Mostrando entradas con la etiqueta censura en Venezuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta censura en Venezuela. Mostrar todas las entradas

viernes, 11 de septiembre de 2020

El poderoso ejército digital del régimen de Nicolás Maduro

 El uso de cuentas falsas, bots, tendencias, ejércitos cibernéticos, constituyen parte de la estrategia de desinformación.

Por Maibort Petit

 Una investigación desarrollada por el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, IPYS Venezuela, denominado “La dictadura del hashtag”, suscrito por Marianela Palacios, analiza cómo en Venezuela desde las más altas instancias del poder, se manipula la información, valiéndose para ello de las redes sociales.

 “La dictadura del hashtag” explica cómo el gobierno genera y activa la campaña de desinformación en Venezuela, valiéndose de “propaganda digital como una herramienta de control de la información para, entre otros fines, desacreditar a la oposición política y suprimir derechos humanos fundamentales”.

¿CÓMO EL RÉGIMEN RECLUTA INFLUENCERS/PERIODISTAS PARA CREAR MATRICES DE OPINIÓN Y DESINFORMAR?

 La investigación revela la existencia de tropas cibernéticas instauradas desde el régimen de Nicolás Maduro, las cuales “diseñan campañas de desprestigio, escándalos distractores y cortinas de humo para alejar los temas importantes o reemplazar escándalos”. Su modus operandi incluye también el hackeo de las cuentas en las redes sociales de los “adversarios y usan la información privada para manipularlos o silenciarlos a su favor”.

 El estudio de IPYS Venezuela surge a partir de una investigación desarrollada por la Universidad de Oxford en 2019, denominado “El Orden Global de la Desinformación 2019” (En inglés: The Global Disinformation Order 2019 Global Inventory of Organised Social Media Manipulation), suscrito por Samantha Bradshaw y Philip N. Howard[1]. En dicho estudio, que abarca el análisis de la situación en 70 países, ubicó a Venezuela en el puesto Nº 12, al contar el país régimen de Maduro con tropas cibernéticas con gran capacidad para generar desinformación en redes sociales. Para llegar a tal conclusión se recopilaron y analizaron evidencias de campañas de manipulación de redes sociales organizadas formalmente en las referidas 70 naciones.

 Especialmente, el informe de la Universidad de Oxford destaca entre los países autoritarios que utilizan la propaganda digital con fines de desinformación y manipulación a Angola, Azerbaiyán, Bahréin, Camboya, Cuba, China, Egipto, Eritrea, Etiopía, Irán, Kazajstán, Corea del Norte, Qatar, Rusia, Ruanda, Arabia Saudita, Sudán, Siria, Tayikistán, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes, Uzbequistán, Venezuela, Vietnam y Zimbabue.

  El estudio de Oxford destaca que “ las formas en que el gobierno agencias y partidos políticos han utilizado las redes sociales para difundir propaganda política, contaminar el ecosistema de información digital, y reprimir la libertad de expresión y la libertad de prensa”.

 Agregan lo autores de la investigación global que “La propaganda computacional se ha convertido en una parte normal del esfera pública digital”.

SIN FILTROS: LOS SECRETOS DE ÁLEX SAAB EN LA CÁRCEL DE CABO VERDE

 Sobre las tropas cibernéticas el estudio de Oxford indica que tienen una alta capacidad de acción, dado que para su instrumentación se dedica grandes presupuestos y un gran número de personal. Puntualiza, pues que las operaciones psicológicas o guerra de información ameritan una significativa inversión. Se advierte que estas tropas no actúan únicamente en épocas electorales .

“La dictadura del hashtag”

 El trabajo desarrollado por IPYS Venezuela, a partir del trabajo de los investigadores de Oxford, se dirige a explicar cómo se genera y activa la campaña de desinformación en el país gobernado por Maduro, cuya administración se dedica el diseño de “campañas de desprestigio, escándalos distractores y cortinas de humo para alejar los temas importantes o reemplazar escándalos”.

Desinformación y autoritarismo

  El estudio de IPYS sostiene que en cada país existe, por lo menos, un partido político u organismo de gobierno que se vale las redes sociales para manipular la opinión pública a nivel local.

  Refiere el análisis que los regímenes autoritarios apropiaron de las redes sociales e indica que en 26 países la propaganda digital está siendo usada como herramienta de control de la información con el objetivo de suprimir derechos humanos fundamentales, desacreditar a la oposición política y acallar opiniones discrepantes.

  Asimismo, precisa que “un pequeño grupo de sofisticados actores de estado utiliza la propaganda digital para operaciones de injerencia extranjera”, destacando siete países en materia de manipulación de audiencias globales, a saber, China, Pakistán, Rusia, Venezuela, India, Irán y Arabia Saudita.

 Del mismo modo, el estudio determinó que entre el conjunto de redes sociales que existen, Facebook es la más popular en lo atinente a manipulación de dichas plataformas. Indica que existe evidencia de que en 56 países se han llevado a cabo campañas organizadas de propaganda digital desde esta red, siendo Venezuela el país que en la actualidad posee la tropa cibernética con mayor capacidad de influencia en Latinoamérica, una  posición que destaca también con respecto a otras regiones del mundo.

ÁLEX SAAB: LA AUTOMUTILACIÓN, UNA PSICOPATÍA CON UN TRASFONDO DE LARGA DATA

  Se muestra el ranking del informe de Oxford en el que el régimen de Venezuela se mantiene permanentemente en campaña con un equipo conformado por brigadas de 500 personas.

Las influencias

  Llama la atención un aparte del estudio en el que se hace mención a la vinculación existente entre ejército de trolls de Venezuela y sus actividades, al contrastarlas con documentos rusos publicados en 2014, referentes a las coordenadas de operaciones digitales de la recién creada para le época (2013), Agencia de Investigación de Internet (IRA), durante el conflicto de Ucrania.

 Destaca el informe la notable similitud existente en cuanto a la matemática operativa rusa y venezolana.

 También cita la vinculación con Cuba aunque esta nación caribeña no figure en el ranking global de Oxford, como un país con poderío digital. Sin embargo, la  perfecta sinergia y alineación de esfuerzos entre cuentas que promueven la desinformación y las narrativas propagandísticas rusa, cubana y madurista es altamente significativa, según el estudio. Subrayan que la relación entre los dos últimos, los hace virtualmente indistinguibles.

 Y remata con la afirmación de que Cuba, como uno de los principales aliados del régimen venezolano, ha estado presente en toda la narrativa del chavismo tanto nivel de la estrategia de la comunicación como en la amplificación de los mensajes.

El hilo narrativo

  El estudio hace referencia a los tópicos a que apela el régimen venezolano en su discurso, los cuales están igualmente presentes en sus mensajes, tanto a través de los medios de comunicación como de las redes sociales.

  Tales tópicos son la Patria, el Bolivarianismo y el Socialismo del Siglo XXI, que se erigen como pilares del storytelling chavista-madurista de las últimas dos décadas.

  El fomento de la desconfianza en los medios de comunicación es un objetivo claro del régimen y para ello ha construido una narrativa del conflicto en un entorno en el que la verdad es ignorada o utilizada como se considere oportuno. “Aunque el tejido de la narrativa es tan antiguo como la política misma, lo más relevante en este momento —gracias a la disrupción tecnológica— es la capacidad de la pospolítica de ‘desintermediarse’ de los periodistas y hablar directamente a las audiencias”.

  Es así como desde que incursionó en la red social Twitter, Hugo Chávez, en su primera publicación en el perfil de @chavezcandanga, ocurrida en abril de 2010, esta red social se convirtió el lugar ideal para pelear la "batalla de las ideas”.

 El estudio destaca que la “desinformación ha fungido como catalizador en la desconstrucción de la memoria y reconstrucción de la historia, haciendo a un lado el impacto de esta afirmación lo remarcable es que ahora ese discurso es una conversación en línea enriquecida”.

 Señala que los hashtags de Twitter  son ejemplo de esta amplitud de conversación al hacer a la conversación "buscable", convirtiéndola en "tendencia" que es uno de los puntos de partida de las campañas de desinformación.

Los bot

 El estudio cita las características de los “bot” con que opera el régimen en las redes, indicando, en primer lugar, la ausencia de imagen en el perfil o nombre de usuario y, en caso de tenerla, esta es coincidente con la de varias de sus cuentas

  Del mismo modo, suelen seguir a muchas más personas o cuentas, de las que le siguen. No tiene amigos, colegas o contactos reales.

  Son monotemáticos, pues no hablan de otro tema de conversación distinto al de su comentario inicial.

  Tuitean todo el tiempo, responden inmediatamente, sin apenas tiempo (humanamente posible) de leer los comentarios

Envían la misma respuesta a docenas de usuarios.

Comportamiento de las tropas venezolanas

  Sólo difunden propaganda en favor del gobierno o del partido en el poder; generan división social y polarización; fracturan la cohesión social; criminalizan la expresión y acción del adversario, bien sean políticos opositores, activistas de derechos humanos o periodistas.

  También diseñan campañas de desprestigio, escándalos distractores y “cortinas de humo” para alejar los temas importantes o reemplazar escándalos; difunden falsedades y siembran la desconfianza en todo de manera de crear dudas en la sociedad; estigmatizan y deshumanizan al adversario y lo convierten en enemigo.

 Como los chinos, usan la guerra psicológica y la guerra de comunicación; mientras que de los rusos toman el  “control reflexivo”.

  Reprimen la participación a través de ataques personales y troleo; hackean a sus adversarios y usan la información privada para manipularlos o silenciarlos a su favor; desorientan, desmoralizan, desalientan; emplean un discurso belicista y maniqueo polarizador (buenos vs malos, amigos vs enemigos, patriotas vs fascistas).

Se suman a la imagen

  Aunque no eran las de su preferencia, las tropas cibernèticas desde 2018 comenzaron a tener mayor presencia en las redes que manejan imágenes y videos, a saber, Instagram y YouTube.

 También existen evidencias de que las tropas cibernéticas están incursionando en Whatsapp a través de campañas.

  Lo cierto es que, según vislumbra el estudio, su presencia en estas plataformas se en la misma medida en que más gente use las tecnologías de redes sociales con fines de comunicación política.

Las cifras del ecosistema de desinformación

  El estudio “La dictadura del hashtag” ofrece un conjunto de cifras del ecosistema de la desinformación en Venezuela.

  Cita, en primer lugar, que en Twitter suspendió en el país 1.196 cuentas sospechosas de ser utilizadas  en una campaña de influencia impulsada por la cúpula de Nicolás Maduro.

  Para en enero 2020, fueron suspendidas un conjunto de Twitter cuentas al régimen de Maduro y al ejército de Venezuela, entre ellas, la del Ministerio de Petróleo y la del comando operativo de las Fuerzas Armadas.

  Después de Facebook y Whatsapp, la audiencia venezolana reúne 1 millón 300 mil usuarios activos Twitter.

 Los mensajes de cuentas oficialistas reflejan un patrón de 600 interacciones en un lapso de dos horas.

  Mil cuentas son responsables de casi 50 por ciento del total de todas las menciones de un hashtag.

  Hasta 200.000 tuits alrededor de un hashtag pueden reportar las campañas impuestas por el régimen.

El ejército digital del régimen

  El observatorio venezolano de actividad digital Probox reportó en su informe semestral que no es natural la alta generación de tendencias del oficialismo en las redes sociales, sino que responde a la difusión de contenidos en forma inorgánica a través de tropas cibernéticas.

  Programas de computadora (bots) o procedimientos semiautomáticos (cyborgs) generan y amplifican sistemática y automáticamente los mensajes del régimen.

  El análisis refleja que en el año 2019, Nicolás Maduro fue el usuario más mencionado en cuentas con un comportamiento inusual.

  En segundo lugar aparece el medio oficialista Correo del Orinoco, seguido del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello[2].

  Cada punto del anterior gráfico representa a una cuenta diferente y cada línea a una interacción entre cuentas (mención, retuit o tuit).

La campaña de desinformación venezolana

  El estudio da cuenta de la manera cómo opera la campaña de desinformación impulsada por el régimen de Nicolás Maduro.

  Las plataformas utilizadas son Twitter, WhatsApp, Facebook, YouTube, las cuales son utilizadas por agencias gubernamentales, políticos y partidos, contratistas privados, organizaciones de la sociedad civil que generan un conjunto de cuentas falsas que, bien son de humanos o de bots.

  La estrategia de comunicación consiste en generar desinformación o manipulación de redes; realizar denuncias masivas de contenidos o cuentas;  información Troles que se traduce en acoso; refuerzo de contenidos y redes en línea; la generación de desinformación o redes manipuladas es la estrategia de comunicación más común.

 Entre tanto, los mensajes generados por las tropas cibernéticas del régimen venezolano, las cuales poseen una alta capacidad de acción, están dirigidos a difundir propaganda en favor del gobierno o del partido de gobierno.

  Estos mensajes buscan atacar a la oposición o montar campañas de desprestigio de sus líderes; establecer conversaciones distractoras o críticas para alejar los temas importantes; generar división y polarización; reprimir la participación a través de ataques personales o acoso.

  Citando a Investigador Digital Forensic Research Lab del Atlantic Council, el estudio refiere la utilización de la estrategia rusa de fabricar mentiras, consistente la utilización de estrategia básicas para evadir los controles de Twitter. Por ejemplo, dentro de un mensaje en el que se habla de la Torre Eiffel introducen el hashtag #GuaidóTraidor, con lo cual así el tuit se considerará spam.

  Igualmente utilizan artículos sobre salud o sociedad para luego colocar un hashtag.

Protesta social

   Refiere el estudio una investigación de la Universidad de Navarra en la que se estableció que el consumo de información en Venezuela se ha tornado cross mediático (medios tradicionales + redes sociales), especialmente en el sector opositor.

  Subraya que la desaparición de la plataforma de tv por suscripción DirecTV afectó principalmente a la audiencia rural y oficialista, las cuales dependen menos de las redes sociales y consumen más medios analógicos dominados por la narrativa del poder.

  Ese mismo estudio indica que actualmente las audiencias en redes sociales han desarrollado alarmas y parecen menos vulnerables. Dichas audiencias han trasladado sus propios contenidos al espectro digital para ejercer protesta social.

   Otro informe de Probox determinó que 30 por ciento de las tendencias de abril se dedicaron a los reclamos por fallas en los servicios públicos, escasez de alimentos, gasolina, educación y violación de los Derechos Humanos.

  Y aunque dominó en Twitter con 80 por ciento de los mensajes y 32,9 por ciento de las tendencias, 73 por ciento del contenido de la sociedad civil lo generaron usuarios auténticos, mientras que 60 por ciento de los tweets del régimen fueron producidos por posibles cuentas bots.





[1] University of Oxford. “The Global Disinformation Order 2019 Global Inventory of Organised Social Media Manipulation”. https://comprop.oii.ox.ac.uk/wp-content/uploads/sites/93/2019/09/CyberTroop-Report19.pdf

[2] DFR Lab del Atlantic Council. Medium.” #InfluenceForSale: Venezuela’s Twitter Propaganda Mill”. 4 de febrero de 2019.  https://medium.com/dfrlab/influenceforsa- le-venezuelas-twitter-propaganda-mill-cd20ee4b33d8


lunes, 25 de febrero de 2019

Abogado del caso CLAP demanda a sus contratantes por incumplimiento de pago caso Armando.info

Al mejor estilo del cazador cazado, el abogado que representó a la empresa Salva Foods 2015 C.A. que demandó a los periodistas Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg y Joseph Poliszuk y Roberto Deniz por sus denuncias sobre el programa gubernamental CLAP, ahora es quien demanda a la referida compañía por incumplimiento de pago.

Por Maibort Petit
@maibortpetit 

El abogado Pedro Francisco Aranguren Gualdrón, quien en nombre de la empresa Salva Foods 2015 C.A.[1] demandó por difamación e injuria a los portales Armando Info y El Cooperante por las informaciones publicadas por dichos medios sobre la supuesta corrupción e irregularidades en que se habría incurrido en los contratos para la distribución de alimentos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) promovidos por el gobierno de Nicolás Maduro, presentó una demanda en contra de la referida compañía por incumplimiento de pago.
Aranguren Gualdrón presentó la demanda  el pasado 19 de febrero de 2019 ante los Tribunales de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas.

El expediente del caso de demanda por estimación e intimación de honorarios profesionales de abogado interpuesta por el abogado quedó identificado con el número AP11-V- FALLAS-2019-000020.

Salva Foods 2015 C.A., según consta en el documento, está representada por Carlos Rolando Lizcano Manrique.


En febrero de 2018, Alfredo Meza, Ewald Scharfenberg y Joseph Poliszuk, editores del portal Armando.info y el redactor Roberto Deniz, fueron demandados por el empresario colombiano, Alex Nain Saab Morán, por difamación agravada continuada e injuria agravada, luego de que publicaran los resultados de una investigación en un par de reportajes que versaban sobre el supuesto negocio irregular en que está sustentado el programa gubernamental de distribución de alimentos casa por casa, CLAP. Esta demanda fue presentada en el Juzgado Undécimo de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas.

El tribunal prohibió a los comunicadores sociales hacer mención alguna sobre Saab y les dictó una medida de prohibición de salida del país. Igualmente el Consejo Nacional de las Telecomunicaciones (Conatel) les prohibió difundir información sobre Alex Saab, sustentado tal medida en un oficio del 23 de agosto de 2018 en el que el Juzgado Undécimo de Primera Instancia en Funciones del Juicio de Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas que prohíbe a los comunicadores “publicar y difundir a través de los medios digitales, específicamente en el sitio denominado Armando.Info, menciones que vayan en contra del honor y la reputación Alex Nain Saab (…) hasta tanto finalice el presente proceso, en la causa que le sigue en contra de los mencionados ciudadanos”, informó Prodavinci[2].

Armando.info y los periodistas en cuestión han sido objeto de diversos ataques cibernéticos tan pronto hubieron publicado las notas sobre el CLAP. Su integridad física también habría estado en peligro.

Prodavinci refiere que estudios de Ipys Venezuela basado en los criterios del Observatorio Abierto de Interferencias de Internet, levantó “evidencias técnicas durante el 13 de agosto (de 2018) que demostraron que este portal no estuvo disponible desde las conexiones fijas y móviles a través de CANTV, Movistar y Digitel, según las pruebas que se corrieron en Caracas, Carabobo, Lara y Bolívar. Armando.info presentó un bloqueo irregular —que no fue homogéneo— en los 22 test de censura que se realizaron. En 10 de ellos se observó el fenómeno de bloqueo por HTTP, que responde a una modalidad de censura en Internet”.

La ONG Espacio Público denunció que las decisiones del tribunal y Conatel constituyen censura previa y evitan “que se conozcan temas de especial interés protegidos por el derecho a la libertad de expresión e información, consagrados en los artículos 57 y 58 de la Constitución nacional. Además la restricción de publicar información que vaya ‘en contra del honor y la reputación’ de Saab resulta amplia, con términos que pueden ser interpretados de manera discrecional en perjuicio de los periodistas y del medio de comunicación social, afectando directamente a la sociedad que se queda privada de esta información”.

También el Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela y la Escuela de Comunicación Social de la de la Universidad Católica Andrés Bello de Guayana, criticaron la medida contra el portal informativo y los periodistas.

Los reportajes y la demanda

Los reportajes publicados en 2017 firmados por Roberto Deniz, hacían referencia a la vinculación de Saab con la empresa Group Grand Limited y la venta de los alimentos al gobierno venezolano. Los trabajos de investigación periodística habrían comprobado “la conexión de Saab con la distribución de alimentos gracias a los contratos que la empresa Group Grand Limited obtuvo con la administración de Nicolás Maduro. El primero de los trabajos fue publicado en abril del año pasado con el título ‘Empresarios cuestionados en Ecuador y EE. UU. le venden comida al Gobierno venezolano’. El segundo fue divulgado en septiembre del año pasado con el título ‘De Veracruz a la Guaira: un viaje que une a Nicolás Maduro con Piedad Córdoba’, poco después de que la Fiscal General de la República destituida por el Ejecutivo venezolano, Luisa Ortega Díaz, denunciara la relación entre Saab, Group Grand Limited y el propio Nicolás Maduro”[3], se lee en la nota que La Razón publica sobre el asunto.

Agrega la reseña que luego de publicado el segundo de los reportajes, comenzaron las amenazas contra los cuatro periodistas, cuyos datos personales fueron publicados en una cuenta anónima de las redes sociales, lo que fue denunciado por organizaciones gremiales y civiles como el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa (SNTP),  el Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys Venezuela) y Espacio Público.

Alex Saab sostiene que su honor y reputación se vieron afectados por los citados reportajes, pero los periodistas argumentan que en las oficinas de Group Grand Limited en Caracas no atendieron sus solicitudes de fijar su posición, las cuales se les presentaron por vía telefónica y por correos electrónicos. El empresario también demando en Miami al periodista Gerardo Reyes que trabaja para Univisión, quien también ha hecho seguimiento de los negocios de Saab en Colombia y Venezuela y por informar en 2017 que este no puede entrar a Estados Unidos en razón de una investigación que le hizo la DEA.

Exiliados por informar

Meza, Scharfenberg, Poliszuk y Deniz debieron abandonar Venezuela por denunciar el supuesto enriquecimiento de Alex Saab mediante la venta de alimentos y productos de mala calidad, por las intimidaciones recibidas y por la prohibición del tribunal que les impedía hablar sobre el caso.

El temor a ser encarcelados los obligó a salir del país, dirigiéndose primero a Miami, Estados Unidos, y después a Bogotá, Colombia, para poder seguir ejerciendo su oficio periodístico.

En una nota de El Nuevo Herald[4], Joseph Poliszuk refiere que “El programa CLAP, en vez de ser una solución [al hambre], se había convertido en un negocio para unas cuantas personas (…) Tuvimos que marcharnos para salvaguardar la investigación”.

El silencio impuesto a los periodistas en Venezuela no impidió que siguieran denunciando el caso, labor que fue recompensada al haber sido galardonado Poliszuk en Washington DC con el Premio Knight Internacional de Periodismo del Centro Internacional para Periodistas (ICFJ). También desde Colombia, México y otros países, diversos medios de comunicación decidieron publicar historias sobre Alex Saab y la ex fiscal general destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, Luisa Ortega, acusó al empresario de ser un testaferro del presidente Nicolás Maduro, lo cual Saab niega vehementemente. “Esto ha sido muy alentador para nosotros —comenta Poliszuk— Ha legitimado lo que hemos estado diciendo durante más de un año”.

Ahora los periodistas trabajan desde una oficina cedida en Bogotá por otra organización noticiosa. “Cuando lanzamos Armando.info, yo no tenía idea de que nos iban a suceder todas estas cosas (…) Siempre creí que me iba de Venezuela temporalmente, y todavía creo que ese es el caso”.

Notas citadas

[1] Salva Foods. https://salvafoods.com.ve/

[2] Prodavinci. “Conatel prohíbe a Armando.Info difundir información sobre empresario investigado por los CLAP”. 12 de diciembre de 2018. https://prodavinci.com/conatel-prohibe-a-armando-info-difundir-informacion-sobre-empresario-investigado-por-los-clap/

[3] La Razón. “Alex Saab demanda a editores de Armando.info por investigación sobre los CLAP”. Sin fecha. https://www.larazon.net/2018/02/alex-saab-demanda-editores-armando-info-investigacion-los-clap/ n

[4] El Nuevo Herald. “Sus reportajes sobre el hambre en Venezuela los llevaron al exilio. Ahora los premian por su trabajo”. 5 de noviembre de 2018. https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article221146760.html

jueves, 13 de diciembre de 2018

PDVSA procesará por "traición a la patria" a empleados que sigan y retransmitan post de la cuenta de Twitter @maibortpetit

De acuerdo al gerente de Recursos Humanos de la División Boyacá, Amalio Domínguez, el presidente de la petrolera estatal, Manuel Quevedo habría ordenado procesar a los empleados que sigan la cuenta de esta servidora serán puestos a la orden del PyCP para que se les instruya un expediente.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Desde el 3 de diciembre de 2018 quedó terminantemente prohibido a los gerentes y superintendentes de la División Boyacá de Petróleos de Venezuela, seguir y retransmitir cualquier  post en Twitter perteneciente a la cuenta de la periodista a la que consideran “apátrida” y “lacaya” del imperio Maibort Petit, a saber, @maibortpetit.
La orden firmada por el gerente de Recursos Humanos de la filial petrolera, Amalio Domínguez, quien es señalado de delitos graves de corrupción y abuso de poder, advierte que en caso de ser sorprendido cualquier empleado cometiendo el que estiman es un “delito de traición a la patria”, serán inmediatamente puesto a la orden de PyCP, para que estos —luego de instruir el expediente— procedan  a ponerlo a la orden de los organismos policiales.

Cada gerente queda encargado de que dicho lineamiento se cumpla a cabalidad. El mismo ha sido instruido a todas las instancias de PDVSA, por órdenes directas y expresas de la presidencia de Petróleos de Venezuela.

La carta está firmada por el Gerente de Recursos Humanos de la División Boyacá de PDVSA, Amalio Domínguez, con copia a Ángel Carmona, Ángel Nuñez, Carlos Camacho, Aldonan Frías y Wilmedes Millano.

Seguiremos informando sobre la corrupción de PDVSA y del régimen de Nicolás Maduro.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Crónica de un venezolano que "despertó" en Corea del Norte

Formado en las filas del partido comunista, este físico venezolano conoció el comunismo por dentro en Corea del Norte, en Cuba y en la mismísima Unión Soviética. Logró salir de los tentáculos de la ideología roja cuando empezó a reflexionar sobre el efecto que ejerce un sistema de esta naturaleza en la sociedad, en el hombre. Una historia fascinante contada por un personaje perspicaz que a continuación comparto con ustedes.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Impresionado y curioso Jesús me dijo que su amigo le había narrado sus experiencias en Corea del Norte. "La gente no demuestra las emociones para evitar ser castigada. ¿Será que nosotros los venezolanos podemos llegar a ese estado de letargo?", se preguntó horrorizado. Conversando sobre el tema, le pedí que quería conocer al enigmático venezolano que había despertado su consciencia crítica durante su visita a la capital norcoreana y que hoy en día era uno de los pocos que ven en Venezuela un futuro optimista y lleno de cambios. Jesús me arregló una conversación —vía Skype— con Heli Arrieta, un físico que habla como politólogo, y quien aprendió a deshilachar la esencia del comunismo hasta presentarlo ante los conversos como la base de una sociedad no deseada.
Arrieta tiene 57 años. Su discurso es elocuente. Con hablar pausado, vocabulario rico y reflexiones que denotan experiencia y conocimiento, nos explicó cómo es posible deshacerse de la manipulación y el control de la ideología roja. Vive en Maracaibo y dice que forma parte del grupo que decidió quedarse en el país. "Soy un enamorado de estas tierras y de su gente y me niego a formar parte de la diáspora", me aclaró una vez que nos conectamos. Empezamos conversando sobre sus años de militancia en el partido comunista de Venezuela y sus andanzas por los países que han sido el icono del modelo socialista fracasado, como la extinta Unión Soviética, Cuba y Corea del Norte.

Un estado omnipresente

La arquitectura de Corea del Norte es imponente. Hace que el ser humano se convierta en solo un agregado. La gente es una semejanza a la idea que el líder supremo Kim Jong Un tiene sobre sus súbditos. Arrieta fue miembro de la juventud comunista. En esos años de militancia se fueron forjando relaciones y compromisos que lo llevaron a participar en uno de los festivales realizados en Pyongyang.
"Sí, obviamente como joven me sentía emocionado cuando formé parte de una delegación que salió de Caracas a Pyongyang. La razón de esas actividades era incrementar nuestra experiencia y conocimientos sobre el comunismo. Participan en esos encuentros gente vinculada la izquierda de varios países del mundo", recuerda con cierto desdén.

Arrieta explica que durante los festivales, los jóvenes asistentes realizaban actividades culturales, deportivas, recreativas y discusiones enmarcadas dentro de la ideología comunista. Eran muchos los venezolanos que se animaban a participar en esas citas internacionales. De hecho, para el XIII festival de la juventud comunista mundial la delegación de Venezuela estaba conformada por unas 50 personas, acota.

Lavado de cerebro

Todas esas actividades eran promotoras, difusoras, de un discurso ideológico. Por aquellos años, Arrieta estudiaba ciencias físicas en la Universidad del Zulia. Aquel encuentro —al que asistieron personas de todas partes del mundo— fue muy interesante desde el punto de vista humano, aseguró.
Era una oportunidad para interrelacionarse con diferentes culturas, “y desde el punto de vista personal fue enriquecedor y me dejó una gran cantidad de reflexiones, sobre todo en ese país con las características que mucha gente conoce y con otras que el mundo desconoce hasta hoy”.

— El hecho de caminar por las calles de Corea del Norte, ver y  apreciar con tus propios ojos lo que mucha gente dice que es —definitivamente— me permitió conectarme con mi yo analítico. Pude reflexionar y entender perfectamente los resultados que produce el sistema.

En la sociedad norcoreana —afirma— nada se hace fuera de la ideología, es un mundo estático, inamovible y la crueldad del sistema se ve en los ojos de la muchedumbre temerosa y celosa hasta de su propia sombra.
La arquitectura de la capital de Corea del Norte es impresionante. Pyongyang muestra a su paso un diseño único con una atmósfera que suele ser difícil de calificar en las primeras impresiones. En el paisaje pareciera que se escapan sonidos típicos de la ciudad, los pequeños detalles y, en especial, la población que es extremadamente diferente, con características propias que no las consigues en otros lugares.
Narra que cuando se camina por las calles de la capital norcoreana se escucha una especie de música mística, triste que causa pesadumbre. “No importa en qué rincón te encuentres, el sonido misterioso te sigue y pareciera que te sumerge en otra dimensión que no es fácil explicar con palabras”.

Una mole de concreto

En Pyongyang no hay combinación de elementos antiguos con modernos o postmodernos, sino que la ciudad la adornan enormes estructuras de concreto que responde a figuras extrañas y estrambóticas. Los colores pastel son los más usados, lo que hacen que a la vista del visitante se conviertan en una especie de factor de cansancio a los ojos. El exceso de concreto se revela ante la costumbre de mirar en otras ciudades construcciones en otros materiales. La vista del Hotel Ryugyong impone un sentido futurístico al paisaje que amenaza con quedarse plasmado en otro siglo.
En Pyongyang nada rompe el molde, porque la arquitectura de la ciudad tiene una sola tendencia y no es posible conseguir en todo el espacio ninguna alternativa que haga sombra a la dominación predeterminada de una arquitectura colosal, hecha a imagen y semejanza del Estado todopoderoso encarnado en el líder supremo.

Lo que más impresiona de Pyongyang es la gente con una opacidad curiosa y denigrante al ser. En Corea del Norte casi no hay gente en las calles, ni tráfico ni actividades callejeras, no hay espacios libres ni sonrisas en la gente, pareciera una ciudad donde el dinamismo está negado.
En Corea del Norte la hambruna mató a miles de ciudadanos

La historia de Corea del Norte surge a raíz de la ocupación japonesa de Corea, que concluyó en 1945 con el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para aquel entonces, Corea fue dividida en dos partes: la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) controló la parte Norte, y el ejército de los Estados Unidos la parte Sur. En 1948, se establecieron dos gobiernos independientes en el Norte y en el Sur, cada uno reclamando su soberanía sobre la totalidad de Corea.
En 1950 el ejército de Corea del Norte cruzó la frontera (un punto conocido como el paralelo 38) y atacó al Sur. La guerra duró hasta el 27 de julio de 1953, cuando Organización de las Naciones Unidas (ONU), la República Popular China y Corea del Norte firmaron el armisticio de la Guerra de Corea.
Corea del Norte fue dirigida desde 1948 por Kim Il-sung hasta su muerte el 8 de julio de 1994. Después, el 8 de octubre de 1997, su hijo Kim Jong-il fue nombrado Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y en 1998 asumió el poder. A finales de la década de los años 1990, se agudizó la crisis económica del país y se produjo un colapso en el sistema de producción y distribución de alimentos. Numerosos norcoreanos penetraron ilegalmente en China en busca de alimentos.
En la actualidad, Corea del Norte es uno de los países más aislados del mundo, con severas restricciones para la entrada o salida del país. El Estado controla todos los sectores, incluyendo la prensa. La ideología oficial es Juche. El actual dictador, Kim Jong Un, impulsó un programa nuclear que ha generado controversias en varios países, en especial los Estados Unidos y la Unión Europea.
El régimen norcoreano es considerado uno de lo más crueles y cerrados en la actualidad.

Una sociedad cerrada y sin emociones

Arrieta fue testigo de los acontecimientos que vivió la Unión Soviética con la llegada de Mikhail Gorbachev al poder y los movimientos reformistas de la Perestroika y las políticas de apertura conocidas como Glasnost, lo que derivó la caída de la URSS a los pocos años.
Arrieta recordó que las actividades de la Juventud Comunista mundial perdieron el financiamiento luego de la desaparición de la URSS. Cuando llegó al poder Hugo Chávez se reanudaron los encuentros en Caracas pero nunca alcanzó la majestuosidad de aquellos ocurridos en la era soviética, acota.

Arrieta comenta que Corea del Norte —definitivamente— es un país diferente donde se puede apreciar a simple vista la agonía de una sociedad que está a punto de sucumbir en un eterno letargo. La gente no vive sino que “funciona” como una mínima pieza de un enorme monstruo que niega a sus componentes el derecho hasta de respirar y conectarse con sus sentidos y con sus pensamientos.
— Cuando llegué a Corea del Norte encontré un mundo diferente, un país que te impacta, regido por un orden matemático en la manera de cómo manejarse y cómo comportarse. Se podría decir que allí se maneja hasta qué es lo que deben pensar los ciudadanos.

En Corea del Norte el individuo es totalmente anónimo, pensar es casi prohibido, nadie puede hacerlo con libertad, dice Arrieta. "Allá el mundo está regido por la propaganda y cualquier cosa que se salga de allí, fuera de la línea del Estado, es eliminado de inmediato. Los individuos son anónimos, no hay disidencia, ni pensamiento crítico, ni nada de eso. Allá existe la dirección del partido Democrático de la República de Corea del Norte y el hombre va y viene sometido a lo que el partido y el gran líder quieren mostrar".
En los tiempos que hay encuentros internacionales de deportes o culturales en cada evento aparece un montón de gente que aplaude entusiasta, pero no es porque ellos quieran estar allí sino que son llevados y la coreografía indica que deben aplaudir así de manera entusiasta, como si estuvieran alegres de estar allí, explica este ex-comunista.

— En cualquier lugar de Pyongyang que tú te pares y mires a un ángulo de 60 o 70 grados vas a ver una pancarta, una fotografía o una estatua del gran líder Kim Jong-un. No hay un lugar en tu vida que no esté marcado por la pauta del partido, por el discurso del estado, incluso la arquitectura misma es una arquitectura donde el individuo como tal desaparece. La ciudad es monumental, fastuosa, cualquier edificio en el que te pares al frente es enorme, donde tú como individuo quedas reducido ante la omnipresencia del Estado.
En sus días en Corea del Norte fue siempre atendido por miembros del partido, que servían de guía permanente o de traductores. Recuerda que una noche, estaba junto a un amigo buscando un lugar donde habían quedado de reunirse y observó algo que lo despertó. "Nos perdimos y no conseguíamos el sitio. La arquitectura, el diseño de la ciudad, su urbanismo responde a criterios de control. Esa ciudad no crece como ocurre con cualquier otra ciudad del mundo. No. Cuando andas por el mundo libre—aunque no me gusta usar ese término— puedes observar cómo las ciudades van creciendo con el tiempo, se mueven, son dinámicas. En Pyongyang no ocurre lo mismo, allá todo lo que está hecho, hecho está y todo está controlado, inclusive hasta cómo se hacen las casas. En aquella noche, por estar perdidos caímos en una especie de gran complejo de edificios y observamos que la actitud del individuo era de celo y de temor enorme. Nos veían con unos ojos que mi amigo y yo no fuimos capaces de caminar más de 5 metros, horrorizados, comenzamos a retroceder. No puedo decirte qué impresión le causamos nosotros a ellos, pero lo que sí puedo asegurar es nuestra impresión de que ellos estaban viendo unos individuos que les causaban celos, temor a tal punto que nosotros los percibimos como agresivos.

Arrieta señala que cualquier cosa que los ciudadanos de Corea del Norte vean que no esté dentro de la pauta del partido, lo ven con temor. Allá el control es absoluto, es el modelo más perfecto de dictadura, a tal extremo que si el estado descubre en algún momento de tu vida que tu bisabuelo hizo una crítica o no fue consecuente con la línea del partido, tú vas preso hoy, aunque seas el bisnieto.

El ciudadano paga por el pecado político que sus ancestros hayan podido cometer, por lo que se impone un cuidado extremo y un temor permanente. Hay un límite que impone la formalidad diplomática del trato, pero de allí para allá la duda es enorme. Para ellos pasar fuera de la periferia marcada por el Estado, significa llegar a un mundo desconocido, lleno de miedos de temores y un desconcierto por no saber de dónde vienes, lo cual es natural en una sociedad que vive bajo esa opresión.

En Corea del Norte la percepción de la realidad queda sustituida por la imposición de la descripción que hace el Estado de lo que tú debes ver, pensar y actuar.
— La gente vive en procesos diferentes al nuestro. Tú lo observas cuando conversas con ellos. Es un mundo construido literalmente a un cartabón con el cual cualquier cineasta quedaría asombrado, y donde la expresión de la espontaneidad, de la organización, de lo que podríamos llamar aquellos procesos que surgen naturalmente en una sociedad, allí no se dan. Es decir, si nos atenemos al hecho de que el hombre actúa por una emoción que lo mueve a expresarse, en Corea del Norte las emociones literalmente están prohibidas.

Y es que, como cuenta, en Corea del Norte las emociones que no estén destinadas a rendir culto al gran líder, quedan por fuera, son prohibidas y por tanto están penalizadas. De allí que haya tantas historias de gente —inclusive generales del ejército— que han sido encontrados bebiendo el día que murió Kim Jong-il y lo asesinaron con un bombardeo en su propia casa, o uno de tantos que fue acribillado por haberse quedado dormido en durante un discurso del líder.

Arrieta explica que cuando murió Kim Jong-il se tenía que llorar obligado. Era muy fácil apreciar por las cámaras de televisión a la muchedumbre llorando casi igual y al unísono. Aquellos que no lo hicieron, no comían y muchos fueron asesinados. Los ciudadanos que fueron capaces de llorar más fuerte y que fueron avistados por los funcionarios del régimen, quedaban mejor parados frente a la estructura del Estado.

Relaciones interpersonales peligrosas

Corea del Norte es una sociedad con relaciones interpersonales muy peligrosas. Las relaciones están limitadas al celo, porque en cualquier relación interpersonal, una conversación puede dar pie a que surja cualquier tipo de opinión, y esa opinión podría ser una razón para condenar al que la emite. Por ello la gente es extremadamente parca, cauta incluso cuando hablan con el vecino, y hasta con el esposo, esposa o familia, incluyendo a los hijos, la gente oculta sus emociones.
Las historias de la Alemania Nazi pueden mostrar la realidad de los individuos que viven sometidos a un régimen de este tipo, recuerda.

Según Arrieta, la sociedad de Corea del Norte es distópica. El control del individuo, el control de las relaciones sociales, hace que sea esta una sociedad no deseable. “Cuando se aprecia la perfección de un sistema cruel como éste, te pones a reflexionar y obviamente despiertas, porque tú no quieres vivir en una sociedad como esa”.

— Cuando regresé de Corea del Norte a Venezuela entendí que me había traído una cantidad de impresiones, de materiales que solo podían digerirse con el tiempo y te lleva a una madurez. Es entonces cuando te ves viviendo en una Venezuela que empieza a transitar un camino del que tu vienes, y llegado un cierto tiempo te das cuenta que no puedes resistir y es cuando rompes, te dices, esto no va para ningún lado, aquí hay demasiado cuento falso, demasiada alienación, mucha manipulación y el peso de una ideología, que si no te liberas de esa ideología te puede producir una inmensa castración interior.
“Afortunadamente yo no llegué hasta allá. Logré revertirme. No hubo ningún compromiso que me limitara en mis pretensiones personales, nunca asumí ningún cargo en el gobierno, nunca comprometí cosas más allá de mi persona, yo asumí mi militancia e hice posturas claras en contra de la derecha y del bipartidismo adeco-copeyano. Expuse mis ideas hasta terminar detenido por unos días”.

Llega un momento en el que no puedes mantener tu discurso, admite Arrieta.

— La siembra de la ideología, en mi caso, tuvo un efecto contrario al que ellos esperaban. Cuando te sales de los parámetros de los viajes, y de que te tratan bien, que la gente es educada y que hay orden, pero cuando vas un poco más allá y entiende los resultados de la ideología en una sociedad es cuando entiendes que la cosa no conduce a nada bueno.

— ¿Cómo despertaste de ese letargo?

— Por muy “ideologizado” que estés, hay muchas cuestiones que saltan a la vista y que te quedan adentro, y te hacen cuestionarte y hacerte preguntas, empiezas a indagar hasta que se logra correr la cortinilla... entonces surge la verdad, una nueva mirada reflexiva, cuestionadora que te da pie, incluso, a reflexionar en retrospectiva. En mi caso personal eso fue un inicio que derivó con el tiempo en un alejamiento ideológico importante con la juventud del partido comunista.

Una única versión de los hechos

Arrieta comentó que estuvo en Cuba cuando se produjo captura del general Ochoa. "Me encontraba en un hotel, prendí el radio y escucho que el gobierno había capturado a Ochoa, y escuché toda la parafernalia que surge en ese momento y el impacto en la sociedad cubana, porque era un general muy respetado y muy querido por el pueblo cubano, con una profunda ascensión social en la sociedad cubana".
Refiere cómo le llamó la atención el hecho de que el parte que se dijo por televisión a las 8 de la mañana, era el mismo que se decía a las 12 y así, durante todo el día, como si no hubiese otro periodista que dijera algo diferente. “Obviamente para un venezolano que estaba acostumbrado a escuchar una diversidad de noticias, de diferentes ángulos y muchas miradas, allá en Cuba te conseguías con una única versión de los hechos, un discurso único y un pensamiento único. Eso significó un enorme material de reflexión y allí está la génesis de un problema profundo que ha pasado en Latinoamérica y que está tocando a Venezuela”.
Luego de la URSS, el devenir de una sociedad

La misma experiencia la tuvo en la entonces Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS). "Cuando pasé por allá tuve la misma impresión de familias, de venezolanos que vivían allí antes que llegara Gorbachov al poder, y manifestaban sus preocupaciones y preguntas de cómo iba a devenir esa sociedad".

— Me llamó mucho la atención una calle que hay en Moscú, capital de la extinta Unión Soviética, llamada “Arbat”, donde cada metro me conseguía a una persona montada en una caja dando un discurso, diciendo cómo debería ser el país. Había una gama de opiniones, unos hablaban mal de Stalin, otros hablaban bien. Era toda una explosión de una necesidad colectiva de hablar, era febril, y respondía a los años de dura crítica, de represión, de negación a la libertad de expresión.
En Venezuela reina la insensatez

— Nunca me imaginé que en Venezuela se podía copiar el modelo y la insensatez, si bien es cierto que se puede conservar el ideal justo, equilibrado y armónico, que reduzca ciertos problemas de injusticia, de pobreza... pero definitivamente lo que ocurrió en Venezuela todavía no se ha procesado del todo, creo que aun la dirigencia política opositora no se ha pronunciado del todo, nunca pensé que la insensatez pudiese llegar a tales extremos de permitir llegar a lo que estamos viviendo hoy. No lo pensé.
“Lo que ocurre ahora es una situación inédita que va mucho más allá de, inclusive, afirmar que en Venezuela impera un discurso socialista, revolucionario que encamine a un futuro mejor. No. Lo que ocurre en Venezuela rebasó y está fuera de eso. Aparte que hace muchos años me había dado cuenta que es inútil dividir taxativamente el mundo político entre izquierdas y derechas, ese discurso es ya infuncional. Con el tiempo he estudiado un poco de política y entendí con el estudio de ciertos autores que ese discurso es una representación con intereses”.
Arrieta es físico y a pesar de tener un discurso labrado en libros de política, explica que cuando se estudia física la mente está educada a reflexionar para poderse plantear preguntas e indagar en aquello que se tiene al frente y que podemos llamar realidad. Ese mundo ideal, romántico, no resiste mucho. “El comunismo, este tipo de sistema que pervierte la sociedad, no resiste mucho una indagación completa y concreta, sobre todo si te ocupas de estudiar un poco la economía en serio, y empiezas a entenderla... y es cuando ese mundo romántico se va desmoronando lentamente. Si no hay una economía real, que funcione que satisfaga las necesidades colectivas, simplemente esa sociedad no existe. Lo que se crea, es un parapeto sostenido con la represión, con la propaganda, con el discurso a costa de la vida de la gente”.

La moral revolucionaria no existe

— Cuando me puse a evaluar el asunto de la economía descubre que no hay una economía socialista como tal, sino un gran capitalismo de Estado, es decir, una versión capitalista más perversa de la que se está denunciando. Ese mundo ético que puede sostener tu romanticismo se cae al ver la realidad que es altamente perversa y carente de ética. La moral revolucionaria es la antípoda de una ética humana.

— ¿Qué le dirías a los chavistas que se rasgan las vestiduras por un régimen que se sólo les ha causado hambre y miseria?

— A mí no me gusta usar el término chavista. Prefiero que Chávez descanse en paz y que  pase a la historia con mucho reposo y dejar que sea la historia la que lo ubique apropiadamente. Pero ese individuo simpatizante con el proceso, que vive rumiando todo el discurso, afortunadamente cada día es una minoría.  A ese grupo no hay cosa que puedas decirle que lo cambie, porque la emocionalidad donde están sumergidos, las emociones que los mueven y que se alimenta con toda esta confusión y con una enorme dosis de resentimiento (esto lo digo con mucho dolor), de ingenuidad, de manipulación del Estado, hace que no puedan escuchar porque los espacios reflexivos lamentablemente en algunos de ellos están casi castrados.

“La ideología, tal como se vende y se manipula, castra la mente. Esa es una de las cosas que yo he percibido fuertemente cercanamente, tanto en Corea del Norte, como en Cuba o URSS. La manipulación ideológica te cercena la capacidad de reflexión y llega un momento que el punto es tal que hay un daño antropológico, un daño en el hombre, en el ser humano.

— ¿Tú crees que Venezuela pueda llegar a ser como la sociedad norcoreana?

— Hasta dónde se puede llevar una sociedad no tenemos imaginación. El hombre puede ser llevado a niveles viles, abyectos a formas de vivir. Es lamentable el hecho de reproducir una copia de Corea del Norte. Podemos llegar a tener una sociedad en Venezuela altamente no deseable. No es que la sociedad de Venezuela pueda llegar a ser igual a la norcoreana o a la soviética en su tiempo, pero sí una sociedad igual en lo no deseable.

— Dame tu opinión sobre Hugo Chávez

— Hugo Chávez llegó al poder porque hubo una gran cantidad de personas responsables de llevarlo al poder y dentro de esos responsables estoy yo, porque voté por él. Tú estás frente a uno de los responsables de haber llevado a ese hombre al poder y lo digo con toda convicción: Lo hice por una gran confusión, lo hice porque estaba confundido, no porque me sentía identificado con él. Asumo mi responsabilidad. Yo era militante de un partido y la decisión del partido fue apoyarlo y, obviamente, Chávez logra entrar no por una vía intelectual en el "ser" del pueblo. Él llega por una vía únicamente emocional y obviamente cuando se va a ese nivel la cosa se hace complicada.

“Mi percepción de Chávez es que fue un hombre que quizás tuvo muchas ganas de hacer algunas cosas, pero con profundas debilidades intelectuales. Un hombre que poseía una inteligencia social y comunicativa, una capacidad de interactuar con las masas, sin lugar a dudas, proverbial, pero por otro lado, con profundas carencias que lo llevaron a tomar un camino que se lo devoró. Sin darse cuenta Chávez queda sumergido del también hoy difunto Fidel que, por supuesto, no iba a traer nada bueno. Chávez mete a Venezuela en un conflicto que no era nuestro, no había necesidad de tomar este camino, sus asesores eran más astutos que él y vieron que era un individuo que permitía establecer un estado de corrupción en Venezuela. La gente que lo rodeó y se dio cuenta del desvarío discursivo de Chávez lo fueron dejando y eso hizo que Chávez se fuera encerrando en un círculo de asesores y de gente de confianza sumamente nefasto, que es esa secta que hoy tiene secuestrado al país. Un grupúsculo mitómano, que ha dado golpes de Estado, que usufructúa la imagen de Chávez que se intentó mitificar, pero no se logró”.

A su parecer, Chávez pecó por su ingenuidad o falta de formación, así como por sus deseos incontrolables, puesto que era un hombre que se vio de un día para otro con una caja chica enorme producto de la renta petrolera, que podía pasearse por el mundo y gastar millones de millones de dólares en unos 10 años “y ahora no hay ni siquiera papel para ir al baño”.

A juicio de Arrieta, Chávez fue un hombre que se traicionó a sí mismo, vivió y murió víctima de esa traición a sí mismo y a los que lo rodeaban. Por supuesto, el final de Chávez también será insumo para la historia, reflexiona al tiempo que comenta que la vida de Chávez fue una implosión de emociones en un momento dado. “El 4 de febrero de 1992 cautivó muchos intereses, porque no queríamos el paquete hambreador de CAP. La mayoría decidió sacarle el cuerpo al paquete de reformas económicas, no fuimos reflexivos allí, cometimos un gran error, el 4 de febrero fue una estupidez a mi modo de ver, un error histórico garrafal que llevó a la sociedad a cambiar un paquete de medidas económicas neoliberales por éste otro paquete que ni siquiera se puede llamar hambreador, porque va mucho más allá de eso”.

Estima que, afortunadamente, fracasó el plan de construir una religiosidad, una mistificación de la figura del caudillo, la intención de crear un apóstol nuevo en América Latina con Hugo Chávez. “Lo que ellos esperaban que ocurriera no ocurrió, por supuesto, el mito no se pudo construir. No se logró deificar, santificar, construir el apostolado que se quería construir sobre Chávez y, hoy en día, tienes un 75 por ciento de la población que quiere pasar urgentemente la página de ese momento histórico”.

Lamentablemente para esa mayoría, las armas y el dinero todavía están en manos de la secta mitómana que está gobernando al país, advierte.

— ¿Qué hay de común entre Corea del Norte, URSS, Cuba y Venezuela?

— Lo común, sin duda alguna, es la parálisis de la sociedad y de la economía. Conseguir cualquier cosa es una odisea. Pero también hay ciertas diferencias. Cuando estuve en la URSS llegó la perestroika y glásnost y la gente lo asumió febrilmente y buena parte de la sociedad dijo: necesitamos opinar y esta es la oportunidad de hacerlo para tener una sociedad diferente y eso nunca se murió en la URSS, especialmente los países que estaban asociados a la Unión en Asia central, marcados históricamente por el islam, como Georgia, Azerbaiyán y otros, que empezaron tener posturas muy fuertes frente a ese proceso y contra el estado soviético. Los años de represión son inolvidables. Lo mismo ocurrió en los países Bálticos, por eso se produjo la ruptura, primeramente con la unión de estados independientes que no duró mucho tiempo, porque la presencia rusa era una presencia imperial en la URSS y eso generó muchos conflictos.

En el caso de Venezuela —apunta Helí Arrieta— si bien es cierto que tiene un control aparente muy bien montado, la sociedad está activa aún y mientras haya la posibilidad de la consulta electoral real, siempre van a estar en jaque. “No es cierto que ellos son ocho millones, ese fraude de la constituyente no pasó ni de tres millones de votos, eso lo saben ellos y obviamente lo sabemos nosotros. Allá en Corea del Norte nunca van a hacer una consulta popular y aunque la hagan es tal el proceso de alienación, que el individuo como tal está tan disminuido que ellos votarían por lo que diga el partido, salvo excepciones”.

En Cuba el proceso es diferente. En el substrato de la sociedad cubana hay un profundo deseo de superar esa condición y eso se va a ver en los jóvenes. “El sector más críticos a la dictadura cubana es la juventud, porque les están vendiendo un país que no existe, pasan 5, 10 y 20 años y todo sigue igualito”.

La gente que nació y fue educada en revolución es la más crítica al proceso, un hecho que lleva a Arrieta a estimar que cualquier mínima apertura que se produzca o ya exista en Cuba, va a permitir dar un giro significativo a esa sociedad. “No creo que eso vaya a ocurrir en Corea del Norte, donde el control del estado es completamente absoluto”.

Entonces se refiere al caso de Venezuela, donde en el pequeño porcentaje que sigue apoyando el proceso, existe una gran dosis de resentimiento en razón de haberse sentido excluida de los beneficios que brindaba la renta petrolera y del país que se desarrolló antes de 1989. “En esa minoría la capacidad de reflexionar sobre el fracaso del modelo socialista es muy difícil, porque no hay nada más delicado que combinar el resentimiento con el saber que fracasaste”.

— Hay gente que por muchos años ambicionó el poder criticando a los gobernantes, con o sin razón, diciendo lo que se debía hacer y lo que no, y cuando llegas al poder repites los mismos errores pero dimensionados. Buena parte de la cúpula del PSUV es de esa gente y aunque repartan la bolsita de comida, mantienen un círculo de compra y, por supuesto, manipulan y maniobran con mucha habilidad la esperanza y la necesidad del pueblo.

Cree que gran parte de esa manipulación se ve reducida por las características de la crisis que vive Venezuela y por la falta de petrodólares. La crisis es tal, subraya, que se les hace difícil manipular. “En sociedades como las nuestras siempre va a existir la tendencia de poner en manos de otros la guía de nuestro destino”.

Arrieta considera como un hecho lamentable el que en Venezuela siempre se haya buscado un Mesías que ponga al país en el camino correcto, la cual debe girar en torno a la tesis de que es necesario que le devuelva, lo que estiman que les quitaron. “Es creer que somos ricos y que otros se robaron mi plata y por eso soy pobre. Todo ese cóctel dentro de la aparentemente lógica del discurso socialista, socialista entre comillas, porque el discurso de corte marxista que nos inunda por la vía cubana, tiene una lógica aparente, porque tiene unas contradicciones internas tan grandes que no soporta un mínimo análisis. Siempre vas a tener seguidores ciegos, capaces de no despertar, la historia nos muestra casos de suicidios colectivos por creer en un mesías, lo que nos lleva afirmar que ninguna sociedad está exenta de ello. Siempre vamos a conseguir individuos que repiten lo que salió de la boca de Chávez o del presidente actual, igual que en Rusia y otros países de la ex URSS, donde te consigues personas que quieren repetir el pasado soviético, con todo lo que eso significó, pues hay gente que todavía ama a Stalin y en China hay gente que ama a Mao”. 

— En Corea del Norte, el abuelo del actual líder, Kim Il-sung, es considerado una deidad, a tal punto que muchos norcoreanos creen que es inmortal, que ese líder nunca murió y estarían dispuestos a dar la vida por cualquier llamado que haga ese líder supremo. Por eso te decía que se hacen daños antropológicos en la psiquis del individuo, en su yo interno, y llega un momento que su capacidad de percepción queda castrada y no es capaz de ver lo real, sino no impuesto. Ejemplos de ello los hay muchos en la historia, cómo crees que el pueblo alemán abrazó con tal fervor el nazismo, llegando a cometer los horrores que se cometieron en la Alemania nazi por un discurso, por seguir a un líder... En Venezuela casi llegamos a eso, pero ocurrieron dos cosas que no estaban en sus planes: la muerte de Chávez y la baja de los precios petroleros.

“La caída del maquillaje del mamotreto llamado Socialismo del siglo XXI ocurrió cuando no había plata para seguirlo pagando. Si no se genera una economía productiva es imposible sostener el sistema. El socialismo nunca pudo tener un modelo de economía alternativa al capitalismo”.

Un venezolano diferente está naciendo

Helí Arrieta se define como un venezolano común y corriente, enamorado de su tierra y de su gente, “soy docente, ciudadano de a pie, he cuestionado mi cultura y me ha interesado conocer la cultura criolla, la latinoamericana, que tiene tantas singularidades y, en esa búsqueda, he logrado conseguir unas respuestas que de alguna forma han aflorado en esta conversación que hemos tenido”.

— Soy amante de la lectura, del cine y abierto a las opiniones, aunque no me gusten. Cuando no me gustan las opiniones les pongo más atención, porque creo que hay algo allí que debo saber, eso ocurrió con mi formación política, cuando supe que había algo que no me gustaba, en lo que me criticaban, me di cuenta de que había una brecha para comprender lo que ocurría y empecé hacer el desmontaje de la confusión.

“Soy un ciudadano preocupado por lo que está pasando. No he querido embarcarme en lo que he denominado la fashion de la diáspora, que incluye a gente que no quiere estar aquí, huir porque no quiere asumir la responsabilidad de lo que fueron mis acciones. Mucha gente de la que sale voto por el gobierno, fue parte de ese gobierno y lo defendían a capa y espada. Los que nos quedamos, los que insistimos en quedarnos, vemos el futuro prudentemente optimista, porque los hechos confirman que este es un proceso insostenible.

Admite el temor que lo embarga es que para sostener el sistema, el pueblo cada día sea reducido en sus expresiones y en su hacer como sociedad generando una situación en la que, en la medida que el pueblo puje por democracia, el régimen presionará aún más para reducir la democracia. “Estoy convencido de que el hambre por la libertad y la democracia de la gente va a lograr que esto se desmorone y eso puede llevar muchos años o pocos años”.

— Sería irresponsable ponerle una fecha a la caída, lo que sí es un hecho, es que cada día la calidad de vida, los servicios públicos se reducen cada vez más, la sociedad se empobrece y surgen dos clases, una que tiene acceso al dinero, producto de un estado que se ha conformado, y la mayor parte de la sociedad, que vive en la periferia, fuera de esa dinámica de la gente poderosa que genera más y mayor pobreza. Aun con este panorama soy optimista y sirvan mis palabras porque el caso de Venezuela requiere de una profunda mirada internacional, se requiere una fuerte presión de la comunidad internacional, porque sin ella es difícil.
Manifiesta que el venezolano dentro de una convicción de paz ha agotado todos los procesos y por eso el gobierno da un golpe de estado, secuestra la constitución, la manipula, “porque sabe que dentro del marco constitucional y democrático no tiene vida. Por eso pedimos al mundo una fuerte acción dentro de los marcos legales, pero que tomen a Venezuela y no la olviden, porque aquí lo que está ocurriendo es de una gravedad histórica, yo diría que es inédita. Ante este hecho no puede haber ojos ciegos ni oídos sordos”.

— Hay un nacer de un venezolano diferente que desea construir una sociedad diferente de la que existe desde 1989 hasta ahora.

Expresa su profunda convicción de cambio en los venezolanos y refiere que en el país no hay un sistema político tradicional que entre dentro de los cánones de la ortodoxia, sino de un modelo que requiere nuevas actitudes críticas y nuevos elementos porque, de lo contrario, se fracasa. “Lo que se cocina aquí en Venezuela en el poder es inimaginable. No hay que tener temor de decirlo y de ponerlo como un elemento de primer orden en la ecuación o en la fórmula que describe lo que está ocurriendo en el país”.
Nos despedimos con la promesa de juntarnos cuando se produzca un cambio para tomar cervezas bajo el calor zuliano. “En Venezuela el régimen no vislumbra ninguna posibilidad de salida, muy distante a nosotros los ciudadanos”.

— ¿Volverías a Corea del Norte?

— Sí me quedarían ganas sería por pura curiosidad. Lo he pensado, pero por supuesto dudo que ahora pueda regresar... En el fondo, no creo, porque no tendría mucho que ver o que buscar allá.

viernes, 5 de mayo de 2017

A los lectores de Venezuela Política

Motivado a que a través de los comentarios de este blog he recibido amenazas de muerte en mi contra y contra mi familia, le pido aquellos lectores de Venezuela Política que deseen opinar sobre los temas trabajados que por favor se identifiquen con su nombre y apellido -verificable- para poder publicar sus puntos de vista. 

Las amenazas que he recibido se generan desde cuentas anónimas, y desde computadores cuyos IP no aparecen incógnitos, gracias a lo cual hemos logrado identificar la ubicación geográfica de los agresores.

Por la naturaleza de las amenazas se cree que las mismas fueron generadas por parte de personas ligadas a los beneficiarios de los contratos otorgados por Pdvsa-Anzoátegui y entes de la Gobernación de ese estado, a cinco compañías que ocupan los primeros lugares en la lista de contrataciones estatales de ambas entidades. El grueso de los contratos se otorgaron durante la gestión del actual defensor del pueblo, Tarek William Saab en la Gobernación del estado Anzoátegui. La relación de Saab con los empresarios está sustentada y forma parte de las evidencias entregadas a las autoridades federales.

Si alguna de las personas mencionadas en el reportaje desea enviar sus comentarios para ser publicados, deben identificarse con datos verificables. Los mensajes que contengan amenazas-creíbles o no- serán entregados a las agencias federales encargadas de  la investigación.

Seguiremos informando de manera veraz y oportuna, 

Muchas gracias por su atención y seguimiento,

Maibort Petit 
Periodista