jueves, 2 de julio de 2020

Por conexiones con el grupo terrorista, Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Iraní, fiscales buscan incautación de combustible enviado a Venezuela

  Ante el Tribunal de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia se presentó una demanda y orden de decomiso por parte de los fiscales federales, alegando que toda la carga de productos derivados del petróleo a bordo de 4 cargueros petroleros, Bella, Bering, Pandi y Luna están sujetos a decomiso según el estatuto de decomiso del terrorismo.

  La orden y la demanda buscan la incautación de todo el gasóleo iraní a bordo de cuatro cargueros petroleros que se dirigen a Venezuela en base a una conexión con los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, IRGC.

  Los fiscales federales presentaron la demanda y orden de decomiso alegando que toda la carga de productos derivados del petróleo a bordo del carguero Bella con la organización marítima internacional (IMO) número 9208124, el Bering con el número IMO 9149225, el Pandi con el número IMO 9105073 , y la Luna con el número 9208100 de la OMI son sujetos a decomiso, según lo establecido en el estatuto de decomiso del terrorismo aplicado a Irán.

   John C. Demers, Fiscal General Adjunto, División de Seguridad Nacional; Michael R. Sherwin, Fiscal Federal interino del Distrito de Columbia; Steven W. Cagen, Agente Especial a Cargo, Denver, Colorado, Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI); Rainer S. Drolshagen, Agente Especial a Cargo, Minneapolis, Minnesota, Oficina Federal de Investigación, hizo el anuncio hoy.

  Los documentos federales  alegan un esquema que involucra a múltiples partes afiliadas a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica para enviar encubiertamente gasoil iraní, obtenido mediante transferencias de barco a barco, a Venezuela. Se alega que los envíos son una “fuente de influencia” para los IRGC, que el gobierno de los Estados Unidos designó como organización terrorista extranjera. 

  La demanda alegan que las ganancias de las ventas de petróleo respaldan la gama completa de actividades nefastas del IRGC, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y sus medios de entrega, apoyo al terrorismo y una variedad de abusos contra los derechos humanos, en el país y en el extranjero. 

  Hay aproximadamente 302,502 barriles de gasolina iraní actualmente a bordo del Bella, aproximadamente 302,522 barriles de gasolina iraní actualmente a bordo del Bering, aproximadamente 259,700 barriles de gasolina iraní actualmente a bordo del Luna, y aproximadamente 298,484 barriles de gasolina iraní actualmente a bordo del Pandi.

   El juez de distrito, James E. Boasberg, emitió una orden de arresto para incautar toda la gasolina iraní en estos cuatro buques, con base en una causa probable que muestra la posibilidad de pérdida. La orden ordena que la propiedad sea llevada a la jurisdicción exclusiva del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

  El anuncio fue hecho por el Fiscal General Adjunto Demers, el Fiscal Federal Interino Sherwin, el Agente Especial a Cargo Cagen y el Agente Especial a Cargo Drolshagen. 

  Los dos altos funcionarios elogiaron el trabajo de quienes investigaron el caso de HSI y el FBI. También reconocieron el trabajo de los fiscales federales adjuntos Zia Faruqui, Brian Hudak y Stuart Allen; División de Seguridad Nacional, Sección de Contrainteligencia y Control de Exportaciones, la Subdirectora Elizabeth Cannon y el Abogado Litigante David Lim; y la Oficina del Fiscal Federal para el Paralegal del Distrito de Columbia, Liz Swienc, y la Asistente Legal Jessica McCormick.

No hay comentarios:

Publicar un comentario