Mostrando entradas con la etiqueta Corrupcion de Hugo Chavez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Corrupcion de Hugo Chavez. Mostrar todas las entradas

lunes, 5 de marzo de 2012

Venezuela: una encrucijada entre el totalitarismo y la seudodemocracia


A pesar de los esfuerzos propagandísticos del gobierno de Caracas por hacerle creer al mundo que en Venezuela existe una democracia, cada día es más evidente la naturaleza real del régimen personalista, autocrático y de alta tendencia totalitaria de Hugo Chávez.
A lo largo de la historia política contemporánea hemos visto varias experiencias de éste tipo de regímenes políticos que esconden en manipuladores discursos, en políticas medias tintas, y en propaganda bien hecha, su esencia autoritaria, totalitarista y dictatorial. 
El problema de los gobiernos totalitarios y personalistas es que reposan sobre una sola figura que es la que ejerce el poder a su antojo, por lo general, un líder carismático y hablador, que tratan de engañar a los ciudadanos sobre su obra de gobierno. 
Mintiendo, y ayudados por los laboratorios de propaganda, este liderazgo pretende llenarse de gloria con cada uno de sus fracasos, sacando ventaja política de todo lo que hacen  y lo que dejan de hacer.
Estos líderes manipuladores intentan, muhas veces con éxito, cambiar la realidad del país que gobiernan por medio del uso de la psiquis del  colectivo, donde siembra “emocialmente” un ciclo de espeanzas que sólo pueden mantener en base a promesas periódicas que nunca cumplen, pero que  se basan en la esperanza y las necesidades de una masa, por lo general con bajos niveles de educación y altos grados de pobreza.
El régimen de Hugo Chávez es así. Anárquico, totalitarista, manipulador, populista, autoritario, personalista, mentiroso, controlador, alocado, destructor y absolutamente anti democrático. Hugo Chávez es también el segundo autócrata que se ha atrevido a gobernar el país desde el extranjero.

El primero fue Antonio Guzmán Blanco quien gobernó desde París, Francia, no porque estaba enfermo, sino porque le daba un cierto tedio el subdesarrollo de la Venezuela del siglo XIX. 
En Venezuela no existe democracia desde 1999. Los pocos vestigios de democracia y Estado de Derecho que se construyeron en las cuatro décadas de ensayo democrático tras la caída del gobierno militar de Marcos Pérez Jímenez fueron borradas deliberadamente por Hugo Chávez para implantar su proyecto personalista. Desde su llegada al poder, en Venezuela se trastocó el principio de separación de poderes y se manipularon los principios democráticos. 
El poder ejecutivo chavista copó a todos los otros poderes, convirtiéndolos en simples escalones para lograr sus objetivos políticos.  Para nadie es un secreto que el poder legislativo, judicial y electoral están bajo la bota de Hugo Chávez quien utiliza la Constitución y las instituciones como simples instrumentos personales.

En Venezuela, a pesar que la disidencia es mayoría, no existen posibilidades reales de que el gobierno pierda las elecciones. La parcialidad del ente electoral, el manejo del padrón electoral y de las instancias electorales del país a su libre albedrío, hacen más que sea imposible que Hugo Chávez pierda el poder por la vía electoral.
Chávez creó una red de cómplices que componen un aparataje institucional que le permite violar la constitución y permanecer en el poder por 13 años.
Por otro lado, la oposición no estaba acostumbrada a pelear políticamente en un escenario controlado por una sola mano. La corrupción de las esferas del poder y la desunión y poco criterio de la disidencia hace que el panorama político venezolano luzca más complicado. 
Chávez ha hecho lo que le ha dado la gana hasta ahora, y no existen variables que permitan cambiar el panorama por esta vía salvo que no sea la propia ineficiencia, corrupción y mediocridad del gobierno. 
La enfermedad de Hugo Chávez, la ambición de poder de los líderes chavistas y la el fracaso de las políticas económicas y sociales, aunado al caos que ha generado la equivocada diplomacia del régimen son las claves para su posible derrumbe. 


viernes, 13 de enero de 2012

Planta Iraní de pólvora y municiones ubicada en Venezuela



Desde el 2009 teníamos la sospecha que se habría construido en Morón una  fabrica de pólvora y municiones. Empezamos a buscar las evidencias y sólo pocas referencias conseguimos. En el 2011 finalmente se logró conocer que dicha planta fue diseñada por la empresa iraní Parchín Chemical Industries PCI, subsidiaria de la Organización de Industrias de la Defensa (DIO), controlado por el Ministerio de Defensa de Irán. 
Casi un año después se hacen públicos los documentos que aseveran que Venezuela es el escenario donde Irán desarrolla su industria química iraní. Cada día hay más elementos que prueban que los convenios que existen entre Venezuela e Irán van más allá de las bicicletas y los carros. El peligro de la relación Chávez Admedinayad  es obvio y evidente...el que tenga ojos que vea....
A continuación reproducimos la nota publicada por Univision sobre este asunto.
  Fabrica de pólvora iraní en Venezuela
Mientras que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, concluía el martes su visita de dos días a Venezuela, un equipo secreto de técnicos y funcionarios militares de ambos países estaban poniendo los toques finales a una de las instalaciones más protegidas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FABN), una rodeada de misterio.
La instalación es una planta de fabricación de pólvora, cuya construcción se cree que está ya terminada y se espera que esté operativa a principios de este año, según fuentes oficiales .
Ubicada en Morón, el polo petroquímico en el centro de Venezuela, y en construcción desde el año 2006 con un presupuesto inicial de 14 millones de dólares, la planta fue anunciada por el presidente Hugo Chávez como parte de una serie de acuerdos entre Venezuela e Irán firmados durante una visita de Ahmadinejad a Caracas en septiembre de ese año.
“Irán va a ayudarnos a establecer una fábrica de pólvora y municiones, porque nos han dejado esperando”, dijo Chávez , haciendo referencia al embargo militar de EE.UU. a Venezuela .
Sin embargo, el verdadero propósito de la planta venezolano-iraní puede ser más que la fabricación de pólvora simple para municiones.
De acuerdo a los documentos y planos revisados ??por Noticias Univision , la planta fue diseñada por la empresa iraní Parchin Chemical Industries (PCI), una subsidiaria de la Organización de Industrias de Defensa (DIO), el conglomerado controlado por el Ministerio de Defensa de Irán. Se cree que PCI juega un papel clave en el programa nuclear iraní, actualmente sancionado por la comunidad internacional.
Según los documentos, el proyecto fue el encargado a PCI por la Compañía Venezolana de Industrias Militares (Cavim), bajo el nombre código de Bahman, el undécimo mes del calendario civil iraní.
El propósito de la planta, de acuerdo con los documentos, es la fabricación de Ball powder, un tipo de pólvora que se utiliza como disparador para una amplia gama de armas, desde fusiles comerciales y pistolas hasta morteros de 120 mm y misiles de uso militar.
Según los expertos, PCI también juega un papel clave en el programa de armas iraníes.La firma fue fundada en 1939 y produce misiles en una instalación ubicada unos 20 kilómetros al suroeste de Teherán. Los supervisores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) han visitado la planta múltiples veces para determinar si es o no parte del programa nuclear de Irán, de acuerdo con Global Security , una organización no gubernamental con sede en Alexandria, Virginia.

En junio de 2005 PCI fue añadida a la lista de las entidades designadas como “proliferadores de armas de destrucción masiva” de los Estados Unidos, bajo la Orden Ejecutiva 13382 , en concreto porque  “trata de productos químicos utilizados en los programas de misiles balísticos.”
También se incluyó en la lista de las empresas y personas sancionadas por la resolución de Naciones Unidas1747 en 2007, debido a sus vínculos con el programa de misiles de Irán, especialmente por la fabricación de productos químicos utilizados como “propulsores sólidos para cohetes y misiles”.
En 2008, dos años después del anuncio bilateral, Cavim fue sancionado por el Departamento de Estado , debido a la supuesta cooperación de la empresa con la “proliferación de armas y equipo desde y hacia Irán”.
En mayo de 2011, Cavim sería nuevamente sancionada, junto con otras empresas, por el gobierno de los EE.UU.  y su Ley de No Proliferación en Irán, Corea del Norte y Siria porque “Había información creíble que indica que se había transferido o adquirido equipos o tecnología de Irán, Corea del Norte o Siria listada en los convenios multilaterales de control de exportaciones (Grupo Australia, Convención sobre Armas Químicas, MTCR, el Grupo de Suministradores Nucleares, el Acuerdo de Wassenaar) o que se había adquirido el potencial para hacer una contribución importante a la proliferación armas de destrucción masiva o sistemas de misiles balísticos . “
Varias de las preguntas persisten sobre el tema. Por ejemplo, ¿PCI ha compartido tecnología que permita al régimen de Hugo Chávez producir y operar misiles de largo alcance? Se ha confirmado que entre los acuerdos con Chávez, Ahmadineyad ha transferido tecnología a Cavim para la fabricación de vehículos aéreos no tripulados o drones.
Hay pocas dudas de que las sanciones impuestas por los EE.UU. y la ONU contra Cavim fueron provocadas, en parte, por su relación con el PCI, aunque la mayoría de los detalles importantes son desconocidos para el público.
Según los expertos, en Venezuela, la cooperación militar entre Caracas y Teherán, ha estado siempre marcada por el secreto. “La relación militar entre Irán y Venezuela ha sido completamente opaca”, dijo Rocío San Miguel, que preside Control Ciudadano , una organización civil que monitorea el sector militar en Venezuela.
“Los acuerdos militares se mantienen en secreto, y las partes públicas de estos acuerdos son muy generales, y no dicen mucho de lo que se está acordando”, dijo San Miguel en una entrevista con Noticias Univisión.

martes, 10 de enero de 2012

El misterio del paradero de la Cónsul venezolana expulsada de EEUU


Por Maibort Petit

La noticia de la expulsión de la Cónsul de Venezuela en Miami por parte del gobierno de los EEUU desató un polvorín en Caracas y en Miami. Hugo Chávez aprovechó la rueda de prensa que dió con su amigo y socio, Mahmud Ahmadinejad para disparar contra el Imperio e informar que Livia Acosta estaba en Venezuela desde el 31 de diciembre por razones de seguridad.
Mientras tanto en Miami, voces del Consulado en Brrickell informaban a la prensa que Acosta regresaría al país ayer. En la tarde, el periodista, Julio César Camacho logra entrevistar a la Cónsul vía telefónica, tras lo cual se tejieron más hipótesis sobre el misterioso paradero de la diplomática acusada de espiar a la Secretaria de Estado, Hilary Clintón y a altos funcionarios de Washington y de participar en un complot cibernético contra las instalaciones nucleares norteamericanas conjuntamente con funcionarios iraníes.
El asunto de la Cónsul dejó claro el estado de deterioro de las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos. También arrojó dudas sobre la eficiencia de los servicios de inteligencia americanos, y sobre la existencia de planes secretos que andarían en marcha en Latinomérica y que apuntan a los EEUU.
Chávez consiguió en la expulsión de la Cónsul una razón más para arremeter contra EEUU. El autoritario presidente calificó de “arbitraria” e “injustificada” la decisión estadounidense y le restó importancia a las denuncias sobre el complot.
Para hoy se esperan nuevas acciones. No se descarta que el gobierno venezolano ordene la salida de más funcionarios estadounidenses de la fortaleza de Valle Arriba, en Caracas donde está ubicada la Embajada de los Estados Unidos.
Sobre el paradero de la Cónsul, todo apunta a que está en Caracas y que las versiones dadas ayer en la sede consular eran para desviar la atención de la prensa. Y la entrevista telefónica ? Se la podemos adjudicar a un Magic Jack......Hay más sopresas sobre este tema

lunes, 14 de noviembre de 2011

El Fondo Chino y las ocultas corruptelas de Hugo Chávez

Por Maibort Petit


La curiosidad periodística del diputado opositor, Miguel Angel Rodríguez lo llevó a hurgar en uno de los peores negocios que ha hecho Hugo Chávez desde su llegada al poder en 1999, y que le ha costado a la nación venezolana una pérdida histórica de su tesoro.
El diputado Rodríguez destapó la olla este pasado fin de semana, denunciando las implicaciones que traen para la inestable salud financiera de Venezuela el famoso Fondo Chino, que el régimen chavista anunciara con bombos y platillos en 2007 y con el que se acordara un endeudamiento de forma casi permanente de Venezuela con la república asiática. 
Rodríguez dijo que con el Fondo Chino se sincurrió en un ilícito jurídico que ha causado no sólo un daño patrimonial a la nación por las incontables pérdidas monetarias, sino también “estructural” a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).
Aca va la información manejada por los medios locales sobre este caso, que se convierte en uno de los ancedente  más graves en materia de corrupción en las últimas décadas de ls historia política venezolana. ( Versión de El Carabobeño)
En abril de 2011, el Ministerio de Energía y Petróleo envio a Hugo Chávez un Punto de Cuenta Nº 062-11  donde se presentaban irregularidades en el “intercambio” comercial sostenido entre Venezuela y China  desde que el sistema comenzó a implementarse en 2008 con un préstamo por cuatro mil millones de dólares, pagaderos en tres años a cambio de 100 mil barriles de envío diarios, a un precio estimado de 50 dólares por barril, cuando el promedio fue de 86,5 $/barril.
Rodríguez asegura que dicha irregularidad se agravó el asunto cuando en 2009 se le prestó a Bandes cuatro mil millones de dólares adicionales, esta vez a cambio de 130 mil barriles diarios extra. El asunto es que se fusionaron ambos acuerdos y se promediaron los 230 mil barriles diarios a 40 dólares -cuando antes estaban en 50-, a pesar de que el promedio llegó a 57 dólares por barril. Ya para entonces se causaba “un daño patrimonial terrible a la nación”.
En octubre de 2010 se repitió la historia. Se acordó con el Banco de Desarrollo Chino un Fondo de gran volumen y financiamiento a largo plazo por 20 mil millones de dólares. Con esto sumaron 430 mil barriles diarios los que se envían a China, lo cual representa, según el documento 16% de la producción petrolera.
Implicaciones
De por sí, expone el parlamentario, este dato es de gran significación pues contradice las constantes insistencias gubernamentales de que la producción se sitúa en tres millones 100 mil barriles diarios, pues el cálculo da dos millones 600 mil. “Hay una confesión allí”, sostiene Rodríguez.
Esta es una de las consecuencias, pero no la única. Según Rodríguez, la utilización del Fondo Chino atenta contra las provincias que tienen derechos a ingresos que sean administrados por sus autoridades, el más importante de ellos es el 20% denominado Situado Constitucional.
Explica que al sacar los precios reales del primer trimestre de 2011 se ve que eran 91 dólares por barriles, pero lo estimaron en 40 en el Presupuesto. Es entonces cuando cita el documento, donde se proyecta que el número de volúmenes comprometidos (430 barriles diarios) a un precio promedio de 80 dólares generaría pérdidas en la nación. “Se admite que se robó la mitad del Situado a los estados y municipios con premeditación y alevosía”. No obstante la estimación ni siquiera es cercana a una realidad donde los barriles se venden casi a 100 dólares.
La caída
A finales de 2009, el escenario cambió un poco, pues el Ejecutivo instruyó a Pdvsa para que a partir de enero de 2010, la estatal asumiera los pagos de los Fondos I y II, sin utilizar el esquema de considerar esos barriles como pago de regalías en especie. A juicio del Parlamentario, fue en este momento cuando comenzó el quiebre de la empresa.
El esquema quedó así entonces: Pdvsa envía los barriles a China National Oil Corporation, la cual paga el petróleo en el Banco de Desarrollo Chino, donde Bandes tiene dos cuentas, una para que la asiática se descuente el pago de capitales e intereses y otra en la que hay excedentes, “o sea que no siempre se comercializaba en 40 ó 50 dólares, sino que fue más, aunque aún por debajo de los precios de mercado”.
Impacto financiero
Esto causó, sin dudas para el periodista, un daño a la estatal venezolana, pues comenzó a ser insuficiente su producción, debido a que este año no enviaba los 430 mil barriles previstos, sino 419 mil, “y ya se dice que esto tiene un fuerte impacto financiero para Pdvsa”.
A los precios reales, los 419 mil barriles representan tres mil 432 millones de dólares que dejan de entrar a la caja de Pdvsa. Si se proyectan los volúmenes comprometidos, es decir, los 430 mil barriles para todo el año 2011 a un precio promedio de 80 dólares, Pdvsa dejaría de cobrar 12 mil 500 millones de dólares.
A esta cuantiosa suma debe aunarse que además de no recibir ingresos, Pdvsa debía cubrir costos de regalía, impuestos de extracción y costo de refinación y distribución, cuyo costo para el trimestre ascendía a mil 550 millones de dólares adicionales. Con una estimación para todo 2011 serían unos cinco mil 879 millones de dólares. Esto da como conclusión que la estatal perdería 18 mil 430 millones de dólares sólo en 2011 por enviar 430 mil barriles diarios a la República Popular China.
Ilegalidad
Por estas pérdidas, el presidente de la Comisión de Cultura y Recreación del Parlamento señala al Primer Mandatario, al ministro Rafael Ramírez, funcionarios del Poder Legislativo y responsables de órganos ejecutores de los proyectos que se financian con los fondos del préstamo chino, “tenían responsabilidad directa”.
El Capítulo referente al Régimen Fiscal y Monetario es “violado”, según Rodríguez y el Gobierno ha intentado “enderezar” el problema, cuando en 2010 la AN sancionó la Ley Aprobatoria Sobre Cooperación y Financiamiento a Largo Plazo entre los dos gobiernos, “querían enmascarar una operación de crédito público, pero eso es ilegal, pues toda operación que registre la Oficina Nacional del Tesoro obliga al Ejecutivo a registrarla en el Presupuesto o en el Endeudamiento”.
El problema reside en que ni en el Presupuesto ni en el Endeudamiento se anticipó de la deuda contraída por el Gobierno, “no se dijeron los proyectos a financiar, el plazo, tiempo de la obra, órganos ejecutores, lapsos de pagos, entre otros”.
Endeudamiento no previsto
Según Miguel Angel Rodríguez, la actitud gubernamental no puede ser tildada sino como “delictiva”, pues se inicia una operación de crédito público que no es presentada en las leyes de Endeudamiento, para lo cual cita el artículo 319 de la Carta Magna, “no se hará ningún tipo de gasto no previsto en la Ley de Presupuesto, sólo podrán decretarse créditos adicionales para gastos no previstos, siempre que el Tesoro cuente con los recursos para cubrir la erogación, pero se necesita el voto favorable del Consejo de Ministros o la Asamblea Nacional”.
Según esto, todo debe estar planificado. A esto se suma lo que estipula el artículo 312 de la Constitución que establece niveles prudentes de endeudamiento con relación al tamaño de la economía y la capacidad de generar ingresos para cubrir la deuda pública. El Gobierno, sin embargo ha esgrimido que este acuerdo es una especie de financiamiento que no puede ser considerado deuda, pero en el Punto de Cuenta se refiere a esto como deuda, o sea “se intenta disfrazar un delito”. Además, al hablarse de las bondades del acuerdo se indica que el Estado recibe de forma anticipada recursos que serán pagados en el futuro y que por haberse constituido el fondo de forma separada a la administración del Tesoro Nacional, sólo requiere de la aprobación del Ejecutivo simplificando los procedimiento administrativos de aprobación”. Si la deuda total contraída por la nación asciende a unos 130 mil millones de dólares, cuando en 1999 era de 39 mil millones -equivalente a un incremento de 400%- y los recursos que se manejan desde el Fondo Chino no son considerados deuda, entonces no se suman oficialmente.
Con esto, sin embargo se deja entrever que la deuda venezolana ascendería a 162 mil millones de dólares, al sumarse los 130 mil millones de dólares de deuda pública consolidada con los 28 mil millones de los tres fondos, más la renovación del primero de ellos por otros cuatro mil millones de dólares. Es decir, el endeudamiento del Fondo Chino se eleva a más del 20% de la deuda pública, cuestión que considera peligrosa, al tiempo que Rodríguez alerta que el Ejecutivo tenía en mente incrementarla a niveles similares, “si esto era un secreto, igual puede pasar con el Fonden o el Fondo Miranda”, asoma. A esto se suma que en estos momentos Pdvsa acumula una deuda también por el orden de los 24 mil millones de dólares, debido a las emisiones de bonos hechas y “el Gobierno tiene una de las peores calificaciones de riesgo entre 12% y 15%” Por ello el diputado revela que durante los próximos días acudirá a los órganos de justicia como la Fiscalía, Contraloría, Tribunal Supremo de Justicia entre otros para disolver este trato, cuya legalidad queda cuestionada, incluso a nivel Constitucional.