Mostrando entradas con la etiqueta cartel de Sinaloa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cartel de Sinaloa. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de febrero de 2021

Emma Coronel, esposa del Chapo Guzmán fue arrestada por delitos de narcotráfico

El abogado Jeffrey Lichtman, quien representó a Joaquín el Chapo Guzmán, será el abogado de Emma Coronel, esposa del líder del cártel de Sinaloa. La mujer será presentada ante la Corte de #DC mañana martes por videoconferencia. María Colón también será parte del equipo de la defensa de la acusada.

Por Maibort Petit

   El Departamento de Justicia de los Estados Unidos informó este lunes que a esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, fue arrestada hoy en Virginia por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional.

  Emma Coronel Aispuro, de 31 años, ciudadana estadounidense y mexicana, de Culiacán, Sinaloa, México, fue arrestada hoy en el Aeropuerto Internacional Dulles. Está programada que comparezca por primera vez en un tribunal federal mañana en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia a través de una videoconferencia.

  Según documentos judiciales, Aispuro está acusado de participar en una conspiración para distribuir cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos.

  La demanda alega que Coronel Aispuro conspiró con otros para ayudar a Guzmán en su escape del Altiplano el 11 de julio de 2015. prisión, ubicada en Almoloya de Juárez, México. Después de que Guzmán fue arrestado nuevamente en México en enero de 2016, se alega que Coronel Aispuro se involucró en la planificación de otra fuga de prisión con otros antes de la extradición de Guzmán a los Estados Unidos en enero de 2017.

 Guzmán Loera fue condenado por un jurado en el Distrito Este de Nueva York en 2019 por su papel como líder del Cártel de Sinaloa.

  Coronel Aispuro está acusada en una denuncia penal de un cargo de conspiración para distribuir un kilo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, 1.000 kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal a los EE. UU.

  El Secretario de Justicia Auxiliar Interino Nicholas L. McQuaid de la División de lo Penal del Departamento de Justicia y el Subdirector a Cargo Steven D’Antuono de la Oficina de Campo en Washington del FBI hicieron el anuncio.

El caso

   Emma Coronel está acusada de conspirar para distribuir consciente e intencionalmente lo siguiente:

1) Un (1) kilogramo o más de una mezcla o sustancia que contiene una cantidad detectable de heroína, un Anexo I controlado sustancia; 

2) Cinco (5) kilogramos o más de una mezcla y sustancia que contenga una cantidad detectable e cocaína, una sustancia controlada de la Lista II; 

3) Mil (1000) kilogramos o más de una mezcla y sustancia que contiene una cantidad detectable de marihuana, una sustancia controlada de la Lista I; y 

4) Quinientos (500) gramos o más de una mezcla o sustancia que contenga una cantidad detectable de metanfetamina, una sustancia controlada de la Lista II, sabiendo y con la intención de que dicha sustancia sería importado ilegalmente a los Estados Unidos. U.S.C. 

  De acuerdo a la acusación, fue el FBI y la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal de esa agencia que investigó a miembros de alto rango de la organización internacional de tráfico de drogas conocida como "Cártel de Sinaloa", que incluye a Joaquín el Chapo Guzmán, Ismael Zambada García, alias “ El Mayo”, Dámaso López Nuñez alias, el “Licenciado”, los hijos de Guzmán, Iván Archivaldo Guzmán Salazar alias“Menor", Jesús Alfredo Guzmán Salazar el “Tocayo”, Ovidio Guzmán López alias el “Ratón” y Joaquín Guzmán López alias “Guerro” y posteriormente, a Emma Coronel.

  De acuerdo con la acusación, Coronel, quien nació el 3 de julio de 1989 en California, fue investigada por el FBI desde que se casó con Guzmán en 2007.

    De acuerdo a la investigación, Coronel se casó con Guzmán en 2007. Su padre Inés Coronel Barreras tenía vinculaciones con el Chapo porque trabajaba en el negocio de la drogas.

    Inés Coronel y su hijo, Inés Omar Coronel Aispuro fueron detenidos  en Sonora, México, el 13 de abril de 2013 por cargos de narcóticos y armas de fuego. 

    El 28 de abril de 2017, un tribunal mexicano condenó a Inés Coronel a más de diez años de prisión por tráfico de marihuana y armas de fuego violaciones, y su hijo, Inés Omar Coronel Aispuro fue condenado a más de diez años en prisión por tráfico de marihuana.

   Según el Testigo Colaborador 1, Coronel sabía que Guzmán era un líder del Cártel de Sinaloa y fue quien coordinó la distribución de heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana con el propósito de contrabandear ilegalmente esos narcóticos en Estados Unidos para su distribución.

   En los documentos federales, dice que el Testigo colaborador 1, dijo que Coronel también sabía que los hijos de Guzmán, Iván, Ovidio, Alfredo y Joaquín Ovidio, también son miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa. 

    "La acusada, Emma Coronel creció con conocimientos de la industria del tráfico de estupefacientes y se casó con Guzmán Loera cuando era una adolescente" dice la demanda. 

     En los documentos se sostiene que Coronel entiende el negocio del narcotráfico y conoce y comprende el Cartel de Sinaloa es el cartel más prolífico de México. 

   "Coronel estaba al tanto de la cocaína de varias toneladas envíos, producción de heroína de varios kilogramos, envíos de marihuana de varias toneladas y cantidad de toneladas de envíos de metanfetamina". 

    Emma Coronel entendió los ingresos de la droga que ella controló durante su el matrimonio con Guzmán. Además, de 2012 a 2014, emma Coronel transmitió mensajes en nombre de Guzmán para promover las actividades del narcotráfico mientras que el Chapo intentó evitar la captura por parte de las autoridades mexicanas. 

   Una vez que Guzmán fue arrestado en febrero de 2014, Coronel  continuó entregando mensajes que recibió a su marido, durante sus visitas a la prisión, que no fueron monitoreadas por las autoridades mexicanas.

    Se habla de una carta manuscrita escrita y firmada por Guzmán que autenticada por varios testigos, incluido el Testigo Colaborador 1, y actualmente mantenido en el control de pruebas del FBI. 

   La carta dice, en la parte pertinente:

 Respecto a Cleto, aumenta la producción para que rinda. Saluda a Cleto. Dile que por favor dame una mano, para que la primera venta sea de mi parte… porque tengo muchos gastos aquí.

   Según los investigadores, "Cleto" es un narcotraficante radicado en Durango, México que produce heroína y que tuvo negocios de  heroína con Guzmán. 




jueves, 19 de noviembre de 2020

Extraditan de Italia a narcotraficante del Cártel de Sinaloa

  Este caso se convierte en una de las operación de extradición exitosas más reciente de un miembro del cártel que estuvo bajo investigación por muchos años.


    Las autoridades de Estados Unidos informaron que Ramón Santoyo-Cristóbal, alias "Dr. Wagner", ex oficial de la Policía Federal de México y presunto narcotraficante del Cártel de Sinaloa, fue extraditado desde Italia.



  El 19 de agosto de 2016, un gran jurado federal, reunido en el Distrito Sur de California, emitió una acusación formal contra Santoyo-Cristóbal por haber presuntamente participado en una conspiración mundial de larga duración para traficar cantidades sustanciales de metanfetamina, cocaína y heroína de México a los Estados Unidos, además de lavar millones de dólares en ingresos provenientes de la droga.

  Fugitivo durante casi tres años, Santoyo-Cristóbal, fue detenido por las autoridades italianas en agosto de 2019 mientras visitaba Roma. 

  Santoyo-Cristóbal impugnó la extradición en los tribunales italianos, pero en julio de 2020, la Corte Suprema de Casación rechazó sus argumentos y al mes siguiente el Ministerio de Justicia autorizó su extradición a Estados Unidos. 

  El acusado llegó a San Diego el 18 de noviembre de 2020 e hizo su aparición inicial hoy ante el juez Andrew Schopler esta semana. La próxima audiencia será el 24 de noviembre de 2020.

 “Este fallo de extradición de los tribunales italianos demuestra que quienes violen las leyes estadounidenses y busquen evadir la justicia no encontrarán ningún lugar donde esconderse”, dijo el fiscal federal Robert Brewer. 

 “El Departamento de Justicia agradeció la cooperación de las autoridades italianas en el proceso de extradición.

"La DEA y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley continuarán utilizando todos los recursos disponibles para llevar a los narcotraficantes ante la justicia", dijo el agente especial a cargo de la DEA, John W. Callery. 

“Esta extradición debe servir como una advertencia a otros miembros del Cártel de Sinaloa: lo encontraremos sin importar en qué parte del mundo intente esconderse y lo llevaremos de regreso a Estados Unidos para su enjuiciamiento”.

  La Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California y la Administración de Control de Drogas lideraron el esfuerzo de extradición de los Estados Unidos. 

  El Departamento de Justicia agradeció al Ministerio de Justicia italiano y a las autoridades fiscales y policiales por hacer posible la extradición. 

   La Oficina de Asuntos Internacionales de la División de lo Penal proporcionó una asistencia importante para lograr la extradición del acusado de Italia. El Servicio de Alguaciles de EE. UU. Ayudó a traer al acusado de regreso a los Estados Unidos.

    Este caso es parte de una investigación de cinco años liderada por el Distrito Sur de California, que, en total, ha resultado en cargos contra más de 125 personas y ha tenido un impacto significativo en las operaciones mundiales del Cártel de Sinaloa. 

  Esta investigación también ha ofrecido una de las perspectivas más completas hasta la fecha del funcionamiento interno de uno de los cárteles de la droga más prolíficos, violentos y poderosos del mundo. 

  Los miembros del cártel y los asociados fueron el objetivo de esta investigación masiva que involucró a varios países, numerosas agencias de aplicación de la ley en los Estados Unidos, varios distritos federales y más de 250 escuchas telefónicas autorizadas por la corte solo en este distrito.

  Este enjuiciamiento también es parte de la Iniciativa de Fuerza de Ataque de las Fuerzas de Tarea de Lucha contra las Drogas del Crimen Organizado (OCDETF), que prevé el establecimiento de equipos de fuerza de tarea de múltiples agencias permanentes que trabajan codo con codo en el mismo lugar. 

   Este modelo de ubicación conjunta permite que agentes de diferentes agencias colaboren en operaciones multijurisdiccionales impulsadas por inteligencia para interrumpir y desmantelar a los narcotraficantes, lavadores de dinero, pandillas y organizaciones criminales transnacionales más importantes.



miércoles, 7 de octubre de 2020

Genaro García Luna se declaró no culpable de delitos de narcotráfico frente a un juez de Nueva York

Por Maibort Petit 

  El ex Secretario de Seguridad Ciudadana durante el gobierno del expresidente mexicano, Felipe Calderón Genaro García Luna, se declaró no culpable de los cinco cargos por narcotráfico que le imputan el gobierno de los Estados Unidos, durante una audiencia de preparación realizada este miércoles ante la Corte del Distrito Este de Nueva York.

  García Luna ha decidido no negociar con los fiscales estadounidenses para establecer un programa de cooperación para ofrecer información al Departamento de Justicia a cambio de una sentencia menos severa. Tras su declaración de no culpabilidad el exfuncionario irá a juicio.

 La audiencia celebrada este miércoles en horas de la mañana fue suspendida brevemente debido a las constantes interrupciones de los miembros de la prensa que seguían la sesión por vía telefónica.

  El juez Brian Cogan decidió suspender la audiencia tras pedir en repetidas ocasiones a los reporteros que silenciaran sus teléfonos para permitir la sesión.

“Le he pedido a la prensa mexicana en repetidas ocasiones que deje de hablar durante esta llamada… Si no puedo continuar, la detendré y volveré a convocarla más tarde”, dijo el juez.

 Media hora después, el juez reanudó la audiencia e informó que los cargos contra García Luna son por una operación en 2008 de 5 mil kilos, una operación en 2007 de 23 mil kilos y otra del mismo año de 19 mil kilos. Y otros tres más ocurridos entre 2002-2003.

 Genaro García Luna es acusado de pertenecer a una empresa criminal continua, tres cargos de asociación delictiva para el tráfico de cocaína y de falso testimonio por proteger al cártel de Sinaloa.

  Durante la audiencia,  la defensa mencionó algunos problemas tecnológicos que el acusado ha tenido desde la prisión para consultar la evidencia en su contra.

  El juez Cogan fijó la fecha de la siguiente audiencia para el 7 de diciembre.

  El 29 de septiembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó un paquete de evidencia contra García Luna, que incluye comunicaciones interceptadas, videos y documentos de la policía mexicana. Gran parte de esta evidencia proviene del caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien fue condenado en EU el año pasado.

  Los fiscales a cargo del caso ya habían entregado más de 60 mil páginas de evidencia en julio.

  García Luna fue arrestado el pasado 10 de diciembre de 2019 en Texas, Estados Unidos. En enero, el exfuncionario se declaró inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Sinaloa para que traficara cocaína.

martes, 29 de septiembre de 2020

Condenan a un ciudadano chino por lavar millones de dólares provenientes de la venta de cocaína traficada por cárteles mexicanos

Por Maibort Petit

  Un sujeto de ciudadanía china fue sentenciado este martes a cinco años de prisión por delitos de lavado de dinero proveniente de la venta de cocaína a gran escala en los Estados Unidos, traficada por carteles mexicanos. El juez ordenó además confiscar más de $ 4.2 millones.



  El Secretario de Justicia Auxiliar Interino de la División de lo Penal del Departamento de Justicia,  Brian C. Rabbitt junto al Fiscal Federal  para el Distrito Este de Virginia, G. Zachary Terwilliger y la agente especial de la División de Operaciones Especiales de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA), Wendy C. Woolcock  hicieron el anuncio.

  La jueza para el Distrito Este de Virginia,  Leonie M. Brinkema acordó la sentencia de Xueyong Wu, de 40 años, quien según los documentos federales cultivó relaciones con organizaciones latinoamericanas de tráfico de drogas para transportar y lavar sus ganancias provenientes de la droga en Estados Unidos. 

  Dice la acusación contra Wu que gran parte de este dinero fue repatriado a México a través de una compleja serie de transacciones financieras internacionales. 

 Wu recibió un porcentaje del dinero involucrado en estas transacciones como compensación por organizar las actividades de lavado. 

  La mayor  parte del dinero se generó a través del movimiento o el pago de cocaína que ocurrió dentro del Distrito Este de Virginia.




martes, 7 de julio de 2020

Hijastro del narco Rafael Caro Quintero transfirió propiedad a su nombre y evadió las sanciones

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Un hijastro del célebre narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero transfirió la propiedad en su nombre para evadir el programa de sanciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, según una demanda revelada este martes en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

    El gobierno acusa a Bryant Espinoza Aguilar, el hijastro del líder del cártel de Sinaloa y el famoso fugitivo Rafael Caro Quintero, de conspiración para cometer violaciones de la Ley Kingpin, una sanción económica del programa contra narcotraficantes administrado y aplicado por la Oficina de Asuntos Exteriores de Control de Activos (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. 


   Espinoza es acusado de ayudar a Caro Quintero y a su esposa de derecho consuetudinario, poniendo sus activos en su nombre, violando así la prohibición de la OFAC de que los ciudadanos de los Estados Unidos realicen actividades financieras y transacciones con narcotraficantes especialmente designados.

    La denuncia fue anunciada por el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue. 

   Según los documentos presentados ante el tribunal, la OFAC designó a Caro Quintero como traficante de narcóticos en 2000, y  a la esposa de Caro Quintero en 2016. Las designaciones de la OFAC provienen de los antecedentes penales de Caro Quintero como líder de la organización de narcotráfico el Cártel de Sinaloa. 

    Entre enero de 1980 y enero de 2017, Caro Quintero dirigió una empresa criminal continua responsable de importar cocaína a Estados Unidos. Es responsable de haber distribuido  cantidades masivas de narcóticos ilegales y conspirando para asesinar personas que representaban una amenaza para su empresa de narcóticos. 

  La conspiración del asesinato incluye a Caro el secuestro y asesinato de Quintero del agente especial de la DEA Enrique "Kiki" Camarena en Guadalajara, Jalisco, México en febrero de 1985.

   El 9 de agosto de 2013, un tribunal mexicano dictaminó que Caro Quintero podría ser puesto en libertad de la custodia porque había sido juzgado indebidamente en un tribunal federal, en lugar de un estado tribunal. El hallazgo del tribunal mexicano fue anulado más tarde, pero Caro Quintero permanece como un prófugo de la justicia mexicana y estadounidense.

  La denuncia acusa a Espinoza Aguilar de transferir bienes propiedad de su madre a su propio nombre y de sobornar a un funcionario público para cambiar el nombre del dueño en documentos de registro público para proteger los bienes de ser restringidos como resultado su designación OFAC de su progenitora.

  "Como se alega, el acusado actuó como un testaferro para proteger la propiedad comprada con las ganancias ilícitas y manchadas de sangre del imperio del narcotráfico de su padrastro incautados por el gobierno ", declaró el fiscal de los Estados Unidos Donoghue. 

El fiscal dijo que "Esta oficina y la de la DEA están utilizando todas las medidas legales a nuestra disposición para responsabilizar a los facilitadores de Caro Quintero y llevarlos ante la justicia". 

 Donoghue expresó su agradecimiento a la Oficina de la División Raleigh de la DEA por su asistencia en el caso.

  "El 7 de febrero de 1985, la DEA cambió para siempre cuando el Agente Especial Enrique "Kiki" Camarena fue secuestrado, torturado y asesinado en Guadalajara, México", declaró el vocero de la DEA, Timothy J.  Shea.

 "Nunca olvidaremos su sacrificio y permaneceremos firmes en nuestro persecución del hombre responsable de su muerte, Rafael Caro Quintero, y los que continúan protegiendo y habilitando sus actividades criminales. Que la acción de hoy sea un mensaje claro para Caro Quintero, su familia y sus asociados criminales: no nos detendremos ante nada en nuestra búsqueda de justicia para SA Camarena ".

   "Mientras que su padrastro, un líder del Cártel de Sinaloa, fue designado especialmente por la OFAC como traficante de narcóticos hace veinte años, se afirma que Espinoza Aguilar violó la Ley Kingpin transfiriendo los activos de su padrastro a su nombre, buscando evadir las sanciones programa", declaró Fitzhugh, agente a cargo especial de HSI.

   "La asociación de HSI con la DEA y Strike Force es uno en el que la colaboración es clave, y continuará enfocándose en arrestar a aquellos quienes buscan formas de eludir la ley y ocultar sus actos criminales ".

  Elogió el papel jugado por el equipo de la New York Strike Force, que fue instrumental en el trabajo para llevar a este sospechoso ante la justicia. "Este acusado intentó proteger y ocultar las ganancias de narcóticos peligrosos que eran nuestras comunidades, ganancias obtenidas a expensas de la seguridad de nuestra sociedad". 


   

miércoles, 19 de febrero de 2020

Ex-comandante de la Policía Federal de México, Iván Reyes Arzate discute un pliego de negociación con los fiscales de Nueva York

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El ex comandante de la policía federal de México, y quien estuviera a cargo de la unidad de enlace entre la agencia antidrogas estadounidense, más conocida como DEA, y las autoridades policiales mexicanas está negociando declararse culpable de conspirar para traficar drogas a Estados Unidos y haber recibido sobornos de los carteles de drogas a cambio de entregarse información sensible y privilegiada.

  Este miércoles, en una breve audiencia que tuvo lugar en la corte federal de Brooklyn el fiscal  Ryan Harris dijo que Reyes Arzate está en un “proceso de negociación” con las autoridades, a la vez que anunció que la fiscalía está buscando los mejores mecanismos para entregarle a defensa las evidencias que consisten en “miles de páginas” con transcripciones de grabaciones telefónicas y mensajes que inculpan al ex jefe de la Policía Federal mexicana de graves delitos.

   Los fiscales de Nueva York acusan a Reyes Arzate de entregar información a cárteles de los hermanos Beltrán Leyva y al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos de miles de dólares.

   Reyes Arzate llegó a la sala del Juez Bryan Cogan vestido con un uniforme de presidiario azul oscuro. Recibió ayuda de la traductora para entender lo que explicaron el juez, el fiscal y su abogado. En la audiencia de presentación se declaró no culpable. 

  De acuerdo a lo expresado por los fiscales y la defensa, si las negociaciones con Reyes Arzate se concretan el caso no irá a juicio. Mientras el proceso transcurre, el gobierno entregará las  voluminosas pruebas que hay contra el expolicía para que este pueda evaluarlas con sus abogados. La próxima cita fue fijada para el 21 de abril de 2020, en horas de la mañana.

  Según la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Reyes Arzate , quien fue el jefe de la unidad de investigaciones especiales de la Policía Federal, llamada SIU (Sensitive Investigative Unit), entre 2008 y 2016, utilizó su cargo para entregarle información sensible a los cárteles como el de los hermanos Beltrán Leyva y El Seguimiento 39, asociado al Cártel de Sinaloa para que los criminales pudieran hacer sus negocios de drogas sin problemas.

  Este caso está relacionado con el que se le sigue al ex-Secretario de Seguridad Pública de México durante el gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna. Este alto funcionario se declaró no culpable y su defensa ha anunciado que irá a juicio.


  El Juez Brian Cogan designó el caso de Reyes  Arzate como “complejo”, lo que indica que no se cumplirá el procedimiento en los 70 días correspondientes a su presentación en corte, tal como lo establece la norma. El argumento del fiscal para que el caso fuera catalogado  como tal y tener más tiempo fue por “las más de dos mil grabaciones en un dispositivo Blackberry que suman miles de hojas” que a la fiscalía le ha llevado tiempo procesar.

Cogan pidió a los fiscales que se apuren en entregar las pruebas a Reyes para que éste las revise desde prisión.


  Según el gobierno, las pruebas que fueron discutidas durante el juicio a Joaquín “El Chapo” y su relación con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva. 

  En 2018, Reyes, apodado “La Reina”, fue sentenciado en Chicago a tres años de cárcel por pasar información a los cárteles y traicionar los acuerdos con la DEA. Cuando estaba por finalizar su condena fue transferido a Nueva York y acusado de los nuevos cargos de narcotráfico.

 En la acusación federal se señala que Reyes Arzate reveló a los cárteles la identidad de una testigo cooperante de la DEA que, posteriormente, fue secuestrado y asesinado.

martes, 18 de febrero de 2020

Este miércoles se realiza otra audiencia en la corte de Nueva York del excomandante de la Policía de México "La Reina", acusado de haber recibido sobornos del Chapo Guzmán

 El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Este miércoles será presentado nuevamente ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Iván Reyes Arzate, excomandante de la Policía Federal de México, acusado de haber recibido sobornos millonarios por parte del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán. Reyes Azarte se declaró no culpable de los cargos por los cuales los acusa el gobierno estadounidense.
  La corte federal, informó que Reyes Arzate se encuentra en custodia en el Centro de Detención Metropolitano y que será presentado nuevamente este 19 de febrero ante el juez Bryan Cogan.

  El ex alto funcionario mexicano, encargado de hacer cumplir la ley, fue acusado en la corte federal de Brooklyn de aceptar cientos de miles de dólares en sobornos para filtrar información de la investigación estadounidense al Cártel del Chapo Guzmán.

  Ivan Reyes Arzate, de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, es el segundo funcionario mexicano en las últimas semanas ha debido enfrentar a un juez estadounidense, acusado de aceptar sobornos para ayudar a los carteles de la droga a ejercer su comercio de drogas.

  En enero de 2020, los fiscales federales acusaron a Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de seguridad pública de México de 2006 a 2012, por cargos similares. García Luna se declaró no culpable y decidió ir a juicio.

  Reyes Arzate, también conocido como "La Reina", se declaró inocente en la Corte Federal de Brooklyn por cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína y está detenido sin derecho a fianza. 

   De 2003 a 2016, Reyes Arzate dirigió la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, que trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas del orden público de EE. UU. para combatir a los narcotraficantes, lo que le daba acceso a información confidencial sobre las investigaciones de los estadounidenses de que podría filtrarse a los carteles por un precio .

  "El acusado llevó a cabo estos crímenes en estrecha coordinación con otros funcionarios públicos corruptos en el gobierno mexicano", alegaron los fiscales de la Oficina del Fiscal Federal en Brooklyn.

  El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Sentenciado en Chicago

  Reyes Arzate ya había sido sentenciado a tres años de cárcel en una Corte Federal de Chicago por cargos de obstrucción a la justicia y de conspirar para impedir una investigación sobre narcotráfico.

  En Chicago, Reyes Arzate se declaró "no competente", lo cual significa que el acusado reconoce que los hechos del caso que darían lugar a un veredicto de culpabilidad y se hace responsable penalmente, pero no  admite los hechos.

  De acuerdo con las autoridades federales, Reyes Arzate era el enlace de inteligencia entre las agencias estadunidenses y la Policía Federal mexicana.

  Reyes Arzate adquirió información sobre la investigación que realizaba la DEA a través de su puesto como comandante en la Policía Federal mexicana, que se estaba coordinando con la DEA y la Oficina del Procurador Federal de EU en Chicago para investigar una organización internacional de tráfico de drogas y lavado de dinero.

  Reyes habría filtrado la información a miembros del cártel que estaba siendo investigado.

 Antes de su detención en abril de 2017, Reyes Arzate era el miembro de más alto rango de la Unidad de Investigación Sensible de México, una parte de la Policía Federal mexicana que trabaja en coordinación con las autoridades de Estados Unidos en investigaciones de tráfico de drogas.

  En sus ocho años con la unidad, Reyes Arzate estuvo involucrado en muchas investigaciones de alto perfil, entre ellas la "El Chapo" Guzmán.

martes, 11 de febrero de 2020

Excandidato presidencial de Guatemala fue condenado a 15 años de cárcel por delitos de narcotráfico en EE. UU.

   Estrada fue acusado por el gobierno de Estados Unidos de haber prometido a un supuesto representante del cártel de Sinaloa que sí le pagaban la campaña presidencial podrían designar a los ministros de la Defensa y de Interiores para proteger las actividades de narcotráfico en Guatemala.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Un juez de Nueva York condenó a 15 años de cárcel a quien fuera candidato presidencial de Guatemala, Mario Amilcar Estrada Orellana, luego de haberse declarado culpable de intentar solicitar financiamiento de su campaña electoral a los carteles de la droga a cambio del apoyo de su futuro "Gobierno" para los envíos de cocaína a los EE. UU.


   Mario Amilcar Estrada Orellana y su asociado, Juan Pablo González Mayorga fueron acusados de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y por posesión y uso de ametralladoras.

  Estrada y González fueron arrestados el 17 de abril de 2019 en Miami, Florida. Luego de un largo proceso de negociación, Estrada se declaró culpable en el mes de octubre de 2019 y fue condenado este martes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

   Estrada fue sentenciado a 180 meses de cárcel (15 años), 4 años de libertad condicional y a pagar una multa de dinero de USD. 40 mil. El excandidato presidencial guatemalteco pagará su condena en una prisión federal en el estado de la Florida.

    Estrada fue acusado de solicitar dinero del Cártel de Sinaloa para financiar un plan corrupto para elegirse presidente de Guatemala. A cambio, supuestamente prometió (junto al otro conspirador) ayudar al cartel a usar los puertos y aeropuertos guatemaltecos para exportar toneladas de cocaína a los Estados Unidos. 

  En la acusación federal se alegaba que Estrada y González intentaron concretar los asesinatos de sus rivales políticos. Cuando Estrada se declaró culpable en octubre de 2019, negoció con la fiscalía este cargo que podría haber agravado su condena a más años de prisión.

Los cargos de este caso

   Desde alrededor de diciembre de 2018, la DEA investigó  a varias personas que intentaron solicitar fondos a los cárteles internacionales de la droga para apoyar la campaña presidencial de Estrada. Durante algunas de estas negociaciones, miembros de la operación conocida como la "Conspiración de Estrada", entre ellos el mismo Estrada y González, interactuaron con supuestos miembros y asociados del Cártel de Sinaloa, una poderosa organización internacional de narcotráfico con sede en México, que de hecho eran fuentes confidenciales que actuando bajo la dirección de la DEA.



  Durante el curso de estas reuniones y otras comunicaciones, algunas de las cuales fueron grabadas en video y audio, Estrada y González solicitaron millones de dólares en ingresos por drogas del Cártel de Sinaloa para apoyar la Campaña Estrada. A cambio del apoyo financiero del Cártel de Sinaloa, Estrada y González  acordaron que si Estrada era elegido presidente de Guatemala, brindaría apoyo patrocinado por el Estado de Guatemala a las actividades de tráfico de drogas del Cártel de Sinaloa.

   Entre otras cosas, los dos acusados acordaron proporcionar al Cártel de Sinaloa un acceso sin restricciones a los aeropuertos guatemaltecos y a los lugares de envío marítimo para que el cartel pudiera transportar toneladas de cocaína a través de Guatemala, a los Estados Unidos.

   Estrada y González también ordenaron a los cooperantes de la DEA que contrataran sicarios para asesinar a sus rivales políticos para garantizar que Estrada fuera elegido presidente de Guatemala. En particular, los dos acusados identificaron objetivos específicos por sus nombres y acordaron proporcionar armas de fuego a los sicarios, incluidos los AK-47, para llevar a cabo los asesinato.

  El acusado fue candidato presidencial en Guatemala para las elecciones que se realizaran en junio de 2019.

   Dice que los cooperantes de la DEA se reunieron con González el 6 de enero de 2019 en ciudad de Guatemala, donde este le explicó que era miembro del partido (1) en Guatemala y que Estrada era el candidato, y que para ser competitivo en las elecciones necesitaba que los carteles les financiaran las campañas. Le pregunto al CS1 si conocía a los grupos que estuvieran interesados y que si ganaba varias agencias del gobierno apoyarían las actividades de narcotráfico. Inclusive le dijo que el cartel que financiara podría nominar el ministro del interior que es el órgano del gobierno que se encarga de designar la policía y el de la Defensa que son los militares.

  El agente encubierto de la DEA preguntó a Estrada y a González que si el cartel financiaba la campaña querían tener acceso al gobierno a lo que los acusados respondieron que si el cártel de Sinaloa lo hacía entonces podrían nombrar a los ministros del Interior y defensa que son los que controlan los aeropuertos y puertos de Guatemala, para lo cual tenían que entregar una lista de tres de los cuales Estrada escogería a uno.

   El CS1 le dijo a Estrada y a González que el CS2 representaba a uno de los líderes del cártel de Sinaloa, Ismael "el Mayo" Zambada, y que este estaba interesado en financiar a la campaña a cambio del apoyo del gobierno de Guatemala a las actividades del cártel.

  Estrada solicitó entre 10 a 12 millones de dólares, porque necesitaba enviar un monto de dinero considerable a los 22 distritos de Guatemala para poder ganar los votos en cada distrito. También planeaba pagar dos millones de dólares a un individuo para que hiciera la campaña on line.

   El CS1 le dijo que el cártel de Sinaloa iba a enviar un cargamento de USD 30 millones en cocaína para enviarla a Nueva York y que USD 15 millones provenientes de la ventas de la droga iban a ser entregados a Estrada en Guatemala.

  El cooperante 2 de la DEA propuso enviar 6 aviones cargados de cocaína a Guatemala mensuales y que cada aeronave iba a cargar varias toneladas de cocaína, de los cuales le darían a Estrada el 10 por ciento de cada tonelada. En total, Estrada recibiría un pago por aproximadamente entre 40 y 50 toneladas de cocaína. Estrada habría acordado hacer la negociación, dice la demanda. 


   El cooperante de la DEA también le dijo que la droga con la que iban a ser financiada su campaña  iba a ser enviada a Nueva York, y de la cual recibiría USD 5 millones de dólares en un futuro muy corto.

   El 14 de febrero de 2019, González se reunió con el CS2 y un agente encubierto en una bodega en Florida. Allí acordaron contratar a un sicario para que matara a los rivales políticos de Estrada.  En una reunión posterior, el entonces candidato le dijo al cooperante de la DEA que no era necesario proceder con los asesinatos porque otra persona iba a matar al target.

   El 4 de  marzo 2019 Estrada, González, CS1 y CS2 se reunieron en la ciudad de Guatemala. En ese encuentro, Estrada le dijo que necesitaba con urgencia que el cártel de Sinaloa le pagara los gastos de la campaña. Discutieron cómo llevar el dinero y Estrada propuso que fuera a través de un Yate UC con la ruta Miami-Cuba- Guatemala. CS1 le dijo que un yate llamaría la atención de las autoridades pero Estrada le aclaró que si tenía bandera americana y era manejada por ciudadanos estadounidenses. Igual el acusado dijo que que era más fácil comprar un yate que pagar el transporte que se había discutido.

   En una reunión ocurrida el 5 de marzo, el CS1 propuso que había una persona que podía mover USD 500.000 por semana por una comisión del 12 por ciento, pero Estrada respondió que él ya había conseguido alguien que le llevara el dinero desde Miami e instruyó a CS1 para que le dijera a su fuente que enviara USD 2 millones que iban a transportar.

   En otras reuniones Estrada aseguró tener los arreglos hechos para que le trajeran el dinero de Miami a Guatemala, y que sería él mismo el que se encargaría de manejar el dinero de su campaña y que además había escuchado que gente del cártel Jalisco Nueva Generación estaban interesados en financiar también su campaña.

  El 11 de abril de 2019, el CS1 contactó a González desde Manhattan, para informarle que tenía el dinero de la campaña y le preguntó si podía viajar a Miami para recoger el dinero. El hombre acudió a la cita y fue entonces cuando fue arrestado por las autoridades norteamericanas.

viernes, 24 de enero de 2020

EE. UU. acusó a un ex-comandante de la Policía Federal de México de recibir sobornos del Chapo Guzmán

Por Maibort Petit
@maibortpetit

     El ex-comandante de la Policía Federal de México, Iván Reyes Arzate fue acusado por las autoridades de los Estados Unidos de haber recibido cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles mexicanos de la droga, en especial, de Joaquín 'el Chapo' Guzmán. El ex-policía fue presentado este viernes ante la Corte del Distrito Este de Nueva York.

  Reyes Arzate, ex oficial de la policía federal mexicana y comandante de la federación mexicana Unidades de investigación sensibles de la policía (SIU) enfrenta con tres cargos por conspiración para el tráfico de cocaína. 

    Reyes Arzate es el segundo funcionario mexicano que en las últimas semanas ha enfrentado a un juez estadounidense acusado de haber aceptar sobornos a cambio de brindarle protección a los carteles de la droga a ejercer su comercio. En diciembre de 2019, fue arrestado el ex-secretario de Seguridad Pública de México (2006-2012) durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, Genaro García Luna, con cargos similares.

     En la acusación federal, los fiscales señalan que Reyes Arzate, alias "La Reina", se declaró no culpable en la Corte Federal de Brooklyn, este el viernes por cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína. Permanecerá detenido sin derecho a fianza. Debe regresar a la corte el 19 de febrero.

    En los documentos dice que Reyes Arzate habría recibido sobornos a cambio de ayudar a El Seguimiento 39, un cártel mexicano asociado con el Cártel de Sinaloa, la Organización Beltrán Leyva y a otras organizaciones criminales dedicadas al tráfico de cocaína desde México a los Estados Unidos. 

     De 2003 a 2016, Reyes Arzate dirigió la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, que trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas del orden público de EE. UU. para combatir a los narcotraficantes, lo que le daba acceso a información confidencial sobre las investigaciones que realizan los estadounidenses. Reyes Arzate recibió sobornos de $ 290,000 por revelar la información a los narcotraficantes.

   "El acusado llevó a cabo estos crímenes en estrecha coordinación con otros funcionarios públicos corruptos en el gobierno mexicano", alegan los fiscales de la Oficina del Fiscal Federal en Brooklyn.

     El Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York,  Richard P. Donoghue,  dijo que "Reyes Arzate decidió alinearse con los narcotraficantes, corromperse a cambio de darle seguridad al paso de cantidades masivas de narcóticos ilegales a los Estados Unidos,  en lugar de servir a los ciudadanos de México que había jurado proteger".

   Donoghue aseguró que "la Fiscalía continuará trabajando incansablemente con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para hacer que los facilitadores de los carteles de la droga respondan por sus crímenes, sean quienes sean y donde quiera que estén operando". 


    Vale destacar que Reyes Arzate ya está cumpliendo una sentencia federal por participar en actividades corruptas en nombre de los carteles mexicanos: en 2018, se declaró "sin competencia" en el tribunal federal de Chicago de un cargo de conspiración y fue sentenciado a 40 meses de prisión.

     

martes, 10 de diciembre de 2019

EE. UU. arresta al exsecretario de Seguridad Pública de México del gobierno del expresidente Felipe Calderón por cargos de narcotráfico

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El gobierno de los Estados Unidos arrestó a Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México durante el gobierno del expresidente, Felipe Calderón,  por cargos de narcotráfico y por hacer falsas declaraciones a las autoridades. El exfuncionario fue mencionado por testigos del juicio de Joaquín el Chapo Guzmán de haber recibido millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa.
   La acusación fue revelada este martes en un tribunal federal en Brooklyn. En el documento, el gobierno estadounidense acusa a Genaro García Luna con tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo de hacer declaraciones falsas. 

  Dice la acusación que Genero García permitió que el Cártel de Sinaloa operara con impunidad en México a cambio del pago de sobornos millonarios.

  García Luna fue arrestado el lunes 9 de diciembre por agentes federales en Dallas, Texas, y el gobierno buscará su traslado al Distrito Este de Nueva York donde enfrenta los mencionados cargos.

  El Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue anunció que "García Luna está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos de Joaquín "El Chapo" Guzmán exlíder del Cártel de Sinaloa mientras controlaba la Policía Federal de México y era responsable de garantizar la seguridad pública de los mexicanos".

  Donoghue dijo que "El arresto de hoy demuestra nuestra determinación de llevar ante la justicia a quienes ayudan a los carteles a infligir daños devastadores en los Estados Unidos y México, independientemente de las posiciones que mantuvieron mientras cometían sus crímenes". 

  Donoghue agradeció al la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) en Nueva York y Houston, a la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, a la Oficina de Campo de Nueva York (HSI), Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) y Policía del Estado de Nueva York (NYSP) por su trabajo en el caso.

  Según la acusación y otras presentaciones judiciales del gobierno, Entre 2001 a 2012, mientras García Luna ocupaba puestos de alto rango en el gobierno mexicano recibió millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de proporcionar protección para su droga. actividades de trata de personas. 

   De 2001 a 2005, García Luna lideró la Agencia Federal de Investigación de México, y de 2006 a 2012, se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública de México, controlando la Fuerza de Policía Federal de México. A cambio del pago de sobornos, el Cártel de Sinaloa obtuvo un pasaje seguro para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden sobre investigaciones sobre el Cártel e información sobre cárteles rivales de drogas, lo que facilitó la importación de cantidades de toneladas de cocaína y otras drogas. en los Estados Unidos.

  Dice la acusación que en dos ocasiones, el Cártel entregó personalmente sobornos a García Luna en maletines que contenían entre tres y cinco millones de dólares. 

  Según los registros financieros obtenidos por el gobierno, cuando García Luna se mudó a los Estados Unidos en 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares.

  García Luna continuó tomando medidas en los Estados Unidos para ocultar su asistencia corrupta a los narcotraficantes. Específicamente, presuntamente presentó una solicitud de naturalización en 2018, en la que mintió sobre sus actos criminales pasados ​​en nombre del Cártel de Sinaloa.

  Si es declarado culpable del cargo de conspiración de drogas, García Luna enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

   La investigación fue dirigida por New York Strike Force, una unidad de lucha contra el crimen que comprende agencias policiales federales, estatales y locales apoyadas por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas y el Área de Tráfico de Drogas de Alta Intensidad de Nueva York / Nueva Jersey. 

   The Strike Force tiene su sede en la División de Nueva York de la DEA e incluye agentes y oficiales de la DEA, NYPD, NYSP, HSI, División de Investigación Criminal del Servicio de Impuestos Internos de EE. UU., Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, Aduanas y Protección de Fronteras de EE. UU., Servicio Secreto de los EE. UU., Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, Guardia Nacional de Nueva York, Departamento de Policía de Clarkstown, Guardacostas de EE. UU., Departamento de Policía de Port Washington y Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria del Estado de Nueva York.

Los cargos en la acusación formal son acusaciones, y el acusado se presume inocente a menos y hasta que se pruebe su culpabilidad, dice el comunicado de la fiscalía de NY.

  El caso del gobierno está siendo procesado por la Sección Internacional de Narcóticos y Lavado de Activos del Distrito Este y la Sección de Integridad Pública. Los fiscales federales adjuntos Michael P. Robotti, Ryan Harris y Erin Reid están a cargo de la acusación.


miércoles, 2 de octubre de 2019

Nueva acusación de EE.UU. contra el narcotraficante mexicano Vicente Carrillo Fuentes rival del "Chapo" Guzmán

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Uno de los rivales del "Chapo" Guzmán, el narcotraficante mexicano, Vicente Carrillo Fuentes fue acusado de nuevos cargos en la Corte del Distrito Este de Nueva York, informaron este miércoles los fiscales federales. El líder del cártel de Juárez se encuentra arrestado en México y los Estados Unidos están solicitaron su extradición.
Esta fotografía de Vicente Carrillo Fuentes fue proporcionada por la
Fiscalía del Distrito Este de Nueva York

De acuerdo a la acusación federal que fue reeditada,(la original fue presentada hace una década) es acusado de dirigir una empresa criminal continua, de tráfico de drogas, lavado de dinero y posesión y uso de armas para cometer delitos, anunció el fiscal de Distrito, Richard Donoghue.

La acusación señala que desde 1990 a 2014, Carrillo Fuentes, alias "El Virrey", fue responsable de importar y distribuir "cientos de toneladas" de cocaína en los EE. UU., y en sus operaciones hizo que sus sicarios asesinaran a cientos de sus rivales y aliados, secuestros, torturaran y cometieran una serie de actos de violencia contra todos aquellos que amenazaran a su cártel.

Los fiscales sostienen que Carrillo Fuentes fue responsable de la importación y distribución a los Estados Unidos de cientos de toneladas de cocaína. 

"Para asegurar el éxito de su cartel, empleó individuos para obtener rutas de transporte y almacenes para importar y almacenar narcóticos", sostienen.

Hasta 2004, Carrillo Fuentes y el Cártel de Juárez estaban muy cerca con el Cártel de Sinaloa, dirigido por Joaquín Guzmán Loera e Ismael Zambada García. alias "El Mayo". 

"Esos carteles compartieron inversiones en drogas, envíos, infraestructura de transporte y contactos con funcionarios gubernamentales corruptos para facilitar la transferencia de drogas a través de México. Las ganancias por la venta están calculadas en al menos USD 10 millones, aseguran los fiscales.


Carrillo Fuentes fue capturado por las autoridades en México en octubre de 2014. 


El fiscal Donoghue sostiene que "Esta acusación y nuestra determinación de llevarlo ante la justicia demuestran, una vez más, que si eres lo suficientemente despiadado y lo suficientemente tonto como para dirigir un cartel de drogas mexicano, tenemos una celda de la cárcel estadounidense esperándote".

Por su parte, el agente especial de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, Ray Donovan dijo que "Al igual que las fichas de dominó, otro presunto líder de un cartel mexicano de la droga se ha enamorado de su papel en liderar una empresa criminal continua que alimentó la adicción a las drogas y las relacionadas con las drogas muertes" y añadió que "El alcance del sistema judicial estadounidense va más allá de las fronteras para llevar a los narcotraficantes internacionales ante la justicia". 

miércoles, 17 de julio de 2019

El Chapo Guzmán fue condenado a cumplir cárcel de por vida

El magistrado de la Corte de Brooklyn se pronunció por el encarcelamiento de por vida del famoso narcotraficante mexicano.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La saga que comenzó con una serie de capturas, evasiones y la extradición a Estados Unidos que se produjo el 19 de enero de 2017, llegó a su fin al haber emitido el juez federal, Brian Cogan, la sentencia que somete, a partir de hoy, a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, a cumplir una condena de por vida tras las rejas. Culmina así —al menos por ahora— el proceso judicial que ante la Corte del Distrito Este de Nueva York se le siguió a uno de los más famosos narcotraficantes del mundo, quien hasta el pronunciamiento del magistrado aguardó recluido en el Metropolitan Correctional Center (MCC), una cárcel de alta seguridad ubicada en Manhattan.
En Estados Unidos, el país tal vez más afectado con los delitos del Chapo Guzmán, el juez de la causa puso fin a la “carrera” del hombre que heredó el negocio después de que el antiguo jefe del Cartel del Golfo, Osiel Cárdenas, fuera arrestado el 14 de agosto de 2003 en Matamoros, estado de Tamaulipas.

Se resumen así, con la sentencia, treinta años de vida criminal que significaron muerte y destrucción para los cientos de víctimas de la actividad de narcotráfico que comandó este capo mexicano nacido —según una de las versiones— el 4 de abril de 1957 —otros señalan el 25 de diciembre de 1954— en La Tuna, un pueblo ubicado en Badiraguato, estado de Sinaloa, en México. Hijo de dos campesinos, Emilio Guzmán Bustillos y María Consuelo Loera Pérez, quienes sumaron a la humanidad de quien hoy terminó reducido a una celda por el resto de sus días. Diez hermanos, a saber, siete hombres y tres mujeres, quienes fueron criados bajo una pobreza que contrasta con los cientos de millones dólares que logró acumular negociando con narcóticos.

Poco son los datos que se conocen sobre sus años de infancia, pero entre las versiones que circulan una refiere que estudió hasta tercer grado de primaria, mientras otras apuntan que cursó hasta sexto. Algo que ponen en duda quienes advierten que, por esa época, la educación en la zona era prácticamente un hecho extraordinario. Así que lo más probable es que el Chapo Guzmán nunca haya estudiado, pues para las familias de entonces en esos predios, lo fundamental era trabajar para enfrentar la miseria en que estaban sumidas.

Ya convertido en cabecilla del Cartel de Sinaloa, luego escalar posiciones en el de Guadalajara disuelto en 1989, Guzmán Loera alcanzó gran fama después de que se escapara de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, donde estaba recluido desde que el 9 de junio de 1993 cuando fue detenido en la frontera entre México y Guatemala y fue condenado a 20 años de cárcel por asesinatos y narcotráfico. Ya antes, el 24 de mayo de 1993, se le había escapado a la muerte en un enfrentamiento que tuvo lugar en el aeropuerto de Guadalajara.

Tras esta fuga logró pasar trece años en la clandestinidad, tiempo en el que logró acumular una fortuna que la revista Forbes calcula en USD 1.000 millones.

Fue recapturado el 22 de febrero de 2014 por la Marina mexicana en Mazatlán, pero vuelve a escabullirse el 11 de julio de 2015 de la prisión de alta seguridad de Altiplano, de donde salió a través de un túnel de 1,5 km que atravesó en moto hasta llegar a un edificio en construcción.

Los túneles, precisamente, fueron el mecanismo mayormente utilizado por el Chapo Guzmán para introducir la droga en los Estados Unidos. Decenas de estos pasadizos hizo construir bajo la frontera entre EE.UU. y México.

A partir de entonces, Joaquín Guzmán pasó a ser uno de los hombres más buscados del mundo. Por tierra, aire y mar, las autoridades procuraban atraparlo, lo que finalmente ocurrió el 8 de enero de 2016 bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, una información que se acompañó con el anuncio de su extradición a los Estados Unidos donde era ampliamente solicitado.

El traslado a territorio estadounidense materializó el 20 de enero de 2017, tras múltiples recursos y artilugios de sus abogados para evitarlo, los cuales se toparon con la negativa definitiva emitida por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, que le negó un amparo interpuesto por sus representantes legales.

En Estados Unidos Joaquín Guzmán era requerido por varios tribunales, pero su primer enfrentamiento con la justicia norteamericana era la ciudad de Nueva York. Otros cinco estados lo reclaman para procesarlo judicialmente por narcotráfico, lavado de dinero y asesinato.

Desde 2009, en la corte de Brooklyn le aguardaba el expediente con las denuncias presentadas por la fiscal Loretta Lynch, quien entregó el legajo en el que se responsabilizaba al Chapo Guzmán de introducir desde 230 kilos hasta 23 toneladas de cocaína a Estados Unidos por más de diez años.

El juicio

El proceso judicial contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera comenzó el 5 de noviembre de 2018 bajo estrictas medidas de seguridad y durante el cual se presentaron toda clase de recursos para evitar que en algún momento del mismo, el juez Cogan pudiera emitir una sentencia en su contra.

Fue acusado de codirigir durante 25 años el cártel de Sinaloa y de importar por lo menos 1.200 toneladas de cocaína, más de 49 toneladas de marihuana, más de 200 kilos de heroína y metanfetaminas a los Estados Unidos.

El 12 de febrero de 2019 el jurado determinó que el Chapo Guzmán era culpable de diez de los cargos que se le imputaban. Un juicio que sacó a la luz la crueldad con que actuó este hombre y su organización, así como la extrema violencia y corrupción que impera en los carteles de la droga.

Durante la lectura de la sentencia, Joaquín Guzmán se mostró altivo, desafiante y no mostró signos de arrepentimiento. Denunció al juez por el hecho de no haber recibido un juicio justo y de sufrir tratos "crueles e inhumanos".

El 10 de julio la fiscalía pidió una sentencia de cadena perpetua más una pena de 30 años de cárcel y hoy, 17 de julio de 2019, Brian Cogan se hizo eco de esta solicitud.