Mostrando entradas con la etiqueta Roberto de Jesus Soto García. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Roberto de Jesus Soto García. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de marzo de 2017

Se inicia en Miami proceso judicial contra socio de un miembro clave del Cártel de los Soles

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Esta semana fue presentado en la Corte del Distrito Sur de la Florida Wilter Neptalí Blanco Ruíz, líder del cártel del Atlántico, una organización de narcotraficantes hondureños que tiene relación con Roberto de Jesús Soto García, supuesto miembro del Cártel de los Soles y socio de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, hallados culpable de delitos de narcotráfico en un tribunal de Nueva York.

Blanco Ruíz fue extraditado desde Costa Rica a Miami el 15 de marzo de 2017 y es acusado de conspirar para traficar 5 o más kilogramos de cocaína desde Honduras a los Estados Unidos entre los años de 1999 hasta 2016. Fue presentado en la corte el 17 en una audiencia que apenas duró 3 minutos.

La acusación contra Blanco Ruíz fue presentada por el fiscal del Distrito Sur de la Florida, Wilfredo A.Ferrer.
De acuerdo al documento de la fiscalía de Miami, las acusación contra Blanco Ruíz está soportada por una serie de evidencias provenientes de una investigación que incluye entrevistas de testigos y conspiradores, e información obtenida de informes y exámenes de pruebas incautadas desde 1999. 

La acusación señala que Blanco Ruíz violó el título 21 de los Estados Unidos, en las Secciones 959 y 963.
Asimismo, dice que en 2015, las autoridades norteamericanas capturaron a un conspirador (CC1) que estuvo asociado al acusado en Honduras y quien decidió entrar en un acuerdo de cooperación con el gobierno norteamericano para asegurar una sentencia menos severa.

De acuerdo al documento, el conspirador cooperante (CC1) declaró que a principios de 2015 ayudó en el transporte y distribución de más de 2.000 kilogramos de cocaína y que Blanco Ruíz le pagó por su participación en los embarques. 

CC1 declaró que él y otros conspiradores se reunían en Colombia, y preparaban buques colombianos propiedad de Blanco Ruíz con cargamentos de cocaína que enviaban a Honduras.

El conspirador cooperante afirmó que participó en actividades de narcotráfico bajo las órdenes de Blanco y que el acusado estuvo presente en Honduras cuando sacaban la cocaína de los buques. Informó que Blanco tenía armado el equipo de supervisión del proceso de desembarque de la cocaína y que después de haber sido exportada, la droga era transportada a una propiedad que Blanco controlaba para continuar el camino hacia los EEUU.

Se hace mención en el documento que en la primavera de 2016, las autoridades allanaron un laboratorio de cocaína oculto en Honduras donde se procesaban unos 235 kilogramos de cocaína. Las autoridades encontraron químicos, escalas e instrumentos para presar la sustancia y empacarla.

Señala que alrededor de 2016, sabiendo que las autoridades de los Estados Unidos lo estaban buscando para arrestado, Blanco estableció una línea de comunicación con los agentes de la DEA localizados en Centroamérica a través de mensajería de texto de Blackberry. Las comunicaciones entre Blanco y los agentes DEA se registraron y almacenaron.

Desde el día 14 de abril de 2016, Blanco discutió temas relacionados con la droga y señaló que dos navíos de su propiedad fueron capturados por la marina de guerra hondureña.

En una conversación por  BBM, alrededor del 3 de mayo de 2006, Blanco declaró que participaba en la distribución de los alcoholes que utilizaba para preparar la droga, y que la cocaína se manufacturaba  en un inmueble de su propiedad en Honduras.

También discutieron con un segundo testigo cooperando de la DEA, infiltrado en al organización, que estaba confirmando el recibo de los envíos de droga en Costa Rica provenientes de Colombia y cuyo destino final era los Estados Unidos. 

Abogado norteamericano

Blanco Ruíz será representado a lo largo del proceso por el abogado, Víctor E. Roche. La próxima aparición pública del líder del Cártel del Atlántico será el viernes 31 de marzo de 2017 a las 10 AM.

El cártel del Atlántico


La organización que dirigió Blanco Ruíz es una de las más grandes y mejor organizadas de Honduras motivado, entre otros factores, a las supuestas conexiones del grupo con militares de alto rango, policías y políticos de ese país.


De acuerdo al documento de la fiscalía, el cártel del Atlántico opera en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Islas de la Bahía y Atlántida, donde controla las rutas más importantes del tráfico de drogas.

La acusación asegura que Wilter Blanco ha participado en el narcotráfico desde por lo menos 1999 hasta 2016. El narcotraficante se movía con facilidad en la región oriental de La Mosquitia, Honduras.

Agrega que el acusado poseía en Honduras varias empresas de exportación de mariscos a través de las cuales también enviaba cocaína. Blanco era dueño de varias propiedades de lujo, llevaba una vida llena de excesos y se caracterizaba por hacer costosas fiestas a donde asistían policías de alto rango, fiscales, políticos y hasta jueces.

A Blanco Ruíz se le acusa de supuestamente haber ordenado el asesinato del jefe de la policía antidrogas de Honduras, Julián Arístides González, y a su subalterno, Gustavo Landaverde Hernández. Los dos asesinatos no fueron investigados y nadie fue castigado.

Algunas de las propiedades de Blanco fueron confiscadas por el gobierno hondureño en abril de 2015, cuando se intentaba acabar con las operaciones del poderoso cártel. La fortuna del acusado era inmensa, poseía yates, carros de lujo y deportivos, mansiones, apartamentos ubicados en los departamentos de Colón, Atlántida entre otros. las incautaciones superaron los 140 inmuebles.

El gobierno de los Estados Unidos estaban tras la pista de Wilter Blanco Ruíz acusado de conspiración para traficar droga a territorio estadounidense y a su vez, las autoridades hondureñas lo buscaban por delitos relacionados con blanqueo de capitales.

Blanco fue detenido en septiembre de 2016 en Honduras pero fue liberado de manera sorpresiva y muy sospechosa. Ese mismo año, los Estados Unidos informaron al gobierno hondureño que Blanco Ruíz era objeto de investigación junto a sus asociados, incluyendo policías, militares, jueces y fiscales.

Según la acusación, la organización criminal dirigida por Blanco Ruíz tiene asociación con varios cárteles que operan en Honduras y fuera del país centroamericano. Señala que entre los cárteles está el de los Hermanos AA y el conocido como El Rojo.

Blanco fue capturado por la policía antinarcóticos de Costa Rica en noviembre de 2016 y luego de haberse cumplido todos los trámites de rigor, fue entregado a los Estados Unidos para ser juzgados por sus crímenes en el estado de la Florida. Su proceso en la corte del Distrito Sur de la Florida se inició en 17 de marzo de 2017.

Relacionado con socio del Cártel de los Soles

El cártel de Blanco Ruíz ha sido vinculado al hondureño Roberto de Jesús Soto García, un hombre que es coacusado en el caso de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, hallados culpables por un jurado en Nueva York de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína desde Venezuela hacia los EEUU, vía Honduras.

Soto García también es acusado de ser miembro clave de la organización criminal el Cártel de los Soles, conformada supuestamente por militares del alto rango pertenecientes a las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela.

Soto García está en proceso de extradición desde Honduras a los Estados Unidos. Fue arrestado en Flower Bay en la isla de Roatán, octubre de 2016 .


domingo, 22 de enero de 2017

Socio de los Narcosobrinos llegó a un acuerdo de cooperación con los EEUU

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El socio hondureño de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Roberto de Jesús Soto García, preso en una cárcel hondureña, acordó colaborar con las autoridades del gobierno de los Estados Unidos, aseguró una fuente de alto nivel ligado al caso.
Un acuerdo de cooperación le permitirá al acusado lograr una pena menos severa a cambio de suministrar información sobre las organizaciones criminales para las que prestó servicio como recibidor de los cargamentos de droga en Honduras.

El demandado es uno de los hombres que trabajaba en conjunto con los controladores aéreos del aeropuerto internacional de la isla de Roatán  y las autoridades de la isla para recibir los vuelos cargados de droga provenientes de Venezuela y otros países de América del Sur. 

Soto García está acusado por la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York de conspirar para traficar drogas a los Estados Unidos. Su nombre está ligado al caso de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas.

El acusado fue capturado por agentes de la Policía Nacional en Flower Bay, en Roatán, el 28 de octubre de 2016, y desde esa fecha se encuentra cumpliendo los trámites para el proceso de extradición a los Estados Unidos.

De acuerdo a la acusación de la corte neoyorquina, Roberto de Jesús Soto García se asoció con Campo Flores y Flores de Freitas para recibir cientos de kilos de cocaína proveniente de Venezuela, para ser trasladadas a los Estados Unidos, vía México.

La acusación señala que Roberto de Jesús Soto acordó participar en una conspiración para transportar drogas a norteamérica a sabiendas que dicha actividad era ilegal. 

Soto García se comprometió a recibir el cargamento de cocaína de los Flores en el Aeropuerto Internacional Juan Manuel Gálvez de Roatán, según se escucha en los videos y audios grabados por agentes de la DEA que participaron en la operación que llevó a la captura de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro.

El hombre de nacionalidad hondureña usaba sus contactos en el aeropuerto de Roatán, donde sostuvo una asociación con Carlos González, un controlador aéreo que ya se encuentra encarcelado en la ciudad de Nueva York, y quien compareció como testigo de la fiscalía en el juicio de Campo Flores y Flores de Freitas realizado en noviembre de 2016.

El documento del gobierno de los EEUU dice que Soto García acordó suministrar información sobre los horarios del aeropuerto, ayudar a recibir el avión cargado de cocaína que enviarían los sobrinos presidenciales el 15 de noviembre de 2015. Asimismo, debía retirar la droga de la aeronave y colocarla con sus asociados en lanchas que la llevarían a México.

El acusado acudió a una reunión el 6 de noviembre de 2015 a donde acudió el sobrino de Nicolás Maduro, Franqui Francisco Flores de Freitas en San Pedro Sula.

El gobierno de los EEUU destaca en su acusación destaca que la influencia de Roberto de Jesús Soto le permitía evitar la detección del cargamento por parte de las autoridades policiales y de aduanas del aeropuerto de Roatán, ya que pagaba sobornos a los policías de la isla en componenda con su asociado, Carlos González.

La acusación señala que Soto García era uno de los operadores más importantes que tienen los cárteles sudamericanos para mover la droga, incluyendo a los sobrinos de Nicolás Maduro, Campo Flores y Flores de Freitas.

De acuerdo a la investigación realizada por las agencias federales, el acusado se encargaba de la logística, horarios y traslado.

Soto García es el acusado número 14 que será extraditado a los EEUU por cargos de narcotráfico. Su última asistencia a la corte hondureña, donde el juez evaluó las pruebas presentadas el gobierno de EEUU fue el 18 de noviembre de 2016, el mismo día que los sobrinos del presidente Nicolás Maduro fueron declarados culpables de conspirar para traficar, a suelo estadounidense, 800 kilos de cocaína de alta pureza proveniente del grupo terrorista colombiano Farc.

Roberto de Jesús Soto García trabajó con otros cárteles entre los cuales se encuentra el Cártel de los Soles y el Cártel del Atlántico.

Hasta el momento no se sabe cuándo se procederá con la extradición del acusado, ni los términos de dicho acuerdo.



lunes, 28 de noviembre de 2016

César Orlando Daza Cardona: "El Flaco" "negrito" socio de los sobrinos de Cilia Flores

Por Maibort Petit
@maibortpetit


La fiscalía del Distrito Sur de Nueva York incluyó como conspirador en el caso de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas a un hombre que aún no ha sido capturado por las autoridades. Su nombre es César Orlando Daza Cardona,  y fue quien sirvió de puente entre los primos Flores y los narcotraficantes hondureños: Roberto de Jesús Soto GarcíaCarlos Amílcar Leva Contreras.

César Orlando Daza Cardona participó en varios de los chats sostenidos por Campo Flores y Flores de Freitas durante los meses de octubre y noviembre de 2015. 

En una carta enviada por el fiscal Preet Bharara al juez Paul Crotty, y que daba respuesta a una solicitud hecha por Campo y Flores fechada el 16 de noviembre de 2016, se explica que las pruebas que hacen referencia a Daza Cardona tenían un alto valor probatorio de la culpabilidad de Campo y Flores. 

La fiscalía de Nueva York incluyó a Daza Cardona en la lista de acusados de conspirar para traficar droga a los Estados Unidos. Hasta ahora se desconoce el paradero del hombre que aparece como el contacto entre los sobrinos de Cilia Flores y los narcos en Honduras. También están en la búsqueda de la identidad de "El Gocho" quien era el contacto entre los sobrinos y el grupo terrorista de las Farc, que era el proveedor de la droga objeto de la conspiración. 

El fiscal señala que las referencias en el caso Flores de César Orlando Daza Cardona datan del 30 de septiembre de 2015. Dice que Campo y Flores se refirieron a lo largo de la conspiración a Daza Cardona como "Negrito", o "El Flaco" y que este hombre facilitó su participación en el delito. 

El agente especial de la DEA, Sandalio González explicó que a lo largo de la investigación este hombre alias "Negrito" o "El Flaco" fue posteriormente identificado por el Gobierno como César Orlando Daza Cardona. Daza estuvo presente en la reunión de los acusados ​​el 3 de octubre de 2015 con "El Sentado" en Honduras.

Justo antes de esa reunión, el 2 de octubre, Campo Flores se comunicó con Daza Cardona, quien usó una cuenta de WhatsApp Messenger con el nombre de pantalla "Negrito Nico".

El fiscal se refiere en el documento a una objeción intempestiva hecha por Campo Flores y Flores de Freitas a unas pruebas admitidas por la corte, en al cual se hace referencia al interrogatorio del informante confidencial, José Santos Peña (CS1) donde éste hace referencia al Ministro de la Defensa de Honduras, Julián Pacheco Tinoco. De acuerdo al testimonio, Santos Peña conversó con Pacheco Tinoco para que recibiera un cargamento de cocaína. 

El informante dijo además que participó en la operación que condujo al arresto del hijo del ex-presidente hondureño, Porfirio Lobo, el narcotraficante Fabio Lobo, preso en Nueva York desde julio de 2015, acusado de conspirar para traficar a los Estados Unidos varios cargamentos de drogas desde Honduras.

El gobierno presentó unas pruebas que venían el celular de Campo Flores (Samsung) en  la evidencia GX100.

Campo Flores y Flores de Freitas pidieron al juez que no permitiera que la fiscalía introdujera en el juicio las pruebas que hacían referencia  a Pacheco Tinoco. La fiscalía calificó la petición de los Flores como "desconcertante", a la vez que señaló que Campo Flores era el usuario del dispositivo de donde se extrajeron los chat a los que se hacen referencia en las evidencias.

La fiscalía sostiene además que en el teléfono de Campo Flores se consiguió un chat donde se encuentra los detalles del viaje que los sobrinos presidenciales hicieron ​​a Honduras para reunirse con "El Sentado". 


Dicen que hay elementos probatorios en los chats donde aparece que Daza Cardona participó en los encuentros en Honduras. De hecho -señala- estuvo presente en la reunión que tuvo Flores de Freitas con Roberto de Jesús Soto García, El Sentado y Juan Gómez (CS-3) en San Pedro Sula el 6 de noviembre de 2015. 


La fiscalía destaca que las referencias en los mensajes de texto a Daza Cardona son relevantes y permitieron probar la identidad de uno de los co-conspiradores que los hoy convictos ​​describen en sus confesiones hechas al agente especial González en el avión de la DEA. 

Campo Flores dijo que conocía a Daza Cardona -alias "El Flaco"-. Igualmente, Flores de Freitas aseguró conocerlo en sus confesiones. De hecho, ambos se habían visto antes de su viaje a Honduras.


Explica que la evidencia del celular  GX 609, que tiene fecha 3 de octubre de 2015 a las 10:45 p.m. y se refiere al nombre completo de Daza Cardona, sugiere que Campo Flores se enteró de esta información adicional cuando se reunió con Daza en persona fuera de San Pedro Sula. 

En el documento de la fiscalía se destaca la evidencia GX610, donde aparece una conversación entre Campo Flores y Daza Cardona, con fecha 27 de octubre de 2015, incluyendo un número de teléfono adicional para Daza con el código de país (504) de Honduras. La fiscalía dice que Campo se mantuvo en contacto con Daza en los meses seguidos a la conspiración por la cual serán condenados los sobrinos de Cilia Flores.

domingo, 30 de octubre de 2016

Gobierno de EEUU procura rápida extradición de Soto García para que testifique en el juicio de los Narcosobrinos

Por Maibor Petit
@maibortpetit

El gobierno de los Estados Unidos solicitó a las autoridades hondureñas que se agilicen los trámites para que se produzca -lo antes posible- la extradición a Nueva York del presunto narcotraficante y supuesto socio de los sobrinos del presidente venezolano Nicolás Maduro, Roberto de Jesús Soto García.

Soto García fue apresado por fuerzas especiales de Honduras en la Isla Roatán el pasado viernes 28 de octubre. El sujeto es buscado por las autoridades norteamericanas, acusado de participar en una conspiración para importar grandes cantidades de cocaína a los EEUU, en conjunto con Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, actualmente juzgados en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El gobierno de los EEUU había hecho la solicitud de extradición en julio de 2016 y adelantó los trámites a través de la embajada de Estados Unidos en Honduras, cuyo embajador,  James Nealon ha trabajado activamente para lograr que el acusado pase a la custodia de las autoridades norteamericanas en los próximos días.

El viernes, cuando se conoció la captura del socio de los sobrinos de Nicolás Maduro, el embajador Nealon expresó su satisfacción, a la vez que felicitó a los operadores de la justicia hondureña. Reveló el diplomático que la captura de Soto García fue un trabajo en conjunto, dando a conocer que los EEUU habían prestado colaboración en la operación.

El supuesto socio de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana fue remitido desde Roatán a Tegucigalpa el viernes en la noche, y el sábado fue presentado ante el tribunal de justicia donde le leyeron la acusación en su contra.

Un comunicado de la Corte Suprema de Justicia de Honduras dice que Soto García deberá permanecer en prisión y será presentado nuevamente al tribunal el 18 de noviembre.  No obstante, las autoridades norteamericanas procuran que el proceso de extradición se produzca rápidamente, ya que el acusado está siendo requerido para testificar frente al jurado del caso de Campos Flores y Flores de Freitas, cuyo juicio se iniciará el 7 de noviembre y durará dos semanas, según el calendario procesal.

Honduras mantiene una estrecha relación con los EEUU en la lucha contra las drogas. Soto García será el hondureño número catorce entregado en extradición a Estados Unidos. En los actuales momentos existen otra extradición pendiente, que es un oficial de la policía hondureña, detenido en Tegucigalpa y quien de acuerdo a los tribunales sería enviado a Nueva York en los próximos días.

Tal como se ha informado en este blog, Soto García habría facilitado la llegada a la isla de Roatán de los sobrinos  del presidente de Venezuela Campos Flores y Flores de Freitas en octubre de 2015. El acusado estuvo presente en la reunión sostenida por los primos Flores en Honduras, y que fue registrada por uno de los informantes confidenciales de la DEA, conocido como CS-3.

Soto García habría acordado con los sobrinos políticos de Maduro recibir la droga en el aeropuerto de la isla de Roatán y coordinar toda la logística en el aeropuerto de ese país para evitar que las autoridades antinarcóticos descubrieran  el cargamento de cocaína que sería enviado a los EEUU según el plan acordado por los involucrados en la operación.


sábado, 29 de octubre de 2016

Se complica defensa del caso de los sobrinos de Cilia Flores con la captura del supuesto socio hondureño

Por Maibort Petit
@maibortpetit

A menos de una semana que se inicie el juicio de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Efraín Antonio Campos Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas aparecen nuevos elementos que complican la estrategia de la defensa. En la tarde de este viernes, las autoridades hondureñas capturaron en Flower Bay en la isla hondureña de Roatán a Roberto de Jesús Soto García, un narcotraficante que operaba en la zona de centroamericana y quien es considerado un hombre clave en el caso de los Flores. Ver acusación aquí.

Roberto de Jesús Soto García estaba siendo buscando por el gobierno de los EEUU acusado de conspirar
para traficar droga a norteamérica en componenda con los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela
(Foto cortesía Diario La Prensa de Honduras)
Soto García habría sido el contacto de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro para preparar la logística en el aeropuerto de Hondura para los envíos de los cargamentos de cocaína negociados con el informante confidencial de la DEA, CS-1.

Las autoridades hondureñas arrestaron al sujeto que estaba siendo buscando por la DEA, y sobre quien pesa una orden de detención emanada de  las autoridades de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Soto García se reunió con Campos Flores y Flores de Freitas en Honduras, en octubre de 2015. Este sujeto era un contacto del testigo confidencial de la DEA, conocido por las siglas CW-1 o El Sentado, quien fue asesinado en su país en diciembre de 2015.

En el mes de julio de 2015, el gobierno de Estados Unidos de América formalizó ante la Cancillería de la República de Honduras la nueva solicitud de extradición con el supuesto socio de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana.

Soto García fue grabado negociando el traslado de droga con los primos Flores. Las grabaciones fueron presentadas por la fiscalía de Nueva York como evidencias del caso que pesa contra Campos Flores y Flores de Freitas.

La Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York presentó cargos contra Soto García, alegando que es uno de los socios clave en este caso.

La imputación presentada por el fiscal Preet Bharara, en julio de 2015 en una corte federal de Manhattan, acusa a Soto García de participar en reuniones en Honduras y de que aceptó facilitar la llegada de la cocaína a un aeropuerto hondureño en su ruta hacia EEUU.

La acusación contra Soto García incluye pruebas de las reuniones, grabadas por la policía, donde el acusado accedió a entregar información sobre los horarios del aeropuerto, asistir a la llegada de una aeronave cargada de cocaína y sacar las drogas desde el avión. Los cargos también dicen que él accedió a tomar medidas para evadir la detección de la aduana hondureña y de la policía.


miércoles, 13 de julio de 2016

Fiscalía de NY presenta cargos a nuevos implicados en tráfico de cocaína desde Venezuela a EEUU, vía Honduras

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Este miércoles fue bastante movido en la Fiscalía de Nueva York y la Corte del Distrito Sur. Por un lado se informó que en los próximos días se espera que el gobierno de Honduras proceda con la extradición de un acusado en el caso de los sobrinos de Cilia Flores, primera dama de Venezuela. Se trata del ciudadano hondureño Roberto de Jesús Soto García, quien de acuerdo a las evidencias que posee el gobierno norteamericano, fue captado  en diversas grabaciones negociando el traslado de drogas desde Honduras a los Estados Unidos.

Roberto de Jesús Soto García socio de los sobrinos
de Cilia Flores  y Nicolás Maduro
Se conoció que el gobierno de lo Estados Unidos afinó todos los detalles para que su par en Honduras haga entrega del acusado que enfrenta los mismos cargos por los cuales serán juzgados los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Flores de Freitas.

De acuerdo a la acusación del fiscal Preet Bharara, Roberto de Jesús Soto García es un personaje ligado a una poderosa red de tráfico de narcóticos.

Tantos los sobrinos de Cilia Flores como Soto García enfrentarán cargos en los Estados Unidos por conspirar para importar 800 kilogramos de cocaína a Estados Unidos.

El ciudadano de nacionalidad hondureña habría participado en noviembre de 2015 en conversaciones con Flores de Freitas y Campos Flores donde se comprometió a trabajar para que la operación para enviar cientos de kilos de cocaína de alta pureza a territorio norteamericano.

La droga pertenecía a la organización criminal que opera entre Colombia, Venezuela y Honduras, y cuyas cabecillas estarían relacionadas con personajes claves del gobierno venezolano.

La acusación contra Soto García dice que en las reuniones grabadas por la policía, éste accedió a proporcionar información sobre el horario del aeropuerto de la isla hondureña de Roatán, y que cuidaría los detalles para la llegada del avión que transportaba la cocaína.

El documento señala además que Soto García habría acordado tomar medidas para evitar ser detectados por las aduanas de Honduras y aplicación de la ley. 

Fueron presentados cinco hondureños acusados de narcotráfico

Por otro lado, en fiscal Bharara anunció este miércoles que las autoridades estadounidenses tienen en custodia a cinco agentes de la Policía Nacional de Honduras acusados de tráfico de drogas y otros delitos relacionados con armas de fuego. 

Cinco de los seis agentes de policía de Honduras  habían sido acusados anteriormente de conspirar  junto con el hijo del ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo para importar cocaína a los Estados Unidos. Los agentes se encuentran recluidos en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.

Bharara anunció que cinco miembros de la Policía Nacional de Honduras, fueron acusados el 29 de junio de 2016 y a penas dos semanas después, se han entregado a las autoridades para enfrentar cargos.

Los cinco acusados, que llegaron en la tarde de este martes a Estados Unidos y fueron presentados ante el juez federal, Frank Maas esta tarde son: Mario Guillermo Mejía Vargas, Juan Manuel Ávila Meza, Carlos José Zavala Velásquez, Víctor Oswaldo López Flores, y Jorge Alfredo Cruz Chávez. El coacusado  en este caso, Ludwig Criss Zelaya Romero sigue en libertad.

Bharara dijo: "A menos de dos semanas después que se anunciaron cargos contra seis oficiales de  la policía nacional hondureña por participar en una conspiración masiva de drogas, cinco de esos oficiales están bajo custodia en Manhattan. Por presuntamente conspirar para mover toneladas de cocaína desde Honduras a ciudades de Estados Unidos, estos agentes de policía hondureña ahora se enfrentan a estos cargos en un tribunal estadounidense ".

De acuerdo con las alegaciones contenidas en la acusación formal, otros documentos de la corte, y las declaraciones hechas durante los procesos judiciales dicen lo siguiente:

Entre aproximadamente 2004 y aproximadamente 2014, múltiples organizaciones de tráfico de drogas en Honduras y otros países trabajaron juntos, y con el apoyo de los demandados y otros, para recibir cargas de miles de kilogramos de cocaína enviada a Honduras desde Venezuela, a través de las rutas aéreas y marítimas, y para transportar la droga desde el oeste en Honduras hacia la frontera con Guatemala y, finalmente, a los Estados Unidos. 

Para la protección contra la interferencia oficial, y con el fin de facilitar el paso seguro a través de Honduras de cargas miles de kilogramos de cocaína, los narcotraficantes pagaron sobornos a funcionarios públicos - incluyendo algunos miembros de la Policía Nacional de Honduras - quienes daban el acceso a la información sobre las investigaciones en curso, los puestos de control policiales y militares, y las prohibiciones previstas para este tipo de narcóticos. 

Los acusados ​​eran miembros de la Policía Nacional de Honduras y participaron y apoyaron las actividades de tráfico de drogas de, entre otros, Fabio Porfirio Lobo, el hijo del ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, quien se declaró culpable de un delito relacionado con el tráfico de drogas en 16 de mayo de 2016. 

En aproximadamente principios de 2014, Lobo acordado proporcionar seguridad y apoyo logístico para el transporte a través de Honduras de una carga de varias toneladas de presunta cocaína que Lobo cree que pertenecía a México del cártel de Sinaloa y que sería importada a los Estados Unidos. 

Lobo acordó proporcionar esta asistencia en el entendimiento de que recibiría un interés financiero en la cocaína valor de más de $ 1 millón en ganancias. 

En junio de 2014, Lobo introdujo a dos traficantes de drogas a los seis acusados. Durante una reunión, los acusados ​​mostraron un mapa de Honduras y los puestos de control policiales ilustrados y una ruta planificada para la cocaína. Durante la misma sesión, los acusados acordaron aceptar un soborno en la cantidad de aproximadamente $ 100.000, y para pagar a sus subordinados un total de aproximadamente $ 200.000 en sobornos adicionales, con el fin de proporcionar seguridad armada para la cocaína, ya que transitó Honduras antes de ser importada en los Estados Unidos.

* * *

Mejía Vargas, 46, Ávila Meza, de 45 años, Zavala Velásquez, de 44 años, López Flores, de 43 años, y Cruz Chávez, de 39 años, han sido acusados de: (1) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, y (2) Conspirar para usar y llevar armas de fuego durante y en relación con, la conspiración  para la importación de cocaína. Si es declarado culpable, estos acusados ​​enfrentan una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y una pena máxima de cadena perpetua.

****
Lobo,  fue detenido en la República de Haití el 20 de mayo de 2015 y llegó a los Estados Unidos el 21 de mayo de 2015, se declaró culpable ante el juez Schofield el 16 de mayo de 2016, de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos. Lobo está programado para ser sentenciado el 15 de septiembre de 2016, y se enfrenta a una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y una pena máxima de cadena perpetua.


El fiscal Bharara elogió el trabajo de investigación sobresaliente realizado por  la División de Operaciones Especiales de la Drug Enforcement Administration ( "DEA"), División de Fuerza de Ataque de la DEA de Nueva York  y el Departamento de la Oficina de Asuntos Internacionales de Justicia EE.UU. 

Este caso está siendo manejado por la Oficina Unidad Internacional de Narcóticos y Terrorismo y bajo la asistencia de los fiscales asistentes: Emil J. Bove III, Matthew J. Laroche, y Michael D. 






jueves, 30 de junio de 2016

Nuevo acusado en el caso de sobrinos de Cilia Flores podría acelerar acuerdo de culpabilidad

Por Maibort Petit
@maibortpetit


Un nuevo acusado en el caso legal de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela deja abierta la posibilidad que el juicio de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas no se realice tal como está previsto, sino que se produzca a una negociación para llegar a un acuerdo de culpabilidad informó este jueves una fuente ligada al caso.


El gobierno de los Estados Unidos presentó cargos contra Roberto de Jesús Soto García, un supuesto socio de los sobrinos de Cilia Flores y que sería la persona del contacto en Honduras del Cartel de los Soles. 


El documento de la fiscalía acusa formalmente a Soto García de conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos. Aún no se conoce si el ciudadano está en bajo custodia de las autoridades estadounidenses.


El ciudadano de nacionalidad hondureña habría participado en noviembre de 2015 en conversaciones con Flores de Freitas donde se comprometió a trabajar para que la operación para enviar cientos de kilos de cocaína de alta pureza a territorio norteamericano no tuviese ningún obstáculo en Honduras.

La droga pertenecía a la organización criminal que opera entre colombia y Venezuela y cuyas cabecillas estarían relacionadas con personajes claves del gobierno venezolano y con los familiares de Cilia Flores, presos en Nueva York desde el 10 de noviembre de 2015.

La Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York recibió este martes el pliego de la acusación contra Roberto de Jesús Soto García. Los calendarios de la corte no establecen aún ningún tipo de información oficial sobre la presentación inicial ni sobre el paradero del acusado.


La acusación contra Soto García dice que en las reuniones grabadas por la policía, que accedió a proporcionar información sobre el horario del aeropuerto de la isla hondureña de Roatán, y que cuidaría los detalles para la llegada del avión que transportaba la cocaína.


El documento señala además que Soto García habría acordado tomar medidas para evitar ser detectados por las aduanas de Honduras y aplicación de la ley. 

Hoy se conocerán más detalles sobre este nuevo elemento que agiliza el proceso de los primos Flores, y que según la fuente ligada al caso aceleraría las negociaciones para llegar a un acuerdo de culpabilidad de los sobrinos presidenciales quienes, desde el pasado diciembre 17 de 2015, se declararon no culpables de los delitos que se le imputan y se encuentran a la espera del juicio en la Nueva York.