 400, pero en razón de las obstrucciones de los acusados y de su insistencia en cobrar sobornos, Harvest perdió estas dos buenas oportunidades y terminó vendiendo por USD 255, lo que significó una pérdida de USD 470 millones.

Luego de varias acciones, en los primeros días de octubre de 2016, Oswaldo Cisneros completó la compra de 32 por ciento de las acciones de PetroDelta a Harvest Natural Resources Inc. y a la argentina Pluspetrol por alrededor de USD 200 millones en efectivo y acciones[2], informó en su momento el portal El Estímulo. 

Posteriormente, el 20 de octubre se conoció Cisneros invertiría USD 1.000 millones en un campo petrolero controlado del estado venezolano. Delta Petroleum NV, grupo empresarial controlado por Cisneros anunció que firmaría un acuerdo para invertir USD 800 millones en la empresa mixta que mantiene con Pdvsa, PetroDelta, y que funciona en el oriente venezolano[3].

Pero pese a que la venta se concretó, Harsvest denuncia grandes pérdidas en razón de los supuestos obstáculos interpuestos por funcionarios del gobierno venezolano y sus representantes para que la venta ocurriera en 2012-13 cuando estaba previsto y por el precio a que entonces aspiraba.

La sociedad entre Harvest y CVP comenzó cuando el 11 de septiembre de 2007 se firmó el contrato de conversión a empresa mixta entre la Corporación Venezolana del Petróleo S.A. representada por su presidente, Eulogio Del Pino y la empresa estadounidense, Harvest Vinccler S.C.A. representada por su gerente general, Karl Nessenrole, y HNR Finance B.V., a su vez representada por su director gerente, Kurt A. Nelson. El capital era Bs. 1.000.000.000 representados por cien mil acciones comunes con un valor nominal de Bs. 10.000 cada una, clasificadas en tipo A y B. CVP sería poseedora del 60 por ciento representado en 60 mil acciones tipo A, mientras HNR Finance tendría el restante 40 por ciento representado en 40 mil acciones tipo B.

Tal situación llevó a Harvest Natural Resources Inc. y HNR Energia BV a interponer en febrero de 2018 una demanda civil en contra aquellos a quienes estima, afectaron sus intereses y que de acuerdo a lo que reza el documento acusatorio, habrían sido Rafael Ramírez, Eulogio Del Pino y sus intermediarios.

Los detalles de la demanda

Harvest Natural Resources INC y HNR Energia BV presentó una demanda en contra en contra de Juan José García Mendoza, Petroconsultores SC, Petro Consultores International Trading Company INC, Petroconsultores (Barbados) LTD, Petroconsultores INC, Azure 904 LLC, Rafael Ramírez Carreño, Eulogio Antonio Del Pino Díaz y José Ángel González Acosta, ante la Corte del Distrito Sur de Texas, División Houston[4].


La demanda indica que Harvest, PetroAndina (PlusPetrol) y Pertamina habrían sido supuestamente objeto de extorsión.

Los demandantes sostienen que los demandados les exigieron USD 10 millones para que concretar la venta de sus activos en Venezuela. Harvest  asegura que fue objeto por parte de los acusados y por diez años de una conspiración con fines extorsivos cuando intentaron negociar con Petróleos de Venezuela S.A.

A consecuencia de estas acciones por parte de los demandados, Harvest se vio obligada a rematar sus activos en Venezuela lo que representó pérdidas por el orden de los USD 500 millones.

Alega la empresa que Juan José García Mendoza, propietario de las empresas Petro Consultores y Azure, era quien llevaba a cabo la extorsión al amparo de sus compañías.

La demandante expone en que en noviembre de 2012, Juan José García Mendoza se dirigió a Juan Francisco Clerico, director de Harvest-Vinccler, en Caracas, Venezuela, y exigió que Harvest pagara un soborno de USD 10 millones para que el gobierno venezolano procediera a aprobar la operación de venta. Se trataba de la venta de la participación accionaria de Harvest en la empresa mixta Petrodelta (40 por ciento), una compañía venezolana de exploración y producción que poseía en sociedad con PDVSA.

Harvest sostiene que García Mendoza ya había exigido sobornos similares en dos ocasiones anteriores a empresas que también habían celebrado acuerdos para comprar los intereses de Harvest en Venezuela.

Harvest alega que García Mendoza pidió estos sobornos "sabiendo y con la intención de que la solicitud se transmitiría a Harvest en Houston, Texas, y que cualquier soborno, si se hubiere pagado, necesariamente procedería de cuentas bancarias de Harvest en los Estados Unidos.

Harvest asegura que García Mendoza "trabaja como consultor en la industria del petróleo y el gas para empresas, incluidas empresas de Estados Unidos y Texas, que realizan negocios en Venezuela. García es propietario, funcionario y empleado de Petro Consultores SC, Petro Consultores International Trading Company, Inc., Petroconsultores (Barbados) Ltd. y Petroconsultores, Inc. García también fue propietario y gerente de Azure 904 LLC durante el período de tiempo relevante.

En razón de que Harvest y las empresas compradoras se negaron a pagar las coimas, los procesos de venta se vieron frustrados, no pudiendo Harvest vender sus activos venezolanos durante cuatro años y que luego solamente pudo hacerlo con un descuento de más de USD 470 millones respecto al acuerdo original.

Harvest exige que se le pague tres veces la cantidad que ellos habrían perdido debido a la conducta criminal de PDVSA y del gobierno venezolano, a saber USD 1.500 millones.

En abril de 2018, el juez Keith P. Ellison, titular del citado tribunal, desestimó una demanda contra Juan José García Mendoza, Petroconsultores SC, Petro Consultores International Trading Company INC, Petroconsultores (Barbados) LTD, Petroconsultores INC, Azure 904 LLC, por considerar que no tenían jurisdicción personal en el estado de Texas en todos los aspectos.

Harvest impugnó la casi totalidad de la declaración de García Mendoza para argumentar la falta de jurisdicción personal y procedió a tramitar un descubrimiento jurisdiccional. El 30 de abril de 2018, la corte escuchó un argumento oral sobre la moción de Harvest y el tribunal consideró la situación y amplió los plazos en 60 días.

La corte concedió la moción de Harvest para el descubrimiento jurisdiccional y se determinó que las partes tenían hasta el 28 de junio de 2018 para llevar a cabo un descubrimiento limitado a los vínculos jurisdiccionales y contactos de los demandados. Harvest puede deponer a García, y debe comparecer, pero puede elegir aparecer en Miami, Florida o Houston, Texas. La deposición se llevaría a cabo en una fecha, lugar y hora que las partes acuerden o que el tribunal ordene.

El descubrimiento jurisdiccional puede mostrar que los contactos de García Mendoza con la Florida u otros estado son "continuos y sistemáticos", sometiéndolo a la jurisdicción en Texas bajo la ley RICO. Igualmente, el descubrimiento jurisdiccional podría mostrar que García Mendoza "dirigió a propósito [sus] actividades en [Texas] y [que] los resultados del pleito de presuntas lesiones surgieron o se relacionan con esas actividades". Harvest alega que García pretendía que su solicitud fuera tramitada en Houston, Texas, y que cualquier soborno, si se pagase, necesariamente provendría de las cuentas bancarias de Harvest en los Estados Unidos. García supuestamente sobornó a Harvest-Vinccler, una compañía holandesa, en gran parte propiedad de HNR Energia, una compañía de Curazao, que era propiedad de Harvest, si el descubrimiento establece que la solicitud de soborno de García fue una un agravio intencional dirigido a Texas, eso puede ser suficiente.

Las partes debían completar el descubrimiento jurisdiccional antes del 6 de julio de 2018 y Harvest debía responder a la moción de desestimación de los demandados antes del 3 de agosto de 2018. Los acusados ​​debían presentar una respuesta antes del 10 de agosto de 2018. El argumento oral se realizaría el 24 de agosto de 2018.

¿Quién es Juan José García Mendoza?

El portal Dateas nos informa que Juan José García Mendoza nació el 24 de junio de 1960 y es portador de la Cédula de Identidad N° V-5.548.420. Lo ubica en el San Antonio de Los Altos, municipio Los Salias, estado Miranda[5].

Su cuenta individual en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales refiere que ingresó al sistema el 22 de marzo de 1982, apareciendo en la actualidad con estatus cesante de la empresa Petróleos de Venezuela S.A. con el número patronal D11300057. Indica que su fecha de egresó fue el 30 de diciembre de 1989. Su fecha de contingencia es el 24 de junio de 2020. Acumula 1.032 semanas cotizadas y un total de salarios cotizados de Bs. 9.343,47[6].

Ejerce su derecho al voto en la Unidad Educativa Colegio Fray Luis Amigo de la parroquia Barura, municipio Baruta del estado Miranda.
Entretanto, Juan José García Mendoza, su hijo, nació el 28 de agosto de 1975 y es titular de la Cédula de Identidad N° V-12.097.084. Se le ubica en la parroquia Sucre, municipio Libertador, Distrito Capital[7].

Su cuenta individual en el IVSS indica que ingresó al sistema el 1° de octubre de 1999, su fecha de contingencia es el 28 de agosto de 2035. Su estatus actual es cesante de la empresa Serviascorp C.A., con el número patronal D18389484. Acumula 257 semanas cotizadas y un total de salarios cotizados de Bs. 19.058,92[8].

El Registro Electoral Permanente informa que ejerce el derecho al sufragio en la Unidad Educativa Colegio Parroquial La Sagrada Familia, de la parroquia Sucre, municipio bolivariano Libertado, Distrito Capital.

Azure 904, LLC es una empresa registrada en el estado de la Florida en fecha 17 de abril de 2013, bajo el número L13000056934. Su estatus es active. Se ofreció como sede el 9401 Collins Ave. #605, Surfside, FL 33154. Como dirección postal se suministró el P.O. Box 830726, Miami, FL 33283. Como agente registrador figura Cira E. García (8925 Collins Ave. Unit 7C, Surfside, FL 33154). Como titular aparece Juan J. García (misma dirección de la empresa)[9].

Sobre esta empresa, Juan José García Mendiza dijo ante la Corte de Texas: “Soy el único propietario de Azure 904, LLC ("Azure 904"), una compañía de responsabilidad limitada de Florida. Azure 904 actualmente es propietaria del condominio de Florida donde vive mi madre anciana. La compañía, sin embargo, nunca ha poseído ninguna propiedad u otros activos fuera del Estado de Florida y no tiene cuentas bancarias en los Estados Unidos ni en ningún otro lado. Azure 904, de hecho, no ha llevado a cabo ningún negocio debido a la adquisición y el mantenimiento de bienes inmuebles en Florida. La compañía, especialmente, nunca ha llevado a cabo negocios en Texas ni con ningún residente de Texas”.

Sobre Petroconsultores SC ("Petro, S.C."), el propio Juan García Mendoza declaró ante el tribunal de Texas que es el único propietario y empleado de la empresa que tiene sede en Venezuela con el único propósito comercial de realizar consultorías de petróleo y gas para empresas venezolanas. “. Cuando trabajo para Petro, S.C., no he prestado servicios para ningún residente o entidad de Texas, me he comunicado con ningún residente de Texas, no estoy registrado para hacer negocios en Texas ni he realizado negocios con ninguna entidad de Texas. Petro, S.C., no tiene una cuenta bancaria en Texas, posee ninguna propiedad real o personal en Texas ni posee ningún activo en Texas”. La compañía tiene su sede en la Calle Suapure, Caracas, Distrito Capital. Teléfono: 0212 7531850[10].

De Petro Consultores International Trading Company, Inc. ("Petro International"), Juan José García Mendoza dijo ante la corte que esta “fue otra empresa comercial fallida que nunca llegó a despegar. Petro International no tiene sedes y nunca tuvo operaciones comerciales de ningún tipo. La compañía nunca ha mantenido ningún activo, pasivo o cuenta bancaria. Petro International, especialmente, nunca ha tenido ningún activo o propiedad en los Estados Unidos ni ha llevado a cabo negocios en los Estados Unidos o con residentes de los EE. UU. De hecho, no he pagado las cuotas anuales que el gobierno panameño requiere para mantener a la compañía al día y, por lo tanto, puede que ya no existan.

De ella el portal Open Corporates[11] dice que está inscrita en Panamá con el número de registro N846031, en fecha 9 de octubre de 2014 y que en la actualidad exhibe estatus active. El agente registrador fue Anzola Robles & Asociados. Como presidente y director figura Juan José García, quien se encuentra acompañado en el directorio por Feddy Ricardo Salcedo Descombaz (vicepresidente y director), Guido Roberto Danilo Italiani Firrito (director), y Davis Arrocha Medina e Esca Grajales Castillo como directores.

Con relación a Petroconsultores (Barbados) LTD, García Mendoza expuso que “es una empresa de Barbados. Petro Barbados también fue una empresa comercial fallida que nunca llegó a despegar. Petro Barbados no tiene sedes y nunca tuvo operaciones comerciales de ningún tipo. La compañía nunca ha mantenido ningún activo, pasivo o cuenta bancaria. Petro Barbados, especialmente, nunca ha tenido activos ni propiedades en los Estados Unidos ni ha llevado a cabo negocios en los Estados Unidos o con residentes de los EE. UU. De hecho, no he pagado las tarifas anuales que exige el gobierno de Barbados para mantener a la compañía al día y, por lo tanto, puede que ya no existan”.

Open Corporates refiere que esta empresa fue registrada en Barbados el 10 de diciembre de 2014, bajo el número 38947[12].

Entretanto, de Petroconsultores Inc Juan García Mendoza expresó que “es una empresa de Anguila, Islas Vírgenes Británicas. Petro, Inc., es una empresa comercial fallida que no tiene sede ni operaciones comerciales actuales de ningún tipo. Petro, Inc., no tiene cuentas bancarias de Estados Unidos o Texas en absoluto. De hecho, Petro, Inc., nunca ha poseído ningún activo, pasivo o propiedad en ningún estado de EE. UU. Ni ha llevado a cabo ningún negocio en ningún estado de EE. UU. Petro, Inc., especialmente, no se ha comunicado con ningún residente de Texas, no está registrado para hacer negocios en Texas y no ha realizado negocios con ninguna entidad de Texas”.

Notas 

[1] Hasvest. http://www.harvestnr.com/

[2] El Estímulo. “Oswaldo Cisneros invierte $1.000 millones en PetroDelta”. 20 de octubre de 2016. http://elestimulo.com/elinteres/oswaldo-cisneros-invierte-1-000-millones-en-petrodelta/

[3] The Walll Street Journal. “Oswaldo Cisneros invertirá US$1.000 millones en un proyecto petrolero controlado por Venezuela”. https://www.wsj.com/articles/oswaldo-cisneros-invertira-us-1-000-millones-en-un-proyecto-petrolero-controlado-por-venezuela-1476903613

[4] Global Investigations Reiew. Case 4:18-cv-00483 Document 1 Filed in TXSD on 02/16/18.   https://globalinvestigationsreview.com/digital_assets/7f878b2a-fc32-40f7-b31b-862b8a030dae/Harvest-v-Ramirez.pdf

[5] Dateas. Juan José García Mendoza. https://www.dateas.com/es/persona_venezuela/garcia-mendoza-juan-jose-9843721

[6] IVSS. Juan José García Mendoza. Cuenta individual. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL

[7] Dateas. Juan José García Mendoza. https://www.dateas.com/es/persona_venezuela/garcia-mendoza-juan-jose-674599

[8] IVSS. Juan José García Mendoza. Cuenta individual. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL

[9] Sunbizz. Azure 904, LLC. http://search.sunbiz.org/Inquiry/corporationsearch/SearchResultDetail?inquirytype=EntityName&directionType=Initial&searchNameOrder=AZURE904%20L130000569341&aggregateId=flal-l13000056934-003e4d01-cc5f-47f0-b33d-f0bb2436bb70&searchTerm=Azure%20904%20LLC&listNameOrder=AZURE904%20L130000569341

[10] Infobel. Petroconsultores SC. https://www.infobel.com/es/venezuela/petroconsultores_sc/caracas/VE100000567-02127531850/businessdetails.aspx 

[11] Open Corporates. Petro Consultores International Trading Company, Inc. https://opencorporates.com/companies/pa/846031

[12] Open Corporates. Petroconsultores (Barbados) LTD. 

Nota

Por un error involuntario en estas páginas se cometió el error de mencionar a la empresa Azure 966 LLC en el caso de la demanda civil presentada por la empresa estadounidense Harvest Natural Resources INC en contra de Juan José Mendoza y sus compañías ante la Corte del Distrito Sur de Texas, División Houston, hecho que reseñamos en la nota publicada el 15 de febrero de 2018 bajo el título “Conoce todos los detalles de la demanda que obliga a Rafael Ramírez a pagas USD 1.400 millones”. 

En la referida reseña se hizo mención a la cita empresa en el siguiente texto:

“Azure 966 LLC está registrada en Florida desde el 17 de junio de 2015, bajo el número L15000108441. Su estatus es activo. Su dirección es 11020 S Powerline RD, Pompano Beach, FL 33069 que también es su dirección postal. El agente registrador fue Totalcorp Business Consultans Corp (1825 Main ST, Weston, FL 33326). Como titular autorizado figura Filianos LLC (misma dirección de la empresa)”, el cual hace referencia a los datos de su registro en el estado de la Florida, Estados Unidos.

Tal error se debió, como puede apreciarse, a la similitud de los nombres de las empresas, la verdaderamente inmiscuida en los hechos y en la demanda, a saber, Azure 904 LLC, y el de la compañía involucrada de manera involuntaria y errónea por nosotros, Azure 966 LLC.


Es por ello, que apegados a la ética periodística a la que siempre hemos estado apegados, y en fiel cumplimiento al deber ser, procedemos a rectificar y eximir de toda responsabilidad a Azure 966 LLC en los hechos señalados en la demanda y en la información que sobre ella dimos a conocer en la oportunidad antes mencionada.