Mostrando entradas con la etiqueta Irán Venezuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Irán Venezuela. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de junio de 2022

Humire: Incidencias ocurridas en el caso del avión de Conviasa en Argentina reviste similitud con el modus operandi del IRGC

 El experto en seguridad maneja la tesis de la existencia de un sexto tripulante iraní.

Por Maibort Petit

   El incidente ocurrido en Argentina donde un avión de la aerolínea estatal venezolana Emtrasur se encuentra retenido por las autoridades de dicha nación en razón de su tribulación altamente sospechosa —14 venezolanos y 5 iraníes— resulta ser, por sus características, muy similar al modus operandi de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC por las siglas en inglés de Islamic Revolutionary Guard Corps), según la opinión de Joseph Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura y experto en amenazas transnacionales en el continente americano, además de ser coautor del libro “La penetración estratégica de Irán en Latinoamérica”.

   El especialista en temas de seguridad refiere que todos los años que lleva estudiando los movimientos de Irán en América Latina —específicamente una década— lo llevan a percibir las similitudes, especialmente la estrategia del IRGC de combinar lo comercial con lo militar.

   El pasado 6 de junio del corriente año 2022, un Boeing 747-300 de la empresa Emtrasur, empresa de cargas subsidiaria de Conviasa, cargado de autopartes, arribó al aeropuerto internacional Ministro Pistarini, que sirve a la ciudad de Buenos Aires y que se conoce simplemente como aeropuerto de Ezeiza. La aeronave, que procedía de México, había intentado aterrizar dos días antes en Uruguay, pero le fue denegado el aterrizaje, por lo que volvió al punto de partida. Este hecho llamó poderosamente la atención de las autoridades bonaerenses y se procedió a la revisión de la carga y de la documentación de la tripulación. Como resultado de la pesquisa, se encontró que la misma estaba compuesta por catorce venezolanos y cinco iraníes, lo cual fue sumamente llamativo para las autoridades, toda vez que una aeronave de ese tipo requiere tan sólo de cinco tripulantes. Los 19 tripulantes fueron retenidos en un hotel, entretanto la aeronave se ve imposibilitada de despegar por falta de combustible.

  Se trata de un avión con poco tiempo en manos de la aerolínea venezolana, pues anteriormente perteneció por 15 años a la aerolínea iraní Mahan Air, la cual se encuentra sancionada por Estados Unidos, una razón que llevó a que ni la estatal argentina YPF, ni Shell, quisieran suministrarle el combustible.

  Humire hace algunas reflexiones sobre este avión venezolano-iraní Emtrasur YV-3531 atascado en Buenos Aires, indicando en primer término que existe una posible información errónea sobre la aeronave y sus pasajeros.

   Explica que el “Acta Autorización Provisoria de Permanencia” de Inmigración Argentina muestra solo 5 ciudadanos iraníes en el avión, pero sostiene que, por fuentes altamente creíbles, que habría al menos seis ciudadanos iraníes en dicho vuelo. Se pregunta entonces: “¿Alguien está perdido?”


   Joseph Humire expresa igualmente sus dudas acerca del tema de la escala de última hora de los aviones en Córdoba, la cual se atribuye al mal tiempo en  Buenos Aires, por estimar que no se está contando toda la historia. “¿Alguien puede confirmar que no se desembarcó ni se descargó cargamento/personal en Córdoba?”

  La respuesta a esta interrogante es fundamental para el experto en seguridad porque la ciudad de Córdoba es sede del fabricante argentino de armas Fabricaciones Militares FM, la cual desde 2012, tiene un memorando de entendimiento con CAVIM, el brazo logístico de defensa del gobierno venezolano y socio militar estratégico de Irán. “Esto podría ayudar a explicar el posible propósito encubierto de este vuelo”.



  Del mismo modo, Humire hace referencia al hecho de que hace más de un mes, el ministro de Defensa argentino, Jorge Enrique Taiana, encabezó el acto inaugural del vuelo de un nuevo avión de entrenamiento avanzado de nombre “Pampa III” con la Fuerza Aérea de Argentina en Córdoba[1]. Una aeronave con tecnología de aviación y piezas similares a las utilizadas en otros aviones que el régimen de Nicolás Maduro está desarrollando en Venezuela con la guía de Irán.

  Refiere que Emtrasur es una empresa subsidiaria de carga de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, inaugurada en noviembre de 2021 durante el primer aniversario de la Empresa Aeronáutica Nacional EANSA, que es un proyecto conjunto entre Conviasa y CAVIM. Ambas empresas gestionan la adquisición del programa de drones de Venezuela, que es donde entra Irán en la jugada.

  Explica que durante 15 años, Irán ha desarrollado el programa de drones de Venezuela hasta el punto de que el régimen de Nicolás Maduro se encuentra a punto de tener drones de combate operativos inspirados en el Mohajer-6 de IRGC. En tal sentido, subraya que Irán un país maestro de las operaciones de doble uso que combinan lo comercial con lo militar. “Lo que dice ‘piezas de automóviles’ podría ser otras piezas utilizadas para programas militares conjuntos Irán-Venezuela sancionados”, explica.

  Para Humire resulta curioso que un avión que viaja habitualmente a Rusia y Serbia, así como a Bielorrusia, ahora figure también transportando repuestos de autos.

   Para el experto en seguridad es clave que las autoridades argentinas procedan a  investigar a fondo al Emtrasur YV-353, analizando todos los antecedentes y rutas del avión para así encontrar tendencias y patrones irregulares, al tiempo que se examinen otros vuelos de Venezuela a Argentina en busca de precedentes.

 Asimismo, los inspectores argentinos con conocimientos de tecnología y mecánica aeronáutica deben inspeccionar la carga dado que las "piezas de automóviles" pueden ser similares a las piezas de aviación sancionadas.

  Humire cree que la administración de Joe Biden debe considerar este hecho como un caso que responde a la interrogante de por qué la implementación de sanciones es importante.

  Finalmente, Joseph Humire destaca que si Mahan Air y Conviasa no hubieran sido sancionadas, este avión con posibles intenciones nefastas podría haber pasado desapercibido en Argentina.


[1] VíaPaís. “Tandil suma el “Pampa III”, un nuevo avión en la Base Aérea del Ejército”. 24 de abril de 2022. https://viapais.com.ar/tandil/tandil-suma-el-pampa-iii-un-nuevo-avion-en-la-base-aerea-del-ejercito/

miércoles, 14 de julio de 2021

EE. UU. acusa a funcionarios de inteligencia iraní de conspirar para secuestrar a una periodista disidente residenciada en Nueva York, llevarla a Venezuela y luego enviarla a Irán para encarcelarla

   Los fiscales federales han acusado a cuatro agentes de inteligencia iraníes de conspirar para secuestrar a una autora y activista de derechos humanos de Brooklyn y llevarla a Irán a través de Venezuela.

Por Maibort Petit

  Un tribunal federal de Nueva York reveló una acusación formal que acusa a cuatro ciudadanos iraníes de conspiraciones relacionadas con secuestro, violaciones de sanciones, fraude bancario y electrónico y lavado de dinero. Un co-conspirador y residente de California, también de Irán, enfrenta cargos adicionales de estructuración.

La periodista y activista de Derechos Humanos, Masih Alinejad

   La periodista no fue nombrada en los documentos judiciales, pero se conoció que Masih Alinejad era el objetivo. Una fuente familiarizada con el caso identificó a Alinejad como la activista objetivo de la conspiración.

     Según la demanda, Alireza Shavaroghi Farahani, alias Vezerat Salimi y Haj Ali, de 50 años; Mahmoud Khazein, 42 años; Kiya Sadeghi, 35; y Omid Noori, de 45 años, todos de Irán, conspiraron para secuestrar a una periodista y activista de derechos humanos de Brooklyn que trabajaba para movilizar a la opinión pública en Irán y en todo el mundo para lograr cambios en las leyes y prácticas del régimen de los Ayatolás. 
  Se alega que Niloufar Bahadorifar, también conocido como Nellie Bahadorifar, de 46 años, originario de Irán y actualmente residente en California, proporcionó servicios financieros que respaldaron la trama.


  "Toda persona en los Estados Unidos debe estar libre de acoso, amenazas y daño físico por parte de potencias extranjeras", dijo el Fiscal General Adjunto Interino Mark J. Lesko de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia en un comunicado entregado a la prensa. 

   Lesko sostuvo que: "A través de esta acusación, sacamos a la luz un complot pernicioso para dañar a una ciudadana estadounidense que estaba ejerciendo sus derechos de la Primera Enmienda, y nos comprometemos a llevar a los acusados ​​ante la justicia".

"Como se alega, cuatro de los acusados ​​monitorearon y planearon secuestrar a una ciudadana estadounidense [Masih Alinejad] de origen iraní que había sido crítica con la autocracia del régimen, y buscaban llevarla por la fuerza a Irán, donde el destino de la víctima habría sido incierto en el mejor de los casos". dijo la Fiscal Federal Audrey Strauss del Distrito Sur de Nueva York. 

  Strauss sostuvo que: “Entre las libertades más apreciadas de este país ( EE. UU. ) está el derecho a decir lo que uno piensa sin temor a represalias del gobierno. Un ciudadano estadounidense que viva en los Estados Unidos debe poder defender los derechos humanos sin ser blanco de agentes de inteligencia extranjeros. Gracias a la exposición del FBI de su presunto plan, estos acusados ​​no han logrado silenciar las críticas mediante el secuestro forzoso", dijo.

“Como se alega en esta acusación, el gobierno de Irán ordenó a varios actores estatales conspirar para secuestrar a la periodista [Masih Alinejad y llevar a cabo vigilancia en suelo estadounidense, todo con la intención de atraer a nuestra ciudadana de regreso a Irán en represalia por haber hecho uso del derecho a la libertad de expresión”, dijo el subdirector Alan E. Kohler Jr. de la División de Contrainteligencia del FBI.

 Kohler aseguró que: "Usaremos todas las herramientas a nuestra disposición para investigar agresivamente las actividades extranjeras de los operativos que conspiran para secuestrar a un ciudadano estadounidense solo porque el gobierno de Irán no aprobó las críticas de la víctima al régimen".

El caso

  Según la demanda contra la red conformada por Farahani, un funcionario de inteligencia iraní que reside en Irán, Khazein, Sadeghi y Noori, agentes activos de inteligencia iraníes que residen en Irán y trabajan bajo las órdenes de Farahani, desde al menos junio de 2020, planearon secuestrar a una ciudadana estadounidense de origen iraní (Víctima-1) dentro de los Estados Unidos en apoyo de los esfuerzos del gobierno de Irán para silenciar las críticas de Masih Alinejad contra el régimen. Alinejad es una periodista que ha dado a conocer los abusos contra los derechos humanos del régimen de Irán.

  Antes del complot de secuestro, el gobierno de Irán intentó atraer a Alinejad a un tercer país para capturarla y entregarla a Irán. 

 Aproximadamente en 2018, los funcionarios del gobierno iraní intentaron inducir a los familiares de la Víctima-1, que residen en Irán, a invitar a la víctima a viajar a un tercer país con el aparente propósito de que la Víctima-1 fuera arrestada o detenida y transportada a Irán para encarcelarla. 

  Los familiares de Alinejad no aceptaron la oferta. 

  Un dispositivo electrónico utilizado por Farahani contiene, entre otras cosas, una foto de Victim-1 junto con fotos de otras dos personas, las cuales fueron atraídas desde terceros países y capturadas por la inteligencia iraní, una posteriormente ejecutada y la otra encarcelada en Irán, y una leyenda en farsi que dice: "gradualmente la reunión se hace más grande ... ¿vienes o deberíamos ir por ti?"

  En múltiples ocasiones en 2020 y 2021, como parte del complot para secuestrar a Alinejad, Farahani y su red contrataron los servicios de investigadores privados para vigilar, fotografiar y grabar en video a los miembros del hogar de Victim-1 en Brooklyn. 

  La red de Farahani consiguió días de vigilancia en la casa de la Víctima-1 y el área circundante, videos y fotografías de la familia de la víctima y sus asociados, vigilancia de la residencia de la víctima y la instalación y acceso a una transmisión de video en vivo de alta definición de la Víctima. -1 es la casa. 

  La red insistió repetidamente en fotografías y grabaciones de video de alta calidad de los miembros del hogar de la Víctima-1; un gran volumen de contenido; fotografías de visitantes y objetos de la casa; y descripciones del lenguaje corporal de la periodista en cuestión. 

  Asimismo, la red consiguió la vigilancia al tergiversar sus identidades y el propósito de la vigilancia a los investigadores, y lavó dinero en Estados Unidos desde Irán para pagar la vigilancia. Sadeghi actuó como el principal punto de contacto de la red con los investigadores privados, mientras que Noori facilitó el pago a los investigadores para promover el complot.

  Como parte del complot de secuestro, la red de inteligencia liderada por Farahani también investigó métodos para transportar a la periodista fuera de los Estados Unidos para su entrega a Irán. 

  Sadeghi, por ejemplo, investigó un servicio que ofrece lanchas rápidas de estilo militar para la evacuación marítima autónoma fuera de la ciudad de Nueva York y viajes marítimos desde Nueva York a Venezuela, un país cuyo gobierno de facto tiene relaciones amistosas con Irán. 

  Khazein investigó rutas de viaje desde la residencia de Alinejad hasta un vecindario frente al mar en Brooklyn; la ubicación de la residencia de Alinejad en relación con Venezuela; y la ubicación de la residencia de la Víctima-1 en relación con Teherán.

   La red que encabeza Farahani se ha dirigido a víctimas en otros países, incluidos disidentes iraníes en Canadá, el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos, y ha trabajado para procurar una vigilancia similar de esas víctimas.

  Como se alega, Bahadorifar brindó servicios financieros y de otro tipo desde los Estados Unidos a residentes y entidades iraníes, incluido Khazein, desde aproximadamente 2015. 

  Bahadorifar facilitó el acceso al sistema financiero y las instituciones de EE. UU. mediante el uso de cuentas de tarjetas y se ofreció a administrar intereses comerciales en Estados Unidos en nombre de Khazein. 

  Entre otras cosas, Bahadorifar hizo que se hiciera un pago a un investigador privado por la vigilancia de la Víctima-1 en nombre de Khazein. Si bien Bahadorifar no está acusado de participar en la conspiración de secuestro, se alega que prestó servicios financieros que respaldaron el complot y está acusada de conspirar para violar las sanciones contra Irán, cometer fraude bancario y electrónico y lavar dinero. 

  Los documentos federales aseguran que Bahadorifar también se encargó de estructurar depósitos en efectivo por un total de más de aproximadamente $ 445.000.

  Farahani, Khazein, Sadeghi y Noori están acusados ​​de: 

(1) conspirar para secuestrar, que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua; 

(2) conspirar para violar la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional (IEEPA) y las sanciones contra el gobierno de Irán, que conlleva una sentencia máxima de 20 años de prisión; 

(3) conspirar para cometer fraude bancario y electrónico, que conlleva una sentencia máxima de 30 años de prisión; y 

(4) conspiración para lavar dinero, que conlleva una sentencia máxima de 20 años de prisión. 

  Bahadorifar está acusado de los cargos dos, tres y cuatro, y además  de estructurar, que conlleva una sentencia máxima de 10 años de prisión. 

  La víctima habla

  Masih Alinejad dijo a NBC: "He sido un objetivo durante varios años, pero esta es la primera vez que se ha tramado y frustrado un complot tan audaz".

  En 2020, Alinejad escribió en The Washington Post que se enteró de la intención del régimen iraní de secuestrarla. "Ha sido una experiencia horrible, pero no puedo decir que haya sido completamente inesperado. El régimen ha intentado muchas formas de intimidación para silenciarme a lo largo de los años", escribió.

lunes, 9 de noviembre de 2020

Un error procedimental convierte a Ali Sadr Hashemi Nejad de acusado en acusador

  Sin embargo, en Malta estiman que los delitos de lavado de dinero no quedan exentos por el error procedimental y trabajan para extraditar a Sadr.

Por Maibort Petit

  El caso sobre el Pilatus Bank, propiedad de Ali Sadr Hashemi Nejad quien, en marzo de este año, fue declarado culpable de violar las sanciones de Estados Unidos contra Irán, fraude bancario y lavado de dinero de los programas de viviendas de Hugo Chávez, parece estar muy lejos de encontrarse cerrado, dado que continúan revelándose aspectos relacionados con la causa por parte de importantes autoridades y voceros vinculados a la trama.
  En marzo un jurado en Nueva York declaró culpable a Ali Sadr Hashemi Nejad de “violación de las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos a Irán, fraude bancario y conspiración para lavado de dinero internacional con fondos provenientes de los programas de viviendas que el régimen de Hugo Chávez acordó con la República Islámica de Irán”. Por estos delitos, Sadr enfrentaba la posibilidad de pasar varias décadas en la cárcel.

  La jueza decidió no enviarlo a prisión de inmediato, sino que le permitió esperar la sentencia en arresto domiciliario con un monitor en el tobillo[1].

   Pero a raíz de que en julio pasado la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Nueva York decidiera abandonar la acusación referida a la violación de las sanciones impuestas al régimen iraní, en razón de que se conoció posteriormente a la decisión judicial que fiscales y agentes no entregaron pruebas que podrían haber exculpado al acusado, se ha desatado una ola de reacciones que dieron un revés inesperado al caso y ahora la cuestionada es la parte acusadora. La defensa de Sadr calificó de insólito que ahora el gobierno considere que el asunto de las sanciones “no sería de interés para la justicia seguir adelante con este caso", luego de haber “perseguido” a su cliente durante más de 6 años.
 
   Igualmente, los abogados subrayaron el hecho de que a mitad del proceso judicial se conociera que pruebas exculpatorias fueron suprimidas indebidamente[2].

Jueza da un vuelco al caso

  Ante tal revelación, la jueza del caso, Alison Nathan, anuló el veredicto de culpabilidad del jurado, pues transcurridos varios meses después del veredicto y más de dos años de la acusación de la fiscalía, salieron a relucir unos correos electrónicos donde un fiscal sugirió "enterrar" un documento que, finalmente, no sufrió este destino y se entregó a la defensa.

 Los abogados defensores Reid Weingarten y Brian Heberlig manifestaron su sorpresa por las tergiversaciones del Departamento de Justicia antes de que comenzara el juicio, así como sobre la forma en que el FBI revisó los correos electrónicos de Sadr pues, de haberlo hecho, el juicio no habría tenido lugar.

   La jueza exigió conocer qué abogados y supervisores del gobierno participaron y advirtió que podría ordenar investigar y castigar a la fiscalía[3].

   De hecho, la actitud del Departamento de Justicia cada vez queda más en entredicho, toda vez que durante un interrogatorio ante jueces que investigan el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia, el ex fiscal general, Peter Grech, sostuvo su posición de no actuar frente a los grandes escándalos políticos, como el del Banco Pilatus, pues su trabajo era simplemente "dar consejos".

   Dijo que advirtió al entonces comisionado adjunto, Silvio Valletta, pedir una investigación judicial sobre Pilatus Bank si se basaba únicamente en un blog[4].

   Recientemente, el juez del caso de sanciones que involucra a Sadr, exigió publicar las presentaciones selladas del caso, según informó el bloguero financiero, Kenneth Rijock, quien agregó que el exbanquero podría haberse convertido en informante en un caso que involucra a funcionarios malteses y los documentos podría solucionar el problema.

Reclamado en Malta

   En Malta, a Ali Sadr se le relaciona con altos personeros del gobierno del ex primer ministro, Joseph Muscat, vinculados a investigaciones por corrupción de las que escribió la periodista asesinada Daphne Caruana Galizia[5].

   Y si bien en estados Unidos el caso ha sido anulado por un problema de procedimiento, lo relativo al delito de lavado de dinero se mantiene y por ello, en Malta, la Fundación Daphne Caruana Galizia pidió su extradición.

  “El hecho de que Ali Sadr haya sido procesado en los Estados Unidos significa que fue acusado sobre la base de pruebas de lavado de dinero. El enjuiciamiento finaliza sobre la base de un supuesto problema técnico y de procedimiento, y sólo en relación con los cargos de incumplimiento de las sanciones estadounidenses. Nada de esto cambia la evidencia contra Hashemi Nejad, que sigue siendo abrumadora”, dijo la fundación en un comunicado.

   La acusación de lavado de dinero refería que Sadr diseñó un esquema internacional de blanqueo de capitales por el que legitimó fondos irregulares provenientes de PDVSA. Para ello, se habría valido de empresas de fachada a través de las cuales ejecutó un plan para evadir las sanciones estadounidenses y pudo lavar más de USD 476 millones a través de una subsidiaria de PDVSA que se encargaba construir viviendas en Venezuela[6].

    La fiscalía dijo que Stratus Grupo, controlado por el padre de Sadr, el acusado y su familia, incluye a la empresa Iranian International Housing Corp., contratada por PDVSA, para construir 7 mil viviendas en el estado Zulia, en el marco de los acuerdos firmados entre Venezuela e Irán en 2006[7].

   La Fundación Daphne Caruana Galizia cree que lo ocurrido en EE. UU. para nada eximen ni impiden que la Policía de Malta y el Fiscal General procesen a Ali Sadr. "Por el contrario, ahora es más importante que nunca que sea procesado en Malta, ya que ha destruido la reputación de Malta en el proceso de utilizar el país como base para facilitar la actividad delictiva, a través de Pilatus Bank"[8].

   Habrá que ver el destino de esta solicitud, toda vez que en julio la fiscalía le garantizó al tribunal que no "buscarán ni cooperarán con" ningún intento de expulsión de Estados Unidos[9].



CITAS
[1] Venezuela Política. “Ali Sadr Hasheminejad fue declarado culpable de violar las sanciones de EE. UU. contra Irán, fraude bancario y lavado de dinero de los programas de viviendas de Hugo Chávez”. 16 de marzo de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/03/ali-sadr-hasheminejad-fue-declarado.html

[2] Law. “The Exoneration of Our Client Ali Sadr”. 24 de julio de 2020. https://www.law.com/newyorklawjournal/2020/07/24/the-exoneration-of-ali-sadr/?slreturn=20201006152101

[3] NPR. "Judge Dismisses Troubled Sanctions Case, Could Probe Prosecutors' Credibility”. 17 de julio de 2020. https://www.npr.org/2020/07/17/892320755/judge-dismisses-troubled-sanctions-case-could-probe-prosecutors-credibility

[4] The Shift News. “Former Attorney General defends inaction on major political scandals”. 30 de octubre de 2020. https://theshiftnews.com/2020/10/30/former-attorney-general-defends-inaction-on-major-political-scandals/

[5] Lovin Malta. "US Judge Demands Publication Of Sealed Filings In Pilatus Bank Owner’s Case”. 21 de octubre de 2020. https://lovinmalta.com/news/us-judge-demands-publication-of-sealed-filings-in-pilatus-bank-owners-case/

[6] Venezuela Política. “125 años de cárcel podría enfrentar el banquero iraní que logró evadir las sanciones de EE. UU. contra Irán a través de contratos con el gobierno de Hugo Chávez Frías”. 16 de febrero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/02/125-anos-de-carcel-podria-enfrentar-el.html

[7] Venezuela Política. “Este lunes continúan las deliberaciones del jurado del juicio de Ali Sadr Hasheminejad, dueño de Pilatus Bank”. 15 de marzo de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/03/este-lunes-continuan-las-deliberaciones.html


[8] The Shift News. “Call for Ali Sadr’s extradition to Malta after US government drops case”. 6 de junio de 2020. https://theshiftnews.com/2020/06/06/call-for-ali-sadrs-extradition-to-malta-after-us-government-drops-case/

[9] Malta Today. “Pilatus banker given US guarantee over immigration removal”. 20 de julio de 2020. https://www.maltatoday.com.mt/news/world/103644/pilatus_banker_given_us_guarantee_over_immigration_removal#.X6WDBVMzaYU