Mostrando entradas con la etiqueta Bolivia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bolivia. Mostrar todas las entradas

sábado, 6 de junio de 2020

Ricardo Ignacio Bedoya: No tengo relación con el chavismo venezolano o el nefasto masismo boliviano

  Siendo Venezuela Política un portal de noticias que garantiza el derecho a réplica como lo establece la ley, presentamos a continuación las declaraciones del empresario, Ricardo Ignacio Bedoya, aludido en una nuestras reseñas periodísticas.

  A raíz de la publicación en estas páginas de la nota titulada “Ignacio Bedoya y Leonor Montiel: El matrimonio ligado a Carlos Gill, Evo Morales y el chavismo que ahora se desmarca y presentan como opositores”, publicada en estas páginas el día 26 de mayo de 2020, el aludido empresario Ricardo Ignacio Bedoya solicitó ejercer su derecho a réplica el cual presentamos en esta entrega.

  En primer lugar, Bedoya hace mención al encabezado de la nota (titular y sumario) el cual reza textualmente: “Ignacio Bedoya y Leonor Montiel: El matrimonio ligado a Carlos Gill, Evo Morales y el chavismo que ahora se desmarca y presentan como opositores (…) La relación de la pareja con exmandatario boliviano, Gill y el chavismo en Venezuela, está ampliamente documentada”.

  Sobre el mismo Bedoya dice: “Le aclaro, tal como se menciona en mis respuestas [presentadas líneas más abajo], que no tengo ninguna relación el con ex presidente Evo Morales, mucho menos con el chavismo venezolano o el nefasto masismo boliviano, siendo ampliamente conocido mi rechazo frontal hacia los mismos. En consecuencia, es imposible que esté ampliamente documentada esta falsa y difamatoria afirmación suya. Nuestro grupo empresarial tiene empresas en Bolivia desde hace más de 148 años demostrando nuestro compromiso con el país y la democracia boliviana, por lo que es mal intencionada y temeraria esa afirmación que seguramente le llegó por medio de personas mal informadas y que desconocen plenamente el actuar de mi persona y familia.”

  Seguidamente, Ricardo Ignacio Bedoya se remite a la primera parte de la nota en la que se dice que Carlos Gill es socio de la empresa OCM Trading S.A. de su propiedad, por lo que solicita rectificar en el sentido de que “Carlos Gill Ramírez dejó de participar en la misma desde marzo del 2019, momento en el cual se concluyeron exitosamente los proyectos privados en los que él mismo participaba. Esto es fácilmente comprobable, por lo que esta falsedad sólo se utiliza para confundir y posteriormente difamar.”

   Después se refiere a la parte de la reseña sobre la Ferroviaria Andina, donde dice: “La figuración de Leonor Montiel en el directorio de esta empresa sería en alternancia con la de su esposo, Ricardo Ignacio Bedoya”.

  Al respecto, Bedoya pide rectificar pues, “Dicha afirmación es completamente falsa, ya que jamás he formado parte del directorio de esa empresa, hecho fácilmente comprobable por lo que esta información falsa se utiliza para confundir con fines difamatorios.”

  A continuación, presentamos las respuestas de Ricardo Ignacio Bedoya a nuestras preguntas:

— ¿Mantiene o mantuvo usted alguna relación con el empresario Carlos Gill Ramírez?

— Soy socio del señor Carlos Gill Ramírez en la Empresa Ferroviaria Oriental, en la que también formo parte de su directorio. Además mantengo una participación minoritaria en la empresa Constructora Gómez Núñez S.A Bolivia, junto con él y otro socio. Con el Sr. Gill Ramírez llevamos adelante varios emprendimientos empresariales privados en Bolivia y otros países. Quiero decir también, que estoy orgulloso de la amistad que nos une con él y su familia desde el año 2005, ya que él es un empresario latinoamericano digno caracterizado por su ética y respeto a las leyes así como por su compromiso con sus trabajadores.”

— ¿Conoce al expresidente boliviano Evo Morales o a funcionarios de su administración?

— En mi calidad de empresario de larga trayectoria, que proviene de una familia honorable que ha contribuido desde hace más de un siglo al desarrollo de mi país, he tenido la oportunidad de conocer a varios presidentes bolivianos, incluyendo al señor Evo Morales. Principalmente en eventos sociales y en eventos relacionados a los gremios empresariales de Bolivia en los que siempre he tenido una participación activa. En cuanto a si conozco a funcionarios de la pasada administración, es importante acotar que al igual que todos los empresarios de este país se mantienen contactos con funcionarios de cualquier administración dada la naturaleza de nuestros negocios, razón por la cual conozco funcionarios de la anterior administración. Sin embargo, no mantuve ni mantengo ningún vínculo de amistad.

Asimismo, Ricardo Ignacio Bedoya sostiene lo siguiente:

— Le aclaro que en el informe del Senador Ortiz al cual usted se refiere no existe ninguna mención a mi persona. Por lo que desconozco a cuáles señalamientos se refiere y en dónde han sido publicados, ya que a la fecha no existe ese tipo de declaración hacia mi persona de parte del Senador Ortiz, a quien conozco, apoyo y tenemos vínculos de amistad desde hace mucho tiempo. Sin embargo, considero que se trata de afirmaciones temerarias sobre las que Ud. debería tener pruebas primarias, ya que las mismas están dañando mi trayectoria profesional y empresarial que siempre se ha caracterizado por la transparencia y apego a la legalidad. Cabe destacar que ninguna de las empresas en las cuales tengo participación con el Sr. Gill, tiene o ha tenido contratos o subcontratos con el Estado Boliviano, por lo que es totalmente falso y difamatorio afirmar que mis vinculaciones políticas y económicas permitieran negociaciones irregulares con la pasada administración.

— Precisa Oscar Ortiz que las empresas en la que usted figura o está relacionado directa o indirectamente a través de su cónyuge, se valdrían del mecanismo de las subcontrataciones para enmascarar la participación de Carlos Gill Ramírez en negocios irregulares con el estado boliviano. Este, presuntamente, sería el caso de Constructora Gómez Núñez y la Constructora Etienne S.A.-Cotienne S.A.? ¿Qué puede decir en su descargo?

— Nuevamente le aclaro que desconozco dónde el Senador Ortiz ha realizado tales afirmaciones falsas, ya que en el informe que usted menciona en su texto, no existe ninguna mención a mi persona. Igualmente le vuelvo a aclarar, que en ninguna de las empresas en las cuales tengo participación junto con el Sr. Gill, se ha contratado o subcontratado con el Estado boliviano, por lo que dichas afirmaciones sobre subcontrataciones enmascaradas o negocios irregulares son totalmente falsas y difamatorias. Igualmente, le aclaro que no tengo, ni he tenido nunca participación accionaria en la empresa Cotienne. S.A.”



Leonor Montiel Parra: No tuve ni tengo relación alguna con Evo Morales ni con el régimen criminal chavista

  Las declaraciones de Montiel Parra que presentamos en esta entrega, corresponden al derecho a réplica ejercido por la susodicha a raíz de su mención en una nota de nuestra autoría en las que el senador boliviano, Oscar Ortiz, se refirió a ella y a su esposo, Ricardo Ignacio Bedoya.

   Apegados a la ética que siempre ha caracterizado el ejercicio del periodismo de nuestra parte, presentamos las declaraciones de Leonor Montiel Parra en las que en su descargó niega categóricamente lo afirmado por el senador boliviano, Oscar Ortiz, cuando la señala, junto a su esposo, Ricardo Ignacio Bedoya, de participar en una supuesta trama de corrupción con el empresario Carlos Gill Ramírez.

  Se refiere Montiel Parra a la nota titulada “Ignacio Bedoya y Leonor Montiel: El matrimonio ligado a Carlos Gill, Evo Morales y el chavismo que ahora se desmarca y presentan como opositores”, publicada en estas páginas el día 26 de mayo de 2020.

  Solicita Montiel Parra rectificar las “afirmaciones falsas y difamatorias” que yo hago en mi artículo, por lo que consideramos pertinente aclarar que tales aseveraciones y señalamientos fueron formulados en realidad por el senador boliviano, Oscar Ortiz ya sea de viva voz, en declaraciones a los medios de comunicación y a través de un Informe de Fiscalización denominado “Carlos Gill Ramírez: El empresario favorito del MAS”, presentado ante el Congreso de Bolivia y que en Venezuela Política citamos como hecho noticioso.

Se refiere Leonor Montiel Parra, en primer término, al encabezado (titular y sumario) de la nota que reza: “Ignacio Bedoya y Leonor Montiel: El matrimonio ligado a Carlos Gill, Evo Morales y el chavismo que ahora se desmarca y presentan como opositores (…) La relación de la pareja con exmandatario boliviano, Gill y el chavismo en Venezuela, está ampliamente documentada” y al respecto dice: “De mis respuestas anteriores [nosotros las presentamos textualmente líneas más abajo] se desprende claramente que no tengo ninguna relación con el ex presidente Evo Morales o el masismo, y tampoco tengo, tuve ni tendré ninguna relación con el régimen criminal chavista que está usurpando el poder en nuestro país, Venezuela. Por lo tanto, no existe ninguna documentación que pruebe estas afirmación (sic) difamatorias”.

Seguidamente, Montiel hace mención a la sección de la nota referida a su persona en la que se dice que “Igualmente, Montiel Parra representaba legalmente a PDVSA en Bolivia” y, entonces manifiesta: “Dicha afirmación es falsa dado que trabajé en PDVSA S.A. hasta el año 1999. En consecuencia, nunca representé, ni jamás representaría a dicha empresa en ninguna parte del mundo mientras siga bajo el control del régimen criminal y usurpador del chavismo. En consecuencia, es imposible que existe prueba alguna sobre dicha información difamatoria.”

Como ya lo dijimos, tal aseveración la hizo el senador Ortiz y así se lee claramente en la nota que indica que “De acuerdo a las investigaciones del senador Oscar Ortiz, hasta el 21 de febrero de 2020, Montiel Parra también figura como representante legal de Constructora Gómez Núñez Bolivia S.A. y como directora titular de la Empresa Ferroviaria Andina. Igualmente, Montiel Parra representaba legalmente a PDVSA en Bolivia”.

Luego, Leonor Montiel Parra se remite al apartado de la nota que se refiere a Las Sociedades en donde dice: “También Leonor Montiel habría integrado la directiva de esta compañía en varias oportunidades”, sobre la cual dice que “Dicha afirmación es también totalmente falsa, ya que jamás he formado parte del directorio de la empresa Ferroviaria Oriental S.A.”

Después, Leonor Montiel cita el final de la nota en la sección referida a Ferro viaria Andina, en el que se dice que “La figuración de Leonor Montiel en el directorio de esta empresa seria en alternancia con la de su esposo, Ricardo Ignacio Bedoya.”, por lo que pide rectificar esto en virtud de que “Dicha afirmación es falsa, ya que mi esposo no ha formado nunca parte del directorio de dicha empresa, ni como principal ni como suplente, hechos fácilmente comprobables. En consecuencia, se trata de afirmaciones falsas pero que se están utilizando de manera difamatoria hacia mi persona.”

A continuación, la entrevista remitida a la Leonor Montiel Parra y sus respuestas:

— ¿Mantiene o mantuvo usted alguna relación con el empresario Carlos Gill Ramírez?

— El Sr. Carlos Gill Ramírez es un empresario latinoamericano reconocido por su ética empresarial en los países en los cuales desarrolla sus actividades de negocios. Mi relación con él se basa en mi participación en el Directorio del Ferroviaria Andina SA en la que él es accionista y con la empresa Constructora Gómez Núnez S.A, Bolivia. En la cual él mismo también posee una participación accionaria y yo estoy a cargo de la representación legal. No soy, ni he sido socia del Sr. Gill Ramírez en ninguna de sus empresas.

— ¿Conoce al expresidente boliviano Evo Morales o a funcionarios de su administración?

— No lo conozco personalmente, solo a través de los medios de comunicación. En cuanto a funcionarios de su administración, no sé a qué se refiere, ya que todos los habitantes de este país tenemos que tratar con funcionarios de cualquier administración en nuestra vida cotidiana, desde el trámite de una licencia, autorizaciones aduaneras, pagar por los servicios públicos o elevar una queja. Sin embargo, en todo caso le confirmo que no mantengo relación de ningún tipo con funcionarios de la pasada administración, mas allá de lo ya mencionado.

— El senador Oscar Ortiz la señala de formar parte del grupo de personas que integran el círculo de acción del empresario Gill Ramírez, bien por sus vinculaciones económicas como políticas. Estas empresas, refiere el parlamentario participarían, supuestamente, en negociaciones irregulares suscritas con la administración de Evo Morales. ¿Qué puede decir al respecto?

— No puedo responder sobre lo que opina su fuente de información, sin embargo, se trata de opiniones difamatorias sin ningún tipo de basamento cierto. Lo que puedo afirmar es que mi trayectoria profesional y empresarial en los diferentes países en los que he trabajado, siempre se ha enmarcado en la ética y las leyes, de manera estricta. Mi hoja de vida habla por sí misma. Adicionalmente, le aclaro que ninguna de las empresas en la cuales trabajo, ha tenido o tiene contratos con el Estado boliviano, por lo que es imposible tener entonces lo que usted difamatoriamente califica como “negociaciones irregulares” basadas en mis supuestos vínculos políticos y económicos. Todas nuestras contrataciones son entre privados y ajustadas como siempre a la estricta legalidad y transparencia.”

— Precisa Oscar Ortiz que las empresas en la que usted figura o está relacionada directa o indirectamente a través de su cónyuge, se valdrían del mecanismo de las subcontrataciones para enmascarar la participación de Carlos Gill Ramírez en negocios irregulares con el estado boliviano. Este, presuntamente, sería el caso de Constructora Gómez Núñez y la Constructora Etienne S.A.-Cotienne S.A.? ¿Qué puede decir en su descargo?

— Le ratifico nuevamente que las empresas en las cuales trabajo y en las que Sr. Carlos Gill tiene algún tipo de participación accionaria, no tienen, ni nunca han tenido contrataciones o subcontrataciones con el Estado Boliviano, por lo que nuevamente toda la precisión a la cual se refiere es absolutamente falsa y difamatoria.