Mostrando entradas con la etiqueta Joaquín El Chapo Guzmán. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Joaquín El Chapo Guzmán. Mostrar todas las entradas

martes, 23 de febrero de 2021

Juez ordena que Emma Coronel Aispuro, acusada de delitos de narcotráfico, permanezca en la cárcel durante el proceso judicial

   La acusada enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua si es hallada culpable de los delitos por los cuales será procesada. También tendría que pagar una multa de $10.000.000. al gobierno de los Estados Unidos.

Por Maibort Petit

  Emma Coronel Aispuro, esposa del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán, fue presentada este martes ante un tribunal del Distrito de Columbia. Luego de la lectura de cargos, la corte ordenó que la acusada de traficar cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a sabiendas que serían enviadas a los Estados Unidos, permanezca bajo custodia de las autoridades durante su proceso judicial. No se fijó la fecha de la próxima audiencia.

   Coronel también es acusada de ayudar e incitar a otros a cometer delitos vinculados a la fuga de su esposo, Joaquín Guzmán Loera de la cárcel del Altiplano en México. Guzmán  fue juzgado y sentenciado a cadena perpetua tras ser hallado culpable de diez cargos graves de narcotráfico por un jurado en Nueva York en 2019.

  Emma Coronel Aispuro fue arrestada el 22 de febrero en el aeropuerto de Dulles, Virginia, Estados Unidos y permanece bajo custodia en el centro de detención federal en Alexandria.

infobae-image

   Coronel Aispuro juró con su mano levantada que contestaría con la verdad todas las preguntas hechas por la juez, Robin Mariweather. La acusada estuvo asistida por una intérprete en español. Se le preguntó si estaba de acuerdo con que la audiencia se realizara por videoconferencia debido a la pandemia, a lo que Coronel respondió que aceptaba.

  Seguidamente, la juez Mariweather leyó los cargos contra Coronel Aispuro  que violan el Código de Estados Unidos, títulos 21 y 18. 

 Se le advirtió que de llegarse a encontrar culpables de los delitos enfrenta una condena mínima de 10 años y un máximo de cadena perpetua y una multa de $10. 000. 000.  

  La juez también leyó los derechos a permanecer en silencio, a una defensa imparcial, a  juicio sin demora, y que no puede ser obligada a declarar en su contra. Por tener doble nacionalidad también puede contactar a los representantes de los diplomáticos de su país, México.

  Los abogados Lichtman y Colón Miró informaron al tribunal que habían sido contratados privadamente por la acusada y que las solicitudes ante el tribunal para la representación ya habían sido ingresadas. La admisión de Colón está en proceso de admisión en el colegio de abogados.

   La juez admitió a ambos abogados para que representen a la acusada, al igual que informó a los fiscales y a la defensa para producir las evidencias. De no hacerse puede conllevar a un desacato y a que el caso se desestime.

  Lichtman pidió que se entregue los antecedentes del caso basado en las reglas federales. 

   La Fiscalía estadounidense señaló que Coronel trabajó estrechamente con el cártel de Sinaloa, y en particular con Joaquín el Chapo Guzmán, quien fue procesado y condenado en Estados Unidos.  

 La fiscalía sostuvo que Coronel confabuló para que el cártel de Sinaloa traficar  grandes cantidades de drogas a EE. UU. y tenía acceso a los bienes y dinero  de la organización criminal que dirigió su marido. Debido al manejo de enormes recursos tiene un gran riesgo de fuga. "Razón por la cual se justifica su detención hasta que se produzca el juicio", advirtió.

  De acuerdo a la queja criminal, dada a conocer por el Departamento de Justicia, Emma Coronel fue detenida en Virginia "por cargos relacionados con su presunta participación en el narcotráfico internacional”.

  Según los papeles del caso, Coronel fue acusada en una denuncia penal por conspiración para distribuir “un kilo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, 1.000 kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal a los Estados Unidos”. También se le relaciona con la planificación de otra fuga de prisión con otros cómplices cuando Guzmán Loera  estaba arrestado en la prisión del Altiplano en  México en 2016, un año antes de ser extraditado a los Estados Unidos en enero de 2017.

  

jueves, 20 de febrero de 2020

Juez de Nueva York condena al narco mexicano (testigo en el juicio del Chapo Guzmán), Tirso Martínez-Sánchez a 7 años de prisión

Por Maibort Petit

  El narcotraficante mexicano, Tirso Martínez-Sánchez, alias "el Futbolista" fue sentenciado este jueves en la Corte del Distrito Sur de Nueva York a siete años de prisión, luego de ser procesado por delitos de tráfico de decenas de kilogramos de cocaína a los Estados Unidos. 
   Tirso Martínez-Sánchez, quien fue uno de los testigos de la fiscalía en el juicio contra Joaquín "el Chapo" Guzmán, fue arrestado en México el 2 de febrero de 2014 y extraditado a Estados Unidos el jueves 17 de diciembre de 2015. Debido a que lleva 5 años tras las rejas, le queda por cumplir 3 años de condena, según se informó en el juzgado.

  Martínez-Sánchez fue procesado por ser el presunto líder de "una extensa organización transnacional de importación, distribución y transporte de narcóticos", donde el condenado fue responsable de varios envíos de  varias toneladas de cocaína proveniente de Colombia. 

  En la acusación federal dice que Martínez-Sánchez organizó la importación de las drogas a los Estados Unidos utilizando una red de transporte que incluía trenes y remolques de tractores; y ordenó a los miembros del cartel que transportaran la cocaína a grandes centros de distribución, incluidos algunos ubicados en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, Nueva York y Chicago.

  Durante el curso de la investigación hecha por las autoridades norteamericanas, los agentes supuestamente confiscaron aproximadamente 500 kilogramos de cocaína de una residencia en Deer Park, Nueva York; 2,000 kilogramos de la droga de un almacén en Brooklyn, Nueva York; 2,000 kilogramos escondidos dentro de un vagón de ferrocarril en Queens, Nueva York; 1.100 kilogramos de cocaína de un almacén en El Paso, Texas; y 1.900 kilogramos de cocaína de un almacén en Chicago, Illinois.

  Martínez-Sánchez supuestamente ordenó a los miembros del cártel que coordinaran el almacenamiento de las drogas en una gran red de almacenes de almacenamiento mediante la compra y el arrendamiento de numerosas compañías de fachada, que también se utilizaron para comprar vehículos para transportar las drogas a un distribuidor que vendía en Nueva York y otros estados, incluyendo California e Illinois, alega la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

  Martínez-Sánchez también supervisó la recaudación de los ingresos de la organización de las ventas de drogas, que supuestamente se almacenaron en almacenes y algunos se mudaron del país utilizando la misma red de transporte de tractores y trenes utilizados para contrabandear la cocaína.

   Luego, las ganancias se lavaron a través de empresas comerciales, como la compra de equipos de fútbol profesionales y una cadena de boutiques de ropa de alta gama, así como se invirtieron nuevamente en la compra de arriendos de casas de seguridad, vehículos para transportar las drogas y el frente empresas, según las alegaciones de los fiscales.

   Además de coordinar la distribución de la cocaína de su propia organización, Martínez-Sánchez también supuestamente transportó y distribuyó narcóticos para miembros de otros carteles mexicanos de la droga, incluido el Cártel de Sinaloa, dirigido por los CPOT Joaquín "El Chapo" Guzmán e Ismael "Mayo" Zambada; el Cartel de Juárez, dirigido por el CPOT Vicente Carrillo-Fuentes y el Cártel de Beltrán-Leyva, dirigido por los hermanos Arturo, Héctor y Alfredo Beltrán-Leyva.

  Martínez-Sánchez había sido designado como objetivo prioritario consolidado de la Organización por la Fuerza de Tarea contra el Crimen Organizado de Drogas, según los papeles de la corte.



miércoles, 19 de febrero de 2020

Ex-comandante de la Policía Federal de México, Iván Reyes Arzate discute un pliego de negociación con los fiscales de Nueva York

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   El ex comandante de la policía federal de México, y quien estuviera a cargo de la unidad de enlace entre la agencia antidrogas estadounidense, más conocida como DEA, y las autoridades policiales mexicanas está negociando declararse culpable de conspirar para traficar drogas a Estados Unidos y haber recibido sobornos de los carteles de drogas a cambio de entregarse información sensible y privilegiada.

  Este miércoles, en una breve audiencia que tuvo lugar en la corte federal de Brooklyn el fiscal  Ryan Harris dijo que Reyes Arzate está en un “proceso de negociación” con las autoridades, a la vez que anunció que la fiscalía está buscando los mejores mecanismos para entregarle a defensa las evidencias que consisten en “miles de páginas” con transcripciones de grabaciones telefónicas y mensajes que inculpan al ex jefe de la Policía Federal mexicana de graves delitos.

   Los fiscales de Nueva York acusan a Reyes Arzate de entregar información a cárteles de los hermanos Beltrán Leyva y al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos de miles de dólares.

   Reyes Arzate llegó a la sala del Juez Bryan Cogan vestido con un uniforme de presidiario azul oscuro. Recibió ayuda de la traductora para entender lo que explicaron el juez, el fiscal y su abogado. En la audiencia de presentación se declaró no culpable. 

  De acuerdo a lo expresado por los fiscales y la defensa, si las negociaciones con Reyes Arzate se concretan el caso no irá a juicio. Mientras el proceso transcurre, el gobierno entregará las  voluminosas pruebas que hay contra el expolicía para que este pueda evaluarlas con sus abogados. La próxima cita fue fijada para el 21 de abril de 2020, en horas de la mañana.

  Según la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, Reyes Arzate , quien fue el jefe de la unidad de investigaciones especiales de la Policía Federal, llamada SIU (Sensitive Investigative Unit), entre 2008 y 2016, utilizó su cargo para entregarle información sensible a los cárteles como el de los hermanos Beltrán Leyva y El Seguimiento 39, asociado al Cártel de Sinaloa para que los criminales pudieran hacer sus negocios de drogas sin problemas.

  Este caso está relacionado con el que se le sigue al ex-Secretario de Seguridad Pública de México durante el gobierno de Felipe Calderón, Genaro García Luna. Este alto funcionario se declaró no culpable y su defensa ha anunciado que irá a juicio.


  El Juez Brian Cogan designó el caso de Reyes  Arzate como “complejo”, lo que indica que no se cumplirá el procedimiento en los 70 días correspondientes a su presentación en corte, tal como lo establece la norma. El argumento del fiscal para que el caso fuera catalogado  como tal y tener más tiempo fue por “las más de dos mil grabaciones en un dispositivo Blackberry que suman miles de hojas” que a la fiscalía le ha llevado tiempo procesar.

Cogan pidió a los fiscales que se apuren en entregar las pruebas a Reyes para que éste las revise desde prisión.


  Según el gobierno, las pruebas que fueron discutidas durante el juicio a Joaquín “El Chapo” y su relación con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva. 

  En 2018, Reyes, apodado “La Reina”, fue sentenciado en Chicago a tres años de cárcel por pasar información a los cárteles y traicionar los acuerdos con la DEA. Cuando estaba por finalizar su condena fue transferido a Nueva York y acusado de los nuevos cargos de narcotráfico.

 En la acusación federal se señala que Reyes Arzate reveló a los cárteles la identidad de una testigo cooperante de la DEA que, posteriormente, fue secuestrado y asesinado.

martes, 18 de febrero de 2020

Este miércoles se realiza otra audiencia en la corte de Nueva York del excomandante de la Policía de México "La Reina", acusado de haber recibido sobornos del Chapo Guzmán

 El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Este miércoles será presentado nuevamente ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Iván Reyes Arzate, excomandante de la Policía Federal de México, acusado de haber recibido sobornos millonarios por parte del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el Chapo Guzmán. Reyes Azarte se declaró no culpable de los cargos por los cuales los acusa el gobierno estadounidense.
  La corte federal, informó que Reyes Arzate se encuentra en custodia en el Centro de Detención Metropolitano y que será presentado nuevamente este 19 de febrero ante el juez Bryan Cogan.

  El ex alto funcionario mexicano, encargado de hacer cumplir la ley, fue acusado en la corte federal de Brooklyn de aceptar cientos de miles de dólares en sobornos para filtrar información de la investigación estadounidense al Cártel del Chapo Guzmán.

  Ivan Reyes Arzate, de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, es el segundo funcionario mexicano en las últimas semanas ha debido enfrentar a un juez estadounidense, acusado de aceptar sobornos para ayudar a los carteles de la droga a ejercer su comercio de drogas.

  En enero de 2020, los fiscales federales acusaron a Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de seguridad pública de México de 2006 a 2012, por cargos similares. García Luna se declaró no culpable y decidió ir a juicio.

  Reyes Arzate, también conocido como "La Reina", se declaró inocente en la Corte Federal de Brooklyn por cargos de conspiración para importar y distribuir cocaína y está detenido sin derecho a fianza. 

   De 2003 a 2016, Reyes Arzate dirigió la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de México, que trabaja en estrecha colaboración con las fuerzas del orden público de EE. UU. para combatir a los narcotraficantes, lo que le daba acceso a información confidencial sobre las investigaciones de los estadounidenses de que podría filtrarse a los carteles por un precio .

  "El acusado llevó a cabo estos crímenes en estrecha coordinación con otros funcionarios públicos corruptos en el gobierno mexicano", alegaron los fiscales de la Oficina del Fiscal Federal en Brooklyn.

  El excomandante de la policía federal está acusado de conspiración por posesión, distribución e importación de cocaína a los Estados Unidos.

Sentenciado en Chicago

  Reyes Arzate ya había sido sentenciado a tres años de cárcel en una Corte Federal de Chicago por cargos de obstrucción a la justicia y de conspirar para impedir una investigación sobre narcotráfico.

  En Chicago, Reyes Arzate se declaró "no competente", lo cual significa que el acusado reconoce que los hechos del caso que darían lugar a un veredicto de culpabilidad y se hace responsable penalmente, pero no  admite los hechos.

  De acuerdo con las autoridades federales, Reyes Arzate era el enlace de inteligencia entre las agencias estadunidenses y la Policía Federal mexicana.

  Reyes Arzate adquirió información sobre la investigación que realizaba la DEA a través de su puesto como comandante en la Policía Federal mexicana, que se estaba coordinando con la DEA y la Oficina del Procurador Federal de EU en Chicago para investigar una organización internacional de tráfico de drogas y lavado de dinero.

  Reyes habría filtrado la información a miembros del cártel que estaba siendo investigado.

 Antes de su detención en abril de 2017, Reyes Arzate era el miembro de más alto rango de la Unidad de Investigación Sensible de México, una parte de la Policía Federal mexicana que trabaja en coordinación con las autoridades de Estados Unidos en investigaciones de tráfico de drogas.

  En sus ocho años con la unidad, Reyes Arzate estuvo involucrado en muchas investigaciones de alto perfil, entre ellas la "El Chapo" Guzmán.

lunes, 7 de octubre de 2019

Juicio de Tony Hernández: Un escándalo que define a Honduras como un Narcoestado

Por Maibort Petit


Un exalcalde de que reconoció estar vinculado a 58 asesinatos, un expresidente de la República que envió un contingente del Ejército hondureño a la frontera para proteger y prestar seguridad a unos narcos asociados de Joaquín El Chapo Guzmán que —a su vez eran los financistas de las campañas presidenciales del partido Nacional; un jefe de Estado en ejercicio que se reunión con los capos, recibió millones de dólares del narcotráfico y ordenó pagar sobornos para que los diputados votaran por él, es lo que define a un "Narcoestado", y lo que se escuchó este lunes en el cuarto día del juicio del ex-político,  Juan Antonio "Tony" Hernández que se realiza en la Corte Federal de Manhattan.
Juan Orlando Hernández y Pepe Lobo, presidente y expresidente de Honduras señalados en el juicio de Tony Hernández por sus supuestas vinculaciones con el narcotráfico
Durante la audiencia se pudo apreciar el proceso de descomposición política y social que vive el país centroamericano que está en el ojo del huracán por las acusaciones por delitos de narcotráfico a parte de la cúpula política. En su testimonio, Alexander Aldón, ex alcalde de El Paraíso en el Departamento de Copán, describió una reunión donde Tony Hernández, conversó con Joaquín el Chapo Guzmán y recibió directamente del exlíder del cártel de Sinaloa un millón de dólares en billetes de $50 y 100$ que venían empaquetados en plástico en pacas de 50 mil y 100 mil dólares. El relato es digno de una serie de Netflix. Ardón contó cómo contaron el dinero mientras el acusado "argumentaba" que se usaría para pagar la campaña presidencial del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández en 2013.

Amilcar Alexander Ardón aseguró que la entrega del dinero ocurrió en una reunión en el Paraíso, Copán a la cual asistieron además de él y Tony Hernández "Don Amado", Mario Calix, Mervín Pinto, Hugo Ardón, el Primo, Otto Salgueiro y el mismísimo "Chapo" Guzmán. 

Contó Ardón que en una mesa Guzmán le pidió a Tony Hernández su número de teléfono. "El Chapo pidió a Don Amado que fuera al carro a buscar el dinero y se lo entregó diciéndole que le dijera a Juan Orlando Hernández que era para su campaña", acotó el ahora testigo de la fiscalía neoyorquina.

Mientras Ardón hablaba frente al jurado se podía observar a Tony Hernández, quien vestía un traje azul oscuro, pasando notas a su abogado com quien se comunica a través del sistema de traducción de Google.

Uno de los detalles pintorescos de este juicio es que el jurado pareciera no aburrirse. Sigue con atención todos los testimonios. Por su parte, el Juez Kevin Castel suele hacer comentarios jocosos que arrancan risas de los presentes. El magistrado está alerta a cualquier exceso de las partes, no permite repreguntas u objeciones sin base y empuja a los fiscales y defensa para que el proceso se cumpla dentro del calendario planificado que son entre 10 y 12 días.


El criminal, vestido de uniforme de prisionero color beige, manifestó que Tony Hernández siempre se presentaba a las reuniones armado "con pistolas y fusiles de asalto". 

Tony Hernández y Ardón se conocieron en 2008 en Copán, Honduras y trabajaron juntos desde el 2010 hasta noviembre de 2018, cuando Tony Hernández fue arrestado en Miami, Florida. "En principio me ayudaba ofreciéndome información"  y luego "nos asociaron en la compra venta de cocaína". Juntos habrían negociado entre 30 a 40 toneladas de cocaína que tenían como destino final los Estados Unidos, declaró el testigo.

Ardón sostuvo que le compraba cocaína a Tony Hernández, de la pagada a 10 mil dólares el kilo y que él sólo se ganaba 1000 dólares por moverla desde su territorio en Honduras hasta la frontera con Guatemala. Confesó que fue en 2011 cuando vió por primera vez los kilos con la marca TH que corresponde al acusado.

El ex-alcalde y narcotraficante dijo que Tony Hernández siempre estaba armado con pistolas, fusiles AR 15 modificados y pistolas. En varias oportunidades le mostró fotografías de armas sofisticadas, entre ellas un fusil de asalto de alto poder M-60. "Me dijo que esa arma se traspasaba a los carros blindados", aseguró. 

El testigo afirmó que había tenido reuniones frecuentes con Tony Hernández, con el Chapo Guzmán y que estaba asociado a Wilter Blanco, otro narco hondureño condenado a más de dos décadas de prisión en la Florida.
Joaquín El Chapo Guzmán
Ardón y Blanco se asociaron en 2004 para el negocio de la compra y venta de cocaína. Dijo que Blanco —quien controlaba el Departamento de Gracias a Dios, Colón y Atlántida le brindaba seguridad a las drogas de Ardón y a las de Tony Hernández. Los dos narcos mantuvieron su sociedad hasta el arresto de Blanco ocurrido en 2016 en Costa Rica.

Asimismo, Ardón aseguró que había conversado con Tony Hernández sobre el cártel de "los Cachiros" en 2010.  El acusado le preguntó si no tendrían problemas para pasar la droga por los departamentos controlados por "los Cachiros", que se extendían a Colón, partes de Gracias a Dios y Olancho hasta la ciudad de San Pedro Sula, pero Ardón le dijo que ese territorio también estaba bajo el control de Wilter Blanco, su socio. 

Asimismo, mencionó que una parte del Departamento de Colón, (El Espíritu) estaba controlado por el cártel de los hermanos Valle Valle, con quienes Ardón también estaba asociado. "Yo les vendía y les cobraba la pasada por El Paraíso", lugar donde él (Ardón) era alcalde.

Ardón aseguró que Tony Hernández le había informado que tenía un laboratorio en Lempira para "reconstruir los kilos" de cocaína que llegaban destruidos.

Tanto Ardón como Tony Hernández trabajaron con Ramón y Otto Salgueiro, unos narcotraficantes que formaban parte de la organización del Chapo Guzmán y manejaban "el negocio" en "Los Amates" en Guatemala, 

Ardón aseguró que se había reunido con el "Chapo" en 6 oportunidades. La primera vez que lo vió fue en 2007 y desde esa fecha y hasta el 2013 sostuvieron 6 encuentros. Durante ese período participó con el "Chapo" en varios negocios de transporte y venta de cocaína, entre los que destacó el conocido por unos camiones que tenían el nombre del canal de televisión mexicano "Televisa" que viajaban por territorio centroamericano, cargaba la cocaína en "Los Amates" en Guatemala y transportaban la droga hasta México.

En 2007, el "Chapo" le dijo a Ardón en una reunión que se realizó en el Paraíso que estaba usando los camiones "Televisa" para transportar la cocaína. Y así, explicó que dichos vehículos podían llevar 6000 kilos de cocaína y hacían la ruta hacia los Estados Unidos. Tanto Tony Hernández con Ardón surtieron al "Chapo" de unos 2000 kilos de cocaína. Entre 2007 hasta 2013 se le entregaron al Chapo 6 cargamentos para ser transportados en los camiones "Televisa".

Tony Hernández proveyó cocaína para los mencionados camiones por primera vez en 2011. 

Entre 2007 y 2013, la droga se entregaba al Chapo en "Los Amates" con los hermanos Salgueiro y se llevaba desde Honduras en camiones ganaderos, "una vez al mes y a veces dos, en cargamentos de 500 y 1000 kilos". En otras oportunidades, llevaban envíos de 750 a 780 kilos de cocaína en volquetas.

Tony Hernández prestaba seguridad a los cargamentos y a los narcotraficantes por medio de su primo, agente de policía, Juan Carlos Bonilla Valladares, alias "El Tigre" y otros miembros de la policía hondureña. 

Ardón aseguró que pagó a Tony Hernández $50 por kilo por su servicio de seguridad.

En el testimonio se aseguró que Tony Hernández habría sido el autor intelectual de dos asesinatos, uno de un colaborador conocido como el Chino, que cayó preso y el acusado tenía miedo que hablara porque tenía mucha información, y el otro narcotraficante llamado Franklin Arita que no quería que la cocaína del acusado y de Ardón pasara por su base en Santa Rita de Copán. "Tony Hernández me dijo que había que asesinarlo y que él iba hablar con su primo el Tigre Bonilla". El hombre fue asesinado a los tres días.

El ejército de Honduras cuida los narcos

Otro detalle que asombró fue una conversación que sostuvo Ardón con el Chapo en 2012 en Guatemala, donde salió a relucir un poderoso narco de nombre Jairo Orellana que le había robado unos cargamentos a Guzmán y había amenazado con apoderarse de la frontera con Honduras.  Fue entonces cuando el Chapo aseguró que Orellana no se iba a lograr su cometido porque yo iba hablar con el presidente Pepe Lobo para que nos diera protección en la zona fronteriza.

Ardón se comunicó con Tony Hernández para que les brindaran la protección necesaria, y éste le respondió que sólo el presidente Lobo podría hacerlo. Yo hablé con el presidente Pepe Lobo sobre la situación y él me envió dos camiones con 120 soldados del Ejército de Honduras al Departamento de Copán para que nos dieran seguridad y protección. Los soldados estuvieron dos meses en la zona de la Playona, estaban armados con M16, M60 y basucas. Jairo no se apoderó del territorio y el negocio siguió su rumbo.



Sobornos millonarios para las campañas


Ardón dijo que había pagado dos millones de dólares en sobornos para financiar las campañas de 2009 del expresidente Pepe Lobo y Juan Orlando Hernández, cuando éste era candidato para la presidencia del Congreso. 

Asimismo, aseguró que había pagado coimas a legisladores de su Departamento en nombre de Juan Orlando Hernández para que pudiera reunir suficientes votos para convertirse en presidente del Congreso en 2010.


Ardón afirmó que había entregado a Hernández 1.5 millones de dólares en financiamiento del narcotráfico para su campaña presidencial de 2013. Igualmente, para su reelección en 2017  habría entregado 50 mil dólares.

Todos los pagos que Ardón hizo a los funcionarios del gobierno y políticos del Partido Nacional fueron a cambio de protección "y para evitar ser extraditados a los Estados Unidos". 

Sobre el testigo

Ardón se entregó a las autoridades de EE. UU. 

Ardón (43) alias "Chante" y "AA" se entregó a las autoridades norteamericanas en marzo de 2019, y se declaró culpable de cuatro cargos: Conspirar para manufactura, traficar y distribuir  cocaína y metanfetaminas a gran escala; ser miembro de una organización criminal; posesión y uso de armas de fuego, posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos, y lavado de dinero. 


Frente al jurado, Ardón reconoció ser responsable de 56 asesinatos.

Entre 2002 hasta 2019, Ardón habría distribuido unas 250 toneladas de cocaína junto a familiares que participaron en la industria criminal entre quienes nombró a su hermano Hugo Ardón, Leonel Leiva, Oscar Leiva, Melvin Pinto, Jonny Caballero, entre otros.

El presidente de Honduras niega los señalamientos

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández ha negado de manera tajante los señalamientos en su contra y asegura que no ha recibido dinero de ningún narcotraficante. Por su parte, los abogados de Tony Hernández sostienen que las acusaciones en contra de su cliente y de su hermano carecen de evidencias.


miércoles, 2 de octubre de 2019

Nueva acusación de EE.UU. contra el narcotraficante mexicano Vicente Carrillo Fuentes rival del "Chapo" Guzmán

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Uno de los rivales del "Chapo" Guzmán, el narcotraficante mexicano, Vicente Carrillo Fuentes fue acusado de nuevos cargos en la Corte del Distrito Este de Nueva York, informaron este miércoles los fiscales federales. El líder del cártel de Juárez se encuentra arrestado en México y los Estados Unidos están solicitaron su extradición.
Esta fotografía de Vicente Carrillo Fuentes fue proporcionada por la
Fiscalía del Distrito Este de Nueva York

De acuerdo a la acusación federal que fue reeditada,(la original fue presentada hace una década) es acusado de dirigir una empresa criminal continua, de tráfico de drogas, lavado de dinero y posesión y uso de armas para cometer delitos, anunció el fiscal de Distrito, Richard Donoghue.

La acusación señala que desde 1990 a 2014, Carrillo Fuentes, alias "El Virrey", fue responsable de importar y distribuir "cientos de toneladas" de cocaína en los EE. UU., y en sus operaciones hizo que sus sicarios asesinaran a cientos de sus rivales y aliados, secuestros, torturaran y cometieran una serie de actos de violencia contra todos aquellos que amenazaran a su cártel.

Los fiscales sostienen que Carrillo Fuentes fue responsable de la importación y distribución a los Estados Unidos de cientos de toneladas de cocaína. 

"Para asegurar el éxito de su cartel, empleó individuos para obtener rutas de transporte y almacenes para importar y almacenar narcóticos", sostienen.

Hasta 2004, Carrillo Fuentes y el Cártel de Juárez estaban muy cerca con el Cártel de Sinaloa, dirigido por Joaquín Guzmán Loera e Ismael Zambada García. alias "El Mayo". 

"Esos carteles compartieron inversiones en drogas, envíos, infraestructura de transporte y contactos con funcionarios gubernamentales corruptos para facilitar la transferencia de drogas a través de México. Las ganancias por la venta están calculadas en al menos USD 10 millones, aseguran los fiscales.


Carrillo Fuentes fue capturado por las autoridades en México en octubre de 2014. 


El fiscal Donoghue sostiene que "Esta acusación y nuestra determinación de llevarlo ante la justicia demuestran, una vez más, que si eres lo suficientemente despiadado y lo suficientemente tonto como para dirigir un cartel de drogas mexicano, tenemos una celda de la cárcel estadounidense esperándote".

Por su parte, el agente especial de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, Ray Donovan dijo que "Al igual que las fichas de dominó, otro presunto líder de un cartel mexicano de la droga se ha enamorado de su papel en liderar una empresa criminal continua que alimentó la adicción a las drogas y las relacionadas con las drogas muertes" y añadió que "El alcance del sistema judicial estadounidense va más allá de las fronteras para llevar a los narcotraficantes internacionales ante la justicia". 

miércoles, 17 de julio de 2019

El Chapo Guzmán fue condenado a cumplir cárcel de por vida

El magistrado de la Corte de Brooklyn se pronunció por el encarcelamiento de por vida del famoso narcotraficante mexicano.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La saga que comenzó con una serie de capturas, evasiones y la extradición a Estados Unidos que se produjo el 19 de enero de 2017, llegó a su fin al haber emitido el juez federal, Brian Cogan, la sentencia que somete, a partir de hoy, a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, a cumplir una condena de por vida tras las rejas. Culmina así —al menos por ahora— el proceso judicial que ante la Corte del Distrito Este de Nueva York se le siguió a uno de los más famosos narcotraficantes del mundo, quien hasta el pronunciamiento del magistrado aguardó recluido en el Metropolitan Correctional Center (MCC), una cárcel de alta seguridad ubicada en Manhattan.
En Estados Unidos, el país tal vez más afectado con los delitos del Chapo Guzmán, el juez de la causa puso fin a la “carrera” del hombre que heredó el negocio después de que el antiguo jefe del Cartel del Golfo, Osiel Cárdenas, fuera arrestado el 14 de agosto de 2003 en Matamoros, estado de Tamaulipas.

Se resumen así, con la sentencia, treinta años de vida criminal que significaron muerte y destrucción para los cientos de víctimas de la actividad de narcotráfico que comandó este capo mexicano nacido —según una de las versiones— el 4 de abril de 1957 —otros señalan el 25 de diciembre de 1954— en La Tuna, un pueblo ubicado en Badiraguato, estado de Sinaloa, en México. Hijo de dos campesinos, Emilio Guzmán Bustillos y María Consuelo Loera Pérez, quienes sumaron a la humanidad de quien hoy terminó reducido a una celda por el resto de sus días. Diez hermanos, a saber, siete hombres y tres mujeres, quienes fueron criados bajo una pobreza que contrasta con los cientos de millones dólares que logró acumular negociando con narcóticos.

Poco son los datos que se conocen sobre sus años de infancia, pero entre las versiones que circulan una refiere que estudió hasta tercer grado de primaria, mientras otras apuntan que cursó hasta sexto. Algo que ponen en duda quienes advierten que, por esa época, la educación en la zona era prácticamente un hecho extraordinario. Así que lo más probable es que el Chapo Guzmán nunca haya estudiado, pues para las familias de entonces en esos predios, lo fundamental era trabajar para enfrentar la miseria en que estaban sumidas.

Ya convertido en cabecilla del Cartel de Sinaloa, luego escalar posiciones en el de Guadalajara disuelto en 1989, Guzmán Loera alcanzó gran fama después de que se escapara de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, donde estaba recluido desde que el 9 de junio de 1993 cuando fue detenido en la frontera entre México y Guatemala y fue condenado a 20 años de cárcel por asesinatos y narcotráfico. Ya antes, el 24 de mayo de 1993, se le había escapado a la muerte en un enfrentamiento que tuvo lugar en el aeropuerto de Guadalajara.

Tras esta fuga logró pasar trece años en la clandestinidad, tiempo en el que logró acumular una fortuna que la revista Forbes calcula en USD 1.000 millones.

Fue recapturado el 22 de febrero de 2014 por la Marina mexicana en Mazatlán, pero vuelve a escabullirse el 11 de julio de 2015 de la prisión de alta seguridad de Altiplano, de donde salió a través de un túnel de 1,5 km que atravesó en moto hasta llegar a un edificio en construcción.

Los túneles, precisamente, fueron el mecanismo mayormente utilizado por el Chapo Guzmán para introducir la droga en los Estados Unidos. Decenas de estos pasadizos hizo construir bajo la frontera entre EE.UU. y México.

A partir de entonces, Joaquín Guzmán pasó a ser uno de los hombres más buscados del mundo. Por tierra, aire y mar, las autoridades procuraban atraparlo, lo que finalmente ocurrió el 8 de enero de 2016 bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, una información que se acompañó con el anuncio de su extradición a los Estados Unidos donde era ampliamente solicitado.

El traslado a territorio estadounidense materializó el 20 de enero de 2017, tras múltiples recursos y artilugios de sus abogados para evitarlo, los cuales se toparon con la negativa definitiva emitida por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, que le negó un amparo interpuesto por sus representantes legales.

En Estados Unidos Joaquín Guzmán era requerido por varios tribunales, pero su primer enfrentamiento con la justicia norteamericana era la ciudad de Nueva York. Otros cinco estados lo reclaman para procesarlo judicialmente por narcotráfico, lavado de dinero y asesinato.

Desde 2009, en la corte de Brooklyn le aguardaba el expediente con las denuncias presentadas por la fiscal Loretta Lynch, quien entregó el legajo en el que se responsabilizaba al Chapo Guzmán de introducir desde 230 kilos hasta 23 toneladas de cocaína a Estados Unidos por más de diez años.

El juicio

El proceso judicial contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera comenzó el 5 de noviembre de 2018 bajo estrictas medidas de seguridad y durante el cual se presentaron toda clase de recursos para evitar que en algún momento del mismo, el juez Cogan pudiera emitir una sentencia en su contra.

Fue acusado de codirigir durante 25 años el cártel de Sinaloa y de importar por lo menos 1.200 toneladas de cocaína, más de 49 toneladas de marihuana, más de 200 kilos de heroína y metanfetaminas a los Estados Unidos.

El 12 de febrero de 2019 el jurado determinó que el Chapo Guzmán era culpable de diez de los cargos que se le imputaban. Un juicio que sacó a la luz la crueldad con que actuó este hombre y su organización, así como la extrema violencia y corrupción que impera en los carteles de la droga.

Durante la lectura de la sentencia, Joaquín Guzmán se mostró altivo, desafiante y no mostró signos de arrepentimiento. Denunció al juez por el hecho de no haber recibido un juicio justo y de sufrir tratos "crueles e inhumanos".

El 10 de julio la fiscalía pidió una sentencia de cadena perpetua más una pena de 30 años de cárcel y hoy, 17 de julio de 2019, Brian Cogan se hizo eco de esta solicitud.

domingo, 3 de febrero de 2019

Antes de iniciarse las deliberaciones del jurado, Fiscalía revela que el 'Chapo' drogaba niñas de 13 años con las que sostenía relaciones sexuales

Por Maibort Petit
@maibortpetit

A pocas horas de iniciarse las deliberaciones del jurado que emitirá el veredicto en contra o a favor de Joaquín Guzmán Loera, la fiscalía dió a conocer unos documentos que revelan que el Chapo habría sostenido relaciones sexuales con varias niñas de 13 años, por las que pagaba 5 mil dólares y a las solía drogar con frecuencia. Según las evidencias, el acusado se refería a ellas como píldoras de "vitaminas" que le daban "vida".

Cuando se dieron a conocer los documentos que permanecieron sellados a lo largo del proceso, el abogado Eduardo Balarezo comentó lo siguiente:

"Como saben, el gobierno recientemente presentó públicamente documentos que contenían información extremadamente escabrosa. Joaquín niega las acusaciones, que carecen de corroboración y se consideraron demasiado perjudiciales y poco fiables para ser admitidas en el juicio. Es desafortunado que el material se haya divulgado públicamente justo antes del inicio de las deliberaciones del jurado".

Las revelaciones

Los detalles de las revelaciones que surgieron antes de que el juez Bryan Cogan instruya al jurado sobre la norma, previsto para que se haga el lunes 4 de febrero a las 9:30 AM. Los datos que hablan sobre el uso de niñas para actos sexuales por parte de Guzmán fueron detallados por el testigo y ex secretario personal del acusado, Alex Cifuentes Villa, quien aseguró a los fiscales federales que en ocasiones ayudó al Chapo a drogar a las niñas colocando una "sustancia en polvo" en sus bebidas. 

Cifuentes sostuvo que las jóvenes fueron ofrecidas a Guzmán por una mujer llamada sólo "Comadre María". Según los documentos, ella siempre "regularmente" enviaba fotos de niñas para que el Chapo seleccionara, y las selectas eran enviadas a su hogar en las montañas para participar en actividades sexuales por una tarifa de $ 5,000.

No es la primera vez que la mujer conocida bajo el alias de "Comadre Maria" sale a relucir en el juicio. Ya se había hecho referencia a ella cuando se explicó que habría sido esa empleada de Guzmán la que habría llevado personalmente a representantes de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto unos 100 millones de dólares que Guzmán había supuestamente acordado pagar para evitar ser capturado y gozar de protección para sus actividades.

Este lunes se inician las deliberaciones del jurado que debe emitir un veredicto unánime que declare culpable o no culpable a Guzmán. En el juicio que se inició en noviembre de 2018, el supuesto líder del cártel de Sinaloa es acusado de 10 delitos de narcotráfico, lavado de dinero, violencia y asesinatos en el marco de operar una industria criminal internacional de manera continua.

Guzmán enfrenta una pena de cadena perpetua.

martes, 29 de enero de 2019

Conoce la hoja de veredicto que propuso la fiscalía para el jurado de Joaquín el Chapo Guzmán

Por Maibort Petit
@maibortpetit

La fiscalía de los Estados Unidos presentó a la corte del Distrito Este de Nueva York el modelo de veredicto de Joaquín Guzmán Loera. El gobierno modificó los cargos que fueron presentados en la acusación formal contra el Chapo, reduciéndolo a 27 violaciones expuestas en 9 cargos. 

La propuesta no ha sido aprobada por el juez ni por la defensa.

A continuación presentamos los cargos:

Cargo Uno: Participar en una empresa criminal continua

Distribución Internacional de Cocaína con el Cartel Norte del Valle.

Violación Uno (Distribución Internacional de Cocaína - 3,200 kilogramos - enero de 2005)

Violación Dos (Distribución Internacional de Cocaína - 12,000 kilogramos - agosto-septiembre de 2004)

Violación Tres (Distribución Internacional de Cocaína - 10,500 kilogramos - Agosto-Septiembre 2004)

Violación Cuatro (Distribución Internacional de Cocaína - 10,000 kilogramos - Julio de 2004)

Violación Cinco (Distribución Internacional de Cocaína - 10,000 kilogramos - mayo-junio de 2004)

Violación Seis (Distribución Internacional de Cocaína - 800 kilogramos - abril de 2004)

Violación Siete (Distribución Internacional de Cocaína - 10,000 kilogramos - marzo-abril de 2004)

Violación Ocho (Distribución Internacional de Cocaína - 8,000 kilogramos - enero-marzo de 2004)

Violación nueve (Distribución internacional de cocaína - 6,465 kilogramos - enero de 2004)

Violación Diez (Distribución Internacional de Cocaína - 6,000 kilogramos - noviembre-diciembre de 2003)

Violación Once (Distribución Internacional de Cocaína - 3,600 kilogramos - agosto-septiembre 2003)


Violación Doce (Distribución Internacional de Cocaína - 7,300 kilogramos - 21 de abril de 1993)


2. Distribución internacional de cocaína con la organización Cifuentes-Villa

Violación Trece (Distribución Internacional de Cocaína - 450 kilogramos - diciembre de 2008)

Violación Catorce (Distribución Internacional de Cocaína - 8,300 kilogramos, octubre de 2009)

Violación Quince (Distribución Internacional de Cocaína - 7,500 kilogramos - febrero de 2009)

3. Distribución internacional de cocaína con otros proveedores sudamericanos

Violación Dieciséis (Distribución Internacional de Cocaína - 4,716 kilogramos, septiembre de 2008)

Violación Diecisiete (Distribución Internacional de Cocaína - 5,000 kilogramos, septiembre de 2008)

Violación Dieciocho (Distribución Internacional de Cocaína - 19,000 kilogramos - marzo de 2007)

Violación Diecinueve (Distribución Internacional de Cocaína - 403 kilogramos - enero de 2014)

4. Distribución de cocaína, heroína y marihuana.

Violación Veinte (Distribución de la cocaína - 1,997 kilogramos - enero de 2003)

Violación Veintiuno (Distribución de cocaína - 1.952 kilogramos, agosto de 2002)

Violación Veintidós (Distribución de cocaína - 1.923 kilogramos, mayo de 2002)


Violación Veintitrés (Distribución de cocaína - 1,100 kilogramos, septiembre de 1999)

Violación veinticuatro (Distribución de marihuana - 409 kilogramos - enero de 2012)

Violación Veinticinco (Distribución de heroína - 20 kilogramos, noviembre de 2008)

Violación Veintiséis (Distribución de Cocaína - 926 kilogramos, mayo de 1990)

Violación Veintisiete (Conspiración para cometer asesinato - enero de 1989 a septiembre de 2014)

  
Responda las siguientes preguntas solo si ha encontrado al acusado culpable de Count One.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el acusado incurrió en una violación que usted ha determinado que  involucra al menos 150 kilogramos de cocaína?

Si   no 

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que la empresa recibió $ 10 millones o más en ingresos brutos durante al menos un período de 12 meses a partir de la fabricación, importación o distribución de cocaína?

Si no 

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el acusado fue uno de los principales administradores, organizadores o líderes de la empresa?

Si no ______

Cargo 2 (Conspiración para la fabricación y distribución de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana internacional)

Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?


¿Ha demostrado el gobierno más allá de lo razonable?

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que la ofensa involucró 1,000 kilogramos o más de marihuana?

Cargo Tres (Conspiración de Importación de Cocaína)


Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Si no ______

Cargo 4(Conspiración de distribución de cocaína)

Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Count Five (Distribución Internacional de Cocaína)

Nota: Esta es la misma ofensa acusada como Violación Trece en el Conde Uno. Veredicto sobre el Conde Cinco:

Culpable ______ No Culpable ______

Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Si no ______

Cargo seis (Distribución Internacional de Cocaína)

Nota: Esta es la misma ofensa que se imputó a Violation Two en Cargo Uno. Veredicto en la cuenta seis:


Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Si no ______

Cargo siete (Distribución Internacional de Cocaína)

Nota: Esta es la misma ofensa que se imputó a la violación tres en el recuento uno. Veredicto del Conde Siete:


Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Si no ______

Cargo ocho (Distribución Internacional de Cocaína)

Nota: Esta es la misma ofensa acusada como Violación Ocho en el Conde Uno. Veredicto sobre el conde ocho:

Culpable ______ No Culpable ______
Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que el delito involucraba cinco kilogramos o más de cocaína?

Si no ______

Cargo nueve (Uso de armas de fuego)

Nota: solo considere este cargo si ha encontrado al acusado culpable de uno o más de los cargos en los conteos del uno al cuatro.

Veredicto sobre el Cargo Nueve:

Culpable ______ No Culpable ______

Responda la siguiente pregunta solo si ha encontrado al acusado culpable de este cargo.

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que una o más de las armas de fuego usadas como amenaza?

Si no ______

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que una o más de las armas de fuego en cuestión en el Conde Nueve fueron descargadas?

Si no ______

¿Ha demostrado el gobierno, más allá de toda duda razonable, que una o más de las armas de fuego en cuestión en el Conde Nueve era una ametralladora?

Si no ______

Cargo Diez (Conspiración para lavar ganancias de narcóticos)

       Veredicto del Conde Diez: Culpable ______








miércoles, 23 de enero de 2019

Emma Coronel era la mensajera del Chapo y lo ayudó a escapar de la cárcel mexicana en 2014

Por Maibort Petit
@maibortpetit

Emma Coronel actúo como mensajera del capo y estaba al tanto de las actividades ilegales de la empresa criminal que dirigía su marido, según se desprende del testimonio del narcotraficante y ahora testigo del gobierno, Dámaso López, conocido como "El Licenciado" quien en su segundo día en el estrado confesó que sostuvo varias reuniones con su comadre Emma cuando Guzmán estaba preso en la cárcel del Altiplano en México en 2014.
Esta es la segunda vez que Coronel aparece nombrada en el juicio del Chapo. La primera por el agente especial de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, Víctor Vázquez, cuando explicaba al jurado cómo había sido capturado Joaquín Guzmán Loera en operación conjunta con la Marina mexicana en el hotel Miramar  en Mazatlán.

López ofreció una serie de detalles de cómo se había planeado la fuga del Chapo entre 2014 y 2015, cuando se escapó de una cárcel de máxima seguridad a través de un túnel construido en base a sus instrucciones por debajo de un desagüe.

El testigo quien es el padrino de bautizo de una de las gemelas de Guzmán y Coronel, dijo que cuando su compadre estaba preso le envió mensajes y cartas con Emma, y que  con su presencia se habían hecho reuniones a donde asistieron los cuatro hijos de Guzmán y planearon construir un túnel de 1.5 km.

La esposa del Chapo es ciudadana estadounidense y mexicana, nació en California. En agosto de 2011 tuvo sus hijas gemelas con Guzmán en territorio norteamericano. Hasta el momento ni las autoridades estadounidenses ni las de México han acusado a Emma Coronel formalmente de haber participado en la industria criminal de su marido.

Cuando López hablaba al jurado, se observó a la mujer a ratos seria, y otras sonriendo cuando conversaba con una mujer rubia que la acompañaba. Por un momento se apoyó sobre la banca, y se le vio jugando con su larga cabellera negra.

El testigo aseguró que su comadre Emma le entregaba los recados de Guzmán y que se veían con frecuencia en Culiacán. El Chapo le pidió a López a través de Coronel que colaborara con él para preparar la fuga de la cárcel y él aceptó participar en el plan que culminó exitosamente con la huída del prisionero a través del túnel.

Contó que Guzmán le había pedido que buscara una persona para enviar a Toluca, a un lugar cerca del penal. Entonces envió a su cuñado para que hablara con los guardias de la prisión para que colaboraran gracias al pago de sobornos.

El testigo también fue requerido por el acusado para que ubicara y rentara una bodega en un pueblo adyacente a la cárcel del Altiplano. Igualmente le pidió que consiguiera armas y una camioneta Pick up blindada que usarían para el escape.

Dijo que las reuniones se hicieron con los hijos de Guzmán y que entre todos habían prepararon los detalles del plan basado en las instrucciones del Chapo. Comentó que compraron un terreno en los alrededores de la prisión y empezaron a construir el túnel. 

Entre las anécdotas comentó que la construcción generaba mucho ruido, y que supo por el Chapo que los prisioneros se quejaban por las molestias y que escuchaban los sonidos fuertes que se hacían en oportunidades insoportables.

López comentó que entre los requerimientos de Guzmán estaba un reloj con GPS que ingresaron al penal para poder ubicar a través del mismo las coordenadas exactas donde estaba ubicada la celda donde dormía el Chapo.

El objetivo se logró y López contó que habían buscando una motocicleta que era manejada con una carrucha por un trabajador del Chapo y que era jalada por los rieles internos y que les permitió salir a la superficie. Posteriormente, Guzmán habría sido recorrido por otra moto de cuatro ruedas que era conducida por el hermano de Emma Coronel, llamado Edgar Coronel Aispuro y que lo llevó hasta la bodega que había conseguido el testigo.

Desde aquel lugar fue llevado vía aérea a a La Tuna en julio de 2015. las montañas de Sinaloa donde estuvo oculto por unos meses hasta que fue nuevamente detenido en enero de 2016.

Cuando fue detenido y devuelto al penal, pero poco tiempo después  fue trasladado a otra prisión. Guzmán planeó otro escape, para lo cual pagó un soborno de USD 2 millones a al director del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de México para que lo regresa al penal del Altiplano donde pensaba construir otro túnel para lo cual instruyó al testigo, a sus hijos, a través de su diligente esposa que buscaran los terrenos cercanos a la cárcel nuevamente.

El plan fue frustrado porque el Chapo fue extraditado a los Estados Unidos.

Cuando le tocó el turno a la defensa que intentó descalificarlo frente al jurado, el abogado Eduardo Balarezo sugirió a López que él había ordenado el asesinato del periodista mexicano Javier Valdez. 

El testigo sostuvo que no sabía quién había dado la orden e asesinar al comunicador pero que pensaba que habían sido los hijos mayores de su compadre Alfredo e Iván.

Mientras el defensor esculcaba en papeles y datos que le entregaban sus asistentes, el testigo comentó que aunque no estaba seguro pensaba que Alfredo e Iván estaban molestos por la manera cómo el periodista había los había presentado en una entrevista que le hizo a Guzmán. Supuestamente, los hijos de Guzmán le pidieron al comunicador no publicar la nota, pero no tuvieron éxito y tras la publicación Valdez fue asesinado.

El juicio de Guzmán está en su etapa final. Hasta el momento han subido al estrado 52 personas a testificar en contra del acusado, siendo los principales testigos: Jesús Reynaldo Zambada García, Miguel Ángel Martínez Martínez,  Juan Carlos Ramírez Abadía, German Rosero, Tirso Martínez Sánchez, Jorge Cifuentes Villa, Pedro Flores, Vincente Zambada Niebla, Alexander Cifuentes Villa,
Víctor Vásquez, Lucero Guadalupe Sánchez López y Dámaso López Nuñez. 

Para mañana se tiene prevista la comparecencia del piloto que sirvió a Guzmán apodado Cachimba.

López cumple cadena perpetua en una prisión estadounidense por tráfico de drogas y espera con su cooperación una reducción de pena.