Mostrando entradas con la etiqueta Vladimir Putin. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vladimir Putin. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de marzo de 2022

Joseph Humire: acabar con el dólar estadounidense es el objetivo de Rusia

  Más allá de la invasión y anexarse el territorio ucraniano, la guerra emprendida por Rusia apunta a un objetivo más a mediano y largo plazo y que pasa terminar con el actual orden internacional.

Por Maibort Petit

   En opinión de Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS, por las siglas en inglés de Center for a Secure Free Society), el conflicto surgido con la invasión-ataque a Ucrania por parte de Rusia tiene un objetivo que apunta más allá de la reivindicación soberana o la mera anexión territorial, sino que está dirigido a acabar con la hegemonía del dólar en la economía mundial.

  Destruir el dólar estadounidense sería el verdadero fin de Vladimir Putin, sostiene el experto en temas de seguridad quien, a diferencia de lo que estiman otros voceros internacionales, el mandatario de la Federación Rusa está muy lejos de encontrarse debilitado o acabado.

  Señala que a la par del combate armado que se libra en territorio ucraniano, existe otra guerra cuyo alcance es tal vez mayor que el que logran las armas: la de la información en la que ambas facciones dirigen todos sus esfuerzos para amplificar las narrativas que cada uno de ellos procura imponer. Advierte que los rusos son excelentes en desinformar y, en ese sentido han actuado desde mucho antes de que se iniciara la confrontación bélica. Precisa que Rusia cuenta con cadenas de televisión que son muy populares en el Medio Oriente y América Latina —Rusia Today y Sputnik— con las que logra buena parte de dicho objetivo. Humire, sin embargo, advierte que del otro lado, Estados Unidos, la OTAN, la Unión Europea y Occidente en general, actúan en consecuencia. Corresponde a los analistas y al público en general, discernir a qué información le dará crédito y a cuál no.

  Para llegar a estas conclusiones, Joseph Humire parte de algunas premisas, a saber:

1. Rusia no trabaja sola en su objetivo

   Advierte el experto en temas de seguridad que es un gran error creer que, en esta guerra, Rusia actúa ni hace cálculos sola. Asegura que una decisión tan importante como la invasión a Ucrania, no fue adoptada por el gobierno de Vladimir Putin sin aliados. No lo hizo cuando invadió y tomó Crimea, ni en la Guerra de Osetia del Sur con Georgia, pues el jefe de la Federación Rusa sabe que requiere del apoyo de China. Advierte que no se trata de una alianza natural, pues en otras circunstancias serían hasta enemigos, pero los une el interés común de derrocar al orden internacional y por extensión a Estados Unidos, sustentador de dicho orden desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. “Las decisiones que China está tomando son completamente a favor de Vladimir Putin, y viceversa”, asevera Humire, quien agrega a Irán a esta alianza.

2. Una guerra más allá de lo militar

  En opinión de Joseph Humire, la invasión a Ucrania no es un hecho improvisado al que Vladimir Putin llegó sin preparación, pues en ello viene trabajando desde hace muchos años y, de allí, la adopción de decisiones previas que resultan fundamentales.

  Entre estas decisiones está el aumento del presupuesto del Ministerio de Comunicaciones de Rusia en un 45 por ciento, casi el doble de su asignación anterior, pues entienden que “la información es guerra, la información es el conflicto, es decir no se va a ganar con tanques y bombas en Ucrania, sino cuando en el campo de la información la opinión pública se incline a su favor”. Esa es la razón de la avalancha de propaganda pro Rusia en lugares donde menos se esperaba. Comenta, en este sentido, que es sorprendente ver la cantidad de personas, expertos, académicos, activistas u otros, incluso de la derecha, apoyando a Vladimir Putin a pesar de su alineación con la izquierda en Latinoamérica y de otros lugares del mundo. “A la par de las bombas en Ucrania, Putin lanza bombas digitales en el mundo”.

3. Una guerra de varias dimensiones

  El director ejecutivo del SFS asegura que la guerra con Ucrania no comenzó con la invasión de su territorio ni con el bombardeo a sus ciudades, “esa es solamente la guerra física”.

   Humire explica que la guerra tiene varias dimensiones: la física; la mental, que es la sicológica; y la dimensión moral, que tiene que ver con la legitimidad. En este sentido, indica que los rusos trabajan en todas estas dimensiones, pues no son novatos de guerra, “no son los mismos que estuvieron el Siria o en Libia, sabemos que Vladimir Putin y la Federación Rusa saben de guerra híbrida” en la cual se utilizan toda clase de medios y procedimientos para alcanzar su objetivo.

4. Cálculos previos

  La invasión a Ucrania por parte de Rusia requirió de un cálculo previo en el que se midió la respuesta de Estados Unidos y la OTAN. En el caso de esta última, refiere que Putin y sus aliados consideraron la posición de Alemania e Italia, países que sabían que no comprometerían sus fuerzas armadas en la defensa de un país que no es miembro del organismo. Entretanto, el cálculo sobre EE. UU., Rusia lo fundamentó en el “desastre” en que se convirtió el retiro de las fuerzas estadounidenses de Afganistán.

“Vladimir Putin sabe que no va a haber respuesta militar a su agresión-invasión a Ucrania”. Comenta que tal era la certeza del líder ruso en este sentido, que en la invasión no recurrió a sus mejores equipos como lo hizo en Siria, por ejemplo. “Putin actuó de esta manera porque sabía perfectamente que Occidente no intervendría militarmente”.

5. Las sanciones

   La actuación militar de Rusia ocurrió sobre el cálculo de la respuesta que tendría Occidente, como ya se ha dicho, la cual se limitaría a la aplicación de sanciones, las cuales, aunque muy severas y contundentes —entre ellas la salida de Rusia de la Sociedad para las Comunicaciones Financieras Interbancarias Internacionales (SWIFT, por las siglas en inglés de Society for World Interbank Financial Telecommunication) y el congelamiento de bienes en el exterior— lo cual estaba perfectamente medido por Putin y sus aliados.

  Suponer que Rusia está debilitada y acabada por las sanciones es un error, a juicio de Humire, quien conocía que esta sería la reacción occidental y se preparó para ello.

6. Sin sorpresas

  Joseph Humire se remite a lo afirmado por el asesor ruso Sergei Glazyev, quien en su libro “Genocidio: Rusia y el nuevo orden mundial” hace una serie de planteamientos que Vladimir Putin prácticamente repite al momento de llevar a cabo la invasión a Ucrania, tales como la calificación de Ucrania como régimen nazi.

  Igualmente, recuerda que hace años fue testigo de como Putin en reunión con los líderes de los países de la alianza bolivariana, Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Hugo Chávez (Venezuela), Daniel Ortega (Nicaragua), dijo que era necesario salir del dólar estadounidense y por eso surge el “Sucre” en su momento —devenido en mecanismo de lavado de dinero, pero estaban experimentando— y posteriormente el Petro y el sistema digital de Ecuador.

  Sostiene que a sabiendas del efecto que las sanciones tendrían en el pueblo ruso, Putin tomó la determinación de invadir Ucrania, porque su visión está puesta en el largo plazo cuando por la sobre exposición de sanciones estas vayan perdiendo su efecto. “La estrategia de Rusia es perder en el corto plazo para ganar en el mediano plazo. Van a sufrir en los próximos meses, tal vez años, para después poder reemplazar este sistema actual por el chino, constituido en 2010”.

 Todo está calcula entre Rusia y China, asevera Joseph Humire, al tiempo que recuerda que, por ejemplo, al anunciar Visa y MasterCard el fin de sus operaciones en Rusia, ellos anunciaron de inmediato su mudanza al sistema chino.



martes, 8 de marzo de 2022

Venezuela y PDVSA entre la espada y la pared: Mientras un juez autorizó la venta de CITGO para pagar deuda impaga, el régimen de Maduro está más cerca de lograr un alivio a las sanciones

 Las decisiones enfrentadas adoptadas por el gobierno y los tribunales, podría generar un conflicto de poderes.

Por Maibort Petit

   Crystallex International Corporation no ha cesado en su esfuerzo por recuperar la sentencia a su favor por USD 1.200 millones por la expropiación que sufriera por parte del gobierno venezolano cuando Hugo Chávez decidió despojar a la minera canadiense de sus activos en Venezuela. Recientemente el juez Leonard Stark, titular del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Delaware ordenó iniciar el proceso de venta de las acciones de CITGO Petroleum Corporation en manos de PDV Holding Inc., una decisión que se enfrenta a la disposición gubernamental que mantiene bloqueada la operación.

  Una situación que amenaza con crear un conflicto de poderes en los Estados Unidos, toda vez que la orden del juez Stark se produce apenas un mes después de que la administración de Joe Biden, a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, extendiera por un año más el decreto de protección de la refinería venezolana.

  Pero mientras las presiones sobre Venezuela y su principal industria se acentúan, por un lado, por el otro el régimen de Nicolás Maduro logró, gracias a lobistas, que el gobierno de Joe Biden enviara a Caracas una comisión de Alto nivel para negociar con la dictadura negocios petroleros a cambio del posible levantamiento de las sanciones.

En esta entrega presentamos los detalles de lo acontecido.

EE. UU. extiende medida de protección a Citgo

   El pasado 20 de enero, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, extendió hasta el 20 de enero de 2023 —es decir una prórroga por un año más— el decreto de protección a CITGO Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos, cuya administración en la actualidad se encuentra en manos del denominado gobierno interino que encabeza Juan Guaidó desde comienzos de 2019, luego de que entraran en vigencia las sanciones estadounidenses contra la corporación venezolana.

   La licencia de la OFAC prohíbe la venta o transferencia de las acciones de CITGO en relación con los Bonos PDVSA 2020 8,5 por ciento, a menos de que se cuente con l autorización de dicho despacho. Se quiere dar oportunidad a que se pueda llegar a un acuerdo sobre las propuestas para reestructurar o refinanciar los pagos adeudados a los tenedores del referido bono, por lo que se podrán aplicar requisitos de licencia adicionales. “La OFAC alentaría a las partes a solicitar una licencia específica y tendría una política de concesión de licencias favorable para dicho acuerdo”[1].

  Sobre el activo venezolano en EE. UU. se han volcado las apetencias de decenas de acreedores con los cuales el régimen de Nicolás Maduro mantiene mil millonarias deudas, referidas en buena parte por el impago de intereses y capital de bonos emitidos, bien sea por la república como por la propia estatal petrolera, así como de sentencias que obligan el pago por parte de Venezuela a empresas expropiadas, tal es el caso de la minera Crystallex.

  CITGO sirvió no en pocas oportunidades sirvió de garantía colateral de varios préstamos, así como activo designado para la compensación de impagos del gobierno venezolano que se dirimieron en tribunales internacionales y de Estados Unidos.

  La administración de Donald Trump entregó CITGO al gobierno interino de Guaidó, cuando la Asamblea Nacional y decenas de países desconocieron la reelección presidencial de Nicolás Maduro luego de una convocatoria irregular de comicios. Tal apoyo de EE. UU se ha mantenido en el gobierno de Joe Biden, quien decidió darle continuidad a la medida de protección de la empresa venezolana[2].

  Carlos Vecchio, representante de la administración de Juan Guaidó en Estados Unidos, manifestó su satisfacción con la medida que protege a la petrolera CITGO “frente a deuda irresponsable contraída por dictadura de Maduro”.

   Dijo que “esta es la mayor extensión de licencia otorgada hasta ahora para proteger y preservar CITGO para la futura recuperación de Venezuela”, por lo que agradeció la medida al gobierno de Joe Biden.

  En la página web de la Embajada de Venezuela en Washington, Carlos Vecchio atribuye al gobierno interino la obtención de estas medidas protección “logradas por el embajador Vecchio y la Procuraduría Especial ante la OFAC y otras instancias [que] han evitado que activos como CITGO sean liquidados y que sigan siendo parte del patrimonio de Venezuela”[3].  

Tribunal de Apelaciones rechaza orden de Tribunal de Distrito

  El 9 de febrero de 2022, la secretaria del Tribunal de Apelaciones del Tercer Circuito de los Estados Unidos, Patricia S. Dodszuweit, certificó que en fecha 18 de enero de 2022, dicha instancia judicial ordenó y adjudicó que las apelaciones de la orden del Tribunal de Distrito de Delaware del 14 de enero de 2021, presentadas por Corporación Petrolera CITGO; PDV Holding Inc.; Petróleos de Venezuela S.A. y CITGO Petroleum Corporation sea rechazada por falta de competencia.

Orden de venta

  El 2 de marzo de 2022, el juez de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Delaware, Leonard P. Stark, dictaminó la anulación en parte de las objeciones de las partes a la Orden de Procedimientos de Venta de CITGO Propuesta por el Magistrado Especial.

   Asimismo, ordenó que Crystallex International Corporation y la República Bolivariana de Venezuela se reúnan y consulten con el Auxiliar Especial y, a más tardar el 9 de marzo de 2022, presenten un informe de situación conjunto.

  Este informe deberá contemplar: i) sus posiciones sobre si el Tribunal debe certificar una apelación interlocutoria y, de ser así, exactamente qué preguntas deben certificarse; ii. Sus propuestas para el momento en que las partes del Proceso de Ventas y el Auxiliar Especial determinarán si quedan objeciones maduras que requieran resolución judicial y en qué horario y con qué folios se formularán las restantes objeciones.

  Del mismo modo, el informe debe incluir una orden propuesta que la Corte puede firmar para seguir implementando sus decisiones y preparar el caso para procedimientos adicionales consistentes con lo que se propone en el próximo informe de estado conjunto; y cualquier otra cosa que las partes deseen incluir en el informe.

Presiones de Wall Street

  Entretanto en los tribunales estadounidenses se libran batallas en las que Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro ha decidido usar como bastión el centro financiero para tratar de recuperar el acceso al crédito internacional y atraer la inversión internacional a un país que, pese a su inmensa riqueza petrolera, no puede disfrutar de los beneficios que brinda el incremento de los precios del crudo en razón de la guerra en Ucrania.

  Así lo refiere una nota de The Wall Street que señala que a través de los tenedores de bonos y otros inversores, Maduro está ejerciendo presión ante la administración de Joe Biden para que levante las sanciones que pesan sobre Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

  La inteligente jugada —aunque la cercanía del régimen de venezolano con Vladimir Putin crea resquemores— apunta a que el gobierno estadounidense y el hemisferio occidental en general recurran a que el que por años fue un operador petrolero confiable en la región pueda recuperar su capacidad de producción, de manera que se alivien así las presiones que la guerra genera sobre los precios del hidrocarburo.

  La oferta que el régimen de Maduro presenta a través de sus agentes, contempla la reestructuración de la deuda que supera los USD 60 mil millones en bonos, “concesiones de infraestructura, reservas de petróleo y gas y privatizaciones de activos a cambio de una reestructuración de la deuda que comenzó a caer en incumplimiento en 2017”, refiere la nota.

 De esta manera Maduro quiere convertir a quienes hasta ahora han sido la principal amenaza contra los activos venezolanos en el exterior, en cabilderos suyos ante el gobierno de los Estados Unidos: los bonistas.[4].

  El pasado fin de semana se concretó la primera acción de poderoso lobby financiero. Nicolás Maduro, que no es reconocido formalmente como presidente legítimo de Venezuela, y en una clara contradicción de intereses de la política exterior del atribulado presidente estadounidense, Joe Biden envió una comisión de Alto Nivel encabezada por el encargado de América Latina en la Casa Blanca, Juan González.

  La Administración Biden informó que entabló contacto con el régimen de Nicolás Maduro con el objetivo de aligerar sanciones e incrementar el flujo de petróleo en el mercado internacional para atemperar los efectos de un embargo al crudo ruso por la invasión de Ucrania, ya que el crudo venezolano está sujeto a sanciones de Estados Unidos (EEUU) desde 2019.

   La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en rueda de prensa este lunes 7 de marzo: "En lo que respecta a Venezuela, el propósito de ese viaje de funcionarios incluía varios asuntos, también la seguridad energética, y también averiguar sobre el bienestar de ciudadanos de EEUU" que se encuentran detenidos en el país.

 Psaki admitió que hubo "un diálogo con miembros de la administración los pasados días, y las negociaciones están abiertas". También negó la portavoz que haya ninguna decisión tomada sobre sanciones a Venezuela.

    Nicolás Maduro ratificó las conversaciones en un directo que realizó en horas de la noche del lunes 7 de marzo, advirtiendo que apoya al presidente de Rusia, Vladimir Putin pero que está abierto a las conversaciones respetuosas, y positivas con Estados Unidos, quien lo ha reconocido de manera informal, por ahora.




[1] Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. “595. What does Venezuela-related General License 5I authorize?”. 20 de enero de 2022. https://home.treasury.gov/policy-issues/financial-sanctions/faqs/595


[2] Swissinfo. “EEUU extiende protección para Citgo frente a acreedores de Venezuela”. 20 de enero de 2022. https://www.swissinfo.ch/spa/eeuu-extiende-protecci%C3%B3n-para-citgo-frente-a-acreedores-de-venezuela/47279938


[3] Embajada de la República Bolivariana de Venezuela/Estados Unidos. “Tesoro de Estados Unidos extiende por 1 año más protección”. 20 de enero de 2022. https://us.embajadavenezuela.org/noticias/tesoro-de-estados-unidos-extiende-por-1-ano-mas-proteccion-sobre-citgo/


[4] The Wall Street Journal. “Venezuela Asks Wall Street to Help Lift U.S. Sanctions So Oil Can Flow”. 3 de marzo de 2022. https://www.wsj.com/articles/venezuela-asks-wall-street-to-help-lift-u-s-sanctions-so-oil-can-flow-11646312401

martes, 5 de octubre de 2021

Gennady Timchenko, el magnate aliado de Vladimir Putin que también habría ayudado a Maduro y a PDVSA a burlar las sanciones impuestas por EE. UU.

  El empresario ruso habría facilitado las colocaciones del crudo venezolano.

Por Maibort Petit

   Burlar las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos no es una tarea que el régimen de Nicolás Maduro haya emprendido por una sola vía, muy por el contrario, varios son los caminos de que se vale y varias las personas, instituciones y fórmulas para cumplir su cometido, siendo supuestamente uno de ellos —según fuentes consultadas por Venezuela Política— el empresario Gennady Timchenko, quien es el comerciante independiente de petróleo ruso más importante del mundo y quien habría amasado buena parte de su fortuna a la sombre de Vladimir Putin. El mandatario de Rusia, aliado del régimen de Nicolás Maduro, habría hecho el enlace para que a través de Timchenko, Petróleos de Venezuela S.A. logre realizar las ventas de crudo, principalmente en los mercados de Asia, en donde China se ha convertido en el gran comprador del petróleo de PDVSA.

 
   Los lazos entre Timchenko y Putin se incrementaron cuando la hija menor de este último, Katerina Tikhonova, se casó en 2013 con Kirill Shamalov, hijo de un viejo amigo del presidente. El joven empresario fue adquiriendo importancia y su fortuna creció exponencialmente y en solamente 18 meses compró un gran paquete accionario de Sibur, un importante procesador de petróleo y petroquímicos. La compra la realizó gracias a un préstamo de un banco encabezado por otro socio de Putin desde hace mucho tiempo, y donde el hermano de Shamalov ocupaba un alto cargo. Las acciones que adquirió pertenecían a Gennady Timchenko y habría sido este quien habría influido en el otorgamiento del préstamo bancario que permitió la compra[1]. El matrimonio entre Katerina y Krill llegó a su fin en 2018.

            Hay que apuntar que el propio Gennady Timchenko es objeto de sanciones por parte de los Estados Unidos en razón de la anexión de la península de Crimea de Ucrania en 2014 y, además, por su respaldo a los separatistas pro-rusos que combaten contra las fuerzas del gobierno de Kiev en el este de Ucrania.

   Ya una investigación de Time en 2018 sobre el respaldo o que de manera secreta Rusia brindó a el régimen venezolano en el lanzamiento de la criptomoneda Petro, estableció que la asesoría provino en parte de una empresa llamada Aerotrading, de la que no existía información, aunque se la referiría como "la mayor empresa de consultoría de blockchain”, la tecnología que hace posible la criptomoneda. Time logró identificar a los representantes rusos a quienes Maduro agradeció ayudarlo a crear el petro, Druzhkov y Bogorodsky, los cuales se reunieron con el mandatario el 20 de febrero de 2018 para discutir los preparativos del lanzamiento de la criptomoneda

“Druzhkov, el más joven de los dos, parece ser relativamente nuevo en el mundo de las criptomonedas. Sólo fundó su empresa emergente en este campo el otoño pasado, una casa de comercio en línea llamada Zeus Exchange. Su socio en esa empresa, un rico industrial y coleccionista de arte ruso llamado Sergei Litvin, tampoco parece tener experiencia previa en criptomonedas. Pero Litvin forma parte de la junta ejecutiva de un conglomerado que ha estado bajo sanciones estadounidenses desde 2014. El conglomerado, Stroytransgaz, está controlado por uno de los amigos más antiguos de Putin, el multimillonario comerciante de petróleo Gennady Timchenko, quien también está sujeto a sanciones estadounidenses”[2].

¿Quién es Gennady Timchenko?

   Fue el 9 de noviembre de 1952 cuando nació Gennady Nikolayevich Timchenko, un empresario multimillonario ruso que, según Bloomberg, ocupa el puesto 63, con una fortuna estimada de USD 23,9 mil millones.

   Es el fundador y propietario del grupo de inversión privada Volga Group, que se especializa en inversiones en activos de energía, transporte e infraestructura. Volga Group es uno de los mayores grupos de inversión de Rusia con ingresos totales consolidados de todas las compañías de la cartera USD 116 mil millones; 90 mil trabajadores; inversiones en 18 empresas principales, principalmente en Rusia; sus áreas centrales de acción son la energía, la logística y la infraestructura[3]. Fue fundada en 2007 y la cartera también incluye inversiones en bienes de consumo, servicios financieros y proyectos inmobiliarios[4].

   Antes de esto, era el dueño de Gunvor Group, una corporación registrada en Chipre que es una de las principales casas comerciales independientes de materias primas del mundo, fundada en el año 2000 como una empresa comerciante de petróleo crudo y productos derivados de este. Y aunque continúa siendo un comerciante físico en el fondo, la compañía ha invertido estratégicamente en activos upstream, midstream y downstream para crear una plataforma para la expansión internacional. “En la actualidad, Gunvor desempeña un papel importante para ayudar a suavizar los mercados energéticos mundiales. Obtenemos petróleo crudo y productos de petróleo refinado de más de 100 países, tenemos activos industriales estratégicamente ubicados en todo el mundo y trabajamos con más de 75 instituciones financieras globales, equilibradas en Asia-Pacífico, América, Medio Oriente y Europa”[5].

   El 19 de marzo de 2014, Timchenko vendió su participación de 43,5 por ciento en Gunvor a su socio Torbjörn Törnqvis[6]. Para noviembre de 2014, se conoció que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York investigaba a Timchenko por lavado de dinero. El empresario ruso habría transferido fondos relacionados pcn acuerdos supuestamente corruptos en Rusia a través del sistema financiero estadounidense. Guvnor Group compró petróleo a la rusa Rosneft y lo vendió a terceros, lo cual fue negado por el grupo a través de un comunicado[7].

   Estas operaciones se realizaron un día antes de que Gennady Timchenko fuera sancionado por los Estados Unidos a raíz de la anexión de Crimea por parte de Rusia. Previendo dichas sanciones y sus efectos, Timchenko dijo que había vendido su participación en Guvnor, pero no se reveló el monto de la transacción.

   En octubre de 2020, Timchenko solicitó al tribunal superior de Suiza que revocara una congelación del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en un par de sus cuentas bancarias en la nación europea. Ya un tribunal de Ginebra había rechazado en septiembre su apelación de una decisión de los fiscales locales de negarse a examinar si era legal el congelamiento de las cuentas. Sin que mediara ningún otro recurso, Timchenko llevó su causa al Tribunal Federal de Suiza. En febrero exigió a uno de los bancos que le entregara sus registros y confirmara si los habían compartido con las autoridades de Estados Unidos. El banco se negó y Timchenko inició la causa penal acusando a la institución bancaria de mala gestión criminal. Sostiene que las sanciones de EE. UU. tienen sustento político[8].

    En 2017, a Gennady Timchenko también se le vinculó al exsecretario de comercio de EE. UU., Wilbur Ross, y a PDVSA, toda vez que el alto funcionario estadounidense tiene inversiones comerciales en Rusia a través de una empresa naviera de la cual es cliente la petrolera venezolana.

   La inversión Ross, que rondaba entre USD 2 millones y USD 10 millones, era en la empresa Navigator Holdings, la cual transporta gas natural de Sibur, la compañía de la que es dueño el esposo de la hija de Putin luego de comprar la parte que en ella tenía Gennady Timchenko, como apuntamos líneas arriba.

    Wilbur Ross vendió sus propiedades cuando ingresó al gobierno de Donald Trump, pero mantuvo su participación en Navigator mediante una cadena de sociedades en las Islas Caimán[9].

REFERENCIAS

[1] Reuters. “The man who married Putin’s daughter and then made a fortune”. 17 de diciembre de 2015. https://www.reuters.com/investigates/special-report/russia-capitalism-shamalov/

[2] Time. “Exclusive: Russia Secretly Helped Venezuela Launch a Cryptocurrency to Evade U.S. Sanctions”. 20 de marzo de 2018. https://time.com/5206835/exclusive-russia-petro-venezuela-cryptocurrency/

[3]Volga-Group.http://volga group.com/upload/iblock/891/891e15c44efc369048d81e4bf624cf71.pdf

[4] Pitchbook. Volga Group Overview. https://pitchbook.com/profiles/investor/64236-52#overview

[5] Guvnor Group. https://gunvorgroup.com/who-we-are/

[6] Reuters. “Oil firms, U.S. banks trade with Gunvor after co-founder sanctioned”. 20 de marzo de 2014. https://www.reuters.com/article/us-ukraine-crisis-sanctions-gunvor-idUSBREA2J1T920140321

[7] The Guardian. “US ‘launches money-laundering investigation’ into member of Putin’s circle”. 6 de noviembre de 2014. https://www.theguardian.com/world/2014/nov/06/us-money-laundering-putin-russia

[8] Bloomberg. “Putin’s Oil Ally Takes Fight for Frozen Funds to Top Swiss Court”. 6 de octubre de 2020. https://www.bloomberg.com/news/articles/2020-10-06/putin-s-oil-ally-takes-fight-for-frozen-funds-to-top-swiss-court

[9] New Jersey Hispano. “Sec. de Comercio de EE.UU. vinculado a negocios en Rusia y Venezuela”. 6 de noviembre 2017. https://hispanonewjersey.com/2017/11/06/sec-de-comercio-de-ee-uu-vinculado-negocios-en-rusia-y-venezuela/