martes, 28 de diciembre de 2021

Juicio de Ghislaine Maxwell sin veredicto: Jurado delibera en horario extendido ante el temor del omicrón

   El número de casos positivos de covid en la ciudad de Nueva York se han incrementado de manera alarmante. Hasta este martes no se logró un veredicto unánime.

Por Maibort Petit

   La preocupación de una anulación del juicio de Ghislaine Maxwell por el aumento de los casos de covid en Nueva York obligó a la juez, Alison Nathan a instruir a los miembros del jurado a que deben realizar las deliberaciones en un horario ampliado de una hora extra y con la exigencia que deberán trabajar para llegar a un veredicto, inclusive el fin de semana de Año Nuevo.

  Las autoridades de la ciudad de Nueva York informaron este martes que suman 128 mil casos positivos de la variante omicrón de COVID-19  en los últimos 5 días. Ante la alarma, la juez Nathan dijo que le preocupaba que la pandemia pudiera causar un juicio nulo en el caso de Maxwell si los miembros del jurado o los participantes tuvieran que ponerse en cuarentena.

  Ghislaine Maxwell está acusada por el gobierno de los Estados Unidos de delitos de abuso y tráfico sexual de menores en relación al caso de Jeffrey Epstein.

  Nathan advirtió a los miembros del jurado que deben sentarse todos los días hasta que llegue a un veredicto debido al aumento de casos de Omicrón.

  La juez Nathan también había solicitado que los miembros del jurado se quedaran hasta las 6 pm todos los días, pero los jurados rechazaron la solicitud y pidieron reunirse solo hasta las 5 pm, lo que fue aceptado por la magistrada.

  En el tribunal se mantiene un protocolo de COVID-19 que incluye el uso de máscaras N-95 y KN-95 y el distanciamiento social. 

  Nathan explicó que todos los que acuden al tribunal deben cumplir con las medidas para garantizar que no se anule el juicio en caso de un brote de COVID-19 entre los jurados y el resto de los participantes en el juicio.

  La juez también revirtió la orden que dio la semana pasada, que estipulaba que los miembros del jurado no tendrían que deliberar el jueves y el viernes debido a las festividades del Año Nuevo, pero este martes presionó severamente al jurado al señalar que se podrían incluir deliberaciones de fin de semana si no se llegaba a un veredicto para entonces.

  Los miembros del jurado comenzaron a deliberar sobre el futuro de Ghislaine Maxwell el 21 de diciembre.

  Los fiscales han acusado a Maxwell y al fallecido millonario Jeffrey Epstein de traficar con menores de edad y de abusar sexualmente de ellas. Las acusaciones se centran en eventos ocurridos entre 1997 y 2004 cuando las acusadoras tenían 14 años unas y 17 otras.

Maxwell se ha declarado inocente de los cargos.

El juicio de la socialité británica duró tres semanas.  

  Los fiscales llamaron a 24 testigos en 10 días, incluidas las cuatro víctimas enumeradas en la acusación contra Maxwell, que tenían tan solo 14 años cuando Epstein los abusó sexualmente. Dos acusadoras testificaron bajo los seudónimos "Jane" y "Kate"; una tercera, Carolyn, usó su nombre de pila; y la última, Annie Farmer, fue identificada por su nombre completo. Las mujeres describieron a Maxwell como el principal cómplice del financiero que las reclutó en su círculo sexual de adolescentes, las preparó y facilitó el abuso en sus hogares en todo el mundo.

  Los fiscales trabajaron la narrativa de la relación sentimental y de complicidad que tenían Epstein (quien se suicidó en la cárcel en 2019) y Maxwell, donde se destacaba el lujo y los supuestos abusos a menores de edad que provenían de hogares rotos o cuyas familias tenían problemas económicos. También destacaron el presunto código de silencio impuesto a sus empleados.
   
   La defensa por su parte ha advertido que los fiscales están acusando a Maxwell de los supuestos delitos de Epstein y que la socialité británica es un chivo expiatorio del gobierno que no puedo procesar criminalmente a Epstein porque éste se suicidó en la cárcel. 
   
  Asimismo ha sostenido que las cuatro mujeres que acusan a Maxwell no mencionaron su nombre cuando agentes del FBI las entrevistaron por horas en 2007. Sostiene la defensa que el juicio se basa en falsos testimonios, en mentiras y que la fiscalía no tiene evidencias para probar más allá de la duda razonable la culpabilidad de la acusada. 
   
  De ser hallada culpable de los seis cargos, Maxwell enfrenta una condena máxima de 70 años de prisión. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario