Mostrando entradas con la etiqueta contrainteligencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta contrainteligencia. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de enero de 2021

Conozca los bloques de contención que usa el régimen para evitar que el pueblo se levante en su contra

 El control social es estratégico para evitar el desbordamiento de la sociedad.

Por Maibort Petit

   Existe todo un sistema de dominio mediante el cual el gobierno chavista control y manipula al pueblo venezolano, de manera de evitar que este se enfrente al régimen y lo saque del poder. Para ello se vale de cinco bloques de contención que actúan en su favor y, desde todos los flancos, sirven de diques que frenan cualquier intento de desbordamiento.

   Quien sostiene esto es Eduardo E. Hurtado, ex-integrante de la Fuerza Aérea Venezolana y veterano de guerra del Ejército de Estados Unidos quien formó parte de una unidad especial de inteligencia geoespacial. Hurtado es Licenciado en Seguridad Estratégica y Gerencia de la Protección, y también es Licenciado en Tecnología Electrónica, con una Maestría en Administración Empresarial (MBA). 

   En su libro “La franquicia cubana: una dictadura científica”, explica cómo los hermanos Castro desarrollaron una metodología en conjunción con el gobierno de Rusia para implementarlo en Latinoamérica, logrando la manipulación de las masas con el fin de perpetuarse en el poder de manera indefinidamente.

  Según Eduardo Hurtado, la dictadura científica “es un proyecto que tiende a modificarse según la geopolítica del país y que apunta al uso de métodos psicológicos y físicos para lograr el completo adoctrinamiento de sus ciudadanos volviéndolos a todos sumisos y resignados ante el dictador. Para lograr ese adoctrinamiento se ejecutan un conjunto de técnicas y estrategias perfectamente estudiadas y que se van reajustando según la reacción de los ciudadanos, para ello se usa la ingeniería social, la cual hace un solapamiento con la programación neurolingüística, la inteligencia emocional y el lenguaje corporal”.

  Para influir y modificar el comportamiento de la sociedad del país que haya comprado la franquicia, se valen de la ingeniería social y el resultado, en el caso de Venezuela, es que los ciudadanos comenzaron a ver como “indeseable” a quien difiera del gobierno socialista. La ingeniería social es común en los regímenes autoritarios que imponen sus creencias políticas a la ciudadanía, obligándola a creer que su propuesta es la única salida a todos los males.

  Refiere Hurtado que el gobierno cubano vende un paquete de asesoría que él a ha denominado “Franquicia Cubana”, la cual comprende la aplicación de técnicas de ingeniería social, así como temas en materia de invasión, inteligencia, espionaje, contrainteligencia, narcotráfico, lavado de dinero, psicología, torturas entre otros procedimientos. Esta franquicia la vendieron e implementaron con éxito en Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y México. Así se vendió a Hugo Chávez como el mesías, quien comenzó pregonando la “igualdad social” en razón de que el término socialismo no era bien visto en el país.

   El gobierno venezolano construyó la “big data” que le permite medir el comportamiento de la masa, a través del denominado “carnet de la patria” el cual no es otra cosa que un mecanismo de control social.

Los bloques de contención

  Sostiene Eduardo Hurtado que para que un sistema de dominio estratégico sea perfecto, es necesario crear niveles de control y manipulación en los que existe una combinación entre el uso de la fuerza, la demagogia, la inteligencia y el populismo.

 Estrategias éstas que el gobierno venezolano aplica a modo de laboratorio de guerra psicológica, al tiempo que analiza los resultados y establece maniobras de acuerdo a las reacciones.

  Refiere que el pueblo en crisis lucha mientras espera una intervención interna de las Fuerzas Armadas, las cuales no terminan de reaccionar a favor de la constitución y el interés nacional. Entretanto, el pueblo sigue en su lucha en contra de una dictadura, pero se agota física y mentalmente cada día más.

  Explica que existen cinco 5 muros o bloques de contención que permiten contrarrestar a la población enardecida. Estos bloques deben cumplir con al menos tres pasos fundamentales para ser exitosos, a saber: 1) Crear una coalición organizada con múltiples líderes de las fuerzas de oposición; 2) estudiar el modus operandi del dictador para así conocer sus debilidades y fortalezas; 3) planificar de manera estratégica las acciones basadas en las debilidades del estado dictador.

  La experiencia cubana es utilizada para sacar de combate a cualquier líder emergente que trate de organizar una rebelión.

  A los cinco bloques que hasta ahora se conocen, se espera que se adicionen los estudiantes universitarios, quienes serán endulzados con estrategias populistas de parte de los alcaldes y gobernadores donde estén ubicadas las principales sus universidades. Una forma de lograr esto puede ser ayudar a rescatar las deterioradas sedes de estas casas de estudios superiores. Para el gobierno es fundamental poner a los estudiantes, toda vez que sabe que son ellos quienes encienden las protestas contra la dictadura.

  Como ejemplo de esto último, Eduardo Hurtado pone como ejemplo el caso de Ricardo Sánchez Mujica, quien fue uno de los líderes de la Universidad Central de Venezuela que luchó en contra del gobierno y, luego, terminó de aliado de la dictadura.

  Hurtado indica que el primer bloque de contención lo conforman: El pueblo simpatizante con el gobierno; el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); la Policía Nacional y algunas Policías Municipales; la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB);  el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); los Servicios de Inteligencia y Contrainteligencia; los Círculos Bolivarianos; la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

  Entretanto, el segundo bloque de contención lo integran: los colectivos (La Piedrita/Fuerzas Revolucionarias Bolivarianas); los grupos de guerrilla (Tupamaros); los milicianos; los presidiarios; la Guardia Nacional Bolivariana-Infiltrados (Falso personal portando uniforme de la Guardia Nacional); el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC); el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); los servicios de Inteligencia y Contrainteligencia: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

  En el tercer bloque de contención están una serie de grupos que son financiados en dólares: Grupo Avispas Negras (Fuerzas Especiales de Cuba); Euskadi Ta Askatasuna Española (ETA); Hezbollah; Al-Qaeda; Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN); las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); los carteles narcotraficantes; Hamas (Palestino).

  El cuarto bloque de contención #4, igualmente pagados en dólares, lo integran: el Comité de Seguridad del Estado Ruso (KGB); el G2 Cubano; el Ministerio de Seguridad del Estado de China (MSS); el reemplazo estratégico (Agentes pasivos); el servicio de espionaje activo; los miembros significativos de las Fuerzas Armadas Bolivarianas; los miembros significativos de la política venezolana.

  Por su parte, el quinto bloque de contención (también financiado en dólares)  lo conforman: la Mesa de la Unidad Democrática (MUD); el Tribunal Supremo de Justicia; los ministerios estratégicos; la Organización de Naciones Unidas (ONU); las Altas Comisiones para los Derechos Humanos; la Organización de los Estados Americanos (OEA); las altas personalidades políticas extranjeras (cómplices); el Consejo Nacional Electoral (CNE); la fuente de inteligencia abierta (OSINT- Open Source Intelligence).

Sobre la MUD

  Apunta Eduardo Hurtado que en lo atinente a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se encuentra presente en casi todas las barreras de defensa del estado venezolano.

  Se trata, pues, de un engaño al país que extiende de manera sustantiva el periodo de vida del gobierno, un tiempo que es necesario para consagrar el plan psicológico de control de masa y para pacificar las protestas cuando éstas se salgan de control y representen peligro al régimen. Serán esos momentos en que entrarán en modo de negociación con el gobierno haciendo creer que ellos son los salvadores.

  Es decir, con la MUD el pueblo acude a un organismo estratégicamente infiltrado que detiene su furia con falsas promesas de democracia y paz, así como con mensajes de no a la violencia dirigidos a enfriar los ánimos de la población que ansía cambios.

  Estima Eduardo Hurtado como un hecho positivo, el hecho de que, con todos los acontecimientos ocurridos, la ciudadanía ya ha identificado la traición de todos los dobles agentes de la política.

Sobre la OSINT

 Igualmente, Hurtado destaca el caso de la fuente abierta de inteligencia, el cual es un ejército que no se ve, pero que controla las redes sociales y se encarga de desacreditar cualquier fuente de información confiable.

Son los encargados de investigar, sabotear, confundir, hackear, etc.

  Explica que existe una sala situacional en diferentes lugares de Venezuela y en el extranjero, donde se dedican diariamente a crear o desvirtuar/sabotear noticias a favor del régimen.

 Esta fuente abierta de inteligencia crea fuentes de información opositoras al estado, de modo de dar la impresión de credibilidad en la población y para que la gente sienta confianza en estos medios de información que luego usaran en determinados momentos para sembrar las noticias que ellos quieran manipular en momentos de crisis.

 Estas salas situacionales también se encargan de sabotear a quienes traten de herir el sistema castrista a través de las redes sociales.


martes, 20 de marzo de 2018

General experto en Contrainteligencia del régimen de Maduro hace negocios en Estados Unidos

La empresa del general ligado al Ministro Vladimir Padrino López se creó en el 2014 y registró los movimientos más altos en el 2017, año en el cual la administración del presidente Donald Trump impuso sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La retórica comunista y antiimperialista expresada por la dirigencia oficialista venezolana al parecer no aplica a la hora de disfrutar de los beneficios que brinda el capitalismo estadounidense del que tanto denuestan en público. Una doble moral de la que es un claro ejemplo el general de brigada encargado de emprender la batalla comunicacional contra la “guerra económica” que la “derecha venezolana” promueve en conjunto al “gobierno yanqui” en contra del pueblo venezolano, de acuerdo al cacareado discurso oficialista.


Uno de los militares venezolanos que más ha despotricado de los Estados Unidos, del Imperio y que más ha escrito sobre los supuestos documentos doctrinarios de Norteamérica, el general de brigada, Jesús Antonio Barrios Quintero, hace negocios en la Florida donde posee una empresa de exportación que aparece en el registro a nombre de su esposa, Magaly Josefina Manzanilla Paredes. La empresa USA International Brokers LLC., es usada para el envío de bienes desde los Estados Unidos hacia Venezuela, para luego ser revendidos con un alto sobreprecio en dólares.

De acuerdo a un informe en nuestro poder, el general Jesús Antonio Barrios Quintero, es uno de los hombres de mayor confianza del actual Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, "estos dos altos militares venezolanos tienen una sociedad que incluye manejo de dinero por medio de la esposa de Barrios Quintero, quien no aparece en los radares del gobierno federal de los Estados Unidos", dice el reporte.

¿Quién es el general Jesús Antonio Barrios Quintero?

Nació el 11 de noviembre de 1964 en Caracas (El Valle). Posee la cédula de identidad N° 6.815.208. Su Cuenta Individual en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS, refiere que trabajó en Valores C E Indtles, C.A. hasta el 30 de diciembre de 1989, donde cotizó 76 semanas. Su fecha de contingencia es el 15 de noviembre de 2224.
Igualmente, se encuentra inscrito en el Registro Electoral y sufraga en la Escuela Básica “Cruz Carrillo”, ubicada en la parroquia El Valle del Municipio Libertador.
Entre los aspectos más destacados en su currículo está el hecho de haber sido director del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, CEOFANB, según la Gaceta 433.984, publicada el jueves 16 de febrero de 2017.

Barrios Quintero realizó cursos de formación y adoctrinamiento en Cuba y se presenta como un “experto” en guerra antimperialista. Constantemente viaja como asesor en materia de inteligencia, contrainteligencia del gobierno de Nicolás Maduro, llevando el mensaje comunista por varios países de América Latina, una tarea por lo cual le pagaban altas sumas de dinero en dólares.

El militar —aliado a Padrino López— fue director de la Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia de la FANB y es autor del libro: “Interpretación Bolivariana de Documentos Doctrinarios de EE. UU. y la Defensa Integral de Venezuela”.
En 2012 se ganó el Premio Aníbal Nazoa, por su presentación sobre: Las Estrategias y Operaciones Comunicacionales desplegadas en tiempo real en las maniobras militares conjuntas Pao-2012. Este reconocimiento se produjo cuando Barrios Quintero estaba al frente de la citada Escuela de Inteligencia y Contrainteligencia de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela.

Asimismo, este militar con profunda formación doctrinaria castrista formó parte de la delegación de Venezuela que asistió a la XII Conferencia de Ministros de la Defensa de las Américas junto a su amigo y socio, Vladimir Padrino López, cita que fue celebrada en la ciudad de Puerto España, Trinidad y Tobago, entre el 10 y el 12 de octubre de 2016.

En ese encuentro, Venezuela denunció la Orden Ejecutiva del para entonces presidente Barack Obama, en el que calificó a Venezuela como una amenaza y desafío a la seguridad hemisférica y declaró “una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos que plantea la situación en Venezuela”[1].
Esta nueva Orden estaba dirigida a personas involucradas o responsables de la erosión de las garantías de los derechos humanos, la persecución de opositores políticos, la reducción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y las violaciones y abusos de los derechos humanos en respuesta a protestas antigubernamentales, y el arresto y detención arbitrarios de manifestantes antigubernamentales, así como la importante corrupción pública por altos funcionarios del gobierno en Venezuela. El decreto no se dirige a las personas ni a la economía de Venezuela.

Ante esta medida del gobierno estadounidense, Barrios Quintero y otros, arremetieron contra la resolución dirigida al régimen de Nicolás Maduro, a la que intentaron descalificar con los acostumbrados, repetidos y manidos discursos de la izquierda, relativos al imperialismo y a la invasión yanqui.

En libro escrito por Barrios Quintero se limita a la publicación de una serie de documentos que, según el militar comunista, representan la política imperialista contra Venezuela. Dice en el texto titulado: “Compilación de los Documentos Doctrinarios de Estados Unidos”, que dichos papeles sirven para comprender el origen y las razones del Decreto de Obama y la política del imperio contra Venezuela.
Según el criterio de Barrios Quintero, los militares venezolanos están preparados para enfrentar cualquier intento de ocupación de los Estados Unidos. Frente a esa posibilidad, dice, el Ministerio para la Defensa impulsó el estudio de algunos documentos emanados del Comando Sur y otras instancias militares norteamericanas por “los riesgos que implican para nuestra paz y tranquilidad”.

Por cierto, el ministro Vladimir Padrino López ordenó a los militares venezolanos leer el prólogo del citado libro de Barrios Quintero y proceder a “intercambiar y divulgarlos dentro de los comandos e instalaciones militares con la disciplina y urgencia que el caso requiere”.

El libro del Gral. de Brigada Barrios Quintero recoge extractos del informe presentado por el mayor General Vincent Stewart, director de la Agencia de Inteligencia Militar de EE. UU., el 3 de febrero de 2015. Además, hace referencia a la Estrategia de Seguridad Nacional de ese país (febrero 2015), a la Orden Ejecutiva contra Venezuela (9 de marzo 2015) y, finalmente, a las declaraciones del General John Kelly, Comandante del Comando Meridional de los Estados Unidos (12 de marzo de 2015).

Asesor del PSUV

Barrios Quintero cumple un rol protagónico como asesor del Comité Político del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).
El general de Brigada, Jesús Antonio Barrios Quintero, fue jefe de las Operaciones de Información y Campaña Comunicacional de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (2016).

Esta misión fue creada por el Presidente y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Nicolás Maduro Moros, con el objetivo de contraatacar y derrotar lo que el régimen venezolano ha dado en denominar como la “guerra económica alimentaria”, así como también exterminar el acaparamiento, especulación y “bachaqueo” empresarial y no empresarial, que mantiene la “derecha oligárquica venezolana” contra el pueblo venezolano desde que él asumió el poder. De acuerdo con el discurso gubernamental, estos factores supuestamente adquirieron mayor ímpetu luego de que Maduro obtuvo la victoria electoral el 14 de abril del 2013 “por las razones que todos conocemos de aquel triste 5 de marzo de 2013 [la muerte de Hugo Chávez] para desestabilizar su gobierno y provocar malestar y el voto en contra de la revolución como sucedió el 6/D y/o una conmoción social contra su gobierno constitucional”.

Esta retórica es esgrimida por chavismo-madurismo para alertar de que las acciones del sector democrático venezolano en supuesta alianza con el imperialismo, están dirigidas a justificar una intervención "humanitaria" extranjera “por medio de la muy cacareada Carta Democrática de la OEA liderizada por su secretario general, Luís Almagro, y dar un golpe legislativo a través de la Asamblea Nacional tipo Brasil, esta es su misión”.

Al frente de la referida Gran Misión Abastecimiento Soberano (GMAS) —instituida el 11 de julio 2016— se encuentra el propio ministro del Poder Popular para la Defensa y comandante del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, G/J Vladimir Padrino López. Junto al alto oficial opera un equipo de profesionales de la FANB, entre los que figura “por su labor comunicacional”, el general de brigada Jesús Antonio Barrios Quintero, jefe de las operaciones de información y campaña comunicacional de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

La labor de Barrios Quintero consiste en la difusión del “trabajo, logros y marcha de la Gran Misión Abastecimiento Soberano” que trabaja en conjunto con la Milicia Bolivariana a la que el régimen de Nicolás Maduro considera como el quinto vértice de la GMAS que ha sido encomendada al SUNDDE, SUNAGRO, SENIAT, Frente Francisco de Miranda, Policía Nacional Bolivariana y las instituciones del Estado necesarias para llevar a cabo esta misión, a criterio del gobierno de Nicolás Maduro.

El discurso de la izquierda oficialista insiste en que las actividades de acaparamiento, el contrabando, la especulación, el saboteo están dirigidas por el sector empresarial al que, además, responsabilizan de las colas, el remarcaje de precios y el bachaqueo de todos los productos alimenticios, de higiene, medicinas, combustibles y otros, en contubernio con la “derecha oligárquica” reunida en la mesa de la Unidad Democrática, MUD, Fedecámaras y medios de comunicación. En tal sentido, el presidente de la república, Nicolás Maduro, habría ordenado al ministro Vladimir Padrino López, combatir estas acciones que atentan contra “el estómago del pueblo, el bolsillo y la psiquis del venezolano” a través de un supuesto “terrorismo mediático”.

Son estos elementos los principios sobre los que se estructura el trabajo desarrollado por el general Jesús Antonio Barrios Quintero, desde su “trinchera” comunicacional “para lograr desmantelar el golpe alimentario, económico y mediático que la derecha oligárquica venezolana tiene montado con la ayuda de la derecha mundial y, por supuesto, del gobierno de los EE. UU.”.

Empresa que exporta bienes desde el Imperio

Pero todas estas directrices desarrolladas en su discurso antiimperialista, no le han impedido en lo absoluto a este general de la revolución chavista, Jesús Antonio Barrios Quintero, disfrutar de los beneficios y placeres que ofrece el capitalismo estadounidense.
En tal sentido, a través de su empresa USA International Brokers LLC., ha logrado realizar varias  importaciones desde Miami, Florida, a Caracas, incluyendo un Toyota Corolla del año (2018) que puso a la venta en Fuerte Tiuna en dólares por casi el doble del precio de mercado.

La esposa del general "comunista"

La esposa de Barrios Quintero, Magaly Josefina Manzanilla Paredes, nació el 17 de octubre de 1964 en Caracas. Porta la cédula de identidad N° V-8.043.026 y es abogada de profesión. Su cuenta individual en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, IVSS, indica que ingreso al sistema por iniciativa propia el 1° de noviembre de 2014 y se mantiene en condición de activa, habiendo cotizado hasta la fecha 407 semanas al sistema. Su número patronal es el D16661553 y su fecha de contingencia es el 17 de octubre de 2019.
Manzanilla Paredes está inscrita en el Registro Electoral y ejerce su derecho al voto en la Escuela Básica “Cruz Carrillo”, de la parroquia El Valle del Municipio Libertador.

De acuerdo a los récords del estado de la Florida, Magaly Josefina Manzanilla Paredes, estableció la empresa USA International Brokers LLC., en octubre de 2014 bajo el número L14000153695 47-1981807. El agente usado por Manzanilla Paredes para crear dicha empresa está ubicado en uno de los barrios más lujosos de Miami, a saber en el 2121 Ponce de Leon Blvd Coral Gables, FL 33134.

Nos comunicamos con USA International Broker LLC para pedir su opinión sobre el tema central de este artículo y hasta el cierre de la nota no logramos obtener respuesta.

En esta tabla se traza el manejo de las exportaciones de la empresa del militar comunista desde los Estados Unidos hacia Venezuela. La empresa se creó en el 2014 y registró los movimientos más altos en el 2017, año en el cual la administración del presidente Donald Trump impuso sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.



Como dirección personal, Magaly J. Manzanilla Paredes, tiene el 3047 SW 140th Ave. Miramar, FL 33027, una vivienda construida en 2001 con un valor actual en el mercado de unos USD 379.000. De acuerdo a los récords de la ciudad de Miramar, esta propiedad tiene 1.897 pies cuadrados, con un lote de 5.660 pies cuadrados.
Los récords de propiedades inmobiliarias del estado de Florida señalan que la vivienda pertenece a Charles A Kienholz y a Soraida Kienholz. La vivienda tiene un valor en el mercado de unos 359 mil dólares.

Nada mal para quienes enarbolan el estandarte de la lucha antimperialista.