Mostrando entradas con la etiqueta S.A.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta S.A.. Mostrar todas las entradas

lunes, 22 de febrero de 2021

Serie: Los papeles secretos de la La Electricidad de Caracas (Parte I)

Maibort Petit

  Una presencia permanente en las reuniones de la junta directiva de la C.A La Electricidad de Caracas terminó convirtiéndose en integrante de la misma con un alto nivel de competencias en las contrataciones a pesar de no contar con el nivel exigido por los manuales internos de la empresa que exigían que una figura de mayor jerarquía suscribiera las negociaciones.    Bajo la administración de Javier Alvarado de la C.A. Electricidad de Caracas la figura de Luis Carlos De León Pérez fue adquiriendo tal importancia y poder, que fueron ejecutándose una serie de decisiones que le permitieron crear las condiciones para que el gerente funcional de asuntos legales —en la actualidad procesado por el gobierno de los Estados Unidos de delitos de corrupción, blanqueo de capitales y violación de la ley de Prácticas Corruptas— se encargara de negociaciones fundamentales para la compañía, a pesar de no tener las facultades para ello, revelan documentos en nuestro poder.

   La C.A La Electricidad de Caracas fundada en 1895 por Ricardo Zuloaga fue vendida en el año 2000 a AES Corporation que a través de una Oferta Pública de Adquisición logró hacerse del 87,1 por ciento de las acciones, lo que permitió convertirse desde el 1° de julio del citado año en AES Electricidad de Caracas. La compañía fue finalmente estatizada en 2007 bajo el gobierno del finado Hugo Chávez Frías, quien consideró que el estado venezolano debía reservarse las actividades de generación y transmisión de energía eléctrica, por lo cual dispuso que Petróleos de Venezuela, S.A. comprara el 82,14 por ciento de la acciones por USD 739,26 millones, elevando así el total accionario de la nación a 92,98 por ciento. Esto se concretó el 8 de mayo de 2007 cuando la empresa retomó su nombre inicial.

  La EDC pasó a integrar la Corporación Eléctrica Nacional, S.A., Corpoelec, una sociedad anónima gubernamental que se encarga de la administración del sector eléctrico de Venezuela y el cual está adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica.

  A partir de entonces asume la presidencia de la ahora empresa estatal, Javier Alvarado Ochoa, un ingeniero eléctrico egresado de la Universidad Simón Bolívar, USB, con especialización en Gerencia de la Energía, que había ingresado a la industria petrolera en 1979 y quien, al no haberse sumado al paro petrolero de 2002-2003 fue recompensado con su nombramiento como gerente de Recursos Humanos de PDVSA, posición desde la que firmó la carta de despido de los 20 mil trabajadores de la empresa que quedaron cesantes por decisión del presidente Chávez y sin derecho a indemnización. Fue escalando posiciones hasta que en mayo de 2007 fue designado presidente de la Electricidad de Caracas a la estatización de la misma. Sobre sus hombros recayó la responsabilidad instrumentar el proceso de transición de la compañía, así como de su incorporación a Corpoelec.

Javier Alvarado

  Su haber en la EDC fue negativo prácticamente desde su ingreso, pues ya en 2008 se contabilizaban 300,5 millones de bolívares en pérdidas en razón del incremento de las cuentas por cobrar. Así lo reflejaron los estados financieros consolidados del Informe Anual de Gestión correspondiente al ejercicio 2007-2008, cuando la empresa venía de presentar una utilidad neta registrada en 2007 de 132,4 millones de bolívares.

  Los ingresos por ventas de energía eléctrica disminuyeron de 2,07 millardos a 1,6 millardos, en los dos períodos mencionados, lo cual repercutió en la caída de 351,7 millones de bolívares en los ingresos totales por operaciones durante el año anterior que pasaron de 2,1 millardos a 1,8 millardos de bolívares entre 2007 y 2008, respectivamente.

  Las cuentas por cobrar pasaron de 249,7 a 792,2 millones de bolívares entre 2007 y 2008, pasando la deuda de la empresa de 65,4 millones a 77 millones de bolívares entre los dos períodos referidos, se lee en una nota de Informe 21 publicada para la época[1].

  Asimismo, Javier Alvarado estaría tras la autorización para negociar con Derwick Associates dada a quien a lo largo de estas páginas veremos cómo adquirió especial protagonismo, Luis Carlos De León Pérez, un exfuncionario de la Electricidad de Caracas acusado por el gobierno de los Estados Unidos por supuestamente haber cometido delitos de corrupción, blanqueo de capitales y violar la ley de Prácticas Corruptas. De León carecía de las facultades para suscribir contratos como el que esta negociación supuso, de acuerdo manual de firma interno de la C.A. Electricidad de Caracas.

  La gestión de Alvarado ha sido señalada de una serie de supuestas irregularidades, enumerándose entre ellas los presuntos sobreprecios en megacontratos suscritos con multinacionales españolas, como es el caso de la negociación con Duro Felguera, un proyecto llave en mano para la generación de 1.000 megavatios en dos grupos de ciclo combinado, lo suponían además de un retroceso tecnológico, un gran sobreprecio pues el contrato que se firmó por 2.100 millones de dólares, suponía un costo del megavatio/dólar —2 millones 100 mil dólares cada MW— muy por encima del promedio mundial.

  Este negociado dejó al descubierto el presunto pago de una comisión equivalente a USD 50 millones a Nervis Villalobos, exviceministro de energía durante el gobierno Hugo Chávez que en la actualidad enfrenta cargos por lavado de dinero en los Estados Unidos.

 También revisaremos el contrato para la compra de bombillos ahorradores, así como los contratos suscritos no honrados hasta la fecha, pero que supusieron grandes erogaciones para la república.

  De estos y otros asuntos estaremos hablando en esta y otras entregas en las que mostraremos al lector documentación que demuestra las irregularidades cometidas en la empresa eléctrica bajo la égida de Alvarado, sobre quien se han centrado las investigaciones y denuncias en los hechos cometidos por este cuando estaba al frente de Bariven, la filial de PDVSA encarga de llevar a cabo las compras y adquisiciones de la estatal, dejando de lado su gestión como presidente de la EDC o Elecar, como también se le conoce.

La preparación del terreno

  A continuación daremos cuenta del resumen de una serie de reuniones de la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas recogidas en las actas del referido ente que tuvieron lugar a partir del 15 de junio de 2007 en la sede de la compañía ubicada en la avenida Vollmer de la Urbanización San Bernardino de Caracas, cuando Javier Alvarado asumió la presidencia de la compañía.

 En dichos resúmenes se podrá constatar cómo las decisiones adoptadas constituyeron la preparación del terreno para que luego tuvieran lugar las negociaciones y hechos irregulares a los que hemos hecho referencia líneas arriba.

  Así tenemos que el 15 de junio de 2007, se celebró una reunión de la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas ya presidida por Javier Alvarado, con la participación de Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas y Carlos Luengo, fungiendo como secretario accidental de la reunión, Luis Carlos de León Pérez. Entre otros puntos de agenda se designó a De León Pérez como representante judicial de la empresa.

   El próximo encuentro se llevó a cabo el 6 de julio de 2007, cuando la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas, constituida para la fecha por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas, Jesús Rangel y Genel Severeyn y actuando Alice Sader como secretaria accidental, se procedió a designar a los miembros de la comisión de licitaciones de la empresa. Igualmente, entre otros asuntos, se creó el Fondo Social EDC, se designó a los miembros de las juntas directivas de las filiales de la empresa.

  El 18 de julio de 2007, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas, Jesús Rangel y Genel Severeyn, ejerciendo como secretario accidental Luis Carlos de León Pérez, discutió la situación de la elaboración del presupuesto de la empresa para 2008. Igualmente se abordaron los resultados de la empresa para el 30 de junio de 2007, los indicadores financieros y flujo de caja; los indicadores operativos; el proyecto de instalación de condensadores s/e guaira 69 kv; el proyecto de actualización de los sistemas Scadas de transmisión y distribución; el proyecto de mercado de capitales; y estado del proyecto de reconversión monetaria; entre otros.

  En la cita del 15 de agosto de 2007, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas, Jesús Rangel y Genel Severeyn, con Luis Carlos de León Pérez como secretario accidental se analizaron los indicadores operativos; los resultados financieros julio 2007; la posición de caja y tratamiento de obtención de divisas; se estudió el Decreto de Reorganización Eléctrica; entre otros.

   Para el 3 de octubre de 2007, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada para ese entonces por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas, Jesús Rangel y Genel Severeyn, con Luis Carlos de León Pérez como secretario accidental, discutió la indemnización por daños a terceros; la medida temporal frente a la exigencia de la solvencia laboral como requisito indispensable para contratar con PDVSA; el procedimiento transitorio para solicitar modificaciones al presupuesto 2007 de la Nueva Electricidad de Caracas y las empresas filiales; la situación presupuestaria de la de la Nueva Electricidad de Caracas y las empresas filiales; la solicitud de recursos presupuestarios 2007; entre otros.

   En fecha 17 de octubre de 2007, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada para por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta, Alejandro Borjas, Jesús Rangel y Genel Severeyn, con Luis Carlos de León Pérez como secretario accidental, analizó la solicitud de recursos adicionales para el presupuesto 2007; los estados financieros 2007; las políticas de la empresa a nivel de presidencia; los resultados de las proyecciones de los estados financieros; entre otros.

   Entretanto, el 24 de marzo de 2008, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas constituida por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta y Genel Severeyn, con Luis Carlos de León Pérez como secretario accidental, discutió la emisión de bonos; la designación del agente de colocación; la modificación del presupuesto 2008.

   En lo atinente a la emisión de bonos, De León Pérez presentó a la consideración de la directiva y así se aprobó, las condiciones para dicha emisión por una cantidad entre USD 550 millones y USD 950 millones en ejecución a lo acordado por los accionistas el 26 de noviembre de 2007. Dijo que los bonos se inscribirían en la Bolsa de Luxemburgo con plazo no mayor a 10 años sin posibilidad de redención, suscritos en bolívares fuertes pero pagaderos en dólares estadounidenses.

   Se designó a Antonio Simancas y a Luis Carlos de León Pérez para que, conjunta o separadamente, realizaran los trámites necesarios a nombre de la empresa y suscribieran todos los documentos pertinentes para ejecutar la medida.

  Se designó a la empresa Unovalores Casa de Bolsa, C.A. como agente de colocación de los bonos, por ofrecer condiciones favorables y se aprobó pagarle una comisión del uno por ciento sobre el monto efectivamente colocado.

  La junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas volvió a reunirse el 23 de abril de 2008, conformada por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta y Genel Severeyn, con Luis Carlos de León Pérez como secretario accidental. Entre otros asuntos, se aprobó la solicitud de financiamiento, delegaciones y otros requerimientos para las operaciones del presupuesto con el Fondo Conjunto China Venezuela FCCV; se aprobó el espécimen de firmas conjuntas para solicitar financiamiento y firma de convenios como alternos al presidente de la EDC. Se decidió que firmarían conjuntamente Javier Alvarado como presidente y Genel Severeyn, por el área de finanzas. En ausencia del presidente firmarían Alberto Urdaneta y por el área de finanzas, Armando Astudillo.

  Se aprobó también el espécimen de firma para solicitar desembolsos, alterno al presidente de la EDC. Se acordó que firmarían conjuntamente, una por el área gerencial y una por el área financiera. Por el área gerencial estaban facultados: Alberto Urdaneta, Genel Severeyn, José Romero y Julio Sansonetti. Por el área de Finanzas: Armando Astudillo y Carlos Galíndez.

   El día 5 de mayo de 2008, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Antonio Simancas, Alberto Urdaneta y Genel Severeyn, con el gerente funcional de asuntos legales, Luis Carlos de León Pérez como “invitado permanente” —así se le menciona en el texto de las actas— e Iliany Mata, como secretaria, discutió la solicitud de delegación expresa de firma para el convenio de financiamiento con el Fondo Conjunto China Venezuela FCCV y la ratificación de las delegaciones realizadas en reunión de junta directiva del 23 de abril de 2008.

  Luis Carlos de León Pérez sometió a la consideración de la directiva, al momento de discutir el punto arriba mencionado, la aprobación de la firma de Javier Alvarado, en representación de la empresa, para el Convenio de Financiamiento con el Fondo Conjunto China-Venezuela por los recursos que le fueron otorgados en el año 2008 en el Punto de Cuenta N° 135-07, aprobado por el presidente de la república, Hugo Chávez Frías.

  En reunión efectuada el 15 de julio de 2008, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada para la fecha por Javier Alvarado (presidente), Jesús Rangel, Genel Severeyn, Alberto Urdaneta y Nicolás Veracierta, con el gerente funcional de asuntos legales, Luis Carlos de León Pérez como invitado permanente e Iliany Mata, como secretaria, se actualizó el manual de autorización y delegación de firmas de la EDC, entre otros asuntos.

  En este sentido, quedaron autorizados: Luis Carlos de León Pérez, gerente funcional de asuntos legales; Javier Alvarado, presidente de la EDC; Nicolás Veracierta, director de Finanzas; Jesús Rangel, director externo: Genel Severeyn, director de integración de procesos; Alberto Urdaneta, director de operaciones.

  El 25 de agosto de 2008, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Genel Severeyn, Alberto Urdaneta y Nicolás Veracierta, con la presencia del invitado permanente, Luis Carlos de León Pérez, Gerente Funcional de Asuntos Legales, e Iliany Mata, como secretaria, procedió a discutir el cambio de miembro de la Comisión de Contrataciones N° 1, la compra de transformadores de distribución, la adquisición de aceite para emplazamientos de generación distribuida, la apertura de una cuenta en el JP Morgan Chase, la contratación de auditores externos, la modificación del Manual de Autorización de y Delegación de Firmas de la empresa y el estudio de valoración de activos para fines de Seguros y Contables para la EDC y sus empresas filiales y SENECA.

 Comienzan a concretarse las acciones en el Complejo Generador Termocentro.

  Llegamos entonces al 5 de septiembre de 2008, cuando la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Genel Severeyn, Alberto Urdaneta y Nicolás Veracierta, con la participación del invitado permanente Luis Carlos De León Pérez e Iliany Mata, como secretaria, discutió entre otros asunto, el Plan de Mantenimiento Multianual GE-SENECA, apertura de Carta de Crédito Stand By a nombre de General Electric International INC.

  En tal sentido, se autorizó solicitar ofertas técnico-económicas a GTME de Venezuela, S.A., para los servicios de ingeniería, procura y construcción de la instalación de dos unidades de generación de 85 MW 700 IEA General Electric, en la Planta de Generación La Raisa asociada al Complejo Generador Termocentro.

  A Derwick Associates, S.A. se le solicitarían ofertas para la adquisición de dos unidades de generación de 45 MW cada una de la marca General Electric, modelo ML600 para la Planta de Generación La Raisa asociada al Complejo Generador Termocentro.

  Y a Derwick Associates Corporation igualmente se lo pedirían cotizaciones para los servicios de ingeniería, procura y construcción de la instalación de dos unidades de generación de 45 MW cada una de la marca General Electric, modelo ML600 para la Planta de Generación La Raisa asociada al Complejo Generador Termocentro.

  Se delegó en la Gerencia Funcional de Ingeniería y Proyectos la evaluación técnico-económica de las ofertas presentadas, la cual debería presentarse a la consideración de la junta directiva para su aprobación.

  Se resolvió la contratación de la empresa Inversora Cerro Azul, C.A. para los servicios de ingeniería, procura y construcción del gasoducto asociado al proyecto del Complejo Generador Termocentro por la cantidad de USD 9.063.928,80 y Bs. 91.589.071,48, incluido el IVA, así como el otorgamiento de un anticipo del 50 por ciento de la porción en dólares y de 30 por ciento de la porción en bolívares.

  Se delegó indistintamente, sin prelación o preferencia, para que actuaran conjunta o separadamente, al presidente de la EDC, al director de integración de procesos o al director de operaciones, la suscripción de la documentación del proceso antes referido y la suscripción del contrato.

Avance de los proyectos: Fallas de Derwick

  El 1° de julio de 2009 tuvo lugar una reunión de la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas, presidiendo el acto Javier Alvarado y participando los directores Luis Carlos De León Pérez (ya como miembro de la directiva), Jesús Rangel, Genel Severeyn y Alberto Urdaneta, fungiendo como secretaria, Iliany Mata.

  El encuentro tuvo por objeto la consideración de un punto especial referido al avance de los proyectos que fue expuesto por José Romero y Julio Sanmsonetti, gerente funcional de ingeniería y proyectos y gerente de proyectos, respectivamente. Se analizó el estado en que se encontraban a la fecha el Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas, la Planta La Raisa y la Ampliación de Generación de Margarita.

  Así, el Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas con una generación total de 335 MW, conformado por la Planta Picure con 135 MW de generación, consistente en dos unidades de 22 MW GE LM2500 para un total de 44 MW; y una unidad de 42 MW y una unidad 49 MW GE LM6000 para un total de 91 MW.

   Se observó que estaba pendiente por parte de la empresa Derwick, la reparación de la unidad LM2500 y estaba en tramitación el reclamo ante el seguro del siniestro de la unidad LM6000.

  La Planta La Raisa con una capacidad de generación de 440 MW constaba de dos unidades de 45 MW (90 MW), prevista para ser inaugurada en julio de 2010; tres unidades de 60 MW (180 MW), prevista para inaugurarse en abril de 2010; y dos unidades de 85 MW (170 MW), a ser inaugurada en julio de 2011.

  La Ampliación de Generación de Margarita de 214 MW y constituida por unidades de 22 MW (44 MW) para inaugurarse en marzo de 2010; y dos unidades de 86 MW (170 MW) para ser inaugurada en julio de 2011.

  También se autorizó para este proyecto, la compra de tres unidades de 60 MW cada una y se delegó en la Gerencia Funcional de Ingeniería y Proyectos, la búsqueda de los equipos en el mercado, la solicitud de ofertas y su presentación ante la junta directiva.

  En esa reunión también se aprobaron las contrataciones para la Planta de Generación La Raisa, por lo que la gerencia funcional de ingeniería y proyectos sometió a la consideración del ente la revisión de la estrategia de contratación, así como las contrataciones requeridas.

   Se advirtió que siendo la generación el primer eslabón del proceso productivo y en virtud de que el proyecto Complejo Generador Termocentro contribuye a garantizar la continuidad del mismo y para evitar el agravamiento del déficit eléctrico, se justificaba recurrir a lo establecido en el numeral 1 del artículo 76 de la Ley de Contrataciones Públicas vigente para la época y el cual estaba referido a los supuestos que permitían la contratación directa independientemente del monto de la contratación, siempre y cuando la máxima autoridad del órgano o ente contratante, mediante acto motivado, justifique adecuadamente su procedencia. El citado numeral 1° establece que esto es posible “Si se trata de suministros de bienes, prestación de servicios o ejecución de obras requeridas para la continuidad del proceso productivo, y pudiera resultar gravemente afectado por el retardo de la apertura de un procedimiento de contratación”.

  Amparados en esto, la junta directiva de la EDC procedió a aprobar la contratación de la empresa Derwick Associates, S.A. para la adquisición de dos unidades de generación de 45 MW cada una, marca General Electric, modelo LM6000.

  Se dijo que Derwick Associates, S.A. es representante en Venezuela de ProEnergy Services “la cual cuenta con gran experiencia en la venta de unidades de generación, servicios de ingeniería, procura, construcciones de plantas y accesorios para equipos de generación, así como también operación y mantenimiento de los mismos”. Es decir, la junta directiva estaba en pleno conocimiento de que Derwick sólo actuaría como intermediaria y que los trabajos los ejecutaría efectivamente la empresa ProEnergy Services a la que la primera subcontrataría.

  La junta directiva resolvió hacer la contratación con Derwick en los términos antes descritos por USD 49 millones con un anticipo del 10 por ciento del monto del contrato.

La contratación de Elencor

  El 10 de julio de 2009, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas, bajo la presidencia de Javier Alvarado y participando los directores Luis Carlos De León Pérez, Genel Severeyn y Alberto Urdaneta, fungiendo como secretaria, Iliany Mata, discutió como punto especial el estado de avance de los proyectos.

  También se resolvió la contratación de la empresa Elencor, S.A. para los servicios de energía, procura y construcción de la alimentación temporal de la subestación La Raisa en 230 Kv del proyecto Planta de Generación La Raisa perteneciente al Complejo Generador Termocentro, por 2.400.226,24 euros y Bs. 3.818.159,68, así como también hasta la cantidad de Bs. 2.372.146,65 como gastos reembolsables por aranceles e impuestos de importación.

  Se aprobó un anticipo de 1.680.158,37 euros correspondiente al 70 por ciento del monto total del contrato en su porción en euros y de Bs. 1.909.079,84 equivalentes el 50 por ciento del total del contrato en su porción en bolívares.

Otras decisiones

  El 5 de agosto de 2009, la junta directiva de la C.A. Electricidad de Caracas integrada por Javier Alvarado (presidente), Luis Carlos De León Pérez, Jesús Rangel y Alberto Urdaneta, con Iliany Mata como secretaria, luego de analizar el estado de avance de los proyectos, procedió a aprobar el pago de la empresa Clover Internacional por USD 2,9 millones por parte de la empresa y que sería reembolsado por Corpoelec a la misma.

  También se aprobó contratar con la empresa Asincro únicamente para la primera fase del Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas.

  Igualmente, entre otros asuntos, decidieron solicitar oferta a Clover Internacional para transporte de cuatro unidades 4 x 85 MW desde Nueva Jersey, dos unidades hasta La Raisa y dos unidades hasta el Guamache.

   Otra resolución de la directiva de la C.A. Electricidad de Caraca en esa fecha fue la contratación —atendiendo la recomendación de la Comisión de Contrataciones N° 1 de la empresa— de Romagnole Productos Eléctricos INC por un monto FOB de 5.477.582,58 equivalentes al cambio oficial para la fecha a Bs. 16.925.730,17.

  También se aprobó la contratación de la empresa Elencor, S.A. para llevar a cabo las obras relacionadas con el área 2 y 3 del proyecto del Complejo Generador Termocentro, relativas a IPC subestaciones Termocentro, El Castaño, Carúpano y La Raisa; e IPC líneas de transmisión en 230 Kv (30 Km) por 141.325.132,12 euros.

  En las próximas entregan continuaremos revelando cómo se estructuraron y se llevaron a cabo las irregularidades cometidas en la C.A. Electricidad de Caracas durante la administración de Javier Alvarado.


DISCLAIMER

Esta periodista intentó obtener para este reportaje las opiniones de los funcionarios y empresas mencionadas. Correos y mensajes enviados a Javier Alvarado Ochoa no fueron devueltos al cierre de esta edición. Intentamos contactarlo a través de varios teléfonos en Caracas, Venezuela pero no logramos respuesta para una entrevista. Si alguna persona mencionada en esta nota desea comunicarse con nosotros para exponer su punto de vista puede enviarnos sus comentarios al email blogvenezuelapolitica@gmail.com


 

jueves, 23 de abril de 2020

PDVSA compró empresa chatarra de cereales con sobreprecio y perdió millones de dólares

  Con el argumento de que se trataba de una empresa levantada sobre unos valiosísimos terrenos, PDVSA adquirió a un elevado precio una empresa que posteriormente se convirtió en la Planta Procesadora “Cereales La Cruz” en el estado Anzoátegui. Una compra caracterizada por una serie de irregularidades y bajo condiciones inconvenientes para la república.

Por Maibort Petit

   Bajo la recomendación de Edumario Carruyo, exdirector Interno de Finanzas y presidente de las Juntas del Fondo de Pensiones y de Previsión, la junta directiva de Petróleos de Venezuela, PDVSA, aprobó la compra de una planta procesadora de cereales deteriorada o “chatarra”, con sobreprecio y en divisa extranjera, aun cuando su empresa propietaria era venezolana.
   Un informe en nuestras manos remitido el 27 de marzo de 2015 al presidente de Petróleos de Venezuela, PDVSA, Eulogio Del Pino, hace referencia a una instrucción de ese despacho de fecha 26 de marzo de 2015, de iniciar una investigación preliminar sustentada en la revisión documental, dado que existía la presunción de la comisión de irregularidades en la adquisición de las acciones a la empresa Wheat Milis, C.A, propietaria de la Planta de Molinos de Oriente MOLORCA, que luego se convirtió en la sociedad mercantil "Complejo Agroindustrial José Antonio Anzoátegui" Empresa Socialista Procesadora de Cereales, S.A.

  La planta había sido valuada por la empresa tasadora Venezolana de Avalúos, S.A. a mediados de 2008, concluyendo que el terreno donde se encontraba tenía una ubicación privilegiada y se estimaba su valor sobre el método de comparación directa con el mercado en Bs 70.7 millones. Además se consideraba que la planta contaba con una estructura principal conformada por un conjunto de edificios, además de 16 silos de concreto con una capacidad de 1.200 toneladas cada uno y 6 Silos de concreto de 800 toneladas cada uno, para una capacidad de almacenamiento de trigo de 24 mil toneladas, además de dos silos pulmones de 1.500 toneladas cada uno. Contaba también con dos molinos, uno para la producción de harina de trigo panadero marca GOLFETTO y otro para la producción de harina para pastas marca OCRIM, este último fuera de servicio aproximadamente desde el año 2000.

   La inspección ocular reveló la existencia de un grupo de máquinas y equipos que presentaba un pésimo estado de conservación. El molino harinero había estado paralizado seis años y reinició sus operaciones en el año 2006, bajo la forma de arrendamiento a la empresa MONACA. Durante mucho tiempo existió también una planta de pastificio de la que, a la fecha, solo quedaba el galpón donde funcionaba. La capacidad instalada nominal del molino era de 270 ton/día y la del molino semolero 170 ton/día, aunque la capacidad real era muy inferior y probablemente no alcanzaba a un 40 por ciento de esa cifra, como consecuencia del estado de deterioro general de los equipos; la capacidad de almacenamiento de producto terminado era de 675 toneladas.

  A pesar de este panorama, Venezolana de Avalúos, S.A. presentó los resultados de su estudio el 8 de agosto de 2008 en el que aseguraba que el valor de la planta estimado sobre la base de enfoque del costo sobre el cual se aplicaba una cantidad de depreciación, como resultado de la edad, vida útil, vida remanente y estado de conservación, que alcanzaba la cantidad de Bs. 26.870.959 era de Bs. 97.570.959. El avaluó se le presentó al Auditor General Adjunto, Marcos Cerrudo, quien renunció a PDVSA aproximadamente en 2010.

   Poco después, el 5 de noviembre de 2008, con base en lo expuesto, Eudomario Carruyo, director de PDVSA sometió a la consideración de la junta directiva de la estatal, la aprobación de la adquisición de la totalidad de las acciones de la empresa Wheat Milis, C.A, propietaria de la Planta de Molinos de Oriente MOLORCA, por un monto total de USD 36 millones, justificado en el estudio de los bienes y equipos que realizó la empresa tasadora, por el referido monto de Bs. 97.570.959, equivalentes a USD 45,08 millones a la tasa de cambio vigente para el momento.

   Para los analistas resultaba curioso que se hubiera recurrido a la conversión en dólares para efectuar la compra, toda vez que la empresa Wheat Milis, C.A era venezolana. En tal sentido recomendaron verificar el documento constitutivo y comprobar que la empresa era 100 por ciento propiedad de la empresa Kirov-Trading e Servicos Internacionais Lda, tal como lo indicó Eudomario Carruyo en la justificación a la directiva de la estatal petrolera.

  El reporte refiere que no existe en el expediente, evidencia de que PDVSA haya efectuado un Due Dilligence —investigación de una empresa o persona previa a la firma de un contrato— esto pese a que la compra conllevaba no solamente la adquisición de activos, sino también de la totalidad de las acciones de Wheat Milis, C.A.

  Las condiciones de pago de la negociación establecían la cancelación de un 60 por ciento al momento de transferir las acciones a PDVSA y el restante 40 por ciento cuando se llevara a cabo la revisión que se estimaba que durara 120 días.

  La responsabilidad de Carruyo

  El informe establece que Eudomario Carruyo, dado lo expuesto, tendría responsabilidad administrativa al haber este Director Interno de la estatal petrolera, sometido a la junta directiva la adquisición de las acciones de una empresa sobre la cual no se habían efectuado todos los estudios requeridos que permitieran determinar de forma objetiva el precio final para la compra.

  El argumento expuesto por Carruyo con base al avalúo antes señalado que plateaba lo conveniente de hacerse de los valiosos terrenos sobre los cuales está edificada la planta en una zona privilegiada, no resultaba suficiente para avalar la compra. La hipótesis de que dichos terrenos habrían podido usarse en el futuro para la edificación de un gran proyecto urbanístico, no era más que un supuesto que nunca ocurrió.

Cronología de los hechos

  A continuación presentamos una cronología que permitirá a nuestros amables lectores tener un amplio panorama de cómo se llevó a cabo la negociación y el posterior proceso de reactivación, estado de la compañía y las consecuencias de toda esta situación para la nación.

Veamos:

   El 2 de mayo de 2014, Iván José Bello, ministro del Poder Popular para la Alimentación y Asdrúbal Chávez, ministro del Poder Popular para el Petróleo y  Minería, presentaron a la consideración del presidente de la república, Nicolás Maduro, un punto de cuenta solicitando recursos financieros para la puesta en marcha de la Planta Procesadora “Cereales La Cruz”, nombre que después adquirió la empresa.

  Luego de extensa exposición, los altos funcionarios pidieron al mandatario aprobar la estructura de funcionamiento que acompañó la solicitud; aprobar los recursos económicos y autorizar a PDVSA la ejecución para la puesta en marcha de la planta por Bs. 1.775.810.000,00, Euros 3.131.500,00 Euros y USD 20.000.000,00; autorizar a PDVSA la ejecución de los recursos aprobados a Venalcasa en el segundo plan de expansión de la Misión Alimentación por un monto de Bs. 450.000.000,00 en punto de cuenta 007-14.

Informe del CISPR

  Una Comisión del Cuerpo de Inspectores Socialistas de la Presidencia de la República, CISPR, elaboró un informe con carácter confidencial fechado el 15 de septiembre de 2014 relativo a la inspección llevada a cabo al proyecto "Puesta en Marcha de La Planta Procesadora de ‘Cereales La Cruz’", ubicado en el sector Molorca, Municipio Sotillo, Puerto La Cruz del estado Anzoátegui.
   Lo primero que hace el cuerpo de inspectores es describir la planta, la cual indican es una infraestructura “construida en el año 1945 y constituida por 3 lotes de terrenos que abarcan una totalidad de 57.000 m2 en la que funcionaban diversas estructuras.

   Tal empresa fue adquirida en 2009 por PDVSA Agrícola, S.A., la cual pagó a Inversiones Wheat Milis, propietaria de la Planta Molinos de Oriente MOLORCA USD 73.000.000,00, de los cuales USD 36.000.000,00 correspondían al valor de adquisición de la empresa y USD 37.000.000,00 a la procura de un molino de producción de sémola para pastas alimenticias, con capacidad de 240 TN/día; una línea automática para producción de pasta corta con capacidad de 3.000 Kg/hora; una línea automática para producción de pasta larga con capacidad de 2.500 Kg/hora; y una panificadora industrial con capacidad de producción de 6.000 TN/año.

  PDVSA Agrícola, S.A. constituyó entonces la sociedad mercantil Empresa Socialista Procesadora de Cereales "Complejo Agroindustrial José Antonio Anzoátegui".

  Recuerda el informe que el 27 de diciembre de 2010, el finado expresidente Hugo Chávez transfirió, a través del Punto de Cuenta No. 047-11, el "Complejo Agroindustrial José Antonio Anzoátegui" al Ministerio del Poder Popular para la Industria y le cambió el nombre a Planta Procesadora de "Cereales La Cruz".

   Ya el 28 de mayo de 2013, Nicolás Maduro anunció la aprobación de Bs. 300.000.000 para la puesta en marcha de la Planta "Cereales la Cruz", no obstante, el Punto de Cuenta para el desembolso de estos recursos, para la fecha de la elaboración del informe de los inspectores,  aún no se había firmado.

  El 21 de junio de 2013, Maduro transfirió la planta al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación por medio de la empresa Venezolana de Alimentos La Casa, S.A (Venalcasa), según el Punto de Cuenta N°019-13.

  Entretanto, e 1° de febrero de 2014, el gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, solicitó la aprobación de Bs. 450.000.000 y Euros 1.800.000, para la puesta en marcha de la planta. Para el momento de redactar el reporte, el punto de cuenta para el desembolso de los recursos no se había firmado.

  El 16 de marzo de 2014, el presidente Nicolás Maduro, aprobó los recursos para la segunda fase del Plan de Expansión 11 de la Misión Alimentación, mediante Punto de Cuenta 007-14, a Venalcasa, asignando Bs. 450.000.000,00 a la Planta Procesadora de "Cereales La Cruz". Igualmente, al momento de elaborar el informe no se habían desembolsado los recursos por parte de FONDEN.

   El 30 de abril de 2014, el ministro Rafael Ramírez inspeccionó la planta e informó que PDVSA Refinación Oriente y CVP asumirían la ejecución de los trabajos requeridos para la puesta en marcha de la misma. Por Punto de Cuenta se solicitó la asignación de Bs. 1.700.000,00, Euros 2.131.500,00 y USD 20.000.000,00, que a la fecha de hacer el informe de la CISPR no había sido aprobado el punto de cuenta.

  El 27 de junio de 2014, la Vicepresidencia de la República, el Ministro de Alimentación, el presidente de Venalcasa y el gobernador del estado Anzoátegui, inspeccionaron la Planta Procesadora de "Cereales La Cruz" e informaron que el Ministerio de Alimentación contaba con Bs. 450.000.000,00 aprobados. Sin embargo, tampoco a la fecha del informe los recursos se encontraban disponibles.

  Hacen referencia a que PDVSA casa matriz y la filial Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), asumieron la rehabilitación de varias áreas de la empresa.

  Al momento de emitir el informe del CISPR la planta contaba con 33 trabajadores, número que al culminarse las labores, se elevaría a 300 trabajadores para su operatividad.

Problemas encontrados por los inspectores en la planta

  El Cuerpo de Inspectores Socialistas de la Presidencia de la República, CISPR, refiere como problemas de la planta y sus causas:

1) La elevada cantidad de recursos en divisas pagados por parte de PDVSA Agrícola, S.A. para la compra de la planta: USD 73.000.000,00. Y, sin embargo, se requería aún Bs. 1.700.000,00 y Euros 2.131.600,00, mientras que para la instalación de una planta Alimento Balanceado, se necesitaban USD 20.000.000,00.

2) Falta de disponibilidad de los recursos económicos, a pesar de que el 16 de marzo de 2014 se aprobaron Bs. 450.000.000,00, mediante Punto de Cuenta 007-14, para la Segunda Fase del Plan de Expansión de la Misión Alimentación, que no habían sido desembolsados a la fecha del informe.

3) Inexistencia del 100 por ciento de la Ingeniería de detalle de las obras civiles, eléctricas, metalmecánica y de instrumentación, a pesar de que desde agosto del 2013 la empresa Protecnica la elaboraba para los distintos proyectos. Esto generó que PDVSA Refinación Oriente asumiera el desarrollo de 12 proyectos que se requerían para iniciar el proceso de contratación de las distintas obras.

4) Retardo en los trámites administrativos de los procesos de contratación porque PDVSA esperaba la autorización de Venalcasa, para ejecutar los Bs. 450.000.000 aprobados.


  Asimismo, advertían del deterioro de la planta física por la falta de mantenimiento, de la carencia en los servicios públicos y del equipamiento requerido para la puesta en marcha del molino panadero, así como de la falta de obras eléctricas en las instalaciones de almacenamiento.

  Los inspectores se toparon, además, con otro avalúo en la Dirección Ejecutiva de Auditoría Interna Corporativa en el que se establecía un precio de los activos, bienhechurías y mejoras de Bs. 86.729.990,76, es decir, Bs. 10.840.968,24 por debajo del costo proporcionado por la otra empresa, lo que derivó en la adquisición de la planta con un evidente sobreprecio.

Recomendaciones y decisiones

  EL CISPR recomendó que la Contraloría General de la República (CGR) realizara la investigación pertinente sobre la adquisición de la Planta de Cereales La Cruz, en razón de que fue comprada en condiciones de deterioro y se imponía determinar las responsabilidades civiles, penales y administrativas de las personas que lesionaron el patrimonio público.

   Instó al Ministerio de Alimentación y al de Petróleo y Minería a presentar un Punto de Cuenta al presidente de la república que contemplara la asignación de Bs. 1.775.810.000,00, requeridos para la adecuación de la infraestructura y los servicios públicos.

  Igualmente exhortó al Ministerio del Poder Popular de Alimentación y al de Petróleo y Minería a presentar un Punto de Cuenta al presidente de la república por Euros de 3.131.500,00 y USD 20.000.000,00 para la adquisición de la planta de alimento balanceado y la contratación de la asistencia técnica internacional requerida para la puesta en marcha de la panificadora industrial.

  También formularon un llamado al FONDEN para que desembolsara los recursos aprobados el 16 de marzo de 2014 por la presidencia de la república, mediante Punto de Cuenta 007-14 donde se asignaron Bs. 450.000.000,00 para la contratación de cinco empresas que desde mayo de 2014 se encontraban ejecutando en la Planta Procesadora Cereales "La Cruz" las obras preliminares, ingeniería e inspección sin contrato.

Divulgación del informe del CISPR entre los distintos despachos

   El 11 de noviembre de 2014, de la Vicepresidencia de la República, para el momento a cargo de Jorge Arreaza, se remitió la comunicación signada con el N° VP-2014-000285 al ministro para la Alimentación, Yván Bello Rojas, para enviarle el informe de inspección realizada por el CISPR a la planta procesadora  y se le exhortó a formular “las acciones a ejecutar para solventar las problemáticas expuestas en el citado informe, en un plazo no mayor de 15 días continuos”.

 En fecha no determinada de 2014, el ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez, remitió a Eulogio Del Pino, el oficio NR-PDVSA-DPCHO-2014-000817 relativo a la inspección llevada a cabo por el CIISPR de la Planta Procesadora “Cereales La Cruz", a objeto de que con carácter de urgencia solventara los problemas expuestos en el citado informe.

Análisis de la Presidencia de la República

 Un análisis situacional que versa sobre la reactivación de la planta elaborado por la Dirección General de Seguimiento y Control del Ministerio del Despacho de la Presidencia fechado el 18 de febrero de 2015, concluyó con la exhortación a que el FONDEN informara inmediatamente el estado de desembolso y tramitación de recursos para la reactivación de la planta.
  Igualmente recomendó la conformación de una comisión central mixta y permanente, integrada por el CISPR, el MPP para la Alimentación, Venalcasa y los entes que tuvieran responsabilidad en la activación de la planta, para garantizar la reactivación inmediata de la misma.

  El informe hace un recuento desde que en 2009 PDVSA Agrícola S.A había comprado la planta por USD 73.000.000 y se hacía referencia al que el CISPR, a la fecha, había realizado dos inspecciones (octubre y diciembre 2014), cuyo diagnóstico derivó en la instalación de una micromisión, pero pese a estas gestiones la planta seguía parcialmente inoperativa.

  Indicaba el reporte que para su arranque, contemplado en el II Plan de Expansión de la Misión Alimentación 2014-2016, el 16 de marzo de 2014 el presidente Nicolás Maduro había aprobado a través del punto de cuenta N° 007-14, el desembolso de Bs. 3.000.000.000 a través del FONDEN, para distribuirse entre los entes adscritos al MPP Alimentación, asignándose a Cereales La Cruz Bs. 450.000.000. De este modo, desde el 27 de octubre de 2014, el despacho de Alimentación contaba con la aprobación de los recursos financieros.

  Refería el informe que el análisis de los inspectores consideraba que dichos recursos no garantizaban el inicio de las líneas de producción y adquisición del equipamiento requerido para el molino panadero y se advertía que las acciones correctivas implementadas durante cuatro años por el gobierno no habían sido efectivas y solamente habían significado pequeños avances en materia de reparación y mantenimiento durante el segundo semestre de 2014.

  Se refiere que PDVSA Agrícola contrató obras y suministro de equipamiento a favor de la planta con la empresa Italiana FarmaVenda Spa por un monto de USD 37.000.000 (Contratos 460003617; 460003618 y 4600036319), los cuales fueron suministrados por la empresa y sobre los cuales PDVSA Agrícola mantenía una deuda por 1.065.65, 85 euros correspondiente al reintegro de retenciones de garantía de fiel cumplimiento para dos de sus contratos.

  Por otra parte, hacían mención a la falta de disponibilidad de recursos económicos, a pesar de la aprobación de Bs 450.000.000 citados líneas arriba. Se indica que el MPP Alimentación les había informado que desde el 27 de octubre de 2014 contaban con disponibilidad de los recursos mencionados a través del FONDEN, encontrándose en trámites administrativos para los pagos.

   Posteriormente —prosigue el informe— se constató que a mediados de diciembre 2014 el FONDEN había iniciado el desembolso del 50 por ciento del monto del anticipo a 4 de las 5 empresas contratadas. Se requerían recursos adicionales para el equipamiento del molino panadero.

  El reporte alerta la inexistencia del 100 por ciento de la ingeniería de detalle de las obras civiles, eléctricas, metalmecánica y de instrumentación, y en tal sentido exponían que la empresa Protécnica había terminado la primera fase de ingeniería prevista para Venalcasa, encontrándose PDVSA Refinación Oriente a cargo de la puesta en marcha de 5 proyectos suscritos el 29 de octubre de 2014.

  Sobre el retardo en los trámites administrativos de los procesos de contratación, el informe señala que PDVSA no podría ejecutar los recursos, en virtud de que los mismos fueron aprobados al MPP Alimentación mediante punto de cuenta 007-14 y sólo Venalcasa podía ser la ejecutora de estos.

  Con relación al deterioro de la planta física y el hundimiento en el área de los silos, manifestaron que la infraestructura era de vieja data pero indicaron que el citado hundimiento no representaba un problema inminente, en razón de que nunca habían estado operativos y los mismos serían desmontados durante la ejecución del proyecto. Existían 28 silos de concreto que requerían ser adecuados en su totalidad. La Hotz Berri. S.L se encargaría de la adecuación de la batería de silos C que eran once en total. Sin embargo, la inspección de seguimiento constató que estas obras estaban paralizadas desde el 19 de diciembre de 2014, al no producirse los pagos del FONDEN.

  La carencia de servicios públicos también fue contemplada en el informe y, en este sentido, señalaron que en lo que respecta al servicio eléctrico tenían planificado formalizar adecuaciones de mejoras y se estudiaba realizar una conexión con la subestación eléctrica "Alberto Lovera", e instalar 2 generadores (5.500 Kwat) para el soporte de todo el proyecto.

  Para el servicio de gas, se encontraban en conversaciones con PDVSA Gas y respecto al de agua potable referían que no presentaban problemas en oficinas y baños, pero para el resto de las fases requerían la realización de la ingeniería, reubicación y puesta en marcha de los tanques de agua.

   Respeto a la carencia del equipamiento requerido para la puesta en marcha del molino panadero, advirtieron que técnicamente la puesta en marcha de dicho molino no tenía relación con la planta de alimentos balanceados, asimismo señalaron que no tenían responsabilidad en cuanto al suministro que hubiera dejado de entregar PDVSA Agrícola.

  Sobre la falta de obras eléctricas en las instalaciones de almacenamiento, informaron que se encontraban a la espera del desembolso por parte del FONDEN correspondientes al pago del anticipo de la "Obra Civil y eléctrica de Edificio de Molinos y trabajos metalmecánicos de Molinos panaderos", así como "Rehabilitación de Alumbrado de Áreas comunes de la Planta".

  Finalmente, recomendaron que la responsabilidad de la reactivación de la planta se concentrara en un solo ente encargado de direccionar las actividades correspondientes, ya que no quedaba clara la participación conjunta de PDVSA Refinación Orientación, de la CVP y de Venalcasa, en la ejecución de obras dirigidas a su reactivación.

  Existe un análisis situacional de Cereales La Cruz con fecha 28 de febrero de 2015 en el que se advierte que las acciones correctivas tomadas para solucionar la situación de la planta no habían sido efectivas, “observándose ligeros avances en materia de reparación y mantenimiento durante el segundo semestre del 2014”.  Se detalla gráficamente la problemática y las recomendaciones formuladas.

  El 25 de marzo de 2015, César Alberto Salazar Coll, viceministro de seguimiento e inspección de la gestión de gobierno, remitió con carácter confidencial el oficio DVSIGG/DGSC N° 02142-15 a Nixtexa Rodríguez, directora del despacho del ministerio de Petróleo y Minería, para requerirle el estatus de la contratación hecha por PDVSA Agrícola con la empresa italiana Farmavenda Spa en la que se describiera contrato, fecha, valor total, concepto y monto adeudado, así como el respectivo plan de pago que tuviera programado establecer o las limitaciones legales que tuviera para realizarlo, con el fin de que la empresa suministrara la información técnica de los equipos suministrados, lo cual limitaba la elaboración de la ingeniería de detalle requerida para la puesta en marcha de la planta. Se requirió la evaluación técnica económica que soportó la compra de la Planta Cereales La Cruz.

   En fecha no especificada de 2015 pero que suponemos sea la misma dada a conocer a continuación, el ministro de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez, remitió a Eulogio Del Pino, el oficio N° 000910 de fecha 20 de abril de 2015, suscrito por Carlos Alberto Osorio Zambrano, Ministro para la Alimentación, en el cual informaba sobre la Reactivación de la Planta Cereales La Cruz, y solicitó la donación a la Empresa Venalcasa de una de las tres plantas de alimentos balanceados para animales a cargo de PDVSA Agrícola S.A.

   Parte de la solicitud previamente formulada por Osorio a Asdrúbal Chávez la presentamos a continuación:

   El 20 de abril de 2015, el ministro para la Alimentación, Carlos Osorio, envió una comunicación al ministro de Petróleo y Minería, Asdrúbal Chávez, para informarle sobre la reactivación de la Planta Cereales La Cruz, la cual para ese momento era operada Venalcasa. Osorio, sin embargo le advirtió a Chávez que para continuar la reactivación eran necesarios recursos adicionales para la recuperación de infraestructuras, la adquisición de equipos y maquinarias, así corno, la adquisición de la referida planta de procesamientos ABA, por lo cual le solicitó estudiar la posibilidad de transferir bajo la figura de donación a Venalcasa una de las tres plantas de alimentos balanceados para animales a cargo de PDVSA Agrícola S.A., ubicadas en los estados Portuguesa, Cojedes y Trujillo que no habían sido instaladas y permanecían en sus contenedores.

Disclaimer

  Para la realización de esta nota intentamos comunicarnos con las personas mencionadas, y con las empresas cuyas direcciones y teléfonos aparecen en los récords públicos. Enviamos cuestionarios al correo que aparece en récord de Eudomario Carruyo. También intentamos comunicarnos con él vía telefónico pero hasta el cierre de este trabajo no logramos respuestas.

  Si alguien de las empresas o personas mencionas desea contar su punto de vista sobre los detalles aquí expresado, les solicitamos que  se comuniquen a nuestro correo electrónico blogvenezuelapolitica@tuta.io. En este blog el derecho a réplica está garantizado.

viernes, 30 de noviembre de 2018

Bariven intercambió deuda por USD 120.000.009 sin aprobación de PDVSA

Obviando el monto de la negociación, la directiva de la filial de PDVSA aprobó una operación millonaria al parecer de manera irregular, toda vez que se pasó por alto la opinión que al respecto debió emitir el directorio de la casa matriz.

 Por Maibort Petit
@maibortpetit

Documentos en nuestro poder dan cuenta de la decisión adoptada por parte de la junta directiva de Bariven de aprobar el intercambio de la deuda comercial de la empresa Weatherford Latin America, S.A. por deuda financiera, mediante la emisión de un pagaré por USD 120.000.009.


Fuentes consultadas sobre esta operación refieren que esta decisión no contó con la aprobación de la totalidad de la junta directiva, a saber los directores Jesús Sánchez, José Ávila y Osmel Molina, quienes no suscribieron el acta fueron relevados de sus cargos pocos días después.

Sólo firmaron el acta respectiva,  Bariven Francisco Jímenez a la sazón presidente de Bariven, y los directores Julio García, Daniel Chirinos y Valmore González.

Por otra parte, fuentes consultadas en condición de anonimato, aseguran que el monto real de la deuda comercial de la empresa era de USD 37.000.000 y no de USD 120.000.009 como efectivamente fue la conversión.

Igualmente subraya la fuente, es absurdo que Bariven se instruya a sí misma de la decisión "cuando lo lógico, dada la envergadura de la operación financiera, es que hubiera sido la junta directiva de la casa matriz Petróleos de Venezuela S.A. la que diera el visto bueno".

Llama la atención que se haya designado como parte de los encargados de materialización de la decisión a Orlando Chacín, expresidente de la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) y exvicepresidente de Exploración y Producción de PDVSA acusado por corrupción y sabotaje a la producción petrolera por parte del Ministerio Público dirigido por el fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab.

La operación

El 26 de mayo de 2016, una comunicación con carácter confidencial dirigida por Aldo Galindo, secretario de la junta directiva de Bariven al presidente de esa filial de PDVSA para la época, Francisco Jiménez, para informarle que la reunión del directorio N° 09-2016 celebrada en la misma fecha de la comunicación, acordó “Autorizar e instruir a Bariven, S.A., a realizar las acciones necesarias tendientes a materializar una operación para intercambiar la deuda comercial que mantiene con el proveedor estratégico Weatherford Latin America, S.A., por deuda financiera mediante la emisión por parte de Petróleos de Venezuela, S.A. de Pagarés (‘Notes’), hasta por un monto de USD 120.000.009, los cuales serán intercambiados por facturas comerciales de Bariven, S.A.”.

El pagaré a favor de Weatherford Latin America, S.A., emitido por PDVSA por USD 120.000.009, sería a tres años con uno de gracia.

El capital y los intereses se pagarían trimestralmente de acuerdo con una tabla de amortización rigiendo una tasa de interés de 6,50 por ciento anual.

La operación estaría regida por las leyes de Nueva York y cualquier diferencia se dirimiría en las cortes de esa entidad estadounidense.

El agente administrativo era Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH.


La comunicación de Galindo igualmente refiere que la junta directiva de Bariven también había autorizado e intuido a la empresa a delegar en PDVSA “las sumas totales de la Deuda que mantiene con el proveedor estratégico Weatherford Latín America, S.A.” correspondientes a las facturas comerciales que serían intercambiadas por deuda financiera.

También se autorizó a Bariven, S.A. para suscribiera el Acuerdo de Asunción de Deuda y Novación (Debt Assumption and Novation Agreement), así como toda la documentación necesaria para  materializar la decisión del directorio.

Se designó a Orlando Chacín, a Ana María España y a Renny Bolívar, para que suscribieran en nombre de Bariven S.A., toda la documentación necesaria tendiente a materializar la decisión.

La empresa

Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH es una empresa registrada en Suiza bajo el número CH-170.4.008.546-5 y con domicilio en Alpenstrasse, 15, 6300, Zug. Se trata de una compañía de responsabilidad limitada de la que el portal Business refiere que factura 1.602.000,00 francos suizos y cuyo capital social es de 20.000,00 CHF[1].

Esta empresa tiene por objeto “Llevar a cabo todos los negocios de derechos de propiedad intelectual en Suiza o en el extranjero a favor o por cuenta de las compañías del Grupo Weatherford, en particular la adquisición, transferencia, venta, comercialización, administración, desarrollo, licencia o sub-licencia de derechos de propiedad intelectual de cualquier tipo, en particular patentes; Marcas, diseño y aplicaciones relacionadas y conocimientos técnicos e industriales; Descripción completa del objeto según los Estatutos”[2].

También Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH está registrada en elos Emiratos Árabes Unidos el 26 de noviembre de 2008 y que tiene su sede en Dubai con sucursales y filiales en varios lugares de los EAU[3].

En Venezuela, Weatherford Latin America, S.A. está ubicada en el Centro San Ignacio, Torre Copérnico, piso 2, oficina 6, Avenida Blandín, La Castellana, Caracas. Teléfono +58 (0212) 265-65-44. Esta compañía está dedicada a la “ingeniería química, sistemas de inyección, perforación, colgadores de tuberías. Alquiler de equipos”[4].

También tiene oficinas en la Avenida Intercomunal Sector R -5, Cabimas, estado Zulia[5].

Citas

[1] Business. Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH. http://www.business-informations.ch/es/WEATHERFORD-SWITZERLAND-TRADING-AND-DEVELOPMENT-GMBH.html

[2] ZG. Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH. https://zg.chregister.ch/cr-portal/auszug/auszug.xhtml;jsessionid=e8bda46aee28beac826d3083e95c?uid=CHE-114.606.445#

[3] Info Clipper. Weatherford Switzerland Trading and Development GmbH. http://www.info-clipper.com/en/company/united-arab-emirates/weatherford-switzerland-trading-and-development-gmbh.aede2sfkn.html

[4] Weatherford Latin America, S.A. https://4606-ve.all.biz/

[5] Infobel. Weatherford Latin America, S.A. https://www.infobel.com/es/venezuela/weatherford_latin_america_s_a/cabimas/VE100069726-02643709400/businessdetails.aspx

Disclaimer

Si alguien de las empresas o personas mencionas desea contar su punto de vista sobre los detalles aquí expresado, les solicitamos que  se comuniquen a nuestro correo electrónico blogvenezuelapolitica@tuta.io. En este blog el derecho a réplica está garantizado.