Mostrando entradas con la etiqueta Violación a las sanciones OFAC Venezuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Violación a las sanciones OFAC Venezuela. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de septiembre de 2019

REPSOL continúa realizando operaciones con Petróleos de Venezuela (DOCUMENTO)

Los envíos descritos en una comunicación interna de PDVSA emitida en el mes de septiembre 2019, dicen que se hacen bajo la modalidad de venta ocasional.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La compañía petrolera española Repsol continúa realizando operaciones de crudo con Petróleos de Venezuela, la empresa estatal  venezolana sancionada por el gobierno de los Estados Unidos en el marco de la estrategia usada por Washington para presionar la salida de Nicolás Maduro del poder.
La firma petrolera española informó en abril de 2019, que continuaría con sus negocios con PDVSA, a la vez que anunció que había estado cobrando dividendos pendientes de sus proyectos en Venezuela mediante la recepción de crudo venezolano, que en parte intercambia por combustible enviado al país sudamericano. 


"El acuerdo convirtió este año a Repsol en uno de los principales proveedores de combustible de la nación miembro de la OPEP, junto con Rosneft de Rusia y Reliance Industries de India"(1) dijo una nota de Reuters basada en tres fuentes y datos de seguimiento de embarcaciones.

En abril, el enviado especial de los Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams resaltó las relaciones de Repsol "por sus actividades en Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro" (2).

Abrams dijo —en una visita a Madrid que conocía los argumentos presentados por Repsol en Washington y que estaban "pensando las formas de afrontar la situación" que había descrito la empresa petrolera española.

Continúan los envíos de crudo

Un documento confidencial de Petróleos de Venezuela revela detalles de una transacción comercial entre PDVSA y REPSOL Trading S.A que involucra dos cargamentos de crudo [uno Merey 16 y otro de Special Hamaca Bland (SHB)] bajo la modalidad de venta ocasional.


La comunicación —firmada el 24 de septiembre de 2019— tiene como objetivo respaldar la venta de un cargamento de 500 Mbls. de crudo Merey 16 y otro cargamento de de 600 Mbls. de Special Hamaca Blend (SHB) para el cliente REPSOL Trading S.A. 

El oficio señala que "el 28 de enero de 2019, el gobierno de los Estados Unidos emitió siete sanciones en contra de Petróleos de Venezuela S.A, las cuales tienen como alcance restricciones a nivel comercial, suministro de materia prima, operativo y financieros entre otros".

"En atención a las sanciones impuestas por el gobierno de EE. UU. de fecha 20 de junio de 2019, la Gerencia General de Operaciones de Crudo y Residuales (G.C.O.C.R) emite el listado actualizado de los buques fondeados con carga sin autorización de zarpe y disponibles para la colocación comercial por parte de PDVSA", dice la comunicación.

Asimismo informa que "En fecha 28 de agosto de 2019, la G.G.C.C.R estableció como estrategia comercial ofrecer al cliente REPSOL Trading SA a través de correo electrónico en negociaciones directa, los cargamentos de Merey  16 ofrecidos por la G.G.O.C.R para la colocación comercial".

En los actuales momentos, "REPSOL es un cliente tradicional que ha mantenido la relación comercial con PDVSA post sanciones manifestando su disposición de levantamiento de crudo para el pago de financiamiento de la EM PETROQUIRIQUIRE S.A CARDON IV  y para el pago por compensación de Diésel", dice el oficio.

En la justificación se destaca que "en atención a las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos, anunciadas el pasado 28 de enero, se emitió la instrucción de atraque, carga SIN ZARPE en los buques destino EE.UU. Estos buques deben permanecer fondeados sin recibir documentación hasta que la Gerencia General de Crudos y Residuales de la Dirección General de Operaciones, adscritas a la vicepresidencia de Comercio  y Suministro de Petróleos de Venezuela envié por escrito la autorización de zarpe de los mismos, esta medida aplica a los buques de Chevron, CITGO y Valero"

En vista de lo  anterior, "se tiene la opción de realizar la venta y carga desde los barcos actualmente fondeados del cliente Chevron permitiendo la liberación  de los mismos en operaciones STS con el cliente REPSOL".

Este volumen permitirá cumplir con la colocación comercial parcial del cargamento a bordo del BT DIAMOND WAY del cliente Chevron fondeado con 950 MBls de SHN  desde el pasado mes de febrero 2019, según los términos y condiciones acá expuestas y dar respuesta al plan Merey 16 emitido por G.G.O.C.R.

La fórmula de precio para el Merey 16 se encuentra dentro  de los parámetros sugeridos por la Gerencia de Análisis Comercial para el mercado de North West Europe en +0.50 USD/BI para Merey 16 y +1.05 USD/BI  para el SHB.

Se solicita al comité C.I.C.S.Y.L respaldar la asignación de (1) cargamento de 500 MBls de Mey 16 con pago inicial de 217 MB a Petroquiriquire y el balance para la compensación de productos/caja PDVSA desde puerto  de JOSE, un (1) cargamento de 600 MBls. de SHB con pago parcial de 250 MB a Cardón IV y el balance de la compensación de prodcutos/caja PDVSA en operación STS con el BT, carguero DIAMOND WAY, (en ventana de carga 7-9 y 22-24) de septiembre de 2019 respectivamente, al cliente REPSOL Trading S.A bajo la modalidad de venta ocasional, según las condiciones y  términos que se encuentran en el presente documento.

Citas

1) https://www.reuters.com/article/us-venezuela-politics-repsol-exclusive/exclusive-spains-repsol-suspended-swap-deal-for-venezuelan-oil-under-u-s-pressure-idUSKCN1RT2F1

2) https://www.moncloa.com/eeuu-repsol-sanciones-venezuela/

jueves, 19 de abril de 2018

Conoce cómo Irán usó 'la construcción de viviendas para pobres en Venezuela' para violar las sanciones de los E.E. U.U.

La juez de distrito negó -por segunda vez- la solicitud de fianza hecha por los abogados del empresario iraní acusado de lavar el dinero del régimen iraní a través de proyectos de viviendas para la población de bajos recursos del gobierno venezolano.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

En una audiencia celebrada este miércoles en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, la magistrada Bárbara Moses negó la petición de libertad bajo fianza hecha por los abogados defensores del empresario iraní, Ali Sadr Hashemi Nejad acusado por los Estados Unidos de lavar millones de dólares al régimen iraní proveniente de Venezuela, y de violar las sanciones impuestas a la República Islámica de Irán por el gobierno estadounidense.

Solucionar la crisis habitacional en Venezuela se convirtió en el pretexto para realizar una serie de operaciones financieras que permitieron lavar millones de dólares que estaban destinados a las arcas iranés. Un intrincado esquema diseñado por el empresario y banquero persa, Ali Sadr Hashemi Nejad, facilitó la jugada destinada a evadir las sanciones de EE. UU. a la nación islámica.


Construir viviendas en Venezuela pareció ser la coartada perfecta para enmascarar las operaciones financieras del gobierno iraní y así evadir las sanciones impuestas a la nación persa por el gobierno de los Estados Unidos a raíz de su programa nuclear y las sospechas de la administración norteamericana de que se fabrican armas nucleares en secreto en la república islámica. El programa de misiles iraní desencadenó en 2016 una crisis que llevó a EE. UU. a imponer las medidas que luego, con la llegada de Donald Trump al poder se han incrementado. En reiteradas ocasiones, el presidente iraní Hassan Rohani ha advertido a Washington que no tolerará más exigencias fuera de las  en el acuerdo nuclear suscrito en 2015 al amparo del Grupo 5-1 (EE. UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido, miembros con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania), el cual se firmó con el objetivo de levantar las sanciones internacionales que regían contra el gobierno de Teherán.

Destaquemos que entre los años 2006 y 2010 el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas, ONU, emitió en cuatro ocasiones sanciones a Irán por sus actividades de enriquecimiento de uranio (2006, resolución 1737; 2007, resolución 1747; 2008, resolución 1803;  2010, resolución 1929). En cada uno de estos capítulos, dichas sanciones se ampliaron e hicieron más complejas, dada la poca o nula cooperación del gobierno del entonces presidente, Mahmud Ahmadineyad, en el cumplimiento de sus obligaciones respecto al Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares y por no permitir la verificación internacional que permitiera comprobar que su industria nuclear tiene fines pacíficos[1].

No contaban con que el gobierno de los Estados Unidos activaría sus mecanismos de investigación a través de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y la oficina local del FBI, que coronarían con el arresto que se llevó a cabo el martes 20 de marzo del corriente año 2018 en Dulles, Virginia, del empresario iraní, Ali Sadr Hashemi Nejad, además propietario del banco maltés Pilatus Bankac, bajo la acusación de haber participado en un esquema diseñado para evadir las sanciones norteamericanas y encauzar más de USD 115 millones que formaban parte de los pagos por un contrato de construcción venezolano. Las citadas operaciones se realizaron a través del sistema financiero estadounidense, de acuerdo a lo informado por la fiscalía[2].

La noticia del arresto fue dada a conocer por las autoridades del Departamento de Justicia de EE. UU. que indicó que a Hashemi Nejad lo presentaron luego de su detención ante el Tribunal del Distrito Este del estado de Virginia. El caso se le asignó después al juez Andrew L. Carter de la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El empresario iraní enfrenta en dicho tribunal federal seis cargos que incluyen la conspiración para defraudar a los Estados Unidos, conspirar violar la Ley de poderes económicos de emergencia internacionales, fraude bancario, conspiración para cometer fraude bancario, lavado de dinero y conspiración para cometer lavado de dinero. Por tales delitos, el iraní se enfrenta a la posibilidad de pagar penas de hasta 30 años de prisión.

Sobre este asunto, la agencia Reuters informó[3] que la familia de Ali Sadr Hashemi Nejad controla el conglomerado iraní Stratus Group[4], el cual mantiene relaciones comerciales internacionales y fue el encargado de llevar a delante un proyecto de construcción de miles de viviendas en Venezuela, el cual estaba inscrito en el contexto de los acuerdos que Irán y Venezuela firmaron en los años 2004 y 2005.

La acusación refiere que Stratus Group acordó construir 7 mil viviendas[5] —el Complejo Fabricio Ojeda, en El Menito, estado Zulia— por una total de USD 476 millones[6], lo que hace deducir que cada unidad tenía un precio que se acerca a los USD 70 mil, una cantidad equivalente a poco más de 200 millones de bolívares, al cambio para la época.

El empresario, creó una red de empresas de maletín, así como cuentas bancarias, de tal manera de enmascarar las transacciones de Irán en Venezuela, procurando así burlar las sanciones de Estados Unidos.

El entramado empresarial diseñado por Sadr buscaba ocultar la participación de Irán como receptor de los pagos remitidos desde los Estados Unidos, lo cuales provenían de la empresa venezolana de energía e iban dirigidos a la Corporación de Vivienda Internacional iraní. El empresario y banquero se valió de entidades en Suiza y Turquía para ocultar la conexión iraní con los fondos, informaron los fiscales.

Los acuerdos

Pero hagamos una pausa para referirnos a la estrecha relación surgida entre los gobiernos de Venezuela e irán en tiempos en que gobernaba el finado Hugo Chávez y el expresidente Mohamed Jatami, cuando firmaron en agosto de 2004 un Acuerdo Marco de Cooperación que sirvió de base para establecer una serie de convenios en varios ámbitos, entre ellos el de construcción de viviendas a que hacemos alusión aquí. Jatami gobernó hasta 2005, pero con su sucesor, Mahmud Ahmadineyad, continuaron y se intensificaron los vínculos que aún se mantienen con el actual mandatario Hasan Rohani.

La alianza entre Irán y Venezuela nunca fue bien vista por el gobierno de los Estados Unidos que decidió en 2011, sancionar administrativamente a siete empresas internacionales, entre ellas Petróleos de Venezuela, S.A., PDVSA, por apoyar el sector energético de Irán[7].

Entre 1999, año de la llegada al poder de Hugo Chávez y 2006, se firmaron entre Irán y Venezuela, 86 acuerdos bilaterales en diversas materias, entre ellas los destinados a la construcción viviendas por parte de la nación iraní en territorio venezolano[8]. Refiere una nota del portal oficialista Aporrea.

El papel de Hashemi Nejad

Dentro de este contexto tuvo lugar el contrato que suscribieron en 2006, de acuerdo a lo que reza la acusación ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York, los gobiernos de Venezuela e Irán con el objetivo de construir miles de casas en la nación suramericana.

El contrato se firmó entre una empresa energética estatal venezolana que se cree sea una empresa mixta de Petróleos de Venezuela, S.A. y Stratus Group, un conglomerado iraní controlado por Sadr y su familia que en 2006 incorporó una compañía en Teherán que para entonces se llamaba Corporación de Vivienda Internacional Iraní (IHC), que fue la que firmó con la subsidiaria de PDVSA y fue responsable de desarrollar el proyecto consistente como ya lo hemos referido, en la construcción de 7 mil viviendas por USD 476 millones, según reflejan documentos que reposan en la Corte. Una simple operación matemática revela que cada unidad tuvo un costo de USD 68.000 equivalentes al equivalente a un poco más de 200 millones de bolívares, según el cambio del dólar en 2006.

Stratus Group creó el llamado “Comité Ejecutivo del Proyecto Venezuela” para supervisar la ejecución de la obra, del cual Ali Sadr Hashemi Nejad formó parte y era responsable de administrar las finanzas del proyecto. En esa tarea fue que diseñó el esquema que permitió ocultar la participación de Irán como destinatario de los pagos en dólares ejecutados a través del sistema financiero norteamericano. El objetivo era evadir las sanciones de Estados Unidos.

En el 2010 —se narra en la acusación— Hashemi Nejad  junto a un coconspirador se valieron de pasaportes de las islas del caribe San Cristóbal y Nieves, así como de una dirección en los Emiratos Árabes Unidos para crear dos entidades fuera de Irán, a saber una Suiza de nombre “Clarity Trade and Finance”[9] y otra en Turquía llamada “Stratus International Contracting, JS”[10] o “Stratus Turkey” o “Straturk”. Estas empresas, controladas por Sadr y su familia en Irán, tenían como misión recibir pagos en dólares por el proyecto de viviendas en Venezuela.

Lo que vino después fue que Sadr y otros involucrados realizaron un conjunto de operaciones  financieras internacionales a través de las citadas empresas —Clarity y Stratus Turkey— que tenían como beneficiarios a entes en Irán, ocultando así el nexo con los pagos y en violación de las sanciones económicas de los Estados Unidos.

Se conoció a través de los documentos del tribunal, que entre abril de 2011 y noviembre de 2013, las empresas bajo control de la dirección de Ali Sadr Hashemi Nejad llevaron a cabo unos 15 pagos a la Corporación de Vivienda Internacional a través de Stratus Turkey o Clarity. Estos pagos sumaban USD 115 millones de dólares. La estrategia diseñada por Sadr y sus socios, consistía en ordenar que los pagos se realizaran a través de bancos en los Estados Unidos a las cuentas bancarias de Stratus Turkey o Clarity.
En su mayoría, los fondos fueron transferidos a otra entidad offshore con sede en las Islas Vírgenes Británicas, incorporada por Sadr en 2009. Del mismo modo se supo que el 1° de febrero de 2012, Clarity Trade and Finance transfirió más de dos millones de dólares de los fondos del proyecto a los Estados Unidos, los cuales tuvieron como destino la compra de inmuebles en California según los documentos oficiales.

A Ali Sadr Hashemi Nejad le venían siguiendo los pasos los investigadores federales de Estados Unidos desde 2013, según reveló un reporte del organismo federal que estableció que el esquema criminal comenzó a operar en 2004, a la fecha de la firma del Acuerdo Marco entre Venezuela e Irán en el que se contemplaba la cooperación en áreas de interés común. Ya en 2005 los gobiernos de ambas naciones complementaron el pacto al rubricar un “Memorando de Entendimiento” que tenía que ver con un proyecto de infraestructura en Venezuela, específicamente la construcción de miles de unidades de vivienda.

Pilatus Bank

El banco maltés Pilatus Bank[11] del que es propietario Ali Sadr Hashemi Nejad, es una entidad que se encuentra en el ojo del huracán por los escándalos de corrupción en los que se ha visto envuelto y que fueron reiteradamente denunciados por la periodista Daphne Caruana Galizia, quien fue asesinada en un atentado con un carro bomba en octubre de 2017[12] después de haber hecho sus revelaciones. Una circunstancia que ha dirigido las miradas hacia Sadr.

Pues bien, en atención a las denuncias de Caruana Galizia, las autoridades de Malta a través del ente regulador bancario tomaron el control de la entidad y congelaron todas las transacciones para clientes, ejecutivos y accionistas del Pilatus Bank luego del arresto y acusación de Ali Sadr, informó The Guardian[13].

La nota del periódico británico refiere que el Pilatus, entidad que reportó 308 millones de dólares en activos en 2016, era conocido en Malta por haber tenido cuentas de un alto funcionario del gobierno del primer ministro, Joseph Muscat, y miembros de la familia gobernante de Azerbaiyán. Añade que la Autoridad de Servicios Financieros de Malta anunció la destitución de Sadr como director del banco.

Por cierto, a Ali Sadr Hashemi Nejad también se le vinculó con el asesinato de la periodista con la que el banco de su propiedad mantenía un litigio a raíz de sus señalamientos. Caruana Galizia escribió varios artículos en los que aseguraba que el Pilatus Bank y Ali Sadr facilitaban actividades políticas corruptas y lavado de dinero, acusaciones que los denunciados negaron y demandaron a la comunicadora por difamación.

El Pilatus Bank fue investigado detalladamente en 2016 por parte de la agencia antilavado de dinero de Malta, FIAU, la cual en un informe dijo que el banco mostraba una "indiferencia flagrante, posiblemente deliberada" ante los controles de blanqueo de capitales.

En la acusación penal que contra Ali Sadr Hashemi Nejad se sigue en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, el banco Pilatus Bank no fue mencionado, ni las autoridades de Estados Unidos lo han señalado de malas actuaciones en virtud de que dicha entidad bancaria fue constituida en enero de 2014 y la investigación contra Sadr comprende hechos ocurridos entre 2006 y el citado 2014. Sin embargo se advierte que Hashemi Nejad, aun después de esa fecha, continúa involucrado en la conspiración para evitar las sanciones a Irán.

Hay que advertir que Ali Sadr Hashemi Nejad y otras persona de nacionalidad iraní se han valido de las facilidades que la firma de planificación de ciudadanía Henley & Partners brinda para que ellos pudieran ocultar su origen a las autoridades de Estados Unidos a través de la compra de ciudadanías en el área del Caribe, específicamente en las islas de San Cristóbal y Nevis (ya hicimos mención de esto) que les otorgaron pasaportes. Arropados con esta nacionalidad y habiendo registrado su residencia en Dubai, Sadr creó las empresas a que hemos hecho referencia líneas arriba (Clarity Trade and Finance y Stratus International Contracting, JS) que usaron para recibir el dinero lavado Venezuela y que se transfirió a través de operaciones en el banco estadounidense JP Morgan. Esto había sido denunciado por Daphne Caruana Galizi.

Así que, aparte de la las investigaciones que se siguen en los Estados Unidos sobre la trama urdida para legitimar los capitales iraníes con epicentro en Venezuela, otra averiguación podría tomar curso en Europa sobre las operaciones que desde el Pilatus Bank se efectuaron y que significarían la constitución de un amplio expediente de crímenes financieros con el objetivo de legitimar capitales irregulares[14].

Más sobre los acuerdos entre Irán y Venezuela

Pero la alianza entre Venezuela e Irán y los 30 mil millones de dólares que ella ha generado siguen levantando sospechas y, por ello, no dejan de estar en la mira de las autoridades mundiales, especialmente las estadounidenses.

Fue allí donde un venezolano, Martin Rodil, comenzó a indagar acerca de la trama que desde el sistema financiero venezolano se ha utilizado para dar forma a un subsistema financiero iraní dice un reportaje publicado en Bloomberg.com el 16 de diciembre de 2016.

Comenzaron las averiguaciones y Rodil, quien había trabajado anteriormente en la petrolera venezolana, llamó a un amigo quien le informó que PDVSA había contratado con empresas iraníes para desarrollar un proyecto de construcción de viviendas en Venezuela. Este le entregó una serie de documentos y lo puso en contacto con un ingeniero de la estatal venezolana que se convirtió en pieza clave de la investigación de la Fiscalía de Estados Unidos.

Tiempo después, Martin Rodil comenzó a trabajar como consultor con el exembajador de Estados Unidos en la OEA y ex Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental durante la presidencia de George W. Bush, Roger Noriega. Los hallazgos de las investigaciones de Rodil y Hanan fueron presentados por estos a otras instancias a objeto de que se ahondara en las investigaciones.

Rodil revela que una investigación de una consultoría privada de un cliente acerca del sistema financiero venezolano les permitió descubrir por casualidad la realidad de lo que estaba pasando. “Se descubrió la presencia iraní y operaciones financieras iraníes. A partir de allí se generó una investigación formal, que se convirtió hoy en el proyecto del American Enterprise Institute”, dijo al tiempo que comentó que en cinco años y medio la balanza comercial entre Irán y Venezuela pasó de prácticamente nada a 30 mil millones de dólares. “Si anuncian una refinería y al final no construyen ni una farmacia, y el dinero pasa igual por las transacciones financieras, eso significa que el dinero se utiliza para otra cosa”, advierte.

Agrega que “Irán ha logrado construir una plataforma financiera en Venezuela, paralela  a la plataforma que existía en el país (…) Crearon su propio sistema financiero dentro del sistema financiero venezolano. Ellos operan internamente con sus bancos y agencias de valores y cuando tienen el dinero estructurado, lo trasladan al sistema financiero venezolano, que tiene relación con el sistema financiero mundial, producto de la industria petrolera”.

Citó el ejemplo del Banco Internacional de Desarrollo que en Venezuela se llama Banco Universal, y que aun teniendo licencia para operar con cualquier producto financiero, no posee ni una sola agencia que reciba dinero del público y se dedica solamente a captar dinero de las empresas iraníes establecidas en Venezuela.

Reveló que el gobierno venezolano chantajea a los banqueros que rechazan transacciones financieras iraníes y los amenaza con retirar sus fondos de sus entidades, algo que los llevaría a la quiebra.

Por el momento habrá que esperar el curso de los acontecimientos para ver en qué para el proceso judicial que se ha iniciado contra Ali Sadr Hashemi Nejad, cuyo banco ha cesado operaciones en Malta y ahora permanece tras las rejas en Nueva York y se ha declarado inocente de los hechos que se le imputan. Por lo pronto, esta madeja apenas comienza a desenredarse.

Seguiremos informando

Notas 

[1] Aserne Venezuela. “Terrorismo: Irán El socio bloqueado”. 16 de octubre de 2011. http://aserne.blogspot.fr/2011/10/terrorismo-iran-el-socio-bloqueado.html

[2] El Nacional. “Preso empresario iraní por evadir sanciones con contrato en Venezuela”. 20 de marzo de 2018. http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/preso-empresario-irani-por-evadir-sanciones-con-contrato-venezuela_227713

[3] Reuters. “U.S. arrests Iranian over alleged $115 million sanctions evasion scheme”. 20 de marzo de 2018. https://www.reuters.com/article/us-usa-iran-crime/u-s-arrests-iranian-over-alleged-115-million-sanctions-evasion-scheme-idUSKBN1GW32E

[4] Stratus Group. http://stratusholding.com/Web/Stratus/EnDefault.aspx

[5] Stratus Group. Gallery/Other Projects. http://stratusholding.com/en/Gallery/24

[6] Stratus Group. Gallery/Other Projects. http://stratusholding.com/en/Gallery/24

[7] 20 minutos. “Chávez y sus polémicas alianzas”. 6 de marzo de 2013. https://www.20minutos.es/noticia/1749952/0/chavez/polemicas/alianzas-venezuela/

[8] Aporrea. “Más de 80 acuerdos entre Irán y Venezuela preceden visita de Chávez a Teherán”. 28 de julio de 2006. https://www.aporrea.org/actualidad/n81447.html

[9] Yelp. Clarity Trade & Finance. https://www.yelp.com/biz/clarity-trade-and-finance-gen%C3%A8ve-2

[10] Stratus International Contracting. http://www.stratusgc.com/Sp_main.aspx

[11] Pilatus Bank. http://www.pilatusbank.com/index.html

[12] El País. “Muere al estallar su coche una periodista que investigaba la corrupción del Gobierno maltés”. 17 de octubre de 2017. https://elpais.com/internacional/2017/10/16/actualidad/1508171781_570535.html

[13] The Guardian. “Authorities seize control of bank at center of Malta corruption scandal”. 22 de marzo de 2018. https://www.theguardian.com/world/2018/mar/21/iranian-banker-malta-corruption-scandal-money-laundering-charges


[15]  Martin Rodil, el hombre tras la investigación de EEUU sobre lavado de capitales Irán-Venezuela”. 16 de diciembre de 2016. https://www.bloomberg.com/news/videos/2016-12-12/meet-martin-rodil-washington-s-venezuela-fixer

[16] La Razón. “Irán maneja los bancos de Chávez”. 29 de septiembre de 2012. https://www.larazon.es/historico/6903-iran-maneja-los-bancos-de-chavez-ULLA_RAZON_490962#.Ttt1f6nXKFiNnSk



sábado, 24 de marzo de 2018

Documentos confirman que designación de Calixto Ortega Sánchez como vicepresidente de CITGO viola normas de PDVSA y la ley de los Estados Unidos

El nuevo vicepresidente de Finanza de Citgo goza de un sueldo de USD 717.176,00. como ejecutivo de una trasnacional.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Calixto Ortega Sánchez, sobrino del magistrado Calixto Ortega Ríos, sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, fue designado como vicepresidente de Administración y Finanzas de CITGO en noviembre de 2017 a pesar de haber entrado a la empresa en agosto de ese mismo año, gracias a las gestiones realizadas por el también sancionado por la OFAC, Simón Alejandro Zerpa Delgado y la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez. En dicho nombramiento se habrían violado presuntamente las normativas internas vigentes en Petróleos de Venezuela, al igual que los requisitos exigidos por el gobierno norteamericano a las empresas para la aprobación de las visas L1, relativas a la transferencias de ejecutivos de trasnacionales.

Información en nuestro poder prueba que el gobierno de los Estados Unidos negó a Calixto Ortega Sánchez la visa H1, relativa a empleados especializados en 2017. 

Según un testimonio de una fuente -quien pidió mantenerse en anonimato por razones de seguridad- "ante la imposibilidad de obtener la visa H1, Ortega Sánchez solicitó a Delcy Rodríguez ejercer sus influencias para que fuera designado en el cargo de vicepresidente en Citgo, para lo cual se procedió a incluirlo en la nómina de Pdvsa. Ortega Sánchez es uno de los hombres de confianza de Simón Alejandro Zerpa Delgado, quien para ese entonces era el vicepresidente de Fiananzas en PDVSA".

De acuerdo a la fuente, "Simón Zerpa perdió poder en Citgo cuando fue sancionado por el Departamento del Tesoro. En cumplimiento a lo establecido en las sanciones de la OFAC, los empleados de Citgo -una empresa que se rige por las leyes estadounidenses- no podían recibir llamadas ni correos de Zerpa Delgado. La fuente aseguró que "ante la insistencia de mantener el control del Citgo, Zerpa Delgado no paró de enviar comunicaciones a los ejecutivos, razón por la cual fue bloqueado permanentemente en el servidor de la filial estadounidense de PDVSA. Ante esa situación, Zerpa Delgado gestionó de manera fraudulenta todos los "requisitos legales" para que Ortega Sánchez lograra la aprobación de la visa L1 establecida para la Transferencia de Ejecutivos de Multinacionales", dijo la fuente.

Uno de los requisitos de la visa L1 es que el portador debe trabajar en una empresa y ser transferido desde la misma hacia otra sede en E.E.U.U. El beneficiario debe ser un ejecutivo en la empresa matriz y tener amplia y probada experiencia en el cargo que va a desempeñar en los Estados Unidos. Para cumplir con el perfil solicitado por las leyes de inmigración norteamericanas, el curriculum de Calixto Ortega Sánchez fue modificado, al igual que fue creado un expediente interno en PDVSA, para que apareciera como un funcionario petrolero que había ocupado posiciones anteriores similares al que iba a ejercer en Citgo. Hasta octubre de 2017, Ortega Sánchez se había desempeñado en cargos diplomáticos en representación del país que nada tenían que ver con la empresa petrolera. 

El testimonio señala que Delcy Rodríguez y Simón Zerpa lograron forjar los datos de Ortega Sánchez en el Departamento de Recursos Humanos de PDVSA para "crearle experiencia de varios años atrás en la empresa petrolera".

De hecho en la página oficial de Citgo puede verse su perfil en el cual se aprecia que no tiene ningún tipo de experiencia ni en administración ni en Finanzas pero -sobre todo- que nunca ha trabajado en una corporación de petróleo.

Intentamos comunicarnos con los departamentos legales de Citgo y de Pdvsa para conocer su opinión al respecto pero hasta el cierre de esta nota lo recibimos respuesta.

La directiva de PDVSA se prestó al juego

En una carta fechada el 22 de agosto de 2017 firmada por  Ana María Alves, secretaria del Comité de Recursos Humanos de PDVSA, dicha instancia responde a la petición hecha por Simón Zerpa Delgado, (vicepresidente de Finanzas de la petrolera), donde se hace referencia a Calixto Ortega Sánchez en su calidad de supuesto empleado de la petrolera.


En la comunicación se informa que en el Comité de Recursos Humanos de PDVSA (CRRHH·2017-27) en su reunión N° 2017-27, de fecha 22 de agosto de 2017, aprobó el permiso sin pago/empleo local por el período de dos (2) años del trabajador Calixto Ortega, C.I. 16.834.560, para cumplir funciones come Vicepresidente de Finanzas en CITGO Petroleum Corporation. El permiso será efectivo una vez sean cumplidos los trámites legales y estatutarios correspondientes.

Una copia de esa carta fue entregada al entonces presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino y a los siguientes miembros de la directiva de la petrolera: Maribel Parra (vicepresidenta ejecutiva); Fredy Rojas (director ejecutivo de Recursos Humanos); Marianny Gómez (vicepresidente de Planificación e Ingeniería) y Pío González (Gerente Corporativo de la Oficina de la Presidencia).

La fuente consultada para este trabajo hace hincapié que Ortega Sánchez ejecuta órdenes de Simón Zerpa Delgado en su gestión en la vicepresidencia de Asuntos Públicos de CITGO.

Sueldo de más de 700 mil dólares

Las evidencias confirman -además- que el actual vicepresidente de Administración y Finanzas de CITGO, Calixto Ortega Sánchez, devenga un sueldo de USD 717.176,00. 

En este documento también se confirma también que el actual vicepresidente de Relaciones Estratégicas con los Accionistas del Gobierno y Asuntos Públicos, Rafael Gómez, goza de un sueldo de USD. 443.573,00. más otras bonificaciones que lo colocan por encima del medio millón de dólares.

Calixto Ortega Sánchez ingresó a la nómina de Petróleos de Venezuela, S.A. el 15 de agosto de 2017. 

Oferta de trabajo "hecha a su medida"

En la oferta de trabajo enviada a Calixto Ortega Sánchez a un apartado postal ubicado en Houston, Texas, el 13 de septiembre de 2017, se le informa al funcionario la propuesta para ocupar el puesto de Vicepresidente de Finanzas de CITGO Petroleum Corporation (CITGO). La carta fue firmada por el funcionario el 3 de octubre de 2017.

La misiva señala que dicha oferta de empleo depende de que se cumpla con todos los requisitos legales que le permitan trabajar en los Estados Unidos. Si no se cumplen estos requisitos, entonces se le dará lugar a que retire dicha oferta o, de no ser así, se vería obligado a dejar el empleo incluso después de haber comenzado sus labores.

Dice la carta que Ortega prestará servicios en este puesto como vicepresidente financiero hasta nuevo aviso; actualmente, la duración anticipada de su tarea es de dos (2) años. Sin embargo, la comunicación aclara que debe tener en cuenta que su tarea está sujeta a las necesidades comerciales discrecionales de CITGO y de PDVSA.

En otras palabras, la longitud de la asignación puede ser alterada por CITGO y/o PDVSA, en función de sus necesidades comerciales respectivas.

Aclara que cuando Ortega firme la oferta de trabajo, queda entendido que en caso de que el empleo sea más breve, “usted o cualquier otra parte no tomarán acciones legales contra PDVSA, CITGO o cualquiera de sus respectivas subsidiarias en asuntos relacionados con la duración restante de su período de asignación, y los salarios no pagados después de su última fecha efectiva de trabajo o cualquier otro tipo de pagos, será reclamada como resultado de reducciones en la duración de esta asignación”.

Los beneficios

La comunicación también da a conocer los beneficios de que disfrutaría en caso de aceptar la mencionada oferta, entre ellos:

1) Salario base: USD 41.250.00 por mes. ( No Obstante en la nómina aparece que la totalidad del sueldo es USD 717.176,00. 

2) Subsidio de vivienda: Se le proporcionará un subsidio mensual de vivienda que Propex determinará según las normas que se proporcionarán para arrendar una casa y muebles. Si elige comprar una casa y/o enviar sus artículos domésticos desde Venezuela, este subsidio mensual se reducirá de acuerdo con las normas de Propex. Igualmente, el subsidio se reduciría a 80 por ciento si tiene un contenido de 20 pies.

3) Vacaciones y viajes: Se le reembolsará el costo del transporte aéreo económico a Venezuela por la ruta más directa para él y los miembros elegibles de su familia una vez cada doce meses, siempre que permanezcan al menos 6 meses antes del final de su asignación.

4) Programa de vehículo ejecutivo: Tendrá derecho a cualquier automóvil provisto bajo la provisión del Programa de Vehículos Ejecutivos de CITGO. Los arreglos específicos se resolverán una vez que haya aceptado la oferta de empleo.

5) Empresa Aeronáutica: Tendrá derecho a utilizar las planillas CITGO contenidas en la política de Aeronaves Corporativas de CITGO.

6) Viajes aéreos comerciales: Será elegible para usar Business Class o First Class para vuelos domésticos y Business Class para vuelos internacionales.

7) Teléfono celular: Será elegible para un teléfono celular provisto por la compañía. Los gastos de este teléfono se deben cargar directamente a la empresa.

8) Asistencia para la preparación del impuesto sobre la renta: CITGO brindará asistencia en la preparación de impuestos para que presente sus impuestos estadounidenses requeridos.

9) Beneficios de planificación de Financiera: Gozará de los beneficios de ayuda con los gastos incurridos para la planificación financiera. El beneficio máximo mensual para los servicios de planificación financiera es USD 7.000 por año. Como nuevo participante en el programa, se le permitirán USD 3.500 adicionales en el primer año calendario que participe, por lo que se aplicará un máximo de USD 10.500. Esto también es válido para el último año calendario de participación al momento de la jubilación. Los detalles sobre este beneficio se proporcionarán después de la aceptación de la oferta.

10) Asistencia de reubicación: CITGO le proporcionará beneficios de reubicación que incluirán un viaje a la casa; gastos de viaje, gastos de vida temporales por hasta 30 días; el transporte de artículos para el hogar y el pago incidental de un mes de pago de acuerdo con la disposición de la Política de PDVSA Propex. Se proporcionarán todos los detalles de los beneficios de reubicación y asignaciones.

Además de los términos expuestos en la carta, CITGO tiene políticas y procedimientos a los que debe adherirse durante el tiempo que permanezca en el empleo. Es responsabilidad del empleado familiarizarse con las políticas y procedimientos, los cuales es posible encontrar en la Intranet de la empresa. En caso de dudas respecto a las políticas y procedimientos, el empleado debe solicitar orientación a su socio comercial de Recursos Humanos o a su supervisor.

La carta concluye con la manifestación de esperanza de que el candidato acepte la oferta y se convierta en miembro del equipo de CITGO.

Se advierte que la empresa reconoce que el candidato conserva la opción de decidir, del mismo modo que CITGO la tiene de dar por finalizada su tarea con la compañía en cualquier momento, con o sin aviso y con o sin causa. En tal sentido alertan que la asignación con CITGO es a voluntad y se subraya que ni la carta, ni ninguna representación oral o escrita podrán considerarse como un contrato que garantice la asignación por un período de tiempo específico o bajo condiciones específicas.



Perfil de Calixto Ortega Sánchez

Antes de ser designado en la vicepresidencia de Administración y Finanzas de Citgo, Ortega Sánchez se desempeñó como delegado ante el Comité Administrativo y Presupuestario de las Naciones Unidas, como cónsul de Venezuela en Houston y cónsul de Venezuela en Nueva York. Antes de eso, pasó dos años trabajando como consultor privado en proyectos internacionales.


Realizó estudios sobre Banca y Finanzas en la Universidad de Londres, LSE. Tiene un MBA de la Escuela de Negocios Jones Graduate de la Universidad de Rice, una Maestría en Gestión de Políticas Económicas (MPA) de la Universidad de Columbia y una Licenciatura en Ingeniería Industrial de la Universidad del Zulia, Venezuela.




lunes, 19 de marzo de 2018

Estados Unidos sancionó a otros cuatro funcionarios del régimen de Nicolás Maduro

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Hoy, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó en la lista negra a cuatro funcionarios del gobierno venezolano de conformidad con la Orden Ejecutiva (OE) 13692, como parte de los esfuerzos continuos del Tesoro para destacar la mala gestión económica y la corrupción endémica que han sido definir las características del régimen de Maduro. Las acciones del gobierno venezolano han hecho que la moneda venezolana carezca de valor a través de la hiperinflación, convirtieron alimentos y medicinas en productos raros e incomparables a través de la aplicación de controles de precios y desencadenaron una crisis humanitaria que   el Ejecutivo se niega a mitigar cambiando de política o aceptando asistencia internacional.


"El presidente Maduro diezmó la economía venezolana e impulsó una crisis humanitaria. En lugar de corregir el curso para evitar más catástrofes, el régimen de Maduro intenta eludir las sanciones a través de la moneda digital Petro, una estratagema que la Asamblea Nacional --democráticamente electa-- ha denunciado y el Tesoro ha advertido a las personas estadounidenses que eviten", dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. "Hoy participé en una reunión importante en Argentina con mis homólogos de la región y Europa, donde discutimos cómo lograr nuestros objetivos compartidos de restaurar la democracia venezolana, combatir la cleptocracia del régimen venezolano y responder a la crisis humanitaria causada por La política económica de Maduro. Instamos a Maduro a que distribuya ayuda humanitaria y deje de bloquear la tan necesitada ayuda extranjera para el sufrimiento de la población de Venezuela, y nuevamente hacemos un llamado a los militares venezolanos para que respeten y defiendan la Constitución".

Hoy, el presidente Donald Trump también firmó una Orden Ejecutiva que prohíbe a las personas estadounidenses y otras sujetas a la jurisdicción estadounidense participar en todas las transacciones relacionadas con, suministro de financiación y otras operaciones en cualquier moneda digital o ficha digital emitida por para, o en nombre del Gobierno de Venezuela después del 9 de enero de 2018.

Como resultado de las acciones de hoy, todos los activos de los siguientes funcionarios actuales o anteriores del Gobierno de Venezuela que están sujetos a la jurisdicción de los EE. UU. Están congelados, y las personas de los EE.UU. tienen prohibido tratar con ellos:

Américo Alex Mata García (Mata) fue nombrado Director Suplente en la Junta Directiva del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat, también conocido como BANAVIH, dependiente del Ministerio del Poder Popular para Hábitat y Vivienda. Mata también fue el Viceministro de Economía Agrícola y el Presidente del Banco Agrícola de Venezuela, ambos dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras. Mata es expresidente de Corpomiranda, una empresa estatal conocida por su papel en la ejecución de políticas públicas relacionadas con el desarrollo territorial y las poblaciones que habitan el área que comprende el estado de Miranda, la cuenca del río Tuy, y el Tovar, Ribas, Revenga , y los municipios Santos de Michelena del estado Aragua. En su papel de coordinador de la campaña presidencial de Maduro en 2013, Mata supuestamente solicitó y recibió pagos de Odebrecht, una empresa de construcción brasileña atrapada en un escándalo de corrupción en todo el mundo. Mata supuestamente solicitó 50 millones de dólares en nombre del gobierno venezolano, al tiempo que garantizaba los contratos de Odebrecht para obras futuras. Según los informes, Odebrecht proporcionó 35 millones de dólares a la campaña de Maduro en 2013.

Willian Antonio Contreras (Contreras) es el jefe o Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), la agencia responsable de imponer controles de precios en Venezuela. Además, Contreras es el Viceministro de Comercio Interior del Ministerio del Poder Popular de Economía y Finanzas. Debido a los continuos controles de precios impuestos por SUNDDE en negocios que van desde supermercados hasta compañías multinacionales, las empresas han disminuido la producción o han dejado de operar en lugar de seguir importando materias primas para incorporarlas a productos que tienen que vender por mucho menos que los precios generalmente encontrado en supermercados. Contreras ha sido citado afirmando que SUNDDE implementa controles de precios obligatorios por el gobierno sobre materias primas y que estas leyes prohíben que el sector privado en Venezuela declare precios diferentes de la determinación oficial de precios del gobierno.

Nelson Reinaldo Lepaje Salazar (Lepaje), a mediados de marzo de 2018, actuaba en calidad de Jefe de la Oficina del Tesoro Nacional de Venezuela. Anteriormente, Lepaje había delegado las funciones del Tesorero Nacional Auxiliar, y en ese cargo estuvo involucrado en la supervisión de los procedimientos administrativos y la firma de documentos oficiales, incluidos los acuerdos financieros entre el Ministerio del Poder Popular, el Banco Central de Venezuela y cualquier entidad nacional. o instituciones financieras extranjeras que son auxiliares ntidades de la Oficina Nacional del Tesoro. Lepaje también autorizó la apertura de cuentas bancarias con fondos del Tesoro Nacional en monedas nacionales y extranjeras. El ex Tesorero Nacional, Carlos Erick Malpica Flores, también fue designado por la OFAC, en julio de 2017. Además, el Tesoro Nacional venezolano ha sido objeto de denuncias de corrupción anteriores, ya que se alegó que el presidente Maduro le robó casi 
$ 10 millones al Tesorería. 

Carlos Alberto Rotondaro Cova (Rotondaro) es el ex presidente de la Junta Directiva del Instituto Venezolano de Seguridad Social (IVSS), la agencia gubernamental encargada de proporcionar medicamentos a los pacientes para enfermedades crónicas. Como resultado del colapso económico de Venezuela bajo Maduro, el país ya no compra suficientes medicamentos extranjeros o produce suficientes medicamentos propios. Debido en parte a la insuficiencia de vacunas y antibióticos, las enfermedades que alguna vez fueron controladas como la difteria y el sarampión han regresado, mientras que los venezolanos que sufren enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes a menudo tienen que renunciar al tratamiento. El sistema de salud de Venezuela continúa cayendo en una crisis más profunda luego de años de agitación económica, provocando brotes de enfermedades tratables y el aumento de las tasas de mortalidad.

sábado, 16 de septiembre de 2017

EEUU investiga compra de equipos de alta tecnología para la Guardia de Honor de Maduro

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Una firma de Miami está en el centro de una investigación sobre empresas norteamericanas que estarían violando prohibiciones federales de suministrar equipos de seguridad e inteligencia electrónica al gobierno de Nicolás Maduro, a través de esquemas financieros para evadir controles.

De acuerdo a documentos oficiales, la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) contrató a la firma Medabil Corporation, una empresa registrada en Miami, para suministrar equipos de última tecnología a una unidad élite militar creada este año en Caracas para proteger a Maduro y otras altas personalidades chavistas de posibles atentados.

Según un memo emitido por la Secretaría de la Presidencia de Pdvsa, bajo supervisión del actual ministro de Petróleo Eulogio del Pino, el pago del contrato con Medabil Corporation iba a ser realizado por la subsidiaria de Pdvsa Bariven Holanda, “debido a la actual restricción financiera con los Estados Unidos de Norteamérica”.

Pdvsa ha venido prestando apoyo a la Guardia de Honor Presidencial, el equivalente al Servicio Secreto en Venezuela, y cuya función esencial es proveer seguridad al mandatario venezolano y a altas figuras del chavismo.

De acuerdo al memo, Pdvsa ha suministrado a la Guardia de Honor “apoyo aeronáutico, servicios en tierra y apoyo logístico”, entre otros.

El memo enfatizó que debido a la responsabilidad de proteger las altas autoridades del gobierno de Maduro, se ordenó la creación de la Unidad de Especial de Seguridad y Protección a Personalidades de la Guardia de Honor Presidencial, “una unidad élite creada en el año 2017 con el objetivo de brindar seguridad y salvaguarda a altas personalidades del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Como tal, debe contar con los recursos tecnológicos más avanzados a la fecha con el objeto de proveer servicios de inteligencia, televigilancia y otros factores de seguridad para la protección de su entorno”.

El contrato incluye una amplia gama de equipos técnicos cuyas características y disponibilidad ya han sido objeto de “inspección” en Estados Unidos, indicó el memorando.

Las investigaciones en EEUU se realizan mediante un equipo tarea (task force) integrado por varias agencias federales, bajo coordinación del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security), que concentra las investigaciones sobre Venezuela en el sur de la Florida.

“Por ahora se están estableciendo las posibles violaciones en que incurriría este tipo de contrataciones, debido a que hay sanciones actualmente vigentes, entre ellas ofrecer servicios estratégicos a organizaciones militares en Venezuela”, indicó una fuente familiarizada con las indagaciones.

*****
Una nota de mi autoría publicada en el portal Venepress.com explica la oscura trama de la empresa que recibió la contratación por parte de Pdvsa. Ver detalles aquí