Mostrando entradas con la etiqueta Néstor Luis Reverol Torres y Edylberto (Edilberto) José Molina Molina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Néstor Luis Reverol Torres y Edylberto (Edilberto) José Molina Molina. Mostrar todas las entradas

viernes, 26 de agosto de 2016

¿Quién es el teniente coronel venezolano que fue acusado de conspirar para traficar cocaína a los EEUU?

Por Maibort Petit
@maibortpetit

El teniente coronel de la Guardia Bolivariana de Venezuela, Darry Francisco Fortoul Ochoa fue acusado en la Corte Federal del Este de Nueva York de conspirar para traficar cocaína a los Estados Unidos. El militar se desempeñó entre el 2008-2009 como directivo de la Fundación Venezolana para la Prevención y Tratamiento del Consumo de Drogas.

Fortoul Ochoa es acusado por el gobierno norteamericano de estar presuntamente vinculado al tráfico de cocaína desde Venezuela a los EEUU. Actualmente aparece residenciado en el Municipio Libertador, urbanización el Paraíso, en Caracas, Venezuela. No obstante, se especula que no ha vivido allí por dos años.

Fortoul Ochoa vivió en Tampa y en St. Petersburg en la Florida. En ese estado posee una propiedad que supera los 250 mil dólares.

La casa está ubicada en 11201 Village Brook Dr. City Riverview, Florida aparece a nombre de Darry F. Fortoul O. y Mcdermott Jacqueline L Fortoul.

De acuerdo al registro de propiedades de la Florida, Darry F Fortoul  O. y su esposa pagaron $257,500 por la residencia que tiene 4 habitaciones, 2 baños en un área de 1,825 pies cuadrados de espacio habitable más la tierra que incluye unos 10 mil pies cuadrados. Fue construida en 2004  y remodelada en 2008.

Los récords de bienes y raíces del estado de la Florida señalan que la propiedad tiene un lote de tierra valorada en $25,213. Asimismo, el valor de tasación de la propiedad es de  $112,181.


Acusado de Conducción temeraria

Durante su tiempo de residencia en los Estados Unidos, Darry Francisco Fortoul Ochoa fue acusado por las autoridades del Condado León del estado de la Florida, de Conducción Temeraria, manejar con exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes. El cargo está registrado bajo el número 2003CT58230A, con fecha  03 de agosto de 2003. 

En la imagen que sigue pueden apreciar los cargos por los cuales fue acusado el militar venezolano. La imagen fue publicada por The mugshots, un portal donde se reseñan los criminales buscados en diversos estados de los EEUU.


El teniente coronel venezolano también estuvo residencia do por un tiempo en la capital del estado de la Florida, Tallahassee  en   1571 Stone Rd #5a. Tallahassee, FL 32303.

Asimismo sirvió como garante de la señora Peggy Stewart para la compra de un condominio en Tallahassee en 2005.


Su ascenso militar de 2011 fue vetado 
"por carecer de cualidad morales"

Un dato que llama la atención es que Darry Francisco Fortoul Ochoa fue excluído de la lista de ascensos militares en 2011, por una comisión de la Guardia Nacional, cuando Carlos José Mata Figueroa estaba a la cabeza del Ministerio Popular para la Defensa. El informe dice que el teniente coronel no podía ser ascendido por "no cumplir con las condiciones morales y cualidades potenciales para el ejercicio del mando o de las funciones inherentes a cargos en el grado inmediato superior, de acuerdo a lo establecido en el artículo 95 de la LOFAN". 

El reporte de la Comisión  señala además que Fortoul Ochoa fue objeto de una investigación administrativa disciplinaria el 11 de octubre de 2011. El militar alegó que dicha sanción no podía tener un efecto retroactivo para incidir en el proceso de ascenso correspondiente al 5 de julio de 2011. Ver más detalles aquí.

Ante la decisión de la Comisión de Ascensos de la Guardia Nacional de excluirlo de la lista de ascensos, Fortoul Ochoa acudió al Juzgado de Sustanciación de Caracas el 15 de mayo de 2012 para pedir una acción de nulidad "por un silencio administrativo correspondiente a un recurso interpuesto por el militar con fecha 11 de agosto de 2011 ante el Ministro del Poder Popular para la Defensa de su exclusión de la lista del personal militar ascendido". Leer más aquí.

El caso AA40A2012000733 tuvo como ponente la magistrada Yolanda Jaimes Guerrero y no fue favorable para el demandante.

¿Arrimado o espiando a la oposición?

Fortoul Ochoa estuvo como testigo electoral en las elecciones de 2015 y fue designado como secretario de mesa en la Unidad Educativa Colegio Teresiano de Nuestra Señora de Coromoto en el Paraíso. Según consta en el presente documento publicado por Vente, el partido de la Libertad el militar estuvo presente en ese centro de votación.

Se le solicitó Fe de Vida en 2014

El 18 de noviembre de 2014 apareció en una lista de los miembros de la reserva militar activa que no habían consignado la fe de vida ante la instancia del gobierno bolivariano. Se les solicitó -privada y públicamente- someter ante las autoridades un documento para verificar que estaba vivo. Lea más aquí.
    
EEUU lo busca por delitos de narcotráfico en 2016                                             
        El una investigación realizada por las agencias federales del gobierno de los Estados Unidos en los años 2008-2010, Darry Francisco Fortoul Ochoa aparece como parte de un grupo de militares venezolanos que colaboraron con los cárteles de la droga para facilitar el tránsito y los envíos de cocaína desde Venezuela a los EEUU.

    En un documento, que permanece sellado en la Corte del Distrito Este de Nueva York, los fiscales de Manhattan, Preet Bharara y de Brooklyn, Robert L. Capers señalan que el oficial venezolano cumplió órdenes del general Néstor Reverol, quien para la época (2008-2009) era director de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y del subdirector de la misma agencia, Edilberto (Edylberto) Molina Molina para ayudar a los narcotraficantes a mover la droga sin ningún tipo de limitación por el territorio venezolano.

Darry Francisco Fortoul Ochoa es uno de los cuatro oficiales cuyos nombres aparecen involucrados en expedientes de militares venezolanos ligados al narcotráfico. Los nombres de los otros tres efectivos no han sido revelados hasta ahora, ya que forman parte de una investigación en curso. 

Se conoció que las autoridades norteamericanas hicieron las gestiones pertinentes para buscar al acusado y ponerlo bajo custodia de la justicia estadounidense desde inicios de 2016.

Esta historia continuará....
  





jueves, 25 de agosto de 2016

EEUU declara fugitivos de la justicia a militares venezolanos Néstor Reverol y Edylberto Molina Molina

Por Maibort Petit 
@maibortpetit 


El gobierno estadounidense incluyó los nombres del mayor general Néstor Luis Reverol Torres y del general Edylberto Molina en la lista de fugitivos de la justicia estadounidense, de acuerdo con un documento que fue entregado en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, con sede en Brooklyn.


Las gestiones hechas por el equipo de Loretta Lynch, fiscal general de Estados Unidos, incluye la información de los dos militares acusados de conspirar para traficar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos desde Venezuela, entre enero 2008 y diciembre de 2010, de manera intencional y con conocimiento de que la droga que enviaban era ilegal y conllevaba acciones legales y criminales.

Lynch envió una comunicación a los jueces de Distrito Este de Nueva York, Frederick Block y Allyne Ross, en la que da una explicación de los delitos de los cuales acusan a Reverol y a Molina, y advierte que ambos forman parte del mismo caso y son acusados del mismo delito: conspiración para traficar narcóticos a Estados Unidos.

Lynch trabaja este caso con un equipo integrado por los fiscales Walter Norkin y Gina Parlovecchio.

Congelación de bienes. La acusación también informa que las propiedades de ambos acusados son objeto de confiscación de acuerdo con lo establecido en el código de Estados Unidos. El gobierno podrá confiscar toda propiedad que proceda y haya sido obtenida como resultado de la actividad criminal por la cual están siendo acusados.

En este caso, asegura la documentación, las propiedades objeto de confiscación no podrán ser traspasadas, vendidas, depositadas o transferidas a terceros, colocarse bajo jurisdicción de la Corte, disminuirle el valor o ser divididas.

Motivado a que los dos acusados no están en custodia de Estados Unidos se espera que en los próximos días sus nombres, información y fotografías aparezcan en la lista de los fugitivos buscados y que tanto Interpol como los otros organismos de seguridad internacional tengan todos los elementos legales para proceder a su captura donde se encuentren.

En el expediente se señala que el ex comandante general de la GNB y director de la Oficina Nacional Antidrogas y el subdirector de esa misma dependencia oficial “recibían pagos de los narcotraficantes para recibir alertas de futuros operativos, los lugares donde los agentes iban hacer las requisas y el tiempo de las mismas de tal manera que tuviesen tiempo para mover la droga de lugar y buscar rutas alternativas para sacar el producto de Venezuela”.

La acusación del Gran Jurado de Nueva York añade que gracias a la colaboración de los dos acusados los carteles de la droga lograron operar en Venezuela, recoger la cocaína en Colombia y llevarla a Estados Unidos vía México y Centroamérica. Los cargamentos que salían de Venezuela consistían en “cientos de kilos de cocaína, muchas veces excedían los miles de kilos en un solo envío”.

martes, 2 de agosto de 2016

EEUU ordena congelación de bienes de militares chavistas acusados de delitos de narcotráfico

Por Maibot Petit
@maibortpetit


Tal como procede en este tipo de casos, la fiscalía estadounidense a cargo de Loretta  E. Lynch, envió a la corte del Distrito Este de Nueva York un documento de alegación de confiscación penal donde establece que, todas aquellas propiedades que existan en territorio norteamericano a nombre de los dos militares venezolanos acusados por delitos de narcotráfico, Néstor  Luis Reverol Torres y Edylberto (Edilberto) José Molina Molina son objeto de confiscación de acuerdo a lo establecido en el título 21 del Código de los EEUU. 


El documento señala que las autoridades podrán confiscar toda propiedad pertenecientes a los dos militares imputados que se encuentren en el país y que procedan con lo establecido en la ley , lo que indica que dichos bienes hayan sido obtenidos como resultado de la actividad criminal por la cual están siendo acusados. 

La acusación dice que las propiedades que pueden ser objeto de confiscación no podrán ser traspasadas, vendidas, depositadas o transferidas a terceros; colocarse bajo jurisdicción de la corte, disminuirle  el valor o ser divididas.

La acusación formal

Este lunes, el gobierno norteamericano acusó formalmente a dos militares chavistas de alto rango, Néstor Luis Reverol Torres(51) y Edilberto José Molina Molina(53) de participar en un esquema de corrupción para traficar narcóticos a los Estados Unidos, aprovechando sus posiciones claves en la Oficina Nacional Antinarcóticos (ONA). Los dos acusados ocupaban las más altas posiciones en la agencia de lucha contra las drogas en Venezuela durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez, y en lugar de hacer cumplir la ley, los dos oficiales conspiraron con conocimiento de causa y ayudaron a los cárteles a sacar la droga de Venezuela a cambio de un pago de comisiones.

La investigación sobre Néstor Reverol y Edylberto (Edilberto) Molina fue entregada  a Corte Federal del Distrito Este de Nueva York con sede en Brooklyn en enero de 2015, y desde ese momento hasta este lunes 01 de agosto de 2016, la acusación aprobada por el Gran jurado de Nueva York, estuvo sellada por diversas razones.

De acuerdo al documento el ex director general de la Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela, Néstor Luis Reverol y el exsubdirector de esa misma agencia, Edilberto Molina Molina habrían recibido onerosos pagos por parte de narcotraficantes para operar sin limitaciones en territorio venezolano. 

"Los acusados eran pagados por los narcotraficantes para recibir alertas de futuros operativos, los lugares donde los agentes de la ley iban hacer las requisas y el tiempo de las mismas, de tal manera que tuviesen tiempo para mover la droga de lugar y buscar rutas alternativas para sacar el producto de Venezuela", dice el expediente.

La acusación del Gran Jurado de Nueva York asegura que  Reverol Torres y  Molina Molina entorpecieron las investigaciones que se realizaban para descubrir la ruta de la droga, los criminales envueltos en el negocio ilícito, y en muchas ocasiones trabajaban para evitar que los criminales fueran atrapados y extraditados a terceros países, entre ellos, Estados Unidos. 

Señala que gracias a la colaboración de los dos acusados, los cárteles de la droga lograron operar en Venezuela, recoger la cocaína en Colombia, y llevarla a los Estados Unidos vía México y Centroamérica. Los cargamentos que salían de Venezuela consistían  típicamente en cientos de kilos de cocaína, muchas veces, excedían los miles de kilos en un solo envío. Esos narcóticos eran enviados de manera ilegal a los EEUU.

Asimismo, la acusación sostiene que Néstor Reverol y Edylberto (Edilberto)  Molina conocían que la droga era enviada a los Estados Unidos, y que dichos envíos eran ilegales, por lo cual cometieron el delito de conspirar para distribuir cocaína, en un esquema II (sustancia controlada), conociendo y entendiendo que la droga iba a ser enviada a EEUU, violando el Título 21 del Código de los Estados Unidos, en las secciones 959(a) y 960(a) (3).

El monto de cocaína envuelto en la conspiración atribuible a los acusados, como resultado de sus actos, es superior a los cinco gramos o más de cocaína, con lo cual también se les acusa de la violación de Código de los EEUU, Título 21, secciones 963, 959(c), y  960 (b) (1) (B) (ii). Además del título 18 secciones 3238 y 3551.