Mostrando entradas con la etiqueta blanqueo de capitales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta blanqueo de capitales. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de octubre de 2020

Conozca cuál fue el papel de los hermanos Martinelli Linares en la trama de corrupción de Odebrecht

   Supuestamente habrían actuado como intermediarios para que un alto funcionario de gobierno de Panamá entre 2009 y 2014 recibiera los sobornos de la empresa brasileña.

Por Maibort Petit

   La documentación presentada ante el Tribunal del Distrito este de Nueva York revela cómo habría sido la participación de Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, en la trama de corrupción en la cual, supuestamente, la empresa constructora brasileña Odebrecht pagó sobornos a un alto funcionario de gobierno de Panamá para obtener millonarios. Contratos entre 2008 y 2014.


   El 27 de junio de 2020, el Agente Especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por las siglas en inglés de Federal Bureau of Investigation), quien se desempeña en la Unidad de Corrupción Internacional en la División de Nueva York, presentó ante el tribunal del Distrito Este de Nueva York, detalló en una declaración jurada los detalles de la presunta participación de los Martinelli Linares en el esquema corrupto.

  El agente especial del FBI declaró que, entre agosto de 2009 y enero de 2014, los acusados Martinelli Linares, junto con otros, participaron en el esquema de soborno de Odebrecht al, entre otras cosas, actuando como intermediarios para el pago de sobornos y la provisión de otras cosas de valor que Odebrecht ofreció y entregó al Funcionario de Gobierno de Panamá. Entre otras cosas, Luis y Martinelli Linares establecieron cuentas bancarias offshore a nombre de sociedades fantasma offshore que les permitían recibir y disfrazar los pagos de sobornos de Odebrecht realizados en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá.

  En cumplimiento del esquema de soborno, aproximadamente entre agosto de 2009 y septiembre de 2015, los imputados, junto con otros, abrieron y administraron cuentas bancarias secretas a nombre de empresas fantasma en jurisdicciones extranjeras, que fueron utilizadas para recibir, transferir y entregar pagos de sobornos que Odebrecht hizo y provocó que se hicieran en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Específicamente, Luis Martinelli y Ricardo Martinelli establecieron sociedades pantalla en jurisdicciones extranjeras; sirvieron como signatarios de algunas de las cuentas bancarias de la empresa fantasma; y realizaron transferencias electrónicas a través de la estructura de las cuentas bancarias de la empresa fantasma para ocultar y gastar las ganancias del soborno.

   Entre 2009 y 2012, los demandados abrieron cuentas bancarias en Suiza con el propósito de recibir, transferir y entregar pagos de sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Esto ocurrió utilizando la Compañía Offshore A el Banco; la Compañía Offshore B el Banco 2; la Compañía Offshore C el Banco 3; la Compañía Offshore del Banco 4; y la Compañía Offshore E, la Compañía Offshore F, la Compañía Offshore G y la Compañía Offshore H, todas en Banco 5.

   Explicó Lewandowski que la apertura y operación de las Cuentas de Sociedades Offshore se hizo con el objetivo de promover, asistir, facilitar, encubrir y actuar como intermediarios para el pago de sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Esto para que la citada Odebrecht obtuviera una ventaja comercial indebida para suscribir contratos en Panamá.

  Entre 2009 y 2012, las Cuentas de Sociedades Offshore recibieron aproximadamente USD 28 millones en sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Al menos USD 19 millones de los ingresos de esos sobornos se transfirieron a través de cuentas bancarias corresponsales de EE. UU., entre ellos Banco 6 y el Banco 7 en Nueva York, Nueva York, a las cuentas de empresas offshore.

  El agente del FBI refirió que los registros financieros muestran que el 27 de julio de 2010, se hizo una transferencia bancaria de USD 350.000 dólares desde una cuenta bancaria de una empresa fantasma en el extranjero controlada por Odebrecht y ubicada en Portugal, a la cuenta de la Compañía A en el Banco 1, a través de una cuenta en Bank 6 en Nueva York, Nueva York.

 Después, los acusados Luis Martinelli y Ricardo Martinelli, realizaron numerosas transacciones financieras adicionales a través de bancos estadounidenses, algunos Nueva York, que involucraron el producto de los pagos de sobornos de Odebrecht.

  El 11 de febrero de 2013, el demandado Luis Martinelli transfirió USD 346.500.00 de la cuenta de la Compañía Offshore I en el Banco 2, a través de una cuenta en el Banco 6 en Nueva York, a una cuenta en Nueva Jersey en el Banco 9. Los registros obtenidos de un corredor de yates en Nueva York muestran que esta transferencia fue un pago parcial por la compra de una embarcación.

  Entre estas operaciones irregulares, el agente del FBI menciona que el 12 de noviembre de 2013, los demandados transfirieron USD 899.978,32 de la cuenta de la Compañía Offshore A en el Banco 1, a la Compañía Offshore E cuenta en Bank 5, a través de una cuenta en el Banco Corresponsal 3 en Nueva York.

  El 10 de diciembre de 2013, los acusados transfirieron USD 30.887,21 de la cuenta de la Compañía Offshore A en el Banco 1 a la cuenta E de la Compañía Offshore en el Banco 5, a través de cuentas en el banco 8 en Nueva York.

  El 26 de agosto de 2015 Luis Martinelli transfirió USD 570.000 de la cuenta de la Compañía Offshore I en el Banco 2 a través de una cuenta en el Banco 6 en Nueva York, a una cuenta en el Banco 6 en Florida. Los registros muestran que esta transferencia fue un pago parcial por la compra de un condominio en Miami por una corporación de Florida a nombre de Luis Enrique Martinelli Linares.

  El agente especial del FBI solicitó a la corte que emitiera órdenes de aprehensión en contra de Luis Martinelli y Ricardo Martinelli.

Declaración del agente del FBI

  En esa misma fecha, en su declaración jurada ante el juez Robert M. Levi, titular del Tribunal del Distrito Este de Nueva York, Michael Lewandowski, pidió el sellado de los documentos de la investigación.

  El agente Lewandowski solicitó que se  sellaran todos documentos presentados en apoyo de su solicitud, incluida la denuncia y las órdenes de arresto relacionadas, dado que se corresponden a una investigación criminal en curso que no es pública ni conocida por todos los objetivos de la averiguación.

  Alertó al juez de que no todos los implicados serían arrestado en ese momento y subrayó que tanto Luis como Ricardo Martinelli Linares se encontraban en libertad, requiriéndose el sellado de los documentos para evitar que los imputados fueran detenidos y procesados.

  El gobierno señala como excepción limitada al sellado, compartir la denuncia y/o las órdenes de arresto relacionadas con otras agencias de aplicación de la ley.

Declaración de la Fiscal en apoyo a la extradición

  El 27 de julio de 2020, la Fiscal Federal Auxiliar del Distrito Este de Nueva York, Julia Nestor, declaró bajo juramento ante el Juez de primera instancia de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Robert M. Levy, en apoyo a la solicitud de extracción de Luis Enrique Martinelli Linares.

   Nestor trabajó en el caso contra Luis Enrique Martinelli Linares, titulado Estados Unidos contra Ricardo Alberto Martinelli Linares y Luis Enrique Martinelli Linares, numerado 20-M- 498, surgido de una investigación a Odebrecht S.A., empresa brasileña que opera en 27 países y que promovió un esquema de soborno masivo y lavado de dinero en el que participaron los acusados.

Los cargos

  Refiere Julio Nestor que un Juez de Primera Instancia del Distrito Este de Nueva York firmado una demanda el 27 de junio de 2020 contra Luis Enrique Martinelli Linares, acusándolo de conspiración para cometer lavado de activos, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 195 (h), 1956 (a) (I) (B) (i), 1956 (a) (2) (A) y 1957; y luego se emitió una orden de arresto en su contra, por parte de un Juez Magistrado del referido circuito judicial.

   Este juez magistrado acusó a Luis Enrique Martinelli Linares, el 20 de julio de 2020, de conspiración para cometer lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1956 (h), 1956 (a) (1) (B) (i), 1956 (a) (2) (A) y 1957; de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1956 (a) (1) (B) (i) y 2; y de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1957 y 2.

  Explica la fiscal que acumuló todas las diligencias judiciales practicadas contra Luis Martinelli como es la práctica frecuente en al Tribunal del distrito Este de Nueva York.

  La fiscal Nestor explica que según las leyes de Estados Unidos el delito de conspiración es simplemente un acuerdo para violar leyes penales, subrayando que el acto de combinar y acordar con una o más personas para violar la ley estadounidense es un crimen en sí mismo. Tal acuerdo no necesita ser formal y puede ser simplemente un entendimiento verbal.

  En este sentido, Julia Nestor refiere que la Demanda Enmendada acusa a Luis Enrique Martinelli Linares de conspiración para cometer lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h). Añade que respecto al cargo de conspiración para cometer lavado de activos se debe acreditar que el imputado celebró un acuerdo con una o más personas para cometer lavado de activos. La pena máxima de prisión por este delito es una pena de 20 años de prisión.

  La fiscal dice que respecto a los dos delitos de encubrimiento de lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (1) (B) (i) que también se le imputa a Luis Martinelli, se debe demostrar que este realizó o intentó realizar una transacción financiera que involucraba bienes que constituían el producto de un delito de soborno a un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá; que este sabía que la propiedad involucrada en la transacción financiera era producto de alguna forma de actividad ilícita; y que también sabía que la transacción fue diseñada total o parcialmente para ocultar o disfrazar la naturaleza, ubicación, fuente, propiedad o control del producto de un delito de cohecho de un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá. La pena máxima de prisión por una violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (1) (B) (i), según se imputa en la Demanda Enmendada, es una pena de 20 años de prisión.

  Igualmente, la Demanda Enmendada también acusa a Luis Martinelli Linares de dos delitos de gastos de lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957, por lo que se debe demostrar  que participó o intentó participar a sabiendas en una transacción monetaria; que involucraba bienes de origen criminal; que la propiedad tenía un valor superior a USD 10.000; que la propiedad, de hecho, se derivó de un delito de cohecho de un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá; y que la transacción ocurrió en Estados Unidos. La pena máxima de prisión por una violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957, según se imputa en la Demanda Enmendada, es una pena de 10 años de prisión.

  A Luis Enrique Martinelli Linares también se le señala de cometer dos delitos de encubrimiento de lavado de dinero y dos delitos de lavado de dinero de gastos al ayudar e incitar a los delitos, según lo dispuesto en el Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 2.

  Luego de otras consideraciones, Julia Nestor refirió al juez Levi que revisó a fondo el estatuto de limitaciones aplicable, comprobado que los cargos que se le imputan a Luis Martinelli se ajustan a la norma.

  Manifestó que Estados Unidos probará su caso contra Luis Enrique Martinelli Linares a través de varios tipos de evidencia, incluida información obtenida de testigos, registros bancarios, documentos de propiedad de la corporación, correos electrónicos y otras pruebas.

Los hechos

  La investigación señala que entre 2001 y 2016, Odebrecht, a través de algunos de sus empleados y agentes, y junto con otros co-conspiradores, participaron en un esquema de soborno masivo en el que los conspiradores acordaron con otros pagar corruptamente más de USD 700 millones en sobornos a servidores públicos, funcionarios extranjeros, partidos políticos extranjeros, funcionarios de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros para obtener y retener negocios en varios países del mundo, incluidos los funcionarios públicos y los servidores públicos en Panamá.

  Odebrecht ocultó la naturaleza, el origen, la propiedad y el control del producto de los beneficios del esquema de soborno al canalizar los ingresos del esquema a través de cuentas bancarias de empresas fantasma en el extranjero a los beneficiarios finales de los sobornos.

 Se identificó a Luis Enrique Martinelli Linares como un intermediario que aceptó y blanqueó pagos de sobornos de Odebrecht en nombre del “Funcionario del Gobierno de Panamá”, un alto funcionario del gobierno de ese país, entre 2009 y 2014, que era un familiar cercano suyo.

  Entre agosto de 2009 y julio de 2014, Luis Enrique Martinelli Linares y su hermano Ricardo Alberto Martinelli Linares, junto con otros, participaron en el esquema de soborno de Odebrecht al, entre otras cosas, actuar como intermediarios de pagos corruptos y la provisión de cosas de valor que Odebrecht ofreció y entregó al Funcionario de Gobierno de Panamá. Los acusados establecieron cuentas bancarias offshore a nombre de sociedades fantasma offshore para recibir y disfrazar los pagos de sobornos de Odebrecht realizados en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá.

  Desde agosto de 2009 hasta septiembre de 2015, Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares, junto con otros abrieron y administraron cuentas bancarias secretas a nombre de empresas pantalla en jurisdicciones extranjeras, las cuales se utilizaron para recibir, transferir y entregar los pagos de sobornos que Odebrecht hizo en beneficio del Funcionario de Gobierno de Panamá.

   Específicamente, los demandados establecieron sociedades fantasma en jurisdicciones extranjeras; sirvieron como signatarios de algunas de las cuentas bancarias de la empresa fantasma; y las transferencias electrónicas enviadas personalmente y provocadas a través de la estructura de las cuentas bancarias de la empresa fantasma para ocultar y gastar las ganancias del soborno.

 


 


 


 


 


miércoles, 4 de octubre de 2017

Juicio contra red que lavó más de $100 millones a funcionarios chavistas se iniciará en noviembre en Nueva York

Por Maibort Petit
@maibortpetit


El juicio contra Luis Javier Díaz y Luis Díaz, padre e hijo, acusados de lavar al menos 100 millones de dólares a funcionarios chavistas a través de una empresa de venta de materiales de construcción ubicada en ciudad Doral se iniciará el 6 de noviembre de 2017 en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El caso de Luis Javier Díaz y Luis Díaz se encuentran  actualmente en la ciudad de Miami, en libertad bajo fianza, luego de haber pagado de $250 mil dólares cada uno en el mes de enero en el tribunal de Nueva York. La corte confiscó los pasaportes  de los dos acusados cuando fueron arrestados en diciembre de 2016 en el estado de la Florida.

Los cargos 

Luis Díaz de 74 años y Luis Javier Díaz de 49 años fueron acusados de “conspirar para lavar dinero de origen ilícito y operar un negocio de transferencia de dinero internacional sin poseer las licencia que establecen las leyes norteamericanas”. En combinación con unas empresas constructoras venezolanas, la compañía de los dos hombres logró lavar unos 100 millones de dólares, según la acusación de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

El gobierno federal acusa a los dos hombres de haber violando lo establecido en el título 31 del Código de los Estados Unidos, en su secciones 1956 (a) 2 (A).

El arresto 

El 19 de diciembre de 2016, el juez Ronald L. Ellis ordenó oralmente levantarle el sello a la acusación contra los dos acusados que fueron arrestados el día 20 de diciembre de 2016 en Miami. Los sujetos fueron llevados dos días después de su detención ante un juez de la Corte del Distrito Sur de la Florida. Ambos se declararon culpables de los cargos por los cuales habían sido apresados, según los récords judiciales.

En esa primera audiencia de presentación, que se realizó el 22 de diciembre de 2016 y que duró apenas 15 minutos, el juez del Distrito Sur de la Florida, Jonathan Goodman leyó los cargos a los dos acusados. El abogado George Vila, gestionó ante las autoridades la fianza que finalmente fue fijada por en el magistrado en un cuarto de millón de dólares. Los dos empresarios salieron en libertad.

Posteriormente, el 31 de enero de 2017, los defensores de Luis Díaz y Luis Javier Díaz pidieron al juez una autorización para viajar a la ciudad de Orlando para participar en una serie de subastas de material de construcción pesado, alegando que sus empresas requieren ese tipo de mercancía para seguir produciendo. El juez les otorgó el permiso desde el 1 al 11 de febrero de 2017. 

Nueva York es la jurisdicción del caso

El 6 de febrero de 2017, los dos acusados se trasladaron a la ciudad de Nueva York, donde el juez James L. Cott realizó la audiencia de presentación inicial. Ese mismo día la corte autorizó a José Manuel Quiñon como abogado de Luis Javier Díaz y Luis Díaz.
El juez Cott dijo que las condiciones se mantenían hasta el 13 de febrero de 2017 cuando se produciría la próxima cita. No obstante, por razones que no fueron explicadas en el expediente el día 6 de febrero de 2017 se procedió a cerrar el caso formalmente y dicho expediente fue enviado a la sala de archivos.

En mayo 2017 el caso regresó a la corte, y fue anunciado un calendario de actividades, que incluye, inclusive, un juicio con jurado podría celebrarse en el mes de noviembre de 2017. Los abogados mencionados en el expediente no han hecho comentarios sobre el caso, ni respondieron a las llamadas.

El caso

Luis Díaz y Luis Javier Díaz son propietarios de la empresa exportadora de equipos de construcción en el estado Florida, Miami Equipment & Export. El gobierno de los Estados Unidos los acuspó de haber transferido ilegalmente más de 100 millones de dólares de negocios principalmente en Venezuela a cuentas de bancos estadounidenses y otras entidades extranjeras pertenecientes a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y de su antecesor, Hugo Chávez.

La denuncia penal contra los acusados fue presentada en la corte federal de Manhattan por la fiscalía de distrito y los acusa de “conspirar para cometer lavado de dinero y operar un negocio de transferencia de dinero sin licencia”.

El caso se produjo en medio de investigaciones del Departamento de Justicia estadounidense que se han centrado en individuos vinculados al gobierno venezolano y su presunta participación en varios esquemas de soborno, lavado de dinero y narcotráfico.

Según la demanda, la empresa de la familia, a partir de 2010, facilitó cientos de transferencias de fondos a los Estados Unidos en nombre de un gran consorcio -sin nombre revelado hasta ahora- de empresas de construcción venezolanas.

Las empresas venezolanas transfirieron por lo menos 100 millones de dólares a la empresa familiar de los Díaz, que a su vez, envió fondos a cuentas bancarias en varios países en nombre de los empleados y asociados del consorcio venezolano, según la denuncia.

A petición del consorcio, también transfirieron dinero a funcionarios del gobierno venezolano, entre ellos uno que supervisó la adjudicación de ciertos contratos que las empresas  del Estado venezolano violando las leyes de licitación, alega la demanda contra los dos hombres residentes del estado de la Florida.

Dice que en 2012, la firma de la familia recibió 4,36 millones de dólares del "consorcio venezolano", de los cuales US $ 1,45 millones fueron destinados a una empresa portuguesa controlada por un venezolano con vínculos con funcionarios del gobierno chavista.

El pago, según un correo electrónico de un funcionario venezolano, fue descrito en una factura como “pago parcial de asesoría en compras, pruebas, pre-emisión y puesta en marcha”, dice la querella.

De los fondos restantes, cerca de 2,55 millones de dólares se destinaron a una compañía “off shore” de las Islas Vírgenes Británicas controlada por ejecutivos del consorcio venezolano, mientras que la compañía de la familia Díaz recibió una cuota de 87.218 dólares, según las averiguaciones.

Durante el período en investigación, la empresa española controlada por el individuo vinculado a funcionarios venezolanos recibió al menos 17 millones de dólares.

Otros 41,4 millones de dólares se transfirieron a tres compañías controladas por empleados de las constructoras venezolanas, de acuerdo con la demanda. 

Luis Díaz jr es representado por el abogado Vincent Flynn y Luis Javier Díaz por José Quiñon.

lunes, 17 de julio de 2017

Miami y Nueva York se afianzan como centros para el lavado de dinero

Por Maibort Petit
@maibortpetit 

La legitimación de capitales provenientes de actividades delictivas ha encontrado en estas ciudades estadounidenses un nicho para que las mafias y organizaciones criminales las prefieran para darle a su dinero sucio, visos de legalidad.


Ocupar los primeros lugares no siempre es bueno, sobre todo si, como en el caso de Miami y Nueva York, se ubican a la cabeza de las ciudades preferidas por las mafias y la industria criminal, para lavar el dinero proveniente de su actividad delictiva. 
En el caso de la ciudad ubicada al sur del estado de la Florida, los ranking la señalan como un destino preferente de los capitales mal habidos para legitimarlos través de operaciones en el sector inmobiliario y diversas actividades del sistema productivo de la zona.

El lavado o blanqueo de capitales comprende tres etapas, según explican los especialistas en la materia, a saber, la colocación, la estratificación y la integración al sistema financiero.

La colocación

Así tenemos que la referida primera etapa de colocación comprende el traslado o movilización del dinero desde su fuente base que es la actividad delictiva, al destino que servirá para la legitimación. Este movimiento se hace de manera camuflada, es decir mediante una operación aparentemente legal que lleva el dinero a instituciones financieras, establecimientos comerciales, casinos, casas de cambio o cualquier otro tipo de negocios.

Con la colocación, los criminales lo que buscan es deshacerse a la mayor brevedad del dinero en efectivo.

Para llevar a cabo esta actividad, sus protagonistas requieren del concurso y complicidad de las instituciones financieras o bancos, que les dé entrada al dinero sin activar los mecanismos de seguridad pertinentes que permitirían detectar la operación fraudulenta. El contrabando de divisas mediante instrumentos monetarios,  suele ser una de las formas predilectas de hacer colocaciones por parte de los agentes del crimen organizado.

Para la colocación, el intercambio de divisas también es una vía que sirve para cumplir con este cometido que es llevado a cabo en economías que transitan momentos de transición hacia la liberalización de los mercados.

Otra forma son los agentes de valores, quienes facilitan las operaciones de lavado mediante de grandes depósitos de dinero en efectivo que sirven para ocultar el origen de los fondos.

Y es que el dinero mal habido se oculta con suma facilidad entre grandes cantidades. Así mezclado el capital legítimo con el ilegítimo, puede burlar los controles y darle ingreso a instituciones financieras donde adquieren apariencia legal. Destinar el dinero ilegítimo a la constitución de empresas de maletín o de fachada es también una estrategia para colocar el dinero sucio.

Obviamente, la compra de activos nunca se descarta como vía para la legitimación de capitales, operaciones que con frecuencia se hacen con dinero en efectivo con el objetivo de hacer cambiar de apariencia al capital ilícito y darle una fachada con visos de legalidad y menos ostensible que el dinero contante y sonante.

La estratificación

La segunda etapa, la de estratificación, tiene como fin ocultar el dinero dentro de un entramado y complejo conjunto de operaciones segmentadas que generan confusión e impiden la visualización de la actividad irregular, haciendo más dificultoso su rastreo.

Una manera de hacer esto puede ser el cambio o transformación de instrumentos monetarios en varias sumas pequeñas. Aquí la operación consiste en tomar el dinero previamente colocado en el sistema financiero y transformarlo en cualquiera de los instrumentos monetarios de que dispone la banca como giros bancarios o postales.

Adquirir bienes materiales que luego son revendidos es también una forma de estratificación.

La integración

La tercera etapa del proceso de lavado de dinero es la integración, la cual persigue ofrecer una apariencia de legalidad y legitimidad a los fondos ilícitos a través de su reingreso en el sistema económico mediante la realización de operaciones, sean personales o comerciales, que se tienen como cotidianas en el mercado.

El dinero adquiere la apariencia de una ganancia normal de trabajo al ser reinsertado en la economía. Compra de bienes raíces, de objetos suntuosos o inversión en proyectos comerciales, entre otras actividades.

Aunque guarda similitud, no debe confundirse con la estratificación.

Durante esta etapa de integración el lavador de dinero tiene la oportunidad de obtener ganancias y hacer incrementar el capital proveniente del delito. 

Los métodos conocidos que suelen usarse para la integración son la venta de las propiedades, la constitución de empresas fachada, los préstamos falsos.

La banca extranjera es una vía muy utilizada para estas actividades y para ello la complicidad de los funcionarios de gobierno es vital.

Llevar a cabo importaciones justificadas mediante facturas falsas por parte de las empresas de importación y exportación que se alían con las mafias y logran integrar así las ganancias ilegales a la economía, es igualmente una vía para concretar la integración. 

El entramado

En los distintos mercados de Estados Unidos es posible palpar la tendencia especulativa imperante y que se dirige principalmente hacia las propiedades comerciales. 

Los grandes flujos de inversión que tienen lugar entre Estados Unidos y China es ejemplo de lo anterior.
Son operaciones perfectas para este tipo de actividad delictivas y que se llevan a cabo a través de empresas fachada, cuyos propietarios son muy difíciles de identificar, incluso para los investigadores del FBI.

Estados Unidos ha mantenido una política que prioriza y favorece la inversión extranjera en su territorio, siendo la compra de bienes raíces una de las principales maneras de que dicha inversión tenga lugar.

Pero del mismo modo en que el mercado inmobiliario es atractivo para los inversionistas legales, también lo es para los lavadores de dinero. Así, los bienes raíces son especialmente tentadores para los inversionistas sombríos. Además, este tipo de inversión contribuye al alza de los precios de las viviendas, por ejemplo, especialmente en aquellas ciudades con restricciones de oferta.

Para el economista inmobiliario, John Roussel, obligar a la divulgación de la identidad de los propietarios contribuiría enormemente a la reducción de los precios de los inmuebles.

En ciudades como Nueva York la renta media se ha incrementado en 20 por ciento en el último quinquenio, este problema se agudiza aún más y el déficit de vivienda empuja la inflación. 

Como dato curioso, por ejemplo, está el hecho de que las compra de bienes raíces por parte de extranjeros en lujosos barrios hace que se incremente el problema de la escasez de viviendas pero con el agravante de que los condominios que se muestran agotados, se encuentran vacíos, nadie vive en ellos. Se trata de inmuebles comprados como inversión y no para destinarlos para vivienda.

El problema se agrava cuando se comprueba que también la actividad terrorista busca destinar sus capitales al mercado de bienes raíces usando para ello empresas fachada. Algunas iniciativas legislativas, por tanto, están apuntando a tratar de regular esta situación obligando a las empresas compradoras a presentar información sobre la identidad de los beneficiarios de las operaciones al Departamento del Tesoro.

Sin embargo, los agentes de lavado de dinero y la corrupción pueden evadir todos estos mecanismos al hacer sus adquisiciones en dinero en efectivo.

Una alternativa para desestimular las inversiones en bienes raíces destinadas a legitimar capitales, pudiera ser la imposición de impuestos a las propiedades desocupadas.

Las compañías anónimas son, según lo ha denunciado el Grupo de Acción Financiera que agrupa a varios gobiernos en el combate del lavado de dinero, una figura que en Estados Unidos favorece esta actividad ilícita que también se ve incentivada por los fuertes derechos de privacidad que la ley otorga a las empresas en esa nación. 

La acción del estado debe dirigirse, por tanto, a mantener el prestigio de Estados Unidos como lugar idóneo para las inversiones y al mismo tiempo garantizar que dicha buena fama no se vea enturbiada por las facilidades que permiten que el dinero ilícito encuentre cabida para legitimarse. La transparencia, estiman los expertos, contribuirá a mantener el buen nombre de la nación estadounidense al mantener distantes a los capitales sombríos.

domingo, 25 de junio de 2017

Congresistas de EEUU piden investigar socio salvadoreño de Tareck El Aissami, José Luis Merino

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Un grupo de congresistas republicanos y demócratas solicitaron al Departamento del Tesoro investigar  las actividades de político salvadoreño, José Luis Merino, uno de los máximos dirigentes en el FMLN. En la misiva advierten las razones por las cuales Merino puede representar una amenaza para la seguridad de Estados Unidos. 
Merino ha sido señalado en otras averiguaciones federales como socio del actual vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, sancionado por el Departamento del Tesoro por sus vínculos con el narcotráfico y el terrorismo internacional.

En la misiva, los congresistas republicanos y demócratas  informan al Secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin sobre los esfuerzos que realizan los Estados Unidos para combatir el crimen y la violencia en Centroamérica, para lo cual el país ha invertido más de $1.4 billones de dólares en la región en los últimos dos años. Sin embargo -dicen los parlamentarios- la asistencia financiera externa no es suficiente, "el secretario del Tesoro tiene las herramientos únicas para negar el acceso de criminales al sistema financiero norteamericano".

En la carta -firmada el 19 de junio de 2017- los parlamentarios piden a Mnuchin ampliar averiguaciones sobre el empresario y político salvadoreño José Luis Merino.

Los diputados norteamericanos advierten que diferentes fuentes indican que la estructura financiera controlada por José Luis Merino, quien además es vice Ministro de Exteriores de El Salvador, ha logrado blanquear cientos de millones de dólares provenientes del grupo terrorista colombiano las Farc, así como de elementos corruptos del gobierno de Venezuela y otros grupos criminales que buscan lavar dinero socio.

Señalan que Merino juega un rol protagónico en múltiples organizaciones criminales que operan a lo largo y ancho de América Latina, constituyendo una amenaza significativa para los EEUU. "Creemos esta investigación está en el interés de la Seguridad Nacional de los Estados Unidos y puede ayudar a las fuerzas del orden  a identificar  y  apagar las actividades ilegales realizadas en el sistema financiero estadounidense".

Los 14 congresistas pidieron al secretario del Tesoro que aplique su autoridad de acuerdo a lo previsto en la "Ley de Designación de Capos Internacionales para investigar los vínculos de actividades bancarias del ciudadano salvadoreño José Luis Merino, conocido también por su nombre de guerra o alias de guerra como Comandante Ramiro Vásquez”.

Merino es uno de los miembros más antiguos del FMLN, asesor del conglomerado ALBA Petróleos, exdiputado del Parlamento Centroamericano y ahora viceministro para la Inversión y el Financiamiento para el Desarrollo en el Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Los parlamentarios estadounidenses denunciaron que Merino tiene “relaciones de varios años con redes de crimen organizado transnacionales, que son objetivo de investigación en Estados Unidos por tráfico de cocaína y lavado de dinero”.

En la carta, los parlamentarios advirtieron que las operaciones que dirige Merino han resultado en una “riqueza inexplicable”, cómo ha trasladado apoyo a las FARC (guerrilla de Colombia, en proceso de pacificación) y a personas acusadas de corrupción en Venezuela, mientras mueve el dinero a “puerto seguro”.

Otras investigaciones 

Varias investigaciones federales han acumulado evidencias que señalan que José Luis Merino habría supuestamente utilizado una red de bancos en Centroamérica y el Caribe para blanquear millones de dólares provenientes del narcotráfico, el contrabando ilegal de oro, diamantes y cortan, y de actividades terroristas.  

De acuerdo a datos de los investigadores, Merino ha usado un conglomerado financiero, cuyo capital creció desde el 2006 hasta la actualidad, de una manera inexplicable y que ha llegado a establecer asociaciones con entidades bancarias norteamericanas, para lavar dinero provenientes de la industria criminal.  Gracias a su cargo en el gobierno de El Salvador, Merino tiene el privilegio de viajar con pasaporte diplomático. 

José Luis Merino ha sido identificado además como uno de los socios más poderosos del vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami quien fue incluido en febrero de 2017 en la lista de la OFAC por sus vinculaciones con el narcotráfico internacional y  el terrorismo islámico, junto a otro de sus testaferros, Samark  José López Bello. A los dos venezolanos les fueron congelados sus bienes en los Estados Unidos, incluyendo lujosos apartamentos y mansiones ubicadas en el estado de la Florida.

José Luis Merino habría permitido que Tareck El Aissami usara la poderosa estructura financiera conformada por uno de los conglomerados bancarios más poderosos de Centroamérica para lavar millones de dólares provenientes del narcotráfico, contrabando de oro, combustibles y otros fondos de origen ilegal, según reseña un informe de inteligencia elaborado por agentes federales estadounidenses al que tuvo un acceso parcial.

Se asegura que Merino es asesor de las FARC y está encargado de manejar una parte de las finanzas de ese grupo terrorista. Desde el 2006, Merino está ligado a Alba Petróleo lo que le ha permitido obtener incontables beneficios económicos y una amplia influencia en la región.

La carta fue firmada por diputados de Subcomité de Asuntos Hemisférico del Comité de Asuntos Exteriores: Albio Sires, Jeff Duncan, Eliot Engel, Mario Díaz -Balart, Joaquin Castro, Ileana Ros-Lehtinen, Gregory W. Meeks, Carlos Curbelo, Adriano Espaillat, Christopher, Norma J. Torres, Ted. S. Yuho, Robin L. Kelly y Michael T. McCaul.










martes, 2 de mayo de 2017

SEGUNDA PARTE: Empresarios vinculados a Tarek William Saab acusados por EEUU de la lavado de dinero proveniente del narcotráfico

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Los empresarios vinculados al exgobernador del estado Anzoátegui y actual Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, Alejandro Josue Koury Guevara y Elías Ramón Ruiz Mazzeo fueron acusados en la Corte del Distrito Sur de Nueva York por lavado de dinero proveniente del narcotráfico en el año 2012. El gobierno de los Estados Unidos congeló dos cuentas que los sujetos tenían en el Citibank de Manhattan y expropió el dinero objeto del blanqueo. 
El entonces fiscal de Nueva York, Preet Bharara demandó a Ruíz Mazzeo y Koury Guevara por blanqueo de capitales en afiliación al cártel Serna de Medellín. En la acusación, fechada el 4 de mayo de 2012, la fiscalía neoyorquina señala que los dos demandados introdujeron al sistema financiero norteamericano miles de dólares provenientes del narcotráfico a través de dos cuentas bancarias. La primera cifrada con el número 9115080716 a nombre de Ruíz Mazzeo y Koury Guevara por $321,838,49 y la segunda una cuenta de ahorros N-9117573894 con un monto de $32,469,15. Ambas cuentas del Citibank fueron congeladas y los fondos expropiados.
La acusación de la fiscalía se basó en la violación del título 18 del Código de los EEUU en sus secciones 981 (a)(1)(1) y 984 que establece la autoridad del gobierno de confiscar dinero proveniente de la actividad criminal.
En la acusación se señala que las evidencias fueron recolectadas durante una investigación sobre lavado de dinero proveniente de las drogas realizada por la Agencia Antinarcóticos de los EEUU, DEA y otros entes federales. 

Destaca el documento de la fiscalía que "la necesidad de blanquear dólares provenientes del narcotráfico ha crecido debido a la venta masiva de cocaína y heroína proveniente de Sudamérica. Esa droga se vende en los Estados Unidos en pequeñas porciones y por lo general en efectivo que es difícil de detectar, lo que ha obligado al gobierno a reforzar las regulaciones en materia de blanqueo de capitales y colocando alertas a los depósitos que se hacen en pequeños montos en cuentas en bancos estadounidenses. La alerta es mayor cuando se hacen transferencias bancarias desde países como Colombia y Venezuela, entre otros, donde los narcotraficantes tienen sus bases de operaciones y buscan limpiar el dinero proveniente de la industria criminal".

Dice la acusación que uno de los métodos más usados por los narcos venezolanos y colombianos es el uso del mercado negro del peso, porque escapa a cualquier regulación legal de los Estados Unidos y de otros países.

El documento señala que los narcotraficantes colombianos generan un esquema tripartita, a través del cual designan un contacto en EEUU (conocido como corredor de dinero o broker en inglés) con quien acuerda proporcionarle pesos colombianos a cambio de dólares que se han generado de la venta de drogas en norteamérica.  En este esquema, el broker recoge el dinero de las ventas de drogas, que por lo general son miles de dólares de parte de los "representantes de venta", negocia los dólares con clientes locales en EEUU, mientras tanto en Colombia, el narcotraficante paga a los traficantes que venden la droga, y la comisión del broker en pesos. Cuando está transacción se realiza se produce el blanqueo de los dólares. Ese proceso se realiza nuevamente, tantas veces sea necesario.

A su vez, el broker debe conseguir mecanismos para hacer su trabajo sin ser captado. Este debe buscar personas o negocios que deseen cambiar dólares por pesos. Las empresas o empresarios que necesitan pagar cuentas o servicios en dólares llegan acuerdos con el broker para comprar dólares a través del sistema financiero colombiano. El broker deposita pequeñas cantidades de dinero en las cuentas que de sus clientes que por lo general son empresarios o de los negocios que mueven dinero en EEUU.

La operación de la DEA

La operación encubierta donde fueron capturadas las cuentas de  los acusados, Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro J. Ruíz Mazzeo, se produjo con informantes confidenciales infiltrados por la DEA en los cárteles de la droga que actúan en Medellín, Colombia, específicamente, en el cártel dirigido por Javier Calle-Serna y el grupo de brokers de dinero que trabaja para esa organización criminal.

El testigo confidencial de la DEA obtuvo por parte de miembros del cártel de Calle Serna o de los broker afiliados los teléfonos celulares de individuos en los Estados Unidos que necesitaban lavar dinero. Luego de decodificar la información, el CS-1 o testigo confidencial entregaba la información a la DEA para que actuara en consecuencia. Agentes encubiertos se unían a la operación que los llevaba directamente a las cuentas de los individuos que lavaban el dinero.

La acusación dice que los agentes encubiertos se infiltraron y actuaron como brokers anónimos que recogían el dinero. Los intercambios solían ocurrir en lugares públicos y las transacciones era de miles de dólares. Por lo general, las grandes cantidades de dinero eran escondidas en maletas, bolsas o cajas para ser intercambiadas en las calles o en estacionamientos. Después de recoger el dinero, los agentes encubiertos de la DEA lo depositaban en las cuentas, y luego los miembros del cártel y los brokers afiliados enviaban las instrucciones para transferir el dinero a otras cuentas.

Desde diciembre de 2009 hasta marzo de 2012, los agentes encubiertos de la DEA recogieron cientos de miles de dólares. Los agentes actuaron bajo la conducción de una investigación realizada en el Distrito Sur de Nueva York, y se logró hacer acusaciones a varios miembros y afiliados al cárcel de Serna que participaron en operaciones continuas en el esquema de lavado de dinero.

Uno de los narcotraficantes del cártel Serna,  Amado Imachi-Tulcán y dos brokers, Javier machado y Richard Casanova fueron acusados el 7 de noviembre de 2011 de conspirar para lavar dinero proveniente del narcotráfico en los EEUU.

Durante el curso de las investigaciones de la DEA, se descubrió que las cuentas de Alejandro Josue  Ruíz Mazzeo y Elías Ramón Koury Guevara formaban parte de la red de blanqueo de dinero del narcotráfico.

El 12 de abril de 2011 uno de los agentes confidenciales de la DEA fue contactado por un broker de dinero colombiano afiliado al cártel Serna quien solicitó que fuera a recoger $350 mil dólares en efectivo en Queens, NY. El 13 de abril el agente encubierto recogió $339.950 dólares entregados por un sujeto X luego de una conversación. 

El 18 de abril de 2011, siguiendo las instrucciones del broker 1 al testigo (CS1), la DEA envió dos transferencias de $159.741, 50  a una cuenta corriente. 

El 25 de abril de 2011, otro oficial encubierto de la DEA, UC-2 se comunicó con otro broker afiliado al cártel Serna para que fuera a recoger $500.000 en Santurce, Puerto Rico. El 27 de abril de 2011 otro agente encubierto de la DEA recogió $560.890 de otro individuo luego de una conversación.

En mayo 4 de 2011, el broker-2 dió instrucciones y la DEA y envió seis transferencias de $299,805 a la cuenta corriente de los dos acusados.

Durante el 18 de abril de 2011 y 14 de junio de 2011 el balance de la cuenta corriente era menos de $274.647,80. En junio 14 de 2011, $244.000 fueron transferidos de la cuenta corriente a una cuenta de ahorros dejando un balance de $90,312,54 en la cuenta de cheques. 

El balance más bajo que hubo en la cuenta corriente desde el 14 de junio de 2011 hasta el 1 de abril de 2012 fue de $ 22.033.49 y el monto que estaba en la cuenta al momento de la investigación era $614.698,39. Mientras que en la cuenta de ahorros el balance más bajo era $34,930,20 y al cierre de la investigación era $32.469,15. Señala la investigación que $22,033,49 de la cuenta corriente y $32,469,15 de la cuenta de ahorros fueron transados el 18 de abril de 2011. 

El gobierno de los Estados Unidos congeló las dos cuentas y los fondos quedaron en custodia del Estado norteamericano.

Caso cerrado, investigaciones abiertas

La acusación hecha por el fiscal de entonces, Preet Bharara obligó a los acusados Elías Ramón Koury Guevara y Alejandro J. Ruíz Mazzeo aceptar los cargos. A través del abogado, Daniel S. Ruzumna acordaron no litigar ni ir a juicio. Por el contrario aceptaron una estipulación propuesta por la fiscalía, a través el fiscal auxiliar Alexander J. Wilson. 

De todo el dinero confiscado, los dos sujetos lograron demostrar que a penas $118,102,55 de los fondos depositados en la cuenta del Citibank 911508716 no provenían del delito y fueron transferidos al abogado de los acusados, cuyo bufete está ubicado en 1133 Ave. Las Américas NY, NY, 19936. 










miércoles, 13 de julio de 2016

Conoce por qué el Citibank cerró la cuentas del gobierno de Venezuela

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Este martes se confirmaron algunos rumores que se escuchaban a manera de chisme, en varios encuentros de inversionistas y agentes financieros que operan en la ciudad de Nueva York. El gigante Citibank decidió "suspender" el servicio de las cuentas del gobierno presidido por Nicolás Maduro y "ciertas cuentas" de algunos venezolanos en los Estados Unidos. La razón que esgrimió el banco fue escueta y recatada: "La decisión se toma como resultado de un exhaustivo análisis de la gestión de riesgos" dijo un comunicado publicado este martes sin dar a conocer los resultados del exámen periódico.


Como era de esperarse, al conocer la noticia, el presidente venezolano acusó al gigante financiero de hacer "un bloqueo financiero imperialista", cuyo objetivo es -obviamente- acabar con la revolución.

La decisión del Citibank se esperaba de un momento a otro. A muchos les ha extrañado -sin embargo- que en la perorata de Maduro no mencionara que la cuenta más importante cerrada por el Citibank, pertenecientes al Banco Central de Venezuela,  está relacionada con el intercambio de oro que se realizó hace menos de un año el BCV en unas condiciones que solo pocos conocen. Es decir, la cuenta del BCV en el Citibank tiene como garantía más de $1 mil millones en lingotes de oro.

Nadie ha explicado aún en CitiBank por qué también cerró la cuenta del Banco de Venezuela. Seguramente en los próximos días se informará al respecto. 

Preguntas que surgen 

Si bien en Venezuela existe aguda crisis económica que ha obligado a muchas trasnacionales a cerrar sus puertas en el país, la razón que priva en la decisión del cierre de cuentas multimillonarias por parte del Citibank debe ser otra, porque contrario a otros grupos económicos internacionales, las cuentas del gobierno de Maduro representaban para el gigante financiero norteamericano  miles de millones de dólares de ganancia. 

Aquí les dejo algunos comentarios que recogí ayer en un encuentro de inversionistas y tenedores de bonos venezolanos que se realizó en Manhattan y donde se tocó el tema.

1.- La decisión del Citibank de cerrar una cuenta que representa un gran negocio para el banco tiene otra aristas. Ese banco tiene una parte de las reservas internacionales de Venezuela a su resguardo. Aún no se ha hecho público que va a ocurrir con el oro, que bajo un curioso esquema, fue expatriado de Venezuela. El gobierno venezolano no explicó por qué se produjo aquel enorme envío de lingotes de oro fuera del país y por qué se hizo a la media noche, de una manera apresurada y sin la consideración de la Asamblea Nacional, ni otra institución que pueda dejar para la historia al menos una explicación de tal saqueo.

2.-Citibank le dio al gobierno de Maduro 30 días para buscarse otro intermediario financiero. Al entregar a otro banco dos cuentas del gobierno y 20 cuentas de ciudadanos venezolanos el Citibank deja ir un negocio altamente rentable, que le ha producido enormes ganancias en las últimas décadas. Ningún operador financiero regala a sus competidores negocios millonarios, a menos que este siendo amenazado su funcionamiento como empresa y que por la realización de ese negocio pueda verse perjudicado penal y económicamente.

3.- La excusa del control de cambios no aplica a la decisión del CitiBank, ya que este banco trabaja con divisas directamente. El gobierno de Maduro usa el Citibank para todas las transacciones internacionales en EEUU y en todo el mundo.


4.-Citigroup Inc. dijo este martes en Nueva York que "suspenderá las cuentas del gobierno y de 20 ciudadanos, pero que ha decidido dejar de banca corresponsal y el servicio en plena operatividad en el país sudamericano". Es decir, son 22 cuentas suspendidas, dos del gobierno y 20 de particulares cuyos nombres no han sido revelados. No la totalidad de las cuentas. A pesar de la decisión, "el banco continuará su compromiso con el país" dice el comunicado.

5.-La información oficial del Citibank en Caracas es más reveladora aún. Dice claramente que "el resto de las actividades de la unidad de consumo de banca continuará sus operaciones ,prestando servicios a clientes y sectores acomodados emergente en las principales ciudades donde tenemos ventajas competitivas", dice Ivette Sáez, portavoz de Citigroup- Venezuela.

Cubriéndose las espaldas 


En los últimos años grandes bancos estadounidenses como Citigroup, Bank of America, HSBC Holding han sido acusados y multados por la violación de las leyes contra el blanqueo de dinero en los Estados Unidos.

En particular,  Citigroup ha sido reprendido varias veces, durante las últimas dos décadas, por permitir que algunos grupos utilicen el sistema financiero para legalizar dinero sucio y ha tenido que pagar costosas multas por no seguir las normas de blanqueo de capitales de forma inadecuada.  

En un reportaje publicado en The Wall Street Journal se destaca la opinión de un portavoz de Citigroup que al ser consultado sobre el tema de lavado de dinero dijo que el banco "toma muy en serio su obligación de ayudar a proteger el sistema financiero contra el abuso y tomará las medidas apropiadas para evitar que eso ocurra". Leer nota completa aquí.

6.-El Citibank es una de las instituciones financieras que fue señalada en el escándalo de Andorra y forma parte de la investigación que realizan las autoridades norteamericanas sobre este caso. Más detalles aquí.

7.-Ese banco también se vió envuelto en un caso criminal de lavado de dinero cuando un cartel que transportaba cocaína desde Colombia supuestamente lavó millones de dólares en dinero de la droga a través de los gigantes bancarios internacionales Citibank, Deutsche Bank y Bank of America, revelan documentos de la corte federal.


8.- En una declaración jurada de caso que se sigue por lavado de dinero en la Corte Federal de Boston, un agente secreto de narcóticos, que trabaja para el gobierno dijo que las autoridades federales continúan con sus investigaciones de los principales bancos sospechosos de mover dinero a través de los Estados Unidos para carteles de la droga y los países objeto de sanciones comercialesEstos incluyen Citigroup Inc., la compañía matriz de Citibank, donde los fiscales federales en Boston están investigando posibles violaciones a la ley de lavado de dinero por parte de varias filiales del banco.


9. Otro reporte mostrado dijo que los narcotraficantes y lavadores de dinero supuestamente utilizan cuentas en los tres bancos en el movimiento de decenas de millones de dólares en todo el mundo, con $ 9.3 millones restantes en las cuentas en Citibank y Deutsche Bank, según la D.E.A.

Cambios para evitar el blanqueo de capitales


Los bancos y sus filiales han empezado a cambiar su estructura y están haciendo un trabajo extraordinario para evitar que a través de su sistema se produzca lavado de dinero. En declaración pública, una de las filiales de Citibank en México, acusada de blanquear dinero, informó que la institución  contrató nuevos oficiales expertos en Ley de Secreto Bancario a cargo de asegurarse de Banamex EE.UU. cumpla con las normas contra el lavado de dinero. También -agrega el comunicado- se ha entrenado a los empleados para supervisar el seguimiento de las transacciones, la obligatoriedad de conocer a su cliente, los procedimientos y el cumplimiento de las normas de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, que prohíben las empresas estadounidenses hacer negocios con ciertos individuos y empresas.



Citigroup tiene en sus records varios casos relacionados con  el lavado de dinero. El banco ayudó a Raúl Salinas, hermano del ex presidente de México, a mover  $ 100 millones de dólares en cuentas en Suiza y el Reino Unido a mediados de la década de 1990 disfrazado fuente de los fondos, de acuerdo con un informe de 1998 de la Oficina General de Contabilidad.


En 2001, un comité de investigaciones del Senado dijo que Citigroup dejó  que cientos de millones de dólares fluyeran a través de una cuenta de un banco corresponsal que operan en la Argentina. Luego de ese caso, Estados Unidos ordenó la confiscación de $ 7.7 millones de los presuntos dinero de la droga. 

En 2004, un grupo de reguladores japoneses cerraron banco privado de la firma Citibank por no llevar a cabo los controles de lavado de dinero. Cinco años más tarde, Citigroup fue excluido por un mes a partir de la comercialización de los servicios bancarios a las personas en Japón, ya que no contaba con los controles de lavado de dinero adecuados. 

Citigroup trabaja para mejorar la calidad de sus controles

El portavoz de Citigroup dijo que el banco ha reforzado su programa de cumplimiento de supervisión y ha mejorado los controles, la tecnología y las operaciones de auditoría para soportar una "tolerancia cero" en materia de blanqueo de capitales.

Citigroup se comprometió a tomar todas las medidas que se requieran para evitar que sus sistemas se utilicen por grupos y sectores para lavar dinero proveniente de actividades criminales. Aseguran que han hecho y siguen haciendo muchos cambios internos y externos para cumplir con todo lo exigido por las leyes de lavado de dinero de los Estados Unidos y del mundo.

Ver referencias:

http://www.citigroup.com/citi/citizen/antimoneylaundering/index.htm

https://panampost.com/sabrina-martin/2015/05/03/venezuela-leans-on-gold-reserves-for-us1-billion-citibank-loan/

http://www.thedailysheeple.com/citibank-buys-1billion-in-gold-from-venezuela_042015

http://www.networkideas.org/feathm/may2006/Kannan_Srinivasan.pdf

http://articles.chicagotribune.com/2013-03-26/business/chi-fed-orders-citi-to-beef-up-money-laundering-checks-20130326_1_compliance-program-citigroup-units-consent-order

http://www.golemxiv.co.uk/2012/08/a-word-about-banks-and-the-laundering-of-drug-money/


¿Por qué el Citibank cerró las cuentas del gobierno de Venezuela ?

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Este martes se confirmaron algunos rumores que se escuchaban a manera de chisme, en varios encuentros de inversionistas y agentes financieros que operan en la ciudad de Nueva York. El gigante Citibank decidió "suspender" el servicio de las cuentas del gobierno presidido por Nicolás Maduro y "ciertas cuentas" de algunos venezolanos en los Estados Unidos. La razón que esgrimió el banco fue escueta y recatada: "La decisión se toma como resultado de un exhaustivo análisis de la gestión de riesgos" dijo un comunicado publicado este martes sin dar a conocer los resultados del exámen periódico.


Como era de esperarse, al conocer la noticia, el presidente venezolano acusó al gigante financiero de hacer "un bloqueo financiero imperialista", cuyo objetivo es -obviamente- acabar con la revolución.

La decisión del Citibank se esperaba de un momento a otro. A muchos les ha extrañado -sin embargo- que en la perorata de Maduro no mencionara que la cuenta más importante cerrada por el Citibank, pertenecientes al Banco Central de Venezuela, está relacionada con el intercambio de oro que se realizó hace menos de un año el BCV en unas condiciones que solo pocos conocen. Es decir, la cuenta del BCV en el Citibank tiene como garantía más de $1 mil millones en lingotes de oro.

Nadie ha explicado aún en CitiBank por qué también cerró la cuenta del Banco de Venezuela. Seguramente en los próximos días se informará al respecto. 

Preguntas que surgen 

Si bien en Venezuela existe aguda crisis económica que ha obligado a muchas trasnacionales a cerrar sus puertas en el país, la razón que priva en la decisión del cierre de cuentas multimillonarias por parte del Citibank debe ser otra, porque contrario a otros grupos económicos internacionales, las cuentas del gobierno de Maduro representaban para el gigante financiero norteamericano  miles de millones de dólares de ganancia. 

Aquí les dejo algunos comentarios que recogí ayer en un encuentro de inversionistas y tenedores de bonos venezolanos que se realizó en Manhattan y donde se tocó el tema.

1.- La decisión del Citibank de cerrar una cuenta que representa un gran negocio para el banco tiene otra aristas. Ese banco tiene una parte de las reservas internacionales de Venezuela a su resguardo. Aún no se ha hecho público que va a ocurrir con el oro, que bajo un curioso esquema, fue expatriado de Venezuela. El gobierno venezolano no explicó por qué se produjo aquel enorme envío de lingotes de oro fuera del país y por qué se hizo a la media noche, de una manera apresurada y sin la consideración de la Asamblea Nacional, ni otra institución que pueda dejar para la historia al menos una explicación de tal saqueo.

2.-Citibank le dio al gobierno de Maduro 30 días para buscarse otro intermediario financiero. Al entregar a otro banco dos cuentas del gobierno y 20 cuentas de ciudadanos venezolanos el Citibank deja ir un negocio altamente rentable, que le ha producido enormes ganancias en las últimas décadas. Ningún operador financiero regala a sus competidores negocios millonarios, a menos que este siendo amenazado su funcionamiento como empresa y que por la realización de ese negocio pueda verse perjudicado penal y económicamente.

3.- La excusa del control de cambios no aplica a la decisión del CitiBank, ya que este banco trabaja con divisas directamente. El gobierno de Maduro usa el Citibank para todas las transacciones internacionales en EEUU y en todo el mundo.


4.-Citigroup Inc. dijo este martes en Nueva York que "suspenderá las cuentas del gobierno y de 20 ciudadanos, pero que ha decidido dejar la banca corresponsal y el servicio en plena operatividad en el país sudamericano". Es decir, son 22 cuentas suspendidas, dos del gobierno y 20 de particulares cuyos nombres no han sido revelados. No la totalidad de las cuentas. A pesar de la decisión, "el banco continuará su compromiso con el país" dice el comunicado.

5.-La información oficial del Citibank en Caracas es más reveladora aún. Dice claramente que "el resto de las actividades de la unidad de consumo de banca continuará sus operaciones prestando servicios a clientes y sectores acomodados emergente en las principales ciudades donde tenemos ventajas competitivas", dice Ivette Sáez, portavoz de Citigroup- Venezuela.

Cubriéndose las espaldas 


En los últimos años grandes bancos estadounidenses como Citigroup, Bank of America, HSBC Holding han sido acusados y multados por la violación de las leyes contra el blanqueo de dinero en los Estados Unidos.

En particular,  Citigroup ha sido reprendido varias veces, durante las últimas dos décadas, por permitir que algunos grupos utilicen el sistema financiero para legalizar dinero sucio y ha tenido que pagar costosas multas por no seguir las normas de blanqueo de capitales de forma inadecuada.  

En un reportaje publicado en The Wall Street Journal se destaca la opinión de un portavoz de Citigroup que al ser consultado sobre el tema de lavado de dinero dijo que el banco "toma muy en serio su obligación de ayudar a proteger el sistema financiero contra el abuso y tomará las medidas apropiadas para evitar que eso ocurra". Leer nota completa aquí.

6.-El Citibank es una de las instituciones financieras que fue señalada en el escándalo de Andorra y forma parte de la investigación que realizan las autoridades norteamericanas sobre este caso. Más detalles aquí.

7.-Ese banco también se vió envuelto en un caso criminal de lavado de dinero cuando un cartel que transportaba cocaína desde Colombia supuestamente lavó millones de dólares en dinero de la droga a través de los gigantes bancarios internacionales Citibank, Deutsche Bank y Bank of America, revelan documentos de la corte federal.


8.- En una declaración jurada de caso que se sigue por lavado de dinero en la Corte Federal de Boston, un agente secreto de narcóticos, que trabaja para el gobierno dijo que las autoridades federales continúan con sus investigaciones de los principales bancos sospechosos de mover dinero a través de los Estados Unidos para carteles de la droga y los países objeto de sanciones comercialesEstos incluyen Citigroup Inc., la compañía matriz de Citibank, donde los fiscales federales en Boston están investigando posibles violaciones a la ley de lavado de dinero por parte de varias filiales del banco.


9. Otro reporte mostrado dijo que los narcotraficantes y lavadores de dinero supuestamente utilizan cuentas en los tres bancos en el movimiento de decenas de millones de dólares en todo el mundo, con $ 9.3 millones restantes en las cuentas en Citibank y Deutsche Bank, según la D.E.A.

Cambios para evitar el blanqueo de capitales


Los bancos y sus filiales han empezado a cambiar su estructura y están haciendo un trabajo extraordinario para evitar que a través de su sistema se produzca lavado de dinero. En declaración pública, una de las filiales de Citibank en México, acusada de blanquear dinero, informó que la institución  contrató nuevos oficiales expertos en Ley de Secreto Bancario a cargo de asegurarse de Banamex EE.UU. cumpla con las normas contra el lavado de dinero. También -agrega el comunicado- se ha entrenado a los empleados para supervisar el seguimiento de las transacciones, la obligatoriedad de conocer a su cliente, los procedimientos y el cumplimiento de las normas de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, que prohíben las empresas estadounidenses hacer negocios con ciertos individuos y empresas.



Citigroup tiene en sus records varios casos relacionados con  el lavado de dinero. El banco ayudó a Raúl Salinas, hermano del ex presidente de México, a mover  $ 100 millones de dólares en cuentas en Suiza y el Reino Unido a mediados de la década de 1990 disfrazado fuente de los fondos, de acuerdo con un informe de 1998 de la Oficina General de Contabilidad.


En 2001, un comité de investigaciones del Senado dijo que Citigroup dejó  que cientos de millones de dólares fluyeran a través de una cuenta de un banco corresponsal que operan en la Argentina. Luego de ese caso, Estados Unidos ordenó la confiscación de $ 7.7 millones de los presuntos dinero de la droga. 

En 2004, un grupo de reguladores japoneses cerraron banco privado de la firma Citibank por no llevar a cabo los controles de lavado de dinero. Cinco años más tarde, Citigroup fue excluido por un mes a partir de la comercialización de los servicios bancarios a las personas en Japón, ya que no contaba con los controles de lavado de dinero adecuados. 

Citigroup trabaja para mejorar la calidad de sus controles

El portavoz de Citigroup dijo que el banco ha reforzado su programa de cumplimiento de supervisión y ha mejorado los controles, la tecnología y las operaciones de auditoría para soportar una "tolerancia cero" en materia de blanqueo de capitales.

Citigroup se comprometió a tomar todas las medidas que se requieran para evitar que sus sistemas se utilicen por grupos y sectores para lavar dinero proveniente de actividades criminales. Aseguran que han hecho y siguen haciendo muchos cambios internos y externos para cumplir con todo lo exigido por las leyes de lavado de dinero de los Estados Unidos y del mundo.

Ver referencias:

http://www.citigroup.com/citi/citizen/antimoneylaundering/index.htm

https://panampost.com/sabrina-martin/2015/05/03/venezuela-leans-on-gold-reserves-for-us1-billion-citibank-loan/

http://www.thedailysheeple.com/citibank-buys-1billion-in-gold-from-venezuela_042015

http://www.networkideas.org/feathm/may2006/Kannan_Srinivasan.pdf

http://articles.chicagotribune.com/2013-03-26/business/chi-fed-orders-citi-to-beef-up-money-laundering-checks-20130326_1_compliance-program-citigroup-units-consent-order

http://www.golemxiv.co.uk/2012/08/a-word-about-banks-and-the-laundering-of-drug-money/