Mostrando entradas con la etiqueta caso flores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta caso flores. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de marzo de 2017

Narcosobrinos: Fiscalía advierte que la Corte no debe usurpar la función del jurado

Gobierno de EEUU rechaza la petición de los sobrinos de Nicolás Maduro de impugnar el juicio por el testimonio del testigo confidencial de la DEA que participó en el reuniones en Caracas y Haití.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La Corte debe rechazar la petición de los demandados, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, de que el testimonio de CS-1 (José santos Peña) debió ser "totalmente desestimado" para los propósitos del análisis de suficiencia que sirve como argumento para solicitar la anulación del juicio que concluyó con un veredicto de culpabilidad, asegura la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York en un documento presentado al juez de la causa Paul Crotty.

Tal como se ha venido informando, los defensores de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela pidieron al tribunal  que se haga un nuevo juicio o que se dicte una sentencia absolutoria argumentando que los derechos de los acusados fueron vulnerados en el proceso.

La fiscalía dice que acusados ​​buscan que el tribunal admita que el testimonio ofrecido por uno de los informantes de la DEA, Santos Peña "debió ser desestimado y nunca presentado ante el jurado". El gobierno norteamericano apela -para sostener su posición- al criterio "estricto" de la Regla 29 que "impide cualquier sustitución por parte del tribunal para la determinación de la credibilidad de los testigos por parte del jurado." 

La fiscalía dice que la defensa usó como argumento para la solicitud lo expuesto en la Regla 33, que es más amplio, lo que permite a la Corte "sopesar las pruebas y -al hacerlo- evaluar por sí misma la credibilidad de los testigos".

Más adelante sostiene que un "tribunal de distrito debe encontrar un equilibrio entre sopesar la evidencia y la credibilidad de los testigos y no usurpar completamente el papel del jurado", tal cual se plantea en Ferguson, un caso usado en derecho norteamericano como referencia en materia de jurisprudencia para sustentar los argumentos sobre este tema en particular. 

En el caso Estados Unidos v. Truman, el Segundo Circuito ofreció orientación sobre la manera en que ese equilibrio debe ser alcanzado invirtiendo la decisión de un tribunal de distrito de encontrar un testigo "increíble como una cuestión de ley", bajo circunstancias que tienen algunas similitudes con CS- 1 en este caso, afirma la fiscalía.

En el juicio, la Corte instruyó adecuadamente al jurado que era "totalmente libre de rechazar todo o parte del testimonio de CS-1". Habiendo permitido a los jurados llevar a cabo esta tarea, "no hay base válida para rechazar su trabajo" advierten los fiscales.

Tratando de despejar cualquier elementos usado por la defensa para que el juez ordene un nuevo juicio, la fiscalía sostiene que el caso Flores no se trata de un caso en el que las pruebas presentadas por el Gobierno se apoye en el testimonio del informante CS-1. "Aquí las evidencias apoyaron abrumadoramente el veredicto  de culpabilidad emitido de manera unánime por el jurado".

Agrega que el veredicto del jurado en este caso no es "altamente dudoso" porque está fuertemente apoyados por pruebas independientes. 

El testimonio de CS-1 no fue la piedra angular del caso presentado por el Gobierno. 

-La impugnación de los acusados ​​ante la opinión de CS-1 respecto a la cocaína es débil y sus otras acusaciones de perjurio no atacan el testimonio de CS-1 con respecto a su conducta ofensiva o los elementos de su crimen. Por lo tanto, para resolver la moción de los acusados, de conformidad con el artículo 33, la Corte no tiene por qué considerar si rechazará la totalidad del testimonio de CS-1 como cuestión de derecho. 

Recuerdan que en este caso los acusados ​​confesaron sus crímenes. Las evidencias registraron varias de sus reuniones relacionadas con el delito, además de las pruebas encontradas en las comunicaciones electrónicas  tomadas de los teléfonos celulares donde se observa cómo promovieron el delito.

La fiscalía advierte que en caso de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro "no existen circunstancias excepcionales que justifiquen usurpar el papel del jurado en la evaluación de la credibilidad de los testigos, cuando considerables partes del testimonio de los testigos fueron corroboradas por vídeos y audios". 

Argumenta que el Gobierno ni siquiera introdujo las grabaciones a través de CS-1. "Las grabaciones se recibieron en prueba, sin objeción, durante el testimonio" acotan los fiscales.

Dicen que las grabaciones de las declaraciones de las fuentes contra los acusados muestran claramente que los dos hombres sabían  el destino final de la cocaína -por lo tanto ellos tenían conocimiento y entendimiento ​​de que la droga que negociaban estaba destinada a los Estados Unidos. Fue en este aspecto en el que el Gobierno se centró. 

"Esta evidencia no implica una evaluación de la credibilidad de CS-1. Es cuestión de escuchar las cintas y ver lo que hay en la página". Así, como se explicó anteriormente, los testigos cruciales del Gobierno en el juicio fueron el Agente Especial Sandalio González, el Agente Especial Daniel Mahoney, el analista Daniel Ogden y los expertos en traducción.

La cuestión pertinente en virtud de la Regla 33 es si una prueba competente, satisfactoria y suficiente en el presente informe apoya la constatación del jurado" en este caso.

Como la respuesta a esta pregunta es afirmativa, y es competencia del jurado determinar qué partes del testimonio de un testigo aceptar o rechazar, no se justifica ninguna exención en virtud de la Regla 33.

martes, 25 de octubre de 2016

Gobierno de EEUU instruye al jurado para emitir un veredicto unánime en el caso de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El gobierno de los Estados Unidos presentó  a la corte del Distrito Sur de Nueva York  una serie de instrucciones para los miembros del jurado que actuarán en el juicio contra los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, acusados de haber violado las leyes antinarcóticos estadounidenses.



Un documento de 52 páginas, fue sometido a consideración del juez Paul Crotty por el fiscal del caso Preet Bharara. Allí se plantea, de conformidad con la Regla 30 de las Reglas Federales de Procedimiento Penal, las instrucciones habituales para que jurado pueda cumplir con su rol en un caso calificado -única y exclusivamente- como una acusación de carácter criminal que envuelve la violación a las leyes antinarcóticos de los Estados Unidos. 

El fiscal Bharara establece que se incluyan las siguientes materias:

a. Funciones de la corte y el jurado
b. Declaración de la corte y de la defensa de no evidencia
c. Reglas de evidencia y objeciones
d. Pruebas y Presunción de inocencia
e. Duda razonable
f. El gobierno es tratado como cualquier otra parte
g. Definiciones y ejemplos de directa o circunstancial evidencial 
h. Credibilidad de los testigos 
i. Interés en el resultado
j. Derecho a ver exposiciones y tener testimonio Leer durante las deliberaciones
k. Juramento como miembros del jurado
l. El castigo no debe ser considerado por el jurado
m. Veredicto de culpabilidad o inocencia debe ser unánime
n. Deberes del jefe del jurado y Retorno de la Forma veredicto

El documento de la fiscalía aclara que Campos Flores y Flores de Freitas están formalmente acusados del cargo de (1)conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, y (2)de fabricar o distribuir cocaína a sabiendas y con la intención de que se sería importada a los Estados Unidos, en violación del Título 21, del Código de Estados Unidos, Secciones 952 (a), 959 (a), y 963.

Bharara señala que los miembros del jurado deben saber que hay dos acusados en este caso y que cada acusado debe ser tratado por separado, por lo que se debe emitir un veredicto por separado sobre cada acusado.

En el documento, el fiscal informa a los jurados que al llegar al veredicto, se debe tener en cuenta que la culpa es personal e individual. Por lo que el veredicto de culpable o inocente debe basarse únicamente en la evidencia acerca de cada acusado.

Primer Cargo: elementos del delito

Para sostener la carga de la prueba con respecto a la acusación de conspiración contenida en el documento emanado del Gran Jurado, el gobierno debe probar -más allá de toda duda razonable- los siguientes elementos:

En primer cargo: la existencia de una conspiración, a partir de agosto de 2015 hasta alrededor de noviembre de 2015. Esto significa que durante ese tiempo, se produjo un acuerdo o entendimiento entre dos o más personas para:
(i) Importar una sustancia controlada a los Estados Unidos o 
(ii) la producción o distribución de una sustancia controlada, a sabiendas y con la intención de que al menos alguna de esas sustancias controladas sería importada a los Estados Unidos.

Segundo: que el acusado consideró cometer el delito relacionado con la acusación de manera consciente e intencionada y que con ese conocimiento se unió a la conspiración.

Para probar el cargo de la existencia de la conspiración el Gobierno debe probar -más allá de toda duda razonable-  la existencia de la conspiración. 

¿Qué es una conspiración? 

Una conspiración es una especie de asociación criminal o una combinación en base a un acuerdo de dos o más personas para unirse para lograr algún propósito ilegal. Aquí, el propósito o los objetos de la conspiración ilegal son:

(1) La importación de una sustancia controlada a los Estados Unidos 
(2) La fabricación o distribución de una sustancia controlada, a sabiendas y con la intención de que al menos alguna de esas sustancias controladas sería importada a los Estados Unidos.

Por esencia, el delito de conspiración es un acuerdo ilegal o la comprensión entre dos o más personas para lograr algún propósito fuera de la ley. Este acuerdo o entendimiento deben ser entre dos o más individuos que no operan al amparo del dirección del Gobierno en el momento del acuerdo. 

El documento explica a los jurados que el éxito final de la conspiración, o la comisión real del crimen que es el objeto de la conspiración, no es necesario. El caso de conspiración se refiere a una ofensa enteramente distinta y separada de la operación de importación o la distribución o fabricación de una sustancia controlada.

En las conclusiones, el fiscal señala que la función de los miembros del jurado es evaluar la evidencia en este caso y determinar la culpabilidad o no culpabilidad de los acusados ​​con respecto a cada cargo en la acusación.

Explica que el veredicto debe estar basado únicamente en la evidencia y que los jurados están obligados a seguir las instrucciones establecidas por la ley.

El veredicto debe representar el juicio ponderado de cada miembro del jurado. Con el fin de emitir un veredicto, es necesario que cada miembro del jurado esté de acuerdo con ello. El veredicto debe ser unánime.

Es su deber, como miembros del jurado, consultar con los otros miembros, para deliberar con el fin de llegar a un acuerdo, sin violencia.  

Dice que en el curso de sus deliberaciones,  los miembros no deben dudar en volver a examinar sus propios puntos de vista, y cambiar una opinión, si está convencido que la misma es errónea. 





viernes, 9 de septiembre de 2016

Defensa de sobrinos de Cilia Flores buscaron acabar con credibilidad de los informantes de la DEA

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La segunda jornada de la audiencia para suprimir evidencias del caso de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas trajó grandes sorpresas para las partes involucradas en la acusación de la Fiscalía de Nueva York contra los sobrinos de la pareja presidencial venezolana de conspirar para transportar 800 kilos de cocaína desde Venezuela a los Estados Unidos.


Por un lado la defensa puso en jaque a dos informantes confidenciales de la DEA, clasificados como CS-1 y CS-2, dos mexicanos padre(55) e hijo(34) que actuaron en la operación del caso Flores en 2015 y, que en agosto de 2016, fueron acusados de tres delitos y por los cuales están siendo procesados.

Los dos hombres se declararon culpables de conspirar para importar cocaína a los EEUU, conspirar para distribuirla y de mentirle a los agentes del gobierno norteamericano.

La fiscalía recibió un duro golpe cuando los informantes admitieron ante el juez que habían estado con prostitutas durante su trabajo  en Caracas y que uno de ellos había consumido cocaína durante la operación y que además habían llevado a una persona no autorizada a una de las reuniones con los primos Flores donde se negociaba la droga.

Sorprendida


Por su parte, la defensa fue sorprendida cuando el informante al que pretendía quitarle credibilidad ante el juez, confesó que habían sido Flores de Freitas y Campos Flores quienes habían pagado por los servicios de  las prostitutas, estripers y que además les habían proveído de carros y guardaespaldas durante su estancia en Caracas en octubre de 2015.

CS-1 informó que Flores de Freitas y Campos Flores los invitaron a una discoteca llamada El Trío en Caracas, en los intervalos de las reuniones de trabajo que se efectuaron en Venezuela en el mes de octubre de 2015. CS-1 dijo que Campos Flores les había dicho que el club era de su propiedad hasta hacía unos meses, cuando decidió venderlo, pero que mantenía un lugar de atención VIP en la discoteca.

Los dos informantes testificaron ante el juez que habían cometido actividades no autorizadas por la DEA. La confesión fue usada por el equipo de la defensa de Campos Flores y Flores de Freitas como una arma para eliminar las evidencias recogidas por los dos testigos, y que conforman un elemento clave en la investigación de la fiscalía y que ahora se encuentra en las manos del juez Paul Crotty.

Según se supo en la audiencia, el padre CS1 se hizo pasar como un narcotraficante del Cártel de Sinaloa.

Los dos informantes aseguraron que habían trabajado durante años para que las autoridades de la DEA y locales como informantes encubiertos. El padre CS1 dijo haber ganado alrededor de un millón de dólares durante los años de cooperación con la agencia antidrogas y el hijo aseguró que obtuvo cerca de 400 mil dólares por su labor.

Los abogados defensores preguntaron en varias oportunidades si habían mentido y CS1 confesó que sí lo había hecho pero que no lo había informado a los fiscales hasta este viernes, luego de haberse enterado que su hijo testificó sobre el tema. Los dos sujetos tienen un acuerdo de cooperación con el gobierno y los fiscales amenazaron con poner fin al mismo si volvían a mentir. 

Hablan otros testigos

Durante la jornada de este viernes tambié se sentó en el estrado un oficial de justicia criminal quien explicó a la defensa la naturaleza de los equipos de grabación usados por los informantes confidenciales para recoger las evidencias que conforman la acusación del gobierno contra los sobrinos de la primera dama de Venezuela.

El experto dijo que no es posible que los informantes manipulen las grabaciones ya que los dispositivos requieren de un código especial para poder bajar la información que no es entregado a los informantes que hacen el trabajo.

Asimismo comentó que las grabaciones no pueden ser alteradas ni cambiadas ya que los informantes no tienen la capacidad de manipularlas sin la codificación necesaria.

No a la tesis del secuestro

Igualmente subió al estrado el agente de la DEA encargado de supervisar la investigación del caso Flores, Robert Zachariasiewicz. En su testimonio reiteró que fueron los agentes de la policía haitiana los encargados del arresto y de la expulsión de los dos acusados, y que los mismos fueron entregados a la DEA una vez habían cumplido con los procedimientos establecidos para la extradición. 

Zachariasiewicz explicó que había advertido al Ministro de Justicia de Haití que la operación involucraba a dos familiares de la pareja presidencial venezolana, por lo cual debía estar al tanto que podrían generarse posibles implicaciones políticas de gran envergadura.

La defensa insistió con el agente Zachariasiewicz  si se había escogido Haití porque tenían garantizado que el gobierno procedería con la extradición inmediata a lo que éste respondió que EEUU tiene con la isla caribeña relaciones de cooperación estrechas que contribuyeron a que el procedimiento se diera rápidamente. 

Droga de alta calidad

Durante la maratónica audiencia celebrada en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, el informante CS1 explicó que el hijastro del presidente Nicolás Maduro aseguró en una reunión que tuvo lugar en octubre en Caracas que estaba en capacidad de proveer cocaína de alta calidad a sus clientes "porque no le gustaba tener problemas".

El informante comentó que el encuentro ocurrido en un inmueble propiedad de Campos Flores en Caracas, el acusado mostró un ladrillo de cocaína para que el supuesto comprador alias "El Mexicano", pudiera comprobar la calidad del producto que intentaban comercializar a los Estados Unidos. 

CS1 explicó que Campos Flores sacó un producto y le proveyó unos guantes de latex. "Por mi experiencia con las drogas supe que el producto era de alta calidad, ya que al ponerlo en mis manos se hizo aceite. Por la textura, el color y el brillo sabía que era de la buena" confesó.

En Haití 

Igualmente CS1 reveló que durante el último encuentro con los acusados, ocurrido en un hotel de Puerto Príncipe, el 10 de noviembre de 2015, Campos Flores le había solicitado 20 millones de dólares a cambio de una tonelada de cocaína. "Al terminar la reunión y cuando el agente de la DEA me dijo que saliera del lugar le dije a los dos acusados que subiría a una de las habitaciones donde se encontraba mi amigo, el que había traído los 20 millones de dólares solicitados por Campos Flores para pagar la campaña de su mamá (Cilia Flores) a un curul de la Asamblea Nacional, y que a cambio ellos recibiríamos una tonelada de cocaína". 

CS-1 comentó que el salió de la reunión para buscar el supuesto dinero, y fue allí que concluyó su misión, ya que de inmediato se presentaron las fuerzas policiales haitianas para proceder con el arresto de los dos targets. 

Los acusados lucían hoy muy entusiasmados y acoplados a su enorme equipo de defensores que incluye 6 abogados y 7 asistentes. Los dos llevaban puesto los uniformes azules de la prisión. 

Flores de Freitas se mostró preocupado cuando su nombre fue mencionado por el testigo CS-1 como la persona que pagó las prostitutas en Caracas, ya que ese tópico había sido usado en la audiencia del jueves por sus abogados para rebatir y tratar de ridiculizar a los agentes de la DEA encargados de la investigación que generó la acusación. 

lunes, 29 de agosto de 2016

Narcosobrinos se oponen a decisión del gobierno de mantener ocultas identidades de los testigos confidenciales

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, ​​Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas enviaron una carta al juez Paul Crotty para oponerse a la solicitud del gobierno de los EEUU de mantener en secreto las identidades de los testigos confidenciales que contribuyeron a soportar la acusación en su contra por delitos de narcotráfico.
En un documento que envió la Fiscalía a la Corte, se informó al juez Crotty que no podrán develar la identidad de los testigos para no poner en peligro la seguridad de los informantes.

Campos Flores y Flores de Freitas informaron a la corte su desacuerdo con el gobierno de plegarse a un procedimiento legal unilateral y restringido, sin dar respuesta a la defensa sobre las peticiones hechas sobre esa materia el 02 de julio de 2016, y que representan un aspecto clave para la preparación de la estrategia que seguirán en el juicio. 

Los dos venezolanos, acusados de conspirar para transportar  800 kilos de cocaína desde Venezuela a los Estados Unidos, sostienen que el 5 de agosto de 2016 presentaron su respuesta a la negativa del gobierno de aceptar las mociones interpuestas por los demandados.

Campos Flores y Flores de Freitas señalan que en su respuesta a la fiscalía, explicaron con argumentos válidos, la necesidad que tiene la defensa de conocer de mano del Gobierno la identificación de todos los co-conspiradores que participaron en el caso que produjo la acusación contra los dos familiares del jefe de Estado venezolano.

Los sobrinos de la pareja presidencial, presos en Manhattan desde el 10 de noviembre de 2015, dijeron que hasta el momento "no han observado la presentación pública de ninguna información adicional por ellos solicitada", cuestión que a su juicio  "es una actitud impropia del gobierno norteamericano".

Los acusados se quejan que el gobierno pretenda responder a la moción de la defensa con una presentación conocida como  "ex parte"(unilateral, sin discusión) y sobre todo sin proporcionar una justificación pública para dicha presentación. 

La defensa de los primos Flores dice que con esa decisión "el gobierno de los EEUU estaría violando el debido proceso de los acusados".

Los abogados de Campos Flores y Flores de Freitas rechazaron que el gobierno norteamericano haya optado por no divulgar la información argumentando que debía proteger la identidad de las personas catalogadas como "Testigos Confidenciales". 

Asimismo, mostraron su desacuerdo ante la decisión del gobierno de sellar las pruebas y no ampliar más la información entregada en la etapa de descubrimiento porque -según la fiscalía- la misma "es abundante y suficiente para preparar la estrategia de defensa para el juicio".

En el documento, los acusados hacen hincapié en que el gobierno no puede decidir -a motus propio- hacer una presentación ex parte, y en especial, el argumento según el cual identificar públicamente a los testigos confidenciales pondría en peligro la seguridad de dichas personas y la misma seguridad nacional.

Los primos Flores pidieron a la Corte no permitir que el gobierno haga una presentación ex parte y exigió que se obligue a la fiscalía a revelar de inmediato la identidad de los testigos.

La defensa dice que al aceptar la postura del gobierno, la corte contribuiría con la intención de la fiscalía de excluir al público de un proceso penal.

El documento está firmado por los abogados de los dos acusados, a saber: Radall W. Jackson y John T Zach de la firma Boies, Schiller & Flexner LLP defensores de Campos Flores y David M. Rody Michael D. Mann Elizabeth Espinosa  de Sidley Austin LLP representantes de Flores de Freitas

sábado, 23 de julio de 2016

La DEA confirma que capturar a sobrinos de Cilia Flores se hizo ajustada a derecho

Por Maibort Petit
@maibortpetit


El jefe de la DEA destacado en Haití, Michael T. Wilhite confirmó mediante una misiva, fechada el 10 de noviembre de 2015, que la policía nacional de Haití ejecutó las órdenes de arresto contra los sobrinos de Cilia Flores, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas basado en un solicitud judicial hecha por el gobierno de los Estados Unidos. 

La Fiscalía de Nueva York, a cargo de Preet Bharara dio a conocer los detalles de la acusación, a la vez que consideró que la solicitud hecha por los abogados de los primos Flores no proceden en los términos planteados por los acusados. 

El acusador de los Flores dejó claro que el procedimiento de su detención se hizo ajustado a derecho, para lo cual divulgó una serie de elementos probatorios, entre los que se encuentra, la carta enviada por el jefe de la DEA al gobierno haitiano. 


En comunicación dirigida al ministro de Justicia y de Seguridad Pública de Haití, Pierre Richard Casimir, la DEA agradece que por los resultados de los esfuerzos bilaterales en control de narcóticos y destaca el papel desempeñado por la policía nacional por su colaboración con el caso.


En esa misma carta, se solicita legalmente la autorización del gobierno de Haití para transferir a los Estados Unidos de América, a Efraín Antonio Campo-Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, dos individuos buscados en los Estados Unidos por tráfico ilícito de cocaína. 

La comunicación dice: "Puedo informarle que un juez de Nueva York les ha acusado de distribución de cocaína y autorizó una orden de detención en su contra, en violación del Título 21 del Código Judicial de los Estados Unidos".

Más adelante señala que Campo-Flores y  Flores-de Freitas se encuentran actualmente en la Oficina de Control contra el tráfico ilícito de Estupefacientes (Oficina de Lucha contra el Tráfico Illicite des stupéfiants - BLTS). "En consecuencia, también te pido amablemente permitir al responsable de la Oficina Central de la Policía Judicial (DCPJ) y la Oficina para el Control contra el tráfico de estupefacientes (BLT) gestionar lo necesario para transferir a Campo Flores y Flores  de Freitas a la DEA, con el fin de ser enviados a los Estados Unidos, y colocarlos ante el juez federal, que dirige el archivo legal para este caso.


EEUU pide audiencia de prueba para comprobar que sobrinos de Cilia Flores cometieron delitos de narcotráfico

Por Maibort Petit
@maibortpetit


El gobierno de los Estados Unidos pidió a la corte federal convocar a una audiencia de pruebas para demostrar la legalidad de las evidencias que sostienen la acusación contra Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, sobrinos de la pareja presidencia de Venezuela, Cilia Flores y Nicolás Maduro.


El gobierno norteamericano sostiene, a través de un memorando sometido a la corte este 22 de julio, que se opone a la moción de las pruebas solicitadas por la defensa de los acusados, entre las que destacan:1)Eliminación de las declaraciones después del arresto; 2)Eliminación de las imágenes, videos, y otras pruebas que muestran la manipulación de un ladrillo de cocaína por parte de los acusados y que los abogados dicen que el gobierno expolió; 3)Al proyecto de ley de particulares que obligaría a la fiscalía a revelar la identidad de los informantes confidenciales que produjeron los materiales de la acusación.

El informe, firmado por el fiscal Preet Bharara, dice que la defensa repite afirmaciones inexactas de un funcionario público venezolano (Cilia Flores) tras la detención de los acusados, señalando que los dos imputados fueron secuestrados. "La petición de los acusados para suprimir sus confesiones se inicia desde una defectuosa primicia de que fueron secuestrados en Haití y proceden con una demanda sin mérito de que fueron obligados posteriormente por agentes de la DEA hacer declaraciones donde se violan sus derechos."



El Gobierno -dice el informe- solicita respetuosamente una audiencia de prueba a la que se pueda refutar y desmentir esas afirmaciones.  La fiscalía establecerá en dicha audiencia que los acusados ​​fueron detenidos en Haití por los agentes de la ley extranjeros que se identificaron al momento del arresto. Los acusados fueron expulsados ​​por el gobierno de Haití y detenido por la DEA, y transportados rápidamente a este distrito en el que se presentaron en el cargo pendientes por comisión de delitos.

Más acusaciones 

Asimismo el informe el fiscal Bharara dice que durante el vuelo de Haití a los Estados Unidos, los acusados ​​confesaron haber participado en la conspiración para importar a los Estados Unidos un cargamento de cocaína. Esta confesión se hizo sin coacción y sólo después  que los acusados renunciaron a sus derechos Miranda a sabiendas, voluntaria e inteligentemente, y por escrito.

En segundo lugar, -prosigue- los  restantes movimientos de los acusados son intentos transparentes del jefe de un gobierno para obtener una previsualización indebida de caso en el juicio a través de solicitudes para que se haga en el descubrimiento elementos a los que no tienen derecho, como por ejemplo, la identificación precoz de los testigos del gobierno y preventivas revelaciones, y el interrogatorio de los testigos potenciales que se usarían en el juicio. Este elemento es  innecesario para las  audiencias. 


El informe señala que el caso de los sobrinos de Cilia Flores es un caso típico y sencillo de tráfico de drogas basado en un delito de conspiración que se alega que ha durado aproximadamente dos meses.  El Gobierno es consciente,  en cumplimiento de sus obligaciones en virtud del Artículo 16, Giglio, y Brady


Bharara asegura que el gobierno reveló, durante la etapa de descubrimiento, informaciones detalladas del caso, proyecto de traducciones, declaraciones juradas de órdenes de registro y otro tipo de informaciones que van más allá de los requisitos de la Regla 16, con lo cual se le ofrece a los acusados información suficiente para prepararse para el juicio y evitar la sorpresa injusta. 


Por lo tanto, -sostiene- la solicitud de información adicional hecha por los acusados se debe negar sin una audiencia. "En el otoño de 2015, los acusados ​​Efrain Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores De Freitas y otros, trabajaron juntos para intentar enviar cientos de kilogramos de cocaína desde Venezuela a Honduras, para que la droga fuera importado a los Estados Unidos con la ayuda de supuestos narcotraficantes mexicanos que eran, de hecho, fuentes confidenciales que actúan en la dirección de la DEA

Continúa argumentando que a finales de octubre de 2015, Campos Flores dijo a dos de las fuentes que estaban presente durante una reunión grabada: "Estamos en guerra con los Estados Unidos." 

Y durante las reuniones grabadas en Venezuela, Honduras y Haití, los acusados ​​discutieron múltiples vías para transportar cocaína a través de aviones privados, en el entendido de que la inequívocamente esa carga de  narcóticos terminarían en este país.


En relación con las transacciones que esperaban generar millones de dólares en ingresos. En la reunión sostenida en Honduras el 4 de octubre de  2015, y contrario a los argumentos expresados por los acusados, pero coherente con sus confesiones a los agentes de la DEA, los acusados ​​afirmaron que  se iniciaron  en las actividades de tráfico de drogas en este caso. 


A principios de octubre de 2015, un testigo cooperador en Honduras ( "CW-1")  informó a un agente de la DEA con sede en EE.UU. que un hondureño había introducido CW-1 a dos venezolanos que  posteriormente fueron identificados como los demandados y que estaban interesados ​​en el envío de aviones cargados de cocaína, con los planes de vuelo de apariencia legítima desde Venezuela a Honduras. 

El fiscal señala que las confesiones de los acusados se ​​cumplió con lo establecido en los derechos Miranda para lo cual reconocieron por escrito que declararían de manera voluntaria y que renunciaban a sus derechos establecidos en el documentos que se les leyó y que estaba traducido al español.


Al firmar las formas, cada una acusado reconoció que había leído los derechos mencionados anteriormente, que lo habían entendido y que renunciaban a los mismos de manera voluntaria, en relación a que aceptaron plenamente responder libre y voluntariamente alguna pregunta sin un abogado presente.  

Acota que los agentes de la DEA cumplieron con todos los requerimientos Miranda y les informaron sobre sus derecho de manera clara. Por ello, dice el fiscal, en la audiencia se establecerá que los acusados renunciaron a los derechos y que los requerimientos legales fueron ejecutados antes de cualquier cuestionamiento de fondo por la DEA.

Asimismo, el gobierno aclara que el argumento de la defensa, según la cual, las confesiones representan una declaración autoincriminatoria, carece de validez ya que los acusados no fueron 'obligados' a declarar sino que fue una elección voluntaria trás haberse ejecutado la renuncia a Miranda. 



El Gobierno establecerá en la audiencia de prueba que muchas de las afirmaciones (involuntarias) hechas por Campos Flores y Flores de Freitas en sus confesiones son incompatibles con sus declaraciones anteriores y, que las mismas,  no son una base para la supresión bajo el control de la jurisprudencia. 

Sostiene el fiscal Bharara que en las declaraciones de los acusados y las pruebas documentales dejan en claro que los imputados ​​son hombres educados y adultos, en buen estado de salud física y mental, y que, en el momento de sus detenciones, disfrutaban de acceso a importantes recursos financieros y de otro tipo.

En concreto, Campo Flores es un abogado de 29 años de edad, no sufre de problemas de salud física o mental y, Flores de Freitas tiene 30 años edad, y asistió a "hasta el cuarto año de la escuela secundaria y no tiene ningún problema de salud física o mental". 

Los dos acusados ​​gozaban de grandes privilegios financieros, ya que están relacionados con el Presidente y Primera Dama de Venezuela. Su relación familiar con los miembros de alto rango del gobierno de Venezuela les permitió acceder a prebendas.  En relación a ello, vale la pena aclarar que en la declaraciones grabadas de los acusados ​​por CS-1 y CS-2  se muestra que sus su estatus económico es incompatibles con su afirmación hechas por en la Corte según la cual "vivían modestamente en Venezuela" antes de su detención. 


Por ejemplo, Campos Flores y Flores de Freitas volaron a Honduras y Haití en jets privados. Además, durante un encuentro ocurrido  el 26 de octubre de  2015 en Venezuela y que fue grabada por los informantes, Campo Flores  se refirió a su "Ferrari" y declaró haber "ganado diez mil millones de dólares con el petróleo". También confesaron haber ganado dinero desde hace muchos años ", y que" desde que empezamos a ganar dinero nos hemos hecho más llamativos."

En informe dice que a pesar de que los demandados también alegaron que no se" dedican al negocio del tráfico de drogas", las comunicaciones electrónicas y sus declaraciones registradas durante los  encuentros sugieren que la afirmación es falsa. 

Por ejemplo, durante la reunión del 26 de de octubre de 2015, se describen las negociaciones que hicieron con los clientes de la droga en Francia con la disputa y donde se presentó una disputa sobre cómo deben hacerse los pagos de la venta del producto,(narcótico) y la recepción de los  fondos.

Campo Flores, hijastro de Maduro, confesó en esa misma reunión cuya grabación está en poder de la fiscalía de Nueva York, que estaba negociando unos envíos de droga con algunos franceses y que había discutido con ellos cómo querían  pagar  un 30 por ciento de la costo del producto y le dije, "bueno, está bien, te pago treinta por ciento del costo".

Mientras que los acusados ​​afirman que su detención en Haití creó una gran cantidad de ansiedad acerca de si estaban siendo secuestrados, vale la pena notar que, por su propia admisión, antes
los acusados ​​confesaron, a los agentes de la DEA habían disipado las dudas en cuanto a qué estaban en custodia y que habían sido acusados de conspirar contra los Estados Unido. 

Destaca que el agente especial de la DEA, González fue el encargado de informarles en español el procedimiento que se estaban llevando realizando. De hecho, en el avión que los llevaba de Haití a EEUU se Campos Flores dice que el agente de la DEA "nos mostró a mi primo y a mí un pedazo de papel y nos dijo que era una orden de detención en nuestra contra por parte de los Estados Unidos."

De hecho, una foto tomada en el momento de la acusados ​transfieren a las autoridades haitianas a la DEA muestra claramente los oficiales haitianos BLTS con uniformes que decían "Policía" y "o" BLTS en el pecho, y un agente que llevaba un DEA chaqueta.

Por otra parte, el gobierno señala que en la audiencia se puede demostrar que para obtener la evidencia no hubo coacción de ningún tipo por parte de la policía, tal como lo afirmaron los acusados en la declaración entregada a la corte por la defensa.


De hecho, despojados de su tono algo sensacionalista  y viendo la luz de este caso, en muchas de las alegaciones fundamentales de los acusados ​​no logran establecer cualquier conducta coercitiva por parte de la policía. Por ejemplo, los demandados afirman que los agentes de la DEA les dijeron que enfrentarían cadena perpetua si no cooperaban. 

De hecho -dice el informe- en este caso, los acusados enfrentan a una sentencia de por vida por debajo del máximo legal aplicable. 
La fiscalía destaca que la advertencias de los agentes federales a la parte demandada no violan los derechos Miranda. Es un hecho que en casos de esta naturaleza los acusados se enfrentan a una sentencia de este tipo y que mediante garantías que ofrece la cooperación las circunstancias podrían mejorar.

Hijastro de Nicolás Maduro, acusado por narcotráfico, confiesa que "ganó diez mil millones de dólares con el petróleo"

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El hijastro de Nicolás Maduro y Cilia Flores confesó en una reunión antes de ser detenido en Haití por cargos de narcotráfico que había ganado diez mil millones de dólares en negocios ligados con el petróleo, que tenía un costoso auto Ferrari y que vivía una vida llena de privilegios, según se puede apreciar en un informe presentado a la Corte del Distrito Sur de Nueva York por el fiscal acusador de Efraín Antonio Campos Flores. 
El portal El Pitazo había divulgado en noviembre de 2015 que los sobrinos de Cilia Flores tenían carros lujos en el
Paraíso, entre los cuales se encontraba un Ferrari. Hoy se conoció que el ahijado de Nicolás Maduro alardeó tener un Ferrari

El fiscal  Preet Bharara sostiene que los acusados no vivían modestamente en Venezuela, tal como tanto Campos Flores y su primo Franqui Francisco Flores de Freitas aseguraron en una declaración jurada en la corte neoyorquina. Todo lo contrario, dice el representante del gobierno de los Estados Unidos. "Viajaban en jet privado, tenía un Ferrari y dijo que se había ganado más de diez mil millones de dólares con el petróleo "


En las declaraciones de los acusados y las pruebas documentales dejan claro que los imputados ​​son hombres educados y adultos, en buen estado de salud física y mental, y que, en el momento de sus detenciones, disfrutaban de acceso a importantes recursos financieros y de otro tipo.



En concreto, Campo Flores es un abogado de 29 años de edad, no sufre de problemas de salud física o mental y  Flores de Freitas tiene 30 años edad, y asistió a "hasta el cuarto año de la escuela secundaria y no tiene ningún problema de salud física o mental. 


Los dos acusados ​​gozaban de grandes privilegios financieros, ya que están relacionados con el Presidente y Primera Dama de Venezuela. Su relación familiar con los miembros de alto rango del gobierno de Venezuela les permitió acceder a prebendas.  En relación a ello, vale la pena aclarar que en la declaraciones grabadas de los acusados ​​por CS-1 y CS-2  se muestra que sus su estatus económico es incompatibles con su afirmación hechas por en la Corte según la cual "vivían modestamente en Venezuela" antes de su detención. 

Por ejemplo, Campos Flores y Flores de Freitas volaron a Honduras y Haití en jets privados. Además, durante los 26 de octubre de, el año 2015 registró reunión en Venezuela, Campo se refirió a su "Ferrari" y declaró haber "ganado diez mil millones de dólares con el petróleo", y que" Hemos ganado dinero desde hace muchos años", y que "desde que empezamos a ganar dinero hemos pasado a ser llamativos". 

En el informe se resalta que "A pesar de que los demandados también alegan que no se dedican al negocio de la droga
de tráfico", las comunicaciones electrónicas y sus declaraciones durante registradas durante los encuentros sugieren que la afirmación es falsa. 

Por ejemplo, durante la reunión del 26 de de octubre de 2015, se describen las negociaciones que hicieron con los clientes de la droga en Francia con la disputa y donde se presentó una disputa sobre cómo deben hacerse los pagos de la venta del producto,(narcótico) y la recepción de los  fondos.

Campo Flores, hijastro de Maduro, confesó en esa misma reunión cuya grabación está en poder de la fiscalía de Nueva York, que estaba negociando unos envíos de droga con algunos franceses y que había discutido con ellos cómo querían  pagar  un 30 por ciento de la costo del producto y le dije, "bueno, está bien, te pago treinta por ciento del costo".

Más información en breve......

Gobierno de EEUU asegura que sobrinos de Cilia Flores confesaron el delito de manera voluntaria

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Cumpliendo el cronograma aprobado por la corte federal del Distrito Sur de Nueva York, el gobierno de los Estados Unidos, representado por el fiscal Preet Bharara presentó a consideración de la justicia las pruebas que sustentan la acusación contra los sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro, con las cuales pretende desmontar la estrategia de la defensa de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. En el libelo dice que los acusados confesaron sus delitos de manera voluntaria e inteligente.

El informe dice que los agentes presentaron para su conocimiento y firma los derechos de los acusados a permanecer en silencio y tener un abogado, entre otros, conocido como derechos Miranda. En el expediente aparecen copias firmadas por ambos imputados, y con cuatro testigos. Campos Flores y Flores de Freitas firmaron uno a las 5 pm y otro a las 7pm, respectivamente.



Los abogados defensores habían solicitado a la corte que eliminara de las pruebas del juicio la evidencia que contenía las confesiones de ambos acusados a los agentes de la DEA en el avión que los llevó desde Haití a Nueva York, porque las mismas violaban sus derechos establecidos en la enmienda 5 de la Constitución y que dichas confesiones habían sido obtenidas por el gobierno bajo presiones y manipulaciones, y en un estado mental de cansancio y saturación de los acusados.

Más Información en breve......

lunes, 11 de julio de 2016

Defensa de sobrinos de Cilia Flores plantea que EEUU tendió una trampa a los acusados por razones políticas

Por Maibort Petit
@maibortpetit


La Defensa de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas anunció que los acusados podrían apelar a la regla del entrampamiento y negación del delito, con lo cual responsabilizan a los funcionarios de la Agencia de Administración para el Control de Drogas (DEA) de haberles tendido una trampa, de incitarlos a cometer un delito e inducirlos a la comisión del mismo con el fin de que pudieran ser procesados y sancionados en los Estados Unidos. 

Campos Flores y Flores de Freitas fueron arrestados en Haití el 10 de noviembre de 2015, acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos 800 kilos de cocaína de alta pureza. Actualmente se encuentran a la espera de juicio. Ambos han permanecido ocho meses en Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.

Randall W. Jackson
Boies, Schiller & Flexner LLP firma el documento 

entregado a la corte para su consideración 

En un pliego sometido a la corte por los abogados defensores de los primos Flores se señala que los funcionarios que trabajaron en esa investigación para la DEA habrían tejido una celada a los familiares del presidente venezolano Nicolás Maduro por "posibles razones de política internacional". 


De acuerdo al documento enviado al juez Paul Crotty con la firma del abogado y exfiscal federal, Randall W. Jackson, los acusados consideran que fueron objeto de una asechanza por parte de los informantes confidenciales pagados por los Estados Unidos, y que por tanto serían inocentes y, además, víctimas de un caso maquinado por funcionarios de la DEA para hacerle daño a sus familiares que son prominentes políticos en Venezuela.

Para sostener esa hipótesis, los abogados aseguran que el expediente de acusación, sometido a consideración de la corte por la fiscalía, contiene varias inconsistencias y evidentes violaciones al debido proceso de los acusados. 

Los litigantes argumentan que debido a las múltiples inconsistencia, los acusados no habrían cometido delito sino que por el contrario, fueron víctimas de un una inducción orquestada por los informantes confidenciales para que violaran las leyes y fueran encausados criminalmente.


Inocentes engañados por un señuelo de miles de millones de dólares
Los abogados defensores sostienen que tanto Campos Flores como Flores de Freitas eran empresarios, trabajadores y personas honestas, que vivían junto a su familia en Venezuela cuando fueron "tentados por agentes de la DEA para que entraran en el negocio del tráfico de drogas que les dejarían miles de millones de dólares". Este negocio se les propuso -según la confesión de los dos sobrinos de la pareja presidencial- a pesar que ellos no conocían el mercado internacional de drogas, ni la mercancía como tal.

Randall W. Jackson destaca en el escrito que una supuesta conspiración para transportar 800 kilogramos de cocaína y la capacidad para facilitar una transacción de este tipo significaría que los demandados, hombres relativamente jóvenes sin antecedentes penales, fueran unos de los más poderosos traficantes de droga en el mundo. Esta cantidad de cocaína de alta pureza tendría un valor de más de $ 30,000,000 y un valor de plaza de decenas de millones de dólares más, asegura el abogado. 

Dice que las pruebas ofrecidas por la fiscalía sobre las reuniones de los acusados con los informantes confidenciales, evidencian que son los informantes y no los acusados, quienes son expertos en la materia de drogas. 

Más adelante argumenta que en la reunión donde se discute el supuesto "ladrillo" de la cocaína, "los informantes pasan un tiempo considerable educando a los demandados sobre cómo conocer la calidad de la cocaína, la cual se puede determinar a través de la sensación de la sustancia". 

Añade que los informantes de la DEA dijeron a los primos Flores que "Puesto que usted no sabe mucho acerca de esto y debido a su falta de experiencia, lo mejor que pueden hacer y lo más seguro,  es tratar de concentrarse en los niveles del producto. En mi caso-dice el informante- a partir de olerla, de mirar el color y el brillo voy a saber si es buena o no".

Jackson sostiene que los sobrinos de Cilia Flores fueron atrapados por promesas de miles de dólares por hacer el negocio, y les facilitaron todos los elementos para que se involucraran en la celada. El defensor asegura que "los llevaron a Haití bajo un esquema de entrampamiento sin importar que ambos acusados eran unos jóvenes absolutos desconocedores del mercado de la droga y del tráfico internacional de narcóticos". 

Jackson advierte que los acusados pueden apelar a la figura legal de entrampamiento, (entrapment en inglés) ya que existen todos los elementos para probar que  los informantes confidenciales de la DEA fueron los que les inculcaron a Campos Flores y Flores de Freitas a cometer el delito para  luego procesarlos penalmente. 

***
Entrampamiento es un argumento de defensa de cargos criminales, y se basa en la interacción entre los agentes de gobierno y el acusado antes de (o durante) el presunto delito. Un escenario típico de  entrampamiento surge cuando los agentes del orden utilizan la coacción y otras tácticas prepotentes para inducir a alguien a cometer un crimen.


La regla de inconsistencia en un caso penal y el entrampamiento

El abogado Karis A. Hasting, de Duke University, informa que a pesar que a muchos litigantes se les permite argumentar la regla de la inconsistencia en procesos civiles, en la mayoría de los tribunales federales y en casos penales, no se autoriza a la defensa la argumentación de inconsistencia para sustentar un supuesto entrampamiento".

En un artículo publicado en la revista Scholarship Law Duke, titulado: El entrampamiento y la negación del delito: Una defensa basada en la regla de la inconsistencia, Hasting dice que los tribunales federales están divididos sobre este tema, ya que en estos casos debe resolverse si se requiere que un acusado, que busque apelar a la que fue víctima de una trampa,  pueda negar el delito o no testificar en lo absoluto si se establece que ciertamente hubo un caso de entrampamiento. 

Dice el experto que, hasta el momento, el Tribunal Supremo de Justicia se ha negado a resolver este asunto, aunque destaca que en otras instancias del país se ha hecho una amplia discusión sobre el desarrollo de la defensa basada en la regla de la inconsistencia.

La adhesión al estado de inconsistencia sugiere que los tribunales adopten una definición precisa sobre ese término legal. Algunas propuestas que se manejan en varios casos de este tipo, señalan que el acusado debe admitir que cometió el crimen como requisito previo para una petición de entrampamiento. 

Hasting señala que el Tribunal Supremo de Estados Unidos reconoció por primera vez la defensa de entrampamiento en  el caso civil conocido como Sorrells v. Estados Unidos. En ese sentido, el experto explica que este diseño penal se origina cuando "los funcionarios del gobierno le implantan en la mente de una persona inocente la disposición a cometer un supuesto delito y, por diversas vías, lo inducen a que lo cometa a los fines de poder levantar cargos en su contra y procesarlo por la comisión de dicho delito".

El la documentación se señala que para que la defensa del entrampamiento sea aceptada debe tener dos elementos:

En primer lugar, el acusado debe poder demostrar que el delito se cometió  por inducción de los funcionarios del gobierno, 

En segundo lugar, una vez que la parte demandada produce tales pruebas, el tribunal de primera instancia debe centrarse en la predisposición del acusado para cometer el delito imputado. "La corte debe determinar si el acusado es una persona inocente a quien el gobierno está tratando de castigar por un presunto delito que es el producto de la actividad creadora de sus propios funcionarios" acota. 

Hasta el momento, el Tribunal ha dirimido algunos casos y ha subrayado que el entrampamiento no es una excusa para que un acusado culpable se excuse en un entrampamiento para que se declare que no es culpable de haber cometido un crimen.

Las respuestas de la Fiscalía en el caso Flores 

La defensa  de Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas introdujo a la corte el pasado 2 de Julio de 2016 varias mociones para solicitar que se eliminen evidencias del expediente argumentando que las mismas fueron obtenidas de manera ilegal. 

De acuerdo al calendario procesal aprobado por las partes involucradas en este caso el pasado 12 de mayo, la fiscalía debe responder a la solicitud de mociones de la defensa antes del 22 de julio de 2016. El juicio, de llegar a darse, fue fijado para el 7 de noviembre de este año. 

sábado, 2 de julio de 2016

Abogados de los sobrinos de Cilia Flores piden al gobierno de EEUU divulgar la identidad de los testigos confidenciales usados en la acusación de la DEA

@maibortpetit
Por Maibort Petit

Los abogados defensores de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas  solicitaron al gobierno de los Estados Unidos la divulgación de información y pruebas que afecten significativamente la culpabilidad o inocencia de sus clientes. 

Los abogados basan su petición en lo estipulado en el caso Brady V Maryland, estudiado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en el que se dictaminó que la supresión de evidencias favorables a un acusado viola el debido proceso. 
Después de Brady, el fiscal debe revelar pruebas o información que pueda demostrar la inocencia del acusado o permitir a la defensa impugnar de manera más eficaz la credibilidad de los testigos del gobierno. La evidencia serviría para reducir la sentencia del acusado y la misma también debe ser revelada por el fiscal.

En una comunicación firmada por el abogado  Randall W. Jackson
se solicita que en base a lo estipulado por dicha jurisprudencia, que se proceda de inmediato a facilitar la identidad de los informantes confidenciales que se usan para acusar a los sobrinos de Cilia Flores de delitos de narcotráfico. 

Según el documento, los acusados ​​Efrain Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas tenían puestos de trabajo legítimos y vivían  en paz con su familias en su país de origen de Venezuela, cuando fueron recogidos y dirigidos por una operación antinarcóticos de la DEA conocida como "picadura" en las cuales privaron -posiblemente- razones de política internacional.

Dice que los operativos se llevaron a cabo por medio del pago de informantes confidenciales que se encuentran en varios países de
Latinoamericana y que estaban trabajando para la dirección de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA).

"La manera en que los informantes de la DEA realizaron los operativos en su intento por atraer a estos dos hombres jóvenes en el comercio internacional de drogas no es legal, dice, y argumenta que esto se dió "a pesar de la falta de antecedentes penales de los dos acusados, la falta de conocimiento o experiencia en el tráfico de drogas, y la falta de capacidad para transportar cantidades de drogas".

Los procedimientos usados plantean para los abogados de los primos Flores muchas preguntas sin respuesta  por lo cual se pide la divulgación de toda la información que tiene  gobierno y que tiende a exculpar a los acusados ​​en estas circunstancias y acuse a los informantes que intentaron atraparlos".

Los defensores de los Flores piden al tribunal obligar al gobierno de los Estados Unidos a:

(1) Comunicar de inmediato toda la información complementaria cualquiera sea  según lo dispuesto en Brady v. Maryland, EE.UU. 83 373 (1963),  incluyendo las pruebas usada por el gobierno para arrestarlos y los elementos usados para imputarles los delitos.

(2) Revelar la identidad de la informantes confidenciales del gobierno

(3) Dar a conocer todo el material de destitución de conformidad con lo establecido en la jurisprudencia Giglio v. Estados Unidos, 405 EE.UU. 150 (1972), por lo menos 90 días antes del juicio, por lo que los demandados y sus defensores tengan tiempo suficiente para hacer un uso eficaz de la misma en el juicio.


lunes, 30 de mayo de 2016

Ratifican calendario procesal propuesto por la fiscalía para el caso de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit

De acuerdo al registro de actas de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, las fechas propuesta por la fiscalía y que sirven de ruta para el proceso judicial de los sobrinos de Cilia Flores fueron ratificadas, quedando fijados los siguientes días como fechas topes para los actos procesales correspondientes al caso de Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas:

  1. Las mociones presentadas por la defensa: 1 de julio de 2016
  2. Respuestas de la parte acusadora a las mociones de la defensa: 22 de julio de 2016
  3. Respuestas sobre mociones de la defensa a la fiscalía: 5 de agosto de 2016. 
  4. El juicio con jurado comenzará (si es necesario) el lunes 7 de noviembre de 2016. 

Llama la atención que en las actas se establece un inciso en la fecha de inicio del juicio, con una acotación que deja abierta la posibilidad de cambios o de no realización. 


Vale destacar que en los juicios de esta naturaleza, se suele aprobar un calendario procesal que no limita las posibilidades de actuación de la fiscalía  y de los acusados. Por lo general, la parte acusadora ejerce presión sobre los acusados para que cambien su declaración de no culpabilidad a culpable, a cambio de una reducción de los años de condena. 

Tal como lo hemos escrito en este blog, en los Estados Unidos un 97 por ciento de los acusados por delitos de narcotráfico se declara culpable para recibir sentencias menos severas, mientras que un 3 % va a juicio y es condenada a más años de prisión. De acuerdo al último reporte de 2015, las penas para los que se declararon culpables y no fueron a juicio fue de 5 años 4 meses aproximadamente (dependiendo del número de delitos y de las negociaciones que hicieron sus representantes legales) y los que fueron a juicio obtuvieron sentencias de 16 años y 5 meses en promedio.

En la última aparición pública ante el juez Paul Crotty, ocurrida el 12 de mayo de 2016, los acusados Campos Flores y Flores de Freitas respondieron a las preguntas del Fiscal Preet Bharara en el procedimiento conocido como Audiencia Curcio. 

En esa conferencia previa al juicio  Campos Flores apareció representado con sus abogados John T. Zach y Randall W. Jackson mientras que su primo, Flores De Freita estuvo representado por sus abogados David M. Roday y Michael D. Mann. Como intérpretes en el idioma español estuvieron Humberto García y Mirta Hess.

Ambos acusados aceptaron que conocían que había un potencial conflicto de intereses que podía perjudicar la garantía establecida en la Sexta Enmienda Constitucional que otorgar el derecho a una defensa sin conflicto, motivado a que un tercero paga los costes legales de ambos imputados. No obstante a la advertencia del gobierno, los Flores decidieron continuar con sus respectivos representantes legales a lo largo del proceso. Asimismo, los Flores renunciaron a un juicio rápido y sus defensores aprobaron el calendario en movimiento establecido ante juez por la fiscalía. 

Metropolitan Correctional Center ubicado en 150 Park Row NY
Campos Flores y Flores de Freitas siguen en prisión preventiva en la cárcel federal conocida como Metropolitan Correctional Center. ubicada en la isla de Manhattan. El próximo 10 de junio, los dos sobrinos de la pareja presidencial venezolana cumplirán 7 meses apresados, acusados de conspirar para traficar a los Estados Unidos 800 kilogramos de cocaína, desde Venezuela, vía Honduras.