martes, 31 de marzo de 2020

Se inicia en Nueva York el proceso judicial contra Cliver Alcalá Cordones, presentación inicial se hizo vía telefónica

Por Maibort Petit
@maibortpetit

   Una orden de la juez Superior de Nueva York, Coleen McMahon, obligó a que la lectura de cargos contra el general venezolano, Cliver Alcalá Cordones, acusado de delitos de narcoterrorismo, se realizara vía telefónica este lunes, ante el juez accidental de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Paul E. Davison. McMahon estableció que todos los procedimientos en las cortes sean a través de teleconferencias debido a la pandemia de coronavirus.
    La audiencia, acordada el domingo 30 de marzo, a Cliver Alcalá Cordones se le leyeron los cargos. El acusado firmó un formulario de renuncia de la acusación por separado, se declaró no culpable y se dijo una nueva conferencia para el 26 de junio.

 Con este procedimiento, se dio inicio al proceso para que su abogado defensor, Adam Kaufman y los fiscales federales inicien las conversaciones para llegar a un acuerdo de negociación de los cargos. 

   El militar venezolano dijo que estaba dispuesto a colaborar con la justicia de Estados Unidos. 

   Estos son los cargos en el expediente de Alcalá Cordones:

1)  Participar en una conspiración narcoterrorista, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua; 

2) Conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua;

3) Usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, así como poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de toda la vida en prisión; y 


4) Conspirar para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y en relación con, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, lo que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua en prisión.

  Cuando los acusados por delitos de narcotráfico aceptan colaborar con la fiscalía se procede con la lectura y declaración, para luego continuar con las discusiones que conlleven a la aceptación de al menos un cargo, y la negociación por beneficios de los otros. Por lo general, la defensa negocia los cargos más graves que conllevan a condenas más severas y aceptan responsabilidad por los cargos menores que le garantizan a los demandados un menor tiempo tras las rejas. 

  En la conferencia telefónica del 30 de marzo, estuvo el fiscal Matthew LaRoche en representación de la fiscalía. Los abogados defensor, Anthony Capozzolo y Adam Kaufman. 

  En el acta dada a conocer por la corte se señala que el acusado renunció al informe previo al juicio y a la presentación rápida, se declaró no culpable de los cargos. 

  La orden de realizar todas los procedimientos de la corte por teléfono tiene vigencia hasta el 1 de junio de 2020. 

  El pasado 26 de marzo, el fiscal general de EEUU, William Barr acusó al militar  de 60 años de ser miembro del cartel de los soles desde 1999, y ofreció una recompensa de 10 millones de dólares por información que condujera a su captura

  Alcalá Cordones se entregó voluntariamente a las autoridades colombianas diciendo que quería colaborar con la fiscalía estadounidense. El viernes 27 de marzo, fue trasladado a Nueva York por agentes de la DEA.

  La pandemia de coronavirus ha dificultado el ingreso de nuevos procesados al Centro Correccional Metropolitano de Manhattan debido a que hay casos positivos en la población penal.

   Este caso está asignado al juez Alvin K. Hellerstein.





No hay comentarios:

Publicar un comentario