Mostrando entradas con la etiqueta Maria Corina Machado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Maria Corina Machado. Mostrar todas las entradas

miércoles, 7 de octubre de 2020

Encuesta entre el sector militar refleja baja aceptación de Juan Guaidó como Comandante en Jefe

  Los militares recomiendan a  Guaidó "desmarcarse de cualquier evento que contraríe la ética y el honor del Comandante en Jefe de la FAN".
 
Por Maibort Petit

   En una encuesta hecha a militares venezolanos de la Reserva Activa, que incluyó  70 efectivos del Ejército; 19 de la Armada; 22 de la Aviación; 81 de la Guardia Nacional que sostuvo un encuentro con el presidente interino, Juan Guaidó refleja que el líder opositor no cuenta con el mayor porcentaje de aceptación entre los militares como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales, alcanzando un 23%. 
   Los resultados de la encuesta de aceptación y rechazo se incluyen en un informe elaborado luego de un  Encuentro que sostuvo el presidente Interino, Guaidó con la Reserva Activa, con fecha 11 de septiembre de 2020.
   
   En dicho informe se formulan una serie de recomendaciones a Guaidó, a objeto de que tome decisiones acertadas en la actual coyuntura con el respaldo de la Fuerza Armada Nacional.

Estamos en guerra


 "Estamos en guerra. Y en la guerra, lo fundamental para un comandante es tomar decisiones, principalmente para un Comandante en Jefe”, fue la gran recomendación del informe que recoge una serie de consideraciones destinadas a que la presidencia interina de Venezuela tome las decisiones respecto al destino del país.
  Se advierte que la actual coyuntura venezolana indica que los errores del liderazgo opositor, cometidos a lo largo de veintidós años de revolución bolivariana, son una consecuencia de la pretensión de querer adaptar la realidad a los planes personales y políticos, cuando la lógica indica que es, al contrario: los planes deben adaptarse a la realidad.
  Llaman la atención al hecho de que después de tanto tiempo en revolución no se conoce al régimen y se lo subestima, “y lo peor, nos sobreestimamos”, advierten.

  El informe refiere que siendo Juan Guaidó el principal líder de la oposición y quien encabeza el gobierno provisional, sin haber cesado hasta ahora la usurpación, este debe mejorar su relación con la Fuerza Armada Nacional y con el grupo militar que lo reconoce oficialmente de modo que pueda garantizarse las condiciones de gobernabilidad y estabilidad en el ejercicio de sus funciones, condiciones indispensables para conducir al país a unas elecciones libres.

  Se explica que, para ello, Guaidó “debe establecer una línea de trabajo política y estratégica para construir, establecer y consolidar en un corto plazo, un apoyo sólido del sector militar en esta especial coyuntura en Venezuela”.

  El reporte advierte que en las fuerzas armadas nacionales es común la aplicación de encuestas, pues es un instrumento que permite medir la opinión del cuerpo castrense respecto a la política, lo económico, lo social y lo militar. Se afirma que el DGCIM suela hacerlas, como también es práctica rutinaria de las agencias de inteligencia de los componentes, el estado mayor conjunto y en general en toda la institución. Se precisa que, en toda repartición militar, los comandantes utilizan este instrumento como un perfecto mecanismo para sacar conclusiones, presentar recomendaciones y tomar decisiones.

  En la encuesta participaron 321 militares de los cuales efectivamente participaron 235, de los cuales 14 eran generales y almirantes; 77 eran oficiales superiores; 67 eran oficiales subalternos; 34 pertenecían a la tropa profesional; 9 forman parte de cuerpos de policía; 7 eran familiares directos de activos; y 6 eran de la marina mercante.
 
    Cuando se les preguntó que evaluaran la exposición de Guaidó en la teleconferencia, apenas el 14% la calificó de excelente, 24% buena, 35% regular y un 27% deficiente. Estos números son altamente preocupantes.

Guaidó no conoce los temas de Seguridad y Defensa

 Los resultados a esta pregunta son aún más alarmantes. Sólo un 6 % cree que tiene conocimiento excelente sobre Seguridad y Defensa, 23% bueno, 42% regular y 29 % deficiente.

Sobre seguridad y defensa

  Se insta a que Juan Guaidó designe un Coordinador General de Seguridad y Defensa, lo cual es una exigencia colectiva del sector militar. Se indica que esta decisión permitiría disponer de un vocero del gobierno interino hacia la FAN, quien sería un enlace viable y con autoridad entre los miembros de la institución armada y la sociedad civil.

  Del mismo se conmina a Guaidó a incluir el tema de seguridad y defensa en el Plan País, una decisión que podría en las manos de la FAN las tareas de recuperación de la democracia, la vigencia del estado de derecho y la constitución nacional en Venezuela, al tiempo que se le otorgaría la importancia debida al tema en las etapas de antes, el durante y el después del cese de la usurpación.

  Aunado a esto, la Asamblea Nacional debe reformar la Ley Orgánica de la FAN, especialmente en el título correspondiente a la Milicia Nacional Bolivariana (Artículos 74 al 86), en virtud de que este componente de hecho es el principal soporte armado del régimen, aparte que, de derecho, es inconstitucional.

  Se subraya que la consideración de la FAN en el pacto unitario al que se invoca, debe hacerse atendiendo lo establecido en artículo 328 de la Constitución Nacional, especialmente en “...en el cumplimiento de sus funciones (La FAN) está al servicio exclusivo de la nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.

Comunicación permanente

  El informe llama a mantener un canal de comunicación permanente con los militares a través de los integrantes de la Reserva Activa. Se recuerda que en el ejercicio del liderazgo dentro de la Fuerza Armada Nacional es fundamental comunicarse e informar a los integrantes de la institución.

 Se alerta que para que Juan Guaidó pueda desarrollar la condición constitucional de Comandante en Jefe de la FAN e influir en la institución que tendrá un nivel protagónico en el desenlace de la actual coyuntura política, el mandatario debe establecer una comunicación constante y oportuna sobre la actual realidad política y militar.

“La FAN es el principal sector que le garantizará gobernabilidad y estabilidad durante el gobierno provisorio”, se sentencia.

Dejar de lado los compromisos políticos

  Se le recomienda a Guaidó tomar todas “estas decisiones, independientemente y aisladas de los compromisos políticos con las organizaciones e individualidades que respaldan su gestión como presidente interino”.

  Este consejo se emite en razón de que, de acuerdo a los códigos del ejercicio del comando dentro de la institución armada, establecen que solamente el comandante es responsable de lo que se haga y deje de hacer en los cuarteles, “eso se constituye en la aceptación o el rechazo al ejercicio del mando. Esta particularidad se extiende también a la condición constitucional del Comandante en Jefe de la FAN en el tenor del artículo 328 al expresar ‘La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley’”.

Autoridad moral

  De manera categórica se advierte que el presidente Juan Guaidó debe desmarcarse de cualquier evento que contraríe la ética y el honor.

  Tala alerta se formula de acuerdo a la visión que sobre la figura del presidente de la república se manejaba en la Fuerza Armada Nacional hasta 1998, cuando se promovía al presidente íntegro e identificado con los valores y principios que hicieron de la FAN una de las instituciones más sólidas del estado venezolano.

  Guaidó, dicen, debe reforzarse en la autoridad moral de un verdadero Comandante en Jefe tomando decisiones en el contexto de la realidad política económica, social y militar que vive la nación venezolana.

No a la ambigüedad

  El informe hace mención a la existencia de una visión generalizada entre los oficiales generales y almirantes, oficiales superiores y oficiales subalternos, y la tropa profesional consultada, acerca de la ambigüedad que Juan Guaidó ha exteriorizado en temas como la operación militar ejecutada el 30 de abril de 2019 y la denominada operación Gedeón.

  La mayoría de los encuestados tradujo tal circunstancia como una ausencia de compromiso al final y como el abandono de un Comandante en Jefe a sus subalternos ante resultados adversos.

No a la amnistía de violadores de DDHH

  El informe de la encuesta recoge la opinión que considera la ley de amnistía y el llamado a la deserción formulados por el presidente interino, Juan Guaidó, como pésimas decisiones del Comandante en Jefe durante los eventos desarrollados en la frontera con Colombia el año 2019.

  Estimó la reserva activa que amnistiar a violadores de derechos humanos entraña un mensaje contradictorio hacia el seno de la institución armada.

  Del mismo modo, rechazaron la deserción dado que históricamente ésta en combate ha sido un estigma casi en contigüidad con la traición a la patria.

  Ambos temas —amnistía y deserción— convertidos en un mensaje positivo hacia el sector militar como audiencia objetivo, tuvieron un impacto contradictorio y contrapuesto a los objetivos previstos.

De cara a las elecciones

  La reserva activa llama al presidente Guaidó a incorporar estas recomendaciones, junto a otras de carácter operativo y reservadas, a la estrategia prevista a enfrentar las elecciones parlamentarias convocadas por el régimen usurpador para el 6 de diciembre de 2020.

  Estiman que tal acción constituiría un fuerte mensaje del presidente interino Juan Guaidó hacia la institución armada, en su condición constitucional de Comandante en Jefe de la FAN.

Fijar posición respecto a los presos militares

  Al sector castrense le inquieta y preocupa el hecho de que el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional no le haya dado el protagonismo que se merecen los presos militares en el discurso del mandatario interino.

   Es decepcionante para la reserva activa que en el discurso opositor y especialmente en el Comandante en Jefe, los centenares de presos militares en las cárceles del régimen hayan sido ignorados.

  Consideran que las graves violaciones a los derechos humanos y el especial ensañamiento manifestado por el régimen usurpador contra los presos militares, deben formar parte prioritaria del discurso del Comandante en Jefe de la Fuerza Armada.

  En tal sentido, se recomienda visibilizar en el discurso del liderazgo opositor, los nombres y apellidos de los presos militares, tal es el caso del capitán (GN), Juan Carlos Caguaripano; el Capitán de Navío, Luis de La Sotta; el Teniente Coronel (EJ.), Igber Marín Chaparro; el Capitán de Corbeta, Carlos Mac Sotay Rausseo; el general de división (Av.), Oswaldo Hernández; el Coronel (Av), Ruperto Molina Sánchez; entre otros, quienes son preocupación permanente de sus compañeros de armas.

  Asimismo, expresan la necesidad de mantener enarbolada la bandera de la protesta por las muertes como las del Capitán de Corbeta, Carlos Acosta Arévalo y del Inspector, Oscar Pérez. “Especial mención se hace a la indiferencia con los policías metropolitanos, presos desde hace 17 años. No son militares pero la crueldad del régimen es un claro mensaje hacia los militares”.

Claridad

  La reserva activa hace referencia al hecho de que el actual periodo constitucional finaliza el venidero 5 de enero de 2021 y ante tal circunstancia no se le ha aclarado lo suficientemente a la opinión pública, cuál será el panorama político y constitucional del ejercicio de la presidencia interina luego de esa fecha.

  Se refiere que el presidente, Juan Guaidó, en su condición de Comandante en Jefe de la FAN, no ha definido y precisado la línea conceptual actual y su posición ante el apoyo de la comunidad internacional, encabezado por Estados Unidos y el presidente Donald Trump.

  Alertan que temas como el llamado a las elecciones por parte de la revolución y un grupo de la oposición para el venidero 6 de diciembre de 2020, la intervención militar como mecanismo viable de la solución al problema venezolano, los alcances del convenio con la DEA y la fragmentación del liderazgo de la oposición, contribuyen a la indeterminación que se proyecta hacia la FAN y su posibilidad de aportar eficientemente hacia el desenlace de la crisis venezolana. Igual consideración se hace la consulta popular anunciada por el Comandante en Jefe.

  Finalmente, el informe de la encuesta expresa que estas indefiniciones le otorgan al régimen usurpador más márgenes de maniobra política y militar para su permanencia en el poder.