Mostrando entradas con la etiqueta apagones en Venezuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta apagones en Venezuela. Mostrar todas las entradas

miércoles, 4 de agosto de 2021

Corpoelec busca reactivar el Proyecto Tocoma, usando como intermediarias a las empresas IMPSA de Argentina y la brasileña Odebrecht

   Se estaría manejando retomar el proyecto con las mismas empresas que han sido señaladas de cometer irregularidades y aplicar sobreprecios en contratos anteriores.

Por Maibort Petit

 La construcción de la Central Hidroeléctrica Manuel Piar, conocida como represa de Tocoma, la cual contribuiría a aliviar la grave crisis eléctrica que padece el país terminó siendo un elefante blanco, una obra inconclusa que no generó un solo megavatio de electricidad, pero sí oscuros negocios. Transcurridos 14 años de la firma del contrato para su construcción, podría próximamente, no brindar luz a los venezolanos, sino nuevas corruptelas e irregularidades, según dejar ver los últimos movimientos que tienen lugar en el seno de la corporación eléctrica nacional.
   Investigaciones llevadas a cabo por Venezuela Política, permitieron conocer que, Corpoelec encuentran en conversaciones para reactivar el Proyecto Tocoma y concluir la construcción de la represa (que debió haber estado lista en 2013). Una iniciativa que sería digna de aplaudir sino fuera por el detalle de que, los referidos contactos se están estableciendo con los mismos actores que protagonizaron procesos irregulares y negociaciones con sobreprecios que constituyeron un desfalco para las arcas públicas venezolanas durante la administración de Argenis Chávez en Corpoelec y las empresas Odebrecht (Brasil) e IMPSA, de Argentina.

  Venezuela Política pudo determinar que el objeto de las nuevas negociaciones giraría en torno a las piezas y componentes electromecánicos de cuya fabricación se encargaría una compañía brasileña, y como principal intermediaria de la argentina IMPSA que ha sido señalada en múltiples oportunidades por sus manejos turbios.
   Desde la mas alta gerencia del Ministerio de Energía Eléctrica se retomaron las negociaciones para obtener las piezas que no llegaron a salir de los talleres del fabricante a su destino en Venezuela. La parte álgida de las conversaciones gira en torno a la forma de pago, lo cual hace levantar sospechas acerca de la transparencia de las mismas.

   Una fuente interna de Corpoelec Caracas confirmó, bajo el compromiso de anonimato, que las gestiones se están realizando desde la alta gerencia del Ministerio de Energía Eléctrica, y que inclusive uno de los funcionarios ya  se encuentra discutiendo los términos en que se produciría el traslado de las piezas desde la fábrica a Venezuela. Asimismo, las partes evalúan la forma de pago, bien en dólares o bien con petróleo.

   Resulta inexplicable que la administración de Nicolás Maduro explore la posibilidad de retomar las obras civiles paralizadas en Tocoma, aun con las irregularidades allí detectadas con quienes ejecutaron unos trabajos que nunca terminaron y por el cual habrían contratado con sobreprecio.
   Este proyecto, similar al de la Central Caruachi, se inició, de acuerdo a estudios realizados, a un costo de USD 1.493 por KW (Caruachi tuvo un costo de USD 1.274 por KW. Ya para 2011 el costo se había elevado a USD 2.925 por KW y en 2014 era de USD 5.059 por KW, es decir 239 por ciento más del costo inicial del proyecto.

   Investigaciones periodísticas citadas por Transparencia Venezuela refieren la existencia de errores, defectos y fallas en la construcción de la represa.

   Además, se violaron las cláusulas del contrato que presentamos en detalle más adelante, pues supuestamente el 80 por ciento de las valuaciones en bolívares del Consorcio OIV se facturaron en dólares calculados a tasa preferencial, lo que supondría un fraude de cientos de millones de dólares.
   Cabe destacar las denuncias formuladas por el fiscal 55 nacional en el exilio, Pedro Lupera Zerpa[1], quien reveló una serie de irregularidades cometidas en el desarrollo de este proyecto, comenzando por el incumplimiento de la fecha de entrega de las obras. En una nota de El Pitazo, Lupera Zerpa “asegura que el Estado desembolsaría para el proyecto la cantidad de 263.384.534,21 dólares, más un componente nacional por un monto de 1.515.839.477.931,63 bolívares (anteriores a la reconversión monetaria de 2008), cambiados a la tasa oficial de aquel entonces, de 2.150 bolívares por dólar”.

   Una investigación periodística dio a conocer que los USD 10.000 millones pagados por la obra inconclusa, por lo menos USD 1.000 millones correspondieron a lo pagado en divisas de manera irregular a través de un ardid administrativo. Esto gracias a los vericuetos que el control cambiario ofrece para la comisión de irregularidades[2].
   Además, cita el informe de la Asamblea Nacional que en 2017 determinó que en estas obras se desfalcó a la nación en más de USD 3.000 millones y declaró la responsabilidad política de Rafael Ramírez, Alí Rodríguez Araque, Jesse Chacón, Argenis Chávez, Nervis Villalobos y Javier Alvarado, así como al entonces jefe del Estado Mayor Eléctrico, Aristóbulo Istúriz[3].

  En su sitio web, Corpoelec informa que la “Central Hidroeléctrica de Tocoma es una obra del Gobierno nacional que contempla el desarrollo hidroeléctrico en la cuenca del Bajo Caroní. Esta obra vislumbra la instalación de 2,160 MW para producir una energía promedio anual de 12,100 GWh. Para ello, se prevé que sus 10 unidades generadoras, de 216 MW cada una, ingresen a operación entre julio de 2012 y abril 2014. En el Bajo Caroní se encuentran en operación las centrales hidroeléctricas de Guri (8.850 MW), Macagua (2.930 MW) y Caruachi (2.196 MW) que fue apoyada financieramente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 1993”.

  Igualmente, habla de una inversión de USD 5.996 millones con un periodo de ejecución entre 2002 y 2014 que, hasta el momento de la publicación (no hay nada en la página que refiera la fecha), registraba un avance físico de 66,26 por ciento[4].
  Advertimos diferencia en cuanto a las fechas previstas para la culminación de las obras, por cuanto, mientras Corpoelec refiere en 2014, el contrato al que hacemos referencia en esta entrega dice que junio 2013 y algunas informaciones de prensa hablan de 2012.

  Sobre los avances de los trabajos, Transparencia Venezuela en una publicación del 4 de diciembre de 2018, habla de 87,19 por ciento de avance y una paralización total de las obras[5].

Sobre IMPSA

  En su página web, IMPSA se presenta como “una empresa que ofrece soluciones integrales para la generación de energía a partir de recursos renovables, así como equipos para la industria de procesos y la energía nuclear”.

  Esta compañía, que anteriormente se denominaba Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A., pasó a ser simplemente IMPSA el 27 de abril de 2018, luego de la modificación de sus estatutos, como resultado del inicio del proceso de cierre de la reestructuración financiera de la compañía.

   En la actualidad, IMPSA es una empresa cuya mayoría accionaria está en manos del estado argentino, al poseer 63,7 por ciento de las acciones el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), el cual es un fondo fiduciario público controlado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación; mientras que 21,2 por ciento de las acciones está en manos de la Provincia de Mendoza. El restante 15,1 por ciento del capital social de empresa es de propiedad privada, a saber, 9,8 por ciento en un fondo de capital controlado por los acreedores de la firma y el 5,3 por ciento en poder de los accionistas originales y fundadores, a través de un fideicomiso de capital[6].

  La decisión de que el estado la capitalizara ocurrió después de un largo período de reestructuración de pasivos por el que poco termina en la quiebra —en 2013 entró en default y en concurso de acreedores— y de evaluar la importancia de empresa en razón de su importancia en las cadenas de valor para el desarrollo tecnológico del país[7].

  Esta empresa tiene un largo historial de señalamientos por irregularidades. En 2003 se vio involucrada en un caso de corrupción en el que se refería que el presidente de Filipinas para la época, Joseph Estrada. Se decía que IMPSA habría pagado sobornos al mandatario que aprobara la continuidad de un contrato[8].

   El informe de Transparencia Venezuela “Empresas propiedad del estado. Un modelo de control II Parte. Casos de estudio sector eléctrico”, elaborado en noviembre de 2018, hace referencia al sobreprecio que IMPSA impuso a los trabajos de la Central Hidroeléctrica Manuel Piar (Tocoma) que analizamos en esta entrega, destacando que la empresa argentina ofertó por los USD 10,371 millones, tres veces por encima de la segunda oferta y similares en indisponibilidad, que en el caso del segundo a 2014 era de 94 por ciento, mientras el primero aún está inconcluso.

   El informe cita también que IMPSA negoció con e el gobierno venezolano en 2005 en el contexto del convenio de cooperación energética suscrito entre Hugo Chávez y Cristina Fernández de K., para repotenciar y rehabilitar las unidades de la casa de máquinas de la central hidroeléctrica Macagua I. Este contrato se elevó de USD 223 millones a USD 325 millones, es decir 46 por ciento de incremento, después de 8 años de extensiones del plazo de entrega y aumentos del costo de la obra.

  Pese a esta experiencia, el 20 de abril de 2010, IMPSA fue contratada por PDVSA para la fabricación de de aerogeneradores en Venezuela y para la repotenciación de las turbinas de la central hidroeléctrica de Guri. En Tocoma, a IMPSA le correspondía entregar los equipos electromecánicos[9].

Sobre OIV Tocoma

    El contratista, Consorcio OIV Tocoma, es una sociedad en la que la cuestionada empresa constructora Odebrecht, de Brasil) con 50 por ciento del paquete accionario; Impregilo S.P.A. (Italia), con 40 por ciento de las acciones; y Vinccler (Venezuela) ostenta el restante 10 por ciento. Fue contratada por la CVG Electrificación del Caroní (Edelca) para llevar a cabo los trabajos de la cuarta y última generadora hidroeléctrica en el Bajo Caroní, la Central Hidroeléctrica Manuel Piar en Tocoma, estado Bolívar.

  En Venezuela, Consorcio OIV Tocoma tiene sede en Caracas, constituida conforme a las leyes de la República Bolivariana de Venezuela a través de un documento que se autenticó por ante la Notaría Pública Trigésima Séptima del municipio Libertador del Distrito Capital, el 6 de octubre de 2006, bajo el N° 20, Tomo 65 de los libros de Autenticaciones de ese despacho.

  El sitio web Pymes Venezuela, informa que la dirección fiscal de la empresa es Avenida Río Caura, Centro Empresarial Torre Humboldt, Piso 10, Oficina 10-06, Prados del Este, Caracas 1080. Con número de Registro de Información Fiscal (RIF) J-293785464[10].

   El contrato por el cual se rige la obra es el N° 1.1.104.003.05 y tiene por nombre “construcción de las estructuras principales de concreto, suministro e instalación de los equipos hidromecánicos, construcción final de la presa izquierda, construcción de la variante del ferrocarril y construcción de la plataforma para sub-estación Tocoma”, registrada en el Sistema Nacional de Contratistas por Impregilo, que actualmente se encuentra inhabilitada para contratar con el Estado.

  Este mismo consorcio se encarga de adquirir los servicios de otras empresas contratistas para avanzar con el proyecto.

  Según una nota del diario Correo del Caroní, Tocoma debió estar lista en 2012, y debió sumar 2.160 MW, pero hasta la fecha sigue en obras, con una fecha aproximada de culminación –según la memoria y cuenta 2014 del Ministerio de Energía Eléctrica– en 2017 (con cinco años de retraso). Otra empresa que labora en la construcción de la hidroeléctrica es la argentina Industria Metalúrgica Pescarmona (Impsa), que está a cargo de las obras electromecánicas.

   Construcciones Clerico C.A. está inscrita inicialmente en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, el 14 de diciembre de 1956, bajo el Nº 27, Tomo 28-A. La última reforma inscrita en el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Estado Trujillo, en fecha 26 de abril de 2006, bajo el Nº 61, Tomo 5-A, representada por Juan Francisco Clerico Avendaño.

El contrato con el Consorcio OIV-Tocoma[11]

  El 19 de marzo de 2007, se suscribió el contrato entre la CVG Electrificación del Caroní C.A., y el Consorcio OIV-Tocoma, integrado este por Vinccler C.A. Venezolana de Inversiones y Construcciones Clerico C.A.

   Este contrato de obra pública fue financiado con fondos propios de CVG Edelca y fondos provenientes del contrato de préstamo 1686/OC-VE del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

   En la cláusula primera se establece que el Consorcio OIV-Tocoma se comprometió a realizar la construcción de las Estructuras Principales de Concreto, Suministro e Instalación de los Equipos Hidromecánicos, Construcción Final de la Presa Izquierda, Construcción de la Variante del Ferrocarril y Construcción de la Plataforma para la Sub-Estación “Tocoma”, del Proyecto Tocoma, a todo costo, por su exclusiva cuenta y con sus propios elementos y en un todo de acuerdo con los documentos de licitación (Especificaciones), condiciones, precios y plazos de entrega establecidos en los documentos del contrato, definidos en la cláusula segunda.

   La cláusula tercera indica que el Consorcio OIV-Tocoma debía terminar todo el trabajo en junio de 2013 y se comprometía a cumplir con todas las fechas de entrega de la obra civil establecidas a partir de la firma del contrato, el señalado 19 de marzo de 2007.

   Así, en marzo de 2010, debían estar terminado los trabajos que permitían iniciar la segunda etapa de desvío del río. Esto contemplaba una cláusula penal de USD 100.000 diario hasta un máximo de USD 4.500.000.

   Igualmente, para junio de 2011 debían estar terminadas las obras de concreto en la nave de montaje; en enero de 2012 debían estar terminadas las obras de concreto en la nave de generadores para todas las unidades; en febrero de 2012, debía estar terminada la casa de máquinas integrada y el canal de descarga inundado, permitiendo la operación de unidades.

  Si estas tres últimas no hubiesen estado concluida a la fecha prevista y si esta representaba costos adicionales a otros los contratistas, entonces los montos pagados por CVG Edelca a dichos contratistas, serían cargados al Consorcio OIV-Tocoma, hasta un máximo de USD 30.000.000.

  La cláusula cuarta estableció el precio del contrato en Bs. 1.515.839.477.931,63 más USD 263.384.534,21.

  Se previó un anticipo del 10 por ciento sobre el precio del contrato, el cual, en el caso del pago en bolívares se realizaría progresivamente en cada valuación de la obra, descontando de los pagos correspondientes, un porcentaje fijo correspondiente a la razón entre el monto del anticipo pagado en bolívares y el monto básico en bolívares del contrato, hasta cubrir el 100 por ciento del monto anticipado.

  En el caso del anticipo en dólares, la amortización se realizaría progresivamente en cada valuación de la obra, descontando el 10 por ciento de los pagos correspondientes a divisas básicas, hasta cubrir el 100 por ciento del monto básico en divisas anticipado.

   El contrato estableció que se realizaran ajustes de precios tomando en cuenta el Programa de Construcción aprobado por CVG Edelca, incluyendo cualquier prórroga siempre y cuando fuera aprobada por esta última.
   
  Una serie de fórmulas servirían para determinar las variaciones mensuales de los costos de los componentes.

   La cláusula decima establecía que OIV-Tocoma tendría una única relación contractual con CVG Edelca, renunciando en forma expresa a cualquier pretensión de imputar corresponsabilidad contractual al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o a la Unidad Ejecutora Central del Programa (Ministerio del Poder Popular para las Finanzas, de la República Bolivariana de Venezuela).
REFERENCIAS
[1] Twitter. Pedro Lupera Zerpa. @palzerpa. https://twitter.com/palzerpa/status/1154024058029322240

[2] Armando.info. “El redondeo cambiario que benefició a Odebrecht”. 11 de julio de 2017. https://armando.info/el-redondeo-cambiario-que-beneficio-a-odebrecht/

[3] El Pitazo. “Un fiscal en el exilio revela detalles de la corrupción de Odebrecht en Tocoma”. 25 de julio de 2019. https://elpitazo.net/politica/proyecto-tocoma-la-central-hidroelectrica-que-quedo-en-promesas-tras-12-anos/

[4] Corpoelec. “Central Hidroeléctrica "Manuel Piar" en Tocoma”. http://www.corpoelec.gob.ve/proyectos/central-hidroel%C3%A9ctrica-manuel-piar-en-tocoma

[5] Transparencia Venezuela. “Tocoma sigue sin dar luz tras 11 años de iniciada”. 4 de diciembre de 2018. https://transparencia.org.ve/11-anos-despues-del-inicio-de-su-construccion-tocoma-sigue-sin-dar-luz/

[6] IMPSA. https://www.impsa.com/

[7] La Política Online. “El Gobierno estatizó la histórica empresa de energía de Pescarmona”. 28 de mayo de 2021. https://www.lapoliticaonline.com.ar/nota/134383-el-gobierno-estatizo-la-historica-empresa-de-energia-de-pescarmona/

[8] La Nación. “Involucran a Impsa en un caso de corrupción”. 15 de enero de 2003. https://www.lanacion.com.ar/economia/involucran-a-impsa-en-un-caso-de-corrupcion-nid466334/

[9] Transparencia Venezuela. Empresas propiedad del estado. Un modelo de control II Parte. Casos de estudio sector eléctrico. Noviembre 2018. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2018/11/CASOS-sector-el%C3%A9ctrico.pdf

[10] Pymes Venezuela. Consorcio OIV Tocoma. http://pymesvenezuela.com/ficha/consorcio-oiv-tocoma-111764

[11] Transparencia Venezuela. Contrato Tocoma. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2018/10/ODEBRECHT-Tocoma.-Central-Hidroel%C3%A9ctrica-Manuel-Piar.pdf

lunes, 30 de septiembre de 2019

EE. UU.: Sentencian a cuatro años de cárcel a uno de los socios del expresidente de Corpoelec por delitos de corrupción y lavado de dinero

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La Corte del Distrito Sur de la Florida condenó a un contratista asociado al expresidente de la Corporación Eléctrica de Venezuela, general Luis Alfredo Motta Domínguez, a 51 meses de prisión y a una sentencia de dinero. Luis Alberto Chacín Haddad fue procesado en Estados Unidos por participar en una red de corrupción, pago de sobornos y lavado de dinero vinculado a Corpoelec.
Chacín Haddad, (junto a otro contratista del Estado venezolano, Jesús Veroes), participó en un esquema de corrupción que incluyó a varias empresas ubicadas en el estado de Florida. Chacín Haddad y Veroes pagaron sobornos a funcionarios de Corpoelec, en particular al expresidente de Corpoelec, Luis Alfredo Motta Domínguez. 

La defensa de Chacín Haddad había apelado a benevolencia del juez solicitando 18 meses de condena, pero el magistrado siguió la pauta de sentencias federales y lo sentenció a 51 meses, equivalente 4 años y 3 meses.

De acuerdo a los documentos del gobierno estadounidense, Luis Alberto Chacín Haddad pagó coimas a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, en particular al presidente de Corpoelec para obtener contratos de la empresa eléctrica por unos $ 60 millones a empresas ubicadas en el estado de la Florida.

La fiscalía sostuvo que Chacín Haddad violó la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, por haber participado durante varios años en un esquema de corrupción, lavado de dinero y pago de sobornos a funcionarios extranjeros.

Los fiscales probaron que Chacín Haddad obtuvo, gracias al pago de los sobornos, múltiples contratos a través de los cuales ganó 11 millones de dólares. Las empresas usadas para esas contrataciones están ubicadas en territorio norteamericano y los fondos transferidos fueron movilizados en el sistema financiero estadounidense. 

La fiscalía advirtió que durante el esquema de corrupción Chacín Haddad y Jesús Verores obtuvieron cada uno $ 5,5 millones en ganancias.

El esquema de corrupción y pago de sobornos

Jesús Veroes y Luis Alberto Chacín fueron procesados por la justicia de los Estados Unidos por  conspirar para lavar dinero, cometer ofensa a una nación extranjera, pagar sobornos a funcionarios públicos, malversación y robo de fondos públicos.

Veroes, un conocido contratista venezolano, fue detenido por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) el 14 de marzo de 2019,  en Doral acusado por las negociaciones irregulares que mantenía con la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) cuyos fondos fueron lavados mediante operaciones orquestadas con Chacín Haddad en el sistema financiero de los Estados Unidos. El gobierno estadounidense vinculó está trama de corrupción con el exministro de Energía Eléctrica y expresidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez, con quien Veroes mantiene una relación de compadrazgo y amistad de larga data. Motta Domínguez es uno de los funcionarios mencionados en los documentos que sirvieron para establecer la causa probable de su acusación por el sistema judicial estadounidense.

El proceso judicial contra Veroes y Chacín Haddad coincide con la agudización de la crisis que padece Venezuela, país que se mantiene prácticamente a oscuras en razón del colapso de su sistema eléctrico, pese a las grandes inversiones por contratos suscritos a lo largo de veinte años por las administraciones socialistas de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, pero que en nada han traducido en la solución del grave problema.

Contratos como los que los documentos judiciales que a continuación se presentan son un ejemplo de la corrupción imperante en las instituciones venezolanas.

Veroes y Chacín Haddad —residenciados en Estados Unidos— vendieron a Corpoelec transformadores y equipos por millonarias sumas a pesar de que no eran compatibles con el sistema eléctrico venezolano sino con los de Cuba y Nicaragua, tal como lo refiere el primero de los imputados en una de las conversaciones grabadas por un testigo cooperante en el proceso de investigación que se le siguió y que desembocó en su detención.

Los documentos presentados para la acusación muestran cómo Veroes alardeaba de ser el responsable de conseguir los contratos en razón de su relación con altos funcionarios del Ministerio de Energía Eléctrica y Corpoelec. De hecho, en algún momento de la conversación se refiere al funcionario venezolano como “ministro”. Se trata de cuatro contratos para vender a Corpoelec equipos por USD 6.429.000, por USD 9.789.250, por USD 893.713,89 dólares y otro que se suscribió entre la empresa venezolana la firma de un Co-Conspirador, quien preside una corporación de Florida con sede en Port St.


El caso

El 14 de marzo de 2019, ante la Corte del Distrito Sur de la Florida, la fiscal de los Estados Unidos, Ariana Fajardo Orshan, presentó el caso N° 19-2352-JJO, en el que denunció que entre 2016 y 2017, en el condado de Miami-Dade en el Distrito Sur de Florida, el acusado Jesús Ramón Veroes, violó el la sección 18 del Código de los Estados Unidos (1956) al conspirar para cometer el delito de lavado de dinero.

Se presentó una declaración jurada del Agente Especial del Servicio de Impuestos Internos (IRS-CI) asignado al Grupo de Trabajo de la Oficina de Campo de Miami, Área de Tráfico de Alta Intensidad de Drogas (HIDTA), Warren E. Rogers Jr., quien ha ejercido durante 17 años como agente del IRS, en la que manifestó que existe una causa probable para creer que Jesús Ramón Veroes y Luis Alberto Chacín Haddad, conspiraron deliberadamente para para intentar participar en una transacción monetaria criminal por un valor mayor a los USD 10.000 derivada de una actividad ilegal que infringe la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Título 15, Código de los Estados Unidos, Secciones 78dd-2 y 78dd-3), y por cometer delitos a nación extranjera que involucra el soborno de un funcionario público, el robo y la malversación de fondos públicos por parte de un funcionario público o en su beneficio, todo ello en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 1957 (a) y del Título 18 del Código de Estados Unidos, Sección 1956 (h).

Rogers declaró que la información suministrada en su declaración jurada se formuló únicamente con el objetivo de establecer la causa probable que justifique el arresto de Veroes y Chacín Haddad por los delitos que se les imputan.

El agente especial del IRS advirtió que no incluyó en la declaración jurada todos y cada uno de los hechos y circunstancias conocidos, sino solo aquellos que estimó como suficientes para establecer causa probable para la acusación.

Rogers narró que como agente especial del IRS-CI, sus responsabilidades incluyen —aunque no se limitan— investigar las violaciones criminales del Título 26, Código de los Estados Unidos (USC) (Código de Ingresos Internos), Título 18, USC 1956, 1957, 1960, Título 31 USC , infracciones a la Ley de secreto bancario (BSA) y otros delitos relacionados. Precisó que durante los últimos cinco años fue asignado exclusivamente a la Fuerza de Tarea del Área de Tráfico de Drogas de Alta Intensidad del Sur de la Florida (HIDTA, por sus siglas en inglés), despacho que investiga los casos de lavado de dinero relacionados con el narcotráfico de la Fuerza de Tarea contra la Droga (OCDETF).

Explicó que durante su permanencia en el HIDTA del sur de Florida, trabajó como agente principal en numerosas investigaciones de lavado de dinero de organizaciones de narcotraficantes (DTO) y de lavado de dinero, las cuales han involucrado violaciones del Título 18, Secciones 1956 de la USC, 1957, 1960, 1962 (RICO), así como otras operaciones de lavado de dinero relacionadas con el fraude federal, incluido el fraude por correo, el fraude electrónico y el fraude hipotecario. Agregó que también llevó a cabo y participó en investigaciones de decomiso de activos relacionadas con las Secciones 981 y 982 del Título 18 de la USC, con base a violaciones del Título 18 de la USC 1956, 1957 y 1960 en materia de lavado de dinero. Informó que a la fecha de su declaración se encontraba trabajando en el Equipo de lucha delitos financieros (Financial Investigative Strike Team) investigando operaciones comerciales relacionadas al lavado de dinero que tienen que ver con actividades en los sistemas de cambio de moneda del mercado negro.

Antecedentes

La declaración jurada de Warren Rogers Jr. refiere que Luis Alberto Chacín Haddad es un ciudadano venezolano residente de en los Estados Unidos donde administra negocios en la ciudad de Miami, a través de las que se identifican como Compañía 1 y Compañía 2, las cuales se encuentran registradas de acuerdo a las leyes del estado de la Florida. Estas empresas compran productos de todo el mundo para exportarlos a América Central y del Sur, siendo que la Compañía 1 posee una cuenta bancaria en Citibank (Miami, Florida) y la Compañía 2 tiene su cuenta en el Bank of America (Miami, Florida).

Entretanto, Jesús Ramón Veroes, es un venezolano que figura como presidente de la que se identifica en la investigación como Compañía 3, la cual tiene sede en Doral, Florida y está registrada de acuerdo a la legislación de este estado. Se indica que la Compañía 3 posee una cuenta bancaria en Bank of America, configurándose dicha empresa como una preocupación nacional tal como se define ese término en la FCPA.

Se refiere que el Funcionario extranjero N° 1 es un funcionario de alto nivel en el Ministerio de Energía Eléctrica de Venezuela y en la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), la cual es controlada por el gobierno venezolano, quien ejerce funciones en ese país, por lo que encaja en lo establecido en la FCPA para definir a dicho funcionario.

Por su parte, el Funcionario Extranjero N° 2 es un funcionario de alto nivel en adquisiciones en la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). Su identificación como tal atiende a lo establecido en la FCPA.

El testigo Confidencial 1 (CW-1, por las siglas en inglés de Confidential Witness) es un ciudadano con doble nacionalidad venezolana-estadounidense, quien reside en Miami, Florida. Este individuo se perfila como una preocupación doméstica, tal como se define ese término en la FCPA. Se indica sobre esta persona, que aproximadamente en 2010, participó en varias empresas comerciales con Chacín Haddad y junto a este ocupó oficinas conjuntas en un edificio ubicado en Doral, Florida.

CW-1 proporcionó información a la Administración de Control de Drogas (DEA) de los Estados Unidos.

La conspiración

La declaración jurada del agente especial Rogers precisa que aproximadamente en febrero de 2016, Chacín Haddad informó a CW-1, mientras sostenían una conversación telefónica, que tenía conexiones comerciales en Venezuela a través de Jesús Ramón Veroes, en razón de la relación que este último mantenía con el funcionario extranjero 1.

Para mayo de 2016, Luis Alberto Chacín Haddad llamó a CW-1 cuando este se encontraba en China, para solicitarle que buscara unos transformadores que servirían para atender un contrato futuro con Corpoelec. Le refirió que la relación de Veroes con el Funcionario Extranjero N° 1 les permitiría obtener contratos de suministro de generadores y montacargas a Corpoelec. Chacín le refirió a CW-1 que el funcionario extranjero 1 había ordenado a Veroes que coordinara todo a través del funcionario extranjero número 2. Se advierte que a CW-1 no le fue posible conseguir en China un agente que le proporcionara los transformadores conforme a lo solicitado por Corpoelec.

La investigación estableció que en o alrededor del 15 de junio de 2016, CW-1 y Chacín Haddad se reunieron en sus oficinas en Doral, donde el segundo manifestó tener los siguientes contratos en su poder: Uno suscrito el 25 de mayo de 2016 para que la Compañía 1 proporcionara montacargas a Corpoelec por USD 6.429.000; otro firmado el 3 de junio de 2016 para que la Compañía 1 proporcionara transformadores a Corpoelec por USD 9.789.250; un contrato suscrito el 3 de junio de 2016 para que la Compañía 1 proporcionara generadores a Corpoelec por USD 893.713,89. Tales contratos fueron firmados por el funcionario extranjero número 2.

Igualmente, Chacín Haddad también tenía pedidos de compra de Corpoelec para transformadores, generadores y otros equipos. Le manifestó a CW-1 que existía un cuarto contrato entre Corpoelec y Co-Conspirador 1, quien es presidente de una corporación de Florida con sede en Port St. Lucie, para proporcionar partes diversas a la Corporación Eléctrica Nacional.

Se informa de una reunión sostenida el 15 de junio de 2016 en Doral, Florida, donde Chacín Haddad discutió con CW-1 lo relativo al acuerdo entre todas las partes involucradas en los contratos de Corpoelec y lo atinente a la división de las ganancias. Al respecto, Chacín Haddad dijo que, en primer lugar, el funcionario extranjero Nº 1 recibiría un pago de USD 2.5 millones, mientras que él (Chacín), Veroes, Co-Conspirator-1 y CW-1, recibirían cada uno el 25 por ciento del beneficio restante. También Chacín dijo que Veroes se encontraba trabajando en la obtención de un bono privado en Venezuela para que Corpoelec liberara la mitad del dinero adeudado a la Compañía 1, esto en virtud de que los contratos se estructuraron de manera que Corpoelec pagara el 50 por ciento del precio del contrato por adelantado.

Veroes no pudo concretar el referido bono, pero posteriormente, CW-1 obtuvo bonos de un banco venezolano que cubren los contratos de montacargas, transformadores y generadores como resultado de la conexión con el propietario del banco.

Se indica que aproximadamente a fines de julio de 2016, Veroes, Chacín Haddad, el hijo de este y CW-1, viajaron a los Emiratos Árabes Unidos para visitar una compañía que vendía carretillas elevadoras donde, finalmente, la Compañía 1 compró 28 carretillas elevadoras de esta compañía, así como 13 carretillas elevadoras de otra compañía por aproximadamente USD 1.5 millones que totalizaron ambas operaciones. La Compañía 1 facturó a Corpoelec aproximadamente USD 6.429.000 por 40 de esos montacargas, lo que representa una ganancia de más del 300 por ciento.

Posteriormente, en 2016, Chacín Haddad y CW-1 tuvieron una caída relacionada con el contrato del transformador. El primero dejó de comunicarse con CW-1 y cortó los negocios compartidos con este. Luego, CW-1 obtuvo copias de documentos relacionados con los contratos de Corpoelec para los montacargas, transformadores y generadores de una secretaria que compartía con Chacín Haddad. El testigo confidencial proporcionó copias de estos documentos a la DEA.

Del mismo modo, a principios de 2018, CW-1 obtuvo un documento con el logotipo de Corpoelec que contiene una tabla con información sobre nueve contratos de dicha corporación en la que se enumeran cinco contratos entre la Compañía 1 y Corpoelec por un total de USD 23.198.663,90 donde estaban contemplados, entre otros, los contratos de montacargas, transformadores y generadores mencionados anteriormente. También tres contratos entre la Compañía 2 y Corpoelec, donde uno de estos era para el suministro de bombillas, por un total de USD 13.003.208. Igualmente, otro contrato entre la compañía de Co-Conspirator 1 y Corpoelec por USD 685.000. El precio total de estos contratos era de USD 36.886.871. La tabla refería que la mayoría de los contratos se habían designado como entregados y procesados en su totalidad.

Se refiere que en marzo de 2017, Jesús Veroes se reunió con CW-1 en la oficina del segundo en Doral, Florida y la conversación entre ambos fue grabada. El audio revela que Veroes dijo que Corpoelec no les había pagado porque la cuenta de Citibank de la Corporación Eléctrica Nacional estaba cerrada.

La conversación también da a conocer que Jesús Veroes dijo que existían dos nuevos acuerdos con Corpoelec e informó que no habían recibido el pago por esos contratos.

Veroes dijo que Chacín Haddad no sabía que él estaba llegando al total de CW-1 y que se encargaría de asegurar el pago del testigo confidencial por su parte de los contratos. Agregó que obtuvieron los contratos con Corpoelec debido a su conexión con el Funcionario Extranjero N° 1 y afirmó que Chacín Haddad o Co-Conspirator 1 nunca hubieran obtenido negocios de la empresa eléctrica a no ser por su contacto con dicho Funcionario Extranjero N° 1. Advirtió que si lo relacionado con los pagos no se resolvía pronto, le solicitaría al “ministro” —haciendo referencia al funcionario extranjero número 1— que se comunicara con otro funcionario para que lo ayudara a obtener el dinero. Veroes reiteró cómo se llevaría a cabo la división del dinero entre él, Chacín Haddad, Co-Conspirator 1 y CW-1. Informó que él sería el responsable de pagar al Oficial Extranjero N° 2 y al otro Corpoelec.

En otra reunión sostenida en marzo de 2017, Jesús Veroes declaró que había enviado 500 transformadores a Corpoelec, pero que estos equipos no podrían usarse en Venezuela porque solo eran compatibles con los sistemas eléctricos de Cuba y Nicaragua. Los transformadores —según dijo— estaban en un patio de almacenamiento de Corpoelec. La referida incompatibilidad no fue óbice para que Corpoelec enumerara el contrato del transformador como entregado y procesado en su totalidad de acuerdo con la tabla de contratos discutida anteriormente.

Se precisó que CW-1 nunca recibió su parte del dinero de los contratos de Corpoelec acordados por Chacín Haddad y Veroes.

Transferencias bancarias

Los registros reflejan una serie de transferencias bancarias de Corpoelec a cuentas asociadas con Luis Alberto Chacín Haddad y Jesús Ramón Veroes.

— El 12 de julio de 2016, o alrededor de esa fecha, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 3.211.286 a la cuenta del Citibank de la Compañía 1.

— El 4 de agosto de 2016 o alrededor de esa fecha, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 4.894.226 a la cuenta del Citibank de la Compañía 1.

— El 8 de agosto de 2016, o alrededor de esa fecha, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 446.210 a la cuenta del Citibank de la Compañía 1.

— El 11 de octubre de 2016, o alrededor de esa fecha, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 3.428.409 a la cuenta de Citibank de la Compañía 1.

— El 16 de noviembre de 2016, o alrededor de esa fecha, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 981.352,48 a la cuenta de Citibank de la Compañía 1.

— En o alrededor de diciembre de 2016, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 445.906 a la cuenta de Citibank de la Compañía 1.

—En o alrededor del 4 de mayo de 2017, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 3.539.985,81 a la cuenta del Citibank de la Compañía 1.

Todas estas transferencias se efectuaron a la cuenta bancaria finalizada en los dígitos 1390.

— Entre aproximadamente el 22 de agosto de 2016 y el 11 de mayo de 2017, Corpoelec transfirió aproximadamente USD 4.476.152 a la cuenta del Bank of America de la Compañía 2 terminada en 8828). Las notas de la transferencia hacen referencia al anticipo del contrato NCO-PR-2016-135 suscrito entre Corpoelec y la Compañía para el suministro de bombillas cuyo precio fue de USD 5.799.000.

— Entre el 4 de abril de 2017 y el 11 de mayo de 2017, la cuenta del Bank of America de la Compañía 2 (terminada en 8828) transfirió USD 2.566.984 a la cuenta del Bank of America de la Compañía 3 (terminada en 1683), pago que tenía que ver con un avance del mismo contrato de bombillos referido en el párrafo anterior.

Por último, Warren E. Rogers. Jr. refiere que con base a todo lo expuesto en la declaración jurada, se determinó la existencia de una causa probable para presumir que Jesús Ramón Veroes y Luis Alberto Chacín Haddad conspiraron para comprometerse o intentar realizar una transacción monetaria a sabiendas de que trataba de una operación criminal de un valor superior a USD 10.000 provenientes de actividades ilegales específicas.

A saber, Rogers hizo mención a infracciones por delitos graves contemplado en la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (Título 15, Código de los Estados Unidos, Secciones 78dd-2 y 78dd-3), y delitos contra una nación extranjera que involucran el soborno de un funcionario público y la apropiación indebida, robo y malversación de fondos públicos por o en beneficio de un funcionario público, en contra del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957 (a), violación total del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h).

La declaración jurada de Warren E. Rogers. Jr. fue emitida ante el juez John Sullivan, el 14 de marzo de 2019.


Sobre el sentenciado

Por su parte, Luis Alberto Chacín Haddad, nació el 7 de mayo de 1965, es portador de la Cédula de Identidad número V-6.403.812 y se le ubica en la parroquia Porlamar, municipio Mariño, estado Nueva Esparta[4].

Sufraga en la Unidad Educativa Instituto Educativo Arcoiris, ubicado en la parroquia Porlamar, municipio Mariño, estado Nueva Esparta.

No figura registrado en el IVSS.

Este empresario (contratista) de origen margariteño y residente en los Estados Unidos es señalado de ser uno de los presuntos testaferros de Motta Domínguez. Tiene varias propiedades en Miami y junto a su hijo, Luis David Chacín, participó en los negocios irregulares con el expresidente de Corpoelec. 





miércoles, 24 de abril de 2019

No se debe desestimar capacidad de China y Rusia para intervenir en la solución del SEN pero sus intereses son meramente económicos

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Expertos consultados advierten que la tecnología china surgida de la imitación y el robo, esta se ha ido perfeccionado y podría hacer algunos aportes —eso sí— solamente si de por medio se establece un jugoso contrato y se les garantiza el pago a tiempo.
La situación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) en Venezuela es sumamente alarmante y así lo evidencian los mega apagones que ha sufrido el país en los últimos días, así como el racionamiento inmisericorde que deben padecer los venezolanos día tras día, sin que se vislumbre una solución en el corto y mediano plazo. A este panorama desolador que sólo anuncia un empeoramiento del problema, se agrega la falta de información creíble proveniente de fuentes confiables que conozcan la realidad del sector y, de este modo, puedan formularse propuestas dirigidas a su corrección.

Entre estos datos inexactos se encontraría un reportaje recientemente aparecido en el diario colombiano El Espectador[1] y en aras de ofrecer a nuestros lectores una información real y fidedigna, consultamos a un especialista que en condición de anonimato dio a conocer cómo se encuentra en verdad del SEN venezolano.

El experto refirió que en la actualidad Venezuela solamente cuenta con un auto transformador AT3 (765/400 kV) en la Central Hidroeléctrica del Guri, el cual es muy probable que colapse en virtud de la sobreexposición a la que está expuesto.

Recuerda la fuente que el equipo de trabajo que acompañó al recientemente despedido ministro de energía eléctrica y presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), Luis Motta Domínguez, intentó recuperar el AT1 sin obtener éxito alguno, dejando al Guri con un solo banco.

Advierte el experto que la impericia y desconocimiento técnico característico de la gestión gubernamental durante los últimos veinte años significa en sí mismo un riesgo, toda vez que la improvisación con que actúan en cada evento que se sucede en el SEN, solamente contribuye a que la situación se agrave y los desperfectos existentes desencadenen en nuevas fallas. De hecho, uno de los recientes apagones generales fue consecuencia de la salida del referido AT3 en un intento de corregir una anomalía que lejos de solucionar, terminó haciendo más inestable el SEN.

Venezuela, pues, corre un gran peligro ante cada anuncio de acciones acometidas en el sistema dado el incremento de la inestabilidad que se genera con estas maniobras realizadas sin fundamento técnico alguno.

Aclara que no es como se ha dicho recientemente que los problemas con los AT se corrigen cambiando una de sus piezas, pues, lamentablemente, cuando uno de estos equipos explota simplemente “ya no sirve” y hay que sustituirlo por uno nuevo.

El especialista indica que si bien China posee muchas fábricas de transformadores, solamente dos de ellas estarían tiene la capacidad de construir el equipo y proveerlo. Pero advierte que no se puede subestimar la ingeniería china, que si bien por años se caracterizó por el robo de tecnología y la imitación, ha logrado experimentar algunos adelantos. El problema con estos proveedores se encuentra —alerta el experto— en que no ofrecerán una sola pieza si de por medio no existe un contrato y la garantía de que se pagará puntualmente la cantidad de dinero que exijan por su trabajo.

De igual manera pasa con Rusia, agrega el entrevistado, quien deja sentado que estos países supuestamente aliados del gobierno de Nicolás Maduro no procederán a intervenir en favor del Sistema Eléctrico Nacional de Venezuela, sin que medie una jugosa negociación. Mas no por no estar en capacidad de hacerlo.

Con respecto a la Central Hidroeléctrica del Guri que surte de electricidad a Venezuela en estos momentos, el especialista refiere que los AT del Patio de Distribución Guri (PDG), según la concepción original, fueron concebidos para que la Casa de Máquinas 2 Guri (CM2-G) generara 765 kV que serían transportados hacia el centro occidente del país, basados en la tecnología de extra alta tensión que para la época —años ’60 y ’70— se manejaba.

Era, refiere, la tecnología más avanzada para el momento, razón por la cual el sistema de 765 kV del Guri fue considerado por años entre los más grande del mundo y agrega que existen proyectos para desarrollar el alto potencial que aún conserva el estado Bolívar para generar electricidad —la puesta en funcionamiento de una CM-3—, por lo que no es correcto tampoco afirmar que el sistema Guri se encuentra agotado.

Continúa su explicación y recordó que la energía generada de la CM2-G se planificó para enviar 765 kV hacia el centro occidente del país y para ello se construyó el patio de 400 kV "B", de modo que a partir de los AT's se pudiera transportar energía también hacia Guayana "B" (además del anillo con Caruachi y Macagua en 400 kV), suministrando así electricidad a las empresas básicas de Guayana. Al mismo tiempo se previó que el sistema de 400 kV sirviera como auxiliar en caso de surgiera cualquier eventualidad en el sistema principal.

Esto, en las actuales circunstancias sería una alternativa de solución, pero la impericia y el desastre generado por quienes se encuentran a cargo de Corpoelec, lo impide. Y es que a su juicio, el problema es de tal envergadura, que en estos momentos las máquinas pares de la CM2-G se encuentran fuera de servicio, lo que representa unos 3.500 MW que no se están generando ni transportando al centro occidente del país.

Si a esto se suma que Planta Centro no genera los 2.000 MW que debería generar, entonces el panorama empeora.

Corpoelec intentó pasar energía a través del sistema de 400 kV al de 765 kV por medio de los AT's, con la energía generada en la CM-1G y las generadas en Caruachi y Macagua, pero no fue posible.

Refiere que el banco de autotransformadores que conforman el AT3 apenas puede manejar 1.500 MW (los tres bancos generarían 4.500 MW), de allí lo delicado de la situación si llegara a fallar, pues dichos 1.500 MW quedarían fuera como ya lo están los 3.000 MW de AT1 y AT2.

Otras voces

Pero la de nuestros especialistas consultados no fue la única voz que se levantó para advertir sobre las inexactitudes del reportaje de El Espectador, pues el portal El Pitazo[2] recoge la opinión de algunos expertos que rebaten la información del periódico colombiano, entre ellos el ingeniero y consultor internacional, José Aguilar, quien refiere que si bien reconoce que un falla en el AT actualmente en funcionamiento en el Guri generaría un nuevo apagón, tal evento estaría lejos de ser el descrito en la nota que asegura que este será definitivo y duraría unos 39 días.

Aguilar estima que de producirse dicho apagón, con nuevas operaciones se podría restablecer el servicio, aunque este presentaría una mayor restricción de energía. En tal sentido, el ingeniero considera como indispensable recuperar los equipos generadores de la Casa de Máquina 2 de Guri.

Igualmente, niega que dos de tres transformadores del Guri hayan colapsado, pues en la Central Hidroeléctrica  hay muchos más de estos aparatos, solamente que “estos son claves en estos momentos, porque se está dependiendo de ellos que son realmente el respaldo, cuando esa no es su función primaria… ¿Y por qué ocurre esto? Porque la vía natural para alimentar el sistema de las tres líneas de 765 kV, responsables de 80 % de la energía del Centro y Occidente de Venezuela, no puede funcionar adecuadamente, ya que entre 6 y 7 de las 10 máquinas de generación en Casa de Máquinas 2 de Guri (capacidad instalada total de 7.580 MW), están indisponibles a causa de los daños causados por falta de mantenimiento y de las maniobras irresponsables producto de los apagones al recuperar la carga después del 7 de marzo”, refiere Aguilar en el citado portal.

Aguilar precisa que el reportaje confunde un autotransformador con un generador, aun cuando son dos aparatos diferentes.

A diferencia de nuestro experto, Aguilar considera que los chinos y rusos no cuentan con la experticia necesaria para ayudar a resolver el problema eléctrico venezolano. “La tecnología del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) de Venezuela se basa en los estándares de ingeniería del mundo occidental, que son muy diferentes a los de esos países”, le comentó al portal.

Del mismo modo indicó que la empresa austriaca Andritz no tiene nada que ver en este tema eléctrico, pues son fabricantes de turbinas hidroeléctricas.

“Lo que se requiere es la recuperación del AT2 o el AT1, (lo que sea más conveniente y rápido), pero tienen que hacerse adaptaciones y cuentan con todas las piezas necesarias en el país, además de hacerle mantenimiento al AT3. El problema es que, aparentemente, carecen del ‘know how’ (del conocimiento) para hacerlo, sumado al ambiente hostil dentro de la empresa, por lo que si algo sale mal, los trabajadores y técnicos puedan ser torturados y hasta perecer”.

Aguilar refiere que los fabricantes de los AT son Westinghouse (actualmente Siemens para el AT1), General Electric para el AT2 y Alstom para el AT3.

Finaliza José Aguilar catalogando como “locura” la supuesta pretensión del gobierno venezolano de hacer una reconversión de los sistemas para adaptarlos a tecnologías chinas o rusas, y recomienda “recortar la carga en el AT 3. Recuperar unidades indisponibles en la Casa de Máquinas 2 de Guri y resolver la situación causada por la misma negligencia de ellos con el AT1 o AT2. Por último, deben pedir un nuevo banco con su reserva. Este último paso llevaría de dos a dos años y medio”.

También el profesor de Ingeniería en Electricidad de la Universidad de Los Andes, Pedro Mora, fue consultado por El Pitazo corroboró que la Casa de Máquinas 2 del Guri tiene 10 transformadores de 20/765 KV, y no uno como asegura el diario colombiano, agregando que en estos momentos de dicha decena funcionan cuatro.

Otro experto consultado y que permanece en anonimato alertó de la importancia de vigilar que las decisiones políticas no prevalezcan por encima de las técnicas al momento de intentar solucionar la situación reinante en el SEN.

 Citas 

[1] El Espectador. “Venezuela: a días de apagarse totalmente”. 20 de abril de 2019. https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/venezuela-dias-de-apagarse-totalmente-articulo-851316

[2] El Pitazo. “Expertos refutan el reportaje de El Espectador de Colombia sobre el sistema eléctrico venezolano”. 22 de abril de 2019. https://elpitazo.net/politica/expertos-refutan-el-reportaje-de-el-espectador-de-colombia-sobre-el-sistema-electrico-venezolano/


miércoles, 10 de abril de 2019

Esta es la condición actual del parque Termoeléctrico de Venezuela y el mil millonario monto presupuestado para recuperarlo

Por Maibort Petit
@maibortpetit 

El racionamiento eléctrico no podrá ser restablecido en un año. Un informe interno de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) sobre la condición actual del parque termoeléctrico y las acciones requeridas para recuperarlo deja claro que 36 plantas a nivel nacional necesitan trabajos de reparación, mantenimiento y sustitución total en muchos casos, lo cual amerita una inversión calculada en USD.1.555.687.000,00 más Bs.S. 2.559.500.000,00. Fuentes señalan que en el reporte que a continuación desglosaremos, hay un cálculo con sobreprecios para la compra de  equipos y piezas, lo que indica el componente corrupción no ha variado, sino que por el contrario ha aumentado.
El recién nombrado ministro de Energía Eléctrica, Igor Gavidia, anunció el lunes 8 de abril, que el “plan de administración de carga” podría abarcar desde 30 días, 60 días, 90 días y hasta un año”.

Las declaraciones de Gavidia fueron emitidas desde Puerto Ordaz en compañía del vicepresidente de Comunicación y Turismo del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez y de Delcy Rodríguez 

Corpoelec dio a conocer un comunicado donde explicaban los horarios del racionamiento eléctrico por bloques (reportes señalan que el cronograma no se cumplió ni se cumplirá). 

La nueva emergencia eléctrica es un nuevo robo a la nación

Un experto consultado (cuyo nombre no podemos revelar por razones de seguridad) para la realización de esta nota confirmó que la recuperación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) durará mucho más de un año debido principalmente a las inversiones que se requieren en transmisión y generación termoeléctrica.


De acuerdo a un estudio interno, las  máquinas hidroeléctrica 12, 14, 16, 18 y 20 de Guri están fuera de servicio. 

Asimismo, se observa que la corrupción sigue intacta en Corpoelec, los montos en dólares que aparecen en el informe tienen sobreprecios.


Las máquinas 18 y 20 están fuera por modernización inconclusa y por no haber cumplido con los pagos a la empresa alemana Andritz, un conglomerado industrial que adquirió las principales empresas fabricantes de turbinas y generadores a Nivel mundial y se hicieron con las acciones de Canadian General Electric CGE).

Sobreprecio, corrupción

El experto comentó que la nueva emergencia eléctrica será otro robo al país. Comentó que los precios que aparecen presupuestados no se ajustan al mercado internacional, ni siquiera si se compraran las plantas más costosas. 

Por ejemplo, si se paga el precio más alto en el mercado de una máquina nueva de ciclo combinado de 160 MW, por ejemplo, es de USD104 millones e incluye todo, es decir, generador, turbina, calderas, auxiliares, etc. El monto previsto para el mantenimiento de las máquinas es demasiado alto, por lo que a simple vista se observa que hay sobreprecio y corrupción.


Condición actual del parque termoeléctrico de Venezuela 

De acuerdo a un informe interno en nuestro poder, en el cual se evalúan 36 unidades termoeléctricas del país, se requiere en algunos casos 24 meses para poner en marcha el sistema en su totalidad. Obviamente el resultado de las proyecciones hechas dependen de la disponibilidad del dinero y de la capacidad profesional de talento humano.

1) Planta Termoeléctrica del Centro (Planta Centro) tiene 6 unidades que requieren acciones inmediatas. Dicha planta tiene la capacidad total de producción normal de 2600. No obstante, actualmente se produce a penas 300 y MW después de MTTI 2600. El costo total es de USD 514.700.000,00 y el tiempo extendido para la recuperación máximo es de 24 meses.

2) El Complejo Generador termoeléctrico Josefa Joaquín Sánchez Bastidas tiene 11 unidades con una capacidad normal de 1788,. Actualmente produce 208, MW después del MTTI 1035. USD 163.000.000,00 y Bs. 60.000.000,00
3) Complejo Generador Termocentro Planta India Turquía "El Sitio", capacidad normal 830, actualmente produce 390, MW después de MTTI 830. Se requierenUSD 90.000.000,00 y Bs.40.000.000,00  para su puesta en funcionamiento.

4) Complejo Termoeléctrico General Rafael Urdaneta, Planta TermoZulia tiene 17 unidades. Capacidad nominal 1374, actualmente sólo produce 436, MW después de MTTI 792. Se necesitan USD 91.487.000,00 más Bs (s). 1.498.700.000.00 para ponerlas en funcionamiento.

5.- Planta Termoeléctrica Sidor  con capacidad nominal 185, capacidad actual 20, MW 120. Se necesitan USD5.600.000. Tiempo extendido para la recuperación 3 meses.  

6.- Planta Termoeléctrica Cayaurima. Capacidad normal 30. Capacidad actual 0, MV 0. No tiene presupuesto. Desincorporar. 
Daños en Primera y Segunda Etapa de los Alabes de la turbina. Se requiere sustitución de set Alabes Partidos. La Unidad PFC 01 tiene daños en Primera y Segunda Etapa de los Alabes de la Turbina. Se requiere sustitución de set de Alabes Partidos y la Unidad PFC 02  presenta daños en Primera y Segunda Etapa de los Alabes de la Turbina. Se requiere sustitución de set de Alabes Partidos. Ambas unidades están en proceso de desincorporación, por lo cual no tienen previsto presupuesto para su recuperación.
 


7.- Planta Termoeléctrica Ayacucho. Capacidad nominal 15. Capacidad actual 0. MV 10. Se necesitan Bs.35.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 3 meses.  Presenta falla en la línea que alimenta los auxiliares de la unidad. Requiere sustitución de conductor de línea que alimenta los auxiliares de 750 MCM y sustitución de variador de frecuencia dañado y adicionalmente se debe normalizar las condiciones del sistema de transmisión para asegurar la correcta operación de la unidad.

8.- Planta Termoeléctrica Pedro Camejo.  Capacidad nominal 300. Capacidad actual 110. MV 150. Se require un monto de $48.000.000 más Bs(s). 100.000.000 adicionales. El tiempo extendido para la recuperación 90 días. Esta planta tiene dos unidades que presentan daños en cojinetes por falla, en sistema de lubricación DC. Se requiere contratación de servicio para reparación del rotor de turbina y requiere mantenimiento o mayor Tipo A.  Supera las 60.000 horas de operación sin ciclos de mantenimiento. Se requiere contratar el servicio de mantenimiento mayor de la unidad para recuperar su capacidad nominal. 

9.- Planta del Este. Tiene 5 unidades. Capacidad nominal 90. Capacidad actual 23. MV. 54. Costo total de reparación es $ 45.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 3 meses. Presenta daños mayores en componentes principales por exceso de horas de operación. Requiere contratación de servicio para aplicación de mantenimiento mayor a mediano plazo.  Requiere contratación de servicio para aplicación de mantenimiento mayor a mediano plazo. 

10.- Planta Castillito: 4 unidades. Capacidad nominal 41. Capacidad actual 0. MV. 20. Se requieren $15.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 6 meses. Presenta daños mayores en componentes principales por exceso de horas de operación. No se recomienda su rehabilitación por altos costos de inversión.  Requiere aplicación de mantenimiento mayor. 

11.- Planta Termoeléctrica José María España. 3 unidades Capacidad nominal 450. Capacidad actual 170. MV 170. Se requieren $40.000.000. Bs. 135.000.000. Tiempo extendido para la recuperación es  de 3 meses. La Unidad JME 09 presenta daños mayores en componentes principales por exceso de horas de operación sin ciclos de mantenimiento (120.000 horas). Requiere contratar servicio para la sustitución del rotor del generador por parte de PDVSA, mantenimiento tipo A y la extensión de vida útil del turbo-compresor.  La JME 11 tiene posibles daños en cojinetes por falla en sistema de lubricación DC. En proceso de evaluación para estimar los daños. JME 12 presenta daños mayores en componentes principales por exceso de horas de operación sin ciclos de mantenimiento (120.000 horas). Requiere contratar servicio para la sustitución del rotor del generador por parte de PDVSA, mantenimiento tipo A y la extensión de vida útil del turbo-compresor. Se requiere puede utilizar el rotor del turbo-compresor ubicado en la barcaza Nicolas Briceño, estado Zulia. 

12.- Complejo Generador Termocentro Planta La Raisa: Capacidad nominal 150. Capacidad actual 140. MV 0. Se requieren Bs(s). 80.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 1 mes. La unidad LR 400 presenta falla en sistema de control de la unidad.  LR 600 y LR700 están en servicio. Actualmente en reparación con recursos propios. 

13.- Planta Termoeléctrica Guarenas: Capacidad nominal156. Capacidad actual 0. MV. 110. Se requieren USD 40.300.000. más Bs (s). 100.000.000.  Tiempo extendido para la recuperación 4 meses.  La unidad G10 presenta falla en el rotor de la excitratriz. Instalación del sistema de excitación que fue reparado y mantenimiento de servicios auxiliares. Requiere repuestos que fueron tomados para recuperar otras unidades. La G200 tiene fuga de aceite en el cojinete Nro. 7 de la turbina. Requiere contratación de servicio para mantenimiento tipo B. La G300 tiene una falla del compresor y sistema de comunicaciones. Requiere contratación de servicio para mantenimiento del compresor y sistema de comunicaciones y la G400 presenta una fuga de aceite en la turbina, falla en la servoválvula del sistema de lubricación de la turbina. Requiere contratación de servicio para mantenimiento correctivo en la turbina, en la servoválvula del sistema de lubricación y reemplazo de partes calientes. 

14.- Planta Termoeléctrica La Mariposa. Capacidad nominal 40. Capacidad actual 0. MV 20. Presupuesto requerido Bs. 45.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 1 mes. En proceso de recuperación. Requiere sustitución de cables especiales en precipitador electrostático. 

15.- Planta Termoeléctrica Ramón Laguna. Capacidad nominal 660. Capacidad actual 0. MV 517. Presupuesto requerido USD 80.550.000. Bs. 210.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 14 meses.  La unidad RL13 requiere reparación de Generador, mantenimiento a la Turbina, mantenimiento mayor de Caldera y adquisición de auxiliares.  La Unidad R14 se encuentra limitada por vida útil de Caldera, requiere mantenimiento mayor de Caldera y adquisición de auxiliares. La RL 15 presenta fallas en el cojinete. En lo inmediato se requiere rebabitado de cojinetes y sellos de la Turbina y Generador.  RL14 requiere mantenimiento mayor de caldera, rebabitado de cojinetes, adquisición de auxiliares principales y la RL16 requiere rehabilitación de caldera (Reentubado) y adquisición de auxiliares. RL17 requiere sustitución de bomba electrohidráulica. Adicionalmente, esta unidad requiere mantenimiento mayor de Caldera y adquisición de auxiliares para incrementar su potencia. 

16.- Planta Termoeléctrica San Lorenzo. Capacidad nominal 63. Capacidad actual 0. MV. 54. Costo total USD 36.000.000. Tiempo extendido para la recuperación 6 meses. La unidad SL 03 requiere mantenimiento de las válvulas de control de gas, mantenimiento de los sistemas auxiliares de la unidad, sistema de giro lento, sistema de agua de enfriamiento y sistema de aire de admisión. Requiere reemplazo de una servovalvula del sistema de gas. Mantenimiento tipo B. La SL 04 tiene una falla del estator del generador. SL 07 requiere reemplazo del estator del generador y normalización de componentes en compartimiento de accesorios y del generador. Mantenimiento tipo B.

17.- Planta Casigua.  Capacidad nominal 80. Capacidad actual 31. MV. 12.  Costo total. Bs. 81.500.000. Tiempo extendido para la recuperación 1 mes. Presenta problemas con bomba de combustible y cambio de servoválvula.  Presenta obsolescencia en sus componentes principales (Turbina, Caldera y sistemas auxiliares). En proceso de desincorporación.  Alineación paquete turbina generador, comisionamiento y puesta en servicio de la unidad 

18) Planta Guaicaipuro 2 unidades, capacidad de producción  50, actual 18,  MTTI 0,  se requiere de un presupuesto de USD 20.000.000,00

19) Planta Santa Bárbara  2 unidades capacidad de producción 40, actual 16, 15 MW MTTI 0 USD 8.000.000,00

20) Planta Termoeléctrica Jose Camejo 3 Unidades, producción normal 450, actual 260. MW MTTI 150 USD 57.000.000,00

21) Planta Punto Fijo 2 Unidades, producción normal 42, actual 14 y MW  MTTI 15, USD16.000.000,00 

22) Planta Coro 4 Unidades, capacidad de producción 65, actual 15 MW 30 USD 40.000.000,00

23) Planta Dabajuro 3 unidades, capacidad de producción 15, actual 0, MW MTTI 15 USD27.000.000,00

24) Planta Termoeléctrica Argimiro Gabaldón 3 unidades, capacidad de producción 120, actual 0, MW MTTI 80, USD24.000.000,00

25) Planta II Barquisimeto 3 Unidades, capacidad de producción 73,  actual 16, MW MTTI 40,  USD36.000.000,00

26) Planta III Barquisimeto 4 Unidades, capacidad de producción 135, actual 30, MW MTTI 70, USD 44.000.000,00

28) Planta Termoeléctrica Guanta 4 unidades producción normal 174,  0 producción actual, MW después de MTTI 87 ellos piden USD10.040.000,00

29) Planta Termoeléctrica Luisa Cáceres de Arismendi 16 unidades capacidad normal 377, actual 71 y MTTI 183 USD15.000.000,00 Bs. 30.000.000,00

30) Planta Termoeléctrica Juan Bautista Arismendi 4 unidades, producción normal 200, actual 130, MTTI 0,  ( desincorporación) 

31) Planta Termoeléctrica Antonio José de Sure ( Cumaná)  2 Unidades, capacidad de producción 320, actual 130  y luego de MTTI 130 USD 10.000,00

32) Planta Termoeléctrica Don Luis Zambrano ( EL Vigía), 3 unidades, producción normal 540, actual 150, y MW MTTI 260. USD 12.000.000,00  Bs. 30.000.000,00

34) Planta Táchira 10 unidades, capacidad de producción 243, actual 29, MTTI  167,  USD67.000.000,00 y Bs. 50.000.000,00

35) Monay. 2 unidades capacidad de producción 30, actual 0 y MTTI 12. USD 3.000.000,00

36) Planta San Fernando de Apure 1 unidad, capacidad de producción 20, actual 0, MW MTTI 12 USD 3.000.000,00 

Generación Térmica Operativa 2718

MW después del mantenimiento 7858 para un total de 10.576