Mostrando entradas con la etiqueta Bancamerica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bancamerica. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de diciembre de 2021

Conozca las razones de la orden de detención de Víctor Vargas en Panamá y cómo son sus operaciones de lavado de dinero

  Una denuncia por blanqueo de capitales e insolvencia punible interpuesta ante la fiscalía general panameña, pone en evidencia la estructura fraudulenta del grupo financiero y una serie de empresas relacionadas propiedad del banquero venezolano.

Por Maibort Petit


    
Recientemente se conoció que la Fiscalía contra la Delincuencia Organizada de Panamá ordenó la aprehensión y conducción del banquero venezolano, Víctor Vargas Irausquín, por la presunta comisión de un delito contra el orden Económico/ financiero[1]. La decisión judicial obedece a una demanda interpuesta contra el banquero y su grupo financiero que reclama el pago de acreencias en el Banco del Orinoco NV. Vargas tiene graves problemas con muchos ahorristas que aseguran fueron estafados por el banquero en cuentas del Banco Orinoco NV, pero también en AllBank, BOI Bank de Antigua y Barbuda, Bancamérica de República Dominicana, entre otros.

  La orden de detención contra Víctor Vargas Irausquin emitida por la Fiscalía de Panamá está relacionada con una demanda presentada en julio de 2020, ante el Ministerio Público donde fue denunciado penalmente en su carácter de accionista principal de la Sociedad Anónima Cayfloor Inc., por la presunta comisión del delito de contra el orden económico en las modalidades de blanqueo de capitales e insolvencia punible.

   La denuncia, formulada por una entidad cuyo nombre se mantiene en reserva está sustentada en lo expuesto en los artículos 254, 255 y 282 del Código Penal de Panamá, refiere que los afectados abrieron —a exigencia de la entidad bancaria— cuentas en el Banco del Orinoco NV (BONV) a principios del año 2012, con el objetivo de garantizar los montos de los préstamos que le fueron otorgados y que fueron pagados en su totalidad.

   Se trataba de cuentas en el referido Banco del Orinoco NV, en su sede de Curazao, las cuales para septiembre de 2019 —fecha de su intervención— tenían saldos, una de ellas, de USD 6.351.413,58; y la otra, de USD 886.761,21; sumando ambas USD 7.238.174,79.

  Desde entonces, los titulares de dichas cuentas han diligenciado el acceso y disposición de los fondos confinados en la entidad bancaria y, por acciones arbitrarias de los directivos, accionistas y beneficiarios del banco, así como de empleados ejecutivos de alto nivel del mismo, no ha sido posible acceder a los recursos.

  Se indica que estos depósitos en el Banco del Orinoco NV tenían la finalidad exclusiva de ser custodiados y que devengaran intereses producto de dicha custodia, pero la entidad bancaria —en despliegue doloso— se apoderó indebidamente de los fondos, al negarse a entregarlos a su legítimo propietario bajo ninguna forma o figura bancaria —cheque de gerencia o transferencia cuenta a cuenta— y sin que se rindan cuentas y brinden explicaciones sobre las razones del ilícito uso y apoderamiento arbitrario, a pesar de las múltiples solicitudes efectuadas por los titulares de las cuentas y propietarios de los dineros confiados.

  La denuncia asegura que esta situación descrita se repite con la mayoría de los depositantes, no solamente del Banco del Orinoco NV en Curazao, sino también en el AllBank Corp. de Panamá y en el BOI Bank de Antigua y Barbuda, donde a pesar de las denuncias, reclamos e, inclusive, sentencias a favor de los depositantes y agraviados, no ha sido posible la recuperación de sus dineros. Advierten los denunciantes que se trata de actividades ilícitas que repiten un mismo esquema en distintas jurisdicciones.

   Se apunta que el Banco Central de Curazao informó que el Banco del Orinoco NV presentó ante esa entidad supervisora de la actividad bancaria y financiera de ese país, documentación falsificada sobre supuestos custodios que han manifestado no tener títulos valores pertenecientes al BONV. También refirió el BCC que el BONV realizó transferencias de clientes sospechosos de actividades delictivas violándose con ello las regulaciones antilavado de dinero y contra el financiamiento del terrorismo. Igualmente, el BONV habría presentado información falsa correspondiente a dominios de correos electrónicos.

   La denuncia hace referencia a la decisión del 9 de septiembre de 2019 adoptada por la Superintendencia de Bancos de Panamá, de intervenir las operaciones del AllBank Corp. como consecuencia directa de la intervención del Banco Central de Curazao al BONV, propiedad de Víctor Vargas Irausquín, quien igualmente es accionista principal de la citada entidad panameña, en razón de que el Banco del Orinoco NV posee la cuarta parte de los activos líquidos de AllBank y, al mismo tiempo presta custodia a una tercera parte de su portafolio de inversiones.

La acusación ante el fiscal

   En razón de la falta de respuesta por parte de las autoridades del Banco del Orinoco NV a todas las solicitudes de información, de restitución de fondos y de prohibición de renovación de los CD´s de las cuentas, los denunciantes decidieron denunciar los hechos aquí narrados ante el Fiscal General de Curazao, Roger Boss, acusando directamente a Víctor Vargas como artífice de la ejecución de múltiples maniobras financieras para ocultar sus recursos y los confiados a su persona y sus empresas.

  Se le advierte al fiscal que Vargas busca con esto evadir el cumplimiento de sus obligaciones con sus acreedores, además de blanquear capitales de manera deliberada y dolosa, a través de sus conglomerados financieros y terceras partes estructuradas para tal fin.

  Apuntan que el grupo financiero de Vargas utiliza como mecanismo de banqueo de capitales una multiplicidad de estructuras societarias/empresariales constituidas en diversas jurisdicciones con la intención deliberada de captar fondos legítimos provenientes de clientes bancarios, tanto en el BONV en Curazao, como en el BOI Bank de Antigua y Barbuda, y AllBank Corp. en Panamá, para luego transferirlos y canalizarlos a través de estos, pretendiendo borrar la trazabilidad de los mismos.

  Sostienen los denunciantes que Víctor Vargas y su equipo oculta a los entre contralores y reguladores de las respectivas jurisdicciones donde operan sus bancos, la existencia, totalidad y vinculación directa, activa y operacional de las empresas grupo financiero.

  La denuncia resalta que AllBank Corp. pertenece al Holding All Financial Group, propiedad de Vargas Irausquín, el cual controla directa e indirectamente el resto de las empresas que lo conforman.

Empresas del grupo

  La denuncia identifica una serie de empresas como parte del esquema criminal de blanqueo de capitales que encabeza Víctor Vargas. Irausquín.

  Así tenemos, el BOI Bank Corporation, en Antigua y Barbuda, con Vargas Irausquín como director y con un control accionario del 98,7252 por ciento de las acciones; Day corp Holding Inc.; DFX Capital Managers Inc.; Hyannis Holdings Inc.; ICP Consulting LTD, donde Víctor Vargas figura como director; Investrading Finance Corp.

  Igualmente, National Leasing and Financial Corporation; NLFC Holding LTD; Onecreek Inc.; Opening Holdings Inc.; Silver Lock Inc.; Invest Real Estates Inc.; Casy Overseas Corp.; Firgoe Company Inc.; Traspan Holdings S.A.; Sandcorp Enterprises S.A.; Percy One Corp.

  También están vinculadas a Vargas, Northmile Intertrade S.A.; Operal Investment Inc.; Servicios Aéreos Padaall S.A.; Tesica Services LTD.; Moralis Corporation; Cecve Services LTD.; Planesa Services LTD.; Sigmore Holdings Inc.; Latin America Asset Management Corp.

  Los denunciantes identifican como empresas panameñas utilizadas para obtener préstamos de las mismas instituciones bancarias, estando relacionadas a la estructura y accionar financiero de Víctor Vargas a Directores y Gestores Comerciales S.A.; Futuro de las Américas S.A.; Inversión Total Line S.A.; Stawide Comodities INC.,; Inversiones del Golfo S.A.; Old Brompton Corp.; Wise Company 510 S.A.

Tilburg International S.A.

  Especial mención se hace en la denuncia a la empresa Tilburg International S.A., constituida el 1 de julio de 2015 y en la que figura Cayfloor INC.como director/presidente.

  Estas empresas —Tilburg y Cayfloor— integran el entramado de que se vale Víctor Vargas para adquirir un inmueble —una casa— en la Romana, República Dominicana, por USD 40.000.000.

  Se trata de villa La Serenísima, en el complejo turístico Casa de Campo, una de sus últimas adquisiciones, la cual es su actual residencia. El dueño anterior de la casa era Gustavo Cisneros.

  La operación de compra-venta se ideó a través de un fideicomiso constituido en Panamá y un entramado de empresas, todo destinado a ocultar la identidad de Vargas como comprador.

Sin licencia

  El banco Central de Curazao y Saint Maarten revocó la licencia bancaria del Banco del Orinoco NV el 2 de septiembre de 2019, por la múltiples violaciones a la normativa en dicha jurisdicción.

  Concluyeron las autoridades financieras que el BONV incurría en delitos penales, incluido el lavado de dinero.

Sobre la insolvencia punible

  Los denunciantes, al referirse al delito de insolvencia punible de que acusan a Víctor Vargas Irausquín, acusan las maniobras instrumentadas por este para ocultar un bien inmueble de su propiedad con la intención de evadir o sustraerse del pago de sus obligaciones hacia sus acreedores.

  En particular, la entidad denunciante, afectada por las maniobras del Banco del Orinoco NV del cual es beneficiario final Vargas Irausquín, refiere que éste ocultaba su propiedad a través  de la Sociedad Anónima panameña Cayfloor INC. Todo con el objeto de evitar que sus acreedores reclamaran en dicho inmueble el pago de sus dineros.

  Cayfloor INC, fue protocolizado su Pacto Social el 28 de mayo de 2015 e inscrita el 2 de junio de 2015 en el Registro Público panameño. En esta última fecha, también se emite el certificado Nº 1 de Cayfloor INC. en el que se señala que Víctor. Vargas Irausquín es dueño de la totalidad de las acciones, representadas en 10 mil acciones con valor nominal de USD 1 cada una, del capital de la firma.

   El 13 de agosto de 2015, sesionó la junta directiva de Cayfloor INC. en reunión extraordinaria para emitir una serie de autorizaciones que permitían la apertura y cierre de cuentas, hacer movilizaciones, consultas, pago de préstamos, pago a proveedores, afectando las cuentas de la la sociedad mantenía en All Bank Corp.

  El 27 de enero de 2017, se protocolizó la renuncia de la junta directiva de Cayfloor INC. y designándose a una nueva.

   Le refieren al fiscal que el ocultamiento de bienes opera a través del uso de empresas y sociedades anónimas con distintas jurisdicciones, siendo que el citado inmueble —la casa— en La Romana, República Dominicana, figura como propiedad de Inmobiliaria Pedrasa S.A.

   El 2 de julio de 2015 se protocolizó la constitución de Tilburg International S.A. en el Registro Público de Panamá, donde Cayfloor INC. figura como director/presidente.

  Cayfloor INC. de Víctor Vargas suscribió el 20 de octubre de 2015 como fideicomitente y comprador, el Fideicomiso Tilburg con Verwood Investments S.A. (fideicomitente vendedor).

  En este fideicomiso, ambas empresas manifiestan su interés de comprar  y el otro vender, el 100 por ciento de las acciones de Tilburg International S.A., la cual a su vez es accionista directa e indirecta de otras entidades jurídicas, filiales y/o subsidiarias y, por ende, de los bienes muebles e inmuebles que conforman sus respectivos patrimonios.

  El objetivo de esta negociación no es otra que los USD 40 millones de contraprestación representados en el inmueble.

  Alrededor de este fideicomiso giran también otras entidades jurídicas que, a saber, son Moville Investments Limited y Ramelton Investments Limited constituidas en Barbados; Baseterre Investments 2015 S.L y Kiet Investments 2015 S.L, constituidas en España; Inmobiliaria Pedrasa S.A., constituida en República Dominicana, propietaria primaria del inmueble.

  El 16 de noviembre de 2017 Cayfloor INC. emitió algunas autorizaciones para actuar en nombre del Contrato de Fideicomiso de Garantía Fideicomiso Tilburg, suscrito en Panamá el 20 de octubre de 2015.

  El 24 de noviembre de 2017, se ejecuta el Fideiocomiso Tilburg y el comprador Cayfloor INC. se convierte el propietaria de Tilburg International S.A. y de las 10 mil acciones totalmente pagadas y liberadas del capital social autorizado.

  En este sentido, los denunciantes le apuntan al fiscal que estas 10 mil acciones que representan la totalidad del capital, las recibe Cayfloor en su condición de beneficiario y con ello los bienes que le corresponden, es decir, las acciones de las empresas y sus bienes, entre ellos, la propiedad del inmueble —la casa— en La Romana, República Dominicana.

  De este modo, Tilburg International S.A. recibió como aporte de capital de su accionista Verwood Investments S.A., las acciones de este en Baseterre Investments 2015 S.L. y Kiet Investment 2015 S.L.

  El 29 de enero de 2016, la junta directiva de Tilburg International S.A. traspasó sus acciones en Baseterre Investments 2015 S.L y Kiet Investments 2015 S.L. a dos sociedades en Barbados, con lo que Moville Investments Limited y Ramelton Investments Limited quedaron como únicos accionistas de las empresas en España.

El esquema de propiedad del inmueble

  En consecuencia, Víctor Vargas Irausquín es el titular real de Baseterre Investments 2015 S.L. y de Kiet Investments 2015 S.L., las cuales tienen como único socio a Moville Investments Limited y Ramelton Investments Limited.

Así, Vargas Irausquín tiene la titularidad de cuatro empresas.

  Dado que Baseterre Investments 2015 S.L. es la única propietaria de Inmobiliaria Pedrasa S.A., propietaria a su vez de la casa en La Romana, República Dominicana, entonces Víctor Vargas es el dueño de la Inmobiliaria Pedrasa y, por tanto, propietario de la casa.

La petición a la fiscalía

  Los denunciantes pidieron al fiscal panameño revisar la estructura financiera y operacional de los bancos de Víctor Vargas Irausquín, Banco del Orinoco NV (BONV) en Curazao; el Banco Occidental de Descuento (BOD) en Venezuela; AllBank Corp. en Panamá; Bancamerica en República Dominicana; BOI Bank Corporation en Antigua y Barbuda.

  Asimismo, pidieron investigar a las empresas Cartera de Inversiones Venezolanas C.A. (Venezuela) con el control accionario de Banco Múltiple de las Américas (República Dominicana) en conjunto con Víctor Vargas; Plus Capital Market; Plus Capital Market INC.; National Leasing & Financial Corporation.

  Los denunciantes tasaron en USD 10 millones la cuantía provisional del daño que se le ocasionó, monto que se corresponde al total de los fondos depositados en las cuentas bancarias en el BONV y sus intereses devengados o por generar. Se advierte que la suma se cuantificará debidamente en el momento procesal oportuno por intermedio de los elementos de convicción probatorios.

REFERENCIAS

[1] Venezuela Política. “Fiscalía de Panamá ordena arresto de Víctor Vargas Irausquin y Santos Alonso Ramos”. 21 de diciembre de 2021. https://www.maibortpetit.info/2021/12/fiscalia-de-panama-ordena-arresto-de.html