viernes, 6 de marzo de 2020

Lo revela auditoría: Empresas mixtas son responsables del 86% de los derrames petroleros en la Cuenca del Lago de Maracaibo

   La contaminación ambiental campea en el occidente venezolano ante una industria que exhibe una baja recolección del crudo derramado en las aguas del estuario marabino.

Por Maibort Petit
@maibortpeti

   Un informe confidencial de auditoría fechado en diciembre de 2017, reveló un alto grado de contaminación ambiental en la Cuenca del Lago de Maracaibo, producto de la acción de las empresas mixtas, al contabilizarse que, de 100.089 barriles de crudo derramados, la responsabilidad de ello recae mayormente en 8 unidades de producción o empresas mixtas, las cuales vierten 80.099,08 86 por ciento del total de barriles vertidos en Occidente.
   La evaluación instrumentada por la Gerencia de Auditoría Interna Corporativa EyP de PDVSA Occidente alertó que la Gerencia Regional de Ambiente cumplió con del 65 por ciento de Inspecciones técnicas ambientales en el Lago de Maracaibo y advirtió que el resto de las divisiones y la Habilitadora Coordinación Operacional carecen de un plan de inspección para detección de eventos.

   La auditoría, que estuvo a cargo de Diego Nava y Jenny Marín, también advirtió discrepancias en los datos sobre eventos y barriles asociados, entre la Gerencia Regional de Ambiente y las divisiones.

  Asimismo, se subraya la baja recolección de crudo derramado, continuidad de contaminación en zonas costeras del Lago de Maracaibo y debilidades en la ejecución y administración de contratos para saneamiento y restauración ambiental.
  Los auditores recomendaron a la gerencia de ambiente de la Dirección Ejecutiva de Producción Occidente, monitorear y asegurar el cumplimiento de las acciones acordadas con cada unidad, con el objeto de corregir y prevenir la ocurrencia de los eventos señalados. Llamaron a fortalecer los controles internos, lo cual contribuirá al logro de los objetivos asociados al servicio especializado a pozos de perforación direccional.

  Esto forma parte de las irregularidades denunciadas ante las autoridades de Petróleos de Venezuela S.A. por el auditor interno Diego Nava, las cuales le valieron la persecución y amenazas de él y su familia fueron objeto, debiendo huir del país para salvaguardar su integridad física[1].

El informe

  En diciembre de 2017, Jhon Sánchez, gerente de Auditoria Interna Corporativa EyP Occidente, suscribió el informe de la auditoría practicada al proceso de saneamiento y remediación ambiental de la Cuenca del Lago de Maracaibo.

  Este reporte explica, en primer término, que en Occidente estos procesos tienen como objeto cumplir con el aseguramiento y acciones orientadas a identificar, prevenir, evaluar, eliminar, minimizar y/o controlar de manera sistémica los diferentes escenarios de emergencia asociados a derrames de hidrocarburos en los procesos operacionales.

   Estos procesos son: 1) Prevención y Detección; 2) Operaciones de Recolección; 3) Saneamiento y Restauración Ambiental.

  Refiere el informe que en 2016 tuvieron lugar en Occidente un total de 7.235 eventos en razón de 100.089 barriles asociados, habiéndose identificado a través de la cantidad de eventos y barriles derramados, ocho organizaciones o unidades que con mayor frecuencia (86 por ciento) impactaron las zonas aledañas, como se muestra a continuación.

  Estas unidades son: 1) División Lago: Urdaneta Pesado y Tía Juana Lago; 2) División Costa Occidental del Lago: Petrourdaneta y Petrowayu; 3) División Costa Oriental del Lago: Petrozamora; 4) División Sur del Lago Trujillo: Tomoporo y Petroquiriquiri; y 5) Coordinación Operacional.
   Se informa que la actividad de Saneamiento y Restauración Ambiental se lleva a cabo, básicamente, a través de empresas contratadas. En 2016 había 8 contratos administrados por la Gerencia Regional de Ambiente y Seguridad Industrial Ambiente e Higiene Ocupacional (SIAHO) de las empresas mixtas, los cuales totalizaban BS. 13.931.821.585,35 millones con 6.029 Hojas de Entrada de Servicios (HES) asociadas.

   En tal sentido, la auditoría practicada tenía por objetivo evaluar el cumplimiento de las disposiciones legales y de la normativa interna en el manejo de la gestión ambiental, para la administración de los servicios requeridos en las actividades de saneamiento por vertidos de hidrocarburos y otros desechos, a fin de verificar la eficiencia del sistema del control interno, detectar los riesgos e identificar áreas susceptibles a mejoras.

  Refieren los auditores que del total de contratos y Hojas de Entrada de Servicios (HES) asociadas por concepto de Restauración y Saneamiento Ambiental para el período 2016, se seleccionaron 89 HES con un monto asociado por Bs. 1.372 millones (9 por ciento).

Inspecciones débiles

   Con respecto a la prevención y detección, los auditores alertan sobre debilidad en la ejecución de las inspecciones técnicas ambientales y en la detección de eventos de derrame de crudo.

  Se explica que la prevención y detección de filtraciones o derrames en el Lago de Maracaibo incluyendo las costas, se realiza a través de las inspecciones aéreas, conocidas como patrón de vuelo. Las cuales tienen el objeto de identificar las instalaciones vulnerables con derrames asociados y establecer la estrategia de corrección o cierre de la fuente de origen; así como, el posicionamiento de las embarcaciones recolectoras sobre las manchas de hidrocarburos como parte del saneamiento ambiental.

  Los eventos en tierra se detectan mediante el monitoreo de presiones en sus salas de control y con recorridos en campo del personal de operaciones o de DSI (antes PCP), quienes notifican a las salas de control y de allí a los supervisores de la Gerencia de Ambiente adscritos a las diferentes divisiones que comprende Occidente.

  La revisión practicada a los planes de detección de eventos y derrames de crudo en 2016, se evidenció que en las 5 áreas revisadas (División Lago, Costa Occidental, Costa Oriental, Sur del Lago Trujillo y Coordinación Operacional), le permitió a los auditores percatarse de un 65 por ciento de cumplimiento de las inspecciones programadas en el Lago a través del patrón de vuelo. Esto se traduce en que, de 365 días planificados, en 131 no se realizó la inspección. Entretanto, en tierra se determinó que las inspecciones son ejecutadas por el personal de operaciones y no por la Gerencia de SIAHO.
   Se observó que la Gerencia de Coordinación Operacional presenta la mayor cantidad de barriles derramados con 45.518,24, lo que representa 43 por ciento respecto al total.
   Se apunta que las unidades de producción donde más derrames de crudo ocurren  son Urdaneta Lago (44 por ciento) y Tía Juana Lago (28 por ciento), lo que representa 53 por ciento promedio del total de los derrames en la División Lago. 
  Petrourdaneta y Petrowayuu resultaron ser las empresas mixtas de la División Costa Occidental del Lago que resultaron ser más ofensoras, con 63 por ciento del total derramado en 2016.
   En la División Costa Oriental del Lago la empresa mixta más ofensora en materia de derrames petroleros fue Petrozamora, específicamente la Unidad de Producción (UP) Bachaquero Lago, donde solo ella posee 94 por ciento del total derramado por la división.
   Por su parte, en la División Sur Lago Trujillo, la unidad de producción (UP) Tomoporo resultó ser la más ofensora, con 54 por ciento del total de eventos generados.
   Los auditores refirieron que el no llevar a cabo oportunamente los planes de mantenimiento y/o sustitución de equipos, tuberías, infraestructura, entre otros, incrementa las rupturas o fallas en ellas, generando en muchos casos derrames.

  Las deficiencias en personas, transporte terrestre y aéreo dificultan el cumplimiento de los planes de inspecciones técnicas ambientales.

  Concluyeron que los barriles de crudo derramado en occidente durante 2016, se traducen en USD 3.087.693 de ingresos promedio no percibidos.

Datos discrepantes

  Los auditores establecieron la poca confiabilidad de la información respecto a los eventos y la volumétrica de los derrames, pues 80 por ciento de las áreas revisadas presentan discrepancias en los datos y reportes de los barriles derramados y eventos asociados.
   El informe refiere que la falta de homologación de los procesos en todas las áreas de Occidente, es causa de diferencias en la información de los eventos de derrame de hidrocarburos.

  Advierte que esta situación genera incertidumbre sobre la veracidad y confiabilidad de información clave y necesaria en la toma de decisiones sobre levantamiento y restauración de áreas afectadas

  Igualmente, consideran que la inconsistencia entre los registros de los eventos de derrame de hidrocarburos, genera debilidad en los métodos y sistemas de registros de eventos y derrames, ocasionando imprecisión estadística.

Débil recolección de crudo

  Ya en materia de levantamiento, el informe de auditoría reporta debilidades en la recolección de crudo.

Un análisis comparativo de las operaciones de saneamiento manejadas por la Unidad de Prevención y Control de Derrames (PCD) de la Superintendencia de Prevención y Control Ambiental (PCA), los Índices Oficiales de la Gerencia de Ambiente, Comité de seguimiento de Filtraciones de Gas (COSEGAS) y la Gerencia de Seguridad Industrial, Ambiente e Higiene Ocupacional (SIAHO) de las Empresas Mixtas, arrojo que:

  La División Lago atendió el 4 por ciento de los eventos ocurridos mediante la reparación de las filtraciones. Se determinó que en esta división las unidades recolectoras levantaron 33 por ciento del crudo derramado en el lago en el año 2016, operando 30 por ciento de los días del año.

  Entretanto, la División Costa Oriental, a través de la Gerencia de SIAHO de las empresas mixtas, recolectó 0,9 por ciento de los barriles derramados.

  En la División Costa Occidental, Petrourdaneta corrigió 34 por ciento de las fuentes que originan los eventos sucedidos en sus áreas durante 2016. Esta división recolectó 25 por ciento de los barriles derramados a través de la Gerencia de SIAHO de las empresas mixtas.

  Por su parte, la División Sur Lago Trujillo recolectó 3 por ciento de los barriles derramados

  La Coordinación Operacional recolectó 15 por ciento de los barriles derramados a través de la Gerencia de Ambiente.

  Concluyeron los auditores, que en las 5 áreas sujetas a evaluación se recolectó 16 por ciento del crudo derramado y reportado, lo que equivalió a 26.820 barriles.

  Se indica que las continuas fallas mecánicas, eléctricas e hidráulicas de las unidades recolectoras de crudo, han imposibilitado la recolección de crudo de forma oportuna.

  Especialmente las empresas mixtas, exhiben falta o baja disponibilidad de contratos activos para el saneamiento ambiental, reparación o reemplazos de equipos, tuberías.

  Advierten que el crudo derramado impacta al ecosistema, deteriora las playas, vías, produce mortalidad de la fauna, destruye parte de la flora e imposibilita el trabajo de la pesca artesanal e industrial, limitando la actividad económica principal de muchas zonas y puerto de pesca del estado Zulia.

  También genera el riesgo de sanciones administrativas y penales a PDVSA, además de las responsabilidades personales por parte del Ministerio Público y por el Ministerio Popular para Ecosocialismo y Agua. A esto se suman las solicitudes de indemnizaciones por afectación a terceros y la acumulación de pasivos ambientales.

Contaminación de zonas costeras del Lago de Maracaibo

   La muestra la constituyeron San Luis Norte; San Luis Sur; Puntica Piedra/Vereda; Lago Mal; Majagual; La Ensenada; El Muro-Pto. Páez. Curarire; La Gabarra-Chimborazo-Agrodirecto-El Majagual; Barranquita.

  Así, en lo atinente a saneamiento y restauración, los auditores constataron al momento de en realizar las inspecciones terrestres que los frentes de San Luis norte y sur, Vereda, se encuentra contaminados y lleno de escombros.

  Asimismo, los frentes ubicados en la Cañada de Urdaneta: La Ensenada, el muro Puerto Páez están manchados y contaminados, con la excepción de Potreritos, donde se aprecian las orillas limpias.
  El frente ubicado en el sector La Gabarra está notablemente contaminado y lleno de escombros, las orillas no poseen acceso limpio al lago.
   Respecto a la camaronera Majagual, los canales de acceso de agua y los mangles de la zona están manchados. Apuntan, sin embargo, que las barreras protectoras impiden el paso aguas arribas específicamente a la piscina de camarones, que se observan limpios.
  Como en el caso anterior, las fallas mecánicas, eléctricas e hidráulicas de las unidades recolectoras de crudo, han imposibilitado la recolección de crudo de forma oportuna. También falta o baja disponibilidad de contratos activos para el saneamiento ambiental, reparación o reemplazos de equipos, tuberías.

  Debilidades en contratos de saneamiento y restauración ambiental

 Los auditores analizaron los contratos 4600066640 con Suelotec; 4600062489 con Ecoalianza; y 4600066643 con Solcimeca.

  La evaluación determinó ausencia o debilidades de soportes que avalen los servicios ejecutados durante el tiempo facturado, lo cual alcanza un monto en lo revisado de Bs. 46.243.216,54.

  Quedaron en evidencia datos errados del personal que ejecutó actividades, personal fallecido, posible pago doble de servicios ejecutados, uso de recursos no acorde a la cantidad de personas laborando en sitio, entre otros.
   El informe hace mención al análisis realizado a los frentes de limpieza y restauración en cuanto al cronograma de trabajo, encontrándose que 45 (56 por ciento) de 81 de estos frentes de trabajo, ejecutaron labores de recolección y restauración que se excedieron entre 1 y 7 semanas, según el cronograma de actividades planificadas. Esta sobreejecución impacta los costos de estos servicios contratados para las partidas que se pagan por día trabajado.

  Se determinaron limitaciones de personal para realizar tareas claves de supervisión y monitoreo de las actividades ejecutadas por las contratistas.

  Los auditores refirieron la existencia de debilidades en la aplicación de los controles de verificación y validación datos por parte del personal encargado de PDVSA en la administración de los contratos.

  El informe advierte un bajo nivel de recolección de crudo por las fallas en las embarcaciones.

  Por último, la auditoría estableció la existencia de diferencias en la información de los eventos de derrame de hidrocarburos, entre los registros estadísticos de la Gerencia de Ambiente y las divisiones, habilitadoras o empresas mixtas.

CITAS

[1] Venezuela Política. “Cacería de brujas en PDVSA (Parte 1): Acosan a un auditor por negarse a manipular investigaciones vinculadas a ODEBRECHT y CAMIMPEG”. 11 de febrero de 2020. https://www.maibortpetit.info/2020/02/caceria-de-brujas-en-pdvsa-parte-1.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario