Mostrando entradas con la etiqueta corrupción Bandes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta corrupción Bandes. Mostrar todas las entradas

sábado, 1 de septiembre de 2018

Incongruencia en las políticas, elevados costos y corrupción: La causa de la crisis eléctrica venezolana

No ha sido la falta de inversión la causante de la terrible crisis eléctrica que padece el país, pues cuantiosos han sido los montos que las distintas negociaciones, contrataciones y acuerdos han representado para el erario público venezolano.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Venezuela atraviesa por la peor crisis de energía eléctrica de toda su historia, un hecho que encontraría justificación en la falta de inversión pública en el sector pero, lamentablemente no es así si se revisan las grandes sumas que representan los múltiples contratos y negociaciones suscritas por el estado que supondrían la modernización y optimización del sistema y, sin embargo, no es así. Las razones de tal situación parecen estar más bien en la ausencia de políticas o en la incongruencia de estas cuando son aplicadas. La corrupción es, se deduce, el leitmotiv de los encargados de los organismos del ramo, que mediante estratagemas de todo tipo, entre ellos los sobrecostos, logran esquilmar el tesoro nacional sin que la colectividad obtenga beneficio alguno de tales inversiones.
                                                   Este viernes en la madrugada se produjo 
                                                   una explosión en la subestación Tarabas,
                                                   ubicada en el estado Zulia, por lo que 
                                                   varios sectores de Maracaibo se quedaron sin luz.

  A lo largo de nuestras entregas hemos dado a conocer a nuestros amables lectores los mecanismos de que se han valido las diferentes administraciones de la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec, así como sus empresas filiales, para burlar la contraloría social sobre sus gestiones. Hoy traemos un nuevo ejemplo de las formas de actuar de los protagonistas de esta trama de corrupción que se ha enquistado en el país en las últimas dos décadas.

 Contratos de financiamiento que no se traducen en la mejora del Sistema Eléctrico Nacional pese a tratarse de milmillonarias inversiones. Obras contratadas de las que no se tienen noticias sobre sus resultados pues el secretismo se ha convertido en política de estado y poco o nada se dan a conocer los resultados que el gasto público supone.
Los convenios que presentamos en esta oportunidad se suscribieron durante la administración de Alí Rodríguez Araque, quien los firmó con el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) en el contexto de los acuerdos suscritos entre los gobiernos de China y Venezuela. Los mismos totalizan la cantidad de USD 2.250.233.084,24 equivalentes a Bs. 9.651.924.768,38.

 Tales cantidades estaban dirigidas al Proyecto de Diseño y Construcción del Desarrollo Hidroeléctrico "El Chorrín", al Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico que comprendía la construcción de la Planta Termoeléctrica 500MW en "El Vigía" y al Proyecto de Rehabilitación y Ampliación de la Unidad 6 del Complejo Termoeléctrico "Planta Centro" en el estado Carabobo.

La Comisión Mixta para el estudio de la crisis eléctrica en el país de la Asamblea Nacional, en su informe final[1] hace referencia, entre otros aspectos, a la gestión de Alí Rodríguez Araque al frente de Corpoelec y, en tal sentido, recomendó someter a investigación los proyectos contratados y ejecutados bajo su administración ante la sospecha de que se hubiera incurrido en posibles sobrecostos respecto a lo previsto en el Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, PDSEN 2005-2024: Tocoma, Termozulia II y III.

Del mismo modo, en relación al caso que nos ocupa, el ente parlamentario subrayó el hecho de que el Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional PDSEN 2005-2024, hubiera descartado la expansión de la generación hidroeléctrica en el estado Bolívar pese a que EDELCA identificó un potencial de al menos 50TWh en las cuencas del Alto Caroní, específicamente en los ríos Paragua, Caura, Suapure y Cuchivero.

En este sentido, hizo mención a que el exministro de Planificación, Jorge Giordani, había defendido públicamente el desarrollo del Alto Caroní pero, posteriormente, a raíz de la primera crisis energética de 2003, cambió de parecer y recomendó la cancelación de todos los proyectos hidroeléctricos, decisión que finalmente fue adoptada en 2009 por Alí Rodríguez.

De todas maneras, hay que hacer la salvedad de que no obstante haberse producido esta prohibición, en el PDSEN 2013-2019 se incluyó la Central Hidroeléctrica El Chorrín, la cual debía aportar 380MW en 2018.

Destaca el informe de la Asamblea Nacional, que en 2015, como antesala a la tercera crisis energética de 2016, el para entonces ministro de energía eléctrica, Jesse Chacón, admitió que la cancelación de los proyectos hidroeléctricos en el Alto Caroní había sido un error y anunció el inicio de la ingeniería conceptual de la central hidroeléctrica Tayucay.

La comisión de la AN también se refirió al proyecto de la Central Termoeléctrica El Vigía en el estado Mérida, indicando que el costo de este proyecto estuvo en el orden de USD 956 millones.

Compareció ante la instancia legislativa el asesor legal de China Camc Engineering, empresa encargada de la ejecución de la obra, Julio Peng, quien destacó que la compañía asiática se había encargado de la termoeléctrica Don Luis Zambrano, de 594MW en el Vigía, cuyo contrato se firmó en 2010 con una inversión de USD 804 millones. Detalló que las dos primeras turbinas entraron en funcionamiento en 2013 y la tercera en 2015 y corresponden a dos turbinas de gas que en el presente trabajan con diesel y una a vapor, las cuales actualmente generan al 98 por ciento de su capacidad total. Sobre el costo del megavatio por encima del precio referencial, Julio Peng dijo que esto obedecía a que la tecnología empleada es más avanzada, así como también a las condiciones de la zona de instalación. Precisó que la asignación de USD 1.045 millones a la empresa incluía,  además de la planta, la instalación de una línea de transmisión de 56 km. Esta planta no tiene alimentación de gas natural por lo cual depende exclusivamente del combustible diesel, lo cual acorta los lapsos de mantenimiento.

La comisión observó una diferencia entre el costo anunciado y el costo referencial del orden de USD 317 millones a precios del 2005 que debe ser debidamente justificado.

A continuación conozcamos los detalles de los convenios entre Corpoelec y el Bandes.

Diseño y Construcción del Desarrollo Hidroeléctrico "El Chorrín”

El 2 de marzo de 2011, entre el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) representado por su presidenta, Edmeé Betancourt de García, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.210.071, designada según Decreto N° 7.201, de fecha 28 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.358 de fecha 1 de febrero de 2010, y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), representada a su vez por su presidente, Alí Rodríguez Araque, titular de la Cédula de Identidad N° 1.270.755, cuya designación consta en Decreto N° 7.177, de fecha 15 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.348, de fecha 18 de enero de 2010 y Acta de Asamblea Extraordinaria de Accionistas N° 07, de fecha 25 de mayo de 2010, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnico-Financiera Interinstitucional que tenía por objeto el financiamiento del Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico, en lo atinente al desarrollo del Proyecto de Diseño y Construcción del Desarrollo Hidroeléctrico "El Chorrín", tal como le definía la cláusula segunda del mismo.

Este convenio se inscribía en el contexto de la Ley Aprobatoria del Acuerdo entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Gobierno de la República Popular China sobre Cooperación para Financiamiento a Largo Plazo, de fecha 16 de septiembre de 2010. En tal sentido, la Corporación Banco de Desarrollo de China otorgó a Bandes un financiamiento para fomentar la cooperación entre las dos naciones a través de proyectos de envergadura en las áreas de infraestructura, agricultura, minería, energía, tecnología, petroquímica, asistencia técnica, entre otros; con la finalidad de acelerar el desarrollo social y económico en Venezuela.

La cláusula tercera indicaba que el Bandes convenía en conceder a Corpoelec dicha asistencia financiera hasta por USD 280.000.000,00 equivalentes a Bs. 1.201.004.000,00, calculados Bs. 4,2893 por cada dólar.

Los desembolsos del Bandes estaban sujetos a las retenciones aplicables en materia fiscal y tributaria.

Se establecieron dos años como el periodo de para efectuar los desembolsos de acuerdo a lo estipulado en la cláusula quinta, advirtiéndose que al cesar dicho plazo cesaba toda obligación del Bandes de efectuar los desembolsos en ejecución del Convenio de Asistencia Financiera Interinstitucional y, en tal sentido, el monto se reducirá al monto utilizado hasta la fecha.

El monto no utilizado podrá ser reasignado a la ejecución de otro proyecto enmarcado en el financiamiento de gran volumen y largo plazo.

El Bandes estaba facultado para suspender o modificar el monto de la asistencia en cualquier momento y de manera unilateral cuando lo considerara conveniente o recibiera instrucciones del  Ejecutivo Nacional, sin que Corpoelec pudiera acometer acción alguna o reclamo alguno.

La cláusula sexta estipulaba que Bandes haría los desembolsos a favor de las contratistas que indicara Corpoelec, previa solicitud que debía ser suscrita por quien indicara la estatal eléctrica como autorizada para ello.

Bandes llevaría a cabo evaluaciones técnico financieras del proyecto periódicamente durante la ejecución del proyecto.

Corpoelec debía hacer rendiciones de cuentas mensuales, someterse a las supervisiones que Bandes dispusiera, así como también a las auditorías que en cualquier momento estimara conveniente llevar a cabo.

Se contemplaban igualmente los formalismos que este tipo de convenios acostumbra estipular.

Recursos en renminbi para El Chorrín

El 2 de septiembre de 2011, entre el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) representado por su presidenta, Edmeé Betancourt de García, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.210.071, designada según Decreto N° 7.201, de fecha 28 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.358 de fecha 1 de febrero de 2010, y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), representada a su vez por su presidente, Alí Rodríguez Araque, titular de la Cédula de Identidad N° 1.270.755, cuya designación consta en Decreto N° 7.177, de fecha 15 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.348, de fecha 18 de enero de 2010 y Acta de Asamblea Extraordinaria de Accionistas N° 07, de fecha 25 de mayo de 2010, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnico-Financiera Interinstitucional que tenía por objeto el financiamiento del Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico, que comprendía el desarrollo del Proyecto de Diseño y Construcción del Desarrollo Hidroeléctrico "El Chorrín", tal como le definía la cláusula segunda del mismo.

En la tercera cláusula de este convenio se establecía el monto y los términos en que se llevaría a cabo la asistencia financiera, indicándose que el Bandes concedería con cargo a los recursos del financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo a Corpoelec hasta la cantidad de 2.898.000.000,00 Renmimbi (moneda de curso legal de la República Popular China emitida por el Banco Popular Chino. El yuan es la unidad básica del renminbi), equivalentes a USD 431.339.862,47, los cuales a la tasa preferencial de Bs. 4,2893 por cada dólar corresponden a la cantidad de Bs. 1.850.146.072,10).

Los desembolsos que Bandes estarían sujetos a las retenciones aplicables en materia fiscal y tributaria. Asimismo, los costos asociados a eventuales diferenciales cambiarías y gastos operativos, serán imputados al monto de la Asistencia Financiera Interinstitucional.

El tiempo de ejecución del financiamiento se fijó en dos años, por lo que vencido dicho plazo cesaría toda obligación del Bandes de efectuar los desembolsos del convenio y se reduciría hasta la cantidad utilizada hasta la fecha. El monto no utilizado podrá ser reasignado a la ejecución de otro proyecto enmarcado en el Financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo.

Bandes tenía la facultad de suspender o modificar, en cualquier momento y de manera unilateral, el monto de la asistencia cuando lo considerara conveniente o recibiera instrucciones al respecto por parte del Ejecutivo Nacional.

Los desembolsos, de acuerdo a la sexta cláusula, Bandes los emitiría en nombre de Corpoelec a favor de las contratistas que esta indicare.

Bandes realizaría las evaluaciones técnico-financieras del proyecto que estimare convenientes de manera periódica durante la ejecución del proyecto.

Igualmente, Corpoelec estaba obligada a presentar mensualmente rendiciones de cuentas y someterse a las supervisiones que Bandes dispusiera, así como también a las auditorías que en cualquier momento estimara conveniente llevar a cabo.

Se contemplaban igualmente los formalismos que este tipo de convenios acostumbra estipular.

Termoeléctrica en El Vigia

El 2 de marzo de 2011, entre el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) representado por su presidenta, Edmeé Betancourt de García, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.210.071, designada según Decreto N° 7.201, de fecha 28 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.358 de fecha 1 de febrero de 2010, y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), representada a su vez por su presidente, Alí Rodríguez Araque, titular de la Cédula de Identidad N° 1.270.755, cuya designación consta en Decreto N° 7.177, de fecha 15 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.348, de fecha 18 de enero de 2010 y Acta de Asamblea Extraordinaria de Accionistas N° 07, de fecha 25 de mayo de 2010, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnico-Financiera Interinstitucional que tenía por objeto el financiamiento del Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico que comprendía la construcción de la Planta Termoeléctrica 500MW en "El Vigía" (Cláusula segunda).
Para ello el 1° de diciembre de 2010, el presidente de la república firmó el Punto de Cuenta N° 302, que autorizaba la asignación de recursos provenientes de Bandes.

El monto y los términos de la asistencia financiera se establecieron en la tercera cláusula, la cual fijo en USD 280.000.000,00 la cifra que el Bandes concedería a Corpoelec con cargo a los recursos del financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo. Tal cantidad equivalía a Bs. 1.201.004.000,00, calculados al tipo de cambio referencial de Bs. 4,2893 por cada dólar.

La cláusula cuarta estableció que los desembolsos que Bandes estaban sujetos a las retenciones que en materia fiscal y tributaria aplicaran. Asimismo, los costos asociados a eventuales diferenciales cambiarios y gastos operativos, serían imputados al monto de la Asistencia Financiera Interinstitucional.

Bandes tramitaría los desembolsos presentados por Corpoelec para el manejo de los recursos asignados a través del convenio.

Las partes debían tener claro que la ejecución del cronograma de desembolsos estaba directamente relacionada a la ejecución del proyecto objeto del contrato y estaría sujeta a la disponibilidad financiera que Bandes tuviera para la fecha de la solicitud.

Del mismo modo, la cláusula quinta previó que el periodo de ejecución del convenio era por dos años y que una vez vencido ese plazo, cesaría toda obligación del Bandes de efectuar los desembolsos. EL monto del financiamiento se reduciría, de no haber sido utilizado en su totalidad para la fecha, a lo ejecutado para ese momento.

El monto no utilizado podría ser reasignado a la ejecución de otro proyecto enmarcado en el Financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo, Bandes tenía la facultad de suspender o modificar, en cualquier momento y de manera unilateral, el monto de la asistencia cuando lo considerara conveniente o le fuera instruido por el Ejecutivo Nacional.

Tal como se estableció en los otros convenios, Bandes realizaría las evaluaciones técnico-financieras del proyecto que estimare convenientes de manera periódica durante la ejecución del proyecto.

Corpoelec estaba obligada a presentar mensualmente rendiciones de cuentas y someterse a las supervisiones que Bandes dispusiera, así como también a las auditorías que en cualquier momento estimara conveniente llevar a cabo.

Se contemplaban igualmente los formalismos que este tipo de convenios acostumbra estipular.

Inyección de dinero chino para El Vigía

El 2 de marzo de 2011, entre el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) representado por su presidenta, Edmeé Betancourt de García, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.210.071, designada según Decreto N° 7.201, de fecha 28 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.358 de fecha 1 de febrero de 2010, y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), representada a su vez por su presidente, Alí Rodríguez Araque, titular de la Cédula de Identidad N° 1.270.755, cuya designación consta en Decreto N° 7.177, de fecha 15 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.348, de fecha 18 de enero de 2010 y Acta de Asamblea Extraordinaria de Accionistas N° 07, de fecha 25 de mayo de 2010, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnico-Financiera Interinstitucional que tenía por objeto el financiamiento del Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico contemplando la construcción de la Planta Termoeléctrica 500MW en "El Vigía", de acuerdo lo especificaba el objeto del contrato en su cláusula segunda.

Para ello, el presidente de la república había aprobado el punto de cuenta N° 302, de fecha 1 de diciembre de 2010, autorizando la asignación de recursos provenientes de Bandes.

Según la cláusula tercera, el Bandes convenía en conceder asistencia financiera con cargo a los recursos del financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo a Corpoelec hasta por la cantidad de 4.732.000.000,00 Renmimbi equivalentes a USD 704.313.398,62 calculados a Bs. 4,2893 por dólar que sumaban la cantidad de Bs. 3.021.011.460,72.
Los desembolsos que Bandes efectuara estaban sujetos a las retenciones aplicables en materia fiscal y tributaria. Asimismo, los costos asociados a eventuales diferenciales cambiarlos y gastos operativos, serán imputados al monto de la Asistencia Financiera Interinstitucional.

El tiempo de ejecución del convenio era por dos años, que una vez vencidos cesaría toda obligación del Bandes de efectuar los desembolsos. El monto del financiamiento se reduciría, de no haber sido utilizado en su totalidad para la fecha, a lo ejecutado para ese momento.

El monto no utilizado podría ser reasignado a la ejecución de otro proyecto enmarcado en el Financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo, Bandes tenía la facultad de suspender o modificar, en cualquier momento y de manera unilateral, el monto de la asistencia cuando lo considerara conveniente o le fuera instruido por el Ejecutivo Nacional.

Igualmente se llevarían a cabo evaluaciones técnico financieras del proyecto por parte de Bandes y Corpoelec se obligaba a presentar mensualmente rendiciones de cuentas y a someterse a las supervisiones que Bandes dispusiera, así como también a las auditorías que en cualquier momento estimara conveniente llevar a cabo.

Se contemplaban igualmente los formalismos que este tipo de convenios acostumbra estipular.

Ampliación y rehabilitación en Planta Centro

En marzo de 2011, entre el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) representado por su presidenta, Edmeé Betancourt de García, titular de la Cédula de Identidad N° V-3.210.071, designada según Decreto N° 7.201, de fecha 28 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.358 de fecha 1 de febrero de 2010, y la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), representada a su vez por su presidente, Alí Rodríguez Araque, titular de la Cédula de Identidad N° 1.270.755, cuya designación consta en Decreto N° 7.177, de fecha 15 de enero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 39.348, de fecha 18 de enero de 2010 y Acta de Asamblea Extraordinaria de Accionistas N° 07, de fecha 25 de mayo de 2010, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnico-Financiera Interinstitucional que tenía por objeto el desarrollo del Proyecto de Rehabilitación y Ampliación de la Unidad 6 del Complejo Termoeléctrico "Planta Centro", Estado Carabobo.

A través del Punto de cuenta N° 302, de fecha 1 de diciembre de 2010, de la presidencia de la república, se había autorizado la asignación de recursos provenientes de Bandes con cargo a los fondos del referido financiamiento, para el Proyecto de Desarrollo y Recuperación del Sector Eléctrico.

La cláusula tres estableció que el Bandes se comprometió a conceder asistencia financiera con cargo a los recursos del financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo a Corpoelec hasta por la cantidad de 3.726.000.000,00 Renmimbi equivalentes a USD 554.579.823,18, calculados a Bs. 4,2893 por dólar para sumar Bs. 2.378.759.235,56.

Como los convenios ya referidos, el tiempo de ejecución era por dos años, por lo que al cumplirse el plazo cesaría toda obligación del Bandes de efectuar los desembolsos. El monto del financiamiento se reduciría, de no haber sido utilizado en su totalidad para la fecha, a lo ejecutado para ese momento.

El monto no utilizado podría ser reasignado a la ejecución de otro proyecto enmarcado en el Financiamiento de Gran Volumen y Largo Plazo, Bandes tenía la facultad de suspender o modificar, en cualquier momento y de manera unilateral, el monto de la asistencia cuando lo considerara conveniente o le fuera instruido por el Ejecutivo Nacional.

Se contemplaban evaluaciones técnico financieras del proyecto por parte de Bandes y Corpoelec debía presentar mensualmente rendiciones de cuentas y a someterse a las supervisiones que Bandes dispusiera, así como también a las auditorías que en cualquier momento estimara conveniente llevar a cabo.
Se contemplaban igualmente los formalismos que este tipo de convenios acostumbra estipular.

Todos estos convenios fueron firmados y acordados de acuerdo a lo previsto por la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela.




[1] Transparencia Venezuela. Asamblea Nacional. Comisión Mixta para el estudio de la crisis eléctrica en el país. Informe final. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2017/02/Informe-CMECEP.pdf

sábado, 19 de mayo de 2018

Desvían millones de fondo de Bandes para lavarlos en Nicaragua

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Un esquema de corrupción que incluye desvío de fondos del estado venezolano, desacato de órdenes impartidas, usufructo irregular de bienes y personal de una institución pública, otorgamiento indebido de créditos habría tenido lugar en las oficinas del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela en Nicaragua bajo la gestión del actual director externo de Petróleos de Venezuela, Simón Zerpa Delgado, sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en 2017.  



Una investigación iniciada sobre la base de documentos y testimonios logrados a través de fuentes ligadas a la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) puso al descubierto el mecanismo utilizado por un grupo de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro para hacerse de dinero proveniente del erario público venezolano e invertirlo en un negocio privado que beneficiaría a los involucrados una vez concluyan sus funciones gubernamentales. Las evidencias muestran la participación de quien fuera presidente de Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela y actual ministro popular para la economía y finanzas,  Zerpa Delgado, en conjunto con la gerente de Bandes, María Auxiliadora Díaz Gómez. He aquí la historia.

Manejos irregulares en Bandes

El Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela se fundó por iniciativa del gobierno venezolano, para entonces presidido por Hugo Chávez Frías, en 2001 mediante el Decreto N° 1.274 con Rango y Fuerza de Ley de Transformación del que hasta ese entonces había sido el Fondo de Inversiones de Venezuela, FIV. De acuerdo a lo que reza su página web[1], su núcleo de trabajo es “brindar asistencia financiera y técnica para la expansión de la infraestructura social y productiva del país, a fin de contribuir con el desarrollo equilibrado de las distintas regiones. Estos esfuerzos, que requieren grandes despliegues financieros y sostenimiento a largo plazo, encontrarán en Bandes un equipo técnico altamente capacitado para un desenvolvimiento eficiente”. Agrega que “Como eje transformador del modelo rentista venezolano, Bandes tiene el papel de apoyar sectores productivos con potencial para exportaciones, convirtiéndose en el respaldo necesario para los actores que quieren y pueden contribuir a la diversificación de los ingresos de la Nación”.

Para 2008, el Ejecutivo Nacional emitió un nuevo decreto, el N° 6.214, con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes)[2], en razón de desvincularlo de las obligaciones que se le habían adjudicado, las cuales no eran “compatibles con su naturaleza de Banco de Desarrollo”, establece la exposición de motivos.

Allí, el artículo 2 estipula que el “Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (BANDES) es un banco de desarrollo que tiene por objeto promover el desarrollo económico-social y financiar actividades, a través del apoyo técnico y financiero a las inversiones sociales y productivas nacionales e internacionales de acuerdo con las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación”.

Asimismo, en el artículo 10 se indica que el Bandes “podrá movilizar depósitos en divisas sin la obligación de convertirlos en moneda nacional y no estará sometido a restricciones en lo que respecta a términos, limitaciones y modalidades de sus operaciones y posiciones en divisas”.

El Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela contempla, y así es posible verificarlo en el citado sitio web en internet, trabajar en el afianzamiento de sus lazos de “fraternidad, cooperación y financiamiento internacional” y, en tal sentido, prevé la “creación de alianzas que generen una política permanente de financiamiento solidario para el impulso, encadenamiento económico y productivo de nuestra América, así como la construcción de un mundo pluripolar con principios humanos e integradores”.

En atención a esto, ha establecido Bandes Uruguay, mantiene alianza con Prodem Bolivia y el Banco de Desarrollo de América Latina, al tiempo que posee oficinas de representación en Ecuador, China y Nicaragua[3].

De acuerdo a documentos en nuestro poder, existen una serie de irregularidades ocurridas en las oficinas del Bandes en Managua  que se habrían cometido durante la gestión de Simón Zerpa Delgado. De hecho, una fuente de PDVSA La Campiña —que pidió mantenerse en el anonimato— sostiene que "los hechos de corrupción fueron cometidos por el mencionado funcionario tras su decisión de incorporar a la institución a María Auxiliadora Díaz Gómez, aun cuando esta no contaba con la preparación ni la experiencia para ocupar los cargos en que se le ha designado". Agrega que "Zerpa y Díaz Gómez se conocieron cuando el primero cumplía funciones en la Cancillería y, desde entonces, le acompaña en las distintas posiciones que le ha tocado desempeñar en la administración pública".
Testimonios logrados para esta historia señalan que Zerpa y Díaz mantienen, o mantuvieron, una relación sentimental que se inició cuando ella aún se encontraba comprometida con Jesús Alberto Montilla Lugo, hijo del exdiputado y exgobernador del estado Falcón, Jesús Montilla Aponte y Stella Lugo —también exgobernadora de esa entidad— noviazgo que supuestamente se rompió al conocerse la infidelidad.

La fuente consultada asegura que Simón Zerpa Delgado nombró a Díaz, quien es politólogo de profesión, como Gerente de Financiamiento Internacional del Bandes, violando la normativa vigente para los requerimientos de los candidatos a ocupar ese cargo.

El testimonio señala que en marzo de 2016,  Zerpa Delgado habría decidido enviar a María Auxiliadora Díaz a la Oficina de Representación del Bandes en Nicaragua. Quería el presidente de la institución financiera —según refiere uno de nuestros informantes— alejarla del foco de atención de su esposa y de quienes hasta el momento en el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela en Caracas criticaban y censuraban la gestión de la mujer en la institución financiera.

El plan B

Oficialmente, Díaz Gómez tenía una misión que cumplir en Nicaragua respecto al Bandes: el cierre de la oficina, pues así lo había recomendado el personal especializado del banco en Caracas. Hasta ese entonces, desde su inauguración[4], la institución había funcionado en el piso 5 del Centro Financiero Invercasa, frente al Colegio La Salle, en Managua, afirma las fuentes.
Asimismo, señala que "adicional a la función oficial, el traslado de Díaz Gómez a Managua habría estado motivado por el interés de Simón Zerpa y María Auxiliadora Díaz Gómez —como tantos otros funcionarios del oficialismo venezolano— de buscar nuevos territorios donde resguardar sus fortunas ante la debacle que ha experimentado el proyecto revolucionario venezolano en los últimos tiempos".

En razón de esto, desde su llegada a Managua, la atención de la gerente país del Bandes Nicaragua estaba fija en la materialización del citado plan B y —sostienen las fuentes— se dedicó a hacer negocios, supuestamente con los fondos de financiamiento de la institución bancaria.

Entonces decide cambiar la orden emanada en Venezuela y el cierre de la oficina se convierte en la de reducción de gastos y, en este sentido, muda el Bandes a la sede de Bancorp ubicado en el Centro Financiero BANCORP, S.A.[5] el cual opera desde el 6 de abril del 2015 y es propiedad de la empresa Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa), entidad especializada en fideicomisos[6]. Bancorp es una entidad que es manejada por operadores vinculados a la familia presidencial nicaragüense. La entidad que “administra los fondos del acuerdo petrolero con Venezuela, despuntó este pasado mes de noviembre como prestamista del Estado”[7], asegura una nota del diario la Prensa.

En el punto de cuenta N° 79.1-17 de fecha 24 de febrero de 2017—en nuestro poder— la Gerencia Ejecutiva de Cooperación y Financiamiento Internacional, a cargo de Reiner Merentes, solicita a la presidencia del Bandes la aprobación de la mudanza de la ORBN toda vez que, a la fecha de la petición, los gastos relativos a alquiler, condominio, electricidad e impuesto suman USD 61,889.62, equivalentes al 47 por ciento de las erogaciones de los gastos operativos del año 2016, sin que esto incluya otros gastos indirectos por aproximadamente USD 13.611.06 que representa un 10 por ciento de los gastos operativos la ORBN.
Justifican la mudanza a tres oficinas cedidas en comodato en las instalaciones de Albanisa, específicamente en la sede de Bancorp en Lomas de Monserrat en el segundo piso del Edificio Centro Financiero Bancorp, en el hecho de que permitiría un ahorro de USD 68.078,01.

Esta petición de Merentes obedeció a la solicitud que María Auxiliadora Díaz, Gerente País de la ORBN, le presentó en el memorando N°33 el mismo día 24 de febrero de 2017.

En el memorando N° 32, curiosamente de fecha posterior (3 de marzo de 2017) pese a que la numeración precede al anterior, María Auxiliadora Díaz, le informa a Reiner Merentes que le remite el borrador con las correcciones al contrato de comodato de acuerdo a las recomendaciones formuladas por la Consultoría Jurídica de Bandes Casa Matriz.

La alianza Bandes-Bancorp

La mudanza de la Oficina de Representación del Bandes en Nicaragua a la sede de Bancorp hizo levantar las sospechas en Caracas de que se quería retomar un proyecto de alianza entre las dos instituciones que manejaron Simón Zerpa y Francisco López (vicepresidente de Albanisa para entonces) en noviembre de 2015, pero que fue rechazado por la junta directiva del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela por ser lesiva a los intereses venezolanos.
En nuestras manos está una presentación del proyecto de alianza Bandes-Bancorp que para aquella fecha, Zerpa y López, reunidos en Managua, analizaron planteando la posibilidad de instalar una ventanilla de la Oficina de Representación del Bandes en su institución y a objeto de verificar la viabilidad del asunto quedaron en consultar a la Superintendencia de Bancos y Otras  Instituciones Financieras, (SIBOIF), de Nicaragua, si existía alguna limitación legal que impidiera establecer ventanilla o asociación (participación accionaria) con bancos Internacionales.

Vista esta situación, Bandes se dedica a analizar la propuesta de instalación de ventanilla en Bancorp de la Oficina de Representación del Bandes, a fin de alinear visiones y lograr objetivos operativos, legales y financieros estratégicos para el Estado Venezolano.

Las dos instituciones acuerdan, entretanto, de modo de delimitar y facilitar el manejo y comprensión del proyecto, abordar el análisis bajo la figura de alianza estratégica, entendiendo por esta, acuerdos de  cooperación entre Bandes y Bancorp que se unen para lograr y desarrollar ventajas de carácter competitivas que no alcanzarían por sí mismas en un periodo o plazo determinado.

En la citada presentación se definen los posibles objetivos de la alianza estratégica, siendo el objetivo de permanencia del Bandes conseguir la supervivencia de la institución en su expansión internacional. “Se trata de un objetivo dirigido a impedir la pérdida de eficacia recursos financieros, tiempo y esfuerzo. Se basa en capitalizar en lo técnico-financiero su permanencia en Nicaragua brindado apoyo financiero que le originen sostenibilidad, rentabilidad, compartir riesgos, recompensas. (La expectativa debería ser el cambio de su perfil de oficina de representación a una figura que le permita los objetivos antes mencionados)”.
Por su parte, el objetivo de expansión de Bancorp sería “alcanzar una ventaja competitiva a través de la alianza. La finalidad consistiría en el aumento de la eficacia para: lograr experiencia en el ámbito bancario que pretende desarrollar; establecer corresponsalías y obtener líneas de crédito internacionales; hacer frente a sus competidores; compartir riesgos e inversiones; obtener recursos técnicos y habilidades para el desarrollo de sus debilidades estratégicas; lograr aprendizaje organizacional/reducción de incertidumbre”.
El proyecto preveía que Bandes hiciera un aporte de capital a Bancorp el cual provendría de la deuda de Nicaraocoop R.L con el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, la cual para el 30 de noviembre de 2015 se situaba en USD 9.165.968,75.
Según la propuesta, esta operación habría garantizado, por un lado, el cobro de la deuda y, por el otro, la inversión de estos recursos en Nicaragua (en Bancorp) y, por ende, el posicionamiento de Bandes en la nación centroamericana, que pasaría de ser una Oficina de Representación a constituirse en un accionista de un banco.

La estrategia de Bandes era capitalizar en lo técnico-financiero su permanencia en Nicaragua de manera de adquirir sostenibilidad, rentabilidad, compartir riesgos y recompensas.

También disponemos de la “Propuesta de Alianza Estratégica y Recuperación de Cartera Bandes-Bancorp”, la cual proponía la “como solución para los proyectos operados por NICARAOCOOP R.L, el pago por subrogación, siendo la Cooperativa CARUNA, R.L., el órgano encargado de realizar los desembolsos que se constituirían en capital accionario en BANCORP: Pago por subrogación: Este procedimiento consiste en que una tercera persona (CARUNA, R.L.), realice el pago en nombre de NICARAOCOOP R.L.”
Más adelante indican que para “materializar la recuperación de la deuda de NICARAOCOOP R. L., previa la evaluación y aprobación del Fondo para la Cooperación Internacional (FCI) se requiere que: 1. El gobierno de Nicaragua, reconozca la deuda de NICARAOCOOP, con base a los acuerdos suscritos en el Acta Final de la I Comisión Mixta de Alto Nivel Venezuela – Nicaragua, antes mencionados. 2. El gobierno nicaragüense ejecute el pago de la deuda, a través de su ente financiero CARUNA R.L., o la institución que ellos definan. 3. Con el monto recuperado y previa aprobación de la Junta Directiva de BANCORP, destinar una fracción cercana al 50% a realizar una inversión de capital para compra de acciones en dicha institución y dirigir el monto restante a créditos reembolsables de la ORBN, revisando que las tasas de interés le permitan a la Oficina ser sostenible”.
El proyecto estimaba que para llevar a cabo lo planteado en los puntos 1 y 2 eran suficientes unos 30 días hábiles, mientras que para materializar el punto número tres los estatutos del Banco Corporativo Sociedad Anónima establecen un lapso de un año para el proceso de oferta y adquisición de acciones, tiempo que podía reducirse con el concurso de la junta directiva.

Además, una serie de oficios fechados el 13 de octubre de 2017 y numerados secuencialmente 121, 122, 123, 124 y 125 —también en nuestras manos— en los que se ordena al centro Financiero Lafise Bancentro realizar las transferencias interbancarias de los fondos del ORBN depositados en esa entidad a Bancorp, da cuenta de que en la práctica, la alianza estaba en desarrollo.

Las alarmas se encienden en Venezuela

La mudanza de Bandes a la sede de Bancorp despertó en Caracas las sospechas de que el descartado proyecto de alianza entre las dos instituciones estaba siendo retomado, aun cuando se había advertido que el único beneficiado con esto era el gobierno de Nicaragua.

Yelitza Josefina Guillen Ceballos, auditora en jefe de Bandes, decidió trasladarse a mediados del año 2017 a Managua para constatar in situ lo que estaba aconteciendo, según puede apreciarse en un informe en nuestro poder.
La directora del departamento de auditoría interna del Bandes procedió a auditar la oficina de representación del banco en Nicaragua y del análisis de las cuentas afloraron diversas anomalías en el manejo de los fondos, así como discrepancias en las cifras de la entidad en Managua con respecto a los registros de la entidad en Caracas.

El bloqueo impuesto a Venezuela por los Estados Unidos se convirtió, entonces, en la excusa perfecta para justificar la discordancia.

Las sanciones del gobierno estadounidense sirvieron a los responsables de la Oficina de Representación del Bandes en Nicaragua para explicar la razón de la no repatriación a Venezuela del capital e intereses de los fondos del Alba y el Fondo para la Cooperación Internacional, FCI —unos 10 millones de dólares— entre los que se cuentan el capital, intereses y garantías de los proyectos de la cooperativa Nicaraocoop, los cuales fueron migrados del banco Lafise Bancentro a Bancorp.

Los resultados de la auditoría

Con fecha 14 de noviembre de 2017 la auditora interna encargada del Bandes, Yelitza Josefina Guillén Ceballos, remitió a la Gerente País de la Oficina de Representación Bandes Nicaragua, María Auxiliadora Díaz, el memorando N° Al/CA/214/2017 cuyo asunto era la Remisión Informe Definitivo de Auditoría N° Al/CA/032/2017 con el que se evaluaron las operaciones realizadas llevadas a cabo por la Oficina de Representación de Bandes Nicaragua (ORBN) y verificar el cumplimiento de los objetivos y metas trazados, así como el cumplimiento de las normas y el control interno durante el período julio 2016 a mayo 2017.

Se solicitó que una vez conocido el citado informe, la ORBN debía presentar las acciones a adoptar y el cronograma de ejecución de las mismas, a fin de atender las sugerencias formuladas a través del que debería ser el "Plan de Acciones Correctivas” en un plazo de treinta días hábiles, contados a partir de la recepción del memorando.

Se explicaron los procedimientos aplicados durante la auditoría y se indicó que la revisión se efectuó de acuerdo a las disposiciones legales y reglamentarias vigentes en Venezuela en materia de control fiscal.

En este sentido, se practicaron pruebas de cumplimiento y demás pruebas de auditoría a los datos disponibles en la ORBN con el objetivo de evaluar la razonabilidad, exactitud y sinceridad de la información financiera.

Se verificaron selectivamente los gastos incurridos por la ORBN, constatando el adecuado registro presupuestario y contable en Bandes.

Se constataron selectivamente los aportes de recursos realizados por Bandes a la ORBN y su adecuada aplicación.

Se verificaron las gestiones de cobranzas realizadas a la cartera de proyectos al momento de la visita, así como los informes de seguimientos efectuados a los mismos por la ORBN, a fin de evaluar el cumplimiento de las obligaciones contractuales.

Se constató la existencia y estado de conservación de los bienes de uso asignados a la ORBN, así como las pólizas de seguros contratadas.

Se realizaron visitas de inspección a los proyectos "Financiamiento a Pequeños Productores Agropecuarios" (reembolsable) y "Una Casa Mejor" (no reembolsable).

En informe de auditoría indica que la cartera de créditos administrada y reportada por la ORBN al 31 de mayo de 2017, la conformaban tres proyectos reembolsables otorgados con recursos del Fondo para la Cooperación Internacional, por un total de USD 6.805.320,15 y seis proyectos no reembolsables, otorgados con recursos del FCI y Fondo Alba, por un total de USD 35.368.000,00.
En el informe de auditoría también refirió la constitución de la nómina de la ORBN, conformada por tres funcionarios expatriados (venezolanos) y seis funcionarios nicaragüenses, a saber:
Luego de analizar la información financiera relativa a caja chica, cuentas bancarias, cauciones, garantías de crédito y gestión de cobranzas, gastos de nómina, bienes de uso, el plan operativo anual y los indicadores de gestión, la información presupuestaria, el plan de negocios, los manuales de normas y procedimientos y de haber realizado visitas de inspección a los proyectos financiados, los auditores emitieron sus conclusiones y recomendaciones.

En ese sentido, la auditoría estableció que en la Oficina de Representación de Bandes Nicaragua la información financiera suministrada es razonable, exacta y sincera.

Sin embargo, advierte que la ORBN no concretó el plan de negocios a los fines de que la gestión de la ORBN se lleve a cabo de acuerdo al plan de negocios del Bandes y así asegurar que los recursos financieros asignados sean destinados a proyectos alineados en las políticas de financiamiento y cooperación internacional.

Se determinó que el resultado de la gestión alcanzó un nivel bajo de cumplimiento en las metas establecidas, en detrimento de la eficiencia, eficacia, economía, calidad de las operaciones realizadas en la ORBN.

En materia de control interno se estableció la ausencia de mecanismos de cobranza judicial y extrajudicial expeditos con relación a la cartera de crédito vencida, así como la carencia de acciones oportunas en el desvío de los objetivos de cobranza; gastos de nómina no contemplados en la estructura organizativa de la ORBN en razón de la contratación de dos funcionarios con el mismo cargo de Especialista Administrativo; manuales de normas y procedimientos no actualizados con respecto a la operatividad, estructura organizativa y funcional vigente.

La auditoría detectó debilidades en materia del registro exacto y oportuno de las operaciones de la oficina por parte de las unidades de Bandes en Venezuela.

En este sentido, las cuentas bancarias para el pago de pasivos laborales no están registrada en los Estados Financieros de Bandes.
Las cuentas bancarias correspondientes al FCI presentan diferencias entre los saldos registrados en los libros de la contabilidad del Fondo y los registros contables conciliados por la ORBN.

Los financiamientos otorgados con vencimientos de la primera cuota de más de noventa días aparecen clasificados contablemente como créditos vigentes.

Existen amortizaciones de crédito no registradas contablemente.
Hay partidas presupuestarias que presentan diferencias entre los saldos según libros de la ORBN y el presupuesto consolidado de Bandes.

Los procedimientos aplicados por la Coordinación de Bienes de Uso de Bandes no garantizan el registro exacto y oportuno de los bienes asignados a la ORBN, así como su debida cobertura contra daños o pérdidas.

Existe personal, sujetos de caución, no incorporado en la póliza de fidelidad de Bandes.

En pocas palabras, la ORBN no estaba cumpliendo con su cometido, sobre todo si se toma en cuenta que esta dependencia del Bandes no recibe depósitos del público y su fuente de ingreso depende de la recuperación de su cartera de créditos.

Los auditores recomendaron coordinar las acciones necesarias con las áreas administrativas y contables de Bandes que intervienen en los procesos administrativos, financieros, presupuestarios y contables de las operaciones generadas por la ORBN, con el objetivo de promover los registros, conciliaciones y ajustes pertinentes que garanticen la veracidad y exactitud de la información relacionada con: póliza de fidelidad del personal sujetos de caución; cuentas bancarias; cobranza judicial y extrajudicial; registros presupuestarios; registros de la cartera de crédito; bienes de uso y cobertura contra daños o pérdidas; nómina de personal.

Elaborar un Plan de Negocios de la Oficina de Representación Bandes Nicaragua, con base al Plan Estratégico del Banco, que asegure que los recursos financieros asignados se destinen a proyectos que estén alineados a la política de financiamiento y cooperación internacional y que atienda a las expectativas económicas y sociales de esa nación.

Actualizar los manuales de normas y procedimientos y demás instrumentos de control interno que regulen la operatividad de la ORBN; a los fines de optimizar la gestión de la misma.

Las pérdidas

Esta situación generada hipotéticamente —de acuerdo a la versión esgrimida por María Auxiliadora Díaz— por las sanciones norteamericanas a Venezuela, ha conllevado a que la Oficina de Representación Bandes Nicaragua presente pérdidas, por cuanto, de acuerdo a los indagaciones que hemos llevado a cabo, la repatriación de capitales y los intereses generados sobre los fondos Alba y el Fondo de Cooperación Internacional, así como el capital intereses y garantías de los proyectos de la cooperativa Nicaraocoop, constituyen las ganancias que obtiene el Bandes de sus oficinas en el exterior.

En concreto, el retorno de las inversiones se erige como el beneficio del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela.

Al concentrarse ahora la custodia de los valores del ORBN en Bancorp sin que puedan ser repatriados a Venezuela, los ingresos del Bandes en la nación centroamericana solamente están beneficiando al gobierno nicaragüense.

Más aún, al constatarse que una serie de proyectos que fueron ampliamente promocionados por los gobierno sandinista y venezolano, como La Fábrica de Sacos de Rafia y el financiamiento de tractores con el programa VenIran, nunca se concretaron en Nicaragua.

Es de hacer notar que el Gerente País que precedió a María Auxiliadora Díaz, Miguel Gómez Amoreti, fue despedido por presiones del gobierno de Daniel Ortega en razón a que en todo momento se opuso a la condonación de la deuda nica con Venezuela. Es posible constatar en memorandos —los números 29 y 30, por ejemplo, de fecha 30 de enero de 2015— en nuestro poder, cómo Amoreti da cuenta de las transferencias de los recursos recuperados de los financiamientos otorgados a la República de Nicaragua del Fondo para la Cooperación Internacional, FCI.

Tampoco Marcial Sánchez, quien también ocupó la gerencia país del ORBN comprometió los intereses venezolanos con alianzas y, mucho menos, la condonación de las acreencias.

Pero a todo lo que no accedieron ni Amoreti ni Sánchez, sí lo hizo María Auxiliadora Díaz, quien procedió a efectuar la mudanza, a transfer los fondos a Bancorp y comenzó los trámites y negociaciones para proceder a perdonar la deuda nicaragüense con la entidad.

El “Happy”

María Auxiliadora Díaz no perdió de vista la ejecución de su plan B, el cual comenzó a materializarse el 28 de abril de 2017, cuando ante la Notario Público Perla Marina Tablada Peralta, se presentaron el acta constitutiva y estatutos de la empresa Happy Restaurant y Bar Sociedad Anónima, quien la inscribió debidamente bajo el Número Único MG00-22-005597, Asiento Primero (1); e inscrita como comerciante bajo el Número Único MG00-22-005597 Asiento Segundo (2) ambos del Registro Público de la Propiedad Inmueble y Mercantil de Managua.

Esto se evidencia en un documento que poseemos, el cual fue presentado el 7 de junio de 2017 ante la Notario Público, Johanna Chavarría M. —la misma que figura en la nómina de la ORBN como abogada— por Huankar Martín Espinoza Sánchez en su carácter de presidente de Happy Restaurant y Bar para conferir un poder especial a Luís Ariel Rayo —quien también figura como especialista contable en la nómina de ORBN— para gestionar ante todas las instancias nicaragüenses los asuntos administrativos relativos a la apertura y puesta en funcionamiento de la empresa.

El Happy está ubicado en el segundo piso, módulo 209, de Plaza Centroamérica de Nicaragua, un lujoso centro comercial recién inaugurado en una de las vías más concurridas de Managua, a saber, la carretera a Masaya.

Igualmente nos llegaron todas las facturas de compra de insumos, equipos y accesorios, así como recibos y contratos que se llevaron a cabo para la puesta en funcionamiento.

Ahora bien, mientras María Auxiliadora Díaz concretaba la alianza, la mudanza y la condonación de la deuda nica, como hemos dicho anteriormente, en Bancorp aprobaban un préstamo por 120 mil dólares en favor Espinoza Sánchez, quien también es conocido en la farándula del país centroamericano como Yiuskar Galo[8], un modelo que ostenta el título de “Míster Pacífico Nicaragua”.

María Auxiliadora Díaz y Huankar Martín Espinoza Sánchez —o Yiuskar Galo—  se conocieron en el gimnasio Try Fitness[9] a donde ambos asisten a entrenar regularmente.

Entre las preguntas que surgen entre el colectivo nicaragüense es cómo un banco recién constituido otorgó un préstamo de tal magnitud a un modelo que carece de garantías y solvencia. La respuesta viene de los mismos informantes: Simón Zerpa habría de hacer valer sus influencias. Era necesario concretar el plan B a toda costa, así esto significara pérdidas operativas y gastos por el orden de los 30 millones de dólares para el Bandes.

El restaurante abrió sus puertas al público el 26 de agosto de 2017[10], un evento reseñado por la prensa nicaragüense[11] [12] donde quedó claramente establecido que María Auxiliadora Díaz es socia propietaria del lugar. “Ubicado en la segunda planta del edificio Plaza Centroamérica, Happy Restaurant y Bar tiene mucho que ofrecer a sus clientes. ‘Una vista espectacular del sur de la ciudad en un ambiente ameno, entretenido y con una variedad de platillos únicos harán que quienes nos visiten no se quieran ir’, expresó María Auxiliadora Díaz, una de las socias propietarias del nuevo local inaugurado el domingo reciente”, se lee en la reseña de El Nuevo Diario, de Managua.

La apertura de esta empresa involucra —de acuerdo a la información a que hemos tenido acceso— desde el uso de prestanombres o testaferros, la utilización irregular de fondos del estado venezolano y la existencia de un claro conflicto de intereses al determinarse que en Happy Restaurant y Bar trabaja personal de la Oficina de Representación Bandes Nicaragua que se supone mantiene un contrato de exclusividad con la entidad bancaria venezolana, como ya hemos visto, la abogada y notario, Johana Chavarria Mendoza, el contador Luis Ariel Rayo, quien presta sus servicios contables al ORBN.

Marcial Albeiro Sánchez Valbuena, quien aparece en la nómina de ORBN como Asistente Administrativo —cargo objetado por la auditoría interna del Bandes al haberse contratado dos funcionarios para las mismas labores— también se presenta en el video realizado por el Canal 6 “Nicaragüenses por la gracia de Dios” para reseñar la inauguración del restaurant, como socio de María Auxiliadora Díaz en el restaurant. El nombre de Sánchez Valbuena es posible constatarlo en muchas de las facturas, recibos y documentos que llegaron en nuestras manos relacionados con el Happy Restaurant y Bar.
En esta historia en la que se mezclan hechos de corrupción, cotilleo farandulero y pasión, se dice que María Auxiliadora Díaz se habría involucrado sentimentalmente con su “socio” Yiuskar Galo, lo cual habría desatado la ira de Simón Zerpa, quien la ha llamado a Caracas a una reunión pero sin que esta haya accedido a este requerimiento. Una cita que no se ha concretado a diferencia de otros encuentros que Díaz y Zerpa habrían mantenido en varias oportunidades en PDVSA La Campiña, como nos lo han hecho saber nuestros informantes en la petrolera.

Bien sea por esta situación o por el descontento que la presencia de María Auxiliadora Díaz ha despertado en el Bandes, Simón Zerpa ha decidido comisionar a Gladys María Melo Solórzano —su suegra— quien ya se encargó en Quito[13] del cierre de Oficina de Representación de Bandes Ecuador, para que asuma ahora la clausura de ORBN.

También hemos conocido que María Auxiliadora Díaz, a raíz de los sucesos y protestas en Nicaragua, supuestamente se encontraría tramitando la visa estadounidense, pues su intención sería radicarse en Miami.

La gravedad que las protestas y situación política ha adquirido en Nicaragua, estarían llevando a Díaz Gómez a procurar su salida del país centroamericano y evitar así que se le relacione con el gobierno venezolano y se establezcan sus manejos en Managua. Se nos ha dado a conocer que la mujer estaría estudiando la posibilidad de solicitar asilo político en Estados Unidos ofreciendo a cambio información privilegiada sobre el Bandes e, incluso, sobre el propio Simón Zerpa.

Los protagonistas de esta trama

Comencemos por este último, Simón Zerpa, quien fue designado presidente del Banco de Desarrollo Económica y Social de Venezuela por resolución del ministro del Poder Popular de Economía, Finanzas y Banca Pública, Rodolfo Marco Torres, aparecida en la Gaceta Oficial N°40.352[14] de fecha 11 de febrero de 2014.

Zerpa Delgado —licenciado en Relaciones Internacionales con posgrado en Derecho Constitucional Internacional— es hijo de Iván Zerpa Guerrero, exsecretario de la Asamblea Nacional durante la gestión de Cilia Flores —de quien es uno de sus más cercanos colaboradores— en el parlamento y actual embajador de Venezuela en China.

A pesar de ya no formar parte de la institución, aún aparece como activo del Bandes en su cuenta individual del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS[15]. Ejerce el sufragio en el Colegio Francia de la parroquia Leoncio Martínez del municipio Sucre del estado Miranda. Fue seleccionado como Miembro de Mesa para el cargo de noveno miembro de reserva de la mesa 3 del citado centro de votación para las elecciones del 20 de mayo de 2018.

De acuerdo al portal Poderopedia[16], Simón Alejandro Zerpa Delgado (28-8-1983) es director externo de Petróleos de Venezuela, PDVSA, según el Decreto N° 3.398 de la Presidencia de la República publicado en la Gaceta 41.389[17] del 3 de mayo de 2018. Igualmente, estuvo encargado de la vicepresidencia de Finanzas de la petrolera estatal (removido en febrero de 2018[18]); fue gobernador alterno ante el Banco Interamericano de Desarrollo por Venezuela; preside el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) desde el 30 de octubre de 2014; también se ha desempeñado como viceministro de Inversión para el Desarrollo del Ministerio para la Economía, Finanzas y Banca Pública. Ha representado a Venezuela en el  Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag); fue secretario Ejecutivo del Fonden, comisionado para el Fondo Conjunto Chino Venezolano, director general (encargado) de Delegaciones e Instrucciones Presidenciales de la Vicepresidencia y funcionario de la Cancillería de la República.

El 26 de julio de 2017 fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos[19] [20]. Entre los cargos hay penalizaciones de carácter económico e individual. El 30 de marzo de 2018 también fue sancionado por el gobierno de Panamá al considerársele de alto riesgo por blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva[21].

Entretanto, María Auxiliadora Díaz Gómez, nacida el 19 de diciembre de 1983, portadora de la Cédula de Identidad N° V-15.999.285 y del pasaporte diplomático N° 045906242, es trabajadora activa del Bandes al que ingresó el 16 de octubre de 2015, de acuerdo a lo que reza su cuenta personal en el IVSS[22]. Su fecha de afiliación fue el 16 de octubre de 2015 y la contingencia será el 19 de diciembre de 2038. Su último salario a la fecha fue de Bs. 90.610.72, tiene 653 semanas cotizadas y en total ha cotizado Bs. 2.882.077,44.

Sufraga en el Centro de Educación Inicial “Lucas Adames”, ubicado en la parroquia San Antonio del Municipio Miranda del estado Falcón. Fue seleccionada como Miembro de Mesa para el cargo de décimo sexto miembro reserva de la mesa 4 del citado centro de votación.

Fue secretaria del Jesús Montilla Aponte cuando este se desempeñaba como diputado a la Asamblea Nacional y gracias a su relación con el hijo de este —como ya apuntamos— ingresó al Poder Legislativo Nacional como “Asistente Parlamentaria”, cargo del que salió cuando fue nombrada Directora del Saime en el estado Falcón por recomendación de su, para entonces, suegra, la exgobernadora Stela Lugo. Díaz Gómez fue destituida cuando la relación amorosa que esta mantenía con el hijo de los Montilla Lugo, concluyó.

Por su parte, Marcial Albeiro Sánchez Valbuena es oriundo del estado Táchira donde nació el 30 de marzo de 1983 y es titular de la cédula de identidad N° V-16.280.819. Su cuenta individual en el  en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales señala como fecha de ingreso al sistema el 1° de noviembre de 2014, con estatus activo en la empresa Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela con el número patronal D19890860. Ha cotizado 638 semanas y el total de sus salarios cotizados es de Bs. 2.770.472,92[23].

Según el Registro Electoral Permanente sufraga en la Escuela Técnica Robinsoniana de Ciencias y Artes “Juan Antonio Román Valecillos”, de la parroquia Pedro María Morantes de San Cristóbal, estado Táchira.

DISCLAIMER

Venezuela Política intentó obtener para este reportaje las opiniones de los funcionarios y empresas mencionadas. Correos y mensajes enviados a Simón Zerpa Delgado no fueron devueltos al cierre de esta edición. Intentamos contactarlo a través de su red social Twitter pero no logramos respuesta para una entrevista. Correos enviados a Bandes bandesve@bandes.gob.ve para conocer la versión de esa entidad sobre hechos mencionados en esta nota no fueron respondidos y llamadas al teléfono de contacto 58-212-5058010 tampoco recibieron respuesta. Venezuela Política no pudo enviar cuestionarios María Auxiliadora Díaz Gómez porque el correo electrónico que aparece en el directorio no los aceptó ya que se encuentra desactivado para recibir correos externos  Un cuestionario enviados a Huankar Martín Espinoza Sánchez, presidente del Happy Restaurant y Bar Sociedad Anónima, y a Marcial Sánchez Valbuena -socia del negocio- no habían sido devueltos al cierre de esta edición.


Si alguna de las personas, empresas e instituciones mencionadas en este reportaje quiere ofrecer sus versiones sobre los hechos aquí narrados, puede comunicarse con nuestro portal a través del correo blogvenezuelapolitica@tutanota.com. Igualmente invitamos a toda persona que posea información que pueda ayudar a esclarecer los hechos narrados en este reportaje, a enviarnos sus aportes al mismo correo.

NOTAS Y ENLACES:

[1] Bandes. http://www.bandes.gob.ve/acerca.html

[2] El Universal. Decreto 6.214. Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) http://cdn.eluniversal.com/2008/08/04/leyh13.pdf

[3] Bandes. http://www.bandes.gob.ve/bandes-participacion-internacional.html

[4] La Prensa. “Oficina del Bandes abre en Managua”. 1° de abril de 2007. https://www.laprensa.com.ni/2007/04/01/politica/1296503-oficina-del-bandes-abre-en-managua

[5] Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras. Oficina de Representación Bandes, S.A. http://www.superintendencia.gob.ni/instituciones/oficina-de-representacion-bandes-sa

[6] La Jornada. “Nació el Banco Corporativo Bancorp”. 10 de junio de 2015. https://www.lajornadanet.com/diario/archivo/2015/junio/10/1.php

[7] La Prensa. “Bancorp, el nuevo prestamista del Estado”. 12 de diciembre de 2016. https://www.laprensa.com.ni/2016/12/12/nacionales/2148868-bancorp-el-nuevo-prestamista-del-estado

[8] Imggram. Galo Yiuskar. https://imggram.com/profile/galoyiuskar/6995153125 https://pbs.twimg.com/media/CaK3C2oUEAAwxde.jpg

[9] Try Fitness. https://tryfitness.online.com.ni/

[10] El Nuevo Diario. “El lugar más “happy” de Managua ya está abierto”. 30 de agosto de 2017. https://www.elnuevodiario.com.ni/economia/empresas/438406-lugar-mas-happy-managua-ya-esta-abierto/

[11] Canal 6, Nicaraguense por la gracia de Dios. https://drive.google.com/file/d/1z3nqwMIGu0xwW7bMKvP9lZco2LLP3Rfj/view

[12] ReadMetro. “Abrió sus puertas el lugar más Happy de Managua”. 30 de agosto de 2017. https://media.readmetro.com/pdf/2017/08/30/20170830_metronicaragua.pdf

[13] Superintendencia de Bancos de Ecuador. http://oidprd.sbs.gob.ec/medios/PORTALDOCS/downloads/normativa/2017/resoluciones_SB/resol_SB-DTL-2017-606.pdf

[14] Finanzas Digital, Gaceta Oficial N° 40.352. http://www.finanzasdigital.com/wp-content/uploads/2014/02/Gaceta40352-presidente-bandes.pdf

[15] IVSS. Zerpa Deldao, Simón Alejandro. Cuenta individual. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL

[16] Poderopedia. Simón Zerpa Delgado. http://www.poderopedia.org/ve/personas/Simon_Zerpa_Delgado

[17] Aporrea. Gaceta Oficial N° 41.389. https://www.aporrea.org/media/2018/05/41389.pdf

[18] RunRun.es. “Remueven al sancionado Simón Zerpa de PDVSA”. 15 de febrero de 2018. http://runrun.es/nacional/339290/remueven-al-sancionado-simon-zerpa-de-pdvsa.html

[19] US. Department of the Treasure. Venezuela-related Designations. 26 de Julio de 2017. https://www.treasury.gov/resource-center/sanctions/OFAC-Enforcement/Pages/20170726.aspx

[20] El Nacional. “Las sanciones de EE UU en contra de 13 funcionarios venezolanos”. 26 de julio de 2017. http://www.el-nacional.com/noticias/gobierno/las-sanciones-contra-funcionarios-venezolanos_195239

[21] El Nacional. “Los 55 funcionarios sancionados por Panamá por ‘blanqueo de capitales’”. 30 de marzo de 2018. http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/los-funcionarios-sancionados-por-panama-por-blanqueo-capitales_228903

[22] IVSS. Díaz Gómez, María Auxiliadora. Cuenta individual. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL

[23] IVSS. Sánchez Valbuena, Marcial Albeiro. Cuenta individual. http://www.ivss.gob.ve:28083/CuentaIndividualIntranet/CtaIndividual_PortalCTRL