Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas

lunes, 7 de junio de 2021

Irán y Venezuela, una sociedad que envuelve muchos negocios y "secretos de Estado"

 Por detrás de los acuerdos de cooperación que ambos países mantienen desde el inicio de la era Chávez y, luego, con su sucesor Maduro, pareciera regir una serie de relaciones que van más allá del intercambio comercial y cultural.

Por Maibort Petit

  Si bien la relación iraní-venezolana no tuvo su origen con el chavismo, pues el nexo se remontaba a principios del siglo 20, el vínculo se circunscribía, principalmente, a actividades culturales, diplomáticas y, tal vez, de inteligencia. Pero con la llegada de Hugo Chávez Frías al poder en Venezuela a finales de 1998, el asunto comenzó a dar un giro y el régimen chavista inició un proceso de remozamiento y reforzamiento de lo que, hasta ese momento, había significado el rol de Irán en Venezuela. Se daban los primeros pasos de una relación militar que, según todo indica, está muy lejos de ser transparente.

   En la actualidad, el régimen de Nicolás Maduro mantiene una política expansionista en Latinoamérica y el Caribe, par lo cuenta con el apoyo de agentes estatales externos. En esta estrategia se inscribe el anuncio que formuló el 6 de noviembre de 2020, cuando informó la creación de una nueva Comisión Científico-Militar dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas, la cual tiene el supuesto objetivo de modernizar los sistemas de armas venezolanos. Del tema no se han ofrecido detalles hasta la fecha, en el sentido de explicar qué sistemas se propone actualizar. Lo que sí advirtió fue que en tal cometido contará con el apoyo de asesores como China, Irán y Rusia.

  Esto trae a colación, el acuerdo estratégico de 25 años suscrito entre Beijing y Teherán, así como la extensión a 20 años de un acuerdo de armas con Moscú, lo cual supondría un beneficio para la referida nueva comisión de defensa venezolana dirigida al establecimiento de una fuerza militar multipolar en Venezuela que, sencillamente, redunde en el fortalecimiento del régimen de Maduro.

  Tales consideraciones forman parte del informe denominado “Irán y Venezuela: una asociación estratégica”,informe denominado “Irán y Venezuela: una asociación estratégica”, publicado en la Revista Diálogo, del Comando Sur de los Estados Unidos y elaborado por Joseph M. Humire, director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura y experto en amenazas transnacionales en el continente americano, además de ser coautor del libro “La penetración estratégica de Irán en Latinoamérica”.

  En dicho reporte, Humire recuerda que el pasado enero de 2019, el ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, visitó Caracas para asistir al cuestionado acto de toma de posesión de Maduro luego de haber resultado vencedor en unos comicios calificados de irregulares e ilícitos. La llegada del titular de la cartera castrense iraní es un signo que fortalece la cooperación entre Irán y Venezuela en materia de defensa. Posteriormente, apunta el informe, en el mismo año 2019, durante la plenitud de la crisis humanitaria que acogota a Venezuela, las Fuerzas Armadas venezolanas formaron parte de los “Juegos Militares Internacionales de Rusia 2019”, junto con China y Rusia. Un hecho que, para nada, puede considerarse poco significativo, toda vez por primera vez en la historia, China, Irán y Rusia llevaron a cabo simulacros navales conjuntos en el golfo de Omán y en el océano Índico. Ya hace poco, a mediados de febrero de 2021, los tres países llevaron realizaron simulacros navales similares en el norte del océano Índico.

   Joseph Humire refiere que, si bien por el momento, estos actos de cooperación militar conjunta, ocurren al otro lado del mundo, Rusia incrementa su presencia militar en tierras venezolanas, al tiempo que China ofrece apoyo desde las sombras, mientras Irán, no obstante, se perfila como el eje de esta nueva fuerza multipolar en tanto construye su puente aéreo y marítimo hacia Venezuela. Para el experto en temas de seguridad, esto es un paso fundamental para convertir esta asociación estratégica entre Irán y Venezuela, en la inversión más exitosa de la nación islámica fuera del Medio Oriente.


No es sólo una relación comercial

    En la región latinoamericana otras voces ya habían alertado sobre el peligro de esta relación, como es el caso de Iván Duque, presidente de Colombia, quien en agosto de 2020 manifestó su preocupación cuando refirió que el régimen de Maduro estaba en procura de comprar misiles de mediano y largo alcance a Irán. Apuntaba el mandatario neogranadino al incremento de una mayor cooperación comercial entre Teherán y Caracas surgida a partir de 2020, cuando desde el país oriental se enviaron de más de 2,35 millones de barriles de gasolina a Venezuela a cambio de, al menos, 9 toneladas de oro, equivalentes a USD 500 millones, que arribaron a Irán.

  Para Humire, no es un mero intercambio comercial transaccional y oportunista sustentado en la satisfacción de las necesidades de ambos regímenes, sino que se trata de una cooperación comercial con dimensiones militares establecida sobre una red de empresas ficticias pertenecientes al ejército clerical de Irán, a saber, el cuestionado Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI). No es, pues, simple oportunismo, es la conformación de una asociación estratégica altamente beneficiosa para ambos regímenes en su afán de disminuir la desventaja geográfica natural iraní con los Estados Unidos.

El desarrollo de la asociación estratégica

  Desde el comienzo de la era chavista con la llegada al poder en Venezuela de Hugo Chávez, como ya apuntamos, se inició un proceso de fortalecimiento de las relaciones bilaterales de Irán y Venezuela que, ahora sí, incluía la materia militar.

  Fue así como entre 2004 y 2013, Irán y Venezuela firmaron varios acuerdos de cooperación energética y militar caracterizados en su mayoría por sobreprecios, entregas incompletas y la no materialización de sus objetivos comerciales. Pero el reporte subraya que en lo que sí cumplieron un propósito estratégico, fue en la ayuda que el régimen venezolano suministró a Irán para eludir las sanciones internacionales y el embargo de armas impuesto por la de la ONU en 2007.

  El informe destaca que parte de la red mundial de adquisiciones ilícitas de Irán se encuentra en Venezuela, lo cual ha impulsado la república Islámica un mayor impulso financiero en Latinoamérica. Los dos países establecieron un fondo, un banco y una línea de crédito binacional que, de acuerdo a estimaciones conservadoras, han permitido a régimen iraní valores declarados de empresas conjuntas, capitalizaciones, préstamos e inversiones que accedieron a más de USD 16.000 millones, a través del sistema financiero venezolano. Todo, gracias a los 270 acuerdos bilaterales que derivaron en más de 60 proyectos y unas 80 empresas iraníes en Venezuela.

  Todo un entramado lleno de misterios y secretos que, hasta el momento, ha sido muy difícil desentrañar.



miércoles, 2 de diciembre de 2020

Smartmatic, la empresa electoral que carga con el lastre de su relación con el chavismo

   Un largo historial de acusaciones en su contra ponen en tela de juicio cualquier proceso electoral en sus manos.

Por Maibort Petit

    Desde que el equipo legal que asesora la campaña de Donald Trump aseguró que el voto en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos del pasado 3 de noviembre, fue pirateado y se cambiaron las boletas correspondientes al actual mandatario para su adversario Joe Biden, el nombre de la empresa Smartmatic ha comenzado a resonar nuevamente como supuesta responsable del fraude acusado Rudy Giuliani.

  El abogado personal de Trump, sugirió que la presunta manipulación del voto habría sido responsabilidad de “una empresa propiedad de afiliados de Chávez y Maduro (…) No es posible creer que la empresa dueña de esta maquinaria electoral sea aliada de Hugo Chávez, sea aliada de Nicolás Maduro y aliada de George Soros. ¿Qué tenemos que hacer para llegar a la verdad?", advirtió Giuliani.

   A las acusaciones de Giuliani se suma Sidney Powell, quien dijo tener evidencia de que el supuesto fraude “vino de Venezuela, de Nicolás Maduro, de Hugo Chávez, de Cuba y de China, que tiene importantes intereses en Venezuela”[1].

   Los señalamientos alcanzan igualmente a Dominion Voting System, una empresa canadiense supuestamente ligada a compañía que impuso el voto automatizado en Venezuela.

   El propio Donald Trump aseguró que 2,7 millones de votos a su favor fueron “eliminados” por el sistema de votación electrónica, acusaciones que apuntan directamente a Dominion Voting System, compañía de la que en 2019 se la reportó desde la Secretaría de Estado en Texas, como llena de vulnerabilidades.

   Smartmatic niega las acusaciones en su contra, al asegurar que, en los comicios en Pensilvania, Georgia, Arizona, Nevada, Michigan o Carolina del Norte, entidades en las que la campaña de Donald Trump cuestionó o impugnó los resultados electorales, hayan usado tecnología de su propiedad.

   Igualmente, Dominion desestimó los señalamientos y se remitió a las conclusiones de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA), instancias adscrita al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que aseguró que las elecciones presidenciales del 3 de noviembre "fueron las más seguras en la historia" desde un punto de vista técnico[2].

  Smartmatic sostiene que nunca ha proporcionado a Dominion Voting Systems ningún software, hardware u otra tecnología y que más bien son competidores en el mercado.

  Documentos oficiales refieren que la única relación existente entre Smartmatic y Dominion se remonta al año 2010 cuando la segunda licenció a la primera para usar escáneres ópticos en una elección de Filipinas. Una información que niega la afirmación del equipo de Trump que aseguró que aun cuando Dominion es una empresa canadiense, el software que utiliza es propiedad de Smartmatic. La advertencia de la campaña del actual presidente estadounidense se debe a que Dominion participó en las elecciones en 28 estados[3].

Smartmatic según ella misma

  Según la página web de Smartmatic, esta empresa fundada en el estado de la Florida en el año 2000 por los venezolanos Antonio Mugica, Alberto Anzola y Roger Piñate, está enfilada a “crear tecnologías de votación más seguras, accesibles y fáciles de usar, diseñadas para salvaguardar el proceso de principio a fin”, al tiempo que asegura que es “la compañía de tecnología de elecciones más grande, avanzada e innovadora del mundo”, habiendo “diseñado e implementado con éxito tecnología de votación segura para comisiones electorales en los cinco continentes en 25 países”.

   Refiere que es un proveedor aprobado del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, al tiempo que es miembro fundador del Subsector de Infraestructura Electoral del Departamento de Seguridad Nacional y agrega que no se basa en ninguna aplicación única para garantizar la integridad de las elecciones. “Utilizamos múltiples capas de protección, medidas de seguridad y mecanismos de control en todos nuestros sistemas de votación. Nuestra tecnología protege los votos en cada paso, desde la recopilación de datos a prueba de manipulaciones hasta el cifrado de extremo a extremo y los registros completamente auditables”[4].

   En la actualidad la compañía está en manos de Mugica y Piñate, siendo que el 83 por ciento de las acciones del capital se propiedad de sus familias, 10 por viento es de los empleados y el restante 7 por ciento, a otros inversores. Smartmatic niega ser una empresa venezolana.

   Lo cierto es que esta empresa que en el momento de su fundación funcionó en la casa de los padres de Mugica, en Boca Ratón, luego de encargarse del referendo revocatorio convocado en Venezuela para consultar a la población si quería terminar el mandato del finado expresidente, Hugo Chávez, la empresa comenzó un proceso de expansión, siete meses después habría comprado una de las empresas más grandes en los Estados Unidos encargada del conteo de votos, a saber, Sequoia Voting System firma que mantuvo bajo su dominio en 2007 cuando la vendió. A la versión de que Sequoia se convirtió en Dominion Voting System y esta sostiene que en 2010 compró "ciertos activos" a Sequoia. Después, Smartmatic comenzó a operar por Latinoamérica, habiéndose encargado de procesos electorales.

  La vertiginosa expansión de Smartmatic a partir de su participación en el referendo venezolano y también fue comentada por la Embajada de de los Estados Unidos en Venezuela, tal como reveló un cable de la instancia diplomática fechado en julio de 2006, divulgado por WikiLeaks, el cual advertía que la empresa “pasó de ser una pequeña startup tecnológica a un importante actor en el mercado, catapultado por su participación en el referendo revocatorio de agosto de 2004” y remataba diciendo que “sus verdaderos dueños —probablemente miembros de la élite venezolana de diferentes afiliaciones políticas— permanecen ocultos detrás de una red de holdings en Holanda y Barbados“.

   En 2017, Smartmatic denunció, luego de haber participado en las elecciones para la Asamblea nacional Constituyente, que la presidenta para entonces del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, supuestamente había manipulado el boletín de participación de los comicios[5].

¿La mano de Soros?

   Los señalamientos acusan la mano de George Soros estaría detrás de todas estas irregularidades, al afirmarse que Dominion fue comprada por Staple Street Capital, que cuenta entre sus directorio  con William Earl Kennard, ex-embajador del gobierno de Barack Obama en la Unión Europea.

  Se declara [sin evidencia] que Lord Mark Malloch-Brown segunda voz de mando de la empresa especulativa Quantum Funds, propiedad de George Soros, es "padrino" de Smartmatic. Malloch-Brown preside la empresa holding SGO Corporation Ltd, presuntamente matriz operativa de Smartmatic.

 Según Giuliani, Soros y los Clinton estarían detrás del fraude cibernético, una afirmación que le valió la arremetida de todos los medios de comunicación adscritos a George Soros y a su conglomerado Project Syndicate que califica las denuncias como "teorías de la conspiración" sin fundamento.

  Desde el portal The Nation de Pakistán se dice que "el presidente de la firma del software para las votaciones ligado a Soros se encuentra en el equipo de transición de Biden": a saber, el almirante retirado, Peter Neffenger, a quien califica de ser el “mandamás de Smartmatic en EEUU”[6].

  Hay quienes van más allá y sostienen que Soros es propietario de Smartmatic desde 2014, lo cual se habría dado, como se dijo líneas arriba, a través de Mark Malloch-Brown, quien se asociaría a Antonio Mugica y conformaron la organización llamada SGO Corporation Ltd.

  Malloch-Brown es periodista que se inició en The Economist, fue funcionario de carrera de las Naciones Unidas desde al menos 1979, suponiéndose que su trabajo con los refugiados habría sido lo que lo vinculó a Soros con motivo del conflicto en los Balcanes.

  Fue administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y desde allí se ofreció para colaborar con el diálogo entre el gobierno de Hugo Chávez y la oposición venezolana cuando se promovía la realización del referendo revocatorio.

  Se dejado ver que el despliegue de Smartmatic coincide con la contratación de Malloch-Brown, luego de que la empresa registrada en la Florida consiguiera el contrato de la automatización del referendo revocatorio y que “el impulso de la firma como solución electoral haya venido de Malloch Brown y de Soros. Para esto fue muy conveniente posicionar la idea de que Smartmatic era una creación del chavismo”[7].

CITAS

[1] Independientes en Español. “Trump 'election fraud' lawyer claims communist plot from Venezuela to help Democrats win”. 20 de noviembre de 2020. https://www.independentespanol.com/noticias/giuliani-trump-fraude-electoral-venezuela-b1758714.html

[2] Telemundo. “Smartmatic, Hugo Chávez y un supuesto fraude: empresas rechazan acusaciones de la campaña de Trump”. 23 de noviembre del 2020. https://www.telemundoutah.com/noticias/decision/elecciones-estados-unidos-acusaciones-fraude-de-trump-smartmatic-hugo-chavez-venezuela/2036757/

[3] El Diario. “¿Dominion, empresa que gestiona el software en el conteo de votos de EE UU, es propiedad de Smartmatic?”. 13 de noviembre de 2020. https://eldiario.com/2020/11/13/dominion-votos-eeuu-smartmatic/

[4] SmarTmatic. https://www.smartmatic.com/es/

[5] BBC Mundo. “Smartmatic, la empresa a cargo del sistema de votación en Venezuela, denuncia "manipulación" en la elección de la Constituyente y el CNE lo niega”. 2 de agosto de 2017. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-40804551

[6] Mundo. “Protestas en Filadelfia tras las elecciones presidenciales en EEUU ¿Existió fraude de los "algoritmos de Soros" en las elecciones de EEUU?”. 20 de noviembre de 2020. https://mundo.sputniknews.com/firmas/202011201093564491-existio-fraude-de-los-algoritmos-de-soros-en-las-elecciones-de-eeuu/

[7] AlbaSuiza. “Smartmatic Es Propiedad De George Soros (Oficialmente) Desde 2014”. 4 de agosto de 2017. http://www.albasuiza.org/es/2017/08/smartmatic-es-propiedad-de-george-soros-oficialmente-desde-2014/

lunes, 12 de octubre de 2020

Omar Bula Escobar: China no es una víctima de EE. UU.

Por Maibort Petit

  La agenda globalista pretende mostrar a China como una víctima de los Estados Unidos, desconociendo que los avances económicos experimentados por la nación oriental durante las últimas dos décadas, son el resultado de la política norteamericana y al impulso que desde occidente se le brindó.

  Así lo advirtió el experto e n crimen organizado, Omar Bula Escobar, al momento de comentar el empeño que desde el globalismo y la izquierda se hace por presentar a los Estados Unidos como el causante de todas las desgracias a nivel mundial.

  Recordó el papel que la Organización Mundial de Comercio (OMC) impulsada por los Estados Unidos tuvo para para el desarrollo de la economía china.

  Puntualizó que China era un país sumamente pobre en el siglo pasado y para evitar que se aliara con la Unión Soviética, estados Unidos comenzó a ayudarla.

  En tal sentido, a China se le otorgó un tratamiento preferencial y un gran respaldo a través de la OMC, lo que le permitió experimentar un espectacular crecimiento económico en los últimos 20 años.

“El hecho es que estados Unidos comienza a ayudar a China y durante estos 20 años su crecimiento es espectacular gracias en gran parte a la creación de la Organización Mundial de Comercio donde había un trato preferencial para China porque se le consideraba, y todavía aparece, como un país en vías de desarrollo”.

  El crecimiento económico chino fue de tal envergadura que terminó desatando una guerra comercial entre ese país y los Estados Unidos que, con la llegada de la pandemia del Covid19 derivó en una brecha muy grande a pesar del acuerdo que había firmado Donald Trump, a quien comenzaron a catalogar de proteccionista. “Él les dijo que la prensa estaba equivocada y no era sí como decían”.

  En 2016, EE. UU. tenía un gran déficit anual de USD 500 mil millones con China; más de USD 60.000 millones con Europa; USD 63 mil millones con México; USD 21.000 millones con Canadá, lo cual sumaba casi un trillón de dólares anuales el déficit.

  China seguía manteniendo una serie de licencias y otros beneficios, pues seguía manteniendo el un tratamiento preferencial que se le había otorgado en el siglo pasado.

  Entonces el presidente Donald Trump decide adoptar una serie de medidas proteccionistas —que no adoptar el proteccionismo como política— para poder reequilibrarse, pues el déficit de medio trillón de dólares no podía catalogarse como un comercio justo.

“Entonces ahora China, Rusia que antes se beneficiaban de EE. UU. ahora lo detestan. El nuevo tratado que firmó EE. UU. con Canadá y México es prueba de que no hay proteccionismo por parte del gobierno estadounidense. Eso es lo que la prensa no muestra y dice que el malo de la historia son los Estados Unidos. Él lo que hizo fue proteger a los suyos, sobre todo a los agricultores, pero una vez equilibrada la balanza nuevamente estableció las reglas del comercio justo”.

  Bula sostiene que la prensa en manos de los globalistas ha desfigurado al gobierno de Donald Trump y lo presenta de manera vil. “Es asqueroso todo esto, cuando, por el contrario, no he visto un discurso de Trump en el que no llame siempre a la unidad”.

martes, 28 de julio de 2020

Profesor de la Universidad de Harvard acusado de delitos fiscales

  Charles Lieber fue acusado previamente por hacer declaraciones falsas a las autoridades federales sobre su participación en el Programa de los Mil Talentos de China.

Por Maibort Petit

  El ex presidente del Departamento de Química y Biología Química de la Universidad de Harvard, Charles Lieber, fue acusado este martes de delitos fiscales por no informar los ingresos que recibió de la Universidad Tecnológica de Wuhan (WUT) en Wuhan, China.

   El Dr. Charles Lieber, de 61 años, fue acusado por un gran jurado federal en Boston por realizar y suscribir una declaración de impuestos falsa y por no presentar informes de cuentas bancarias y financieras extranjeras (FBAR) con el Servicio de Impuestos Internos (IRS). 

  En junio de 2020, Lieber fue acusado de dos cargos de hacer declaraciones falsas a las autoridades federales. Lieber fue arrestado el 28 de enero de 2020.

   La acusación de reemplazo alega que Lieber se desempeñó como investigador principal del Grupo de Investigación Lieber de la Universidad de Harvard, que recibió más de $ 15 millones en subvenciones federales de investigación entre 2008 y 2019. Sin que su empleador, la Universidad de Harvard supiera, Lieber supuestamente se convirtió en un "Científico Estratégico" en WUT y, más tarde, como un participante contractual en el Plan de Mil Talentos de China desde al menos 2012 hasta 2015. 

  El Plan de Mil Talentos de China es uno de los planes de reclutamiento de talentos chinos más destacados diseñados para atraer, reclutar y cultivar talentos científicos de alto nivel para fomentar del desarrollo científico de China, la prosperidad económica y la seguridad nacional.

  Según los términos del contrato de tres años de Lieber con Mil Talentos, WUT supuestamente le pagó a un salario de hasta $ 50,000 por mes, gastos de vida de hasta $ 150,000 y le otorgó más de $ 1.5 millones para establecer un laboratorio de investigación en WUT. 

  Se alega que en 2018 y 2019, Lieber mintió a las autoridades federales sobre su participación en el Plan de los Mil Talentos y su afiliación con WUT.

   De acuerdo con la acusación de reemplazo, en los años fiscales 2013 y 2014, Lieber obtuvo ingresos de WUT en forma de salario y otros pagos que se le hicieron de conformidad con los Contratos de Científicos Estratégicos y Mil Talentos, que no reveló al IRS en su declaración federal. retorno del impuesto del ingreso. 

  La acusación de reemplazo también alega que Lieber, junto con los funcionarios de WUT, abrieron una cuenta bancaria en un banco chino durante un viaje a Wuhan en 2012. Posteriormente, entre al menos 2013 y 2015, WUT depositó periódicamente porciones del salario de Lieber en esa cuenta. 

  Los contribuyentes estadounidenses deben informar la existencia de cualquier cuenta bancaria extranjera que tenga más de $ 10,000 en cualquier momento durante un año determinado mediante la presentación de un FBAR ante el IRS. Lieber supuestamente no presentó FBAR para los años 2014 y 2015.

  El cargo de hacer declaraciones falsas prevé una sentencia de hasta cinco años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de $ 250,000. 

  El cargo de hacer y suscribir declaraciones de impuestos falsas prevé una sentencia de hasta tres años de prisión, un año de libertad supervisada y una multa de $ 100,000. Adicionalmente, el cargo de no presentar una FBAR prevé una sentencia de hasta cinco años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de $ 250,000. 





jueves, 23 de abril de 2020

Los oscuros negocios de China y Venezuela

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Detrás del convenio suscrito entre China y Venezuela, supuestamente se escondería una trama de corrupción que sirvió para enriquecer a operadores vinculados con el oficialismo venezolano, entre quienes se cuenta Diego Salazar, quien habría obtenido jugosas comisiones por su intermediación para que la empresa china Sinohydro Corporation LTD —entre otras— suscribiera contratos millonarios con PDVSA en el contexto de la alianza entre los dos gobiernos. 
   La empresa china Sinohydro Corporation LTD forma parte de las compañías que, presuntamente, habrían pagado comisiones para la obtención de contratos millonarios en el contexto del convenio suscrito entre los gobiernos de Venezuela y China en 2010 conocido como el “Gran Volumen”. Además, esta firma es señalada en el informe final elaborado por la Comisión Mixta de la Asamblea Nacional que analizó la crisis eléctrica, por supuestamente haber cobrado sobreprecios en las negociaciones entabladas con Petróleos de Venezuela S.A. para la construcción de plantas eléctricas.

  Las investigaciones desarrolladas por la justicia del Principado de Andorra con relación al caso de la Barra Privada d‘Andorra (BPA) en el que el empresario venezolano —entre otros—, Diego Salazar, primo del expresidente y de PDVSA y exministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, habría cobrado comisiones por el orden de los USD 200 millones a cinco empresas chinas a cambio de la asignación de contratos con la petrolera estatal, han arrojado nuevas evidencias de hechos irregulares.

  La jueza andorrana del caso, Canòlic Mingorance, reveló que Salazar estableció contacto con compañías chinas para fungir de facilitador en la obtención de los contratos, una diligencia en la que habría logrado la colaboración del secretario de la embajada de Venezuela en Pekín, Luis Enrique Tenorio. Este último supuestamente conformó una empresa en Panamá, la Phomphien Corporation, para ocultar los dividendos obtenidos con estas negociaciones fraudulentas, fondos estos que eran depositados en la BPA, refiere el diario español El País[1].

  La nota indica que la empresa Sinohydro Corp. Ltd contrató con PDVSA la construcción de la central eléctrica La Cabrera por USD 315 millones y que cinco días antes, Diego Salazar a través de su firma panameña Highland Assets suscribió una negociación con Francisco Jiménez Villarroel, quien fungía como gerente de la oficina de PDVSA en China, para ayudar a las empresas de esa nación a contratar con Venezuela.

  La titular del tribunal andorrano refiere que luego de esto, Sinohydro transfirió USD 50 millones a la cuenta de Diego Salazar en BPA. Eudomario Carruyo, quien se desempeñaba para entonces como director financiero de PDVSA, habría recibido de la empresa china USD 7 millones.

  Otra información del mismo diario[2] refiere que Sinohydro Corporation Limited se encargó de la ejecución de dos de las fases que comprendió la construcción de la planta termoeléctrica La Cabrera por USD 603 millones. Para justificar —continúa la información— Diego Salazar entregó un contrato suscrito entre Highland Assets Corporation y Sinohydro Corporation Limited por supuestos servicios de consultoría e intermediación. Este contrato con carácter confidencial al que logró tener acceso la jueza Canòlic Mingorance, establecía que Salazar obtendría el 10 por ciento “del importe neto cobrado en la negociación directa” de las infraestructuras contratadas.

  Ya en 2016, el portal Cuentas Claras Digital[3] había advertido de estas supuestas negociaciones fraudulentas a través de las cuales las empresas “China Camco Engineering CO Ltd (China CAMC), Sinohydro Corporation Limited y China Machinery Engineering Corporation (China CMEC), empresas energéticas estatales con contratos eléctricos en Venezuela, realizaron decenas de transferencias por cientos de millones de dólares a cuentas de empresas de maletín de Diego Salazar Carreño y Luis Mariano Rodríguez Cabello, su operador personal y testaferro, en Banca Privada de Andorra (BPA)”. En esa misma reseña se indica que Sinohydro Corporation Limited contrató en 2010 por USD 1.116 millones la ingeniería, procura y construcción de unidades generadoras de 772 MW en la planta termoeléctrica El Palito.

  En Venezuela Política[4] se dio un recuento pormenorizado de las distintas cuentas que presuntamente sirvieron para el lavado de millones de dólares provenientes de sobornos y negociaciones fraudulentas llevadas a cabo por diversos operadores en la BPA. Entre estas cuentas se reseñó la identificada con el número AD66 0006 0008 2512 0026 9407, abierta el 20 de junio de 2007 a nombre de Highland Assets Corp., la empresa panameña de Diego Salazar a la que hicimos referencia líneas arriba.

  Como representante de firma figuraba Luis Mariano Rodríguez Cabello y la cuenta presentaba un saldo al 18 de noviembre del 2011 de 3.415.714,39 euros. “El contrato de apertura de cuenta y los cuestionarios indican que el causahabiente de la referida cuenta es Diego José Salazar Carreño. Se asegura que los fondos se han originado a raíz de la intermediación en operaciones de petróleo. Se informa en el mismo formulario que la cuenta recibirá dinero de Worldwide Traders Line, S.A. y que de los 2 formularios no firmados por el cliente, uno establecido con la denominación de la persona jurídica titular de la cuenta, a saber Highland Assets Corp. y el otro para el beneficiario, la mercantil venezolana Iver DT Asesores de Negocios, C.A. siendo el gestor Pablo Laplana Morales. Existiendo un contrato entre el banco BPA y las mercantiles Highland Assets Corp., High Rise Proyects, S.A., Worldwide Traders Line, S.A., y Red Bouquet Fundation, pues parecerían sociedades pantalla”.

  Entre otras operaciones, la trama de movimientos registrados reveló que desde octubre del 2011, “en el apartado de crédito se aprecian múltiples transferencias procedentes de cuentas bancarias abiertas en entidades financieras mayoritariamente chinas, ordenadas por las mercantiles Shandong Kerui Petroleum Eguima CO LTD (China), China Camco Engineering CO LTD (China), Sinohydro Corporation Limited (China), CICI Venezuela C (USA), Yutong Hongkong Limited (Hong Kong), China Machinery Engineering Corporation (China). La cantidad total canalizada por medio de estas transferencias, ascienden a USD 179.291.702,76”.

Memorando de entendimiento de PDVSA y Sinohydro

  En nuestro poder se encuentra una copia del memorando de entendimiento suscrito el 3 de febrero de 2010 entre Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y la citada empresa china Sinohydro Corporation LTD y que sirvió de marco para que tuvieran lugar las negociaciones a que hemos hecho referencia en las líneas precedentes.

  La firma que tuvo lugar en la ciudad de Pekín y tenía por objeto enfrentar la grave crisis energética que desde hace años aqueja a Venezuela.

  La estatal petrolera solicitó a Sinohydro que ofertara algunas plantas de energía de emergencia que permitieran a Venezuela hacer frente a la situación, un hecho que ocurrió en el contexto de la Octava Reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela que tuvo lugar el 22 de diciembre de 2009.
   El propósito de PDVSA era el de hacerse de un conjunto de plantas de energía eléctrica que le permitieran resolver las contingencias surgidas de la crisis eléctrica, en específico, la idea era lograr una capacidad instalada de 900 MW en un periodo de entre seis  y nueve meses que constituirían la Fase I del proyecto.

  Posteriormente, esta capacidad instalada se incrementaría hasta 1.500 MW dentro en un lapso de doce meses contados a partir de la firma del contrato que iría acompañado de un anticipo.

  Se preveía una Fase III del proyecto, que elevaría la capacidad instalada hasta 2.700 MW en un periodo de un año.

  Ante la solicitud de PDVSA, la empresa china manifestó su interés en suministrar, instalar y poner en funcionamiento dichas plantas eléctricas y, en tal sentido, propuso conformar inmediatamente un grupo de trabajo de expertos en ingeniería que se encargaran de formular y presentar la propuesta integral el 22 de enero de 2010 a la estatal petrolera venezolana.

  Petróleos de Venezuela S.A. le dio el visto bueno a la proposición de Sinohydro Corporation LTD al estimar que la misma era viable tanto técnica como comercialmente, al tiempo que catalogó como eficiente el desempeño y experiencia de la compañía china.

  En tal sentido, PDVSA y Sinohydro acordaron construir las centrales eléctricas que atenderían la emergencia eléctrica en tres fases, a saber:

— Fase I, plantas con capacidad instalada de 900 MW construidas en un periodo de entre seis y nueve meses que comenzarían a contarse a partir de la firma del contrato y el pago del anticipo.

— Fase II, consistente en el incremento de la capacidad de las plantas hasta 1.500 MW en un plazo de doce meses.

— Fase III, destinada a elevar la capacidad instalada de las plantas hasta 2.700 MW en un periodo de un año.

  Se estableció que para llevar a cabo los trabajos de construcción de las plantas de emergencia, PDVSA debería en las dos semanas posteriores a la firma del citado memorando de entendimiento, designar al gerente del proyecto y establecer una oficina o dependencia destinada especialmente a la atención y desarrollo del proyecto, la cual sería el componente homólogo de Sinohydro por parte de la petrolera venezolana, esto con el objetivo de poner en marcha a la mayor brevedad las obras y concluirlas en el menor tiempo posible.

  Se advirtió que PDVSA entendía que Sinohydro no mantendría la oferta presentada en las mismas condiciones por más de dos o tres semanas, por lo que la estatal petrolera venezolana debía enviar a China a su equipo de ingenieros para concretar la negociación del contrato, el plan de acción y el cronograma en el menor tiempo posible.

  Las partes entendían que los contratos para la Fase II y III estarían sujetos a aprobación durante la negociación del contrato de la Fase I.

  Se estipuló que el idioma inglés se utilizaría en todos los aspectos que comprendía el memorando de entendimiento, su ejecución y conclusión, entrando en vigencia a la fecha de su suscripción con una vigencia de dos años.

Se acordó que todas las diferencias surgidas entre las partes con relación a la interpretación y ejecución del memorando de entendimiento se resolverían de manera amistosa.

   Firmaron el memorando de entendimiento en representación de Petróleos de Venezuela S.A., Rafael Ramírez, presidente de la estatal, mientras que por Sinohydro Corporation LTD lo hizo Liu Qitao, presidente la firma china.

La empresa china

  Según su página web[5], Sinohydro se estableció en China como contratista estatal de proyectos hidroeléctricos durante los años cincuenta y que a lo largo del tiempo ha ido ampliando su línea de negocios en el ámbito de la construcción. Refiere que cuenta con 130 mil empleados que conforman un equipo profesional versátil que brinda servicios integrales de financiamiento, ingeniería, compras, implementación y operación de proyectos de energía, conservación de agua, infraestructura de transporte y obras civiles como edificios públicos/privados o a instalaciones que comprenden puntos clave de desarrollo económico local.

  Bloomberg informa que Sinohydro tiene su sede en el N° 22 Chegongzhuang West Road, Haidian District, Pekín, 100044, China. Sus teléfonos son 86 10 5838 1999, Fax: 86 10 5838 1621.

   En la actualidad su directorio está conformado por Jun Liang (presidente y miembro de la junta ejecutiva), Guohua Shen (director financiero y miembro de la junta ejecutiva), Lixin Xiong (vicepresidente de la junta ejecutiva y vicepresidente ejecutiva), Fengqiu Liu (ingeniero jefe y miembro de la junta ejecutiva) y Haihua Tian (vicepresidente ejecutivo y miembro de la junta ejecutiva)[6].

   Sobre ella, el portal BN Américas la define como una empresa estatal china que ese estableció en la década de los años ’50 como una contratista de proyectos hidroeléctricos y hoy en día tiene un portafolio de negocios que cubre tres divisiones principales, a saber, construcción de infraestructura en los sectores de energía, agua, transporte y edificios; inversión en bienes raíces, concesiones y minería; y contratos de ingeniería, adquisiciones y construcción (EPC).  Refiere que la empresa tiene operaciones en más de 70 países alrededor del mundo, ubicándose en Caracas, Venezuela, su oficina regional para América. “Sus proyectos regionales incluyen la central térmica de Cabrera y la central térmica Palito, ambas en Venezuela; la presa de Chalillo en Belice; la planta hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair en Ecuador (inaugurada en noviembre de 2016); entre otros proyectos en Trinidad y Tobago, Bolivia y Costa Rica”[7].

  Entretanto, el mismo portal, indica que Sinohydro Venezuela C.A. “es una empresa venezolana subsidiaria de la multinacional estatal china Sinohydro dedicada a la construcción de infraestructura orientada a la generación de energía. Inició sus operaciones en 2010 en Venezuela, tras los acuerdos para la construcción de las plantas termoeléctricas Palito, de 772MW, en el estado de Carabobo y Cabrera, de 382MW, en la costa norte del lago Valencia, ambos propiedad de la estatal petrolera venezolana Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y concluidos en 2012. Sinohydro Venezuela tiene oficinas en Caracas, desde donde controla todas sus operaciones en Las Américas. Actualmente construye la planta termoeléctrica Batalla de Santa Inés, de 100MW, en el estado de Barinas para PDVSA”[8].

  En su portal informativo, Sinohydro hace referencia a dos proyectos desarrollados por la empresa en Venezuela, a saber, la planta termoeléctrica El Palito dentro Planta Centro en el estado Carabobo, la cual forma parte del paquete contratado con PDVSA, suscrito en abril de 2010. Se indica que esta planta “está diseñada para tener cuatro unidades de potencia con una capacidad instalada total de 772 MW. Según aseguran, dos de las unidades que la conforman comenzaron a funcionar a finales del mes de septiembre de 2012[9].

  El otro proyecto es la Central Termoeléctrica La Cabrera, con capacidad para generar 382 MW y supuestamente ejecutada entre 2011 y 2012[10].

El informe de la Asamblea Nacional

   La Comisión Mixta de la Asamblea Nacional para el estudio de la crisis eléctrica del país refiere en su informe final[11] que Rafael Ramírez, expresidente de PDVSA y exministro de Energía y Petróleo, a raíz de la crisis eléctrica de 2003 ordenó la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PDSEN), que preveía la incorporación de 1.000 MW efectivos de generación por año hasta un total de 6.000 MW entre 2005 y 2010, de manera de evitar un déficit estructural en el último de estos años señalado.

  Advierten los parlamentarios que el incumplimiento del plan coincidió con la concentración en la Corporación Eléctrica Nacional, Corpoelec, (2007) de todo lo atinente al sector. Indican que en un intento de recuperar el tiempo perdido, la eléctrica y PDVSA procedieron a adjudicar directamente proyectos de generación sin respetar las directrices previamente establecidas y con un desembolso de recursos que superó en 180 por ciento el costo estimado originalmente por el PDSEN.

   Sinohydro de Venezuela formó parte de las empresas citadas por el ente legislativo, pero la representación de la compañía no asistió a la comparecencia aludiendo limitaciones logísticas, por lo que consignó la información de manera física.

  En el informe se indica que Sinohydro estuvo a cargo del proyecto Planta TermoCarabobo, contratado por PDVSA con recursos provenientes del Fondo Chino. El contrato se suscribió en 2012 y la fecha de finalización según el contrato era 2014. La obra fue concluida. Estos trabajos no formaban parte de los planificados en el PDSEN 2005-2014. El presupuesto a 2012 era de USD 1.116 millones, aunque a precios de 2005 era de USD 938 millones. El costo referencial PDSEN 2005-2024 era de USD 366 millones (USD 475 por kWe)

  La comisión de la Asamblea Nacional observa una diferencia entre el costo anunciado y el costo referencial del orden de USD 572 millones a precios del 2005, es decir un incremento de 156 por ciento, que no fue debidamente justificado.

  Respecto al proyecto de ampliación La Cabrera a 320 MW, la comisión parlamentaria refiere que esta obra contratada por PDVSA con la empresa Sinohydro se llevó a cabo con recursos provenientes del Fondo Chino, del Fondo Independencia 200 y del Fondo Cambio. El contrato se suscribió en mayo de 2011 y la culminación (según contrato) era para junio de 2014. Se informa que fue inaugurada en el citado año 2014. Era una obra programada en el PDSEN 2005-2014.

  Además de la instalación de dos turbogeneradores de 160 MW en ciclo abierto, la obra incluyó la construcción de 6 líneas de transmisión en 115 KV que permitían la interconexión de la Subestación La Cabrera con las subestaciones Caña de Azúcar, El Limón, San Vicente y San Ignacio, una subestación encapsulada en 115 KV y 5 Km de tubería para gas, que conecta la Estación de Regulación La Sisa con la estación de Regulación dentro de la Planta La Cabrera.

  Según el informe ejecutivo realizado por Coordinación de Administración de Control de Proyectos de Corpoelec en junio de 2011 —apunta la comisión mixta de la AN— se dice que el costo del proyecto era de USD 600 millones, monto que se confirma en la página web de PDVSA.

  Advierten los parlamentarios que el costo total del contrato (IPC y equipos mayores) a precios de 2005 era de USD 511.3 millones, siendo que el PDSEN 2005-2024 y el PMSPRSEN 2010-2030, estimaban que instalar 320 MW ISO en un sistema de generación en ciclo abierto que costaba USD 152 millones, por lo que se observa un diferencial de USD 359 millones.

CITAS


[1] El País. “Empresas chinas pagaron 176 millones en sobornos para lograr contratos en Venezuela”. 29 de noviembre de 2018. https://elpais.com/internacional/2018/11/27/actualidad/1543315819_586995.html

[2] El País. “Los oscuros negocios del chavismo con China”. 24 de marzo de 2018. https://elpais.com/internacional/2018/03/20/actualidad/1521565763_095562.html

[3] Cuentas Claras Digital. “La emergencia eléctrica, China y la corrupción de Ramírez en Pdvsa”. 27 de noviembre de 2016. https://www.cuentasclarasdigital.org/2016/11/la-emergencia-electrica-china-y-la-corrupcion-de-ramirez-en-pdvsa/

[4] Venezuela Política. “Así pasaron miles de millones de PDVSA a las cuentas bancarias del BPA de exfuncionarios chavistas”. 8 de mayo de 2018. https://maibortpetit.blogspot.com/search?q=bpa

[5] Sinohydro. http://eng.sinohydro.com/index.php?m=content&c=index&a=lists&catid=9

[6] Bloomberg. Company Overview of Sinohydro Corporation. https://www.bloomberg.com/research/stocks/private/snapshot.asp?privcapId=13484187

[7] BN Americas. Sinohydro Corporation Ltd. https://www.bnamericas.com/company-profile/es/sinohydro-corporation-ltd-sinohydro

[8] BN Americas. Sinohydro Venezuela CA. https://www.bnamericas.com/company-profile/es/sinohydro-venezuela-ca-sinohydro-venezuela

[9] Sinohydro. El Palito Thermoelectric Plant. http://eng.sinohydro.com/index.php?m=content&c=index&a=lists&catid=12

[10] Sinohydro. Cabrera Thermal Power Plant. http://eng.sinohydro.com/index.php?m=content&c=index&a=show&catid=44&id=89

[11] Transparencia. Asamblea Nacional. Comisión Mixta para el estudio de la crisis eléctrica del país. Informe final. https://transparencia.org.ve/wp-content/uploads/2017/02/Informe-CMECEP.pdf

lunes, 23 de marzo de 2020

EE. UU. debe frenar la expansión de China, Rusia e Irán en el hemisferio occidental

  Especialistas centraron su exposición en los avances que estos regímenes han experimentado, especialmente, en América Latina, particularmente en Venezuela.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

  De lograr la reelección en la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump debe incrementar sus esfuerzos para frenar la expansión que China, Rusia e Irán han experimentado en América Latina, especialmente en Venezuela. Así lo advirtió Joseph Humire, quien alertó sobre el hecho de que dichos países han estado asumiendo el control a sabiendas de que la solución al conflicto que la nación suramericana vive, está más allá de sus propias fronteras pues, “la solución de Venezuela ya no está dentro de Venezuela, sino que está fuera de su control”.
Un cartel muestra al secretario general de Hezbolá, Hassan Nasrallah, al presidente venezolano Hugo Chávez y al líder árabe Jamal Abdel Nasser el 7 de diciembre de 2006 en Beirut. (foto cortesía AFP)
  “Creo que, dentro de un año, el presidente Trump tendrá que lidiar muy seriamente con la crisis de Venezuela y tendrá que lidiar con ella en una plataforma global y lidiar con ella neutralizando a Irán, Rusia y China y sus actividades a este lado de la carretera. [Se requiere] Básicamente, un renacimiento de la Doctrina Monroe, pero incluso mejorada, lo que yo diría sería la Doctrina Trump”.
   Estas fueron parte de las reflexiones surgidas durante el CPAC 2020 en la jornada en que fue abordado “El nuevo eje del mal” en el contexto del temario de “Lo que yace debajo de la superficie: la lucha global por los recursos y el eje del mal socialista del siglo XXI”.
  Los exponentes fueron Erielle Davidson, del Centro para Oriente Medio y Derecho Internacional de la Universidad George Mason; Joseph Humire, del Centro para una Sociedad Libre; Kim Kwang-dong, PhD, Autor; bajo la moderación de Gordon Chang.

  Partiendo de la tesis que sostiene que, durante la última década, China, Rusia, Irán y Corea del Norte han conformado una coalición para oponerse, no solamente a Estados Unidos y a Occidente, sino al resto del mundo, Joseph Humire advirtió que Venezuela se ha convertido en el mayor desafío para los Estados Unidos, algo que puede constatarse al examinar la Estrategia de Seguridad Nacional de los EE. UU., que se publica anualmente la Casa Blanca, donde se analiza lo que se denomina la era de la Gran Competencia de Poder (GPC).
  En este sentido, Humire subraya que la lucha no es únicamente contra las amenazas transnacionales como el terrorismo o el crimen organizado, sino también contra actores estatales que trabajan mancomunadamente con Rusia, China, Corea del Norte, Turquía e Irán. En este contexto, Venezuela —que recibe apoyo continuo de Cuba— es un escenario donde todos estos países están presentes en procura de su desestabilización, tal como lo hicieron con Siria y en donde se accionan armas de guerra asimétrica. “La migración ha sido una especie de arma de guerra, el narcotráfico se ha convertido en un arma de guerra. Utilizan otros elementos que no son tradicionales para poder desestabilizar la región para deslegitimar a los Estados Unidos”, alerta.
Erdogan, tras recibir el 3 de diciembre en Caracas una réplica de la espada de Bolívar de manos de Maduro
El papel de Irán

  En particular, sobre la presencia de Irán en Venezuela, Joseph Humire se remite a su libro “La penetración estratégica de Irán en América Latina”, publicado en 2014, en el que hacía mención a los métodos encubiertos utilizados para llevar a cabo esta penetración, entre los que refirió el que llegó a conocerse como el vuelo de “aéreo terror” como lo denominó la inteligencia brasileña, que operó entre 2007 y 2012, en el que se transportaban terroristas desde Irán y Siria a Venezuela. Se refiere el expositor al vuelo de la aerolínea venezolana Conviasa, el cual se instrumentó a pesar de que “no hay turismo entre estos dos países. Entonces, no fueron los turistas los que fueron traídos en estos vuelos, fueron terroristas. Ese vuelo se detuvo en 2012 y recién comenzó hace dos semanas, nuevamente. Ese mismo avión —es un Airbus A340— de Conviasa que aterrizó en Venezuela hace dos semanas y fue a Uruguay, Nicaragua, Panamá y Venezuela. Ésta es la aerolínea nacional de Venezuela, pero los pilotos son iraníes. Eso es solo para mostrarle el nivel de confianza que estos países tienen entre sí”.
  A estos comentarios se suma el de Erielle Davidson, quien recuerda que Irán, como actor importante en el Golfo Pérsico y Medio Oriente es igualmente la principal amenaza para Israel. Recordó que, durante la administración de Barack Obama, el país islámico quiso vender una falsa imagen de nación que buscaba la paz, lo cual desembocó en la firma del acuerdo sobre las armas nucleares. Una estrategia que contrasta con la implementada en el actual gobierno de Donald Trump, cuando se ha demostrado la existencia de un tercer camino o alternativa, a saber, la presión máxima.

  Agrega que hacia esa dirección apunta el plan del secretario de estado, Mike Pompeo, respecto a Irán, el cual ha demostrado que el país oriental “retrocederá si mostramos un poco de fuerza. Creo que eso es importante porque, nuevamente, cuando llegamos a los años de Obama, nos dijeron que la única opción que teníamos era apaciguar a los mulás. La única forma en que pudimos hacer eso fue levantando las sanciones y, por lo tanto, creo que ahora más que nunca, es un giro positivo de la administración Trump cuando estamos viendo una realineación del Medio Oriente”.

  Subraya que Israel está descubriendo que tiene una serie de aliados en el Medio Oriente que “realmente temen genuinamente el surgimiento del régimen iraní y la exportación de la revolución entre comillas”.

   Erielle Davidson se refiere a las estimaciones de algunos expertos que, de no revertirse lo establecido en el acuerdo nuclear con Irán, consideran que Irán podría erigirse como una amenaza importante que puede desarrollar un dispositivo nuclear importante. Se remite a la Resolución 2.231 del Consejo de Seguridad de la ONU, el cual se constituye como la contraparte del acuerdo con Irán, donde se estipula que, “si algún estado participante de JCPOA decide invocar la cláusula de reversión, todas las sanciones que se han rescindido previamente en virtud del acuerdo con Irán se aplicarán nuevamente”.

  Esto, advierte, aterroriza a Irán pues ello significa que al régimen de sanciones que Estados Unidos aplica, se sumarán las que el resto de los países del Consejo de Seguridad deberán también aplicar en consonancia a lo establecido en la resolución.

 La disposición de reversión de sanciones permitiría que las sanciones contempladas en las en seis resoluciones diferentes podrían ser invocadas si se comprobare el incumplimiento lo establecido en la 2.231 por parte de Irán. “En particular, hay tres sanciones diferentes que expiraron o expirarán muy pronto en octubre de 2020, este año, (quinto año), tendremos un embargo de armas que supuestamente se levantará, por lo que ahora Irán podrá comprar armas que no pudieron comprar previamente. También tenemos una prohibición de misiles, creo que eso se reducirá en el año ocho y luego en el año diez, no se nos permitiría imponer sanciones a Irán, en teoría, en absoluto”.

  Cree Davison que tal posibilidad aterroriza a Irán porque ello significa, no solamente que el régimen de sanciones por parte de Estados Unidos continuará, sino que todos los demás miembros del Consejo de Seguridad de la ONU tendrán que imponerlas también, es decir, Rusia y China, “todos los aliados tibios de Irán (…) El Departamento de Estado nos ha alertado al respecto, por lo que debemos ser conscientes de que eso podría estar viniendo en camino. Ha recibido mucha atención porque cuando la cláusula se coló en el acuerdo con Irán en 2015, nadie sospechó que un presidente de Estados Unidos lo usaría. Legalmente, es factible. Diplomáticamente, es una pregunta completamente diferente”.

  Por su parte, Kim Kwang-Dong toca lo inherente al papel de Corea del Norte como aliado y contribuyente del programa nuclear iraní y alerta acerca de la efectividad de las sanciones internacionales en materia de disuasión y negociaciones. Asegura que China se encuentra por detrás del régimen coreano. “China es el actor real que está detrás de todas estas presiones y está aplicando esta presión teniendo a Corea del Norte como frontera y escondiéndose detrás de Corea del Norte. China es el actor que aplica toda esta presión”.
Imagen cortesía Fox News.
   Para Erielle Davidson es fundamental que a Estados Unidos y su política de incrementar la presión, se sume Europa la cual, es preciso que abandone su tibieza a la hora de sancionar a los países infractores, especialmente Irán. “Aún estamos otorgando exenciones de sanciones a varios países, especialmente en Europa. Los europeos han sido muy tibios cuando se trata de Irán por una serie de razones, principalmente económicas, porque hay mucha integración con el comercio europeo e iraní. Pero, en general, creo que los europeos están muy nerviosos acerca de cómo se va a comportar la administración Trump en los próximos seis meses, especialmente con respecto a la disposición 2.231”.

  Mas allá de las sanciones de carácter económico, Joseph Humire hace referencia a las acciones emprendidas por Estados Unidos contra figuras fundamentales de estos regímenes, como es el caso del general Qasem Soleimani. “Debo felicitar al presidente Trump por uno de los movimientos más escalofriantes que se han hecho en el Medio Oriente en los últimos 20 años. Al matar al general Qasem Soleimani, no solo mató a un general. Realmente desestabilizó toda la infraestructura de un régimen terrorista que se había exportado a todo el mundo. Había aliados de Irán, desde Venezuela a Rusia, completamente en estado de shock, porque nunca vieron venir esto”.

  En tanto para Humire no se puede considerar como retroceso esta acción, dado el papel que Soleimani tuvo, no solamente en Irak, sino por su patrocinio del terror en todo el Medio Oriente y el mundo, “también en la guerra civil en Yemen, en la guerra civil en Siria, en el conflicto en Venezuela. La idea de usar los conflictos como una forma de desestabilizar es algo que Soleimani entendió porque usan redes. Las redes no estatales son actores no estatales, hacen esfuerzos cohesivos”.

  Acusó a Soleimani de valerse del narcotráfico y el terrorismo como herramientas, de unirlos, algo realmente significativo si se toma en cuenta el componente teológico.

 Descubrimos que, cuando se trata de redes logísticas, trabajan juntas, por lo que creo que el retroceso ocurrirá con más confianza en el Medio Oriente y en aquellas empresas que reciben apoyo de otras partes del mundo, como América Latina.

China extiende su influencia

  Sobre el papel de China en Latinoamérica, Humire alerta que los intereses de del país asiático van más allá de lo económico y su influencia abarca, incluso, a lo militar, lo estratégico, la inteligencia. La influencia china se extiende y la nación oriental intenta infiltrarse en las economías de unos 70 países en el mundo. Tal posición, por supuesto, tendrá un peso fundamental a la hora en que China tenga que tomar decisiones en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU. Por tanto, cualquier resolución que se adopte estará irradiada igualmente hacia todo el eje de influencia chino.

  Humire advierte que es un error pensar que el único interés de China es su inversión económica. Eso es un mito, alerta. Advertencia que hace a propósito del avance chino en Venezuela y su apoyo al régimen de Nicolás Maduro donde han realizado inversiones por el orden de los 63 mil millones de dólares —una deuda que no cuenta con el aval del Poder Legislativo venezolano— y donde ha dirigido programas de tarjetas electrónicas para el control social y la organización.

  En tal sentido, Joseph Humire explica que el dinero que China ha invertido en Venezuela lo ha hecho a sabiendas de que, igualmente, está comprando su acceso a sistemas de inteligencia, al territorio, a redes. Es decir, China ha usado Venezuela como plataforma de lanzamiento para controlar toda la región.
  Recordó que, en Argentina, China tiene una estación espacial satelital dirigida por el Ejército de Liberación del Pueblo, la cual es controlada por militares chinos. Se trata de un acuerdo firmado por Cristina Kirchner, la ex-presidenta y vicepresidente actual. Tal acuerdo fue rechazado pro Mauricio Macri al llegar a la presidencia e intentó por fin al mismo, pero no fue posible. El contrato contiene una cláusula en la que amarraron todas sus demás inversiones a éste, de manera que al renegociar lo relativo a la estación espacial, debían revisar cada una de las inversiones comerciales de China en Argentina. “Eso significa que, si negocian el satélite, deben renegociar los proyectos de infraestructura, los créditos, los préstamos, todo. China los engañó y trajeron una estación satelital militar china a su territorio”.

  Humire hace mención a que China controla, por lo menos, 50 por del Canal de Panamá desde hace 30 o 40 años. “Han estado comprando territorio alrededor de los canales, puertos e instalaciones que se extienden hasta Nicaragua y hasta Chile a lo largo de la costa del Pacífico y el Caribe. China es muy estratégica sobre lo que hacen”.

  A su juicio, China estudió muy bien la región desde hace mucho tiempo, sus ecosistemas, Los Andes, el Cono Sur, el Amazonas y el Caribe y ahora están tratando de construir una infraestructura comercial alternativa para poder reemplazar el Canal de Panamá e desplazar el acceso al mercado estadounidense. “Es una estrategia a muy largo plazo, una estrategia muy inteligente, pero solo se hace con la complicidad de los estados latinoamericanos y eso es contra lo que tenemos que luchar. Si perdemos nuestra libertad en América Latina, perdemos nuestra libertad en todo el mundo: eso es el 60 por ciento del acceso al mercado para los Estados Unidos”.

  Estima que Estados Unidos no le ha prestado suficiente atención a nuestro propio hemisferio, ni ha estado atento a sus asuntos e inquietudes. Con esta actitud contrasta lo que, por el contrario, Rusia, China e Irán, han tenido sumo cuidado en hacer, expandiéndose por la región. “De hecho, comercialmente lo están comprando todo”.

 Joseph Humire subraya el hecho de que EE. UU. haya permanecido sumamente atento a lo que ha ocurrido en Siria durante los últimos 8 años, pero se ha mantenido indiferente a lo que ha estado sucediendo en Venezuela, que se encuentra a solamente a 1.500 millas de Florida. “Eso es muy preocupante. Vea el número de los refugiados aumentan en 2.5 millones y para esta fecha el próximo año probablemente reemplazaremos la crisis de refugiados sirios. Eso es insostenible”.

 Sobre esta expansión China, Kim Kwang-Dong advierte que esta nación proporciona una energía estratégica a Corea del Norte y permite que los coreanos trabajen en China con la posibilidad de enviar sus salarios a su país. 

  Sostiene que Corea del Norte trabaja arduamente en aras de obtener el apoyo de China. En términos de entablar negociaciones con Corea del Norte, si Estados Unidos espera que cedan en su posición “que en realidad es lo que China quiere”, la nación coreana seguirá ganando terreno. “Hasta el momento hubo seis pruebas nucleares y hubo muchas provocaciones y aunque se hicieron esfuerzos para evitar que ocurrieran, como resultado, en cualquier caso, terminó debilitando la alianza entre los EE. UU. y Corea y eso también tienen un impacto diferente. Al debilitar la alianza entre EE.UU. y Corea del Sur y también al reducir los ejercicios militares que están ocurriendo entre los dos países, está ocurriendo exactamente lo que tanto China como Corea del Norte querían”.

Europa reacciona, pero algo tarde

  Entretanto, Erielle Davidson ve que Europa ha comenzado a reaccionar ante la influencia y expansión China, aunque advierte que lo hace algo tarde.

  Hace mención al hecho de que la Unión Europea haya aprobado la resolución 452, la cual estableció los lineamientos que rigen la inversión extranjera directa, especialmente en lo atinente a la iniciativa de China que había comenzado en 2013, consistente en infiltrarse en las economías de 70 países en todo el mundo, incluidos los principales actores de la UE.

  El deseo de algunos países de abandonar la Unión Europea obedece a su rechazo a estas nuevas condiciones que rigen la inversión. Un ejemplo de ello es el Brexit. Igualmente, Italia quiere seguir teniendo inversiones de China, pues siente que “está ayudando a su economía, les gusta, probablemente no piensen a largo plazo, lo que creo que es un gran error. Eso es algo en lo que se debería pensar globalmente sobre cómo podemos ayudar a estos países cuyas economías podrían ser más vulnerables a la inversión china”.

China el coronavirus

  Capítulo aparte hacen los especialistas para referirse a la crisis que mundialmente se vive por la pandemia del coronavirus, la cual tiene su origen en territorio chino y ante la cual, el gobierno de la China mantuvo un gran hermetismo durante su aparición y primeros avances.

  Durante seis semanas, el sistema político chino, caracterizado por la censura, permitió que una enfermedad altamente transmisible asolara su territorio y al pueblo chino sin que se informara claramente al respecto a objeto de que se implementaran medidas de protección y de freno a la epidemia.

 El moderador Gordon Chang comenta como China decidió incrementar aún más control sobre la información, “por lo que estamos viendo que un virus común, se convirtió en una epidemia en toda China y quizás en una pandemia en todo el mundo”.

  Erielle Davison agrega que a esto se suma algo de apatía política, en tanto las personas pareciera que se resignan a la estructura del gobierno en aras del avance económico. “Pueden ver el hecho de que la pobreza global se ha reducido a la mitad en los últimos 40 años y casi exclusivamente en China e India. Y es debido a ese bache económico que las personas a veces se vuelven políticamente apáticas”.

  Refiere que igual sucedió en la Unión Soviética después de que Vladimir Putin llegó al poder. “Hubo un gran aumento en los precios del petróleo después de que Yeltsin salió y la gente comenzó a asociar el progreso económico con el régimen de Putin, imponiéndose. Una especie de complacencia política”.

  Algo que Joseph Humire estima no que ha ocurrido en Irán, donde el pueblo ha demostrado una y otra vez su inconformidad con el régimen de gobierno. “Han estado protestando desde 2009 (…) los estudiantes han estado protestando una y otra vez y se han dado cuenta de que no pueden hacer esto solos. No tienen ningún apoyo y creo que confían en el gran poder de los Estados Unidos que puede lidiar con los grandes poderes que los están oprimiendo por dentro”.

  Para finalizar, Erielle Davison subraya lo fundamental que es neutralizar a Irán, una tarea que no se puede llevar a cabo solos, sino que requiere del concurso de todos los países.  Por ello toca ejerce una presión al máximo. “La economía iraní está sufriendo, pero todavía está relativamente a flote y lo que es realmente interesante es que el coronavirus en este momento está llegando al escalón superior del liderazgo iraní. Muestra cuán fracturado y cuánta disidencia hay dentro de la sociedad iraní y cuánta información falsa es realmente difundida por el gobierno iraní. En este momento, Irán está experimentando presión desde adentro y desde afuera, pero nuevamente la campaña de presión máxima puede hacer mucho”.