Mostrando entradas con la etiqueta Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de octubre de 2020

Conozca cuál fue el papel de los hermanos Martinelli Linares en la trama de corrupción de Odebrecht

   Supuestamente habrían actuado como intermediarios para que un alto funcionario de gobierno de Panamá entre 2009 y 2014 recibiera los sobornos de la empresa brasileña.

Por Maibort Petit

   La documentación presentada ante el Tribunal del Distrito este de Nueva York revela cómo habría sido la participación de Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, en la trama de corrupción en la cual, supuestamente, la empresa constructora brasileña Odebrecht pagó sobornos a un alto funcionario de gobierno de Panamá para obtener millonarios. Contratos entre 2008 y 2014.


   El 27 de junio de 2020, el Agente Especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por las siglas en inglés de Federal Bureau of Investigation), quien se desempeña en la Unidad de Corrupción Internacional en la División de Nueva York, presentó ante el tribunal del Distrito Este de Nueva York, detalló en una declaración jurada los detalles de la presunta participación de los Martinelli Linares en el esquema corrupto.

  El agente especial del FBI declaró que, entre agosto de 2009 y enero de 2014, los acusados Martinelli Linares, junto con otros, participaron en el esquema de soborno de Odebrecht al, entre otras cosas, actuando como intermediarios para el pago de sobornos y la provisión de otras cosas de valor que Odebrecht ofreció y entregó al Funcionario de Gobierno de Panamá. Entre otras cosas, Luis y Martinelli Linares establecieron cuentas bancarias offshore a nombre de sociedades fantasma offshore que les permitían recibir y disfrazar los pagos de sobornos de Odebrecht realizados en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá.

  En cumplimiento del esquema de soborno, aproximadamente entre agosto de 2009 y septiembre de 2015, los imputados, junto con otros, abrieron y administraron cuentas bancarias secretas a nombre de empresas fantasma en jurisdicciones extranjeras, que fueron utilizadas para recibir, transferir y entregar pagos de sobornos que Odebrecht hizo y provocó que se hicieran en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Específicamente, Luis Martinelli y Ricardo Martinelli establecieron sociedades pantalla en jurisdicciones extranjeras; sirvieron como signatarios de algunas de las cuentas bancarias de la empresa fantasma; y realizaron transferencias electrónicas a través de la estructura de las cuentas bancarias de la empresa fantasma para ocultar y gastar las ganancias del soborno.

   Entre 2009 y 2012, los demandados abrieron cuentas bancarias en Suiza con el propósito de recibir, transferir y entregar pagos de sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Esto ocurrió utilizando la Compañía Offshore A el Banco; la Compañía Offshore B el Banco 2; la Compañía Offshore C el Banco 3; la Compañía Offshore del Banco 4; y la Compañía Offshore E, la Compañía Offshore F, la Compañía Offshore G y la Compañía Offshore H, todas en Banco 5.

   Explicó Lewandowski que la apertura y operación de las Cuentas de Sociedades Offshore se hizo con el objetivo de promover, asistir, facilitar, encubrir y actuar como intermediarios para el pago de sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Esto para que la citada Odebrecht obtuviera una ventaja comercial indebida para suscribir contratos en Panamá.

  Entre 2009 y 2012, las Cuentas de Sociedades Offshore recibieron aproximadamente USD 28 millones en sobornos de Odebrecht en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá. Al menos USD 19 millones de los ingresos de esos sobornos se transfirieron a través de cuentas bancarias corresponsales de EE. UU., entre ellos Banco 6 y el Banco 7 en Nueva York, Nueva York, a las cuentas de empresas offshore.

  El agente del FBI refirió que los registros financieros muestran que el 27 de julio de 2010, se hizo una transferencia bancaria de USD 350.000 dólares desde una cuenta bancaria de una empresa fantasma en el extranjero controlada por Odebrecht y ubicada en Portugal, a la cuenta de la Compañía A en el Banco 1, a través de una cuenta en Bank 6 en Nueva York, Nueva York.

 Después, los acusados Luis Martinelli y Ricardo Martinelli, realizaron numerosas transacciones financieras adicionales a través de bancos estadounidenses, algunos Nueva York, que involucraron el producto de los pagos de sobornos de Odebrecht.

  El 11 de febrero de 2013, el demandado Luis Martinelli transfirió USD 346.500.00 de la cuenta de la Compañía Offshore I en el Banco 2, a través de una cuenta en el Banco 6 en Nueva York, a una cuenta en Nueva Jersey en el Banco 9. Los registros obtenidos de un corredor de yates en Nueva York muestran que esta transferencia fue un pago parcial por la compra de una embarcación.

  Entre estas operaciones irregulares, el agente del FBI menciona que el 12 de noviembre de 2013, los demandados transfirieron USD 899.978,32 de la cuenta de la Compañía Offshore A en el Banco 1, a la Compañía Offshore E cuenta en Bank 5, a través de una cuenta en el Banco Corresponsal 3 en Nueva York.

  El 10 de diciembre de 2013, los acusados transfirieron USD 30.887,21 de la cuenta de la Compañía Offshore A en el Banco 1 a la cuenta E de la Compañía Offshore en el Banco 5, a través de cuentas en el banco 8 en Nueva York.

  El 26 de agosto de 2015 Luis Martinelli transfirió USD 570.000 de la cuenta de la Compañía Offshore I en el Banco 2 a través de una cuenta en el Banco 6 en Nueva York, a una cuenta en el Banco 6 en Florida. Los registros muestran que esta transferencia fue un pago parcial por la compra de un condominio en Miami por una corporación de Florida a nombre de Luis Enrique Martinelli Linares.

  El agente especial del FBI solicitó a la corte que emitiera órdenes de aprehensión en contra de Luis Martinelli y Ricardo Martinelli.

Declaración del agente del FBI

  En esa misma fecha, en su declaración jurada ante el juez Robert M. Levi, titular del Tribunal del Distrito Este de Nueva York, Michael Lewandowski, pidió el sellado de los documentos de la investigación.

  El agente Lewandowski solicitó que se  sellaran todos documentos presentados en apoyo de su solicitud, incluida la denuncia y las órdenes de arresto relacionadas, dado que se corresponden a una investigación criminal en curso que no es pública ni conocida por todos los objetivos de la averiguación.

  Alertó al juez de que no todos los implicados serían arrestado en ese momento y subrayó que tanto Luis como Ricardo Martinelli Linares se encontraban en libertad, requiriéndose el sellado de los documentos para evitar que los imputados fueran detenidos y procesados.

  El gobierno señala como excepción limitada al sellado, compartir la denuncia y/o las órdenes de arresto relacionadas con otras agencias de aplicación de la ley.

Declaración de la Fiscal en apoyo a la extradición

  El 27 de julio de 2020, la Fiscal Federal Auxiliar del Distrito Este de Nueva York, Julia Nestor, declaró bajo juramento ante el Juez de primera instancia de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Robert M. Levy, en apoyo a la solicitud de extracción de Luis Enrique Martinelli Linares.

   Nestor trabajó en el caso contra Luis Enrique Martinelli Linares, titulado Estados Unidos contra Ricardo Alberto Martinelli Linares y Luis Enrique Martinelli Linares, numerado 20-M- 498, surgido de una investigación a Odebrecht S.A., empresa brasileña que opera en 27 países y que promovió un esquema de soborno masivo y lavado de dinero en el que participaron los acusados.

Los cargos

  Refiere Julio Nestor que un Juez de Primera Instancia del Distrito Este de Nueva York firmado una demanda el 27 de junio de 2020 contra Luis Enrique Martinelli Linares, acusándolo de conspiración para cometer lavado de activos, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 195 (h), 1956 (a) (I) (B) (i), 1956 (a) (2) (A) y 1957; y luego se emitió una orden de arresto en su contra, por parte de un Juez Magistrado del referido circuito judicial.

   Este juez magistrado acusó a Luis Enrique Martinelli Linares, el 20 de julio de 2020, de conspiración para cometer lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1956 (h), 1956 (a) (1) (B) (i), 1956 (a) (2) (A) y 1957; de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1956 (a) (1) (B) (i) y 2; y de lavado de dinero, en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1957 y 2.

  Explica la fiscal que acumuló todas las diligencias judiciales practicadas contra Luis Martinelli como es la práctica frecuente en al Tribunal del distrito Este de Nueva York.

  La fiscal Nestor explica que según las leyes de Estados Unidos el delito de conspiración es simplemente un acuerdo para violar leyes penales, subrayando que el acto de combinar y acordar con una o más personas para violar la ley estadounidense es un crimen en sí mismo. Tal acuerdo no necesita ser formal y puede ser simplemente un entendimiento verbal.

  En este sentido, Julia Nestor refiere que la Demanda Enmendada acusa a Luis Enrique Martinelli Linares de conspiración para cometer lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (h). Añade que respecto al cargo de conspiración para cometer lavado de activos se debe acreditar que el imputado celebró un acuerdo con una o más personas para cometer lavado de activos. La pena máxima de prisión por este delito es una pena de 20 años de prisión.

  La fiscal dice que respecto a los dos delitos de encubrimiento de lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (1) (B) (i) que también se le imputa a Luis Martinelli, se debe demostrar que este realizó o intentó realizar una transacción financiera que involucraba bienes que constituían el producto de un delito de soborno a un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá; que este sabía que la propiedad involucrada en la transacción financiera era producto de alguna forma de actividad ilícita; y que también sabía que la transacción fue diseñada total o parcialmente para ocultar o disfrazar la naturaleza, ubicación, fuente, propiedad o control del producto de un delito de cohecho de un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá. La pena máxima de prisión por una violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (1) (B) (i), según se imputa en la Demanda Enmendada, es una pena de 20 años de prisión.

  Igualmente, la Demanda Enmendada también acusa a Luis Martinelli Linares de dos delitos de gastos de lavado de dinero en violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957, por lo que se debe demostrar  que participó o intentó participar a sabiendas en una transacción monetaria; que involucraba bienes de origen criminal; que la propiedad tenía un valor superior a USD 10.000; que la propiedad, de hecho, se derivó de un delito de cohecho de un funcionario público en violación del Código Penal de la República de Panamá; y que la transacción ocurrió en Estados Unidos. La pena máxima de prisión por una violación del Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957, según se imputa en la Demanda Enmendada, es una pena de 10 años de prisión.

  A Luis Enrique Martinelli Linares también se le señala de cometer dos delitos de encubrimiento de lavado de dinero y dos delitos de lavado de dinero de gastos al ayudar e incitar a los delitos, según lo dispuesto en el Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 2.

  Luego de otras consideraciones, Julia Nestor refirió al juez Levi que revisó a fondo el estatuto de limitaciones aplicable, comprobado que los cargos que se le imputan a Luis Martinelli se ajustan a la norma.

  Manifestó que Estados Unidos probará su caso contra Luis Enrique Martinelli Linares a través de varios tipos de evidencia, incluida información obtenida de testigos, registros bancarios, documentos de propiedad de la corporación, correos electrónicos y otras pruebas.

Los hechos

  La investigación señala que entre 2001 y 2016, Odebrecht, a través de algunos de sus empleados y agentes, y junto con otros co-conspiradores, participaron en un esquema de soborno masivo en el que los conspiradores acordaron con otros pagar corruptamente más de USD 700 millones en sobornos a servidores públicos, funcionarios extranjeros, partidos políticos extranjeros, funcionarios de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros para obtener y retener negocios en varios países del mundo, incluidos los funcionarios públicos y los servidores públicos en Panamá.

  Odebrecht ocultó la naturaleza, el origen, la propiedad y el control del producto de los beneficios del esquema de soborno al canalizar los ingresos del esquema a través de cuentas bancarias de empresas fantasma en el extranjero a los beneficiarios finales de los sobornos.

 Se identificó a Luis Enrique Martinelli Linares como un intermediario que aceptó y blanqueó pagos de sobornos de Odebrecht en nombre del “Funcionario del Gobierno de Panamá”, un alto funcionario del gobierno de ese país, entre 2009 y 2014, que era un familiar cercano suyo.

  Entre agosto de 2009 y julio de 2014, Luis Enrique Martinelli Linares y su hermano Ricardo Alberto Martinelli Linares, junto con otros, participaron en el esquema de soborno de Odebrecht al, entre otras cosas, actuar como intermediarios de pagos corruptos y la provisión de cosas de valor que Odebrecht ofreció y entregó al Funcionario de Gobierno de Panamá. Los acusados establecieron cuentas bancarias offshore a nombre de sociedades fantasma offshore para recibir y disfrazar los pagos de sobornos de Odebrecht realizados en beneficio del Funcionario del Gobierno de Panamá.

  Desde agosto de 2009 hasta septiembre de 2015, Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares, junto con otros abrieron y administraron cuentas bancarias secretas a nombre de empresas pantalla en jurisdicciones extranjeras, las cuales se utilizaron para recibir, transferir y entregar los pagos de sobornos que Odebrecht hizo en beneficio del Funcionario de Gobierno de Panamá.

   Específicamente, los demandados establecieron sociedades fantasma en jurisdicciones extranjeras; sirvieron como signatarios de algunas de las cuentas bancarias de la empresa fantasma; y las transferencias electrónicas enviadas personalmente y provocadas a través de la estructura de las cuentas bancarias de la empresa fantasma para ocultar y gastar las ganancias del soborno.

 


 


 


 


 


lunes, 12 de octubre de 2020

Hermanos Martinelli batallan en Guatemala para evitar extradición a EE. UU.

  Desde su detención en Guatemala bregan para no tener que enfrentar cargo en la Corte del distrito Este de Nueva York donde son solicitados.

Por Maibort Petit

  Bajo una acusación por lavado de dinero, fueron apresados en Guatemala, los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño, Ricardo Martinelli, quien gobernó la nación centroamericana entre 2009 y 2014.

  Los hijos del exmandatario panameño son solicitados en extradición por Estados Unidos, lo cual fue confirmado por la Cancillería de Guatemala el pasado 4 de septiembre[1].

  De los Martinelli Linares se desconocía su paradero desde hacía un año y fueron arrestados en el aeropuerto internacional La Aurora, cuando intentaba abordar un vuelo humanitario hacia Panamá.

 Se los acusa de recibir sobornos de la empresa Odebrecht para la obtención de contratos. También están implicados un escándalo que se conoce como "Blue Apple", una trama similar a la de la brasileña, pero con empresas panameñas.

  Odebrecht que se declaró culpable el 21 de diciembre de 2016 en el Distrito Este de Nueva York, estableció un esquema corrupto implicó el pago de más de USD 700 millones en sobornos a funcionarios gubernamentales, servidores públicos, partidos políticos y otros en Panamá y otros países del mundo para obtener y retener negocios para la empresa[2].

  Los hijos del expresidente panameño eran investigados desde hacía unos meses y alegan inmunidad por su condición de diputados suplemente al Parlamento Centroamericano desde junio de 2019[3].

 Investigaciones de la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos incluyeron reuniones que los demandados sostuvieron con un agente federal, pero no se han dado detalles al respecto.

  Se dice que los sobornos por los cuales los Martinelli Linares sirvieron de intermediarios, estaban destinados a quien en la demanda se identifica como “Funcionario del Gobierno de Panamá”, quien ostentó un alto rango 2009 y 2014 y de quien los demandados son familiares cercanos. La descripción hace presumir que se estaría hablando del expresidente, Ricardo Martinelli, cuyo periodo de gobierno coincide con los años señalados.

  La defensa de Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares brega en Guatemala por evitar la extradición a los Estados Unidos, donde deberán enfrentar un proceso en el Tribunal del Distrito Este de Nueva York[4]. En el país centroamericano el caso se lleva por separado[5].

  Entretanto, el expresidente Ricardo Martinelli, asegura que el caso de sus hijos fue “fabricado” por Juan Carlos Varela[6].

Demanda enmendada y solicitud de aprehensión

  El 27 de junio de 2020, el Agente Especial de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por las siglas en inglés de Federal Bureau of Investigation), quien se desempeña en la Unidad de Corrupción Internacional en la División de Nueva York, presentó ante el tribunal del Distrito Este de Nueva York, una Demanda Enmendada en apoyo a la solicitud de detención de Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares, supuestamente incursos en el delito de lavado de dinero.

Los cargos

  Se indica que, entre agosto de 2009 y septiembre de 2015, dentro del Distrito Este de Nueva York y en otros lugares, los acusados junto con otros, actuaron sabiendas y conspiraron intencionalmente para cometer delitos bajo el Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 1956 y 1957, a saber:

  (a) transportar, transmitir y transferir fondos desde un lugar en los Estados Unidos hacia y a través de un lugar fuera de los EE. UU. y a un lugar en el país con la intención de cometer un delito contra una nación extranjera, mediante el soborno de un funcionario público, en violación del Código Penal de la República de Panamá; contrario al Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (2) (A);

 (b) realizar e intentar realizar transacciones financieras que involucran un delito contra una nación extranjera que implique el soborno de un funcionario público, en violación del Código Penal de la República de Panamá; saber que la propiedad involucrada representa el producto de alguna forma de actividad ilegal, y saber que la transacción fue diseñada para ocultar y disfrazar la naturaleza, ubicación, fuente, propiedad y control del producto de la actividad ilegal especificada, lo cual es contrario al Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1956 (a) (1) (B) (i); y

(c) participar e intentar realizar una transacción monetaria en una propiedad derivada delictivamente de un valor superior a USD 10.000 y que deriva a un delito contra una nación extranjera que implique el soborno de un funcionario público, en violación de el Código Penal de la República de Panamá; contrario al Título 18, Código de los Estados Unidos, Sección 1957.

  Se estima que Luis Martinelli y Ricardo Martinelli, en las fechas establecidas, llevaron a cabo dentro del Distrito Este de Nueva York y en otros lugares, una transacción financiera que representa el producto de un delito contra una nación extranjera que involucra el soborno de un funcionario público, en violación del Código Penal de la República de Panamá.

  Sabían los demandados que la propiedad involucrada representaba el producto de alguna forma de actividad ilegal, y sabiendo que la transacción fue diseñada en su totalidad y en parte para ocultar y disfrazar la naturaleza, ubicación, fuente, propiedad y control de los ingresos de la actividad ilegal especificada.

Esto ocurrió de la siguiente manera:

12 noviembre de 2013

Transferencia bancaria de USD 899.978,32 desde el Banco 1, a través de cuentas en el Banco 8 en Nueva York, al Banco 5

10 de diciembre de 2013

Transferencia bancaria de USD 30.887,21 desde el Banco 1, a través de cuentas en el Banco 8 en Nueva York, al Banco 5

  Asimismo, los acusados se comprometieron a realizar una transacción monetaria hacia una institución financiera por un valor superior a USD 10.000, siendo que derivaba de un delito contra una nación extranjera que involucraba el soborno de un funcionario público, en violación del Código Penal de la República de Panamá.

11 de febrero de 2013

 Transferencia bancaria de USD 346.500 desde el Banco 2, a través  de una cuenta en New York, en el Banco 6, a una cuenta en Nueva Jersey.

26 de agosto de 2015

  Transferencia bancaria de USD 570.000 desde el Banco 2, a través de una cuenta en Nueva York, en el Banco 6, a una cuenta en Florida en el Banco 6

Los protagonistas de la trama

  La demanda identifica como participantes de la trama, en primer lugar, a los demandados, los hermanos, Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares, ambos con doble nacionalidad, panameña e italiana, quienes viajaron en varias oportunidades a los Estados Unidos durante el transcurso de la conspiración.

  Igualmente, a quien se identifica como “Funcionario del Gobierno de Panamá”, quien fue un funcionario gubernamental de alto rango en el país centroamericano entre 2009 y 2014. Los imputados eran familiares cercanos de este “servidor público”, como lo define el Código Penal de la República de Panamá.

  Luego tenemos a Odebrecht S.A., un holding brasileño que tenía su sede en Salvador, estado de Bahía, Brasil, y operaba en al menos otros 27 países, incluido Estados Unidos.

  Luego tenemos “Compañía A Offshore”, “Compañía Offshore B” y “Compañía Offshore C”, que eran corporaciones de las Islas Vírgenes Británicas. La “Compañía Offshore D” era una corporación de las Bahamas.

  Entretanto, "Sociedad offshore E", "Sociedad offshore F", "Sociedad offshore G", “Compañía Offshore H” y “Compañía Offshore I”, todas entidades corporativas.

  Igualmente, “Banco 1”, “Banco 2”, “Banco 3”, “Banco 4” y “Banco 5”, que eran instituciones financieras ubicadas en Suiza.

  Por su parte, "Bank 6", “Bank 7” y "Bank 8", eran bancos de EE. UU. que tenía cuentas corresponsales en Nueva York.

"Bank 9" era un banco de EE. UU.

El esquema criminal

  Recuerda Lewandowski que el 21 de diciembre de 2016, la empresa brasileña Odebrecht S.A. se declaró culpable en el Distrito Este de Nueva York de conspirar para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.

   Odebrecht admitió en aquel entonces que entre 2001 y 2016, a través de algunos de sus empleados y agentes, así como junto con otros co-conspiradores, participaron en un esquema de soborno masivo en el que se acordó pagar de manera corrupta más de USD 700 millones en sobornos a servidores públicos, funcionarios extranjeros, partidos políticos extranjeros, funcionarios de partidos políticos extranjeros y candidatos políticos extranjeros, para obtener y retener negocios en varios países del mundo, entre estos, Panamá.

  La empresa ocultó la naturaleza, fuente, propiedad y control de los ingresos del esquema de soborno al canalizarlos a los beneficiarios a través de un esquema de cuentas bancarias de compañías fantasmas.

  Odebrecht, junto con algunos de sus empleados y agentes, transfirió por vía electrónica desde sus cuentas bancarias a cuentas bancarias de sociedades fantasma extraterritoriales controladas por ella, incluso a través de cuentas con sede en Nueva York, como las de los Bancos Corresponsales identificados con los números 1, 2 y 3. Los fondos destinados a los pagos de sobornos ilegales se transfirieron luego a través de múltiples cuentas bancarias de compañías fantasma en todo el mundo, incluso en Nueva York, antes de llegar a los destinatarios finales del soborno.

  Igualmente Odebrecht utilizó un agente en los Estados Unidos para comprar sociedades fantasma offshore; enviar y recibir documentos para facilitar la apertura de dichas cuentas bancarias offshore a nombre de sociedades pantalla offshore; y enviar y recibir documentos, algunos de los cuales contenía información falsa y fraudulenta, para hacer que las transacciones financieras se llevaran a cabo desde cuentas bancarias de compañías fantasma en el extranjero, incluidas las transacciones financieras que utilizaron cuentas bancarias corresponsales de EE. UU.

CITAS

[1] Hola News. “Guatemala recibe pedido formal de EE.UU. para extraditar a hijos de Martinelli”. 4 de septiembre de 2020. https://holanews.com/guatemala-recibe-pedido-formal-de-ee-uu-para-extraditar-a-hijos-de-martinelli/

[2] Departamento de Justicia. “Dos personas acusadas por su participación en un plan de soborno y lavado de dinero que involucra a un exfuncionario gubernamental de alto rango en Panamá”. 6 de julio de 2020. https://www.justice.gov/usao-edny/pr/two-individuals-charged-their-role-bribery-and-money-laundering-scheme-involving-former

[3] DW. “Arrestan en Guatemala a hijos de expresidente Ricardo Martinelli”. 6 de julio de 2020. https://www.dw.com/es/arrestan-en-guatemala-a-hijos-de-expresidente-ricardo-martinelli/a-54073494

[4] Prensa Libre. “Caso de extradición de los Martinelli: abogado asegura que sala vulnera derecho al debido proceso”. 3 de octubre de 2020. https://www.prensalibre.com/guatemala/justicia/caso-de-extradicion-de-los-martinelli-abogado-asegura-que-sala-vulnera-derecho-al-debido-proceso/

[5] EFE. “Los procesos de los Martinelli esperan el desenlace de dos recusaciones en Guatemala”. 11 de agosto de 2020. https://www.efe.com/efe/america/politica/los-procesos-de-martinelli-esperan-el-desenlace-dos-recusaciones-en-guatemala/20000035-4316621

[6] Metro Libre. “Martinelli dice que el caso en contra de sus hijos fue ‘creado y fabricado por Varela’”. 10 de septiembre de 2020. https://www.metrolibre.com/nacionales/181594-martinelli-dice-que-el-caso-en-contra-de-sus-hijos-fue-%E2%80%9Ccreado-y-fabricado-por-varela%E2%80%9D.html


  

lunes, 6 de julio de 2020

Dos hijos del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli acusados en NY de lavado masivo de los sobornos pagados por Odebrecht

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Dos hijos del expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli fueron acusados por el gobierno de los Estados Unidos de haber facilitado un esquema de lavado de dinero masivo por más de $28 millones provenientes de sobornos pagados a su pa por  Odebrecht S.A.
   La denuncia penal fue revelada hoy lunes en la corte federal en Brooklyn en Nueva York en la cual se acusa a Luis Enrique Martinelli Linares y Ricardo Alberto Martinelli Linares, por sus papeles en un esquema de soborno masivo y lavado de dinero que involucra a la empresa constructora brasileña Odebrecht S.A.

    Luis Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron arrestados en el Aeropuerto Internacional la Aurora en Guatemala, debido a una orden de captura emitida por las autoridades de los Estados Unidos.

      El Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, Richard P. Donoghue anunció la acusación contra los hermanos de nacionalidad panameña, hijos del expresidente de ese país, Ricardo Martinelli.

   Donoghue estuvo acompañado por Brian C. Rabbitt, Fiscal General Adjunto interino de la División Criminal del Departamento  de Justicia y William F. Sweeney, Jr., Subdirector en Cargo, Oficina Federal de Investigaciones, Oficina de Campo de Nueva York (FBI).

    El 21 de diciembre de 2016, Odebrecht se declaró culpable de conspiración para violar las disposiciones antisobornos de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero por su participación en el pago de coimas y esquema de lavado de dinero. Este caso tuvo lugar en la Corte de Brooklyn.

     El esquema general de Odebrecht implicaba el pago de más de
$ 700 millones en sobornos a funcionarios del gobierno, servidores públicos, partidos políticos y otros entes en Panamá, aunado a otros países del mundo para obtener y retener negocios para la compañía. 

    Se alega que los acusados ​​participaron en el plan por, entre otros medios, servir como intermediarios para lavar  aproximadamente $ 28 millones en pagos de sobornos hechos por la dirección de Odebrecht a un funcionario del gobierno de entonces de alto rango en Panamá (funcionario del gobierno de Panamá), quien era un pariente cercano de los acusados. 

    Luis  Martinelli Linares y Ricardo Martinelli Linares fueron acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

      La demanda alega que, entre aproximadamente agosto de 2009 y enero de 2014, los acusados ​​facilitaron el pago de sobornos de Odebrecht que beneficiaban a un funcionario del gobierno de Panamá. 

    Los acusados tomaron una serie de pasos que incluyeron abrir y administrar cuentas bancarias secretas a nombre de compañías fantasmas en jurisdicciones extranjeras. Estas cuentas bancarias secretas se utilizaron para recibir, transferir y entregar los pagos del soborno. 

    Los acusados ​​sirvieron como firmantes de algunos de las cuentas bancarias de la compañía fantasma y, personalmente,  enviaba transferencias bancarias a través de la estructura de cuentas bancarias de compañías de maletín para ocultar y gastar sobornos producto de la corrupción.

     Muchas de estas transacciones financieras fueron en dólares estadounidenses y se realizaron a través de bancos estadounidenses, algunos de los cuales estaban ubicados en Nueva York.

   El caso está siendo procesado por los fiscales federales adjuntos Julia Néstor y Alixandra Smith de la Sección de Fraude Comercial y de Valores de la División de Fraude Criminal.