Mostrando entradas con la etiqueta PDVSA. corrupción Citgo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PDVSA. corrupción Citgo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 30 de junio de 2021

Corte de NY rechazó mociones de David Rivera para desestimar demanda en contra de su empresa Interamerican Consulting

  El juez ordenó a las partes prepararse para iniciar la etapa de descubrimiento.

Por Maibort Petit

   El juez para el Distrito Sur de Nueva York, John G. Koeltl, rechazó dos mociones interpuestas por la empresa Interamerican Consulting, propiedad del excongresista David Rivera, la cual procuraba la desestimación de la demanda en su contra y para derogar un documento contentivo de las alegaciones del caso.
   La decisión judicial tuvo lugar el 22 de junio del corriente año 2021, cuando el magistrado, en primer lugar, rechazó la moción 31 que buscaba derogar el documento identificado con el número 25, referido a ciertas alegaciones de la demanda enmendada presentada por Interamerican Consulting Inc.

  Igualmente, el juez Köeltl rechazó la moción 29 por medio de la cual Rivera aspiraba a que el tribunal desestimara la demanda enmendada por considerar que la misma no presentaba una reclamación por parte de Interamerican Consulting Inc., empresa que reclamaba la Falta de Jurisdicción.

   PDV USA Inc. demandó en mayo de 2020, ante el citado tribunal a la empresa Interamerican Consulting, Inc. por el incumplimiento de un contrato de consultoría cuyo precio ascendía a USD 50 millones. La filial de la estatal petrolera venezolana había contratado a la empresa controlada por el excongresista estadounidense, David Rivera, para llevar a cabo, en un plazo de tres meses, servicios de cabildeo y manejo de reputación.

  Interamerican Consulting, Inc. presentó una moción en diciembre de 2020, para desestimar el caso bajo el alegato de “falta de jurisdicción en la materia e inexistencia de pretensiones válidas” y le sumó otra moción para eliminar las acusaciones de la demanda.

   La Corte consideró todos los argumentos planteados por las partes y determinó que, en la medida en que no se aborden específicamente, tales argumentos son discutibles o carentes de fundamento.

   El juez John G. Köeltl denegó el recurso de sobreseimiento por falta de competencia en la materia; igualmente negó la moción para desestimar por falta de declaración de un reclamo; y denegó la moción de huelga.

  Köeltl instruyó a la secretaría del Tribunal cerrar los expedientes números 29, 30 y 31.

  Por otra parte, el magistrado ordenó que las partes se preparen para iniciar la etapa del descubrimiento del juicio entre PDV USA Inc. contra Interamerican Consulting Inc.

martes, 27 de octubre de 2020

Estos son otros elementos del expediente de José Manuel González Testino en la Corte Federal de Texas (PARTE II)

   En esta entrega seguimos dando a conocer aspectos y circunstancias del caso del contratista de PDVSA que poco o nada se han difundido.

Por Maibort Petit

   Mientras se conoce la sentencia que el juez del Tribunal del Distrito Sur de Texas, División Houston, emitirá para el contratista de Petróleos de Venezuela S.A., José Manuel González Testino, damos a conocer hechos significativos dados a conocer desde el momento mismo en que tuvo lugar la Audiencia de examen preliminar y de detención del acusado.

Desestimada declaración de la ex-esposa

  La defensa prestó como testigo a la exesposa de José Manuel Testino, María Díaz, quien para el momento de la audiencia se encontraba en Londres y fue contactada a través de una llamada telefónica.

  Luego de prestar juramento, informó que posee doble nacionalidad venezolana y estadounidense, que reside en Miami en un apartamento propiedad de Walter Alex González Testino, hermano de su exesposo. Vive con su hija Isabel González de 18 años. Tiene propiedades en Venezuela.

  Dijo que el día 31 de julio de 2018, fecha del arresto de González Testino, lo llevó hasta el aeropuerto internacional de Miami. Aseguró que su hija no estaba con ella cuando condujo a su ex-esposo hasta la terminal aérea, pues esta se encontraba de viaje de verano por Europa con unos amigos. 

  Sostuvo que, "como es su costumbre cuando lo lleva al aeropuerto, lo espera en el carro hasta que haga chequeo, por si acaso hay retrasos o, si están a tiempo, poder comer algo juntos o dar unas vueltas". 

 La mujer aseguró que no tenía planes de viajar con José Manuel González Testino, que no tenía boleto ni había hecho reservación. Catalogó de normal el viaje del acusado a Venezuela, pues viaja frecuentemente a Caracas.

  A las preguntas de la fiscalía sobre sí conocía el origen de los fondos de su cuñado para comprar la casa en que vivía o que el apartamento en el que residían anteriormente pertenecía a una empresa Elbamed, cuyo nombre había escuchado, negó conocer quién es el propietario.

  María Díaz manifestó su deseo de consultar un abogado antes de seguir contestando, por ello el juez suspendió y desestimó el interrogatorio.

Walter Alexander González Testino

  El otro testigo de la defensa fue el hermano de José Manuel González Testino, Walter Alexander González Testino, quien igualmente tiene doble ciudadanía, venezolana y estadounidense. Nació en Cookeville, Tennessee.

  Se le consultó dónde nació su hermano José Manuel y dijo que, igualmente en Cookeville, Tennessee y que es menor que este.

  Dijo que vive en el 200 en Miami, 200 Biscayne Boulevard Way, Apartamento 2903, un edificio de condominios conocido como The Epic, el cual es propiedad de su tío, Phillippe González.

  Dijo que posee un apartamento en Coconut Grove, en el 2669 South Rachel Drive, Miami, Florida 33133, cuyo valor es de unos USD 4,5 millones. Este apartamento para el momento del interrogatorio estaba alquilado por USD 30.000 mensuales, en un contrato de un año. 

  Aseveró que el dinero para adquirirlo provino de su padre José Manuel González, quien vive en Venezuela. Informó que su padre es ingeniero eléctrico titulado en Cookeville, Tennessee en 1972. En ese tiempo fue que nacieron él y su hermano. 

  Sostuvo que su padre trabajó con la multinacional GTE en Venezuela, con empresas gubernamentales, fue profesor universitario durante muchos años y tiene otros negocios desde casa en áreas de la construcción, telecomunicaciones, ingeniería y energía.

  Manifestó que su familia estaba dispuesta a pagar la fianza de su hermano. También pagarían una compañía de seguridad privada para vigilar las 24 horas los movimientos de su hermano. Aseguró que estaban dispuestos a pagar USD 35 mil a la semana por estos servicios.

   La fiscalía le preguntó al testigo si su padre había trabajado con PDVSA y este dijo no saber. También manifestó no saber si su padre trabaja con su hermano. Sobre la inexactitud en el conocimiento de estos datos, expresó que “nunca hablo de negocios, política o religión con mi padre”.

Argumentos de la defensa

  Para negar la tesis de la fiscalía de que al momento del arresto de José Manuel González Testino el 31 de julio de 2018, toda la familia estaba en plan de huida, la defensa presentó copia del pasaporte y el itinerario de Isabel González por Europa, viaje del que regresó en agosto.

  Igualmente negó que el acusado tuviera un avión privado y que la aeronave que se le atribuye es de una corporación de un primo suyo. Los vuelos privados fueron a través de una empresa de vuelos chárter.

 Informó que en Miami residen once miembros de la familia del acusado por lo que tiene fuertes vínculos para permanecer en EE. UU. Tales familiares son su madre, Marta Testino; su padrastro, Carlos Lezama; su hermano, Walter Alejandro González Testino; su hermana, Carolina Lezama; María Díaz, su exesposa; su hija, Isabel González; Luciana Sperando, su cuñada; Diana González, su sobrina; Carlos Testino, su tío; Carlos Testino, primo; Elizabeth González, su tía. Si bien su padre reside en Venezuela, su posición política los distancia pues apoya el régimen de Nicolás Maduro. Sus nexos son afectivos y de allí que su progenitor le haya colaborado en el financiamiento de su caso, habiéndose comprometido a pagar la fianza.

  Sobre los pasaportes de José Manuel González Testino en los que uno de los documentos venezolanos decía que había nacido en Venezuela, la defensa dijo que trataba de un error en la emisión del mismo, pues la fecha y lugar correcto de nacimiento de su representado el 19 de septiembre de 1969 en en Cookesville, Tennessee. 

  La defensa justificó que González Testino usó este pasaporte para ir a Venezuela para evadir tener que tramitar una visa, pues los ciudadanos estadounidenses la requieren. Para el momento de la audiencia, el pasaporte se encontraba en su casa en Venezuela y prometió hacerlo llegar al Tribunal. Igualmente, prometió entregar a la corte el pasaporte de los Caballeros de Malta próximamente.

   Expuso la defensa que José Manuel González Testino es ciudadano de los Estados Unidos en donde vivió hasta 1999, cuando comenzó a viajar de ida y vuelta desde Venezuela y Miami en razón de negocios. Tiene doble ciudadanía estadounidense/venezolana y que su defendido asistió a la Universidad Metropolitana de Caracas, donde se convirtió en ingeniero de sistemas y obtuvo su MDA.

   La defensa argumentó que González Testino tiene amplios vínculos en Estados Unidos como resultado de su empleo en una empresa llamada Insistema, dedicada al área de petróleo, gas y minería que adquiere materiales y equipos para la industria de dicho ramo. Esta compañía tiene su sede en Miami, desde donde la dirige. “Dicho de otra manera, no puede sobrevivir en su negocio profesional sin poder venir a Estados Unidos. Si se va de los Estados Unidos, es el fin de Insistema en Estados Unidos. Eso es básicamente su negocio. Y así fue como aprendió, cómo se gana la vida como consultor o asesor de esa empresa. No hay duda de eso”.

  Agregó que, si bien es cierto que González Testino posee otras empresas, no hay evidencia de que alguna de esas entidades corporativas haya hecho algo ilegal en relación con algo en este caso.

  Debido a la naturaleza del trabajo de su cliente debe viajar constantemente, de allí la gran cantidad de traslados descritos en la audiencia, por lo que, de obtener la fianza, su cliente se comprometería solo a realizar traslados entre el Sur de la Florida y Houston.

La objeción de la Fiscalía

   La fiscalía, a través de Sarah Edwards, manifestó en ese momento su objeción a que se le concediera el derecho a fianza a González Testino, primero, por la naturaleza misma del delito que se le imputa, por su carácter internacional y por el peso de la evidencia que ha ofrecido el gobierno.

   Manifestó que no existía ningún elemento que permitiera asegurar que el acusado realmente asistiría a una próxima audiencia insistiendo en el riesgo de fuga, dado que tiene tanto el incentivo como los medios para hacerlo, además de tener varios pasaportes y capacidad para contratar vuelos chárter incluido un avión, que si bien pudiera no estar a su nombre, se ha establecido que es de su propiedad.

  Sumó el hecho de que ha instruido a varias personas para que destruyan pruebas del caso. Sobre la propuesta de contratar guardias de seguridad para su custodia, la fiscal dijo que era inapropiado permitir que “los acusados adinerados creen una prisión de su elección en su propio apartamento contratando personal armado”.

No a la fianza

  Finalmente, el juez, Peter Bray, estableció que existía una causa probable para continuar con el proceso judicial contra José Manuel González Testino, suficiente evidencia que permite establecer que existía una conspiración para cometer el delito. 

 Igualmente, el magistrado indicó que la existencia de testigos cooperantes que sostienen que se realizaron pagos de sobornos para la obtención de contratos que se debían pagar en una moneda específica, además del hecho de que PDVSA funge como empresa extranjera y los funcionarios de la misma que recibieron las coimas, hace que se cumplan los extremos de ley de prácticas corruptas en el extranjero.

  El juez estableció también el riesgo de fuga, que tiene antecedentes penales relacionado con un delito financiero y mantiene vínculos importantes fuera de los Estados Unidos, tanto financieros como familiares. Subrayó que el hecho de que el acusado presumiera de que era investigado por la justicia de los EE. UU. aumenta las sospechas de que pueda huir. 

   Consideró preocupante que la familia esté dispuesta a pagar hasta USD 5.000 diarios para custodia, pues revela que poseen fondos suficientes y la capacidad para huir. Dijo que la afirmación no rebatida de que tiene propiedades en España y Suiza le agrega más posibilidades al riesgo de huida, máxime si se tiene en cuenta que la hija también vive en Londres.

  Por tales motivos, el juez Bray decidió que el acusado permaneciera detenido en espera de juicio.


 


miércoles, 29 de mayo de 2019

José Manuel González Testino se declaró culpable por delitos de corrupción relacionados con PDVSA y CITGO

González Testino será sentenciado el 28 de agosto de 2019 en la ciudad de Houston.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El contratista venezolano-americano, José Manuel González Testino se declaró culpable de haber violado la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y pagar sobornos a funcionarios de Petróleos de Venezuela (PDVSA), y de su filial en Estados Unidos CITGO Petroleum Corporation (ubicada en Houston-Texas) a cambio de  jugosos contratos de servicios.

González Testino fue arrestado el 31 de julio de 2018, en el Aeropuerto Internacional de Miami cuando intentaba salir de los Estados Unidos para evitar ser procesado por los delitos que se le imputaron en la Corte del Distrito Sur de Texas, División Houston. En ese tribunal, el contratista venezolano-americano admitió su responsabilidad en la trama de corrupción de la petrolera venezolana PDVSA y su filial en Estados Unidos, CITGO.

González Testino, de 48 años, se declaró culpable por un cargo de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), un cargo por violar la ley FCPA y un cargo por no haber reportado sus cuentas bancarias extranjeras. El juez de distrito de los EE. UU., Gray H. Miller, aceptó su declaración este miércoles 28 de mayo y estableció la sentencia para el 28 de agosto de 2019.

La información fue dada a conocer por el fiscal Brian A. Benczkowski de la División Criminal del Departamento de Justicia, y el fiscal de Distrito Sur de Texas, Ryan K. Patrick. Los fiscales dijeron que González Testino es el acusado número 16 que se declara culpable de 21 individuos que han sido acusados por la justicia norteamericana de haber operado un enorme esquema de corrupción vinculado a PDVSA.


González Testino admitió haber realizado pagos de sobornos a varios empleados por CITGO. Aunque CITGO actuó principalmente como refinador, transportista y comercializador de productos derivados del petróleo, también adquirió bienes y servicios en nombre de PDVSA a través de su grupo de Proyectos Especiales. 

El acusado admitió que él y sus co-conspiradores pagaron al menos a cuatro funcionarios de CITGO en el grupo de Proyectos Especiales y le proporcionaron regalos y otras cosas de valor a un alto ejecutivo de CITGO. A cambio, González Testino admitió que los funcionarios de CITGO ayudaron a sus compañías a obtener contratos para nuevos negocios, proporcionaron información interna sobre el proceso de licitación de PDVSA, ayudaron a ocultar el hecho de que González Testino controlaba varias compañías en ciertos paneles de licitación para proyectos de PDVSA y ayudó a González Testino a recibir la prioridad de pago para varias facturas pendientes de PDVSA. González Testino también admitió que tenía un interés financiero o una autoridad signataria sobre varias cuentas bancarias extranjeras y no presentó un informe de cuenta bancaria extranjera, o "FBAR", en 2017, dice el comunicado de la Fiscalía de Houston.

El entramado de corrupción

González Testino formó parte del entramado de corrupción y lavado de dinero que involucra a funcionarios del gobierno del finado presidente venezolano Hugo Chávez y de su sucesor, Nicolás Maduro.

De acuerdo a la documentación federal, González Testino y otro conspirador que no ha sido identificado, habrían pagado USD 629 mil en sobornos a un exfuncionario de PDVSA, con el objetivo de obtener contratos de la compañía estatal en favor de sus empresas.

A continuación presentamos la cronología de las acciones del proceso judicial que hasta la fecha han tenido lugar.

Declaración del agente que sustenta la acusación

La declaración jurada del agente especial de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos adscrito al Grupo contra el Fraude Financiero de la Oficina de Campo de Houston, Derek Matthews, emitida el 27 de julio de 2018, dio sustento a la denuncia penal formulada por la Fiscalía del Distrito Sur de Texas y la orden de arresto librada contra José Manuel González Testino, por conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y por pagar sobornos a un funcionario extranjero en violación de la FCPA.

Matthews refirió que durante la investigación se obtuvo información de distintas fuentes, se recogieron declaraciones de testigos —entre ellos colaboradores—, así como documentos que incluyeron registros financieros y conversaciones sostenidas con otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Advierte que para la formulación de su declaración jurada menciona sólo aquellos hechos necesarios que permiten establecer una causa probable para señalar a González Testino de violar lo establecido en el Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 371, así como el Título 15, Sección 78dd-2 de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.

Refiere, por tanto, que su declaración no incluye la totalidad de los hechos investigados, sino aquellos que resultaron suficientes para establecer la causa probable para acusar y detener a González Testino.

El agente especial, que cuenta con una experiencia de diecinueve años, se especializa en hechos relacionados con la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, conspiración, lavado de dinero y otras violaciones criminales y de acuerdo a lo establecido en las leyes estadounidenses, está facultado para realizar investigaciones y arrestos por delitos federales.

Los delitos

En primer lugar se identifican las entidades e individuos que participan en la conspiración de la que se acusa a José Manuel González Testino, figurando en primer lugar, Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), la empresa petrolera estatal controlada por el estado venezolano. Esta compañía, así como sus subsidiarias, serían responsables de la exploración, producción, refinación, transporte y comercio de recursos energéticos en Venezuela y proporcionan fondos para otras operaciones del gobierno venezolano. Por tanto, PDVSA y sus subsidiarias, encajan dentro de las definiciones sobre "instrumentos" de la FCPA, Título 15, Código de los Estados Unidos, Sección 78dd-2 (h) (2) (A).


Luego se señala a Bariven, S.A., subsidiaria de PDVSA responsable de la adquisición de bienes y servicios en nombre de la petrolera.

Asimismo, el testigo colaborador 1 (CW-1), es un ciudadano venezolano que entre 2011 y junio de 2013, se desempeñó como empleado por PDVSA. Ocupó varios cargos tanto en PDVSA como en Bariven y, finalmente, fue nombrado ejecutivo de alto nivel de esta última en enero de 2012 o alrededor de esa fecha. Tenía la responsabilidad de reunir y revisar las propuestas de pago semanales de Bariven a sus numerosos proveedores. CW-1 reúne las condiciones para ser tenido como "funcionario extranjero", de acuerdo a lo establecido sobre ese término en la FCPA, Título 15, Código de los Estados Unidos, Sección 78dd-2 (h) (2) (A). CW-I se declaró culpable del cargo de conspiración para lavar dinero y se encuentra cooperando con la justicia de los Estados Unidos.

A su vez, José Manuel González Testino es un ciudadano de los Estados Unidos y, por lo tanto, una "preocupación doméstica" tal como se usa ese término en la FCPA, Título 15, Código de los Estados Unidos, Sección 78dd-2 (h) (I).

González Testino controlaba varias empresas de energía con sede en Estados Unidos y Panamá que proporcionaban equipos y servicios a PDVSA.

La "Compañía A", "Compañía B" y "Compañía C", son empresas registradas bajo las leyes de Panamá, las cuales eran controladas por González Testino y utilizadas por este para conseguir contratos con PDVSA y sus subsidiarias.

El "Co-Conspirator 1" es un ciudadano venezolano, residente de Miami, Florida, quien fue socio comercial de González Testino en la Compañía A y otras empresas.

La "Cuenta bancaria 1" está registrada en el Distrito Sur de Texas y a través de ella las compañías de González Testino, incluidas la Compañía A y la Compañía B, realizaron pagos de sobornos durante el curso de la conspiración.

La "Cuenta bancaria 2" está registrada en el Distrito Sur de Florida y a través de ella las compañías de González Testino, incluidas la Compañía A, la Compañía B y la Compañía C, realizaron pagos de sobornos durante el curso de la conspiración.

El soborno

En los interrogatorios que los agentes de HSI le formularon a CW-1 en múltiples ocasiones durante 2018, admitió que cuando se desempeñaba como gerente general de Bariven recibió pagos y otras cosas de valor de parte de José Manuel González Testino, a cambio de que realizara acciones y tomara decisiones con Bariven y PDVSA, así como también para influir en otros funcionarios extranjeros para favorecer a las empresas del demandado.

Los sobornos pagados por González Testino sirvieron para que se decidiera la aprobación de contratos en dólares estadounidenses, en lugar de bolívares venezolanos, en favor de las empresas del acusado.

Además, CW-1 ayudó a González Testino a preparar una presentación para la Junta Directiva de PDVSA e influyó para que esta fuera priorizada al momento de decidir la adjudicación de un contrato para la compra generadores de turbina a una de las compañías del acusado.

CW-1 dijo que mientras se reunía con González Testino con relación con la Compañía A y sus otras compañías, este último a menudo llamaba a Co-Conspirador 1 antes de tomar decisiones sobre sus negocios.

También CW-1 admitió que recibió sobornos de González Testino en dos cuentas bancarias en los Estados Unidos, a saber la Cuenta bancaria 1 y la Cuenta bancaria 2, las cuales estaban a nombre de una compañía propiedad de un familiar. Estas cuentas fueron utilizadas por CW-1 para aceptar pagos de sobornos de González Testino y otros entre 201 2 y 2013, cuando era un funcionario extranjero.

El agente especial Derek Matthews aseguró que la información proporcionada por CW-1 fue corroborada y sustentada con documentos. Refirió que los registros bancarios mostraron que las cuentas bancarias suizas a nombre de las Compañías A, B y C sirvieron para el pago de los sobornos dirigidos a la Cuenta Bancaria 1 y la Cuenta Bancaria 2.

El siguiente cuadro muestra algunos de los pagos de sobornos realizados por González Testino:

El Testigo colaborador 2 (CW-2) corroboró las afirmaciones de CW-1 con relación a que González Testino y el Co-Conspirador 1 controlaban las compañías A, B y C.

CW-2, quien se declaró culpable de conspiración para violar la FCPA, declaraciones falsas de impuestos federales, era propietaria de varias compañías de energía con sede en los EE. UU.,  entre las que se incluyen empresas con sede en el Distrito Sur de Texas, las cuales suministraron equipos y servicios a PDVSA y residentes de Texas.

Los registros bancarios y otros documentos revelaron que, en total, González Testino pagó al menos USD 629.000 en sobornos a CW-1 a través de transferencias bancarias a las cuenta bancarias 1 y 2.


Petición de la fiscalía de sellar el caso

El 27 de julio de 2018, el Fiscal Federal del Distrito Sur de Texas, Ryan K. Patrick, y la jefe interino de la Sección de Fraude del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Sandra Moser, solicitaron a la Corte del Distrito Sur de Texas, sellar la demanda penal, la orden de detención, la declaración jurada del agente del HSI que sirve de sustento de la acusación contra José Manuel González Testino, de manera de proteger la integridad de la investigación y evitar que el demandado y los implicados en el caso destruyan las pruebas y puedan huir de la jurisdicción.

También firmaron la solicitud los fiscales auxiliares John P. Pearson y Robert S. Johnson, así como los abogados litigantes del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Jeremy R. Sanders y Sarah E. Edwards.

Orden de sello del caso

En la misma fecha, 27 de julio de 2018, la Corte del Distrito Sur de Texas, División Houston, ordenó sellar la moción de solicitada por la fiscalía sobre la demanda criminal contra José Manuel González Testino y dispuso que la Oficina del Secretario del Distrito proporcionara copias de los documentos al despacho del Fiscal de los Estados Unidos.


El acusado invoca su derecho al silencio

El 1° de agosto de 2018, el defensor público federal, Michael Caruso, a través de su asistente, Vanessa L. Chen, presentó ante la Corte del Distrito Sur de Florida un documento en el que José Manuel González Testino invocó su derecho al silencio y a obtener asesoría legal con respecto a todos y cada uno de los interrogatorios, independientemente de la materia que estos versaran. Tales interrogatorios incluyen los asuntos relacionados con el arresto, las búsquedas y confiscaciones, libertad bajo fianza, libertad preventiva o detención preventiva, pruebas en el juicio, culpabilidad o inocencia, decomisos, que pudieran ser relevante para la sentencia, castigos mejorados, factores aplicables según las Pautas de Sentencia de los Estados Unidos, restitución, estatus migratorio o consecuencias resultantes de la detención o condena, así como apelaciones u otros procedimientos posteriores al juicio, que se emitan en su contra.

Se advierte que cualquier asunto relacionado con el acusado o contacto que se quiera establecer con este, deberá hacerse a través del abogado que el acusado designe para defensa de sus derechos.


Designación de abogado de la defensa

El 3 de agosto de 2018, Daniel Marcet, de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos informó a la Corte del Distrito Sur de la Florida que Edward R. Shohat y la firma de Jones Walker LLP, fueron designados como abogados de José Manuel González Testino, con relación a los procedimientos que en contra del demandado se seguían en ese tribunal. Esta designación no abarcaba la representación del demandado ante la Corte del Distrito Sur de Texas.

Exclusión del tiempo de presentación de la acusación

El 3 de agosto de 2018, González Testino luego de haber sido informado de su derecho a una audiencia o examen preliminar sobre la causa probable, y de haber rechazado y suspendido un examen preliminar hasta el 17 de agosto de 2018, aceptó que se excluirá del cálculo del tiempo dentro del cual se debe presentar una acusación o información, según 18 U .S .C. Sección 3161 ante la Corte del Distrito Sur dela Florida.

El juez, Lauren Louis, ordenó que el examen preliminar no se aplicara sino hasta el 17 de agosto de 2018, periodo que excluía del cálculo del tiempo dentro del cual se debe presentar una acusación o información en virtud de lo establecido en la ley.

Solicitud para posponer las audiencias

El 14 de agosto de 2018, la abogada judicial del Departamento de Justicia, Sarah Edwards, Rob Johnson y el demandado, José Manuel González Testino, a través de su abogado Edward R. Shohat, solicitaron al tribunal posponer las audiencias de expulsión y detención programadas para el 17 de agosto hasta el 29 de agosto de 2018.

El argumento para la solicitud fue el poder disponer de más tiempo para prepararse para dicha audiencia en virtud de los complicados hechos y cuestiones financieras que esta involucraba.

Esta moción fue concedida por el tribunal el 14 de agosto de 2018.

Renuncia a las audiencias

El 20 de agosto de 2018, José Manuel González Testino presentó ante la Corte del Distrito Sur de la Florida y ante la Fiscalía, a través de su abogado, Edward R. Shohat, su renuncia a la audiencia preliminar de conformidad con las Reglas 5.1 y 5 (c) (3) (C) de la Fed. R. Crim. PAG.; a la a la audiencia de expulsión de conformidad con la Regla 5 (c) (3) (D) de la Fed. R. Crim. PAG.; y a la audiencia de detención preventiva de conformidad con 18 U.S.C. § 3142.


Renuncia a un juicio rápido

El 21 de agosto de 2018, José Manuel González Testino renunció a su derecho a someterse a un juicio rápido garantizado en la sexta enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y pautado para iniciarse el 29 de agosto en la Corte del Distrito Sur de Texas.


Orden de traslado

El 29 de agosto de 2018, la Corte del Distrito Sur de la Florida emitió un orden para trasladar al acusado, José Manuel González Testino, al Distrito Texas donde estaba siendo acusado por la Corte de dicha jurisdicción.