Mostrando entradas con la etiqueta celulas terroristas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta celulas terroristas. Mostrar todas las entradas

martes, 16 de junio de 2015

Venezuela: ¿colapso pacífico o sangriento?


Un artículo publicado por elestimulo.com agrupa en 10 puntos los factores que se perfilan para pronosticar cómo podría ser la inminente caída del régimen políticos surgido desde 1999 y que ha convertido a Venezuela en uno de los países más violentos del mundo, con una economía en descalabro y una sociedad enferma de miedo, clientelismo y desesperanza.

A continuación publicamos el artículo del portal


La pregunta real, por lo tanto es, si la sustitución de este gobierno será pacífica y ordenada, o caótica y sangrienta, como en el Maidan de Ucrania.

1. La preocupación del mundo

Ninguna persona sensata en el mundo se pregunta hoy día si Maduro va a ganar las elecciones de diciembre. Basta ver las estadísticas sobre la destrucción de la economía y las preferencias de sufragio, para entender que la derrota electoral de Maduro-Cabello-Arreaza es inevitable. La pregunta real, por lo tanto es, si la sustitución de este gobierno será pacífica y ordenada, o caótica y sangrienta, como en el Maidan de Ucrania.

2. Cabello en el consultorio de Lula

El 10 de junio del presente, Diosdado Cabello, el verdadero hombre fuerte del régimen, viajó en plan de emergencia al “Instituto Lula” en Sao Paolo. Ahí pidió al decano de la socialdemocracia latinoamericana un kit de supervivencia política, para escapar de la muerte electoral preanunciada.

Quería un remedio rápido contra la creciente orfandad global del gobierno por los “derechos humanos”, reforzada por las (coordenadas) cábalas mundiales de Felipe González y la (malinformada) declaración del Premio Nobel de la Paz y Arzobispo emérito, Desmond Tutu, sobre el “silencio ensordecedor” oficial latinoamericano ante “los presos de conciencia de Venezuela”; quiso también recetas electorales para evitar la catástrofe de diciembre.

3. Brasil muestra la tarjeta roja

En ausencia de un proyecto nacional propio de la troika y ante posibles fallas predictivas del pajarito de Miraflores, era una opción lógica ir con Lula. Lógica, porque Lula es una de las dos eminencias históricas, cuyos confesionarios son frecuentados regularmente por Maduro y Cabello. Existía, sin embargo, un problema. Lula ya había planteado la estrategia de salvación del proceso venezolano en febrero de 2014, en visperas de las negociaciones con la oposición.

Públicamente había abogado por la gran alianza nacional con la burguesía y negociaciones con Capriles, para aislar a los radicales. Pero, en su momento, los iluminati de Miraflores no le hicieron caso. De hecho, implementaron la propuesta del confesionario alternativo y de fuerzas sectaristas y corruptas internas, con los resultados desastrosas que vemos ahora.

Llegado marzo, 2014, se acabó el “jogo bonito”. Lula se desesperó y criticó  abiertamente el sectarismo abusivo y suicida de Maduro-Cabello.  Un año después (mayo 2015), Brasil perdió la paciencia con la ignorante y arrogante cúpula “chavista” y le sacó la tarjeta roja: pasó de una posición pro-Maduro a una política abiertamente injerencista, instrumentada mediante declaraciones del canciller, de la Presidenta y del Senado. La sumisa y silenciosa aceptación de ese intervencionismo reveló el extremo debilitamiento de la troika.

Después de haber acusado al imperialismo gringo de causar el desastre en Venezuela, seguido por las acusaciones contra el rancio sub-imperialismo español, Miraflores carecía de fuerza, para aplicar la estratagema de los diablos externos a Itamaraty. Por eso, y después de la humillante derrota  en la Cumbre de las Américas, al hombre fuerte del régimen no le quedó de otra que emprender el “paseo al Canossa brasileiro”.

4. La causa política de la crisis terminal

Trágicamente, el Presidente Chávez dejó su obra en una configuración improvisada y de incertidumbre, que prefiguraba el colapso actual. Por las circunstancias históricas de la “Revolución Bolivariana” su construcción había sido vertical: el líder, basándose en los militares, el petróleo y las masas, conduciría la transición nacional.

Pero, cuando por default llegaron al poder el activista maoista Nicolás Maduro y el apparachik anti-comunista Diosdado Cabello, el delicado equilibro de los cuatro vectores de poder se rompió. Ni el activista de izquierda, ni el subteniente de derecha tenían los dotes, que el proyecto desarrollista de Hugo Chávez requería. Puestos a la cabeza de un poderoso aparato estatal vertical, sin contrapesos en la conciencia y organización del pueblo, arruinaron en menos de tres años a la revolución, la nación y al pueblo.

5. La causa económica de la crisis terminal

Para agravar la catástrofe, la troika no sólo heredó un elaborado sistema de dominación política vertical, sino también económica. Cuando en la economía monoexportadora rentista venezolana, Fidel le recomendó a Hugo Chávez -después del fallido golpe de Estado-  el bloqueo de la fuga de capitales mediante el control de divisas, se concentró todo el poder económico del país en una sóla variable: el dólar.

El dólar se convirtió en rey de la economía, es decir, en la madre de todos los precios relativos; y, a quién lo manejaba, lo volvía amo del destino económico de la nación. Tal medida fue temporalmente necesaria para defender la revolución. Pero, al transcurrir el tiempo, la medicina preventiva se convirtió en toxina y destruyó todo el tejido productivo y distributivo del país. Ante el autismo de la troika que, en lugar de gobernar,  mira paralizada —como el conejo ante la serpiente—  al caos que ha producido, la revolución ha dejado de ser el gran vehículo del progreso. Los parámetros cuantitativos de esta involución son desgarradores.

6. La dimensión del desastre

El Producto Interno Bruto (GDP) cayó en 2014 un 4% y para este año se espera una caída de 7.5%. Las reservas internacionales están en su nivel más bajo (($17.5 Mrd) desde el golpe de Estado petrolero del 2003. La inflación en 2013 alcanzó el 56%, en 2014 el 68% y para este año llegará probablemente a 120-175% (HSBC). Los aumentos del salario mínimo 2014-2015, no cubrieron las pérdidas inflacionarias, lo que repercutió en un dramático deterioro de la calidad de vida de las clases populares.

La tasa de pobreza estuvo en 1999 en 49%; en 2009 bajó a 33,5%, y en 2013 subió a 38,2%. Para 2015 se calcula en  alrededor del 55% (Cesar Gallo). Ante los salarios simbólicos que se pagan, hay una extrema fuga de cerebros de las universidades, de PdVSA y de empresas privadas. El sueño de la sustitución de importaciones quedó en el olvido. Ni en el campo, ni en la industria se ha reducido la extrema dependencia de las importaciones que caracterizó a los años prerevolucionarios.

La industria nacional trabaja al 50% de su capacidad instalada (V. Alvarez); alrededor del 70% de los alimentos y medicinas se importan y los inmensos fondos crediticios chinos no se invierten en el aparato productivo, sino para financiar el consumo nacional. Por ordenes de su presidente Nelson Merentes, el Banco Central (BCV), ha dejado de publicar las estadísticas de la escasez e inflación, desde hace cinco meses.

Ante la escasez de divisas, el suministro de dólares al sector privado se ha reducido en un 70% durante el último año, mientras que la depreciación de la moneda se calcula en 60%. La posibilidad de un default a inicios de 2016 es real, si no se consigue nuevos prestamos externos.

7. Al abismo – The walking dead

Sin ideas, ética e iniciativa, ni en lo nacional, ni en lo internacional, el desgobierno no se atreve a atacar el problema destructivo fundamental de la economía nacional: el precio del dólar y su absurdo sistema de segmentación que genera oportunidades de arbitrage sin fin. Este cáncer se tenía que haber removido hace tres años.

Ahora el oficialismo ya no lo puede controlar y el paroxismo se acerca: La troika ha perdido el apoyo de las masas que la hace, correctamente, responsable del desastre. El 74% de los venezolanos opina que, en términos generales, el país está mal o pésimo y sólo un 20% piensa que mejorará. El 76% evalúa negativamente la gestión de Maduro y el 45% quieren un gobierno de unidad nacional inmediatamente, para solucionar la crisis del país. Pero, un gobierno de unidad nacional requiere una negociación entre ambas partes, cuando la troika se ha quedado sin poder de negociación, salvo, las bayonetas.

8. La solución sandinista y el neofascismo estadounidense

El último poder de negociación oficialista es la fuerza militar. La troika podría tratar de negociar un gobierno de emergencia nacional con la oposición, en el cual el control de la Fuerza Armada quedaría en manos del “chavismo”, mientras que las muy dolorosas medidas de sanación económica inevitablemente tendrán que adecuarse a la lógica de la economía de mercado (de la oposición), con cierta protección de las clases populares y medias. Esta fue la solución del Frente Sandinista en 1990, cuando se perdieron las elecciones nacionales.

Existen, sin embargo, dos obstáculos a tal solución. No está nada claro, si Washington aceptaría tal solución institucional de la crisis. Es muy probable, que el neofascismo estadounidense y su cínico presidente prefieren un escenario tipo Maidan que podría abrir la puerta a la separación del Zulia y Esequiba. El segundo obstáculo es la maraña de intereses entre políticos, empresarios y militares, que tiene tres años llevando el país hacia el despeñadero, pensando sólo en sus intereses particulares.

Esa camarilla en el poder no acepta consejos ni razones. No tiene sentido pretender asesorarla. Para las fuerzas patrióticas que quieren impedir la solución sangrienta de Maidan hay una sóla tarea:  organizar el poder para sustituirla, sin hacerle el juego a la oligarquía y a Washington.

jueves, 19 de enero de 2012

El narcoterrorista ministro de la Defensa de Hugo Chávez

Por Maibort Petit

El cáncer que consume a Venezuela entró en una etapa  de metástasis que abarca todas las instancias del poder controlador de Hugo Chávez. 
Además de todos los desvaríos que se han venido comentiendo a lo largo de 13 años de destrucción chavista, y que han acabado con el país, Chávez decidió estrenar el 2012 apelando a la lista de sus funcionarios más delincuentes, entre ellos, uno militar acusado por el gobierno de los Estados Unidos de estar involucrado con el narcotráfico.
El general, Henry Rangel Silva, “flamante” nuevo ministro de Defensa en Venezuela es un delincuente buscando internacionalmente por sus probados vínculos con el narcotrático. 
El nombramiento de Rangel ha causado revuelo en al comunidad internacional, que ha empezado a especular sobre las verdaderas razones por las cuales, Hugo Chávez ha nombrado a uno de los más serviles y delincuentes miembros de las corrompidas Fuerzas Armadas Bolivarianas como ministro de la Defensa.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló en 2008, los bienes de ahora narcoministro, que para aquel entonces era director del servicio de inteligencia venezolano, tras acusarlo de sostener vínculos con la guerrilla colombiana de las FARC y el tráfico de drogas.
Como es bien sabido, Rangel Silva fue ascendido  en el 2010, a general en jefe por Chávez,  el máximo grado militar en Venezuela, poco después que declarara que los militares estaban "casados" con la revolución, a quien juraban "lealtad completa". Chávez premió el sevilismo, la decadencia y la baja moral de este militar quien, juntos a sus aliados, terminó de enterrar la poca la institucionalidad que quedaba en las fuerza castrense venezolanas.

El ministro,  acusando de narcotráficante y de terrorista, le sigue la línea a Chávez, y trata de enconcharse en un cargo para evitar caer en manos de la justicia internacional, que  luego de rastreos e investigaciones, descubrió que está involucrado comn cárteles de la droga y con los terroristas de las FARC.

Fue patético el discurso de Chávez  en la toma de posesión. 13 años de mentiras, de vulgaridad, de robo y de destrucción covierten al actual mandatario de Venezuela en el peor presidente que haya tenido el país en el siglo XX.
Y es que la mal llamada revolución representa, junto a sus delincuentes defensores, un cáncer que ha acabado hasta con la esperanza del venezolano de ver un cambio positivo en su día día. Muchos no entienden las consencuecias que traerá para el país el desgobierno de Hugo Chávez y sus cómplices, y prefieren mantenerse al margen....pero como dice el dicho, la ignorancia no exime al individuo de sus responsabilidades...así es que pagarán el día que la cordura regrese a estas tierras pisoteadas.

martes, 4 de octubre de 2011

Cuba, Venezuela y Hezbollah: Una alianza secreta negada por los gobiernos

Por Maibort Petit

Las consecuencias que trae consigo ser aliado del grupo terrorista Hezbollah y estar a pocas millas de los Estados Unidos son cuantiosas. De acuerdo a varias investigaciones, el movimiento libanés Hezbollah tiene bases en Venezuela y Cuba a pesar que los regimenes de Hugo Chávez y Fidel Castro lo niegan. Las últimas informaciones señalan que el llamado Hizb Allah o partido de Dios” ha penetrado America Latina para lo cual cuenta con las facilidades que le ha otorgado Cuba y Venezuela.



El centro de operaciones de la organización libanesa chií fue establecido en Cuba, punto geográfico altamente conveniente para los objetivos que persiguen el grupo terrorista. Según el periódico italiano, Corriere Della Sera, el nuevo centro le permitirá a Hezbollah la ejecución de un atentado contra objetivos israelíes en Sudamérica. Meses atrás ,se denuncio la presencia de células terroristas de esta misma agrupación en la Isla de Margarita, en Venezuela.


Según el informe, “tres miembros de Hezbollah ya han arribado a Cuba para establecerse en la isla. La célula incluiría a 23 operativos, elegidos por Talal Hamia, un alto miembro de la organización terrorista chií encargado de la cobertura de la operación”. Desde Israel la prensa señala que el plan del grupo tiene como objetivo vengar la muerte del cabecilla del grupo Imad Mughnyeh., quien es acusado de ser el presunto responsable de numerosos ataques terroristas –entre ellos contra la embajada de Israel y el centro comunitario judío AMIA en Buenos Aires, en 1992 y 1994, respectivamente. Mugghnyet murió en el 2008, cuando salía de la embajada de Irán en Damasco.


La denuncia señala que la operación denominada "El caso caribeño" cuenta con un presupuesto de un millón y medio de dólares. El informe asegura que “la base de operaciones en la isla de Cuba ha sido concebida con propósitos logísticos, incluyendo la recolección de inteligencia, el armado de redes y la falsificación de documentos”.


Son varias las investigaciones y denuncias que señalan que Hezbollah mantienen operaciones y presencia activa en Sudamérica, principalmente en Brasil, Paraguay y Venezuela y que cuenta con la ayuda de los gobiernos aliados a la causa.


Una vez que se dio a conocer la denuncia, el régimen de Cuba, a través del Diario oficialista Granma “negó que Cuba sirva de centro de operaciones de Hezbollah”. En el periódico cubano se acusa a la precandidata presidencial republicana, Michele Bachmann de mentirosa y de “mantener un odio visceral contra los movimientos y países revolucionarios”.


Granma sostiene que Bachmann hizo suya una versión sobre la supuesta base de Hezbollah en Cuba difundida por el Corriere Della Sera. Como quiera que el gobierno cubano se atreva a negar la presencia de los terroristas que ya están presente en los países del eje anti occidente aliados a la dictadura castrista, vale destacar que en los actuales momentos las células terroristas de Hezbollah y Hamas están estratégicamente ubicadas en la región y desde el 2007 dieron inicio a los planes de recaudación de fondos para su causa, contando con el apoyo de los gobiernos de los países que los albergan. Varias denuncias sostienen que funcionarios de Venezuela han entregado documentos de identidad a los miembros de las organizaciones y le han servido de soporte para la penetración en la región, también debe tomarse en cuenta que el régimen de Hugo Chávez le entregó a Cuba el sistema de identificación y extranjería, con lo cual se le facilitan los tramites de cedulación a los miembros de Hezbollah, del Hamas y de otros grupos afectos al movimiento de izquierda. Mientras tanto, Occidente duerme feliz la siesta…