Mostrando entradas con la etiqueta Livia Acosta Noguera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Livia Acosta Noguera. Mostrar todas las entradas

miércoles, 18 de enero de 2012

Gracias a las mafias, muy pronto podría reabrir Consulado de Venezuela en Miami


Por Maibort Petit
Los negocios, oficiales y por debajo de la mesa, que se mueven en las oficinas diplomáticas venezolanas, ubicadas en la lujosa Brickell Avenue, obligarían al gobierno de Hugo Chávez a echar atrás, la medida de cierre temporal anunciada el pasado viernes desde Caracas.

Luego de diversas consultas, y de haber calibrado las pérdidas económicas que tendrían las mafias contrabandistas del gobierno,  (quienes por años se han dedicado a sacar usufructo personal por las transacciones que se hacen en el Consulado), el gobierno de Hugo Chávez podrían levantar la medida de cierre temporal de su sede diplomática en Miami.
Tal como se informó, Hugo Chávez decidió cerrar el Consulado de Venezuela en Miami, a raíz de la medida tomada por el Departamento de Estado  de los EEUU, de declarar persona non grata a la Cónsul de Venezuela en Florida, Livia Acosta Noguera,  por su participación en un presunto ataque cibernético, que se tramó desde México, y que buscaría causar caos en las centrales nucleares norteamericanas y  organismos de seguridad estadounidenses.
Acosta Noguera también fue acusada de espiar a las cabezas principales del gobierno de Barack Obama, entre las cuales se destaca, la secretaria de Estado, Hillary Clinton y a los venezolanos opositores al gobierno de Hugo Chávez que hacen vida política activa en el éxilio en Miami.
Varias organizaciones de perseguidos políticos en Miami han acusado a Acosta Noguera y han denunciado además a otros funcionarios diplomáticos que camuflan las labores de espionaje e inteligencia, con el ropaje diplomático.
Razones de la reapertura del Consulado 
La principal razón por la cual el gobierno chavista estaría dispuesto a reabrir el Consulado es estrictamente económica.
El vólumen de negocios que se manejan en la sede diplomática superarías los 60 millones de dólares anuales. Dicho monto proviene de las negociaciones turbias y corruptas que sé realizan con las mudanzas, el envío a Venezuela de carros usados y nuevos comprados con dólares de Cadivi.
Los funcionarios chavistas han creado una efectiva mafia de traficantes de bienes y servicios, oculta bajo la“diplomacia”, que les permite emitir permisos de mudanzas, de ingresos de vehículos, y todo tipo de permisología y nacionalizaciones, logrando ganar verdaderas fortunas. 
Las remesas familiares, las remesas estudiantiles y la emisión de pasaportes y documentos representan el mecanismo donde se esconden los grandes negocios que se hacen en el Consulado. Desde Caracas ya se han levantado las voces de protestas de varios beneficiarios de las transacciones fraudulentas que se han visto afectados por el cierre de la sede consular.
Por otro lado, ya varios empleados del Consulado han empezado a cantar víctoria, informando,  por diversas vías, que regresarán al “Imperio” más temprano que tarde. También se ha visto en público al ex consul venezolano en Miami, José Antonio Hernández Borgos tratando de bajar la marea y  de recuperar el terreno pérdido.
 José Antonio Hernández Borgo, (quien fue destituido de su cargo de Cónsul en el 2010, por denuncias hechas por los mismos empleados de la sede diplomática,  quienes lo acusaron de haber cometidos cientos de irregularidades y hechos de corrupción), estaría haciendo gestiones para recuperar su puesto y aparecer como el menos malo de la pandilla de delincuentes que han manejado en Consulado de Miami durante  los largos 13 años de “revolución chavista”.
Si las negociaciones  y el palanqueo son efectivos, en pocas semanas la cancillería venezolana estaría anunciando la reapertura de su sede consular en Miami, basada en “peticiones de estudiantes, viejitos y ciudadanos venezolanos, simples y honestos, que se habrían visto perjudicados por el cierre del Consulado”.
El anuncio también podría venir acompañado de supuestas evidencias que acusarían a las organizaciones de perseguidos políticos en Miami se haber ejecutado un plan para desacreditar a los dilomáticos venezolanos...amanecerá y veremos....
Más diplomáticos venezolanos haciendo espionaje desde los consulados
En pocos días se dará a conocer una nueva denuncia, con pruebas, en contra de cuatro funcionario diplomáticos que realizán  espionaje al gobierno de los Estados Unidos y a la oposición de Hugo Chávez desde territorio norteamericano.
La escandalosa denuncia podría generar nuevas reacciones por parte del Departamento de Estado. Las consecuencias están por verse... 

Chávez vuelve a mentir en relación al cierre del Consulado


Por Maibort Petit



La mitomanía de Hugo Chávez esta fuera de su propio control. El escándalo de la Cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta Noguera y el cierre de la sede consular venezolana en Miami, dejaron claro que Chávez no tiene control sobre sus propias mentiras, que  repite como si fueran verdad, hasta que él mismo de las cree.
La primera de tantas mentiras fue cuando dijo, en cadena nacional, que la funcionaria, Livia Acosta Noguera estaba en Caracas desde diciembre, y que la  excónsul, quien fue declarada persona no grata por el Departamento de Estados de los EE.UU por su presunta participación en un complot cibernético, planeado por Irán, para causar caos en las plantas nucleares norteamericanas y por espionaje, había salido de los Estados Unidos por razones de seguridad.
Mientras Chávez mentía a los venezolanos, diciendo que la funcionaria expulsada de los Estados Unidos estaba en Caracas, la misma Livia Acosta Noguera desmentía a su jefe mayor en una entrevista, (extremadamente complaciente por lo demás), que le realizó el periodista Julio César Camacho en la emisora Actualidad 1020 am, pertenenciente al Circuito Unión Radio, (ubicada en Coral Gables). 
Acosta Noguera, durante la entrevista, intentó convencer (sin éxito )a los radioescuchas sobre su buenos servicios cuando supuestamente “servía” a la comunidad venezolana en la Florida.  También se encargó de desmentir a tu propio jefe y amo, asegurando que estaba en suelo americano y que viajaría a Venezuela esa misma noche, es decir, enero 9, 2012.
La entrevista hecha por Actualidad 1020 AM a la Cónsul chavista dejó dos cosas claras: 1)Chávez mintió y 2) la línea editorial del programa de Camacho refleja un servilismo periodístico que asquea. Cero ataque y muchas palabras de elogio a Livia Acosta Noguera y al Consulado venezolano.
La otra mentira de Hugo Chávez
Chávez volvió a mentir a la hora de explicar las razones que lo llevaron a cerrar el Consulado. Dijo que el personal que permaneció en la sede diplomática había recibido amenazas graves, y es entonces, que “por razones de seguridad”, que decide el cierre. Paralela a la mentira de Chávez, el canciller Nicolás Maduro acusó a los venezolanos perseguidos políticos de ser los culpables del conflicto y de conspirar en contra del régimen socialista venezolano. ( Excusas y excusas)
La verdad es nunca se formularon tales amenazas y según el Departamento de Estado no existe ninguna prueba sobre el supuesto peligro que corrían los empleados de la sede consular.  Chávez cree que en los EEUU los perros están amarrados con chorizos, y que sus mentiras iban a  servir de excusa perfecta.
 Todo lo contrario, las autoridades estadounidenses dejaron nuevamente desnudo a Chávez y pusieron sobre la mesa sus verdaderas intenciones al cerrar la sede consular más imporante de los Estados Unidos, por el grueso número de venezolanos que viven en la Florida y que reiteradamente han votado en su contra, lo han adversado y se han convertido en la voz de protesta permanente en el exterior.
Por 13 años, la patológica actitud de Hugo Chávez se hace recurrente y ya podemos adivinar cuáles son sus salidas. Las acusaciones que pesan sobre la Cónsul, Livia Acosta Noguera y la decisión del gobierno de los Estados Unidos de expulsarla fueron utilizadas por Chávez para castigar a sus adversarios. 
El cierre del Consulado es una salida, con beneficios políticos, para Chávez que intenta relegirse nuevamente, usando para ello, todos los mecanismos fraudulentos que ha creado desde su llegada al poder en 1999.
No tenemos duda que el fraude electoral está montado y que la negación del voto a cientos de miles de venezolanos  puede ser usado como un arma más para sumar a su hipotético triunfo del régimen autoritario.
No obstante, el jugoso beneficio político que trae el cierre de la sede consular en Miami para Chávez, choca con la triste realidad que acompaña al comandante de Sabaneta, y es que su corruptísimo círculo de poder, tiene intereses muy grandes que están siendo tocados con el cierre temporal de las oficinas en Brickell.
Las mafias chavistas del Consulado, además de dedicarse a realizar espionaje y a maltratar a los venezolanos que requieren de algún servicio consular,se concentral diariamente realizan transacciones con negocios de toda naturaleza, entre los cuales destaca el de la nacionalización de vehículos, que les deja enormes fortunas a sus beneficiarios. Los dólares de Cadivi son la base fundamental de estos negocios que a diario saquean el tesoro de los venezolanos y engordan los bolsillos de los corruptos empleados.
Los lujos Mercedes Benz y BMW, comprados con dolares preferenciales de Cadivi, y que reposan en los contenedores del Puerto de Miami, no podrán llegar al Puerto de la Guaira en el tiempo previsto, porque los papeles que elaboran con sumo cuidado en la oficina de Brickell no están listos.
Las mafias que han cohabitado en la sedes consulares de Venezuela han convertido la diplomacia en uno de los negocios más lucrativos y perversos de la revolución bolivariana.  Es por esta única y pesada RAZON que la decisión del cierre del Consulado será muy, muy, muy  temporal. 
Los negocios de los boliburgueses pesan más que los votos de un grupo de venezolanos adversos al régimen de Caracas....
...Seguro ya están pensando en otras trampas para cambiar una vez mas los resultados electorales.

viernes, 13 de enero de 2012

Chávez cierra el Consulado de Venezuela en Miami y así no votamos en la capital del exilio

Hugo Chávez no pierde pisada. La decisión del Departamento de Estado de expulsar a la Cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta Noguera por estar involucrada en un supuesto complot, que involucraba un atentado contra las instalaciones nucleares en los Estados Unidos, fue aprovechada por Chávez para cerrar el Consulado en Miami y evitar así que se produzcan las elecciones primarias de la Oposición prevista para el 12 de febrero.


Chávez sabe de sobra que nunca podrá ganar unas elecciones en Miami ni en el extranjero. El cierre de la sede consular de Venezuela en Miami no sólo interfiere con las elecciones primarias, sino que dificulta y prácticamente paraliza, las realización de las elecciones presidenciales del 07 de octubre de 2012. 


Chávez argumenta que el cierre de la sede consular en Miami es una respuesta ante la expulsión de la Cónsul Acosta Noguera. 
Como en otras oportunidades, Chávez ha  aprovechado una decisión del gobierno de los EEUU, para violar los derechos civiles de los venezolanos que se encuentran residenciados en la Florida y que son abiertos opositores a su régimen militarista y socialista.


Aquellos que deseen ejercer su derecho al voto no podrán hacerlo porque el Registro Electoral Permanente tiene asentadas todas las direcciones en el estado de la Florida, y no podrán hacerse migraciones ni cambios a otros estados norteamericanos, en tiempo para poder ejercer el derecho en los comicios del 12 de febrero ni del 07 de octubre.


Queda claro una vez más que en Venezuela no hay democracia, que Hugo Chávez es un vulgar dictador y que los venezolanos no tenemos derechos políticos. Venezuela está secuestrada por una banda de delincuentes y criminales que acabaron con las instituciones y con los pocos vestigios de libertad y democracia.

jueves, 12 de enero de 2012

EEUU confirma deportación de Cónsul de Venezuela en Miami



La administración de Barack Obama confirmó hoy que la Cónsul de Venezuela en Miami. Livia Acosta Noguera, salió del país el 8 de enero de 2012, tras haber sido expulsada por el gobierno de los Estados Unidos por su participación en un supuesto complot contra las instalaciones nucleares norteamericanas y haber conspirado contra funcionarios del Departamento de Estado.
Las declaraciones del gobierno de Obama ponen en entredicho la afirmación del presidente Hugo Chávez, quien habría afirmado que la funcionaria diplomática, quien fue declarada persona non grata por el gobierno de los Estados Unidos estaría en Venezuela desde diciembre 31 de 2011.
El gobierno norteamericano dijo hoy que Livia Acosta Noguera dejó el país antes que se venciera el plaza otrogado por las autoridades estadounidenses previsto para el 10 de enero.
Acosta fue expulsada después de acusaciones de que, mientras se encontraba en la embajada de su país en México, conversó sobre la posibilidad de efectuar posibles ataques cibernéticos en territorio estadounidense.