Mostrando entradas con la etiqueta Squire Patton Boggs. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Squire Patton Boggs. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de marzo de 2016

Caso Narcosobrinos: ¿Cuántas veces Efraín Campos Flores puede cambiar de abogados?

Por Maibort Petit 
@maibortpetit


Ya son tres veces que el sobrino de Cilia Flores y Nicolás Maduro decide cambiar de abogado. Primeramente, Efraín Campos Flores contó con la asesoría legal de dos abogados del costosísimo escritorio jurídico Squire Patton Boggs: Rebekah Poston y John Reilly. Estos defensores privados trabajaron en el caso desde  el 8 de noviembre de 2015 hasta el 17 de diciembre de ese mismo año, fecha en la cual se sometió a consideración del juez Paul Crotty una misiva firmada por Campos Flores quien solicitó la renuncia de sus defensores. No se explicó la razón de la decisión pero se especuló que se debió a las implicaciones que tiene el bufete con el gobierno de Venezuela, presidido por la familia directa del acusado.

Rebekah Poston y John Reilly primeros defensores de Campos Flores 

En ese tiempo, el Juez Crotty admitió la solicitud y en base a lo declarado por la defensa saliente Efraín Campos Flores había decidido pedir un abogado de oficio, derecho reservado aquellos acusados que no cuentan con recursos suficientes para pagar uno privado. Fue en base a ese argumento que la Corte Federal designó a un defensor público para el caso, recayendo tal designación en el abogado Kafahai Nkrumah. Esto ocurrió el 17 de diciembre de 2015. Nkrumah dijo a la prensa ese día que había recibido parte de las evidencias que conformaban el voluminoso expediente preparado por la Fiscalía de los Estados Unidos, que es la parte acusadora de los primos Flores.


Desde un principio Nkrumah consideró que no era posible revisar tanta documentación en tan poco tiempo. La solicitud de prórroga permitió cambiar la audiencia prevista a realizarse el 29 de febrero, para el 29 de marzo de 2016, con la anuencia de las partes involucradas en este caso.
Kafahai Nkrumah  abogado de oficio de Campos Flores, segundo defensor


Otro cambio
Desde la pasada semana se escucharon comentarios de la posibilidad de pedir una nueva prórroga motivado a la falta de tiempo para evaluar las evidencias. El viernes 18 de marzo se conoció que Efraín Campos Flores decidió hacer nuevos cambios en su defensa, incorporando a dos célebres litigantes, que fueron por años fiscales del gobierno federal. Randall W. Jackson  y John T. Zack renunciaron al gobierno y pasaron a ser socios de la afamada firma legal Boies, Schiller & Flexner.
El nuevo bufete recibirá una copia de los expedientes una vez sean autorizados formalmente por el juez Crotty. El 8 de marzo, Zack envió una notificación a la fiscalía para redireccionar todas las comunicaciones oficiales del caso Flores a su despacho ubicado en la Ave. Lexington en Manhattan, tal cual puede apreciarse en el documento anexo.

A partir del lunes 21 se espera que el juez apruebe oficialmente el cambio. Los abogados -recién estrenados- tendrán la posibilidad de pedir una solicitud de prórroga bajo el argumento del tiempo requerido para hacer la evaluación de las evidencias y plantear la estrategia de la defensa que se seguiría en el juicio.



























El origen de los fondos para pagar la defensa privada 


Tal como hemos informado en otras entradas de este blog, en los Estados Unidos es necesario revelar el origen de los fondos que usan los acusados de narcotráfico para pagar sus abogados.  La razón sobre este requerimiento es evitar que los defensores de narcotraficantes sean pagados con dinero proveniente del tráfico de drogas. 


El bufete Squire Patton Boggs aseguró -al momento de retirarse del caso Flores- que no había cobrado nada por el trabajo realizado y por la consejería legal al sobrino de Cilia Flores y Nicolás Maduro. En ese momento, por más que intentamos, no fue posible conseguir una respuesta adicional a la establecida oficialmente en la carta enviada por el bufete a la corte.


En los Estados Unidos, para que las firmas de abogados asuman la defensa de un caso, se requiere que los familiares del acusado o sus garantes firmen una garantía y paguen un retainer por un monto que es calculado en base a la naturaleza del caso y el grado de dificultad del mismo. En las oficinas de abogados hay una regla que dice: Si no se hace el depósito, no hay defensa. En el caso de Campos Flores se habló de un bono de 3 millones de dólares, pero esta cifra nunca fue confirmada por Squire Patton Boggs. 



La nueva firma de abogados, Boies, Schiller & Flexner 
es muy costosa


En diciembre 17 de 2015, Campos Flores se declaró financieramente incapaz y firmó un affidavit donde juraba que no tenía fondos para pagar los costos de la defensa privada. Tal como lo establece la ley, el acusado recibió el beneficio otorgado por  la Constitución y el juez le asignó un defensor de oficio pagado por el gobierno norteamericano.



Algunas consideraciones de este caso 


Es conocido que Squire Patton Boggs representó al gobierno de Hugo Chávez y ahora representa al de Nicolás Maduro en varios casos legales en los Estados Unidos. Los casos legales de Citgo y del Banco Central de Venezuela son los más sonados, y por los cuales firma ha cobrado honorarios multimillonarios al Estado venezolano.  La última demanda y contrademanda contra el portal Dólar Today está en manos de este grupo jurídico. 

Resulta confuso que Efraín Campos Flores haya pedido al juez la asignación de un abogado de oficio en diciembre "porque no tenía dinero para pagar uno privado" y tres meses después cambie la versión y contrate dos defensores que cobran fortunas para defender a sus clientes. Con la incorporación de los litigantes, Efraín Campos Flores tendrá que enfrentar la posibilidad que la corte le pida revelar el origen de los fondos con los que costeará su defensa. 

****
El abogado penal, y ex fiscal estadounidense, Eduardo Palmar al ser consulado sobre este tema explicó que debe haber una solicitud ante la corte para que se investigue el origen de los fondos, o la legitimidad del dinero. Por lo general, los fiscales -que son los acusadores de los primos Flores- tienen sus horas copadas en el caso, y suelen no tener tiempo para abrir otra investigación. "Sencillamente porque quieren enfocarse en los cargos que han trabajado y por los que están pidiendo cadena perpetua dice Palmar. Por ello no suelen pedir nuevas averiguaciones.", dijo.
No obstante, han habido casos en los que una tercera parte ha solicitado formalmente la averiguación sobre origen de los fondos para el pago de honorarios de defensa en casos de narcotráfico. De hacerse una solicitud ante la Corte para que se investigue la legitimidad del dinero que usará Campos Flores para pagar los servicios de Boies, Schiller & Flexner, necesariamente el juez pedirá al sobrino de la pareja presidencial de Venezuela que explique de dónde sale el dinero.  


¿Abogados que trabajan por amor al arte o por filantropía?

Squire Patton Boggs dijo que no había cobrado ni un dólar por sus servicios. (Cuestión muy extraña por ser una firma conocida por sus costosos honorarios profesionales). 

Boies, Schiller & Flexner LLC es un bufete privado.  Campos Flores o sus familiares deben estar en capacidad de pagar el retainer o garantía que es requisito sine qua non que se inicie el trabajo. 

Este monto, llamado en inglés retainer funciona, es un anticipo del precio por hora que cobra un abogado para manejar un caso específico. El abogado suele poner ese dinero en una cuenta especial y deduce del monto el costo de los servicios en la medida que se acumulan.

La mayoría de los retainers no son reembolsables  y si los clientes abandonan o despiden al abogado, sin haberse agotado en dinero de la garantía, es posible que se pierda el resto.


Si fuera el caso que el bufete Boies, Schiller & Flexner LLC no pidió el retainer  inicial, el caso de Campos Flores podría -entonces- ser el único en la historia legal norteamericana donde un acusado de narcotráfico reciba consejería legal gratis, de dos de los escritorios jurídicos más costosos de Nueva York. 

¿ Cuántas veces Efraín Campos Flores puede cambiar sus abogados ?


Los acusados ​​en los EE.UU. tienen el derecho constitucional a contratar  un abogado de su elección. Cuando un tribunal perjudica ese derecho, incluyendo una continuación de los abogados recién contratados para preparar el juicio, la condena final podría ser anulada por un tribunal de apelaciones.  Esto, claro está, no significa que el acusado tenga el derecho de retrasar el juicio de manera indefinida.


El tribunal puede considerar todas las circunstancias de la solicitud de aplazamiento cuando se toma una decisión de cambiar los abogados. Los factores que los tribunales suelen tener en cuenta para determinar si se le permite a un acusado reemplazar un abogado varias veces incluyen los siguientes factores: 

-Si el acusado plantea una razón aceptable para desear un nuevo abogado
-Si el acusado ha estado bajo custodia continua
- Si el acusado ha informado al tribunal de sus esfuerzos para retener a un nuevo abogado
- Si el acusado ha cooperado con el defensor actual 
- La longitud del tiempo que la parte demandada  ha estado representada por un abogado actual.
-Que el abogado no haya tenido tiempo suficiente para encargarse del caso


El juez de la causa está obligado a revisar la solicitud cuantas veces sea presentada y si la parte acusadora, en este caso la Fiscalía General, no tiene argumentos para negarse, el juez debe aprobarlas. 

Si un juez llegara a negar la petición de cambio de abogado, al final del proceso, la defensa podría llevar el caso a una corte de apelaciones argumentando que el juez denegó injustamente la solicitud, y por ello la condena podría ser revertida y  el proceso tendría que comenzar de nuevo.  Por el contrario, si el juez concede la solicitud, la única consecuencia real (sobre todo si el acusado ya está en custodia como es el caso de Campos Flores) es sólo de unos meses de retraso.

De acuerdo a la Ley no hay ninguna regla sobre el número de veces que un acusado puede cambiar de abogado, o el número de continuaciones que se pueden conceder a petición de la parte demandada.  Mientras el juez crea que los derechos del acusado puedan violarse si la continuidad no se da, la corte va a conceder la solicitud, especialmente  si se tiene en cuenta la gravedad aparente de los cargos de los que se les acusa. 


Si es un caso de una persona acusada de un delito menor el juez probablemente no apruebe tantos cambios de abogados, ya que esos casos no son complicados y las posibles sanciones son bastante escasas. Pero si estamos hablando de un caso en el que el acusado se enfrenta a penas de cárcel grave, como es el caso de los primos Flores, entonces el juez va a ser más abierto y otorgará las solicitudes a que hubiere lugar, a pesar del tiempo de retraso.

***
Los acusados que tiene un abogado de oficio y cuya relación se rompe o no se da en los términos establecidos por la ley pueden tener derecho a que el juez les nombre otro abogado público. En ningún caso, el acusado tiene derecho a usar el cambio de abogado como razón indefinida para retrasar el inicio del juicio, que puede tomar años. Si esto ocurre, el juez finalmente insistirá en que se proceda con el caso. En ese momento, el acusado puede seguir con su actual abogado, tratar de contratar a otro, tratar con un abogado de oficio, o ir por sí mismo, pero el juicio probablemente ocurrirá como lo ordene el juez. 

jueves, 17 de diciembre de 2015

Elementos a considerar en la audiencia de los #narcosobrinos

Tal como estaba previsto, este jueves 17 de noviembre se realizará finalmente la audiencia los sobrinos de la pareja presidencia de Venezuela: Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. Ambos imputados se presentarán ante el juez Paul Crotty a las 11 AM, siguiendo el procedimiento previsto en este tipo de casos. Los dos venezolanos están siendo acusados por el fiscal federal para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos. 

En el piso 14 de la Corte Federal ubicada en el 500 Pearl St de Manhattan, los dos imputados de la justicia norteamericana se presentarán para hacer su declaración de culpabilidad o inocencia. Desde este jueves, Efraín Antonio Campos Flores contará con defensa pública. Campos Flores estuvo representado desde el inicio del juicio por el escritorio jurídico Squire Patton Boggs. El 16 de diciembre, el famoso bufete anunció su retiro del caso. De acuerdo a la misiva que se hizo pública en la tarde del miércoles, fue el indiciado, Campos Flores quien pidió la renuncia de sus defensores y solicitó la designación de un defensor público. 

El otro imputado, Franqui Francisco Flores de Freitas, aceptó ser defendido desde el inicio del proceso por los abogados públicos Vicent Southerland y Jonathan Morvinnny, ambos pertenecientes al grupo Federal Defendant of New York inc. Mientras Campos Flores estuvo representado por tres abogados de Squire Patton Boggs: John Reilly, Rebekah Poston y un tercer abogado socio de la firma en Miami, Alfredo Anzola.

Tanto en la carta enviada a la Corte por Squire Patton Boggs como en opinión de expertos, la salida del escritorio jurídico -señalado de estar vinculado al gobierno de Venezuela- no creará ningún tipo de retrasos en el proceso previsto para hoy.

Durante la audiencia  se espera que los indiciados se declaren culpables, lo que suele ocurrir en un alto porcentaje de casos ligados al narcotráfico. De proceder la declaratoria de culpabilidad los abogados de EFRAIN ANTONIO CAMPO FLORES y FRANQUI FRANCISCO FLORES DE FREITAS procederán con la negociación de los cargos en aras de bajar la condena al menor tiempo posible. 

Tal como se ha  venido informando, Estados Unidos acusó a Efraín Antonio Campos Flores (29) y Franki Francisco Flores de Freitas (30) de "asociación para delinquir y conspirar en complicidad para violar la ley de narcóticos". La acusación alude específicamente a "cinco kilogramos o más de mezclas y sustancias que contienen un monto detectable de cocaína, sus sales e isómeros ópticos y geométricos". 

Esa cantidad está establecida en la lista de penalidades por tráfico de drogas de la Agencia de Control de Drogas (DEA).  En la categoría II se señala específicamente que la posesión (con intención de venta y distribución) de 5 kilogramos o más de cocaína o mezcla “es considerada una ofensa de primer grado (delito federal) y conlleva desde 10 años de cárcel y hasta cadena perpetua”. Si hay muerte o serios daños corporales,  “la pena será no menor de 20 años y hasta cadena perpetua con multas de 10 millones de dólares, si es individual ó 50 millones de dólares si son más de dos personas involucradas en el delito”.


En Norteamérica, se tiene por cierto que el gobierno sólo procede a realizar una acusación formal de cargos cuando tiene evidencias suficientes de que hubo infracción al derecho estadounidense.  El fiscal del caso, Preet Bharara, imputó a los venezolanos Campos Flores y Flores de Freitas por un crimen considerado “grave”. Antes de llegar a la incriminación, la Fiscalía debió cumplir con un procedimiento de carácter legal obligatorio.

Los primos Flores fueron apresados en Haití el 10 de noviembre y presentado a la corte para la lectura de cargos el 12 de noviembre de 2015. En esa audiencia de presentación se fijó una nueva cita para el 2 de diciembre pero la misma fue diferida para el 18 de noviembre con un acuerdo entre todas las partes.  El 4 de diciembre, la Fiscalía pidió protección de la identidad de las personas vinculadas al caso que participaron en las grabaciones y correos electrónicos que conforman las evidencias del caso.  

Luego la defensa solicitó un segundo diferimiento y la audiencia fue fijada para hoy 17 de diciembre.

Durante los diferimientos de las audiencias, se procedió a agilizar el proceso de presentación de pruebas y se le otorgó el consentimiento para la entrada a esa orden de protección a los acusados y a los cinco abogados de la defensa, a saber: John J. Reilly, Rebeca J. Poston, Alfredo Anzola, Vincent M. Southerland y Jonathan A. Marvinny.

La mayoría de los acusados de este tipo de delitos asumen la culpabilidad y a cambio de bajar sus condenas ofrecen información sobre las organizaciones criminales a las que están vinculados. En el caso de los Flores fuentes ligadas al caso han informado que los datos suministrados incluyen al hijo de la primera dama venezolana de nombre Walter Gavidia y Carlos Erick Malpica Flores entre otros.

Los primos Flores deberán enfrentar la justicia norteamericana. Los familiares de la pareja presidencia no califican para el programa de testigos protegidos ni otros beneficios previstos en las leyes estadounidenses.

El retiro de los abogados de la defensa de Campos Flores

Tal como se dio a conocer este miércoles, el costoso despacho de abogados Squire Patton Boggs se retira de la defensa de uno de los sobrinos de Cilia Flores. Las razones oficiales se desconocen pero existen elementos que dejan claro algunos elementos que analizamos en nuestra nota anterior.

En acusaciones de narcotráfico, la autoridad judicial está obligada a velar que el dinero usado en la defensa tenga origen legítimo, es decir, no proveniente de los negocios del narcotráfico ni de la corrupción o comisiones ilegales . En este caso, ese elemento está comprometido por los siguientes aspectos:
1) Campos Flores no posee capital reconocido  legalmente, los soportes en los organismos venezolanos revelan que era un empleado del gobierno con sueldo en bolívares.
2) El control cambiario rígido que existe en Venezuela no permite la compra de dólares para pago de abogados en el exterior. El detalle es que la firma que asumió la defensa es extremadamente costosa.
3) En una declaración del presidente saliente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello éste había informado que los abogados de Campos Flores no cobrarían ni un céntimo y que los honorarios vendrían de los beneficios obtenidos por una supuesta contrademanda que la firma legal haría luego de comprobarse la supuesta inocencia de los acusados.  El bufete informó públicamente que no había cobrado por su trabajo.

*** Esta firma se reconoce por sus reglas duras en el pago de honorarios. Hasta el momento, y revisando varios documentos no aparece que haya trabajado casos sin recibir compensación a cambio.  Hay gastos evidentes en el manejo inicial de la defensa, ejemplo, dos de los abogados tienen sus oficinas en Miami y han acudido en la representación a Nueva York, generando gastos extra de viáticos y boletos de avión.

4)El bufete de abogados está comprometido con el gobierno de Venezuela, motivado a que ha representado a Citgo y al BCV en varios pleitos legales en los Estados Unidos. Un claro conflicto de intereses dicen los expertos puesto que en las arcas de esta firma legal estadounidense han entrado miles de millones de dólares provenientes del Estado venezolana. Representar a los sobrinos políticos del presidente Nicolás Maduro plantea la duda inmediata del origen de los fondos con los que se paga la defensa. 

5) El conocimiento de las pruebas autorizado por la Fiscalía a inicios del mes de diciembre supuso la averiguación exhaustiva del hecho y sus bases. Squire Patton Boggs es un escritorio jurídico con una amplia reputación en el mundo. Este caso podría traer consecuencias a la actual  pareja presidencial motivado a que existen supuestas evidencias que probarían los vínculos directos entre el poder político y el narcotráfico. A partir de hoy se conocerán los pasos a seguir en esta nueva etapa del proceso.

6) A Campos Flores le beneficia más de la asistencia de defensa pública, ya que ello le exime de presentar los recaudos legales de origen de los fondos, y lo coloca en un nuevo escenario. No obstante, hay que advertir que el gobierno de los Estados Unidos otorga a todos los procesados el beneficio de la defensa pública, pero realiza una investigación para verificar si el acusado dijo la verdad a la hora de firmar el juramento de incapacidad financiera para asumir el pago la defensa privada. De haber mentido en el juramento Campos Flores tendría un nuevo cargo por el cual ser juzgado, al igual que su primo. En los Estados Unidos, la justicia investiga la veracidad de la información, especialmente si la misma es jurada ante una Corte. De aparecer bienes y propiedades vinculadas a los acusados la justicia actuaría en su contra.

7) El derecho a fianza de acuerdo a varios abogados consultados no aplicaría en este caso. Los dos acusados son extranjeros y se adhieren a la defensa pública por no tener  supuestamente fondos para pagar una privada. Las fianzas se pagan vía bonos con un fiador, bienes o dinero de origen legítimo. En este caso, se plantea la misma variante que obligó a la defensa a retirarse del caso. Legitimidad del dinero.







miércoles, 16 de diciembre de 2015

Claves para entender el proceso judicial de los #narcosobrinos en Nueva York

De declararse culpables, el juez dictará una sentencia tras verificar pruebas de Fiscalía . Si se declaran inocentes, habrá un juicio donde se presentarán las pruebas que conformaron la causa de base de la acusación.

Efraín Antonio Campos Flores (29) y Franki Francisco Flores de Freitas (30) deberán enfrentar, el próximo 17 de diciembre, la audiencia preliminar en la que se determinará si van o no a juicio por la presunta comisión de los delitos de "asociación para delinquir y conspirar en complicidad para violar la ley de narcóticos".

Tras ser diferido en dos oportunidades por petición de la defensa de los imputados, en este encuentro Campos Flores y Flores Freitas tienen tres opciones: declararse culpables, tras lo cual el juez procedería a dictar una sentencia; asegurar que son inocentes, lo que implicaría el inicio de un juicio en el cual permanecerán detenidos, si el tribunal les niega el beneficio de la fianza.

Sin embargo, para el abogado Alexander J. Alfano, consultado en torno al procedimiento jurídico estadounidense, lo más probable es que los acusados se declaren no culpables y traten de demostrar su inocencia.

Escenarios para la audiencia del 17 de diciembre de 2015: culpables o inocentes

De declararse inocentes, los primos Flores deberán ir a juicio, para lo cual se nombrará un jurado. En ese caso, el fiscal Bharara –en representación del gobierno estadounidense– presentará las supuestas evidencias que poseen para demostrar la culpabilidad de los imputados. En ese caso, la corte fijará la fecha de la nueva audiencia para darle inicio al juicio propiamente dicho. Los acusados permanecerán en su sitio de reclusión hasta que el proceso concluya y se produzca la sentencia definitiva.

Por la naturaleza de la acusación, los acusados no tendrían en ese caso derecho a fianza. Los costos del juicio son muy variados y onerosos y se conocen sólo al final del proceso.

Si por el contrario, los Flores se declaran culpables, no habrá juicio y el juez procederá entonces directamente a dictar la sentencia. La corte deberá garantizar que el debido proceso se haya cumplido en todos los pasos, es decir, que ninguno de los derechos de los imputados hayan sido violado.

Cuando un acusado se declara culpable, se abre un proceso de negociación de los cargos. En muchos casos, los fiscales federales formulan al comienzo acusaciones con máxima pena, para luego ofrecerle al imputado penas de prisión más cortas, en dependencia del grado de cooperación que este muestre para efectos de la investigación en curso.

Una vez que la corte ha hecho estas determinaciones, entonces fija una fecha para la sentencia. Antes de esa fecha, por lo general, hay una investigación para determinar si existen circunstancias atenuantes o agravantes. Si es así, la corte lo tendrá en cuenta en la condena del acusado.

De resultar culpables, los Flores estarían obligados a pagar multas, así como a cubrir los costes judiciales, honorarios de abogados y restitución que significa reembolsar a las víctimas de crimen), entre otros cargos.
El proceso legal en los Estados Unidos


El experto en Derecho estadounidense Alexander J. Alfano explica que los casos criminales se ventilan en tribunales estatales o federales, dependiendo de la naturaleza de los cargos, de la agencia policial que inicialmente ejecutó la investigación y de los arrestos que resultaron de dicha investigación.

Los casos criminales en los tribunales federales se inician o por una demanda criminal (criminal complaint), o a través de un “Grand Jury Proceeding” o gran jurado que estudia en secreto el caso y la evidencia presentada por los fiscales.

Alfano precisa que “solamente el fiscal tiene acceso al expediente y a presentar evidencias y testigos al gran jurado”, el cual determina si existe causa probable, es decir, evidencias de que un crimen se haya cometido.

La quinta enmienda a la Constitución estadounidense garantiza que todo acusado debe pasar por un gran jurado antes de tener que presentarse al tribunal.

Si el jurado determina que existe causa probable, se produce un “criminal indictment” que sirve como documento acusatorio e inicia el proceso jurídico contra los imputados, señala el experto.

La función del gran jurado es investigar toda evidencia y testimonio y determinar si existe “causa probable”.

Un aspecto importante que resalta Alfano, es que todo testimonio que se presente frente al gran jurado se hace bajo juramento, y todo testimonio es grabado electrónicamente y puede ser usado en contra de los acusados en el juicio penal. Ningún testigo tiene derecho a representación legal frente a esa instancia, acotó el especialista.

En ciertos casos, los únicos testigos son los mismos agentes federales que llevaron a cabo la investigación sobre cual está basada la acusación. Solamente en el caso de que esos testigos testifiquen también en el juicio posterior, tendrán los acusados derecho a saber que lo hicieron previamente frente al gran jurado.

Debido a que estos jurados operan en secreto y bajo la dirección del fiscal, muchas de las normas de evidencia y debido proceso no se aplican en esta instancia. El proceso de investigación frente al gran jurado es más flexible y no está limitado por la Constitución, como sí lo están otras situaciones de investigación policial. Los testigos no tienen derecho a abogado y, evidencias que normalmente no son permitidas en el juicio, son admitidas frente al gran jurado.

De acuerdo a las estadísticas que maneja la Fiscalía de Nueva York, de 162.000 casos presentados por los fiscales de distrito ante los grandes jurados federales, sólo 11 no dieron lugar a una acusación formal.

¿Cuántas veces puede posponerse la audiencia ?

Las reglas de procedimiento de los tribunales federales permiten que el acusado solicite posponer una audiencia siempre y cuando haya causa que justifique la prórroga y, en casos criminales, para asegurar que el acusado pueda tener el beneficio de la duda en cuanto al debido proceso, según lo contempla la Constitución.


Nolo contendere

En este tipo de casos hay un tercer tipo de declaración aceptada por la corte. Se llama Nolo contendere, o declaración de "no contest". Significa: "Declaro no refutar los cargos presentados en mí contra. No voy a tratar de demostrar mi inocencia o refutar mi posible culpabilidad." Con esto, el procesado no hace admisión de culpabilidad, pero, a efectos prácticos, el tribunal queda en libertad para considerarlo culpable y dictar sentencia. En otras palabras, esta declaratoria se traduce en una condena.

Defensa pública vs defensa privada

Es obligación de todo juez preguntar a los acusados si desean ser representado por un abogado público. Franki Francisco Flores de Freitas respondió afirmativamente a esa pregunta. Para beneficiarse de un abogado del gobierno, los acusados deben ser financieramente incapaces de contratar un abogado privado. En la ciudad de Nueva York la defensa privada es costosa.

El juez Paul A. Crotty designó con carácter provisional un defensor público para Flores de Freitas, quien se vio obligado a llenar el formulario de rigor ante el secretario de finanzas del Tribunal de Circuito de Nueva York, por el cual se paga una tasa de $ 100. La corte designó a Vincent Southerland y Jonathan Morvinny, del grupo Federal Defendant of New York Inc, para asistir al acusado durante el proceso.

Los servicios de la Defensoría Pública en EEUU no son gratuitos. Si Flores de Freitas es condenado, la corte incluirá el pago de los honorarios de los abogados públicos como parte de la condición de su sentencia.

Por su parte, Efraín Antonio Campos Flores fue representado desde el inicio del proceso por un grupo de abogados del escritorio jurídico Patton Boggs, encabezado por el experimentado John Reilly. Squire Patton Boggs es considerado uno de los bufetes más caros de los Estados Unidos y del mundo, y en su lista de mejores clientes se encuentra la corporación Citgo, perteneciente al Estado venezolano.

En relación al pago de la defensa privada, el abogado Luis Alejandro Aguilar solicitó se cumpla lo establecido en la Ley Antinarcóticos sobre el origen del dinero. Los acusados en casos de narcotráfico, pagan a los abogados para su defensa por concepto de honorarios profesionales. La ley establece que la corte solicite -durante el proceso- que se rebele la procedencia de los fondos desembolsados a los abogados de la defensa.

Luis Alejandro Aguilar argumenta que los familiares de los acusados y -ellos en particular- ocupan posiciones públicas en Venezuela con salarios cancelados en bolívares. Alega que en Venezuela impera un rígido control cambiario y la compra de divisas está regulada por el gobierno y que las categorías para obtener dólares no se incluye ninguna estipulación por concepto de pago de abogados para defensa de delitos de narcotráfico en los Estados Unidos y/o extranjero.

El 16 de noviembre los abogados privados de Campos Flores renunciaron a la defensa y encomendaron al juez de la causa para que le nombrará un abogado público. de haber seguido con la defensa, escritorio jurídico Squire Patton Boggs y Campos Flores debían presentar pruebas de la legitimidad del dinero con el que el acusado de narcotraficante pagaba las costosas facturas de sus defensores.

Conozca los puntos más resaltantes del caso penal de los narcosobrinos en la Corte Federal de Nueva York


Conoce por qué los abogados Squire Patton Boggs desisten de defender al narcosobrino de Cilia Flores

Curiosamente se dió a conocer un día antes de la audiencia de Efraín Antonio Campo Flores uno de los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, que la costosa firma de abogados Squire Patton Boggs decidió dejar los servicios de asesoría legal del indiciado y poner su futuro en manos de un abogado público que deberá nombrar este jueves el juez federal Paul Crotty.

En una comunicación, los abogados del escritorio jurídico Squire Patton Boggs, encabezado por el experimentado John Reilly informaron al juez de la causa que no seguirían asistiendo legalmente a Campos Flores por lo cual en la audiencia de este jueves 17  de diciembre, el acusado tendrá que hacer los trámites para ser defendido por un abogado público.

Vale destacar que Squire Patton Boggs es uno de los escritorios jurídicos más costosos del mundo y por solicitud de la Corte Federal su cliente Efraín Antonio Campo Flores debía informar sobre el origen de los fondos con los que cancelaría los servicios legales. La ley norteamericana es clara en señalar que los acusados de narcotráfico deben aclarar la legalidad del dinero usado para el pago de la defensa. Dichos recursos deben ser absolutamente legales.

Squire Patton Boggs es el bufete que atiende los casos de la corporación Citgo, perteneciente al Estado venezolano y ante la solicitud hecha por el abogado venezolano Luis Alejandro Aguilar para que se cumpliera lo establecido en la Ley Antinarcóticos sobre el origen del dinero los abogados privados de Campos Flores aclararon que no habían recibido dinero alguno del gobierno de Nicolás Maduro ni de Citgo.

En los corrillos de la corte se escuchó decir desde la audiencia de presentación que los onerosos honorarios de los abogados estaban siendo pagados por Citgo y que la cuota de inicio del proceso eran 2 millones de dólares. 

Durante el proceso la firma Squire Patton Boggs y su cliente Campos Flores debían revelar en el proceso cuánto dinero habían pagado, quién pagó dichos recursos y dónde se originaron los fondos.

En una comunicación enviada a la fiscalía, el abogado Luis Alejandro Aguilar pidió al juez la averiguación argumentando que los familiares de los acusados y -ellos en particular- ocupan posiciones públicas en Venezuela con salarios cancelados en bolívares. Alegó que en Venezuela impera un rígido control cambiario y la compra de divisas está regulada por el gobierno del tío político de los indiciados y que las categorías para obtener dólares no se incluye ninguna estipulación por concepto de pago de abogados para defensa de delitos de narcotráfico en los Estados Unidos y/o extranjero.

Efraín Antonio Campos Flores (29) y Franki Francisco Flores de Freitas (30) deberán enfrentar, el próximo 17 de diciembre, la audiencia preliminar en la que se determinará si van o no a juicio por la presunta comisión de los delitos de "asociación para delinquir y conspirar en complicidad para violar la ley de narcóticos".

En la audiencia Campos Flores y Flores Freitas tienen tres opciones: declararse culpables, tras lo cual el juez procedería a dictar una sentencia; asegurar que son inocentes, lo que implicaría el inicio de un juicio en el cual permanecerán detenidos, si el tribunal les niega el beneficio de la fianza y como última opción No responder que en la práctica es lo mismo que declararse culpables.

Ambos procesados fueron detenidos en la República de Haití y trasladados a los Estados Unidos en base a una acusación aprobada por el Gran Jurado de Nueva York. Los acusados serán presentados ante el juez federal Crotty este jueves a las 11am donde se tendrán que declarar culpables o inocentes.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Crónica del caso de los narcoflores desde Nueva York

Hay eventos que marcan a los gobierno, sin importar de la naturaleza que sean. Democracias o dictaduras, gobiernos híbridos, ilegítimos o no. La vinculación directa del poder político con el narcotráfico es un asunto que no puede obviarse, ni siquiera porque se prohíba su publicación en la red de medios dominada por el gobierno. Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores están pretendiendo borrar del espectro público venezolano uno de los eventos más vergonzosos de la historia política venezolana. Dos familiares directos del jefe de Estado fueron arrestado en un tercer país y acusados "de conspirar y pretender transportar un enorme cargamento de cocaína -de alta pureza- desde Honduras, a la ciudad de Nueva York".

Efraín Antonio Campo Flores, hijastro de Nicolás Maduro (por ser sobrino e hijo de crianza de Cilia Flores) y Francisco Flores de Freitas (sobrino) fueron apresados en Puerto Príncipe el pasado martes 10 de noviembre en un hotel. Ambos llegaron Haití en un avión  siglas YV 2030, perteneciente a la Constructora y Mantenimiento Coinpectra CA, ubicada en la calle La Joya Ed Cosmo, Piso 8, Oficina 8 en Chacao. El avión fue propiedad de Sabempe en el 2007.  La nave según reportes  de prensa estaba la tripulación conformada por Marco Uzcategui, Pedro Miguel Rodríguez, Julio César Hernández  y Jesfran Moreno. El avión fue regresado a Caracas con la tripulación y hasta donde se conoció estuvo custodiado por la Guardia Nacional.


Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas tienen más de
4 años en el negocio del narcotráfico según varias fuentes.
Un reporte de la Fiscalía de Nueva York señala que Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas les tenían un seguimiento desde hacía 8 meses y los agentes de la DEA y el FBI, a través de sus informantes, grabaron sus movimientos para generar pruebas contundentes que están en manos del juez de distrito Preet Bharara, conocido por ser implacable y no soltar  sus presas hasta que les ve el hueso, y si no, pregunten a los banqueros de Wall Street.   

Cadena perpetua

Tal como ocurre en casos de esta naturaleza, el fiscal Bharara solicitó cadena perpetua para los dos individuos que usaron pasaporte diplomático venezolano, apelaron a inmunidad diplomática y a sus relación con el presidente Nicolás Maduro para librarse de la justicia norteamericana.  
Preet Bharara pidió cadena perpetua para los
primos Flores acusados de narcotráfico


Los dos #narcosbrinos fueron embarcados en una avión del gobierno norteamericano y fueron traídos directamente desde Haití hasta la ciudad de Nueva York, donde permanecerán presos en una cárcel federal sin posibilidad de fianza hasta que la justicia decida sobre el caso. El próximo miércoles 18 de noviembre a las 3 PM  tendrá lugar la audiencia y los dos  familiares de Nicolás Maduro y Cilia  Flores tendrán que comparecer ante el magistrado designado para el caso, James L.Cott.

En el acto de presentación de este jueves 12 de noviembre llamó la atención que el gobierno venezolano contrató a  uno de los escritorios jurídicos más costosos del mundo: Squire Patton Boggs ( tiene 44 oficinas en 21 países). Es una de las firmas de abogados que ha logrado mayores ganancias en el mundo ( En el 2014 declararon ganancias por $870.5 millones), sus servicios son extremadamente costosos. Esa firma ha representado a varios gobiernos, entre los que se destaca la Autoridad de Palestina- en el caso de procura de ayuda del gobierno norteamericano-, a Turquía y a Myanmar, entre otros.  En los pasillos de la Corte se comentaba que la hora de honorarios cuesta $3000 y el paquete de servicios de defensa habría sido de $10 millones de dólares. Estas cifras no fueron confirmadas en ningún momento, sólo fueron especulaciones.

Los abogados del bufete Squire Patton Boggs  que estuvieron presentes en la audiencia fueron: John Reilly, Rebekah Poston y Alfredo Anzola. Un detalle interesante es que este mismo bufete de abogados fue contratado por el Banco Central de Venezuela para demandar al portal dolartoday.com.
 Aquí les coloco las fotos de los abogados de los acusados:
Alfredo Anzola

John Reilly Abogado de Squire Patton Boggs
Rebekah J. Poston abogada de Squire Patton Boggs en Miami

Alfredo Anzola estuvo acompañando buena parte del tiempo de espera a los representantes de la embajada de Venezuela en Washington DC.  Anzola se le vio nervioso, jugando con un sombrero negro y conversando con sus colegas. Esquivó a los periodistas y se negó a dar su tarjeta de presentación.

Otro que estuvo tratando de evitar ser reconocido fue Maxilmilian Arvelaez. Se paraba nervioso, huía de la prensa, y no quería dar su nombre a los presentes. 

Toca esperar la audiencia del miércoles para ver hacia dónde se dirigen los tiros. Por ahora hay mucho que analizar, y mucho que escribir sobre este escándalo que ha dejado claro la minúscula frontera que hay entre el poder y el narcotráfico en la Venezuela chavista.