Mostrando entradas con la etiqueta Camimpeg. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Camimpeg. Mostrar todas las entradas

martes, 11 de febrero de 2020

Cacería de brujas en PDVSA (Parte 1): Acosan a un auditor por negarse a manipular investigaciones vinculadas a ODEBRECHT y CAMIMPEG

  La auditoría hecha por Diego Armando Nava Negrette determinó irregularidades en estaciones de PDVSA en la Costa Occidental del Lago. Las pérdidas, por la diferencia entre la producción transferida por la empresa mixta y la producción recibida en el patio de tanque, se estiman en $22,43 millones.

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Por haberse negado apoyar varios esquemas de corrupción, denunciarlos en sus informes y no manipular las investigaciones sobre las múltiples irregularidades ocurridas en la empresa mixta Petrourdaneta con sus socios Odebrecht y la compañía anónima militar CAMIMPEG, la actual cúpula de PDVSA Occidente persigue a uno de los auditores del equipo que firmó los reportes de auditoría de la petrolera venezolana.
    Diego Armando Nava Negrette asegura que fue testigo de varios casos de corrupción de PDVSA y que ha sido perseguido por grupos armados vinculados al régimen de Venezuela desde 2017, luego de haber participado en una investigación interna de la petrolera estatal que buscaba esclarecer las irregularidades en las operaciones de CAMIMPEG, su socio, Southem Procurement Services (SPS), Odebrecht y las asignaciones que en conjunto entregó PDVSA a las mencionadas firmas asociadas a Petrourdaneta.

  El ex-funcionario de PDVSA denunció lo siguiente: "he recibido llamadas amenazantes desde un número telefónico de una cárcel venezolana, de una persona que se identifica como miembro de un colectivo".

  Comenta que sus superiores lo han querido "chantajear con el trabajo de investigación sobre los casos de corrupción ocurridos en Petrourdaneta con las empresas Odebrecht y CAMIMPEG, donde realmente quieren que todo lo relacionado al robo de los activos del Estado sean sumados a las personas que ya están detenidas, entre ellas, al expresidente de la petrolera, Eulogio del Pino". Asimismo, aparecen los nombres de los siguientes exfuncionarios: Orlando Chacín, Yamelis de López, Luis Carlos Zapata Leal, Gustavo Malavé y Lioner Valdéz.

  De acuerdo al relato de Nava Negrette, las autoridades de PDVSA habrían manipulado los elementos de la investigación de lo que pasaba en PDVSA bajo la presidencia de Eulogio del Pino y su equipo, para hacerlos aparecer como los únicos culpables de lo ocurrido, inclusive después de casi tres años que tiene el general  Manuel Quevedo como máximo jefe de Petróleos de Venezuela."Ellos no quieren asumir que encontraron una producción en más de un millón y medio de barriles diario y hoy a duras penas llegan a 700 mbd", acotó.

   Dijo que fue citado en 2017 como testigo por uno de sus informes de auditoría, de un caso donde hay detenidos pero que sigue abierto.
  El ex-auditor de PDVSA Occidente sostiene que cuando estaba realizando las investigaciones —apegadas a las normas internas de PDVSA— descubrió las irregularidades ocurridas en tres empresas mixtas, una de ellas asociada estuvo asociada con la Constructora brasileña Odebrecht hasta 2017, y posteriormente, pasó a estar asociada con la empresa estatal militar CAMIMPEG.

   De acuerdo a lo investigado por Nava Negrette en ese caso están involucrados el gobernador, alcaldes de la zona, militares y el director de PDVSA Occidente, José Luis Araujo. Este funcionario estuvo vinculado con una empresa mixta cuando se perdieron más de 60 mil barriles de crudo y una cantidad enorme de millones de dólares. Posterior a ese evento, Araujo habría sido ascendido. Este caso aún no está resuelto, acotó.

La empresa petrolera militar CAMIMPEG

  CAMIMPEG es socio de PDVSA en la empresa mixta Petrourdaneta desde el año 2017 —según el convenio— PDVSA entregó 400 millones de dólares con el compromiso de subir la producción  a 40 mil barriles diarios. 

    La averiguación realizada por los auditores, señala que la producción de Petrourdaneta ha bajado paulatinamente desde 2017 a 2019, "tanto que actualmente está en dos mil barriles, las instalaciones están deterioradas y abandonadas. Definitivamente ellos son los responsables y los resultados los atacan directamente".

   En marzo de 2017, el 40 por ciento de Petrourdaneta —que correspondía a la Constructora brasileña Odebrecht—  fue asignado a la Compañía Anónima Militar de Industria Mineras, Petrolíferas y de Gas, CAMIMPEG, presidida por el Mayor General, Alexander Hernández Quintana. Este procedimiento fue ordenado por el entonces presidente de PDVSA, Eulogio del Pino.

   La alianza Petrourdaneta-CAMIMPEG constaba con una primera fase de ejecución de proyectos conjuntos que se ejecutarían en un lapso de 24 meses, y preveía "una inversión de 400 millones de dólares con el objetivo de incrementar la producción del Campo Urdaneta en el Lago de Maracaibo, en 400 mil barriles por día", según explicó Eulogio del Pino en una nota de prensa reseñada por el portal de noticias gubernamental Agencia Venezolana de Noticias (AVN) del 24 de marzo de 2017.

   "Para desarrollar el objetivo de incrementar la producción del Campo Urdaneta y después que las empresas estadounidenses de servicios Halliburton y Schlumberger redujeron al mínimo sus funciones en 2016, tras una deuda no cancelada de PDVSA, CAMIMPEG firmó para encargarse de esa área", dice el reporte de auditoría del caso denunciado.

   Petrourdaneta S.A.  es una empresa mixta creada el 19 de octubre de  2011 a través del Decreto 8.527, publicado en la gaceta Oficial  Nro. 39.781 para la explotación, de condensados y gas.

    Petrourdaneta S.A.  está ubicada al oeste de la ciudad de Maracaibo, y conformada por la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP) con un nivel accionario de 60 % y la empresa brasileña Odebrecht, la  poseía el 40 por ciento restante. La empresa se encarga de la explotación  de los campos La Paz, Mara Este y Mara Oeste y el área de la ciudad  de la Concepción en Maracaibo, estado Zulia.

  Para desarrollar el objetivo de incrementar la producción del Campo Urdaneta, —después que las empresas Halliburton y Schlumberger  redujeron al mínimo sus funciones 2016, tras una deud no cancelada— CAMIMPEG firmó contratos con la empresa Procurement Services Ltd. (SPS) en julio de 2016. SPS fue registrada  en 2011 en el Reino Unido, luego en la Islas Marshall y  en Belice. La empresa presidida por Manuel Chinchilla Silva— recibió asignaciones de PDVSA para operar en los muelles Alí Primera y Pedro Lucas Urribarrí, ubicados en el Campo Urdaneta lago y Centro Sur Lago, en el estado Zulia. A través de esta alianza cívico-militar, SPS y CAMIMPEG, asumieron la operatividad  y el financiamiento de los campos y los servicios integrales de tres empresas mixtas: Petrourdaneta, Petroquiriquire  y Petrozamora.

Irregularidades

   La Auditoría hecha por Nava Negrette (y el equipo que le acompañó) determinó irregularidades en estaciones de PDVSA en la Costa  Occidental del Lago. Las pérdidas, por diferencia entre la producción transferida por la empresa mixta y la producción recibida en el patio de tanque, se estima en $22,43 millones.

  Sostiene Nava Negrette que "hay un saboteo interno para  la adjudicación de contratos donde están involucrados Luis Caldera, alcalde de Mara, el gobernador del Zulia, y empresas propiedad de varios políticos.  Afirma que  las mafias que operan en la industria, cortaron el flujo de petróleo "hay un acuerdo ilegal para sacar por gandolas el crudo, ellos llenan los tanques de petróleo y como las líneas están malas, contratan a terceros para sacar el producto".

 Las tres investigaciones muestran que la situación de Petrourdaneta sigue en deterioro.

   Navas Negrette también denunció a la empresa mixta Petrowayu asociada con la argentina Pampa Energía. "Desde hace dos años la empresa está abandonada, sólo permanece el personal y han habido robos de materiales que han sido reportados", agrega.

  El auditor afirma que tuvo que salir huyendo con su familia de su país y que por ello se le quieren tildar "de traidor a la patria".

  Nava Negrete denuncia que es perseguido del régimen de Nicolás Maduro, y sus agentes en el estado Zulia, "por haber hecho su trabajo con ética, compromiso y apegado a las normas y valores institucionales de PDVSA".

   En esta comunicación se puede comprobar la citación de la fiscalía 77 al denunciante, a través del abogado de PDVSA, Alexis Chirinos.


En la siguiente comunicación es citado en calidad de testigo.

Seguiremos informando...

sábado, 4 de mayo de 2019

Camimpeg-SPS pretendió monopolizar áreas técnicas de la producción petrolera

Pese a los diversos cuestionamientos por su incapacidad e inexperiencia que desde su creación tuvo la conformación de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), esta, luego de su alianza con Southern Procurement Services Inc (SPS), pretendió monopolizar en 2016 las áreas técnicas de la producción petrolera en el país, incluyendo la automatización e instrumentación.

Por Maibort Petit
@maibortpetit
Tal intento se deduce de lo señalado en una presentación que la alianza Camimpeg-SPS elaboró en el citado año para mostrar los logros que supuestamente habían alcanzado luego de haber instrumentado su asociación. Igualmente, damos a conocer a nuestros lectores, los documentos de constitución de la referida alianza.

La alianza fue ampliamente promocionada a través de una gira nacional cuya nota de prensa se replicó en varios medios impresos de todo el país. La reseña aseguraba que Camimpeg-SPS exponía estrategias dirigidas a incrementar la producción petrolera mediante la implementación de tecnologías de punta y la asistencia técnica de primera línea[1].

Campinpeg-SPS recorrió la Faja Petrolífera del Orinoco en sus divisiones Boyacá, Ayacucho, Carabobo y Junín, así como las empresas Petrocedeño y Petroindependencia, al igual que las divisiones Urdaneta y Lago de PDVSA Occidente y Petroquiriquire.

Manuel Chinchilla, presidente de SPS Ltd, dijo que la alianza contribuía a fortalecer la posición de la industria petrolera nacional en el mercado internacional por la capacidad de respuesta de la empresa que va más allá de la entrega de un equipo. “Somos una alianza para presentar soluciones integrales, coadyuvando en el fortalecimiento y aumento de la producción en las áreas operativas, no solamente con el suministro de maquinaria, equipos, repuestos, tecnología de punta, sino también con inversiones para las áreas operativas que incluye instalaciones físicas, vehículos, herramientas, talleres de servicio, adiestramiento para el personal propio, de PDVSA y las empresas mixtas”. Por su parte, Miguel Trejo, gerente de comercialización de Camimpeg C.A. manifestó que la alianza permitiría la presencia en la zona de personal militar capacitado para cubrir labores de inteligencia en procura del resguardo y la seguridad de los campos operativos y la de los empleados, bien sea del PDVSA, Camimpeg o SPS Ltd.

En la presentación de “Camimpeg-SPS, Servicios petroleros, gasíferos, petroquímicos y mineros”, que citamos líneas arriba, la sociedad se promociona como la mejor opción en procura y servicios para la industria petrolera, esto aun cuando diversos sectores especializados han cuestionado la experticia de ambas empresas.

De acuerdo a información recibida en esta redacción, la realidad se habría impuesto y la alianza Camimpeg-SPS se habría disuelto en 2018 en razón de su pésimo desempeño económico.

De hecho, una nota del portal Notiforo del 9 de noviembre del citado año, informó que PDVSA rescindió el contrato de servicio con SPS para aumentar la producción en el campo Urdaneta en el estado Zulia, aunque no se especificaban las razones de la resolución del contrato[2]. Se suponía que la intervención Camimpeg-SPS incrementaría rápidamente “la producción en el Lago de Maracaibo en más de 30 mil barriles por día, con el trabajo mancomunado entre la industria militar y PDVSA, con una inversión de 400 millones de dólares. El acto de firma se llevó a cabo en el Muelle Alí Primera, municipio La Cañada de Urdaneta, estado Zulia”[3].

El 9 de noviembre de 2018, Venezuela Política[4] advirtió que la falta de experticia y experiencia en al área de los hidrocarburos de Camimpeg quedó en evidencia con la suscripción de la alianza con Southern Procurement Services (SPS) para operar en el referido campo Urdaneta del Lago de Maracaibo. Este contrato había sido otorgado inicialmente a una empresa mixta creada entre PDVSA y Odebrecht y aun cuando pudiera tenerse la nueva sociedad como positiva dado el pésimo antecedente de la empresa brasileña, resulta que SPS creada en 2011 igualmente carecía de experiencia y crédito para llevar a cabo las tareas encomendadas.  

Referimos en aquel momento que SPS era una empresa registrada en el Reino Unido por sus socios venezolanos y que, “para no pocos, es simplemente una compañía desconocida entre el sector petrolero del país, una circunstancia que al parecer no tuvo ningún peso al momento de adjudicarle junto a Camimpeg, un contrato para reactivar 1 mil 500 pozos petroleros, tanto en el Lago de Maracaibo como en la Faja Petrolífera del Orinoco”. Asimismo informamos que SPS también fue registrada en las islas Marshall y en Belice. El CEO de la empresa, Manuel Chinchilla también aparece como directivo de Inversiones 1098 S.A., compañía que veremos más adelante como relacionada con la alianza Caminpeg-SPS.

Venezuela Política también refirió en nota publicada el 8 de marzo de 2018, que el gobierno de los Estados Unidos estaría considerando sancionar a Camimpeg y sus socias Southern Procurement Services (S.P.S) LTD, Palmat International y Glencore, en razón de que presuntamente habrían violado las sanciones impuestas por los EE. UU. a funcionarios venezolanos, y estarían envueltas en un esquema de corrupción y lavado de dinero. La alianza Camimpeg-SPS habría sido utilizada por un grupo de altos militares para cobrar servicios de intermediación en contratos de PDVSA. Los militares a cargo, junto con un grupo de civiles asociados, se lucraron con dineros del erario público venezolano[5].

Los supuestos beneficios de la alianza

Pero en la presentación de la que veníamos hablando, se indicaba que esta alianza con SPS le permitía a Camimpeg tener presencia en Panamá, Colombia, Brasil, Estados Unidos (Houston y Miami), Reino Unido, Alemania, Rusia, Hong Kong-China y, por supuesto, en Venezuela.

En territorio venezolano, la alianza Camimpeg-SPS se encontraba presente, de acuerdo a la presentación, en Falcón, Barinas, Apure, Zulia (Maracaibo), Caracas, Valencia, El Tigre, Barcelona
Aseguraban que en el primer semestre de 2016, la alianza Camimpeg-SPS había logrado dar empleo a profesionales venezolanos en diversas áreas gracias a la asociación que mantenía con Inversiones 1098.
La presentación hace referencia a varias de los servicios prestados por Camimpeg-SPS, uno de ellos en lo atinente al servicio de bombas electro sumergibles BES que instrumentaron en la División Ayacucho de la FPO en El Tigre.

SPS aseguraba ser representantes del Grupo Rimera Alnas dedicada a la fabricación de bombas centrífugas eléctricas completas para la producción de petróleo de Rusia.

La alianza Camimpeg-SPS se promocionaba especialistas en diseño, procura e instalación de sistemas básicos de control de procesos industriales (BPCS), Scadas, sistemas instrumentados de seguridad (SIS-ESD), sistemas de detección de fuego y gas, así como de todo tipo de controladores para aplicación de oil y gas.

Sin embargo, según nuestras fuentes, Camimpeg-SPS carecía de la experticia para ello.



La alianza entre Camimpeg y SPS

El 25 de julio de 2016, el mayor general Alexander Hernández Quintana, presidente de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), por una parte, y Manuel Chinchilla, director de Southern Procurement Services Inc (SPS), por la otra, suscribieron el Convenio de Alianza estratégica marco entre ambas empresas, para “la procura de tecnología de punta, la ejecución de proyectos asignados que permitan la adquisición, prestación de servicios, ejecución de obras, suministro de materiales y equipos para el desarrollo de la exploración y producción en las áreas de petróleo, petroquímica, telecomunicaciones, gas y construcción civil”.


El objeto de esta alianza, según lo establece la primera cláusula del convenio era la “conformación de un marco regulado que permita la interacción directa entre Camimpeg C.A. y SPS en el desarrollo de los mecanismos de cooperación mutua a que hubiere lugar, que les permita la combinación de esfuerzos, fortalezas y habilidades necesarias para abordar complejidades del proceso productivo, mitigar el impacto ambiental producto de las actividades petroleras, mineras y gasíferas desarrolladas por Camimpeg C.A. para la ejecución de proyectos que le sean asignados, en los procesos de exploración, explotación, transporte, procesamiento de petróleo, gas, minería y actividades conexas sin que esto represente limitación alguna en las áreas de construcción, rehabilitación, mantenimiento, reparación, exploración, exportación, producción, alquiler de partes, repuestos, programas, materia prima y estructuras que componen estas fases de extracción de materias primas y minerales estratégicos, mediante la asesoría técnica calificada en las áreas de importación, exportación, distribución, comercialización, compra-venta de productos, equipos, maquinarias, repuestos y cualquier clase de bienes; así como la planificación y ejecución de programas de rehabilitación, conservación y descontaminación del medio ambiente en general, instalación, reparación y mantenimiento de planta de tratamiento, apoyo logístico a instalaciones petroleras, gasíferas, mineras y suministro en general en estas áreas. Camimpeg C.A. prestará servicio en las áreas de servicio lacustre, marítimo, fluvial, terrestre, aéreo, nacional e internacional a través de los medios antes indicados. Igualmente queda comprendido dentro de la presente alianza que todas las actividades relacionadas al suministro objeto de esta alianza se harán de forma conjunta por parte de Camimpeg C.A. y SPS, o de cualquier otro servicio, actividades necesarias y conexas para la ejecución del objeto de esta alianza”.

Esta cláusula contiene un parágrafo único que advierte que las partes pueden acordar en otro documento escrito la incorporación de otros bienes, sistemas o servicios relacionados con la alianza que sean de más alta calidad, tomando en cuenta especificaciones, descripción, estructura de costos destinada a la comercialización de los mismos.

La cláusula tercera indica que Camimpeg y SPS se acogen a la figura jurídica de la alianza para establecer la asociación entre ambas empresas, de acuerdo a lo estipulado en la Ley Orgánica que Reserva al estado las Actividades de Exploración y Explotación del Oro y demás Minerales estratégicos y el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley que promueve y Regula las Nuevas Formas Asociativas Conjuntas entre el estado, la Iniciativa Comunitaria y Privada para el desarrollo de la Economía Nacional.

Dentro de este contexto, las partes acordaron la ejecución de las actividades requeridas para abordar las actividades asociadas al proceso productivo y el aprovechamiento de los diferentes tipos de hidrocarburos y minerales quedarán a cargo de ambas empresas, las cuales actuarán de forma conjunta y suscribiendo los acuerdos específicos que formarán parte de esta alianza.
Quedó establecido (cláusula cuarta) que en la alianza Camimpeg C.A. tendría una participación de 55 por ciento y SPS del 45 por ciento.

La cláusula sexta se refiere a las ventajas de las partes dentro de la alianza, quedando establecido para Camimpeg C.A. la posibilidad de incrementar la producción de todo tipo de hidrocarburos y minerales, obteniendo divisas a favor del estado venezolano; mejorar la infraestructura, maquinarias y equipos con que cuenta en la unidad de producción, a los fines de potenciar el proceso productivo; fortalecer sus capacidades productivas, optimizando y adecuando tecnológicamente los procesos productivos e instalaciones; optimizar el desempeño técnico-profesional del personal mediante la formación y capacitación del mismo; brindar acompañamiento, asistencia y verificación en los proyectos desarrollados.

Entretanto, para SPS las ventajas serían obtener retorno de la inversión realizada en tiempo óptimo conforme a lo acordado entre las partes; y aprovechar los productos que se deriven de la exploración y producción asignadas a Camimpeg C.A., conforme a su objeto y a lo acordado entre las partes.

Las obligaciones de las partes quedaron estipuladas en la cláusula séptima, la cual refirió que a Camimpeg C.A. le correspondía todo lo conducente a la ejecución de los convenios específicos; y establecer el cronograma de pago de la inversión realizada por las partes, previendo que los porcentajes a definir del producto objeto de la producción fueran autosustentables en el plazo que las partes acuerden; inspeccionar la ejecución del convenios específicos; cumplir y hacer cumplir las normas de seguridad, higiene y ambiente de PDVSA, Camimpeg C.A. y SPS y cualquier institución a la que se le preste el servicio producto de esta alianza.

Campimpeg también está obligada a estudiar, realizar, contratar y ejecutar los acuerdos tecnológicos con asociaciones estratégicas, representaciones, distribuciones para suministrar la procura requerida y servicios postventa de equipos, maquinarias y consumibles de las diferentes marcas a nivel mundial para proveer a PDVSA, empresas mixtas, CITGO, empresas del estado y otras entidades públicas y privadas a nivel nacional e internacional; representar y gestionar ante organismos financieros internacionales los requerimientos, soluciones, propuestas y establecimiento de soluciones necesarias que garanticen la continuidad y feliz término de la ejecución de los proyectos suscritos.

A SPS le corresponderá hacer todo lo conducente para la ejecución de la parte de los convenios específicos que le correspondiere; realizar estudios geológicos en los diferentes tipos de hidrocarburos y minerales que acordare Camimpeg para determinar la cantidad de hidrocarburos y minerales que conformarían la reserva de la misma y establecer el cronograma para su procesamiento; ejecutar en el periodo que acuerden las partes para cada proyecto las obras civiles a que haya lugar para la exploración y producción, transporte e instalación de los equipos y maquinarias para potenciar el proceso productivo.

Igualmente, estudiar, realizar, contratar y ejecutar los acuerdos tecnológicos con asociaciones estratégicas, representaciones, distribuciones para suministrar la procura requerida y servicios postventa de equipos, maquinarias y consumibles de las diferentes marcas a nivel mundial para proveer a PDVSA, empresas mixtas, CITGO, empresas del estado y otras entidades públicas y privadas a nivel nacional e internacional; garantizar el mantenimiento, la operatividad y el aumento de capacidad productiva en las áreas operacionales; garantizar la transferencia tecnológica al personal de Camimpeg y a la institución para la cual ejecuten los trabajos; cumplir y hacer cumplir las normas de seguridad, higiene y ambiente de Camimpeg C.A., SPS y de cualquiera de las instituciones y empresas para las cuales se preste servicio.

La cláusula octava previo todo lo relativo a la confidencialidad de la información que intercambiaran lo cual abarcaría información verbal, documentos, equipos, fotos, programas de computación, planos, estudios, archivos, contratos, proyectos, análisis de costos, , soluciones técnicas de procesos, diseños, especificaciones, en cualquier tipo de soporte físico o electrónico y otros materiales propios de cualquiera de las partes, distintos a los conocidos por cada parte con anterioridad al establecimiento de la alianza, las cuales se consideran de propiedad exclusiva de la parte que lo revele. Las partes se comprometieron a usar la información única y exclusivamente a alcanzar los objetivos de la alianza en relación a los proyectos desarrollados en contexto de la misma.

La cláusula décima estableció la duración de la alianza, indicándose que esta sería de 15 años contados a partir de la fecha cierta de su suscripción o cuando se cubriera en su totalidad el monto y el requerimiento contenido en los convenios específicos. Se previó la posibilidad de prorrogar la alianza automáticamente o de extenderlo a voluntad de las partes por el tiempo que lo estimaren conveniente.

Pero la cláusula décima primera daba la oportunidad de terminar anticipadamente la alianza cuando así las partes lo acordaran, bien de mutuo acuerdo, o cuando las circunstancias hicieran imposible el cumplimiento del objeto.

El resto de las cláusulas establecían los términos comunes a este tipo de convenios.

Punto de cuenta

En punto de cuenta presentado por el Alexander Hernández Quintana, presidente de Camimpeg C.A. y viceministro de planificación y desarrollo al ministro del poder popular de la Defensa, Vladimir Padrino López, se solicitó autorización para suscribir la alianza entre la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas y Southern Procurement Services Inc (SPS).
Se advertía la conveniencia de aprobar la alianza en virtud de que la misma permitiría a Camimpeg C.A. proporcionar y apoyar la rehabilitación y mantenimiento de pozos petroleros maduros, instalaciones, reparaciones, mantenimiento y administración de taladros de perforación, equipo de fondo y superficies para la extracción de crudo. Esto permitiría a la empresa militar presentar una serie de servicios que se le requirieran.

Se aseguraba que la alianza permitiría a Camimpeg posicionarse en el mercado nacional e internacional, impulsando así el motor industrial militar a través de la puesta en marcha de la capacidad y talento de la FANB para coadyuvar al desarrollo integral de la nación.

El punto de cuenta resultó aprobado por Vladimir Padrino López.

Alianza Camimpeg-PDVSA

El 7 de octubre de 2016, el mayor general Alexander Hernández Quintana, presidente de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), y el vicepresidente de Exploración y Producción de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), Orlando Chacín, suscribieron una alianza estratégica que tenía por objeto y alcance —de acuerdo a lo que reza el artículo I— desarrollar todos los esquemas que puedan existir entre ambas empresas para poder ejecutar los planes de incremento de producción de PDVSA.

La alianza permite que las partes celebren todos contratos específicos que sean necesarios, en especial los del área de servicios para campos medulares en exploración y producción conforme a la volumetría de los planes internos establecidos por PDVSA.

La idea de la alianza, según el texto de la misma, era que las partes hicieran todos sus esfuerzos conjuntos para atender las complejidades del proceso productivo tomando en cuenta el desarrollo sustentable del ambiente y de las comunidades directamente relacionadas con las áreas a desarrollar y apuntando al incremento sostenido de la producción de hidrocarburos en Venezuela.

Se establece que PDVSA continuaría la ejecución, desarrollo y producción de hidrocarburos en la Faja Petrolífera del Orinoco, áreas tradicionales  de explotación y producción, así como nuevos campos que sean aprobados por el Ministerio del Poder Popular para el Petróleo.

La alianza Camimpeg-PDVSA permitiría a esta última poner a disposición todas su experiencia, recurso humano y tecnológico en el incremento de la producción de hidrocarburos en cada uno de los campos y en el potencial incremento de las potenciales reservas existentes en los mismos.

Se sostiene que la alianza permitiría el incremento de las alternativas tecnológicas para la determinación de nuevas reservas y el aumento de la producción de los campos por medio de la fabricación de pozos, selección e instalación de sistemas de levantamiento artificial, selección y aplicación de técnicas de recobro secundario y recobro mejorado que permitan el el aumento de los factores de recuperación de hidrocarburos en los diferentes campos y en la búsqueda de alternativas que permitan un mejor aprovechamiento de los hidrocarburos líquidos y gaseosos en cada uno de los campos a través de la operación de de equipos de perforación y work over, la fabricación, mantenimiento u operación de estándares de flujo, bombeo y operación de plantas compresoras, entre otras actividades de carácter técnico a los que se hace referencia en texto de la alianza.

Se advierte que la alianza se plega a los planes de producción de PDVSA para coadyuvar en el desarrollo productivo de petróleo y gas en las áreas y campos tradicionales, campos nuevos, de reciente data, campos maduros, así como nuevos desarrollos ubicados en la FPO y en cualquier parte del territorio nacional que PDVSA indique.

En el mismo artículo I se deja sentado que la alianza tiene como base la suscrita entre Camimpeg y SPS en lo concerniente a contratos específicos que de este instrumento se deriven sobre la evaluación integral de los campos y el proceso productivo de hidrocarburos, así como la cadena que comprende desde la exploración, perforación, producción, tratamiento de hidrocarburos, diseño y construcción de facilidades, diseño e implementación de proyectos de generación eléctrica, el suministro, instalación y puesta en marcha de equipos y maquinarias, así como la prestación y ejecución de obras.

Cabe destacar la afirmación de que Camimpeg y SPS garantizarán a PDVSA su experiencia y el soporte operacional requerido para la optimización de la producción de hidrocarburos en todos los aspectos de la cadena productiva.

Se indica además que para todas las soluciones integrales y el suministro de equipos, maquinarias y repuestos, en los que se requiera apoyarse en entidades internacionales dependientes de PDVSA, se tendrá en consideración a Camimpeg en el contexto de su alianza con SPS, dada la experiencia de  Southern Procurement Services LTD  en el área legal, financiera, tecnológica.

El artículo V advierte que  las partes soportarán sus propios costos y gastos asociados a la implementación de la alianza incluidos sin limitación los costos relacionados con viajes y alojamientos.

Los costos y gastos relacionados con las reuniones del grupo de trabajo, incluyendo la utilización de salas de conferencias, medios de comunicación y otros recursos o equipos asociados, correrán a cargo de las partes, según el lugar o sede donde se realicen.

Los costos y gastos relacionados con la contratación de consultores comunes serán aprobados previamente y por escrito por las partes y se compartirán en partes iguales.

La vigencia de la alianza (artículo VI) será por 15 años contados a partir de su suscripción. Se podía acordar su extensión o terminación.
Se previeron otros aspectos tales como confidencialidad, control y supervisión, notificaciones, disposiciones generales, comunes en este tipo de acuerdos.


Citadas usadas en esta nota

[1] El Campesino. “Camimpeg-SPS expone en gira nacional estrategias para aumentar la producción petrolera venezolana”. 5 de octubre de 2016. http://www.trujillo.gob.ve/index.php/menu-servicios/8-noticias/4568-camimpeg-sps-expone-en-gira-nacional-estrategias-para-aumentar-la-produccion-petrolera-venezolana

[2][2] Notiforo. “PDVSA rescindió contrato de servicio con SPS para aumentar producción en Campo Urdaneta”.  9 de noviembre de 2018. https://notiforo.com/foros/viewtopic.php?t=43464

[3] PDVSA. “PDVSA y Camimpeg-SPS firman contrato comercial final para reactivar operaciones en Campo Urdaneta”. 5 de mayo de 2017.  http://www.pdvsa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7056:pdvsa-y-camimpeg-sps-firman-contrato-comercial-final-para-reactivar-operaciones-en-campo-urdaneta&catid=10&Itemid=589&lang=es

[4] Venezuela Política. “Alianza Camimpeg-SPS confirma la incapacidad de los militares en materia petrolera”. 9 de noviembre de 2017. http://maibortpetit.blogspot.com/2017/11/alianza-camimpeg-sps-confirma-la.html

[5] Venezuela Política. “Camimpeg, SPS y Glencore habrían violado sanciones impuesta por EEUU contra Venezuela”. 8 de marzo de 2018. http://maibortpetit.blogspot.com/2018/03/camimpeg-sps-y-glencore-habrian-violado.html

domingo, 22 de julio de 2018

Glencore debe informar a los E.E. U.U. sobre sus negocios con PDVSA , CVG y CAMIMPEG

En un emplazamiento legal del Departamento de Justicia norteamericano contra la multinacional anglo-suiza se pide -de manera general- que entregue las evidencias sobre las negociaciones hechas en el Congo, Nigeria y Venezuela. Una indagación con las fuentes ligadas al caso revelan cuáles son las empresas ligadas al Estado venezolano que son de interés para las autoridades estadounidenses.


Por Maibort Petit
@maibortpetit

Las autoridades federales de los Estados Unidos solicitaron a la transnacional Glencore Ltd. información sobre los negocios que realiza con sus socios en República Democrática del Congo, Venezuela y Nigeria. En la petición legal, el gobierno norteamericano se refiere a los negocios de manera general "any deal general"  según destaca la comunicación federal. Una fuente ligada al caso, asegura que la firma deberá suministrar los documentos de los acuerdos con los gobierno de los mencionados países. En el caso de Venezuela, el consultado informó que las contrataciones están relacionadas con "Petróleos de Venezuela (PDVSA), la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), la Compañía  Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (CAMIMPEG) y sus asociadas extranjeras SPS Oil Production (UK) y Palmat International, entre otras". Asimismo, la multinacional también deberá ofrecer detalles de su presunta participación en el esquema de corrupción demandado por PDVSA US Litigation Trust en la Corte del Distrito Sur de la Florida.
Glecore ha sido señalada de haber operado en varias contrataciones de manera fraudulenta en tres diferentes países. La autoridades norteamericanas investigan a varias corporaciones por haber presuntamente violado la Ley Estadounidense de Prácticas Corruptas en el Extranjero que tipifica como crimen que las empresas paguen sobornos a funcionarios públicos en el extranjero para conseguir negocios.

Glencore informó que colaborará con el Departamento de Justicia estadounidense, según anunció uno de sus principales voceros en un comunicado.

Entramado de corrupción PDVSA 

Glencore fue demandada civilmente en la Corte del Distrito Sur de la Florida por haber formado parte de un entramado de corrupción junto a otras empresas petroleras, empleados, exfuncionarios de PDVSA y varios empresarios quienes habrían clonado el sistema informático de la estatal petrolera venezolana para beneficiarse de las ofertas de productos y servicios de manera fraudulenta.

En la acción civil aparecen como demandados Glencore de Venezuela, C.A., Glencore Energy UK Ltd.,  Glencore International A.G. y Glencore Ltd.

Paralelamente, Glencore fue señalada en un reporte federal sobre las operaciones de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (CAMIMPEG). El informe dice que en la gigante energética junto a empresas asociadas Southern Procurement Services (S.P.S) LTD y Palmat International habrían  violado las sanciones impuestas por los Estados Unidos a funcionarios venezolanos, y estarían envueltas en un esquema de corrupción y lavado de dinero con entes públicos del país suramericano. 

Glencore Plc. informó que tiene toda la disposición de cooperar con las autoridades estadounidenses, luego de haber recibido un emplazamiento legal de la justicia norteamericana en el cual se pidió la entrega de documentos sobre sus negocios de minería en la República Democrática del Congo, Venezuela y Nigeria, como parte de una investigación por corrupción.

La firma dijo que estableció un comité de miembros del directorio, incluyendo al presidente Tony Hayward y a los directores no ejecutivos independientes Leonhard Fischer y Patrice Merrin, para supervisar su respuesta al pedido del Departamento de justicia.

Tony Hayward dijo que “La corporación cooperará con el Departamento de Justicia estadounidense, mientras continúa enfocándose en nuestro negocio y buscando maximizar el valor que creamos para nuestros diversos accionistas en una forma responsable y transparente”.

En la declaración el vocero aseguró que la trasnacional aborda con seriedad la ética y el cumplimiento en todo el conglomerado.


El Departamento de Justicia pidió a Glencore una copia de los documentos y registros de cumplimiento con la Ley Estadounidense de Prácticas Corruptas en el Extranjero y estatutos de lavado de dinero.

Cooperación y garantía de transparencia


La principal razón del emplazamiento legal estadounidense contra la gigante suiza no son los contratos con Venezuela y Nigeria, sino los negocios en la República Democrática del Congo donde la firma tiene operaciones mil millonarias con empresas vinculadas a un empresario sancionado por el Departamento del Tesoro estadounidense.

El 20 de diciembre, una orden ejecutiva del presidente Donald Trump colocó al multimillonario israelí de diamantes Dan Gertler en la lista de individuos sancionados de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), debido a sus lazos comerciales con el controvertido presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila .

Ser calificado como OFAC "nacional especialmente designado" significa que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con Gertler o sus empresas relacionadas, y que todas sus propiedades e intereses en los EE. UU. están bloqueados. 

Gertler fue asociado comercial de Glencore en varios negocios. Cuando fue sancionado, la trasnacional no pudo continuar las operaciones con el mencionado empresario lo que generó varios litigios internacionales. 

En junio de 2018, Glencore PLC decidió reanudar los pagos multimillonarios a Gertler, con lo cual retó las autoridades norteamericana que prohibieron con su decisión a las empresas occidentales más opciones para lidiar con homólogos sancionados.


La transnacional había dejado de pagar las regalías a Gertler en diciembre de 2017, luego de que se impusieran sanciones por presunta corrupción en la República Democrática del Congo. La firma argumentó que decisión de reanudar los pagos era la única opción viable para evitar el riesgo de perder sus activos. Los pagos se realizarían en euros y garantizaría que ningún ciudadano estadounidense tuviese ningún rol en el acuerdo para cumplir con las sanciones de los EE. UU., según un reporte del diario The Wall Street Journal.[1]

Glencore  dijo que "si no se hacían los pagos se podría poner en riesgo la operación de sus activos en el Congo, lo que representa una amenaza para los precios del cobre y el cobalto en todo el mundo", dijeron fuentes relacionadas al The Wall Street Journal. Glencore, a través de sus minas congolesas, es el mayor productor mundial de cobalto, un producto clave para las baterías de vehículos eléctricos.

Luego de la decisión de Glencore de junio 2018, el Departamento del Tesoro impuso sanciones adicionales a 14 entidades afiliadas a Gertler. Los Estados Unidos acusan al empresario de utilizar su estrecha amistad con el presidente congoleño Joseph Kabila para actuar como intermediario en la venta de activos mineros en el país, dice el reporte del WSJ. 

En abril de 2018,  Gertler inició una acción legal contra Glencore en un tribunal congoleño en busca de 3.000 millones de dólares en daños y perjuicios en respuesta a la decisión de la empresa de detener los pagos, reportó el WSJ. Gertler también obtuvo importantes órdenes judiciales que, si se convirtieran en definitivas, le habrían permitido confiscar bienes de forma permanente en las minas de Glencore, lo que causaría graves trastornos en el mercado, dijo la compañía.

Las sanciones del Departamento del Tesoro prohíben que las firmas estadounidenses trabajen con Gertler y varias compañías asociadas con él. Esta fue la razón principal por la cual las autoridades norteamericanas presentaron un desafío legal a Glencore, que si bien es una empresa anglo-suiza, está estrechamente vinculada al sistema financiero de los EE. UU.

Glencore llegó a un acuerdo "para abordar adecuadamente todas las obligaciones de sanciones aplicables". Como resultado del acuerdo, Glencore dijo que "sus subsidiarias y compañías afiliadas Gertler acordaron retirar todo litigio pendiente y amenazado entre ellas".

Según el Departamento del Tesoro, Gertler habría amasado una fortuna a través de "minería opaca y corrupta". y acuerdos petroleros ". La principal empresa Gertler que trabaja en el Congo, Fleurette Group, ha negado enérgicamente las acusaciones de corrupción. 

La petición de la documentación por parte de la justicia norteamericana podría ser entregada este mes y de allí procederán con las acciones pertinentes. 

DISCLAIMER


Esta periodista intentó obtener para este reportaje las opiniones de las empresas mencionadas pero hasta el cierre de esta nota no recibimos respuesta. Si alguna persona mencionada en esta nota desea comunicarse con nosotros para exponer su punto de vista puede enviarnos sus comentarios al email blogvenezuelapolitica@tuta.il








jueves, 8 de marzo de 2018

Camimpeg, SPS y Glencore habrían violado sanciones impuesta por EEUU contra Venezuela

Camimpeg se encuentra bajo investigación federal en los Estados Unidos. La empresa militar del gobierno de Venezuela y la firma contratista SPS Oil Production habrían logrado ganancias por 1.67 millones bdp, equivalente a unos 90.18 mil millones de dólares americanos. Se estaría hablando de 1 billón de dólares americanos de reembolso por servicios de producción de petróleo.


Por Maibort Petit
@maiborpetit

El gobierno de los Estados Unidos estaría considerando sancionar a la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (CAMIMPEG), creada en 2016,  en conjunto con otras empresas asociadas, una con sede en Inglaterra, cuya denominación legal es Southern Procurement Services (S.P.S) LTD, otra llamada Palmat International y la gigante Glencore motivado a que dichas corporaciones presuntamente habrían violado las sanciones impuestas por los Estados Unidos a funcionarios venezolanos, y estarían envueltas en un esquema de corrupción y lavado de dinero.
¿Cómo funcionan Camimpeg y S.P.S LTD?

La Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas CA (Camimpeg) y una empresa asociada, Southern Procurement Services (S.P.S) LTD, fueron utilizadas por un grupo de altos militares para cobrar servicios de intermediación en contratos de la petrolera estatal venezolana PDVSA. Los militares a cargo, junto con un grupo de civiles asociados, se lucraron con dineros del erario público venezolano.

CAMIMPEG fue creada el 10 de febrero de 2016 por decreto presidencial  N° 2,231 publicado en la Gaceta Oficial de Venezuela N° 40.845. Es una empresa con capital 100 por ciento venezolano.

De acuerdo a los récords oficiales, Camimpeg se dedica a la planificación, coordinación, vigilancia y ejecución de servicios de petróleo, gas, minería y otros relacionados a estas actividades, que permitan incrementar el desarrollo de tecnología para la industria militar, de acuerdo a las necesidades integrales de la defensa de la nación, con el objetivo de cooperación con el Estado venezolano en el uso y administración de los recursos naturales estratégicos.

La investigación señala que Camimpeg fue creada bajo el mismo modelo de la empresa cubana GAESA a los fines de proveer a los militares venezolanos acceso a la venta y comercio del petróleo. Las oficinas principales de la compañía están ubicadas en Parque Central, Torre Oeste, Piso 36 en Caracas, Venezuela.

Los militares

En la junta directiva de Camimpeg  aparece como presidente el mayor general, Alexander Cornelio Hernández Quintana, director principal, Mayor general, Antonio José Benavides Torres, directores: Mayor general, Pedro Miguel Castro Rodríguez, general de división, Darío José Barboza Gómez, Vicealmirante, Maribel del Carmen Parra de Mestre.

Entre los directores sustitutos se encuentran los siguientes oficiales:
General de División, Rolando Alberto Esser de Lima, general de división Santiago León Sandoval Bastardo, general de División, Rafael José Herrera García.

En los cargos administrativos se encuentran las siguientes personas: secretario, Coronel Jaime Henry Rodríguez Araujo; Jefe administrativo de oficina, Coronel William José Santaella Santamaría; tesorero, teniente de navío, Leonardo José Moreno Palmera; representante judicial, Capitán de Navío, Carmen Corina Avariano; Representante judicial suplente, teniente Franklin Contreras Villamizar.

Camimpeg también tiene en su estructura una serie de consejeros, el principal es Luis Alberto Rodríguez López Callejas, un general de División de la Armada Cubana, nacido en Cuba y quien es el presidente de GAESA.

De acuerdo al reporte, Rodríguez López Callejas, quien es el exyerno de Raúl Castro y mentor del Ministro de la Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, fue quien tuvo la idea de crear empresas militares como Camimpeg.

En el documento se presenta la estructura del poder militar del régimen de Nicolás Maduro la cual aparece expresada de la siguiente manera:


¿Cómo funciona la trama de corrupción de Camimpeg-Pdvsa?

La base principal del presunto esquema de corrupción es la petrolera estatal PDVSA que de acuerdo al organigrama diseñado por agencias del gobierno está directamente conectada a Camimpeg, la cual a su vez tiene una empresa socia en el extranjero llamada Southern Procurement Services LTD, Camimpeg SPS y Glencore.

"Las operaciones de Camimpeg C.A. han sido vagas y oscuras" dice el reporte en el que se basa esta nota periodística. Esta empresa de reciente creación ha sido premiada con contratos de PDVSA para reactivar campos petroleros valuados en un billón de dólares americanos.

La empresa Camimpeg C.A. funciona como otra de las tantas subcontratistas de PDVSA.

La creación de esta empresa militar en la industria petrolera asegura la lealtad del ejército al régimen de Maduro al satisfacer sus demandas de una mayor participación en las riquezas del país.

GAESA, el modelo que inspiró al régimen de Maduro

GAESA es el conglomerado empresarial propiedad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y controla más de 50 empresas, aunque los detalles exactos son difíciles de establecer.

GAESA opera en prácticamente todas las áreas rentables de la economía cubana, controlando cadenas hoteleras, agencias de alquiler de automóviles y compañías de ventas, bancos, tarjetas de crédito y servicios de remesas, supermercados, tiendas de ropa, compañías de desarrollo inmobiliario, estaciones de servicio, compañías de importación y exportación, envío y empresas de construcción, almacenes e incluso una aerolínea.

Al frente del conglomerado se encuentra el general del ejército Luis Alberto Rodríguez López Calleja, quien, según diversos informes, está casado o estuvo casado con una hija del gobernante cubano Raúl Castro.

Una de las compañías más conocidas de GAESA es la cadena hotelera Gaviota, que posee cerca de 29.000 habitaciones en todo el país y sirve aproximadamente el 40 por ciento de todo el turismo extranjero de la isla.

Gaviota ha firmado contratos de gestión para el 83 por ciento de sus habitaciones con cadenas hoteleras internacionales como la española Meliá y la suiza Kempinski. También tiene un acuerdo con la cadena Starwood de Sheraton para administrar el Hotel Four Points en La Habana, un contrato que fue permitido por cambios de política bajo la administración de Obama.

Gaviota también es propietaria del Gran Hotel Manzana en La Habana, el primer hotel de lujo de Cuba, administrado por el grupo Kempinski. Las exclusivas tiendas de hoteles que venden productos Montblanc, Versace y Armani son propiedad de CIMEX, un conglomerado empresarial cubano adquirido por GAESA en 2010. CIMEX, fundado por el Ministerio del Interior, incluye servicios financieros, una cadena de tiendas y agencias de importación y exportación.

Las restricciones de la administración Trump para hacer negocios con las empresas militares de Cuba, de ser impuestas, tendrían un impacto mayor que el turismo porque GAESA opera prácticamente en todos los sectores de la economía de la isla, con la excepción de las telecomunicaciones y la agricultura.

Almacenes Universales S.A. de GAESA, por ejemplo, controla la terminal de contenedores en el Puerto de Mariel, que recibe la mayor parte de la carga que una vez llegó al puerto de La Habana. La terminal fue construida por la empresa brasileña Odebrecht, con financiamiento del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.

Western Union ha dicho que sus operaciones en Cuba usan la infraestructura de FINCIMEX (Financiera Cimex) para enviar remesas a Cuba. FINCIMEX también procesa las transacciones de VISA y MASTERCARD en la isla. FINCIMEX también maneja las remesas enviadas a Cuba a través de compañías como VaCuba.

Y la compañía de alquiler de habitaciones Airbnb, que vio cómo su boom de operaciones en Cuba después de que la Administración Obama lo aprobara, puede verse afectada por cualquier cambio, ya que paga a los propietarios de viviendas y apartamentos a través de VaCuba. Airbnb no quiso hacer ningún comentario sobre esta historia.

El nacimiento de GAESA se remonta a la década de 1980. Pero cuando Raúl Castro, que estuvo a cargo de las fuerzas armadas durante más de cinco décadas, reemplazó a su hermano Fidel en 2006, los oficiales militares comenzaron a tomar más control de la economía bajo el argumento de que eran más eficientes que los burócratas cubanos.

La empresa socia

Southern Procurement Services LTD es una empresa conformada en Inglaterra, localizada en Dept. 1585 43 Owston Road, Carcroft, Doncaster South Yorkshire, England, DN6 8DA. Su dueño es Manuel Enrique Chinchilla Da Silva.

SPS también tiene una oficina en los Estados Unidos, ubicada en 2550 S. Bayshore Dr # 204, Miami, Florida 33133. Esta empresa tiene estatus activo e, igualmente, es propiedad de Manuel Enrique Chinchilla Da Silva.

De acuerdo a récords públicos, Chinchilla Da Silva nació el 8 de julio de 1978 en Valencia, estado Carabobo. Está residenciado en la Urbanización El Trigal en Carabobo y —además— tiene una segunda residencia en 2485 South Bayshore Drive, Miami, Florida 33133. Asimismo, posee otra dirección en 16350 Park Ten Place, Houston, Texas, 77084.

Chinchilla Da Silva es dueño de varias empresas en Venezuela.

La empresa asociada a Camimpeg, SPS, LTD tiene oficinas en todo el mundo, a saber:

Venezuela: Centro Banaven, Torre D, PH, Chúo, Caracas, Miranda.
Colombia: Cali, Colombia.
Panamá, Calle 53 y Ricardo Arango, Ciudad de Panamá.
Reino Unido: Dept. 1585 43 Owston Road, Carcroft, Doncaster South Yorkshire, England, DN6 8DA.
Alemania: Pfaffenstrasse 11 49610, Quakenbruk, Germany.
Rusia: 423450 Rusia, Tartatstan Almetyevsk, Surgutskaya. St 2
Estados Unidos: 2550 S. Bayshore Dr. #204, Miami Florida, 33133
En Venezuela la empresa socia de Camimpeg tiene varias oficinas en las siguientes localidades:
Caracas: Centro Banaven, Torre D, PH, Chuao, Caracas, estado Miranda.
Valencia: C.C. Trigaleña Plaza, 88 Avenida Cabriales, Valencia, estado Carabobo.
Punto Fijo: Centro Comercial Domus, Local número 6, Avenida Ollavirdes con calle Buchivacoa, Punta Cardón, Falcón.
Puerto La Cruz: Complejo Turístico El Morro, C.C Residencias Casa Blanca, local 3, Lechería, Anzoátegui.
El Tigre: Galpón La Base. Avenida Jesús Subero, San José de Guanipa, estado Anzoátegui.
Barinas: Carretera Nacional Troncal 5, vía Barinas San Cristóbal con la avenida Alberto Arvelo Torrealba, al lado de la E.S Los Pinos, Galpón. Edificio Los Llanos. Barinas.

Maracaibo: Avenida Principal de la Esmeralda. Semarca, Municipio La Cañada de Urdaneta, Zulia.

Ciudad Ojeda: Muelle Pedro Lucas Urribarrí, Avenida Independencia. Sector Las Morochas, Ciudad Ojeda, Zulia.

Southern Procurement Services Ltd. a pesar de su corta trayectoria en el mercado y de ser poco conocida ganó, junto a Camimpeg un ambicioso contrato con PDVSA para reactivar 1.500 pozos de crudo.

PDVSA asignó en comodato a Camimpeg y a SPS, los muelles Alí Primera y Pedro Lucas Urribarrí, de Campo Urdaneta Lago y Centro Sur Lago, en el estado Zulia.

Según SPS, la relación SPS-Camimpeg-Pdvsa es una “alianza estratégica”: “Hemos trabajado en conjunto con PDVSA por varios años, esta experiencia y relación de confianza construida a través del trabajo realizado en equipo, dando paso a la alianza que se firmó el 25 de julio del año pasado, que suscribimos una alianza estratégica. Sumándose a este gran reto a partir del 7 de octubre la estatal petrolera venezolana, con la firma de una alianza macro, en la que Camimpeg, SPS y Pdvsa se enlazan para formar un gran bloque, dirigido a impulsar, desarrollar y posicionar los recursos y reservas petroleras de la Nación, en el mercado internacional”.

Una nota de prensa reseñada en el portal El Estímulo refiere que las “operaciones conjuntas se basan en un contrato de servicio para las actividades de mantenimiento, suministro y automatización con el objetivo de optimizar la producción venezolana, que ha disminuido en más de 1 millón de barriles diarios desde 1999 para colocarse hoy en día en 2,02 millones de bd. Con este convenio se prevé producir entre 30.000 y 40.000 bd”.

Clientes:

SPS LTD tiene como cliente a la empresa  Glencore Ltd. Inc. cuya sede principal se encuentra ubicada en Stamford en el estado de Connecticut.

De acuerdo a los reportes SPS ha vendido más de 1 millón 106 mil 231 barriles de butano a Glecore desde el mes de julio al mes de octubre de 2017. El producto fue embarcado desde las refinería de Punta Cardón, Amuay Bay y el puerto Jose en Anzoátegui y fueron descargados en Singapur, Lome y Oranjestad (St Eustaquio). Para estos envíos se usaron tres cargueros: Koro Sea, Bu Sidra y Mesaieed.

Glencore PLC es el principal productor y comercializador internacional de productos básicos en todo el mundo. Esta empresa negocia y distribuye productos físicos provenientes de terceros y de su propia producción. Proporciona también financiamiento, procesamiento, almacenamiento, logística y otros servicios para el consumidor  y productor de productos básicos.

Entre los miembros de la junta directiva de Glencore PLC se encuentran las siguientes personas:

Anthony Hayward, Iván Glasenber, Peter Grauer, Peter Coates AO, Martín Gilbert, John Mack, Gill Marcus y Patrice Merrin.

Palmat International

La empresa Palmat International es propiedad de Roberto José Wellisch quien, además, es el representante de Glencore en Venezuela. 

Palmat International también tiene una sede en los Estados Unidos está ubicada en la siguiente dirección: 13676 SW 56 St, Miami FL 33175.  Aparecen como dueños  Roberto José Wellisch y Mauricio Caro.

El presunto esquema funciona de la siguiente manera:

Glencore ha sido uno de los extractores de minerales en el mundo y tiene un gran interés en el Arco Minero de Venezuela y en compañías como CVG y VENALUM, C.A.

Palmat International es la representante de Glencore en Venezuela y su representante como ya hemos referido es Roberto José Wellisch, quien en Venezuela tiene residencia en Colinas de Bello Monte, Caracas, y posee una residencia en los Estados Unidos, ubicada en el 20281 E Country Club Drive, Unit #1703, Aventura, Florida 33180.

Roberto José Wellisch tiene una serie de empresas en los Estados Unidos: U.S.G. Supply, Inc, U.S.G. Marketing, L.C., Wilcox Intertrade, Inc., Dunston Industries, LLC, Dunston Industries, Corp., D&R Group International, L.C., TIAD Solutions, LLC, Roses & Roses, LLC, Palmat, LLC, Tire Advance America, LLC, Industrial Supply Network, LLC, U.S. Supply Corporation, U.S. Sales and Marketing Corp., Unaco of Miami, Inc., Wines & Wines, LLC, Wines & Wines Tampa, LLC, Prime Foodie International, LLC.

Y otras en Panamá: Seaglow Holdings, Corp., TM Investments Inc., Glamox Investments Inc., Palmat Intertrade, S.A. 

El Correo del Caroní cita un informe confidencial sobre Glencore en Venezuela que fue publicado en el portal oficialista Aporrea 14 de febrero de 2007 y el cual hace mención a la mala conducta de la trasnacional así: “Glencore coordina y lideriza el cártel del aluminio en Venezuela, agrupa a estas empresas ya mencionadas y se distribuyen buena parte de la producción del aluminio. Según los traders de la competencia, Glencore y sus empresas asociadas juegan duro y sucio, como norma, en todos los países. Por regla general, los agentes de Glencore poseen un estilo agresivo y utilizan el soborno, el chantaje, el manejo de medios de comunicación para desprestigiar o destruir reputaciones. Se mueven con agilidad y eficiencia en el terreno de la corrupción de funcionarios y el lobby político”.

El mismo periódico refiere que Roberto Jorge Wellisch también estuvo relacionado en el caso de los presuntos pagos de comisiones en los negocios argentinos-venezolanos en el que el exembajador argentino en Caracas, Eduardo Sadous, “reveló que empresarios de su país se veían obligados a hacer un pago de 15 por ciento en comisiones para la venta de maquinarias agrícolas al Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) de Venezuela, entonces a cargo de Elías Jaua; y la desaparición momentánea del dinero de un fideicomiso depositado en el Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela (Bandes). La negociación comenzó en una feria agrícola realizada en Barinas y a la que asistieron los directivos de Palmat y de la competencia, la trader brasileña Cotia, además del ministro de Planificación, Julio De Vido —asumido ya como una especie de superintendente ad hoc de los negocios con Venezuela—, la embajadora Nilda Garré, el entonces lugarteniente de De Vido, Claudio Uberti y el agregado comercial de la embajada, Alberto Álvarez Tufillo, entre otros. El negocio ya tenía la venia de los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez. Un acuerdo binacional refrendaba el acuerdo”.

Nota final:

Las empresas involucradas en esta nota fueron contactadas por esta periodista a través de correo electrónico y llamadas telefónicas y hasta el cierre de la nota no logramos ninguna respuestas. 

Si alguna de las personas o empresas desean ofrecer su versión sobre lo reseñado en esta nota o desea que se publique su derecho a réplica sírvase enviar su comunicación al siguiente correo electrónico: blogvenezuelapolitica@tuta.io