jueves, 6 de enero de 2022

Por posible perjurio y prejuicio de dos miembros del jurado, tribunal podría declarar nulo el juicio de Ghislaine Maxwell

Por Maibort Petit

  El veredicto de culpabilidad de Ghislaine Maxwell podría ser anulado y su caso se volvería a juzgar después de las revelaciones de dos miembros del jurado sobre experiencias personales de abuso sexual en su infancia. La Juez Alison Nathan abrió una investigación a solicitud de los fiscales por posible prejuicio y perjurio.
   Una semana después de que Ghislaine Maxwell fuera declarada culpable de tráfico sexual, dos miembros del jurado del caso dijeron a los medios que influyeron en el jurado al compartir sus propias experiencias de abuso sexual durante las deliberaciones.
  Los dos jurados habrían mentido en los cuestionarios al no revelar que habían sido objeto de abuso sexual. Este aspecto comprometía su imparcialidad para actuar en el juicio. Todo el tema está bajo investigación y el tribunal podría declarar el juicio nulo.

  Ghislaine Maxwell, una socialité británica y colaboradora desde hace mucho tiempo del delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein, fue condenada por cinco de los seis cargos en su contra el 29 de diciembre después de cinco días de deliberación.

  Un miembro del jurado, Scotty David dijo al periódico The Independent y a la agencia Reuters que usó su experiencia personal de abuso para calmar las dudas que otros miembros del jurado tenían sobre algunos de los testimonios de los acusadores. Ese hecho puede ser calificado como mala conducta.

   Un segundo miembro del jurado le dijo a The New York Times que compartieron una experiencia personal de abuso sexual que "pareció ayudar a dar forma a las discusiones del jurado". Esta confesión compromete enormemente la imparcialidad del jurado y llevaría a un nuevo juicio.

  Los fiscales presentaron una carta el miércoles solicitando una investigación sobre los comentarios, según registros de la corte. Por su parte, los abogados de Ghislaine Maxwell enviaron dos cartas a la juez Alison Nathan pidieron un nuevo juicio. La magistrada abrió una investigación.

  Expertos han señalado que los comentarios de los miembros del jurado a los medios de comunicación fueron devastadores para la acusación y probablemente podrían significar que el caso tendría que ser juzgado de nuevo. Por ahora, todo está en las manos de la juez  Nathan.

   El abogado penalista John M. Smith dijo que las revelaciones hechas por los dos miembros del jurado a la prensa compromete el veredicto de Maxwell y que existen altas probabilidad que el tribunal debe hacer un nuevo juicio, puesto que la conducta de dos jurados da a la defensa el derecho a la anulación del veredicto.

Sostiene que las revelaciones de los dos miembros del jurado conllevan a una mala conducta. Lo primero que se debe constatar es que se cometió perjurio ya que ambos habrían mentido bajo juramento, por lo que el tribunal puede abrir una investigación y penalizar por los delitos.

Asimismo, las opiniones de los dos jurados comprometen la obligatoriedad de que el jurado debe ser imparcial, ya que la justicia así lo exige. Al tener opiniones preconcebidas sobre el crimen que se juzga, y de haber influenciado en el resto de los miembros del panel conlleva a una grave falta que podría llevar a una anulación del juicio por prejuicio de las dos personas que hablaron a la prensa sobre sus experiencias personales. 

Uno de los aspectos fundamentales en este caso, y que a todas luces falló, fue la selección del jurado porque si la defensa hubiese conocido esas experiencias los dos jurados no hubiesen sido escogidos, porque ambos comprometían la imparcialidad requerida en las personas que fueron seleccionadas para el jurado.

En los cuestionarios que llenaron los potenciales jurados se les si ellos o algún miembro de sus familias fueron víctimas de abuso sexual. De haber respondido afirmativamente a la pregunta los dos jurados no hubiesen podido ser seleccionados.

El jurado 50, David dijo a Reuters que "revisó" el cuestionario y no recordaba si le preguntaron sobre experiencias personales de abuso sexual, pero dijo que habría respondido honestamente.

Han existido casos en los que los miembros del jurado podrían haber mentido  para formar parte de un jurado de un caso que tiene notoriedad ante la opinión pública. Igualmente, si alguna de las personas ha sido víctima del mismo crimen y en su interior busca venganza.  

Si la defensa hubiese conocido que los dos jurados fueron víctimas de abuso sexual, no hubiesen sido seleccionados, y es éste punto el que le permite ahora a los abogados de Maxwell pedir la nulidad del juicio y tener una alta probabilidad de ganar un fallo a su favor.

Un aspecto que hay que tomar en cuenta es que los fiscales federales del caso Maxwell reaccionaron de inmediato a los comentarios de los jurados y solicitaron una investigación porque tienen el deber ético de señalar a la corte las preocupaciones de un posible prejuicio.

En los documentos de la corte, los fiscales también pidieron que se nombrara un abogado para uno de los jurados, David que habría cometido delito de perjurio y prejuicio.

Por lo general, cuando algún miembro del jurado dicen y hacen todo tipo de cosas que son inapropiadas se investiga, pero los fiscales no le nombran abogados. Uno de los ejemplos que se puede tomar en cuenta en este caso son los miembros del juicio del notorio exlíder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán que confesaron a los medios que no cumplieron con las instrucciones del tribunal, estuvieron revisando la prensa durante el juicio y no cumplieron con la norma establecida por el tribunal. A ninguno de esos jurados se les designó un defensor.

   El hecho de que los fiscales piensen que David necesita un abogado sugiere que creen que pudo haber actuado de manera criminal al cometer perjurio.

   "No es aceptable que los dos miembros del jurado hayan usado sus experiencias personales para convencer al jurado de emitir un veredicto de culpabilidad", sostiene Smith.

     Es decir, si sus revelaciones se toman como verdad, entonces confesaron que cometieron delito de perjurio y prejuicio por haber ocultado su condición y además usar su experiencia  para tergiversar o influir directamente en la opinión de los otros miembros del panel de jurados cuando éstos manifestaron que tenían muchas dudas sobre los testimonios de las mujeres que acusaban a Maxwell, ya que sus historias no eran del todo creíbles. 

   David reveló a  Reuters y The Independent que habló sobre sus propias experiencias para mostrar que los recuerdos de abuso sexual pueden ser claros en algunos aspectos y confusos en otros y tras su explicación los convenció de declarar culpable a la acusada.

"Sé lo que pasó cuando fui abusado sexualmente. Recuerdo el color de la alfombra, las paredes. Algo de eso se puede reproducir como un video", dijo David a The Independent. "Pero no puedo recordar todos los detalles. Hay algunas cosas que van juntas".

   Después de compartir eso, agregó, algunos miembros del jurado "pudieron aclarar el aspecto de la memoria del abuso sexual".

   Si no se reveló, como Rahmani cree que es probable que sea el caso, y David convenció a los otros miembros del jurado para que condenaran, eso significaría que sus comentarios causaron un daño real a Maxwell, que es necesario para demostrar prejuicios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario