Mostrando entradas con la etiqueta Efraín Antonio Campo Flores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Efraín Antonio Campo Flores. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Claves para entender el proceso judicial de los #narcosobrinos en Nueva York

De declararse culpables, el juez dictará una sentencia tras verificar pruebas de Fiscalía . Si se declaran inocentes, habrá un juicio donde se presentarán las pruebas que conformaron la causa de base de la acusación.

Efraín Antonio Campos Flores (29) y Franki Francisco Flores de Freitas (30) deberán enfrentar, el próximo 17 de diciembre, la audiencia preliminar en la que se determinará si van o no a juicio por la presunta comisión de los delitos de "asociación para delinquir y conspirar en complicidad para violar la ley de narcóticos".

Tras ser diferido en dos oportunidades por petición de la defensa de los imputados, en este encuentro Campos Flores y Flores Freitas tienen tres opciones: declararse culpables, tras lo cual el juez procedería a dictar una sentencia; asegurar que son inocentes, lo que implicaría el inicio de un juicio en el cual permanecerán detenidos, si el tribunal les niega el beneficio de la fianza.

Sin embargo, para el abogado Alexander J. Alfano, consultado en torno al procedimiento jurídico estadounidense, lo más probable es que los acusados se declaren no culpables y traten de demostrar su inocencia.

Escenarios para la audiencia del 17 de diciembre de 2015: culpables o inocentes

De declararse inocentes, los primos Flores deberán ir a juicio, para lo cual se nombrará un jurado. En ese caso, el fiscal Bharara –en representación del gobierno estadounidense– presentará las supuestas evidencias que poseen para demostrar la culpabilidad de los imputados. En ese caso, la corte fijará la fecha de la nueva audiencia para darle inicio al juicio propiamente dicho. Los acusados permanecerán en su sitio de reclusión hasta que el proceso concluya y se produzca la sentencia definitiva.

Por la naturaleza de la acusación, los acusados no tendrían en ese caso derecho a fianza. Los costos del juicio son muy variados y onerosos y se conocen sólo al final del proceso.

Si por el contrario, los Flores se declaran culpables, no habrá juicio y el juez procederá entonces directamente a dictar la sentencia. La corte deberá garantizar que el debido proceso se haya cumplido en todos los pasos, es decir, que ninguno de los derechos de los imputados hayan sido violado.

Cuando un acusado se declara culpable, se abre un proceso de negociación de los cargos. En muchos casos, los fiscales federales formulan al comienzo acusaciones con máxima pena, para luego ofrecerle al imputado penas de prisión más cortas, en dependencia del grado de cooperación que este muestre para efectos de la investigación en curso.

Una vez que la corte ha hecho estas determinaciones, entonces fija una fecha para la sentencia. Antes de esa fecha, por lo general, hay una investigación para determinar si existen circunstancias atenuantes o agravantes. Si es así, la corte lo tendrá en cuenta en la condena del acusado.

De resultar culpables, los Flores estarían obligados a pagar multas, así como a cubrir los costes judiciales, honorarios de abogados y restitución que significa reembolsar a las víctimas de crimen), entre otros cargos.
El proceso legal en los Estados Unidos


El experto en Derecho estadounidense Alexander J. Alfano explica que los casos criminales se ventilan en tribunales estatales o federales, dependiendo de la naturaleza de los cargos, de la agencia policial que inicialmente ejecutó la investigación y de los arrestos que resultaron de dicha investigación.

Los casos criminales en los tribunales federales se inician o por una demanda criminal (criminal complaint), o a través de un “Grand Jury Proceeding” o gran jurado que estudia en secreto el caso y la evidencia presentada por los fiscales.

Alfano precisa que “solamente el fiscal tiene acceso al expediente y a presentar evidencias y testigos al gran jurado”, el cual determina si existe causa probable, es decir, evidencias de que un crimen se haya cometido.

La quinta enmienda a la Constitución estadounidense garantiza que todo acusado debe pasar por un gran jurado antes de tener que presentarse al tribunal.

Si el jurado determina que existe causa probable, se produce un “criminal indictment” que sirve como documento acusatorio e inicia el proceso jurídico contra los imputados, señala el experto.

La función del gran jurado es investigar toda evidencia y testimonio y determinar si existe “causa probable”.

Un aspecto importante que resalta Alfano, es que todo testimonio que se presente frente al gran jurado se hace bajo juramento, y todo testimonio es grabado electrónicamente y puede ser usado en contra de los acusados en el juicio penal. Ningún testigo tiene derecho a representación legal frente a esa instancia, acotó el especialista.

En ciertos casos, los únicos testigos son los mismos agentes federales que llevaron a cabo la investigación sobre cual está basada la acusación. Solamente en el caso de que esos testigos testifiquen también en el juicio posterior, tendrán los acusados derecho a saber que lo hicieron previamente frente al gran jurado.

Debido a que estos jurados operan en secreto y bajo la dirección del fiscal, muchas de las normas de evidencia y debido proceso no se aplican en esta instancia. El proceso de investigación frente al gran jurado es más flexible y no está limitado por la Constitución, como sí lo están otras situaciones de investigación policial. Los testigos no tienen derecho a abogado y, evidencias que normalmente no son permitidas en el juicio, son admitidas frente al gran jurado.

De acuerdo a las estadísticas que maneja la Fiscalía de Nueva York, de 162.000 casos presentados por los fiscales de distrito ante los grandes jurados federales, sólo 11 no dieron lugar a una acusación formal.

¿Cuántas veces puede posponerse la audiencia ?

Las reglas de procedimiento de los tribunales federales permiten que el acusado solicite posponer una audiencia siempre y cuando haya causa que justifique la prórroga y, en casos criminales, para asegurar que el acusado pueda tener el beneficio de la duda en cuanto al debido proceso, según lo contempla la Constitución.


Nolo contendere

En este tipo de casos hay un tercer tipo de declaración aceptada por la corte. Se llama Nolo contendere, o declaración de "no contest". Significa: "Declaro no refutar los cargos presentados en mí contra. No voy a tratar de demostrar mi inocencia o refutar mi posible culpabilidad." Con esto, el procesado no hace admisión de culpabilidad, pero, a efectos prácticos, el tribunal queda en libertad para considerarlo culpable y dictar sentencia. En otras palabras, esta declaratoria se traduce en una condena.

Defensa pública vs defensa privada

Es obligación de todo juez preguntar a los acusados si desean ser representado por un abogado público. Franki Francisco Flores de Freitas respondió afirmativamente a esa pregunta. Para beneficiarse de un abogado del gobierno, los acusados deben ser financieramente incapaces de contratar un abogado privado. En la ciudad de Nueva York la defensa privada es costosa.

El juez Paul A. Crotty designó con carácter provisional un defensor público para Flores de Freitas, quien se vio obligado a llenar el formulario de rigor ante el secretario de finanzas del Tribunal de Circuito de Nueva York, por el cual se paga una tasa de $ 100. La corte designó a Vincent Southerland y Jonathan Morvinny, del grupo Federal Defendant of New York Inc, para asistir al acusado durante el proceso.

Los servicios de la Defensoría Pública en EEUU no son gratuitos. Si Flores de Freitas es condenado, la corte incluirá el pago de los honorarios de los abogados públicos como parte de la condición de su sentencia.

Por su parte, Efraín Antonio Campos Flores fue representado desde el inicio del proceso por un grupo de abogados del escritorio jurídico Patton Boggs, encabezado por el experimentado John Reilly. Squire Patton Boggs es considerado uno de los bufetes más caros de los Estados Unidos y del mundo, y en su lista de mejores clientes se encuentra la corporación Citgo, perteneciente al Estado venezolano.

En relación al pago de la defensa privada, el abogado Luis Alejandro Aguilar solicitó se cumpla lo establecido en la Ley Antinarcóticos sobre el origen del dinero. Los acusados en casos de narcotráfico, pagan a los abogados para su defensa por concepto de honorarios profesionales. La ley establece que la corte solicite -durante el proceso- que se rebele la procedencia de los fondos desembolsados a los abogados de la defensa.

Luis Alejandro Aguilar argumenta que los familiares de los acusados y -ellos en particular- ocupan posiciones públicas en Venezuela con salarios cancelados en bolívares. Alega que en Venezuela impera un rígido control cambiario y la compra de divisas está regulada por el gobierno y que las categorías para obtener dólares no se incluye ninguna estipulación por concepto de pago de abogados para defensa de delitos de narcotráfico en los Estados Unidos y/o extranjero.

El 16 de noviembre los abogados privados de Campos Flores renunciaron a la defensa y encomendaron al juez de la causa para que le nombrará un abogado público. de haber seguido con la defensa, escritorio jurídico Squire Patton Boggs y Campos Flores debían presentar pruebas de la legitimidad del dinero con el que el acusado de narcotraficante pagaba las costosas facturas de sus defensores.

Conozca los puntos más resaltantes del caso penal de los narcosobrinos en la Corte Federal de Nueva York


lunes, 14 de diciembre de 2015

Descubre cómo es la cárcel donde están recluidos los #narcosobrinos

Esta cárcel federal de los Estados Unidos ha albergado a peligrosos criminales como Abu Anas al-Libi y Khalid al-Fawwaz, dos altos jefes de Al-Qaeda, así como a importantes narcotraficantes del cártel mexicano de los Zetas, Bernie Madoff, entre otros.

Por Maibort Petit

Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, acusados de conspirar para traficar cocaína a los Estados Unidos, se encuentran recluidos en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York (MCC por sus siglas en inglés). 


El MCC ubicado en Manhattan, es un penal donde recluyen a reos de ambos sexos y de todos los niveles de seguridad. Es operado por la Oficina Federal de Prisiones, una división del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Vale destacar que la mayoría de los prisioneros detenidos en MCC de Nueva York tienen casos pendientes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Asimismo alberga prisioneros que se encuentran pagando sus condenas y cadenas perpetuas.

Este presidio fue abierto en 1975. Los reos son asignados en grupos de a diez y recluidos en celdas independientes  y separadas, lo que resulta en poco movimiento dentro de la instalación. Varios medios de comunicación de la ciudad de Nueva York han señalado que el MCC tiene actualmente un gran hacinamiento. 


Como ya hemos señalado, por esta cárcel han pasado presos de alto perfil, incluyendo al famoso autor intelectual del esquema Ponzi, Bernard Madoff; los jefes terroristas de Al-Qaeda, Omar Abdel Rahman y Ramzi Yousef, el célebre  traficante de armas Viktor Bout; los narcotraficantes John Gotti y Jackie D'Amico y ahora, los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas.

Procedimiento de traslado de presos desde su celda en el MCC hasta la corte

Un prisionero del MCC que debe ir a la corte para acudir a su audiencia es custodiado durante todo el trayecto por los Mariscales Federales. El indiciado se presenta en el sótano del edificio ubicado en 150  Park Row, NY, encadenado por los tobillos a la cintura y con las  manos esposadas, el prisionero debe caminar a través de un túnel de casi 40 pies por debajo de la calle. El prisionero y escoltas pasan por los canales, o corredores, con puertas electrónicas en cada extremo. Estos son controlados remotamente por los oficiales que vigilan el viaje a través de las cámaras de seguridad.

Durante este pasaje de la cárcel a los tribunales, nadie pone los ojos en el prisionero excepto los mariscales y la gente en las estaciones de vigilancia. Una vez que han llegado al extremo norte del túnel, el prisionero espera el ascensor. En el interior hay una jaula cerrada donde el preso debe ingresar para trasladarse hasta las células del palacio de justicia. 

Cuánto le cuesta al gobierno norteamericano mantener presos a los sobrinos de Cilia Flores  #narcosobrinos

En los Estados Unidos los servicios de cárceles son administrados por entes privados. Dichas compañías reciben un pago determinado por cada preso que permanece en las instalaciones. El costo varía de acuerdo al lugar. Según la norma 28 aparte 505 de la CFR, un preso federal, que es recluido en una instalación federal como el MCC, cuesta aproximadamente $83.89 por día, que multiplicado por 365 alcanza $30 mil 619 dólares. Estas cifras se desprenden del reporte del año fiscal 2014 de la Oficina Federal de Prisiones.

El  reporte  dice que la obligación económica de esa oficina se genera de la cuota diaria incurrida en el año fiscal anterior, cuyo cociente es multiplicado por 365 días. 

Presos famosos del MCC

Por el MCC han pasado una variedad de criminales de diversas categorías y ha habido unos que han muerto en el recinto. Por ejemplo, el líder de Al-Qaeda, Al-Libi falleció el 2 de enero 2015 en espera de juicio y su compañero al-Fawwaz aguarda por su procedimiento. Ambos fueron señalados de ser cabezas operativas del grupo terrorista Al-Qaeda. Fueron acusados en el año 2000 por cargos de conspiración derivadas de los atentados ocurridos en 1998, contra dos embajadas estadounidenses en el este de África, en el que murieron 224 personas. 



Abu Anas al-Libi murió antes de su juicio



Otro de los delincuentes famosos del recinto es Ross  Ulbricht, sentenciado a cadena perpetua el 29 de mayo de 2015. Fue condenado por piratería informática, por lo que es conocido como " El temible pirata Roberts". Fue declarado culpable de crear y manejar un mercado de drogas ilegales en internet conocida como Ruta de la Seda; varios medicamentos obtenidos a partir de ese mercado causaron la muerte a seis personas por sobredosis de todo el mundo.  

Ross Ulbricht espera juicio y es prisionero en MCC

Igualmente famoso es Horst Overdick, quien actualmente se encuentra en espera de juicio. Este narcotraficante está vinculado al cártel de Los Zetas en México; fue extraditado desde Guatemala en 2012 para enfrentar cargos por haber dirigido el envío de grandes cantidades de cocaína a los EEUU a través de Guatemala. 

Otros que destacan en la lista son Efraín Flores, identificado con el número 92493-054, y Franqui Flores registrado como el preso 92464-054. Ambos están esperado el juicio. Los sobrinos de la Primera Dama de Venezuela, Cilia Flores, y del presidente Nicolás Maduro, fueron detenidos en Haití durante un operativo comandado por la DEA y están siendo acusados de conspirar para importar y distribuir cocaína en los Estados Unidos. 


Las celdas de los reos de MCC


sábado, 28 de noviembre de 2015

Abogados de #narcosobrinos niegan haber recibido dinero del Estado venezolano

Por Maibort Petit

La firma dijo que no han hecho ningún cargo por costes legales de representación en Corte de Nueva York al gobierno de Nicolás Maduro ni a Citgo.

Cómo ya se ha informado, uno de los escritorios jurídicos más costosos de los Estados Unidos, la firma Squire Patton Boggs fue aceptado por la Corte Federal de Distrito Sur en Nueva York para representar la defensa al sobrino de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores en el caso por tráfico de cocaína que cursa en el tribunal norteamericano.

Los abogados representantes de la firma, John J, Reilly y Rebekah J. Poston son los encargados de defender a Efraín Antonio Campos Flores en un proceso judicial en los EEUU según se  hizo público en la audiencia del 12 de noviembre de 2015.

Ante la solicitud de investigación del origen de los fondos que recibe la defensa de los acusados de narcotráfico hecha por el abogado venezolano, Luis Alejandro Aguilar la firma Squire Patton Boggs envió una carta a los jueces del caso, Paul A Crotty y Daniel Patrick Moynihan de la Corte de Distrito de Nueva York asegurando que hasta la fecha ese escritorio no ha cobrado ningún cargo por concepto de servicios de representación legal al gobierno de Venezuela, ni a ninguna de las corporaciones, incluyendo corporaciones o subsidiarias del Estado venezolano (Citgo), por defender al acusado de narcotráfico.

La carta fechada 23 de noviembre dice claramente que  Squire Patton Boggs no hara ningún cargo por su trabajo de representación de Efraín Antonio Campos Flores durante el juicio que se seguirá en Nueva York.

Vale destacar que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello aseguró en un programa de televisión conducido por Vladimir Villegas en Globovisión, el día 16 de noviembre de 2015,  que la firma de abogados Squire Patton Boggs no cobraría por representar a  Efraín Antonio Campos Flores, porque la intención del poderoso despacho de abogados es probar la supuesta inocencia del acusado y contrademandar al gobierno federal de Estados Unidos, y de cuyas utilidades se cobraría todos los honorarios y costes de juicio que se generarían durante el juicio.




viernes, 13 de noviembre de 2015

Crónica del caso de los narcoflores desde Nueva York

Hay eventos que marcan a los gobierno, sin importar de la naturaleza que sean. Democracias o dictaduras, gobiernos híbridos, ilegítimos o no. La vinculación directa del poder político con el narcotráfico es un asunto que no puede obviarse, ni siquiera porque se prohíba su publicación en la red de medios dominada por el gobierno. Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores están pretendiendo borrar del espectro público venezolano uno de los eventos más vergonzosos de la historia política venezolana. Dos familiares directos del jefe de Estado fueron arrestado en un tercer país y acusados "de conspirar y pretender transportar un enorme cargamento de cocaína -de alta pureza- desde Honduras, a la ciudad de Nueva York".

Efraín Antonio Campo Flores, hijastro de Nicolás Maduro (por ser sobrino e hijo de crianza de Cilia Flores) y Francisco Flores de Freitas (sobrino) fueron apresados en Puerto Príncipe el pasado martes 10 de noviembre en un hotel. Ambos llegaron Haití en un avión  siglas YV 2030, perteneciente a la Constructora y Mantenimiento Coinpectra CA, ubicada en la calle La Joya Ed Cosmo, Piso 8, Oficina 8 en Chacao. El avión fue propiedad de Sabempe en el 2007.  La nave según reportes  de prensa estaba la tripulación conformada por Marco Uzcategui, Pedro Miguel Rodríguez, Julio César Hernández  y Jesfran Moreno. El avión fue regresado a Caracas con la tripulación y hasta donde se conoció estuvo custodiado por la Guardia Nacional.


Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas tienen más de
4 años en el negocio del narcotráfico según varias fuentes.
Un reporte de la Fiscalía de Nueva York señala que Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas les tenían un seguimiento desde hacía 8 meses y los agentes de la DEA y el FBI, a través de sus informantes, grabaron sus movimientos para generar pruebas contundentes que están en manos del juez de distrito Preet Bharara, conocido por ser implacable y no soltar  sus presas hasta que les ve el hueso, y si no, pregunten a los banqueros de Wall Street.   

Cadena perpetua

Tal como ocurre en casos de esta naturaleza, el fiscal Bharara solicitó cadena perpetua para los dos individuos que usaron pasaporte diplomático venezolano, apelaron a inmunidad diplomática y a sus relación con el presidente Nicolás Maduro para librarse de la justicia norteamericana.  
Preet Bharara pidió cadena perpetua para los
primos Flores acusados de narcotráfico


Los dos #narcosbrinos fueron embarcados en una avión del gobierno norteamericano y fueron traídos directamente desde Haití hasta la ciudad de Nueva York, donde permanecerán presos en una cárcel federal sin posibilidad de fianza hasta que la justicia decida sobre el caso. El próximo miércoles 18 de noviembre a las 3 PM  tendrá lugar la audiencia y los dos  familiares de Nicolás Maduro y Cilia  Flores tendrán que comparecer ante el magistrado designado para el caso, James L.Cott.

En el acto de presentación de este jueves 12 de noviembre llamó la atención que el gobierno venezolano contrató a  uno de los escritorios jurídicos más costosos del mundo: Squire Patton Boggs ( tiene 44 oficinas en 21 países). Es una de las firmas de abogados que ha logrado mayores ganancias en el mundo ( En el 2014 declararon ganancias por $870.5 millones), sus servicios son extremadamente costosos. Esa firma ha representado a varios gobiernos, entre los que se destaca la Autoridad de Palestina- en el caso de procura de ayuda del gobierno norteamericano-, a Turquía y a Myanmar, entre otros.  En los pasillos de la Corte se comentaba que la hora de honorarios cuesta $3000 y el paquete de servicios de defensa habría sido de $10 millones de dólares. Estas cifras no fueron confirmadas en ningún momento, sólo fueron especulaciones.

Los abogados del bufete Squire Patton Boggs  que estuvieron presentes en la audiencia fueron: John Reilly, Rebekah Poston y Alfredo Anzola. Un detalle interesante es que este mismo bufete de abogados fue contratado por el Banco Central de Venezuela para demandar al portal dolartoday.com.
 Aquí les coloco las fotos de los abogados de los acusados:
Alfredo Anzola

John Reilly Abogado de Squire Patton Boggs
Rebekah J. Poston abogada de Squire Patton Boggs en Miami

Alfredo Anzola estuvo acompañando buena parte del tiempo de espera a los representantes de la embajada de Venezuela en Washington DC.  Anzola se le vio nervioso, jugando con un sombrero negro y conversando con sus colegas. Esquivó a los periodistas y se negó a dar su tarjeta de presentación.

Otro que estuvo tratando de evitar ser reconocido fue Maxilmilian Arvelaez. Se paraba nervioso, huía de la prensa, y no quería dar su nombre a los presentes. 

Toca esperar la audiencia del miércoles para ver hacia dónde se dirigen los tiros. Por ahora hay mucho que analizar, y mucho que escribir sobre este escándalo que ha dejado claro la minúscula frontera que hay entre el poder y el narcotráfico en la Venezuela chavista.