viernes, 3 de diciembre de 2021

Quinto día de juicio de Ghislaine Maxwell: Fotografías de menores sexualizadas y juguetes sexuales fueron objeto de discusión por fiscales y defensores

  El exgerente de la casa de Epstein en Palm Beach continúo su testimonio en el juicio de la ex-pareja del considerado  por los fiscales neoyorquinos como un "depredador sexual de menores".

Por Maibort Petit

   Durante la quinta jornada de juicio en el caso contra Ghislaine Maxwell que se ventila en el Tribunal de Distrito Sur de Nueva York, fiscales y abogados defensores de quien es señalada como "socia criminal de Jeffrey Epstein" acusada de tráfico sexual de menores, discutieron la conveniencia o no de que una fotografía “sexualmente sugerente” de una niña muy pequeña, el gobierno presentaría como evidencia.


    Las partes examinaron varias gráficas, entre las cuales destacaba una de una menor fuera de la habitación del magnate en la mansión de Palm Beach. Las fotografías fueron recopiladas en las diversas residencias de Jeffrey Epstein en las operaciones de registro llevadas a cabo por las autoridades.

   La fotografía en cuestión mostraba a la niña cuando se bajaba la ropa interior y mostraba sus nalgas, la cual se encontraba exhibida como decoración fuera de la habitación que Ghislaine Maxwell compartía con Epstein.

— Para entrar en esa habitación, tienes que pasar por una fotografía sexualmente sugerente de una niña muy joven— explicaron los fiscales.

  Advirtieron al tribunal que "el hecho de que haya una fotografía sexualizada, de una mujer claramente menor de edad, es muy probatorio".

  Esta discusión antecedió la continuación del testimonio de Juan Alessi, quien refirió que durante sus operaciones de limpieza en la casa de Jeffrey Epstein encontró un "consolador grande". Esto habría ocurrido después de que se realizaran las sesiones de masajes del magnate a mediados de la década de 1990.

   Dijo que el citado objeto sexual estaba guardado en una canasta dentro del armario de Ghislaine Maxwell —tenida como la señora de la casa— donde también había películas pornográficas y un traje de cuero negro.

  Alessi enfrentó el contrainterrogatorio de la defensa, esta vez en manos de Jeffrey Pagliuca, quien, en procura de descalificar al testigo, trajo a colación que este, luego de dejar su trabajo en casa de Epstein volvió para robar USD 6.300. Alessi admitió el hecho y refirió que llegó a un acuerdo con el magnate cuando este lo confrontó. Devolvió el dinero y Epstein no presentó cargos contra él. Esto ocurrió en 2004.

   El abogado precisó que, de acuerdo a un testimonio de Juan Alessi en 2009, este en realidad irrumpió en casa de Jeffrey Epstein en dos ocasiones. El testigo dijo hoy que robó el efectivo para para pagar los papeles de inmigración de un amigo.

Policías certifican los hallazgos de fotos

  También subió al estrado para brindar testimonio, Gregory Parkinson, exoficial de policía citado para que hablara con relación a un registro que tuvo lugar en la casa de Jeffrey Epstein en Florida en el año 2005.

  La fiscal federal, Alison Moe, explicó antes de que el jurado entrara en la sala del tribunal, que los policías citados debían hablar sobre las fotos sexualizadas y de niñas menores de edad halladas en los allanamientos a las propiedades de Epstein.

  En efecto, Parkinson identificó las fotos de la cocina de la casa que la fiscal federal Maurene Comey le mostró.

  Gregory Parkinson fue consultado igualmente sobre un video que grabó durante el allanamiento a la mansión de Epstein y en el que puede verse una foto del magnate junto con el Papa Juan Pablo y otra con el dictador cubano, Fidel Castro.

La mesa de masajes usada por Epstein

  La fiscalía tomó su tiempo para detallar frente al atónito jurado varias piezas clave de evidencia en el juicio de Ghislaine Maxwell, incluida una mesa de masaje y un juguete sexual "Twin Torpedo" que fueron incautados de la mansión de Jeffrey Epstein en Florida a principios de la década de 2000.

  La camilla de masajes que perteneció a Epstein fue llevada a la sala del tribunal neoyorquino y examinada brevemente por un oficial de policía que testificó el viernes.

  La mesa plegable de color verde oscuro se mostró a los jurados cuando la fiscal federal adjunta Maurene Comey interrogó al ex oficial de policía de Palm Beach Gregory Parkinson sobre una orden de registro que él y otros policías ejecutaron en la finca en octubre de 2005.

   Parkinson se puso guantes negros desechables y examinó brevemente la mesa en el medio de la sala del tribunal, a unos 10 pies de donde estaba sentada Maxwell con sus abogados defensores.

    Un detective que estaba manipulando la mesa la colocó en el centro de la sala del tribunal y Parkinson regresó al estrado de los testigos.

  Luego le dijo a Comey que de hecho era la camilla de masajes incautada de la propiedad de Epstein el 20 de octubre de 2005, el día en que él y otros oficiales registraron la mansión.

"Es del baño del segundo piso", dijo.

  Reconoció la mesa por su apariencia, así como por un número de propiedad y una calcomanía que decía que estaba hecha en Vista, California.

  Luego, el detective dobló la mesa y la colocó frente al fiscal, donde permaneció hasta que terminó el juicio alrededor de las 5 p.m.

  Otro oficial de Palm Beach, el sargento. Michael Dawson, subió al estrado después de Parkinson y explicó lo que estaban buscando en la casa ese día de 2005.

“Estábamos buscando camillas de masaje. Buscábamos aceites para masajes. Buscábamos juguetes sexuales ”, dijo.

  Luego, los fiscales publicaron una foto de una caja de cartón marrón que tenía un par de juguetes sexuales, llamada "Twin Torpedo", y mostraron la imagen al jurado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario