Mostrando entradas con la etiqueta Vladimir Padrino López. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vladimir Padrino López. Mostrar todas las entradas

domingo, 19 de abril de 2020

Miguel Ángel Tovar Matheus: Un contratista vinculado a Vladimir Padrino López que hizo negocios millonarios en los EE. UU. (I)

   Exhibiendo un muy bajo perfil, a través de un entramado de empresas registradas por él mismo o por interpuestas personas, habría, presuntamente, lavado dinero proveniente de operaciones irregulares con el Estado venezolano.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

    Un ciudadano venezolano y su esposa colombiana se encuentran bajo investigación por una serie de negocios fraudulentos realizados desde Estados Unidos con el Estado venezolano, el hombre está vinculado con el actual ministro de la Defensa del régimen venezolano, general de división, Vladimir Padrino López.
   Se trata de Miguel Ángel Tovar Matheus, oriundo de Barinas, quien ha ejecutado muchos contratos irregulares con el estado venezolano, inclusive desde los Estados Unidos, donde abrió empresas, compró y vendió propiedades, incluyendo un avión que aún mantiene en su poder y que opera con matrícula venezolana.

Constantino Padrino López

   Miguel Ángel Tovar Matheus está directamente vinculado a Constantino Padrino López,  C.I. 6.925.813. residenciado en Altos de Barinas, en el estado Barinas. Constantino es hermano del Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López y compadre de Tovar Matheus. Estos dos hombres mantienen una asociación con otro contratista venezolano, Gilberto Duarte, quien también posee propiedades millonarias en el estado de la Florida.

   Constantino Padrino López y su compadre Miguel Ángel Tovar Matheus registraron sus empresas en la Florida con el mismo agente, George Dahl, usando la misma dirección en varias de las firmas, a saber: 12250 Menta Street, Suite 105, Orlando, FL 32837.



   Una de las personas que estuvo vinculada y tuvo conocimiento de las actividades ilegales que ha realizado Miguel Ángel Tovar Matheus desde los EE. UU., se encuentran bajo custodia de las autoridades federales por delitos relacionados con otra trama de corrupción.

Sin hacer ruido

  De modo de pasar desapercibido, el contratista se manejó con mucha discreción por años, con un bajo perfil en el que apenas se mostraba como empresario dedicado a la construcción, así como a la compra y venta de productos dedicados a suplir la industria petrolera venezolana y otras empresas estatales, incluyendo Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM), en la cual, Vladimir Padrino tiene una gran influencia.

  Tovar Matheus registró empresas en el estado de la Florida, poniendo, incluso, a su familia como parte de la directiva, tal cual se puede constatar en los registros públicos del estado. Pero, debido a varios factores, incluyendo, inclusive, los cambios que ocurrieron en la política de los Estados Unidos, cuando llegó al poder el presidente Donald Trump, en enero de 2017, el contratista venezolano empezó a tomar medidas que le llevaron, no solamente a cerrar las empresas (en su mayoría usadas como vehículo para lavar dinero y transferir fondos a otras cuentas), sino a poner al frente de sus negocios a terceros, para evitar ser identificado por las autoridades.

  Tovar Matheus empezó a mover sus piezas, buscando otros países para asentar sus empresas, evitando al mismo tiempo llamar la atención de las autoridades. Exploró Italia, España y otros países de Europa, incluyendo asociaciones estratégicas con empresas de Europa del Este, en particular con Rusia. Pero también miró a Suramérica, destacando Colombia por ser el país de nacimiento de su esposa.

Moviendo las teclas

   Los planes de Tovar Matheus para mantenerse de bajo perfil funcionaron por un tiempo, pero la situación comenzó a cambiar cuando algunos de sus asociados fueron conminados por las autoridades para que respondieran a preguntas relacionadas con otras tramas de corrupción vinculadas con el ministro Vladimir Padrino.

    Había muy pocas referencias de Tovar Matheus en los medios en los años en los que se ampliaba la trama de corrupción y lavado de dinero en Estados Unidos. No obstante, muchos datos se empezaron a filtrar públicamente. Uno de ellos, que elevó la preocupación de Miguel Tovar Matheus, ocurrió a raíz de una publicación hecha por el diputado Ismael García en su cuenta de Instagram @ismaelg_oficial, hecha el 9 de octubre de 2019, donde el parlamentario señala lo siguiente: 

  “Este señor @padrinovladimir con razón ha protegido rabiosamente a @nicolasmaduro porque en tal caso está protegiendo todo lo que se ha robado, por cierto, él maneja a través de su principal testaferro el Sr. que Miguel Tovar Matheus un emporio de empresas en USA-Panamá y ahora se está mudando a Colombia, en la comisión que me corresponde estar de la AN (TIAR) presentaré información para que los gobiernos actúen tal y como se acordó en la ONU. Por cierto, en su avión personal ha estado viajando a Miami recientemente”[1].
 O desde su cuenta en Twitter @IsmaelG_Oficial en la que, el 12 de octubre de 2019, lo señala como asociado de Padrino López en negocios irregulares: “Este es uno de los más grandes enchufados y uno de los testaferros de @vladimirpadrino se trata de este multimillonario con el dinero proveniente de los grandes negocios con Padrino López se trata de Miguel Ángel Tovar Matheus: CORRUPTOS”[2].
  A partir de las publicaciones del diputado García, Miguel Tovar Matheus se apuró en ejecutar su estrategia de mudar sus entramados de empresas a otros países, así como de borrar su nombre de los documentos que le comprometían, para lo cual designó a terceros que actuaran a su nombre.

   Así tenemos que el 9 de octubre de 2017, a las 6:37 AM, Tovar Matheus remitió un correo a un ciudadano italiano de nombre, Ivo A. Di Criscio con copia a Ana Isabel Vargas, en el que solicita a Ivo información para la apertura de cuentas a 3 empresas jurídicas LS, que no debían estar vinculadas a las empresas venezolanas y americanas.

  Tovar Matheus da a conocer su aceptación a las recomendaciones que le hiciera a Di Criscio su contador acerca de la apertura de las cuentas de las empresas como sucursales. “Agradezco me indiques las bondades si lo manejamos de esta manera”.

  En la comunicación dice lo siguiente: "Igualmente quiero recordarte el motivo de la apertura de las empresas con los mismos nombres es por la situación de país que estamos viviendo ‘bloqueo económico’".

  Asimismo, enumera las empresas que, a saber, eran: Venezolana de Transportes y Construcciones VTC C.A. y Lubricantes y Equipos Varyna C.A. (ambas venezolanas); VTC Petroleum Equipments Parts & Supplies INC (americana); BTI INC (panameña).

  Sobre la última —BTI, INC— Tovar advierte que, aunque no la había mencionado en comunicación previa, también esta empresa es de su propiedad.
  Esta comunicación previa había ocurrido el 4 de octubre de 2017, cuando Miguel Tovar le remitió un correo a Ivo Di Criscio en el que describía las empresas a las cuales procuraba abrirles cuenta en Europa.

  En esa ocasión se refirió a Venezolana de Transportes y Construcciones VTC C.A., Lubricantes y Equipos Varyna C.A. y VTC Petroleum Equipments Parts & Supplies INC, a las que describió como “empresas que prestan servicios a diferentes entes del estado como PDVSA y sus empresas mixtas, Ministerio [de] Agricultura y Tierra, entre otros, Nuestras [sic] compañías se destacan en el mercado de Latinoamérica por poseer una gran flota terrestre en equipos pesados y equipos de construcción civil en general. Además, nos distinguimos por brindar a los clientes una amplia gama de servicios en procuras, exportación e importación de herramientas, compra y venta de aceite y fluidos mecánicos y equipos para optimizar la producción de los pozos de petróleo y gas”.

  “A continuación te describo el motivo de la apertura de las 3 EMPRESAS JURÍDICAS LS, como te mencionó Ángelo Micucci, VENEZUELA está pasando por un trance de bloqueo económico por lo que estamos requiriendo aperturar [sic] 3 EMPRESAS JURÍDICAS LS y a su vez estas empresas también van a requerir las cuentas bancarias internacionales (Europa), hicimos algunos enlaces con un broker donde nos estaban cobrando 16.000 Euros por dicho servicio y por sugerencia de Ángelo antes mencionado me aconseja solicitar de tus buenos servicios ya que podemos llegar a mejor acuerdo”.

  En tal sentido, Tovar Matheus le formuló una serie de interrogantes relativas a si la institución de Di Criscio abría cuentas a venezolanos, a la recepción de fondos desde Venezuela, y los diferentes costos de los productos.

  Asimismo, agregó que, de obtener respuesta favorable contaba con boletos aéreos con salida el 16 de octubre de 2017 hacia Barcelona, España.

  A tal solicitud, Ivo Di Criscio, el 5 de octubre de 2017 prometió una respuesta “lo antes posible”.

Cierre de la empresa en Estados Unidos

  Debido al temor de caer en manos de las autoridades estadounidenses, Miguel Ángel Tovar Matheus acordó voluntariamente cerrar la empresa VTC Petroleum Equipment, Parts & Supplies INC, la cual fue registrada el 5 de diciembre de 2015 en el estado de la Florida, bajo el número P15000042516, número FEI/EIN 81-0971046. El agente registrador era Miguel Tovar.


  VTC Petroleum Equipment, Parts & Supplies INC tenía como dirección fiscal 6334 NW 99TH Ave Doral, FL 33178 que también fungía como dirección postal. Se trataba de la dirección del domicilio de la pareja que estaba siendo usado como sede la compañía.

  El directorio de la empresa lo conformaban Miguel Ángel Tovar Matheus y su esposa, Mara Paola Vargas Peña. El primero, era presidente y tesorero, mientras que la segunda, era vicepresidenta y secretaria. La dirección de ambos era 3447 NW 84th Ave., Doral, Fl 33122.

  Igualmente figura en el directorio la empresa VTC Venezuela C.A., la cual se encuentra en el Sector Los Pozones, avenida Cuatricentenario, Barinas, estado Barinas, Venezuela.

   Los récords muestran que la empresa estaba listada como sucursal de VTC Venezuela C.A. ubicada en el Sector Los Pozones, Avenida Cuatricentenario, Barinas, Venezuela. 

   Presentó reportes anuales desde 2016, hasta 2019[3].

   La firma se disolvió voluntariamente el 3 de marzo de 2020. 

  VTC Petroleum Equipment, Parts & Supplies INC fue registrada por Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) como empresa proveedora en 2015, específicamente el 18 de diciembre.

  Así se lo dio a conocer Karin Pulgar, encargada en Bariven del registro internacional de vendedores, a Miguel Tovar a través de un correo que él remitió con copia a Ruth Chacón y Charles Moreno.
  Pulgar informó que el código de proveedor permanente que identificaría a la empresa de Miguel Tovar era 350017558


Sobre VTC C.A.

  En su página web[4], Venezolana de Transportes y Construcciones VTC C.A. se presenta como empresa “sólida, flexible, adaptada a los cambios y requerimientos de nuestros clientes, cuyo objetivo principal es ofrecer productos de calidad a través de la exportación e importación de materiales para el sistema construcción de obras petroleras e industriales, poseemos un amplio portafolio de opciones como la venta e instalación de maquinaria, sistemas de refrigeración, hidráulicos, eléctricos, electrónicos e informáticos productos químicos y equipos especializados”.

  De ella, el portal PYMES dice que está ubicada en la Zona Industrial Av. Cuatricentenaria S/N, Depósito de La Polar, al lado del Depósito Venegas. Como dirección fiscal indica la Avenida Los Andes cruce con Av. Táchira, Doña Grazia, Nivel 1, Of. 50, Urbanización Alto Barinas, Barinas, estado Barinas. Teléfonos: 0273-5464740 y 0414-0719559. Registro de Información Fiscal (RIF) J298673966. Refiere que la compañía cuenta con 2 empleados[5].

De LEVCA

   Lubricantes y Equipos Varyna C.A., según el portal PYMES, se dedica a la “venta de lubricantes, aceites y todo tipo de fluidos, la compra, venta, distribución, importación y exportación materiales y equipos industriales y domésticos, equipos y maquinarias pesadas, suministro de repuestos de todo tipo, reparación y mantenimiento de equipos, reparación y mantenimiento de maquinarias de todo tipo, reparación y mantenimiento de vehículos de transporte, vehículos de carga y de uso particular, servicios de mantenimiento mecánico a la industria petrolera, transporte y manejo de desechos sólidos, también todo lo relacionado con la elaboración de proyectos y construcciones civiles y eléctricas y en general cualquier actividad de licito comercio relacionado o no con el objeto principal de la empresa”.

  La sede de la compañía es Zona Industrial Barinas, Avenida Cuatricentenaria, Local S/N, al lado del Depósito de Vengas, Barinas, estado Barinas. Teléfono: 0424-9120790. Registro de Información Fiscal (RIF) J-298673923. La empresa cuenta con 5 trabajadores[6].

BTI INC

  Entretanto, el portal Open Corporates informa que BTI INC fue una empresa registrada en Panamá el 8 de julio de 2011, bajo el número 740936.

El agente registrador fue Panama Offshore Legal Services.

  El directorio de la compañía estaba conformado por Carlos Alonso Paolini Cabello, con funciones como tesorero, secretario, director, suscriptor y presidente; Ana Mercedes Concha de Padrino (esposa de Constantino Padrino López), quien ejercía como directora; Fernando José Tovar Matheus, director; Miguel Ángel Tovar Matheus, directo; y Yeser Taissir El Jawhari El Brihi, suscriptor.
  La representación legal de la empresa corría por cuenta del presidente y en su ausencia, cualquiera de los directores[7].

Esta empresa fue igualmente disuelta.

  Además de las empresas a las que hemos hecho referencia, Miguel Ángel Tovar Matheus se valió de otro grupo de empresas las cuales sirvieron para tejer un entramado que le permitió llevar a cabo y enmascarar las supuestas negociaciones irregulares que llevó a cabo.

  Las empresas en Estados Unidos y Panamá fueron disueltas como mecanismo para evitar represalias por la administración estadounidense.

MT USA Investment INC

  De acuerdo al portal Sunbiz, MT USA Investment INC es una empresa que se constituyó el 27 de enero de 2016 en el estado de la Florida bajo el número P16000009329, número FEI/EIN 81-1458029.

 El agente registrador fue George Dahl (2366 Brewerton LN, Orlando, Fl 32824).
  La dirección de esta firma era 2366 Brewerton LN, Orlando, Fl 32824.

  El directorio de la compañía estaba conformado por Miguel Ángel Tovar Matheus, y Amaranta Arzul Vargas Peña, el primero como vicepresidente y la segunda como presidenta de la firma. Posteriormente, el 25 de abril de 2017, Vargas Peña salió del directorio y la presidencia fue asumida por Miguel Tovar. Como domicilio estos indicaron el 12250 Menta Street, Suite Nº 105, Orlando, Fl. 32387.

  La empresa fue disuelta por un acto administrativo el 28 de septiembre de 2018[8].

BCM International Corp

  El portal del departamento de estado de la Florida informa que BCM International Corp fue registrada el 27 de enero de 2016 en esa entidad bajo el número P16000009351, número FEI/EIN 81-1492743. Fue disuelta mediante acto administrativo el 28 de septiembre de 2018.

  El agente registrador fue, como en el caso de MT USA Investment INC, George Dahl.

  La corporación también tenía como dirección fiscal la ofrecida por MT USA Investment INC, a saber 2366 Brewerton LN, Orlando, Fl 32824 que también era la dirección postal y domicilio de los directivos y el agente registrador.

En esta empresa Miguel Ángel Tovar Matheus compartía rol con Fernando Tovar Matheus. El primero como vicepresidente y el segundo como presidente[9].


Leader Group International LLC

  Sunbiz informa que Leader Group International LLC fue registrada el 11 de septiembre de 2014 en el estado de la Florida bajo el número L14000142310,  número FEI/EIN 47-181291.
  Como con en el resto de las empresas ya referidas, el agente registrador fue George Dahl.

  La empresa tenía su sede en el 12250 Menta Street Suite Nº 105, Orlando, FL 32837, que igualmente era dirección postal y domicilio de del agente registrador y los directivos.
  En el directorio de Leader Group International LLC figuraban Miguel Ángel Tovar Matheus y María Gabriela Natale Castellano, ambos con rol de gerentes dentro de la compañía.

La empresa fue disuelta por un acto administrativo el 27 de septiembre de 2019[10].

Esta historia seguirá

CITAS

[1] Instagram. Ismael García. @ismaelg_oficial. 9 de octubre de 2019. https://www.instagram.com/p/B3Z4em1lw3u/

[2] Twitter. Ismael García. @IsmaelG_Oficial 12 de octubre de 2019. https://twitter.com/IsmaelG_Oficial/status/1183155091399938049

[3] Sunbiz. Division of Corporations. VTC Petroleum Equipment, Parts & Supplies INC. http://search.sunbiz.org/Inquiry/corporationsearch/SearchResultDetail?inquirytype=EntityName&directionType=PreviousList&searchNameOrder=VTCPETROLEOUMEQUIPMENTPARTSSUP%20P150000425161&aggregateId=domp-p15000042516-70eca038-cb82-4809-a0a3-0cb9879f817b&searchTerm=VT%20CONSULTING%20INVESTMENT%20GROUP%2C%20INC&listNameOrder=VTCONTRACTORS%20P050001300900

[4] VTCCA. https://www.vtcca.com/

[5] PYMES. Venezolana de Transportes y Construcciones VTC C.A. http://pymesvenezuela.com/ficha/venezolana-de-transporte-y-construcciones-vtc-ca-150507

[6] PYMES. Lubricantes y Equipos Varyna C.A. http://pymesvenezuela.com/ficha/lubricantes-y-equipos-varyna-c-a-182811

[7] Open Corporates. BTI INC. https://opencorporates.com/companies/pa/740936

[8] Sunbiz. Division of Corporations. MT USA Investment INC. http://search.sunbiz.org/Inquiry/CorporationSearch/SearchResultDetail?inquirytype=EntityName&directionType=Initial&searchNameOrder=MTUSAINVESTMENT%20P160000093290&aggregateId=domp-p16000009329-9ef3e7cc-6ef1-40a0-820f-49e7dc394524&searchTerm=MT%20USA%20Investment%20INC&listNameOrder=MTUSAINVESTMENT%20P160000093290

[9] Sunbiz. Division of Corporations. BCM International Corp. http://search.sunbiz.org/Inquiry/CorporationSearch/SearchResultDetail?inquirytype=EntityName&directionType=Initial&searchNameOrder=BCMINTERNATIONAL%20P160000093511&aggregateId=domp-p16000009351-f2ab75f1-77f0-4ec7-b161-e8617f2e3c56&searchTerm=BCM%20International%20Corp&listNameOrder=BCMINTERNATIONAL%208345011  

[10] Sunbiz. Division of Corporations. Leader Group International LLC. http://search.sunbiz.org/Inquiry/CorporationSearch/SearchResultDetail?inquirytype=EntityName&directionType=Initial&searchNameOrder=LEADERGROUPINTERNATIONAL%20L140001423100&aggregateId=flal-l14000142310-2224f84e-7303-4693-945c-e8bfa7fc29f3&searchTerm=Leader%20Group%20International%20LLC&listNameOrder=LEADERGROUPINTERNATIONAL%20L140001423100


domingo, 5 de abril de 2020

El sustento de las acusaciones de EE. UU. contra Nicolás Maduro (Parte IV)

    La institución castrense venezolana devino de fuerza de resguardo de la soberanía a organización criminal dedicada al narcotráfico, una entidad que es conocida como el Cartel de los Soles.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

    Un trabajo sostenido desde 1999 sirvió para que Nicolás Maduro y el resto de los integrantes del Cártel de los Soles corrompieran las instituciones legítimas de Venezuela en una clara práctica de abuso para con el pueblo venezolano. No escaparon de estas acciones el ejército, el aparato de inteligencia, la legislatura y el poder judicial, a las cuales pusieron a su servicio con el objeto de facilitar la importación de toneladas de cocaína a los Estados Unidos.
   Así lo refiere la acusación que el pasado 26 de marzo del cursante 2020, formularon contra Nicolás Maduro y catorce funcionarios y exfuncionarios de su gobierno por del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

  Se deja sentado que el denominado Cártel de los Soles actuó en procura, no solamente sólo enriquecer a sus miembros y mejorar su poder, sino también "inundar" a los Estados Unidos con cocaína e infligir los efectos nocivos y adictivos de la droga en sus habitantes.

Los cargos que se les imputa son:

i) Participar en una conspiración narcoterrorista, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua;

ii) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua;

iii) usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, así como poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de toda la vida en prisión;

y iv) conspirar para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, lo que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua en prisión.

   Refiere la acusación que Marín Arango y Hernández Solarte, líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, desde aproximadamente 1999, cuando el grupo guerrillero pretendía negociar la paz con el gobierno colombiano, acordaron con los cabecillas del Cartel de los Soles reubicar algunas de las operaciones de las FARC en Venezuela bajo la protección de dicho cartel.
   Luego de esto —continúa la acusación—  las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Cartel de los Soles enviaron cocaína procesada desde Venezuela a los Estados Unidos a través de puntos de transbordo en el Caribe y América Central, como Honduras.

 Las estimaciones del Departamento de Estado respecto a la circulación que la cocaína tenía en Venezuela, por ejemplo, para el año 2004, fue de 250 o más toneladas anuales. Desde la costa venezolana saldrían los envíos marítimos utilizando embarcaciones rápidas, barcos de pesca y porta-contenedores.

  Entretanto, los envíos aéreos se hacían desde pistas de aterrizaje clandestinas, típicamente hechas de tierra o hierba, concentradas en el Estado Apure. El Departamento de Estado de EE. UU. cree que unos 75 vuelos no autorizados sospechosos de actividades de narcotráfico ingresaron al espacio aéreo hondureño solamente en 2010. Era lo que se conoce como la ruta de cocaína "puente aéreo" entre Venezuela y Honduras.

   Como líder del Cártel de los Soles, Nicolás Maduro Moros habría negociado envíos de múltiples toneladas de cocaína producida por las FARC y, supuestamente, ordenó que dicho cartel proporcionara armas de grado militar al grupo guerrillero. También habría coordinado asuntos exteriores con Honduras y otros países para facilitar el tráfico de drogas a gran escala. Supuestamente, solicitó asistencia de los líderes de las FARC para capacitar a un grupo de milicianos no autorizados que funcionaba, en esencia, como una unidad de las fuerzas armadas para el Cártel de los Soles[1].

¿Qué es el Cartel de los Soles?

   El “Cártel de los soles” fue un nombre que empezó a ser utilizado por primera vez en 1993, durante el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, cuando dos generales de la Guardia Nacional Bolivariana, Ramón Guillén Dávila (jefe antidrogas) y su sucesor Orlando Hernández Villegas, fueron investigados por tráfico de drogas y delitos conexos. Cada uno portaba en sus hombros la insignia de un solo sol que caracteriza a los generales de brigada, dando lugar al nombre “Cártel del Sol”.

  Con los años, y las investigaciones que se realizaron, se determinó  que hubo una ampliación de la participación de generales de otros componentes de las Fuerzas Armadas, particularmente de generales de división de la Guardia Nacional en operaciones de narcotráfico y otras actividades delincuenciales, tras lo cual se empezó a definir como el Cártel de los Soles. En un principio, la participación de los militares en actividades de narcotráfico se limitaba a recibir coimas para prestar seguridad a los miembros de los cárteles colombianos y mexicanos, y a cuidar los cargamentos de drogas, evitando hacer decomisos en aquellas envíos que pagaban los sobornos, pero tras la llegada al poder de Hugo Chávez, se produjo una ampliación de las operaciones y de la participación de las Fuerzas Armadas Bolivarianas venezolanas en el negocio del narcotráfico, creándose las conexiones directas con proveedores y en gran parte no movían ni almacenaban cocaína ellos mismos, con el apoyo de las FARC.

     En los años sucesivos, las vinculaciones de los militares venezolanos con los carteles se ampliaron, en esa misma medida el crimen organizado trasnacional fue penetrando la élite política y ganando espacios de poder y de gestión en el gobierno. 

Un testigo

    El 18 de agosto de 2015, en el diario ABC de España informó que el ex-integrante de la Casa Militar y exjefe de seguridad de Hugo Chávez y Diosdado Cabello, a saber, el capitán de corbeta, Leamsy Salazar, había desertado y huido de Venezuela después de una ruptura con el chavismo. Cuando ya estaba fuera del territorio venezolano, en Estados Unidos, acusó una serie de prácticas delictivas —especialmente narcotráfico—que, supuestamente, tienen lugar en el seno de la alta jerarquía militar y gubernamental.

   Salazar sostuvo fehacientemente que Diosdado Cabello estaba a la cabeza del Cartel de los Soles, organización constituida por oficiales de la Fuerza Armada venezolana de la cual el expresidente de la Asamblea Nacional y ahora de la Asamblea Nacional Constituyente, sería líder.

  De acuerdo a su declaración, Leamsy Salazar, dijo haber visto “situaciones y conversaciones que incriminan” a Cabello, “En concreto, le vio dar órdenes directas para la partida de lanchas cargadas con toneladas de cocaína y ha aportado evidencias sobre lugares donde se almacenan montañas de dólares en efectivo procedentes de ese negocio ilícito, según las fuentes conocedoras de la investigación, llevada a cabo por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) de EE.UU.”, refirió el citado diario español que también da cuenta de la aseveración del ex-escolta que involucró igualmente a Tareck el Aissami, exgobernador de Aragua y ex-vicepresidente ejecutivo, así como a José David Cabello, superintendente del Seniat, quien estaría  a cargo de las finanzas del cártel.

  Salazar aseguró que PDVSA supuestamente es usada para lavar el dinero proveniente del narcotráfico y acusó que un hijo de Hugo Chávez y al hijo de quien fue embajador de Cuba en Caracas hasta 2009, Germán Sánchez Otero, de traficar estupefacientes[2].

FANB: De la permisividad a la participación directa

   Desde entonces comenzaron a hacerse públicos diversos informes e investigaciones que daban cuenta de las actividades de dicho cartel, como, por ejemplo, los presentados por el Centro de Investigación de Crimen Organizado (Insigth Crime), donde se indica que en Latinoamérica las empresas criminales se dedican al narcotráfico con el objetivo de financiarse. En Venezuela se da la particularidad de que esta actividad delictiva se maneja desde el interior del propio gobierno de Nicolás Maduro, quien a través del tráfico de cocaína se afianza en el poder.

   Y es que, en esta nación, al parecer a los elementos corruptos del gobierno les pareció insuficiente la permisividad que se mantenía frente a otros actores del narcotráfico y, por tanto, decidieron asumir el protagonismo y participar directamente en el negocio.

   Fue en 1993 cuando comenzó a hablarse del Cartel de los Soles, luego de que “dos generales de la Guardia Bolivariana, el jefe antinarcóticos Ramón Guillén Dávila y su sucesor Orlando Hernández Villegas, fueron investigados por narcotráfico. Hoy en día, se emplea ese nombre para describir a todos los funcionarios del gobierno implicados en el tráfico de narcóticos. Y hay muchos, diseminados en todos los organismos del Estado”.

   Las investigaciones de InSight Crime contabilizan 123 archivos que reseñan la actividad criminal de altos oficiales, activos o retirados, en tráfico de cocaína que “por motivos legales” no se publican de manera completa, sino que se limita a dar a conocer “algunos datos de aquellos contra quienes creemos tener evidencia muy sólida”. Este centro de investigación sostiene que Maduro, en lugar de castigar a los incursos o acusados, los promueve de modo que, ante cualquier amenaza de caída del régimen, estos trabajen en su favor.

   Entre las figuras más prominentes del oficialismo marcados con el estigma del narcotráfico a que Insight Crime hace referencia, está, en primer lugar, Diosdado Cabello, de quien fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos le habrían referido bajo condición de anonimato que “este tipo está metido hasta el cuello en todo tipo de actividades ilegales en Venezuela y estamos armando un caso contra él. Pero sabe cómo protegerse y mantener distancia del trabajo sucio”.

   En sus inicios por los años ’90 la participación militar se limitaba a la permisividad, tropas de la Guardia Nacional mantenían alianzas con narcotraficantes permitiéndoles movilizar la mercancía a cambio de sobornos. Para ese entonces, no había conexión directa entre el sector castrense y los proveedores de la droga. Para el año, 2000 sectores del ejército y de la GN ya tenían un papel más activo, constituyéndose células que comenzaron a comprar, almacenar, transportar y vender cocaína. El Plan Colombia, alianza entre Estados Unidos y el gobierno neogranadino para el combate del narcotráfico, obligó a los guerrilleros de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) movieran sus operaciones a territorio venezolano. Igualmente, el proceso de paz en 2002 y el golpe de estado que defenestró del poder brevemente a Hugo Chávez, hicieron que este último estableciera un riguroso control en torno a él y entregó importantes posiciones de gobierno y administración al sector militar. En 2005, el mandatario expulsó a la DEA de Venezuela y puso fin a los proyectos antinarcóticos financiados por Estados Unidos. En 2008, la Oficina de Control de Activos Extranjeros sancionó a Hugo Carvajal, a Henry Rangel Silva y a Ramón Rodríguez Chacín y posteriormente, en 2011, a Cliver Alcalá Cordones, a Freddy Bernal, a Ramón Isidro Madriz Moreno y a Amílcar Figueroa Salazar. El cartel fue consolidándose y en 2014 la OFAC nombró al exjefe de inteligencia Hugo Armando Carvajal Barrios, quien posteriormente fue arrestado por fuerzas de seguridad en Aruba bajo requerimiento de las autoridades estadounidenses. Sin embargo, fue dejado en libertad rápidamente después de la intervención del gobierno holandés. Los incidentes y escándalos siguieron hasta que Leamsy Salazar huyó e hizo las revelaciones de que hemos dado cuenta[3].

   Un reportaje  del The Wall Street Journal, publicado en mayo de 2015, aseguró que fiscales de los Estados Unidos investigaban a Diosdado Cabello por narcotráfico y por ser jefe del cartel de los Soles[4]. Precisó la publicación que Leasmy Salazar, entre otros, suministró pruebas de estos hechos, subrayando el importante papel de Cabello en el narcotráfico en Venezuela. El militar demandó al periódico estadounidense por difamación, pero un tribunal le negó tal demanda.

   El Centro de Investigación también hace mención a Tareck El Aissami, como el segundo hombre más importante del gobierno venezolano, quien supuestamente también participa del narcotráfico; menciona al Mayor General, Néstor Reverol, exministro de Relaciones Interiores y excomandante de la Guardia Nacional Bolivariana, imputado por narcotráfico en Estados Unidos, quien “alertó a narcotraficantes de operativos contra ellos, obstruyó investigaciones, puso en libertad a narcos arrestados y se aseguró de que se devolviera narcóticos incautados a los traficantes”. Cilia Flores, esposa de Maduro es citada al relacionarla con el caso de sus sobrinos condenados por tráfico de cocaína en Estados Unidos, así como por su hijo, Walter Jacob Gavidia, también señalado por sus actividades irregulares.

   Subraya Insight Crime que la relación del Cartel de los Soles con las FARC fue decisiva “en el desarrollo del narcotráfico en Venezuela”, pues a pesar de haberse desmovilizado el grupo guerrillero en 2017, mantiene un gran número de sus integrantes territorio de Venezuela desde donde siguen con actividades narcotráfico con miembros del referido cartel.

  Antes que Leasmy Salazar, otra persona había hablado del Cartel de los Soles, a saber, el narcotraficante venezolano, Walid Makled, quien tenía nexos con miembros del ejército, entre ellos, el exgeneral de la Guardia Nacional y exgobernador de Carabobo, Luis Felipe Acosta Carles, el general Alexis Maniero, exjefe del 7° Comando Regional del Ejército en el estado de Sucre, quien lo dotó de credenciales oficiales. El narcotraficante aseguró que pagaba USD 50.000 semanales a Hugo Carvajal, y también mencionó entre sus colaboradores el general de la Guardia Nacional Bolivariana, Dalal Burgos, y al excapitán Ramón Rodríguez Chacín, exministro del interior y de justicia. Aunque Makled admitió que no mantuvo relación directa con Hugo Chávez, dijo que sí había hablado con parientes muy cercanos al mandatario[5].

Maduro es el líder del Cartel de los Soles

   Tal como se sostiene en la acusación, la fiscal del Distrito Sur de la Florida, Ariana Fajardo, refirió en una entrevista que Nicolás Maduro, es el líder del Cártel de los Soles, afirmación que hace sustentada en las evidencias que dieron pie a levantar los cargos contra este y 14 funcionarios y exfuncionarios de su administración.

  Precisó que, a Maduro, particularmente, se le imputa por narcotráfico y tráfico de armas. “Esos cargos tienen que ver con la conspiración que él tiene como líder del Cártel de los Soles y el acuerdo que él tiene con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) (…) Se alega que Maduro es el líder del Cártel de los Soles. Entonces, son las personas que trabajaban debajo de él que hacen las negociaciones con las FARC. Esas son las alegaciones”.

   Fajardo se remite a 2006 y 2013 cuando Maduro ejercía como ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, tiempo en el que se consolidó su relación con el tráfico de drogas. “Toneladas de cocaína que salieron de Venezuela, en el 2006, fueron a México y fueron incautadas por las autoridades mexicanas y Venezuela tuvo que intervenir en esta situación”.

  En 2013, precisa la fiscal Fajardo, Nicolás Maduro debía estar en Estados Unidos para participar en una reunión de la Organización de Naciones Unidas (ONU), participación que canceló a último momento porque, como había ocurrido en 2006, “esta vez Francia había incautado unas toneladas de droga del Cartel de los Soles”.

  Fajardo subraya que Maduro permitió que las FARC entraran y operaran en Venezuela y, además de brindarles espacio y dinero para traficar, también le suministraron armas y protección[6].

CITAS

[1] Department of Justice. Office of Public Affairs. “Nicolás Maduro Moros and 14 Current and Former Venezuelan Officials Charged with Narco-Terrorism, Corruption, Drug Trafficking and Other Criminal Charges”. 26 de marzo de 2020. https://www.justice.gov/opa/pr/nicol-s-maduro-moros-and-14-current-and-former-venezuelan-officials-charged-narco-terrorism


[2] ABC. “El jefe de seguridad del número dos chavista deserta a EE.UU. y le acusa de narcotráfico”. 18 de agosto de 2015. https://www.abc.es/internacional/20150127/abci-venezuela-cabello-eeuu-201501262129.html

[3] InSight Crime. “Cartel de los Soles”. https://es.insightcrime.org/venezuela-crimen-organizado/cartel-de-los-soles-perfil/  

[4] The Wall Street Journal. “Venezuelan Officials Suspected of Turning Country into Global Cocaine Hub”. 18 de mayo de 2018. https://www.wsj.com/articles/venezuelan-officials-suspected-of-turning-country-into-global-cocaine-hub-1431977784

[5] Insight Crime. “Narcotráfico en el régimen venezolano: El ‘Cartel de los Soles’”. 17 de mayo de 2018. https://es.insightcrime.org/investigaciones/narcotrafico-en-el-regimen-venezolano-el-cartel-de-los-soles/


[6] Voz de América. “La fiscal del Cartel de los Soles y las evidencias contra Maduro”. 3 de abril de 2020. https://www.voanoticias.com/a/fiscal-del-distrito-sur-de-florida-hay-mucha-mucha-corrupcion-que-viene-venezuela-/5355441.html




jueves, 2 de abril de 2020

El sustento de las acusaciones de EE. UU. contra Nicolás Maduro (Parte III)

   La corrupción se convirtió en el modus operandi del gobierno venezolano, toda vez que funcionarios y exfuncionarios, han esquilmado en miles de millones de dólares el erario público.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   La decisión de las autoridades de los Estados Unidos de encausar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a catorce de sus funcionarios y exfuncionarios, deriva de años de investigación llevadas a cabo desde distintas agencias gubernamentales. La conclusión de todas las averiguaciones conduce a determinar la existencia de un gobierno devenido en organización criminal en el que la corrupción y el narcotráfico se han instaurado como su modus operandi.
   Nicolás Maduro y catorce funcionarios y exfuncionarios del gobierno venezolano fueron acusado el pasado 26 de marzo de 2020 por el Departamento de Justicia de Justicia de los Estados Unidos, que presentó cargos por delitos de narcotráfico que, a saber, son:

i) Participar en una conspiración narcoterrorista, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua;

ii) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua;

iii) usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, así como poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de toda la vida en prisión;

y iv) conspirar para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, lo que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua en prisión.

   "Durante la última década, funcionarios corruptos del gobierno venezolano han saqueado sistemáticamente a Venezuela de miles de millones de dólares (…) Con demasiada frecuencia, estos funcionarios corruptos y sus co-conspiradores han usado bancos e inmuebles del sur de la Florida para ocultar y perpetuar su actividad ilegal. Como muestran los cargos recientes, la corrupción venezolana y el lavado de dinero en el sur de la Florida se extiende incluso a los niveles más altos del sistema judicial de Venezuela. En los últimos años, la Oficina del Fiscal de los EE. UU. en el sur de la Florida y sus socios federales encargados de hacer cumplir la ley se han unido para presentar docenas de cargos penales contra funcionarios del régimen de alto nivel y conspiradores que resultan en incautaciones de aproximadamente $ 450 millones de dólares”, aseguró la fiscal federal del Distrito Sur de Florida, Ariana Fajardo Orshan[1].

Corrupción vox populi

   Como bien lo señala la fiscal, la corrupción venezolana es vox populi, pues ha sido denunciada por diversas instituciones y gran cantidad de informes y estudios. Por ejemplo, el Departamento de Estado de los EE. UU. difundió en agosto de 2019 un informe denominado “Nicolás Maduro: Corrupción y caos en Venezuela” en el que indica que el régimen de Nicolás Maduro “ha violado sistemáticamente los derechos humanos y la dignidad de los ciudadanos, ha saqueado los recursos naturales del país y ha llevado a una nación que antes era próspera a la ruina económica con el gobierno autoritario de Maduro y sus políticas económicas ruinosas. Se reporta que matones de Maduro han cometido asesinatos y abusos físicos, han detenido a opositores políticos y han interferido gravemente en el ejercicio de la libertad de expresión, todo en un esfuerzo brutal por retener el poder”.

   El reporte hace referencia a una serie de eventos, como la sanción impuesta el 25 de julio de 2019 por los Estados Unidos a los tres hijastros de Maduro —Walter, Yosser y Yoswal Flores—, así como a otras siete personas y a 13 entidades, involucrados en una compleja red de soborno y lavado de dinero a través del programa de distribución de alimentos CLAP.

   El robo y malversación de miles de millones de dólares durante muchos años por parte de integrantes del régimen que, igualmente, han estado involucradas en el contrabando de drogas y la extracción ilícita de oro del Banco Central de Venezuela; el financiamiento de Maduro a sí mismo mediante la puesta “en marcha las imprentas del banco central. Eso ha disparado el suministro de la moneda nacional, el bolívar, que ha perdido más del 99 por ciento de su valor desde 2013 y prácticamente ya no tiene ningún valor”.

  Del mismo modo se remite a los datos sobre la inflación acumulada del bolívar en el período 2014-2018, la cual se ubicó en más de veintidós millones, según el Banco Central de Venezuela.

  Refiere igualmente, que la infraestructura de Venezuela ha comenzado a colapsar con Maduro y cita el caso del sistema eléctrico, el cual se ha deteriorado rápidamente desde marzo, trayendo como resultado apagones en todo el país y el racionamiento creciente de la electricidad en muchos estados.

  También menciona que, en 2016, “Maduro declaró que aproximadamente el 12 por ciento del país era parte de un ‘Arco Minero del Orinoco’ y se otorgó amplios poderes públicos para supervisar la explotación de recursos para beneficio personal. Maduro expulsó a compañías extranjeras de Venezuela y reemplazó a los empleados con trabajadores no capacitados que operan bajo el liderazgo de altos oficiales militares venezolanos”[2].

   Una corrupción que es reconocida también a lo interno, pues tal como lo revela una encuesta de la ONG Transparencia Internacional en su informe Barómetro Global de la Corrupción, 87 por ciento de los venezolanos califica de corrupto al entorno de Nicolás Maduro, lo que fue la percepción más dura de toda la América Latina. Se quiso conocer la opinión de la población respecto al régimen chavista y la Asamblea Nacional en manos de la oposición. Esta percepción varía respecto al parlamento, pues 38 por ciento estima que los miembros de la AN son corruptos.

  Venezuela fue el único país donde 61 por ciento de los encuestados aseguró que funcionarios les habían pedido pagar sobornos, mientras que uno de cada dos venezolanos se vio obligado a pagarlo. Del mismo modo, 90 por ciento de los ciudadanos tiene poca o ninguna confianza en la justicia y en la policía[3].

La corrupción como sistema

   La percepción de la población también la corroboran estudios más especializados, como los realizados por el Centro de Investigación de Crimen Organizado (Insigth Crime), que en su informe “Venezuela: ¿Un Estado mafioso? Venezuela se ha convertido en un eje del crimen organizado en la región” recoge una serie de argumentos que justifican la denominación del país como un estado mafioso.

  Refiere InSight Crime que ha podido establecer personas que ocupan o han ocupado altos puestos en la administración del gobierno venezolano, tienen presuntos vínculos con el crimen organizado. Específicamente, hacen mención de 123 funcionarios “quienes, creemos que, con seguridad, están involucrados en actividades criminales”.

   Las investigaciones de estos especialistas determinaron que “en los niveles más altos de las siguientes instituciones trabajan personas que creemos que están o han estado involucradas en actividades criminales: La Vicepresidencia, el Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, el Ministerio del Poder Popular para la Defensa, el Ministerio del Poder Popular de Agricultura Urbana, el Ministerio del Poder Popular para la Educación, el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, el Ministerio de Estado para el Comercio Exterior e Inversión Internacional, el Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica, la Guardia Nacional Bolivariana, la Fuerza Armada Bolivariana, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Petróleos de Venezuela (PDVSA)”.

  El estudio sostiene que la corrupción, la incompetencia y cleptocracia son las razones por las cuales un país como Venezuela, con reservas petroleras mayores que las del Medio Oriente, presenta una economía en quiebra.

   “Las arcas del Estado han sido saqueadas a escala industrial por la élite Bolivariana. Dado que no hay transparencia ni contabilidad pública de los presupuestos o gastos del Estado, es difícil calcular cuánto ha sido saqueado del país. Una investigación llevada a cabo por un Comité del Congreso calcula que la cifra llega a US$ 70 mil millones. Un exministro ha afirmado que la cifra se acerca más bien US$ 300 mil millones”.

  Advierte el informe que la penetración criminal en gran cantidad de instituciones, entre ellas los órganos encargados de la lucha contra el crimen organizado, impide que Venezuela pueda detener dicho flagelo, mucho menos combatirlo con eficacia[4].

  El caso de Alejandro Andrade, sería sólo un ejemplo, de lo referido por la fiscal Ariana Fajardo Orshan, en cuanto a las incautaciones que se han hecho en el sur de la Florida de bienes pertenecientes a funcionarios o exfuncionarios venezolanos, adquiridos con fondos provenientes de la corrupción.

 Andrade, quien fue tesorero nacional de Venezuela, fue sentenciado a 10 años de cárcel por su participación en un esquema de soborno y lavado de dinero de USD 1.000 millones a través del sistema cambiario. El gobierno estadounidense confiscó bienes por montos multimillonarios a Andrade[5].

  Un esquema semejante al de Andrade sirvió para que un grupo de funcionarios, empresarios ligados a PDVSA y familiares de Nicolás Maduro, saquearan más de USD 1.200 millones a la estatal petrolera venezolana[6]. Este caso conllevó a la confiscación de bienes de los implicados por parte de las autoridades de los EE. UU.[7]

   El administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon, dijo que los resultados de las investigaciones pusieron en evidencia la “devastadora corrupción sistémica en los niveles más altos del régimen de Nicolás Maduro".

   Es una conclusión que coincide con múltiples estudios llevados a cabo por diversas instituciones, los cuales describen, como hemos visto, la existencia de un estado criminal.

 “Estos funcionarios traicionaron repetidamente y con conocimiento al pueblo de Venezuela, conspirando, para beneficio personal, con narcotraficantes y organizaciones terroristas extranjeras designadas como las FARC. Las acciones de hoy envían un mensaje claro a los funcionarios corruptos en todas partes de que nadie está por encima de la ley o más allá del alcance de la policía estadounidense. El Departamento de Justicia y la Administración de Control de Drogas continuarán protegiendo al pueblo estadounidense de los traficantes de drogas despiadados, sin importar quiénes sean o dónde vivan", sentenció Dhillon.

CITAS

[1] Department of Justice. Office of Public Affairs. “Nicolás Maduro Moros and 14 Current and Former Venezuelan Officials Charged with Narco-Terrorism, Corruption, Drug Trafficking and Other Criminal Charges”. 26 de marzo de 2020. https://www.justice.gov/opa/pr/nicol-s-maduro-moros-and-14-current-and-former-venezuelan-officials-charged-narco-terrorism



[2] U.S. Department of State. Global Public Affairs. “Nicolás Maduro: Corrupción y caos en Venezuela”. 6 de agosto de 2019. https://translations.state.gov/2019/08/06/nicolas-maduro-corrupcion-y-caos-en-venezuela-2/



[3] Infobae. “Venezuela se consolida como el país con más corrupción de América Latina”. 23 de septiembre de 2019. https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/09/23/venezuela-se-consolida-como-el-pais-con-mas-corrupcion-de-america-latina/



[4] InSight Crime. “Venezuela: ¿Un Estado mafioso? Venezuela se ha convertido en un eje del crimen organizado en la región”. https://www.insightcrime.org/wp-content/uploads/2018/05/Venezuela-Estado-mafioso-InSight-Crime-Observatorio-de-crimen-organizado.pdf

[5] Venezuela Política. “Estas son algunas de las propiedades confiscadas por EE. UU. a Alejandro Andrade alias ‘el Tuerto’". 21 de noviembre de 2018. https://www.maibortpetit.info/2018/11/estas-son-algunas-de-las-propiedades.html

[6] El País. “Una red malversó 1.200 millones de dólares de la petrolera venezolana”. 27 de julio de 2018. https://elpais.com/internacional/2018/07/26/estados_unidos/1532564467_157889.html

[7] Venezuela Política. “Estas son las propiedades incautadas por E.E. U.U. a los venezolanos acusados de haber lavado USD 1.200 millones en Florida”. 19 de agosto de 2018. https://www.maibortpetit.info/2018/08/estas-son-las-propiedades-incautadas.html





miércoles, 5 de febrero de 2020

Bolipuertos entregó las operaciones del complejo de silos de Puerto Cabello a empresa de presunto testaferro de Vladimir Padrino López

   Alejandro Márquez González y sus empresas habrían experimentado un súbito enriquecimiento a raíz de sus negociaciones con el estado venezolano. El contratista niega cualquier vínculo con Padrino López y con el régimen de Maduro.

Por Maibort Petit
@maibortpetit
 
   Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) S.A. entregó el monopolio absoluto de las operaciones en el terminal marítimo que comprende el área del Complejo de Silos Líquidos, ubicado dentro de la zona portuaria en el puerto de Puerto Cabello, a Carres Logistics LTD C.A., una empresa sin experiencia perteneciente a Alejandro Márquez González, a quien se le señala de actuar como presunto testaferro del ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López. 

    A Márquez González también se le vincula con altos funcionarios de la administración de Nicolás Maduro Moros, sosteniendo diversas fuentes que habría constituido un conjunto de empresas en el estado Lara para, supuestamente, justificar sus altos ingresos y como presunto mecanismo de lavado de dinero de los capitales irregulares que manejaría. El contratista del estado venezolano niega tener relaciones con jerarcas del régimen madurista.

    Se ha dicho que Alejandro Márquez González tiene una estrecha relación con la exministra de la defensa, ex-secretaria del despacho de la Presidencia de la República y actual gobernadora del estado Lara, Carmen Meléndez.

  Anteriormente, el contrato de la alianza estratégica estuvo en manos de Metroacero LTD C.A., compañía que en su página web asegura que su objetivo es “satisfacer el mercado nacional e internacional con productos derivados del acero, materia prima que nos provee la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro-SIDOR, apoyando así el desarrollo económico nacional. Contamos con la más alta tecnología para la fabricación de tubos, bajo la conducción de un capital humano certificado y comprometido con el país, quienes garantizan la eficacia en los procesos de manufactura. Nuestro esfuerzo se traduce en un modelo de trabajo ecológico dirigido a reducir el impacto ambiental en nuestro entorno”[1].

   El Grupo Empresarial Metroacero de Venezuela es presidido por Alejandro Márquez, según informa el mismo sitio en internet. Los teléfonos de esta firma, 0251-4172438 0251 y 4172428, son los mismos que informa Carres Logistics LTD C.A., como veremos más adelante.

    El Grupo Metroacero, refieren las fuentes, mantiene contratos de construcción con el Ministerio de la Defensa, dada la relación de Márquez González con Padrino López.

  El propio Alejandro Márquez le dirigió una comunicación a Bolipuertos el 26 de noviembre de 2017, solicitando la rescisión de la alianza estratégica firmada con la estatal, para las operaciones de carga y descarga a granel líquida en el puerto de Puerto Cabello.

Una comunicación con igual objetivo había remitido Márquez en fecha anterior, a saber, el 26 de septiembre de 2017.

Sobre Márquez González

   Un reportaje del portal El Pitazo[2] refiere que Alejandro José Márquez González es oriundo de San Felipe, estado Yaracuy, que experimentó una gran riqueza a raíz de su incursión en el ramo de la construcción y la comercialización del acero. Junto a su madre, María Celina Márquez González, es propietario de Inversora Parque Central, una compañía surgida en 2003, Metroconcreto que data de 2009, y Metroacero constituida en 2014.

  Con estas empresas, Alejandro Márquez ha logrado diversos contratos con la gobernación de Lara, el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (Ipsfa), la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (Cavim), el Instituto de Ferrocarriles del Estado (IFE) y con Bolivariana de Puertos (Bolipuertos).

   Márquez Gónzález negó a El Pitazo una y otra vez el supuesto vínculo de él y sus empresas con Vladimir Padrino López. Alega que “los comentarios sobre su conexión con Padrino López son parte de una campaña de desprestigio que presuntamente ventiló su expareja en redes sociales durante una disputa legal por la custodia de su segunda hija. Descarta que sostenga encuentros con el alto funcionario militar o que sea su operador financiero, como aparece en perfiles en Instagram y Twitter que muestran fotografías de Márquez en reuniones oficiales que, reitera, son sacadas de contexto”.

   Del mismo modo, negó que sus empresas hayan experimentado su crecimiento a expensas del estado.

Sobre la empresa

  Carres Logistics LTD C.A. es una empresa con sede en Barquisimeto, estado Lara, cuyo Registro de Información Fiscal (RIF) es J-294534023, que tiene como actividad económica el “transporte de carga por carretera”.

   Otra denominación de la compañía es Carres Carreteras y Estructuras C.A.[3]. y el portal Pymes Venezuela refiere que se dedica a construcciones de viviendas unifamiliares, multifamiliares, obras civiles, agrícolas e industriales, edificaciones, vías de comunicación, entre otras actividades. Se indica que su dirección es Avenida Ribereña, Casa 2-02, Número 2-02, Urbanización Roca del Valle, Cabudare, estado Lara.  Zona Postal 3023. Teléfono: 0251-9369592 y 0414-5217866.

    En su página web, Carres Logistics LTD se define como una “empresa dedicada a la exportación de productos desde el Estado Lara a todo el territorio nacional. Dada las limitaciones con las que cuentan empresas que han decidido emprender en el país, ofrecemos una herramienta que les permita expandir la calidad de sus productos en toda Venezuela. Creemos en la calidad de productos regionales, pero sabemos de la poca existencia de medios de expansión, es por eso que Carres Logistics LTD garantiza todos los medios para la exportación de productos fuera de nuestro estado”[4].

   Su dirección es Carretera Vía Acarigua, Km 10, Casa Nº S/N, Sector La Campiña, Puerto Seco-Los Rastrojos, estado Lara. Teléfonos: 0251-4172438, 0251-4172428. Correo electrónico: info@carreslogisticltd.com.

   Sin embargo, el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) informa que esta firma se dedica únicamente al transporte de carga por carretera.
    Pese a que carece de la experticia para ello, Carres Logistics LTD C.A. firmó un contrato con Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) S.A. para establecer una alianza estratégica para operar, en el puerto de Puerto Cabello, el terminal marítimo que comprende en área del Complejo de Silos Líquidos, ubicado dentro de la zona portuaria de dicho terminal marítimo, según refieren fuentes ligadas a la actividad portuaria.

  Por Carres Logistics LTD C.A. estampó su firma en representación de la compañía, Hugo Eduardo Jiménez Pernalete, quien es abogado de confianza de Alejandro Márquez.

    De este modo, Bolipuertos entregó a una empresa sin experiencia ni capital, el monopolio absoluto de las operaciones logísticas y portuarias del área de los silos líquidos del principal puerto de Venezuela.

   La fuente agrega Carres Logistics tiene derecho de ejecutar operaciones con carga contenerizada, carga a granel liquida y seca, carga general, carga proyecto, carga Ro-Ro, que son operaciones conectadas con las vías ferroviarias que comunican con los puertos secos de los municipios Palavecino e Iribarren, del estado Lara. 

    A diferencia de lo que ocurre con Metroacero, la cara visible de Carres Logistics LTD C.A. la ofrecen Hugo Eduardo Jiménez Pernalete y Marco Ramones, gerente de operaciones de la terminal, conocido también como catador de whiskey certificado en Escocia. Nuestras fuentes aseguran que estas personas y la empresa —carentes de toda experiencia en el área portuaria y el manejo de químicos— constituyen un alto riesgo para todo el personal que labora en la terminal y zonas aledañas. Nos informan, además, que la falta de mantenimiento es una constante amenaza a la seguridad.

   Ejemplo de ello serían las válvulas de los tanques, las cuales presentan un franco deterioro.

La Alianza estratégica entre Bolipuertos y Carres

    El 6 de diciembre de 2018, el vicealmirante Reinaldo Castañeda Rivas, presidente de Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) S.A. y Hugo Eduardo Jiménez Pernalete en representación de la empresa Carres Logistics LTD C.A., suscribieron la “Alianza estratégica” que tiene por objeto —definido en la cláusula tercera— “la operación integrada desde el puerto Puerto Cabello mediante las operaciones en el terminal marítimo que comprende en área del Complejo de Silos Líquidos, ubicado dentro de la zona portuaria en el puerto de Puerto Cabello, para la ejecución de las operaciones portuarias y logísticas requeridas para el manejo de carga contenedorizada, carga general, carga proyecto, carga ro-ro, carga a granel líquida y carga a granel seca, el cual estará interconectado mediante la vía ferroviaria y terrestre bajo el esquema de transporte multimodal con los terminales intermodales (puertos secos) ubicados en la zona económica especial del municipio Palavecino y la zona económica especial del municipio Iribarren en el estado Lara”.

    En tal sentido, las partes acuerdan —con base en sus potencialidades e intereses comunes— unir esfuerzos, capacidades, experiencias y conocimientos para la consecución de dicho objetivo. De este modo, Carres Logistics LTD C.A. “proporcionará sus conocimientos ejerciendo la operación portuaria, transferencia tecnológica, con la finalidad de mejorar el aprovechamiento comercial con los distintos clientes potenciales, aportando un valor agregado en el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales del municipio Palavecino y del municipio Iribarren del estado Lara, dirigido a garantizar seguridad, confiabilidad y calidad, en el entendido de que Bolipuertos pondrá a disposición su infraestructura, recursos materiales, talento humano e instalaciones para el desarrollo de la alianza estratégica”.

   También se proponen el mantenimiento de sistemas, equipos, infraestructura, maquinarias y stock de repuestos necesarios para la operación eficiente y eficaz del sistema de la alianza estratégica.

   Bolipuertos y Carres dejan sentado que podrían desarrollar, previo mutuo acuerdo, cualquier otra actividad conexa que permitiera alcanzar el objetivo de la alianza estratégica y, de este modo, extender los beneficios que deriven de la misma a otras infraestructuras portuarias bajo dependencia de estas empresas.

    Se advierte en un parágrafo único de dicha cláusula, que la alianza estratégica no debe interpretarse como la creación de una asociación que permita a Carres participar en negociaciones y acuerdos que Bolipuertos celebre o pueda celebrar con otras empresas naturales o jurídicas, siempre y cuando no contravengan el espíritu de la alianza estratégica.

El alcance de la alianza

   La cuarta cláusula está referida al alcance de la alianza estratégica, la cual busca el reacondicionamiento y actualización del área que comprende el Complejo de Silos líquidos, la adquisición, mantenimiento, reparación y optimización de todos los equipos, maquinarias y tecnología necesarios para cumplir los procesos de carga y descarga, ensilamiento y almacenaje de carga líquida, carga y descarga de carga a granel sólida, manejo de carga contenedorizada, carga general, carga proyecto, carga ro-ro, a través del “Complejo de Silos y Área de Patios que forman parte del Complejo” que ejecutará la empresa en los términos que establece la alianza estratégica.

Bolipuertos ejercerá el control, supervisión y fiscalización.

   Las operaciones se activarían al suscribir la alianza estratégica o cuando se otorgara la autorización correspondiente a Carres Logistics LTD C.A., realizando las inversiones necesarias para la adecuación de la infraestructura, instalaciones, maquinaria, equipo y adquisición de consumibles, vinculados a al plan de negocios y al contrato de gestión que integran la alianza estratégica.

   Un parágrafo único de esta cláusula establece que Bolipuertos como administrador podrá operar en los espacios designados por la alianza estratégica, para la recepción y almacenamiento de mercancía por razones de soberanía o apoyo institucional, sin que este ejercicio de autoridad represente detrimento de Carres Logistics LTD C.A.

La vigencia de la alianza

   En la cláusula quinta se estipula que la alianza estratégica entre Bolipuertos y Carres Logistics LTD C.A. tendrá una vigencia de 10 años contados a partir de la suscripción del contrato, pudiendo estos ser prorrogables por 10 años.
    Los términos de la alianza estratégica y el plan de negocio podrán revisarse cada 6 meses o cuando se es time conveniente, verificándose el cumplimiento de las metas establecidas en el contrato de gestión.

El precio del contrato

   En la cláusula décima segunda se estableció que en el contexto de la alianza estratégica entre Bolipuertos y Carres Logistics LTD, esta última realizará una inversión Bs. 1.300.000.000, equivalentes a 138.918,55 petros.

   Esta inversión se llevará a cabo de manera progresiva en un período de 5 años, de acuerdo a las necesidades del negocio y volúmenes de productividad proyectados, basados en el plan de negocio.

   Este plan de negocios debe estipular el porcentaje de los aportes en cada una de las fases del desarrollo de la alianza estratégica.

Participación en beneficios

   El contrato indica en la cláusula décima tercera que la alianza e lleva a cabo bajo un esquema participativo de acuerdo con las utilidades netas generadas de las operaciones objeto de dicha alianza estratégica.

    Se establece un esquema de participación de 60 por ciento para Bolipuertos y de 40 por cientos para Carres Logistics LTD C.A.

Distribución de los beneficios

    Los beneficios de las operaciones portuarias llevadas a cabo de acuerdo a lo pautado en el contrato de gestión de la alianza estratégica entre Bolipuertos y Carres, se distribuyen según lo estipulado en la cláusula décima quinta, y se comenzó a hacer a partir del primer mes contado al momento de que si iniciaran las operaciones y en las cuentas que establezcan las partes para su consolidación.

    Se permite, si las partes lo establecen de común acuerdo, anticipar la distribución de los beneficios desde después del primer mes de ejercicio. Esto se hará con sustento en las proyecciones de cumplimiento de las metas anuales.

    Un parágrafo único de esta cláusula refiere que Bolipuertos podrá designar la distribución de los beneficios para mejoras de cualquiera de las instalaciones portuarias administradas por esta. Del mismo modo, Carres Logistics LTD C.A. podrá destinar sus beneficios a la adquisición de bienes y servicios a favor de Bolipuertos, previa solicitud por escrito.

Sobre el contrato de gestión

    Lo concerniente al ya varias aludido contrato de gestión se estableció en la cláusula décima sexta, que dice que las partes lo suscribirán de modo que abarque el ámbito operacional, administrativo, legal, comercial, gestión humana y cualquier otro que pueda surgir en el desarrollo de la alianza estratégica. Se presentará en un período de 30 días, hasta un máximo de 60 días continuos, contados a partir de la firma de la alianza.

    Carres Logistics LTD C.A. acepta y reconoce que la alianza estratégica no es un mecanismo de concesión o cesión de operaciones portuarias.

     Con el contrato de gestión se garantiza el efectivo cumplimiento de la gestión de comercialización, conservación, operación, administración, construcción y aprovechamiento de las instalaciones del Terminal Marítimo en el Área del Complejos de Silos Líquidos y los Patios que forman parte del complejo de Puerto Cabello.

Rescisión de la alianza

    La Cláusula vigésima segunda dice que la alianza estratégica entre Bolipuertos y Carres podrá rescindirse unilateralmente si la primera incumple cualquiera de sus obligaciones con sólo participarlo por escrito. Adicionalmente, Bolipuertos podrá rescindir la alianza por causa excepcional debidamente comprobada si Carres incurre en: 1) Si se excede de lo establecido en la alianza estratégica; 2)  si se declara en quiebra o atraso; si se fusiona o asocia con otras empresas para ejecutar el objeto de la alianza sin el conocimiento de Bolipuertos; si celebra arreglos con sus acreedores poniendo en riesgo las operaciones previstas en la alianza; si incumple leyes, reglamentos, decretos, ordenanzas o resoluciones aplicables a la ejecución de la alianza; si presta servicios deficientes o sin ajustarse a las prácticas generales observadas en este tipo de actividades y que sean debidamente comprobadas y certificadas. Cuando Bolipuertos rescinda en contrato unilateralmente por causa no imputable a la misma, Bolipuertos deberá pagar a Carres Logistics como se establece a continuación:
   En caso de inviabilidad técnica o económica para el cumplimiento de las obligaciones de la alianza estratégica (cláusula vigésima cuarta) o por razones de conveniencia de ambas partes y no habiendo causas imputables a Bolipuertos ni a Carres, podrá haber resolución del contrato de mutuo acuerdo. En este caso, la empresa emitirá una carta en la que renuncia expresamente a intentar cualquier acción futura contra Bolipuertos derivada de la ejecución de alianza.


Citas

[1] Metroacero. http://metroacero.com/la-empresa/

[2] El Pitazo. “CONECTADOS|Alejandro Márquez: el empresario que negó tres veces a Padrino López”. 31 de enero de 2020. https://elpitazo.net/investigacion/conectados-alejandro-marquez-el-empresario-que-nego-tres-veces-a-padrino-lopez/



[3] Pymes Venezuela. Carres Carreteras y Estructuras C.A. http://pymesvenezuela.com/ficha/carres-carreteras-y-estructuras-ca-154903

[4] Carres Logistics LTD C.A. http://carresltd.com/nosotros.html