jueves, 9 de abril de 2020

Detalles de la conspiración de narcoterrorismo del Cártel de los Soles (Parte I)

     La demanda contra Maduro —presunto líder del Cártel de los Soles— y sus cómplices describe cómo se llevaron a cabo las operaciones de narcotráfico de que se le acusa.


Por Maibort Petit
@maibortpetit

  Nicolás Maduro es, de acuerdo a la acusación presentada por la Fiscalía de los Estados Unidos, el líder del Cártel de los Soles, organización criminal desde la que orquestó en connivencia con funcionarios y exfuncionarios de su gobierno de Venezuela, las operaciones que tenían como objetivo "inundar a EE. UU. de cocaína". 

Conspiración de narcoterrorismo

   El primer cargo que aparece en la acusación dada a conocer por el Departamento de Justicia de los Estados en contra de Nicolás Maduro Moros, a Diosdado Cabello Rondón, a Hugo Carvajal Barrios (a) “El Pollo”, Clíver Alcalá Cordones, Luciano Arango (a) “Iván Márquez” y Seuxis Paucis Hernández Solarte (a) “Jesús Santrich”, es por el delito de narcoterrorismo.

    Se indica en la demanda que se estima que entre 1999 y 2020, los acusados participaron en una conspiración corrupta y violenta de narcotráfico que estuvo a cargo del Cártel de los Soles y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

  Se advierte que, durante el mismo periodo, las FARC, organización terrorista dirigida en ocasiones por Luciano Marín Arango alias “Iván Márquez” y Seuxis Paucis Hernández Solarte alias “Jesús Santrich”, entre otros, se convirtió en uno de los mayores productores de cocaína en el mundo y perpetró actos de violencia contra ciudadanos y propiedades de los Estados Unidos.

   También en ese ínterin, el Cártel de los Soles, organización de narcotráfico compuesta por funcionarios venezolanos de alto rango, abusaron y corrompieron las instituciones legítimas de Venezuela, incluidas partes del ejército, el aparato de inteligencia, la legislatura y el poder judicial, para facilitar la importación de toneladas de cocaína a los Estados Unidos.

Maduro al frente del Cártel de los Soles

  Sostiene la demanda que Nicolás Maduro Moros ayudó a administrar y, en última instancia, liderar el Cártel de los Soles cuando ganó el poder en Venezuela.

   Bajo su liderazgo, el mandatario y otros, el Cártel de los Soles buscó no solo enriquecer a sus miembros y mejorar su poder, sino también "inundar" a los Estados Unidos con cocaína e infligir los efectos nocivos y adictivos de la droga en los usuarios de este país. “Así, mientras que la mayoría de las organizaciones de narcotráfico en América del Sur y Central han tratado de retirarse de sus roles en la importación de narcóticos a los Estados Unidos en un esfuerzo por evitar el enjuiciamiento en esta nación, el Cartel de los Soles, bajo el liderazgo de Maduro Moros y otros, priorizó el uso de cocaína como arma contra EE. UU. y la importación de la mayor cantidad de cocaína posible en los Estados Unidos”.

   En tanto perseguía estos y otros objetivos, Maduro negoció envíos de múltiples toneladas de cocaína producida por las FARC; ordenó que el Cartel de los Soles proporcionar armas de grado militar a las FARC; coordinó asuntos exteriores con Honduras y otros países para facilitar el tráfico de drogas a gran escala; y solicitó asistencia del liderazgo de las FARC para capacitar a un grupo militar no autorizado que funcionaba, en esencia, como una unidad de las fuerzas armadas para el citado cártel.

El papel de los acusados

  Se refiere que en varias oportunidades entre 1999 y 2020, Nicolás Maduro Moros, Diosdado Cabello Rondón, Hugo Carvajal Barrios (a) “El Pollo” y Clíver Alcalá Cordones, actuaron como líderes y gerentes de El Cartel de los Soles y la conspiración del narcoterrorismo con las FARC.
   La demanda identifica a Maduro Moros como ciudadano venezolano que “anteriormente fue presidente de Venezuela y ahora es el gobernante de facto del país”. Igualmente, se informa que fue diputado de la Asamblea Nacional entre 2000 y 2006 y que fue Ministro de Relaciones Exteriores entre 2006 y 2013, mientras que ejerció la Vicepresidencia Ejecutiva de Venezuela en 2013. Agrega que en, o alrededor de 2013, sucedió a Hugo Chávez Frías después de su muerte en la presidencia venezolana y, durante este tiempo como mandatario, continuó participando en el tráfico de cocaína con el Cartel de los Soles y las FARC.

  Prosigue la demanda haciendo mención de que en o alrededor de 2018, Maduro Moros se declaró victorioso en una elección presidencial en Venezuela y que en 2019 la Asamblea Nacional invocó la constitución y declaró que este había usurpado el poder y no era el presidente de Venezuela. Desde ese momento, más de 50 países, incluido Estados Unidos, se han negado a reconocer a Nicolás Maduro Moros como el jefe de estado y, en cambio, reconocieron a Juan Guaidó como el presidente interino de Venezuela. En 2020, el Departamento de Estado de los Estados Unidos certificó la autoridad de Guaidó como presidente interino de Venezuela, para recibir y controlar propiedades en cuentas en la Reserva Federal de los Estados Unidos mantenidas por el gobierno venezolano y el Banco Central de Venezuela.

   Entretanto, de Diosdado Cabello Rondón la demanda informa que es ciudadano venezolano, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y miembro de las fuerzas armadas. Anteriormente, en 2001, había actuado como jefe de gabinete de Chávez; fue vicepresidente en 200; gobernador del estado Miranda entre 2004 y 2008; y presidente de la Asamblea Nacional entre 2012 y 2016.
   Por su parte, a Hugo Carvajal Barrios (a) “El Pollo”, se lo identifica como ciudadano venezolano que director de la agencia de inteligencia militar de Venezuela, conocida como la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), entre 2004 y 2011. En o alrededor de 2013, Nicolás Maduro lo designó como director del DIM por segunda vez. Entre enero de 2014 y junio de ese mismo año, fue cónsul general de Venezuela en Aruba. Se advierte que en o alrededor de 2016, a pesar de ser un prófugo de los cargos de tráfico de drogas que han estado pendientes en el Distrito Sur de Nueva York desde al menos 2011, Carvajal Barrios fue elegido diputado a la Asamblea Nacional.

   Se deja sentado que, a partir de la presentación de la acusación, Carvajal Barrios continúa de la justicia de los EE. UU. y está sujeto a una orden legal de extradición emitida por España en 2019.

   Sobre Clíver Alcalá Cordones, se indica en la demanda que es ciudadano venezolano y ex-general del ejército venezolano.
La relación con las FARC

    Seguidamente la demanda refiere que entre 1999 y 2020, las FARC se convirtieron en uno de los mayores productores de cocaína del mundo y dirigieron actos violentos contra personas y bienes de los Estados Unidos en jurisdicciones extranjeras, incluida, entre otras, Colombia. Como ejemplo de ello, la fiscalía dice que el liderazgo de las FARC ordenó a sus miembros secuestrar y asesinar a ciudadanos de los Estados Unidos, así como también atacar los intereses estadounidenses para disuadir al país norteamericano de continuar sus esfuerzos para fumigar los campos de coca del grupo guerrillero e interrumpir la fabricación y distribución de cocaína y pasta de cocaína. Por tales actividades, en 1997, el Departamento de Estado de los Estados Unidos designó a las FARC como una organización terrorista extranjera.
  De Luciano Marín Arango, (a) “Iván Márquez”, la demanda informa que es ciudadano colombiano que se unió a las FARC en 1985 y contra quien, en 2006, la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York presentó un cargo de narcotráfico, así como contra otros 50 líderes de las FARC. Al momento de la acusación se encuentra prófugo de ese cargo.

  Se informa, además, que es miembro de la Secretaría de las FARC, máximo órgano de liderazgo del grupo terrorista.

  Por su parte, Seuxis Paucis Hernández Solarte (a) "Jesús Santrich", es un ciudadano colombiano que se unió a las FARC en 1991.
   A partir de la presentación de la acusación, este miembro del Alto Mando Central de las FARC, el segundo más alto cuerpo de liderazgo de esta guerrilla, es prófugo de la justicia de los EE. UU.

Modus operandi

  La demanda de la fiscalía de los Estados Unidos contra Maduro, Cabello, Carvajal, Alcalá, Marín y Hernández explica que entre 1999 y 2020, los miembros de la conspiración, en primer término, cuando las FARC negociaban la paz con el gobierno colombiano, sus líderes acordaron con el Cartel de los Soles reubicar algunas de sus operaciones a Venezuela bajo la protección de dicho cartel.

  Bajo el liderazgo de Marín Arango y Hernández Solarte, miembros y asociados de las FARC cultivaron coca deja en granjas en Colombia y Venezuela, a saber, el suroeste colombiano y en la cordillera Serranía del Perijá.
   Sostiene la acusación que las FARC y el Cartel de los Soles enviaron cocaína procesada desde Venezuela a los Estados Unidos a través de puntos de transbordo en el Caribe y América Central, como Honduras. Refiere que, en 2004, el Departamento de Estado estimó que 250 o más toneladas de cocaína transitaban por Venezuela cada año. Se especifica que los envíos marítimos salieron por la costa de Venezuela rumbo al norte, utilizando embarcaciones rápidas, barcos de pesca y portacontenedores. Entretanto, los envíos aéreos a menudo salían desde pistas de aterrizaje clandestinas, típicamente hechas de tierra o hierba, concentradas en el estado Apure.

   Para asegurar los grandes envíos de cocaína que transitan por Venezuela, los miembros y asociados de las FARC y el Cartel de los Soles pagaron sobornos y recibieron beneficios de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Hugo Carvajal y Clíver Alcalá, entre otros, a cambio de, por ejemplo, acceso a puertos comerciales y datos del radar aéreo y marítimo en Venezuela. Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, aproximadamente 75 vuelos no autorizados sospechosos de actividades de narcotráfico ingresaron al espacio aéreo hondureño solo en 2010, utilizando lo que se conoce como la ruta de cocaína "puente aéreo" entre Venezuela y Honduras.

   Maduro, Cabello, Carvajal y Alcalá coordinaron con las FARC para “transportar y distribuir grandes envíos de cocaína; beneficiarse y hacer que otros participen en la provisión de seguridad fuertemente armada para proteger los envíos de cocaína; hacer que grandes cantidades de cocaína previamente incautadas se vendan a narcotraficantes a cambio de millones de dólares; interferir con las investigaciones de tráfico de drogas y los casos penales pendientes en Venezuela y en otros lugares; y ayudar a proporcionar a las FARC armas de grado militar, incluidas ametralladoras, municiones, lanzacohetes y equipos explosivos”.

Los eventos

  Asimismo, la conspiración narcoterrorista recibió apoyo en diversas ocasiones, como, por ejemplo, en 2003, cuando un asociado de las FARC y el Cártel de los Soles le pagó a Seuxis (a) "Jesús Santrich", USD 300.000 para ayudar a establecer un campamento de las FARC cerca de Apure, donde la agrupación terrorista podría procesar cocaína.

   También en 2005, Hugo Chávez instruyó a Nicolás Maduro cuando ejercía como diputado de la Asamblea Nacional, y otros, para que fueran destituidos de sus cargos aquellos jueces venezolanos que no protegerían a las FARC y sus actividades. Fue ese año cuando el gobierno venezolano terminó las operaciones bilaterales de narcóticos con la Administración de Control de Drogas (DEA).

   En 2006, Chávez designó a Maduro Moros como ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, durante ese año, las FARC pagaron al nuevo canciller USD 5 millones en ganancias de drogas, a través de un tercero. Se trató del producto de un esquema de lavado de dinero que fue parte de la conspiración del narcotráfico. 
   Uno de los mecanismos ideados por Maduro y otros, para lavar millones de dólares provenientes de las FARC y el narcotráfico, entre ellos los referidos USD 5 millones, fue la compra de equipos de extracción de aceite de palma de Malasia que se utilizarían para apoyar la operación de plantaciones de palma africana en Apure.  En diciembre de 2006, Venezuela anunció acuerdos comerciales con empresas de Malasia relacionados con la extracción de aceite de palma africana y la exploración de petróleo crudo venezolano.

   Igualmente, en 2006, el Cártel de los Soles envió 5,6 toneladas de cocaína desde Venezuela en un avión DC-9 con un número de registro de los Estados Unidos. Cabello Rondón y Carvajal Barrios trabajaron con otros miembros del Cártel de los Soles para coordinar el envío. El avión partió de Venezuela desde el aeropuerto Internacional Simón Bolívar en Maiquetía y aterrizó en el Aeropuerto de Ciudad del Carmen en Campeche, México. Las autoridades mexicanas la cocaína cuando llegó a Campeche[1].

   En 2008, Hugo Chávez y uno de los líderes del Cártel de Los Soles, acordó con Luciano Marín Arango (a) “Iván Márquez” utilizar los fondos de Petróleos de Venezuela (PDVSA), para apoyar las operaciones terroristas y de narcotráfico de las FARC.

  También en 2008, Maduro Moros, Cabello Rondón y Carvajal Barrios se reunieron con un representante de las FARC en la que se acordó que el Cartel de los Soles proporcionaría al grupo terrorista dinero en efectivo y armas a cambio de una mayor producción de cocaína. En el encuentro, Maduro ofreció valerse de su posición como canciller para garantizar que la frontera entre Venezuela y Colombia permaneciera abierta para facilitar el tráfico de drogas.

   En 2008, Cabello, Carvajal y Alcalá sostuvieron una reunión en la que acordaron que este último asumiría tareas adicionales para coordinar las actividades de narcotráfico del Cártel de los Soles y las FARC.

  En 2009, Maduro, Cabello y Carvajal se reunieron con un representante de las FARC para discutir un envío de cocaína de cuatro toneladas que los terroristas estaban preparando para transportar al Cártel de los Soles. Cabello ordenó que las FARC entregaran la cocaína en un lugar particular en Venezuela, donde un avión estaría esperando para transportarla a Nicaragua para su posterior envío a México e importación a los Estados Unidos. Durante la reunión, el grupo también discutió un golpe de estado reciente en Honduras, y Cabello advirtió que la inestabilidad resultante podría "arruinar el negocio". Maduro Moros viajó a Honduras después de la reunión, para como canciller intervenir en favor del Cártel de los Soles, de modo que los eventos en Honduras no interfirieran las actividades de narcotráfico[2].

   En septiembre de 2013, meses después de que Nicolás Maduro asumiera la presidencia venezolana, el Cártel de los Soles envió 1,3 toneladas de cocaína en un vuelo comercial desde el aeropuerto de Maiquetía al aeropuerto de París Charles de Gaulle. Las autoridades francesas confiscaron la cocaína[3]. Luego de esto, Maduro canceló un viaje programado para asistir a una sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, poniendo como excusa supuestas amenazas de muerte en su contra[4].

  En Venezuela, Maduro convocó una reunión con Diosdado Cabello y Hugo Carvajal donde el mandatario le dijo a estos que no deberían haber usado el Aeropuerto de Maiquetía para el tráfico de drogas después de la incautación de 2006 en México. También alertó que el Cartel de los Soles debería usar otras rutas y lugares para despachar cocaína.

En septiembre de 2013, poco después de que las autoridades francesas confiscaran el envío de cocaína de 1.3 toneladas del Cartel de los Soles, Maduro autorizó el arresto de militares venezolanos[5] en un esfuerzo por desviar el escrutinio público y policial de la participación en el envío de él, de Cabello y de Carvajal.

   En 2014, Nicolás Maduro se reunió con Marín Arango en una base militar en Caracas y acordó seguir proporcionando armas a las FARC y solicitarles que ayudaran a entrenar a un grupo armado de milicianos en Venezuela. También le planteó que la milicia no estaría asociada con el gobierno venezolano, lo que permitiría una negación plausible a los funcionarios del gobierno por la violencia anticipada de esta.

  En julio de 2014, las autoridades de Aruba arrestaron provisionalmente a Hugo Carvajal Barrios a solicitud de los Estados Unidos[6]. Maduro, Cabello y otros miembros del Cártel de los Soles presionaron al gobierno antillano y al holandés para liberar a Carvajal.

     En de 2015, después del acuerdo entre Maduro y Marín sobre el suministro de armas y otros equipos, los miembros del Cártel de los Soles desviaron el equipo militar venezolano a las FARC. En ello participó personalmente Diosdado Cabello, quien entregó ametralladoras, municiones y lanzacohetes a las FARC en una base militar en Venezuela. Las armas eran un pago parcial por la cocaína que las FARC habían proporcionado a los miembros del Cártel de los Soles.

   Entre octubre y noviembre de 2015, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, familiares de Nicolás Maduro, acordaron durante reuniones grabadas con fuentes confidenciales de la DEA, enviar despachos de cocaína de cientos de kilogramos desde el hangar presidencial del Aeropuerto Internacional “Simón Bolívar” de Maiquetía. Los registros de las reuniones grabadas, los sobrinos Flores explicaron que estaban en "guerra" con los Estados Unidos, describieron el Cártel de los Soles, discutieron una conexión con un "comandante de las FARC", e indicó que estaban tratando de recaudar USD 20 millones en ganancias de drogas para apoyar la campaña electoral de la primera dama venezolana para los comicios parlamentarios de 2015. En noviembre de 2016, Campo Flores y Flores de Freitas fueron condenados en un juicio en el Distrito Sur de Nueva York por conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos[7].

   En 2017, Maduro prosiguió en su tarea de dirección del Cártel de los Soles con miras a lograr su objetivo de hacer grandes envíos de cocaína a los Estados Unidos. Cabello y otros miembros de la organización facilitaron los envíos aéreos de toneladas de cocaína a pistas de aterrizaje clandestinas en el estado Barinas. Personal uniformado de las FARC armado con ametralladoras y otras armas ayudó a recibir la droga en esa entidad y la cargó en vehículos con compartimentos secretos para ser transportados hacia la costa venezolana para su posterior distribución.

  En 2017, después de pretender negociar acuerdos de paz con el gobierno colombiano en nombre de las FARC, se conoció que, en 2016, Hernández Solarte proporcionó varias toneladas de cocaína a fuentes confidenciales de la DEA para que pudieran importarse a los Estados Unidos. Las fuentes se hacían pasar por trabajadores de Rafael Caro Quintero, un narcotraficante mexicano que participó en la tortura y asesinato del agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena en 1985[8]. En una grabación se escucha a Hernández referirse al asesinato y calificar a Caro Quintero como el asesino del "hijo de puta de la DEA".

  En junio de 2018, las autoridades colombianas arrestaron provisionalmente a Hernández Solarte a la solicitud de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, por un cargo de conspiración de importación de cocaína[9]. Fue posteriormente liberado[10] y, a partir de la acusación, se le considera prófugo.

  En julio de 2019, Maduro y Cabello asistieron a una conferencia de prensa grabada en video en la que el primero anunció que las FARC, y en particular Marín Arango y Hernández Solarte, son bienvenidos en Venezuela[11].

   En agosto de 2019, Marín Arango en compañía de Hernández Solarte, anunció en una declaración grabada en video que las FARC estaban comenzando una "nueva fase" de su "lucha armada" a la que caracterizó como una "continuación de la lucha rebelde".

Sustento legal

   Las acciones de los acusados y otros desconocidos, violan el Título 21, Estados Unidos Código, Sección 960a.

   Las conductas de los acusados y desconocidos serían punibles según el Título 21, Código de los Estados Unidos, Sección 841 (a) si se comete dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos, a saber, la distribución y posesión con la intención de distribuir, cinco kilogramos y más de mezclas y sustancias que contienen una cantidad detectable de cocaína, sabiendo y con la intención de proporcionar, directamente e indirectamente, algo de valor pecuniario para una persona y organización que ha participado y participa en actividades terroristas y terroristas, a saber, las FARC (que ha sido designado por el Secretario de Estado de los Estados Unidos como una organización terrorista extranjera de conformidad con la Sección 219 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad y sigue siendo así designada) y sus miembros, operativos y asociados, sabiendo que dicha organización y personas se han involucrado y participan en actividades terroristas y terroristas, en violación del Título 21, Código de los Estados Unidos, Sección 960a y Título 18, Código de Estados Unidos, Sección 3238.

CITAS

[1] Norteamérica. “México/Venezuela. - Interceptan en Campeche un avión con cinco toneladas de cocaína procedente de Venezuela”. 12 de abril de 2006. https://www.notimerica.com/sociedad/noticia-mexico-venezuela-interceptan-campeche-avion-cinco-toneladas-cocaina-procedente-venezuela-20060412123700.html

[2] W Radio. “Escoltado por el Comandante Cero y Maduro, Zelaya va a Tegucigalpa”. 24 de julio de 2009. http://wradio.com.mx/radio/2009/07/24/internacional/1248438480_850223.html

[3] El País. “Incautadas 1,3 toneladas de cocaína en un aeropuerto de París”. 22 de septiembre de 2013. https://elpais.com/internacional/2013/09/22/actualidad/1379813915_430193.html

[4] Nación. “Maduro suspende visita a la ONU por supuesto complot de Estados Unidos en su contra”. 23 de septiembre de 2013. https://www.nacion.com/el-mundo/nicolas-maduro-suspende-visita-a-la-onu-por-supuesto-complot-de-estados-unidos-en-su-contra/N3FOVGRIL5FP5GZS5SP33EQPOY/story/

[5] El Comercio. “Venezuela arrestó a tres militares por cocaína en vuelo de Air France”. 23 de septiembre de 2013. https://archivo.elcomercio.pe/mundo/actualidad/venezuela-arresto-tres-militares-cocaina-vuelo-air-france-noticia-1635009

[6] El Nuevo Herald. “Detienen en Aruba al general venezolano Hugo Carvajal por supuestos vínculos al narcotráfico”. 25 de julio de 2014. https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article2037529.html

[7] Cocaína en Miraflores, Crónicas del narcopoder en Venezuela,  Washington DC, 2018.

[8] Infobae. “Caso Enrique “Kiki” Camarena: a 34 años del asesinato del agente de la DEA a manos del narco”. 24 de octubre de 2019. https://www.infobae.com/america/mexico/2019/10/24/solo-hay-un-detenido-por-el-asesinato-de-enrique-kiki-camarena-a-34-anos-de-su-secuestro/

[9] The New York Times. “Colombia arresta a un exguerrillero que negoció la paz”. 10 de abril de 2018. https://www.nytimes.com/es/2018/04/10/espanol/america-latina/santrich-santos-farc-paz.html

[10] El País. “Colombia ordena la libertad de Jesús Santrich, líder de las FARC pedido en extradición por EE UU”. 15 de mayo de 2019. https://elpais.com/internacional/2019/05/15/colombia/1557936829_003586.html

[11] Reuters. “Maduro dice que son "bienvenidos" a Venezuela prófugos exlíderes de las FARC”. 28 de julio de 2019. https://lta.reuters.com/articulo/venezuela-maduro-farc-idLTAKCN1UO02O-OUSLT





No hay comentarios:

Publicar un comentario