Mostrando entradas con la etiqueta SPS Oil Production. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SPS Oil Production. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de julio de 2018

Glencore debe informar a los E.E. U.U. sobre sus negocios con PDVSA , CVG y CAMIMPEG

En un emplazamiento legal del Departamento de Justicia norteamericano contra la multinacional anglo-suiza se pide -de manera general- que entregue las evidencias sobre las negociaciones hechas en el Congo, Nigeria y Venezuela. Una indagación con las fuentes ligadas al caso revelan cuáles son las empresas ligadas al Estado venezolano que son de interés para las autoridades estadounidenses.


Por Maibort Petit
@maibortpetit

Las autoridades federales de los Estados Unidos solicitaron a la transnacional Glencore Ltd. información sobre los negocios que realiza con sus socios en República Democrática del Congo, Venezuela y Nigeria. En la petición legal, el gobierno norteamericano se refiere a los negocios de manera general "any deal general"  según destaca la comunicación federal. Una fuente ligada al caso, asegura que la firma deberá suministrar los documentos de los acuerdos con los gobierno de los mencionados países. En el caso de Venezuela, el consultado informó que las contrataciones están relacionadas con "Petróleos de Venezuela (PDVSA), la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), la Compañía  Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (CAMIMPEG) y sus asociadas extranjeras SPS Oil Production (UK) y Palmat International, entre otras". Asimismo, la multinacional también deberá ofrecer detalles de su presunta participación en el esquema de corrupción demandado por PDVSA US Litigation Trust en la Corte del Distrito Sur de la Florida.
Glecore ha sido señalada de haber operado en varias contrataciones de manera fraudulenta en tres diferentes países. La autoridades norteamericanas investigan a varias corporaciones por haber presuntamente violado la Ley Estadounidense de Prácticas Corruptas en el Extranjero que tipifica como crimen que las empresas paguen sobornos a funcionarios públicos en el extranjero para conseguir negocios.

Glencore informó que colaborará con el Departamento de Justicia estadounidense, según anunció uno de sus principales voceros en un comunicado.

Entramado de corrupción PDVSA 

Glencore fue demandada civilmente en la Corte del Distrito Sur de la Florida por haber formado parte de un entramado de corrupción junto a otras empresas petroleras, empleados, exfuncionarios de PDVSA y varios empresarios quienes habrían clonado el sistema informático de la estatal petrolera venezolana para beneficiarse de las ofertas de productos y servicios de manera fraudulenta.

En la acción civil aparecen como demandados Glencore de Venezuela, C.A., Glencore Energy UK Ltd.,  Glencore International A.G. y Glencore Ltd.

Paralelamente, Glencore fue señalada en un reporte federal sobre las operaciones de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (CAMIMPEG). El informe dice que en la gigante energética junto a empresas asociadas Southern Procurement Services (S.P.S) LTD y Palmat International habrían  violado las sanciones impuestas por los Estados Unidos a funcionarios venezolanos, y estarían envueltas en un esquema de corrupción y lavado de dinero con entes públicos del país suramericano. 

Glencore Plc. informó que tiene toda la disposición de cooperar con las autoridades estadounidenses, luego de haber recibido un emplazamiento legal de la justicia norteamericana en el cual se pidió la entrega de documentos sobre sus negocios de minería en la República Democrática del Congo, Venezuela y Nigeria, como parte de una investigación por corrupción.

La firma dijo que estableció un comité de miembros del directorio, incluyendo al presidente Tony Hayward y a los directores no ejecutivos independientes Leonhard Fischer y Patrice Merrin, para supervisar su respuesta al pedido del Departamento de justicia.

Tony Hayward dijo que “La corporación cooperará con el Departamento de Justicia estadounidense, mientras continúa enfocándose en nuestro negocio y buscando maximizar el valor que creamos para nuestros diversos accionistas en una forma responsable y transparente”.

En la declaración el vocero aseguró que la trasnacional aborda con seriedad la ética y el cumplimiento en todo el conglomerado.


El Departamento de Justicia pidió a Glencore una copia de los documentos y registros de cumplimiento con la Ley Estadounidense de Prácticas Corruptas en el Extranjero y estatutos de lavado de dinero.

Cooperación y garantía de transparencia


La principal razón del emplazamiento legal estadounidense contra la gigante suiza no son los contratos con Venezuela y Nigeria, sino los negocios en la República Democrática del Congo donde la firma tiene operaciones mil millonarias con empresas vinculadas a un empresario sancionado por el Departamento del Tesoro estadounidense.

El 20 de diciembre, una orden ejecutiva del presidente Donald Trump colocó al multimillonario israelí de diamantes Dan Gertler en la lista de individuos sancionados de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), debido a sus lazos comerciales con el controvertido presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila .

Ser calificado como OFAC "nacional especialmente designado" significa que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con Gertler o sus empresas relacionadas, y que todas sus propiedades e intereses en los EE. UU. están bloqueados. 

Gertler fue asociado comercial de Glencore en varios negocios. Cuando fue sancionado, la trasnacional no pudo continuar las operaciones con el mencionado empresario lo que generó varios litigios internacionales. 

En junio de 2018, Glencore PLC decidió reanudar los pagos multimillonarios a Gertler, con lo cual retó las autoridades norteamericana que prohibieron con su decisión a las empresas occidentales más opciones para lidiar con homólogos sancionados.


La transnacional había dejado de pagar las regalías a Gertler en diciembre de 2017, luego de que se impusieran sanciones por presunta corrupción en la República Democrática del Congo. La firma argumentó que decisión de reanudar los pagos era la única opción viable para evitar el riesgo de perder sus activos. Los pagos se realizarían en euros y garantizaría que ningún ciudadano estadounidense tuviese ningún rol en el acuerdo para cumplir con las sanciones de los EE. UU., según un reporte del diario The Wall Street Journal.[1]

Glencore  dijo que "si no se hacían los pagos se podría poner en riesgo la operación de sus activos en el Congo, lo que representa una amenaza para los precios del cobre y el cobalto en todo el mundo", dijeron fuentes relacionadas al The Wall Street Journal. Glencore, a través de sus minas congolesas, es el mayor productor mundial de cobalto, un producto clave para las baterías de vehículos eléctricos.

Luego de la decisión de Glencore de junio 2018, el Departamento del Tesoro impuso sanciones adicionales a 14 entidades afiliadas a Gertler. Los Estados Unidos acusan al empresario de utilizar su estrecha amistad con el presidente congoleño Joseph Kabila para actuar como intermediario en la venta de activos mineros en el país, dice el reporte del WSJ. 

En abril de 2018,  Gertler inició una acción legal contra Glencore en un tribunal congoleño en busca de 3.000 millones de dólares en daños y perjuicios en respuesta a la decisión de la empresa de detener los pagos, reportó el WSJ. Gertler también obtuvo importantes órdenes judiciales que, si se convirtieran en definitivas, le habrían permitido confiscar bienes de forma permanente en las minas de Glencore, lo que causaría graves trastornos en el mercado, dijo la compañía.

Las sanciones del Departamento del Tesoro prohíben que las firmas estadounidenses trabajen con Gertler y varias compañías asociadas con él. Esta fue la razón principal por la cual las autoridades norteamericanas presentaron un desafío legal a Glencore, que si bien es una empresa anglo-suiza, está estrechamente vinculada al sistema financiero de los EE. UU.

Glencore llegó a un acuerdo "para abordar adecuadamente todas las obligaciones de sanciones aplicables". Como resultado del acuerdo, Glencore dijo que "sus subsidiarias y compañías afiliadas Gertler acordaron retirar todo litigio pendiente y amenazado entre ellas".

Según el Departamento del Tesoro, Gertler habría amasado una fortuna a través de "minería opaca y corrupta". y acuerdos petroleros ". La principal empresa Gertler que trabaja en el Congo, Fleurette Group, ha negado enérgicamente las acusaciones de corrupción. 

La petición de la documentación por parte de la justicia norteamericana podría ser entregada este mes y de allí procederán con las acciones pertinentes. 

DISCLAIMER


Esta periodista intentó obtener para este reportaje las opiniones de las empresas mencionadas pero hasta el cierre de esta nota no recibimos respuesta. Si alguna persona mencionada en esta nota desea comunicarse con nosotros para exponer su punto de vista puede enviarnos sus comentarios al email blogvenezuelapolitica@tuta.il








jueves, 8 de marzo de 2018

Camimpeg, SPS y Glencore habrían violado sanciones impuesta por EEUU contra Venezuela

Camimpeg se encuentra bajo investigación federal en los Estados Unidos. La empresa militar del gobierno de Venezuela y la firma contratista SPS Oil Production habrían logrado ganancias por 1.67 millones bdp, equivalente a unos 90.18 mil millones de dólares americanos. Se estaría hablando de 1 billón de dólares americanos de reembolso por servicios de producción de petróleo.


Por Maibort Petit
@maiborpetit

El gobierno de los Estados Unidos estaría considerando sancionar a la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (CAMIMPEG), creada en 2016,  en conjunto con otras empresas asociadas, una con sede en Inglaterra, cuya denominación legal es Southern Procurement Services (S.P.S) LTD, otra llamada Palmat International y la gigante Glencore motivado a que dichas corporaciones presuntamente habrían violado las sanciones impuestas por los Estados Unidos a funcionarios venezolanos, y estarían envueltas en un esquema de corrupción y lavado de dinero.
¿Cómo funcionan Camimpeg y S.P.S LTD?

La Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (Camimpeg) y una empresa asociada, Southern Procurement Services (S.P.S) LTD, fueron utilizadas por un grupo de altos militares para cobrar servicios de intermediación en contratos de la petrolera estatal venezolana PDVSA. Los militares a cargo, junto con un grupo de civiles asociados, se lucraron con dineros del erario público venezolano.

CAMIMPEG fue creada el 10 de febrero de 2016 por decreto presidencial  N° 2,231 publicado en la Gaceta Oficial de Venezuela N° 40.845. Es una empresa con capital 100 por ciento venezolano.

De acuerdo a los récords oficiales, Camimpeg se dedica a la planificación, coordinación, vigilancia y ejecución de servicios de petróleo, gas, minería y otros relacionados a estas actividades, que permitan incrementar el desarrollo de tecnología para la industria militar, de acuerdo a las necesidades integrales de la defensa de la nación, con el objetivo de cooperación con el Estado venezolano en el uso y administración de los recursos naturales estratégicos.

La investigación señala que Camimpeg fue creada bajo el mismo modelo de la empresa cubana GAESA a los fines de proveer a los militares venezolanos acceso a la venta y comercio del petróleo. Las oficinas principales de la compañía están ubicadas en Parque Central, Torre Oeste, Piso 36 en Caracas, Venezuela.

Los militares

En la junta directiva de Camimpeg  aparece como presidente el mayor general, Alexander Cornelio Hernández Quintana, director principal, Mayor general, Antonio José Benavides Torres, directores: Mayor general, Pedro Miguel Castro Rodríguez, general de división, Darío José Barboza Gómez, Vicealmirante, Maribel del Carmen Parra de Mestre.

Entre los directores sustitutos se encuentran los siguientes oficiales:
General de División, Rolando Alberto Esser de Lima, general de división Santiago León Sandoval Bastardo, general de División, Rafael José Herrera García.

En los cargos administrativos se encuentran las siguientes personas: secretario, Coronel Jaime Henry Rodríguez Araujo; Jefe administrativo de oficina, Coronel William José Santaella Santamaría; tesorero, teniente de navío, Leonardo José Moreno Palmera; representante judicial, Capitán de Navío, Carmen Corina Avariano; Representante judicial suplente, teniente Franklin Contreras Villamizar.

Camimpeg también tiene en su estructura una serie de consejeros, el principal es Luis Alberto Rodríguez López Callejas, un general de División de la Armada Cubana, nacido en Cuba y quien es el presidente de GAESA.

De acuerdo al reporte, Rodríguez López Callejas, quien es el exyerno de Raúl Castro y mentor del Ministro de la Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, fue quien tuvo la idea de crear empresas militares como Camimpeg.

En el documento se presenta la estructura del poder militar del régimen de Nicolás Maduro la cual aparece expresada de la siguiente manera:


¿Cómo funciona la trama de corrupción de Camimpeg-Pdvsa?

La base principal del presunto esquema de corrupción es la petrolera estatal PDVSA que de acuerdo al organigrama diseñado por agencias del gobierno está directamente conectada a Camimpeg, la cual a su vez tiene una empresa socia en el extranjero llamada Southern Procurement Services LTD, Camimpeg SPS y Glencore.

"Las operaciones de Camimpeg C.A. han sido vagas y oscuras" dice el reporte en el que se basa esta nota periodística. Esta empresa de reciente creación ha sido premiada con contratos de PDVSA para reactivar campos petroleros valuados en un billón de dólares americanos.

La empresa Camimpeg C.A. funciona como otra de las tantas subcontratistas de PDVSA.

La creación de esta empresa militar en la industria petrolera asegura la lealtad del ejército al régimen de Maduro al satisfacer sus demandas de una mayor participación en las riquezas del país.

GAESA, el modelo que inspiró al régimen de Maduro

GAESA es el conglomerado empresarial propiedad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y controla más de 50 empresas, aunque los detalles exactos son difíciles de establecer.

GAESA opera en prácticamente todas las áreas rentables de la economía cubana, controlando cadenas hoteleras, agencias de alquiler de automóviles y compañías de ventas, bancos, tarjetas de crédito y servicios de remesas, supermercados, tiendas de ropa, compañías de desarrollo inmobiliario, estaciones de servicio, compañías de importación y exportación, envío y empresas de construcción, almacenes e incluso una aerolínea.

Al frente del conglomerado se encuentra el general del ejército Luis Alberto Rodríguez López Calleja, quien, según diversos informes, está casado o estuvo casado con una hija del gobernante cubano Raúl Castro.

Una de las compañías más conocidas de GAESA es la cadena hotelera Gaviota, que posee cerca de 29.000 habitaciones en todo el país y sirve aproximadamente el 40 por ciento de todo el turismo extranjero de la isla.

Gaviota ha firmado contratos de gestión para el 83 por ciento de sus habitaciones con cadenas hoteleras internacionales como la española Meliá y la suiza Kempinski. También tiene un acuerdo con la cadena Starwood de Sheraton para administrar el Hotel Four Points en La Habana, un contrato que fue permitido por cambios de política bajo la administración de Obama.

Gaviota también es propietaria del Gran Hotel Manzana en La Habana, el primer hotel de lujo de Cuba, administrado por el grupo Kempinski. Las exclusivas tiendas de hoteles que venden productos Montblanc, Versace y Armani son propiedad de CIMEX, un conglomerado empresarial cubano adquirido por GAESA en 2010. CIMEX, fundado por el Ministerio del Interior, incluye servicios financieros, una cadena de tiendas y agencias de importación y exportación.

Las restricciones de la administración Trump para hacer negocios con las empresas militares de Cuba, de ser impuestas, tendrían un impacto mayor que el turismo porque GAESA opera prácticamente en todos los sectores de la economía de la isla, con la excepción de las telecomunicaciones y la agricultura.

Almacenes Universales S.A. de GAESA, por ejemplo, controla la terminal de contenedores en el Puerto de Mariel, que recibe la mayor parte de la carga que una vez llegó al puerto de La Habana. La terminal fue construida por la empresa brasileña Odebrecht, con financiamiento del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Western Union ha dicho que sus operaciones en Cuba usan la infraestructura de FINCIMEX (Financiera Cimex) para enviar remesas a Cuba. FINCIMEX también procesa las transacciones de VISA y MASTERCARD en la isla. FINCIMEX también maneja las remesas enviadas a Cuba a través de compañías como VaCuba.

Y la compañía de alquiler de habitaciones Airbnb, que vio cómo su boom de operaciones en Cuba después de que la Administración Obama lo aprobara, puede verse afectada por cualquier cambio, ya que paga a los propietarios de viviendas y apartamentos a través de VaCuba. Airbnb no quiso hacer ningún comentario sobre esta historia.

El nacimiento de GAESA se remonta a la década de 1980. Pero cuando Raúl Castro, que estuvo a cargo de las fuerzas armadas durante más de cinco décadas, reemplazó a su hermano Fidel en 2006, los oficiales militares comenzaron a tomar más control de la economía bajo el argumento de que eran más eficientes que los burócratas cubanos.

La empresa socia

Southern Procurement Services LTD es una empresa conformada en Inglaterra, localizada en Dept. 1585 43 Owston Road, Carcroft, Doncaster South Yorkshire, England, DN6 8DA. Su dueño es Manuel Enrique Chinchilla Da Silva.

SPS también tiene una oficina en los Estados Unidos, ubicada en 2550 S. Bayshore Dr # 204, Miami, Florida 33133. Esta empresa tiene estatus activo e, igualmente, es propiedad de Manuel Enrique Chinchilla Da Silva.

De acuerdo a récords públicos, Chinchilla Da Silva nació el 8 de julio de 1978 en Valencia, estado Carabobo. Está residenciado en la Urbanización El Trigal en Carabobo y —además— tiene una segunda residencia en 2485 South Bayshore Drive, Miami, Florida 33133. Asimismo, posee otra dirección en 16350 Park Ten Place, Houston, Texas, 77084.

Chinchilla Da Silva es dueño de varias empresas en Venezuela.

La empresa asociada a Camimpeg, SPS, LTD tiene oficinas en todo el mundo, a saber:

Venezuela: Centro Banaven, Torre D, PH, Chúo, Caracas, Miranda.
Colombia: Cali, Colombia.
Panamá, Calle 53 y Ricardo Arango, Ciudad de Panamá.
Reino Unido: Dept. 1585 43 Owston Road, Carcroft, Doncaster South Yorkshire, England, DN6 8DA.
Alemania: Pfaffenstrasse 11 49610, Quakenbruk, Germany.
Rusia: 423450 Rusia, Tartatstan Almetyevsk, Surgutskaya. St 2
Estados Unidos: 2550 S. Bayshore Dr. #204, Miami Florida, 33133
En Venezuela la empresa socia de Camimpeg tiene varias oficinas en las siguientes localidades:
Caracas: Centro Banaven, Torre D, PH, Chuao, Caracas, estado Miranda.
Valencia: C.C. Trigaleña Plaza, 88 Avenida Cabriales, Valencia, estado Carabobo.
Punto Fijo: Centro Comercial Domus, Local número 6, Avenida Ollavirdes con calle Buchivacoa, Punta Cardón, Falcón.
Puerto La Cruz: Complejo Turístico El Morro, C.C Residencias Casa Blanca, local 3, Lechería, Anzoátegui.
El Tigre: Galpón La Base. Avenida Jesús Subero, San José de Guanipa, estado Anzoátegui.
Barinas: Carretera Nacional Troncal 5, vía Barinas San Cristóbal con la avenida Alberto Arvelo Torrealba, al lado de la E.S Los Pinos, Galpón. Edificio Los Llanos. Barinas.

Maracaibo: Avenida Principal de la Esmeralda. Semarca, Municipio La Cañada de Urdaneta, Zulia.

Ciudad Ojeda: Muelle Pedro Lucas Urribarrí, Avenida Independencia. Sector Las Morochas, Ciudad Ojeda, Zulia.

Southern Procurement Services Ltd. a pesar de su corta trayectoria en el mercado y de ser poco conocida ganó, junto a Camimpeg un ambicioso contrato con PDVSA para reactivar 1.500 pozos de crudo.

PDVSA asignó en comodato a Camimpeg y a SPS, los muelles Alí Primera y Pedro Lucas Urribarrí, de Campo Urdaneta Lago y Centro Sur Lago, en el estado Zulia.

Según SPS, la relación SPS-Camimpeg-Pdvsa es una “alianza estratégica”: “Hemos trabajado en conjunto con PDVSA por varios años, esta experiencia y relación de confianza construida a través del trabajo realizado en equipo, dando paso a la alianza que se firmó el 25 de julio del año pasado, que suscribimos una alianza estratégica. Sumándose a este gran reto a partir del 7 de octubre la estatal petrolera venezolana, con la firma de una alianza macro, en la que Camimpeg, SPS y Pdvsa se enlazan para formar un gran bloque, dirigido a impulsar, desarrollar y posicionar los recursos y reservas petroleras de la Nación, en el mercado internacional”.

Una nota de prensa reseñada en el portal El Estímulo refiere que las “operaciones conjuntas se basan en un contrato de servicio para las actividades de mantenimiento, suministro y automatización con el objetivo de optimizar la producción venezolana, que ha disminuido en más de 1 millón de barriles diarios desde 1999 para colocarse hoy en día en 2,02 millones de bd. Con este convenio se prevé producir entre 30.000 y 40.000 bd”.

Clientes:

SPS LTD tiene como cliente a la empresa  Glencore Ltd. Inc. cuya sede principal se encuentra ubicada en Stamford en el estado de Connecticut.

De acuerdo a los reportes SPS ha vendido más de 1 millón 106 mil 231 barriles de butano a Glecore desde el mes de julio al mes de octubre de 2017. El producto fue embarcado desde las refinería de Punta Cardón, Amuay Bay y el puerto Jose en Anzoátegui y fueron descargados en Singapur, Lome y Oranjestad (St Eustaquio). Para estos envíos se usaron tres cargueros: Koro Sea, Bu Sidra y Mesaieed.

Glencore PLC es el principal productor y comercializador internacional de productos básicos en todo el mundo. Esta empresa negocia y distribuye productos físicos provenientes de terceros y de su propia producción. Proporciona también financiamiento, procesamiento, almacenamiento, logística y otros servicios para el consumidor  y productor de productos básicos.

Entre los miembros de la junta directiva de Glencore PLC se encuentran las siguientes personas:

Anthony Hayward, Iván Glasenber, Peter Grauer, Peter Coates AO, Martín Gilbert, John Mack, Gill Marcus y Patrice Merrin.

Palmat International

La empresa Palmat International es propiedad de Roberto José Wellisch quien, además, es el representante de Glencore en Venezuela. 

Palmat International también tiene una sede en los Estados Unidos está ubicada en la siguiente dirección: 13676 SW 56 St, Miami FL 33175.  Aparecen como dueños  Roberto José Wellisch y Mauricio Caro.

El presunto esquema funciona de la siguiente manera:

Glencore ha sido uno de los extractores de minerales en el mundo y tiene un gran interés en el Arco Minero de Venezuela y en compañías como CVG y VENALUM, C.A.

Palmat International es la representante de Glencore en Venezuela y su representante como ya hemos referido es Roberto José Wellisch, quien en Venezuela tiene residencia en Colinas de Bello Monte, Caracas, y posee una residencia en los Estados Unidos, ubicada en el 20281 E Country Club Drive, Unit #1703, Aventura, Florida 33180.

Roberto José Wellisch tiene una serie de empresas en los Estados Unidos: U.S.G. Supply, Inc, U.S.G. Marketing, L.C., Wilcox Intertrade, Inc., Dunston Industries, LLC, Dunston Industries, Corp., D&R Group International, L.C., TIAD Solutions, LLC, Roses & Roses, LLC, Palmat, LLC, Tire Advance America, LLC, Industrial Supply Network, LLC, U.S. Supply Corporation, U.S. Sales and Marketing Corp., Unaco of Miami, Inc., Wines & Wines, LLC, Wines & Wines Tampa, LLC, Prime Foodie International, LLC.

Y otras en Panamá: Seaglow Holdings, Corp., TM Investments Inc., Glamox Investments Inc., Palmat Intertrade, S.A. 

El Correo del Caroní cita un informe confidencial sobre Glencore en Venezuela que fue publicado en el portal oficialista Aporrea 14 de febrero de 2007 y el cual hace mención a la mala conducta de la trasnacional así: “Glencore coordina y lideriza el cártel del aluminio en Venezuela, agrupa a estas empresas ya mencionadas y se distribuyen buena parte de la producción del aluminio. Según los traders de la competencia, Glencore y sus empresas asociadas juegan duro y sucio, como norma, en todos los países. Por regla general, los agentes de Glencore poseen un estilo agresivo y utilizan el soborno, el chantaje, el manejo de medios de comunicación para desprestigiar o destruir reputaciones. Se mueven con agilidad y eficiencia en el terreno de la corrupción de funcionarios y el lobby político”.

El mismo periódico refiere que Roberto Jorge Wellisch también estuvo relacionado en el caso de los presuntos pagos de comisiones en los negocios argentinos-venezolanos en el que el exembajador argentino en Caracas, Eduardo Sadous, “reveló que empresarios de su país se veían obligados a hacer un pago de 15 por ciento en comisiones para la venta de maquinarias agrícolas al Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) de Venezuela, entonces a cargo de Elías Jaua; y la desaparición momentánea del dinero de un fideicomiso depositado en el Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela (Bandes). La negociación comenzó en una feria agrícola realizada en Barinas y a la que asistieron los directivos de Palmat y de la competencia, la trader brasileña Cotia, además del ministro de Planificación, Julio De Vido —asumido ya como una especie de superintendente ad hoc de los negocios con Venezuela—, la embajadora Nilda Garré, el entonces lugarteniente de De Vido, Claudio Uberti y el agregado comercial de la embajada, Alberto Álvarez Tufillo, entre otros. El negocio ya tenía la venia de los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez. Un acuerdo binacional refrendaba el acuerdo”.

Nota final:

Las empresas involucradas en esta nota fueron contactadas por esta periodista a través de correo electrónico y llamadas telefónicas y hasta el cierre de la nota no logramos ninguna respuestas. 

Si alguna de las personas o empresas desean ofrecer su versión sobre lo reseñado en esta nota o desea que se publique su derecho a réplica sírvase enviar su comunicación al siguiente correo electrónico: blogvenezuelapolitica@tuta.io